Page 1

Sobre la Unidad PolĂ­tica

Nuevo Partido Comunista de Uruguay

1


Nuevo Partido Comunista de Uruguay

1er. Congreso “Julia Arévalo-Líber Arce”

FORJAR LO NUEVO Informe del 1er. Congreso del Nuevo Partido Comunista “Julia Arévalo-Líber Arce” Sobre la Unidad Política “De un lado una minoría de oligarcas y el imperialismo, del otro lado todo el pueblo” Rodney Arismendi, 26 de marzo de 1971 El Frente Amplio, fuerza política nacional, popular, democrática, progresista, antioligarquica y antiimperialista, nace un 5 de febrero de 1971, siendo una síntesis del proceso de unidad de la izquierda uruguaya y de nuestro pueblo. Surge en la necesidad histórica de forjar una herramienta política, con una plataforma inmediata y un programa que contemplen las necesidades del pueblo uruguayo en los principales aspectos de la vida nacional. Es importante, para realizar un análisis lo más minucioso posible, rastrear los antecedentes del proceso de unidad, política, sindical, social, de los partidos de izquierda, de la clase obrera y del pueblo desde el nacimiento de la patria. Antecedentes A fines del siglo XIX, la situación social, económica y política en Europa, provoca que miles de inmigrantes desembarquen en nuestras costas. Junto con ellos, se instalan los primeros oficios, siendo por lo general gremios de producción de tipo artesanal. Los inmigrantes traen consigo concepciones avanzadas (anarquistas y socialistas) que dan lugar a la aparición de las primeras experiencias de organizaciones obreras, como la FORU. Ya en el siglo XX, en 1910, se funda el Partido Socialista, primer partido de la izquierda en nuestro país, con importante arraigo obrero. En ese contexto se dan las luchas y posteriores conquistas de la clase obrera en lo que tiene que ver con la ley de ocho horas, en los gobiernos batllistas. En 1920, la mayoría del Congreso del Partido Socialista, acepta las 21 condiciones, naciendo el Partido Comunista. En 1929, el surgimiento de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay FEUU, es un gran escalón en el proceso de unidad, involucrando al movimiento estudiantil y a vastos sectores de la intelectualidad avanzada, ganando espacios de reivindicación en la Universidad de la República, con los vientos de inspiración, de frescura, del Movimiento Reformista de Córdoba de 1918, levantándose el modelo de Universidad Latinoamericana, con autonomía y cogobierno. La dictadura de Gabriel Terra en 1933, tuvo como protagonistas a la clase obrera y nuestro pueblo resistiendo al autoritarismo, con el desarrollo de huelgas obreras en varias ramas de la industria, y estudiantiles, donde se destaca la huelga universitaria, encontrando a Emilio Frugoni detenido siendo Decano de la Facultad de Derecho, y a Rodney Arismendi, un joven estudiante del Liceo IAVA, ocupando esta Facultad. Los años ´30 fueron de la solidaridad con la España Agredida por las burguesías y por el fascismo. En 1936, en este marco mundial, está la experiencia del Frente Popular, uniendo a comunistas y socialistas, siguiendo los Lineamientos de la III Internacional, forjando la unidad de las fuerzas obreras, estudiantiles, populares, de izquierda, como planteara Dimitrov. La formación de la Unión General de Trabajadores UGT en 1942, es un antecendente de la CNT, y un gran aporte al proceso de unidad obrero y sindical. Con el desarrollo de la Segunda Guerra 2


Sobre la Unidad Política

Nuevo Partido Comunista de Uruguay

Mundial, de la Post-Guerra, en pleno siglo XX, Uruguay y América Latina poseen un importante desarrollo capitalista deforme, siendo países proveedores de materias primas, fundamentalmente con destino hacia las potencias imperialistas, conservando la estructura latifundista. Paralelamente, la clase obrera se desarrolla, y con ella sus organizaciones sindicales, y sus luchas. El XVI Congreso del Partido en 1955, y el XVII Congreso del Partido en 1958, fueron y son neurálgicos, esenciales, en el desarrollo de una teoría revolucionaria, que guíe a la práctica revolucionaria, y a la vez que le abra paso a la teoría como nos plantea Lenin, sumado a una Declaración Programática que tenga las grandes líneas de esta teoría revolucionaria. La Teoría de la Revolución Uruguaya y Continental, es guía, matriz, de la labor de los comunistas uruguayos, en la búsqueda por encontrar las caminos concretos, particulares para el desarrollo de la revolución en nuestras tierras, encontrando la validez creadora y transformadora del método marxista-leninista. Además en el XVI Congreso se desarrolla la Unión de la Juventud Comunista, organización juvenil forjada con el objetivo histórico de unir a las grandes masas de la juventud uruguaya. Los años ´50, vieron al Uruguay del Nacional Reformismo, del País Turístico, pero que a la vez padecía a diario una importante crisis estructural. Por ello, el carácter de la revolución en el Uruguay, la aplicación del marxismo leninismo a nuestra realidad concreta, debe contemplar nuestras particularidades. El desarrollo y la maduración de un movimiento de masas y revolucionario van ascendiendo en nuestro país. Son claras las experiencias de unidad de la izquierda del Frente Izquierda de Liberación FIDEL, y de la Unión Popular, como los antecedentes más cercanos a la forja del Frente Amplio. Experiencias de unidad y confrontación al mismo tiempo entre las diversas fuerzas de la izquierda, destacándose en estos momentos documentos como las cartas del PC al PS enviadas por Rodney Arismendi, vislumbrando la intención, la búsqueda de la necesidad de la unidad de las fuerzas más lúcidas y avanzadas de todo el pueblo. Uniendo en un mismo frente político a partidos históricos de la izquierda, con los primeros desprendimientos de los partidos tradicionales, tanto en la experiencia del FIDEL como de la Unión Popular. Sin dudas una etapa de gran vigor en la acumulación de fuerzas populares, con el panorama de los años ´60, ferméntales en el proceso de unidad de pueblo, de maduración revolucionaria de grandes masas. La conquista de la Ley Orgánica de la Universidad de la República en 1958, en donde se recuerda la frase: “Obreros y estudiantes unidos y adelante”, es parte del desenvolvimiento de masas, uniendo en la lucha inmediata a la clase obrera y a los estudiantes, integrando además a grandes sectores de las capas medias, los profesionales, los intelectuales, instalando y desatando la lucha de clases en el aula universitaria, donde podemos hacer memoria de esto, en la muerte de Urian Correa, mártir obrero de la UJC. El I Congreso del Pueblo en 1965, y el Congreso de unificación de la CNT Convención Nacional de Trabajadores, en 1966, son trascendentales hechos, uniendo a la clase obrera con sus diferentes variantes ideológicas y políticas, instancias de elaboración programática fundamentales, antecediendo a la formación del FA. Las clases dominantes, y su expresión política en los partidos tradicionales, no cesaron en violentar y reprimir, regando sangre obrera y estudiantil en las calles. La paralización de la economía, el desmantelamiento de los sectores productivos del país, y consecuentemente de las fuerzas productivas, eran su respuesta política y de clase, tras el sometimiento a las recetas del FMI. La necesidad de la unidad de pueblo, de la clase obrera, de las capas medias, de la intelectualidad, 3


Nuevo Partido Comunista de Uruguay

1er. Congreso “Julia Arévalo-Líber Arce”

de las organizaciones rurales de pequeños y medianos productores, de la izquierda uruguaya, es la lucha no solo por resolver lo inmediato, sino por la libertad ante las condiciones de opresión impuestas por la oligarquía y el imperialismo, ayer y hoy. El Frente Amplio: de su surgimiento, de sus documentos fundacionales. El Frente Amplio surge un 5 de febrero de 1971, con la firma de la Declaración Constitutiva, en donde participan las diferentes fuerzas políticas que lo componen, sumado a destacadas personalidades llegadas de diversos lugares. El Movimiento por el Gobierno del Pueblo lista 99, de origen batllista, el Partido Demócrata Cristiano, el Movimiento Popular Blanco y Progresista y el Movimiento Herrerista lista 58, ambos de origen blanco, el Frente Izquierda de Liberación FIDEL, el Partido Comunista, el Partido Socialista, el Partido Socialista (Movimiento Socialista), los Grupos de Acción Unificadora GAU, el Movimiento Revolucionario Oriental, el Partido Obrero Revolucionario, y las personalidades llegadas de diversos ámbitos, como los casos del Gral. Líber Seregni, del Gral. Víctor Licandro, del Cnel. Carlos Zufriategui, del Maestro Julio Castro, de José D`elía, de Carlos Quijano, entre otros, firman la Declaración Constitutiva, un documento fundamental en la vida del Frente Amplio, donde se expresan sus principios, y donde podemos señalar el ser un frente antioligarquico y antiimperialista, surgido en la necesidad de la unidad de nuestro pueblo ante las condiciones opresivas impuestas por el imperialismo, fundamentalmente el yankee. El Frente Amplio es pluralista, síntesis del proceso de unidad del pueblo uruguayo, de masas obreras y populares. Coalición y Movimiento de la Izquierda Uruguaya, incluyendo a los sectores políticos en la Coalición, y a las bases frenteamplistas organizadas en el Movimiento, representando la unidad de diversas corrientes políticas e ideológicas, desde marxistas-leninistas hasta cristianos. Es además policlasista, expresión de la unidad del proletariado y las capas medias de la ciudad y el campo, la intelectualidad, la pequeña y mediana burguesía, e incluso la burguesía nacional no alineada al imperialismo. Es expresión de unidad en la lucha, uniendo vastos sectores contra las condiciones impuestas por el capital financiero. El Frente Amplio es parte constituyente del Frente Democrático de Liberación Nacional, de la asunción protagónica de grandes masas explotadas y oprimidas como se nos planteara en el XVI Congreso. Un 26 de marzo de 1971, la avenida 18 de julio se llenó de pueblo, tras la necesidad colectiva de cambios. Necesidad expresada en el discurso del General Líber Seregni, y de los constructores del FA: “Es por esto que el Frente Amplio no es una simple suma de partidos y grupos; es la nueva conciencia que levantará un nuevo Uruguay. Aquí está el pueblo, que no ha perdido la fe ni en sí mismo ni en el destino del país. Nunca se abrió un cauce tan ancho para la unidad popular como en estos momentos. Nunca, salvo con Artigas. También junto a él el pueblo oriental se unió, para enfrenta a la oligarquía y al imperialismo de la época. Y hoy volvemos a lo mismo”. El Frente nace para repensarlo todo, discutirlo todo, buscando el desarrollo material y humano de nuestra gente en las tierras de Artigas. Los orientales, que son los obreros y obreras, los estudiantes, los pequeños y medianos productores, los comerciantes, los fabricantes, los intelectuales, nuestra juventud, nuestras fuerzas productivas. Los protagonistas de las transformaciones que el Uruguay necesita. En la Declaración Constitutiva del FA, se expresa con claridad la crisis que padecía nuestro país, resultado directo del vínculo a sangre y fuego entre la oligarquía criolla y el imperialismo, paralizando nuestras fuerzas productivas y a amplios sectores de la economía nacional. El gobierno de 4


Sobre la Unidad Política

Nuevo Partido Comunista de Uruguay

Jorge Pacheco Areco, era el fiel representante de los oligarcas, avasallando libertades mínimas, atropellando a la Universidad, costando vidas hermosas como las de Líber Arce, Susana Pintos , Hugo de los Santos, y tantos compañeros y compañeras más. Amplios sectores obreros y populares fueron asfixiados, en beneficio del modelo económico de plaza financiera servil a una minoría oligarca, parásita y apátrida. En la Declaración Constitutiva, también está expresada la necesidad de la organización de los trabajadores, la juventud estudiantil, el papel destacado de los artistas, la necesidad de los partidos de izquierda y las fuerzas progresistas de nuestro país. Claramente la contradicción fundamental expresada es Oligarquía – Pueblo, Pueblo Imperialismo. En la bandera roja, azul y blanca se representa y adquiere vida la unidad política de nuestro pueblo, agrupando, cohesionando, uniendo, al blanco con el colorado, al marxista-leninista con el cristiano, al pastor con el sacerdote, al obrero, al estudiante, al jubilado, al artista, al industrial, al comerciante, al productor, al pueblo todo. El programa histórico del Frente Amplio es de contenido democrático y antiimperialista, buscando suprimir el predominio de la banca, el latifundio, el comercio exportador, y gran parte de la industria. Se expresa que la construcción de una patria digna para miles de uruguayos, con sentido justo y nacional, liberada del imperialismo, es imposible en el marco del régimen dominado por el gran capital. El Frente Amplio surge y se desarrolla inscripto en el cuadro de la lucha por la liberación de los pueblos explotados de todo el planeta, siendo nuestro escenario el de los hermanos países de América Latina, desenvolviéndose la insurgencia de los pueblos, en donde el destino es la segunda y definitiva independencia y la liberación nacional y continental como la soñaran Artigas, Bolívar, Martí, San Martín, el Che. El triunfo de la Revolución Cubana el 1º de enero de 1959, el triunfo de la Unidad Popular en Chile con Salvador Allende, los movimientos anticolonialistas y de independencia en el África, el papel histórico del Campo Socialista, son circunstancias que influenciaron e inspiraron a generaciones enteras, siendo referencias para la unidad de la izquierda. La Estructura del Frente Amplio y el rol de los Comités de Base La estructura del Frente Amplio es constituida por diferentes órganos de dirección política. Estos son: Comités de Base, Coordinadora, Departamentales, Mesa Política Nacional, Plenario Nacional, Congreso. • Los Comités de Base son los órganos de base del Frente Amplio, siendo tanto de carácter territorial como funcional, convocando a todos los frenteamplistas de una misma zona en el caso de los territoriales, o centro de trabajo o estudio en el caso de los funcionales. Los Comités de Base son órganos políticos de nuestros barrios o lugares de trabajo o estudio, buscando la adhesión de los frenteamplistas, militantes de sectores o no, promoviendo, el debate, la discusión, el intercambio político e ideológico, así también como la búsqueda de soluciones a los problemas particulares de cada realidad, forjando la solidaridad y la fraternidad entre los frenteamplistas, celebrando sus elecciones para elegir autoridades los 25 de agosto. • Las Coordinadoras y las Departamentales se conforman con los delegados de base y de los respectivos sectores. 5


Nuevo Partido Comunista de Uruguay

1er. Congreso “Julia Arévalo-Líber Arce”

• El Plenario Nacional del Frente Amplio es la máxima autoridad permanente del FA. Se encuentra integrado por el presidente y vicepresidente del FA, representantes de los sectores políticos integrantes del FA, representantes de las Coordinadoras de Montevideo y del Interior del País, y representantes de las Coordinadoras y Comités de Base del exterior. Además también podrán integrar el Plenario Nacional, hasta seis ciudadanos adherentes al Frente Amplio, designados por el Plenario, siendo personas relevantes en la vida nacional. Los Intendentes Municipales Frenteamplistas y los Legisladores, tienen derecho a voz en las sesiones del Plenario Nacional. Entre las competencias del Plenario Nacional, está ejercer la dirección política permanente del FA, cumpliendo las decisiones del Congreso. • La Mesa Política Nacional del Frente Amplio, es un organismo ejecutivo, a cargo del Plenario Nacional, ejerciendo la conducción política cotidiana del FA entre sesión y sesión del Plenario, actuando según los lineamientos políticos surgidos del Plenario Nacional y de los Congresos. Está integrada por el presidente y vicepresidente del FA, representantes por las organizaciones políticas integrantes del FA, y representantes por las Coordinadoras de Montevideo y el Interior del país. • El Congreso del Frente Amplio es el órgano máximo de la fuerza política, existiendo dos tipos, ordinario y extraordinario. El Congreso ordinario se celebra cada 30 meses, y el Congreso extraordinario se celebra según lo determine el Plenario Nacional o en el primer semestre de los años en que se realicen elecciones nacionales. Las competencias de los Congresos son definir los lineamientos de acción política, designar los candidatos del FA a la Presidencia y Vicepresidencia de la República, aprobar la plataforma electoral, designar Presidente y Vicepresidente del FA, aprobar el balance de lo actuado por el FA, y formular recomendaciones al Plenario Nacional y demás órganos del Frente Amplio. El Frente Amplio en la dictadura El 27 de junio de 1973 se produce el Golpe de Estado por parte del Presidente Juan María Bordaberry, iniciándose uno de los períodos más oscuros que nuestra patria conoció. El Frente Amplio, al igual que la CNT, la FEUU, y varias organizaciones de profundo contenido democrático, no vacilaron un segundo en la resistencia a la dictadura, comenzando ese mismo 27 de junio la heroica Huelga General protagonizada por la clase obrera y nuestro pueblo organizado. Enrique Rodríguez, siendo senador del Frente Amplio, tuvo las palabras justas en ese momento tan crucial: “Después de esta jornada aciaga, en la calle en la dura lucha, en la confrontaciones, en la sangre que seguramente verterán los que han llevado al país a esta encrucijada, más allá de todo esto, surgirá un pueblo que como aquí se ha dicho, no ha nacido para ser esclavo y, en el centro de ese pueblo – que nadie lo dude, que nadie tenga un asomo de duda- estarán las fuerzas que componen el núcleo político que nosotros representamos y dentro de él estará (lo digo con orgullo) con la bandera desplegada es su forma más alta y gallarda, la clase trabajadora del Uruguay que nunca ha fallado a las causas populares y que no fallará ahora”. Un año antes, un 17 de abril de 1972, ocho obreros, ocho comunistas, ocho rosas rojas, fueron arrebatadas de la 20. Una provocación fascista, que anticipaba el terror de la dictadura al servicio de los oligarcas y el imperialismo, dictadura del capital financiero. Provocación que continuaba, extendía, y agudizaba el despotismo del pachecato, con muertes estudiantiles de las diversas banderas políticas, con agresiones a los derechos de cientos de miles de uruguayos, reduciendo libertades mínimas. Miles de compañeros provenientes de las más diversas tendencias políticas fueron encarcelados, torturados, obligados a ir al exilio, asesinados, desaparecidos. Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez 6


Sobre la Unidad Política

Nuevo Partido Comunista de Uruguay

Ruiz son dos ejemplos de orientales honestos, cegados por el fascismo. La dictadura fascista fue el ajuste de cuentas más cruel a la clase obrera y nuestro pueblo por parte de la oligarquía criolla y el imperialismo. La búsqueda de una clase de desarrollar la máxima explotación, de sacar las máximas ganancias con el mínimo esfuerzo, del desarrollo del modelo de plaza financiera, secreto bancario mediante. Las difíciles circunstancias impuestas por la dictadura, encontraron la resistencia heroica y la lucha organizada de la clase obrera y del Partido, en donde la UJC supo ser relevo del Partido, uniendo, cohesionando, templando a la juventud uruguaya. En esta oscura noche el pueblo resistió y luchó, en la cárcel, organizándose clandestinamente, en el exilio; en ese sentido el FA en el exterior constituyó 30 Comités de Base, para mantener la unidad y generar solidaridad desde el exterior hacia todo nuestro pueblo. La solidaridad con los presos políticos se multiplicaba, con el desarrollo de campañas financieras, festivales en el exterior para recaudar fondos, en donde además los cantantes populares, expulsados en su gran mayoría por la dictadura, jugaron un rol enorme, de estímulo moral, de aliento. El voto NO del ´80, fue un cachetazo al fascismo, rechazando el proyecto constitucional impuesto por la dictadura, en donde el pueblo resistió y abrió senderos de lo oscuro de la censura, de la clandestinidad. Es recordable en el plebiscito del ´80, el papel de José Germán Araujo, un frenteamplista, que con su voz supo ser un aporte en aquel momento de lucha del pueblo todo. Grandes vertientes populares, de las más diversas corrientes ideológicas y políticas fueron fundamentales, de corte patriótico en esta etapa. El 1º de mayo de 1983, con la formación del Plenario Intersindical de Trabajadores PIT, la creación de la Asociación Social y Cultural de Estudiantes de Enseñanza Pública ASCEEP y la Semana del Estudiante, y el Obeliscazo, amalgamaron a todo el pueblo uruguayo, siendo hechos multitudinarios en la lucha por extirparle todo tipo de base política y social a la dictadura, uniendo a la inmensa mayoría de los orientales en una gran concertación para aislar y derribar la oscura noche que sufrió nuestro Uruguay. La Reconquista de la Democracia El Frente Amplio, la CNT, la FEUU, el Partido, fueron abanderados en la lucha por la defensa y reconquista de la democracia, con cientos de compañeros y compañeras presos, torturados, exiliados, desaparecidos, mártires de la democracia y de la lucha por el Nuevo Uruguay y el Nuevo Mundo. La unidad política se forjó en la cárcel, en el exilio, en cada barrio y feria, con las diferentes tendencias de la izquierda y del pueblo. Los acuerdos de la CONAPRO fueron importantes, marcando rumbos para poder abrir paso a la restauración de la democracia. El 1º de marzo de 1985, se reconquista la democracia, cerrando la oscura noche invernal que vivió nuestro país. Democracia que es un triunfo de la clase obrera y el pueblo, por la cual se derramó sangre y se entregó pellejo, consiguiendo espacios de mayor libertad, a pesar de seguir siendo una democracia de tipo burguesa. Rodney Arismendi, en el Informe a la Conferencia Nacional del Partido Comunista en 1985 plantea: “La definición de la vía uruguaya al socialismo ha sido enriquecida por la experiencia del pueblo uruguayo en el combate contra la dictadura. Nuestra definición del camino uruguayo al socialismo supone que todos los sectores que hoy integran el FA, así como todas las otras fuerzas 7


Nuevo Partido Comunista de Uruguay

1er. Congreso “Julia Arévalo-Líber Arce”

democráticas que participan en la lucha antiimperialista y anti-oligárquica, puedan proseguir junto a nosotros en la segunda fase, en la fase socialista de la revolución. Esta será ampliamente democrática y pluralista”. Esto es el Frente Democrático Liberación Nacional. Las grandes masas obreras, juveniles, populares, realizaron un aprendizaje, aumentando el papel histórico del Frente Amplio y el protagonismo de la clase obrera y el Partido en la vida de nuestro país. El Voto Verde en 1988, fue otra de las pruebas que acudieron a la clase obrera y el pueblo. Miles de firmas fueron recolectadas, en el primer intento de derribar la barrera de la impunidad, sirviendo para templar a nuestras herramientas y a la juventud, que jugaron un rol enorme. En esta batalla, el Voto Verde, pese a ser derrotado en las urnas, fue un escalón más en el proceso de acumulación de fuerzas y masas, uniendo amplios sectores tras el objetivo de consagrar la verdad y la justicia sobre los crímenes y el terror destilados por los fascistas. Finalidad que el horizonte nos llevará a consolidar, para que nuestra sociedad tenga una sola biblioteca jurídica que nos juzgue por igual, una sola moral y una sola ética. La conquista de la IMM. Los años ´90 El retroceso temporal del movimiento revolucionario a escala universal, no logró que como clase obrera y pueblo retrocediéramos y nos hundiéramos, pese a en cierta forma empantanar la lucha, desarrollándose la traición, la negación, el oportunismo, el servilismo. Con gran cantidad de cuadros, destinados en muchos casos a la reserva, captados por la indiferencia o la reacción, sufriendo un golpe importante la UJC, Partido y el FA. La crisis del ´92, la caída de los estados socialistas del Este de Europa, fundamentalmente la URSS, fueron un revés para grandes masas en el mundo y en nuestro Uruguay, generando dispersión ideológica y repliegue de las fuerzas desde el punto de vista político, organizativo. A principios de los ´90, son disueltas organizaciones como la FES y la FEI en enseñanza media, y la FEUU sufrió duras situaciones, reflejando una etapa de crisis del movimiento popular, y en este caso, del movimiento juvenil uruguayo. En donde el 9º Congreso de la UJC en 1991, y el Congreso del Partido en 1992 explican este fuerte retroceso, en el contexto de una crisis universal de la organización de las fuerzas populares y revolucionarias. El neoliberalismo y las imposiciones del imperialismo avanzaron en toda América Latina. La derecha, con Lacalle a la cabeza, fue uno de los fieles alumnos del modelo neoliberal, paralizando gran parte de nuestras fuerzas productivas, desarrollando aún más la plaza financiera y el país de servicios, e intentando la venta de las empresas pública en 1992. Nuestro pueblo dio batalla por conservar las empresas públicas en manos del estado, en sucesivas instancias, como lo fueron el plebiscito del ´92 en defensa de las empresas del estado, la defensa de ANCAP, del Agua, como sectores productivos y energéticos vitales para la vida de nuestro país. Los sucesivos gobiernos blancos y colorados fueron seguidores y admiradores de privatizar todo, de condenarnos a la rosca del capital financiero internacional, en donde el mercado todo lo arregla. La educación, la salud pasaron de ser derechos, a ser mercancías, todo según lo que decían las escuelas norteamericanas y los escribas de la reacción, que pronosticaban el fin de los tiempos, siendo el capitalismo, para estos intelectuales reaccionarios, el último estadio de la historia de la humanidad. El Movimiento Estudiantil fue un actor protagónico en los años ´90, quizás considerados la década más compleja de analizar de la historia de la humanidad. La lucha contra la reforma ramera, un intento de restarle calidad a la educación, de condenar a cientos de miles de jóvenes a la deserción y la frustración, sirvió para organizar y unir a grandes masas de juventud estudiantil, en su mayoría de los 8


Sobre la Unidad Política

Nuevo Partido Comunista de Uruguay

sectores más pobres de nuestro pueblo. Varios centros de enseñanza de los diferentes barrios de Montevideo y Canelones fueron ocupados, reorganizando y uniendo en la lucha a las fuerzas del movimiento juvenil de nuestro país. La conquista de la Intendencia Municipal de Montevideo en 1989, fue un mojón importante en la acumulación de fuerzas, en un momento complejo para la vida del frente en donde la ruptura rondaba, recordando el alejamiento de sectores como el PDC y el PGP, reincorporándose algunos de estos sectores y personalidades en 1994, con la creación del Encuentro Progresista, conformándose un espacio más amplio, anexo al FA, para la integración de determinadas fuerzas progresistas, algunas provenientes de los partidos tradicionales. En 1999, el Frente Amplio vive un nuevo proceso de acumulación de fuerzas, obteniendo alrededor del 40% de los votos en las elecciones de octubre del ´99, siendo derrotado en el balotaje de noviembre de este mismo año. Se pudo observar un fuerte choque entre las fuerzas populares y las de la oligarquía blanca y colorada, desarrollándose esta lucha en el marco mundial de la crisis cíclica del capitalismo que sufrían los pueblos de América Latina, con el contexto de crisis internacional, como el caso de los tigres asiáticos. En esta campaña, en esta lucha de nuestro pueblo por alcanzar y desarrollar el gobierno popular, es que se crea la Comisión Nacional de Jóvenes del Frente Amplio, organización que plantea reunir a las juventudes frenteamplistas, de los sectores y de los comités de base y coordinadoras del FA, contemplando el carácter de coalición y movimiento La crisis del 2002 El año 2002 estuvo sentenciado por la crueldad de la crisis económica más ínfame de la historia del Uruguay. La oligarquía financiera, y sus personeros, Batlle, Sanguinetti, Lacalle, en vínculo carnal con el imperialismo norteamericano propinaron un duro golpe a nuestro pueblo, saqueando organizadamente gran parte de nuestras riquezas. Se legitima una política de saqueo, una reestructura reaccionaria del país, con consecuencias nefastas para cientos de miles de uruguayos, entre ellos miles y miles de jóvenes, mujeres, niños, viejos. Cientos de miles de uruguayos desplazados a vivir en asentamientos, miles de jóvenes de los barrios más en las cárceles, miles de cerebros que emigraron. Nuestro Aparato productivo recibe un golpe letal, desarrollándose el modelo de plaza financiera, aumentando el poder económico y social una minoría oligarca. Es en este momento, que la Unión de la Juventud Comunista, no comparte la posición tomada por la mayoría de la dirección del Movimiento Popular y en particular de la Izquierda. En aquel entonces faltó firmeza, audacia revolucionaria para enfrentar la situación, y buscar las salidas. La juventud y el movimiento estudiantil, en aquel momento, no vacilaron un instante, desenvolviéndose la lucha, con la FEUU como un actor fundamental de la huelga universitaria del 2002, reencontrándose con su mejor historia. En agosto de este mismo año, se crea la Federación Nacional de Estudiantes de Secundaria y UTU FENESU, herramienta unitaria de los estudiantes de enseñanza media y la Universidad del Trabajo del Uruguay. 17 de abril de 2004: Fundación del Nuevo Partido Comunista El Nuevo Partido Comunista, marxista-leninista, frenteamplista, enraizado en la clase obrera, nace un 17 de abril de 2004, reivindicando la mejor historia del movimiento popular y del Partido. El Nuevo Partido Comunista es continuador de la orientación revolucionaria del XVI Congreso de 1955. De la aplicación del método creador y transformador marxista-leninista a la realidad concreta uruguaya. De la búsqueda de los caminos plurales a la Liberación Nacional y el Socialismo, camino a la Sociedad Comunista. 9


Nuevo Partido Comunista de Uruguay

1er. Congreso “Julia Arévalo-Líber Arce”

La juventud supo ser relevo, al igual que en la época de la dictadura fascista. Un 19 de junio de 2004 nace el FADA (Frente Artiguista Democrático Avanzado), una nueva fuerza frenteamplista, abierta a todos los compañeros y compañeras frenteamplistas, enalteciendo las concepciones artiguistas, y combinándolo con el desarrollo del Gobierno Democrático-Avanzado a nacer con nuestro querido Frente Amplio. Desde ese momento más de 5.000 firmas son recolectadas, en los Comités de Base del Frente Amplio de la mayoría de los departamentos del Uruguay. Pintadas, pegatinas, volanteadas, concentraciones frente a la sede central del FA son realizadas por nuestro ingreso al Frente Amplio y por el pedido de lista, que en definitiva es la lucha por la Unidad sin exclusiones. Más de 13.000 votos al lema en las elecciones internas del 2004, como parte de nuestra lucha por la Unidad sin exclusiones. 31 de octubre de 2004: Triunfa lo Nuevo El 31 de octubre de 2004 Triunfa lo Nuevo. Triunfa la lucha de la clase obrera, de las capas medias de la ciudad y el campo, de la intelectualidad honesta, en la lucha por liberarnos de la opresión imperialista, de poder desarrollar nuestras fuerzas productivas, nuestra economía, nuestro anhelo de poder alcanzar el Uruguay Productivo con Justicia Social, con el horizonte puesto en la liberación nacional y el socialismo junto a nuestros hermanos latinoamericanos. Triunfa la lucha de amplias masas desposeídas, castigadas, sobre el ajuste económico y social. Triunfo que le pertenece a nuestros abuelos, a nuestros padres, a nuestros hermanos, a nuestros hijos. Triunfo de la orientación revolucionaria trazada en el XVI Congreso en 1955, de una orientación justa. El Nuevo Partido Comunista en las elecciones de 2004 apoyo el sublema “Por un país soberano”, integrado por diversas fuerzas frenteamplistas, luego de que se quisiera condicionar nuestro ingreso a que renunciarámos a nuestra denominación y carácter y de ser negado también el pedido de lista, la 1955. Bienvenido Gobierno Democrático Avanzado del Frente Amplio !!! Desde el Sur del Río Bravo a Tierra del Fuego soplan vientos que hacen temblar hasta las raíces de los árboles. Con el desarrollo de procesos populares, progresistas, antiimperialistas, revolucionarios, en las tierras de nuestra América. Diversas experiencias con avances y retrocesos que se han ido desarrollando, desatándose la lucha de clases en todo el continente. Masas negras, indígenas, obreras, pobres, criollas, objetivamente unidas por la dominación de la oligarquía en vínculo con el imperialismo, en donde durante años nos condenaron a ser el patio trasero de las potencias de primer mundo. Uruguay no es la excepción. Reformas democráticas se han venido desarrollando a partir de 2005, en la salud, en la educación, en lo económico, que devuelve derechos, resolviendo problemas inmediatos de gran parte de nuestro pueblo. Son un hecho los avances como lo es el desarrollo del Sistema Nacional Integrado de Salud SNIS, los cambios en la legislación laboral como la ley de fueros sindicales, la reinstalación de los consejos de salarios, la aprobación de la ley de negociación colectiva, la ley de ocho horas para peones rurales. En esta etapa, la clase obrera, nuestro pueblo, instala la lucha, la discusión por tomar partido por los diversos temas que nos involucran a todos. Las asambleas sobre hacia donde ir como pueblo se desarrollan a lo largo y ancho del país. 10


Sobre la Unidad Política

Nuevo Partido Comunista de Uruguay

29 de noviembre de 2009: Segundo triunfo del FA El 29 de noviembre de 2009 el Frente Amplio triunfa por segunda vez. El Nuevo Partido Comunista participa en alianza electoral con el Espacio 609, apoyando al Pepe, explorando estrategias de amplitud y de profundidad. Miles de afiches pegados, de listas repartidas, de pintadas, de ferias, de barriadas, en el marco de lucha por la profundización de los cambios, de la lucha por la verdad y la justicia, del voto consular. Segundo gobierno del FA que se desarrolla con avances y retrocesos en el proceso de cambios, en donde podemos decir que el V Congreso Extraordinario “Zelmar Michelini” del FA discutió, debatió y elaboró un programa de gobierno, trazando líneas programáticas de cara a profundizar los cambios, en la dirección de forjar un Uruguay Productivo con Justicia Social, antagónico al modelo de Plaza Financiera y el país de servicios desarrollado durante décadas por los gobiernos blanqui – colorados. En este sentido, ha habido avances en lo referente al contralor del capital financiero, en los temas tan delicados y complejos sobre liquidar la impunidad en nuestro país, y en planteos sobre las problemáticas de la tierra, como por ejemplo lograr un mayor gravamen sobre la concentración de este bien de todos los uruguayos. Aun restan por desarrollarse resoluciones congresales de carácter profundo, como puede ser un ejemplo la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, o generar un mayor papel económico y político del Estado en la producción, en donde hay referencias claras a la creación de un Frigorífico Nacional, siendo una medida tendiente al desarrollo del Uruguay Productivo. Muchas veces es fundamental contemplar los tiempos en relación al curso y la profundización de los cambios, sin caer en el oportunismo o en el sectarismo en forma infantil, graduando los objetivos no sólo por su necesidad y justeza sino también en relación a los determinados niveles de correlaciones de fuerzas. Segundo gobierno que avanza hacia un relacionamiento e intercambio más fraterno y digno con el resto de los pueblos y gobiernos hermanos de nuestra América Latina, estableciendo además nexos más fuertes con las Potencias Emergentes del mundo, a través del Relacionamiento Sur – Sur, buscando la diversificación de mercados con los cuales comerciamos. Enormes experiencias que expresan esto son el ALBA, la UNASUR, el MERCOSUR, la CELAC, el Banco del Sur, fortaleciendo la integración productiva, económica y social entre nuestros pueblos, con el objetivo histórico de desarrollar la Patria Grande Artiguista y de nuestros héroes, en donde nuestro gobierno es parte de estas con diversos matices. Triunfo del FA que se logra en la búsqueda de seguir construyendo el gobierno democrático – avanzado y la unidad amplia y profunda de grandes masas del pueblo con su gravitación política, tras el objetivo inclaudicable de alcanzar la Liberación Nacional y el Socialismo. Yo firmé ¿Vos firmaste? Apoya el Ingreso del Nuevo Partido Comunista al Frente Amplio La necesidad de la unidad sin exclusiones de la izquierda, de la clase obrera y del pueblo, como dijera el Gral. Seregni aquel 26 de marzo del ´71, es una necesidad colectivo para hacer parir al nuevo Uruguay. Por ello, continuamos con la campaña por la Unidad sin exclusiones en la Izquierda Uruguaya, con más de 8.000 firmas recolectadas, en donde se destacan las firmas de compañeros destacables del Movimiento Popular y de la Izquierda como Tabaré Vázquez, José Mujica, Daniel Viglietti, Héctor “Numa” Moraes, Eduardo Larbanois, Mario Carrero, además de legisladores, ministros, personalidades, y las firmas del obrero, del estudiante, del vecino, de la vecina, recolectadas en cada feria, cada barrio, 11


Nuevo Partido Comunista de Uruguay

1er. Congreso “Julia Arévalo-Líber Arce”

siendo un estímulo moral, y demostración de la necesidad de la unidad de la izquierda. Nos planteamos las 30.000 por la Unidad sin exclusiones en la Izquierda Uruguaya, entendiendo que Si no hubiera Frente Amplio habría que crearlo. Por eso tratamos de discutir, de intercambiar, con aquel compañero que opina diferente, que dice que el papel de este FA, o de cualquier Frente Popular caducó. Nosotros vamos por el camino de la lucha, significando la recolección de firmas por el ingreso al Frente, un gran elemento cuantificador que nos supimos dar. Esto no alcanza. No vamos a ingresar al FA solo con firmas, en donde debemos generar las condiciones objetivas y subjetivas para poder darnos nuestro lugar dentro del FA como nos corresponde. Las firmas son un elemento organizador más, una herramienta más. Las dificultades del FA en la actualidad El FA, herramienta política del pueblo uruguayo, supo conquistar electoralmente dos gobiernos nacionales, y varios gobiernos departamentales, siendo victorias fundamentales en el proceso histórico de acumulación de fuerzas de todo el pueblo. En todos estos años, ha existido un crecimiento cuantitativo en lo referente al apoyo en general a la izquierda y al Frente Amplio en diversas instancias electorales. Masas enteras del pueblo uruguayo se volcaron hacia el cambio y la democratización, representando un gran salto cuantitativo, que no ha sido ligado a un crecimiento cualitativo, desde el punto de vista de organizar a las masas frenteamplistas. El retroceso temporal sufrido en la década del ´90 sin dudas hizo su trabajo, en golpear a las fuerzas sociales y políticas del pueblo. En el FA, ha disminuido en los últimos tiempos el papel del Movimiento, teniendo mayor predominio la Coalición, y dentro de esta, los sectores mayoritarios, existiendo además polarización interna. Estos factores llevan a caracterizar al FA actual como en crisis y desnaturalizado, tendiendo más a una concepción de “Partido de partidos”, que a la concepción histórica del FA de Coalición y Movimiento de la Izquierda Uruguaya. Sin embargo, esta situación es reversible. Se deben abrir mayores espacios para el desarrollo de los Comités de Base, creando un vínculo mayor con los frenteamplistas de a pie, con el objetivo de revitalizar y fortalecer al Comité de Base como la dirección política frenteamplista de cada realidad, en Montevideo y el Interior del país. Explorando también el trabajo en conjunto de los Comités de Base con experiencias como las Redes Frenteamplistas, y la diversidad de herramientas que la tecnología hoy nos da, que fueron importantes en la última campaña electoral y triunfo del FA. Las dificultades del FA, sus problemas, involucran al conjunto de la clase obrera, de las organizaciones de izquierda, y del pueblo. Por ello y por lo analizado, podemos decir que falta en el FA actual, una mayor incidencia de la clase obrera y de amplias masas de pueblo en su dirección política. La concepción a dejar brotar es la Coalición y Movimiento, con Unidad y Lucha, sin exclusiones, desde lo político, lo ideológico, siendo la asunción protagónica de las diferentes capas y clases que componen el FA, fundamental para el desarrollo de esta, como incluso de diversas expresiones de unidad política de pueblo y de masas. Táctica de los comunistas hacia el seno del FA Los comunistas debemos discutir y replantearnos las diferentes formas organizativas y de participación que nos damos para incidir en el seno del FA. Los Comités de Base del FA, como en buena medida recita el ítem estatutario anteriormente 12


Sobre la Unidad Política

Nuevo Partido Comunista de Uruguay

mencionado, son los órganos de discusión política e ideológica entre los frenteamplistas, sectorizados o no, en los barrios de Montevideo y el interior. Un lugar que los comunistas debemos ocupar e incidir, apuntando al desarrollo de la máxima amplitud y profundidad hacia otras tendencias y compañeros dentro del FA, con los cuales debemos compartir la casa mayor. Cierto es, también, que muchos Comités de Base, se han convertido en lugares cerrados, sectorizados. Viéndose, además, en los períodos inter eleccionarios una disminución en la cantidad de Comités en actividad, así como una disminución en la calidad de sus discusiones políticas. Faltan en el Comité más pueblo, masas obreras, estudiantes, jóvenes, intelectuales y proletariado pobre, discutiendo política organizadamente. Es más, en determinadas circunstancias se ha desplazado a compañeros de los Comités, apartándolos y excluyéndolos. Es, en este sentido, que nuestras fuerzas orgánicas deben tener como táctica buscar participar e incidir en los Comités de Base del FA. Uniendo, desarrollando el intercambio y la discusión más amplia, fraterna y compañera. Oxigenando la vida de los Comités, con iniciativas diversas como realizar actividades en ferias, charlas sobre los temas políticos que nos involucren como frenteamplistas y como pueblo, invitando a participar de ellas a compañeros del FA con responsabilidades de gobierno en el P. ejecutivo, P. Legislativo o Intendencias. Cierta es la crisis actual fruto de varios hechos, en donde se pueden contemplar diversas visiones sobre la misma. Nosotros entendemos que a esta se la vence con mayor participación, con mayor organización, y los ejemplos citados anteriormente son una guía de trabajo, en donde se pueden contemplar diversas experiencias de trabajo hacia el Frente Amplio, y con los frenteamplistas. Fundamental es el trabajo de las agrupaciones de partido hacia nuestros barrios, ya sea organizaciones sociales, sindicales, estudiantiles, culturales, políticas; es decir un trabajo amplio en unidad política, y la participación masiva de los camaradas del partido organizados en las agrupaciones territoriales o funcionales, en las diferentes instancias del FA y de nuestras herramientas, como los 5 de febrero, los 26 de marzo, los 1º de mayo, los 20 de mayo, los 25 de agosto, trabajando decididamente hacia este círculo de la táctica. Consideramos que también pueden ser formas de trabajo la creación de ámbitos como pueden ser cantones, casas de la cultura, comités o comisiones de apoyo, clubes u otros, dependiendo de cada realidad, nucleando a todos aquellos que, por distintas razones, se podrán ver sensibilizados o consustanciados con los planteos de estos ámbitos. Espacios, que unidos a una concepción progresista, popular, antimperialista puedan incidir en la política real de cada barrio, departamento, e inclusión a nivel nacional. Es fundamental el trabajo en el plano social, en lo referente a las comisiones de fomento de los barrios, los Concejos Vecinales, y organizaciones barriales en general, apuntando a organizar a los vecinos en sus diferentes realidades, para la resolución de necesidades concretas (plazas de deportes, jardines de infantes, centros culturales, bibliotecas, etc.). Teniendo en cuenta que del desarrollo de la organización de nuestro pueblo, y de sus grados de conciencia depende necesariamente el desarrollo de las diferentes herramientas políticas de masas, para los cambios que nuestro pueblo precisa, como herramientas de aproximación a la revolución. La alianza estratégica es con la diversidad de sectores sociales y políticos que integran el Frente Amplio, así como otras expresiones progresistas y de izquierda de la vida nacional. Buscando desarrollar, la fraternidad, la amplitud, la profundidad, el compañerismo en la izquierda uruguaya. Abriendo perspectivas para que amplios sectores de pueblo blanco, colorado, y sectores de izquierda por fuera del FA sean contemplados en esta concepción, donde la amplitud y la profundidad sea la más grande posible. Una alianza en donde la clase obrera tenga un papel fundamental e histórico a cumplir, sin 13


Nuevo Partido Comunista de Uruguay

1er. Congreso “Julia Arévalo-Líber Arce”

negar al resto de las clases y capas aliados, teniendo en cuenta que la contradicción es oligarquía – pueblo, pueblo - imperialismo, estando el enemigo del otro lado del mostrador. Una alianza que tenga en cuenta el carácter policlasista del FA y las diversas herramientas construidas por el pueblo, donde en forma natural también se desarrolle la lucha de clases. Por esto mismo, es que el Nuevo Partido Comunista ha tenido la fraternidad en diferentes actividades de sectores del FA, enviando saludos, mensajes, invitando y buscando hacer parte a su vez de nuestras actividades al mayor espectro de compañeros y compañeros dentro del FA, el movimiento obrero, e incluso siendo más amplios aun, considerando al conjunto de la izquierda uruguaya. El Frente Amplio es la máxima expresión de unidad política en nuestro país, pero más allá de eso, también es justo recordar diversas experiencias fundamentales en la historia del movimiento popular uruguayo, algunas de ellas mencionadas anteriormente, y otras en curso en la actualidad, como por ejemplo puede ser la Comisión por el No a la Baja de la Edad de Imputabilidad. En el Frenteamplismo, en el Comunismo, educaremos a millones de uruguayos, que se forjaran con una nueva ética y moral, representando un acto de realización humana. La tarea de unidad política, es evidenciar cotidianamente la orientación revolucionaria del XVI Congreso del Partido Comunista. Su evaluación, su seguimiento, su profundización hacia el desarrollo del Frente Democrático de Liberación Nacional. Tarea a evidenciar y llevar adelante por la clase obrera y nuestro querido pueblo uruguayo. Compañero, Compañera, si no hubiera unidad habría que forjarla. Si no hubiera Frente Amplio habría que crearlo.

¡Que viva nuestro pueblo unido detrás de un programa democrático, antioligárquico y antiimperialista! ¡Que viva el 1er Congreso del Nuevo Partido Comunista “Julia Arévalo-Líber Arce”!

18 de diciembre de 2011

NUEVO PARTIDO COMUNISTA FRENTE ARTIGUISTA DEMOCRATICO AVANZADO FRENTE AMPLIO 14

Sobre la Unidad Política  

Documento Sobre la Unidad Política - 1er Congreso "Julia Arévalo-Líber Arce" Nuevo Partido Comunista de Uruguay - 16, 17 y 18 de diciembre d...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you