Page 1

V IA J E A L C E REB R O EL OÍ DO


-Pendiente:Hola, soy el pendiente que estĂĄ en la oreja derecha de Ana. Te voy a ayudar a ti, (por si tambiĂŠn se te ha olvidado quiĂŠn eres. Eres el sonido del trote


P:Ahora te tienes que posar en la oreja o pabell贸n auricular. Pero si te quieres entretener un poco, puedes bajar y quedarte en el l贸bulo,que es blando, y puedes saltar. Pero no te quedes mucho tiempo,que Ana no te va a poder escuchar. -T:Buena idea, mejor bajo al l贸bulo, porque estar sentado en el pabell贸n auricular es muuuyyy aburrido.


P:Sigamos. Adéntrate en el conducto auditivo. A medio camino, encontrarás una cosa pegajosa y amarillenta, ¡es cera! Pero no te asustes, que no pasa nada. Ahora entra y cuando llegues a la asquerosa cera, ¡avísame!

T:Allá vooooyy. Me estoy adentrando en el conducto auditivo. No veo nada, porque esto está muy oscuro, pero si tiene eco, ¡que guay!

Ahora que lo pienso.¿Habrá mucha cera? Un momento, ya lo veo, me acercaré corriendo. ¿Y qué hago yo?Llamaré al pendiente. ¡Pendiente,pendiente! ¿Dónde estas? ¡Pendiente!


P:¿Alguien me llamaba? T:Si, era yo.¿Qué tengo que hacer? Porque aquí lo único que veo es una puerta, y.... creo que es un poco difícil pasar. P:Pues sí. Es bastante complicado pasar por ahí, porque como puedes comprobar es una pequeña puerta que se abre y se cierra constantemente, pero si quieres llegar al cerebro de Ana... T:Lo estoy intentando, y es muy pero que muy complicado. Y a pesar de haberlo intentado muchas veces, sigo sin conseguirlo. Voy a coger carrerilla y....¡¡¡LO HE PASADO!!!

P:Veo que te ha costado .

T:Y tanto. Ha sido durísimo.


P:Ahora que has pasado esa puerta todo será mucho menos complicado.

T:Menos mal.

P:¿Ves el tímpano?

T:Si, pero está impidiendo pasar. No hay hueco. P:Como no hay hueco, puedes escalar un poco por encima o dar un graaaaan salto. T:¡Bien, que divertido, me encanta escalar! Ha sido muy fácil, la verdad.


P:Ahora verás tres huesecillos. Te puedes acercar para verlos, pero no es necesario. Pero se llaman: estribo, yunque y martillo. Sigue un poco y verás un enorme y peludo caracol.¡Qué miedo! Pero aunque te asustes no te va a pasar nada, es inofensivo.


T:¿Seguro que no me hace nada? Me da mucho miedo. P:No te preocupes, que estas a salvo.¡Ah! ¡Casi se me olvida! Antes del caracol, bueno, por delante, hay dos huesos curvados, son los canales semicirculares. Vas a tener que saltarlos, y después pasar por encima del peludo caracol.¡¡¡Y rápidooooo!!!


T:Vale, vale, ya voy. Aquí están los tres huesecillos. Me dan ganas de ir a verlos más detenidamente, pero no quiero que el pendiente me riña. Veo los canales semicirculares, y sigo teniendo mucho miedo al caracol, pero tendré que afrontarlo. Salto un canal, paso por debajo, y... ¡¡¡AH!o !! ¡¡¡EL CARACOL!!! Pues vaya, yo quería Ir a ver los huesecillos.


P:Q-que ha pa-pasado, ¿Estas bibi-bien? T:Si, no te preocupes, no me ha pasado nada. P:Entonces,¿Cuál era la razón por la que gritabas? T:Es que... P:Otra vez el caracol. No puede ser. Voy a terminar enfadándome.


T:Vale, pero paso corriendo por encima, que también me da asco tocarlo. Bueno. ¡¡¡Alláaa voooyyy, a toda velocidaaaaad!!! P:Muy bien, así me gusta, superando los miedos. T:Hurra, lo ha conseguido, he pasado el caracol.


P:Sigamos. Por último tienes que llegar al nervio auditivo, colarte en él y por ese pequeño camino, llegar hasta el cerebro. T:Menos mal, estoy a punto de llegar. Me daré mucha prisa. Aquí está el nervio auditivo y....¡por fin llego al cerebro! pero,¡que asco, es muy biscoso! PUAJ.


P:Je-je-je, lo siento mucho, perdón por no avisarte, pero se me había olvidado. Bueno, espero que hayas tenido un buen viaje. Adióóóóóóóós. T:Muchas gracias y hasta prontooo.


Narrador: Y esta es la reacción que tuvo Ana. Ana: Me acercaré al lugar de donde viene el sonido del trote de los caballos, para intentar verlos, porque, con lo que a mí me gustan....


FI N Laura R.

Viaje al cerebro (Laura R)  

Cuento sobre los sentidos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you