Page 1

Todo empezó cuando un óvulo se aventuró por las tropas de Falopio. Ya casi estábamos en el útero pero de repente vinieron miles de espermatozoides, había listos, rápidos. Una vez fecundado, el óvulo continuó su viaje por el útero, una vez allí, se instaló en una pared, fusionó su A.D.N con el del de la cabeza del espermatozoide y me creó. M ES 1 Se me están formando los órganos vitales, me llaman embrión, todavía no sé si soy chico o chica. Ahora soy una pelota de células (blastocito) que flota en el útero, el cual es blandito, cómodo y calentito. A estás alturas no aparento ser un niño o niña, más bien un monstruo. M ES 2 Mi longitud desde la coronilla hasta el pompis es de 2,5 centímetros y peso 3 gramos. Mi corazón late entre 140 y 150 pulsaciones por minuto, lo que es el doble que mi mami. Pero no estoy nervioso ¿eh?. M ES 3 Me han cambiado el nombre al de feto. Me empiezo a formar y a madurar. Mido desde la coronilla hasta el culete 9 centímetros y peso 48 gramos, ¡tengo que adelgazar!. El cuerpo de mi madre no ha experimentado cambios, y mi desarrollo ha ido sobre ruedas. Desde que existo he cuadruplicado mi tamaño, tengo los órganos desarrollados y encerrados en la cavidad abdominal. M ES 4 Ya me parezco más a un humano, aunque los ojos los tengo bastante separados, las retinas son sensibles a la luz. Mido de la coronilla hasta el pompis 14 centímetros y peso 200 gramos. Tengo el cuello bien definido, puedo dar volteretas y hacer cabriolas, ahora soy más mono. M ES 5 Desde este mes no crezco tan rápido, los pulmones y el aparato digestivo no están desarrollados del todo. Mido 18,5 centímetros desde la coronilla hasta el culete y peso 600 gramos. Puedo oir, pero no es muy agradable, me hablan en un idioma muy extraño, suena así -¡Cuchi, cuchi, cuchi! ¿Quién es mi hijo? ¿Quién es mi hijo? ¡ayyy, que mono ayyy, que me lo como!- Tengo miedo… M ES 6 He perdido la piel traslúcida y la he cambiado por una opaca. Mis células cerebrales empiezan a funcionar, bueno desde hace mucho. Soy parecido a un recién nacido, soy muy dormilón, entre 18 y 20 horas estaba sopa, las demás horas son de vigilar. Mido entre 23 y 25 centímetros y peso 820 gramos. Me han empezado a crecer las uñas. M ES 7 Se me produjeron grandes cambios en el sistema nervioso. Las células cerebrales y los circuitos nerviosos ya estaban todos conectados y activos. He comenzado a controlar la temperatura corporal. Medía desde la coronilla hasta el pompis 28 centímetros y pesaba 1,5 kilos.


M ES 8 Mis proporciones ya son como las de un recién nacido, mis uñas ya llegan a la punta de los dedos. Han desaparecido mis arrugas y el 8% de mi peso es grasa, Los iris pueden contraerse y relajarse y mido 34 centímetros. M ES 9 Ya me he dado la vuelta y dentro de poco saldré. No paro de producir una hormona llamada cortisona y mi intestino esta lleno de una sustancia verde oscura, casi negra llamada meconio, tengo poco espacio y tengo que enroscarme todos mis huesos. Espero que en mi parto no salga nada mal y no morir… ¡Tengo unas ganas de nacer!

DIARIO DE UN BEBÉ  

Diario de un embarazo