Page 1


EDITA: Área de Fiestas Excmo. Ayuntamiento de la Villa de Los Realejos MAQUETACIÓN Isidro Felipe Acosta CARTEL ANUNCIADOR José Manuel Rienda FOTOGRAFÍA Víctor M. González Yanes Mª Teresa Pérez-Siverio Yanes Manuel Socorro González Carmen A. González Expósito Juan García Dumas José Antonio Plasencia Antonio Hernández Hedz. Isidro Felipe Acosta Mª de las Nieves Machado Sacramento FEDAC IMPRIME Gráficas Printer


Unas Fiestas para vivir, sentir y recordar MANUEL DOMÍNGUEZ GONZÁLEZ ALCALDE DE LOS REALEJOS «Hay un trozo de Tierra en Tenerife donde con el progreso indudable y ejemplar, cabe la vida suave y plácida, una vida que permite -una vez al año- el dedicar unos días a la mar, a los marinos que desde allí salieron vigilando albas, dando guardias al propio rumbo, y al horizonte bajo lonas tensas, primero y en lo puentes abiertos a todos los vientos más tarde». Eran éstas unas palabras de Juan Antonio Padrón Albornoz, el periodista de ascendencia realejera que dedicó gran parte de su carrera a glosar al mar y sus barcos a través de las páginas de los periódicos «La Tarde» y «El Día», y en ellas se resume la predisposición con la que los realejeros celebramos la Festividad de nuestra Alcaldesa Honoraria y Perpetua, la Virgen del Carmen. Son estos unos momentos en los que cuatro verbos de nuestro léxico: (recordar, vivir, sentir y participar), estarán presentes en nuestro día a día: Recordar para volver a la vista atrás a un acontecimiento, ocurrido hace 60 años y que cambió, no solo la fisonomía urbana de San Agustín, sino también el destino de Los Realejos.  Era la una de la tarde del 21 de febrero de 1952, cuando un incendio de aterradoras proporciones destruyó en pocas horas el ex-convento de las Agustinas Recoletas de San Agustín, un edificio de gran interés

histórico que albergaba el Ayuntamiento, Juzgado Municipal, Escuelas, Academia de Música, Colegio de Segunda Enseñanza y la Ermita de Nuestra Señora del Carmen. Grandes columnas de humo negro envuelto en gigantescas llamaradas hicieron cundir la alarma en todo el Valle de La Orotava Fue a todas luces una gran catástrofe que sumió en duelo y consternación a todo un pueblo y del que sólo se salvaron la inigualable imagen de Nuestra Señora del Monte Carmelo y otros objetos del culto    Son tiempos también para vivir y lo haremos junto a nuestros seres queridos, porque si hay algo que toda fiesta depara son momentos emotivos que nos transportan a otras épocas. Pero además, la fiesta nos trae un espacio para sentir y éste está profundamente ligado a la devoción que le profesan los hombres y mujeres de esta Isla a esta bella imagen mariana que desde su llegada desde los talleres de Génova, hace ahora casi cuatro siglos, no ha cesado de crecer. Solo nos queda participar, y cuanto más mejor, en unos actos programados con ilusión, y sobre todo con imaginación, con el fin de que la recesión económica en la que estamos sumidos, no reste ni un ápice de brillantez a esta centenaria celebración festiva que es esperada con impaciencia por miles de realejeros.


Julio y sus sensaciones ISABEL ELENA SOCORRO GONZÁLEZ CONCEJALA DE FIESTAS La vida nos brinda la maravillosa oportunidad de estrenar sentimientos. Las sensaciones y la intensidad de éstos pueden variar acompasadas y jalonadas por los acontecimientos que te van sucediendo. Generación tras generación hemos visto a nuestra Virgen del Carmen con ojos de niño, con la visión de un adulto, con la devoción de una madre o con la experiencia de un abuelo… Un nuevo sentimiento estreno en mi vida, un sentimiento maternal reflejado en la imagen de mis desvelos con el niño, un vínculo que me acerca más si cabe a ella y que me hace comprender y sentir más intensamente la devoción de mis padres, abuelos, bisabuelos… Esta nueva visión maternal, hace que la devoción se aleje más si cabe de tu persona para rogar por los que te dieron la vida y por quien se ha convertido en el centro de la tuya. Por eso este año para quien escribe quedará resumida la fiesta al momento en que ofrezca a mi pequeña Gabriela a la Virgen.

Todos podríamos ver reducida la fiesta a un momento especial, por eso quiero recordar algunos momentos del pasado año como el Pregón de Carmen Ana González Expósito tanto por su contenido esbozado de una forma pedagógica, como por la sensación de una cuenta saldada con alguien que mereció haberlo sido hace ya mucho tiempo, o el hecho realzado por nuestro brillante mantenedor de la Fiesta de Arte 2011, José Javier Hernández García, quien destacó un valor de las Fiestas de julio, que por la naturalidad con la que se hace, nos había pasado desapercibido: «Somos de los pocos pueblos, en los que su imagen más venerada es llevada a hombros por los habitantes de otro municipio». La procesión de los marinos refleja la generosidad de dos pueblos, el portuense por venir a cargar y el realejero por ceder la imagen. Desde la Concejalía de Fiestas deseamos que les quede en la retina algún momento especial en estas fiestas, que los habrá ya que se ha cuidado un programa de actos acorde a los tiempos y a la altura de lo que celebramos y por qué no, poder sentirla como nunca lo habías hecho.


En el treinta aniversario de la Coronación de la Virgen Las Fiestas en honor a la Santísima Virgen del Carmen en este año 2012 nos traen a nuestro encuentro dos acontecimientos relacionados estrechamente con Ella y con nosotros sus hijos. Uno acontece ya, y el otro va a acontecer pronto. El primero es que en este año 2012 se cumplen los 30 años de la Solemne Coronación Canónica de la imagen de Nuestra Madre y Señora del Carmen. Fue el domingo 18 de julio del año 1982. Para los que tuvimos el providencial designio de estar allí, es un acontecimiento imborrable. La Coronación Canónica es la distinción más importante que hace la Iglesia, señalando la especial veneración y devoción del Pueblo de Dios a través de una imagen concreta. Una veneración y devoción que son más que palpables para todos, siempre, desde el día que llegó su Sagrada Imagen desde Génova en Italia en el primer tercio del siglo XVIII, y que se hace manifiesta especialmente de manera permanente en los «Miércoles del Carmen». Precisamente este 30 aniversario de la Coronación de

la Virgen cae en Miércoles, 18 de julio, y hemos querido hacer la Celebración Solemne, coincidiendo con esa hora de las nueve de la mañana, como el santo y seña de la devoción a la Santísima Virgen del Carmen. Aprovechemos las oportunidades de gracia, de cultura, y relacionales, que nos brinda esta efeméride del 30 Aniversario de su Coronación Canónica. El segundo acontecimiento es el «Año de la Fe», convocado por el Santo Padre Benedicto XVI a través de la Carta Apostólica en forma de Motu Proprio que lleva por título «Porta Fidei» (La puerta de la fe. Hch 14, 27). En ella el Santo Padre nos invita a fijar nuestra mirada en María, que unida íntimamente a su Hijo es modelo de fe para nosotros. Finalmente, quiero comunicarles que basados en estos dos valiosos motivos, la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen junto con la Venerable HermandadCofradía de La Virgen, ponemos en marcha el proyecto de un Nuevo Libro, agotado el primero, sobre la Historia, Devoción y Amor a la Santísima Virgen. Para ello contamos, en primer lugar, con un amplísimo equipo de expertos investigadores de diferentes edades y experiencias, a los que desde aquí manifiesto mi más profundo agradecimiento por su empeño en esta preciosa labor de equipo, coordinado por Don José Javier Hernández García. En segundo lugar, tenemos la encomiable colaboración de numerosas entidades culturales, sociales y empresariales, como benefactores de este proyecto espiritual, cultural y socio-caritativo. Y en tercer lugar, lo más importante, esperamos contar con la suscripción de muchos de ustedes, como apoyo decisivo a la edición de este verdadero «Documento Vivo de Fe y Amor a la Santísima Virgen del Carmen de Los Realejos». En el marco de las Fiestas se hará la presentación del Proyecto del Libro y se dirá la forma concreta de suscribirse. Que en medio de las circunstancias actuales, sea Ella, nuestra Madre, amparo de nuestra fe, para que no se debilite sino que se fortalezca cada vez más. Con mi súplica por todos ante su Divino Hijo y contando con la intercesión de nuestra Madre y Señora del Monte Carmelo, reciban mi bendición. MARCOS ANTONIO GARCÍA LUIS CURA - PÁRROCO


La dulce mirada de nuestra Capitana la Virgen del Carmen ASOCIACIÓN CULTURAL, RECREATIVA Y FESTIVA «FIESTAS DEL CARMEN» Al contemplar la inmensidad del mar, con el oleaje rompiendo con fuerza contra las rocas donde unos pescadores intentan con paciencia, fe y confianza, arrancarle el preciado fruto de sus aguas, para poder llevar a sus hogares tan ricos manjares, me ha hecho meditar sobre esa inmensidad, esa fuerza en muchas ocasiones brutal e indomable del mar, que no impide que el pescador ante tanta adversidad pierda la fe, porque confía en el Altísimo, al cual dirige por medio de nuestra intercesora la Santísima Virgen del Carmen sus súplicas, y la bravura del océano se hace dócil y benéfica. De la misma forma en nuestra vida cotidiana

no debemos perder la esperanza aunque los problemas nos parezcan insalvables y confiar en la luz que ilumina al mundo, para que así, tarde o temprano,consigamos todos juntos arribar sanos y salvos a puerto contemplando la hermosa imagen del amanecer bajo la dulce mirada de Nuestra Capitana la venerada imagen de la Virgen del Carmen. Por ello un año más, ante la llegada del estío que nos convoca a celebrar nuestras Fiestas del Carmen, esta Asociación Cultural Recreativa y Festiva, desea que durante estos días olvidemos los problemas y vivamos las emociones y alegrías que nos trasmite Nuestra Madre Realejera.


El culto devocional a la «Madre de Dios» en los cuatro puntos cardinales de Los Realejos CARMEN ANA GONZÁLEZ EXPÓSITO EXTRACTO DEL PREGÓN DE 2011 Intentaré llegar a Vds, con un sencillo pregón, lleno de vivencias, recuerdos y todo aquello que he aprendido de mis mayores y de toda la documentación que he podido conseguir a través de la buena voluntad de las personas que me la han facilitado. A todas ellas muchísimas gracias. El realejero siempre ha sido laborioso, pacífico y amante de conservar las costumbres y tradiciones, venerando al Santo Madero, que tantas capillas tiene dedicadas por todo el ámbito local, a los Santos Patronos, protectores del campo, a San Vicente Mártir, pero de lo que sí podemos presumir es del culto devocional a la “Madre de Dios” en los cuatro puntos cardinales de la Villa, porque llegando al mes séptimo del calendario, la mar se acerca tierra adentro y San Agustín se convierte en un pequeño muelle de pescadores cada “Domingo

de la Octava” donde van arribando barquitas llenas de peregrinos con rostros llenos de esperanza y alegría, porque vienen a visitar a su “Madre Realejera”, sin faltar año tras año, desde que la imagen de Ntra. Sra. del Carmen llegó a este lugar en el siglo XVIII. Vienen a mi memoria estas imágenes desde que nací, ya que puedo decir que nací entre el enrame de la fiesta, dado que en mi casa se guardaban, lavaban y planchaban las banderas y sus correspondientes bordones para colocarlos en las plumas. Y fui creciendo entre agujas e hilos, ya que siendo hija de costurera, mi madre confeccionaba muchos de los trajes que las señoras y señoritas encargaban desde el mes de mayo, para lucirlos ilusionadas el “Domingo de la Octava”. Puedo decir sin equivocarme que era el secreto mejor guardado, incluso entre hermanas que residían


en la misma casa, no se desvelaban el modelo que tenían encargado hasta la fecha señalada y casi con humor les digo que era más importante el traje que comer. Recuerdo con bastante nostalgia los días festivos con olor a pueblo, cuando el sábado de la Octava, mi casa era un ir y venir de señoras y señoritas a recoger sus vestidos y de vez en cuando una mirada al campo del barranco para ver la competición de Tiro al plato con la participación de los mejores tiradores de la isla, y como no, el grato olor a carne conejo en salmorejo que salía de las cocinas del contorno. Otro de mis recuerdos infantiles era el famoso y delicioso helado que D. Emiliano hacía y que mi padre en más de una ocasión le ayudó a confeccionar. En mi retina siempre ha quedado la visión de los grandes bloques de hielo que utilizaba para conservar el helado. El degustarlo era como un rito a la salida de misa solemne del “Domingo de la Octava”, por la mañana en el hall del Teatro Cine, así como en la terraza exterior donde se instalaban mesitas, en aquellas copitas de grueso cristal, que era como parte del enrame festero, y no digamos el perfume de los churros que confeccionaba D. Domingo, el churrero de Realejo Alto, que en honor a la verdad han sido los mejores churros que he degustado en mi vida. Otro clásico de mi infancia

fue la caseta de tiro de D. Vicente “Parranda”, las tómbolas y bazares y aunque estaba todo el año en la calle de San Agustín, durante los días de la fiesta también componía parte del atrezzo el carrito de Raúl, las turroneras que al caer la tarde se alumbraban con aquellas lámparas de carburo, la noria, los cochecitos de choque que se instalaban en los solares que hoy en día ocupan las edificaciones de la calle El Mar, las carreras ciclistas con las calles abarrotadas de gente, competición deportiva de gran prestigio, siendo la 2ª prueba en importancia después de la Vuelta a la Isla. Recuerdo cuando se celebró el 25º Aniversario del Cinturón Ciclista El Carmen, con la emisión del Matasellos conmemorativo, y con la asistencia del presidente nacional de ciclismo D. Luis Puig, cortando la cinta que dio salida a la prueba y de la cual guardo la mitad en mi casa. También recuerdo aquellas jinkamas divertidas, muchas veces poniendo el broche final a las fiestas. Algo que a mí particularmente me gustaba mucho eran las carreras de karts en la calle San Agustín. ¡Qué tiempos aquellos! Otros actos que se hacían eran las veladas en el Teatro, interpretadas por jóvenes de la zona, siempre abarrotadas de público, las colaboraciones culturales del Casino Realejos, los bailes de tarde en el Teatro el domingo y el lunes, las exposiciones de fotografías


antiguas, de maquetas de barcos, siendo el que más me atraía el “Cabeza de perro”, que se guarda en la Parroquia del Carmen, ofrecido a la Stma. Virgen por aquel pirata del pasado, Ángel García. En honor a la verdad, para mí lo más importante siempre han sido los cultos religiosos en honor a Ntra. Sra. del Carmen hechos con solemnidad y belleza, las procesiones, cada una con su particular idiosincrasia y devoción popular, todas diferentes pero con el mismo fin: venerar y festejar a Ntra. Sra. del Carmen. Recuerdo perfectamente cuando se acercaban los días del mes de julio, el comentario era: ya están ensayando las misas, este año cantarán la de Perozzi ó la de Franco, misas que ensayaba el Coro Nuestra Sra. del Carmen dirigido por los hermanos Manuel y Mª Auxiliadora Plasencia, pero hay un recuerdo grabado en mi memoria de la Misa de la Juventud de Cristobal Halfter, que dirigiera Carmelo Hernández interpretada por un coro de jóvenes de San Agustín y Realejo Bajo y con la maquetación orquestal dirigida por D. Florentino Bencomo, la cual causó una sensación diferente por lo inhabitual en cuanto a la forma de cantar y por el acompañamiento musical. Haciendo un rápido repaso por los programas de festejos, comprobamos la importancia que siempre han tenido las fiestas y cultos a lo largo de la historia realejera. Solemnidades religiosas como: “La Peregrinación de 1904”, de la cual se guardan como fieles testimonios de la misma los estandartes que se custodian en la Parroquia del Carmen, “la Conmemoración del VII Centenario del Escapulario en el año 1.951”, a la cual acudieron muchas comunidades parroquiales en peregrinación, “la Bajada a San Juan de La Rambla en 1.954”, “la Bendición del nuevo Santuario en 1.965”, “la Solemne Coronación de Ntra. Sra. en 1.982”, “El traslado procesional en 1.985 a la Parroquia de Santiago Apóstol”, que recordaremos siempre, para imponerle a la Imagen el bastón de mando, como “Alcaldesa Honoraria y Perpetua de la Villa” título otorgado por unanimidad de la Ilustrísima Corporación de esa legislatura. Otro acto importante fue “la Bendición del Camarín”, tan ansiado por todos , “la 2ª Bajada a San Juan de la Rambla en el año 2.004” y “la imposición del fajín de almirante de la Armada en el año 2.010”. De igual manera que he repasado los

actos religiosos, también lo he hecho con los actos culturales y populares. Actos culturales que por los años 50 y 60, en muchas ocasiones organizaba el Casino Realejos como “Homenaje y Exaltación al Mar”, contando también con la colaboración del Colegio de San Agustín que también organizaba actos durante las fiestas. A lo largo de los años se ha rendido “Homenaje al emigrante”, asistiendo al mismo autoridades y miembros del cuerpo consular acreditado en la provincia.Muchas personalidades han ocupado el atril para dictarnos magistrales lecciones de historia y en muchas ocasiones gratos momentos que nos han hecho recordar lo vivido con anterioridad y que teníamos un poco adormecido en nuestro cerebro, cuando han actuado como pregoneros y mantenedores. Acto de homenaje importante fue el realizado al buque hospital: “Esperanza del Mar”, en el año 1.985, al programa “Faenando” de Radio Popular, haciéndosele entrega al capitán del buque de una preciosa placa en forma de concha de madera con la imagen de la Virgen pintada en el centro al óleo, del igual manera al director del programa D. José Moreno, al acto acudieron representaciones del Instituto Social de La Marina, Puerto de Santa Cruz, de las Cofradías de Pescadores, una delegación del Buque Escuela Simón Bolívar de Venezuela y durante el acto el capitán del Esperanza del Mar acompañado por el Alcalde de la villa de Los Realejos, inauguraron el monumento en marmolina al hombre del mar que representa una gaviota en pleno vuelo. Debemos recordar también el dedicado al Puerto de Santa Cruz el año 1.988, con la intervención como mantenedor de D. Fernando Fdez. Martín, Presidente del Gobierno de Canarias en ese momento, inaugurándose una réplica de la Farola del Mar en la Plaza de San Agustín. Desde 1971 año de comienzo de la celebración del Festival de Elección de la Reina de las Fiestas y Princesa del Mar, con la actuación estelar de Jaime Morey, han venido interviniendo muchos artistas consagrados de la canción española e internacional, también se han celebrado festivales infantiles, de Arte, de folclore internacional Arautápala, Universong, de Habaneras, el de la Zarzuela y el “Memorial Manuel Plasencia”.


La Finca del drago de Sietefuentes, algunos datos para su historia GERMÁN F. RODRÍGUEZ CABRERA En San Agustín, conviven con las nuevas edificaciones, elementos del pasado, edificios, espacios públicos o árboles que marcan el paisaje y la trama urbana de este lugar. En el extremo norte de este núcleo, rayano de los antiguos pueblos del Realejo Bajo y Alto, se sitúa la llamada finca del Drago a la parte baja del solar del antiguo Convento de San Juan Bautista de frailes agustinos, en parte, mermada por el trazado de las nuevas calles, viviendas o ventas en su perímetro. Limitado por la calle de las Toscas de San Agustín, actual García Estrada, el camino de Siete Fuentes por el poniente, en el lado sur por la calle Ecce Homo, antiguo callejón de las Toscas de San Agustín y por el norte la carretera general o Puerto Franco. Indagando en el pasado de la propiedad hemos localizado algunos datos sobre sus poseedores y los usos de la misma. Hasta donde nos ha llevado la investigación, la propiedad sufrió un proceso de divisiones a lo largo del siglo XVIII, que provoco la parcelación de gran parte de ella. En el segundo tercio del ochocientos, tras el matri-

monio en septiembre de 1829 de don Juan Crisóstomo Albelo y Domínguez y doña Apolonia González y Chaves se origina un proceso de unificación de las porciones que componen parte de la actual finca. Don Juan fue dueño desde 1831 de una parte del lugar por herencia de su tía doña Juana del Prado y Chaves, la cual le deja un « pedacito de tierra en el Mantillo en las Toscas de San Agustín» a ello se suman otros terrenos aportados por doña Apolonia en la misma zona así « el terreno principal de las designadas Toscas « o « la casa de un piso correspondiente al anterior terreno número 14 del Gobierno, también aportado por la misma Señora» y otros comprados por el matrimonio como se cita: «otro pedasillo en las mismas Toscas y en el mismo Mantillo», como queda perfectamente descrito en el expediente de partición de los bienes en 1888, parece que el matrimonio de don Juan y doña Apolonia dio como fruto además de varios hijos, la unificación de la finca del Mantillo en las Toscas de San Agustín, ahora llamada del Drago. Del uso de la misma o pro-


ducción se nos habla en el registro de la propiedad, cuando en su primera inscripción se sita una «era» de la que su mitad era propiedad de doña Margarita Estrada y Madam esposa don Telesforo Chaves Albelo, dato que nos hace pensar que, al menos, una parte de la misma se dedicaba al cultivo de cereales. Pero los documentos nos aportan más información, como el termino mantillo que es como se denomina a un tendal o secadero de tejas, de lo que se desprende que en sus cercanías, o en la misma finca posiblemente, se alzaba un horno de tejas. Industria de la que no queda rastro en la zona, posiblemente desaparecido, tras varios procesos de sorriba del terreno. El matrimonio Albelo - González convivía en una casa en la calle San Agustín además de poseer la mitad de otra vivienda en el Realejo Bajo, tras la muerte de don Juan Albelo en 1862 y la de su señora en 1882, se procede a la partición de sus bienes al final de la década. La propiedad de la que tratamos, quedó dividida entre dos de sus hijos, el lado norte a doña Eloisa y el sur a don Gregorio Albelo. Pero en la propiedad ahora tratada, se alza uno de los símbolos olvidados de San Agustín, el llamado Drago de Siete Fuentes, el cual, como la Torre de la Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen que domina la parte alta del lugar, sirve de referencia visual de la parte baja. El Drago del que tratamos, se alza al pie de la actual bodega de la finca, construcción de cuatro aguas, cubierta de teja árabe, cuya fachada se compone de puerta y ventanas distribuidas de manera simétrica, con simples, pero geométricas soluciones en su carpintería. Hablar del drago en el imaginario y simbología de las Islas provocaría una extensión en el discurso, de éste trabajo, que no buscamos. Los Realejos conservan varios ejemplares monumentales de esta especie, así en el casco urbano del Realejo Bajo se conservan tres maravillosos ejemplares, dos en la plaza Domínguez Afonso y el situado al pie de la puerta del cementerio de San Francisco; otro destacado lo encontramos en medio de los llanos de platanera de la Rambla, en las antiguas tierras de la familia del Hoyo – Solórzano, aparentemente el más joven de los citados. En cambio,

otros han desaparecido como el del Osario del Realejo bajo, en la trasera del edificio parroquial o el situado en Tigaiga. El que nos ocupa en esta ocasión, crece en las tierras del llano de San Agustín, sobre el Majuelo y la Merina, áreas que han mantenido su uso agrícola y con ello el dominio del árbol sobre el paisaje. El de Siete Fuentes es sin lugar a dudas el más tratado por las artes de los ubicados en el municipio, siendo, en otro tiempo uno de los principales símbolos del lugar. Es el siglo XIX cuando tenemos constancia de su plasmación en las primeras fotografías, la más antigua, hasta el momento, fue realizada por el noruego Carl Norman en 1893, éste fotógrafo recala en la isla en los últimos veinte años del ochocientos estableciéndose en Santa Cruz de Tenerife, retratando el árbol en una de las excusiones al interior de la isla En su instantánea, recoge el


ejemplar acompañado de dos labradores a su pie, formando una estampa típica y estableciendo un modelo usado a posteriori por otros artistas como veremos más adelante. En la imagen se plasmó parte de la vivienda de la finca y los cultivos de la misma, destacando unos canteros de papas en primer término. Es en esta misma época, catalogada en torno a 1895, cuando se dispara la cámara fotográfica de Marcos Baeza Carrillo (Puerto de la Cruz 1858 – 1915) autor que retrata al árbol, desde el poniente, como Norman, pero con un plano más cercano y dando más relevancia al drago y no al conjunto. Al igual que en la anterior, aparece un paisano de la tierra al pie, sirviendo para dar idea del tamaño del vegetal. En su extremo inferior izquierdo aparece: Nº 3. Drago, Realejo, Tenerife. M. Baeza. De la instantánea realizada en blanco y negro se hace una copia coloreada, teniendo como titulo: Tenerife: Drago, Realejos, de la que se realizó una amplia tirada de postales, ya sin el nombre de su autor. A la fotografía descrita, se suma un óleo sobre lienzo, en colección particular, donde plasma el lugar. En este caso, Baeza, cambia el punto de vista, dándole la espalda al norte y

mostrando el árbol en todo su esplendor, apareciendo, además, de la vivienda y la Ladera de Tigaiga en un día soleado. Con una minuciosa pincelada, retrata el drago y su entorno incluyendo detalles pintorescos, como la mujer con cesta a su pie o la pareja de ovejas en el extremo izquierdo de la composición. Con ésta y otras obras, Marcos Baeza, conecta con otros pintores del momento, como Filiberto Lallier, Ubaldo Burdanova o López Ruiz que convivieron con la práctica de la fotografía y junto a ella, crean una importante contribución a la iconografía del paisaje isleño de principios del siglo XX, aportando sus visiones diferente de las islas. Con estas líneas pretendemos llamar la atención sobre esta finca, su pasado y los elementos que la integran. Lugar que forma parte de los referentes visuales, de la iconografía de Los Realejos, que parece haber caído en el olvido El pertenecer a lo cercano o a lo cotidiano, hace que perdamos el interés o simplemente no lo veamos, así elementos, objetos o edificios que comparten nuestra rutina diaria hace que pasen desapercibidos. Debemos de mirar a lo inmediato, de remirar lo que tenemos a nuestro lado y ponerlo en valor.


La Traslación de Ntra. Sra. del Carmen al Convento de las Agustinas en 1836 JERÓNIMO DAVID ÁLVAREZ GARCÍA

Este expediente custodiado en el Archivo Diocesano de Tenerife (Sign.1379. Doc.7), confirma «la traslación» o traslado de la imagen de Nuestra Señora del Carmen, desde el extinguido Convento Agustino de San Juan Bautista al Convento de Agustinas Recoletas en 1836. Traslado y depósito provisional que sería ratificado por el obispo al año siguiente en espera de una Real Orden. Don Juan de Gordejuela fundó en el S. XVII estos institutos que influyeron religiosa, económica y socialmente en ambos Realejos. Época de conventos marcada por la piedad y el poder de estos personajes que los utilizaron como enaltecimiento y consolidación social de su linaje. Estos Monasterios mantuvieron relaciones económicas y se socorrieron mutuamente, pues los enseres del agustino se custodiaron en el Recoleto, y las posesiones de estas fueron «administradas» por los varones. Las relaciones entre frailes y monjas, no siempre comprendidas o mal interpretadas por autores y lectores, y la Venerable Hermandad creada en el S.XVII, determinaron una maraña de relaciones humanas. El incendio de 1806, la reconstrucción del camarín, la Desamortización y el aciago siniestro de

1952 definieron el culto y la ubicación de la Virgen. El incendio y posterior desamortización del convento agustino, nutrió al citado instituto femenino y a la Parroquia de la Concepción de numerosos objetos de culto e imágenes. Entre ellas, el Nazareno, la Dolorosa, la Magdalena y San Juan. La intervención estatal se justifica por el mal aprovechamiento de los bienes eclesiásticos, en un marco económico y de conflictos bélicos que necesitaba a toda costa hacer caja. Esto no impidió, que la subasta de dichos bienes se perpetrara con ciertas irregularidades, beneficiando a la renaciente burguesía agraria y comercial. De los personajes citados en este documento, cabe reseñar a don Antonio Santiago Barrios, arcipreste y párroco de Santiago, autor del texto que narra el Aluvión que asoló principalmente el norte de Tenerife en 1826. También gestionó el traspaso del Nazareno agustino, atribuido a Rodríguez de la Oliva, junto a las imágenes citadas, a la parroquia de la Concepción por las mismas fechas que se produjo el que ahora se analiza; a don Pedro Próspero González Acevedo, párroco de la Concepción vinculado a la Orden Tercera, que rigió dicha parroquia durante más de cuarenta años.


su iglesia con los repartos de la Desamortización e intervino en varios pleitos de las monjas. Solicitó el solar del desmantelado convento franciscano para ubicar en él, el cementerio; y a las religiosas citadas, pertenecientes a familias ilustres del Valle de la Orotava y otros lugares de la isla. Como ejemplo la familia Ponte, Sor Jesús Mª de San José aristócrata procedente de Güímar y última moradora del Convento y San Aurelio Andueza hermana de un clérigo adscrito a Santiago Apóstol. Lo sucedido en esos días, en tan emblemáticos edificios, queda redactado en estos términos: El veinte y uno de marzo de mil ochocientos treinta y seis, el Dr. D. José Deza y Goiri, Secretario de Cámara y Gobierno del Obispado de Tenerife en nombre del obispo, nombra comisionado al párroco del Realejo de Arriba don Antonio Santiago Barrios, para ejecutar el inventario de la iglesia del suprimido Convento Agustino de San Juan Bautista del Realejo. La orden exigía entregar «las llaves de la iglesia, camarin y sacristía y la traslación de las imágenes y efectos existentes en ellas». Si fuera «indispensable poniéndose de acuerdo con la Priora y Religiosas del Monasterio de S. Andrés del Realejo de Abajo. Procediendo a colocar en su ig[lesia] con el decoro debido la imagen de Ntra. Sra del Carmen que se venera en dicha iglesia. Depositarla en ella con sus pertenencias o de su Hermandad y extraerla de dicha iglesia suprimida por consecuencia de las disposiciones de la enunciada Intendencia. Además de las imágenes que se hallen en ella con sus propiedades y objetos para su culto y cuanto exista. De suerte que nada quedara y distribuirlos en las parroquias según se estime oportuno, ejecutándolo todo por inventario formal y asentando todas las actuaciones de entrega legalmente con devolución del expediente a la dicha Secretaria». El párroco de Santiago acepta y obedece la comisión que se le asigna, pues «ante todo se extraiga de la iglesia la imagen de Nuestra Señora y se deposite interinamente en el Monasterio de Agustinas, previo consentimiento de su prelada a la que se avisará. Así mismo se depositará en el Monasterio el retablo y todo

lo que exista en la iglesia suprimida perteneciente a su Cofradía». Una semana más tarde el comisionado, «habiendo precedido el consentimiento de la R.M. Priora y demás madres en consulta para la admisión de la [mariana] imagen manda depositarla en su iglesia». Por ello, «pasó con asistencia de algunos (…) a la iglesia del extinguido convento Agustino e hizo que con el decoro correspondiente, se colocase la imagen de Ntra. Sra. del Carmen en sus andas de plata y con la mayor decencia y solemnidad se trasladó en procesión muy devota y religiosa a la iglesia de Recoletas. Públicamente, la Priora y demás religiosas constituyeron deposito interino igualmente que del niño. Obligándose en toda forma a tenerla a disposición del Obispo. Seguidam[en] te, se colocó la Santa Imagen en el nicho del Altar Mayor que a el efecto se preparó». Con esto quedó concluido el acto, firmando ante el notario don Juan Crisóstomo Albelo, el comisionado Santiago Barrios, la priora Sor Bárbara de la Santísima Trinidad y demás religiosas. «El Comisionado se constituyó en el Convento extinguido para sacar las demás imágenes que existían


en él. Entregando a los Beneficiados de la Parroquia del lugar D. Pedro González Acevedo y D. Franc[isco] Javier Yanes, a Ntra. Sra. de los Dolores sin la ropa ni demás alhajas de su adorno, p[or] que en el inventario principal no se encontró. A la Magdalena también sin ropa p[or] la misma razón. Tres basas pertenecientes a dichas imágenes, un dosel de brocatel de mucho uso con sus [ilegible] de madera y linas que parecen pertenecer a Jesús Nazareno, un confesionario y una pila de piedra p[ara] agua bendita con su pilar. Reclamando el párroco las dos últimas piezas por pertenecer a la iglesia. Igualm[en]te, [el comisionado] tiene en custodia hasta otra disposición, un órgano viejo y casi inútil que se hallaba en el coro de la iglesia, un altar con un sagrario dorado que hacía de comulgatorio, tres sillas del presbiterio con asientos encarnados, otra de brazos de Moscovia antigua, un candelero de madera que servía de Tenebrario, una piedra de ara, una vara de madera muy vieja y tres imágenes de santos muy viejas sin ropas. Y tres campanas, dos grandes rotas y una pequeña. Lo cual se mandó sentar p[or] diligencia que firmó con los Beneficiados de Ntra Sra [de la Concepcion], entregando y dando fe el notario publico». Posteriormente se notifica al comisionado Santiago Barrios, que concluida la «evacuación de la iglesia del extinguido convento, se avisará al Comisionado de Rentas y Arbitrios de Amortización del partido de La Orotava», representado en la persona de don Francisco Román, para que pase a tomar sus llaves cuando tenga p[or] conveniente». Al pertinente aviso notarial se responde desde la Orotava: «pasaré a ese pueblo el día 6 del corriente a recoger las llaves según esta prevenido». «En el lugar del Realejo de Abajo a seis de abril, habiendo comparecido ante el Comisionado, el de Amortización de este partido D[o]n Fran[cis]co Román reclamando las llaves de la iglesia, sacristía y camarín del extinguido Convento Agustino, en virtud de orden que p[ar]a ellos tiene el Sr. Inten[den]te de esta Prov[incia], pasaron a d[ic]ha iglesia. Estando en ella entregó la llave de la puerta principal, pues la sacristía no tiene y p[ara]

asegurala se había clavado por dentro. La entrega la hizo personalmente de su mano a la del comisionado de Amortización y lo firmaron ambos ante mi el notario». Una vez «practicadas las diligencias se remitió a su Ilustrísima por medio del Secretario de Cámara para que en su vista determine lo que tuviere conveniente». Finalmente el 25 mayo de 1836, Sor Barbara de la Santísima Trinidad escribe: «Enterada del oficio relativo al deposito que el Sr. Obispo de esta diócesis, mando hacer de la imagen de Ntra Sra del Carmen q[u]e se veneraba en el extinguido Conv[en]to de Agustinos, debo manifestarle que, con el mayor beneplácito admito en mi y en nombre de esta comunidad, el deposito de Nuestra Señora con todo lo demás que la concerniere, en favor de su culto y honra». Así, «en acto continuo el Comisionado asistido del notario se volvió a constituir a la iglesia del extinguido Convento, y dispuso q[u]e se desbarate el retablo en que se hallaba la imagen de N.S. del Carmen. Habiéndose verificado p[or] dos maestros carpinteros, junto con el púlpito, se condujeron al Monasterio de Recoletas donde quedaron depositados. También un frontal de mesa dorada perteneciente al Retablo y Altar Mayor, un velo de damasco encarnado, una alfombra pequeña que cubría la tarima del mismo altar la que igualm[en]te deposito dos bujías (...) y de todo constituyó deposito interino la Priora y demás madres de consulta. Obligándose a tenerlo a disposición del Sr. Obispo. Concluida esta diligencia volvió a trancar la iglesia del convento y firmó con todas las religiosas depositarias,» a saber: Sor Barbara de la Santísima Trinidad, priora, Sor Jesús Mª de San José, superiora, Sor Mª de San Antonio del Corazón de Jesús, Sor Juana del Sacramento de Ponte y Sor San Aurelio Andueza, dando fe el notario don Juan Crisóstomo Albelo. Debido al incendio que se produjo en el desamortizado Convento de San Andrés y Santa Mónica en 1952, fue Nuestra Señora acogida en la Parroquia de la Concepción. y posteriormente reubicada en el Santuario una vez concluida su reedificación donde recibe culto actualmente.


En recuerdo del incendio que destruyó el Convento de las Agustinas de Realejo Bajo ¡Madre mía del Carmelo! guía mi mano insegura para escribir el recuerdo de la trágica amargura. Que en el Realejo de abajo, dejando huella segura grabada con fuego y llanto, fue la quema del Convento, Un caso triste y amargo era ver la vecindad sus casas desalojando buscando seguridad. Pero más triste fue ver lo que nos fue tan querido como en menos de dos horas en ruinas fue convertido. Yo me encontraba en un barrio que lo llaman «La Longuera» oí a la gente gritando sin saber por lo que era. Pregunté.. ¿Qué ha pasado? Contestando una mujer: «estamos viendo una quema pero no sabemos donde es». Por saber que sucedía fui al teléfono corriendo y al llamar a la Central preguntando qué ocurría

nunca podré describir lo que sentí en ese momento. en que con voz triste dijo: «se está quemando el Convento». Salí corriendo de allí cuando me acerqué más ya vi San Agustín, al ver aquel humo negro que hasta las nubes subía me puse triste a pensar que ni el volcán de La Palma se le podía igualar. Llegando a San Agustín todo era pena y lamento todo el mundo lloraba con dolor y sentimiento al ver como devoraban las llamas todo el Convento. Lo más triste fue el Santuario donde la Virgen se hallaba, allí se hallaba el Señor encerrado en el Sagrario, la Virgen en el Camarín, los Santos en su retablo. el Señor siempre salió bajo las varas del palio aquel día lo sacó junto al pecho Don Leonardo.


La Virgen hizo el milagro que empezara en el Juzgado, que si empieza en el Santuario   alguien se hubiera quemado. porque sabía que a Ella nadie la habría abandonado, pero todo se salvó gracias a tan gran milagro.

La tristeza de este pueblo ya pueden considerar, se quemó el Ayuntamiento con el Juzgado de Paz, tres Colegios de Enseñanza, otras dependencias más y la Academia de Música con todo el instrumental.

Los del Puerto, La Orotava, y otros pueblos acudieron. la Cruz Roja militar tres servicios de Bomberos, pero por mucho que hicieron no lo pudieron salvar ¡Tenía que ser quemado Porque así lo quiso el Cielo!

Pero aunque mucho valía nadie de ellos se acordó. Solo preguntar se oía Si la Virgen se salvó. «Yo hubiese dado mi vida» se oía una voz clamar para que no se quemara esa Reina sin igual»

La tarde era lluviosa Porque hasta el cielo lloraba al ver como se quedaba sin casa la Reina hermosa. quien de pena no lloraba no tenía corazón al ver en tan triste estado tan famosa construcción.

Porque es la Virgen del Carmen una belleza ideal, sus ojos son dos luceros su boquita un coral. Ella es la Madre divina que nos roba el pensamiento, a todos nos da el aliento y nuestra vida ilumina.

Los muros de piedra viva, de tea era el corredor. de tea puertas y vigas también el mirador. Unos diez años tardaron en poderlo construir el fuego solo dos horas para en ruinas convertir.

Danos tu gracia divina por tu Santo Escapulario para que ayudando todos levantemos tu Santuario que las llamas destruyeron con tristeza y dolor el veintiuno de febrero del año cincuenta y dos. DONATO GARCÍA GARCÍA FEBRERO DE 1952


Don Florentino Bencomo García .In memoriam JESÚS AGOMAR GONZÁLEZ GUILLAMA

Hablar de las Fiestas del Carmen en los Realejos es hacerlo, ineludiblemente, de los acordes que acompañan a cada una de sus procesiones, así como de los paseos musicales que antaño nos regalaban los oídos desde el Tabladillo. Hablar de las Fiestas del Carmen es hacerlo de La Filarmónica de nuestro pueblo, la más antigua de Canarias, y que ha sobrevivido a incendios, revueltas y crisis sociales y económicas como las que nos afectan en la actualidad. La Música en Los Realejos está omnipresente, dos Bandas de Música con cientos de educandos en sus academias, una Escuela Municipal de Música y Danza, Escuelas de Folclore, decenas de Grupos Folclóricos, Grupos de Rock, Jazz, Cantantes, Solistas, Compositores, Directores… Juntos, hacen posible que un movimiento cultural tan importante y tan presente en nuestro pueblo y que se ha afianzado gracias a la labor desinteresada de hombres como Florentino Bencomo. En Mayo de este año nos ha dejado uno de los grandes desconocidos para el público realejero, ya se sabe que según el refrán “nadie es profeta en su pueblo” y Florentino Bencomo no fue una excepción. Maestro de vocación, músico, director y compositor podrían ser algunas de las cualidades y virtudes de su amplia biografía. Trabajador incansable, consiguió en pocos años restituir el nombre de la Filarmónica como

una de las Bandas de Música más destacadas del archipiélago. D. Florentino Bencomo García nace el 14 de Junio de 1926 en la Calle Cruz Verde, siendo el tercero de cuatro hermanos. Nace en una época políticamente convulsa pero de la que no tiene apenas recuerdos con cambios de regímenes y sistemas a nivel nacional. Sus primeros contactos con la música se produce a los cinco o seis años en la conocida como zapatería de Antonio el Platero, donde se entretenía recogiendo los clavos del suelo y donde se reunían con asiduidad músicos viejos que no hacían más que hablar de música, notas y obras. La repentina muerte de su madre cuando el contaba con tan solo siete años marcó profundamente su relación con la música. Su profundo dolor, a pesar de su corta edad, hizo que la música entrara en su vida como terapia para superarlo con su disciplina y pautas que lo ayudaron a crecer como persona. La Guerra Civil Española marcó también profundamente la sociedad de la época y su desarrollo en la misma. Su propio hermano Vicente fue movilizado en el año 1938 y muerto al año siguiente, lo que se sumó a su tragedia personal. Unos tiempos complicados que se capeaban duramente gracias, entre otras cosas, a un huerto familiar que cuidaban y les daba lo básico


Fue una infancia complicada, con muchos sobresaltos para él y su familia, siendo un joven desinquieto que abrazó la música como estilo de vida. Ya en 1940, a la edad de 14 años, se inicia en las primeras notas en la academia de La Filarmónica con el recordado maestro D. Enrique Olivera. Una institución, La Filarmónica, que no abandonaría hasta el año 1996, cincuenta y seis años después. Fue en el año 1963 cuando le llaman para dirigir la banda de su amado pueblo, La Filarmónica de Los Realejos, siendo Eliseo López su presidente. Una banda de música muy tocada, con tan sólo quince componentes escasamente preparados. El primer pasodoble que interpretó fue “La Gracia de Dios” que ensayaban en el “13” que así llamaban al antiguo local de ensayo situado frente a la Plaza del Realejo Bajo. Su labor al frente de la academia de esta sociedad le llevó a instruir a cada vez más jóvenes pasando casi el millar de ellos por sus manos, jóvenes vocaciones musicales que hoy conforman gran parte del patrimonio musical de nuestro municipio. La plumilla también pasó a formar parte de la herencia de este excepcional músico y su buena caligrafía aún se conserva en los archivos de la Filarmónica de Los Realejos. Su etapa como compositor y arreglista se refuerza tras el incendio del Ex convento de San Agustín allá por 1952, donde La Filarmónica lo pierde prácticamente todo, desde sus uniformes hasta su instrumental, pasando por joyas musicales de incalculable valor que se acunaban en su archivo. Al no existir fotocopiadoras, el trabajo incansable de Florentino junto con el de Lorenzo López y otros componentes se asemejó al de los escribas de siglos atrás, copiando la música que amablemente le prestaban otras formaciones musicales de la isla. Siempre destacó por su paciencia y laboriosidad en su trabajo como copista. Todo esto junto con su incansable labor hizo que la leyenda y el nombre de La Filarmónica no muriera, empezando a realizar multitud de tocatas tanto dentro como fuera del municipio, siendo numerosa su participación en congresos musicales y festivales

llevando con honor el nombre del municipio de Los Realejos. Algo que siempre le preocupó en demasía. La composición fue y ha sido uno de los grandes aspectos desconocidos de Florentino Bencomo, quien – aparte de sus grandes dotes naturales para la misma – recibió clases del maestro Merino, durante más de cuatro años. Así, fiel a su estilo y a los cánones musicales para la Banda, escribió un pasodoble, su primera obra que llevaba por título “Adelante” y que fue estrenada por la Banda de Música de San José el año de su estreno. Tras esto y otras muchas obras, ingresa en la Sociedad de Autores en el año 1988 presentando otro pasodoble titulado “En un rincón de mi pueblo”. Pasodobles- Adelante, Audacia, El emigrante o Realejo, En un rincón de mi pueblo, Libertad, Desfilando, A la sombra del Drago. Marchas: Nuestra Señora de los Afligidos, Santa Cecilia, Camino del Calvario, Camino del Cielo, Concepción y la marcha fúnebre In Memorian. Y arreglos como: Antología de la zarzuela, mosaico lírico, Preludio de Verdi, Nabuco de Verdi, Opera de la boeme, Amanecer canario. Sin duda sirva esta pequeña biografía, en estas Fiestas del Carmen, para conocer mejor a nuestros grandes valores, y que no se pierda en los que algún día tuvimos el placer de aprender con él, la llama que él nos encendió en los Corazones. A buen seguro, desde el cielo, nos estará dedicando alguna de sus melodías.


Faro de Salvación ELOISA HERNÁNDEZ De nuevo llega el verano, y en esa tarde, a finales de julio, un año más permanezco asombrada en ese ambiente donde el aire parece vibrar de alegría, porque se siente una emoción inconfundible, algo intenso y penetrante donde la verdad y el amor es armonioso y completo. Los marinos portuenses consiguen siempre con sencilléz conmovedora, esta fe y esperanza que les nace de dentro, porque creen en el milagro y viven en un presente apasionado y admirable con la seguridad de que salvan todas sus debilidades de una manera fuerte y unida a la Santísima Virgen del Carmen. Se sienten arrastrados a un círculo de emoción intensa. Viven esa noche entregados a ella, amando su increible presencia. Son los suyos gritos que dejan en la memoria cedencias y caricias de mar. Diríase

que navegan sobre un velero donde se sienten fuertes y seguros. Si cada ser tiene una luz particular que le nace de dentro, esa luz es la misma que con fe y esperanza viven en un presente apasionado y admirable. Por eso han acudido y acuden siempre a mecerla al ritmo de las olas para inclinarse maravillados ante el milagro de su realidad. Que duda cabe de que hallan el cielo suspirando de alegría entre los clamores abiertos de su generosidad y si se quiere, su locura. Todo esto nos hace comprender el arraigo de la fe y la tradición, porque después del largo camino de los siglos, sigue viva y fluyente lo que sin duda alguna, es una maravillosa herencia. Contémplala tu también y verás como se graba en tu alma para siempre, con olas de amor, de paz y de perdón.


Programa de Actos .«Fiestas del Carmen 2012» Del 27 de junio al 23 de julio

Sociedad Casino Realejos XIV Torneo de Dominó Fiestas del Carmen, Organiza Casino Realejos

Sábado30 de junio

Casa de La Parra – 20:30 horas Concierto de Alfama

Julio

González, Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores «Gran Poder de Dios» de Puerto de la Cruz y Presentación de candidatas a Princesas del Mar y Reinas de las Fiestas del Carmen 2012. Actuación «Esther Alfonso Quartet»

Del viernes 13 de julio al 5 de agosto

Jornadas gastronómica sobre la papa bonita. Más información en www.losrealejos.es

Del 1 al 30 de julio Polideportivo de San Agustín – Pabellón de Deportes Campeonato de Fútbol Sala «Fiestas del Carmen»

Miércoles 11

Miércoles 4

Jueves 12

Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen – 9:00 horas Misa del Carmen. Al finalizar, Bajada de la Sagrada Imagen desde su Camarín. Cantará el Coro San Andrés y Santa Mónica Plaza de San Agustín – 22:00 horas Cine, con la proyección de la película «The Tourist»

Jueves 5

Plaza de San Agustín – 22:00 horas Cine, proyección de «Sherlock Holmes: juego de sombras»

Viernes 6

Plaza de San Agustín – 22:00 horas Cine, proyección de «Tintin, El Secreto del Unicornio»

Domingo 8

Parroquia Ntra. Sra. del Carmen – 12:00 horas Eucaristía. Cantará el grupo Tigotán Plaza de San Agustín – 12:45 horas Pregón de las Fiestas a cargo de D. Carlos Carrillo

Teatro Cine Realejos – 21:00 horas Teatro, «El Cochino transgénico» de Medio Almud Teatro Teatro Cine Realejos – 21:00 horas Teatro, «Seguro que te mueres» con Teatro KDO

Viernes 13

Teatro Cine Realejos – 21:00 horas Teatro, «Amanyuri de Abuka» de la Compañía Abubukaka

Sábado 14

Playa de El Socorro Día del Agua actividades medioambientales y recreativas en la playa Organiza Islas Ambientales y Concejalía de Playas y Medioambiente Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen – 19:00 horas Celebración de la Eucaristía. A continuación, Sabatina Poética a cargo de la Asociación Canaria de Poetas Uni-Verso Plaza de San Agustín – 21:30 horas Festival Eurosingers «Los Realejos canta en Europa»


Domingo 15

Playa de El Socorro Día del Agua – actividades medioambientales y recreativas en la playa Organiza Islas Ambientales y Concejalía de Playas y Medioambiente Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen – 12:00 horas Celebración de la Eucaristía, conmemoración de las Boda de bronce, plata y oro. Cantará el grupo Tigaray Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen – 0:00 horas Apertura del Templo, repique de campanas. Salutación y Ofrenda folclórica a Ntra. Sra. del Carmen.

Lunes 16 – FESTIVIDAD DE NTRA. SRA. DEL CARMEN

Parroquia del Carmen – 9:00 – 11:00 y 13:00 horas Celebración de la Eucaristía Calle San Agustín, 22. (La Cascabela) Exposición de barcos Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen – 19:00 horas Solemne Celebración de la Eucaristía. La parte coral estará a cargo del Coro Ntra. Sra. del Carmen. A continuación, procesión de la Venerada Imagen de Ntra. Sra. del Carmen a la Parroquia de La Concepción

Martes 17

Sala de Exposiciones La Ferretería – 19:30 horas Inauguración de la Exposición de pinturas del Colectivo Cultural 7 Islas. Permanecerá abierta hasta el 1 de agosto

Miércoles 18 – XXX ANIVERSARIO DE LA CORONACIÓN CANÓNICA

Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen – 9:00 horas Función Solemne de la Eucaristía Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen – 19:00 horas Rezo del Santo Rosario. A continuación, Ofrenda floral a Ntra. Sra. del Carmen Teatro Cine Realejos – 21:00 horas El Paseadero Teatro presenta las obras: «La generosa paliza» de Lope de Rueda y «Abadejilio» de Quiñones de Benavente

Jueves 19

Sociedad Casino Realejos – 20:30 horas Memorial a la obra del poeta realejero Juan Marrero González, organizado por la Asociación Canaria de Poetas Uni-Verso

Viernes 20

16:00 horas Primera Etapa del LVI Cinturón Ciclista El Carmen (contrarreloj individual)

Teatro Cine Realejos – 21:30 horas Concierto de «Naya Band»

Sábado 21

Plaza de San Agustín – 9:00 horas Talleres Infantiles a partir de las 15:30 horas Segunda Etapa del LVI Cinturón Ciclista El Carmen (circuito urbano). A continuación, VI Liga Canaria de ciclismo infantil. Casino Realejos – 20:00 horas Ofrenda Lírica a Ntra. Sra. del Carmen, organizado por Ana Dorta Luis, de la Tertulia Literaria Garoé. Actuación del Coro San Andrés y Santa Mónica 21:00 horas – Plaza de San Agustín Festival «La Vendimia»

Domingo 22

C/. La Alhóndiga y San Agustín – 8:00 horas Tercera Etapa del LVI Cinturón Ciclista (carretera) Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen – 19:00 horas Rezo del Santo Rosario. A continuación, Procesión de Ntra. Sra. del Carmen hasta La Carrera. Celebración de la Eucaristía. Cantará el grupo folclórico Cañaveral. Procesión de regreso hasta San Agustín, subida hasta La Cascabela y Las Cañitas. Procesión de regreso al Santuario.

Lunes 23

Sociedad Casino Realejos – 20:30 horas Conferencia. «Los Realejos. Miradas a su paisaje». a cargo de Germán F. Rodríguez Cabrera.

Martes 24

Sociedad Casino Realejos – 20:30 horas Conferencia. «Dragos en Tenerife» a cargo de Arnoldo Santos. Biólogo del ICIA Teatro Cine Realejos – 21:00 horas Festival de Habaneras Organiza Coro San Andrés y Santa Mónica y Agrupación Folcñorica Tigotán

Miércoles 25

Plaza de San Agustín – 21:00 horas Festival de Zarzuela

Jueves 26

Plaza de San Agustín – 9:00 horas Talleres Infantiles Plaza de San Agustín – 19:30 horas Festival Infantil y Elección de la Reina Infantil y Princesa del Mar Infantil de las Fiestas


Viernes 27

Calle El Carmen, 19 Apertura de la exposición de automoviles clásicos de Juan González Díaz. Hasta el lunes 30 Plaza de San Agustín: 22:00 horas Gran Gala de Elección de la Reina de las Fiestas y Princesa del Mar. Actuaciones de Aridiam, Jesús Farrais y Manu Tenorio

Sábado 28

Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen – 19:00 horas Rezo del Santo Rosario. A continuación, Función Eucarística. La parte coral estará a cargo del Coro San Andrés y Santa Mónica. A continuación, Procesión de Ntra. Sra. del Carmen acompañada por los marinos de Puerto de la Cruz

Lunes 30 – LUNES DEL CARMEN

Plaza de San Agustín – 9:00 horas Talleres Infantiles 10:00 horas Torneo de Ajedrez Plaza de San Agustín – 12:00 horas Sardinada y parrandas Plaza de las Flores – 17:00 horas Inauguración de la exposición de barcos Plaza de San Agustín – 18:00 horas Concurso de Postres Canarios (organizado por el C.I.T. de Los Realejos) Plaza de San Agustín – 21:00 horas Fiesta joven, con la actuación de Replay y los DJ Full FX y Esteban Pérez

Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen – 11:00 horas Solemne Celebración de la Eucaristía en honor a Ntra. Sra. del Carmen, Alcaldesa Honoraria y Perpetua de la Histórica Villa de Los Realejos. Ofrenda del Bastón de Mando a la Stma. Virgen por parte del Sr. Alcalde de la Villa de Los Realejos. Cantará el Coro Santa Andrés y Santa Mónica. A continuación, Solemne Procesión de Ntra. Sra. del Carmen Plaza de San Agustín – 20:30 horas Fiesta de Arte. Actuación de Anna Rodríguez - Eliseo Lloreda y Jairo Ortega Quartet, Intervendrá como mantenedor Sebastián A. Hernández Gutiérrez. Doctor en Historia y Profesor de la ULPGC.

Domingo 29 – OCTAVA DEL CARMEN

Martes 31

Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen – 12:00 horas Solemne Función Eucarística. La parte coral estará a cargo del Orfeón La Paz de La Laguna A continuación, en la Plaza de San Agustín Recital del Orfeón La Paz Plaza de San Agustín – 17:45 horas Memorial Manuel Plasencia, con las actuaciones de la Agrupación Musical Cruz Santa y Filarmónica de Los Realejos

Plaza de San Agustín – 21:00 horas Festival Tigaray

Miércoles 1 de agosto

Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen – 9:00 horas Misa del Carmen en Acción de Gracias por las Fiestas en su honor. Al finalizar, Subida de la Sagrada Imagen de Ntra. Sra. del Carmen hasta su Camarín. Cantará el Coro San Andrés y Santa Mónica


Fiestas del Carmen 2012 Los Realejos  

Fiestas del Carmen

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you