Page 28

I N T E R N A C I O N A L

Budistas queman incienso en Yonghegong, el Templo de los Lamas de Pekín. terna de China, no a lo que el resto del mundo quiera”, opina Tracy. El mundo tiene mucho que criticar a China: desde su política exterior –tan desinteresada en inmiscuirse en asuntos internos, que le lleva a ser socio de regímenes como el birmano o el sudanés– hasta, ya de puertas para adentro, el “genocidio cultural” que algunos consideran que se ha hecho con Tíbet o Xinjiang, dos regiones con una identidad cultural y religiosa más marcada; los límites a la libertad religiosa; la censura en los medios de comunicación o la prevalencia de la pena de muerte. El Estado chino, que no ofrece la cifra de ajusticiados, está considerado el mayor ejecutor del mundo. Pero también es cierto que la coletilla de “violador de los derechos humanos” salta con 28

16-28 china.indd Sec1:27

facilidad al hablar de China, como si otros muchos países con ínfulas de democracias ejemplares no la mereciesen. El Imperio del Centro es como un continente: grande, diverso y complejo porque está experimentando la mayor y más rápida transformación de un país en la historia. Su éxito y sus miserias provocan temor. Pero, como apunta el genial cineasta hongkonés Wong Kar-wai, “es más fácil demonizar a China que comprenderla”. El 8 del 8 de 2008, el triple ocho de la buena suerte para los chinos, esa nación, nueva y polifacética, hará una pausa en su viaje al futuro para desnudarse un poco más ante el mundo. Una oportunidad de oro para que este empiece a entender a todas esas Chinas, empezando por la olímpica y acabando por la que queda en la trastienda. ■ JULIO-AGOSTO 20 08

18/6/08 20:01:42

Nuestro Tiempo 649-650  
Nuestro Tiempo 649-650  

Julio-Agosto 2008 / Revista cultural y de cuestiones de actualidad de la Universidad de Navarra / Cultural magazine and current affairs from...

Advertisement