Page 37

V I A J E

da en paredes de granito. Ha llegado a abrir vías de grado 8, una hazaña al alcance de muy pocos especialistas. —Pero siempre habrá riesgo con las olas, ¿no? —Sí, claro. Hay que andar muy atento para que no te arrastren o para que no te tiren contra la roca. Antes de empezar a trabajar tenemos que fijarnos bien en cómo vienen las olas, con qué ritmo, por dónde entran, dónde golpean. Los que se quedan en el barco vigilan por si viene una peligrosa. —¿Te gusta el oficio? —Es lo que hay. En esta zona no tenemos otra cosa. Pero sí que me gusta, porque no es un trabajo monótono. Sales al mar y todos los días son distintos, cada vez tienes que decidir cuál es la mejor manera de acercarte NUESTRO TIEMPO

34-43 costa da morte.indd Sec1:14

a las rocas. Y poco a poco las vas conociendo todas, sabes cuáles son los puntos más peligrosos, por dónde suelen atacar las olas, dónde hay peligro de que te arrastren… En la última hora de la bajamar y la primera de la pleamar, el barco en el que trabaja Benito suele acercarse a las zonas donde las olas baten con mayor fuerza. Porque los percebes se hacen apreciar: los más suculentos son los que viven aferrados en los roquedos más peligrosos. Los acantilados de la Costa da Morte, y especialmente algunos peñascos de Punta Roncudo, son los lugares ideales para que esta especie crezca con un vigor excepcional, con esas carnes tan firmes y sabrosas. En este paraje se da una mezcla ideal de factores. La agitación constante del mar y las fuertes corrientes de la zona hacen que 37

18/6/08 20:21:26

Nuestro Tiempo 649-650  

Julio-Agosto 2008 / Revista cultural y de cuestiones de actualidad de la Universidad de Navarra / Cultural magazine and current affairs from...