Issuu on Google+

IGLESIA CRISTIANA NUEVA NACION

“DIOS DE PACTOS” PREDICACION POR EL PASTOR JAVIER PEREZ “Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” 2 Timoteo 3:16-17


DIOS DE PACTOS. Hechos 3:25-26 Dios es un Dios de pactos. La Biblia en realidad es un registro de los pactos de Dios con su pueblo. Y es muy interesante que la palabra pacto ocurre en toda la Biblia de Génesis a Apocalipsis, ocurre 300 veces, o sea, lo que es palabra específicamente pacto, también hay otras palabras como juramento, promesa que quieren decir algo similar, pero la palabra pacto es una palabra importante para el Señor y está registrada ahí en muchas maneras. I. EL PACTO DE DIOS CON NOE Y la primera vez que aparece esa palabra pacto en la Biblia es en el Capítulo 6 de Génesis, en ese Capítulo describe la terrible situación de la humanidad en ese momento que había caído en violencia, en perversión y dice que por ese gran pecado, Dios declaró un juicio contra esa generación, un juicio de destrucción por un diluvio. Dios que conocía el corazón de ese pueblo, también estaba atento al corazón de un hombre en esa generación, y Dios le hizo un acercamiento a Noé, quien de acuerdo a Génesis 6:9, dice que fue un hombre que halló gracia ante los ojos de Jehová porque era un varón justo, perfecto en sus generaciones y que caminó con Dios. Ese es quien era el recipiente del pacto del Señor en ese momento. Dios le extendió la oportunidad a Noé, de salvarse del diluvio, no solamente él sino a su esposa, sus hijos, las esposas de los hijos. Así que de esa manera, en la Biblia, en el libro de


Génesis, Dios comienza una relación especial con Noé, y en el Capítulo 6, en el versículo 18, dice, “… más estableceré mi pacto contigo y entrarás en el arca tú, tus hijos, tu mujer y las mujeres de tus hijos…” Dios fue el que tomó la iniciativa de establecer este pacto. El pacto fue para el beneficio de Noé y sus descendientes, y Noé por su parte entró en pacto con Dios. La parte de Noé fue simplemente creerle a Dios y construir el arca. Eso fue todo lo que Noé hizo, y Noé aceptó el regalo que Dios le dio, un regalo de gracia y misericordia inmerecida. Noé la aceptó. II. EL PACTO DE DIOS CON ABRAHAM Preste atención especial a las palabras claves como “promesa” y “herencia.” El concepto empieza con las promesas que Dios le hizo a Abraham en Génesis 12:3, Génesis 13:14-15 y Génesis 17:7-8. Estas promesas también fueron hechas a Isaac (Génesis 26:4) y a Jacob (Génesis 28:14) los cuales son el hijo y el nieto de Abraham. Estos tres también son conocidos como los patriarcas. Génesis 12:3 “Y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.” Esto es una referencia al Mesías (Jesús). Dios le prometió a Abraham que a través de su descendencia vendría alguien por el cual el mundo sería bendecido (salvo). Pablo lo confirma en Hechos 3:25-26: “Vosotros sois los hijos de los profetas, y del pacto que Dios hizo con nuestros padres, diciendo a Abraham: En tu simiente serán benditas todas las familias de la tierra. A


vosotros primeramente, Dios habiendo levantado a su Hijo, lo envió para que os bendijese.” La segunda promesa tiene que ver con la tierra. Las familias que serán bendecidas son las familias de la tierra. Y es en la tierra que las familias serán bendecidas. Dios específicamente le promete a Abraham la tierra (o nación, como se le refiere en algunos casos) como su herencia. Génesis 13:14-15: “Y Jehová dijo a Abraham: Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente. Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre.” Génesis 17:7-8: “Y estableceré mi pacto entre mí y tú, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, en pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti. Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti la tierra que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos.” III. EL PACTO DE JACOB CON DIOS Génesis 28:20-22 nos confirma: “E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti” Cuando Jacob huye de su casa, sale sin nada. Entonces duerme en el campo y una piedra le sirve de almohada. Esa noche sueña con ángeles que suben y bajan del cielo por una escalera, así que se levanta y unge la piedra. Nuestro Padre


es un Dios de pactos y el voto de Jacob se selló con su promesa de diezmo. Si diezmas, cree en el poder que hay en ese pacto y depende del Señor Jesucristo, tu Sumo Sacerdote, el pacto divino está hecho y puedes apelar a ese pacto. Jacob hizo tres pactos, el primero con su hermano Esaú, el segundo con su tío Labán y el tercero con Dios que nunca le falló. IV. PACTO ENTRE PERSONAS Y la Biblia no solamente habla acerca de pactos entre Dios y los hombres, sino que también cuenta la historia hermosa de pactos entre dos personas. Y dos ejemplos de esto, dos ejemplos preciosos en la palabra de esto son el pacto entre Ruth y Noemí. “… no me ruegues que te deje y me aparte de ti, porque adondequiera que tu fueres iré yo y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios mi Dios, donde tu murieres, moriré yo y allí seré sepultada. Así me haga Jehová y aún me añada que solo la muerte hará separación entre nosotras dos…” El pacto entre Jonatán y David. Otro ejemplo, ocurre en Primera de Samuel donde nos habla acerca de Jonatán que obró para beneficio absoluto de David. David era perseguido por el padre de Jonatán, quería la muerte de él, y aún desde el principio, Jonatán sabía que David en un sentido podía ser su competencia en el trono porque él sería heredero al trono, pero no vio eso, sino que amó tanto a David que hizo el pacto


para beneficio de él, y vemos que en este versículo, en el versículo 4 de Primera de Samuel 18, dice: “… y Jonatán se quitó el manto que llevaba y se le dio a David y otras ropas suyas hasta su espada, su arco y su talabarte…” Y de esa misma manera que dio esas cosas tangibles, también le dio su protección y su amistad genuina. Y lo hizo, no para beneficio suyo, sino lo hizo para el beneficio de David. Así que es la primera característica de una mentalidad de pacto, cuando hacemos algo por otro para el beneficio del otro. Y no nos cabe duda que también otro pacto entre dos personas, es el pacto del matrimonio, según la Palabra de Dios en el libro de Malaquías en el Capítulo 2:13-14 “Pero vosotros hacéis aún más: inundáis de lágrimas el altar del Señor y lloráis con grandes lamentos porque el Señor ya no acepta con gusto vuestras ofrendas. ¿Y todavía preguntáis por qué? Pues porque el Señor es testigo de que tú has faltado a la promesa que le hiciste a la mujer con quien te casaste cuando eras joven. ¡Era tu compañera, y tú le prometiste fidelidad!” Dios expresa un profundo dolor por el divorcio y él lo que dice es que en esos versículo que declara que el divorcio es una violación del pacto, de un pacto entre dos personas. Conclusión. Así que nosotros vemos que desde los comienzos Dios le ha comunicado al ser humano sus intenciones de pactar con él, y eso sigue hoy en día todavía, Dios hace pactos


con cada uno de ustedes, hace pacto con hombre, mujer, soltero, casado, niños, él no tiene acepción de personas para establecer pactos. El pacto más importante que Dios ha hecho con el hombre fue el de dar la vida de su propio Hijo para salvarle de la condenación según Hechos 3:25-26


IGLESIA CRISTIANA NUEVA NACION

Direcciรณn: Calle 29 No. 6-27 Tel. (57-1)-6-3457153 Cel. 3136822131 Pรกgina Web: Pรกginas amarillas: Email:

www.iglecrisnuevanacion.in www.amarillasinternet.com/iglecrisnuevanacion Javier @iglecrisnuevanacion.in

PEREIRA, RISARALDA, COLOMBIA


Dios de pactos