Page 40

domingo

Coro - Punto Fijo, 2 de mayo de 2010

Año 6 Nº 2331 Bs. 2.500 (Bs. F. 2,5)

Murió motorizado por no usar casco

Gregori José Mosquera Refunjol (19)

Uno de los tíos del fallecido, contó las últimas horas en vida del muchacho

Franklin Morales Fotos / Juan Carlos Martínez

que lo encarriló directo al mástil del alumbrado público. El impacto fue directo a la cabeza del muchacho, pero no hubiese sido mortal si hubiera conducido con su casco protector. Gregori era obrero en la primera etapa de la construcción de Balcones Paraguaná; cuentan sus familiares cercanos que el viernes lo tomó para hacer tareas del hogar, y había pintado su residencia en Las Adjuntas. Ya finalizada la tarde pidió prestada a un amigo la motocicleta en la cual se mató. Inicialmente se dirigió al sector 23 de Enero de Punto Fijo, y luego, por razones desconocidas, se fue a Ciudad Federación. Allí a las 11:30 de

Gregori José Mosquera Refunjol, un joven de apenas 19 años, murió de manera inesperada cuando al filo de la medianoche del viernes, estrelló la moto que conducía contra un poste asentado en el principal acceso a Ciudad Federación, justo enfrente del Paraguaná Mall, en la entrada a Punto Fijo. La versión más probable del accidente describe que en plena marcha se rompieron unos eslabones de la cadena de la transmisión de la motocicleta, lo que hizo que Gregori perdiera el control de la unidad y no pudiera desviar la ruta

Los familiares de la víctima se condolieron en la entrada de la morgue del Hospital Calles Sierra

la noche de manera prematura lo sorprendió la muerte. Hora y media después del funesto percance el cuerpo sin vida fue levantado por unos amigos, aproximadamente a la 1:00 de la madrugada y fue trasladado al Hospital Calles Sierra, en vehículo particular. El parte médico especifica que

falleció de modo instantáneo por traumatismo craneoencefálico severo. Gregori era el mayor de los cuatro hijos de Marysabel Refunjol; y estaba casado con Odalis Arellano, una jovencita con la que procreó dos niños que quedan en la orfandad, uno de un año y otro de apenas un mes de nacido.

H]fchYUXcgXcg^ŠjYbYg Yb7fYc`UbX]U

Yeani Amaya fue trasladado a una clínica privada ante el cuadro médico que presentaba Franklin Morales Foto / Juan Carlos Martínez

Yeani Amaya (23) sobrevive con

dos balas en la cabeza y se aferra al delgado hilo de la vida que lo sostiene. Su compañero Yohan-

dri Rodríguez (24) recibió un disparo en la pierna y ya abandonó el Hospital Calles Sierra, lugar

donde atendieron a los lesionados. El brusco episodio aconteció en Creolandia, municipio Los Taques a las 10:00 de la noche del viernes; y en una presunción no corroborada que maneja Polifalcón, se señala que Amaya se negó a pagar de inmediato una suma de dinero que le exigía un

acreedor, e inclusive en el fragor de la conversación le cruzó la cara con dos manotazos. El cobrador no reaccionó a la agresión y golpeado se marchó del lugar, pero

minutos después regresó en compañía de tres hombres. Extraoficialmente se dice que los cuatro estaban armados y dispararon contra Amaya y Rodríguez.

Diario Nuevodia Domingo 02-05-2010  
Diario Nuevodia Domingo 02-05-2010  

Diario Nuevodia Domingo 02-05-2010

Advertisement