Page 1

LOS PEQUEテ前S PLACERES DE LA VIDA


INDICE os explico los pequeños placeres de la vida CAUSANTES DE MI INSPIRACIÓN (CONCEPTUALES / FORMALES)

MI VIAJE el cómo mis pequeños placeres búsqueda de los recuerdos CONCLUSIONES WEBGRAFIA


La mayorĂ­a de las personas, van en busca de la felicidad, sin darse cuenta que la felicidad no es una meta, sino un conjunto.

(...)


os explico Durante este año me he alejado de la vida que llevaba desde hacía tiempo, la localización, las costumbres, el ambiente, y la gente que normalmente me rodeaba. Ha dejado de ser en general algo tan habitual, para empezar a ser todo menos frecuente, y por eso a partir de entonces, vivo y disfruto todo lo que me rodea con más intensidad. No tan solo hablo del transcurso de este año, pero ha sido bastante importante para despertarme y darme cuenta de todo lo que me envuelve a lo largo de mi vida, y empujarme hacia la iniciativa de coleccionar pequeños detalles de la cotidianidad que dan la felicidad. La vida por circunstancias puede dar mil vuelcos y redirigir tu camino, alejándote de paisajes, escenas, momentos, personas que estabas tan acostumbrado a sentir y tener que nunca te hubieses planteado que te faltarían. Todo lo que aparece en este íntimo proyecto es real y a formado parte de mi vida, de mi pasado y de mis recuerdos. Hay una serie de proyecciones que se me clavan en la mente mientras paseo, hablo, respiro y sobretodo vivo, pequeñeces que brotan de mi pasado, que ahora o en algún momento me han faltado. Estoy agradecida a la vida por hacerme descubrir cosas nuevas (aplicando a ellas la misma teoría con la que hoy empiezo a vivir) sin dejar de recordar con esa felicidad agridulce llamada nostalgia todas aquellas pequeñeces que han dejado de seguir mi camino momentáneamente o para siempre. Intento encontrar una forma alternativa y diferente de expresión visual, fotografiando el presente, reconstruyéndolo y en ocasiones escenificándolo para revivir el pasado. Uniendo la idea de las emociones y la mecánica de la fotografía para revivir el pasado a mis días de hoy, haciendo que no dejemos de mirar sorprendidos a nuestro alrededor buscando felicidad impregnada en cualquier lugar. Y con el transcurso de este proyecto si alguno de vosotros comparte alguna experiencia (“pequeño recuerdo” como lo llamo yo), podréis volver a leer vuestras historias, viajar a distintos momentos donde incluso podríais llegar a reescribirlo todo con distintas esencias dependiendo de vuestro estado de ánimo. Yo, así, vuelvo a dar vida a esas emociones que mencionaba antes, imprimiendo en este proyecto toda la memoria de mis “pequeñas” felicidades esparcidas por el mundo en estas hojas de papel.


Cotidiano (diario)

Correspondiente a todos los dĂ­as


Felicidad

Satisfacci贸n, gusto, contento


Memoria

Facultad psĂ­quica por medio de la cual se retiene y recuerda el pasado.


Nostalgia

Sentimiento o necesidad de anhelo por un momento, situaci贸n o acontecimiento pasado.


los

pequeños placeres de la vida

Tenemos el concepto de vida de intentar sobrevivirla, y así poco a poco se nos va, viviendo a la espera de que lleguen cosas, sin disfrutar el momento. Nos hemos acostumbrado a pensar que así está bien, que lo normal es ir rápido, tal vez dejamos de mirar a nuestro alrededor y de disfrutar con los pequeños detalles. Cada día de nuestra vida nos pasan miles de cosas, voluntaria o involuntariamente, y la pregunta es ¿nos paramos a valorarlas como se merecen, mirando el precio que tienen para nosotros? En nuestra sociedad las cosas grandes y de gran importancia son las que suelen afectarnos de algún modo. MAL. Indiferentemente del tamaño de estas, tienen la importancia y el valor que uno mismo le dé. Después de esta reflexión, me defino, muy orgullosa, amante de los pequeños detalles. Pequeños detalles, de los que mucha gente comenta, pasan por su lado pero realmente los rozan y lo único que hacen es apartarlos. Si recordáis días atrás seguramente os vendrá a la mente la rutina, el día a día, acontecimientos, simples acontecimientos, buenos o malos, que te manda el destino. Tenemos que ser conscientes que nuestros días, hasta los más aburridos, están repletos de pequeños detalles y si cerráramos más los ojos y abriésemos paso a nuestros sentidos, ahí empezaríamos a vivir. Cada persona puede referirse a esas pequeñeces de distintas maneras, donde adoptan también distintas formas, el carácter de estas depende de todo lo que nos conllevan, los recuerdos y la felicidad que nos provoquen. Todo nace a partir de tus vivencias y circunstancias que te hayan ido acompañando a lo largo de la vida. Esta felicidad es tan simple de encontrar e inmensamente grandiosa que vale la pena escoger y elegir hacia dónde queremos prestar nuestra atención.


(...) Cada pequeño momento de alegría, por más diminuto que sea es parte de ese conjunto. Por eso disfruta cada momento que puedas,

y te darás cuenta que eres feliz. Leonardo Carballo


CAUSANTES DE MI INSPIRACIÓN REFERENTE CONCEPTUAL Irina Wening Realiza la comparación de una retrato antiguo imitándolo e insiriendo cada detalle pero con la persona tal cual como está en la actualidad. Recopila imágenes desde los años 50 a los 90, y las actuales las realiza sobre el 2011. Busca la reacción de los seres al verse en el retroceso del tiempo pero con el físico de hoy en día. Es curiosa su manera de retratar el pasado y la memoria, me interesa mucho su manera de juntar el pasado con el presente produciéndonos sentimientos.


REFERENTE CONCEPTUAL Nan Goldin El gran tema de su obra: la narración de la vida sentimental y sexual del ambiente neoyorquino. De hecho ella misma se califica a sí misma como «fotógrafa documentalista». Para adentrarse en esa narración trabaja con series de fotografías que cuentan desde dentro la vida de sus amigos: depresión, pobreza, amor, sexo, violencia, enfermedad... Su forma final, para enfatizar aún más el efecto narrativo, presenta esas imágenes en películas que muestran las fotografías sucesivamente. La más famosa de ellas se llama La balada de la dependencia sexual. En mi opinión realiza un tipo de documental plagado de momentos autobiográficos, hablando así de sus experiencias vividas, de su alrededor, la gente que la influye, su día a día y todo lo demás, plasmando así recuerdos que quedaran inmortalizados a través de una película de papel.


REFERENTE CONCEPTUAL / FORMAL Salva López Reflexiona y observa la experiencia que tuvo con la vivencia de sus abuelos. Donde ellos viven inmersos en un apartamento, el que ha sido el escenario de su relación por más de 60 años, las mismas paredes y los mismos miedos. Llega a retratar detalles, jarrones, cajas llenas de fotografías… Donde cualquier objeto puede llegar a tener una historia, ya que son muchos años rodeando las mismas cosas. Me atrae mucho su manera de acercarse a la intimidad de sus seres queridos, y también su concepto “La cotidianidad se lleva a cabo con delicadeza, con sutiles trazos, con una edición fantástica e intimista”.


REFERENTE CONCEPTUAL Jon Uriarte Con su serie Álbum, investiga el objeto con más potencial de la historia en el sector de la fotografía amateur y de lo anecdótico: el álbum de familia. Usando su propio álbum familiar, nos lleva a una nueva dimensión visual: el recuerdo sin rostro. Escenas normales que con esta simple acción nos reclaman una nueva forma de aproximación a estos registros temporales. Utiliza una manera diferente de hablar del concepto de memoria, de cosas vividas de su propio pasado.


REFERENTE CONCEPTUAL / FORMAL Lúa Ocaña Con su trabajo “Pell esquinçada”, juega con los conceptos de piel, ruptura y tiempo. Cada imagen está formada por dos instantáneas polaroid, una rota y superpuesta sobre la otra. Así realizar la fotografía es fundamental, no se congela el tiempo en un instante preciso sino que se captura un fragmento de él, todo el recorrido que realiza en medio a través del tiempo y de lo que en él sucede está retratado en la imagen final. La manera que Lúa tiene de poner un filtro entremedio de la realidad de la actualidad a la realidad del pasado ese transcurso de tiempo, es parecido al que utilizo en mi proyecto. Fotografiando “creaciones” efímeras, que tienen esa forma momentáneamente, ya que las autoras hemos realizado toda esa evolución para que exprese lo que queremos explicar. Yo colocando el espejo en cierto lugar, reflejando cierta cosa, con cierto contexto también envuelvo un cumulo de conceptos creando una imagen que hable sobre lo que a mí me interesa. No es algo casual.


REFERENTE CONCEPTUAL / FORMAL Laura y Lúa “Si se arruga un pedazo de papel después puedes humedecerlo y plancharlo devolviéndolo a su estado original pero tan pronto se produzca un ligero cambio en temperatura o humedad el papel querrá recordar aquellas viejas arrugas y volverá a ellas de manera natural. La memoria se va acumulando en sus fibras, este hecho otorga al papel una forma de hablar, de quejarse o de dejarse llevar; un latido que le aporta vida. “ Es preciosa su manera de comparar nuestra memoria con el papel, con las arrugas del papel. Cuando nos suceden acontecimientos por mucho que intentemos olvidarlos, han sido unos hechos que han sucedido y con más intensidad o menos siempre estarán presentes en nuestra memoria. Juntas, realizan una serie de fotografía muy íntima, donde se autorretratan la una a la otra o también juntas, captando momentos de su historia, dando fe de todos los pliegues que se van posando en sus vidas. La aproximación a inmortalizar el pasado, sus vivencias y simples momentos, escenas que no saben si van a volver a vivir me resulta muy sutil e interesante.


REFERENTE CONCEPTUAL / FORMAL Tom Hussey Junto a la serie “Reflejos” habla de la memoria a largo plazo que es la que conservan los pacientes con Alzheimer. Realiza este proyecto a partir de una metáfora, la del pasado que se refleja en un espejo. Muestra que el tiempo pasa para todos, y con ellos los recuerdos. Me intereso en su forma, el retrato jugando con un espejo, donde el espejo habla del pasado.


REFERENTE FORMAL Frieke Janssens Los niños fumadores de Frieke Janssens, donde reflexiona sobre esta adicción fusionando los conceptos de sofisticación con algo desagradable, a pesar de todo, no se centra en el ser humano que lo realiza, sino en el acto en sí. Es curiosa su manera de enmarcar las fotografías con ese margen blanco ovalado, dándole la sensación de retratos de época, personalmente también utilizo esta forma final, una forma ovalada para hacerla servir como marco del recuerdo de un recuerdo.


REFERENTE FORMAL Tereza Vlčková Con la serie “el Sentimiento” revela “dramas” personales, donde el horizonte imaginario dividido por los colores, refleja el cruce de determinadas etapas de la vida, o las pruebas, las pausas y situaciones de la vida que a menudo nos llevan a una patética desesperación unido por una fatalidad (en realidad con el tiempo parece insignificante). Su formalización, que es lo que me interesa en mayor parte en este caso, termina con esta forma por una personalización, donde crea su propio mundo y sus propias normas estéticas visuales, dejando de lado la forma clásica de las fotografías.


REFERENTE FORMAL Albert Gusi Desenvuelve sus obras en torno al concepto de paisaje, a través de intervenciones artísticas efímeras (documentadas gráficamente, con la fotografía o video). Escogiendo los lugares cuidadosamente, el autor propone una mirada lúdica y desinhibida sobre el territorio. En su proyecto “Cavallet de mirall” utiliza el espejo como objeto para iluminar el paisaje, el reflejo de la luz que proyecta me interesa en el momento de realizar la formalización de mis autorretratos, plasmando esa luz en mi rostro reflejando así todos los recuerdos plasmados en la resta de imágenes en el espejo. Adueñando así esos momentos a un ser, la autora.


REFERENTE conceptual / FORMAL Duane Michels “Odette nunca puede estar segura que el reflejo de sí misma es el que se ve en el espejo”. Por eso Dunae Michals realiza una serie de seis fotografías en las que la modelo se ve a sí misma en un espejo enorme, utiliza también texto para reforzar la información y el mensaje que trasmite la fotografía, contando de esa manera una historia (la historia de Odette que trata de reconocerse a sí misma en el espejo, pero al ver los nuevos y desconocidos lados sobre su cara, descubre una nueva dimensión a su alrededor, revenado nuevas caras sobre las cosas). A través del espejo capta distintas realidades, no por eso falsas. Yo también formalmente utilizo la misma técnica de reflejar realidades a través del espejo, y de la misma manera acompaño las imágenes con textos para dar testimonio de los recuerdos plasmados en mis fotografías.


REFERENTE FORMAL Vivian Maier Fue una niñera que fotografiaba para sí misma, que no concebía más público que su propio disfrute, por eso mismo hasta que en el 2007 que fueron descubiertas sus imágenes ella no fue conocida. Una persona presente en momentos muy íntimos y privados de la vida de otras personas manteniendo la discreción y sabiendo pasar desapercibida. En sus fotografías vemos personas de toda condición y edad de las ciudades de Nueva York y Chicago y edificios históricos. Tenía muchísimos autorretratos donde nunca se colocaba directamente delante del objetivo, sino que se fotografiaba a ella misma en el reflejo de espejos, en escaparates… Esta curiosa forma de aparecer en sus fotografías nos ayuda a conocerla, la discreción y el recogimiento formaban parte esencial de su vida. El reflejo en los espejos que utiliza es parte esencial también en mi proyecto, y más adelante también realizaré autorretratos, para dar dueño a toda la resta de recuerdos fotografiados.


REFERENTE FORMAL Anish Kapoor Es un escultor que en uno de sus proyectos trabaja con piezas descomunales de acero inoxidable, llamado “Reflejo de los alrededores”. Han sido creadas con el fin de absorber el entorno y traducirlo en vistas insospechadas, logrando una completa integración en el paisaje urbano gracias a su comunicación constante con el espectador. A pesar de su tamaño, las obras se adaptan al medio y el medio a ellas, recreando este agradable de Londres con nuevas formas. De forma parecida a él, yo, a través de mi espejo (no deformo la imagen) pero si reflejo una realidad y asocio el entorno que fotografía con el reflejo.


mi viaje Emprendiendo desde un inicio este proyecto tenía claro que quería hablar de la memoria, de una memoria intima, y bastante personal. Mi principal idea era hablar de las pequeñas cosas, de la cotidiano de nuestra vida, donde a causa de esta sociedad en la que estamos sumergidos (una sociedad enormemente consumista) nos es más difícil abrir los ojos y valorar el más mínimo detalle que nos rodea si no es algo de gran tamaño. Desgraciadamente en mi opinión todos tenemos una pequeña esencia en nosotros de este carácter consumista que nos envuelve. Una persona cercana a mí, realizó un viaje a Indonesia, pasó por distintas islas: Bali, Lombok y Sumbawa, en la última en el que estuvo, durante las conversaciones que teníamos era tanto lo que llegaba a trasmitirme ese lugar sin ni siquiera haber estado que sentía la necesidad de conocerlo lo antes posible, planificándome así realizar un viaje el próximo año. De ahí, de todas las experiencias iría formando mi proyecto final, de todas las vivencias en una isla tan diferente al país en el que vivimos. Solo con el relato de esa persona, sobre ese lugar, hizo que empezara a ver las cosas de otra manera: mi vida, aquí, rodeada de personas y lugares muy característicos en mi tendrían que ser valorados realmente con el peso que influyen sobre mi ser. Por la causa de la modificación de la fecha de entrega del proyecto final, que fue cambiado a Junio, decidí descartar esta idea. Pensé que era imposible realizar esta experiencia sentimental sin alejarme de esta cultura que comentaba antes que tenemos. Intenté redirigir mi camino y en él me topé con la apertura del restaurante familiar este abril del 2014. Me propusieron que realizara la decoración del local y enseguida pensé en utilizar fotografías de nuestro álbum familiar, ya que existía y sigue existiendo un restaurante en paralelo a este, del que tenían muchísimos momentos inmortalizados, simbolizando así la esencia de que este local recientemente abierto y el antiguo tenían un fuerte vínculo,


Hace más de 25 años que mis padres de origen italiana, vinieron de luna de miel a la Costa Brava, donde se enamoraron del paisaje y se instalaron, abriendo esta primera pizzería. Todas las fotografías recopiladas formaban algo especial: la llegada a un lugar nuevo, la apertura de un restaurante, la incerteza del éxito o del fracaso, el sentimiento que sentían mis recién casados, primeros amigos de la Costa Brava, familiares que venían de visita, y poco a poco en las fotografías hasta iba apareciendo yo. Aprovechando este encargo pensé que podía sumergirme de pleno en él y seguir hablando de la memoria, de mi vida, mis orígenes y de mis familiares. Mi intención en ese momento era realizar un proyecto donde todos los seres que aparecieran fuesen personas importantes para mí. Personas que gracias a ellas se ha ido marcado una guía en mi vida, un ritmo en el que el pasado es esencial para decidir hacia dónde nos lleva nuestro presente, que somos y como somos. Para hablar de los recuerdos, desde un principio supe que quería manipular imágenes de mi álbum familiar. Empecé por colo¬rearlas con Photoshop, aplicando texturas floreales, de puntos… intentando darle un aire “PopArt”, con esto quería acercar los recuerdos al presente, traerlos a mí día a día describiendo así que están presentes en mí aunque sean cosas lejanas. Pensé que esos tipos de colores y texturas en las fotografías daban un resultado bastante artificial, lo que viene siendo nuestro presente, una sociedad artificial, donde lo importante es la imagen y ante esto cualquier cosa vale.


Intentaba encontrar una forma alternativa y diferente de expresión visual uniendo imágenes de lugares con personas que tuviesen un espacio en mi memoria sobre mi propio cuerpo. Imágenes de momentos pasados, recuerdos de situaciones donde ¿qué mejor manera de hacerlas presentes que marcándolas en mí? (como si fuesen arrugas creadas con el paso de los años). Pretendía coger la idea de las emociones y la mecánica de dos técnicas fotográficas distintas, la analógica y la digital, así haciendo revivir el pasado a mis días de hoy. Pensé que con el ejercicio de las proyecciones era innecesario colorear las imágenes dándole esa esencia de revivir en mi presente. Mi primera idea era hacer estas fotografías con un fondo negro donde las proyecciones solo se impregnaran en mi cuerpo haciendo que la pared fuera algo neutro. Por problemas técnicos no puede solucionar esa idea y opte por un fondo blanco, a base de pruebas vi que era mucho más efectivo, ya que la imagen resultaba mucho más blanca y clara. Hice dos tipos de encuadres, en uno las proyecciones se adueñaban de todo el y en el otro la imagen era más pequeña y a su alrededor tenia espacios blancos. Pensé que ese marco, que apareció por casualidad, podía llegar a tener un gran significado. Acababa siendo una fotografía antigua, en el presente (mi cuerpo), enmarcado todo gracias a ese marco blanco, creando así la compactación del pasado y el presente.


Paralelamente en otra asignatura pidieron un trabajo personal, donde había la posibilidad de vincularlo con el proyecto final para así servirnos de ayuda. La idea de los pequeños placeres de la vida que inicialmente quería utilizar para el proyecto final seguía rondando en mi cabeza y muchas de las cosas que me había estado informando me iban sirviendo para el proyecto final así que decidí emprender el nuevo proyecto hablando de las pequeñas cosas. Al final expresarme y defender el tema de los pequeños placeres de la vida me resultaba más sencillo ya que era algo bastante común y no involucraba tan directamente y hasta con imágenes a mis familiares. Llegué a un punto donde el proyecto personal avanzaba más que el final, y todo lo que buscaba para el final me conducía a hablar del personal. Decidí invertir los papeles y reconducir mi proyecto final a las pequeñas cosas que te dan la felicidad. Obviamente algo no tan personal, donde no hablas directamente de tu familia puede llegar a ser más interesante para personas que no sean de tu entorno ya que seguramente algunas se puedan sentir identificadas en lo que explicas, en lo curioso que es que un olor te haga viajar al pasado y te nazca nostalgia por eso, un paisaje, o sientas tanto la falta de alguien. Este curso ha sido la primera vez que me “independizado” si se puede decir así, me alejaba de las situaciones y hábitat natural en el que vivía inmersa hasta ahora. Después de las charlas intensas con esta persona cercana a mí que realizó este viaje a Indonesia, sentía tan directa toda esta necesidad, toda la añoranza de mi vida, en mi casa de siempre de la costa, con mis amigos de siempre de la costa, mis rutinas diarias… que ya sentía ese sentimiento que creía que solo encontraría marchándome de este país. Vi que no era necesario llegar al extremo de hacer un viaje a tantos quilómetros de todo lo mío y todos los míos, yo ya notaba la falta de todo lo que siempre había tenido cerca. Y a partir de aquí empecé a acumular recuerdos que creaban nostalgia en mí, esa felicidad agridulce que te hace pensar que -que tonta fuiste por no valorar esas “estupideces” en el momento que era tan sencillo apreciarlas. Que me hacían tan felices por el simple hecho de vivirlas.


Después de las charlas intensas con esta persona cercana a mí que realizó este viaje a Indonesia, sentía tan directa toda esta necesidad, toda la añoranza de mi vida, en mi casa de siempre de la costa, con mis amigos de siempre de la costa, mis rutinas diarias… que ya sentía ese sentimiento que creía que solo encontraría marchándome de este país. Vi que no era necesario llegar al extremo de hacer un viaje a tantos quilómetros de todo lo mío y todos los míos, yo ya notaba la falta de todo lo que siempre había tenido cerca. Y a partir de aquí empecé a acumular recuerdos que creaban nostalgia en mí, esa felicidad agridulce que te hace pensar que -que tonta fuiste por no valorar esas “estupideces” en el momento que era tan sencillo apreciarlas. Que me hacían tan felices por el simple hecho de vivirlas. Poco a poco también otros recuerdos iban impregnándose en mí, de mi infancia, de viajes… Pero parecía que todo retomaba el valor que ciegamente tenían realmente, todo esto gracias a esas largas charlas, con mi compañero, de reflexiones sobre los valores y lo necesario e innecesario. Llegas a la conclusión que para vivir pocas cosas son realmente imprescindibles. Una larga serie de imágenes tenía ya presentes para realizar y afrontar: (algunas de estas no han sido realizadas por falta de tiempo, a otras les falta el texto, pero se previene que en Diciembre estén incluidas finalmente en la serie) - Hace años, cuando me mudé a la casa en la que actualmente vivo en Sant Feliu de Guíxols tenía una vecina la que era como el pilar de toda su familia, era una señora de 60 años con alma de treintañera, trasmitía felicidad y hacia que la vida pareciera más fácil. Recuerdo muchas de las veces que pasaba a visitarla y me llenaba los bolsillos de caramelos. Fue una señora que siempre tenía un detalle cuando pasabas por delante de la ventana de su comedor que daba a la calle. Esta ventana en cuanto podía, y el frio no impedía su apertura era como la casa de todos. Pero el tiempo pasa y con el tiempo algunas personas se marchan de tu vida, porque nadie es inmortal, y así esa señora desapareció de la calle de mi casa. Hoy en día esa ventana se abre solo algún verano que sus hijos y nietos vienen a pasar algún fin de semana a la Costa brava, pero resulta tan triste pasar por ahí y no ver la ventana abierta de par en par.


“Un abrazo por la espalda cuando no quieras volver a casa.” - Me siento tan afortunada de vivir al lado de la costa y tener tan cerca también la montaña, donde poder subirme bien alto para ver el infinito del mar sin llegar al fin, pudiendo quedarte ahí buscándolo hasta que te acabas olvidando de todas las tonterías que te rondan por la cabeza. Cuando tenía 12 años empecé a estudiar en un instituto donde ver el mar desde las ventanas de clase era el pan de cada día, y cuando terminaban las clases lo único que esperabas era irte a desconectar en un sitio especial de los alrededores donde seguías observando el mar, ese privilegio. Y es curiosos pero con el paso del tiempo, he dejado de ir, y disfrutar de esas vistas en mis momentos de bajón, quizás es porque no me viene tan de paso, ya no salgo del colegio que queda justo al lado, pero cuando por casualidad caigo por esos alrededores añoro no ir con más constancia ahí, y sobretodo este año, en Olot envuelta de tanta montaña he necesitado mucho mi mar. “Toques sublimes perfilan tus pies.” - Esta persona de la que he hablado, esta persona cercana, es mi pareja. Durante este año realizó el viaje de su vida, fue a Indonesia donde hay lo que más le gusta, una costa con unas olas perfectas para surfear. Este viaje duró alrededor de dos meses, y durante todo este tiempo ni los fines de semana (la constancia con la que lo veía durante este curso) lo vi, no dormía con él. Normalmente dormía acompañada (de él), una persona que se ha acostumbrado a mis manías igual que yo a las suyas. Antes de ir a dormir, para relajarme, desestresarme, coger el sueño (llamémoslo como sea), acostumbro a rozar los pies, a poder ser con los suyos, nos compenetramos de tal manera que en el momento que me empiezo a quedar dormida y mis pies dejan de buscar los suyos es el que me busca a mí para que no pare. “Abrir los ojos, ver las sabanas dibujadas de luz y pensar saber dónde estoy.” - Cuando de pequeña íbamos a ver a la familia a Italia dormía con mi abuela, su habitación tenía una persiana que no sé cuántas veces maldije. Era una persiana que no conseguía cerrarse del todo, los rayos de luz al amanecer en cuanto salía el sol filtraban por la ventana llegando a la almohada, haciéndome saber que el sol ya estaba listo para que saliera de la cama y dejara de dormir. Mi abuela era la encargada de concederme más tiempo de descanso tapándome con la manta.


Cuando duermo y dejo sin querer la persiana medio abierta y esa luz me despierta siento felicidad por un momento, por pensar que puedo amanecer y seguir teniendo al lado una de las personas más importantes de mi vida. “Y tu sin dejar rastro, es cuando más te recuerdo.” - Vivo en Olot, un piso de estudiantes, donde somos tres. Siendo un buen ejemplo de piso de estudiantes ninguno de los tres al acabar de ducharse se encarga de escurrir el espejo del lavabo eliminando el vaho de manera que no quede la marca imborrable del paso de esa persona. Cuando estoy en mi casa de Sant Feliu de Guixols, estoy perseguida por una madre maniática de la limpieza, (afortunadamente cada fin de semana sigo estando perseguida por ella) y ella es la encargada de hacer que el rastro de los espejos se borre, que el siguiente que se duche no vea el rastro del anterior. Y me parece muy especial notar la presencia de alguien cuando ese alguien borra todos los rastros. “Caminamos mientras el tiempo hace el resto.’” - Al lado de mi querida costa se encuentra un camino que puedes recorrer todas las veces que quieras para poder observar este paisaje. A pesar de lo hermoso que me pueda parecerme ahora, antes era un suplicio enorme, es un camino largo, lleno de escaleras donde mi madre me pedía que la acompañara para “mantenernos en forma”. Ahora, cuando lo hago, lo hago porque quiero, y por donde pase hay miles de recuerdo de esas tardes que pasábamos de una punta a las otras juntas caminando. “Como si me hieran falta esas piedras, como si esas piedras me hieran niña de nuevo.” - Antes, el patio de mi casa estaba repleto de piedras pequeñas, hasta que lo vaciaron y las substituyeron por baldosas. Recorría ese patio de punta a punta descalza sin sentir el dolor de las piedras clavándose en los pies, cada vez que voy a alguna cala donde noto esa sensación es como revivir ese nervio de niña, que no sentía ni padecía.


- Cala Vigatá, una de las calas donde encuentras pilas de piedras. En verano es cuando más transitada se siente esta cala, va pasando muchísima gente y es el momento en el que más pilas encuentras. A veces me ha pasado de ir cuando aún no hace tiempo para turistas y resulta extraño pero no encuentras esa esencia que la gente deja, se nota el verano con la llegada de esos montículos. “Noches de lluvias, de preciosas flores blanquecinas.” - En su patio, un jazmín sube enredando las rejas que separan un vecino del otro. A la llegada del verano esa planta renace, recuerdas todas las noches durmiendo con la ventana abierta, escuchando la lluvia y oliendo a jazmín. Otros recuerdos por retratar: El suelo mojado en verano El césped recién cortado Chicles de melón Autorretrato junto a una máquina de escribir Actualmente, por falta de tiempo no he podido realiza otra serie que acompaña a estos recuerdos, es la falta de mi presencia en ellos. Autorretratos donde los recuerdos encuentran su dueño.


el cómo La formalización de este proyecto empieza en fotografiar estos momentos, lugares, cosas, fragmentos de personas que hacen que yo añore eso de mi pasado. La forma de retratar todo esto pensé que no podía ser de manera directa, simplemente volviendo a crear ese momento o creando esa situación que hace que viajara al pasado, algo tenía que hacer de filtro para que ese recuerdo tuviese sentido. Ese filtro significaría las circunstancias de la vida que te han llevado a extrañar ese hecho en concreto. Porque como antes he dicho para que yo añore todo esto he tenido que alejarme de mi vida anterior, crecer, perder a personas… Y por este hecho creo que el espejo puede hacer como de mediante de estas circunstancias. Reflejando en el hecho., captando también la resta de imagen que hacia como contexto, explicando y situando un poco el recuerdo. Tenía claro que el espejo que utilizaría seria siempre el mismo, un espejo manejable y fácil de llevar a cualquier lado. Hubo propuestas de manipular el espejo, jugar con él, con miel, polvos de talco, humedad… pero descarté estas opciones porque el reflejo del espejo era algo importante, en realidad la clave de gran parte del trabajo, y quería que fuera algo nítido. Como bien he explicado antes quería insertar texto, para redondear el valor que ese recuerdo tiene para mí, también para quizás hacer entender un poco más al espectador. Para mí era importante que las imágenes fueran acompañadas con un “título”, “introducción”. No acababa de tener claro si la frase estaría insertada en el espejo, en el espacio de la fotografía, en la copia dela fotografía o aparte en un tipo de cartón pluma debajo o al lado de la fotografía. Intenté escribiendo encima del cristal, en el momento de realizar la imagen, pero me surgían problemas en el momento de enfocar. Por muy cerrado que tuviese el diafragma el enfoque no alcanzaba al interior del espejo (el reflejo) ni el inciso que hacía en el cristal. Pensé que una de las posibilidades era la post producción con Photoshop, a partir de dos imágenes con el texto y el reflejo enfocado hacer la unión.


Pero reflexionando quería que este trabajo fuese lo más puro posible, ya que todo lo que iba fotografiando quería que enmarcara otro recuerdo del recuerdo. Así que descarté la idea de escribir en el espejo y opté por añadir un cartón pluma debajo de la fotografía añadiendo el texto. Con la imagen del retrato junto a la máquina de escribir justifica por qué los subtítulos de las imágenes están realizados con tipografía de máquina de escribir. Una de las imágenes de esta serie que presento en el pre proyecto me resultaba imposible captar el reflejo junto al contexto y que quedara de una manera que me satisficiera, por eso tuve que realizarla con dos fotografías. El formato final de la imagen son impresiones redondas donde sigue quedando parte del contexto y en la mayoría de fotografías predomina el reflejo. El contexto queda siempre en segundo plano, ya que es algo importante pero no tiene que prevaler ante la situación, paisaje, persona…. Que sale reflejada. El motivo del formato redondo es como la conclusión de todo, fotografiando espejos redondos que representan el recuerdo, al recortarlo todo en formato redondo guardando el concepto y la imagen en el momento de ir a ese lugar a volver a valorar ese pequeño placer de la vida...  El tono tan pasteloso de las imágenes es por el motivo de hablar de un pasado “idealizado” que nos ha hecho felices y queremos volver a sentir cerca.


mis

peque単os placeres


“Un abrazo por la espalda cuando no quieras volver a casa.”


“Noches de lluvias, de preciosas flores blanquecinas.�


“Y tu sin dejar rastro, es cuando más te recuerdo.”


“Abrir los ojos, ver las sabanas dibujadas de luz y pensar saber dónde estoy”.


”Toques sublimes perfilan tus pies”


“Caminamos mientras el tiempo hace el resto�


bĂşsqueda de los recuerdos


conclusiones Gracias a este proyecto, personalmente, me ha ayudado a plantearme el resto de mis días de otra manera, apartando la negatividad de mi vida, viviendo el presente sin esperas de ningún día, porque algún día es probable que ese día no llegue, y de esta manera no se disfruta lo que se hace. También es esencial vivir haciendo cosas que amamos, con personas que amamos par que todo se hagamos sea mucho más llevadero, evitando el “ojala sea…”. Técnicamente y enfocando las conclusiones de una manera más directa a ser un trabajo de clase creo que necesito más tiempo para realizar la resta de imágenes que me quedan. Incluyendo un distinto tipo de imagen, el autorretrato, para romper la monotonía y el acomodamiento del espectador que probablemente esté a la espera de una serie de imágenes de recuerdos subtituladas. Creo que el retrato le daría otro aire, haciendo que dejara de ser una colección y enriqueciendo el concepto de mi proyecto. Falta también ampliar esta serie de recuerdos, donde la variedad entre ellos sea mayor, tanto formalmente como conceptualmente. Una vez con la serie completa de los recuerdos me gustaría hacer la prueba de combinar la técnica de proyecciones sobre el cuerpo, incrustando todas las imágenes de los espejos en mi cuerpo. Es necesario buscar una buena salida para este trabajo, para que publico pueda ser dirigido en concreto y que tipo de personas le puede interesar.


WEBGRAFIA http://elpais.com/diario/2011/04/17/eps/1303021613_850215.html http://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20130906/54380077361/la-nostalgia-es-tramposa-pero-util.html http://cronicadigitalcomarcal.blogspot.com.es/2014/02/mis-recuerdos-no-son-reflejos-de-lo. html http://www.nueva-acropolis.es/cultura/319-simbolismo/14406-simbolismo-magico-de-losespejos http://www.decoesfera.com/arte/mi-recuerdos-en-el-espejo http://www.arsmagazine.com/noticias/actualidad/20100913407/anish-kapoor-reflejo-de-losalrededores http://www.albertgusi.com/galeria/cavallet.html http://lineassobrearte.wordpress.com/2014/05/13/vivian-maier-la-impertinente-dama-delespejo/ http://revistaatticus.es/2013/05/14/exposicion-de-fotografias-de-vivian-maier-en-valladolid http://www.perspective.name/lo-specchio-magico-dellincertezza-del-dr-heisenberg-gli-scatti-di-duane-michals.html?lang=en http://www.grisart.com/es/escuela_de_fotografia/equipo_docente/albert_gusi.php http://es.wikipedia.org/wiki/Anish_Kapoor http://www.terezavlckova.com/content.php?id=37 http://graffica.info/tereza-vlckova/ http://eldadodelarte.blogspot.com.es/2012/09/los-ninos-fumadores-de-frieke-janssens.html http://cargocollective.com/lamemoriadelpapel/Entrepliegues http://www.luaocana.com/ http://www.salvalopez.com/diary/?cat=3 http://www.rtve.es/noticias/20120921/viaje-pasado-maria-alche/564335.shtml http://www.tomhussey.com/SERIES/Reflections/1/thumbs/ http://mellamoirene.blogspot.com.es/ 


Elige bien hacia d贸nde quieres prestar tu atenci贸n

Pfinal  
Advertisement