Page 53

C I N E

Atom Egoyan dividió a los espectadores con Adoration, donde aborda temas relacionados con la comunicación en el mundo moderno

Simon, cuyos padres han muerto en un accidente de coche, que se inventa una historia, inspirada en el atentado fallido de 1986 en el que un palestino había enviado a su novia embarazada con una bomba. El joven se hace pasar por el hijo nacido después de esta historia que difunde por internet provocando reacciones diversas. Una vez más, Egoyan divide a los espectadores de Cannes, creando partidarios entusiastas y personas a las que esta obra deja indiferente. EL CLASICISMO DEL CINE PSICOLÓGICO

El director turco Nuri Bilge Ceylan es fiel a la cita de Cannes desde 2003. Ahora sorprende con una película que pertenece al cine negro: Los tres monos. Según la fábula, los tres monos no querían ni ver, ni oír, ni hablar. Esto es lo que ocurre en el seno de una NUESTRO TIEMPO

44-55 Cannes.indd Sec1:11

familia. El padre trabaja de chófer para un político y este le pide, a cambio de una suma de dinero, que asuma un accidente de coche que podría, en plena campaña electoral, impedir su elección. La película, bien realizada, alterna el suspense policiaco con el estudio psicológico de los personajes, pero su relieve no pasa, sin embargo, de discreto. En sus clasificaciones a lo largo del Festival, los críticos franceses habían cubierto de palmas de oro la película de Arnaud Desplechin, Conte de Noel. Es cierto que su reparto era prestigioso: Catherine Deneuve, Mathieu Amalric, Melvin Poupaud, Emmanuel Devos, Chiara Mastroiani, etcétera. Es una historia de familia en la que la madre (Catherine Deneuve) necesita un trasplante de médula. Toda la familia se reúne para hacer las pruebas de compatibilidad: el momento de descubrir viejas historias, oposiciones cerradas y secretos olvidados. Diálogos brillantes y riqueza psicológica sirven para hacer el retrato de familia. El problema de este tipo de películas es que la multiplicidad de personajes y la complejidad de sus relaciones no siempre aclaran las intenciones del autor. El dossier de prensa contenía un árbol genealógico que parece esencial para los futuros espectadores. James Gray ha conseguido con tres películas (Little Odessa, The Yards y We Own The Night) situarse en buena posición en el firmamento cinematográfico. Sus obras, hasta ahora consagradas al cine policiaco, eran aceptadas por el público y la crítica. En su nueva película –Two Lovers– abandona su género predilecto para contar los problemas sentimentales a los que se enfrenta Leonard (Joaquin Phoenix). En el seno de una familia judía, sus padres desean encontrarle una 53

18/6/08 20:24:06

Nuestro Tiempo 649-650  

Julio-Agosto 2008 / Revista cultural y de cuestiones de actualidad de la Universidad de Navarra / Cultural magazine and current affairs from...

Advertisement