Issuu on Google+

LA MARCA DEL DESCANSO Fragmentaci贸n del cuerpo

N煤ria Celeste del Barba


IDICE: EXPRESIVIDAD CON FRAGMENTOS DEL CUERPO MIS REFERENTES MEMORIA TÉCNICA LA MARCA DEL DESCANSO


 Expresividad con fragmentos del cuerpo Al empezar con este apartado de fragmentación del cuerpo me interesé mucho por las texturas que tiene la piel. Tanto la piel en si (las arrugas, la flacidez, la celulitis, la piel de gallina...) como la piel con encima algún material (sobretodo líquido: aceite, agua, grasa...), fijándome también en las formas que crea el cuerpo. Relacioné la textura de la piel envejecida con Ya que hoy en día este no está aún muy visto entender con estas fotografías que la juventud flor de la vida por dentro, hasta más jóvenes

los tatuajes. en gente mayor, sino más bien a chicos y chicas de 20-30 años, quería dar a se lleva en la sangre, que mucha gente puede tener sus 60 años y sentirse en la que un chaval de 18 años.


Al ver las fotografías vi que no me funcionaba con la modelo que tenía... a pesar de que tuviese 50 años y su etapa de juventud le quedara un me trasmitía lo que yo buscaba. Más adelante, durante horas de clase, se me ocurrió representar lo efímero. Fotografiando espaldas delgadas curvándose, donde las vértebras se vieran muy marcadas. Las imágenes que tenía en mi mente me trasmitían algo rompedizo, frágil... que en cualquier momento se podía llegar a romper.

Una persona delgada de la impresión de ser más débil que no una que está más rellenita, y así pensaba que podían llegara a funcionar estas imágenes, pero buscando por internet vi que habían muchas fotografías de este tipo y yo debía hacer algo nuevo, o por lo menos no algo idéntico.


Cuando ya no se me ocurrían ideas, una mañana en mi casa al despertarme vi arrugas en mi cuerpo y me iluminé. Pensé que cualquier parte del cuerpo con arrugas era muy expresivo, tenía una historia detrás por explicar. Sobre todo me gustaba la idea, tuve enseguida imágenes en mi cabeza que me llamaban la atención y me atraía muchísimo realizar. Al principio hice muchas fotografías donde tenían un error, la luz se me colaba entre el filtro y me salían las redondas. Sinceramente no me molestaban mucho pero tampoco no me imaginaba toda una serie de fotografías con esa redonda, acabó siendo más bien molesta. En toda parte del cuerpo que la modelo tuviese marcas las acababa fotografiando. Llegué a la conclusión que la mayoría de imágenes donde retrataba la cara parecían esas fotografías de cremas antiarrugas (donde ponen el antes y el después), y decidí eliminarlas de la serie final. Las marcas causadas por pulseras tampoco eran necesarias ya que quería que las arrugas fuesen a causa de la cama, las sabanas, los cojines. Unas arrugas muy distintas a las de las joyas.


También observé que el fondo tenía que ser bastante neutro y con colores claros, sobretodo que las sabanas no tuviesen dibujos.

Poco a poco me di cuenta que las imágenes con menos luz que las primeras funcionaban mejor, ya que la arruga se apreciaba más. Los encuadres tenían que ser muy cercanos, cerrados, donde desapareciera todo lo demás y se descontextualizara la imagen, que en pocas se entendiera enseguida que parte del cuerpo era.


Al levantarse la modelo de la cama siempre veía las mismas arrugas en las sabanas, muchísimas, de las cuales algunas quedaban impregnadas en su cuerpo. Había pensado integrar estas imágenes en la serie final poniendo arriba las fotografías del cuerpo y abajo las de las sabanas. Pero creo que salía demasiado del tema en este trabajo… la propuesta es muy distinta, quizás podría hacerlas servir para otro proyecto.


 Mis referentes John Coplans nació el 24 de junio del 1920 y falleció en agosto del 2003. Era un artista británico, conocido por una serie de autorretratos en blanco y Negro que estudian el cuerpo desnudo de envejecimiento. Fotografía casi todas las partes de su cuerpo. Con estas imágenes no quiere centrarse en un hombre o una identidad, por eso una de las cosas que no fotografía es su cara. Me interesó mucho la manera de captar el envejecimiento del cuerpo, todas las arrugas, las texturas que tiene la piel de nuestro cuerpo sin ningún agente externo. Y sobre todo lo que nos llega a trasmitir con un fragmento del cuerpo sin añadirle nada más, solo haciendo formas con este.

Robert Mapplethorpe nació el 4 de noviembre del 1946 y falleció el 9 de marzo del 1989. Era un fotógrafo estadounidense, conocido por sus fotografías en blanco y negro a gran escala. Trabajó una serie de temas incluyendo retratos a famosos, desnudos masculinos y femeninos, y fotografías de flores. Me entusiasmaron los músculos, y las formas que creaban en el cuerpo. Sobre todo las espaldas, de ahí me surgió la idea de representar la fragilidad mediante espaldas. Totalmente lo contrario que me reflejan las imágenes de Robert Mapplethorpe.


Hannah Villiger nació en 1951 y murió en el 1997. Era una escultora pero desde el 1981 hasta su muerte se centró en la fotografía de sí misma. Retrata partes de su cuerpo individualmente en bloques que desafían la lógica de la imagen. El resultado es un cuerpo roto, torcido y dislocado por el acto fotográfico. Me llama mucho la atención como descontextualiza toda parte del cuerpo que fotografía. Lo aísla completamente de donde proviene y si no le prestas atención a primera vista no se ve de que fragmento puede provenir. También juega mucho con la manera de colocar las imágenes para dar juego a una continuidad del cuerpo, confundiéndote así aún más.

Ana Mendieta nació el 18 de noviembre del 1948 y murió el 8 de setiembre del 1985. Era una artista cubana, que sufrió un fuerte impacto emocional de niña, y eso le marco no solo su vida sino también su obra. Ella entendía el arte como una manera de reflexión personal, y utilizaba recursos expresivos de diferentes corrientes como el Land Art, el arte conceptual… con técnicas variadas (fotografía, video, BodyArt...), ya que todas sus obras eran efímeras. Me impactó en el momento de captar la imagen como queda incrustada la piel en el cristal, o envuelta en plástico...


 Memoria técnica Para realizar las fotografías de “Marcas las nueve de la mañana empezaba a realizar Necesitaba una modelo recién levantada, y daba prisa en hacer las fotografías antes Durante la marcha del proceso pude ver que (pero en realidad no eran las mismas, eran A pesar de todo gracias a la aparición de

del descanso” utilizaba una luz natural, sin reflectores. Donde aproximadamente a la sesión. el tiempo era bastante escaso durante las primeras sesiones, ya que corría y me de que las marcas desaparecieran. esas marcas mientras la modelo posaba, se le creaban otras, y así podía aprovechar otras mucho más superficiales). las otras marcas trabajaba con más tranquilidad.

Llegué a las imágenes finales pasando por un proceso de corrección. Los errores los intenté ir corrigiendo yo misma sin la necesidad por ejemplo de un parasol. Tenía el problema de que en las imágenes me salía un error, entraba luz entre el protector, intentando que los rayos no entraran directos en el objetivo conseguí evitarlo. Poco a poco también me di cuenta que los planos más cerrados, de detalle y descontextualizando la parte del cuerpo eran más efectivos y así también utilizando unas sábanas blancas sin dibujos.


 La marca del descanso Dormir es ese tiempo de relajación donde todos tus problemas, preocupaciones, inseguridades desaparecen durante unas horas. Descansar es algo esencial, de una importancia vital. Si no se descansa bien tanto físicamente como mentalmente las ideas, la motivación, la ilusión, la energía, la creatividad no evoluciona o básicamente no nacen. Es necesario ya que sacamos lo mejor de nosotros mismo, produciendo así más ganas de vivir. Descansar es el gran motor, el creador de energía para nuestro cuerpo y el día a día. Las arrugas que se crean en nuestro cuerpo y vemos cuando nos despertamos son señal de este necesario descanso. Entonces es cuando físicamente quedamos inmóviles, pesamos en las sabanas y estas crean las marcas. Las marcas que quedan impregnadas en cualquier parte de nuestro cuerpo dejando ahí la señal de la despreocupación, del momento en que en nuestro interior no hay nada, estamos vaciamos, todos nuestras preocupaciones y pensamientos han salido de nuestro cuerpo y hasta que no volvamos a despertar no volveremos a tenerlas presentes, y ahí poco a poco las marcas desaparecerán otra vez.



Fragment del cos