Page 33

I N T E R N A C I O N A L

que la carrera de la antorcha simbolice en la actualidad la unión deportiva entre los pueblos. O en palabras de Pierre de Coubertin, quien por cierto no quiso asistir a los juegos de Berlín: “Que la antorcha olímpica siga su curso a través de los tiempos para el bien de la humanidad cada vez más ardiente, animosa y pura”. Aunque no con la contundencia que hubiera deseado, el medallero también le dio la razón a Hitler y a su pretendida superioridad de la raza aria. La XI Olimpiada acogió a 4.069 atletas procedentes de 49 países (de ellos, solo 328 eran mujeres). Alemania fue la más laureada, con un total de 89 medallas (33 de oro, 26 de plata y 30 de bronce), mientras que Estados Unidos, segunda en el medallero, consiguió 56 (24 de oro, 20 de plata y 12 de bronce). Las medallas de las supuestas razas inferiores como las 18 de Japón, las cinco de Egipto, las dos de Tur-

29-33 berlín.indd Sec2:16

quía o la de India no llegaron a inquietar al régimen, aunque algo más molestas fueron para Hitler las victorias de los atletas negros norteamericanos. En realidad, solo un botones afroamericano de 22 años estuvo a punto de arruinar el gran teatro nacionalsocialista: Jesse Owens fue el gran triunfador de los Juegos y consiguió cuatro medallas de oro en las disciplinas más prestigiosas: 100 y 200 metros lisos, 4x100 y salto de longitud. Su récord no fue igualado hasta 1984 por Carl Lewis. En la final de salto de longitud, tras haber realizado Owens dos nulos y estar a punto de ser eliminado, su rival alemán Luz Long le recomendó que calculase el salto desde varios centímetros antes de la tabla de batida. Owens le hizo caso y ganó el oro. Luz Long le felicitó calurosamente ante el estupor del mundo. Su abrazo fue, sin duda, el mayor fracaso de Hitler en Berlín 1936. ■

18/6/08 20:13:46

Nuestro Tiempo 649-650  
Nuestro Tiempo 649-650  

Julio-Agosto 2008 / Revista cultural y de cuestiones de actualidad de la Universidad de Navarra / Cultural magazine and current affairs from...

Advertisement