Issuu on Google+

Especial Día de Punto Fijo Punto Fijo- Coro, viernes 27 de febrero de 2009

<

cmYg8…UXYDibhc:]^c ibUW]iXUXeiYj]jYibf]hacUWY`YfUXc  eiYgYhfUbgZcfaUUX]Uf]cYbibUifVYVU^c`cgYZYWhcgdfcd]cgXY`dfc[fYgc" J]Y^cgfYg]XYbhYgXY`UW]iXUXXY`j]Ybhc\Ubj]j]XcYghYdYf]cXcXY aYhUacfZcg]g cZfYWYbgigcd]b]cbYgmfYjY`Ub`ceiYU‰cfUbXYUeiY` YbWUbhUXcfdiYV`c UbhYgXYg][bUXcWcacÃY`WUgYf…cazg[fUbXYXY`aibXcÄ" 9gW]YfhceiYbUX]Yh]YbYdcXYfgcVfYY`dUgUXc eiY`cj]j]XcbcjiY`jY"9` UmYfbcgYdiYXYWUaV]Uf mWcffYfhfUg`YgWcacdYfgY[i]fU`j]Ybhc" G]bYaVUf[c Y`dfYgYbhYYgibfYZ`Y^cXY`ceiYZi]acgmg]YadfYfYgi`hU UhfUmYbhYYW\UfibUa]fUXUUhfzg"


2

Especial Día de Punto Fijo

Punto Fijo- Coro, viernes 27 de febrero de 2009

Eduardo Mora:

<UmeiYfYgWUhUf `UUaUV]`]XUXXY`U[YbhY

Eduardo José Mora, arquite cto que ayudó a crea r el perfil ur bano de la ciudad del vi ento

José Vicente Rojas / Texto y fotos

Un pionero de la arquitectura que llegó y vio la necesidad de darle al “caserío más grande del mundo” un perfil urbano, cree que el nativo ha comenzado a perder su hospitalidad, amabilidad, y se está tornando más desconfiado ante el desarrollo económico que experimenta y la inseguridad que se vive hoy en el Punto Fijo de la Zona Libre. Eduardo José Mora es arquitecto nacido en la población de Toledo, norte de Santander, Colombia. graduado en la Universidad Corporación Piloto de Bogotá en 1976, emigró a Venezuela en 1977, motivado por compañeros de la universidad que le hablaron de las oportunidades de trabajo.

Aunque llegó inicialmente al oriente del país, un contrato con la entonces Maraven, lo trajo a Paraguaná para desarrollar un proyecto urbanístico en la Comunidad Cardón. La urbanización Fedepetrol es una de sus primeras obras en Punto Fijo. Impactado por el caos urbano Recuerda que lo impactó el caos urbanístico de la insipiente ciudad, que pocos años atrás había dejado de ser caserío para ser un pueblo grande, con más habitantes que la capital del mismo estado Falcón. Era un gran desorden con todo tipo de casas, ranchos y pocos edificios. No había aceras y las calles prácticamente pasaban por la sala de las casas y eso le impactó. Pocas avenidas y calles que aún siguen inundándose con cualquier lluvia. Ni en la universidad había estudiado un fenómeno urbano semejante al de la “ciudad de los mil bares”. El transporte urbano eran los carritos por puesto, cuyos choferes les gritaban la ruta a los pasajeros parados en las aceras. Recuerda que ya había una incipiente actividad comercial, sin la que no habría sido posible el desarrollo actual. Contrastaba el desorden del casco urbano con la armonía urbanística que se vivía en los campos petroleros de Judibana y Campo Maraven, los cuales habían sido planificados por las transnacionales. Atrapado por la amabilidad La amabilidad, espontaneidad y hospitalidad del paraguanero, hicieron que le tomara amor por la tierra a la que llegó para tra-

bajar. “Todas las personas eran muy sen- nencialmente hoy. Sólo el edificio Cantv cillas y bien intencionadas, confiaban en despuntaba en el cielo de Punto Fijo. Pero la buena fe de los que llegaban”, acota el en la mesa de diseño de Eduardo Mora se concibieron edificios como el de Mecaarquitecto. Se respiraba mucha tranquilidad, se venca, San José y González Hermanos, tres en Caja de Agua. podía caminar confiadamente y a toda los El Vessada y Luigy hora por la calles del centro, o coen la hoy avenida mercio, como se le Raúl Leoni, antes llamaba Vía Aeropuerto. para enEn el casco central tonces. destacan el Centro Había Comercial Carimucho be, Edificio Los trabajo Olivares, el Seen la peminario Menor trolera ya de la Sagrada que la Flúor Familia en Caribean Santa Irene, la realizaba la culminación ampliación de del edificio la Refinería de Belmeni y Amuay. la torre de El sentirampliase puntofijense ción del adoptado, desperHotel Vitó en él la inquiella Real, tud de darle al conq u e glomerado un perfil junto a de ciudad, la idea era otros edicompartida por otros dad y iu c de la il urbaficios pocos arquitectos que l caos erf actó e l nuevo p p son emya se encontraban en im e le r a 7 t 7 c 9 ye En 1 blemála zona. a pro ó z n come unto Fijo ticos Resalta Mora que eran P no de del Punto Fijo del tiempos previos al “Viersiglo XX. nes Negro” y había moviHoy hay mucho más por hacer y se está miento de dinero e inversiones, era la oportunidad de crear el perfil de comenzando a construir la ciudad turística y comercial del Caribe, pero en opinión ciudad a Punto Fijo. Así fue como diseñó los edificios que del “paraguachero” Mora, se deben implecaracterizan la época de los años mentar campañas educativas para que los ochenta, cuando comenzó a puntofijenses sean amables con propios y hablarse de la ciudad visitantes. Por algo ya casi nadie resalta el metropolitana calificativo de “Península de la Amistad”. que crece Hay que rescatar la amabilidad de los habiexpo- tantes de Punto Fijo, antes que se termine de perder esa virtud que los sigue caracterizando.

Especial Día de Punto Fijo

Coordinación: Unidad de Investigación/ Laura Arismendi Diseño y Diagramación/ Rubmilia Brito Abner Romero Colaboración Museo de Antigüedades de Punto Fijo

Proyectó edificios que perfilaron la creciente urbe


Punto Fijo- Coro, viernes 27 de febrero de 2009

3

Especial Día de Punto Fijo

Marcelino Goncalves:

9lhfU‰c`UhfUbei]`]XUXXY`UW]iXUX algo que extrañar del Punto Fijo de antes es la tranquilidad, ya que con La ciudad del el crecimiento se ve que viento tiene bien gala gente anda agitada y nado el calificativo de prevenida para que no “portón universal”, los roben. Pero asegura ella que en su corta el comerciante que Punhistoria ha recibido to Fijo sigue siendo una con los brazos abierde las ciudades más setos a gente venida guras de Venezuela, si se de todas partes, compara con otras como muchos emigraron Caracas, Maracaibo y desde otros pueblos Valencia. venezolanos y otro Hay poco que extragrueso llegó desñar del pequeño poblade países del resto do al que llegaron tantos de América, Asia, inmigrantes como MarEuropa y hasta de celino, antes no había África. ningún parque y ahora Desde la isla está el Metropolitano. de Madeira, en Asimismo en lo cultural el atlántico portu- Punto Fijo si se cuenta con el Ateneo gue siendo se gura, aunque gués, llegó Mary cada día se construno tan tranq uila como an celino Goncalves, yen más canchas para tes quien a primera el deporte. Antes las vista se enamoró de Pun- c e l i n o calles eran casi todas to Fijo y la tranquilidad Goncalves nació en San tranquilidad y de tierra y ahora hay de la ciudad. Se quedó Jorge, sus primeras refe- prosperidad que visuali- que al culmuchas avenidas y para echar raíces, crecer rencias sobre Venezuela zaba desde entonces. minar sus autopistas. No había y ofrecer desde hace más las conoció de su padre, Acota Marcelino que r u m b a s centros comerciales, de 28 años las exquisi- quien emigró de Portu- hasta vendió el local de llegaban a en la actualidad hay teces del lugar favorito gal en la época de la dic- Charallave para invertir comer en varios y se construpor propios y visitantes, tadura en 1946. Su padre en “La Marina”. “La Mariyen unos más granla arepera y restaurante fue de los primeros inPara entonces era un na”. des. Los hoteles “La Marina”. migrantes ibéricos que pequeño local, donde la D i c e eran muy pocos y Marcelino dice con se vio forzado a dejar su gente comía de pie, en la Marcelino hoy son muchos orgullo que fueron los familia, y trabajar para acera. Por la tranquilidad que había los que atienden a primeros en lanzar al mantenerla al otro lado y seguridad de la peque- poca comlos visitantes. o nt mercado gastronómico del Atlántico. ña ciudad de entonces, petencia, ya Algo que si amoró de Pu en se s ve al nc la novedad de las arepas Entonces se hablaba fueron pioneros en traba- que sólo esta- Marcelino Go vista extrañan todos, era de mariscos, que causa- muy bien de Venezuela jar las 24 horas y los pri- ban las arepe- Fijo a prim comentó entre ron gran impacto en la y por ello viajó en 1977 meros en ofrecer arepas ras Mundial, risas, es lo baépoca de los setenta y para encontrarse con rellenas de mariscos. Miss Aruba, todos los días”, dice rato de los precios del hoy son referencia del un hermano. Trabajó la Una pequeña El Chicote y Vitelsan, Goncalves, pero es opti- pasado. Las arepas full Punto Fijo turístico. agricultura en San Any pujante ciudad pero ninguna permanecía mista y sabe que seguirá equipo y las de mariscos El propietario de “La tonio de los Altos, en el La arepera abrió sus abierta las 24 horas. creciendo su negocio. costaban entre 2,50 y 3 Marina” y sus socios re- estado Miranda, luego puertas en tiempos de Desde el rincón de la Cree que a pesar del bolívares, el café pequeciben miles de turistas en un restaurante de La mucha abundancia en calle Páez han sido tes- incremento de la inse- ño valía un real y un boque buscan la esquina de Victoria y otro en Cha- Punto Fijo. Para enton- tigos del crecimiento de guridad, la ciudad sigue lívar el grande. la calle Páez con avenida rallave. ces había gente de to- Punto Fijo. Antes había siendo segura, ya que en Como si se tratara Bolívar para comer las Lo invitaron a cono- dos lados que venían a pocos comercios que por los casi 30 años de traba- de un puntofijense más, exquisiteces creadas tras cer Punto Fijo en 1982, trabajar en la Flúor, que el decreto de la Zona Li- jo, sólo los asaltaron una Marcelino Goncalves es la fusión de la tradicio- donde vivían otros fami- ejecutaba el “Proyecto bre se han multiplicado vez, y a los delincuentes optimista sobre el futuro nal cocina madeirense liares. Como si se tratara Mpra”, en la Refinería de en los últimos 10 años. los atraparon a las pocas de la ciudad del viento, con la típica arepa vene- de amor a primera vista Amuay. Abundaban los “Hasta ahora hemos horas, eran unos malan- que se desarrolla y crece zolana. se quedó de una vez, en- bares y por consiguiente podido hacer tres amplia- dros de Caracas. cada día más. En una ciudad cantado por la los clientes, ciones para poder atender Extraña muy tranquila mejor a los turistas que la ciudad tranquila Marnos llegan Si hay

José Vicente Rojas / Texto y fotos

rina “La Ma arepera s la n a o sc marisc tas bu s turis pas de Mucho ustar las are eg para d

Espera n ma me que el nego c dida q ue se d io siga crec ie esarro lla el tu ndo en la m isrismo

o

onómic

s gastr

Pionero

ijo

unto F

ia de P

renc s y refe


4

Especial Día de Punto Fijo

Punto Fijo- Coro, viernes 27 de febrero de 2009

IbaUf[Uf]hY‰cUbW`UXc Yb`UWcfX]U`]XUXdUfU[iUbYfU Margarita, estado Nueva Esparta, y se vino a esta tierra a cursar 1er año de bachillerato en el liceo Mariano de TalaTranscurría el año 1960 cuando Pe- vera. dro Manuel Marval Marcano pisó Punto Llegó en avión al Aeropuerto Las Fijo. Había culminado el 6to grado en Piedras, ubicado en aquel entonces en lo que hoy se conoce como el sector Antiguo Aeropuerto. Relató Pedro que sólo duró ocho meses en el liceo, no aguantó los intensos regaños de sus profesores, especialmente del profesor Galea, a quien recuerda como un severo, pero excelente educador. Inmediatamente comenzó a trabajar en la “Tamborera”, y así fueron transcurriendo el algia sus años en diversas Don Pedro recuerda con nost ayer Punto Fijo tranquilo y sano del empresas. Vivió por mucho tiempo en una casa situada en la calle Garcés del Visitaba m uchos b ares con casco central de sus amig os Punto Fijo, propiedad de Leonardo Castillo, hombre que poseía “aquí habían numerosas viviendas en la muchos bares, eran como 10 localidad. en una cuadra, visité muchos, sobre Cuenta que la cordialidad todo uno que se llamaba Bar 51, ahí nos de la gente y la tranquilidad reuníamos a jugar dominó, caballo y a del pueblo fueron las razones beber”. que lo llevaron a decidir hacer Don Pedro se mudó a Banco Obrero, su vida en esta tierra. Se casó sector que tiene más de 40 años de creacon una paraguanera con quien do. Cuenta que en el terreno donde ahora procreó cinco hijos. está el estadio Eduardo “Tata” Amaya, Recuerda de aquella época el estuvo por muchos años el primer hiDon Ped Pasaje Zeiter, centro comercial pódromo de Punto Fijo, ahí veía las caro, enam orado d que se sostiene en el tiempo. Con rreras de caballo. También recordó con e Punto Fijo picardía habló de los bares, añoranza el estadio Mene Grande, lugar Vicar Guzmán Fotos/ Miguel Gómez

donde jugaba pelota. Con casi 50 años en Punto Fijo, el señor Pedro recuerda con nostalgia a la ciudad de ayer, pueblo tranquilo y sano. Actualmente observa cómo crece aceleradamente en lo urbanístico, en el turismo y en servicios. Piensa que a futuro será una gran ciudad, sin embargo no deja de recordar la mejor época de su vida, la vivida en el Punto Fijo del ayer.

Olga Díaz

@UaUYghfUeiYYbgY‰ŠU`YYfUDibhc:]^c que formaron a más de un paraguanero en la primera escuela del “caserío más grande del mundo”. Al hablar de Punto Fijo, antes como Nacida en Los Taques, graduada de distrito y ahora como municipio, no es normalista a los 17 años, inició su carrejusto olvidar a los protagonistas que con- ra de enseñanza en la primera escuela de tribuyeron de una u otra forma a la for- Punto Fijo. Diariamente iba y venía a pie, mación educativa de sus habitantes. “pero me sentía orgullosa de servir a los Olga Díaz de Díaz, integra la lista de demás”, enfatiza doña Olga. las personalidades A pesar de que en esa época el único requisito para ser maestra era tener educación primaria, ella no se conformó con el grado de normalista, y continuó estudios en lo que se llamó instituto de capacitación y mejoramiento profesional del magisterio, hoy conocido como Universidad Pedagógica Libertador (UPEL). Doña Olga procreó cuatro hijos, dos varones y dos hembras, quienes le han proporserío más cionado la dicha de ser abueela del ca cu es a er e la prim la de 12 nietos y bisabuela de achada d

Neida Olivares Fotos / Claudio García

F el mundo grande d

seis. A sus casi 92 años, rememora con orgullo que para realizar sus estudios de mejoramiento docente, se trasladaba en su vehículo hasta la ciudad de Coro, acompañada de otras cuatro compañeras de trabajo y estudio. Doña Olg a Díaz de Díaz, prim Menciona que fueron to Fijo era maest ra de Pun tiempos duros, porque iban y regresaban el mismo día, pero la satisfacción del logro era más sig- penas a nificativo para ellas que el sacrificio que Roberto Velazco, Olinto debían hacer. Quevedo –alumno excelente- cuando los Refiere que de la enseñanza de esos niños tenían respeto, cierta enseñanza tiempos añora el respeto y la obediencia, hogareña y cultura natural, menciona con en la que eran formados los muchachos nostalgia doña Olga. Recomiendo a los padres de hoy que de entonces, “cuando me encuentro con alguno de ellos, que ya son hombres vie- sean más responsables, que trasmitan jos, me contento mucho al verlos, y al pa- buenas costumbres, valores religiosos, sar por el sitio de la escuela, recuerdo los los eduquen con una dosis mayor de resinicios de Punto Fijo”. pecto aunada al cariño, porque no es con Dice que fueron tantos sus estudian- castigo, sino con mucho amor como se tes, que hoy su mente recuerda a duras consiguen personas de bien.


Punto Fijo- Coro, viernes 27 de febrero de 2009

5

Especial Día de Punto Fijo

Rosa de Colmenares:

Ã9ghUh]YffUh]YbYU`[ceiYhYUhfUdUÄ Vicar Guzmán Fotos/ Miguel Gómez

Una fuerte discusión con su suegra la empujó junto a su esposo y pequeña hija, en aquel entonces, al pueblo de Punto Fijo. Rosa de Colmenares llena de recuerdos, relató con entusiasmo que jamás imaginó que un viaje de disfrute se convertiría en 29 años de amor, entrega, esfuerzo y trabajo a esta tierra. A los 16 años partió en compañía de su esposo e hija desde la ciudad de San Cristóbal. Para ese entonces todo le era desconocido, nunca había visitado Punto Fijo. Con brillo en los ojos cuenta que esta ciudad tiene algo que atrapa a la gente, “llegamos con dos cajas de artesanía para vender por unos días, y nos quedamos para toda la vida, es algo inexplicable, esta tierra nos atrapó”. Junto a su esposo comenzó a vender artesanía de varios estados a las afuera del supermercado ios inic sus CADA, en Judibana, ahora tiene su res que n e er propia tienda en la casa donde resih a b í a Zeit e j asa de, lugar que ha acondicionado para en una misma El P atender a propios y turistas. calle. “Era impresioLa familia de Rosa continúo creciendo, nante, eran como 18 por calle; tiene tres hijos y un esposo incondicional los hombres se la pasaban en esos lugacon quien comparte el trabajo y la responsa- bili- res, mi esposo a veces se me perdía”. dad de una familia. Por más de 20 años vivió alquilada. Asombrada aún, manifestó que lo que más le Primero residió en la población de Santa sorprendió cuando llegó a Punto Ana, lugar que definió como un caserío Fijo fue la cantidad con poca gente, en aquel momento. de baDespués de un año se mudaron a Jayana, de ese sitio recuerda una historia que nunca olvidará. Un día estaba lavando en el patio de la casa, cuando de repente vio una sombra, ¡era un espanto! Como algo muy folklórico de campo, la espantaron. En ese momento no dudó en mudarse. La última vivienda, que adquiere luego de tantos años, está ubicada en la calle Sucre, entre Colombia y Bolívar, en pleno casco central. Allí acondicionó un área donde exhibe la artesanía para la venta, ahora convertida también en el Rosa de Centro de Información Turístico y Arsu vid Colmena re a, que tesanal “Nuestros Hijos”. darse s manifest ó en Pu nto F haber tom Con su rostro rozagante, Rosa consiijo ado la mejor dera que Punto Fijo ya no es el mismo de decis ión de antes, el pueblo tranquilo que le abrió las

puertas para la superación de ella y su familia, ahora es una ciudad que cada día se desarrolla con una avasallante Zona Libre y u n gran aumento urbanístico.

quebles pe

numera lberga in Zeiter a je a s a P Hoy el ercios ños com


6

Especial Día de Punto Fijo

Punto Fijo- Coro, viernes 27 de febrero de 2009

Daniel García:

Ã9`Dibhc:]^cXYUmYfbibWUjc`jYfzÄ Neida Olivares Foto / Claudio García

Daniel García, decimista del sector La Trinidad, m u -

nicipio Carirubana desde el año 1943, a sus 71 años ha sido testigo de mucha historia por contar acerca de Punto Fijo, otrora caserío más grande del mundo, y ahora capital económica del estado Falcón. Conoció a Punto Fijo cuando literal-

El p o form pular a pa pers o rte de l naje “ P os r ecu ataruc o” erd os

os de caserío

bia en los tiemp

La avenida Colom

mente era un caserío, cada una de las casas

tenían su corralito de chivos, marranos y algunos tenían ganado vacuno. Estaba circunscrito a unos pedacitos de calle, como eran la Rafael González, la Sucre y una pequeña parte de la Comercio. Cuenta que se cocinaba con leña que se traía del campo, desde donde también venían a vender la carne, ad huevos, gasegurid idad y la il u q n a llinas y mula tr : “Añoro chos otros pro- Daniel Garcíaa” c podías ductos que traían de esa épo dormir con las ventaLuis Atacho, nas y la puerta abierta y no pasaba Maxiniano Velazco, Quintín García, Florencio López, nada, no había ladrones ni mirones indiscretos”. entre otros. “Otra cosa era el fiao, a razón “Añoro de esa época la tranquilidad, porque se acostumbraba de que todos nos conocíamos se sentarse a las puertas de la casa, a daban el Lujo de darnos mercanconversar con los vecinos a la caí- cía que pagábamos después”. Aunque García está claro que da de la tarde, era algo placentero intercambiar las tareas cotidianas, volver al pasado es imposible, porque Punto Fijo ha crecido detodos nos conocíamos”. “El otro aspecto que añoro con masiado, cree que el puntofijense pasión –comentó- es la seguri- no debe cambiar su forma de ser. Apuntó que el crecimiento dad que gozábamos, de la ciudad se ha criticado por la anarquía que reina, incluso el colapso de los servicios públicos que considera ser producto de una falta de planificación, “muchos creyeron que siempre iba a ser pequeño”. Añora los personajes populares como Felipe Medina, nativo de El Cardón, “lo llamábamos ‘Lipe’, fue aquel que por las tardes le daba por dirigir el tránsito en la esquina de la calle Ecuador con Comercio”. También Bernardo Garcés, “Pataruco”, el personal más anecdótico de Punto Fijo, fue detenido varias veces por boca sucia, ebrio y escandaloso, hasta lo tuvieron que sacar en dos oportunidades, lo enviaron a Morón y Pueblo Nuevo, pero siempre regresaba. “Fue el personaje más popular que ha habido aquí”.


Punto Fijo- Coro, viernes 27 de febrero de 2009

Especial Día de Punto Fijo

7

9`AUfUhŠbXYDibhc:]^c gYYgZiaŠYbY`h]Yadc Heberto León B. Fotos/ Anavid Quevedo

En el pasado Punto Fijo tuvo eventos deportivos emblemáticos que aún perduran intactos en la memoria del paraguanero, los juegos Shell, los torneos de béisbol mayor Martiniano Zavala o las primeras Copa Génesis. Pero una actividad que se proyectaba con gran magnitud era el Maratón de Punto Fijo, una carrera cuya perspectiva a futuro apuntaba a que la ciudad del viento sería referencia nacional para los mejores corredores del país que viniesen a desafiar la brisa y ser campeones en suelo caquetío. “Yo no exagero, pero estuvimos a punto de que esa prueba fuese tan importante como el o Eco Maratón de San Sebastián pertin io ves r ia o el Maratón de Maracaid tinto del ex bo”, rememora el nervio motor nuncio a n u de la competencia de fondo más ora remem relevante que se ha corrido en ráfica Esta g pavimento puntofijense, Leonel época el maraSalas. tonista del momento en Salas era para ese entonces un Venezuela, y claro, ganó sobrado”, reatleta de esa especialidad pero reticuerda el dirigente, quien aclaró que la distancia rado, que buscaba con el Maratón de Punto Fijo siempre fue 12 kilómetros y no los 42 que se estitrabajar en pro de la prueba y, además, realzar más pula en esta prueba. “Era una carrera más pedestre, el deporte de pista y campo en Falcón. pues lo que buscábamos era institucionalizarla a El I Maratón de Punto Fijo se corrió en 1987 y nivel nacional”. los dos siguientes años sucesivos las ediciones fueMuchas características significativas tuvo esta ron una mejor que otra. “En el tercer maratón justa de campo, en ella corrió un invidente, César vino para acá Armando Azo- Velazco (guiado por el luchador y sambista Albercar, para esa to Lugo), tomó parte la selección de discapacitados de Venezuela como preparación para un Suramericano en México y la disputaron personalidades del actual acontecer deportivo del estado como Yamil Ramones (expresidente de Fundefal), Luis Lugo (de la dinastía serrana), entre otros. Sin embargo sólo las tres primeras contiendas brillaron en organización, en los años siguientes faltó entusiasmo, voluntad de la dirigencia deportiva de turno, y el Maratón de Punto Fijo se esfumó en el tiempo, perdiendo el gran empuje que le habían dado Carmen de Labino, Alejandro Weffer, el Consejo de Carirubana, Carlos Centeno, el personal técnico de Maraven, la Asociación Falconiana de AtletisLeone mo, la Escuela Jigoro Kano, Guillermo Arrioja l Salas recuerd quiere (periodista de Meridiano) y Guzmán Antonio a que vu elvan e la vistosidad Macho. sos tie del clá mpos

sico m

aratón

,

Los discapacitados causaron gran impresión Ni siquiera el maratón era una competición familiar para el Punto Fijo deportivo de esa época. Por ello cuando la ciudadanía vio la participación de algunos atletas discapacitados, corredores en sillas de ruedas y en muletas, otros que habían venido a prepararse para una contienda en México, sintió gran asombro. “Eso fue una nota muy jocosa de este clásico puntofijense, pues más de uno creyó que estos competidores eran unos prófugos del hospital (se ríe de las ocurrencias del paraguanero), es que hasta tenían basamento, pues detrás de estos corredores venía la ambulancia resguardándolos y más atrás la patrulla de la policía”, contó Leonel. Cuadro general del último maratón Campeón absoluto: Armando Azocar Libre masculino 1er. lugar: Luis Lugo 2do. lugar: Diego Hernández 3er. lugar: Sergio Ortiz 4to. lugar: Jesús Romero Otros que figuraron: Yamil Ramones, Ángel García, Noemí Lugo, Ecnivis Aguillón, Alida Bloquet, José Blanco, María de Riera.

Libre femenino 1er. lugar: Norvelis Rodríguez 2do. lugar: Lisbeth García 3er. lugar: Grisli Fonseca

Submaster 1er. lugar: José Faría 2do. lugar: Fernando Espejo 3er. lugar: Leoni Alvarado



Especial Día de Punto Fijo Viernes 27-02-2009