Page 42

42 Cuerpo Sano

Punto Fijo - Coro, sábado 14 de febrero de 2009

CghYcUfhf]h]gfYgdcbgUV`YXY`&$ XY`UgYbZYfaYXUXYgfYiazh]WUg José Vicente Rojas Fotos / cortesía

La osteoartritis es una variedad de artritis, asociada con la inflamación de las articulaciones del cuerpo caracterizada por causar mucho dolor. También conocida como Enfermedad Articular Degenerativa, la osteoartritis se alza como el trastorno articular más común en personas adultas. Es el primer motivo de consulta en adultos mayores de 40 años. Su causa en la mayoría de los casos es desconocida, se reconoce que está relacionada principalmente con el envejecimiento, pero se sabe que factores metabólicos, genéticos, químicos y mecánicos también pueden llevar a su desarrollo. La osteoartritis se clasifica como primaria; cuando ocurre sin ningún tipo de lesión o causa obvia, secundaria cuando se debe a otra enfermedad o afección, en este caso sus causas más comunes son trastornos metabólicos, como acromegalia o exceso de hormona del crecimiento;

problemas anatómicos y lesión o trastornos inflamatorios como la artritis séptica o proceso inflamatorio agudo articular. Los síntomas de la osteoartritis abarcan: Dolor profundo que empeora después del ejercicio o de soportar un peso, se alivia con el reposo; Chirrido de la articulación con el movimiento; dolor articular ante los cambios climáticos; Inflamación; limitación de movimientos y rigidez. Factores de riesgo Entre los factores de riesgo se encuentra la edad, ya que antes de los 45 años, los hombres son más propensos a padecerla. Pero, después de esa edad y como producto de la presencia de la menopausia es más común en las féminas. Vale la pena destacar que aunque la edad es un factor de riesgo, la osteoartritis es una situación anormal durante el envejecimiento. Deformidades anatómicas articulares, inestabilidad de los

elementos de sostén, microtraumas progresivos, enfermedades metabólicas de deposito articular como la gota y las condrocalcinosis, entre otras, junto a la obesidad y antecedentes familiares se alzan como otros factores de riesgo para su aparición. Origen de la enfermedad Es importante saber que el cartílago es un material firme, elástico que cubre las puntas de los huesos en las articulaciones normales. Esencialmente se compone de agua y proteínas, y su función principal es reducir la fricción entre las articulaciones, sirve para amortiguar los golpes. La calidad amortiguadora del cartílago normal viene de su habilidad de cambiar de forma cuando la comprimen, debido a su alto contenido de agua. A medida que la enfermedad empeora, el cartílago desaparece y los huesos se rozan entre sí, este desgaste causa mucho dolor, inflamación y la pérdida de movimiento. Generalmente, se desarrollan espolones óseos alrededor de la articulación. Aunque el cartílago tiene la virtud de auto-repararse un poco, cuando éste se daña, realmente el cuerpo humano no es capaz de regenerarlo por completo después de una lesión. La osteoartritis afecta inicialmente las articulaciones que soportan carga, tales como: cadera, rodillas, columna cervical y dorsolumbar, representa una de las causas más comunes de la inhabilidad física entre adultos. ¿Cómo puede tratarse? El enfoque terapéutico va a depender de la etiología, es decir, de sus causas. Sin embargo el primer abordaje debe orientarse a corregir los factores de riesgo relacionado con la patología. Entiéndase que la osteoartritis es una enfermedad crónica, lo que significa que no tiene cura, el consumo de medicamentos será por períodos largos que buscan retardar la evolución de la misma. Existen alternativas terapéuticas como los “Sysadoa”, por sus siglas en inglés, los cuales son drogas sintomáticas de acción lenta que evitan la progre-

La osteoartritis afecta inicialmente la cadera, rodillas, columna cervical y dorsolumbar

La osteoartritis está asociada con la inflamación de las articulaciones del cuerpo

sión de la enfermedad. Los objetivos farmacológicos del tratamiento son: Disminuir el dolor y el entumecimiento de las articulaciones, así como retrasar la progresión de la enfermedad; mejorar la movilidad y funcionamiento; Mejorar la calidad de vida del paciente.

Las investigaciones ubican a la Diacerina como una molécula con la mayor evidencia de respuesta satisfactoria en la evolución de la Osteoartritis degenerativa, con un excelente perfil de seguridad y tolerancia, lo que nos garantiza un nuevo enfoque en el arsenal terapéutico del paciente.

Recomendaciones para los pacientes: *Practique Ejercicio: Esta es una de las partes más importante de su programa terapéutico, ya que el ejercicio ayuda a mantener la fuerza muscular, a recuperar la movilidad y el funcionamiento perdido, al tiempo que evita daños posteriores y secundarios a la osteoartritis. *Evite la tensión y el estiramiento en la articulación afectada: Descanse durante periodos de 10 a 20 minutos. Evite permanecer de pie durante mucho tiempo y suba, lo menos posible, escaleras. *Aplique calor: El calor relaja los músculos y puede aliviar el dolor y la rigidez. Se pueden emplear botellas con agua caliente, lámparas de calor, cojines eléctricos y toallas calientes en la zona. Fuente: Campaña Informativa de Laboratorios Leti

Diario Nuevodia 14-02-2009  

Diario Nuevodia 14-02-2009

Diario Nuevodia 14-02-2009  

Diario Nuevodia 14-02-2009

Advertisement