Page 30

30 Ellas

Punto Fijo - Coro, jueves 25 de junio de 2009

Energía para aguantar todo el día ¿Te gustaría... rendir mejor en el trabajo, sentirte menos cansada durante el día, poder comerte un dulce sin sentirte culpable? Si tu respuesta es que SÍ, el EJERCICIO es la solución. Mantenernos físicamente activas nos ofrece incalculables beneficios. Si andas buscando motivación para empezar o reanudar un programa de ejercicios, aquí tienes 7 realidades que te servirán de inspiración para ponerte en marcha. 1. El ejercicio te despeja la mente El ejercicio no sólo mejora nuestra figura, sino que ayuda al buen funcionamiento de nuestra mente, incrementando los niveles de energía y de serotonina en nuestro cerebro. Esto nos ayuda a sentirnos más despejadas y verlo todo con mayor claridad. ¡Ideal para disfrutar de un día productivo! 2. El ejercicio te desestresa Por mucho que te cueste ponerte a ello, una vez empieces a entrenar, notarás menos estrés en todas las facetas de tu vida. Y es que el ejercicio produce una respuesta relajante que nos sirve de distracción positiva. Además, nos ayuda a mejorar nuestro humor y nos mantiene alejadas de la depresión. Por supuesto, cuando tú te encuentras más feliz y libre de estrés, te es mucho más fácil mantener buenas relaciones con las per-

sonas que te rodean: amigos, compañeros de trabajo, familiares. 3. El ejercicio te proporciona energía Los efectos del ejercicio son realmente sorprendentes. ¿Has probado alguna vez a realizar una carrera suave o un vídeo de entrenamiento de unos 30 minutos por la mañana? Es casi como levantarte durante un día soleado: las endorfinas que se liberán al riego sanguínea durante el ejercicio te hacen sentir llena de energía durante todo el día. Al mejorar tu fuerza y resistencia, las tareas diarias como subir escaleras o llevar las bolsas de la compra acaban siendo mucho más fáciles de llevar a cabo. Es muy común quejarse de estar muy cansada para hacer ejercicio. Y es cierto que las primeras semanas te sentirás más cansada de lo normal. Pero una vez tu cuerpo se acostumbre, sentirás que tu cuerpo llega a tener más energía que nunca. 4. El ejercicio te ayuda a ser más social La mayor parte de las actividades físicas te ayudan a ser más social. Puede que necesites un compañero y optes por entrenar con tu pareja, con un familiar o una amiga. Además, el ejercicio es siempre más divertido cuando tienes a alguien a tu lado para animarte y ayudarte a esforzarte un poco más, sobre todo en esos días en los que t e

encuentras más decaída.ç 5. El ejercicio te protege contra las enfermedades Está científicamente probado que el ejercicio previene problemas cardiovasculares, hipertensión, colesterol elevado, diabetes del tipo 2, artritis, osteoporosis y pérdida de masa muscular. Incluso retrasa el proceso de envejecimiento. Y es que el ejercicio mejora nuestro sistema inmunológico y refuerza músculos y articulaciones, reduciendo el riesgo a sufrir dolores y achaques típicos de las mujeres sedentarias. 6. El ejercicio refuerza tu corazón El ejercicio te ayudará a fortalecer el músculo más importante de tu cuerpo, el corazón. Tu corazón y sistema cardiovascular funcionarán de forma más eficiente. Con cada latido, tu cuerpo será capaz de bombear más sangre por lo que tus pulsaciones en reposo descenderán. Sorprendentemente, tras unos días de ejercicio, nuestro cuerpo se adapta rápidamente a los nuevos estímulos. Nos empezamos a sentir menos cansadas. Somos capaces de recuperar el aliento más fácilmente. Padecemos menos agujetas o dolores musculares. ¡Todo son ventajas! 7. El ejercicio te permite comer más

El tejido muscular quema más calorías que el tejido adiposo. Es decir, cuanto más músculo tengas (me refiero a tono muscular normal y bonito), mayor será tu ritmo metabólico en reposo. Así que no sólo quemarás calorías cuando hagas ejercicio. Lo bueno es que si te apetece comerte un dulce de vez en cuando, no te invadirá

esa sensación de culpa. No quiero decir que puedas permitirte el lujo de comer cualquier cosa en cualquier momento. Ante todo, hemos de mantener una dieta sana y equilibrada. Pero sí que nos podemos permitir el lujo de disfrutar de lo que nos gusta con moderación. En resumen, haz uso de tu tiempo sabiamente. Realiza de 30 a 60 minutos de ejercicio, tres veces por semana. Tras unas semanas de ejercicio constante, sentirás como la ropa te queda un poquito mejor al perder un poco de volumen y empezar a tonificar tus músculos. Tus músculos se fortalecerán, tu flexibilidad incrementará, tu equilibrio mejorará, al igual que tu humor y tu sistema inmunológico. Como ves, la pérdida de peso es una de las razones por la que la mayoría de las mujeres empieza un programa de ejercicios pero no es la única en absoluto. Apuesta por sentirte mejor, tener más energía y sentirte menos estresada. Estos serán los primeros resultados que notarás al mismo tiempo que pierdes, poco a poco, esos quilos de más.

Diario Nuevodia Jueves 25-06-2009  

Diario Nuevodia Jueves 25-06-2009

Diario Nuevodia Jueves 25-06-2009  

Diario Nuevodia Jueves 25-06-2009

Advertisement