Page 1

r Esta es una edici贸n de autor, muy limitada, tal como ha sido escrita por la autora. Puede Vd. hacer llegar sus comentarios y/o sugerencias, que ser谩n tenidos en cuenta para futuras ediciones, a: Inma Capo Apar tado 292 - 46080 Valencia Email: pnl@instituto-pnl.com www.instituto-pnl.com Muchas gracias.


D.L.: V-16015-2001 ISBN 84-932749-0-9 © Inma Capo Panadés © de todas las ediciones Inma Capo Panadés Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización de la autora. Editorial Despertares - Valencia Telefax: 963619516 - pnl@ono.com 1ª edición - Diciembre 2001 2ª edición - Junio 2002 3ª edición - Enero 2003 4ª edición - Enero 2004 - Colombia 5ª edición - Octubre 2005 - Colombia 6ª edición - Mayo 2007


A dos almas muy evolucionadas que me eligieron para venir a este planeta y cumplir nuestras respectivas misiones: Mis hijos, Gabriel y Alejandro. Con todo mi amor y respeto,

gracias.

r


INDICE Agradecimientos ................................................................................ 9 Introducción ......................................................................................13

Parte 1 La "educastración" occidental: 1. Cómo manipularnos y controlarnos ........................................ 23 1.1.El "valle de lágrimas" ................................................... 29 1.2. El pecado y el sufrimiento ......................................... 41 1.3. El miedo ....................................................................... 69 1.4. Huir de la responsabilidad ......................................... 87 La incultura de la justificación Los vicios: el tabaco y otras drogas La libertad y la antilibertad

1.5. Buscar fuera de uno mismo .................................... 137 La pareja

1.6. La ignorancia ............................................................. 155 1.7. No pienses por ti mismo: calla y obedece ............. 165 1.8. Los demás y la injerencia ......................................... 177 1.9. Todo es difícil y complejo ........................................ 189 2. ¡Hasta aquí hemos llegado! ..................................................... 199


Parte 2 Premisas básicas universales. 1. Cómo funciona el Ser Humano .............................................. 213 1.1. Creced y multiplicaos ............................................... 217 El cambio . Relación de los Deberes Humanos

1.2. Dónde ponemos nuestra atención ........................ 245 1.3. El libre albedrío ........................................................ 251 1.4. La intención .............................................................. 257 1.5. La autoestima y la humildad .................................. 261 1.6. Las pruebas de la vida ............................................. 285 1.7. El potencial humano ............................................... 297 1.8. Expectativas versus realidad ................................... 307 1.9. El significado de la vida .......................................... 327 1.10. Congruencia e incongruencia .............................. 331

Parte 3 Nueva filosofía de vida. 1. ¿Cuánto Placer eres capaz de soportar? ................................. 339 1.1. Los Niveles Lógicos ................................................ 343 1.2. El sentido del humor ............................................... 361 1.3. La publicidad negativa ............................................. 365 1.4. La política .................................................................. 371 1.5. La educación de la nueva generación .................... 375 1.6. Tu vida: ¿Cómo quieres que sea? .......................... 383 2. Propuesta: la Aceptación, el Agradecimiento, el Amor ....... 387

Parte 4 Mi historia personal .................................................................. 397 Epílogo: una Nueva Raza ....................................................... 411


9

AGRADECIMIENTOS

Agradezco a Dios la vida y todos los talentos que me ha concedido como Ser Humano, para llevar a cabo mis sucesivas misiones. Confío en mi discernimiento para poder seguir cumpliéndolas con dignidad y lo mejor posible, en su honor y para mi bien último. Agradezco a todos los sabios su gran aportación a la evolución de la humanidad, y a todos mis maestros su sabiduría, su ejemplo, su formación e información, mediante cursos a los que he asistido o por los libros que han escrito y que han ido a parar a mis manos en el momento oportuno, con el sentimiento de que yo misma podría haberlos escrito por coincidir plenamente con sus mensajes hacia la humanidad. Su lectura ha sido el acicate que me ha animado a escribir a mi vez, con todo respeto, los mismos mensajes, quizás de distinta forma, pero con el mismo fondo. Agradezco a todos los librepensadores que han estado y estén haciendo oír su voz en los foros adecuados y por medio de sus libros, aportando su valioso espíritu a esta sociedad, tan Agradecimientos


10 carente de estímulos útiles para elevar su nivel de conciencia, personal y cívica. Agradezco a mis alumnos y alumnas todo cuanto he podido aprender de ellos, su paciencia, su comprensión, su apoyo, su colaboración incondicional, su apertura de mente y su buena voluntad. Ellas y ellos son mi mayor orgullo y satisfacción. Este libro es el resultado de su insistencia y motivación para decidirme a escribirlo y publicarlo. Agradezco a mis amigos y amigas su cariño y amistad sincera, su paciencia al aceptarme como soy y ayudarme a ser cada día un poco mejor. Les agradezco infinitamente su presencia en mi camino como "ángeles tutelares", por todo cuanto me han ayudado y me han ofrecido con tanta generosidad como alegría. Agradezco sus críticas constructivas porque me ayudan a superarme constantemente. Agradezco a mis posibles enemigos o detractores (antiguos y/o actuales) y a todas aquellas personas que, voluntaria o involuntariamente, quisieron hacerme daño y muchas veces lo consiguieron, el que aparecieran en mi camino, porque gracias a ellos he pasado por las distintas pruebas que debía superar para mi evolución, crecimiento y potenciar mi capacidad de resiliencia. Agradezco a mis lectoras y lectores que tengan este libro en sus manos y en sus bibliotecas. Si alguno de mis mensajes les hace reflexionar y cambiar algo en sus vidas para mejorar, habré cumplido mi cometido. Les ruego entonces transmitan estos mensajes y hagan llegar este libro a sus familiares y amigos, para que poco a poco, entre todos, vayamos creando una sociedad más feliz, un mundo más amable y atractivo al cual todos queramos pertenecer.

Agradecimientos


11 Agradezco y ruego al Universo su intervención para hacer que este libro llegue a manos de todas las personas que en uno u otro momento de sus vidas lo puedan necesitar, con mi mejor deseo de ayuda y mi intención de despertar sus conciencias. Que así sea. La lista de nombres a quienes dar las gracias sería tan extensa, que prefiero no citar a ninguno y así incluirlos a todos. Gracias a todos desde lo más profundo de mi corazón. Inma Capo.

Agradecimientos


13

INTRODUCCIÓN

Cada vez que escucho, leo o veo una noticia, es sobre algo negativo que ha ocurrido en alguna parte del mundo, más cercana o más lejana: el número de víctimas de la estupidez humana se ha visto incrementado como cada día, o algunos "líderes" políticos siguen consumiendo su tiempo y su energía para arrimar el ascua a su sardina y ampliar su rebaño para asegurarse su sillón. O, para colmo, estalla una guerra más, promovida -cómo no- por un hombre y seguido por otros muchos de la misma calaña, cuyas mentalidades son la antítesis de la evolución, por lo que su parcela de mundo se les queda grande e intentan volver a la época tribal, estrechando las fronteras de "sus" pueblos como reflejo de la estrechez de su mente. Los seres humanos se siguen matando entre sí o se suicidan con cualquier tipo de droga, mientras varios megalómanos destruyen el Planeta con sus ansias de acumular riquezas materiales a cualquier precio, cuando no hay noticias sobre el último ataque de la locura terrorista, o sobre las pobres víctimas de unos grupos de fanáticos descontrolados, o algún que otro asesinato en clave familiar, o los Introducción


14 abusos infantiles..., en fin, todo un truculento y vomitivo menú, del que se nutren insaciables los carroñeros medios de comunicación. Todo ello y muchas cosas más me dejan estupefacta. Porque, que ocurriera hace millones de años, cuando la humanidad puede que fuera un grupo mentalmente renqueante en vías de desarrollo, podría tener un pase. Pero que estas cosas sigan ocurriendo hoy, en pleno siglo XXI, con todos los millones de años de evolución (conocida) a la espalda, o mejor dicho, en nuestro cerebro, es algo que me sume en la más profunda perplejidad. Si además miro a mí alrededor, lo que veo no me gusta lo más mínimo. Veo una sociedad infeliz, una masa victimizada, enferma, inculta y banal, carente de recursos, valores y ética personales, totalmente dependiente, impotente, débil, llena de miedos, que busca refugio en el tabaco, el alcohol, las drogas, las medicinas, las sectas o la delincuencia. ¡Qué horror! Y qué pérdida de energía más lamentable... Un observador extraterrestre, que hubiera seguido el proceso de nuestra "civilización", se quedaría igualmente atónito al ver que el Ser Humano no ha entendido absolutamente nada a pesar de los millones de años transcurridos, de toda nuestra historia de guerras, catástrofes y desastres que el Ser Humano ha ocasionado en su propio mundo desde la noche de los tiempos y que se siguen repitiendo. Y también a pesar de los Grandes Maestros y avatares que nos han sido enviados (Jesús, Buda, Mahoma, Confucio...) y cuyas enseñanzas han sido tergiversadas por el hombre para adaptarlas a su conveniencia u olvidarlas en el mejor de los casos. Llegados a este punto, se abrían ante mí dos caminos: seguir quejándome como todo el mundo o hacer algo al respecto. Opté por la segunda alternativa. Decidí aportar también mi pequeño grano de arena a la sociedad, un nuevo paradigma de pensamiento para esta nueva era que hemos iniciado, entre tantos otros que, afortunadamente, están surgiendo en todo el planeta. Introducción


15 Motivada por continuas peticiones del entorno, me dediqué a enseñar, transmitir una filosofía de vida que, apoyada en mis investigaciones, estudios y experiencias personales, sirviera para que la gente despertara, se diera cuenta de qué hace para ser infeliz, de cómo se la manipula, reaprendiera otras fórmulas tendentes hacia su propio crecimiento y evolución, y rescatara su grandeza, poder y sabiduría interior. Advertencia: cuando mencione a Dios, lo haré desde mis creencias personales. Puedes sustituir esa palabra por otra cualquiera si eres ateo o si así lo prefieres. El caso es lo mismo: creas o no, hay algo superior a ti que ha creado todo lo que existe y que ya estaba hecho cuando tú llegaste, llámale vida, universo, energía, naturaleza, cosmos o como prefieras. Nos estaremos pues refiriendo a lo mismo y unificaremos así el lenguaje para que todos nos comprendamos. Nuestra sabiduría es muy sencilla de recuperar: está dentro de nosotros como raza, está a nuestro alrededor siempre presente, está en las Leyes Universales, en el Cosmos, en todo lo que se supone es la obra magnificente de la Mente Divina y Única, a cuya imagen (La Biblia dixit), hemos sido creados nosotros igualmente: es decir, ya somos perfectos, ya somos una copia de Dios, una reproducción en miniatura de Su Esencia y Su Luz, como cada ser vivo, como el resto del Universo en el que vivimos. Toda esa grandeza y perfección cósmica está dentro de nosotros, nacemos con ella, aunque no sepamos utilizarla porque no se nos ha enseñado hasta ahora. Todos y cada uno de nosotros formamos parte del Universo infinito, como células cósmicas, perfectas y autónomas. Pero, ¿cómo ejercer conscientemente esta perfección? El único fallo de nuestra perfección está en que venimos a este mundo sin manual de instrucciones. Y es lógico que así sea, ya que cada Ser Humano precisaría de su propio y único manual, dado que es un individuo exclusivo e irrepetible, con su propia alma, su Introducción


16 propio camino y su propia misión, dentro de la gran hermandad de la raza humana. Y al no tener manual propio, aprendemos de manuales ajenos, sin cuestionarnos su contenido, o si siguen vigentes, si se han quedado obsoletos, o si meramente son útiles para aprender a vivir con calidad. Intentando emular tales manuales, existen editados una inmensa cantidad de libros de autoayuda y superación, de diversos autores/as, procedencias e ideologías, la mayoría de los cuales han pasado por mis manos, pero que, salvo muy contadas obras importantes,-que pueden considerarse excepcionales precisamente por ser una excepción-, no me han dejado más huella que una leve sonrisa y una sensación de "más de lo mismo". Casi todos me han parecido flojos, "light", como si fuesen escritos para niños pequeños o para frágiles mentes no desarrolladas, insinuando consejos entre líneas, de pasada, como en voz baja, con miedo a profundizar, a llamar a las cosas por su nombre, a poner un espejo delante de una vez por todas para que la persona sea vea a sí misma, -tanto si le gusta lo que ve como si no-, pasando de puntillas por la vida de la gente para no armar demasiado alboroto, temiendo marcar una diferencia, un antes y un después, y tratando los problemas que acucian a la humanidad subrepticiamente, con pinzas y mascarilla, como temiendo contagiarse. Como verás, no es ese mi estilo ni esa mi intención. Algunas editoriales opinan que este ensayo -más bien diatriba-que vas a empezar a leer, es "muy fuerte", expresión que está tan mal usada que ya ha perdido su verdadero significado. A mí no me lo parece, puesto que podría serlo mucho más, pero esa opinión te la dejo a ti, lector o lectora. Andamos ya más que sobrados de metáforas, cuentos de hadas, historias infantiles con mensaje subliminal, rodeos, circunloquios y subterfugios que, sí, son muy bonitos, pero a poco o nada conducen. Introducción


17 No me parece lógico, correcto, sano ni ético que a los adultos haya que tratarlos como a niños ni hablarles como a tales, como si se fueran a romper, considerándolos incapaces de comprender y asumir el lenguaje llano, claro y directo; no creo que hacerlo así les beneficie lo más mínimo. Yo creo que necesitamos urgentemente libros fuertes, pensadores fuertes, espíritus fuertes, mentes fuertes, maestros fuertes, líderes fuertes, seres interiormente fuertes para crear una sociedad fuerte, ya que sólo una sociedad fuerte podrá llegar a ser una sociedad sana y feliz. Creo que son mucho más fuertes los batacazos que se da la gente en su vida por no serlo. Y una de las causas es precisamente tratarles como si fuesen de porcelana, potenciando así -quizás a propósito- su fragilidad emocional en lugar de enseñarles y ayudarles a fortalecer sus espíritus. Este es uno de los motivos que, entre otros, me han estimulado e impulsado a crear mi propia editorial. Marcar una diferencia y tratar temas que no todos se atreven a editar, serán sus distintivos. Según Séneca, quien piensa claro, habla claro, luego también debe escribir claro. Escribo pues este libro pro salute populi, con la intención de que sea el primero de un "manual de instrucciones para vivir con calidad", que iré completando paulatinamente. Este primer libro no aporta soluciones ni recetas mágicas, sino más bien éstas deberían aparecer por si solas tras una revisión o toma de conciencia de todo cuanto ha influido y sigue influyendo en nuestra formación para vivir, de modo que, conociéndolo y dándonos cuenta, podamos corregir todo aquello que no funciona y evitemos repetirlo. Diría Sócrates: "No merece la pena que un humano viva una vida sin cuestionarlo todo." Pues a ello vamos. En parte autobiográfico, mi humilde intención es que cuanto aquí digo sirva a todas las personas, al menos, para revisar sus esquemas y decidir ser un poco más felices; deseo ayudarles a Introducción


18 eliminar autoengaños, informaciones limitantes, echar un vistazo de paso a todas las injusticias que nos rodean por doquier, impulsarles a despertar, reaccionar y recuperar su poder interior, su fuerza y su libertad, las bases para aceptar su grandeza y su perfección humanas, cimientos sobre los que se asienta la auténtica dicha interna. También pretendo aportar al final un rayo de esperanza a muchas mujeres, y quizás hombres también, que han pasado o están pasando por mi misma situación, aunque eso no es lo más importante y se verá sólo en la última parte, como una demostración más de que no hay tragedia, por grande que sea, que el Ser Humano no sea capaz de superar desde su poder interior. Este es mi pequeño granito de arena para ayudar a construir los pedestales de una sociedad más poderosa, más sana y más evolucionada. Pero como todo acto de creación es en primer lugar un acto de destrucción -diría Picasso- iremos destruyendo de paso (o al menos intentando que se tambalee) todo aquello que, consciente o inconscientemente, perjudica, limita, denigra o envilece al ser humano, trabando su libertad y por ende su felicidad. Con todo respeto solicito permiso para utilizar el "tuteo", con el fin de que el lenguaje no sea equívoco, sino claro y espontáneo, a la par que rotundo y contundente, para que este libro pueda ser leído por el mayor número de personas posible y ¡ojalá que así sea! Los ejemplos que cito son verídicos; los nombres han sido cambiados para preservar la identidad de las personas aludidas. Haré pues uso de un léxico coloquial, ya que mi objetivo no es ganar ningún premio literario, sino ayudar al despertar de la conciencia individual -base creadora de la conciencia colectivapara que todos seamos mucho más felices. El estilo es el mismo que empleo en mis seminarios de crecimiento personal, de modo que resulte tanto didáctico como interactivo y ameno, e introduciré para ello el humor, la ironía o un Introducción


19 suave sarcasmo, para no dramatizar en exceso cuando el caso así lo requiera, y que el lector pueda mirar los espejos que voy a ponerle delante, aunque sea de soslayo, ya que no se trata de rasgarse las vestiduras, sino de ser útil. Hago mío lo que dijo en cierta ocasión nuestro querido cineasta García Berlanga: "A mi no me gusta esta sociedad y es lo que plasmo en mis películas, pero si no lo hiciera con sentido del humor, la gente no las vería." Mi objetivo último es motivarte a participar en "crear una sociedad en la cual todos queramos vivir." Porque no puedo hacerlo yo sola. Por suerte -y como verás por las constantes citas a otros autores mucho más sabios que yo- ya somos muchos trabajando para ello en el planeta, aunque necesitamos ser muchos, muchísimos más: te necesitamos a ti. Aunque mis alumnos me llaman Maestra, quizás por los kilómetros de camino que ya llevo recorridos, lejos estoy aún de serlo; yo me considero tan sólo una activa "despertadora" ('awakener'). Despertar es darse cuenta, tomar conciencia de muchas cosas que nos pasan desapercibidas, inconscientes, que nos han sido dadas para bien o para mal como una herencia gratuita, que no sabemos por qué son así, que nos hacen ir por la vida como marionetas, robots, autómatas, títeres, en lugar de vivir como protagonistas estelares de la maravillosa película de nuestra propia vida. Y para tomar conciencia, lo primero es hacer "examen de conciencia". Ese es el objetivo fundamental de este libro.

"E l

que no sabe y no sabe que no sabe, es un ignorante: enséñale. E l que no sabe y sabe que no sabe, es sincero: ayúdale. E l que sabe y no sabe que sabe, está dormido: despiértalo. E l que sabe y sabe que sabe, es inteligente: síguelo." (Sabiduría árabe)

Los grandes maestros hindúes dicen que el descontento es la llama del buscador y que el único requisito previo para el despertar Introducción


20 es la desilusión total. Me identifico plenamente con estas dos premisas. ¿Y tú? ¿Estás suficientemente harto/a para poner ya el despertador en marcha o todavía puedes soportar un poco más el sopor espiritual que nos envuelve? ¿Decides seguir formando parte de la inmóvil masa de sonámbulos y quedarte como estás? ¿O por el contrario eliges abrir tus alas y echar a volar? De ti depende. En mi ánimo está guiarte y ayudarte. Pero sólo tú puedes decidir el camino a seguir. Para ello, imagina que vamos a entablar una conversación, en la cual hablaremos de muchos temas, de todos los que de un modo u otro afectan nuestra vida y que iremos poniendo sobre el tapete, siempre con el ánimo de, al menos, tomar conciencia. Es mi deseo despertar en ti la curiosidad necesaria para que leas el libro hasta el final sin hacer demasiadas conjeturas previas. Comenzaremos viendo paso a paso cómo nos han inculcado, desde antaño y de modo muy efectivo, todo lo necesario para ser dependientes, impotentes y víctimas, justo lo contrario de la esencia innata del Ser Humano: la perfección, la libertad y la felicidad. ¿Preparados, listos? ¡Allá vamos!

"Si

pude ver más lejos fue porque me subí sobre hombros de gigantes" Isaac Newton

La autora. Introducción


21

PARTE 1

La "educastraci贸n" occidental "Todos somos el resultado de nuestra educastraci贸n. La prueba de que somos perfectos es que hemos sobrevivido a la misma." Inma Capo

r


22


23

1. Cómo manipularnos y controlarnos "La Tierra es un teatro, pero la obra tiene un reparto deplorable" Oscar Wilde

Hace siglos, mucho antes del nacimiento de Jesús, ya dijo Alejandro Magno: "Lo peor que ha podido hacer el hombre es olvidar el Dios que lleva dentro" . Iremos descubriendo que esa es la causa de todos nuestros problemas. Advierto nuevamente que al nombrar a Dios no es desde un punto de vista místico o religioso, sino como energía cósmica, universo, creación, vibración y poder interior, porque es ahí donde radica el núcleo de nuestra espiritualidad. Cuando etiqueto como "occidental" no significa que otras fórmulas educativas terrícolas sean mejores que la nuestra, sino tan sólo diferentes, con resultados y formas de vida distintas a las nuestras. Todo en la vida tiene ventajas e inconvenientes marchando juntos de la mano. No haré pues hincapié en que esto Cómo manipularnos y controlarnos


24 es mejor que aquello o peor, puesto que eso sería subjetivo y ante todo un juicio de valor. Y una de las cosas que intentaremos aprender será a no juzgar. Tenemos nuestra inteligencia y nuestro libre albedrío para elegir; así pues, lo lógico y práctico es elegir lo que sea más útil para cada cual de todo lo que conocemos y está a nuestra disposición, sea cual fuere su origen cardinal. Sólo hemos de utilizar nuestro pensamiento crítico. Veamos cómo nos ha ido a nosotros en esta parte del mundo, con cierta visión retrospectiva. Alejandro Magno no se equivocaba. Porque al olvidar su Dios interior, el hombre pierde el origen y concepto de sí mismo, hundiéndose en los abismos de la impotencia, debilidad e imperfección, que asume como características inherentes al ser humano; grave error que le ha costado todas las desgracias que afligen a la humanidad y que viene padeciendo hasta hoy. Necesita entonces crear dioses externos, seres superiores ajenos a sí mismo a quienes culpar y responsabilizar de todo lo que le ocurre, no comprende o no puede controlar. Con ello se queda tranquilo y elude toda responsabilidad. Y eso ha resultado tan cómodo que se ha venido repitiendo a lo largo de nuestra historia. Avispadamente, surgen los "llamados" o "elegidos" (nunca se ha logrado averiguar quién les ha llamado o quién les ha elegido), quienes se auto-erigen en intermediarios, comisionistas o representantes divinos, hechiceros, brujos o sacerdotes, que mediante mascaradas, vestimentas especiales y rituales más o menos sofisticados, imponen sus normas y reglas a la asustada población, para eliminar su autoestima y su poder, manipulándoles con el arma infalible: el miedo. Se nos amenaza con el fuego eterno, con el llanto y el crujir de dientes (no se sabe qué les pasa a los que lleven dentadura postiza), Cómo manipularnos y controlarnos


25 con el castigo por pecados que ignoramos pero que, al parecer, cometimos no se sabe cuando, eso sin contar con el sambenito del pecado original (no le veo yo la originalidad por ninguna parte...) que nos cuelgan a los occidentales por el mero hecho de nacer en esta parte del globo, y con todo ello consiguen como siempre su objetivo: doblegarnos ante el sufrimiento. Mediante tan poderosas armas, perfecta y eficazmente esgrimidas vistos los resultados, se nos ha enseñado igualmente a buscar las soluciones, las respuestas, el bienestar, la salud y la felicidad, fuera de nosotros mismos. Se nos ha convertido en seres dependientes, impotentes, víctimas, por lo que si queremos hallar paz y sosiego, tenemos que recurrir a los que ostentan la posesión de la verdad porque tienen línea directa con Dios, o porque nosotros les otorgamos poder para ello, para que nos guíen y nos digan qué tenemos que hacer: no pienses por ti mismo y obedece. Y todo ello lo consiguen mediante una sagaz interpretación y adaptación a sus necesidades de las guías o manual de instrucciones para ser feliz, que dictó Jesucristo (Maestro poderoso, en contacto con su Dios interior), y un uso de La Biblia y otros textos sagrados que, aunque también escritos por hombres, cada generación ha ido adaptando al estilo y necesidades culturales de la época. Tal manipulación fue además adaptada y censurada como un guión teatral en los distintos Concilios ("reuniones en la cumbre") organizados por los poderes fácticos del momento, (la Iglesia junto con los reyes o mandatarios que ellos mismos apoyaban e incluso coronaban), de modo que la información útil al desarrollo y evolución humanas desapareciera para la mayoría, quedando bajo el control de unos pocos. Conocían perfectamente la segunda arma secreta para dominar al pueblo: se le sumió en los abismos de la ignorancia. Cómo manipularnos y controlarnos


26 Ignorantes, temerosos, irresponsables, pecadores y sufrientes, incapaces de pensar por nosotros mismos, es decir, víctimas del sistema, buscando la utópica felicidad en cosas y/o personas externas, ante nuestra impotencia personal hemos estado pendientes de ver cómo vivían los demás, bien para consolarnos ("mal de muchos... epidemia") o asegurarnos que no éramos los únicos sufriendo tales síndromes, o bien intentando llenar el vacío de nuestras insulsas vidas con las vidas ajenas, o sea, metiéndonos donde no nos llaman y otorgando poder a los demás para inmiscuirse en nuestras idas y venidas. La injerencia recíproca es el mayor mangoneo social que ha venido ejerciendo el Ser Humano, sobre todo porque le quedaban pocas alternativas para distraerse. El "qué dirán los demás" se ha convertido en una de las mayores limitaciones psicológicas de la persona que lo padece. Se dice que el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla; así pues, una vez revisado el pasado, veremos punto por punto cómo ha ocurrido todo, para qué nos sirve en el presente y cómo podemos aprender y cambiar para no tener que repetir nuestros errores a partir de ahora. Con una vez es suficiente. Ya es hora de tomar las riendas de nuestra vida y dejarnos de excusas y justificaciones. Mirar atrás no sirve para nada. La felicidad está dentro de nosotros, tan cerca que no la vemos. Es aquí y ahora cuando tenemos que vivir, y hemos de hacerlo bien. Más nos vale. Nos va en ello nuestra felicidad presente y futura, nuestra salud física, psíquica y espiritual. ¿Estás cómodamente sentado/a? Bien. Y si tienes a mano un lápiz para subrayar o anotar, mejor que mejor.

Cómo manipularnos y controlarnos


27 Entremos en detalles, desde el principio. Se abre el tel贸n de nuestra vida y aparecemos en un teatro, cuya obra nos dicen que se titula:

C贸mo manipularnos y controlarnos


28


29

EL “VALLE DE LÁGRIMAS” "Lloramos al nacer porque venimos a este inmenso escenario de demente s" William Shakespeare

Si vivimos atormentados por el miedo, bajo la amenaza del sufrimiento, buscamos fuera de nosotros mismos, con lo cual nunca encontramos lo que en verdad necesitamos, no podemos pensar sino que tenemos que obedecer y seguir normas y reglas que otros han dictado, se nos sumerge en la ignorancia más absoluta, y se nos dice que todo eso es "normal" y además culpa nuestra por ser unos pecadores, ¿cómo no va a ser esto un valle de lágrimas? Más que un valle de lágrimas, es un océano de angustia en el cual sólo sobreviven los que saben nadar contra corriente. Menos mal que ahora a éstos ya no se nos quema en la hoguera. (Me he informado bien antes de editar el libro). Además, quienes patentaron lo del valle, tenían una idea clara del poder de las metáforas: no se les ocurrió hablar de una montaña, cima, río, fuente o cualquier otro accidente geográfico, no señor. Valle, es decir, lo más bajo, donde podamos ahogarnos todos sin poder salir y empequeñeciéndonos al tener que mirar hacia arriba... Y gracias a Dios que no les dio por hablar de pozo, sima, fosa o abismo... El Valle de Lágrimas fue pues la etiqueta negativa que se dio a este inigualable Paraíso gratuito que, según reza el Génesis, nos regaló Dios con todo su amor, pero, ¡ah!, eso sí, con límites, porque todo no puede ser perfecto, ya que entonces seríamos como Dios, es decir, estamos hechos a su imagen y semejanza pero sin pasarse, dentro de un orden y de unos niveles determinados. El “valle de lágrimas”


30 Para ello se prohíbe al Ser Humano que coma del árbol de la ciencia del bien y del mal (otra metáfora que significa que debemos permanecer ignorantes o inconscientes, aunque también puede significar que no somos quién para juzgar a nadie). ¿Quiere decir entonces que antes de que Eva y Adán se indigestaran con la manzana el bien y el mal no existían? A mi se me ocurre otra metáfora distinta: ¿qué hubiera ocurrido si Dios hubiese sonreído simplemente, viéndolo como una travesura de sus hijos bienamados y hubiese bajado a comer manzanas con ellos y enseñarles, guiarles y educarles como se supone debe hacer todo padre amoroso, en el amor, el respeto y la sabiduría? Pues ahora no sabríamos lo que está bien o mal, y precisamente, para evitar todos los males que esa dualidad acarrea, vino después Jesús a educarnos en la verdad y recordarnos: "No juzguéis y no seréis juzgados" Simplemente, por la ley natural de que "lo mismo que se siembra se recoge". También porque juzgar significa que lo que no coincide con mi forma de ver el mundo, está mal o está equivocado. Y de sobra sabemos el resultado de creer estar en posesión de la verdad y además quererla aplicar a otros: se llama separatismo, destrucción, terrorismo, guerra, muerte. Sobre todo, juzgamos desde nuestra ignorancia y nuestros miedos. Quien sabe no juzga porque no compara. Simplemente, sabe. No necesita nada más que el conocimiento de cómo son las cosas. El resto no le atañe, luego no juzga, no lo necesita. Intentemos pues al menos cerciorarnos de dónde provienen nuestros juicios para intentar alejarnos de ellos y en su lugar acercarnos un poco más al conocimiento y a la sabiduría. Pero evidentemente, sin juzgar lo que está bien y lo que está mal no se puede ostentar el poder, dominar, amenazar, castigar, exigir El “valle de lágrimas”


31 tributo, erigirse en sacerdote, juez o gobernante (porque ellos sí saben lo que está bien y lo que está mal, claro está). Y, ya desde tiempos remotos, se olvidó esta enseñanza de Jesús. Y se crean las Leyes para impartir justicia, basadas en la idea de algunos de lo que está bien y de lo que está mal, según los objetivos a conseguir en cada momento y el grado de evolución de la sociedad. Con ello se consigue además crear un profundo sentimiento de culpabilidad si nuestras decisiones no casan con las normas estipuladas de lo que está bien y lo que está mal, de lo que debe y no debe hacerse. Y ese sentimiento siempre va acompañado de una sensación de angustia y temor, todo ello tendente a minar nuestra autoestima y nuestro poder personal. Dados los infinitos niveles evolutivos, educacionales y caracterológicos en la raza humana, es útil e incluso necesario crear la figura de la Justicia como soporte social, y así, desde los tiempos bíblicos, la figura de Salomón impartiendo justicia, nos habla de la gran sabiduría, ética e integridad que hace falta para ser capaz de juzgar y sentenciar imparcial y dignamente. Quiero dejar patente que a lo largo de estas páginas no es mi deseo juzgar, ya que ello equivaldría a sentenciar y no soy quién para ello, sino tan solo recapitular, desentrañar, desvelar, desenmascarar, señalar, denunciar, poner las cartas boca arriba, algún punto sobre alguna que otra 'i' (y el dedo en la llaga cuando haga falta) y aportar informaciones de distinta índole que, mediante el uso del pensamiento crítico, nos permitan ver las cosas de un modo útil que no sólo no altere nuestro bienestar, sino que además nos ayude a darnos cuenta, concienciarnos, recapacitar, aprender algo nuevo, para que al final podamos tomar decisiones con mayor conocimiento de causa y mejor criterio que hasta ahora, en nuestro cotidiano deambular por la vida. Despertar, en suma.

El “valle de lágrimas”


32 Tampoco quiero dar consejos, porque el ignorante no los escucha y el inteligente no los necesita. Daré solamente información, pero desde otro nuevo paradigma. Ocupémonos de lo que nos atañe a los ciudadanos de a pie, intentando darnos cuenta cómo cierta clase de juicios que solemos hacer asiduamente, -siempre que las cosas no son como queremos o cuando sentimos atacados nuestros más profundos valores-, no solamente no solucionan nada sino que nos hacen sentirnos mal, ya que son generadores de tensión, disgusto, estrés y mal humor, puesto que por mucho que juzguemos no tenemos poder para condenar y nos quedamos peor que antes si cabe. El famoso Paraíso no es una isla maravillosa o un lugar remoto a donde ir de vacaciones. El Paraíso, como todo en la vida, es un estado mental interno y personal. El Paraíso existe aquí y ahora, está a tu alcance, ahí mismo, tan cerca que no puedes verlo. Vemos pues claramente que el primer paso en el camino de retorno al Paraíso es muy simple: dejar de juzgar, primero a nosotros mismos y luego a los demás, porque todo ello nos crea dolor y malestar, y no nos lleva a mejorar nada, sino a empeorarlo en la mayoría de los casos. En lugar de ello, intentemos observar, analizar, comprender y sobre todo aprender. Si somos capaces de tomar cierta distancia, nos daremos cuenta de que las cosas no son buenas ni malas. Las cosas son como son. Eso es todo. Y si no nos gustan como son, es problema nuestro el cambiar la forma de verlas, es decir, nuestro mapa del mundo. Ello no significa que tengamos que aceptarlas o que nos gusten, ni tampoco que un excesivo distanciamiento nos empuje a la indiferencia -más bien al contrario- sino a una participación activa inteligente y comprometida. Se trata simplemente de que no nos afecten más de lo necesario. Si conseguimos mantener una postura El “valle de lágrimas”


33 más o menos disociada, ello nos permitirá analizarlas más fríamente que si nos dejamos llevar por un impulso emocional, y podremos decidir más acertadamente qué hacer al respecto, cómo solucionarlas, cómo participar, etc. A las cosas les da lo mismo cómo las veamos. Van a estar ahí de todos modos... "Es preciso que cambiemos nuestra forma de ver para que acabemos cambiando -aunque ya sea quizá demasiado tardenuestra forma de pensar." F. Nietzsche - "Aur ora.103"

Te voy a recordar el famoso ejemplo del vaso: ¿está medio lleno o medio vacío...? Según cómo tú lo veas, te sentirás de un modo u otro. Pero lo que no te habían dicho hasta ahora es que... ¡al vaso le da lo mismo cómo tú lo veas! Va a estar ahí, igual, sin moverse, tanto si quieres como no. Puedes ver el mundo como algo maravilloso o como algo amenazante. Según como elijas verlo, así te sentirás; ahora bien... ¡al mundo le importa un rábano cómo tú lo veas! Va a estar ahí, igual, sin inmutarse, tanto si quieres como si no... y todo por el mismo precio. Las cosas sólo cambiarán cuando tú cambies tu forma de verlas, de relacionarte con ellas y de hacerles frente. "El mundo es de quien puede ver a través de sus apariencias" diría Emerson. De ahí el conocido proverbio:"Cambia tú y cambiará tu entorno". Pero si cambias algo, procura que sea para mejorar, no para empeorar. Para ir hacia adelante, no hacia atrás. El precio es el mismo, el resultado no. Si en lugar de juzgar, pensamos y reflexionamos, llegaremos a una mayor comprensión que nos permita impulsar activamente cambios sociales desde una solidaridad útil e inteligente, que no agresiva e involucionista.

El “valle de lágrimas”


34 Puedes ver el vaso medio lleno o medio vacío: al vaso le da lo mismo. Puedes ver el mundo como algo amenazante o como algo maravilloso: ¡al mundo le da lo mismo!... ...PERO A TI NO. Como ejemplo de cómo se ve el mundo cuando cambias tu perspectiva, fíjate en el ejemplo siguiente, chiste muy conocido entre los estudiantes de psicología: "Experimento de laboratorio: el experimentador afirma tener éxito en su trabajo puesto que ha enseñado a una rata a oprimir una palanca en respuesta a un estímulo producido inmediatamente antes (comida). La rata le comenta a otra rata: "tengo tan amaestrado a este hombre que cada vez que oprimo esta palanca me trae comida". Paul Watzlawick - ¿Es real la realidad?

Lo que está bien y lo que está mal es una opinión que varía según el punto de vista del observador. Nosotros mismos, con nuestros juicios, creamos una dualidad y generamos conflictos: o está bien o está mal. Pues puede que si, puede que no, puede que mitad-mitad o puede que todo lo contrario. Puede que para unos sí y para otros no. "O es blanco o es negro". Pues no necesariamente. También hay una infinita gama de grises, claroscuros, sepias... Todo dependerá de cómo sea el mapa del mundo a través del cual cada persona filtra a los demás, a sus circunstancias, a su entorno y a cuanto le rodea. Recuerda: "todo es según el color del cristal con que se mira..." Cuantos más filtros pongas entre la realidad y tú, más pequeño y estrecho será tu mapa o visión del mundo. Y es desde nuestros respectivos mapas del mundo desde los que instauramos nuestras leyes, nuestras normas, nuestra moral y nos juzgamos los unos a El “valle de lágrimas”


35 los otros. El resultado social no puede ser más catastrófico y desalentador. "...Practicaré la abstinencia de juicios de valor. Empezaré mi jornada con esta afirmación: "Hoy no juzgaré nada de lo que suceda"; y a lo largo del día me recordaré a mí mismo que no debo hacer juicios de valor". Dr. Deepak Chopra - Las Siete Leyes Espirituales del Éxito.

Dios no juzga, por mucho que nos lo hayan querido inculcar. Tiene cosas mucho más importantes que hacer que ocuparse de nuestras tonterías. Y ya que voy ejerciendo de aprendiza de exégeta -perdón por mi osadía- recuerdo que el evangelio de Mateo menciona: "D i o s h a c e q u e e l s o l s e l e v a n t e s o b r e b u e n o s y m a l o s y h a c e q u e l l u e v a s o b r e j u s t o s e i n j u s t o s ". Luego si a Dios, al Universo o a la Naturaleza, que es lo mismo, le da igual que la gente sea buena o mala, justa o injusta y se limita a hacer lo que tiene que hacer (salir el sol, llover o lo que sea), ¿quiénes somos nosotros los humanos para erigirnos por encima de Dios y atribuirnos el derecho de juzgar a nadie? Pues muy simple: juzgamos porque creemos que todo aquello que no coincide con nuestra forma particular de ver el mundo, con nuestras normas, con nuestra moral, con nuestras creencias y valores, no es bueno, no es correcto, no es válido y está mal. Por cierto, y ya que he citado los evangelios, me viene a la memoria la forma en cómo estos se eligieron -según cuentan- de entre todos los existentes. Los representantes de la Madre Iglesia, en el Concilio de Nicea, eligieron cuatro, porque tenían que coincidir con los cuatro puntos cardinales. Luego, para asegurarse de que su elección era la correcta, eligieron la "solución milagrosa": pusieron los textos elegidos sobre el altar y dijeron: "si estos no son los textos sagrados, que caigan al suelo". Y como por lo visto no cayó ninguno de ellos, pues ahí se quedaron los cuatro. Todos los demás fueron catalogados como apócrifos a partir de ese momento. ¡Genial, ¿no?! El “valle de lágrimas”


36 "[..] La idea de un Dios al que no haya que temer, que no va a juzgar, y que no tiene ningún motivo para castigar, resulta sencillamente demasiado magnífica para incluirla ni siquiera en vuestra más grandiosa noción de Quién y Qué es Dios." Neale D. Walsch - "Conversaciones con Dios""

Volvamos a lo nuestro. ¿Eres consciente de cuánto tiempo y energía pierdes en tu vida juzgando? ¿Para qué te sirve? ¿No te has dado cuenta todavía de que lo que para unos está bien para otros está mal? ¿Aún no te has percatado de que las normas, leyes y costumbres cambian de una región a otra, de un país a otro, en nuestro pequeño planeta? Todo es meramente cultural, dictado por el hombre a su conveniencia y por lo tanto cambiante, pasajero, adaptado a las necesidades del guión o juego social que alguien decide que toca jugar en cada momento. Lo que hasta hace unos años estaba mal visto, ahora esta bien visto; lo que antes no se conocía, ahora se conoce; lo que antes no se hacía, ahora se hace, lo que antes estaba prohibido, ahora está permitido. Así pues, tenlo en cuenta antes que acabes con una úlcera de estómago, resultado habitual de las tensiones emocionales, entre otras secuelas. Ahora interioriza un instante y pregúntate: ¿cómo serías, pensarías y actuarías si tú, con tu mismo espíritu, energía y libertad, hubieses sido educado/a por otras personas o hubieses nacido en otro país, cosa totalmente circunstancial y no definitoria del Ser Humano, o simplemente hubieses ido a un colegio extranjero, o hubieses viajado y convivido con otras culturas? ¿Cómo te permites pues ser víctima de una moral hecha por los hombres y por lo tanto equívoca y generadora de conflictos? "Quand la morale triomphe, il se passe de choses très vilaines", diría Rèmy de Gourmont. En el Universo no existe separación entre el bien y el mal. La moral no es una Ley Natural.

El “valle de lágrimas”


37 "¿No estaremos obrando de mala fe, por cobardía o por pereza, cuando aceptamos una creencia por el simple hecho de que es costumbre hacerlo así? ¿Serían, entonces, la mala fe, la cobardía y la pereza las condiciones previas de la moral?" F. Nietzsche - "Aurora.101"”

"El someterse a las leyes de la moral puede deberse al instinto de esclavitud, a la vanidad, al egoísmo, a la resignación, al fanatismo o a la irreflexión. Puede tratarse de un acto de desesperación o de un sometimiento a la autoridad de un soberano. En sí, no tiene nada de moral." F. Nietzsche - "Aurora.97"

Efectivamente, los códigos morales de la Iglesia Católica fueron concebidos en época de esclavitud, hace más de dos mil años, cuando todos los cristianos eran esclavos. La ética cristiana era básicamente una ética para compañeros de miseria. No creo que le sirva al ser humano de hoy. Lo que llamamos "moral" no es más que la responsabilidad de cada persona sobre su propia vida, sobre sus pensamientos y comportamientos, y estos nacen de nuestro sistema de creencias y escala de valores. Nuestros valores determinan nuestra ética personal, lo que está bien y lo que está mal, lo que debe y no debe hacerse, lo que es importante para nosotros y lo que no lo es, y de todo ello cada cual es individualmente responsable. Tú eres responsable de lo que piensas y cómo lo piensas; de lo que vives y cómo lo vives. Sé pues responsable de tu propia moral. Y deja a los demás que lo sean de la suya. Sólo debes tomar tus decisiones considerando tu entendimiento de lo que es bueno y lo que no, de lo que es correcto y de lo que es incorrecto, y, ante la duda, recuerda: no hagas a los demás lo que no desearías que te hicieran a ti mismo/a. Ya dijo Bertrand Russell que la Humanidad tiene una doble moral: una que predica y no practica y otra que practica pero no El “valle de lágrimas”


38 predica. Y si seguimos a Spinoza en su famosa "Ética", resumiríamos que la moral es un refugio para la ignorancia, del mismo modo que las leyes no son más que un sustituto de la inteligencia, entendiendo por "bien" toda clase de alegría y cuanto a ella conduce, y por "mal" toda clase de pesar. "Bueno y malo no son sino nombres que pueden fácilmente transferirse de esto a lo otro; lo único recto es lo que resulta conforme a mi ser; lo único ilícito, lo contrario a él. Para mi no hay mas ley sagrada que la de mi naturaleza." Ralph W. Emerson - "Confía en ti mismo"

Ya sabemos pues qué hay que hacer para retornar al Paraíso, a ese paraíso que todos llevamos dentro. Nada más fácil, económico e indoloro. No necesitas ir a ningún médico, ni gurú, ni consultar videntes, ni leer el horóscopo, ni tomarte nada. Simplemente: deja de juzgar. No consigues nada con ello y pones tu estado de ánimo en peligro. Intenta mejor analizar, utilizar el pensamiento crítico, comprender y desde ahí, decidir en consecuencia y aprender para la próxima vez. Poco a poco, a lo largo de estas páginas, irás descubriendo cómo sustituir rápidamente ese y otros hábitos adquiridos, por otras actitudes más útiles y enriquecedoras que te lleven a nuestro objetivo final: secar el valle de lágrimas y buscar la salida para nuestro Retorno al Paraíso. "...Pero los monjes de la Edad Media y también los alumnos de las universidades creían que el paraíso interior era el definitivo terreno de la libertad en el corazón del hombre. Para encontrarlo, había que viajar, como dijo San Agustín, no con pasos sino con anhelos y ansias. El camino iba desde la situación de 'caído' del hombre, en la cual era libre para no ser fiel a sí mismo, hasta la libertad original en la que, hecho a imagen y semejanza de Dios, ya hacía tiempo que no era libre para ser infiel a sí mismo. Así, recobraba la desnudez de Adán que no necesitaba las hojas de parra de la ley, de las explicaciones o justificaciones, ni adornos sociales de pieles. El paraíso es simplemente la persona, el yo, pero el yo radical en su libertad, libre de inhibiciones. El yo que dejó de estar vestido con su 'ego'." Thomas Merton - "Amar y Vivir. El testamento espiritual de Merton"

El “valle de lágrimas”


39

Y todo eso está ahí, al alcance de tu pensamiento. Sin embargo, al haber sido ancestralmente educados para todo lo contrario, es decir, para inundar de lágrimas el famoso valle, nos parece muy difícil alcanzarlo. No te preocupes. Si te atreves a seguir leyendo, descubrirás cuán fácil y sencillo es. Es tan fácil y tan sencillo que ya se han ocupado las "fuerzas vivas" de que no lo viéramos y hacernos ver lo que a ellos les interesaba: que todo es difícil y complejo y no está en nuestras manos -¡pobres ignorantes!- sino en las de los que mandan. Si viéramos lo fácil que es todo, seríamos felices y entonces no se nos podría manipular ni controlar. Sigamos viendo cómo lo consiguieron con facilidad. Pasemos al siguiente Acto de nuestra tragicomedia:

El “valle de lágrimas”


40


41

EL PECADO Y EL SUFRIMIENTO "El pecado original fue castigado porque no fue bastante grande. Eva, para adquirir la sabiduría, tenía que haberse comido todos los frutos de aquel árbol. Así ocurre siempre en la tierra: un delito es castigado cuando es pequeño, y glorificado y premiado cuando es grande." Giovanni Papini

Definición de pecado: "Noción religiosa que expresa una transgresión voluntaria de una norma moral o religiosa" (Dic. Larousse). "Acción, pensamiento o palabra condenada por los preceptos de la religión" (Dic. María Moliner) "Juego de naipes en el que hay que hacer nueve puntos, cometiéndose 'pecado' al pasar de este número" (Dics. anteriores). Antaño, pecar significaba "errar el blanco", es decir, no dar en la diana. El arquero que fallaba el tiro de su flecha sin dar en el blanco había "pecado". Hay de todo, como vemos, en la viña del Señor. Piensa por un momento: ¿quiénes son esos hombres con "licencia para condenar", que se arrogan el derecho de decretar qué es pecado y qué no lo es? Los juzgadores eclesiásticos, que se erigen en portadores de la verdad unívoca. ¿Qué ocurre si cambias de religión? ¿Qué les ocurre a los millones de seres humanos que profesan religiones de origen no judeocristiano? ¿Qué les ocurre a los indígenas (los pocos que quedan sanos y felices, o sea, sin "civilizar") que aún no conocen los condicionantes de las religiones mayoritarias? ¿Se van a condenar irremisiblemente? ¿Son todos "malos" por naturaleza? ¿Conoces el sinnúmero de religiones que existen y todos sus preceptos y mandamientos? Si es así, ¿cuál eliges? Si no es así, ¿cómo sabes que la tuya es la única correcta? ¿En qué criterios te basas? Me pregunto qué le pasaría a aquel hombre que era adepto a 18 religiones distintas, usando el 'sistema porsi', "por si acaso...", ya que quería estar bien seguro de estar haciendo lo correcto. El pecado y el sufrimiento


42 "La idea del pecado original (de una culpa sin posibilidad de inocencia, ni libertad de acción, ni alternativas) milita de forma inherente contra la autoestima. La misma idea de culpa sin volición o responsabilidad es un ataque contra la razón y contra la moral. El pecado no es original, sino originado, como la virtud". Nathaniel Branden - "La Autoestima. Reflexiones"

Y ahora veamos: si el bautismo lava el famoso "pecado original" y Jesús vino al mundo a redimirnos de los pecados hace 2000 años, (tema más que cuestionable y cuestionado), ¿quiere decir que desde hace 2000 años estamos todos más limpios que una patena, sobre todo si estamos bautizados? Si es así, entonces ¿por qué sigue existiendo la noción de pecado, el "mea culpa?" Muy simple: el dogma del pecado original fue definido y establecido por el Concilio de Trento en su V sesión (1546). Hasta entonces no existía oficialmente. O sea, que por decisión de unos seres humanos, de autoconstituida autoridad, todos nacemos condenados irremisiblemente, sin derecho a apelación, ni a juicio, ni a abogado defensor -aunque fuese de oficio- ni siquiera a hacer una llamada... Nada. Nadie nos lee nuestros derechos, porque se ve que no tenemos ninguno, ni se nos explica el origen de nuestra sentencia. Somos culpables tanto si queremos como si no; siempre, eso sí, que hayamos nacido en países bajo la tutela y patria potestad de la Santa Madre Iglesia. Los que no, son inocentes. Pues vaya, si lo sé no vengo... Del mismo modo se eliminó el concepto de la reencarnación, en el año 325 por Constantino el Grande, lo cual se ratificó en el Concilio de Constantinopla del año 553, y no con fines espirituales ni mucho menos, sino pura y llanamente por motivos estratégicos y políticos: esa idea en manos del pueblo podría debilitar el poder de la Iglesia. En todo lo que existe hecho por el hombre, siempre hay algunos que se benefician y a quienes les interesa que las cosas sigan igual. (Para mayor abundamiento sobre estos temas, ver El pecado y el sufrimiento


43 "Mentiras fundamentales de la Iglesia Católica" de Pepe Rodríguez. También "Los misterios de Jesús", de Timothy Freke y Peter Gandy.) "...Una teología rudimentaria mira a la totalidad de la raza humana como 'caída' porque Eva tentó a Adán para que la amara. Ésta es una mala teología. El sexo no es el pecado original. Una perspectiva mejor nos dice que el amor de Adán por Eva surgió en un principio como una comunicación y una diversidad en la unidad, que reflejaba al Dios invisible en una creación visible porque 'Dios es amor'". Thomas Merton - "Amar y Vivir. El testamento espiritual de Merton"

Está claro: si Jesús nos redimió de nuestros pecados, la población queda limpia, pura y libre, o sea, no controlable mediante el miedo y la amenaza. ¡Idea brillante!: vamos a inventarnos lo del pecado original porque sino ya veremos cómo controlamos al personal, a esa humanidad "pecadora y sufriente"... que nosotros mismos estamos creando. Y ello ha sido desde siempre tan evidente para las mentes pensantes, que voy a transcribir algo que no tiene desperdicio: un resumen del capítulo titulado 'El Inquisidor General', (véase "Los Hermanos Karamázov"), del insigne F. Dostoievsky, hecho por mi gran maestro Paul Watzlawick. Vale la pena detenernos un poco en estos temas porque han sido ancestralmente cruciales en la educastración de nuestra sociedad, sobre todo en las generaciones que aún estamos por aquí vivitas y coleando. La acción transcurre en España... ¡dónde si no! "La acción se desarrolla en Sevilla, en el siglo XVI, es decir, en la espantosa época de la inquisición, al día siguiente de un solemne acto de fe, en el que, por orden del viejo cardenal inquisidor, casi cien herejes fueron condenados a morir en la hoguera, ad maiorem Dei gloriam, ya que la irrefutable doctrina de la inquisición enseña que los dolores del cuerpo no sólo no son perjudiciales, sino que son incluso necesarios para la salvación del alma. Aquel día, Él descendió de nuevo a la tierra y fue inmediatamente reconocido y adorado por su pueblo doliente. Pero el cardenal ordena que sea encarcelado y es tan grande su poder, y el

El pecado y el sufrimiento


44 pueblo está tan acostumbrado a someterse, a obedecerle temblando, que la muchedumbre se aparta inmediatamente ante los esbirros. En medio de un silencio mortal, éstos le agarran y se lo llevan... El día muere, llega la noche de Sevilla, embalsamada de laureles y limoneros... Se abre la puerta del calabozo y aparece el inquisidor, con una antorcha en la mano. Viene solo. Durante unos minutos reina un profundo silencio. Y luego, el inquisidor general lanza la más formidable y terrible acusación que jamás se haya pronunciado contra el cristianismo. Jesús ha engañado a la humanidad, porque a ciencia y conciencia rechazó la única posibilidad de hacer felices a los hombres. Este acontecimiento excepcional e irrepetible se produjo cuando el Espíritu terrible y profundo, el Espíritu de la destrucción y de la nada, le tentó en el desierto al hacerle las tres preguntas, "tres preguntas que no sólo corresponden a la importancia del acontecimiento, sino que también expresan en tres frases toda la historia de la humanidad futura y del mundo". "¿Crees tú -pregunta el inquisidor- que la sabiduría humana podría imaginar nada tan fuerte y tan profundo como las tres preguntas que te hizo entonces el poderoso Espíritu?" En primer lugar, dice el cardenal, te tentó el Espíritu, pidiéndote que transformaras en pan las piedras del desierto. "Pero tú no quisiste privar al hombre de la libertad y rechazaste, estimando que era incompatible esa libertad con la obediencia comprada con pan, y replicaste que no sólo de pan vive el hombre..." Al hacer esto, Él despojó a los hombres de su anhelo más profundo: poder encontrar a alguien a quién venerar todos juntos, por haberlos liberado de la terrible carga de la libertad. En lugar de someter la libertad humana, Él la aumentó; en lugar de los principios sólidos que habrían tranquilizado para siempre la conciencia humana, prefirió nociones vagas, enigmáticas, raras, más allá de las cuales las fuerzas humanas fallan, y actuó, por tanto, como si no amara a los hombres. Y cuando Él rechazó la segunda tentación -tirarse desde el pináculo del templo, pues está escrito que los ángeles le sostendrán y le llevarán y no se hará la más leve herida- despreció el poder de los milagros, porque pedía un amor más libre, no obtenido mediante milagros. Pero ¿es el hombre capaz de ese amor? No, el hombre es más débil y miserable de lo que Él pensaba. Pero "le tenías en tan alto aprecio que actuaste como si no debieras tener compasión de él..." El inquisidor general pasa, en fin, a la tercera tentación, al tercer don rechazado por Él: el dominio del mundo y la consiguiente unificación de la humanidad "en la concordia de una comunidad de hormigas, pues la necesidad de la unión universal es el tercero y último tormento de la raza humana". "Nosotros -dice el cardenal- te hemos abandonado para seguirle. ¡Oh! Transcurrirán aún siglos de licencia intelectual, de vana ciencia y de antropofagia... Hemos mejorado tu obra, la hemos cimentado sobre el milagro, el misterio y la autoridad. Y los hombres se alegran de ser conducidos de nuevo como un rebaño y de que se les haya

El pecado y el sufrimiento


45 quitado del corazón el terrible don que tantos tormentos les ha causado [...] (Dostoievsky hace referencia aquí a la libertad y el libre albedrío. Ver obra original. La autora) Y todos serán dichosos; millones de criaturas, salvo un centenar por cada mil, los directores, salvo nosotros, los depositarios del secreto, sólo nosotros seremos desgraciados. Ellos morirán tranquilamente, se tenderán dulcemente en tu nombre y no encontrarán nada más que la muerte en el más allá." Al final de su estremecedor discurso, el inquisidor general le comunica que no le permitirá hundir por segunda vez a la humanidad en semejante desgracia: "Mañana te quemaré. Dixi." El cautivo lo ha escuchado todo en silencio. De pronto, se acerca al anciano y besa sus labios exangües. El cardenal se estremece, se dirige a la puerta y la abre: "¡Vete! Y no vuelvas más... ¡Nunca más!" El prisionero se marcha y desaparece en las tinieblas nocturnas." [...] Para el cardenal, la auténtica redención de los hombres consiste en quitarles el terrible peso de la libertad: hacerlos esclavos, pero felices. Para Jesús, en cambio, el objetivo es la libertad, no la felicidad." Paul Watzlawick - ¿Es real la realidad?

Haz tu propio resumen y saca tus propias conclusiones. Está claro que no puede haber amor sin libertad, ya que nacemos con ella; la llevamos impresa en nuestra alma; es algo intrínseco al Ser Humano que nadie puede ni debe arrebatarnos bajo ningún concepto, moral o religión. Jesús vino a demostrarlo y ofreció su vida para hacernos libres, pero no libres de pecados que no hemos cometido, sino simple y llanamente libres, independientes, autónomos, potentes, fuertes, poderosos, como Él, como hermanos suyos, como todo hijo de Dios. Pero resulta que el primer paso hacia la libertad es ser libre de uno mismo... y ¡ahí te quiero ver! La Iglesia católica ha conseguido, a través de los siglos, ordenar, jerarquizar y ritualizar la libertad que promulgaba Jesús, encarcelando así el libre albedrío del Ser Humano tras las rejas de la amenaza, el pecado, la humillación y el sometimiento. Una vez más, las enseñanzas y el poderoso mensaje de un gran Maestro se transforman en normas, leyes, ritos y preceptos en manos de los El pecado y el sufrimiento


46 hombres para con ello -lejos de enseñar, ayudar y estimularsometer a sus congéneres y ostentar el poder. "¡Ay!, cuánta crueldad gratuita y cuánto martirio han causado las religiones que inventaron el pecado y los individuos que se valieron de ellas para disfrutar al máximo del poder! F. Nietzsche - "Aurora.53"

La libertad -sobre la que hablaré más ampliamente y trataré como lema central de este libro- es el don divino con el que nace todo Ser Humano, sin la cual la felicidad no es posible, y el sufrimiento está garantizado. Perder o hipotecar mi libertad a cambio de cualquier otra cosa, es un precio excesivamente elevado que yo personalmente no estoy dispuesta a pagar bajo ningún pretexto. ¿Y tú? "La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos. Con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida." Miguel de Cervantes Saavedra - "El Quijote"

Y sigo preguntando: ¿qué lugar ocupa la noción de pecado y castigo en una religión dada por Jesús basada en el amor y la libertad? Ninguno. No ha lugar. No recuerdo haber leído o escuchado nunca que Jesús nos tratase a todos los humanos de miserables pecadores, sino de hermanos suyos. El amor y el pecado se excluyen mutuamente. El amor es la fuerza más poderosa que existe en el Universo, donde todo es perfecto. Tú también eres perfecto/a, aunque quizá todavía no puedas asumir tu grandeza. El mundo es perfecto tal como está. El Universo es perfecto porque el Universo es amor, amor puro, incondicional, supremo, excelso e infinitamente poderoso. Es la fuerza de Dios puesto que Él lo ha creado y lo ha creado por Amor. Porque Dios es Amor. Y es libertad. Única y exclusivamente eso. Y esa es la esencia pura con la que venimos a este planeta. Tu esencia. La esencia del maravilloso, perfecto y divino Ser Humano. El pecado y el sufrimiento


47 Otra cosa bien distinta es lo que los hombres han hecho con todo ello. En el Universo no existe el pecado. El pecado no es una Ley Natural. Ahora bien, imagínate por un momento a una población primigenia de seres frágiles, ignorantes que, aunque portadores de sabiduría interna, la van olvidando con el paso del tiempo, ocupados en sobrevivir día a día, sin apenas recursos ante la enfermedad o cataclismos naturales, y a quienes se les dice que todo lo que ocurre es por su culpa, por ser pecadores, por llevar el estigma del pecado original y que lo único que pueden hacer para salvar su precaria alma es obedecer lo que los otros dicten (los famosos "elegidos", la ‘jet set’ espiritual) si no quieren que Dios les castigue todavía más. Esa elite, en esta parte del Globo y en sus inicios judíos, fue la familia de Levi, los levitas, quienes tenían que dedicarse exclusivamente al culto del Tabernáculo erigido por orden de Yahvé. No debían trabajar en otra cosa y las 11 tribus restantes de Israel tenían que hacerles donaciones y mantenerles. Lo cierto es que con los cientos de rituales y normas que tenían que llevar a cabo no les quedaba tiempo para nada más. A propósito: parece ser que el tal Yahvé eliminaba a sus esbirros a golpe de rayo por un "quítame allá ese incienso", según se lee en La Biblia (echa un vistazo al Levítico y siguientes...) Si hacemos caso a todo lo que se dice (¡truculenta imaginación la de los testamentarios judíos donde las haya!) yo creo que debía ser un guerrero intergaláctico con muy mal carácter, a quien la vida humana importaba bien poco. Y también bastante despistado: ¡dejar a su pueblo elegido abandonado en el desierto durante 40 años...! ¡Pobres gentes, menos mal que eran los elegidos...! El pecado y el sufrimiento


48 "El hecho de ser una persona preferida o elegida implica la posibilidad de esperar algo muy ventajoso, aunque la ventaja sólo resida en merecer el amor de un Dios invisible. Es innegable que, desde el punto de vista psicosocial, se trata de una maniobra muy útil. Ayuda a restablecer en el creyente el sentimiento de autoestima, peligrosamente debilitado." Thomas S. Szasz - "El mito de la enfermedad mental"

A lo largo de la historia, se repite siempre el mismo proceso basado en el miedo: la amenaza. Ante la venida del año 1000 se profetizó el fin del mundo. ¡¡Arrepentios pecadores, el fin del mundo está cerca!! Sigamos haciendo un poco de historia: "Si hemos de creerles a Michelet y a sus colegas historiadores anticlericales del siglo XIX, la inminencia de la llegada del año 1000 estuvo acompañada por el rumor que anunciaba el fin del mundo, propagado por el clero, el cual persuadía a los cristianos de que podían tratar de ganar el paraíso 'in extremis' si le donaban sus bienes a la Iglesia. Los fieles obedecieron, dotándola de un poder que ésta pudo explotar hasta que sobrevino la Revolución Francesa". ("Temores Milenaristas" - Selecciones del Reader's Digest)

Cuando estuve en la India, el gurú del ashram de Kerala donde pasé una larga temporada, (Karanukaragurú), entre otras muchas cosas decía que no había que dar limosnas a los pobres ni tenerles ninguna lástima, porque ese era su karma, la lección que tenían que aprender para lo cual habían venido a este mundo aceptando previamente esa condición, según lo que ya hubiesen vivido en encarnaciones anteriores. Cada cual tiene lo que se merece y necesita para su evolución, enseña la religión hindú, al menos en ese lugar. Así que, como ves, cada religión, basada en creencias distintas, dice cosas distintas, e incluso dependerá a veces de dónde y quién las diga. "No juzgues, pues, el camino kármico que recorre otra persona. No envidies su éxito, no compadezcas su fracaso, puesto que no sabes qué es éxito y qué fracaso en los cálculos del alma." Neale D. Walsch - "Conversaciones con Dios"

El pecado y el sufrimiento


49 El Budismo dice algo parecido cuando habla de las distintas reencarnaciones del alma en la rueda de la vida, sin embargo no adora a ningún dios porque no hay más dios que uno mismo si sabemos encontrarlo dentro de nosotros. Dice: "no sigas a ningún gurú ni a ningún Dios, porque entonces no serás libre". Medita, piensa y lo hallarás en tu interior. Porque ahí es donde está oculto, junto con nuestra libertad. Y son miles de millones pensando así. Otra forma más de ver el mundo. Todas son gratuitas. Puedes elegir la que quieras, pero procura que te sea útil, es decir, que te ayude a crecer, evolucionar y ser feliz. Están todas a tu disposición. Pero volvamos a la nuestra, la más cercana o la que conocemos -superficialmente- un poco mejor. Está claro pues que lo único que hay que hacer es juzgar y decirle a alguien "eres un pecador" en primer lugar; en segundo lugar, que el susodicho se lo crea y se sienta culpable, así, por las buenas. En cuanto se lo cree, esa orden pasa a su sistema de creencias, asumiendo el papel de víctima y "pobre de mí". Y ya tenemos ahí esa nociva y destructiva costumbre: el sufrimiento. Como dijo San Agustín, "han sufrido en la medida en que se entregaron al dolor." ¿Cómo no va a sufrir una persona que -además de soportar las secuelas de vivir en un valle de lágrimas- se cree que es una pecadora y que todo lo que ocurre en su vida es por su culpa (sin olvidar la muerte de Cristo, por supuesto...) y carece de recursos conscientes para darse cuenta del engaño? No sé quién ideó el invento, pero seguro que era un gran conocedor de las artes psicológicas. Aplicó directamente sobre el personal las huellas psíquicas más profundas que pudieran minar su ya de por sí frágil autoestima: El pecado y el sufrimiento


50 1. "Eres un pecador": Identidad. "Soy un ser indigno, merezco el castigo." 2. "Jesús murió por tus pecados": Culpabilidad. "Soy un asesino, no tengo perdón de Dios." 3. "Pero yo puedo interceder por ti": Dependencia. "Yo no puedo, ellos si pueden." 4. "Si no haces lo que yo digo, Dios te castigará": Obediencia. "He de hacer lo que ellos dicen." He aquí los cuatro pilares sobre los que se asienta la tabla rasa de la manipulación psíquica judeocristiana que hemos venido sufriendo en Occidente, genialmente orquestada por la Santa Madre Iglesia. Pues vaya: ¡madre no hay más que una y nos ha tocado a nosotros! Por si ello fuera poco, el sujeto en cuestión, en cuanto quiere dejar de sufrir va a confesarse, (mea culpa, mea culpa... con golpes de pecho sobre el chacra del corazón, que anclan kinestésicamente aún más la idea de su identidad pecadora y culpable, destructora de la más básica autoestima), para escuchar la confirmación de que, efectivamente, todo lo que hace es pecado, y que si no hace lo que se le manda, Dios lo castigará (como si Dios no tuviese otra cosa que hacer) por lo que sigue en su papel de víctima; se coloca psíquicamente en lugar de sumisión y dependencia, base para perder la fuerza interior, delegando su poder en manos ajenas, con lo cual cada vez sufre más. Y se acostumbra tanto a sufrir y tiene tal bombardeo de mensajes negativos a su alrededor, que al final su cerebro lo acepta como un aprendizaje, algo por lo que hay que pasar, algo natural, y siempre busca situaciones para seguir sufriendo y darse la razón a sí mismo de que eso es lo normal... Y así, hasta que la suerte nos separe... "Hombres serviciales y bienintencionados, si queréis colaborar en una acción provechosa, ayudad a desterrar del mundo la idea de castigo que le invade por doquier, porque es la más peligrosa de todas las malas hierbas." F. Nietzsche -"Aurora.13"

El pecado y el sufrimiento


51 Por el contrario, hay casos de personas que eligen no sufrir, pase lo que pase y diga lo que diga el entorno. Intercalo aquí un ejemplo de ello. En Sevilla existe una asociación de Ayuda a Mujeres Violadas, cuyas directoras, dos mujeres encantadoras a quienes tuve como alumnas, me comentaron el caso siguiente: de todas las mujeres que llegan allí normalmente llorosas y acomplejadas por haber sido víctimas de violación, hubo una que se personó en la sede y dijo: "Buenas, mire, vengo porque me han violado y quiero que me digan qué es lo que debo de sentir ahora, porque no lo tengo claro." Le dijeron que lo estaba haciendo muy bien, que eso era lo correcto y que hiciese la correspondiente denuncia a la policía. Nuevamente acierta Spinoza al decir que la emoción que constituye sufrimiento deja de serlo tan pronto como nos formamos una idea clara y precisa del mismo. El entorno influye tanto en lo que debe de sufrirse, que esta mujer, cuya reacción personal desde su poder interior, era de aceptación de los hechos ya que no había podido evitarlo, quería que alguien le dijera si lo estaba haciendo bien o no, porque tenía que ir a su casa y no estaba segura de cómo decirlo o si debía mencionarlo siquiera, ya que ella no sentía ninguna emoción específica y no sabía por cual decidirse. Resultado: ante un hecho brutal y delictivo como ese, esta mujer eligió no generar ningún trauma que menoscabase su vida adulta. No puso más energía en el suceso que la necesaria para informarse y denunciarlo. Fin de la historia. Un perfecto ejemplo del poder del espíritu y la libertad humana: elegir lo que se quiere sentir. Te recuerdo que nada tiene ningún poder sobre ti, a no ser que tú mismo se lo otorgues mediante tus propios pensamientos conscientes. Y siempre por el mismo precio...

El pecado y el sufrimiento


52 También conozco el caso contrario. Una mujer joven y guapa, felizmente casada, de unos 40 años de edad, con dos hijos encantadores, buena posición social, un marido que la adora y más de cuanto puede necesitar, no hace más que llorar, deprimirse, sentirse desgraciada y víctima, tener a toda su familia preocupada y pendiente de ella, porque cada vez que se da cuenta que es feliz, elige acordarse de que una vez, en su pasado, cuando tenía quince años, un chico la violó, y se pone a llorar. Y así lleva toda su vida, amargada y amargando a todo su entorno. Y lo peor: dando ejemplo a sus hijos de ello. ¡Qué lástima que ya no se ejerza el ancestral oficio de plañidera! Con lo elegantes y amenizados que quedaban los entierros... (y con el paro que hay). Existe todo un nicho de mercado por cubrir, que sugiero cortésmente a las adictas al lagrimeo, ya que además de disfrutar haciendo lo que mejor saben -chantaje emocional incluido- ganarían dinero y quedarían de muy buen ver en los lutos y sepelios de alto standing. (Gran idea para el no menos gran negocio de las funerarias). Las cosas sólo tienen la importancia que TÚ elijas darles. Cada cual crea sus propios traumas y sufrimientos según la importancia que elige dar a los hechos, su interpretación de la realidad (realidad subjetiva) y el papel asumido en la vida (perdedor o ganador); y, sobre todo, si consigue con ello llamar la atención del entorno, recibir reconocimiento aunque sea negativamente, ser centro de atención y obtener lo que quiere, tendremos trauma para rato. Y todo por el mismo precio. Si además acude a un psiquiatra para que le confirme que, efectivamente, tiene razones o síndromes de esto o aquello para estar mal, tendremos el mismo trauma para años y años. Y el psiquiatra encantadísimo, claro. Y a vivir, que son dos días.

El pecado y el sufrimiento


53 Como dice Aldous Huxley en su genial obra "La Isla", dos tercios de todas nuestras penas y sufrimientos son caseros y, por lo que se refiere al universo, innecesarios. Y yo añado: gratuitos y carentes de toda lógica. Sin embargo, hay una gran masa de gente adicta al sufrimiento, que no saben hacer otra cosa, porque eso es lo único que han aprendido. Como consecuencia, su única forma de expresarse, comunicarse y llamar la atención del entorno es quejándose y para ello hay que conseguir estar mal de alguna manera. No quieren cambiar, sólo quejarse y lamentarse, como única fórmula que conocen de sentirse integrados y formar parte de algo, aunque sea negativo. Han heredado, mamado, masticado, aprendido, interiorizado y grabado en su ADN una auténtica apología del sufrimiento vitalicio, perfectamente acendrada por la Iglesia Católica -dedicada con irrefrenable ahínco durante los últimos dos mil años a sojuzgar y condenar cualquier atisbo de posible placerbajo la más completa impunidad. Como uno de tantísimos ejemplos de mal casero, he aquí el de Carmen, una mujer sin ningún problema familiar ni económico, con hijos y marido adorables y trabajadores que la cuidan y se preocupan por ella; sin embargo, ella está en continua depresión, llorando, preocupándose por nimiedades, amargando la vida de sus seres queridos, gritándoles y sintiéndose culpable por ello ya que se da cuenta que no tiene ningún motivo para estar mal. Cuando le pregunto cuál cree que es el origen de su malestar responde que a sus 16 años murió su madre y años después su padre y posteriormente un hermano. El caso es que ella tiene ahora casi 50 años, y muy buena memoria por lo visto. Pero lo que tiene sobre todo es la creencia de que "esta vida es un infierno" y otra de soporte que dice "ser feliz es imposible ya que hemos venido aquí a sufrir." ¿Dónde las habrá aprendido...? El pecado y el sufrimiento


54 Uno de los muchos médicos que ha visitado sin que le hayan encontrado nada, por supuesto, le ha dicho: "si quieres puedes seguir viniendo y yo seguiré cobrándote y recetándote placebos, pero sólo tú puedes curarte a ti misma". Obviamente, dejó de ir a ese médico. Yo le dije que le daría asesoramiento gratuito y que pronto estaría bien disfrutando de la vida. Solamente tenía que venir a verme de vez en cuando. No vino, ni siquiera siendo gratis. Eso sí, sigue quejándose de lo mal que está a todo el que la quiere oír, dejando así patente ante el entorno la aportación de su cuota al valle de lágrimas, como toda persona normal que se precie. Lo tienen tan asumido que se niegan en redondo a salir del núcleo de sufrimiento alrededor del cual han centrado su vida. No aceptan nada distinto. Pero lo peor es que no quieren sufrir ellos solos, no; quieren que todo el mundo sufra también. Veamos este ejemplo: si alguien no se preocupa como ellos y no lo manifiesta de la forma que se considera adecuada a la ocasión, es que esa persona -sensata- no quiere a esta otra, porque, "¿cómo puedes comer y dormir tranquilamente si tienen que operar a tu padre el mes que viene? Yo estoy que no vivo. ¡Ay, Señor, qué cruz!" No sé cómo su preocupación y el que no coma o no duerma va a ayudarle al otro, además de hacerle sentir peor de lo que ya está, viéndole preocupado/a y sin poder hacer nada para aliviar su preocupación. (La mayoría de la gente ha mal aprendido que la forma adecuada de demostrar amor o cariño es mediante la preocupación -amor = preocupación- nocivo aprendizaje que no acarrea más que problemas encadenados, porque cuando el otro se recupera, el que se había preocupado enferma por toda la preocupación que había padecido, y entonces el que se preocupa es el otro, y así hasta el infinito. ¡Qué felicidad!) La preocupación es como un viaje en un tiovivo: te mantiene ocupado pero no te lleva a ninguna parte. Tomemos ese ejemplo concreto, entre los miles de casos reales que nos rodean: entiendo que te preocuparas si tuvieras que El pecado y el sufrimiento


55 operarle tú, sobre todo si no eres cirujano, pero, una vez te has ocupado de lo que haga falta, ¿qué consigues preocupándote, además de no comer o no dormir y manifestar al entorno lo mal que lo estás pasando? ¿Sentirte buena persona, importante, útil, necesaria, imprescindible? ¿Qué esperas, que los demás te aplaudan o te compadezcan o hablen bien de ti? ¿Demostrar quizás tu profundo amor? ¿Se te ha ocurrido preguntarle al sufrido sujeto de tu preocupación qué es lo que quiere, qué es lo que verdaderamente necesita o desea, qué espera de ti? ¿Cómo le gustaría que le demostraras tu cariño y tu atención, qué es lo que siente? Apuesto que lo que siente -y lamenta- es que estás preocupado/a, pero no necesariamente que le quieras o le ames. No creo que esa sea la forma en que desee que se lo demuestres. Haz la prueba. Realmente es algo que cuesta creer, pero por desgracia así es. La mayoría de la gente necesita algo de lo que quejarse, porque si no, no saben vivir, no saben de qué hablar, qué decir ni qué hacer. Inasequibles al desaliento, buscan, rebuscan y se aferran con ahínco a todo aquello que puede ayudarles a estar mal, a ser infelices y desdichados. E incluso se reúnen en grupo para comentarlo, para hablar de sus males. ¿Será algún tipo de aquelarre? Y saben encontrar cualquier justificación para mantener su malestar y no cambiar. Es como si estar bien y ser feliz -es decir, ser diferente- estuviera mal visto... "[...] Bastará con observar las deplorables distracciones a las que se ve recurrir a tantos individuos, lo mismo que la índole de sus compañías y sus conversaciones, y la gran cantidad de porteros y papanatas que hay en el mundo, para darse cuenta de ello." A. Schopenahuer - "Aforismos sobre el arte de saber vivir"

Pero no solamente esta afición sufridora ataca al vulgo, porque en un club de elite de Barcelona, escuché una conversación -entre tres jóvenes damas muy in, si es que puede llamárseles así- que

El pecado y el sufrimiento


56 comentaban lo siguiente, mientras se ahumaban con la nube de sus cigarrillos: - "Pues sí, chicas, en el último weekend a Marrakech, tuve que tomarme tres 'valiums' en el avión, porque no veas lo nerviosísima que me pone a mí esto de volar." - "Calla, calla, no me hables, que yo en cuanto subo en un avión, lo cual hago cada dos por tres, me entra la taquicardia y el mareo, y tengo que tomarme pastillas para dormir y así no me entero de nada durante el viaje. - "Ah, pues yo no, yo me tomo tres o cuatro whiskies y agarro una buena melopea, lo malo es que le sientan fatal a mi úlcera, pero luego me tomo mis píldoras y ya está."

Otra conversación, entre un grupo de jóvenes ‘yuppies’, esta vez en las oficinas de una importante multinacional en Madrid: -"¿Sabéis que a fulanito le ha dado un ataque de estrés? -"¡No digas! ¡Qué guay, qué lujo, chico, ese llegará lejos...! - "Pues mi jefe creo que ya está al borde del infarto. - "No es de extrañar, porque lleva tiempo buscando la promoción. - "!Eso si que es suerte, cómo mola, ya sabes, tú al quite, por si acaso...! - "Pues yo ya tengo mi úlcera de estómago como el que más, a ver qué os vais a creer..."

Y los adolescentes, copiando del entorno como es de rigor, no van a ser menos: -"Pues yo estoy cada vez peor, chicas, no duermo por las noches pensando en fulanito, y al día siguiente no valgo nada, así que me toca tomarme un montón de pastillas, pero luego en clase no me entero de nada. Así que a ver quien me gana..."

Para colmo, en las películas también se ha puesto de moda el jueguecito de "a ver quien lo hace peor": en "Notting Hill" hacen un concurso, con un pastel de premio, a ver quien demuestra lo más horrible que le ha pasado o le pueda pasar en su vida, discutiendo luego sobre "lo mío es mucho peor que lo tuyo..." Se

El pecado y el sufrimiento


57 ve que todo lo negativo está de moda y yo no me había enterado. ¿Habrá por ahí alguna secta de adictos al sufrimiento? Increíble, atroz, pero cierto como la vida misma. Con lo fácil que es buscar soluciones en vez de crearse problemas. ¿Cómo es posible que el Ser Humano, que se supone que es superior en inteligencia a los animales, disfrute estando mal? No se conoce en el planeta ningún animal que lo haga, como tampoco se conoce ningún animal que se compadezca de sí mismo. ¿Cómo puede alguien, en su sano juicio, vanagloriarse de estar mal e incluso alardear de ello como algo digno de mérito, en lugar de enorgullecerse de estar bien, de estar sano y de quererse a sí mismo? ¿Dónde tendrán las neuronas esta gente? ¿Y la conciencia? "Las doctrinas religiosas judía y cristiana abundan en reglas que gratifican la enfermedad, el fingimiento, la pobreza, el temor, en suma, todos los tipos de incapacidades. Por otra parte, estas reglas o sus corolarios, piden que se castiguen la competencia, la confianza en sí mismo, la eficacia y el sentimiento de orgullo por la salud y el bienestar personales." Thomas S. Szasz - "El mito de la enfermedad mental"

Hugo vino a verme porque tenía un grave problema: y es que no tenía ningún problema, era muy feliz. Pero empezaba a dudar de si estaría loco o estaría cuerdo, porque como se sentía muy a gusto consigo mismo, estaba satisfecho, sonriente y daba gusto verle, todo el mundo alrededor se empeñó en fastidiarle, diciéndole que eso no era posible, que debía tener algún tipo de trastorno, que tenía que ir a un psiquiatra, que eso se le tenía que pasar, que ser feliz era imposible, que ya aterrizaría, que ya pondría la cabeza en su sitio... Le recomendé que cambiase de entorno y que buscase a sus iguales, que siguiera adelante y que no se dejase contagiar por la podredumbre mental de los envidiosos. Le fue muy bien a partir de entonces. El pecado y el sufrimiento


58 Con una pareja de incrédulos alumnos míos, hicimos la siguiente prueba: se dedicaron a escuchar a todo el que se les acercaba quejándose, de un modo u otro, de que les dolía esto o aquello, de lo mal que estaban, de lo mal que les iban las cosas, etc. A cada persona les recomendaban visitar a un especialista determinado con quien habíamos hablado de antemano, entregándoles la tarjeta correspondiente, o que en su caso viniesen a hablar conmigo de forma gratuita y altruista. En total repartieron en su entorno más de 100 tarjetas, folletos y recomendaciones. Para su sorpresa, ni una sola persona visitó a ninguno de los especialistas y a mí ni siquiera me llamaron por teléfono. Ni una tan sólo. Eso sí, todas siguen quejándose, que es lo único que han aprendido para comunicarse, llamar la atención, o simplemente demostrar que también forman parte de esa gran masa sufriente, no sea que les vayan a echar de ella. ¡Más combustible para el valle de lágrimas! Mis alumnos no daban crédito a lo que estaban comprobando, pero por fin se han dado cuenta y han decidido dejar de escuchar quejas ajenas que les amarguen la vida. Han comprendido que lo único que quiere la gente es quejarse, no curarse ni cambiar nada para remediar sus males, porque, si les quitas eso, ¿qué les queda? Nada, tan solo su vacío interior. Parece existir la aceptación generalizada de que el sufrimiento es lo normal y que además ennoblece, enseña, es humano y otras barbaridades por el estilo, hijas de la más absoluta ignorancia, propias de épocas y mentes prehistóricas, de atávicas supersticiones o de masoquistas encubiertos. Estamos ya en el siglo XXI, queramos o no, sin contar todos los anteriores (a. C. para los judíos, estamos ya por el año 5762 si no me equivoco -...), y me parece que ya va siendo hora de pararse a pensar, reflexionar y darnos cuenta de todo lo que hemos aprendido a hacer para ser El pecado y el sufrimiento


59 infelices y sufrir, porque por el mismo precio, podemos desaprenderlo y reaprender otras cosas distintas que nos ayuden a estar bien. Sufrir solamente sirve para una cosa: para pasarlo muy mal y fastidiar a todos los que están a nuestro alrededor. Y para incrementar las colas de la Seguridad Social. Nada más. La persona que tiene asumido el sufrimiento como una parte de su vida, no es porque sea más buena, sensible o espiritual que otras que eligen no sufrir, sino más débil, floja y vulnerable. Simplemente, es su forma de responder ante los retos de la vida y habla muy alto y claro de su falta de recursos conscientes, conocimientos y fuerza interior para hacer otra cosa. Padece una variable de raquitismo vital, enfermedad endémica en Occidente. Puede existir un temperamento de cierta tendencia victimista, pero la mayor parte es meramente educacional, apoyada por la fuerte y ancestral presión del entorno y las absurdas creencias heredadas. También puede ser una buena forma aprendida de llamar la atención y conseguir que se la compadezca. Hay gente realmente especialista en estar mal, que han hecho del sufrimiento un auténtico virtuosismo. Hacen todo lo que pueden y saben por estar disgustados, preocupados, tristes, deprimidos, estresados, desdichados, enfermos e infelices. Saben decirse a sí mismos lo que necesitan y ver el mundo de la forma adecuada para ser desgraciados. Luego buscan en el entorno la comparación que les ayude a decir "¿ves cómo tengo razón?" y continuar igual. Son genuinos profesionales del sufrimiento, los perfectos proveedores de lágrimas para el valle. Les voy a dar una idea: podrían dedicarse a dar cursos de cómo estar mal. Creo que tendrían un gran éxito. A muchos les interesaría, porque aprenderían muchas justificaciones nuevas, conseguirían fácilmente una baja del médico y podrían tomarse unas vacaciones pagadas por la Seguridad Social. También El pecado y el sufrimiento


60 conseguirían atención y reconocimiento de su entorno, habría mucha gente que iría a verles y les felicitaría por estar mal, llevándoles flores o bombones, como si fuese su cumpleaños, y además les dirían "pobrecito o pobrecita", con lo que, una vez más, todos tan contentos. Al finalizar el curso, podrían incluso otorgar un diploma a los que consiguiesen las más altas cotas de infelicidad: el de "Doctor Horroris Causa". Decimos en PNL que todo comportamiento humano encierra una intención positiva o ganancia secundaria, sino ¿para qué lo iba a hacer? Lo que ocurre es que la persona no es consciente del precio que está pagando por obtener lo que quiere de forma negativa. El sufrimiento y el dolor no son más que formas nocivas y poco inteligentes de pensar sobre las cosas. Esas formas se han camuflado bajo la etiqueta de “ser humano”. Cuando somos imbéciles, incompetentes, flojos, débiles, cobardes y víctimas es simple y llanamente porque “somos humanos”. Y todos los que se comportan de forma positiva y reaccionan de modo útil e inteligente, ¿qué son, extraterrestres? Una mujer que ocupa un alto cargo en un Hospital tiene a su hija con un grave problema familiar. ¿Qué hace esa madre para ayudar a su hija? Se mete en la cama alegando depresión por lo mal que está su hija y diciéndoselo a todo el que la quiere oír. ¡Buena ayuda, sí señor! Espero que no haga lo mismo con sus pacientes... Analicemos este sencillo ejemplo anterior: Qué obtiene

Qué le cuesta

No enfrentarse al problema Sentirse culpable No responsabilizarse Estar triste y abatida Baja a cargo de la Seguridad Social Autocompasión Descansar del trabajo Posibles problemas con la hija

El pecado y el sufrimiento


61 Pensar sólo en ella misma Reconocimiento del entorno Sentirse importante Tener de qué hablar Ir de víctima

Afectar su sistema inmunológico Perder autoestima y dignidad Perder salud y energía Dinero en medicinas, etc. Infelicidad y negatividad

Pero como eso es lo que ha aprendido y es lo que el entorno espera de ella, pues ahí lo tenemos. Esto es sólo un ejemplo de lo que quiero que pienses cada vez que eliges estar mal: ¿qué consigues realmente con ello? ¿... y qué te cuesta a corto, medio o largo plazo? Una amiga mía, se quedó felizmente embarazada y trajo a este mundo a un niño al que tanto ella como su marido están educando perfectamente. Tan pronto nació, los mensajes del entorno fueron estos: "¡ay, hija mía, ya has empezado con las preocupaciones y los problemas! ¡Ya verás cuando se haga mayor... ya sabrás lo que es sufrir...!" Mi amiga, con cara de asombro, respondió que no pensaba sufrir lo más mínimo, que ella no había traído un hijo al mundo para eso, que tenía cosas mejores que hacer y que para ello le iba a educar a ser autónomo y responsable. Parece ser que si no sufres y demuestras al entorno que eres tan débil, tan simple o tan ignorante que no sabes hacer otra cosa, no eres buena persona o buena madre... No sé a quién se le habrá ocurrido semejante patraña, pero los ejemplos que estamos dando a las nuevas generaciones son lamentables y nada edificantes. Aunque ahí no acaba la cosa. Cuando el hijo o la hija crece y abandona el nido, como es de rigor, entonces la buena madre sufridora le hace el consabido chantaje emocional con frases tan amorosas como: "¡hijo mío, te vas y me dejas... con todo lo que yo he sufrido por ti cuando eras pequeño, con todo lo que me has costado de criar, con todo lo que me he sacrificado y he hecho por El pecado y el sufrimiento


62 ti... y así me pagas!", con lo cual sume al hijo o hija en un estado de confusión y perpleja culpabilidad, del que a veces, según su carácter, no es capaz de zafarse. Hay madres y padres de mentalidad tan posesiva y manipuladora, que nunca dejan crecer a sus hijos, ejerciendo un chantaje emocional tan potente y nefasto que raya en el canibalismo espiritual, lo cual dejará en las inocentes víctimas graves secuelas psíquicas para toda la vida. No saben los pobres que sus hijos no son suyos, sino hijos de la vida, almas pertenecientes tan solo a Dios y a sí mismas. "Vuestros hijos no son hijos vuestros. Son los hijos y las hijas de la vida, deseosa de sí misma. Vienen a través vuestro, pero no vienen de vosotros. Y aunque estén con vosotros, no os pertenecen. Podéis darles vuestro amor, pero no vuestros pensamientos, porque ellos tienen sus propios pensamientos. Podéis albergar sus cuerpos, pero no sus almas, porque sus almas habitan en la casa del mañana que vosotros no podéis visitar, ni siquiera en sueños. Podéis esforzaros en ser como ellos, pero no busquéis el hacerlos como vosotros. Porque la vida no retrocede ni se entretiene con el ayer." Khalil Gibran - "El Profeta"

Conozco muchos casos, pero incluiré aquí sólo uno para no salirme demasiado del tema que nos ocupa. Una madre ha educado a su hija de forma tan posesiva que ésta, a sus 23 años, nunca ha salido sola de casa, no tiene amigos, nunca ha ido a un baile o fiesta, cuando se acerca un muchacho se marea porque no sabe cómo responder (sigue siendo virgen, por supuesto), pero eso no es aún lo peor: lo peor es que, lógicamente, la muchacha padece de neuralgias y cefaleas, hernia de hiato, artritis, osteoporosis, -sí, sólo con 23 años-, disfunciones hormonales y un montón de cosas más, y cuando los médicos se atreven a decirle a su madre que ella es la causa de todos los problemas de su hija, lo único que sabe hacer es decir que todos los médicos están locos y cambiar a otro nuevo. Creo que ya le quedan pocos médicos por visitar en su localidad. El pecado y el sufrimiento


63 También conozco el caso de una chica, en este caso de 50 años (¡!), soltera, que lloraba amargamente porque no era capaz de salir de casa ni ir a ninguna parte sin su mamá. ¿Qué harías tú en ese caso? "En nuestra parte del mundo, "madre" es estrictamente el nombre de una función. Cuando la función ha sido debidamente cumplida, el título desaparece; el "ex" hijo y la mujer que podía ser denominada madre establecen un nuevo tipo de relaciones. Si se entienden bien continúan viéndose a menudo. Si no, se separan. Nadie espera de ellos que se aferren el uno al otro, y ese aferrarse no es un equivalente del amor... no es considerado como algo particularmente digno de mérito." Aldous Huxley - "La Isla"

La maternidad es un ciclo vital en la vida de una mujer que así lo elija, como lo son la menstruación o la menopausia. Lo importante es la conciencia y el para qué se elige esa gran responsabilidad espiritual de traer nuevas almas al mundo. Y sin embargo no hay ningún control para denunciar y evitar esos delitos. Igual que se aduce "crueldad mental" en los divorcios, habría que establecer la "crueldad espiritual" para que las manipulaciones y chantajes emocionales familiares estuvieran adecuadamente penados por ley. Tenemos tan asumido que estamos aquí para sufrir, (¡pobres de nosotros, débiles e imperfectos, miserables pecadores!...), que cualquier ocasión nos parece apropiada para ello y la aprovechamos inmediatamente. Desde la época oscurantista de la Inquisición -a la que osaron llamar "santa"- los martirios, las torturas y el sufrimiento "para el bien del espíritu" (no se sabe a qué espíritu se referían, si al de los inquisidores, al de las víctimas inocentes o quizás el Espíritu Santo...) toda nuestra educastración nos ha abocado a ello. No podemos por menos que felicitarles. ¡Cómo han absorbido el poder y la energía del Ser Humano! Es un auténtico vampirismo. Lo peor del caso es que las víctimas El pecado y el sufrimiento


64 están tan contentas, tan acostumbraditas, tan cómodas, porque eso es lo que han aprendido, el único papel que se saben bien: el de sonámbulos. "El cristianismo se ha ido incorporando el espíritu de un número incalculable de individuos que necesitaban ser dominados, de todos esos sutiles o burdos entusiastas de la humillación y de la devoción." F. Nietzsche - "Aurora. 60"

Voy a transcribir una conocida historia oriental, metáfora a medida de lo que intento hacerte ver: cómo convertir un ser poderoso en un ser débil, impotente y miserable. "Hace mucho tiempo, había un rebaño de corderos que pastaban en el campo. De pronto, los leones surgieron del bosque y se precipitaron sobre el rebaño. El campo se vio enrojecido por la sangre de los corderos. Los leones se instalaron entre ellos privándoles de libertad. Los corderos sufrían enormemente bajo la opresión de los leones. Entonces, un día se reunieron para hablar de su situación. Uno de ellos, el más inteligente, sagaz y astuto, dijo al grupo: "por la fuerza no conseguiremos nada, no podemos escapar de los leones. Tampoco podemos transformarnos en leones. ¡Pero lo que sí podemos hacer es convertir a un león furioso en un manso cordero, eso si que puede hacerse! ¡Hacerle inconsciente de su naturaleza eso si que es posible!" El grupo de corderos estuvo de acuerdo y aceptó el reto. Así pues, al día siguiente el cordero inspirado comenzó a hablar y a predicar a los leones ansiosos de sangre. Y alzando la voz, así les dijo: "¡Oh, vosotros, pecadores insolentes, que no tenéis conciencia de la condenación eterna! Escuchadme, puesto que yo poseo el poder espiritual. Yo soy un mensajero de Dios enviado a los leones para salvar su alma. Yo vengo como una luz para ahuyentar la oscuridad de vuestra mente. Yo he sido enviado para instaurar la ley y daros las órdenes correctas. Yo he sido elegido para ayudaros a que os arrepintáis de vuestras acciones pecaminosas! ¡Oh, vosotros que sois la efigie del mal, pensad en comportaros bien y en la salvación eterna! Todo aquel que es brutal es un tirano. Los seres justos se nutren de hierba. Vuestros colmillos son una vergüenza para vosotros. El paraíso sólo es para los débiles y humildes. No debéis aspirar a los bienes materiales, ya que sólo los pobres agradan a Dios. En lugar de matar ovejas, matad vuestro ego y seréis recompensados. Si no matáis vuestro ego, debéis estar locos. ¡Cerrad vuestros ojos, vuestros oídos y vuestros labios a fin que vuestros

El pecado y el sufrimiento


65 pensamientos puedan ser escuchados allá en lo alto del cielo! ¡La comida no es nada, no es más que una ilusión!" Así habló el cordero inspirado. Y lo que tenía que pasar, pasó. Los leones, agotados por sus duros esfuerzos diarios, comenzaron poco a poco a adoptar la religión de los corderos. Se acostumbraron a comer hierba. Sus dientes se ablandaron poco a poco y el fósforo de sus ojos se apagó. Lentamente, el coraje abandonó sus corazones, con lo cual perdieron el poder de gobernar; perdieron su posición dominante, su reputación, su prestigio y su fortuna. Su fuerza física disminuía mientras que su terror espiritual aumentaba. El miedo a la muerte y al juicio divino les privó del valor. El miedo les produjo muchas enfermedades hasta entonces desconocidas: la pobreza, la pusilanimidad, la cobardía y la estrechez de espíritu. Los corderos habían conseguido su objetivo: adormecer el espíritu de los leones. Los leones llamaron a su decadencia la cultura moral." (Citado por René Egli - "La perf ection du monde")

De este mismo autor, René Egli (de cuyos mensajes igualmente me hago eco por coincidir plenamente con los míos, algunos de los cuales he traducido y resumido aquí) transmito la receta milenaria por si quieres fundar una secta con éxito garantizado: 1º Decir a la gente que son unos pecadores 2º Persuadirles de la culpabilidad de su conducta 3º Amenazarles (infierno, fuego eterno, dolor, sufrimiento, castigo, etc.) 4º Erigirse en portavoz de Dios o de la verdad, iluminado, elegido, llamado, etc. 5º Parafernalia ad hoc (túnica, altavoces, cirios y algo escrito tipo "leyes...") Con ello habrás inspirado temor y culpabilidad, estrategias indispensables para generar seres débiles a los que poder dominar fácilmente. Y ellos tendrán a alguien que les dicte nuevas normas, alguien a quien seguir y obedecer, con lo que encima te estarán agradecidos, ya que se quedarán tranquilos porque no tendrán que pensar por sí mismos, lo cual es lo más cómodo y lo que más les gusta. Así que todos contentos. A partir de ahí, ya puedes pedirles El pecado y el sufrimiento


66 dinero, sacrificios o lo que se te ocurra, porque seguro que lo vas a conseguir. (Sugerencia: procura informarte previamente del nivel cultural de tus feligreses, no sea que te salga el tiro por la culata). Y así se nos ha educado, en el temor de Dios, no en el amor de Dios. Se nos educa bajo la amenaza de un Dios malvado y cruel que nos juzgará y nos castigará por cualquier cosa... y encima se nos dice que tenemos que amarlo (¡!) y que ¡es nuestro PADRE! ¡Toma ya! "El propósito de la espiritualidad es aprender a cooperar con Dios, aunque la mayoría de nosotros hemos sido educados para hacer todo lo contrario." Dr. Deepak Chopra - "Conocer a Dios"

De ahí nace el valle de lágrimas, el sufrimiento, el "infierno" que cada uno de nosotros crea con sus propios "diablos" mentales, nuestros pensamientos negativos, nuestras absurdas creencias. Dijo el poeta: "hay quien hace de un infierno un cielo, y de un cielo un infierno", y eso se hace gratis, con el poder de la mente. Y por fin -según se publicó en la prensa- el Papa y su Iglesia declara, acepta, confirma y ratifica que el cielo y el infierno no existen, no son más que estados del Ser, y que el famoso y frecuentado "limbo" (me pregunto adónde irán ahora los que antes iban a todos esos lugares...) también ha desaparecido por arte de magia... ¡Milagro!, digo ¡Aleluya!... más vale tarde que nunca. Resumamos qué es en realidad lo que origina el sufrimiento: · El ego, sus justificaciones y sus falsas ideas sobre su identidad. · La ignorancia, el miedo y falta de preparación adecuada para vivir. · La escasez de autoestima, amor hacía sí mismo, y auto-respeto. · La carencia de recursos conscientes para responder adecuadamente, de forma eficaz y positiva, ante los distintos estímulos y desafíos de la vida. El pecado y el sufrimiento


67 · Nuestra falta de programación y preparación práctica para desarrollar dichos recursos. · Nuestro desconocimiento de que dichos recursos ya están dentro de cada uno de nosotros. · Nuestra forma limitante de pensar sobre nosotros mismos, los demás, el mundo, la vida. · Las mil y una justificaciones que nos inventamos para mantener esa forma limitante de pensar. · Buscar y mirar hacia afuera en lugar de buscar y mirar hacia adentro. · La creación de expectativas de cómo queremos que sea la realidad, lo cual es ajeno a nuestro control. · Las creencias de toda índole socio-cultural sobre que "todo en la vida es sufrimiento y dolor." Pero eso no es lo peor. Lo peor es que todo sufrimiento se somatiza, ya que cuerpo-mente es una unidad por lo que, como es sabido, más del 90% de las enfermedades son psicosomáticas gracias a lo cual los hospitales, clínicas y ambulatorios están siempre llenos, y si seguimos igual, veremos caer en bancarrota a más de un país simplemente porque no podrá hacer frente al presupuesto de sanidad y seguridad social. Sólo porque la gente ha aprendido a sufrir y no a ser feliz. Sólo porque han olvidado, desdeñado o cedido su poder personal, su Dios interior, su libre albedrío para dirigir sus vidas. Sin embargo, es muy fácil, muy barato y no duele nada ... Así que te voy a dar el consejo que siempre doy en mis cursos: ¡Prohibido sufrir, bajo pena de muerte! Descubre o invéntate otro modo de conseguir lo que quieres, porque si lo haces sufriendo lo estás haciendo muy mal, te estás jugando la salud y la vida, y te aseguro que nada en el mundo vale El pecado y el sufrimiento


68 la pena ese precio ni ese sacrificio. Si continuas leyendo, descubrirás más adelante quién eres tú en realidad y cómo puedes evitar sufrir inútilmente, en el caso de que todavía no lo sepas. Si de algo hemos pecado todos es de ingenuidad, creyendo, aceptando y obedeciendo la programación perpetrada a nuestras infantiles e indefensas mentes, sin darnos cuenta hasta muy tarde (y tan sólo unos pocos de la cuadrilla) de todos los virus inoculados en nuestros cerebros con la mejor de las intenciones: someter nuestra voluntad e identidad individual al más bajo nivel aceptado por cada uno de nosotros. Nuestro pecado mortal actual es no querer darse cuenta de ello y permitir que todo continúe igual. "Si hubiera algo parecido al pecado, sería esto: permitiros a vosotros mismos haber llegado a ser lo que sois por la experiencia de los demás." Neale D. Walsch - "Conversaciones con Dios"

Y de esas arcaicas raíces, plagadas de amenazas, pecados, diablos, demonios y demás secuaces del terror, infiernos y castigos, perfectamente acrisoladas por la educastración judeocristiana en lo más profundo de las almas débiles, nace el lógico fruto, la más poderosa fuerza negativa de la humanidad, el origen de todo dolor, debilidad y enfermedad, la antítesis del Amor:

El pecado y el sufrimiento


69

EL MIEDO "El hombre más peligroso es aquel que tiene miedo" Ludwig Bor ne

El miedo es algo que parece estar grabado en nuestra memoria colectiva, que se transmite de generación en generación. Tememos al juicio divino, a la muerte, a lo desconocido, a la enfermedad, a los accidentes, a la gente, a volar, a los animales, a la oscuridad, a los ruidos, a la noche, a las catástrofes, al futuro, a lo que pueda pasar, a nosotros mismos, e incluso a algo tan divertido como hablar en público; a vivir, en suma. También hay mucha gente que tiene miedo al rechazo, miedo al ridículo, miedo a cambiar, miedo a arriesgarse, miedo a equivocarse, miedo a que no les quieran, miedo a ser diferentes, miedo al abandono, miedo a la soledad, miedo a expresar sus sentimientos, miedo al qué dirán los demás, miedo a la propia libertad, miedo a su propio poder, y toda una panoplia de miedos digna del mejor coleccionista. Tenemos tantos miedos que, en lugar de enfrentarnos a ellos como a algo vergonzoso e indigno de un Ser Humano inteligente, responsable y potente, lo aceptamos y toleramos como algo natural inherente a nuestra "débil condición humana" y elegimos protegernos inventando las Compañías de Seguros, la Seguridad Social, el Ejército, las armas, las bombas nucleares y otras lindezas por el estilo. ¿Se ha molestado alguien en calcular cuántos miles de billones de euros nos cuestan nuestros miedos? En lugar de potenciar nuestra formación humanista, nuestra seguridad interior, nuestra autoestima, nuestros valores, nuestra fuerza y nuestro poder, nuestra responsabilidad y nuestra independencia, lo cual es gratis y lo llevamos dentro, invertimos cantidades ingentes de recursos El miedo


70 materiales en administrar nuestros miedos mentales, mientras la mitad de la humanidad está muriendo de hambre. Realmente bochornoso. "El temor nace siempre de la ignorancia." Ralph W. Emerson

Pero volvemos a lo mismo: si desde nuestra más tierna infancia se nos educara para potenciar todos nuestros recursos internos, ser libres y ser responsables, tampoco se nos podría manipular ni controlar porque entonces seríamos libres, potentes e independientes y no podrían hacernos comulgar con ruedas de molino. Por lo visto, eso no interesa. Desde un punto de vista económico, lo lógico sería lo contrario de lo que vienen haciendo nuestros gobiernos: invertir una parte de ese dineral en trabajar "a priori", justo al revés de como se viene haciendo. Primero, preparación y educación adecuada a los padres, claro está, y luego a todo el personal educativo, para que las próximas generaciones fuesen potentes, preparadas y libres. Libres de limitaciones, libres de miedos, libres de temores innecesarios que, para más inri, no tienen ningún fundamento físico, sólo mental. La mejor inversión es la educación. Sin embargo, ahí tenemos a la humanidad, experimentando el sufrimiento de huir ante sus miedos en lugar de experimentar el gozo y el poder de enfrentarse a ellos como a la peor de las pestes. Si la energía utilizada en generar miedos se utilizase en generar recursos, todo el mundo estaría sano y feliz. Los únicos que no lo estarían entonces serían los laboratorios farmacéuticos y corporaciones adláteres. Nunca puede llover a gusto de todos... pero a ver si alguna vez nos toca a los de a pie. El miedo


71 Y dentro de las falsedades educastrantes, se ha venido instaurando y aceptando el miedo como algo normal, inherente a la raza humana, una forma de ser o una forma de vivir. Piensa por un momento: ¿Cómo una persona víctima de sus miedos puede decir que ha vivido? ¿Dónde, en un refugio? ¿Cómo, encerrada en la cárcel de sus temores? ¿A la rutina, la costumbre, la inercia, la somnolencia, la cobardía, se le llama vivir? ¿Qué habrá aprendido por propia experiencia si sus miedos le impiden moverse, actuar, cambiar, descubrir, crecer, avanzar...? Sin embargo, ¡es tan fácil y prodigioso experimentar el placer y el éxtasis de vivir la aventura de la vida! Sólo hace falta el ingrediente mágico, y éste también es gratis: se llama VALOR. Ya dijo André Comte-Sponville que lo que hace a los héroes es el valor y la voluntad. También es conocida la frase bíblica de: "El mundo es de Dios y lo ha puesto a disposición de los valientes." A lo que el gran pensador Ralph W. Emerson apostilla: "Dios no desea que su obra sea revelada por cobardes." Como una epidemia, a base de contagio por copia, ejemplo y repetición, la sumisión y la cobardía se han ido convirtiendo lentamente en una norma social que la gente ya ha asumido como algo normal. La sociedad que siembra miedo recoge decadencia. Es obvio que a las fuerzas vivas no les interesa lo más mínimo que la sociedad sea potente y fuerte: ya no la podrían manipular y entonces ¿quiénes les votarían o les obedecerían? ¿Sobre qué hombros apoyarían su sillón y su cuenta corriente? Siempre he pensado que sería indispensable y obligatorio que a cada candidato a gobernante se le hiciese previamente un test de personalidad, un examen para calibrar su nivel de cultura y sabiduría, espiritualidad y liderazgo no manipulativo y un test de valores y perfil psicológico. ¿A que nadie se atreve a pasarlo? Me apuesto lo que quieras. El miedo


72 El miedo tiene su lado práctico: gracias a los miedos de la gente viven las religiones, las sectas, los gangsters, la mafia, los militares, los fabricantes de armas, los ejércitos y las compañías de seguros: todo el montaje de nuestro sistema económico se apoya en el miedo, en una sociedad educada desde la desconfianza, la inseguridad personal y la impotencia. Lo más asombroso es que a nadie le preocupa. Lo toman como algo natural. Y siempre hay quien se aprovecha y se beneficia de ello. El miedo nace de la desconfianza en la vida, en Dios y en uno mismo, creando un sentimiento de incertidumbre ante el futuro, que nos impide vivir el presente sosegadamente, con fuerza, valentía y entusiasmo, es decir, en estado de recursos. El miedo nos hace inútiles, débiles, dependientes, cobardes, incapaces de reaccionar adecuadamente, nos impide vivir experiencias gratificantes y nos convierte en impotentes marionetas. Patético. "[...] De este modo se ganó a las gentes miedosas, que son los adeptos más entusiastas de toda nueva fe." F. Nietzsche - "Aur ora.72"

¡A los manipuladores sociales les encanta! Y a los delincuentes, y a los militares, y a los terroristas, y a los traficantes de armas y de drogas... Gerardo, gerente de una empresa, persona respetable, de mediana edad, sentía pánico a subir en avión, sin que nunca le hubiese ocurrido nada para ello puesto que jamás había subido en avión. Del mismo modo tenía miedo a hablar en público, se ponía nervioso ante un grupo de personas, temía a la oscuridad y no sé cuantas historias más que había aprendido para conseguir estar mal. Cuando investigamos sus miedos, resultó que todos los había heredado, es decir, aprendido de su madre. A él personalmente nunca le había ocurrido nada para generar esas respuestas. Simplemente su madre, junto con todo su amor, le había traspasado todos sus miedos y en las dosis correctas para

El miedo


73 inmovilizar el poder de su hijo: miedo a salir a la calle por si le podía pasar algo, miedo a los demás por si le podían hacer daño, etc. Le había hecho el peor regalo que puede hacérsele a un hijo. O a cualquier persona. El miedo paraliza. La precaución salva. Otro simple ejemplo. Veo a muchas madres que pasean por la calle con sus hijitos y que cuando se aproxima un perro, el niño se acerca, quiere tocarlo, jugar, ver qué es eso, descubrir; pero no, inmediatamente la madre le dice "¡cuidado que ahí viene un perro, ven aquí, no te acerques!" Y ya tenemos la enseñanza: perro = peligro. Es decir, la madre tiene miedo a los perros o a lo que sea, y da por hecho que eso es normal y que, sobre todo, su hijo ha de tener los mismos miedos que ella. Y son los nefastos aprendizajes infantiles los que sembrarán de escollos la vida del adulto. Gracias a las santas madres y sus miedos, viven muy bien los psiquiatras, los psicólogos, los terapeutas, los médicos,... y eso sólo con los que deciden curarse. Los que no, mal que bien, por ahí andan cargando con sus miedos a cuestas. Hay quienes, en eso de tener miedos, rozan la genialidad. Perla, una atractiva universitaria, de unos 40 años, goza de todo tipo de miedos: miedo a la soledad, miedo a la gente, miedo a la noche, miedo a los perros, miedo a cruzar la calle, miedo a las tormentas, miedo a los ruidos, miedo al cambio, etc. No sé si son heredados o propios, pero no se priva de ninguno. En una ocasión, en que regresaba a casa conmigo en mi coche, me rogó que no pasase por un determinado lugar, y para mi asombro, me dio tal cantidad de razones imaginarias, de cosas que podían suceder, que podría haber escrito el guión de una película de terror al más puro estilo Hitchcock. Y el caso es que en los más de treinta años que vengo pasando diariamente por dicho lugar, a cualquier hora del día o de la noche, jamás en ningún momento pensé en ni una sola de sus El miedo


74 negativas fantasías. Y sigo pasando por el mismo sitio y sigue sin pasarme nada, por supuesto. Sus miedos le cuestan dinero porque incluso se ha cambiado de domicilio para irse a vivir a un horroroso edificio colmena y estar segura de que siempre habrá alguien cerca por si a ella le pasa algo. Con tanta gente alrededor, desde luego tiene muchas probabilidades de que algo le pase. Lo malo del caso es que no hace nada para curarse sus miedos e incluso alardea de ellos sin el menor decoro ni pudor, como algo común socialmente correcto. Es como si estuviese diciendo "¡aceptadme, mirad que mal lo hago, soy una de vosotros!". Ante mi cara atónita, al ver a una persona inteligente y adulta diciendo esas cosas, me dijo como lo más normal del mundo: "pues muchísimas personas tienen más miedos que yo", como si eso lo justificase todo. Yo me quedé perpleja, sobre todo porque tener más miedos que ella es realmente una proeza, pero me consta que ella sí debía conocer a esas personas, sobre todo por aquello de que "Dios las cría y ellas se juntan". "Cuando elegimos vivir en el miedo en lugar de en el amor, reforzamos la armadura con angustias, aburrimiento y sospechas." Robert Fisher - "El Caballero de la armadura oxidada"

Me resulta muy penoso ver a seres humanos que han nacido perfectos y libres, y se supone que inteligentes, esclavizados y víctimas de sus propios miedos gratuitos. Vivimos en una sociedad basada en el miedo, aunque parezca imposible que el Ser Humano pueda vivir en ella, pero así es. Al parecer, la gente se ha confundido y ha olvidado que Jesús instruyó "Amaos los unos a los otros" y no "Temeos los unos a los otros". ¡Grave confusión, vive Dios! Desde muy pequeña, de forma innata, siempre he considerado el miedo como algo vergonzoso e indigno de un Ser Humano inteligente, algo que no entendía que pudiera existir y menos en los El miedo


75 adultos. ¿Cómo es que los adultos tienen miedo? ¿Entonces para qué sirve ser mayor? Cuando escuchaba decir a alguien "me da miedo", o "tengo miedo", me quedaba observando expectante a ver por dónde se le veía ese miedo, a ver cómo era, qué cara o forma tendría, dónde lo llevaría puesto. Pero nunca conseguí ver nada. Siempre he generado un profundo sentimiento de vergüenza ajena al ver a seres adultos alardeando en público, sin ningún recato ni vergüenza, de sus limitaciones, flaquezas y debilidades asumidas como "humanas" y por lo tanto "normales", tales como tener miedo, limitarse o destruirse con agentes externos como fumar, beber y cosas peores. Es como si toda la masa se hubiese puesto de acuerdo en mostrar las dependencias e imperfecciones que han elegido tener para sentirse inferiores, asegurarse el ser admitidos en el rebaño de los débiles y dar la razón así a los que piensan que esa "debilidad humana" es cierta. Es un círculo vicioso, pero deben de encontrarse muy cómodos dentro de él, porque no salen de ahí. He de hacer un gran esfuerzo para recordarme a mí misma que no son conscientes de su poder. Nadie se lo ha dicho. Estoy plenamente convencida de que su misión es mostrarnos precisamente cómo NO debemos ser. Siempre los he visto así y me ha ido muy bien: basta con hacer justo lo contrario de lo que ellos hacen. Así de fácil. Y ahí están... Y, fíjate tú, también forman parte del Universo. Sólo que vibran a muy baja frecuencia. ¡Si tan sólo pudieran despertar y darse cuenta de todo lo que se están perdiendo! "Las cabezas de la masa son un escenario demasiado miserable como para que en ella encuentre su sitio la verdadera felicidad." A. Schopenhauer - "Aforismos sobre el arte de saber vivir"

La sociedad actual (excepciones aparte), me recuerda aquella escena del Tenorio de Zorrilla en la que Don Juan y Don Luis El miedo


76 hacen alarde de todos sus desmanes, desacatos y vilezas, con el desafío de "a ver quién lo hace peor ", apuesta que, al parecer, ha cundido como ejemplo hasta hoy, convirtiéndose en el juego de moda de todos los desniveles sociales. No saben además que las personas que tienen miedo atraen a lo que lo produce. Donde hay víctimas siempre hay perseguidores. Por cierto, que en la Biblia también se cita: el miedo atrae a lo que tememos, luego la inquietud no tiene fundamento. También lo dice el Islam y todas las religiones. He aquí algunos ejemplos más: "Es característico del temor el producir precisamente aquello que el paciente teme. El miedo es la madre del suceso." Viktor E. Frankl -"El hombr e en busca de sentido"

"La Primera Ley es que podéis ser, hacer y tener cualquier cosa que seáis capaces de imaginar. La Segunda Ley es que atraéis sobre vosotros aquello que teméis." Neale D. Walsch - "Conversaciones con Dios"

Una definición del miedo, dice: "Perturbación angustiosa del ánimo ante un peligro real o imaginario, presente o futuro." Bien, si el peligro es real y presente, lo único que hace falta es enfrentarse a él con valor y recursos. Si el peligro es imaginario o futuro, es una necedad y una pérdida de tiempo y energía. Es comprensible sentir temor -estado de alerta, instinto de supervivencia- ante una amenaza física real, una catástrofe natural, algo que no depende de nosotros o no podemos evitar ni controlar, pero todo lo demás es pura imaginación negativa y carece de fundamento. Es la mejor forma de generarse fobias, histerias, angustias, ansiedades y ataques de pánico. ¿Sabías que el miedo y la fe son las dos caras de una misma moneda? La fe es la creencia o convicción de que lo que queremos o pensamos va a ocurrir, siendo algo positivo. Ten fe. "La fe mueve montañas", es decir, la fe es la energía que hace que las cosas en El miedo


77 que confías ocurran (confiar se compone de las palabras con + fe), sólo que hablamos de tener fe cuando pensamos en que ocurran cosas positivas. Nunca decimos "me temo que va a tocarme la lotería", o bien, "tengo mucha fe en que me despedirán del trabajo", ¿verdad que no? Pues ten cuidado, porque con tus pensamientos estás manejando la misma energía. Cuando tenemos fe, confiamos acertadamente en que ocurrirán cosas positivas. Cuando tenemos miedo, confiamos acertadamente en que ocurrirán cosas negativas. La fuerza del miedo es la misma que la de la fe. El miedo también mueve montañas, solo que éstas te caen encima... Y sobre todo lo dice la lógica: el miedo es una idea mental, un pensamiento negativo gratuito. El miedo no existe, es irreal, no es algo tangible que puedas ver, tocar, pesar o medir; es tan sólo una forma aprendida de pensar sobre las cosas, las personas o el mundo, de hacerse representaciones negativas de la realidad incluso antes de que ocurra, generando gratuitamente un estado de ansiedad anticipatoria. Bien dijo Platón: "Los cobardes sólo ganan para sustos". Lingüísticamente, "miedo" es una nominalización, es decir, un predicado intangible. Cuando aparece esa palabra en nuestros pensamientos, dado que el cerebro no distingue la fantasía de la realidad ni lo concreto de lo abstracto -sólo se atiene a las instrucciones programadas- genera la bioquímica necesaria para producirnos la sensación física que tenemos etiquetada como "miedo" porque eso es lo que le hemos enseñado a hacer. Lo hace a la perfección, cómo no. Y lo seguirá haciendo mientras no le cambiemos la orden, como el perfecto servidor nuestro que es. A él le da igual hacer una cosa que otra. El miedo es una idea socialmente aceptada (un ingrediente más del engranaje dispuesto para convertirnos en víctimas impotentes) pero que no existe en la realidad, en el mundo físico, como por El miedo


78 ejemplo, los meridianos, los paralelos, el ecuador, las fronteras, los puntos cardinales, el concepto del tiempo y otras invenciones que le son útiles al hombre, pero son intangibles, irreales. El miedo no es algo que puedas tocar, pesar, ver o medir. Por lo tanto no existe, no es real: es pura imaginación. Es tan sólo el resultado de una de nuestras etiquetas negativas y equivocadas aprendidas. El miedo es la peor limitación que una persona pueda tener, pudiendo convertirse en algo enfermizo. Y el caso es que lo que tenga que pasarnos, pasará igual, tanto si tenemos miedo como si no, con la circunstancia agravante de que si tenemos miedo estamos atrayendo aquello que tememos, poniendo energía en ello con nuestro pensamiento, sufriendo con antelación, dejando de hacer cosas maravillosas y enriquecedoras, perdiendo oportunidades de aprendizaje, crecimiento y descubrimiento, y mareando a los demás con nuestros miedos imaginarios que nunca llevan a ninguna parte. El miedo produce unas enzimas de olor nauseabundo que los animales captan a la perfección y por eso suelen atacar a las personas que lo emiten. Esa misma sensación repulsiva me producen a mí siempre los cobardes, los que alimentan sus miedos como excusa para dejar de hacer lo que han venido a hacer, y justifican su cobardía con los más rebuscados e inverosímiles argumentos para no dejar de ser víctimas de sí mismos. ¡Cuán débiles de espíritu son aquellos que eligen protegerse bajo el repelente escudo del miedo en lugar de empuñar con ímpetu la gloriosa lanza de la decisión! El cobarde no vive ni deja vivir, porque sus miedos sobre ¿qué pasará si..., yo no sé si...., ¿y si luego pasa esto o aquello?... ¿y si me equivoco?... ¿y qué ocurrirá en el futuro?..., (¿y si viene un barco y nos atropella?), le impiden sumergirse en la maravillosa aventura de vivir el presente en estado de recursos, dedicándose por el El miedo


79 contrario a vegetar y marear con su duda sistémica a todos cuantos le rodean. ¡Vacúnate: el miedo es un vir us muy pelig roso y contagioso!... Pues bien, decide: o alimentas a tus miedos o alimentas a tu vida. Y como diría Bob Dylan: "quién no se está entreteniendo con la vida, se está entreteniendo con la muerte." (En el capítulo de la tercera parte "¿Cómo quieres que sea tu vida?" encontrarás las preguntas clave para tomar tu decisión correcta.) El miedo se nutre de un fecundo terreno muy bien abonado: el de la debilidad, la flaqueza, la impotencia, la inferioridad y la imperfección del Ser Humano. Pensando así sobre nosotros mismos, cualquier tontería puede causarnos miedo, desde luego. La sociedad adora y venera a sus miedos como a un poderoso dios del que no pueden -o no quieren- alejarse, manteniéndose leales y rindiéndole homenaje y culto continuado, obteniendo a cambio la recompensa asegurada de saber que pertenecen a un club en el que hay innumerables socios, y en el cual reciben la categoría de "normales". Incluso he llegado ha escuchar a muchos tildar la mediocridad como el grado de “normalidad” adecuado. Y así está la sociedad. "Parece ciertamente cada vez más claro que aquello que en psicología calificamos de "normal", es en realidad una psicopatología del promedio, tan poco dramática y tan extendida que ni siquiera nos damos cuenta de ella normalmente. El estudio que los existencialistas hacen de la persona auténtica y de la vida auténtica, ayuda a presentar esta falsa apariencia, este vivir de ilusiones y temores, bajo una luz severa y clara que nos lo haga ver de forma manifiesta como enfermedad, por muy amplia que sea su difusión." A. Maslow - "El hombr e autor r ealizado"

Hay muchísimas personas que eligen no tener miedo a nada, viviendo tranquilas, felices y contentas, haciendo un sinfín de cosas interesantes y divertidas. ¿Puedes imaginarte a Miguel de la Quadra El miedo


80 Salcedo teniendo miedo, por poner un ejemplo fácil? Y tantos, y tantos otros y otras. Todas las personas que han hecho evolucionar a la humanidad y han marcado una diferencia en la historia, tenían una carencia en común: carecían de miedo. Todas estas personas, gracias a Dios, se dedican a hacer lo que tienen que hacer. ¡Cuántas cosas me hubiese perdido en mi vida si hubiese tenido miedo! Luego, el miedo no es algo común al Ser Humano, sino elección personal. El miedo habla del escaso o nulo nivel de evolución espiritual de la persona que lo mantiene. "Nadie llegó a la cumbre acompañado por el miedo" nos legó Publio Sirio. Durante una rápida ojeada a los títulos de algunos libros en una de mis incursiones bibliotecarias, me llamó la atención algo así: "Cómo usar tus medias", lo cual me dejó atónita, pero acercándome más y poniéndome mis lentes, vi claramente que decía "Cómo usar tus miedos", lo cual me dejó más perpleja todavía. Porque las medias son algo que puedes usar fácilmente, pero los miedos, no imagino yo cómo pueden usarse por mucho que lo intento. Un día de estos veremos manuales del usuario con "Recetas para usar tus miedos más y mejor" o "Cómo generar nuevos miedos si se le acaban los suyos." Pero lo que ya es el colmo y raya en la absoluta irresponsabilidad, es escuchar a una psicóloga aduciendo que, según ella estudió en un libro de un famoso colega, los niños tienen siete miedos. Señoras y señores: ni seis ni ocho, siete. Debe ser por lo del número esotérico, digo yo. Más o menos relacionaba los siguientes como pertinaces en todos los niños: miedo a la oscuridad, miedo a caerse, miedo a las brujas (me pregunto cómo sabe un niño que existen las brujas si nadie se lo enseña... ¿y qué pasa con las brujas buenas?...) y varios miedos más, hasta siete. No sé qué pasará con los niños que sólo tengan seis. ¿Serán superdotados? Y tampoco sé qué les ocurrirá a los que tengan ocho miedos. ¿Habrá que medicarles como ahora está de moda? Me imagino a la familia contando los miedos de su hijo a medida El miedo


81 que se los van enseñando: “mira, tiene dos dientecitos y dos miedos... mira, ya va aprendiendo, ya tiene cuatro miedos, cinco..., seis..., ¡siete! Gracias a Dios: ya es normal. Conozco muchos niños que no tienen miedo a nada, entre ellos mi nieto Arturo de cinco años. Simplemente no se los hemos enseñado, por lo cual no los ha aprendido. Y los niños que he visto en los países más subdesarrollados que el nuestro, los cuales desde pequeños tienen que aprender a valerse por sí mismos, tendrán otras cosas, entre ellas hambre, pero miedo ninguno. No se nace con miedo. Se nace con puro instinto de supervivencia para lo cual se viene a este mundo perfectamente preparado. Ya desde pequeña, ante situaciones en que otras niñas o niños (o adultos) elegían sentir miedo, yo elegía sentir curiosidad: a ver qué pasa si voy allí o subo allá, a ver qué pasa si cruzo por aquí, qué pasará si salgo sola de noche, a ver si soy capaz de viajar sola por tal o cual país, adentrarme en cuevas, bosques y selvas, y así siempre. Todo eso son minucias insignificantes comparadas con las grandes e importantes hazañas de otras personas realmente extraordinarias que han existido y existen a nuestro alrededor, como auténticos ejemplos a modelar. Es muy sencillo; todo depende de cómo tengamos etiquetadas las cosas, las sensaciones, las emociones, el mundo, la vida. El precio es el mismo, el resultado no. El ejemplo siguiente es una prueba más de ello. "Esas sensaciones, que Carly Simon denominó "el sobresalto del escenario", le impidieron actuar en directo durante años. Bruce Springsteen, por otra parte, experimenta la misma clase de tensión en el estómago, pero con la diferencia de que él etiqueta estas sensaciones como "excitación." Sabe que está a punto de tener una experiencia increíblemente poderosa en la que va a entretener a miles de personas y lograr que les encante. Apenas si puede esperar a salir al escenario. Para Bruce Springsteen, la tensión en el estómago es un aliado; para Carly Simon es un enemigo." Anthony Robbins - "Controle su Destino"

El miedo


82 Repito con Epicteto que no son las cosas las que inquietan a los hombres, sino las opiniones que estos tienen sobre las cosas. En mi caso, lo desconocido me atrae como un reto a superar o un enigma a descifrar. Cuando siento ese cosquilleo en el estómago, esa sensación física que los demás llama miedo, yo me digo a mí misma "¡qué emoción!, ya estoy preparada, adelante, a ver qué pasa", lo cual es muy estimulante. No hay nada más excitante que ponerse a prueba una misma. Y para ello no necesitas a nadie más: sólo te necesitas a ti. No es que nunca me pase nada negativo. Me pasa lo que me tiene que pasar, como a todo el mundo, y muchas cosas son inevitables porque son imprevistas o porque no dependen sólo de nosotros. Entonces, ¿para qué sirve tener miedo? Muy simple: para no moverse, no actuar, no cambiar, no aprender, no crecer, no arriesgarse, no vivir... y usar el miedo como una justificación inverosímil aunque comúnmente aceptada. (Hago uso consciente de este adverbio por sus sinónimos que, entre otros, presenta la palabra común: vulgar, corriente, ordinario, grosero, zafio, servicios, retrete, water, posaderas, nalgas...). "Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él" Mahatma Gandhi

Aunque parezca mentira -dada la realidad que nos rodea- todo cerebro humano normalmente constituido nace programado para huir del dolor y acercarse al placer, sea por mera supervivencia. El mío está tan adiestrado a pensar positivamente, que en ningún momento viene a mi mente la idea o pensamiento de que pueda ocurrir algo malo, peligroso, etc. Será porque tengo la creencia de que "a mí no puede pasarme nada malo". (Y si me pasa es porque algo tenía que aprender.) Simplemente me lanza a la acción. Si la acción es desconocida, es decir, algo nuevo, me predispone a hacerla con precaución, despacio, con cautela, con organización, con gente preparada e infraestructura adecuada en su caso, pero a El miedo


83 hacerla. Ello me ha permitido vivir experiencias fabulosas, aventuras increíbles, salir airosa y sin ningún percance de situaciones muy comprometidas en las que yo misma me he metido y, lo más importante, conocerme mejor a mí misma y alejar cada vez más el horizonte de mis limitaciones. Doy gracias a Dios por ello continuamente. Sólo por todas las cosas que he vivido ya vale la pena haber venido a este Paraíso. Y a ti, ¿cómo te ha ido? ¿Cómo estás decidiendo vivir? ¿Cómo tienes etiquetadas tus sensaciones, tus emociones, tu vida? El miedo te convierte en víctima. En el Universo no existe el miedo. No es una Ley Natural. Hay quienes tienen tal confusión mental, que creen que el miedo es conveniente para evitar un peligro. Todo lo contrario: el miedo bloqueará tu respuesta para hacer frente al peligro, si es que existe realmente. Habría que definir lo que uno considera peligroso, porque hay quien ve peligro hasta en su sombra. El miedo es un gasto inútil de energía malgastada en tener miedo en lugar de usarla en hacer lo que hay que hacer. Jamás el miedo trajo la felicidad, la salud, la paz, la alegría, el amor o la prosperidad. Entonces, ¿para qué sirve? Y si no sirve para nada más que para estar mal, ¿cómo es que la gente sigue tan aferrada a sus miedos? Algo deben conseguir con ello, sino no lo harían. El miedo bloquea la atención, impide pensar y si no podemos pensar, nos puede pasar cualquier cosa. Es el propio miedo el que nos convierte en víctimas vulnerables, ya que esa actitud mental genera automáticamente una sensación física de indefensión, impotencia y debilidad. El miedo jamás te ayudará a solucionar tus problemas, ni a conseguir tus objetivos, ni a ser feliz, ni a llegar a ninguna parte. Es contrario al amor, al amor a la vida y al amor a uno mismo. Porque el amor da fuerza. El miedo la quita. El amor El miedo


84 da alas para volar y mirar hacia arriba, para alzarte sobre cualquier cosa, porque el amor es la luz. El miedo es la oscuridad: un horrible peso que siempre te empujará hacia abajo, impidiendo moverte, bloqueando tu energía y tu impulso vital. Procura pues acabar con tus miedos antes de que ellos acaben contigo. Haz tuyo para siempre este mensaje, que te transmito por boca de Aldous Huxley, con mi deseo de que sea el lema que defina tu vida, de forma clara y diáfana, a partir de hoy: "El amor ahuyenta al miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma." Tú, como todo Ser Humano Perfecto, naciste sin miedo, sin limitaciones, sin mentiras, sin historias, ¿cierto o no? Entonces, ¿de quién has heredado tus miedos y todo lo demás? ¿Quién o quiénes te lo enseñaron? ¿Dónde y cómo los aprendiste? ¿Para qué los repites? ¿Qué te aportan? Bien, pues por el mismo precio puedes olvidarlos y reaprender todo lo contrario. A tu cerebro le va a dar igual. Siempre te producirá las sensaciones y emociones que tú le programes con tus etiquetas y pensamientos. "No hay temor en el Amor. El Amor destruye el temor. El temor tiene tormento y aquel que teme no ha sido perfeccionado en el Amor." 1, Juan, 4:18

En la infancia no tenías escapatoria ni defensa posible, a no ser la de tu propio espíritu, en cuyo caso no tendrás nada o muy poco que aprender de lo que hablo en este libro, pero si el entorno tuvo más poder sobre ti que tú mismo/a, piénsalo ahora, toma El miedo


85 conciencia, date cuenta, porque ya no eres un infante vulnerable y se te están acabando las excusas. Repito por si no te ha quedado claro: del mismo modo que aprendiste esa programación, puedes desaprenderla y aprender otra distinta, más útil, actualizada y necesaria para tu vida adulta, que te proporcione experiencias gratas y enriquecedoras, y siempre por el mismo precio... SOBRE EL TEMOR Y EL AMOR... "El temor es la energía que contrae, cierra, capta, huye, oculta, acumula y daña. El amor es la energía que expande, abre, emite, permanece, revela, comparte y sana. El temor cubre nuestros cuerpos de ropa; el amor nos permite permanecer desnudos. El temor se aferra a todo lo que tenemos; el amor lo regala. El temor prohíbe; el amor quiere. El temor agarra; el amor deja ir. El temor duele; el amor alivia. El temor ataca; el amor repara. Cualquier pensamiento, palabra o acto humano se basa en una emoción o la otra. No tenéis más elección al respecto, puesto que no existe nada más entre lo que elegir. Pero tenéis libre albedrío respecto a cuál de las dos escoger." Extraído de "Conversaciones con Dios" - Neale D. Walsch

Y en este esperpéntico teatro, además del papel de víctima que nos han adjudicado a todos y que hemos aprendido muy bien, también hemos heredado otros muchos papeles, tantos, que hemos perdido el norte de nuestra vida y el sentido de nuestra propia identidad divina. A fuerza de repetición, uno de los más celebrados socialmente, el que mejor nos sale y que más aplausos y bises recibe es:

El miedo


86


87

HUIR DE LA RESPONSABILIDAD

"Llamamos destino a todo cuanto limita nuestro poder" Ralph W. Emerson

Nada más fácil, cómodo y gratuito que echar la culpa a los demás o a la sociedad de todo cuanto nos ocurre. El Ser Humano tiene tanto poder que hasta puede elegir dárselo a los demás, delegarlo a diestro y siniestro o, simplemente, decidir no usarlo. Con ello potencia su victimismo ("pobre de mí") y se vuelve impotente, inferior, pero como hay tantos alrededor haciendo lo mismo, no se nota demasiado. A eso se le llama también "ser normal". Yo lo llamo ser ignorante, cómodo e irresponsable. Porque en cuanto has delegado tu poder y tu responsabilidad sobre ti mismo, has renunciado a tu más preciado tesoro: tu libertad. Una persona sin libertad es un títere y mientras haya títeres, habrá titiriteros. Pero es tan cómodo, que un gran número de gente escoge esta alternativa. Rechazar el poder personal parece ser la ocupación de la mayoría. Porque aceptar el poder significa aceptar la responsabilidad sobre nuestra vida, sobre nuestras elecciones, sobre nuestros actos, sobre nuestros pensamientos, sobre todo lo que nos ocurre, y entonces no podríamos culpar a nadie más de lo que nos pasa. ¡Vaya por Dios! Y, ¿qué haríamos? ¡Con lo fácil que es desahogarse y lo bien que se siente uno cuando culpa a Dios, al destino, a su familia o a la sociedad de todos sus males! Eso no sirve para nada, por supuesto, y nunca soluciona nuestros problemas, pero como lo hace todo el mundo, pues no vamos a ser diferentes, ¿verdad? Rechazar la responsabilidad se ha convertido en un juego de sociedad muy apreciado: "cuantos más seamos más nos reiremos"... aunque en este caso sea para echarse a llorar. LaHuir “educastración”occidental de la responsabilidad


88 "¡Come hierba: cien millones de vacas no pueden estar equivocadas...!" Sigamos viendo ejemplos de huida feroz de la responsabilidad. En mis veinte años de trabajo en IBM, diariamente me enfrentaba a situaciones de esta índole. Ante cualquier imprevisto, se organizaba una reunión, además de las que ya teníamos programadas diariamente. Había tantas reuniones que apenas nos quedaba tiempo para trabajar. Cada reunión era una demostración perfecta del tema que nos ocupa: "yo envié una nota a fulanito y tengo aquí una copia, así que..."; "la culpa es de tal departamento por esto o aquello"; "yo ya dije, con copia a todo el mundo, que esto podía pasar"; "a mi no me miréis, que yo no he sido, aquí está el papel que lo demuestra, la culpa es de..." y así uno tras otro, sin llegar a ninguna parte. Yo solía decir que en lugar de una fábrica de ordenadores aquello parecía una fábrica de paraguas, pues todos trabajaban para protegerse y cubrir su tejado, por si acaso. Por cierto, la fábrica se cerró. ¿Casualidad o causalidad? Como llevamos tantos siglos de práctica, somos auténticos magos expertos en encontrar explicaciones para rechazar nuestra responsabilidad. Somos extraordinarios prestidigitadores en el arte de extraer justificaciones de nuestra inagotable chistera cerebral. "Tú puedes, pero yo no" ¿Te suena esta excusa? Pues a mí sí, la llevo escuchando toda mi vida. Muy útil para conseguir que los demás hagan las cosas por ti, ya que tú "no puedes" pero los otros sí. Muy cómoda. Y esas otras de "la culpa la tiene la sociedad", "toda la culpa es del gobierno", "los americanos tienen la culpa de todo", "mi jefe es el culpable", "la culpa es de mis padres que me educaron así", "mi marido es el culpable de todo lo que me pasa"... no están mal, ¿eh? Independientemente de la irresponsabilidad que se pueda esconder tras esas frases, el caso es que con ellas estamos dotando a los demás de un poder que nosotros no tenemos. LaHuir “educastración”occidental de la responsabilidad


89 ¡Señoras y señores!: recibamos con un fuerte aplauso a la socorrida, cómoda y no menos útil "incultura de la justificación." Cuando culpo a alguien, cuando pienso que "la culpa es de ellos", significa que ellos hacen cosas que yo no puedo hacer o no me creo capaz de hacer. Luego, asumo que soy impotente y dependiente, es decir, inferior. Si ellos son los culpables, significa que yo soy la víctima. Nuevamente asumo el rol de impotencia e incapacidad, por lo que me coloco por debajo de "ellos" (sean quienes sean) adoptando una posición de dependencia, posición de perdedor. Todo muy cómodo y práctico, por eso es tan apreciado en la sociedad. Las víctimas suelen tener a la mayoría de su parte, obtienen su simpatía y compasión, y puede que incluso obtengan admiración y apoyo si saben interpretar bien su papel sin perecer en el intento. La huída de la responsabilidad sobre uno mismo y sobre la propia vida, está muy bien alimentada por un gran invento: la compasión. Primero se convierte al ser humano en una débil y miserable víctima, y luego se nos enseña a que tengamos compasión de ella y entre todos paguemos para mantener su fingido o real desvalimiento y falta de preparación. Esa socialmente celebrada compasión conmiserativa, de raíces eclesiásticas -que ya vemos a donde nos ha llevado- debemos sustituirla por comprensión, la lástima por enseñanza, la piedad por un buen ejemplo, la pena por acción positiva, la misericordia por planes o proyectos prácticos y útiles, la caridad por educación y preparación adecuada. Al mismo tiempo, las personas que se compadecen y te dicen "pobrecito", se sienten útiles e importantes con su papel de buena persona, tras comprobar una vez más que todo sigue tan mal como siempre y que ellos no son los únicos. Y una vez más, todos tan contentos. LaHuir “educastración”occidental de la responsabilidad


90 (Te aconsejo leer el libro "Mapas para el éxtasis" de Gabrielle Ross, donde encontrarás un extraordinario estudio sobre el tema de la compasión, autocompasión y emociones adyacentes, como algo perverso, base del autoengaño y del chantaje emocional, y no conducente a nada edificante ni útil para los adictos a la misma.). "Es amigo mío aquel que me socorre, no el que me compadece" T homas Fuller

Pregunto: además de para perder energía, poder y dignidad humanas, y correr el riesgo de dejar huellas psíquicas enfermizas, ¿para qué sirve todo eso? ¿te conduce a alguna parte? ¿te ayuda a evolucionar, a resolver tus problemas, a aprender algo nuevo? Me temo que no. ¿Crees que toda mi compasión te ayudará a crecer, te servirá para algo, te estimulará, te potenciará, te motivará? Yo no lo creo. Pero si tú lo crees así, aquí te regalo toda una serie compasiva para ir usando según necesidad, y como además no caduca, la puedes guardar durante mucho tiempo o incluso usarla con los demás: Pobrecito/a; Qué lástima; Me das mucha pena; Hay que ver que dura es la vida; Paciencia y resignación; Pues si yo te cuento lo mío...; Que Dios te ampare; Eso es ser humano; Sufrir es normal; Los hay que están mucho peor; Hemos venido a este mundo a sufrir; La vida es un martirio; Esto es un valle de lágrimas; Qué infierno; Cada uno con su cruz; No somos nadie; Un amigo mío, -que en gloria esté- empezó como tú....

LaHuir “educastración”occidental de la responsabilidad


91 Táchese lo que no proceda e inclúyanse palmaditas en el hombro. Y si quieres los pongo al cuadrado para que te sirvan para más veces. (Y todo por el mismo precio...) . ¿Y bien? ¿Ahora qué? ¿Te sientes mucho mejor que antes? ¿Te ha servido para algo? ¿Has aprendido algo? ¿Has solucionado algo? ¿Algo ha cambiado o mejorado?. Lo que hace falta es más acción y menos compasión e hipocresía inútil. ¿Crees que pasar a la acción, hacer algo útil, puede ayudarte a ti y a los demás? Pues eso es el libro que tienes en las manos. Y si quieres seguir compadeciéndote, usa tu compasión con los que se vean a sí mismos necesitados de ella. ¿No es eso lo que buscan? Pues eso será lo que encuentren. Cada vez es más tangible y sonoro el clamor de todos los que estamos más que hartos de soportar la actual "ética" social del desvalimiento, de la carencia de recursos, de la pereza y la holgazanería, de la mala educación y el gamberrismo, como si encima los usuarios de tales males tuvieran razón, fueran "los buenos" y los que somos fuertes, trabajamos y aportamos a la sociedad, fuéramos "los malos." Existe un consenso manifiesto en la aceptación de la "moral" de la nada: no aportar nada, no cambiar nada, no aprender nada, no ser nada, es decir, el vacío. Se ignora quizás la ofensa que con esa actitud se hace a los espíritus sensibles y a las mentes inteligentes. "Este lamento a escala cósmica de las personas inteligentes, ocurre cada vez que una fuente externa de valores cesa en sus funciones." A. Maslow - "El hombr e autor r ealizado"

LaHuir “educastración”occidental de la responsabilidad


92 En un Congreso en Valencia (El retorno de la Utopía) cuyos ponentes, librepensadores, filósofos y científicos, amén de otras personalidades, aportaron un suculento manjar a nuestros hambrientos espíritus y mentes, se estableció el actual "pecado original": la caída en la banalidad. Estoy totalmente de acuerdo. No hay más que mirar alrededor (aunque con distancia suficiente para evitar el contagio) y percibir la superficialidad, la nulidad y el desencanto, la insignificancia y banalidad existencial de una mayoría que ha elegido cómodamente el patético derecho a no ser nadie. Y aunque esa actitud se haya convertido en una moda de la decadente sociedad actual, ello no quiere decir en absoluto que sea lo normal o lo deseable. El estiércol, sea en gramos o en toneladas, nunca dejará de ser estiércol. Igual que Milan Kundera habla de "La insoportable levedad del ser", yo hablo de la insoportable banalidad de nuestra sociedad. Porque si eso no nos afectara a todos, tendría un pase. Pero el caso es que sí nos afecta a todos, moral, social y económicamente. "Para una crítica aguda de la ética del desvalimiento y el reemplazo de ésta por lo que podría denominarse la ética de la competencia y la confianza en sí mismo, véase Percy W. Bridgman, The Way The Things Are, 1959." (Citado por Thomas S. Szasz, "El mito de la enf er medad mental") "¿Qué es más perjudicial que cualquier vicio? La compasión efectiva con todos los débiles y fracasados -el cristianismo..." F. Nietzsche - "El Anticristo"

Como muy bien dice Nietzsche, la "caridad cristiana" ha cumplido muy bien la función social prevista. La compasión nunca ayudó a crecer a nadie, lo mismo que la ayuda constante o el proteccionismo, que no son más que otras formas de injerencia en LaHuir “educastración”occidental de la responsabilidad


93 las vidas ajenas, y las mejores herramientas para fabricar y mantener seres débiles e inútiles, cuyo coste pagamos entre todos los demás. La caridad no tiene nada que ver con la compasión, tal como la entendemos aquí. Hablemos de un amor que se alegra y comparte, (con pasión...) al cual los griegos no lo llamaban eros, sino philias. Más tarde, los judíos que hablaban griego para que la gente los comprendiera, lo llamaron agapé. Los latinos lo tradujeron por caritas y nosotros por caridad. (Véase "La felicidad, desesperadamente", de André Comte-Sponville). Es así cómo del amor que se alegra y comparte hemos acabado en sentir lástima o piedad y dar limosnas. "Los hombres hacen lo que se entiende por una buena acción, un acto de valor o caridad, en gran parte como si quisieran pagar una multa para no ser señalados con el dedo." Ralph W. Emerson - "Confía en ti mismo"

También hay un concepto de compasión que entraña la empatía, o más bien, la conexión con la emoción del otro. Imagínate pues que trabajas en relaciones de ayuda y tienes una cita a las 09'00 con una persona que tiene una profunda depresión. A las 12'00 tienes una consulta con una persona que quiere suicidarse... Pues te aseguro que si compartes sus emociones, no llegas vivo a la hora de comer. Si quieres ayudar a una persona que tiene miedo, tú no puedes sentirlo, porque no vas a poder ayudarla. Si una persona se pone a llorar y tú, por compasión, acabas llorando con ella, ¿crees que la vas a poder ayudar? Y, ¿cómo sabes que no se está autocompadeciendo y recreándose en su dolor? Hay que tener un cuidado exquisito y técnicas de apoyo para tratar con la gente. El no hacerlo así y no tener preparación adecuada, da como resultado que la mayoría de asistentes sociales y otros profesionales en relaciones de ayuda acaben enfermos y con depresión al poco LaHuir “educastración”occidental de la responsabilidad


94 tiempo de iniciar su trabajo. Si te involucras emocionalmente no puedes ayudar en absoluto. Y si además eres profesional, no te puedes permitir ese lujo: no te pagan para sentir, sino para comprender, analizar y ayudar. "El diablo nos da lo que deseamos; Dios, lo que necesitamos." La compasión no es la solución. Nuestra compasión pocas veces, por no decir ninguna, piensa en qué es lo mejor para el otro, para que crezca y aprenda, sea fuerte y pueda valerse por sí mismo; por el contrario, sólo piensa en lo bien que nos sentiremos nosotros, en lo buenos que somos, en que nos estamos ganando el cielo y lo bien que estamos quedando ante nosotros mismos o los demás. Y no tenemos más que mirar a nuestro alrededor para ver los resultados de ello. La compasión se creó para que el Sistema funcione: que los pobres no salgan de pobres para que los ricos tengan quien les sirva o con quienes puedan hacer sus caridades. Y no me refiero solamente a los económicamente pobres, sino a lo que es peor: a los pobres de espíritu, a los pobres de conciencia, a los pobres de educación y conocimientos, a los pobres cuya única posesión es el drama de la ignorancia. "Porque pobres tendréis siempre con vosotros y podréis hacerles bien cuando queráis.; pero a mí no me tendréis siempre. (V. Marcos, 14.7)

Y, en efecto, se cumplió la profecía de Jesús,... porque sabía que entre todos haríamos lo necesario para que así fuera. La mejor compasión es la educación. Piensa un momento: ¿es la compasión sinceramente una actitud altruista? O tal como la conocemos, ¿no será una forma enmascarada de egoísmo? Siempre me acuerdo de "Plácido", (creo

Huir de la responsabilidad


95 que ese era el título), aquella entrañable película de García Berlanga en la que se ve claramente el tema al que aludo, cuando se promociona la buena obra de "siente un pobre a su mesa" y las competencias que surgen para ver quien tiene el mejor "pobre"... ¡Qué bien sabe plasmar nuestro genial cineasta la sordidez e hipocresía de nuestra sociedad! "Y no me digáis que tengo el deber de prestar mi apoyo a todos los pobres. ¿Son ellos mis pobres? Te declaro, ¡oh, filántropo tonto!, que me duele el duro, la peseta o los cinco céntimos que doy a hombres que no me pertenecen y a los cuales no pertenezco. Hay una clase de personas a quienes estoy ligado por toda la afinidad espiritual; por ellas iré a la cárcel, si es necesario; pero vuestras diversas caridades populares, la educación en un colegio de necios, la construcción de lugares de reunión para el vano fin a que muchas se dedican ahora, las limosnas a los tontos y a los millares de sociedades de socorro (aunque confieso con vergüenza que a veces sucumbo y doy el duro); este es un duro maldito que poco a poco tendré la hombría de negar." Ralph W. Emerson - "Confía en ti mismo"

Ese tipo de actitud no sirve más que para conseguir que las cosas sigan igual: no estimula la generación de recursos propios, ni el valerse por uno mismo, ni la autoestima, ni la fuerza, ni la energía; más bien al contrario, humilla y envilece al compadecido, y creo que debió inventarse precisamente con tal propósito: disolver el poder y la fuerza interior del Ser Humano hasta convertirlo en una piltrafa espiritual, un pelele manejable. La única forma de ostentar el poder y estar "por arriba" es quitárselo a los demás y colocarles "por debajo" y la fórmula magistral es pisotear su orgullo, su autoestima, eliminar su libertad y mantenerles pobres, infelices y, sobre todo, ignorantes, ergo, impotentes, envilecidos y humillados. La compasión coloca al compadecido por debajo del que le compadece, creando una relación de "ganador-perdedor." Y como el compadecido puede estar obteniendo lo que necesita, es decir, cubriendo sus necesidades básicas, nunca se preocupará por Huir de la responsabilidad


96 cambiar, despabilarse, sacar recursos por sí mismo, crecer en suma. ¿Para qué, si siempre habrá alguien que se preocupe por él? Mientras el papel asumido de víctima le siga funcionando, seguirá igual. Teniendo cubierta su supervivencia, y dado su bajo nivel de desarrollo intelectual y espiritual, no tiene en el cerebro ningún reto o desafío que le estimule a cambiar, ya que los que deberían provenir del entorno se han convertido en todo lo contrario: en apoyo y aplauso a su bajeza moral y social. Como ¡increíblemente!- eso está socialmente aceptado y apadrinado, tampoco genera ningún sentimiento de vergüenza de sí mismo que le pueda impulsar a hacer algo distinto. Al mismo tiempo que acepta y se acomoda a su condición, se mina su autoestima, con lo cual cada vez tendrá menos fuerza interior, así que el proceso de deterioro humano está garantizado. Pues flaco favor le estamos haciendo compadeciéndole. ¡Y cuánto le cuestan estos individuos al erario público, o sea, a todos nosotros! No demos peces: enseñemos a pescar. La comida se come y desaparece; el dinero se gasta de inmediato (no siempre en comida, precisamente) y la persona socorrida se ha quedado igual que antes. No ha aprendido nada. No ha crecido nada. No se ha solucionado nada, nada ha cambiado. Nosotros nos hemos quedado tan contentos en nuestro fuero interno habiendo dado nuestra limosna diaria, y satisfaciendo nuestros loables sentimientos piadosos y caritativos, confiando en que Dios nos lo premiará, pero realmente no le hemos ayudado, simplemente nos lo hemos quitado de encima; al cabo de un rato volverá a tener hambre y volverá a necesitar ayuda y a pedirla. Y así eternamente. ¿Y a dónde conduce todo eso? A que unos se sientan bien con su papel de semi-cómplice caritativo a costa de los que han aceptado desempeñar su papel de pobre semi-víctima en este Huir de la responsabilidad


97 tragicómico sistema. Todo está previsto y programado para que las cosas no cambien. Y no hay que olvidar la cantidad de puestos de trabajo que se han inventado para seguir ayudando a que las víctimas se queden donde están. (Servicios sociales, ayuda a la drogadicción,... -sí: 'ayuda a' en lugar de 'lucha contra'-...). No hay mal que por bien no venga. Y que siga el teatro. La compasión es el alimento de los débiles. Cuanto más les alimentes, más débiles se harán. Cada acto compasivo de esta índole no sirve más que para mantener en su puesto a la víctima y asegurarnos por todos los medios que no se va a mover de su sitio. Recuerda lo que has leído de Dostoievsky, cuando se refiere a Jesús con respecto del hombre: ..."le tenías en tan alto aprecio que actuaste como si no debieras tener compasión de él..." ¡Eso es exactamente! A mayor aprecio, menor compasión, ya que el aprecio eleva al otro, poniéndole a un mismo nivel, mientras que la compasión lo rebaja y denigra, empequeñeciéndole todavía más ante sí mismo. Y también, en esa misma obra, añade: "Cuán terrible y penoso es para un hombre desgraciado que todo el mundo empiece a mirarle con ojos de bienhechor." No es lo mismo decirle a alguien "pobrecito..." que decirle "¡tú puedes, tú vales, tú mereces, tú eres capaz!" Viene al caso la célebre anécdota que se cuenta del no menos celebérrimo Baudelaire. En una ocasión, un pobre pedía limosna tumbado sobre unos escalones a la puerta de la Iglesia y al pasar por su lado hizo el consiguiente ademán pedigüeño hacia el escritor. Baudelaire, sin decir nada, le propinó un puntapié, sin que el pobre se moviera; luego otro, otro y otro más, hasta que al fin el pobre se quejó y se levantó airado para encararse al hombre que así le maltrataba. En ese momento Baudelaire le miró y le dijo: "¡Así tienes que estar, al mismo nivel que yo, ahora sí eres merecedor de mi dinero!" Y le dio su limosna junto con una gran moraleja que todos deberíamos aprender. Huir de la responsabilidad


98 "No sólo hemos estado evitando el problema de la responsabilidad y la voluntad, sino también sus corolarios de fuerza y coraje." Abraham Maslow - "El hombr e autor r ealizado"

Conocí en una ocasión a un grupo de gente joven, automarginados, viviendo de acá para allá, de estación en estación, de albergue en albergue, en la calle, pidiendo y recibiendo, sin preocuparse por buscar un trabajo, estudiar, o hacer algo útil para salir de su situación, perdiendo su vida en autodestruirse lamentablemente. No sé de dónde, pero todos tenían dinero para tabaco y "porros". Cuando les pregunté por qué no buscaban otras opciones o alternativas en sus vidas, dijeron: "¿para qué? Para eso están los servicios sociales, los albergues y la caridad; y si te vas al país vasco y te empadronas allí, al cabo de dos años te dan un piso gratis, así que ¿para qué me voy a preocupar?" (Con un censo de tal calidad, no me extraña lo que les ocurre a los de ese rinconcito norteño. No es para menos. Todo sea por conseguir votos.) Cuando les hice ver que se estaban aprovechando de la sociedad, sin aportar nada a cambio, dijeron que no tenían por qué aportar nada, que eso no era asunto suyo y que al fin y al cabo ellos estaban así por culpa de la sociedad. Todo ello entre risas y comentarios más o menos mordaces y de mal gusto, criticando además a los servicios sociales que intentaban ayudarles. Yo también lo intenté, pero no se dejaron, no querían cambiar, estaban muy cómodos así, sin ninguna responsabilidad. No se puede ayudar a quien no quiere ser ayudado, porque de donde no hay, no se puede sacar. Pues bien: quién no aporta no tiene derecho a reclamar, según me han dicho... "Las actitudes discriminatorias contra prácticamente todos los grupos, se han hecho lugares comunes, con la única rivalidad de las personas que buscan sacar ventaja del hecho de presentarse como víctimas." John Chaffee - "El poder del pensamiento"

Huir de la responsabilidad


99 "Las personas que sufren de una incapacidad física, y aquellas que, por cualquier razón, rehúsan participar en el juego (v.gr., se niegan a trabajar), son también inútiles para la sociedad y, en realidad, constituyen un pasivo para ella. Si es así, ¿por qué las sociedades humanas toleran tales incapacidades?" Thomas S. Szasz - "El mito de la enfermedad mental"

Creo que nuestros impuestos están muy mal administrados si van a parar en ayuda de semejantes lastres, cuando hay tanto niño falto de lo más indispensable: una buena educación y una buena nutrición. Si se permite que esta situación se mantenga, es porque al Sistema le interesa que las cosas no cambien. Porque, de hecho, existen miles de soluciones para evitarlo. Y cuanto más tiempo pase, más drásticas tendrán que ser éstas sino queremos llegar al colapso total. "A los que tienen les será dado, y a los que no tienen les será arrebatado incluso lo que tienen..." Creo que estas palabras de Jesús no pueden ser más elocuentes. Igualmente recordemos cuando Jesús maldijo y secó la higuera porque no daba fruto... ¿Por qué lo hizo? Muy sencillo: estaba castigando uno de los pecados capitales primigenios, el pecado de acidia. Antiguamente los pecados más graves, considerados como "capitales" eran más de 7, pero al parecer, San Agustín aglutinó el de acidia junto con el de "pereza" para mantener el número 7 por ser el número cabalístico y esotérico por excelencia. Acidia significa no usar los recursos, talentos, dones y capacidades que Dios nos ha concedido, no emplearlos y por lo tanto no agradecerlos, no devolverlos multiplicados -como es nuestra obligación- no producir, no aportar, no trabajar, ser un vago, un holgazán, no dar fruto y por lo tanto, ser un aprovechado e inútil, un lastre para la sociedad. Maslow lo indica igualmente en su obra "El hombre autorrealizado": "Los teólogos acostumbraban a emplear la palabra acidia para describir el pecado de quien no hace con su vida aquello que sabe que podría realizar." Huir de la responsabilidad


100 No sé a ti, pero a mí los "acidiosos" no me dan ninguna lástima. "Faber quisque for tunae sua" es decir, "Cada ser humano es artífice de su propia fortuna". (Y de su karma, de paso.) Son o deberían ser responsables, puesto que son adultos. Pero como muchos adultos, se autocompadecen, se conforman o se quejan y culpan a los demás de lo que les pasa. Pues allá ellos, tienen lo que buscan y lo que merecen. Lo peor es que los mantenemos con nuestros impuestos, cuando podríamos invertir todo ese capital pasivo en cosas mucho más productivas, como por ejemplo en educación y formación obligatoria y gratuita para todos y cada uno de los habitantes que pueblan nuestro país, sin excepción alguna. Esa si que sería una inversión útil y beneficiosa para la sociedad, en lugar de la ignominiosa ignorancia colectiva que nos invade. Ser adulto = ser responsable e independiente. Si quieren comida y techo, tienen que aceptar unas reglas, unos compromisos, unas condiciones: aprender un oficio, estudiar, trabajar para ganarse el pan con el sudor de su frente y no del de enfrente, no permitiendo así que nadie estuviese en la calle pidiendo ni deambulando, ni dedicándose a actividades denigrantes, autodestructivas y/o delictivas, que al final sufrimos y pagamos entre todos. Todo individuo tendría que pasar por un aprendizaje o reciclaje obligatorio, una formación adecuada a sus características y capacidades que le ayudase a salir de su asumido estado de paria social y que le permitiese vivir dignamente por sí mismo, al mismo tiempo que elevase su autoestima y le ennobleciera un poco ante sí mismo. El puesto al que todo el mundo tiene derecho en la sociedad, hay que ganárselo. El respeto y la consideración también. La sociedad somos todos, ¿no? Si queremos pedir, tenemos que aportar; si queremos quejarnos, tenemos que actuar. Huir de la responsabilidad


101 "Algunas reglas bíblicas no sólo fomentan la dependencia; también sientan las bases para utilizar la falta de previsión y la incompetencia como armas para coaccionar a otras personas y así lograr que ellas satisfagan nuestras necesidades." Thomas S. Szasz - "El mito de la enfermedad mental"

"Sartre tildó de "mala fe" cualquier esfuerzo encaminado a negar que somos responsables de nuestros actos, y veía en la religión, o en la fe religiosa, a uno de los principales culpables." Lou Marinoff - "Más Platón y menos Prozac"

Este estado de cosas, este esperpento sociocultural del que todos somos culpables en parte, se apoya en la permisiva y cómoda pasividad que tácitamente hemos camuflado bajo el pseudónimo de "tolerancia", lo cual no es más que una forma de enmascarar nuestra falta de coraje para enfrentarnos a una realidad que nos molesta y que rechazamos, pero ante la que decidimos sentirnos incapaces de actuar, porque "no es cosa nuestra". Y tan responsables son unos por la acción como los demás por la inacción. Hemos creado una sociedad acomodaticia que ha confundido tolerancia con pasotismo, indulgencia con cobardía. Y ten en cuenta el dicho: "el silencio de los buenos ante el mal, equivale a la complicidad" “Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala, es el silencio de la gente buena” Mahatma Gandhi

Según nuestro diccionario oficial, tolerar se define como "sufrir, llevar con paciencia; resistir, soportar ; permitir algo que no se tiene por lícito sin aprobarlo expresamente". Nuestra tan aclamada tolerancia no es más que sinónimo de conformismo, de pasividad, de indiferencia, es decir, de una grave falta de compromiso cívico, social y universal. Otra etiqueta más con la que excusar nuestra comodidad y eludir nuestra parte de Huir de la responsabilidad


102 responsabilidad, maquillándola con tintes de moderna bondad. Es la llave socialmente aceptada que cierra el combustible para pasar a la acción. ¿Fue acaso Jesús tolerante con los mercaderes del templo? ¿No hizo siempre lo necesario para obrar con justicia? ¿Por qué entonces hemos de ser nosotros tolerantes con todos esos "mercaderes" que invaden tanto nuestros templos externos como internos? Jesús nos mostró que hay unos momentos para tolerar y aguantar, y hay otros momentos para denunciar y actuar. Existe una gran diferencia entre aceptación y resignación. La misma que hay entre el respeto y el miedo. La palabra "tolerancia" también se usa de forma indiscriminada e inconsciente, ya que si yo soy tolerante es porque me sitúo en un lugar muy por encima de los demás, a los que benignamente "tolero", siendo así sinónimo de condescendencia. Nuevamente se coloca al tolerado por debajo del tolerante, creando una vez más una situación ganador-perdedor. Y se ha demostrado que ello tampoco conduce a ninguna parte, ni a cambiar nada ni mejorar nada, sino al contrario, a tolerar que todo siga igual. Se exige tolerancia a una mayoría sana en favor de una minoría insana, aunque creo que cada vez estamos más cerca en número los unos de los otros. "Esta tolerancia y esta largeur del corazón que 'perdona' todo porque 'comprende' todo es siroco para nosotros. ¡Es mejor vivir en el hielo que entre modernas virtudes y otros vientos del sur!" F. Nietzsche - "El Anticristo"

Se usa la tolerancia como una concesión a lo negativo y nocivo, a la vulgaridad y a la bajeza moral, a la necedad y la ignorancia supina, a la falta de compromiso personal, y al uso indiscriminado del libertinaje irresponsable, lo cual, como mínimo sería antidemocrático, ya que, según los cánones de la democracia griega primigenia, todos los ciudadanos debían ser iguales, no en cuanto a personalidad, por supuesto, sino en cuanto a igualdad de derechos versus igualdad de deberes. Parece ser que es más fácil y cómodo reclamar lo primero que acordarse de cumplir lo segundo. Huir de la responsabilidad


103 Como mínimo, me parece irracional, injusto y carente de la más mínima ética. La única ética que reina por doquier es la del pasotismo y la del conformismo, solo que llamándole "tolerancia" queda más camuflada nuestra cobardía. Como diría Emerson, "La sordera, la completa ceguera, el gran error que contempláis existen únicamente gracias a la tolerancia, a vuestra propia tolerancia." Si quieres usar tu compasión de forma positiva, hazlo tal como dice la palabra: CON PASION. Actúa con pasión, enseña con pasión y si quieres ayudar, ayuda con pasión, pero de forma inteligente y útil. ¡Vive con pasión! Practica una con-pasión eficaz y productiva. Tienes millones de niños inocentes que necesitan ayuda y -mal que nos pese- un sin fin de temas sociales en los que puedes participar. El Planeta te necesita. Pon tu pasión al servicio de quienes realmente sean merecedores de ella para que tu energía se vea multiplicada ciento por uno. Como dijo Jesús en sus parábolas, hay que sembrar en terreno fértil y no echar perlas a los cerdos. Y siguiendo con la huída de la responsabilidad y su corolario, la incultura de la justificación, he aquí el más útil de los inventos humanos, después del de la rueda: echar la culpa de todo lo que nos pasa a nuestros padres -la tengan o no, eso es lo de menos-. No sé a quién se le ocurrió la idea y si la patentó a nivel mundial, pero el caso es que ha sido y sigue siendo sumamente eficaz. Ello nos permite asesinar, violar, fumar, beber, drogarnos, deprimirnos, autodestruirnos, ser víctimas, ser incultos e ignorantes, robar, estafar, ser una escoria social y una carga para todos, y justificarnos diciendo que tuvimos una infancia desgraciada o que mis padres me educaron así, o que en mi casa pasaba esto o aquello... -todo sea en pro de la tolerancia-. (Siempre encontraré un psiquiatra que apoye y respalde mi historia). Los padres dirán a su vez que ellos también tuvieron lo mismo, y así hasta el infinito (no podremos preguntar a sus antepasados porque deben estar muertos). Y todo eso ¿a dónde conduce? Pues además Huir de la responsabilidad


104 de dar de comer a los psiquiatras y farmacias durante años, que son los únicos que se benefician, a ningún otro sitio, como no sea la cárcel, el hospital, el manicomio o el cementerio: ahí es adonde van a parar, más pronto o más tarde, todos los usuarios del estilo de pensamiento infantil causa-efecto. Ese tipo de pensamiento erróneo e inmaduro, pero cómodo, es el fermento generador de "víctimas", tan desarrollado y apoyado en nuestra sociedad actual. El esquema funcional de dicho pensamiento se basa en pensar, por ejemplo: "como yo nací en una familia marginal, yo soy también marginal y no hay nada que pueda hacer al respecto." La repetición de ese pensamiento genera por ende la creencia de que se es así para siempre, por algún designio divino o algo parecido. "Mis padres eran alcohólicos, y qué quiere que yo le haga...", "Mi abuela murió de cáncer, mi madre también y yo seguro que también moriré de cáncer...", con lo cual estamos generando en nuestro cerebro las órdenes necesarias para que la profecía se cumpla. Tal forma de pensar (distorsión de la realidad) lleva a la víctima a mantener la disfunción en cuestión en lugar de tomar la responsabilidad sobre sus propios pensamientos y vida, y hacer algo al respecto para cambiar su situación. Sin embargo es muy fácil cambiar ese proceso. Tan fácil como tomar una simple decisión. No tenemos más que mirar también alrededor, esta vez para buscar los incontables casos contrarios. Como el pastor, hijo y nieto de pastores, que estudió por su cuenta hasta llegar a Catedrático de Universidad. Como Onassis, quien, de hijo de inmigrantes, descargando sacos en los muelles, acabó siendo uno de los hombres más ricos del mundo empezando desde cero. Jamás pensó: "como mis padres son pobres es normal que yo también lo sea." O igualmente Rosa Parks, Ted Turner, Bill Gates, Anthony Robbins, y tantos y tantos otros que lo único que han hecho ha sido ser conscientes de que su vida les pertenece a ellos

Huir de la responsabilidad


105 exclusivamente y lo que hagan con ella es su sola, única y exclusiva responsabilidad. Y por supuesto todo lo que han conseguido y han creado, igual que muchos otros héroes anónimos en el mundo, no ha sido precisamente formando parte de la legión de seguidores de la Ley del Mínimo Esfuerzo, ni perteneciendo a la Unión Internacional de Justificadores Profesionales. Y como ese hábito de pensamiento viene apoyado por las clases médicas, entre otras, la persona pasa a formar parte del conglomerado de víctimas del pensamiento causa-efecto, es decir, culpar a los demás, a alguien ajeno a uno mismo de lo que le pasa, como una simple y tonta marioneta. Recordemos que en la Biblia se habla muchas veces de la responsabilidad personal sobre los propios actos y pensamientos. Citemos unos pocos ejemplos, de entre los muchos que hay: "Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño. Al hacerme hombre, dejé todas las cosas de niño." (I Corintios 13:11)

"En aquellos días no dirán más: "los padres comieron las uvas amargas y los hijos sufren de dentera; sino que cada uno por su culpa morirá; quienquiera que coma las uvas amargas, tendrá su propia dentera." (Jeremías 31:29-30)

"Si envío la peste sobre ese país y derramo en sangre mi furor contra ellos, extirpando de él hombres y bestias, y en ese país se hallan Noé, Daniel y Job, por mi vida -oráculo del Señor Yahveh-, que ni hijos ni hijas podrán salvar; sólo se salvarán a sí mismos por su justicia." (Ezq. 14:12-21)

"Es como una especie de pacto con el diablo, en el que el alma de la persona se va entregando gradualmente a cambio de la fugaz satisfacción de hacer a los demás por responsables de los errores y desilusiones propios." John Chaffee - "El poder del pensamiento"

Huir de la responsabilidad


106 ¿Y qué ocurre en los casos en que los padres son unas bellísimas personas y los hijos eligen ser unos holgazanes y unos degenerados? ¿Y qué pasa cuando no tenemos padres a quienes culpar? Pues nada más práctico: empezamos a culpar a los planetas, a los demás, a la sociedad, a Dios, a algún ancestro desconocido, al karma, a nuestro nacimiento, al destino, a la mala suerte y a todo lo que nuestra calenturienta imaginación nos ayude a encontrar. La cuestión es justificarse para no moverse, no cambiar, quedarse igual... de idiota. ¡Aleluya, por fin los científicos nos dan la razón a los que pensamos que no hay ninguna justificación para ser o estar mal! El tan controvertido tema de la genética, alegre e irresponsablemente usado hasta hoy para justificar y tolerar cualquier cosa, acaba de demostrar que todos somos iguales en el 99'98% de nuestros patrones genéticos, y que sólo ese 0'02% es el responsable del color de nuestra piel o de nuestros ojos, pero que el carácter y lo que hagamos en la vida tiene sus raíces en la educación y en las condiciones ambientales. ¡Chapeau! Genéticamente pues, las razas no existen. Sólo existe la maravillosa, múltiple, variopinta y descontrolada raza humana. Pero lo que no han tenido en cuenta los científicos es que no hay genes para el alma, para la mente, ni para el espíritu con que venimos a este mundo y que es lo que en realidad somos cada uno de nosotros. Eso, lo que nos distingue de los animales y lo que rige nuestra existencia, esa diferencia que marca la diferencia, no puede verse en un ordenador ni catalogarse. Empieza pues por darte cuenta de si tu alma está dormida o despierta, si tu conciencia te habla o la has amordazado para que no moleste, si tu espíritu es puro o lo has envilecido, porque esa sí que es la base de las diferencias humanas, de la maravillosa diversidad y unicidad individual dentro de la universalidad total. Huir de la responsabilidad


107 "¿Acaso hay mejor forma de librarse de una pesada carga que encasillar toda clase de infelicidad o mala conducta como una enfermedad, fruto de la genética, la biología o las circunstancias, y que por consiguiente escapa a nuestro control? Lou Marinoff - "Más Platón y menos Prozac"

Contesto a la cita anterior: no hay mejor forma. Tiene razón Lou Marinoff. Ya lo creo que la tiene. Tanto que, apoyando su moción, el Sistema se ha sacado de la manga y ha venido inoculando en la incauta población, la idea de que los vicios de siempre ya no lo son; por arte de magia se han convertido en "enfermedades". Con ello, una vez más, usurpan la libertad de elección del Ser Humano, su libre albedrío; todo sea en pro de ayudarle a que no abandone el papel que se le ha adjudicado, o sea, el de pobre víctima. Si fuma o se droga, no es porque sea capaz de elegir hacerlo, de decir sí o decir no: ¡es que está enfermo! ¿Será contagioso? Nos han vendido muy bien la idea para sacar más dinero todavía al contribuyente con cuestaciones y otras colectas, tocándole el corazoncito para que no se dé cuenta del engaño. Por esa regla de tres todo el mundo prácticamente está enfermo de una cosa u otra y no vamos a ganar para hospitales. Y qué contentos deben estar los que han urdido semejante embuste: los laboratorios farmacéuticos y las corporaciones médicas, el Sistema, a fin de cuentas. Esa falacia que nos han soltado, intentando, a fuerza de repetición, que pase a formar parte del sistema de creencias de la población -tan inocente como ignorante- es pura inconsciencia, pura burla, ofensa y escarnio del libre albedrío del ser humano, puro marketing e intereses creados, pura y dura tomadura de pelo. Es "el timo de la enfermedad voluntaria". Veamos: una persona normalmente sana, a pesar de toda la información, ejemplos y advertencias que tiene a su alrededor, un

Huir de la responsabilidad


108 mal día decide empezar a fumar, o a beber, o se inicia en el consumo de drogas. A corto o medio plazo, según cada persona, lo normal será que enferme puesto que está ingiriendo productos cancerígenos altamente tóxicos, nocivos para su salud tanto física como psíquica, innecesarios para el cuerpo humano y que éste no es capaz de asimilar y eliminar, ya que no está preparado para ello, afectando al cuerpo, al cerebro e igualmente al sistema inmunológico a medio o largo plazo. Lógico, ¡ya está enfermo! Ya tiene una adicción, una dependencia y luego una enfermedad. Pero eso es después, no antes. No hay ninguna bacteria suelta por ahí que le obligue a hacerlo, que yo sepa. No hay ningún estado mórbido, disfunción sistémica o patológica ni virus latente que le obligue a autodestruirse. ¡Ningún animal lo hace! La única enfermedad real es la de no querer decir "NO" a todas esas porquerías ajenas a uno mismo. La única enfermedad real es la búsqueda de placer rápido o evasión de la realidad. La única enfermedad real es la superficialidad y la insensatez. Unos eligen hacerlo así. Muchos otros no. Entonces no es una enfermedad, plaga o epidemia que afecte a todos por igual. Es la enfermedad de la irresponsabilidad sobre uno mismo y sobre los resultados de sus actos, de la falta de madurez, de la justificación y autocomplacencia y de la ley del mínimo esfuerzo. Y eso no tenemos por qué pagarlo los demás, sino quienes directa o indirectamente, se benefician de ello. "¿O no sabéis que vuestro cuerpo es santuario del Espíritu Santo, que está en vosotros y habéis recibido de Dios, y que no os pertenecéis? Glorificad por tanto a Dios en vuestro cuerpo." (I Corintios 6:19-20)

Todo, cualquier engaño o trampa sirve, antes que hacer al Ser Humano responsable de sus actos como ser libre que es, porque entonces ya no le podrían manipular ni dirigirle impunemente Huir de la responsabilidad


109 hacia el ciego consumismo y hacia su propia destrucción. Pero eso es lo que menos le importa al Sistema; más bien le interesa todo lo contrario, siendo capaz de llegar a pagar indemnizaciones millonarias (en muchos casos y países) con tal de mantenerle en ese estado pseudo-cataléptico de impotencia mental. Si la gente fuese libre y responsable, fuerte y poderosa, los emporios oficiales del vicio, y los multinacionales laboratorios farmacéuticos, apoyados por el corporativismo médico, empezarían a perder algunos millones de euros, los accionistas perderían dinero y ¡pobres!, ¿de qué vivirían? ¿No te dan pena? Tengámosles compasión: seamos comprensivos y tolerantes... Al socaire de este tema, incluyo el siguiente estudio realizado a nivel mundial, para que sepas que los negocios más rentables del mundo son la venta de: 1º - Productos farmacéuticos 2º - Armas bélicas 3º - Tabaco 4º - Bebidas alcohólicas 5º - Drogas ilegales Puedes elegir contribuir como "socio sin beneficios mas con perjuicios garantizados" a cualquiera de ellos. A mí personalmente no me interesa ninguno. Todas esas justificaciones, todo ese montaje, toda esa aceptada autocomplacencia y tolerancia con las falaces "debilidades humanas", la manida excusa de que Ser Humano equivale a imperfecto, débil e impotente, no es más que una burda e infame conspiración social urdida contra la libertad intrínseca del Ser Humano, su libre albedrío y su poder personal. Son los ingredientes con los que se ha urdido la famosa Teoría de la

Huir de la responsabilidad


110 Antilibertad, que igualmente cita John Chaffee en su magistral obra "El poder del pensamiento". Sobre semejante fraude se apoya el Sistema y todo el engranaje social. Puedes elegir seguir tolerándolo... o no. Las tan asumidas “debilidades humanas” no son más que una cómoda sarta de excusas que hemos inventado los adultos para permitirnos justificar todo comportamiento irresponsable. Menos mal que estamos por encima del reino animal... He aquí un ejemplo más de todo lo contrario: "Era un hombre amargado y cruel, un alcohólico y drogadicto que estuvo a punto de matarse en varias ocasiones. En la actualidad, cumple una sentencia de cadena perpetua por el asesinato del cajero de una tienda de licores que se interpuso en su camino. Tiene dos hijos, nacidos con apenas once meses de diferencia, uno de los cuales creció para ser justo como papá: un drogadicto que vivió del robo y de las amenazas a los demás, hasta que también acabó en la cárcel por intento de asesinato. Su hermano, sin embargo, tiene una historia diferente: un hombre que educa a tres hijos, disfruta de su matrimonio y parece ser realmente feliz. Como director regional de una gran empresa nacional, su trabajo le ofrece desafíos y recompensas. Es una persona físicamente delgada, y no es adicto ni al alcohol ni a las drogas. ¿Cómo es posible que estos dos hombres hayan resultado ser tan diferentes, después de haber crecido ambos en el mismo ambiente? A ambos se les preguntó en privado, sin que supieran que también se le había preguntado al otro: "¿Por qué ha dirigido su vida por este camino?". Sorprendentemente, ambos dieron la misma contestación: "¿En qué otra cosa podría haberme convertido, después de haber crecido con un padre como el mío?". Anthony Robbins - "Controle su Destino"

No es pues cuestión de genética, como ha sido científicamente demostrado, debilidad humana, falsa enfermedad ni otras excusas, pretextos y zarandajas. ¡Es cuestión de elección!

Huir de la responsabilidad


111 "Lo importante no es lo que te pasa, sino lo que TÚ haces con lo que te pasa." Pero no sólo hemos de sufrir la carencia de recursos ajena, sino que también hemos de pagar y soportar sus vicios. No solamente nos cuesta dinero, sino que nos cuesta nuestra salud. ¿Qué hemos hecho para merecer semejante castigo? ¡Señor, dame paciencia... pero YA! Sub-tema relevante: el tabaquismo. Como siempre ocurre en el Universo, la sociedad está recogiendo lo mismo que está sembrando. Al Sistema le está saliendo el tiro por la culata. Y qué caro le cuesta. Tenemos muchísimos ejemplos y muy actuales: ya que asume que la persona no es responsable de su libertad, puesto que es "débil e imperfecta", y sus debilidades están socialmente aceptadas e incluso celebradas, paga millones de dólares para indemnizar a "pobres víctimas" que conscientemente han elegido fumar y luego, lógicamente, han enfermado. Repito: han enfermado después, no antes; antes estaban perfectamente sanos. Pero no es culpa suya, pobrecitos, por elegir fumar usando su libre albedrío. No. Tampoco es de sus genes. Entonces, ¿de quién es? ¿será de sus padres, de alguna vida anterior, de algún planeta fumador que esté haciendo de las suyas por ahí...? Pues no, ya está claro, ya podemos estar tranquilos: la culpa de que toda la gente que fuma, además de contaminar el aire y a los demás, acabe enferma y se muera de cáncer de pulmón o de laringe, no es suya: es de los fabricantes de cigarrillos ¡Vivir para ver! Menos mal que han encontrado a alguien que tiene dinero para pagar por la ignorancia pluralista o estupidez generalizada. "Los hombres que tienen los mismos vicios se sostienen mutuamente." Juvenal

Huir de la responsabilidad


112 Del mismo modo, ¿por qué no culpar al estanquero o a la máquina expendedora? Ellos son los culpables por estar ahí vendiendo... ¿Y por qué no a los publicistas, a los que hacen anuncios de tabaco o a los que pegan los carteles? Esos... más culpables todavía. Cualquiera sirve como chivo expiatorio, cualquiera menos los que libremente eligen fumar; ellos, ¡pobres víctimas inocentes!, no tienen la culpa de nada... ¡son tan débiles, es decir, tan humanos...! Ellos qué saben, pobrecitos, si son unos enfermos... La cuestión es culpar a alguien ajeno a uno mismo, porque así uno queda exonerado de toda su responsabilidad... y de toda su libertad. Ese es realmente el problema crucial. La única libertad que se permite e incluso estimula en esta sociedad es la del consumo y la autodestrucción. Ambas ayudan a que el Sistema funcione y se autoabastezca. En España fuma el 30/35% de la población mayor de 15 años, es decir, aproximadamente, entre 12 y 14 millones de personas. Y luego hablamos de "países subdesarrollados o tercermundistas..." El caso es que cuando les preguntas por qué fuman, la respuesta suele ser porque quieren, o porque les gusta. Entonces, si lo hacen porque quieren o porque les gusta, ¿cómo se atreve alguien a decir que eso son "enfermedades"? La agresión a nuestra inteligencia y consciencia raya en el más abyecto escarnio. "Además, nuestra sociedad adopta con ansia todo tipo de excusas que convierten la responsabilidad personal en algo indeseable. Hasta los fumadores que siguieron con su paquete diario de cigarrillos cuando los perjuicios del tabaquismo eran sobradamente conocidos, ahora demandan a las tabacaleras por haberles provocado cáncer de pulmón, como si dichas empresas fuesen las únicas responsables." Lou Marinoff - "Más Platón y menos Prozac"

Y también en España, la Asociación de fumadores enfermos de cáncer de laringe, solicitó al Estado una indemnización de cuatro Huir de la responsabilidad


113 mil millones de nuestras antiguas pesetas por las enfermedades contraídas, amparándose en un artículo de nuestra legislación que protege a los consumidores sobre la calidad de los productos. Se refiere en principio a la calidad de los productos alimenticios o de uso cotidiano y necesario para la vida. Recordemos el famoso caso del aceite de colza. Pero que yo sepa, fumar no es necesario para nada que no sea enfermar, contaminar a los demás y dar beneficios a las empresas tabacaleras. Estas a su vez, amparadas en la legalidad vigente -acordada entre los distintos poderes fácticos que entre todos hemos votado- pondrán en sus productos lo que les dé la gana, siempre que ello les reporte los pingües beneficios calculados y según dictaminen las multinacionales del sector. La demanda se apoya en el supuesto de que la nicotina produce adicción, lo cual es cierto, y que por lo tanto la persona pierde su voluntad, lo cual es falso. La voluntad la ha usado para elegir fumar, es decir, drogarse, lo que no es más que un suicidio a largo plazo. La voluntad no se pierde tan fácilmente, como si fuera un paraguas. El ser humano fuma o hace lo que quiere usando su voluntad y su libre albedrío. Nadie le obliga. Siempre puede decir sí o no a los estímulos externos, interese o no al Sistema. Es cuestión de tomar una decisión. Eso sí, como he venido diciendo, es más fácil y cómodo culpar a alguien más de lo que nos pasa, aunque ello solo sirva para perder nuestra libertad. Bueno, puede que en este caso, como al Sistema le interesa seguir controlando al personal, les sirva además para recibir una buena suma de dinero, previa admisión moral de las famosas "debilidades humanas"... Pero no olvidemos que está de moda ser tolerantes, como lo son los fumadores con todos los no fumadores... Reproduzco un artículo de la revista "Aromas" (editada por Altadis, ex - Tabacalera), nº 17/2002, referente a diversas sentencias absolutorias a la empresa ante demandas presentadas por fumadores: Huir de la responsabilidad


114 "[...] Además, subraya que la voluntad individual es la causa del consumo y única conductora hacia los perjuicios posibles derivados de excesos, y señala que el demandante sabía que la principal terapia para evitar las secuelas de la enfermedad era dejar de fumar, acto dependiente de su voluntad."

Bien, por una vez los jueces están respetando la libertad del individuo. No todo está perdido. Espero que esas indemnizaciones vayan a parar merecidamente a los sufridos fumadores pasivos que tienen que tolerar los perjuicios de los vicios ajenos. ¿Eres adulto? Luego, eres responsable, tanto si quieres como si no. Así pues, cada ser humano adulto debe hacerse cargo de su vida, de los vicios que elija tener o no tener, de lo que le cuesten y del resultado que ellos le acarreen. Ya está bien de que la irresponsabilidad del personal la tengamos que pagar entre todos. Estoy de acuerdo en ser tolerante, siempre que ello no afecte nuestra salud ni nuestros bolsillos. Como suele decirse, "que cada palo aguante su vela." Pero para eso es absolutamente necesario estar despierto. Y tener alguna que otra neurona superviviente en el cerebro. "Quien habla con un necio, habla con alguien que está dormido" "La vida del necio es peor que la muerte" Jesús de Sira

Vender la libertad y el libre albedrío -aunque sea por cuatro mil millones de pesetas- el don divino más maravilloso con el que todos nacemos, lo que distingue, honra y eleva al ser humano, me parece tan vergonzoso, bajo y denigrante que me produce náuseas. Aunque, según dice La Biblia, Essaú vendió su primogenitura por un plato de lentejas, y estos al menos han pedido cuatro mil millones, así que algo ha cambiado desde entonces: el precio de la dignidad.

Huir de la responsabilidad


115 Por la misma regla de tres, no sería de extrañar si dentro de poco aparece una Agrupación de Drogadictos pidiendo una indemnización porque la droga que les han vendido por ahí no es buena. ("Narcosalas" gratis ya las tienen -por aquello de la ayuda a la drogadicción- así que no nos extrañe...) Y, por qué no, del mismo modo, puede haber una Asociación de Ludópatas que pidan una indemnización porque en el juego han perdido todo su dinero dado que las mesas de los casinos -o sea, "ludosalas"- estaban trucadas. Los Alcohólicos Anónimos (o conocidos) podrán pues aducir que ni en los bares ni en las bebidas alcohólicas pone un cartelito que diga "las autoridades advierten que beber en exceso perjudica la salud" y nadie se lo había dicho -¡pobres, ellos qué saben!- y pedirán una indemnización al Estado porque sus deliriums tremens no son de la calidad adecuada y nos les han puesto "etilosalas" para beber de forma segura. Y quizás no tardemos mucho en ver aparecer una Agrupación de Usuarios Asiduos de Prostíbulos pidiendo una indemnización porque han enfermado de gonorrea o SIDA debido a que las prostitutas no eran de buena calidad y además, ¡vaya por Dios!, no tienen "pornosalas" gratuitas. ¡Hay que ver, qué discriminación!... los drogatas sí y todos los demás viciosos no... ¿será posible? ¡Estos servicios sociales...! ¿Será a todo esto a lo que llaman "Estado de Bienestar" y "Sociedad Civilizada"? ¿De verdad que estamos ya en el siglo XXI, sin contar todos los anteriores? No me lo puedo creer... Hemos llegado a un extremo de todo punto inadmisible, en el que la sociedad actual y los que la dirigen no sólo permiten, sino que apoyan, aplauden, sostienen, amparan, protegen, miman, invierten dinero y dan publicidad a todos los vicios habidos y por haber, como si eso fuera un estado normal del Ser Humano o una forma noble, digna, aceptable e inteligente de vivir, hasta tal punto que parece que los que no fumamos ni nos drogamos ni hacemos nada malo seamos los "raros". Lógico: no quieren renunciar a los Huir de la responsabilidad


116 incalculables ingresos que consiguen de las empresas dedicadas a tales fines, de las multinacionales, de las tabacaleras, del narcotráfico, y así hasta el infinito. Habrá que cambiar la famosa frase del mayo francés por esta otra: "¡la corrupción al poder!" Y eso ocurre en todos los países, porque en Chile he llegado a escuchar que denominar vicios a esas cosas estaba obsoleto: ahora eran enfermedades -se ve que todos los gobiernos se han puesto de acuerdo- con lo cual todo es normal, todo es aceptable, todo es admisible y digno de tolerancia, y que verlo así es tener "buena onda". ¡Pues qué bien! Creo que al final los que tendremos que pedir una indemnización somos los que elegimos no tener ninguno de tales vicios -perdón, "enfermedades"- (discúlpeseme la falta de costumbre), ya que de lo contrario nos vamos a quedar fuera del presupuesto nacional. Bien, pues si toda esa gente está enferma como quieren hacérnoslo creer, deberían quedarse en casa, en la cama, o ir al hospital; pero no, ahí van por la calle y en todo lugar público, tan contentos, como si tal cosa, contaminando a diestro y siniestro, alardeando impunemente de sus "enfermedades" sin que nadie les llame al orden, y que encima los demás los tengamos que sufrir, aguantar y pagar. Pues no veo yo la enfermedad por ninguna parte. ¿Y tú? "Debes entender algo que probablemente ya sabes: toda enfermedad es creación de uno mismo. Incluso los médicos más convencionales están empezando a ver que la gente crea sus propias enfermedades." Neale D. Walsch - "Conversaciones con Dios"

Someter la voluntad a algo tan insignificante como un cigarrillo, además de las consecuencias que ello produce, es lo menos humano e inteligente que conozco. Drogarse no es ninguna enfermedad, es una mera elección, y el querer vendérnoslo de otra manera es un grave insulto y ofensa a la inteligencia de los que usamos la cabeza para pensar, que es para lo que sirve. No sé por quiénes nos habrán Huir de la responsabilidad


117 tomado, pero no me parece justo ni honesto que se permitan mofarse, burlarse y reírse de nosotros de esa manera. ¡Ya está bien, señorías, ya está bien de tomarnos el pelo y querer que traguemos con ruedas de molino como esta! A su lado, las de la Iglesia y la época franquista eran meros buñuelos de viento. La gente que fuma o es adicta a cualquier otra cosa, es simplemente por la forma en cómo la tiene etiquetada en su mente. En este caso, la orden dice: tabaco = placer (o a cualquier otra etiqueta que haya elegido la persona). En el caso de los no fumadores, la etiqueta dice: tabaco = veneno, vicio, debilidad, inferioridad, enfermedad, etc. Porque eso es lo que es realmente. No conozco a nadie que diga que la primera vez que fumó le gustó hacerlo. Entonces ¿por qué siguieron? Pues por razones tales como: ser aceptado en un grupo, ser como los demás (¡!), iniciar una conversación, tener algo en las manos, y una extensa colección de infantiles justificaciones de lo más variopintas, hijas de una profusa y nociva imaginación, otorgándole al tabaco unas características que no posee, en lugar de trabajar sobre el desarrollo de la propia personalidad, que sería lo correcto. De ahí, insistiendo aunque no les gustara, se acostumbraron, pasaron a crear un hábito y se convirtió en adicción. Ahora ya dicen que fuman porque les gusta. Pues qué pena, ¿no?. Han olvidado la acertada aseveración de Séneca: “Procúrate la satisfacción de matar tus vicios antes de que ellos te maten a ti”. Aunque he llegado a escuchar a fumadores enfermizos, decir que “de algo hay que morir” valorando con ello más el tabaco que a su propia vida. Increíble pero cierto. La raíz de toda adicción está en la búsqueda equivocada del éxtasis, el más elevado logro espiritual. Y que por una búsqueda externa más, otra apoyatura, otra vulgaridad más para formar parte del montón, las personas se jueguen la salud y la vida, es lo más absurdo y necio que se puede concebir. A pesar de todo lo que se ha luchado por eliminar la esclavitud, se ve que la gente en el fondo la encuentra a faltar y se esclaviza a algo tan estúpido como es un LaHuir “educastración”occidental de la responsabilidad


118 cigarrillo, drogas u otro vicio cualquiera. ¿A qué dios extraño y cruel rinden culto esas gentes inmolándose de ese modo? ¿En aras de qué devoción se sacrifican a sí mismas de forma tan insensata? Bien, es su libre albedrío y hay que respetarlo, pero no tienen derecho, ni en lo más mínimo, a sacrificar a los demás de ninguna forma y bajo ningún concepto. No queremos ni tenemos por qué ser fumadores pasivos. ¿Que pasa con la tolerancia hacia los que no fumamos, ni contaminamos, ni envenenamos a nadie? Siempre me ha parecido inverosímil que una persona que se considera a sí misma inteligente, o al menos racional, se autodestruya de tal modo y encima le cueste dinero, sin contar el mal ejemplo que da y la contaminación que emite a su alrededor. Muy poco debe quererse y respetarse un ser que se infringe ese daño a sí mismo y además elige delegar su poder y su libertad a algo tan insignificante y vacuo como es un cigarrillo, o una droga cualquiera, o cualquier otro vicio. Y por supuesto, si no se quiere y respeta a sí mismo, ¿cómo va ser capaz de querer y respetar a los demás? ¡Cuán lejos está de su propio ser! "Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes, y se quedan como amos" Confucio.

Por si te son de utilidad, o para alguien de tu entorno, aquí van algunas de las preguntas que suelo hacer a aquellas personas que mantienen algún tipo de adicción: ¿Fumas (o comes demasiado, o bebes, etc.) en lugar de qué? ¿Qué es específicamente lo que sustituyes con tu adicción? ¿Para qué lo haces (no 'por qué') específicamente? ¿Qué intentas conseguir con ello? ¿De qué otra/s manera/s podrías conseguir lo mismo sin autodestruirte? ¿Qué recursos necesitas para conseguirlo? ¿Sabes que todo lo que necesitas ya está dentro de ti? Huir de la responsabilidad


119 Subdesarrollado significa "de mentalidad subdesarrollada." Es decir, por debajo del nivel de desarrollo o evolución que se considera pertinente en cada contexto. Un país lo configura su gente, y cuando se habla de un país, se habla de la mentalidad de sus habitantes. Pues bien, si en España existen más de 13 millones de fumadores, me pregunto si es ese el resultado de nuestra "cultura y civilización." Pero aún hay algo peor. Existen cientos de estadísticas y libros escritos sobre un hecho real, sobradamente comprobado: los que empiezan fumando suelen acabar drogándose, más pronto o más tarde, tan pronto como el tabaco no sea un asesino suficientemente fuerte para matar su vacío interior. (Los expertos lo llaman "policonsumo", ya que pasan del tabaco a los porros, luego a la marihuana, luego a la cocaína, a las pastillas de éxtasis, todo ello mezclado con alcohol... y ¿cómo empezaron?). Sin embargo, los que han decidido fumar conocen o inventan un sin fin de excusas y creencias para justificar seguir fumando y/o drogándose, incluso el autoengaño de que ellos lo pueden controlar y que cuando quieran pueden dejarlo: ¡genuino y dramático autosabotaje! Bienvenido sea todo aquello que mantenga narcotizadas la conciencia y el alma. Somos máquinas perfectas de crear justificaciones. Qué bien nos sale y con qué facilidad. ¡Tenemos tanta práctica y tantos ejemplos alrededor! Conozco una señora que justifica sus muchos kilos de más porque "tiene a Júpiter en tránsito." Yo no sé por dónde le transita Júpiter y si lo hace muy a menudo -sitio por donde transitar no le falta, desde luego- ni si éste se ha enterado de lo que le está haciendo a la pobre, pero lo que no dice es que come mucho para satisfacerse de algún modo ya que tuvo un duro fracaso en su matrimonio y, a pesar de los años transcurridos, aún no lo ha Huir de la responsabilidad


120 superado. Y además "le habían dado ser Tauro", (¿?) lo cual al parecer también era otra ayuda para comprender por qué comía tanto. Pues vaya, no sé qué pensar, porque tengo un montón de conocidas Tauro y están delgadísimas. Quizás es que a ellas Júpiter no les transita... o que, simplemente, son felices, se quieren a sí mismas, se cuidan, se respetan y no necesitan satisfacerse comiendo más de la cuenta. También hay chicas Tauro que padecen de anorexia, así que no sé yo qué pensar del selectivo Júpiter. Y siguen apareciendo nuevas justificaciones para que el ego se quede tranquilo y seguir estando mal, en estado letal, haciendo más de lo mismo. Es como si siempre estuviésemos pendientes de buscar todo aquello que puede ayudarnos a conformarnos con un destino ajeno a nosotros mismos y que algo o alguien más está fatalmente determinando. ¡Fuera responsabilidades! No es suficiente con todo lo que tenemos que hacer día a día para salir adelante, estar bien y no perecer en el intento. Pues no. Al parecer hay muchos grupos sociales que se ocupan en investigar más allá de toda lógica, qué puede haber por ahí oculto para poder justificar, apoyar, comprender y tolerar la mala educación, la falta de recursos, la indolencia, la debilidad, la pereza, la ignorancia, la incultura, la estulticia, el conformismo, la abúlica indiferencia, la pasividad, la dejadez, la comodidad, la cobardía, el victimismo, las dependencias, las adicciones, los vicios, las limitaciones, la autocompasión, la irresponsabilidad... Ya está bien que al no saber vivir, ser inconsciente e irresponsable y hacerlo mal, se le etiquete como “ser normal”. Ya está bien que a todo lo anterior se le llame, además, “ser humano”. Téngase en cuenta el agravio comparativo, por favor. Ha nacido una nueva profesión: "Buscador de justificaciones para estar mal". Y debe ser rentable, porque una vez encontradas, se ponen a publicarlas y a dar cursos o poner consultas. No está mal la idea, no señor. Y como las víctimas no desean otra cosa, el LaHuir “educastración”occidental de la responsabilidad


121 negocio está asegurado. Y hasta puede que lo hagan con buena fe y todo... Ante tal catálogo de razones para ir de víctima por la vida, socialmente aceptadas por la educastración transmitida de generación en generación, surgen los avispados: los justificadores profesionales, las sectas y las religiones, ofreciendo a cambio de distintas sumas o aportaciones materiales, las soluciones, las respuestas, la paz, el cielo, pero nunca tu poder. Porque ese nadie puede dártelo, ya que está dentro de ti, naciste con él, lo llevas en tu ADN. Sólo que te es más cómodo ignorarlo. Siempre hay alguien que se beneficia con todo lo que ocurre. Lo malo es que nunca es el pueblo, al que siempre ha interesado mantener distraido e ignorante. En una ocasión asistí a un cursillo donde el ponente promulgaba la idea del "Re-birthing" o Re-nacimiento, llamándose a sí mismo "re-nacedor" (como Jesús o algo así). Junto a mí, un hombre joven, de aspecto agradable pero mirada y voz débil, preguntó al ponente por qué él no encontraba trabajo y siempre tenía muchos problemas, por qué era tímido y por qué no conseguía nada en la vida. El ponente le preguntó si sabía cómo había nacido. El hombre contestó "nací con fórceps." Para mi asombro, el ponente, muy serio y convencido, exclamó: "¡¿Ves?! ¡Ahí tienes la explicación, eso es lo que está influyendo en tu vida!". Y se quedó tan contento y el chico muy justificado. Hasta que yo, perpleja pero rápida, le dije que no se lo creyera, que si se lo creía, entonces sí que iba a influirle de verdad. Y añadí: "casualmente yo también nací con fórceps y estoy dando cursos de crecimiento personal, he conseguido muchas cosas en la vida, no soy nada tímida ni débil, he superado todos mis problemas, siempre he tenido trabajo y todo me va muy bien". (Ignoro si habrán estudiado y justificado estas "excepciones" a la regla de los fórceps...) El chico puso tal cara de asombro que tuve que explicárselo también al ponente, quien se quedó sin saber qué decir, tras lo cual LaHuir “educastración”occidental de la responsabilidad


122 me fui. (Es realmente rebuscado y retorcido el intentar aducir posibles implicaciones que sobre el espíritu, el alma, la mente y la conciencia, puedan tener el uso de los fórceps, la ventosa o cualquier otro artilugio partero, incluidas las manos del médico, los guantes, el hospital, la mercromina o el primer gorrito que se le ponga al bebé. Por cierto, mi hijo mayor, Gabriel, nació con ayuda de la ventosa y en la última parte hablaré de él. A las pruebas me remito). Hay que ver con cuánta facilidad se maneja el sistema de creencias del incauto personal. Estuve a punto de preguntarle al estupefacto ponente si sabía por qué crucificaron a Jesús, porque igual me contestaba que fue por haber nacido en un pesebre, o por haber nacido bajo el Imperio Romano, o vaya usted a saber por qué, (con fórceps no fue, según se cuenta...) aunque es posible que aún no lo hayan estudiado. Pues mira por donde, aquí dejo otra idea para los creadores e inventores de justificaciones. ¿A que todavía no se les había ocurrido? Ahora que les han quitado lo de la genética, veremos qué se inventan... También había allí una chica joven -con semblante, tono de voz, predicados y lenguaje corporal de sufridora y paciente víctima- que comentó que tenía un problema con su marido o que se había separado sin superarlo o algo así, y que llevaba tres años "respirándolo". Hombre, no creo que eso de respirar tanto sea nada malo. Sus pulmones van a estar hiperventilados y siempre va bien para la circulación sanguínea, para relajarse y bajar la tensión. Y si aprende a hacerlo, puede aprovechar e inhalar el "prana" con lo cual no necesitará ni comer. Puede seguir respirando tres años más y toda su vida, pero no cambiará nada hasta que no cambie su interpretación de la realidad y saque recursos para enfrentarse a los hechos de forma útil, digna y enriquecedora, desde su fuerza y poder personal. Pero eso está en el cerebro, no el sistema respiratorio. Huir de la responsabilidad


123 Por mucho que hagas "respiración consciente" o cualquier otra, podrá ayudarte mientras la estés haciendo, incluso para algunas cosas concretas y puntuales puede dar buenos resultados si se acompaña de otro tipo de trabajo; todo eso está muy bien, pero nada cambiará en tu vida después, cuando vuelvas a casa, a tu entorno -donde realmente necesitas todos tus recursos conscientes- si no cambias tu programación, tu interpretación de la realidad, tus creencias y tu mapa del mundo, es decir, el contenido de tu mente en la que se genera tu manera de pensar, desde la cual vives y te comunicas, eso que tú llamas "modo de ser", “yo”, (tu ‘disco duro’, tu ‘CD Rom’ ...) y que configura tus respuestas ante el entorno y tu rumbo en la vida. Sólo eso te ayudará a enfrentarte a las distintas situaciones y prepararte para encarar la vida en estado de recursos, es decir, con poder, fuerza y valor, con la mente diáfana y con tus ideas, conceptos y objetivos claros y concretos. Es el único modo de aprender y evolucionar. Como diría mi maestro Richard Bandler uno de los genios vivos reconocidos por la comunidad científica internacional- no necesitas volver a nacer. Con una vez es suficiente. Tu mente y tu vida son el más rico almacén de recursos, donde tienes todos cuantos puedas necesitar: ¡úsalos y déjate de excusas! ¡No re-sufras más!. Hazlo por ti. Es muy loable buscar ayuda cuando se necesita, pero procura que sean programas, terapeutas o técnicas que no creen dependencia, es decir, que te enseñen a valerte por ti mismo, a crecer, ser libre e independiente de forma rápida y eficaz lo antes posible. No pagues para que te ayuden a justificarte y a mantenerte mal, porque acabarás peor y sin haber aprendido nada. El actual hipermercado espiritual de la Nueva Era, ofrece una extensa y variopinta gama de posibilidades -a cuál más peregrina-, donde hay para todos los gustos, incluyendo mezcolanzas tan insólitas que son verdaderos cócteles místicos o empanadas Huir de la responsabilidad


124 espirituales con las que atraer a una incauta feligresía, ávida como siempre de fáciles soluciones externas, nuevas doctrinas que seguir y nuevos ídolos a quienes adorar. Cualquier cosa, antes que buscar dentro de sí mismos. Puede que hayan cambiado los símbolos de su devoción, pero no han cambiado ni un ápice su culto tradicional: el culto cotidiano, continuo, perenne y exacerbado al dios de la comodidad y al dios de la justificación. Esa es la religión real y auténtica que tiene más cantidad de fieles devotos en todo el mundo. De ahí no hay quien los apee. Con una tenaz persistencia digna de mejor causa, seguimos repitiendo los mismos errores, haciendo más de lo mismo, con la absurda esperanza de obtener resultados distintos. El ego humano, virtuoso artífice del autoengaño y origen de todo sufrimiento, aprovecha la menor oportunidad para seguir justificando su comportamiento y no hacer nada por avanzar. Conozco personas que están siguiendo su propio camino espiritual, de búsqueda interior (¿?) o de crecimiento y aprovechan teorías, libros famosos, o buscan a los gurús de moda para que les den la razón de que lo que hacen está bien y no cambiar, apoyándose en esta o aquella información y/o mensaje más o menos esotérico. Todo lo que ayude al ego a quedarse como está, le vendrá como anillo al dedo, no desea otra cosa que justificarse para no cambiar. He aquí otros ejemplos con los que me he tropezado en mi vida profesional: una señora que se consideraba inteligente y razonablemente preparada para la vida, según decía ella misma; sin embargo, insistía hasta la saciedad en que ella no podía cambiar, era de todo punto imposible. La razón: había hecho un curso en Eneagrama -lo cual es interesante en sí mismo- y el instructor le había dicho que ella era número 5 y ello coincidía plenamente con sus comportamientos, etc., o sea, que sería así -número 5- toda la vida, no había nada que ella pudiera hacer al respecto. Pero no se Huir de la responsabilidad


125 detuvo ahí, su ego todavía no tenía bastante apoyo, horóscopo incluido, por lo que se inscribió también en un curso de Arquetipos, con lo cual, además de ser número 5, le dijeron que ella era más de esto y de aquello, así que todo junto se convirtió en una armadura que debería llevar puesta toda la vida. Una vez debidamente etiquetada por agentes externos, ya podía quedarse tranquila. Víctima de sí misma, eso sí, pero tranquila, y con razones de sobra para seguir justificando aquella falacia de “yo soy así y no puedo cambiar”. ¡Genial!... pero no para ella. Sólo para los que manipulan el sistema de creencias de los demás y encima cobran por ello. Pero no acabó ahí la cosa: esta inteligente dama, con su armadura de etiquetas a cuestas, tropezó “casualmente” con un psicólogo argentino que le dijo que no podía cambiar porque sus comportamientos habían “cristalizado” en su mente. ¡Cristalizado! Nada más y nada menos... cuando sabemos que todas nuestras células y neuronas cambian y se renuevan constantemente y que no hay nada que “cristalice” así por las buenas, en nuestra mente ni en nuestro cerebro. Y gracias a Dios que no le dijo “fosilizado”... Sin considerarme más inteligente que esa buena señora, yo jamás defendería mi ignorancia con tanto celo, labor que el ego cumple a la perfección, para lo cual ha sido muy bien adiestrado por el entorno: admitir etiquetas ajenas y barreras de dudas y justificaciones que me ayuden a mantener intacta mi ignorancia sobre mí misma a toda costa. ¡Si tan sólo supiera que su mente no la conoce y que por tanto puede dar órdenes para ser como quiera ser en cada momento...! Y si la gente supiera el daño que se están haciendo a sí mismos y todo lo que se están perdiendo en la vida por quedarse dormidos y cristalizados dentro de sus armaduras... Es para echarse a llorar. He escuchado excusas de este tenor: "Como somos un proyecto de laboratorio cósmico, nos va a dar igual lo que hagamos o no, así que ¿para que me voy a molestar en dejar de fumar?... Huir de la responsabilidad


126 "Como sé quién soy y lo que soy, si estoy abajo es porque es ahí donde debo estar. No importa si tengo adicciones, porque eso no es lo importante, ya que Dios me va a querer igual..." Yo no sé si Dios nos va a querer igual, pero ¿qué hay del paso previo, el amor a uno mismo? Puede que todos los caminos conduzcan a Roma, pero los hay más largos, peligrosos y tortuosos que otros. Unos son lastimosos y otros placenteros. Unos están alfombrados de espinas y otros de flores. Unos se pierden entre meandros y recovecos, y otros van directos. Unos son una autopista y otros un laberinto. Unos te hacen retroceder y otros avanzar. Y también hay caminos llamados vía crucis. Que cada cual elija su propio camino según su propia conciencia. Los frutos que recoja al final del camino elegido serán lo único que cuente, el único curriculum que podrá llevarse y presentar: los talentos, los esfuerzos y los resultados -que no las justificaciones ni las excusas- multiplicados ad infinitum. "Por sus frutos los reconoceréis..." Un día de estos veremos aparecer otros nuevos iluminados, diciendo que la causa de todos tus problemas en la vida es porque tienes los pies planos, o porque naciste más allá del paralelo 38, o porque cuando naciste era de noche, o era año bisiesto, o porque naciste boca abajo, o porque tu abuelo bebía cerveza, o porque te echaron mal de ojo, o porque tienes el sol en Capricornio o una tía en París, o porque tienes la Luna de espaldas, o porque tienes a toda la galaxia en tránsito. ¿¡Y el cerebro, dónde lo tienes!? ¡Usa tus recursos y no tus excusas! Cualquier cosa o circunstancia es responsable menos uno mismo, claro. Con tal de justificarse, quedarse tranquilamente igual de mal, no esforzarse por mejorar y seguir de "pobre de mí", toda excusa es válida, lo mismo da una que otra. Todas sirven como clavo ardiendo al que agarrarse para explicar, justificar y razonar el por qué uno es así, hace o no hace esto o aquello y le pasa lo que Huir de la responsabilidad


127 le pasa. Así que, por el mismo precio, podemos elegir creernos la que nos apetezca, pero al menos procuremos que sea original, porque todo el determinismo anterior está ya muy gastado. Yo he elegido no creerme ninguna. Perdón, rectifico, sí que creo una: "Cada uno es como decide ser". Pero no soy la única que lo dice, lo vive y lo enseña, afortunadamente. Para mayor abundamiento, toma nota de las siguientes informaciones magistrales: "La libertad personal es el sustento del cambio humano. Al poner en práctica su capacidad crítica, usted puede identificar los objetivos apropiados y las alternativas racionales; al ejercer su libertad, puede elegir los objetivos y las alternativas que mejor resuelvan sus necesidades y satisfagan sus ideales. Por otro lado, una creencia exclusivamente centrada en una de las teorías 'antilibertad', (el condicionamiento genético, el determinismo medioambiental, etc.), corroe e incluso elimina la posibilidad de que usted pueda cambiar. La suerte está echada y, sea lo que sea aquello que le reserve el futuro, usted carece de influencia sobre ello." John Chaffee

"En primer lugar, el hombre existe, se encuentra consigo mismo, aparece en el mundo y, a continuación, se define. El hombre, simplemente, es. Es lo que quiere ser una vez dado el salto a la existencia. El hombre no es otra cosa que lo que hace de sí mismo. [..] Si la existencia precede a la esencia, entonces el hombre es responsable de lo que es, y toda persona es dueña de sí misma tal cual es, con la absoluta responsabilidad de su existencia gravitando claramente sobre sus hombros." Jean Paul Sartre

"El hombre no está condicionado y determinado; es él mismo quien determina si se rinde a las condiciones o si se alza ante ellas. En última instancia, el hombre se autodetermina. El hombre no sólo existe simplemente, sino que decide lo que será su existencia y lo que será él en el momento siguiente. Las circunstancias ante las que topemos no importan, pues siempre conservamos la última libertad humana: la capacidad para elegir la propia ante las circunstancias dadas." Viktor E. Frankl

Huir de la responsabilidad


128 "La mayoría de las personas están convencidas de que, en tanto que no se ven obviamente forzadas por un poder exterior a hacer algo, sus decisiones son suyas, y de que si quieren algo, son ellas quienes lo quieren. Pero eso es una de las grandes ilusiones que nos hacemos sobre nosotros mismos. Un gran número de decisiones no tienen que ver realmente con nosotros, sino que nos son sugeridas desde el exterior. Lo que ocurre es que nos hemos persuadido de que somos quienes tomamos esas decisiones, cuando en realidad no hacemos otra cosa que plegarnos a las expectativas de los demás, llevados por el miedo a vernos aislados y a otras amenazas más directas a nuestra vida, nuestra libertad y nuestro bienestar." Eric Fromm

"Incluso aunque usted crea que está tomando una decisión verdaderamente libre, lo cierto probablemente, es que se trate de una 'falsa decisión' en respuesta a una coacción interna o externa. Y como es inconsciente de las influencias que actúan sobre su comportamiento, vive en la ilusión de la marioneta que desconoce los hilos que controlan todos sus movimientos." John Chaffee

¿Cuánta información más necesitas para despertar y darte cuenta de la manipulación que ejerce sobre ti el entorno y el sistema, y que te ha sido inoculada gratuitamente en tu cerebro? ¿Qué más necesitas para empezar a conocerte mejor y hacerte cargo de ti mismo/a, de una vez por todas? ¿A qué esperas para recuperar tu poder, ese que has ido cediendo a cosas o personas ajenas a ti? Presta atención: nada ni nadie puede darte algo que tú no tengas ya dentro de ti. Tú eres la máxima creación de la obra divina. Eres una parte del Universo y por lo tanto eres perfecto tal como eres. Que tus pensamientos y comportamientos aún no lo sean, eso es otra cosa. Eso es cuestión tan solo de reeducarte y reciclarte. Y eso es mucho más sencillo de lo que te imaginas. Sea como sea tu cuerpo, sean quienes sean tus padres, hayas tenido la educación o la infancia que hayas tenido, hayas nacido Huir de la responsabilidad


129 donde, cuando y cómo hayas nacido, te haya pasado lo que te haya pasado, tengas la edad que tengas, estés dónde estés, si eres adulto/a y estás vivo/a (quiere decir que has sobrevivido a todo, luego no fue tan grave), no tienes más excusas ni justificaciones, ¡ya está bien!: usa tus recursos internos y si no los conoces, copia de otras personas que los tengan, descúbrelos, búscalos, despabila, lee, estudia, haz cursos adecuados, aprende nuevas cosas, desarrolla tus capacidades, busca Maestros/as serios y congruentes, recíclate o búscate la vida, pero deja de estar mal, quejarte, justificarte, estresarte, agobiarte, enfermar y ser infeliz, y toma las riendas de tu destino de una vez por todas. ¡Despierta, crece y recupera tu poder! Si quieres, puedes. El 99'98% de tu mapa genético es el mismo que el de todo triunfador y persona excelente y perfecta que exista en el mundo, es decir, todos los que han reconocido y aceptado su grandeza innata divina. A partir de ahí, la única diferencia estriba en cómo esas personas usan su cerebro y su mente, en qué invierten su tiempo, hacia dónde dirigen su atención y su energía y cómo planifican su vida. Y seguro que para ello no se justifican pensando en cómo nacieron, o cómo fue su infancia, ni se quedan buscando excusas ni culpando a nadie de nada. Estás aquí y estás vivo/a. Eso es lo único que importa. No hay nada superior a eso. Lo que hagas con ello depende única y exclusivamente de ti. De nada ni de nadie más. Cualquier otra cosa pertenece al pasado. Tú decides si permites que te influya o no en tu presente y en tu futuro. "El que te dice: 'Tú puedes hacer de ti lo que quieras', no habla por hablar. Dice la verdad." J.W. Ford - "Breviario del hombre triunfador"

Esa es tu vida. Sencillamente, así es, te guste o no. Tú eres responsable de todo lo que te ocurra y de cómo responder ante ello. Tus circunstancias las creas tú con tus pensamientos que se convierten en decretos para tu cerebro, con tu sistema de creencias, con tus decisiones, tu comportamiento, tu forma de ver Huir de la responsabilidad


130 el mundo y tus respuestas a los estímulos externos. Para controlar todo eso te ha dado Dios el libre albedrío, la conciencia y un cerebro infinitamente poderoso. Todo ello es gratis y lo llevas puesto. Aprende a usarlo adecuadamente. El poder divino de elegir es tuyo. Ejerce tu libertad positivamente. Sólo siendo libre de ti mismo podrás recuperar tu soberanía individual. Date cuenta de lo siguiente porque es de vital importancia para tu bienestar: en todo momento ... · Puedes elegir qué cosas permites que te influyan y cuáles no. · Puedes elegir a quienes prestar atención y a quienes no. · Puedes elegir a qué hechos dar importancia y a cuáles no darla. · Puedes elegir cómo interpretar la realidad. · Puedes elegir qué cosas creer y qué cosas no creer. · Puedes elegir qué cosas copiar y qué cosas no copiar. · Puedes elegir qué cosas hacer y qué cosas no hacer. · Puedes elegir qué cosas tener presentes, recordar y qué cosas archivar, olvidar. · Puedes elegir mirar hacia el pasado o mirar hacia el futuro. · Puedes elegir ser dependiente o ser independiente. · Puedes elegir lamentarte o superarte. · Puedes elegir cambiar o quedarte como estás. · Puedes elegir cómo emplear tu tiempo. · Puedes elegir qué hacer con tu vida. Todo ello es cosa tuya. Por mucho que otros te digan, tú siempre tienes la última palabra. Aceptar o no aceptar, decir sí o decir no. Tuyo y solamente tuyo es el poder de decisión. Y tu destino es el fruto de tus decisiones. "Las emociones son pasajeras. Las decisiones son eternas." Ahora bien, para usar el libre albedrío se requiere una condición sine qua non: hay que ser responsable de sí mismo/a. Ese es el único precio de la libertad. Huir de la responsabilidad


131 Pero, ¿qué es realmente la libertad? Podemos definirla como "emancipación de cualquier forma de esclavitud." Recuerdo una época en que se sucedían manifestaciones multitudinarias, aquí y allá, pidiendo a voz en grito ¡LIBERTAD, LIBERTAD! No está mal, para empezar, pero apuesto a que la mayoría de los/las integrantes partidistas de la libertad, no tenían una idea clara de su significado intrínseco: Libertad = Responsabilidad. Ser Libre = Ser Responsable. La libertad es una moneda de dos caras: libertad en una, responsabilidad en la otra. Siempre he visto a todo el mundo luchando por la libertad, reclamando y exigiendo la libertad, alardeando de libertad. Sin embargo, como ya dijo Eric Fromm, es lo que más teme la mayoría de la gente: la libertad. Es la mayor de las incongruencias. ¿Por qué? ¿Por qué llamaba Dostoievsky a la libertad "el don de los tormentos?" Sencillamente, porque ser libre significa ser responsable de uno mismo, pensar por uno mismo, hacerse cargo de uno mismo, elegir, arriesgarse y decidir por uno mismo, liberarse de la esclavitud de nuestro ego, de nuestros condicionantes, de nuestras creencias limitantes, de nuestras dependencias, de todo aquello, interno o externo que condicione nuestro libre albedrío, nuestra perfección inherente a la especie humana que todos deberíamos demostrar con sano orgullo y satisfacción. "No hay razas inferiores: todos los seres humanos están destinados a alcanzar la libertad." Alexander von Humboldt

Huir de la responsabilidad


132 Dice muy bien Miguel Ángel Cornejo y Rosado, en su libro "El Ser Excelente": "En Estados Unidos, junto a la estatua de la Libertad deberían colocar la estatua de la Responsabilidad, pues no pueden ir separadas la una de la otra". Una persona libre piensa y decide por sí misma; no tiene, crea, o admite dependencias de ningún tipo y asume la responsabilidad de su vida en todo momento, haciéndose cargo de sí misma y marcando su propio rumbo: ¡madera de líder! Lógicamente, ese tipo de persona no es manipulable en lo absoluto y por ello, como ya he venido demostrando, toda la educastración ha ido y sigue yendo dirigida a eliminar esa libertad del espíritu humano, ese poder tan temible, a cambio de una cómoda cárcel donde se te da todo hecho y no necesitas pensar por ti mismo, sólo tienes que dedicarte a consumir. ¿Te has preguntado alguna vez cuánto nos cuesta dicha delegación de poder? ¿Qué precios de toda índole pagamos por nuestra comodidad? ¿Te das cuenta que a todos los líderes y Maestros que han intentado promulgar la libertad (o sea, hacer tambalearse al Sistema) luchando por hacer libre al ser humano, el propio ser humano los ha asesinado? Jesús, Buda, Gandhi, Martin Luther King,... ¿Tanto miedo da la libertad? ¿O tanto miedo les da perder el poder a unos cuantos manipuladores? Mucha gente ha confundido la libertad con el libertinaje, lo cual les lleva a generar conductas autodestructivas, que no son más que un uso indebido de la libertad. La libertad es el uso consciente del libre albedrío, desde la responsabilidad y aceptación de los resultados que nuestros actos, comportamientos y decisiones conllevan. Y eso es tan fácil como usar el cerebro, el pensamiento crítico, libre y constructivo pero para eso hacer falta saber pensar, querer pensar, valorar nuestra autonomía e independencia individual como el más elevado, sagrado y vital de los valores. Y sobre todo, Huir de la responsabilidad


133 estar despierto. Pero ya dijo Bertrand Russell que la mayoría de la gente preferiría morir a pensar y, de hecho, es lo que hace. La palabra 'responsabilidad' está compuesta de otras dos: Respondere (respuesta) + habilidad = habilidad para responder. Es decir, para elegir tu respuesta ante los estímulos externos y hacerte cargo de los resultados que obtengas. Esa es la base de la libertad. Ser responsable significa por lo tanto que, ante cualquier situación, persona o circunstancia, tu respuesta depende exclusivamente de ti. Nadie, absolutamente nadie en el mundo, puede entrar en tu cerebro y obligarte a dar una respuesta u otra. Nuevamente, puedes elegir entre: enfadarte, gritar, obedecer, rebelarte, contestar, no contestar, sonreír, reírte, sufrir, dar las gracias, disgustarte, hundirte, destruirte, divertirte, quererte, quedarte indiferente, quedarte muy mal, quedarte en casa, enzarzarte en una pelea, partir, partirle la cara, poner la otra mejilla, preocuparte, ocuparte, llorar, deprimirte, emborracharte, suicidarte, fumar, drogarte, rezar, batirte en duelo, batirte en retirada, cantar, silbar, irte al cine, leer, estresarte, relajarte, escribir una comedia, aplaudir, felicitar, oír música, anotarlo en tu diario, celebrarlo, comer demasiado, ayunar, meditar, y así hasta el infinito... ¿Qué te parece el menú? Pues esto es sólo un aperitivo. ¿Qué estás eligiendo pensar o sentir en este momento? ¿Cómo estás decidiendo estar? El precio de ser adulto y responsable significa: elegir, decidir y asumir riesgos. El pago que se obtiene es la libertad. Y libertad es poder asegurar, emulando a William Ernest Hanley: "soy el dueño de mi destino, el señor de mi alma". Esa y no otra es la esencia de la felicidad que todos persiguen pero pocos alcanzan. Ahora bien, resulta que ser responsable requiere un esfuerzo y además no sé cómo se hace porque no tengo costumbre; bueno, pues sigo de víctima que es más cómodo y hasta ahora no me ha Huir de la responsabilidad


134 ido tan mal. Total, una víctima más o menos entre tantas no se va a notar. Puedo ser víctima de enfermedades, víctima de accidentes, víctima de las circunstancias, víctima de mi educastración, víctima de los roles que estoy copiando, víctima de mis creencias, víctima de la publicidad, víctima de los demás, aunque en realidad soy víctima de mí mismo/a. La ventaja de ser víctima es que tengo un sin fin de posibilidades de quejarme, justificarme y culpar a este o aquél de todo lo que me pasa. No está mal, ¿eh?... Y con un poco de suerte, hasta puede que consiga alguna indemnización y todo, que ahora está eso muy de moda... "Si se trata de averiguar el origen del error, lo encontraremos en la brecha entre derechos y responsabilidades. La gente se ha adherido a sus derechos y ha acabado con su sentido de la responsabilidad, de modo que si no consigue lo que pretende, la culpa de esa falta la echa sobre otro." Roger Connor - Alianza Norteamericana para los Derechos y las Responsabilidades.

Hay muchas personas que quieren ser víctimas de los demás y siempre tienen suerte y encuentran al perseguidor o pseudoprotector adecuado: un marido que les pega (o acaba matándolas en el peor de los casos), gente que les maltrata, estar en el lugar adecuado y el momento oportuno para tener un accidente, encontrar empleos donde nunca se les valora lo suficiente, etc. Todo ello proviene de creencias y supersticiones muy antiguas, basadas en la negatividad y el sufrimiento, que mucha gente en nuestra sociedad de alta tecnología todavía no ha superado ni se preocupa por superar. ¿Para qué? Si todo el mundo está mal, es que eso debe ser lo normal... "Si por lo menos la cualidad de la sociedad pudiese sustituirse por la cantidad, entonces merecería la pena incluso vivir en el gran mundo, pero, desgraciadamente, cien necios en un tropel no equivalen a un solo hombre cabal." A. Schopenhauer - "Aforismos sobre el arte de saber vivir"

Huir de la responsabilidad


135 Todo Ser Humano es únicamente víctima de su proceso de pensamiento y su sistema de creencias. Ambos son gratuitos. Puedes creer lo que te apetezca y pensar lo que te plazca. Sólo de ti depende ¿Hay alguien que te lo pueda impedir? Según lo que pienses y lo que creas obtendrás un resultado u otro. A tu cerebro le da lo mismo hacer una cosa que otra. Siempre te obedecerá ciegamente. Puede haber millones de personas pensando o haciendo una misma cosa: tú puedes pensar y hacer todo lo contrario. Y más te vale tenerlo en cuenta, sino quieres ser víctima de lo que Robert Cialdini denomina la "sanción social" que repito aquí porque es una ilustración perfecta de este tema que estamos tratando: "Además de las ocasiones en que se falsea la demostración social de forma deliberada, hay otra circunstancia en la que el principio de sanción social nos inducirá siempre a error. En tal situación, un error natural inocente producirá una sanción social que se expandirá rápidamente y nos empujará a una decisión incorrecta. El fenómeno de la ignorancia pluralista, por el que ningún testigo de una situación de emergencia ve en ella motivo de alarma, es un ejemplo de este proceso. [...] Este aspecto del fenómeno de la sanción social me trae siempre a la memoria el método que utilizaban para cazar búfalos algunas tribus indias de Norteamérica. Hay dos características del búfalo que lo hacen especialmente sensible a la demostración social errónea. En primer lugar, por la posición de los ojos en la cabeza, los búfalos ven mejor hacia los lados que hacia delante. En segundo lugar, cuando corren, como ocurre en una estampida, llevan la cabeza muy baja, por lo que no pueden ver lo que hay más allá del rebaño. Los indios comprendieron que, gracias a estas dos peculiaridades, era posible matar un número muy alto de búfalos haciendo que el rebaño corriera hacia un precipicio. Los animales, respondiendo a la atronadora sanción social en torno a él -y sin levantar nunca la cabeza para ver lo que había más adelante-- se encargaban del resto. Un observador atónito de estas cacerías describía así las fatales consecuencias de la obsesiva confianza del búfalo en el conocimiento colectivo: 'De esta forma, era posible atraer a un rebaño hacia un precipicio y hacer que se lanzara a él en masa; los animales que iban en cabeza eran empujados por los que les seguían y todo el resto avanzaba por su libre voluntad.' (Hornaday, 1887) Robert Cialdini - "Influencia: ciencia y práctica"

Huir de la responsabilidad


136 Espero que te haya quedado claro el ejemplo. Huir de tu propia responsabilidad y de tu propio poder jamás te permitirá ser libre. Recuerda: "Ningún hombre es libre si es esclavo de sí mismo". En cualquier caso, siempre estarás utilizando tu poder personal, tu inmenso poder divino para ser fuerte o para ser una víctima impotente, para usarlo en ti o para delegarlo, para pensar por ti mismo o para formar parte de la manada de búfalos, para hacerte cargo de tu vida o para seguir de marioneta. Por no sé qué extraña razón, ésta última parece ser la elección de una gran mayoría, todavía hoy, en el Siglo XXI... "La sociedad es una compañía por acciones, cuyos miembros deciden sacrificar la libertad y la cultura del accionista para asegurar el pan de cada partícipe. La virtud más exigida es la conformidad. La confianza en sí mismo es su aversión. No quiere realidades ni creadores, sino nombres y usos. Quien aspire a ser hombre tiene que ser no conformista." Ralph. W. Emerson - "Confía en ti mismo"

Aunque parezca mentira, así es el rol asumido... y por si ello no fuera suficiente, se nos adiestra hasta la saciedad, con todo tipo de instrucciones, apoyos y ejemplos, a:

Huir de la responsabilidad


137

BUSCAR FUERA DE UNO MISMO Si buscas fuera, encontrarás opiniones. Si buscas dentro, hallarás respuestas. Inma Capo

¡Cuántas frustraciones, decepciones, depresiones, disgustos, enfermedades y dinero nos cuesta buscar en el lugar equivocado! Dado que no confiamos en nosotros mismos, buscamos respuestas, ayuda y soluciones a nuestros problemas fuera, en los demás. Lo que yo no entiendo es por qué si no confiamos en nosotros mismos confiamos en los demás, como si fueran seres superiores venidos de otra galaxia, o poseedores de dones que nosotros no tenemos, o tuvieran dos cerebros, o algún poder especial. ¡Por supuesto que lo tienen!: poseen el poder que nosotros mismos les atribuimos. Tienen nuestro poder, el que nosotros les otorgamos gratuitamente, por delegación espontánea. Si en lugar de dárselo a los demás lo utilizáramos en nosotros mismos, nos ahorraríamos gran cantidad de tiempo, dinero, enfermedades y problemas. Como no sabemos hacerlo y se nos enseña a ser seres dependientes (hay que enseñarnos a serlo puesto que no lo somos por naturaleza), recurrimos a psicólogos, psiquiatras, médicos, abogados, curas, grafólogos, astrólogos, chamanes, gurús, videntes, consejeros, médiums, etc. es decir, gente que esperamos piensen por nosotros y nos resuelvan nuestros problemas porque les consideramos más capacitados. Imagínate que tienes un problema y vas a preguntar a un representante de todos y cada uno de los oficios anteriores. Piénsalo por un momento. ¿Qué te diría cada uno? ¿Con cuál o La Buscar “educastración”occidental fuera de uno mismo


138 cuántas de todas las respuestas te quedarías? ¿Harías todo lo que te dijera cada uno de ellos? Pues que no te pase nada... "Y, ciertamente, para el bienestar del hombre, para la manera toda de su existencia, es más importante aquello que está en su interior o que procede de él. Aquí reside de manera directa su propia dicha o su desdicha, la cual es, ante todo, el resultado de su sentir, de su querer y de su pensar; mientras que todo lo que se sitúa fuera de él no ejerce más que una influencia indirecta." A. Schopenhauer - "Aforismos sobre al arte de saber vivir"

Es razonable y útil que otras personas que tengan conocimientos técnicos que nosotros no tenemos nos puedan ayudar en algún momento, por supuesto. Y también que ciertos Maestros puedan ayudarte con su sabiduría, claro que sí. Pero ellos no tienen la capacidad ni el poder de curarnos si nosotros no queremos curarnos, ni de hacernos felices, por mucho que nos digan, si nosotros no queremos serlo, ni ayudarnos a cambiar si nosotros no decidimos hacerlo. Esa es la gran diferencia. La búsqueda exterior aleja a la persona de sí misma, de su poder personal, de su Dios interior, ese que todos llevamos dentro, el centro de nuestra fuerza, nuestra grandeza y nuestra perfección, de donde emana nuestra libertad. Por eso está perdida. Y por eso siempre está intentando encontrarse. Pero busca por caminos erróneos y en lugares equivocados. No sólo ha perdido el rumbo, sino que también ha perdido su centro de gravedad, ya que lo ha situado fuera de sí misma. Resolver tus problemas no es jamás asunto de otros. El pensar así te convierte en una marioneta impotente. Pero no te preocupes, que siempre encontrarás quién disfrute tirando de tus hilos. A la gente les encanta y tienes alrededor un montón dispuestos a ello. Y también tiene su lado cómodo, ¿verdad? Además, hay una gran ventaja: siempre puedes culparles a ellos si las cosas te salen mal... Buscar fuera de uno mismo


139 No hay nada malo en consultar a un experto, siempre que sea para buscar una información específica que precisemos en un momento dado, o consultar una buena enciclopedia. Pero seamos conscientes de no abandonar nuestro poder a una autoridad externa. Simplemente: hazte cargo de ti mismo/a. Piénsalo: ellos también pueden estar equivocados. Recuerda los fallos médicos y jurídicos, por citar algunos ejemplos. Mira qué significa hacerse cargo de uno mismo en esta breve historia: "...[...] En el momento en que Bob salió de su casa, le cayó un ladrillo en la cabeza y le partió el cráneo. Bob estuvo a punto de caer desmayado, pero se recobró y pensó: "Lástima que Erickson no está aquí. ¡Maldición! Lo cierto es que está en Arizona, y tendré que hacerme cargo de mí mismo." Rápidamente se aplicó una anestesia local, tomó el auto y manejó los cien kilómetros hasta el hospital. Llenó los formularios para la internación, luego llamó a un neurocirujano y le dijo. "No necesitaré anestesia." Pero el cirujano insistió amablemente en que debían darle anestesia. En consecuencia, Bob le encargó al anestesista: "Lleva registro por escrito de todo cuanto se diga aquí mientras yo estoy bajo los efectos de la anestesia". Después de la operación, Bob recobró prontamente el conocimiento y le dijo al anestesista: "El cirujano dijo esto, y esto y esto otro." Recordaba perfectamente todo lo que se había dicho durante la operación; al cirujano le espantó enterarse de que Bob los había escuchado mientras discutían si le pondrían o no una prótesis de plata. Luego Bob le dijo al cirujano: "El próximo miércoles (esto sucedía un jueves) tengo que presentar una ponencia en la convención anual, en San Francisco." El cirujano le contestó: "Puede considerarse dichoso si dentro de un mes está en condiciones de caminar en pantuflas y bata". Bob replicó: "Me gustaría llegar a un acuerdo con usted. El martes vendrá y me hará un examen físico completo. Si no encuentra nada malo, yo iré a San Francisco; si encuentra algo malo me quedaré en el hospital." Bob contaba que el cirujano sudó sangre realmente durante el examen físico, hasta que a regañadientes debió darle el alta. En San Francisco me encontré con Bob, que llevaba un trozo de esparadrapo en la frente. Se sacó el apósito y me preguntó: "¿Qué te parece esto?"

Buscar fuera de uno mismo


140 "¿Cómo te hiciste ese rasguño?". Le inquirí yo a mi vez. Era una cicatriz del grosor de un cabello. "Tuve una fractura de cráneo", me respondió Bob, y me narró toda la historia. Este relato de Erickson, como el de los ataques cardíacos de su padre, muestra el poder de la mente sobre el cuerpo para superar serios traumatismos físicos. Bob admite: "Tendré que hacerme cargo de mí mismo". Esto se aplica a todos nosotros. Ese "hacerse cargo" puede darse en situaciones de extremo peligro, cuando movidos por la necesidad imperiosa descubrimos recursos internos que no creíamos poseer". Sidney Rosen -"Mi voz irá contigo. Los cuentos didácticos de Milton H. Erickson "

Jorge, un alumno mío de Barcelona, hombre fuerte y de buen talante, de más de 65 años, tenía un problema en la garganta que le impedía hablar correctamente y le molestaba con afonías, dolores, etc. Consultó a varios médicos en nuestro país, incluyendo a una afamada clínica de Navarra, y todos los especialistas le dijeron lo mismo: "hay que extirpar las cuerdas vocales. Le tendremos que poner uno de esos aparatitos en la tráquea y tendrá que hablar por ahí el resto de su vida. No hay más remedio". Pero ni aún así él se dio por vencido. No se creyó nada de lo que le dijeron todos esos médicos tan afamados y siguió investigando por su cuenta. Por fin un amigo le habló de un médico en Montpellier (Francia) y allí se fue Jorge sin perder un instante. Le comentó y mostró todos los análisis y diagnósticos a este doctor, quien le examinó y le dijo: "todos esos diagnósticos están equivocados. No hace falta operar ni extirparle nada. Con un tratamiento específico podrá usted seguir hablando perfectamente toda su vida". Y así es y sigue siendo hasta el día de hoy y ya han pasado más de quince años. Lo único que hizo mi amigo es no convertirse en víctima ni creerse lo que le habían dicho los demás. Siguió investigando hasta que encontró la solución adecuada. Bien dijo Aristóteles: la felicidad es de quienes se bastan a sí mismos. Buscar fuera de uno mismo


141 Entremos un momento a ver estos otros tipos de búsqueda externa o programación dependiente, que tantos problemas y sinsabores ha originado y sigue originando en nuestra sociedad. Otro sub-tema candente: la pareja. El programa reza así, salvo mejores variables: "hija mía, necesitas un hombre que te haga feliz y te dé seguridad" o "hijo mío, necesitas una mujer que te cuide"... Bien, pues creo que ahora comprenderás el incremento de problemas, enfermedades, separaciones y divorcios que nos rodea (cuando no asesinatos), gracias a lo cual viven muy bien los abogados y los procuradores, entre otros, pero no las pobres víctimas, la gente de a pie. ¿Cómo vas a ser feliz con otra persona sino sabes ser feliz contigo mismo/a? Este es el punto primordial que trato en mis cursos de preparación para parejas. Si te has creído esa programación, eres mujer y buscas un hombre para que te dé seguridad y te proteja, significa que tú vas de víctima por la vida, insegura y desprotegida, es decir, no sabes valerte por ti misma. Y eso se nota, se huele, se ve a la legua. Sólo una persona insegura busca seguridad. Aunque digas lo contrario, tu lenguaje no verbal, tus miradas, tu cuerpo lo manifiestan de antemano. Luego siempre atraerás a perseguidores o pseudoprotectores, hombres más fuertes y seguros que tú, al menos en apariencia, es decir, que se creen más poderosos que tú y que, por lo tanto, necesiten camuflar su complejo de inferioridad con alguien inferior a ellos para así sentirse superiores y poderla controlar. Te estás colocando en un papel de manifiesta inferioridad, de perdedora. No te quejes después de lo que te pase: te lo habrás ganado a pulso. Si te has creído esa programación, eres hombre y eres tan inútil y limitado que necesitas una mujer que te cuide porque tú eres Buscar fuera de uno mismo


142 incapaz de cuidarte a ti mismo, estás buscando una criada, una esclava, una "mamá", una mujer con poca preparación y nula autoestima. Nuevamente se crea una relación ganador-perdedor. Si es eso lo que quieres, eso es lo que encontrarás. No te quejes después de ella y no te busques una amante con la que poder hablar, que te llene, te comprenda y todas esas excusas. Piénsatelo antes y elige conscientemente. Incluso corres el riesgo de que tu mujer, un buen día despierte, despabile, crezca y te deje. También te lo tendrás bien merecido. En ambos casos, como la mayoría de las parejas, estaréis buscando desde vuestras carencias, no desde vuestra plenitud. Estaréis intentando conseguir que alguien ajeno a vosotros os dé lo que no habéis sido capaces de desarrollar en vosotros mismos, sin pensar en el precio que vais a pagar por ello. Mucha gente a eso le llama "mi media naranja" o una relación "que me complemente". Es decir, alguien que te dé lo que tú aún no has adquirido por ti mismo/a, que cubra tus déficit, que llene tus vacíos existenciales o que te distraiga de tu aburrimiento. Y eso en ningún caso se llama Amor: llamarlo así es un sacrilegio. Se llama utilización, conveniencia, trueque, permuta, apaño, remiendo, parasitismo, simbiosis, chantaje sexual/emocional o cualquier otra cosa, pero no es Amor. No tiene nada que ver. No te equivoques: te estás jugando mucho. Antes de amar a otro, hemos de aprender a amarnos a nosotros mismos y conocer nuestra propia "pareja interior", nuestras partes tanto masculinas como femeninas, si no queremos que nuestras energías se bloqueen y culpar al otro o a la otra de ello. No hagamos del amor una excusa para poseer al otro porque no sepamos poseernos a nosotros mismos. "La necesidad de alguien es la forma más rápida de terminar con una relación." Neale D. Walsch - "Conversaciones con Dios"

Buscar fuera de uno mismo


143 Pero no hay que por qué preocuparse, querido lector y lectora: como dice el refrán, "siempre hay un roto para un descosido", así que todos los que se consideren rotos o descosidos, pueden estar la mar de tranquilos, porque se encontrarán unos y otras indefectiblemente. ¡Similis simili gaudet!, lo que en español significa "lo igual a su igual llama." En mi caso particular, nunca he buscado una "media naranja" sino una naranja entera, muy completita, que no le falte de nada, que no necesite exprimirme a mí para llenarse él, sino tan sólo amarme y compartir, intercambiar, crecer y evolucionar juntos hasta alcanzar la sabiduría y la iluminación (que es para lo que todos hemos venido a este paraíso). Una relación ganadorganador, es decir, recíproca, basada en la afinidad espiritual, sinceridad, confianza y respeto mutuos y acunada por las alas de la libertad. Eso es todo, que no es poco. Yo ya me he procurado todo lo demás. No quiero que nadie me quiera porque me necesite, sino que me necesite porque me quiera, por usar una frase hecha, ya que lo óptimo es claramente amar sin necesitar. (Las razones de este resumen las encontrarás magistralmente detalladas en el libro "Mujer liberada, hombre cabreado", de Pilar Rahola) "Y es que en el mundo no cabe otra cosa sino la elección entre soledad o vulgaridad." A. Schopenhauer

Conozco muchos casos, más de los que desearía, de personas que se han casado buscando que el otro o la otra les hiciera felices, y les diera el oro y el moro. La mayoría ha conseguido más pronto lo segundo que lo primero... Consiguieron tener una casa, un cónyuge, hijos y todo eso que el entorno les había inculcado, y un día, sin previo aviso, se suicidaron, incapaces de seguir soportando su gran vacío interior. Y ¿cuántos más hay sufriendo toda esa "felicidad" en manos de Buscar fuera de uno mismo


144 médicos y psiquiatras? ¿Qué pasa entonces? ¿No tenían a ese hombre o a esa mujer, además de hijos, y todo eso que dicen que da la felicidad? ¿Entonces se suicidaron porque eran demasiado felices? ¿Están enfermos porque la felicidad les agobia? ¿Les dan infartos, embolias o apoplejías porque son incapaces de soportar tanta felicidad? Pues desgraciadamente no. Simplemente, deben ser usuarios de la receta familiar habitual de nuestra sociedad, que tan bien describe Huxley: "Tómese un esclavo asalariado, sexualmente inepto, una mujer insatisfecha, dos o (si se prefiere) tres pequeños adictos a la televisión; hágase un encurtido con una mezcla de freudismo y cristianismo diluido; luego envásese herméticamente en un apartamento de cuatro habitaciones y cocínese durante quince años en el jugo." Aldous Huxley - "La Isla"

Cuando se anunció en un telediario la estadística de que el 50% de las parejas existentes en España, se habrá disuelto dentro de 10 años, yo pensé ¿sólo el 50%?... (Quizás es que el resto no tiene el dinero suficiente para hacerlo). Ese es un ejemplo más de la pésima o nula educación de este país en el arte de vivir. De hecho, en la actualidad el 42% de las personas adultas en España viven solas (entre las que me cuento), según aporta la revista "Impar", entre otros muchos datos y estadísticas realmente sabrosos. ¿Sabías que sólo en España se producen más de 90.000 divorcios por año -el 90% promovido, ¡cómo no!, por las mujeres? No se cuentan las separaciones de parejas de hecho. He aquí otro gran fallo de nuestra educastración, basada en la dependencia y -lo que es aún peor- en la absurda idea de la posesión y pertenencia, cuna de emociones negativas como los celos y la agresividad cuando la época de la esclavitud hace ya tiempo que se acabó, o al menos eso dicen.

Buscar fuera de uno mismo


145 Todo este montaje, repito, no tiene nada que ver con el Amor, cuya base es el respeto mutuo, desde la libertad y la confianza, con la única misión de crecer juntos, apoyarse mutuamente hacia la evolución de cada uno en beneficio de ambos y descubrir todas las orillas de la vida tomados de la mano, al unísono, por un mismo camino y hacia un mismo fin: alcanzar la máxima espiritualidad evolucionando juntos a través del Amor. La gran falacia bíblica de que "no es bueno que el hombre esté solo" ha generado la idea de la necesidad y de ahí ha degenerado en las absurdas y denigrantes creencias de posesión y pertenencia, que no del Amor que se basa ante todo en el respeto, la libertad, la igualdad y la misión compartida. Donde hay Amor verdadero y auténtico no existe la necesidad ni el apego. El Amor no se busca a través de otra persona: el Amor se es, se siente, se vive en él, es un estado espiritual que se genera de dentro hacia fuera y sólo cuando se tiene dentro es cuando se puede compartir, expandir y multiplicar. Es esa luz que brilla en los ojos, que nimba tu aura y que rebosa luminosamente por sí sola, desde todo tu ser, impregnando a cuantos se te acercan. La persona que dice no haber encontrado el Amor es porque no ha buscado en el lugar adecuado: dentro de sí misma. "Tanto el hombre prisionero del amor de una mujer como la mujer prisionera del amor de un hombre son indignos de portar la preciosa corona de la libertad. En cambio, el hombre y la mujer que son uno en el Amor, inseparables, indistinguibles, merecen realmente ese premio." Mikhail Naimy - "El Libro de Mirdad"

Esa es precisamente mi idea sobre el Amor, el perfecto, maravilloso y completo Amor, el Amor incondicional compartido: dos cuerpos, dos energías vibrando en una misma frecuencia porque en ambos habita al unísono una única alma. Cualquier otra cosa no es más que un triste y mísero sucedáneo, un atentado contra nuestra dignidad divina. Buscar fuera de uno mismo


146 Nadie puede ser propiedad de otra persona, como si fuera un objeto de consumo. ¡Es imposible! Nadie pertenece a nadie. Sólo se pertenece a sí mismo. Y al Universo. Y a Dios. El siguiente ejemplo de diálogo, de "La Isla", (Aldous Huxley), creo que nunca o muy pocas veces debe haberse escuchado en nuestro educastrado país. ¡Ojalá me equivocase! "[...] Y bien, querida, la verdad es que Ranga tendrá un enorme éxito. Decenas de muchachas lo encontrarán irresistible. Y algunas de ellas serán encantadoras. ¿Qué sentirá usted si él no consigue resistir? -Me alegraré por él. Will se volvió hacia Ranga. -¿Y usted se alegrará si mientras está ausente ella se consuela con otro joven? -Me gustaría alegrarme -replicó él-. Pero que en realidad me alegre o no, ésa es otra cosa. -¿La obligará a que le prometa serle fiel? -No la obligaré a que me prometa nada. -¿Aunque sea su muchacha? -Es la muchacha de sí misma. -Y Ranga se pertenece a sí -dijo la pequeña enfermera. Está en libertad de hacer lo que le guste."

Y ahora te regalo otro diálogo, no menos interesante que el anterior, que propone el filósofo André Comte-Sponville en su magnífica disertación "La felicidad, desesperadamente", donde apoya lo que vengo diciendo respecto al sentido de pertenencia o posesión, y proclamando la diferencia entre decir a alguien "te quiero", es decir, te quiero a ti, a tu persona, lo cual es una petición, una demanda, un deseo de posesión de otro, en lugar de decir, por ejemplo, "me alegro de que existas", o con mi propia fórmula: "gracias por existir". Lo reproduzco íntegro porque no tiene desperdicio. ""Imaginen, señoras, que un hombre las aborda en la calle, esta noche o mañana y les dice: ''¡Señora, o señorita, me alegra la idea de que usted exista!''.

Buscar fuera de uno mismo


147 Como no se excluye que haya tomado esta idea de mi conferencia, no viene mal que les dé algunos elementos de respuesta, de los que pueden hacer lo que quieran. ¿Qué podrían responder? Por ejemplo: -Eso me agrada, querido amigo. Le alegra la idea de que yo exista. Pues ya lo ve, existo, en efecto, con lo cual todo va bien. Buenas noches, señor. Sin duda tratará de retenerla. - Espere, no se marche: quiero que usted me pertenezca. - Eso es algo totalmente distinto, mi pobre amigo. Relea a Spinoza: 'El amor es una alegría unida a la idea de su causa'. ¿Está de acuerdo? - Sí... - Entonces, ¿de qué se alegra? ¿De la idea de que existo, como al principio he comprendido? En ese caso, le concedo que me ama, me alegro de ello y le digo buenas noches. ¿O bien se alegra de la idea de que yo le pertenezca, como temo comprender ahora? En ese caso, no es a mí a quien ama, sino a la posesión de mí, lo que significa, mi pobre amigo, que usted solamente se ama a sí mismo. ¡Y eso no me interesa en absoluto! Sin duda, lo habrán desconcertado. Se pondrá a balbucear atropelladamente y a decirles, por ejemplo: - Ya no sé... ¡Estoy enamorado, vaya! - ¡Eso es exactamente lo que estoy matándome a explicarle! Está enamorado, está en Platón, no desea más que lo que no tiene: le falto, quiere poseerme. Pero imagine que doy satisfacción a sus avances... A fuerza de ser suya, de estar ahí todas las noches, todas las mañanas, le faltaré cada vez menos y, finalmente, menos que otra, o menos que la soledad. Hemos vivido lo suficiente, usted y yo, para saber cómo son estas cosas... ¿Quiere realmente volver a empezar esta historia, una vez más? A mí ya no me interesa... A menos que... A menos que sea usted capaz de amar de otro modo, de ser spinozista, al menos a veces, o de vivir un poco en Spinoza, quiero decir, de amar lo que no le falta, de alegrarse de lo que es. En ese caso, tal vez podría interesarme. Piénselo. Este es mi número de teléfono.""

Usamos la misma expresión verbal para manifestar nuestros deseos: quiero ese pastel, quiero una casa en el campo, quiero un coche, quiero dinero, quiero esos zapatos, quiero ese señor, y aquel de allí también, y quiero ese abrigo y no seré feliz hasta que tenga ese sombrero. ¡Lo quiero, lo quiero! Los niños hacen lo mismo: quieren ese juguete del escaparate y lloran y patalean y lo piden para Navidad, sueñan con él y ansían que llegue el día en que Buscar fuera de uno mismo


148 podrán tenerlo en sus manos. Y por fin abren su regalo con gran alegría y alborozo: allí está por fin su juguete, y una vez están seguros de tenerlo, lo dejan para seguir abriendo más regalos; luego jugarán con él de vez en cuando e incluso podrá ser su juguete favorito, pero pronto preguntarán: ¿cuándo vuelve a ser Navidad? Tengámoslo muy presente: no es lo mismo querer lo que no se tiene que amar lo que se tiene, alegrarse y dar las gracias por poder disfrutarlo. Querer es desear poseer. Amar es agradecer, celebrar y disfrutar con alegría. Está tan acendrada en la sociedad la idea de esa insana dependencia, que cuando alguien se divorcia o se separa, o incluso cuando enviuda, se le pregunta estúpidamente si ha pensado en "rehacer su vida", como si nuestra vida fuera un viejo jersey de lana o el tapiz de Penélope, algo que se hace y se deshace y dependiera de que otros u otras nos la hagan, deshagan o vuelvan a rehacer, cada cual con su estilo, puntadas, gusto y colores... ¡Vaya tejemaneje! ¿Te imaginas a un montón de gente entrando y saliendo de tu vida por aquí y por allá, haciéndola y deshaciéndola y volviéndola a hacer de paso, cada uno a su manera? ¡Singular patchwork kafkiano, vive Dios! Pues por si no te has percatado todavía, la vida que lleva cada persona depende exclusivamente de sí misma y de cómo se la plantee, no de las personas que aparezcan o desaparezcan, entren, salgan, se asomen o se crucen a lo largo del camino. La vida se la hace uno mismo con su forma de pensar, su actitud y sus respuestas ante cada situación que se presenta, descubriendo y aprendiendo para hacerlo cada vez mejor, tanto si estás sólo como en compañía. No tienes más que mirar a tu alrededor para darte cuenta de una vez que la felicidad no está ni en el marido, ni en la mujer, ni en los

Buscar fuera de uno mismo


149 hijos, ni en la familia, ni en tener un coche, un yate o un chalet. La felicidad no está tampoco en los demás, ni en las drogas, ni en el tabaco, ni el alcohol, ni ninguna otra clase de adicciones. Lo único que hay en todo eso son dependencias, problemas y enfermedades. La felicidad nunca está fuera de ti. "El hombre común, en cambio, con respecto a los goces de su vida, depende de cosas exteriores, fuera de él: las posesiones, el rango, la mujer y los hijos, los amigos, la sociedad, etcétera; en tales cosas se apoya la felicidad de su vida. Por eso se quiebra con su pérdida o cuando lo decepcionan o desengañan." A. Schopenhauer - "Aforismos sobre el arte de saber vivir"

Schopenhauer cita igualmente a Chamfort cuando nos recuerda: "La felicidad es muy difícil encontrarla en uno mismo e imposible en otra parte." La felicidad sólo está dentro de uno/a mismo/a. Y si no se encuentra, no puede compartirse con nadie, sea quien sea. Lo único que se encontrará será un remiendo, pero no la auténtica y verdadera dicha, paz y armonía internas. Si no hallas tu felicidad interior, ya puedes casarte muchas veces y tener docenas de hijos que, eso sí, estarás tan ocupado/a trabajando para mantenerles que quizá no te des cuenta de que no eres feliz, a no ser que formes parte de las excepciones que confirman la regla. Pero en tan sólo un minuto de silencio interno, cuando mires hacia dentro de ti si te atreves, seguirás sintiendo tu vacío interior, tu vacuidad existencial, aunque estés rodeado de una familia numerosa. Y para no sentirlo buscarás nuevamente satisfacción en cosas exteriores, fuera de ti: un cigarrillo, una copa, una droga, una aventura, un nuevo trabajo, nuevas compras, una escapada, otro hijo, algo que te ayude a no pensar, que distraiga tu atención, que te haga sentirte importante y ocupado/a, que no te deje ni un instante a solas contigo mismo/a, porque es algo que no puedes soportar...

Buscar fuera de uno mismo


150 Ese es el gran vacío interior: el vacío entre lo que se es y lo que se debería ser. Hay que evitar a toda costa enfrentarse al abismo interior. La cuestión es mantenerse distraído a cualquier precio, evitar la atención hacia uno mismo cueste lo que cueste. Y todo está previsto en la sociedad para que así sea. Desde su más tierna infancia, todo idiota bien nacido será distraído primero por su mamá, luego por sus juguetes y por todo lo que pida para que no moleste, luego serán sus amigos y luego el fútbol, la televisión, y más tarde los vicios, y para poder mantener una conversación, necesitará tomarse unas copas o encender un cigarrillo y hablará del último partido de fútbol o de un absurdo programa de televisión borreguil... sin aportar nada de sí mismo porque no tendrá nada que aportar. Lo importante es mantenerlo distraído hasta que se muera. Y lo peor del caso es que, en un descuido, se casará con otra distraída y, si Dios no lo remedia, tendrán hijos a los que sumergirán en el mismo proceso de distracción para que la tradición no se pierda. Como la gente que se casa y se divorcia una y otra vez (más de lo mismo...) y sigue sin ser feliz. (Lo cual significa que, una vez más, no han aprendido nada...). Como la gente que no sabe estar sola y busca una compañía a la que llama "pareja". Como la gente que busca ruido u ocupaciones constantes para no pensar. Como la gente que se siente sola en compañía. Como la gente que está en familia para destruirse los unos a los otros. Como la gente que se siente sola en una animada fiesta. Como la gente que se siente sola en el mundo y se aburre, siendo como somos unos seis billones de habitantes de ambos sexos y hay tantísimas cosas por hacer en el planeta, por aprender, por descubrir y, sobre todo, por cambiar y solucionar... ¡Cuántos conocidos y conocidas, casados y con hijos, familia, etc., vienen a hablar conmigo, sea a nivel personal o profesional, porque se sienten solos/as e incomprendidos/as! Y entonces, ¿para qué se han casado realmente? ¿Y con quién...? Buscar fuera de uno mismo


151 La felicidad sólo está dentro de ti. Toda la gente que conozco que es realmente feliz, esté sola o acompañada, son personas que saben ser independientes, solucionan sus propios problemas y están muy a gusto consigo mismas, se llenan con actividades y aprendizajes enriquecedores con lo cual tienen mucho para compartir, aportar, disfrutar y enseñar, y saben dar sin pedir nada a cambio porque no lo necesitan. Todo ello les crea una inefable sensación de plenitud, de riqueza y abundancia interior, lo que les ha permitido en muchos casos crear familias ejemplares, ejemplo que a su vez están copiando sus hijos y transmitirán a la siguiente generación. Son felices solas; son felices acompañadas; son felices dando; son felices recibiendo. Son felices porque no han delegado su poder y su felicidad en nadie más. Son felices porque tienen una misión en la vida. Y si no la tienen, la buscan. Son felices porque saben apreciar y valorar lo que tienen, dando gracias a Dios por los dones recibidos, por cada minuto de su vida. Son felices porque aceptan las cosas tal como vienen, como un aprendizaje o un reto a superar. Son felices porque ante todo, se aman y se respetan a sí mismas. Son felices porque siguen la doctrina de Jesús y otros muchos sabios: "Ama al prójimo como a ti mismo" Es decir, el punto de referencia para saber cómo amar a otras personas, eres tú mismo/a. También sabemos que atraemos y nos atraen nuestros iguales, nuestros pares, de ahí la palabra "pareja", persona pareja o similar a nosotros mismos. Pero en nuestra educastración ancestral se nos da solamente la mitad del mensaje: "Ama al prójimo" y lo de "como a ti mismo" se omite porque no interesa. Y claro, con el paso del tiempo se va olvidando...

Buscar fuera de uno mismo


152 Dijo Buda: "Ámate a ti mismo". Porque si no sabes amarte y respetarte a ti en primer lugar, difícilmente sabrás amar y respetar a otras personas. Y difícilmente sabrás hacerte amar o respetar porque no tendrás un punto de referencia interno para comparar lo que estás recibiendo. Y porque tampoco sabrás muy bien lo que quieres y lo que mereces. "Por consecuencia, la más grande ayuda que usted pueda hacer para ayudar a los demás hombres, es tener mucho más amor por usted mismo". (Traducido de René Egli - "La Perfection du Monde")

Como no sabemos amarnos a nosotros mismos, salimos a buscar fuera alguien que nos dé el amor que nos falta -déficit afectivo- en lugar de compartir o intercambiar el profundo amor y respeto que deberíamos tener dentro de nuestro Ser y dar a los demás todo el que nos sobrara -superávit afectivo-. Salimos al mundo pidiendo en lugar de salir dando. Y como no tenemos un punto de referencia interno para comparar nos conformamos con cualquier cosa que nos ofrezcan, con lo primero que aparece y que te pregunta si estudias o trabajas, con cualquier calcomanía desvaída de lo que en realidad merecemos y tenemos derecho a exigir. Y así nos va. Estamos poniendo nuestra felicidad en manos ajenas, y lo peor, en unas manos cualquiera, las primeras que se ponen a tiro. ¡Grave riesgo, vive Dios! No salgamos al mundo pidiendo, sino dando. Si pones tu felicidad sobre hombros ajenos te arriesgas a que el propietario o propietaria de los hombros se la lleve consigo en cualquier momento. Y luego viene el llanto y el crujir de dientes, y las maldiciones, y las depresiones, y todo un amplio menú de "cómo hacer para estar mal" cuando un día, quizás sin saber cómo ha ocurrido ni por qué, ves las espaldas de él o de ella atravesar tu puerta, alejándose, diciéndote adiós con la manita y llevándose tu felicidad sobre sus hombros, justo allí donde tú la habías puesto... Buscar fuera de uno mismo


153 Lo malo es que junto con tu felicidad suelen llevarse también una buena dosis de otras cosas importantes que habías incluido en el lote: dignidad, autoestima, amor propio, amor por ti mismo/a. ¡Qué precios paga la gente por no saber estar solos! "El vacío interior, lo aburrido de sus conciencias, la pobreza de sus espíritus, los empuja a la búsqueda de compañía, más ésta la consiguen de otros como ellos." A. Schopenhauer - "Aforismos sobre el arte de saber vivir"

Se nos educa para buscar todo fuera de nosotros mismos: la felicidad, el amor, las respuestas, las soluciones, en lugar de buscar dentro, que es donde realmente se encuentran. Si buscas fuera, la respuesta o el resultado están fuera de tu propio control. En los cursos que imparto sobre Objetivos para empresas, vemos que uno de los puntos básicos de un objetivo bien elaborado dice: "la meta ha de estar bajo tu control". Con más motivo si se trata de tu salud, tus decisiones o tu felicidad. Tu vida, en definitiva. Ese hábito tan cómodo ha generado otro tipo más de irresponsabilidad: esperar que las soluciones nos las den otros. "Doctor, vengo a que usted me cure". "Busco un hombre que me haga feliz". "Quiero que usted me quite de fumar"... Pues bien: el doctor puede recetarte algo para aliviar tus síntomas, pero sólo tú puedes curar la causa y decidir estar sano, luchar por tu vida o acomodarte y ponerte en manos ajenas. Puede que te vaya bien o puede que no. Tú decides. Si buscas un hombre (o una mujer) para que te haga feliz, tú estás adoptando una actitud pasiva, de receptor o receptora. Bien, puedes arriesgarte a ver qué pasa. Quizás tengas suerte y la encuentres, pero ¿qué ocurrirá cuando se canse de hacerte feliz, de cumplir con ese rol, o simplemente, cambie y espere a que tú le hagas feliz a él o ella? Pues puede pasarte de todo, pero luego no te quejes. Buscar fuera de uno mismo


154 "El primer paso hacia el Cielo consiste en rendirse a la evidencia de que nadie les hará felices salvo ustedes mismos." Albert C. Gaulden - "Revelaciones para el Nuevo Milenio"

Ahora bien, para cambiar esas actitudes pasivas y dependientes, lo primero que hay que cambiar como siempre es nuestra mente: tener una mente independiente, mente de librepensador/a. Las mentes independientes no temen contrariar las opiniones ajenas o del grupo social en el que se encuentran circunstancialmente. Piensan por sí mismas, se informan, y sus opiniones están fundamentadas y sopesadas, por lo que no se contentan con seguir y repetir las pautas que otros han establecido. Toman sus propias decisiones y aprenden de sus experiencias. ¿Tienes tú una mente independiente? Si es así, mi más sincera enhorabuena. Otra cosa distinta es buscar información, investigar, descubrir, estudiar, aprender. Eso es lo mejor que podemos hacer por nosotros mismos para escapar de la peor y más lacerante de las lacras humanas y que sin embargo nos envuelve de forma vergonzosa en nuestra sociedad actual:

Buscar fuera de uno mismo


155

LA IGNORANCIA "Que deba morir ignorante un hombre que poseía capacidad de saber, es lo que yo llamo una tragedia" Thomas Carlyle

"El que no sabe es como el que no ve", dice la voz popular. Y lo peor del caso es que hay una gran mayoría de ciegos que no quieren ver y de sordos que no quieren oír, en definitiva, no quieren saber. Aunque cueste creer, en mis seminarios me he encontrado con personas que se defendían como gato panza arriba ante la posibilidad de aprender algo nuevo, es decir, cambiar para estar mejor. Sólo se trataba de cambiar una creencia sobre sí mismos o sobre los demás, lo cual no duele nada, pero, haciendo gala de una gran imaginación, ellos encontraban las excusas más inverosímiles para no aprender, para no sentirse poderosos y tener que ser responsables a partir de ese momento. Preferían seguir sumidos en la ignorancia de cómo sería su vida si efectuasen el cambio. El refrán de "más vale malo conocido que bueno por conocer" y el chiste de "virgencita, virgencita, que me quede como estoy" resumirían sus esquemas de pensamiento. En una de mis conferencias una persona me preguntó: "¿... y podré controlar si veo que cambio o dejar el curso? Por supuesto le dije que mis cursos no eran para ella. Mis cursos sólo son para personas realmente comprometidas consigo mismas y con su proceso de cambio, crecimiento y evolución, primero personal y luego social. Todo un desafío. Tampoco quieren ver cómo les engañan los políticos y el Sistema y prefieren seguir en su ignorancia por comodidad, con un La ignorancia


156 "esto es lo que hay" o "siempre ha sido así". Veamos cómo ocurren estos aprendizajes... Siempre ha sido así... "Un grupo de científicos colocó cinco monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y, sobre ella, un montón de bananas. Cuando un mono subía la escalera para agarrar las bananas, los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre los que quedaban en el suelo. Después de algún tiempo, cuando un mono iba a subir la escalera, los otros lo agarraban y le apaleaban. Pasado algún tiempo más, ningún mono subía la escalera, a pesar de la tentación de las bananas. Entonces, los científicos sustituyeron uno de los monos. La primera cosa que hizo fue subir la escalera, siendo rápidamente bajado por los otros, quienes le pegaron. Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo ya no subió más la escalera. Un segundo mono fue sustituido, y ocurrió lo mismo. El primer sustituto participó con entusiasmo de la paliza al novato. Un tercero fue cambiado, y se repitió el hecho. El cuarto y, finalmente, el último de los veteranos fue sustituido. Los científicos quedaron, entonces, con un grupo de cinco monos que, aún cuando nunca recibieron un baño de agua fría, continuaban golpeando a aquel que intentase llegar a las bananas. Si fuese posible preguntar a algunos de ellos por qué le pegaban a quien intentase subir la escalera, con certeza la respuesta sería: "No sé, las cosas siempre se han hecho así, aquí..." "Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción." Simón Bolívar

Desde antaño al pueblo se le ha sumido en la ignorancia, por el empeño de unos cuantos en ejercer dominio sobre los demás y pavonearse ostentando los perecederos símbolos del poder. Con la excusa de que no comprendería las cosas porque no estaba preparado (ya se encargaban los poderes fácticos de que no lo estuviera), el conocimiento y la sabiduría ancestral quedaron en manos de unos pocos en detrimento de unos muchos. Las quemas La ignorancia


157 de libros y bibliotecas y la caza de brujas es algo archiconocido en la historia del hombre y en nuestra sociedad. Y como la ignorancia es la madre del miedo, en nuestro siglo XXI sigue la caza de brujas: se abre la veda bajo el camuflaje de "miedo al intrusismo" dirigido por agrupaciones profesionales, enfermas de "titulitis crónica", que atacan y persiguen con denuedo a todos cuantos no han estudiado lo mismo, o no creen en las mismas cosas, o piensan de manera distinta, o conocen cosas que ellos ignoran. ¿Serán acaso descendientes del infausto Torquemada? Porque de ahí a la inquisición, sólo es cuestión de matices. Ignoro si ello es constitucional o democrático, pero al parecer han conseguido que la ley les apoye. Así que: autodidactas, estudiosos e investigadores, eruditos que vais muchos pasos por delante, sabios que habéis estudiado materias que aquí suenan raro, poseedores de sabiduría infusa, titulados de allende fronteras... ¡¡arrepentíos!!... y poned vuestras barbas a remojar. No hace falta remontarnos al pasado, o compararnos con países todavía más subdesarrollados que el nuestro, porque en España sin ir más lejos, hoy mismo sigue habiendo un 20% de gente totalmente analfabeta, (formando parte de esos dos mil millones en el mundo que no saben leer ni escribir), predominantemente entre el género femenino, a quien el hombre, por miedo a perder su impuesta autoridad parental, siempre ha recluido en un segundo lugar y sólo a partir de este siglo y sobre todo de la revolución industrial, ha tenido que aceptar, por conveniencia o porque no le ha quedado más remedio, que la mujer accediese a la ilustración, ardua lucha en la que hemos combatido y seguimos combatiendo las mujeres pensantes. No voy a entrar ahora en polémica feminista. Hay muchos datos disponibles para las personas a quienes les interese ese tema La ignorancia


158 concreto. (El libro "Solas" de Carmen Alborch te aportará cuanto desees saber al respecto). No sé de dónde proviene el error, pero es doloroso y lamentable asistir impotentes a la actual "celebración de la ignorancia." Se han perdido los valores básicos de nuestra raza, la Humana, ya que esta enfermedad espiritual atañe a todo el planeta. La gente acepta cualquier opinión, por el mero hecho de que existe "libertad de expresión", así que cualquier tontería, brutalidad mental o barbarismo dialéctico que todo zopenco verbalice sin el menor rigor, se da por aceptable, se escucha sin que nadie se atreva a desafiarla e incluso hay gente, más ignorante todavía, que se las toma en serio, las cree y las repite. Y no entremos en detalles sobre el paupérrimo léxico en uso... porque sólo con ese tema podríamos desarrollar varios tomos. ¿Cómo va a ir hacia adelante una sociedad preocupada en saber cada vez menos, en lugar de saber cada vez más? ¿Qué mentalidad la de un pueblo, al cual representan sus ediles, que echa abajo un proyecto de educación por ser más amplio que el vigente? ¿Qué podemos pensar de un político que dice que "para qué hay que estudiar los ríos, si en Canarias no hay ríos? (Insisto en que a los politiquillos hay que hacerles un examen previo, tanto cultural como psicológico). ¿Cómo vamos a subir nuestra categoría social como país, con unas Universidades ancladas en el pasado y que en lugar de incrementar conocimientos y cultura, eliminan de sus estudios asignaturas básicas para el desarrollo humano como es la Literatura (Cataluña sin ir más lejos)? ¡Mentes estrechas de cortas miras! "Si cada español hablara de lo que entiende y sólo de eso, se produciría un gran silencio." Jorge Semprún - Ministro de Cultura

La ignorancia


159 Ah, y por si no lo sabías, aquí al lado, en Europa, existe una gran cantidad de enseñanzas, diplomaturas, títulos y carreras que no se han admitido en España (ni se admitirán a no ser que ocurra un milagro), simplemente porque no se valoran, no se conocen y sobre todo porque no interesa al establecido, obsoleto, arcaico y anquilosado corporativismo. Pero eso no es todo, no. Innecesario ser Nostradamus para proyectar una clara visión de nuestro futuro: ¿Adónde vamos a llegar como sociedad que se apoya sobre una masa a la que lo único que le importa y le preocupa es la importante trascendencia social, espiritual y universal de... quién ganará la liga de fútbol? Si todo el presupuesto que se despilfarra en pagar sumas exorbitantes -obscenas, digo yo, ante tantas carencias sociales por paliar- a ignaros personajillos que sólo saben usar los pies (una mafia como otra cualquiera) se invirtiera en enseñar a la población a usar la cabeza, nuestra sociedad daría un salto cuántico en muy poco tiempo. Nada más lejos de las mentes gobernantes. Nunca comprenderé por qué se paga muchísimo más a un futbolista, (cuasi analfabeto en el mejor de los casos), que no aporta nada en absoluto al desarrollo y evolución de la sociedad, que a un filósofo, a un sabio o a un investigador científico que inventa, descubre, piensa o puede cambiar el mundo con sus ideas y su mente. Ni tampoco cómo las autoridades de alto nivel lo permiten. (No sé si decir "nivel" o "desnivel"...) Una agresión social más a la inteligencia, el espíritu y el progreso de las personas. Así nos va. La ignorancia y la incultura son los padres del envilecimiento mental y espiritual que nos ataca por doquier. Son la carcoma que va minando los cimientos, los pilares sobre los que pretendidamente se apoya nuestra sociedad. ¿Cómo se puede apoyar nada sobre algo que en cualquier momento puede fallar por falta de calidad? La ignorancia


160 Consciente o inconscientemente, los gobiernos siguen con el ancestral sistema de mantener al pueblo ignorante. Cuanto más ignorante mejor, más se le puede dirigir, controlar, manipular y engañar. ¡Pobres! Con lo bien que se lo pasarían, disfrutarían y se enorgullecerían de sí mismos si en lugar de elegir ser pastores se decidieran a ser líderes. Si saben demasiado, más que nosotros, nos puede salir la criada respondona y echarnos en cara nuestros errores, porque sabrán más, nos pillarán en falta y no les podremos tomar el pelo. Pues nada de eso. Con cualquier excusa los mantendremos ignorantes, para que no sepan, no comparen y se crean que lo que tienen es lo mejor y que encima nos lo deben a nosotros. Mientras se distraen con el fútbol, la telebasura y los vicios que dan de comer a la Seguridad Social y además nos dejan pingües beneficios en impuestos especiales, pues nada, perfecto, a seguir funcionando. De vez en cuando soltamos alguna historia de banderitas de colores, desempolvamos de los archivos unos nacionalismos, dialectos o algo parecido para que estén entretenidos, se peleen entre ellos y no nos molesten demasiado, y a vivir, que son dos días. ¡Si son como niños! Para eso está la política y el sistema, para mantenerlos distraídos de las cosas realmente importantes y que nos dejen actuar a nuestro antojo. Si todos descendemos primigeniamente de la Cultura Griega, ¿por qué no copian nuestros políticos de Pericles y crean un proyecto de llevar al país al más alto grado de Excelencia y Perfección como hicieron entonces los atenienses? Todo ello también está en nuestra cultura y en nuestros genes (¿o alguien ha decidido que eso no lo está y sólo está lo negativo?). Pero donde tiene que estar es en nuestra mentalidad. Porque claro, además quienes regían los destinos del país, por pura lógica, no eran los más políticos, sino los más sabios. Ese es nuestro gran problema. Todo en nuestra ciudad es educación, ya que nuestros ciudadanos aventajan a todos los hombres en versatilidad, recursos y brillantez." Pericles - (Atenas, Siglo IV, a. J.C.)

La ignorancia


161 Al parecer, de nuestra cultura sólo tomamos infantilmente lo que nos interesa, a partir de ciertos hechos o de ciertas fechas elegidas arbitrariamente, según el político de turno, y lo demás lo olvidamos. La verdad es que no sé adónde ha ido a parar nuestra maravillosa cultura y quiénes la han convertido en este esperpento involucionista que nos invade. En efecto, como diría Goethe, no hay nada más espantoso que la ignorancia activa. Nietzsche nos aportó entre otras muchas, la idea del superhombre, es decir, que cada ser humano debía esforzarse por alcanzar su máximo nivel de excelencia personal, superarse a sí mismo, (todo lo contrario de lo que promulga el cristianismo; de ahí que la Iglesia prohibiese su lectura), dar lo mejor de nosotros mismos, pero al parecer, nadie lo ha leído o es que se nos ha olvidado. O es que simplemente eso no se potencia porque no le interesa al Sistema. Pero lo que le interese al Sistema es una cosa, y lo que le interesa a cada cual es otra; lo cierto es que nos conformamos muy rápida y cómodamente con la mediocridad y asumimos la vulgaridad y la chabacanería como un estado normal de cosas. Dijo Aristóteles: "El hombre desea saber por naturaleza." ¿Estaría equivocado? ¿Ha cambiado la naturaleza o ha cambiado el hombre? ... ¡algo está fallando! "Nos hacen falta hombres y mujeres que renueven la vida y nuestro estado social." Ralph W. Emerson - "Confía en ti mismo"

La ignorancia actual no estriba solamente en no saber, sino en no querer saber. Cuando vivimos en la era de la información y los medios de comunicación están al alcance de todos, hay una gran mayoría de gente que sigue anclada en el pasado, agarrándose a sus creencias atávicas como a un clavo ardiendo para justificar su malestar, su carencia de recursos o su miedo al cambio. Miran a su alrededor y en vez de compararse con la gente que sabe, que aporta La ignorancia


162 algo a la sociedad, que se arriesga a descubrir, a aprender y a cambiar, se comparan con los que están peor que ellos, por lo que no se mueven ya que salen ganando en la comparación. Y allí se quedan, mirando el fútbol o el culebrón de turno, y dejando pasar la vida de una forma totalmente horizontal, plana, superficial, anodina y vacía, psíquica y espiritualmente letal. De ahí a la cola de la Seguridad Social o al psiquiatra más cercano no hay más que un paso. "No hay más ciego que el que no quiere ver ni más sordo que el que no quiere oír." Si lo que invierten en vicios autodestructivos, lo invirtieran en libros y en auténtica Cultura, otro gallo les cantaría... ¡Qué bien les iría para su salud mental! Causalmente, España es el país de Europa donde menos se lee... y donde más falta hace (y cuanto menos se lee, más daño hace lo que se lee, dijo Unamuno). Menos mal que, en justa compensación, somos el país que va en cabeza en consumo televisivo: casi 3 horas al día por habitante destruyendo sus neuronas con telebasura negativa. Y el resultado ahí está: no hay más que oírles hablar... Lamentable y vergonzoso. Son como los alfileres: sus cabezas no son lo más importante. "Cuando un libro y una cabeza chocan y suena a hueco, ¿sonará, pues, en el libro? Lichtenberg

También hay muchas personas que leen, afortunadamente, pero que sin embargo se limitan a eso, al placer de la lectura, lo cual habla muy bien en su favor y ojalá que cundiera el ejemplo, pero, (siempre hay un pero...), la mayoría se limitan a informarse, sin hacer suyos los pensamientos, ideas o aportaciones que puedan encontrar en los libros y que, si se siguieran y practicaran, podrían cambiar sus vidas. Pero no. Salvo honrosas excepciones, que haberlas, haylas, cuando les pregunto si han leído tal o cual libro, o bien les recomiendo su lectura me dicen que les ha encantado, La ignorancia


163 que les ha gustado mucho, que les ha sorprendido, que qué bonito o qué interesante les ha parecido,... pero yo les oigo hablar igual, comportarse igual, pensar igual y actuar igual que antes, sin que hayan permitido que esos libros o esas ideas hicieran realmente mella en su ego y les produjeran una auténtica y sana decisión de cambio. Echemos un vistazo ahora a la terrible estadística siguiente, aparecida en la prensa española: "En una semana, un niño español presencia novecientas peleas, ochocientos homicidios y más de ocho suicidios. Para ello tan sólo tiene que conectar su aparato de televisión, al que son adictos la mayoría de los menores occidentales. Esta adicción, equiparable al cuadro sintomático de un drogadicto, bloquea la facultad de pensar, suprime la libertad, instiga a la violencia y provoca la adhesión inmediata. La televisión se está convirtiendo pues en una droga dura, a la que la violencia, sexo y contenidos inapropiados agravan sobremanera la situación."

Este es el perfil del teleadicto: · Ve mucha más TV que el promedio (más de 2 horas al día) · La utiliza como sedante, no como simple entretenimiento. · Selecciona poco o nada los programas (practica el zapping) · Se siente incapaz de delimitar el tiempo de visión. · Experimenta relajación mientras la ve, pero después se siente peor. · Está descontento de sí mismo por ver tanta televisión. · Se siente desgraciado cuando está privado del televisor. Programas-basura de audiencia masiva como "El gran hermano" y otros similares, además del fútbol, han llegado a tener más de 12 millones de espectadores. Estadística o casualidad, pero yo me pregunto si no serán los mismos millones que fuman... Ese es el porcentaje de subdesarrollo nacional, del raquitismo mental de la masa. Luego, a la cola de la Seguridad Social, y a seguir tirando... La ignorancia


164 "No nos hipnotizamos hasta el punto de creer que dos receptores de televisión nos harán dos veces más dichosos que uno solo." Aldous Huxley - "La Isla"

Apoyando lo anterior, he aquí la siguiente información, que es para erizar la piel: "Otro estudio ha puesto de manifiesto que la enfermedad de Alzheimer está directamente relacionada con la complejidad de la sintaxis lingüística puesta en juego a lo largo de la vida. Unas investigaciones citadas por Marie Winn demuestran que el hábito de ver televisión en detrimento de la lectura desalienta el pensamiento activo, disminuye la imaginación, inhibe el pensamiento abstracto y la formación de modelos simbólicos complejos, perjudica la capacidad de concentración y puede resultar adictiva al causar unos daños cerebrales análogos a los producidos por el efecto de las drogas." John Chafee - "El Poder del Pensamiento"

Pero apuesto a que si se lo dices no se lo creen o no les importa lo más mínimo. Eso es lo que están acostumbrados a hacer y para qué se van a molestar en cambiar. Es un estilo de vida, si es que se puede llamar así, basado en la comodidad irresponsable e incontrolada llevada a los límites de lo absurdo e irracional, propio de países tercermundistas. Esto es lo que han aprendido, el cómodo papel de marioneta que han asumido y que repiten hasta la saciedad:

La ignorancia


165

NO PIENSES POR TI MISMO: CALLA Y OBEDECE "Podrán golpearme, romperme los huesos, matarme; tendrán mi cadáver, pero no mi obediencia" Mahatma Gandhi

Desde muy pequeña, mi afición a la lectura quedó bien patente. Sólo me interesaban los cuentos e historias, que mi madre me leía hasta que me los aprendía de memoria y luego repetía como si los leyese yo misma. Creo que aprendí a leer antes que a hablar. Leía todo cuanto caía en mis manos, que por entonces no era mucho. En un libro que guardaba mi abuelo en el desván de la casa de campo (ya que tenía muchos libros que en aquella época estaban prohibidos), leí por primera vez una palabra que me llamó la atención: "librepensador". ¿Qué quería decir ese adjetivo? ¿Acaso no era libre cada persona de pensar por sí misma? ¿Es que eso era tan anormal que se conocía e identificaba de alguna manera a los que pensaban libremente? ¿Serían raros? ¿Era una raza distinta? "Es un librepensador". Me sonaba muy bien. Decidí entonces que debían ser una minoría, cuando se les clasificaba y etiquetaba de forma tan singular. A mí siempre me ha gustado ser distinta, diferente de un entorno nada atractivo para mí; así pues decidí: yo sería una de ellos. ¿Existiría un catálogo de librepensadores? ¡Qué emocionante, qué buen grupo al cual pertenecer! "El primer deber de un hombre es pensar por sí mismo." José Martí

Más tarde, leyendo lo poco que la dictadura franquista permitía que llegase a nuestras manos y dentro de mis escasas posibilidades de entonces, descubrí la literatura francesa (en versión original) y también encontré allí referencias a los librepensadores, los filósofos, los que pensaban por su cuenta y manifestaban su No pienses por ti mismo: calla y obedece


166 distinta visión del mundo mediante una culta y ponderada libertad de expresión, cosa desconocida en nuestro país durante muchos, muchos años... Durante tantos años -unos cuarenta, más o menos- que entre la represión intelectual y la Iglesia ("con la Iglesia hemos topado, Sancho..." ), creo que la gran mayoría de la población se olvidó de pensar y se limitó a obedecer. Los que no lo hicieron fueron perseguidos, asesinados o huyeron del país: los librepensadores, los filósofos y escritores, los genios, nuestras mentes más brillantes, los cerebros más llenos y mejor utilizados. Y la mediocridad se quedó aquí. Y ellos son los que nos educaron... "La mediocridad no se imita" Jean Paul Sartre

La enseñanza se estandarizó para no estimular la creatividad, la identidad personal ni la singularidad -hasta haber llegado al terrible igualitarismo actual- perdiéndose así la fuerza del pensamiento individual al educar sólo en la fe y la obediencia, y eso es justo lo que han pretendido y conseguido las fuerzas vivas en nuestra sociedad desde la noche de los tiempos: evitar que pienses por ti mismo/a, para que formes parte del enjambre obediente que da de comer a la insaciable y poderosa abeja reina: el Sistema. No habituados a pensar por nosotros mismos, copiamos la forma de pensar de nuestros padres y de nuestro entorno, lo cual significa que, si bien vivimos en un mundo tecnológicamente avanzado, la forma de pensar sigue siendo ancestral, atávica, lo cual es realmente absurdo: ¿cómo podemos vivir en el siglo XXI con una mentalidad de siglos pasados? Es como si pretendiéramos vestirnos ahora con la ropa de cuando éramos bebés: se nos ha quedado muy pequeña y anticuada. Nuestra responsabilidad es crear un mundo nuevo, mejor que el que heredamos de nuestros padres. ¡No repitamos sus errores! No podemos construir No pienses por ti mismo: calla y obedece


167 objetivos de futuro sobre esquemas del pasado: jamás podrán encajar ni prosperar. Cada generación debe necesariamente superar a la anterior, si es que queremos evolucionar. Pero... ¿de verdad queremos evolucionar? La sensación que me da es de todo lo contrario. Si vamos cambiando de ropa, de mobiliario o de casa a medida que crecemos, ¿por qué no vamos cambiando y adaptando nuestra mentalidad al momento presente? ¿Cómo pueden servirnos referencias, normas y leyes de hace 100 o más años? Si incluso todas las células de nuestro cuerpo se renuevan periódicamente, ¿por qué no nos preocupamos de renovar nuestra forma de pensar, es decir, el contenido de nuestro cerebro, la programación desde la cual vivimos? "Mantenerse en viejas costumbres es como usar ropa antigua." Libro de Oro de Saint Germain

Imagínate si las siguientes programaciones, de la época franquista, no las hubiésemos renovado: De 1946: "Es un imperdonable error la negación al esposo del débito conyugal. La mujer no debe, bajo ningún pretexto, negar a su marido lo que le pertenece. Muchas mujeres que se lamentan de las infidelidades de sus esposos no quieren darse cuenta de que fueron ellas las culpables de la traición por no haber conocido a tiempo la enorme trascendencia del consejo que antecede." (Dr. Núñez - Antes de que te cases)

De 1958: "Una mujer que tenga que atender a las faenas domésticas con toda regularidad tiene ocasión de hacer tanta gimnasia como no hará nunca, verdaderamente, si trabajase fuera de su casa. Solamente la limpieza y abrillantado de los pavimentos constituye un ejemplo eficacísimo, y si se piensa en los movimientos que son necesarios para quitar el polvo de los sitios altos, limpiar los cristales, sacudir los trajes, se darán cuenta que se

No pienses por ti mismo: calla y obedece


168 realizan tantos movimientos de cultura física que, aun cuando no tienen como finalidad la estética del cuerpo, son igualmente eficacísimos precisamente para este fin." (Teresa. Revista de la Sección Femenina)

En la sociedad de entonces, con las creencias y valores de aquella época, quizás estas y otras pautas se consideraron adecuadas. Afortunadamente, todas esas cosas han cambiado, pero no han cambiado solas: las hemos cambiado entre todos. ¿Y tú, también has cambiado o te has quedado anclado/a en el pasado? Pues te aconsejo que hagas caso a Unamuno y no seas hijo de tu pasado, sino padre de tu futuro. Sin embargo, es más cómodo quedarnos como estamos, esperar que alguien más piense por nosotros y nos diga qué tenemos que hacer, limitarnos a obedecer y luego quejarnos si las cosas nos van mal, echar las culpas a los demás o a la sociedad y seguir de víctimas, que es lo que mejor sabemos hacer. Lo cierto es que todo esto no es muy halagador para la inteligencia humana. ¡Y a estas alturas de la vida...! Se ve que no interesa que haya superhombres, porque hay quienes suelen decir que el hombre es un ser muy limitado. ¡Cuánto dinero le cuesta al país la Teoría de la Antilibertad! Creo que quienes lo dicen, por muy científicos o lo que sea que se crean, forman parte de esos grupos de manipuladores sociales que intentan convertir al Ser Humano en una "sub-raza", para seguir ostentando su supremacía en el futuro, o bien porque alguien les debe estar pagando generosamente para ello. Yo no estoy de acuerdo en lo absoluto, ya que en el mundo no hay límites; los límites sólo están en nuestras mentes. Porque si el hombre tiene el poder de autolimitarse, también tiene el poder de eliminar sus limitaciones. El precio es el mismo. El resultado no. No pienses por ti mismo: calla y obedece


169 El hombre es sólo tan limitado como piensa que es. “Muy complejo es el hombre e imponderable su naturaleza. Muy variados son sus talentos e inagotables sus energías. Desconfiad de aquellos que quieren encerrarle entre límites.” Mikhaïl Naimy-”El libr o de Mirdad”

Obedecer tiene grandes ventajas, por eso hay tanta gente que lo hace: no tienen que esforzarse en pensar ni en destacar, están tranquilos, no les persiguen, forman parte de esa masa de mediocres, homogénea, gris, indefinible, protectora y calentita, de la que emana cierto tufillo indiferente, que constituye el 90% de la población (el rebaño) donde tienen muchos puntos de referencia, (dirigidos por la vox populi oficial de la televisión), todos igualitos y, sobre todo, no asumen responsabilidades. Si las cosas salen mal, no es culpa suya, sino de unos pocos que mandan y que están dentro del 10% restante (los pastores). Es tan cómodo que la mayoría lo hace. Pero resulta que la comodidad es la antítesis del cambio, del crecimiento y la evolución. Y de la libertad, esa que tanto defiende y, a la vez, tanto teme la gente. No se espera de los corderos que hagan nada por sí mismos, y mucho menos pensar. Formar parte de un rebaño, además de ser muy aburrido y monótono -pienso yo- tiene el grave handicap de que el día menos pensado venga cualquier perro, más o menos adiestrado, y con cuatro ladridos empuje al rebaño... a tirarse por un acantilado, suicidarse colectivamente, ir a una guerra, creerse cualquier mentira, llevárselo a su propio redil, u otras lindezas semejantes. "La obediencia no es una creación; por lo tanto nunca puede producir la salvación." Neale D. Walsch - "Conversaciones con Dios"

Jesús no vino a enseñarnos cómo ser mejores corderos, sino todo lo contrario: despertar el pastor que todos llevamos dentro No pienses por ti mismo: calla y obedece


170 -el Buen Pastor- para recuperar nuestro poder y hacernos cargo de nosotros mismos, hasta reconocer, aceptar e identificarnos con la esencia divina interior de la que todos somos portadores y la cual representamos en el planeta. Si la religión y el sistema administran nuestros miedos, los políticos administran nuestra comodidad. Mientras sigamos delegando nuestro poder en los demás y prefiramos estar cómodos, habrá políticos. ¡Qué cara nos sale nuestra comodidad! La comodidad es contraria al crecimiento y evolución. Obedecer las normas y reglas es útil para evitar el caos: pararse en un stop, por ejemplo, y otras cuyo incumplimiento nos acarrearía más inconvenientes que ventajas. Pero recuerda: las normas son para reforzar el sentido común, nunca para reemplazarlo. Pero por algo también se dice que el sentido común es el menos común de los sentidos... "Estoy dispuesto a permitir que la raza humana perezca, si su super vivencia debe ser conseguida al precio de no usar libremente su mente." Traducido de Percy W. Bridgman - "The way things are"

"Represento a la Humanidad, y aunque quisiera hacerla amable, quisiera hacerla verdadera." Ralph W. Emerson

Cumplir las normas, mal que nos pese, es el pago que hay que aceptar por vivir en una sociedad, no en una isla desierta, lo cual no significa que haya que formar parte de la manada, o de lo que se ha venido en llamar "nuestra cultura". Hoy por hoy, la impresión que da nuestra "cultura" no es sino una mezcla de tradiciones, folklore y tipismos oportunamente manejados por el político de turno. Eso no tiene nada que ver con la Cultura.

No pienses por ti mismo: calla y obedece


171 Yo siempre había entendido que Cultura, esa Gran Palabra con nombre de diosa, se refería a sabiduría, conocimiento, ciencia infusa, comportamiento impecable, educación esmerada, intelectualidad activa, pensamiento excelso, eminencia, maestría ejemplar, exquisito manejo del lenguaje, nobleza espiritual, afán de superación y autorrealización, aprendizaje continuo, paradigma de excelencia, etc., pero actualmente se llama cultura a cualquier cosa: al deterioro constante de nuestro sin par lenguaje se le llama cultura, (hasta los periodistas, que deberían ser los más perfectos ejemplos de la comunicación, pronuncian y escriben "preveer" en lugar de "prever", por ejemplo. No sin razón dice Sánchez Dragó: "los jóvenes periodistas, esa cáfila de analfabetos, me tienen desesperado"), a la falta de respeto y el gamberrismo incívico se le llama cultura, al involucionismo se les llama cultura, a la polución, contaminación y destrucción del planeta se llama también resultado de nuestra cultura, a los intereses creados se le llama nuestra cultura, al estado de malestar y a la inseguridad ciudadana se le llama igualmente nuestra cultura, y hasta a las drogas, el tabaco, el alcohol y el fútbol creo que también ahora se le llama "cultura." A falta de una Cultura verdadera, cualquier barbaridad nos sirve. Creo que nos hallamos en el momento histórico de la "cultura de la incultura." "Sólo el que sabe es libre, y más libre el que más sabe. Sólo la Cultura da libertad. No proclaméis la libertad de volar, sino dad alas; no la de pensar, sino dad pensamiento. La libertad que hay que dar al pueblo es la Cultura" Miguel de Unamuno

Pues bien, el resultado de nuestra maravillosa "cultura" es una sociedad enferma, impotente, ignorante y decadente, apoyada en la idea ancestral y maquiavélica de la debilidad, fragilidad e imperfección humanas, base de nuestra educastración judeocristiana, de la que se nutre la Teoría de la Antilibertad.

No pienses por ti mismo: calla y obedece


172 Exactamente todo lo contrario de lo que predicó Jesús... Pero quizá sea eso en el fondo lo que pretenden conseguir los gobiernos. Como he dicho antes, en todo lo que ocurre, siempre hay alguien que sale beneficiado. En este caso es el Sistema y quienes lo controlan desde los distintos ámbitos del poder social. Ya dijo Don Jacinto Benavente que en el trasfondo de todo cuanto acontece en nuestra sociedad están los intereses creados. Siempre habrá quienes se beneficien de que las cosas continúen igual. El plasmar mis ideas e invertir mi tiempo y energía al escribir este libro -que inicié a petición de mis alumnos- es sustentando mi deseo ferviente de que ayude a producir -¡inch Allâh!- una profunda convulsión individual y social que, sino caer -creo que ni Sansón hoy lo conseguiría- haga al menos tambalearse los débiles cimientos sobre los que se erige ufana esta antinatural e inhumana Torre de Babel, que hemos creado entre todos, y a la que muy alegremente llamamos "sociedad civilizada". (Lástima que los que más lo necesitan sean los que menos leen). Es muy simple: si el sistema funcionase, si la educación funcionase, no harían falta servicios sociales u otros remiendos "a posteriori", y la gente sería feliz, sana, libre e independiente. Luego, algo falla, algo huele a podrido... y no precisamente en Dinamarca. Un periodista europeo le preguntó en cierta ocasión a Mahatma Gandhi: "¿qué opina de la civilización occidental?" Y éste respondió: "humm,... sería una buena idea..." Todo lo que no impulsa la evolución del Ser Humano, no es Cultura: es INCULTURA. Ahora que ya nadie te persigue, que tienes derecho a manifestarte libremente, a votar, a decidir por ti mismo/a y se supone que vives dentro de un "estado de bienestar" (habría que definir qué significa bienestar para cada persona) te hago una serie de preguntas para que reflexiones sinceramente: No pienses por ti mismo: calla y obedece


173 ¿Te consideras una persona culta (o culti vada), pr e parada para vi vir? ¿Qué estás haciendo con tu vida? ¿Cómo usas tu cerebro? ¿Qué haces con tu tiempo presente? ¿Eres todo lo feliz que mereces? ¿Estás viviendo al 100% de tus posibilidades? ¿Conoces y desarrollas todas tus capacidades? ¿Cuántas cosas aprendes diariamente? ¿Te amas, te respetas y estás orgulloso/a de ti mismo/a? ¿Te ocupas de tu evolución como Ser Humano? ¿Qué ejemplo estás transmitiendo a tu entorno? ¿Qué estás aportando a la sociedad? ¿Cuál es tu misión en la vida? Cultura significa Sabiduría en acción. Te aconsejo que ahora dejes el libro un momento y pienses un poquito en lo que has leído y en todas las preguntas que te he venido haciendo hasta aquí. No duele nada y te será muy útil. Lo bueno de pensar es que crea hábito, engancha. Y si ya estás acostumbrado a pensar lo habrás ido haciendo a medida que ibas leyendo, con lo cual, te identifiques o no con mi forma de ver el mundo, creo que puede ser un buen ejercicio de reciclaje de esquemas, sacudida de neuronas y nueva toma de conciencia, lo cual nunca viene mal a nadie y está siendo más que necesario. Según tu edad en este momento, puede que algunas cosas no las hayas oído nunca antes y te suenen extrañas, pero quizás también te ayuden a comprender mejor a las generaciones anteriores y coetáneas a la tuya. Puede ser igualmente que te ayuden a hacer un examen de conciencia, si te son conocidas, y decidas cambiar algo para predicar con un nuevo ejemplo, crear un nuevo paradigma de pensamiento individual y social. Como siempre, el saber no ocupa No pienses por ti mismo: calla y obedece


174 lugar, y lo que hagas con la información que caiga en tus manos es tu responsabilidad. A lo largo de tu lectura, irás encontrando páginas en blanco. La próxima también lo está para que anotes todo cuanto te venga a la mente en este instante. Es un ejercicio personal. Pon la fecha en cada anotación. Cuando más adelante vuelvas a releer todo lo anterior, anota los cambios de pensamiento, ideas, reacciones que hayas sentido. Te servirá para tu propio control y observación. Todo lo que hagas o no hagas es para ti y en tu propio beneficio. Tú decides. Eres libre.

No pienses por ti mismo: calla y obedece


175 Notas de mis impresiones

No pienses por ti mismo: calla y obedece


176


177

LOS DEMÁS Y LA INJERENCIA "Sé inteligentemente egoísta" Dalai Lama

Cuando tratamos el tema de las limitaciones humanas en mis seminarios, la primera que suele aparecer es el miedo imaginario, en cualquiera de sus múltiples facetas; la segunda, "el qué dirán." ¡Cuántas personas son verdaderas mártires de esa angustiosa forma de pensar! He tenido casos de libro; personas adultas, que se consideraban inteligentes, dejando de hacer esto o aquello preocupadas por el "qué dirán los demás." Normalmente, resulta que "los demás" suelen ser una o dos personas allegadas, pero el pensar en "los demás" (generalización) crea un sentimiento de culpabilidad o temor, como si todo el mundo (los billones de personas que lo habitamos) estuviese pendiente de nuestras idas y venidas. La solución es muy simple. En mis cursos, cuando la persona se siente bloqueada o temerosa ante el "qué dirán los demás", hacemos un ejercicio muy sencillo. Hago que la persona aclare la pregunta. ¿No quiere saber qué dirán los demás? Pues vamos a preguntárselo. Y vamos uno a uno, por todo el grupo, preguntando lo mismo. Josefa, una alumna mía, se sentía mal ante la decisión de salir sola por la noche, por que "¿qué dirán los demás si llego tarde a casa?" Así que fuimos preguntando a cada "demás" la misma pregunta: "¿qué dirás tú si yo llego tarde a casa por la noche?" Las respuestas que obtuvo no se las esperaba: Los demás y la injerencia


178 "Tu puedes hacer lo que te dé la gana. A mi no me importa lo más mínimo." "¿A mi qué me cuentas? Bastante tengo yo con preocuparme de mis asuntos." "Lo que tu hagas con tu vida es asunto tuyo, no mío." "¿Crees que no tengo otra cosa que hacer que estar pendiente de ti? " "Ya eres mayorcita para saber lo que tienes que hacer." "Me parece muy bien que cada cual haga lo que le plazca." "Espero que te lo pases muy bien." "¿Tan importante te crees para que a mí me preocupe lo que tú haces? " Cuando llegamos a unas 20 personas, con respuestas similares a las anteriores, ya no le quedaron más ganas de seguir preguntando al resto. Decidió en ese mismo instante que usaría su propio criterio para tomar sus decisiones. Le dije, no obstante, que si quería estar más segura podía seguir haciendo lo mismo en el edificio donde vivía: "Buenas, soy la vecina del 5ºA. Vengo a preguntarle qué dirá Vd. si yo llego tarde a casa por la noche". Y así, vivienda por vivienda, planta por planta, y luego edificio por edificio y si no tenía suficiente, podía continuar calle por calle y seguir preguntando a todos los demás o poner un anuncio en los periódicos. "Si los que hablan mal de mí supieran lo que yo pienso de ellos, aún hablarían peor." Sacha Guitry

La falta de autoestima y el qué dirán forman un dúo inseparable. Una mujer me solicita información por correo y me ruega que el sobre vaya en blanco, "porque tengo portero en mi finca y no quiero que se entere." Esta persona valora más lo que pueda pensar su portero que lo que pueda pensar, querer o decidir ella misma. No sin razón me llamó de parte de su psicóloga... Los demás y la injerencia


179 "Conceder demasiado valor a la opinión de los demás es un error muy común; bien sea que tenga sus raíces en nuestra propia naturaleza o que haya surgido como consecuencia del nacimiento de la sociedad y la civilización; en cualquier caso, ejerce sobre el conjunto de nuestra conducta y quehaceres una influencia desmesurada, enemiga de nuestra felicidad." A. Schopenhauer - "Aforismos sobre el arte de saber vivir"

Las vidas de la gente han estado siempre tan vacías, tan carentes de sentido, que tenían que distraerse con las vidas ajenas, costumbre que, aunque en algo se ha moderado, sigue siendo de rigor en nuestro país, sobre todo en los pueblos y entre personas de bajo nivel cultural, es decir, una mayoría. Estamos tan preocupados con lo que les ocurre a los demás, que nos cuesta detenernos para ver qué pasa en nosotros mismos: la cuestión es mantenerse distraído y no mirar hacia dentro. Nuestra literatura se ha hecho eco en más de una ocasión de semejante injerencia en el vivir ajeno. Novelas, películas y canciones nos hablan de las víctimas del "qué dirán", de las malas lenguas, de la maledicencia, del comadreo vulgar y plebeyo, de los rumores, de los comentarios más o menos oportunos, de la envidiosa crítica destructiva. En fin, afortunadamente esa costumbre está cayendo en desuso, ya que toda esa gente vacía y desocupada, se entretiene ahora con los culebrones, la prensa "del corazón", “operación triunfo”, “el Gran Hermano”, el fútbol y otras miserias de la telebasura, que para el caso viene a ser lo mismo. Mira por dónde, ahora va a resultar que los programas de tipo "encefalograma plano" van a tener su utilidad. ¡Quién lo hubiera pensado! No hay mal que por bien no venga... El caso es que, por mucho que le busco el lado práctico a eso del cotilleo, no se lo encuentro, aún poniendo buena voluntad. A ver, que alguien me explique para qué sirve el pensar o comentar: "García ha vuelto a llegar tarde esta mañana"; "el jefe ha llamado a Martínez a su despacho"; "los del 3º B se han ido otra vez de vacaciones"; "Marujita lleva una vida desenfrenada y acabará mal"; "los Fernández no han limpiado su coche desde hace tiempo". Los demás y la injerencia


180 No creo que el cotilleo haga que García llegue más temprano, ni que me afecte lo que el jefe tenga que decirle a Martínez, ni que los del 3º B me lleven con ellos de vacaciones, ni que Marujita acabe mal o bien cuando a lo mejor se lo está pasando divinamente, ni voy a ir a casa de los Fernández a limpiarles el coche. ¿Ha calculado alguien cuantas horas/hombre u horas/mujer se pierden cotilleando y metiéndose en asuntos ajenos? ¿Cuánta producción se podría llevar a cabo en ese tiempo con toda esa energía? ¿Cuántos libros podrían leerse por persona, lo cual no les vendría nada mal? Y sobre todo, ¿cuántos disgustos y problemas se evitarían si cada cual se metiese en sus propios asuntos? "...Otra tendencia muy frecuente que tienes que suprimir con todo rigor es la de inmiscuirte en las cuestiones de los demás. Lo que haga, diga o crea cualquier persona no es asunto de tu incumbencia, y debes aprender a dejarla totalmente a su albedrío, pues tiene todo el derecho a la libertad de pensamiento, de palabra y de acto, en tanto no se inmiscuya tampoco en los asuntos de los demás. Si piensas que alguien actúa mal y puedes tener la oportunidad de manifestarlo en privado y con buenos modos el por qué lo crees así, quizás puedas convencerle; si bien se presentan muchos casos en que aún esto sería considerado una intromisión improcedente. En modo alguno deberás tampoco comentarlo con una tercera persona, pues tal acción sería particularmente reprobable." J. Krishnamurti - "A los pies del Maestro"

María vino a verme para consultarme sobre un grave problema que tenía. Se sentía muy desgraciada. Cuando me lo explicó, resultó que su problema se limitaba a estar viviendo en régimen de injerencia involuntaria. En el pueblo donde vivía, las vecinas tenían por costumbre hacerle comentarios a su vida, a su aspecto (era joven, atractiva y elegante, cosa poco habitual en su entorno), con lo cual era objeto de comentarios y pullas hirientes promovidas por la envidia, el alimento nacional. El caso es que esta mujer no Los demás y la injerencia


181 sabía como actuar o responder ante tales desmanes, ya que incluso había vecinas que se reunían en grupo y osaban personarse en su domicilio y entrar en su casa sin permiso a investigar, con cualquier excusa estúpida, mirando sin ningún decoro en las habitaciones, pasando la mano por los muebles, etc. Lo primero que le dije es que pusiese una cadena de seguridad en la puerta. Lo segundo fue que no contestara a ningún comentario hiriente y que hiciese su vida, llenándola con actividades sanas e interesantes, amén de enseñarle unas breves técnicas de PNL. A los pocos días me llamó diciendo que se sentía muy satisfecha y muy contenta, se había incrementado su autoestima y su fuerza, pero que mucha "gente" le había dicho que era muy mala, que ya no era como antes. Esa fue la prueba de que el consejo había funcionado bien. Diría Jean Paul Sartre: "L'enfer c'est les autres" (el infierno son los demás). El cotilleo, el comadreo, la crítica destructiva, son los primos hermanos de los juicios de valor, es decir, juzgar. También criticamos por pura envidia -plato de rigor en toda mesa españolacomo en el caso anterior. Criticamos porque no nos atrevemos a hacer lo que otros hacen, porque nos sentimos inferiores y nos da rabia ser tan cobardes. Criticamos porque creemos estar en posesión de la verdad, que nosotros tenemos razón y los otros están equivocados. O bien porque no tenemos otra cosa mejor en que fijar nuestra atención y nuestra energía, lo cual es bastante triste. "He aquí la explicación de por qué al aparecer lo excelente donde quiera que aparezca y sea de la especie que sea, la inmensidad de las medianías se conjura y cierra filas en su contra a fin de no dejarlo prosperar, y, si es posible, llegar incluso a asfixiarlo." A. Schopenhauer - "Aforismos sobre al arte de saber vivir"

Los demás y la injerencia


182 "Cuando hay personas que se distinguen de la masa, la masa, en vez de desearles lo mejor y ayudarlos en lo posible, muestra una clara tendencia a echarles el guante y obligarlos a retroceder. Esa falta de caridad suele ser efecto de la envidia, pues quienes forman parte de la masa pueden suponer que el éxito ajeno podría ser un reflejo negativo de su propia falta de méritos". John Chaffee - "El poder del pensamiento"

¡Cuánta razón tienen nuestros filósofos!, a tal punto que se ha inventado todo un vocabulario para criticar y descalificar a los triunfadores, a los que destacan en algo positivo, a los que van por la vida pisando fuerte, valiéndose por sí mismos y marcando una diferencia. Si prestas atención, escucharás... A un débil o un cobarde diciendo que los fuertes y valerosos son "prepotentes." A un inepto o ineficaz diciendo que a los que promocionan son unos "pelotas enchufados." A un estudiante holgazán diciendo que los primeros de la clase son unos "empollones." A un envidioso diciendo que si su vecino triunfa es porque "algo sucio debe estar haciendo." A un fracasado diciendo que los que logran cosas en la vida es "por lo mucho que roban." A una persona vulgar y ramplona diciendo que los elegantes y distinguidos son unos "pijos." A una persona sin autoestima diciendo que los que hablan claro y directo son "agresivos." Y, según Schopenhauer en sus ya citados aforismos, "a una media docena de cabezas de borrego chismorreando con desprecio acerca de un gran hombre." Y a la masa en general -fieles cumplidores de la ley del mínimo esfuerzo- decir que todo lo positivo, el éxito, el trabajo, las oportunidades, la inteligencia, la felicidad, es cuestión de suerte. Del mismo modo, todo lo que desconocen o no entienden lo tildan de sectario y se quedan tan tranquilos. Los demás y la injerencia


183 "No sé a qué puede llamarse suerte. Los que triunfan siempre creen que ha sido por su talento o por su trabajo y les humillaría creer en la suerte." Jacinto Benavente

"Ser constante en tu trabajo te proporcionará el éxito; no tienes por qué estar implorando la suerte." Jean Cocteau

No es cuestión de suerte, es cuestión de preparación, estudio, esfuerzo y dedicación personal. Como diría Edison, "el genio consiste en un 1% de inspiración y un 99% de transpiración". Esos son los mismos porcentajes que generan la "suerte". La diferencia primordial radica en decir "yo puedo", en lugar de "tú puedes, pero yo no", lo cual es mucho más cómodo, pero a nada conduce. En fin, ¿continuamos? He aquí una vez más el resultado de los mapas del mundo desde los que cada uno forja su realidad. Hay mapas muy ricos y hay mapas muy pobres. Hay mapas muy estimulantes y mapas muy limitantes. Hay realidades útiles y realidades lamentables. Así pues, existen tantas realidades como personas. Elige cómo quieres que sea la tuya pero, por el mismo precio, procura que te sea útil. Hace muchos años que inicié este proceso de desenmascaramiento de la realidad o de formas de verla que no enriquecen ni ayudan a prosperar al individuo, sino al contrario, le obnubilan y someten, alejándole cada vez más de su bienestar y grandeza espiritual. ¿Cómo ves o etiquetas tu realidad ahora? La realidad no es más que una interpretación subjetiva desde nuestro mapa del mundo. Ten en cuenta que si criticas, cotilleas o murmuras, los demás pueden estar haciendo lo mismo sobre ti. Ellos también pueden

Los demás y la injerencia


184 pensar lo mismo que tú estas pensando. Es lo que se llama injerencia recíproca. Recuerda: tú también eres un “demás” para los demás. Cuando Jesús advirtió: “no juzguéis y no seréis juzgados” se refería a una de las Leyes Universales: la ley Causa = Efecto. Todo lo que se siembra se recoge. No hay más que entender bien lo que dijo Jesús y comprenderemos que las Leyes Universales estaban contempladas en sus enseñanzas. El pensamiento del "qué dirán" tiene mucho que ver con el "buscar fuera de uno mismo". Tiene que ver también con el porcentaje 90/10 que he mencionado en el tema anterior. En efecto, tanto en psicología clásica como en PNL (Metaprogramas), hablamos del "locus of control" o "Marco de Referencia" (MR). Tanto uno como otro significan lo mismo: se refieren al lugar de control o toma de referencias que hace una persona ante cualquier decisión. Este marco de referencia puede ser interno y externo. Interno, miras dentro de ti. Externo, miras en el entorno, en los demás, fuera de ti. Ejemplo : cuando haces algún trabajo, ¿cómo sabes que está bien hecho? ¿Te lo preguntas a ti mismo/a, comparas con tus propios criterios, o vas a preguntarle a alguien? También puede ser variable, es decir, podemos tener un marco de referencia externo para unas cosas e interno para otras. Pero una cosa es cerciorarse de algo por uno mismo y luego preguntar o comparar para asegurarse, y otra muy distinta es vivir para la galería. Sea como sea, la estadística global (España) es la siguiente: Locus of Control o Marco de Referencia Interno

Externo

10%

90%

Los demás y la injerencia


185 Si colocamos estos porcentajes en una curva de Laplace-Gauss (curva estadística "normal" o de campana), veríamos que el 90% de la población ocuparía la mayor parte de la superficie central, quedando un 5% en cada uno de los extremos, total 10%. Ahí tienes el origen del rebaño y los pastores. ¿Te das cuenta de que coincide plenamente con la cantidad de "rebaño y directores" que dice Dostoievsky? Ese es precisamente el objetivo de la educastración. ¡Enhorabuena, señores! Objetivo conseguido. "Dos senderos divergían en un bosque, y yo... yo tomé el menos transitado, y eso fue decisivo." Robert Frost - "The road not taken"

Los "pastores" a los que me refiero no tienen por qué ser líderes políticos o espirituales precisamente. Son las personas que se atreven a ser distintas. Son libres, independientes, autosuficientes, hacen buen uso de su libertad -para lo cual hace falta una equilibrada dosis de rebeldía y consciencia- van por la vida con la cabeza bien alta, saben mantener sus opiniones y vivir de acuerdo con ellas, se hacen cargo de sí mismas, ocupándose de su crecimiento y evolución constantes, tienen una misión que cumplir y sino la tienen, la buscan y hacen lo que tienen que hacer. No pierden el tiempo en tonterías. Y dijo Jesús: "Por sus fr utos los r econoceréis..." "...Juan Salvador Gaviota pasó el resto de sus días sólo, pero voló mucho más allá de los Acantilados Lejanos. Su único pesar no era su soledad, sino que las otras gaviotas se negasen a creer en la gloria que les esperaba al volar; que se negasen a abrir sus ojos y a ver!" Richard Bach - "Juan Salvador Gaviota"

Haber desarrollado un marco de referencia interno me ha ayudado a cambiar por mí misma mi sistema de creencias y escala de valores, mi educación y forma de pensar y me ha llevado a vivir en un extremo de la citada curva, en los "acantilados lejanos" acompañando a Juan Salvador Gaviota. Allí somos muy pocos, por Los demás y la injerencia


186 supuesto, con sus ventajas e inconvenientes, como todo en la vida. Pero, ¡qué maravilla cuando nos encontramos y podemos hablar, compartir e intercambiar ideas!. Una inefable energía positiva comienza a fluir. ¡Qué sensación tan sublime de plenitud y felicidad, de comprensión, de estar al mismo nivel, de reconocer a alguna que otra alma gemela cuando aparece de vez en cuando en el camino! Es el gran premio. El premio al valor, al atrevimiento, al coraje, a la tenacidad, a la libertad, a marcar una diferencia. No conozco mayor placer, éxtasis y felicidad que la conexión mental y espiritual con otras almas de similar nivel de vibración. "Vinieron entonces al anochecer, encontrando a Juan Salvador Gaviota que planeaba, sereno y solitario, en su querido cielo. Las dos gaviotas que aparecieron hasta rozar sus alas, eran puras como la luz de las estrellas y el aura que emanaba de ellas, en el aire de la noche profunda, era dulce y amistoso. Pero lo más maravilloso que jamás había visto en el mundo, era la gracia con la que volaban, sus plumas remando con precisión y regularidad a un centímetro de las suyas. [...] -¿Quiénes sois? - Somos los tuyos, Juan, somos tus hermanos, respondieron con calma y seguridad. Hemos venido a buscarte para llevarte más alto todavía, para guiarte hacia tu verdadera patria. Juan Salvador Gaviota había tenido la intuición durante toda su vida, que un día se vería iluminado por este instante único. [...] - Estoy listo... Y Juan Salvador Gaviota, acompañado por sus dos gaviotas-estrella, se elevó para desaparecer con ellos en un perfecto y oscuro cielo." Richard Bach - "Juan Salvador Gaviota"

Otro aspecto de la injerencia recíproca es que, sin darnos cuenta, hacemos nuestros los problemas ajenos, a tal punto, que a veces nos vemos involucrados en historias que no nos atañen y que nos hacen perder mucho tiempo, energía e incluso dinero. Como tenemos asumido que hay que ayudar al prójimo y ser compasivo y todo eso, pues ahí vamos nosotros, con el corazón en una mano y la cartera en la otra.

Los demás y la injerencia


187 Como a mí personalmente me ha costado mucho dinero el hacer favores, fiarme de algunos "amigos", remediar males ajenos y solucionar problemas, todo lo cual me ha servido para perder a los "amigos" correspondientes amén del propio dinero (si recuperase todo el dinero que me deben, podría comprarme una finquita...), me he dado cuenta de lo siguiente: si les ayudo no aprenden ni crecen por sí mismos, así que, podré dar un buen consejo gratis, pero como soy muy buena y quiero que la gente crezca y aprenda, pues ahí se acaba mi ayuda. No hay como escarmentar y aprender a decir "NO". Hay una ventaja con la gente que no te paga las deudas o no te devuelve los préstamos o se aprovecha de tu buena fe y te estafa: ellos solos se delatan, ya sabes de qué pie cojean, cómo son en realidad, y lo harán una vez, pero no dos. Esa gente difícilmente cambia porque su propia desvergüenza se lo impide. "Por sus hechos los reconoceréis..." Más pronto o más tarde, el Universo les pagará con la misma moneda. Tampoco se trata de desconfiar del género humano, sino tan sólo recordar lo que dijo Pitágoras de Samos: "Ayuda a los demás a levantar su carga, pero no a llevarla". Desde que aprendí esta premisa, las cosas me van mucho mejor. No hagas tuyos los problemas ajenos. Bastante tienes con solucionar los tuyos propios, lo cual es tu responsabilidad y de nadie más. Y además de lo dicho hasta aquí, que no es poco, en este teatro en el que todos actuamos, también nos enseñan arduamente y hasta la saciedad que...

Los demás y la injerencia


188


189

TODO ES DIFÍCIL Y COMPLEJO No hay mayor dificultad que la que uno mismo se plantea. Inma Capo

Se nos ha educado también en la creencia de que todo en la vida es muy difícil y complejo, tanto, que se nos ha convertido en unos inútiles en el arte de saber vivir. Sin embargo no existe nada más fácil. Todo está ahí, a nuestro alrededor, al alcance de nuestro pensamiento. La verdad es siempre muy fácil de entender. Somos nosotros quienes, para sentirnos importantes y justificarnos, lo volvemos todo muy complicado. Y como todo es tan complicado, tenemos excusas para no hacer esto o aquello, o para ser infelices, tener problemas, decir que no tenemos tiempo, que no depende de nosotros, que cuesta mucho, que es muy difícil, que no sabemos, que no se puede, y un inacabable etcétera. "Conoced la Verdad y ella os hará libres" Juan: 8,32

"Mi amor por la verdad me hizo romper con la segura comodidad de las certidumbres. Y la verdad me recompensó." Simone de Beauvoir

Hay personas que no se creen nada, por muy simple que sea, si no se les convence adornándolo con una amalgama de explicaciones pseudo científicas y/o filosóficas. Sobre todo cuando no comprenden nada es cuando más se convencen. "No entiendo nada, pero qué bien suena, debe ser verdad". Se ha demostrado que las estructuras más complejas están compuestas de elementos extremadamente simples. Las soluciones a los grandes problemas suelen ser las más simples, las que nadie quiere ver. Sin embargo los eclesiásticos "dogmas de fe" esos sí que se los

Todo es difícil y complejo


190 creen, así por las buenas, cuando no hay por dónde cogerlos. "Si ellos lo dicen, verdad será..." Sin comentarios. "El clero católico siempre nos ha contado que si Dios hubiese hablado de la realidad tal como era, la gente de entonces no le habría comprendido, pero a tal sesuda deducción cabe oponer que la evidencia universal muestra que cualquier creyente de cualquier religión está dispuesto siempre a creer cualquier cosa que haya sido dicha por su Dios, aunque no la comprenda en absoluto, ¡y tanto más creíble será cuanto más incomprensible parezca!" Pepe Rodríguez - "Mentiras fundamentales de la Iglesia Católica"

En mis seminarios suelo escuchar a muchas personas que dicen "¡pero eso no puede ser tan sencillo!", como si esperasen un milagro divino, una fórmula magistral o alquímica, o un gran cataclismo o sufrimiento para cambiar una emoción, un sentimiento, un comportamiento o lo que quieran. Es tan sencillo que a su ego le cuesta creerlo. José Miguel, uno de mis alumnos, médico de profesión, cada vez que descubre un cambio inmediato en sí mismo, se le abren los ojos y se queda atónito diciendo "¡pero no puede ser tan fácil y rápido!" La última vez le pregunté: "¿te imaginas si todos los médicos supieran esto, con lo fácil que es, y lo aplicaran a sus pacientes?" y la respuesta fue "pero no quieren saberlo. Si lo supieran, en dos meses acabaríamos con los laboratorios farmacéuticos". Tanto la medicina como la psicología carecen de sencillez y simplicidad, enredándolo todo con palabras ininteligibles, diagnósticos complejos (que no son más que etiquetas rebuscadas) o justificaciones inverosímiles para ayudar a que la gente se sienta cada vez más impotente, víctima y carente de recursos, es decir, siga estando mal y así los "expertos" puedan seguir viviendo a su costa. De ahí el coste de la salud en todos los países, cuando además (según dijo el alumno mencionado), el 95% de los Todo es difícil y complejo


191 medicamentos son innecesarios o de efecto placebo. La prueba de que vivir feliz es muy fácil es que desde siempre se nos ha dicho todo lo contrario. Las personas interiormente felices no enferman fácilmente. Una alumna mía, Azucena, tenía la lección bien aprendida: "todo en la vida es difícil y requiere un gran esfuerzo". El resultado era que había conseguido muchos éxitos, pero con gran esfuerzo y dificultad. Le dolía todo el cuerpo, tenía tensión, estrés, estaba nerviosa, y lo más gracioso es que, cuando yo explicaba un ejercicio nuevo, comentándolo, exponiéndolo a todo el grupo, antes de que acabase mi explicación, poner ejemplos y enseñarlo, ella ya me había interrumpido varias veces diciendo "eso es muy difícil y yo no voy a poder". Cuando la evidencia le demostraba que era muy fácil y sí que podía, le costaba creérselo; entonces decía "no es posible, debo de haberlo hecho mal". Al final se dio cuenta de que tenía la creencia mencionada al principio bien arraigada desde pequeña, heredada de su padre. La eliminó de su cerebro, la cambió por otra más útil y comenzó a funcionar perfectamente y a sentirse mucho mejor, sobre todo consigo misma. Cambió en cuestión de minutos. Y su cuerpo también. Otro ejemplo de la sencillez de las cosas: la explosión del Challenger, que muchos de nosotros pudimos ver por televisión en directo. Uno de mis maestros, Robert Klaus, nos comentó en un curso de Modelado de Excelencia el resultado del estudio que se hizo tras la destrucción del artefacto y la pérdida de las vidas de los tripulantes. Tras inacabables elucubraciones y estudios, se llamó al premio Nóbel de física Richard Feymann para que ayudase en la investigación. Este comenzó por preguntarse ¿qué es lo más simple que pudo haber ocurrido? Resultado: una junta tórica. Una insignificante arandela de goma redondita que cuesta unos céntimos y que en contacto con líquido se queda rígida, con lo que Todo es difícil y complejo


192 pierde la flexibilidad y por ahí se escapó el gas que hizo estallar el artefacto. Así de sencillo. Parece como si existiera el objetivo generalizado de poder decir a la galería: "¡mirad qué vida tan complicada y miserable llevo, mirad cuanto estrés! ¿no veis que también fumo, bebo, tengo colesterol, soy un desgraciado y estoy mal? ¡soy pues uno de vosotros, un igual, aceptadme en el rebaño!"; y para ello nos complicamos la vida a riesgo de nuestra salud y nuestro bienestar, y no a cambio de la felicidad como sería lógico. Porque si complicándome la vida consiguiera ser inmensamente feliz, tendría una explicación. Pero complicarme la vida para ser un desgraciado o una desgraciada o acabar teniendo un infarto, una úlcera de estómago o un cáncer, además de un carácter avinagrado, la verdad es que no lo entiendo. Es lo menos inteligente que conozco. Y sin embargo hay mucha gente que vive así toda su vida, aunque parezca mentira, jugando al juego de "a ver quién lo hace peor." Se matan a trabajar para ganar más dinero porque necesitan pagar más cosas que no necesitan: un coche más grande, como el del vecino, un chaletito porque el cuñado se ha hecho uno y tú no, varios hijos que mantener porque los abuelos se aburren y quieren nietos, aunque no se les pueda educar adecuadamente, Y luego, "¿y siendo tan jóvenes aún porque no tenéis más hijos?" Y ¡hala!, otro hijo, como si los regalaran, y otro empleo más, y un préstamo nuevo, y otra hipoteca, y más 'valium' para dormir. ¡Pobres!, aún no se han dado cuenta de que nada de todo eso se lo van a llevar consigo al otro mundo, y que si siguen así, puede que dejen éste antes de tiempo... Si al menos a esas personas se les viese felices, con los ojos llenos de luz y serenidad, la faz alegre y el cuerpo sano, creando familias ejemplares, pues diríamos que todo eso funciona bien. Pero la mayoría de los casos que conocemos no son felices, están Todo es difícil y complejo


193 enfermos, fuman, beben, son dependientes de algo o de alguien, son irritables, gritan, se maltratan a sí mismos y/o a los demás, comen más de la cuenta y, lo peor del caso, es que ese es el ejemplo de vida que dan a sus hijos: el de la infelicidad crónica compartida. Una amiga mía, a la que llamaré Amparo, es una gran experta en complicarse la vida. Lo tiene todo a su favor: es joven, atractiva, inteligente, tiene trabajo, una buena posición social, pero por lo visto también tiene una creencia del estilo de "si no sufro no me divierto", porque me cuenta su problema, eso sí, con todas las justificaciones habidas y por haber que soportan su comportamiento y sus decisiones. Esta mujer está separada de su marido. Tiene dos hijos varones, a los que intenta educar lo mejor que puede, con ayuda de sus padres y los colegios a los que asisten, ya que ella precisa de casi todo su tiempo para trabajar. Por si ello no fuera suficiente, al poco tiempo inicia una nueva relación sentimental con un hombre también joven, el cual está viudo y con tres hijos, a los que no sabe cómo educar y cuya responsabilidad delega en Amparo, sobre todo con el hijo adolescente que crea graves problemas. Amparo intenta hacerse cargo de los cinco hijos, además de sus obligaciones y de intentar ayudar a su pareja en la organización de la casa, ya que éste además adolece del síndrome de Peter Pan y no hace nada por crecer, hacerse adulto y ser responsable. Por si ello fuera poco, el anterior marido de Amparo aparece en escena y quiere intervenir en su vida, en sus horarios y en la educación de sus hijos, con los que está ejerciendo un solapado chantaje emocional. Y cuando me preguntó ¿qué puedo hacer?, mi respuesta fue: pues sólo te queda sacarte un ojo para así tenerlo todo más complicado todavía y ser la auténtica mártir tipo Juana de Arco. ¿Qué pasa, no sabes estar sola una temporada y ocuparte sólo de tus hijos, tu trabajo y educarlos adecuadamente, solucionando lo Todo es difícil y complejo


194 que haya pendiente con su padre? ¿No tienes suficientes problemas tuyos que necesitas cargar con problemas ajenos? ¿Tu crees que con tu actitud estás ayudando a crecer a tu pareja actual y que aprenda a solucionar sus problemas como le corresponde? ¿Y qué ejemplo, tiempo y apoyo estás dando a tus propios hijos? Amparo asumió al fin su actitud de madre-protectora-víctimafactótum (lo que yo he bautizado como el síndrome de Juana de Arco) y se dio cuenta de su creencia de que la mujer es responsable de sacarlo todo adelante, acudir a todo y solucionarlo todo. Tras un sentimiento de importancia, se ocultaba su gran frustración y normal impotencia, que al final a todos estaba perjudicando, sobre todo a sí misma. La prueba de que vivir sano y ser feliz es muy fácil, es que ya se ha encargado el entorno y el sistema de hacernos ver todo lo contrario... “Las personas que son incapaces de hacer algo, te dirán que tú tampoco puedes” Vivir es mucho más sencillo y maravilloso. Y también hay muchas personas que lo saben y lo practican. Son las excepciones, esa minoría ejemplar, digna de ser modelada, que está en contacto con su poder interior, que se siente integrada en el Universo, que vive en armonía con la Naturaleza, que se dedica a hacer lo que tiene que hacer. Estudian, aprenden, crecen y evolucionan constantemente, no pierden el tiempo en tonterías inútiles, ayudan cuando se les necesita, no se meten donde no les llaman y se ocupan de sus seres queridos sin manipularles, viviendo desde el amor, el respeto y la libertad. Su presencia transmite una energía limpia, agradable y poderosa. Lo están haciendo muy bien. El fruto que obtienen es la felicidad, la salud y la paz interior, las bases de la evolución espiritual. Son seres espirituales, seres de luz. Están creando día a día su propio paraíso. Porque el paraíso está aquí, en la Tierra, y lo creamos con el poder de nuestra mente. Lo único Todo es difícil y complejo


195 que tenemos crónico los de este grupo, es la alegría, la salud, la energía y el entusiasmo por la vida. ¡Es tan fácil y tan barato! Permíteme incluir una lista, que puedes usar como test personal, de las características observadas clínicamente y que definen a una persona como mentalmente sana, según el gran psicólogo Abraham Maslow en su libro "El hombre autorrealizado", deseando de todo corazón que te sea de utilidad: 1. Una proyección superior de la realidad 2. Una mayor aceptación de uno mismo, de los demás y de la naturaleza 3. Una mayor espontaneidad 4. Una mayor capacidad de enfoque correcto de los problemas 5. Una mayor independencia y deseo de intimidad 6. Una mayor autonomía y resistencia a la indoctrinación 7. Una mayor frescura de apreciación y riqueza de reacción emocional 8. Una mayor frecuencia de experiencias superiores 9. Una mayor identificación con la especie humana 10. Un mejoramiento en las relaciones interpersonales 11. Una estructura caracterológica más democrática 12. Una mayor creatividad 13. Algunos cambios en la escala de valores propia Para aclarar a qué llama Maslow "una persona sana", siempre desde el punto de vista psicológico, la define así en su citado libro: "se siente motivada primordialmente por tendencias conducentes a la autorrealización, definida ésta como realización creciente de las potencialidades, capacidades y talentos; como cumplimiento de la misión -o llamada, destino, vocación-; como conocimiento y aceptación más plenos de la naturaleza intrínseca propia y como tendencia constante hacia la unidad, integración o sinergia, dentro de los límites de la misma persona." Todo lo contrario al pecado de acidia, ¿cierto? Todo es difícil y complejo


196 Igualmente y por el mismo precio, otras personas crean su propio infierno, con la circunstancia agravante de que además suele ser contagioso. Y después vienen a quejarse. Pero lo peor, no es que se quejen y den la lata, lo peor es el dinero que le cuestan al país, que en suma pagamos todos nosotros. Todo sea por mor de la tolerancia.... ¡Qué bien funciona el sistema! Así pues, querido lector, querida lectora, concluyamos esta primera parte...

Todo es difícil y complejo


197


198


199

2. ¡Hasta aquí hemos llegado! "Unió a su obra la Naturaleza el alma humana que traspasóme; y mi corazón sufre mucho cuando piensa en lo que el hombre ha hecho del hombre." William Wordsworth

Ya en el siglo XXI, (más todos los siglos anteriores que no contamos desde que el homo sapiens empieza a pensar), con todo lo que ha avanzado la ciencia y la tecnología hasta nuestros días y todo lo que se conoce sobre el Ser Humano, tendríamos que estar ya comunicándonos por telepatía, levitando por así decirlo, hablando un idioma universal -un idioma que lejos de separarnos, nos uniera, como el código genético- compartiendo e intercambiando sabiduría en toda la Tierra, celebrando y fomentando todo lo que nos une y omitiendo todo aquello que pueda separarnos, y cuidando de nuestro pequeño planeta, el paraíso perfecto donde Dios nos ha colocado para nuestro solaz, aprendizaje y desarrollo. Sin embargo, a estas alturas, precisamente todo lo contrario es lo que está aconteciendo. Nada ha cambiado en el desarrollo de la La ¡Hasta “educastración”occidental aquí hemos llegado!


200 humanidad. Seguimos repitiendo los mismos errores, una y otra vez, olvidando que el cerebro humano es una máquina hecha para aprender. Cada vez lo entiendo menos. "En el siglo XIX el problema era que Dios había muerto; en el siglo XX, el problema es que el hombre ha muerto." Erich Fromm

Es decir, si antropológicamente estudiamos la evolución de la raza humana, desde sus orígenes, (cuestionables, desde luego, pero aceptados por la comunidad científica hasta ahora), pasando por las diferentes ramas que han ido poblando el planeta a través de millones de años, vemos cómo ésta fue evolucionando y poblando la tierra; la forma del cráneo fue igualmente adaptándose a las nuevas necesidades, ya que el cerebro fue creciendo hasta adoptar la forma actual y la raza se extendió por todo el planeta, dado que ideó, creó e inventó lo necesario no sólo para sobrevivir, sino para transportarse, cobijarse, vestirse y alimentarse cada vez mejor. Recuerdo que cuando estudiaba, pensaba: "entonces, quiere decir que a medida que pasa el tiempo, todos seremos más inteligentes o más listos, puesto que estamos en constante evolución." Pues no. Desgraciadamente, me equivocaba. En lugar de evolucionar, estamos involucionando; en lugar de mirar hacia adelante, miramos hacia atrás. El miedo a lo desconocido, al futuro, a nosotros mismos, nos empuja a vivir mirando hacia atrás, asiéndonos a cosas del pasado, que no son más que lastres que traban nuestra evolución. ¡Craso error, antítesis de la lógica e inteligencia más elementales! No se puede ir hacia atrás, en contra de la naturaleza. Pues he aquí la razón. Resulta que un cerebro vacío de contenido no le sirve a su dueño más que para sobrevivir mal que bien, como un robot. Un cerebro simple, pero con algo de información añadida, le sirve a su dueño para sobrevivir y además ¡Hasta aquí hemos llegado!


201 aprender a hacerlo de forma más sencilla o útil para sí mismo. Un cerebro lleno de información contaminada produce una vida contaminada. Un cerebro lleno de información útil y valiosa produce una vida útil y valiosa. Exactamente igual que un ordenador. Y como cada cerebro está dentro de un cuerpo, si la información que tiene y el uso que le da su dueño es limitante, angustiosa y contaminada, pues su cuerpo y su vida también lo estarán, ya que los pensamientos y las órdenes de trabajo se generan en el cerebro y después pasan al cuerpo (bioquímica + sistema nervioso) sea de forma consciente o inconsciente. El resultado es el tipo de vida que lleva cada individuo y la influencia que con ella ejerce en su entorno y en la sociedad. Bien, después de todo lo dicho hasta aquí, hagamos un cálculo de cuanta gente es feliz y está sana, porque ese es el porcentaje de gente con un cerebro programado eficazmente, con una información útil, actualizada, estimulante y de calidad. La información es de muchos aspectos: práctica, intelectual, técnica, religiosa, espiritual, social, etc. Esas personas han tenido una educación adecuada, o tuvieron una educación inadecuada pero no se la creyeron, o bien se han reprogramado a sí mismas en la etapa adulta, de acuerdo a sus propios criterios e identidad que deseaban tener, haciendo uso de su inteligencia y libertad. Tendrán por tanto un Marco de Referencia interno (10%). Son personas que vibran a frecuencias muy altas, más altas cuanto más cerca están de su nivel espiritual ¿Conoces a mucha gente así? ¡Fantástico! ¡Únete al grupo! ¿Eres tú uno/a de ellos/as? Si es así, ¡enhorabuena! Ya lo estas haciendo muy bien. Sigue por ese camino y disfruta del proceso. El resto, es decir, la gente malhumorada, ignorante, inculta, enferma, bien psíquica o/y físicamente (suele ir lo uno con lo otro), dependiente, débil, cobarde, miedosa y víctima, tienen un cerebro polucionado, lleno de todas esas mismas cosas, bien sea por una mala (o nula) educación con la que se han conformado o ¡Hasta aquí hemos llegado!


202 por elección propia (90%). Los violentos y los manipuladores también se encuentran en este grupo, salpicando al entorno con sus virus mentales e influyendo negativamente en los cerebros menos evolucionados. Sea cual sea el origen, no se han preocupado de cambiar, cuestionar o reciclar su programación. Viven anclados en el pasado, mirando hacia atrás en lugar de hacia delante, limitándose a repetir la programación recibida de la forma más absurda. El resultado es su vida. Y eso es su responsabilidad y de nadie más. Lo malo es que nos salpican a todos. Es gente que vibra a muy bajas frecuencias, por eso no tienen energía y enferman más fácilmente. O bien utilizan su energía de forma destructiva, sea contra sí mismos o contra los demás. Es esa gente que grita para convencer a los demás y a sí misma de que tiene razón, o usa la violencia para conseguir sus bajos propósitos. El Universo se encargará de devolverles, de un modo u otro, todo lo que están sembrando. Como a todo el mundo. "Es un error considerar la violencia como una fuerza" Thomas Carlyle

Todos los terroristas, sociales o familiares, y demás pseudohumanos salvajes -de cuya agresividad los animales se avergonzarían- creo que deben provenir de alguna rama olvidada en el árbol de la evolución y que los científicos han creído desaparecida. Por ahí, oculto en alguna cueva o en algún apartado rincón que quedó sin civilizar, debió permanecer aislada y sobrevivir hasta hoy alguna especie de homo que nunca ha llegado a sapiens y que yo he catalogado como el "homo animalis" o, mejor, el "homo imbecilis". Sin embargo, en lugar de encerrarlos en un zoológico, les permiten hablar en la televisión. También está esa gente que a veces te da pena, o tal vez, estando con ellos, no sabes por qué, tienes ganas de marcharte, o te dejan una desagradable sensación de vacío o de estar perdiendo ¡Hasta aquí hemos llegado!


203 el tiempo, o te queda una sensación negativa, como mal sabor de boca. Esa gente hay que quitársela de encima lo antes posible, porque su baja energía absorbe la energía de los demás, dado que la necesitan para vivir. Por eso nadie quiere estar mucho tiempo con un depresivo o con una persona negativa. Son parásitos energéticos. Hay que estar espiritualmente muy fuerte o ser un experto en disociarse para poder tratar con ese tipo de personas. "Esta actitud, que equivale nada menos que a temer la felicidad y la alegría, es fundamental para comprender la psicología de la persona que sustenta la ética judeocristiana." Thomas S. Szasz - "El mito de la enfermedad mental"

Sin embargo, ¡es tan fácil estar bien! Vamos a tomar como ejemplo a Jesús, como el maestro sabio y perfecto que fue. Puede ser un caso extremo, pero no se trata de ser un doble suyo, sino de recordar su comportamiento y sus enseñanzas, porque en ellas se encierra toda la sabiduría universal necesaria para ser feliz. Señoras y señores: no tenemos más que copiar... No tenía miedo a nada ni a nadie. Conocía su misión y sabía lo que tenia que hacer. Y hacia exactamente eso. Nada más. No se preocupaba: se ocupaba. No se consideraba un pecador. Asumía su responsabilidad, pero no la de los demás. No se metía en asuntos de los demás. No permitía que nadie se inmiscuyera en sus asuntos. Ayudaba sólo cuando se le pedía y consideraba que era oportuno. No buscaba su felicidad fuera, sino dentro de sí mismo. (MR interno). Consideraba la vida esencialmente simple, por lo que sus enseñanzas también lo fueron. Pensaba por sí mismo, de forma lógica e independiente. ¡Hasta aquí hemos llegado!


204 Hablaba de amor, no de castigo y no amenazaba, sólo informaba sobre la verdad. Quería que el Ser Humano fuese libre, porque Él era libre. No buscaba el poder; estaba muy por encima de cualquier efímero e ilusorio poder terrenal. Ostentaba el más elevado de los poderes que puede alcanzar un Ser Humano: el Poder Espiritual. Conocía perfectamente su auténtica identidad humana: Hijo de Dios. Ahí radicaba su fuerza y su poder. De sobra conocemos todo lo que consiguió y todo lo que hizo. Marcó el hito más importante en la historia de la humanidad. Era un ser en contacto con su Dios interior, extraordinariamente poderoso. Tanto su humildad como su autoestima se apoyaban en su fortaleza y soberanía interior. Fue el perfecto paradigma de cómo debe ser un espíritu evolucionado. Por eso no era manipulable. Y por eso le mataron. Otra cosa distinta es lo que las instituciones y los hombres han hecho con todo ello. Nunca he comprendido cómo una religión que se llama a sí misma "cristiana" y a sus seguidores "cristianos", esté tan alejada de lo que fue e hizo Jesús, el Maestro, el Cristo. Nada que ver. "Este 'buen mensajero' murió como vivió, como enseñó, no para 'redimir a los hombres', sino para mostrarles cómo hay que vivir. La práctica es lo que legó a la humanidad." F. Nietzsche - "El Anticristo"

Aunque Jesús es el arquetipo por excelencia de la perfección humana, no hace falta ser Él para aspirar a todas las cualidades que he descrito. Esas cualidades están dentro del espíritu humano como una chispa que es del espíritu divino. Esas son las cualidades que hay que recuperar y reaprender para que la gente deje de ir de víctima por la vida. Son gratis y hemos nacido con ellas. Sólo hay ¡Hasta aquí hemos llegado!


205 que buscarlas, descubrirlas, practicarlas e integrarlas en nuestra mente y en nuestro corazón. Él tenía su misión y sus dones para cumplirla, y cada uno de nosotros tenemos dones para llevar a cabo misiones distintas, a través de las cuales hemos de alcanzar el objetivo común a todo Ser Humano y para lo cual estamos en este mundo: recuperar nuestra grandeza y perfección para alcanzar la evolución espiritual. Y eso no tiene nada de místico, religioso ni esotérico necesariamente. La espiritualidad es una actitud interna, que se consigue desde la fuerza interior, y que es en sí misma un propósito a alcanzar, un estado interior de máxima excelencia, de conexión vertical con algo que es superior a ti, que reconoces y agradeces, y en lo que confías y a lo que te entregas plena, abierta y sinceramente. ¿Puedes imaginarte a Jesús juzgando, criticando, cotilleando o estando enfermo, fumando, bebiendo o drogándose, siendo miedoso, débil, cobarde, infeliz, ignorante o "pobre de mí", preocupado por el qué dirán los demás, buscando reconocimiento del entorno, siendo una carga para los demás o justificándose por su nacimiento o por su signo del zodíaco? Yo no puedo, desde luego. Pues ya ves, parecerse a Él es muy fácil: no tenemos más que copiarle, "modelarle" según decimos en PNL. Es tan fácil que por eso dijo: "Lo que yo he hecho, vosotros también podéis hacerlo". Entonces ¿por qué no lo hacemos? ¿Por qué crees que se refería a la humanidad, a todos nosotros, como a sus hermanos? ¿Porque no se le ocurrió nada mejor? Por lo visto, le hemos salido "los hermanos tontos de la familia..." No sólo lo dijo Jesús. Todos los grandes Maestros lo han dicho. Fijémonos en lo que nos dice Gurdjieff, el gran maestro del sufismo, cuando habla del Hombre nº 4, o el Cuarto Camino:

¡Hasta aquí hemos llegado!


206 "Pregúntense, todos ustedes, cuales son los lados de la vida en que no están desarrollados, y aquí sólo me refiero a la vida exterior ordinaria. ¿Serían capaces de hacerse cargo súbitamente de un ejército? ¿Serían capaces de dirigir un hotel? ¿Serían capaces de hablar con eficiencia al Primer Ministro? ¿Podrían escribir una pieza de teatro, o comandar un barco, o presentar una importante danza y conservar la tranquilidad y saber qué tienen que hacer? ¿Podrían escribir una buena crítica de un libro? ¿Podrían mantener una conversación con gente culta? Aunque todas estas cosas no son importantes y no se deben tomar literalmente, todos deben tener una idea de lo que significa el hombre nº 4. Significa el logro de una muy maravillosa multifaceticidad de modo que, aunque nunca mantuvieron una charla con el Primer Ministro, en cuanto llegue el momento lo podrán hacer desde su desarrollo interior y su fuerza interior". Dr. M. Nicoll -"Comentarios psicológicos sobre las enseñanzas de Gurdjieff y Ouspensky."

La PNL también lo confirma. Una de sus premisas básicas dice: "Si alguien puede hacer una cosa, tú también puedes aprender a hacerla. Si otros pueden, tú puedes." Tenlo en cuenta, porque eso precisamente es lo que deseo demostrarte y llevar a tu ánimo. Y también dijo Jesús: "Déjalo todo y sígueme". Se refería a dejar de lado toda tu programación y seguir el camino espiritual que Él nos marcó. Pero como, en lugar de seguirle, nos hemos apartado de Él gracias a la educastración judeocristiana recibida y a la nefasta manipulación sociocultural, pues he aquí el resultado: cada vez tenemos más problemas que no podemos resolver y si los resolvemos, inmediatamente creamos otros problemas nuevos, como si eso fuese un estilo de vida normal. Esos problemas son tanto personales, familiares y sociales como mundiales. Cada vez lo estamos haciendo peor como humanidad. Por un lado adelantamos un paso y por otro retrocedemos dos. Pero no se trata de solucionar los problemas mundiales, sino los nuestros propios. Todo cambio debe empezar siempre por ti mismo/a. Dice la sabiduría oriental:

¡Hasta aquí hemos llegado!


207 Si quieres restablecer el orden en tu país, debes primero restablecer el orden en las provincias. Si quieres restablecer el orden en las provincias, debes primero restablecer el orden en las ciudades y los pueblos. Si quieres restablecer el orden en las ciudades y los pueblos, debes primero restablecer el orden en las familias. Si quieres restablecer el orden en las familias, debes primero restablecer el orden en tu propia familia. Si quieres restablecer el orden en tu propia familia, debes primero restablecer el orden en ti mismo. Así de sencillo. Para iniciar un cambio en tu entorno, tú eres la primera persona, la más importante. "Cambia tú y cambiará tu entorno". No te preocupes de lo que hagan o digan los demás. Eso no es asunto tuyo. Tú eres únicamente responsable de tu comportamiento, no del comportamiento de los demás. No puedes cambiarles. Déjales en paz. Si quieres que alguien cambie, sólo tu ejemplo será el que le guíe. De todos modos, siempre será su responsabilidad, no la tuya. Tú sólo eres responsable de tu comportamiento, no del de los demás. Tú eres lo único que cuenta. Tu vida y tu evolución son lo más importante para ti. Como en la película "La fuerza de uno", una sola persona puede promover un gran cambio. Y, ¿qué me dices de Gandhi? ¿Y de tantos líderes, héroes y heroínas, grandes y pequeños, famosos o desconocidos, pero que han dejado huella de su paso por la vida marcando una diferencia?

¡Hasta aquí hemos llegado!


208 "Si eres luz, las mariposas acudirán a ti por sí solas. Si eres un faro, los barcos desorientados te buscarán para que les guíes a buen puerto." Inma Capo

Sin embargo, no se trata de ser necesariamente un líder, un revolucionario o un héroe. Se trata de ser auténtico, de adoptar una actitud llena de fuerza y poder personal, esa fuerza impulsora que te lleve a conseguir tus objetivos, resolver tus problemas, estar comprometido/a y satisfecho/a contigo mismo/a y saborear la satisfacción del deber cumplido, para lo cual no necesitas a nadie más. Aprender a ser feliz por el mero hecho de estar vivo, pertenecer al Universo y hacer lo que tienes que hacer, siguiendo tu propio camino y disfrutando del proceso. Recuerda: el Universo puede tener reservados para ti mejores planes que los tuyos. Todo lo que ocurre en tu vida es para tu bien último. Confía en ti, confía en el Universo y déjate fluir. Por el mismo precio, puedes elegir ser esa persona, una persona potente, sin limitaciones, o quedarte siendo una persona impotente, como tantos otros. ¿Qué decides? "Apenas se da un paso para salir de la mediocridad, se está ya a salvo." Ernest Psichari

En el Universo todo es energía, es decir, vibración. Todo vibra a nuestro alrededor y nosotros con ello. Tu nivel de vibración depende de la calidad de tu pensamiento y de éste la calidad de tu energía, la energía de la que vives y que emites a tu alrededor que el Universo refleja y te devuelve. Ahora entenderás el famoso refrán de que "cada uno recoge lo que siembra." Y así, cada ser humano en nuestro pequeño planeta.

¡Hasta aquí hemos llegado!


209 Si piensas que el mundo es un valle de lágrimas, no te preocupes, que te ahogarás en ellas; generas energía negativa y vibras muy bajo. Y así será. Si piensas que la vida es un privilegio o una fantástica aventura, te lo pasarás muy bien; generas energía positiva, de alta vibración. Y así será. Y todo por el mismo precio... De ti depende lo que quieras pensar. Lo que pienses es lo que recibirás. Siempre cosecharás aquello que siembres, ya que el proceso creativo universal se basa en pensamiento-palabra-acción, en ese orden. Se trata, nada más y nada menos, que de tu vida. Y de tu alma, y de tu espíritu... Así pues, elige. Tú puedes. Eres libre.

"El Universo no tiene límites, y las posibilidades que se dan en el Universo, son en verdad inconmensurables. Así es que no caigas preso del axioma 'sólo creo lo que veo', porque es la postura más tonta que se puede tomar." Carlos Castaneda - "El lado activo del Infinito"

¡Hasta aquí hemos llegado!


210


211

PARTE 2

Premisas básicas universales "La prueba de que somos fuertes y libres es que ya se ha encargado el Sistema de hacernos creer todo lo contrario. ¿De qué otro modo mejor se nos podría manipular?" Inma Capo

r


212


213

1. Cómo funciona el ser humano "Lo esencial es invisible a los ojos. No se ve bien sino con el corazón" Antoine de Saint Exupéry - "El Principito "

Enhorabuena por haber continuado leyendo hasta aquí. Para ir centrando la información, he aquí las premisas en que se basan los principios que intento transmitir en este libro; las iré desarrollando, de modo que todos los conceptos se vayan ampliando para que todo lector y lectora encuentre en cada página una información verosímil fácilmente demostrable y practicable que les aporte una nueva forma de pensar, de ver el mundo, de vivir con calidad. Querido lector o lectora: si te parecen útiles, ponlas en práctica, recíclate y sustituye viejas creencias y principios por otros más actuales y lógicos. Si no, puedes quedarte como estás, y si estás leyendo este libro, es que no estás tan mal. Hay tanta gente que está igual que no se va a notar. Haz lo que consideres mejor para ti, pues precisamente este libro quiere enseñar a hacerte cargo de Cómo funciona el ser humano


214 tu libertad, a ser consciente de usar tu poder, tu varita mágica: tu libre albedrío. Premisa 1.- La libertad es intrínseca al Ser Humano. Todo Ser Humano es libre, nace libre, con todos los sentidos, mecanismos y tecnología humana propia y adaptada para vivir en este planeta por sí mismo, de acuerdo a la misión que tenga que cumplir. No es un ser dependiente más que en sus primeros años de adaptación al medio terrestre. Tiene el derecho inalienable de ser como quiera ser, vivir cómo y donde quiera vivir, pensar como decida pensar. Premisa 2.- Todo Ser Humano nace con el poder divino de elegir: el libre albedrío. Dios nos da ese poder para que usemos nuestros sentidos y nuestro potencial para aprender y alcanzar nuestra evolución espiritual, misión primordial para la cual venimos a este mundo. De nuestras elecciones dependerán nuestros resultados, tanto si creemos en Dios como si no. "El desconocimiento de la Ley no exime de su cumplimiento". Premisa 3.- Somos la más elevada manifestación de vida de nuestro planeta. Todos somos energía y vibración, fuerza y poder personal. Todo ello es inherente a cada persona y se obtiene mediante un uso adecuado del cerebro, nuestro "ordenador personal". Éste nace programado para ser feliz, crecer y evolucionar. El no hacerlo así, es decir, el usar nuestro cerebro, nuestra energía y nuestra vida en crearnos problemas y complicarnos la existencia negativamente, se llama infelicidad y enfermedad. Es la forma que tiene el cerebro de decirnos "no lo estás haciendo bien". Premisa 4.- El mundo es lo que cada uno quiere que sea. Todo está en la forma individual de percibirlo, interpretarlo y etiquetarlo. Según lo que tú pienses que es, así será indefectiblemente. Si piensas que estamos aquí para sufrir, no te preocupes que vas a Cómo funciona el ser humano


215 sufrir todo lo que te apetezca. Si piensas que el mundo es un lugar bello y luminoso, encontrarás belleza y luz a cada paso. Premisa 5.- Al mundo le importa un comino lo que tú pienses de él. Va a estar ahí, formando parte de la perfección del Universo y haciendo lo que tiene que hacer, tanto si tú quieres como si no. Tanto si te gusta como si no. Tanto si tú estás como si no estás. Así que, por el mismo precio y ya que estás aquí, más te vale usar tu libre albedrío para ser feliz. Al mundo le da lo mismo. A ti no. Elige. Premisa 6.- Todo es UNO. El Universo es energía y vibración, de la que todos formamos parte y es perfecto tal como está. Nosotros también somos perfectos, hechos a imagen y semejanza de Dios, queramos o no. El que no aceptemos o reconozcamos nuestra perfección no implica que no la tengamos. El que no sepamos ejercer como seres perfectos simplemente radica en la educastración recibida, organizada y utilizada para eliminar la libertad y el poder del individuo. El no reconocer y aceptar nuestra perfección es rechazar la perfección de Dios, quien no puede crear nada imperfecto, y a quien como hijos suyos representamos en este planeta. Premisa 7.- El Universo y nuestra vida se rigen por unas sencillas Leyes Universales. El desconocimiento de tales leyes no exime de su cumplimiento. Solo que el desconocerlas y no respetarlas nos hace cargar con unas consecuencias que fácilmente podríamos evitar si las tuviésemos en cuenta. Todas esas leyes universales se resumen en las enseñanzas de Jesús, entre otros grandes Maestros. Todo cuanto he dicho hasta ahora y todo cuanto diga a continuación, tendrá en cuenta estas premisas. Iremos entrando poco a poco en los temas que las abarcan. Incluiré otras premisas Cómo funciona el ser humano


216 de apoyo a las anteriores e iré dando detalles de cómo alcanzar el objetivo final: despertar la conciencia para retornar al Paraíso. Si te ha quedado claro todo lo que has leído hasta aquí, ya estás un paso más cerca. Apostaría a que, en el fondo, no te suena a nada nuevo, ¿cierto? Claro, estás reconectando con tu sabiduría... Veremos algunas cosas de formas diferentes o actualizadas y otras que quizás se nos hayan ido olvidando. ¿Seguimos? ¡Animo, que lo estás haciendo muy bien...!

Cómo funciona el ser humano


217

"CRECED, Y MULTIPLICAOS"

Al parecer, y según me enseñaron desde pequeñita, esta fue una de las primeras órdenes que Dios dio a nuestro padre Abraham. (Si Adán fue el primer padre, este debió ser el segundo. Por padres que no quede.) Bien, fuese quien fuese el progenitor en cuestión, creo que no puede haber una orden más clara y explícita que esa, y tan sencilla: "Creced, y multiplicaos". Bueno, pues ni aún así consigue Dios que le obedezcamos correctamente. Menos mal que es infinitamente paciente, comprensivo y misericordioso. No me extrañaría que si Dios estuviese pendiente de nuestras insignificantes vidas y existiese el juicio, el castigo y todas esas patrañas, bajaría y nos diría: "¡Ay de vosotros, hombres desobedientes e ignorantes, que os habéis dedicado a multiplicaros y os olvidasteis primero de crecer!" Y luego otro diluvio, y se acabó... Porque estoy convencida de que esa era la orden exacta y lógica: Creced primero; multiplicaos después. Pues no señor, no. Nada de crecer, que eso no me interesa. ¡A multiplicarse, que es mucho más divertido! ¡Hala, hala!, ahí va la plaga humana a sobrecargar el planeta hasta que reviente! Y la mitad de la población mundial ineducada, viviendo por debajo del índice de pobreza y muriéndose de hambre. ¡Maravilloso! "Para empezar, jamás nos permitimos producir más hijos de los que podíamos alimentar, vestir, alojar y educar para convertirlos en algo que tuviera relación con la plena humanidad." Aldous Huxley - "La Isla"

“Creced, y multiplicaos”


218 En el uso del lenguaje publicitario, se dice que la última palabra escuchada es la que mejor retiene el cerebro, pero se ve que Dios no sabía de marketing o pensó que éramos más inteligentes, ya que nos había creado a su imagen y semejanza y por lo tanto usaríamos el cerebro antes de actuar con otras partes del cuerpo, o que al menos le obedeceríamos al pié de la letra: 1º: crecer; 2º: multiplicarse. En ese orden. Pero creo que debió ocurrir así, poco más o menos: - Dios a Abraham (entre otras cosas): "Creced, y multiplicaos" - Abraham a Sara: "Ven mujer, que el Señor ha dicho que nos multipliquemos". - Sara: "Pues qué bien, a nuestra edad... si el Señor lo dice... Bueno, paciencia. Venga, a la labor, que luego saldremos en la Biblia..." Y la primera orden se perdió en la noche de los tiempos... Y así hasta hoy. ¿Cuánta gente conocemos que se preocupe en primer lugar de crecer, de prepararse adecuadamente, de elegir a la persona correcta con la misión de evolucionar juntos y luego, llegado el momento y no antes, con la debida toma de conciencia y preparación sobre lo que significa traer nuevas almas a este planeta y educarlas, para que cumplan sus respectivas misiones por el bien de la humanidad, se dediquen a multiplicarse? "Pero al mismo tiempo que decís que no podéis hacer nada para que dejen de morir de hambre 40.000 personas diarias, traéis al mundo a 50.000 personas cada día, a una nueva vida. Y a eso le llamáis amor. Y a eso le llamáis el plan de Dios. Se trata de un plan que carece absolutamente de toda lógica o razón, por no hablar de la compasión." Neale D. Walsch - "Conversaciones con Dios"

“Creced, y multiplicaos”


219 No sé tú, querido lector o querida lectora, pero los que yo conozco que lo hacen así son un pequeño grupo de iniciados, creyentes en la reencarnación, y un grupo de unas 600 familias que viven en el sur de la India (Kerala) y que siguen al pie de la letra las instrucciones de su gurú: aunque lleven mucho tiempo casados, solamente realizan el acto sexual cuando, tras meditar y prepararse, tienen la visión o la intuición de que un alma muy evolucionada, de alta vibración, está dispuesta a reencarnarse. El gurú trabaja esa visión y 'se asegura' de que un espíritu puro, un ser de luz, quiere reencarnar. Entonces les da el visto bueno y pasan al tema de la multiplicación. Su misión es traer a este mundo tan sólo almas perfectas y puras, seres de luz, porque hacen mucha falta por aquí abajo. Esas son sus creencias y actúan de acuerdo a ellas. No conozco más de momento, ya que en mis seminarios he dado indicaciones de cómo prepararse adecuadamente para el evento en cuestión, pero no tengo datos ni seguimiento al respecto. También recuerdo a un doctor y profesor de yoga hindú que impartía conferencias en distintos países, y que a la pregunta de uno de sus discípulos sobre cuándo sería correcto tener un hijo, respondió: "Si piensas en tener un hijo para que sea el sostén de tu vejez y cuide de ti y de tu casa cuando seas viejo, nunca deberás tener un hijo, porque un hijo no es un sirviente. Si piensas en tener un hijo para que trabaje y labre tus campos y recoja tus cosechas, nunca deberás tener un hijo, porque un hijo no es un esclavo. Si piensas en tener un hijo para que herede tu hacienda y la haga prosperar, nunca deberás tener un hijo, porque un hijo no es un administrador de tus bienes. Si piensas en tener un hijo porque te aburres y así te distraerá, o tu mujer estará ocupada, o tus padres entretenidos, nunca deberás tener un hijo, porque un hijo no es un juguete. “Creced, y multiplicaos”


220 - Entonces, señor, ¿cuándo debería tener un hijo? Sólo cuando hayas crecido y madurado conscientemente, seas sabio y quieras transmitir tu sabiduría para que no se pierda, entonces y sólo entonces podrás tener ese hijo, para que sea el guardián y transmisor de tu sabiduría en favor de la humanidad." Me pregunto por qué no se enseñará esto en las escuelas y en los cursillos prematrimoniales que deberían ser obligatorios (y no me refiero a los que dan las iglesias, por supuesto) e impartidos por expertos debidamente preparados psicológica, sexual y espiritualmente, para que tener hijos no fuera algo similar a lo que hacen los animales. Por esta razón nos hemos convertido en la mayor y más desastrosa plaga para el planeta. Menos mal que en España ha descendido el índice de natalidad, lo cual es un buen indicio para suponer que la gente esta empezando a pensar con la cabeza antes que con otra parte del cuerpo, mucho más utilizada. ¿Cuántos niños no son hijos del tedio, del aburrimiento, de la irresponsabilidad, de las creencias, del 'qué dirán los demás', de la 'casualidad', de la ignorancia, en lugar de ser exclusivamente hijos de la responsabilidad, de la conciencia y del amor? ¿Y cuántos bebés no han sido asesinados por sus padres o arrojados a un contenedor de basura por sus madres -como muchos casos que salen a la luz y que son noticia casi diaria- sin contar los malos tratos y abusos infantiles? Si la inconsciencia y el descontrol social siguen así, pronto los ayuntamientos tendrán que poner contenedores para bebés, igual que han puesto para la basura, el papel, el vidrio, el plástico... En otro orden de cosas y sin ahondar en detalles innecesarios, sólo mencionaré casos que conozco directamente, de mujeres que se han quedado embarazadas a propósito con el fin de: “Creced, y multiplicaos”


221 a) no tener que ponerse a trabajar o estudiar. b) retener al marido o pareja (dos casos). c) evitar que el marido marchase en una expedición al Himalaya de la cual era responsable. Si yo sola conozco ya estos casos, imaginemos cuántos más no habrá por ahí. Lógicamente, ante tamaño puterío -llamarlo chantaje se me queda corto- en estos cuatro casos y llegado el momento oportuno, estas mujeres se han visto abandonadas por sus respectivas parejas. No es para menos. Y luego se han ido quejando de que todos los hombres son iguales... "Por lo tanto, no tenemos minoría católica, ni tonterías blasfemas sobre que la voluntad de Dios es que la gente debe multiplicarse hasta llegar a la miseria subhumana, ni resistencia organizada contra el control de la natalidad. [...] -¿Y cómo reaccionaron el rajá y sus súbditos ante el paleocontrol de la natalidad? ¿Con horror? - En modo alguno. Eran todos buenos budistas, y todo buen budista sabe que engendrar no es otra cosa que un asesinato postergado. Haga lo posible por salirse de la rueda del nacimiento y la muerte, y por lo que más quiera, no lleve víctimas superfluas a la rueda. Para un buen budista, el control de la natalidad tiene sentido metafísico." Aldous Huxley - "La Isla"

Pero, quizás te preguntes ¿y qué es eso de crecer, tanto crecer y evolucionar? ¿Cómo puedo iniciarlo, cómo se hace? A ver si concretamos. Bien, pues toma nota: "CRECER = CAMBIAR" El nombre mágico: CAMBIO. El verbo mágico: CAMBIAR. Creo haber escuchado alguna vez algo así como que "el cambio es doloroso", y se ve que por esa frasecita de marras la gente tiene tanto miedo a cambiar. No entiendo a qué se refieren, la verdad. “Creced, y multiplicaos”


222 Quizás se refieran a cambiarse un brazo de sitio, o un ojo, o una oreja. Entiendo que eso sí pueda ser doloroso, sobre todo sin anestesia. Pero decir que el cambio personal es doloroso, es la más absurda de las falacias que jamás he escuchado. Y esa de "yo soy así y no puedo cambiar" es, además de una patraña urdida por el ego, un embuste y una justificación para seguir igual. Sinceramente, por mucho que le busco una razón a eso de que el cambio duele, no se la encuentro por ninguna parte, y mira que busco. ¿Cómo puede doler un cambio? ¿Dónde duele? ¿Duele mucho? ¿Todos los cambios son iguales de dolorosos? ¿Hay una escala de cuánto tiene que doler según sea el cambio? Lo que se me ocurre es que a alguien le debió caer encima un piano en un cambio de muebles y de ahí se quedó eso de que "el cambio es doloroso"... El único cambio doloroso es cuando cambias euros a dólares, eso sí que duele. O más bien, ¿no será que eso te lo dicen los demás para que tú no cambies y tenerte controlado? A eso se le ha dado en llamar "tener personalidad". Mentira: un robot sólo podrá tener una pseudo-personalidad, una personalidad pobre, insulsa, mecánica y sistemizada, una cómoda armadura a la que la gente se habitúa por su constante uso. Una persona que siempre es igual es como si siempre llevase el mismo traje, lo cual, además de antinatural, es bastante aburrido y nada creativo. Es un autómata. Eso es lo que siempre han pretendido los demás: hacernos creer que ser siempre igual, como una máquina pusilánime y obediente, es tener personalidad. Pues bien, en mis seminarios me dedico a desmontar semejante tomadura de pelo y demostrar que la personalidad no existe. Existen en cada Ser Humano unas tendencias innatas (temperamento ó Metaprogramas), cuyo estudio nos daría un "perfil psicológico" básico, el cual también sería variable “Creced, y multiplicaos”


223 dependiendo del momento de estrés emocional, contexto, experiencias, etc. del individuo, la misión que esté cumpliendo en ese momento y su nivel de evolución espiritual, a todo lo cual habría que añadir la programación perpetrada a su cerebro. "En este momento tu mente está llena de viejos pensamientos. No sólo de viejos pensamientos, sino, en su mayor parte, de viejos pensamientos de algún otro. Ahora, en este momento, lo importante es cambiar tu mente a este respecto. En esto consiste la evolución." Neale D. Walsch - "Conversaciones con Dios."

La psicología clásica ha venido etiquetando comportamientos como identidades o factores de personalidad. Craso error. El comportamiento, tanto verbal como no verbal, es el resultado de un estado producido en el cerebro por una representación interna de la realidad, basada en su programación o "mapa del mundo", que genera una fisiología corporal consecuencia del mismo. Cambiando esos dos parámetros se cambia el comportamiento. La persona TIENE comportamientos, pero NO ES sus comportamientos. Si habla poco o suele hacer esto o aquello, es introvertida. Si es abierta y exterioriza sus emociones, es extrovertida, etc. Pues bien, depende. Según en qué momentos y situaciones, yo elijo ser introvertida y en otros soy todo lo contrario. En ocasiones utilizo una parte mía y en otras otra, y así sucesivamente. Es decir, si tuviesen que etiquetarme a la vista de mis comportamientos, cada cinco minutos dirían que estoy cambiando de personalidad o que tengo "personalidad múltiple". Pues sí señor. Cambio de "personalidad" como de vestido y tengo vestuario para vestir a todas mis personalidades. Es mucho más divertido que tener sólo una o dos, porque puedo elegir tener la que quiera, según necesidad. Soy yo quien elige quién quiero ser en cada momento... y las posibilidades son infinitas. ¡Me encanta sorprenderme a mí misma! “Creced, y multiplicaos”


224 No puedo imaginarme siendo y actuando siempre igual, o estando al lado de una persona que siempre hace lo mismo, o come lo mismo o dice lo mismo... Debe ser como vivir con un disco rayado. ¡Qué pesadez y qué aburrimiento! Una persona es mucho más que un conjunto de comportamientos más o menos conscientes y repetitivos. Es mucho, muchísimo más que eso. Así que cuanto más cambies, mejor para ti, porque entrarás en contacto contigo y descubrirás todas las partes de tu Ser que están ahí aguardando a que les des permiso para manifestarse. Y todas son TÚ. Eres tú haciendo otras cosas, cosas diferentes, pero siempre eres y serás tú. Eres tú descubriendo tus diversas capacidades y facetas diamantinas. ¿Te apetece? Cambiar es necesario para enfrentarse a cada situación con la actitud adecuada y el comportamiento oportuno. Si no sabes hacerlo, te lo vas a pasar muy mal en la vida. Crecer es pues vivir cambiando conscientemente. "Sé tú mismo el cambio que quieras ver en el mundo." Mahatma Gandhi

El cambio no sólo es una Ley Natural inevitable y lógica, sino que, hecho conscientemente, es además excitante, motivador, rejuvenecedor, enriquecedor, estimulante, apasionante, sorprendente y divertido, siempre que sea para ir a mejor, no a peor, claro está. En el Universo nada permanece inmutable: todo se transforma continuamente. Seguro que si alguien te ha dicho alguna vez "no cambies" o "el cambio es doloroso" debía ser alguno/a de tu entorno, alguien que realmente te quiere bien... jodido/a, o sea, controlado/a, manipulado/a, estable, predecible, es decir, marioneta: tiro de un hilo y ya sé cómo actúas, aprieto un botón y ya sé como reaccionas, como un robot. Claro, si cambias, voy a tener que reaprenderte y eso es muy pesado. ¡Ahora que me conozco todos tus hilos y todos “Creced, y multiplicaos”


225 tus botones..! Es más cómodo que siempre te quedes como estás ahora, que seas previsible y así yo sabré siempre cómo tratarte para conseguir que hagas lo que yo quiera. ¿Ves qué bien así? Si tú te quedas en estado letal permanente, como un vegetal, eso no me preocupa; lo único que me preocupa es que no cambies porque yo "te quiero y te acepto como eres (ahora)". Es decir, muéstrame siempre la misma cara, la misma parte de ti, durante toda tu vida. No se te ocurra crecer ni mucho menos evolucionar. El resto de ti no me interesa. Quiero ver sólo esa parte de ti que conozco ahora. Si cambias es que eres un/a egoísta... Bien, pues si has escuchado algo parecido alguna vez, ya sabes a qué atenerte. Y si lo escuchas a partir de ahora, ¡¡huye!! tan rápido como puedas. Todo eso tiene el nombre de "chantaje emocional" o manipulación encubierta, venga de quien venga. Los hay de muchas formas y es un arma tan poderosa y efectiva, que debería estar penada por la Ley. Ser egoísta significa únicamente: ocuparse de las cosas que te importan a ti. "Si alguna vez sucede que te rebasas a ti mismo por querer complacer a otra persona, ciertamente has perdido tu plan de vida". Epicteto

¿Te das cuenta de que los que te dicen "no seas egoísta" siempre son los demás... pensando en sí mismos, no en ti, sobre todo si no han conseguido de ti algo que habían previsto? Y entonces, ¿quién piensa en ti? Pues como no seas tú mismo/a, vas a acabar muy mal. Recuerda que toda la educastración judeo-cristiana ha sido perfectamente calculada para eliminar tu poder espiritual, tu fuerza interior. Permítete pues ser egoísta, aunque sin creerte el ombligo del mundo; un sano egoísmo controlado, te protegerá y te ayudará a recuperar parte de ese poder que has ido delegando por aquí y por allá. Como aconseja el Dalai Lama: sé inteligentemente egoísta. También te “Creced, y multiplicaos”


226 recomiendo leer a Ayn Rand en su libro "La virtud del egoísmo. Un nuevo concepto del egoísmo(*)". También Osho habla de las virtudes del egoísmo en su famoso libro "Amor, Libertad, Soledad", igualmente muy recomendable. Recuperarás igualmente mucho tiempo y energía que ahora estás malgastando. Y no hablemos de tu autoestima. Tampoco necesitas serlo mucho tiempo. Sólo hasta que recuperes tu fuerza y tu poder. Entonces serás fuerte y nadie podrá arrastrarte por derroteros que tu no elijas. "Una percepción completamente desinteresada, objetiva y holística de otro ser humano sólo es posible cuando no se necesita nada que provenga de él, en una palabra, cuando no se le necesita." Abraham Maslow - "El hombre autorrealizado"

Toma buena nota de lo siguiente: Reconocerás a quien de verdad te quiere, porque te ayudará a crecer aún a riesgo de perderte. Esta es una de las mejores premisas que puedo regalarte. A propósito, he aquí un ejemplo de "amor del bueno": conozco en Buenos Aires a una familia encantadora, muy buenas y entrañables personas, a quienes realmente quiero y respeto; la mujer, es un dechado de bondad y dulzura. En uno de nuestros encuentros me comenta que le gustaría hacer otras cosas, además de ocuparse de su casa y su familia (marido e hijo único), que eso del crecimiento personal y la espiritualidad siempre le ha atraído mucho, etc. La invito a una conferencia de PNL y le regalo el libro de Anthony Robbins "Poder sin Límites", cuya lectura inicia con gran placer y entusiasmo. A los pocos días vuelvo a verla y me comenta entristecida, aunque con su sempiterna sonrisa tras la que ha aprendido a ocultar su frustración: "¿sabes?, mi marido y mi (*) "The virtue of selfishness. A new concept of egoism". Ed. Signet. Nota: "Selfishness" puede traducirse como egolatría y egoísmo.

“Creced, y multiplicaos”


227 hijo me escondieron el libro porque dijeron que si leía esas cosas me iba a volver loca... pero es igual, tú no les digas nada..." Y el de esa madre, ignorante donde las haya, (Valladolid), que tiró los libros de crecimiento personal que a escondidas compraba su hijo, porque decía que todo eso eran cosas de sectas y que estaba enfermo desde que leía todas esas tonterías..., es decir, estaba enfermo desde que empezaba a cambiar, a crecer, a despertar, a pensar por sí mismo, a alejarse de ella. O el de aquella esposa que pregonaba que a su marido lo había trastornado un conocido grupo de Madrid, simplemente porque "no era el mismo", es decir, había cambiado, ahora leía más y no miraba tanto el fútbol y si seguía así se iba a volver loco, y que ese no era el hombre con el que ella se había casado... En fin, para echarse a llorar o a temblar. Todo eso sí que es realmente digno de compasión, pena, lástima, piedad y dolor espiritual por esa pobre gente. Insisto: ¿No existe todavía en el Código Penal leyes que protejan contra la delincuencia espiritual, para que al menos esos hechos delictivos se puedan denunciar? Definición de CAMBIO: Pasar de un ESTADO PRESENTE a un ESTADO DESEADO. Una persona es ante todo un proceso en el tiempo. Desde que nacemos hasta el día en que pasamos a otra dimensión, estamos cambiando sin cesar. Si no cambias sólo significa una cosa: estás muerto. Sólo los muertos no cambian (y si cambian es a peor). Nada se crea ni se destruye: sólo se transforma. Nada permanece igual, todo es transitorio y mutable, como lo es la vida. Y vida es sinónimo de impermanencia. “Creced, y multiplicaos”


228 Pero hay algo peor que estar muerto: estar "zombie", es decir, ir por la vida en línea horizontal, siempre igual, vacío, letal, aburrido de uno mismo, sin preocuparse por mejorar o aprender, encefalograma plano, o sea, muerte clínica. En este caso, muerte psíquica, muerte espiritual. Muerte en vida. "Renovarse o morir" Sin embargo, todo el mundo espera un cambio, sobre todo que los demás cambien. Unos se quejan de que su pareja ha cambiado. Otros se quejan de que su pareja no ha cambiado. Otros esperan que el gobierno cambie. Los gobernantes esperan que los ciudadanos cambien. Los empleados esperan que el jefe cambie. El jefe espera que Martínez cambie y que García también cambie. Los demás esperan que la situación, o las circunstancias cambien. Los inversores esperan que los intereses cambien (suban). Los empresarios también esperan que los intereses cambien (bajen). Los Fernández esperan que el tiempo cambie (para limpiar su coche). Y los que están en el paro esperan que su situación cambie. Pues ya pueden quedarse todos esperando. "Hay personas que esperan que las cosas sucedan y hay personas que hacen que las cosas sucedan." Miguel Ángel Cornejo y Rosado

El cambio personal, como todo en la vida, es solamente cuestión de simple decisión y para ayudarte a decidir, te doy también esta premisa, para que la anotes, la aprendas y la repitas en voz alta lo más a menudo posible: "En cada momento de mi vida, yo y solamente yo, soy responsable de mi estado mental, emocional y físico. El cómo sean estos estados, está únicamente bajo mi exclusivo control y responsabilidad."

“Creced, y multiplicaos”


229 Conozco una mujer, Conchi, que con gran esfuerzo ha sacado adelante a sus hijos. También esperaba que los demás cambiasen. La última vez que la vi, agotada y envejecida de tanto trabajar, como siempre, se lamentaba: "...pues ya ves, tengo a mi hijo mayor en casa ya va para dos años y ahí está, con la carrera acabada y 27 añitos, sentado y viendo la tele, sin que le salga ningún trabajo al pobre..." Mi respuesta fue inmediata: "¿Pero acaso crees que el trabajo es como un grano, que le va a salir así de la noche a la mañana? Mira mamá: me ha salido un trabajo. Estaba aquí sentadito viendo la tele y de pronto he sentido que me salía un trabajo aquí, en la pierna..." La pobre mujer se quedó atónita, sobre todo cuando le dije que para encontrar un trabajo lo primero que hay que tener son ganas de trabajar. Después es despabilarse, mover el trasero y ser el primero en la cola. Ahora bien: mientras haya otros que cubran mis necesidades básicas, ¿para qué me voy a molestar? Es más cómodo quedarse parado, echar la culpa a la sociedad, al gobierno o a la crisis. ¿Qué crisis? ¿Sabías que en Suecia no hay paro? ¿Por qué será? Pero a nuestro esperpéntico teatro nacional le faltaba el broche final: un juez que se supone está en posesión de sus facultades mentales, que ha dictado una sentencia obligando a unos padres a pasar una pensión a su hijito de 30 añitos... ¡Pobre! ¡Qué va a ser de él! Se me ocurre dedicarle un tango... Creo que el título sería algo así como "Cría cuervos..." La Justicia, una vez más, se une al sistema educastrante para crear una masa de inútiles gandules y parias sociales. Tiemblo cuando pienso en qué manos vamos a dejar el mundo la generación actual ¿Por qué no dictan sentencia de pico y pala, para que se vayan a limpiar bosques o ríos, a cargo del Estado, con la falta que hace? ¿Por qué no les obligan a encontrar un trabajo en un plazo de un mes del tipo que sea, sino se les pondrá a limpiar

“Creced, y multiplicaos”


230 jardines o a hacer carreteras? Verías qué pronto encontraban trabajo. ¡Qué bien!: la Justicia contribuyendo al paro. ¿Qué más nos falta por ver? No sé yo muy bien para qué sirve eso de la "mayoría de edad" si no es para ver a toda esa "mayoría" fumando, drogándose y emborrachándose, malgastando su juventud y destruyendo su salud, para acabar creando problemas a sus familias además de los que se crean a sí mismos. Creo que a eso se le llama ahora "divertirse". ¿Qué quieren, qué buscan que no tengan ya, porque sus padres les dan todo lo que piden sin que se lo tengan que ganar, de qué huyen? Muy simple: huyen, como tantos adultos, de su gran vacío interior, del hastío, de la falta de auténticos retos y desafíos que les estimulen. ¡Qué lamentable es escuchar a una niña de 14 años decir que "ya no le queda nada por descubrir", y a un niño de 15, decir que "ya está de vuelta de todo". Si este es el resultado de la educación, tanto en los colegios como en la familia, qué mal lo hemos hecho todos, qué pésimos referentes tienen y qué terribles ejemplos están siguiendo. Aunque puedan haber semillas de mejor o peor calidad, la cosecha siempre es el resultado de la siembra y el trabajo de preparación del terreno, labranza, abono, etc. Se supone que el tener un DNI y ostentar una mayoría de edad equivale a ser adulto, es decir, responsable, autónomo, independiente. Ahí acababa la responsabilidad parental. Pero eso también dependerá de cómo se les haya educado. Y el resultado de cómo se les ha educado, es que el 67% de adultos de 25 a 30 años sigue viviendo dependiente de sus padres. Pues nada: contra los parásitos lo mejor siempre ha sido un buen insecticida. En este caso el mejor es el de la marca "responsabilidad y trabajo", que ha de ser de fabricación casera. Este es el primer paso para hacer que las cosas cambien. “Creced, y multiplicaos”


231 Si todos tuviesen que levantarse muy temprano para ir a arrimar el hombro y ganarse la pitanza diaria, ¡qué pronto se acabarían los problemas, las dependencias y las depresiones! La gente no tendría tiempo de estar mal, ni los vagos de ir a los jueces a que les aplaudan su inutilidad ¿Cómo es posible que en el siglo XXI no se hayan establecido controles sociales para evitar semejantes desacatos? Y es con este personal con el que hemos entrado en el nuevo milenio... ¡Líbranos Señor de todo mal...! Menos mal que también hay broches de oro de vez en cuando: otro juez ha condenado a un delincuente juvenil a aprender a leer y a escribir. ¡Bravo! Ya era hora. Mil aplausos a la inteligencia y al buen uso del tiempo y los recursos. Por ahí se empieza, sí señor, mejor dicho, Señoría. ¡Ojalá cunda el ejemplo y esa gran iniciativa se torne en ley obligatoria! Una señora de edad avanzada se quejaba amargamente de que ninguna de sus tres hijas, ya mayores, que seguían viviendo con ella, le ayudaba en las tareas de la casa. Ella seguía siendo la criada para todo, además de hacer frente a un negocio con el que sostenía a la familia, ya que era viuda desde hacía muchos años. Sus hombros estaban encorvados bajo el peso de la responsabilidad y el trabajo de toda una vida. El rictus y las arrugas de su boca enmarcaban en un triste paréntesis lo que antaño debió ser una sonrisa. Lloraba tristemente mientras se quejaba de su desdichada situación, en la consulta de una psicóloga amiga mía a la que acudía en busca de ayuda. La respuesta de mi colega fue muy clara: "Todos los padres y madres os quejáis de lo mismo. Sin embargo, si habéis educado a vuestros hijos como reyes, ¿cómo os asombráis de que actúen como tales? No hacen más que lo que han aprendido: nada." En efecto, muchos padres de la generación de la posguerra, han querido dar a sus hijos todo lo que ellos no tuvieron, con la orden de "que a mis hijos no les falta de nada", o "quiero darles todo lo “Creced, y multiplicaos”


232 que yo no tuve", olvidando que lo mejor que les pudo ocurrir a ellos fue que tuvieron que aprender a ganárselo. Con ello, esos padres se habrán sentido muy bien consigo mismos, pero no pensaron qué era realmente lo mejor para sus hijos. Les han dado todo a cambio de nada, por lo cual los jóvenes no han aprendido a valorar ni a esforzarse; sólo saben pedir y exigir, con la agravante de que el resultado final es un absoluto aburrimiento y frustración, ya que no hay nada que les estimule, nada por lo que luchar, por lo que sentirse desafiados y útiles, ya que no se han visto forzados a desarrollar sus capacidades y recursos propios, por lo que además, no confían en sí mismos puesto que nunca han sido puestos a prueba y no conocen de qué son capaces. Nadie les ha preparado desde pequeños a saber enfrentarse por sí mismos ante las dificultades que la vida les plantee: se ha fabricado toda una generación de perfectos parásitos. El proteccionismo nunca ayuda a crecer, y la falta de retos y responsabilidades son las mejores herramientas para fabricar inútiles y vagos. No hay más que mirar a nuestro alrededor. Lo mejor que siempre se debe enseñar a cualquier persona, es a valerse por sí misma, a pensar, a ser libre e independiente, mediante retos, desafíos y responsabilidades, que no sólo le hagan sentirse útil y válida dentro del núcleo familiar, sino que además se le permita con ello desarrollar sus recursos y sus capacidades individuales, para que sea independiente y no nos necesite. "En los grupos sociales primitivos, por ejemplo, tan pronto como los niños adquieren la fuerza suficiente, se cuenta con ellos para que ayuden, provistos de las herramientas necesarias, en la lucha por la supervivencia y en el combate contra los enemigos." Thomas S. Szasz - "El mito de la enfermedad mental"

Conozco varios chicos y chicas jóvenes que son un ejemplo maravilloso de cómo se debería educar a los hijos. “Creced, y multiplicaos”


233 J. M., de 29 años, siempre tiene trabajo, ha aprendido un montón de cosas, no fuma ni tiene ningún vicio, tiene un carácter encantador, y está muy orgulloso y agradecido a su padre, lo cual es recíproco. A los 12 años suspendió varias asignaturas. Su padre le dijo: "hijo mío, ahora vas a tener que ir a repaso durante el verano, pero como aquí no hay dinero más que para pagar un solo curso, vas a tener que trabajar para pagarte las clases." Y lo llevó a su empresa, donde tuvo que trabajar de cualquier cosa, como el más bajo de los asalariados. Y el chico aprendió. Nunca más volvió a suspender. Pero lo mejor es que aprendió a valorar el esfuerzo, el dinero y la responsabilidad. Me comentaba lo orgulloso que se sentía en el fondo porque su padre creía y confiaba en él. Mientras tanto, todo su entorno criticaba al padre hasta la saciedad, diciendo "¡pobre chico, mira que ponerlo a trabajar, hay que ver, qué padre más inhumano! Pobres de aquellos que no han sido educados así, por un padre amoroso, que piensa ante todo en qué es lo mejor para su hijo. Un matrimonio amigo mío tiene tres hijos varones, al cual más perfecto y esmeradamente educado. Son el genuino ejemplo de una perfecta educación. Desde los cuatro años se les enseñó a ayudar a poner la mesa, siguiendo el ejemplo del padre. A los siete años, se les hizo responsables de cuidar su habitación, en las cuales su madre nunca ha entrado para nada, respetando así su espacio. A la edad de iniciar sus estudios, a cada uno se le dijo: "hijo mío, vas a empezar a estudiar, lo cual es lo mejor que podemos darte. Podrás estudiar lo que quieras. Pero ten en cuenta una cosa: aquí solo tenemos dinero para pagar los cursos una vez. Si suspendes, será tu responsabilidad y tendrás que solucionarte tus problemas." El mayor enseñó a estudiar al mediano y éste al pequeño. Todos han tenido sobresalientes y matrículas de honor, e incluso cuando no era así iban a preguntarle al profesor donde habían podido fallar. El ejemplo que han tenido en casa ha sido ver a sus padres trabajando y estudiando siempre. Los libros eran sus mejores juguetes. ¡Qué gusto da verles ahora educando igual a sus respectivos hijos! “Creced, y multiplicaos”


234 Por el contrario, conozco muchos casos de estudiantes que viven en pisos compartidos y se inscriben en esta o aquella Universidad, a cargo de los padres que les envían dinero para mantenerse y pagar sus estudios, con gran sacrificio por su parte, para que las hijas e hijos respectivos no aparezcan ni una sola vez por las aulas, gastando su dinero en fiestas, drogas y similares. Lo peor es que cuando dicen a sus padres que tienen que repetir curso por esta o aquella razón, los infelices se lo creen y no hacen nada para averiguar la verdad. Menos mal que al mismo tiempo también hay otros muchos que se esfuerzan en sacar sus carreras mientras se pagan sus estudios trabajando y no aceptan notas por debajo de sobresaliente. Cada uno obtendrá en la vida lo que se merece. Cada cual se fabrica su propia suerte. "La fortuna favorece a la mente preparada" Louis Pasteur

Voy a proponer a todos los padres que están hartos de que sus hijos les tomen el pelo y se aprovechen de ellos, que formen una asociación (lo cual es muy barato y está de moda) y se vayan todos en manifestación a ver a los jueces y decirles que no quieren contribuir al paro y que a ver qué hace el Estado con ese personal, ya que son todos mayores de edad. Si tienen el derecho a voto, tienen el deber de ser útiles a la sociedad. Un derecho siempre lleva implícito un deber. ¡Sería diver tido ver la cara que pondrían! "De hecho, la gente está convencida de su derecho a una creciente lista de "derechos", aunque sin ninguna de las responsabilidades que acompañan a tales derechos." John Chaffee - "El poder del pensamiento"

En efecto, todos conocemos la relación de los puntos que constituyen la Carta Magna que rige los Derechos Humanos, lo cual, a través de las últimas décadas, ha sido un logro para el bien de toda la sociedad, aunque desgraciadamente no se cumplan con “Creced, y multiplicaos”


235 el rigor que sería de desear. Pero, ¿y qué pasa con los DEBERES Humanos? ¿Por qué nadie ha hecho una lista de las responsabilidades humanas? Bien, pues he aquí la mía, que someto a tu buen criterio: Relación de los Deberes Humanos. Por el hecho de pertenecer a la Raza Humana, todo Ser Humano debe y es responsable de: 1) 2) 3) 4) 5) 6) 7)

Pensar por sí mismo/a. Ser libre y luchar por su libertad. Ser responsable de sus actos en el uso de su libertad No afectar a otras personas en el uso de su libertad. Crecer y evolucionar constantemente. Alejar el horizonte de sus limitaciones. Reciclar y poner al día su programación (sistema de creencias y escala de valores) 8) Ser autónomo e independiente y no una carga para otros ni para la sociedad. 9) Dar lo mejor de sí mismo/a en cada circunstancia. 10) Alcanzar su máximo nivel de excelencia personal. 11) Aportar a la sociedad sus ideas creativas en los foros adecuados. 12) Respetar a los demás y hacerse acreedor del respeto de los demás. 13) Ser consciente de su grandeza divina, como parte integrante del Universo. 14) Representar a Dios dignamente en el Planeta. 15) Rechazar todo tipo de manipulaciones que puedan mermar su dignidad humana. 16) Rechazar toda información, chantaje o presión que atente contra su dignidad humana. “Creced, y multiplicaos”


236 17) 18) 19) 20)

Respetar, proteger y cuidar el Planeta en el que todos vivimos. Participar activamente en las mejoras sociales y humanitarias. Luchar por la justicia y las causas nobles. Predicar con el mejor de los ejemplos para enseñar a los más jóvenes. 21) Hacer de su vida una Obra de Arte. 22) Ser responsable de su influencia en el entorno, tanto social como físico. 23) Dejar la mejor huella posible de su paso por el Planeta. ¿Te imaginas si todo el mundo cumpliera con estos deberes y, en vez de tantas reuniones en la cumbre, hubiese un poder ejecutivo en las Naciones Unidas para hacerlos respetar en todos los países? Pero como parece ser que estos deberes no se conocen, os regalo otra sentencia para dar a vuestros hijos, en caso de que a algún juez se le fundan los plomos de nuevo: "¡espabila, Fabila, que viene el oso...!" ¡Ah, se me olvidaba poner al día la Ley del Vago: "el que no trabaja no come"! Se ve que los jueces tampoco la conocen. Y otra ley que repetía incansable mi abuelo y que ha funcionado muy bien en mi familia: "el que de joven no trabaja, de viejo duer me en la paja." ¡Qué lástima que también se les haya olvidado! "Para cuando tienen 14 años ya han aprendido al máximo y de la mejor manera -objetiva y subjetivamente- cualquier actividad que emprendan. Y entonces los ponemos a trabajar. Noventa minutos diarios en algún tipo de trabajo manual. --¿De vuelta al bueno y viejo trabajo infantil? --O más bien, replicó el doctor Robert, hacia delante, alejándonos de la mala y nueva ociosidad infantil. Ustedes no permiten que sus jovencitos trabajen; entonces se ven obligados a soltar presión por medio de la delincuencia, o a acumular presión hasta que están en condiciones de convertirse en aficionados a la silla." Aldous Huxley - "La Isla"

“Creced, y multiplicaos”


237 "El trabajo agradable y útil resulta la mejor de las distracciones." Santiago Ramón y Cajal

Desde los 16 años en que inicié mi primer contacto con el mundo laboral, a pesar de mis coyunturas personales, el entorno de la época, el maldito y enconado machismo de nuestra sociedad falocrática, contra el que tuve que luchar con denuedo, y el tiempo en que me ha tocado vivir, siempre he encontrado trabajo, incluso en una época de mi vida llegué a tener tres empleos simultáneos, además de una familia que sacar adelante. Nunca he tenido ninguna depresión porque no tenía tiempo para ello y ni sabía que existiera (entonces no estaba de moda), ya que además estudiaba por las tardes, al salir del trabajo, y por las noches y los fines de semana en casa o en escuelas nocturnas. Y no soy la única, afortunadamente. Conozco muchos casos similares y mucho más encomiables y dignos de mérito. Luego si otros pueden, tú puedes, todos pueden. "Querer es poder ", dice el viejo refrán. Pero es más cómodo recurrir a los servicios sociales -que pagamos los que trabajamos- o esperar a que otros nos saquen las castañas del fuego, y encima culparles si no lo hacen. Recuerdo al cura de la película "La Ley del Silencio" cuando pregunta airado: "¿Qué piensa Cristo de los que no trabajan y viven a cuenta de los demás?" La respuesta actual sería "eso es normal, para eso están los padres, y los servicios sociales, y sino, que paguen los idiotas que trabajan." ¡Qué cómodo es vivir a la sopa boba! A mis hijos nunca les ha faltado trabajo y siempre se han valido por sí mismos. A mis amigos y amigas y a sus hijos e hijas tampoco. Lo que tenemos en común es que ninguno de nosotros se ha quedado esperando que las cosas cambiasen o que alguien nos echase una mano. Lo hemos buscado por nosotros mismos, nos hemos hecho responsables de nuestra situación, nos hemos preparado para poder trabajar en muchas áreas (no se nos caen los “Creced, y multiplicaos”


238 anillos) y sobre todo no hemos culpado a nadie de nuestra situación: ni al gobierno, ni a la sociedad, ni a la crisis, ni al mundo, ni a los planetas, ni al karma, ni a la mala o buena suerte, ni a Dios. Todos fuimos educados para hacernos cargo de nosotros mismos, para decir ¡sí puedo! en lugar de no puedo; no se nos dio nada hecho y aprendimos a valorar cada esfuerzo, cada céntimo y cada pedazo de pan. De no haber sido así, tanto mis hijos como yo nos hubiésemos muerto de hambre. Y ocasiones no nos han faltado. "La Naturaleza no soporta que se mantenga en sus reinos nada que no pueda ayudarse a sí mismo." Ralph W. Emerson

Pero esta absurda sociedad, hipócritamente compasiva, está organizada para premiar, indemnizar y ayudar a los holgazanes, a los parásitos, a los vividores por cuenta ajena, a los incompetentes, a los inútiles e irresponsables, y gravar a los que sabemos salir adelante por nosotros mismos y no le costamos un céntimo al erario público. Incomprensible, pero así es. Parece ser que los buenos ciudadanos que contribuimos al bien común tenemos todas las obligaciones, y que los que se aprovechan de ello sin el menor esfuerzo tienen todos los derechos. Las leyes para hacer trabajar a los vagos se les olvidan, pero la ley del embudo, esa sigue vigente. Debe ser para poner a prueba, una vez más, nuestra paciencia. ¡Que el Señor nos lo premie y lo anote en nuestro Haber! "En cuanto al segundo interrogante, relativo a las reglas específicas que convierten a la incapacidad o la enfermedad en ventajas potenciales, podemos afirmar que, en determinadas situaciones, las reglas del juego ordenan que cuando el hombre (sujeto, hijo, paciente, etc.) es sano, rico, orgulloso y tiene confianza en sí mismo, Dios (el rey, el padre, el médico, etc.) será rígido, exigente y hasta punitivo. Pero si es pobre, enfermo y humilde, si busca ayuda y protección, Dios lo tratará entonces con especial consideración. Será perdonado, ayudado, amado y se le permitirá ser pasivo e incompetente." Thomas S. Szasz - "El mito de la enfermedad mental"

“Creced, y multiplicaos”


239 El cambio siempre empieza en uno mismo. Si cambias tú, cambia el mundo. Y ya sabes dónde se inicia el cambio: en tu mente y en tu actitud ante la vida. Recuerda los siguientes aforismos: "Es el cambio, no el amor, lo que hace avanzar el mundo. El amor sólo lo mantiene habitado." "Nada dura más que el cambio." (Ludwig Borne) "El hombre absurdo es el que no cambia nunca." (Georges Clemenceau) "Nadie puede ser esclavo de su identidad: cuando surge una posibilidad de cambio, hay que cambiar." (Elliot Gould) "El cambio es siempre agradable." (Eurípides) "En un mundo superior puede ser de otra manera; pero aquí abajo, vivir es cambiar, y ser perfecto equivale a haber cambiado muchas veces." (John H. Newman) "Un individuo que no cambia debe aburrirse de sí mismo." (Jules Tannery) "El cambio no es sólo parte esencial de la vida: es la vida." (Alvin Toffler) Y por si aún no te ha quedado claro que somos el resultado del cambio constante, aquí llegan más datos: "El cuerpo humano experimenta un cambio permanente. En menos de un año, se reemplaza el 98% de los átomos del cuerpo, la piel se renueva cada cinco meses, el esqueleto cambia cada tres meses e incluso el ADN, que es donde se inserta nuestro código genético, se reemplaza cada seis semanas: "Uno parece ser el mismo por fuera; sin embargo, es como si se cambiaran continuamente los ladrillos del edificio". Dr. Deepak Chopra

“Creced, y multiplicaos”


240 Ahora vamos a hacer un sencillo test. Coge un lápiz. Por favor, responde a las siguientes preguntas y anota los resultados en la casilla correspondiente. (X = número de meses o años). A menudo Cada X meses Cada X año ¿Con qué frecuencia cambias de coche? __ __ __ ¿Con qué frecuencia revisas y actualizas el motor de tu coche? __ __ __ ¿Con qué frecuencia limpias y ordenas tu casa? __ __ __ ¿Cada cuanto tiempo pintas y actualizas tu casa? __ __ __ ¿Con qué frecuencias revisas y pones al día tus papeles? __ __ __ ¿Cada cuánto tiempo actualizas tu computadora? __ __ __ ¿Con qué frecuencia cambias tus electrodomésticos? __ __ __ ¿Con qué frecuencia cambias de ropa o te pones siempre la misma? __ __ __ ¿Cada cuánto tiempo actualizas tu vestuario? __ __ __ ¿Con qué frecuencia te haces un chequeo médico? __ __ __ Calcula cuánto dinero inviertes en todo lo anterior y escríbelo aquí: .............................................................................. ¿Con qué frecuencia revisas y actualizas tu cerebro? ¿Cuánto tiempo hace desde la última vez que pusiste al día tu sistema de creencias? ¿Cuánto tiempo hace desde la última vez que actualizaste tu escala de valores? ¿Con qué frecuencia reciclas tu programación interna? ¿Cuántos cursos haces para actualizar tu programación? ¿Cuánto inviertes en libros para tu evolución y desarrollo?

__

__

__

__

__

__

__

__

__

__

__

__

__

__

__

__

__

__

Calcula cuánto dinero inviertes en ti mismo/a y escríbelo aquí: .........................................................................

“Creced, y multiplicaos”


241 Compara los resultados por ti mismo/a. Toma tus propias decisiones. Podría seguir haciéndote muchas más preguntas, pero creo que la muestra habrá sido más que suficiente. No importa la edad que tengas en este momento. Simplemente date cuenta de lo siguiente: si durante toda tu vida has ido cambiando los aspectos externos, materiales y/o físicos, según hayas respondido a la encuesta anterior, ¿cómo te permites seguir utilizando en tu ordenador personal, tu cerebro, un software o programas que te cargaron otras personas hace X años (los que sean)? ¿No te das cuenta que la mayoría de ellos estarán obsoletos y el resto puede contener virus? ¿Por qué inviertes gran cantidad de esfuerzo, tiempo y dinero en cambiar o actualizar cosas materiales, que nunca te vas a llevar contigo cuando abandones el planeta, y sin embargo, lo que sí que te vas a llevar contigo, que es tu Ser, tu Alma, tu Espíritu, tu Energía, tu Sabiduría, a eso no le concedes importancia, no le haces el más mínimo caso, ni te preocupa? Pues no te quejes de cómo te vaya la vida, porque precisamente tu vida es el resultado de tu programación personal, con la que piensas y desde la que vives. Y toda ella, sea o no de calidad, está en tu propio cerebro, en tu mente. Es ahí donde tienes que iniciar tus propios cambios. “Los hombres deberían de saber que las alegrías, el placer, las risas y los juegos, el dolor y los lamentos no tienen otro origen sino el cerebro.” Hipócrates.

Si lavamos nuestro cuerpo, limpiamos nuestra ropa y nos esmeramos en mantener pulcro nuestro hogar, ¿cómo es que no nos preocupamos de limpiar nuestro cerebro, que es el almacén donde se encuentran todas nuestras herramientas para vivir? ¿Cuántos virus no habrán ahí dentro que nos estén fastidiando la vida? ¿Cuánta información no se habrá quedando obsoleta, herrumbrada, podrida y contaminando la de alrededor? ¿Cuántos pensamientos inútiles o limitantes no estarán impidiendo la “Creced, y multiplicaos”


242 entrada de nueva información actualizada y de calidad? El origen de tu vida dimana del contenido de tu cerebro, de tu almacén de datos para vivir y es donde nacen tus creencias, tus valores, tus ideas, tus pensamientos, tus decisiones, tus motivaciones o tus limitaciones, tus sensaciones, tus emociones, tus sentimientos y tus comportamientos. ¿Y cómo es que nadie se preocupa de mantener su más preciado tesoro actualizado, revisado, ordenado, inmaculado y limpio como una patena? El cambio o proceso evolutivo, siempre es individual. Pero para cambiar, además de todo lo dicho hasta aquí, hace falta otro ingrediente fundamental, sin el cual cualquier intento de cambio o mejora fallará inexorablemente: se trata del COMPROMISO. Sólo las personas realmente comprometidas consigo mismas en la consecución de sus objetivos, en sus procesos de cambio individuales o en cualquier otra causa consiguen llegar a la meta. Una vez fijados los objetivos a conseguir, los recursos necesarios para pasar a la acción son: 1) 2) 3) 4)

Motivación Valor Compromiso Disciplina

Reflexiona y date cuenta de todos los que ya tienes o si te falta alguno por desarrollar. "Jesús decía: Que tu sí sea un sí y que tu no sea un no. Cuando el guerrero asume una responsabilidad, mantiene su palabra. Los que prometen y no cumplen, pierden el respeto hacia sí mismos, se avergüenzan de sus actos. La vida de estas personas consiste en huir; ellas gastan mucha más energía dando una serie de disculpas para deshonrar lo que dijeron, que la que usa el guerrero de la luz para mantener sus compromisos." Paulo Coelho - "Manual del Guerrero de la Luz"

“Creced, y multiplicaos”


243 El cerebro es tuyo. Única y exclusivamente tuyo. Desde que naciste hasta que decidas morirte. Y siempre te será fiel, como un servidor infatigable, infinitamente competente y obediente. Es perfecto. Tanto si quieres como si no. ¿Quieres una depresión? ¡Pues toma depresión! ¿Quieres dejar de sufrir rápidamente y no enfrentarte a cosas que no soportas? Pues nada más fácil: fumar, drogarte, un cáncer o una idea de suicidio, lo que tú quieras, y lo cumplirá a rajatabla y a la perfección. Su misión es obedecerte y darte todo lo que le pidas. Tanto le da una cosa como otra, sólo obedece. ¿Quieres estar mal? Pues estupendo: te hará ver todo lo que te falta, lo que no tienes, lo malo que es todo el mundo, lo mal que están todas las cosas, etc. y así hasta que tú decidas lo contrario. ¿Quieres estar bien? Pues genial: te hará ver las cosas que tienes, lo bueno que es todo, la suerte que tienes de estar vivo/a, las flores, el cielo, la música, etc., y con ello te hará sentirte bien. Y siempre por el mismo precio. Así que, elige. Pero fíjate bien qué eliges, porque de ello dependerán tus resultados en la vida. Ello radica en dónde y cómo focalizas tu atención...

“Creced, y multiplicaos”


244


245

DÓNDE PONEMOS NUESTRA ATENCIÓN

Y

¿cómo aprender a dar instrucciones al cerebro? Muy sencillo: date cuenta en qué focalizas tu atención, porque donde pones tu atención pones tu energía y tu conciencia. Te daré algunos ejemplos: Francisca tiene todo lo que necesita: una casa, una familia (marido y tres hijas), un trabajo que le gusta, pero aún así está continuamente en manos de médicos porque se siente mal, sobre todo con síntomas en el aparato digestivo, hígado, etc. Los médicos, tras inacabables revisiones siempre terminan diciéndole lo mismo: no tiene nada orgánico, pero ella sigue sintiéndose mal y tomándose cosas. Así demuestra al entorno que es una madre responsable porque sufre por su hija pródiga. Otra espontánea contribuyente al valle de lágrimas, con el habitual pensamiento causa-efecto. Causa: una de sus tres hijas "le causa problemas", es decir, no hace lo que ella quiere. Se ha ido a vivir por su cuenta con su novio, tiene problemas de dinero que podrían repercutir en la madre al final, no ha elegido bien a su pareja, etc. La mujer no hace más que quejarse: "¡hay, esta hija mía, no sé qué le pasará! No puedo dormir pensando en ella, me levanto cansadísima, me duele la cabeza, etc." Efecto: enfermedad, es decir, aviso del cerebro de "no lo estás haciendo bien". En lugar de focalizar la atención en sus otras dos hijas que son estupendas y la quieren y están con ella, y en su marido y en lo que tiene, y disfrutar de la vida, pone toda su atención en la otra, la que no está allí, la que no tiene, la que "la obliga" a estar mal. La orden al cerebro es: "no debo de ser feliz porque mi hija ha hecho lo que ha querido. La culpa es mía por no Donde ponemos nuestra atención


246 haberla educado bien. Tengo que estar mal, porque sino, no llamo la atención y dirán que no soy buena madre. No es normal estar bien cuando una hija se ha ido. Qué dirán los demás si me ven feliz." ¿Cómo crees que se sentiría esa mujer si en lugar de focalizar su atención en lo negativo la enfocase en lo positivo? Ejemplo: "gracias a Dios que tengo dos hijas maravillosas y un buen marido, y trabajo no me falta. Mi otra hija se ha ido y espero que sea muy feliz. Es su vida y su responsabilidad. La quiero y la respeto. Yo estaré siempre aquí por si algún día me necesita." ¿Crees que pensando así su salud se vería afectada de la misma manera? Otro ejemplo más: una madre tiene a su hija, de 23 años, enferma con diabetes. La hija está totalmente feliz y adaptada, con su tratamiento, trabajando y haciendo cosas que le gustan. La madre, por el contrario, en lugar de animarla, va de mártir por la vida, con una cara larga, atormentada, angustiada que muestra en todos los sitios, sobre todo si hay público. En cuanto ve a alguien, adopta la expresión de "pobre de mí" para que todos vean cuán desgraciada es y la compadezcan. Cuando le dije que podía ver la enfermedad como una prueba a superar, como un aprendizaje, ser un buen ejemplo para su hija y adoptar una actitud sana para que su hija no la viese mal y no se pusiese triste y empeorase, respondió diciendo que "cómo puede una estar bien y alegre teniendo una hija enferma, eso no es normal... si tú supieras" y acabó mirando al cielo con cara de sufridora y sin pensar para nada en la perniciosa influencia que podría estar ejerciendo en su hija. Porque de hecho, no pensaba en ella, sino en sí misma. ¡Qué buena madre! Y lo gracioso del caso es que ese sufrimiento, como siempre, no sirve para nada, no va a mejorar a la hija, no solucionará ningún problema y, eso sí, amargará la vida de la enferma y de todo su entorno. Si el sufrimiento sirve para algo además de pasarlo mal, Donde ponemos nuestra atención


247 que me lo digan. Y si crees que el sufrimiento te pone a prueba, puede ser. Pero también puedes ponerte a prueba haciendo puenting, rapel, escalada, submarinismo, espeleología, paracaidismo, vuelo sin motor, viajar en solitario, y muchas otras cosas fuertes, sanas y emocionantes que pondrán a prueba tu fuerza y tus recursos, te lo puedo asegurar. ¡Ahí te quiero ver! El cerebro sólo sabe hacer una cosa y la hace a la perfección: obedecer. Las órdenes se las da tu mente, tanto te des cuenta (conscientes) como no (inconscientes), y todas las órdenes se basan en hacer cumplir la programación recibida. He aquí el origen de la mayoría de enfermedades y problemas sociales, que tanto le cuestan al bolsillo del contribuyente. "Hay quien hace de su infierno un cielo y de su cielo un infierno", ¿recuerdas? Y eso se hace con la mente. El cerebro es el fiel cumplidor de las instrucciones, generando la bioquímica adecuada, para que llegue al resto del cuerpo a través del hipotálamo, sistema nervioso, endocrino, inmunológico, etc. La vida es un largo viaje en el que todos nos embarcamos juntos, aunque con rutas y puertos distintos. Y como en todo viaje, hay quienes no hacen más que fijarse en la suciedad, en la pobreza o en lo mal que están las cosas en este o aquel lugar, comparando constantemente y pensando en lo bien que estarían en su casa. En el mismo recorrido, hay otras personas que se están fijando en lo que pueden aprender, en los monumentos, en las risas de los niños, en los colores, en los paisajes, en el cielo azul y en todo lo que están descubriendo, disfrutando en cada momento de su singladura. Y, como siempre, por el mismo precio... Vuelve a coger el lápiz. Date cuenta en qué focalizas tu atención: señala con una cruz lo que corresponda.

Donde ponemos nuestra atención


248 A

B

En lo que tienes En lo que te gusta En las cosas bellas del mundo En las flores En el cielo En los árboles En los colores En la gente que te quiere En lo que sabes hacer En todas tus capacidades En el amor En el perdón En lo bueno En ti En cómo estar bien En cómo amarte y respetarte En lo que te hace feliz En el presente En tus cualidades En tus capacidades En tu libertad En tu grandeza En lo que quieres tú En aprender En las soluciones En crecer En el valor .......................... .......................... ..........................

En lo que no tienes En lo que te disgusta En las cosas feas del mundo En la basura En las antenas de TV En la contaminación En la oscuridad En la gente que no te quiere En lo que no sabes hacer En tus incapacidades En el odio En el rencor En lo malo En los demás En cómo estar mal En cómo destruirte En lo que te hace infeliz En el pasado En tus defectos En tus limitaciones En tus dependencias En tu debilidad En lo que quieren los demás En justificarte En los problemas En vegetar En el miedo ............................. ............................. .............................

Añade ahora a estas columnas aquellas cosas en las que sueles focalizar tu atención, es decir, fijarte, poner energía, dar importancia. Una vez completado el ejercicio (puedes hacerlo en una hoja a parte si aquí no tienes suficiente espacio), toma Donde ponemos nuestra atención


249 conciencia de quién lo has aprendido, qué haces específicamente para que sea de una forma o de otra. Ambas, como siempre, son gratuitas. El precio es el mismo. El resultado no. Si focalizas tu atención en cosas de la primera columna, el resultado (tu vida) será distinto de si focalizas tu atención en cosas de la segunda columna. Primera columna A: Calidad de vida, felicidad, salud y bienestar. Segunda columna B: Te estás cavando tu propia tumba. Dónde focalizas tu atención focalizas tu vida. Bien, además de todo lo dicho hasta aquí, ahora ya tienes más datos para elegir cambiar o elegir continuar actuando como hasta ahora. En ambos casos estarás haciendo uso de algo muy importante que he venido introduciendo desde el principio:

Donde ponemos nuestra atención


250


251

EL LIBRE ALBEDRÍO "El hombre está condenado a ser libre. Está condenado porque el hombre no se ha creado a sí mismo, y, sin embargo, se encuentra en libertad y es responsable de todo lo que hace desde el momento en que pone un pie en este mundo". Jean-Paul Sartre

Ya ha quedado dicho y espero que claro, que el libre albedrío es el don más maravilloso que ha recibido el Ser Humano. Es la herramienta para usar la libertad. Con el libre albedrío podemos elegir y lo venimos usando constantemente, tanto si nos damos cuenta como si no. Tanto para bien como para mal. Con el libre albedrío el Ser Humano piensa lo que quiere. ¿Hay algo más maravilloso? ¿Puede haber libertad más sublime? Es el poder de decidir, de elegir, de decir sí y decir no. Pero hay que saber elegir libre y responsablemente, sin condicionamientos, sin cortapisas, sino no es elegir, es obedecer. Como el mundo es perfecto, ya sabemos que en el mundo todo es posible, luego quiere decir también que la riqueza es posible; la miseria es posible; la guerra es posible; la paz es posible; la salud es posible; la enfermedad es posible; la felicidad es posible; el sufrimiento es posible; la debilidad es posible, la fortaleza es posible, la imperfección es posible, la perfección es posible, el amor es posible, el odio es posible... ¿Qué eliges? "Para saber lo que uno quiere, en vez de decir amén a lo que el mundo dice que uno debe preferir, hay que mantener la vitalidad del alma" Robert Louis Stevenson

Esto significa entonces que si el hombre quiere arruinarse, está en su derecho. Es su libre albedrío. No tiene más que pensar en El libre albedrío


252 ello, programarlo, poner su atención y su intención y lo obtendrá indefectiblemente. Si quiere enfermar, también está en su derecho; si quiere ser desgraciado, nada ni nadie puede impedírselo. Ni el extraterrestre más inteligente, ni el Mesías más preparado, ni el gurú o el chamán de turno. Siempre estará haciendo uso de su libre albedrío. Es el don que se nos ha dado para proteger nuestra libertad. Nada ni nadie puede obligarnos a hacer algo que no queramos. Puede que físicamente con el uso de la fuerza, pero nunca mentalmente, nunca en nuestro pensamiento, donde única y exclusivamente cada uno de nosotros puede penetrar y decidir. Ahí somos nuestros únicos reyes y nuestros únicos dioses. Y desde nuestro pensamiento vivimos. Diría Bertrand Russell: " E l pensamiento es grande, rápido y libr e; es la luz del mundo y la mayor gloria del hombr e" No voy a repetir pues, que el uso del libre albedrío entraña ser responsable de nuestras decisiones. De nuestros pensamientos, de dónde ponemos nuestra atención, de nuestras acciones, de nuestra respuesta ante los resultados que obtengamos. Puede haber millones de personas pensando una misma cosa. Tú eres libre de pensar otra, la que a ti se te antoje. Es tu libre albedrío. Es la gracia de Dios. Ya ha quedado expuesto a lo largo de las páginas anteriores, en la primera parte, el concepto de libertad y de responsabilidad inherente a la misma. Y ya que en la primera parte eliminamos la moral en favor de la libertad y la responsabilidad, te voy a dar la única norma que siempre doy a mis alumnos y en la cual se basa toda la moral que puedas tener: Tu libertad es infinita. Tan sólo acaba donde empieza la de otro.

El libre albedrío


253 Ya no hay más normas. El resto son informaciones, que tú podrás hacer tuyas o no, haciendo uso de tu libre albedrío. Si las haces tuyas, pasarán a tu sistema de creencias. Si no, las recordarás o las olvidarás. Y después de todo lo dicho hasta aquí ¿cómo podemos ejercer esa libertad infinita, desde nuestro libre albedrío, pero teniendo en cuenta la libertad de los otros? Buena pregunta, vive Dios. Si cada uno de nosotros estuviera en una isla desierta, no haría falta ninguna norma ni tampoco este libro, pero como no es así ni lo será, veamos algunos ejemplos a tener en cuenta para el uso de la libertad tal como digo; imagínate, aunque sea como hipótesis de trabajo, que en las escuelas y en los hogares se enseñara desde la infancia algo como esto: Paso primordial: no molestar, es decir, RESPETAR. Si señor/a. Usted tiene pleno derecho a fumar todo lo que quiera, SIEMPRE QUE: 1) Fume hacia dentro, es decir, se trague todo el humo absolutamente, para no contaminar a nadie más y obligarle a ser fumador/a pasivo/a. 2) Lo haga en las zonas en que no esté prohibido o no pueda molestar a nadie. 3) No obligue a los demás a que compartan su veneno ni su olor nauseabundo, a no ser que se comprometa usted a pagar los gastos de tintorería de sus víctimas más próximas, así como a hacerse cargo de cualquier enfermedad que pudieran tener y sus secuelas, manutención, etc. 4) No aderece con sus humos cancerígenos las comidas de las mesas adyacentes o de sus vecinos en los bares y/o restaurantes, ni en otros lugares públicos, ya que sólo tiene derecho a envenenarse usted mismo/a. (Mientras no se aplique correctamente la ley de protección a los no fumadores). El libre albedrío


254 5) No reclame ninguna indemnización por las consecuencias de su vicio, ya que de sobra las conoce, de modo que a los demás su vicio no nos cueste dinero de nuestros bolsillos. Recuerde que el Estado somos todos. 6) No dé un mal ejemplo a los niños. Si señor/a. Usted tiene pleno derecho a drogarse y destruirse con sustancias tóxicas diversas, SIEMPRE QUE: 1) No afecte a nadie de su entorno con ello. 2) No robe el dinero o bienes ajenos para costearse su vicio. 3 No sea envidioso con los que no se drogan y no intente contagiarles con sus jeringuillas, mal ejemplo, comentarios, etc. Por favor, trate al menos ser discreto y hágalo a escondidas. 4) No haga uso de fondos públicos, que costeamos entre todos, para solucionarle el problema que usted mismo/a se ha creado con su libre albedrío, a pesar de toda la información existente contra las consecuencias de su decisión. 5) No dé un mal ejemplo a los niños. Si señor/a. Usted tiene toda la libertad del mundo para decidir suicidarse, SIEMPRE QUE: 1) No salpique a los demás si se tira desde una azotea y procure no herir a nadie que pase por ahí en ese momento. Por favor, sea profesional y elegante. 2) Si elige otro método, (tortilla de chinchetas, matarratas, ruleta rusa...), procure hacerlo con calidad, es decir, bien y a la primera, para no quedarse lisiado o en coma y tener a toda su familia en vilo pendiente de usted. Procure que no haya que llevarle en ambulancia a un hospital, porque la pagamos entre todos y sus derechos en la sociedad no llegan tan lejos. 3) Deje sus documentos bien arreglados primero y la carta al señor juez. 4) Procure que no le vea ningún niño.

El libre albedrío


255 Resumiendo: si el uso de su libertad afecta a la libertad de elección de los demás, eso no le está permitido. No hay ninguna ley que le prohíba hacer lo que usted quiera, por supuesto, y tener todos los vicios del mundo o tomar las peores decisiones de su vida porque para ello es usted totalmente libre (aunque faltaría ver si es usted responsable), pero siempre que lo que usted haga con su vida no afecte a los demás de ninguna manera. ¿Qué te parece, querido lector, querida lectora? Si la gente estuviera educada desde la libertad responsable y el respeto a los demás, ¿crees que habría tantos problemas como hay y la sociedad estaría tan enferma como está? Quizás este utópico pasquín sea exagerado, pero por algo hay que empezar si queremos que las cosas cambien. Y lo primero es empezar a pensar de manera distinta. Quererse y respetarse a uno mismo es el primer paso para querer y respetar a los demás, al no dañarles ni física, ni moral, ni espiritualmente, no utilizarles para que se ocupen de nosotros y no chantajearles emocionalmente. Ese es el verdadero amor. Ser libre significa respetar la libertad de los demás: no obligarles a que nos quieran, no obligarles a que nos cuiden, no obligarles a que nos aguanten, no preocuparles, no utilizarles, no manipularles, no necesitarles... simplemente quererles. "La persona que más ama es la persona que está más centrada en sí misma." Neale D. Walsch

Así pues, haciendo uso de lo mismo que te estoy transmitiendo, date cuenta de cómo te sientes en este momento, qué piensas, qué has anotado, qué has dejado de anotar, qué cosas te han llamado más la atención, qué sientes con todo ello y qué decisiones has tomado o has dejado de tomar. Puedes escribirlo en tu agenda o en las páginas en blanco que encontrarás a lo largo del libro, o volver a la página "Notas de mis impresiones". El libre albedrío


256 ¿Qué estás decidiendo pensar, sentir, hacer, no hacer? Hayas hecho lo que hayas hecho y lo que no hayas hecho, estás en tu perfecto derecho. Estás haciendo uso de tu libertad y tu capacidad de elección: este es tu libre albedrío. Es la máxima expresión de amor incondicional: dar a otro/a el derecho de que piense lo que quiera. ¿No crees que es el mejor de los regalos que jamás puedan hacerte? Poco a poco te habrás ido dando cuenta de las consecuencias de cómo has usado tu libre albedrío hasta hoy. A medida que sigas leyendo cada vez se harán más patentes. Espero poder ayudarte a que cada vez lo hagas mejor. Pero siempre será tu libre albedrío el que decida qué hacer y cómo hacerlo. Esa es tu responsabilidad, no la mía. Tu actuación siempre dependerá de ...

El libre albedrío


257

LA INTENCIÓN "... Y cuando introducimos una intención en el terreno fértil de la potencialidad pura, ponemos a trabajar para nosotros este poder organizador infinito." Dr. Deepak Chopra

La intención es la energía psíquica que focaliza la atención. Es decir, que si fijo mi atención en una persona, es que espero conseguir algo de esa persona: información, satisfacer mi curiosidad, llamar su atención, ver cómo va vestida, preguntarle algo, copiar algo, criticar algo, obtener algo, etc. Hay una intención para cada comportamiento, sea éste positivo o negativo. Decimos en PNL que "todo comportamiento humano tiene una intención positiva". Tomemos como ejemplo extremo, el suicidio. Intención positiva: dejar de sufrir rápidamente. Lo que ocurre en este caso, como en muchos otros, es que el cerebro no contempla otras posibilidades, sólo se atiene a las instrucciones y las ejecuta del modo mejor y más rápido posible, aunque sea mediante su propia destrucción. ¿Por qué? Muy sencillo: el cerebro no te conoce, no tiene identidad, ni sexo, ni tiempo, ni espacio ya que la memoria sigue estando en el presente. Sólo trabaja con la información de sus archivos, es decir, con su programación. Es sólo una máquina infinitamente perfecta en el arte de obedecer a su dueño/a, sea quien sea, procesando la información que le ha sido introducida, su "software" con sus órdenes implícitas. Cada orden, cada pensamiento, se convierte automáticamente en un "decreto" que se ejecuta inexorablemente. Date cuenta entonces cuál es tu intención positiva oculta cuando eliges fijar tu atención en una de las dos columnas anteriores, cuando tomas una decisión, cuando eliges hacer o no La intención


258 hacer una cosa u otra, cuando piensas de una determinada manera sobre ti, sobre los demás, sobre el mundo, sobre las circunstancias de tu vida, etc. Ejemplo: ¿cuál es tu intención positiva cuando estás mal, enfermo/a, negativo/a, deprimido/a o autodestructivo/a? Mira las siguientes posibilidades: 1) 2) 3) 4) 5) 6) 7) 8) 9) 10) 11) 12) 13) 14) 15) 16) 17) 18)

Llamar la atención de tu entorno Buscar reconocimiento externo Sentirte importante Descansar, darte un respiro Inhibirte de algo No responsabilizarte de algo No ver algo que no quieres ver No enfrentarte Autocompadecerte Posponer una decisión Ser como los demás Manipular a los demás Conseguir algo que no consigues de otra manera Ir de víctima para hacer chantaje emocional a alguien No crecer Justificarte Que alguien haga las cosas por ti Culpar a alguien o hacer que se sienta mal por tu causa...

Piénsalo. Recuerda la última vez que hayas estado mal por algún motivo (física y/o psíquicamente) y, a la vista de estas posibilidades y con lo que sabes ahora, pregúntate a ti mismo/a: La intención


259 ¿Para qué me sirve? ¿Qué obtengo con ello? ¿Qué es lo que quiero en realidad? ¿Qué precio me está costando estar mal? ¿Qué podría hacer distinto a partir de ahora? ¿Qué recursos necesito para ello? Recuerda que te interesa llegar a conocer la intención positiva real de esa parte tuya que, de forma automática, te pone enfermo/a siempre que ocurre X, o ante Y.. Una vez obtengas tus respuestas internas (siempre se obtienen si te las haces con sinceridad y sin autoengañarte), date cuenta de cómo podrías obtener lo mismo sin necesidad de pagar ese precio, es decir, tu salud, tu energía y tu autoestima, lo cual además también te suele costar tiempo y dinero. Pregúntate entonces ¿cómo puedo conseguir este resultado sin necesidad de enfermar? Y escúchate. Pide varias alternativas de comportamiento a tu parte creativa, tu imaginación y tu intuición. Tienes todo un hemisferio derecho de tu cerebro a tu disposición, esperando ser utilizado, esperando órdenes. Úsalo en tu propio beneficio y deja de hacerte autosabotaje. ¡Quiérete, por favor! "El intento es la fuerza que sostiene el Universo -indicó-. Es la fuerza que otorga foco a todo. Hace posible el mundo mismo." Taisha Abelar - "Donde cruzan los brujos"

Una de las formas de quererte y respetarte a ti mismo/a, es autoayudándote, prestando atención a tu cuerpo, que es muy sabio, y a tu mente, que lo es más si aprendes a conocerla y usarla adecuadamente. Todo ello eres tú. Y aún eres mucho más que eso. Eres una copia del Universo en miniatura. Eres una copia de Dios, de la Creación, con la llama divina de la vida en tu interior. ¿Qué haces con todo ello, con tu poder infinito? ¿Lo usas en tu propio beneficio o lo pones en manos ajenas? ¿Lo valoras en toda su La intención


260 grandeza o lo menosprecias, lo rechazas y lo destruyes? Hagas lo que hagas, recuerda: siempre estarás usando tu libre albedrío. No puedes pues culpar a nadie más de lo que te pase. "El hombre es tan divino como la naturaleza, tan infinito como el vacío." Aldous Huxley - "La Isla"

Hay dos herramientas todavía más útiles para usar conscientemente el libre albedrío:

La intención


261

AUTOESTIMA Y HUMILDAD "La obra de teatro de nuestras vidas es el reflejo externo de nuestra visión de nosotros mismos, que es interna; es la manifestación de nuestra competencia y de nuestro valor". Nathaniel Branden

No solamente has venido a este mundo como representante de Dios, una creación del Universo, de la energía cósmica, sino que además, te han sido concedidos dones maravillosos: el don del libre albedrío, la libertad, el perdón, el amor, la inteligencia... Y por si todo ello fuera poco, toma nota: Dispones de entre 15.000 a 100.000 millones de células cerebrales, conectadas a una red equivalente a mil ciudades juntas Tus oídos pueden distinguir hasta 1.600 frecuencias diferentes, desde 20 hasta 20.000 ciclos/segundo. Tus ojos pueden percibir un fotón aislado, y muchas cosas más si se les adiestra convenientemente. Desde los 132 millones de conos y bastoncillos de las retinas, las 800.000 fibras de cada uno de tus nervios ópticos, transmiten mayor cantidad de información al cerebro en un segundo que el mayor sistema informático de fibra óptica del mundo. Los más de 300 millones de alvéolos de tus pulmones proveen de oxigeno a los más de 100 billones de células de tu cuerpo. Tus 206 huesos y 656 músculos te aportan la mayor diversidad de capacidades de todas las criaturas conocidas hasta hoy. Puedes procesar más de 70.000 pensamientos diarios con el más inteligente procesador de datos que existe: tu cerebro. Y así podríamos seguir enumerando billones y trillones de cosas que tenemos y hacemos diariamente sin que nuestro consciente se entere, sin hablar de la red de millones de kilómetros de sistema nervioso, de venas y arterias, el número de veces que nuestro Autoestima y humildad


262 corazón bombea la sangre, etc. Eres una máquina perfecta e infinitamente poderosa. Eres capaz de reproducirte, o sea, regenerar vida. Paciente lector: eres un creador. Paciente lectora: eres una creadora. Además puedes sentir emociones, tener sentimientos, tomar decisiones, recordar, olvidar, amar, andar, gozar, pensar por ti mismo/a, ir y venir, moverte, aprender, descubrir, crear, imaginar, construir, subir y bajar... ¡vivir! ¡Celebra tu existencia! "El estudiante debe estar alerta para reconocer en sí mismo sus hábitos. No ha de esperar a que alguien se lo indique. Debe examinarse a intentar cortar todo lo que no sea perfecto. La forma de hacerlo es declarando que no se tiene tal o cual hábito indeseable. Por lo tanto, siendo YO creación de Dios, soy Hijo de Dios Perfecto. Con esto se logra una liberación que no es posible conseguir de ningún otro modo." Libro de Oro de Saint Germain

Y ahora te pregunto: ¿qué estás haciendo con todo ello? ¿Lo estás valorando o lo estás desperdiciando? ¿Lo cuidas, lo mimas y lo respetas como un tesoro o lo maltratas y lo descuidas como un trasto viejo? ¿Te das cuenta que todo ello eres TÚ? Tu cuerpo es tu templo porque Dios, o sea, tú, vives dentro de él. Por eso eres digno/a de todo el respeto, todo el cuidado y toda la libertad del mundo. Tú eres tu cuerpo, pero eres más que tu cuerpo. Tú eres tu mente, pero eres más que tu mente. Tú eres tu espíritu, pero eres más que tu espíritu. Porque tú eres todo eso conjuntamente y algo más: eres portador/a de vida, de la esencia divina. Todo eso eres tú, nada más y nada menos que tú: Un Ser Humano perfecto. ¿Te das cuenta ahora? ¿Te das cuenta ahora también de tu responsabilidad de agradecer y honrar a Dios dignamente por todo lo que representas? ¿Y, qué tal lo estás haciendo? Eres depositario/a directo/a del más maravilloso de los privilegios: la vida. ¿Cómo lo estás usando? Autoestima y humildad


263 "Vosotros sois Hijos de Dios que han incurrido en una sinapsis mental durante miles de años. Habéis olvidado quiénes sois." Albert C. Gaulden - "Revelaciones para el Nuevo Milenio"

Piensa en grande, da un salto cuántico por un momento y pregúntate: si tú fueses Dios y te vieras a ti mismo/a desde arriba, ¿te felicitarías y premiarías o te echarías a la calle despedido por no representarle dignamente? Pues toma nota de otra cosa: Entre Dios y tú no hacen falta intermediarios: Dios está dentro de ti. No busques más intermediarios para que hablen con Dios en tu nombre: ¡habla directamente con Él! Está dentro de ti. No busques templos externos, porque tu eres el templo sagrado y vivo en el que Dios habita. No admitas "mercaderes" en tu templo: recuerda que Jesús los echó fuera... "Las relaciones del alma con el espíritu divino son tan puras, que es una profanación el tratar de buscar intermediarios." Ralph W. Emerson.- “Confía en tí mismo”

Y recuerda una vez más lo que dijo Jesús: "Lo que yo he hecho vosotros también podéis hacerlo". Nos estaba poniendo a su altura, a su nivel, como hermanos suyos que somos. Porque todos somos hijos de Dios. Porque todo es UNO en el Universo. Y tú eres una parte de esa Unidad. ¿Cómo no vas a ser perfecto/a si estás sobreviviendo a pesar de toda la educastración recibida? ¿Te parece poco? Así que, ¿qué más necesitas para aceptar tu grandeza y elevar tu autoestima y tu fuerza personal? ¿Que los demás te lo digan o te den permiso? No necesitas permiso de nadie, más que de ti mismo/a. Cuando intentas alcanzar la perfección en todos tus actos, por insignificantes que sean, aún los más simples, estás honrando a Autoestima y humildad


264 Dios, es decir, a ti mismo/a, a tu espíritu, a tu grandeza, a tu poder creativo. Porque ser divino significa Ser Humano Consciente. "La verdadera grandeza se funda en estar en armonía con lo que es recto. Sin rectitud no hay grandeza." I Ching

Empieza por valorarte si quieres que los demás te valoren. Empieza por respetarte si quieres que los demás te respeten. Empieza por amarte si quieres que los demás te amen. Y el primer paso es no perjudicándote ni permitiendo que nada ni nadie te perjudique de ningún modo: ni mental ni físicamente. Elige cuidadosamente a la gente y los ambientes de que te rodeas, para evitar influencias perniciosas. Date todo lo mejor que puedas. Alimenta y cuida tu cuerpo con sólo aquello que le beneficia y elimina todo aquello que le perjudica, aunque sea a largo plazo. El alimento de tu cuerpo es una nutrición esmerada ya que el riego sanguíneo nutre igualmente tu cerebro, tu centro de control; y un cuidado personal exquisito, amén de ejercicio físico para mantener tu energía a pleno rendimiento. Para alimentar tu cerebro y tu inteligencia, la nutrición adecuada es la lectura, el estudio y el aprendizaje. Recuerda que tus neuronas se nutren con información. Procura que ésta sea solamente de alta calidad. Llénate tan sólo con actividades enriquecedoras, que te proporcionen una saludable sensación de plenitud. Es como una voz interior que te dice "¡qué bien lo estoy haciendo!" Acepta en tu vida tan sólo aquello que sea bueno, saludable y enriquecedor para tu cuerpo, tu mente y tu espíritu. No te conformes con menos. El resultado de todo ello serás tú. Y tu vida. Y además, acostúmbrate a repetirte continuamente: "soy maravilloso/a", "soy genial", "soy el/la mejor", digan lo que digan los demás. Ello refuerza tu autoestima y son las órdenes o decretos que llegan a tu cerebro, así que éste hará lo necesario para que esas instrucciones se cumplan, generando comportamientos e ideas Autoestima y humildad


265 acordes a las mismas. Es un autocompromiso. (Recuerda que toda la educastración está organizada para ponerte por debajo, para que te humilles y te sometas, para que bajes la cabeza y hacerte débil, pero no debes consentirlo a ningún precio). "Si cada uno de nosotros individualmente decide ser excelente, tenga la seguridad de que habrá un mediocre menos en el mundo." Miguel Angel Cornejo y Rosado

Le preguntaron al Dalai Lama qué opinaba sobre las personas que tenían una pobre autoestima. Se quedó perplejo y atónito. No sabía a qué se referían. Hubo que explicárselo y traducírselo de distintas formas para hacerle comprender el gravísimo problema de los occidentales. No entendía nada. No podía dar crédito a lo que le estaban explicando. ¿Qué era eso de "baja autoestima"? ¿Acaso nuestra religión no nos había enseñado que, como Dios, formamos parte del Universo y Él está dentro de cada uno de nosotros dándonos nuestra divinidad? ¿Qué todos somos una copia de Él? Pues no, mire, no, no nos han enseñado eso, precisamente... más bien todo lo contrario. "El Dalai Lama habla con frecuencia de la ausencia de verdadero amor y respeto propios que observa en muchas personas del mundo moderno. Toda nuestra actitud se funda en la convicción neurótica de nuestras propias limitaciones. Esto nos niega cualquier esperanza de despertar y contradice trágicamente la verdad central de las enseñanzas de Buda: que todos somos ya esencialmente perfectos." Sogyal Rimpoché - “El Libro Tibetano de la Vida y la Muerte”

"Allí donde se manifieste la Vida, en todas sus actividades, ella es Dios en Acción. Es por falta de conocimientos sobre la forma de aplicar el pensamiento-sentimiento, que los seres humanos están siempre impidiéndole el paso a la Esencia de Vida. De no ser por ello, la Vida expresaría su perfección con naturalidad en todas partes." Libro de Oro de Saint Germain

No importa que hayas nacido con algún defecto físico si ese fuera el caso. Se supone que eso es lo que aceptaste al venir a este mundo: en qué cuerpo ibas a vivir. Recuerda que tu cuerpo es sólo Autoestima y humildad


266 el vehículo que necesitas para vivir aquí y cumplir alguna misión que tendrás que descubrir. Te voy a poner un ejemplo para que lo entiendas mejor: un caso de alcoholismo en una mujer. Se queda embarazada y al no percatarse sigue bebiendo durante los primeros meses. Su hijo nace con deformaciones. La madre reconoce que es por su culpa y deja de beber el resto de su vida. Misión del hijo: aceptar su cuerpo para que la madre deje de beber, es decir, viene a este mundo a ayudar a la madre. No puede existir mayor amor. (Ver el libro "Metamédicine" de la doctora Claudia Rainville). Puedes elegir creértelo o no. Haz aquello con lo que te sientas mejor. En "Al fin libre" de J. J. Benítez encontrarás opiniones similares al respecto. La perfección individual estriba en reconocer y aceptar nuestras capacidades, sacarnos el máximo provecho a nosotros mismos y desarrollar nuestro potencial interno para evolucionar hacia la excelencia de la mejor forma posible y disfrutando del proceso, dando en cada momento lo mejor de nosotros mismos. Descubrir nuestras distintas misiones en esta vida y llevarlas a cabo con dignidad, honestidad e integridad. Cada Ser Humano ha recibido todos los recursos que necesita para ello. Luego todos venimos a este mundo perfectos para aprender lo que necesitamos. Recuerda: no existe un Ser Humano exactamente igual a otro. Eres una obra de arte única. ¿Puedes imaginarte algo más perfecto en este mundo? Dice la Biblia de Jerusalén: "...creó pues Dios al ser humano a imagen suya; a imagen de Dios le creó, macho y hembra los cr eó.[...] Vio Dios cuanto había hecho y vio que estaba muy bien." Pues si Dios, el Creador Principal, dijo que su obra estaba muy bien, ¿quiénes somos nosotros para decir todo lo contrario? ¿Qué son esas blasfemias de que nadie es perfecto, que la perfección no existe, que lo perfecto es enemigo de lo bueno, que ser perfeccionista es malo...? Todo son excusas para no esforzarnos, patrañas para no cambiar, para no crecer, para no salir de la masa de los mediocres y los perdedores, para permitirnos debilidades y justificarlas, para destruirnos con vicios y tolerarlo, haciendo ver que todo ello es lo normal, para quedarnos cómodamente Autoestima y humildad


267 instalados en nuestra molicie y necedad, para ir hacia atrás en vez de hacia delante...¡y decir que "eso" es ser humano...! Está tan arraigada en nuestra incultura la idea de que el Ser Humano es débil, impotente e imperfecto, que cuando vemos algo realmente bien hecho decimos que no parece humano. El comentario de una presentadora de televisión, ante el buen hacer de los miembros del Cirque du Soleil a su paso por Valencia, fue: "son tan perfectos que no parecen humanos". Me pregunto si esta señora ha visto muchos dioses o extraterrestres para poder comparar y decir que estos hombres y mujeres no parecen humanos. Lo único que hacen es creer en sí mismos, admitir, desarrollar y practicar su perfección, como todos los grandes artistas, inventores, descubridores, y todos aquellos seres humanos que deciden ser excelentes, es decir, alcanzar su máxima perfección en algún ámbito de su vida o en todos quizás, honrando a Dios y honrándose a sí mismos con ello. Son seres humanos dando lo mejor de sí mismos y haciendo de ello un arte bello y perfecto. No están haciendo más que cumplir con su obligación: devolver multiplicados al máximo todos los talentos que recibieron. Pero en ayuda de los que así piensan porque les conviene, aquí llega otro psiquiatra a echar más leña al fuego, por si no hubiese bastante, y declara en su libro "El arte de la felicidad": "Como productos de un mundo imperfecto, todos somos imperfectos". ¡Ahí queda eso! Buena excusa para permitirse ser imbécil. Y para mayor incongruencia, el libro se basa en conversaciones con el Dalai Lama, quien opina todo lo contrario. Tengo una gran curiosidad por saber en qué criterios se basa ese hombre para decir que el mundo es imperfecto. En todo caso, valdría decir que el mundo que hemos creado los humanos es el resultado de nuestra creencia sobre la imperfección. Me pregunto, ¿con qué otros mundos está comparando para decir que éste es imperfecto? ¿Cómo debe tener su mente ese señor para ver así al mundo? Autoestima y humildad


268 ¿Quizás él lo habría hecho mejor que Dios? Y desde esas creencias es desde las que tratará a sus pobres pacientes, me imagino... y sin que nadie lo controle. Ahora que, cuando hay otro famoso psiquiatra que dijo en una ocasión que "a Newton le habría aplicado la terapia del electroshock..." de qué vamos a asombrarnos. Muy buena justificación y excusa: como soy imperfecto puedo hacer lo que me dé la gana, o dejar de hacer lo que debo, total, si soy imperfecto y el mundo es imperfecto, ¿para qué me voy a preocupar o esforzar? Semejante falacia y tomadura de pelo debería estar penada por la ley. Es con ese tipo de pensamientos con los que se ha gestado el actual desastre social. Todo lo que se piensa se cumple. Así es y así será. La imperfección no está en el mundo, sino en la forma de pensar, luego, de vivir, que el hombre ha creado con su mentalidad, desde la que, como siempre, recibe lo mismo que ha sembrado. Pero al mundo no le importa, no es cosa suya. Si el mundo pudiese hablar, seguro que diría: "¿Pero, cómo es posible que con todo lo que se les ha dado gratis a esta gente, lo estén haciendo tan mal? Si no les falta de nada, ¿qué más quieren? ¿Por qué me destruyen y se destruyen a sí mismos? ¿Qué pasa, es que no usan la cabeza que se les ha dado para pensar? A un mundo en el que existe todo cuanto el hombre pueda necesitar para su supervivencia, bienestar, desarrollo y felicidad, (hasta que interviene y lo destruye, claro); a un planeta que forma parte de un sistema solar perfecto, dentro de un Universo perfecto, creado a imagen y semejanza de un Dios perfecto, ¿cómo osa alguien blasfemar tachándolo de imperfecto? Los que tengan ese sistema de creencias tienen un grave problema, ya que harán todo lo necesario para demostrarse a sí mismos que tienen razón. Pero no nos preocupemos: el mundo no se inmuta de lo que la gente Autoestima y humildad


269 piense de él. Va a estar ahí, igual de perfecto, tanto si quieren como si no. El Universo ya se encargará de hacerles llegar a sus vidas toda la imperfección que piensan que hay. "Siempre e inevitablemente, cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo. El estúpido es más peligroso que el malvado" Carlo M. Cipolla - "Allegro ma non troppo"

La estupidez es una enfermedad de lo más curiosa: no la sufre quien la padece, sino quienes la rodean. ¡Paciencia! Puede que nos estemos ganando indulgencia plenaria... Si en el planeta somos la máxima expresión de la evolución entre los seres vivos, ¿de dónde ha salido la idea inverosímil de que si es bueno no es humano, de que ser humano es símbolo de descontrol emocional, flaqueza, debilidad, fragilidad, imperfección, bajeza y todo lo negativo que se nos ocurra? ¿Quién ha hecho avanzar a la humanidad hasta el espacio sideral, o ha inventado o descubierto todo cuanto existe en nuestra civilización actual o en civilizaciones anteriores? ¿Los monos quizás o algún extraterrestre camuflado de paisano? Me gustaría saber cual es el origen de tamaña falacia; seguro que fue alguien que ostentaba el poder y quería seguir manteniéndolo vilmente a costa de la dignidad, la autoestima y la libertad del individuo. Yo personalmente no lo admito. Y los que lo admiten es porque les resulta muy cómodo para justificar su despreocupación e irresponsabilidad sobre sus propias vidas y almas. Cuando escucho decir que alguien es muy humano o que eso es ser humano, siempre se están refiriendo al sufrimiento, al miedo, a la falta de control emocional, al victimismo, a la autocompasión, a la debilidad, a la flaqueza, a la ineficacia, a la dejadez o a la comodidad de ese alguien. Sí señor. Tienen razón. Como de todo tiene que haber en la viña del Señor y cada uno tiene un nivel de Autoestima y humildad


270 conciencia y evolución distinto, pues nos encontramos con Seres Humanos excelentes y Seres Humanos estúpidos; Seres Humanos que evolucionan y Seres Humanos que prefieren vegetar cómodamente. Y tú, ¿en qué grupo te incluyes? También se suele utilizar el adjetivo "sensible" o con las apoyaturas de "muy sensible, supersensible o hipersensible" para camuflar igualmente la falta de recursos, la flaqueza, la debilidad, la pusilanimidad, la emotividad descontrolada, la fragilidad emocional y la aportación gratuita de lágrimas al valle. La sensibilidad es otra cosa mucho más profunda. Es una virtud espiritual, que nace de la nobleza del alma, de la llama de nuestro ser interior, y eso es ante todo sinónimo de fortaleza, de exquisitez, de armonía y creatividad, pero nunca de debilidad. No soy la única que se dedica a potenciar y elevar la autoestima de la gente en la medida de mis posibilidades, consciente de que es el único modo de que recuperen su poder personal. Se ha instaurado en USA un proyecto mundial de autoestima, en colaboración con autoridades educativas de aquel país, con el fin de enseñar a tener autoestima a los jóvenes estudiantes y cómo enseñar a los padres a elevar la autoestima de sus hijos, como único medio para salvar nuestra sociedad de su trayectoria hacia el colapso. El proyecto se llama "International Self-Esteem Project." O sea, que las mentes pensantes, guiadas como siempre por el Universo, coincidimos una vez más en el mensaje a transmitir. Personalmente no creo que un proyecto de esa envergadura se acepte en nuestro país. Va en contra de la educastración ancestral y de nuestros valores raíces: el atávico y decadente complejo de inferioridad nacional socialmente instituido y acatado desde la noche de los tiempos. No interesa. Una persona con alta autoestima, se acepta a sí misma tal como es, siendo consciente de que está aquí para ser cada vez mejor. No Autoestima y humildad


271 necesita demostrar nada a nadie, por lo que no admite chantajes emocionales, ya que sabe decir "no" igual que sabe decir "si", usando su libre albedrío desde un marco de referencia interno en el que apoya su confianza y seguridad en sí misma. Por lo tanto no busca ni necesita reconocimiento del entorno. Sabe que sólo se pertenece a sí misma y a Dios. Se siente libre de admitir los modelos del mundo ajenos e igualmente válidos, aunque le lleguen en forma de crítica, lo cual no significa que se deje influir por ellos. Si, no obstante, se considera maltratada de algún modo (abuso de confianza, de poder, etc.), no tendrá ningún problema en decirlo claro y sin tapujos, eligiendo crear una relación ganar-ganar siempre que le sea posible y si así le interesa. Está bien consigo misma en cualquier situación o lugar, asumiendo la responsabilidad de sus acciones y sus reacciones ante los estímulos externos. La autoestima te ayuda a ser diferente, aceptar tu unicidad, expresar tus diferencias y vivir según ellas, es decir, ser auténtico. Una persona con una elevada autoestima siempre habla en primera persona: "me siento maravillosamente hoy" en lugar de decir "hoy hace un buen día" y tiende a usar el "yo" en lugar del "nosotros". Se siente segura de sí misma tal y como es, con sus propios valores y creencias, creando su propia identidad día a día, ya que mantiene el compromiso consigo misma de ir actualizando todo ello en el camino hacia su crecimiento y evolución. Sabes que eres un individuo único e irrepetible, una creación del Universo, y que estás aquí para hacer algo. Esa capacidad de individualidad es la base para usar el libre albedrío. Sin la capacidad de decidir, todos tus "sí" carecen de sentido y todos tus "no" también, porque te sientes obligado a decir lo que dicen los demás o lo que quieren los demás que digas. Si te sientes obligado a hacer o decir algo, careces del poder de elección y por tanto de la autoestima necesaria para elegir y gobernar tu vida. Por lo tanto, Autoestima y humildad


272 siempre necesitarás utilizar a alguien más para que la gobierne. Muy cómodo, ¿verdad?. Pero luego no te quejes. Tanto la compulsión a decir "si" como a decir "no", conducen a la falta de elección y por lo tanto a la baja autoestima y pérdida de la libertad interior. Una persona con alta autoestima no es manipulable y difícilmente influenciable. Comprenderás ahora porque toda nuestra educastración ha sido dirigida a eliminar la autoestima de la población. "Pon a los demás por delante de ti", "ten en cuenta a los demás y no hieras sus sentimientos" (nadie habló de qué pasa con los tuyos si alguien los hiere), "no hables en primera persona, decir "yo" está muy feo", (a no ser que sea el "yo pecador"... que entonces sí que vale) etc. Todo ha sido pensado para estimular el patrón "marco de referencia externo", el sentimiento de inferioridad, de dependencia y de "pobre de mí." Mi resumen de este libro sería: "haz justo lo contrario de lo que te han enseñado y de lo que ves a tu alrededor". Usa tus propios criterios y el pensamiento crítico para darte cuenta, seleccionar y aprender. Verás qué bien te sientes. Simplemente sigue una sencilla regla: "no hagas daño a nadie ni te hagas daño a ti mismo/a y recíprocamente, no permitas que te lo hagan a ti". Haz tuya la técnica de las 3R: Respeto por ti mismo/a, Respeto por los demás, Responsabilidad sobre tus actos. Una persona con alta autoestima, nunca crea relaciones de codependencia, sino de interdependencia. Toma sus propias decisiones y responsabilidades, conoce y desarrolla sus capacidades, se hace cargo de sí misma y si está con los demás, es porque le gusta, le apetece y lo elige, no porque lo necesite, con lo cual no busca utilizar a nadie para ser feliz. Autoestima y humildad


273 Se habla mucho actualmente de la carencia de capacidad de elección. Ejemplo: "... no sé, he de consultar con mi marido, o con la familia... etc." Esta incapacidad de elección se denomina "conducta codependiente" y se está estudiando como una enfermedad psíquica. (*) A tal efecto, hubo en Estados Unidos, en 1989, en Scottsdale (Arizona), la "Primera Conferencia nacional sobre la Codependencia". Se llegó a la definición de este patrón de conducta codependiente, como "patrón de dependencia de conductas compulsivas y de aprobación externa, en un intento de encontrar seguridad, valía e identidad". Valía e identidad son otros términos para definir la autoestima. El dar escaso valor al propio Ser, conduce a un número cada vez más reducido de opciones. Esta falta de opciones caracteriza la codependencia y otras condiciones adictivas o compulsivas, creadoras de trastornos psíquicos. Esa codependencia se manifiesta desgraciadamente más de lo que sería de desear. Como "coach" ("Coaching": asesoramiento, orientación, guía), acuden a consultarme personas de distintas edades y condición social. Pues bien, en la mayoría de los casos, cuando exponen su problema para el cual solicitan orientación, casi siempre oigo decir: "es que mi madre dice...", "es que mi marido hace esto o aquello", "es que a mi pareja le pasa tal o cual cosa...", "es que mi padre tiene un problema...". Les digo que no puedo ayudarles hasta que decidan hablar por sí mismas y dejar de nombrar a personas ajenas, sobre todo porque no están presentes. Muy pocas saben hablar de sí mismas, de qué es lo que quieren, cuáles son sus objetivos, qué es lo que están dispuestas a hacer para solucionar sus problemas, con lo cual se callan porque no saben cómo plantear su situación de una forma personal, directa y responsable. Cuando les pregunto ¿y tú que quieres, cuáles son tus objetivos, que deseas, qué estás dispuesto/a a hacer al respecto?... se quedan sin saber qué decir, con lo cual acabamos muy rápidamente. (*) S. Andreas & C. Faulkner - PNL: La Nueva Tecnología del Éxito

Autoestima y humildad


274 Hablemos ahora de la humildad. La primera advertencia es: humildad no significa nunca servilismo ni inferioridad y mucho menos sometimiento, sumisión o culpabilidad, ni sentimiento de humillación. La humildad estriba en aceptar y agradecer los dones con que Dios te ha bendecido. Recuerda a Jesús: era la viva estampa de la humildad y siempre se nos ha puesto como ejemplo de la misma, ¿cierto? Bien, pues no olvides cómo echó a los mercaderes del templo y cómo se enfrentó a ls autoridades y sociedad de la época. Y recuerda con cuánta humildad y autoestima decía "YO SOY el Hijo de Dios". No puede existir nada más grande, ni más hermoso, ni más humilde al mismo tiempo. Porque la humildad nace de la misión. Y esa humildad es la que hay que tener ante Dios y no ante los hombres, puesto que todos somos iguales ante Él. Humildad significa aceptación, o lo que se ha traducido en la Biblia por "mansedumbre". Jesús conocía perfectamente su misión y la había aceptado, valorándola sobre su propia vida. Luego sabía que en esa reencarnación le tocaba ser un instrumento para cumplir la voluntad de Dios. De ahí su fortaleza. A mayor grandeza, mayor humildad. Pero humildad bien entendida. Ya ves: no tienes más que copiar de Él. Él vino a este mundo a enseñarnos cómo teníamos que pensar y actuar. ¿No es eso lo que nos han enseñado? Pues ya puedes ir practicando, a ver cómo te sientes: empieza, vamos,... "Yo soy hijo/a de Dios...", repítelo una y otra vez, da igual que lo creas o no, simplemente repítelo, vamos, más veces... ¿Qué tal, cómo te suena, cómo te sientes? ¿Mucho mejor, no? Recuerda: humildad significa aceptación, comprensión, mansedumbre, pero nunca nada que sea negativo hacia tu propio bienestar mental, físico o espiritual. Si existe, no puede haber ningún Dios que desee eso de sus hijos. Autoestima y humildad


275 ¿Te das cuenta de que nos han enseñado a seguir a Jesús, pero SÓLO en aquello que lleva al dolor y al sufrimiento, a la resignación, a la sumisión y al victimismo, a cargar con la cruz? Nos han vendido una imagen de "pobre de mi" que nada tiene que ver con la personalidad de Jesús, su sabiduría su fuerza y su misión. Para nada nos han hablado de su autoestima, su poder personal, su fortaleza y su energía, su fuerte y carismática identidad, su poder y sus conocimientos extraordinarios. No les interesaba que viésemos esa parte. No nos han enseñado a ser humildes, sino a humillarnos, es decir, empequeñecer nos, empobrecer nos, envilecer nos, someternos, debilitarnos espiritualmente, todo lo contrario de lo que hizo Jesús y todos los grandes Maestros que nos han precedido. No interesaba transmitir el mensaje y se montó toda una religión alrededor de la figura, vida y obra del mensajero. El mensaje: "todos somos hijos de Dios", fue ocultado, tergiversado o manipulado porque no interesaba que la gente conociera su poder, su grandeza, su auténtica identidad y soberanía individual. "Una mayor confianza en sí mismo, un nuevo respeto por la divinidad en el hombre, tiene que producir una revolución en todas las ocupaciones y en todas las relaciones de los hombres." Ralph W. Emerson - "Confía en ti mismo"

Veamos: ¿quiénes somos nosotros para rechazar nuestro poder, nuestros dones y talentos, sean los que sean, nuestra fortaleza y nuestra valía? ¿Con qué derecho nos atrevemos a decir obscenidades como "no valgo, no merezco, soy incapaz, no sirvo, no hago nada bien, soy un desastre, soy imperfecto, el mundo es imperfecto, esto es un valle de lágrimas, la vida es un asco, y cosas mucho peores? ¿Es eso la humildad? No. Eso es la idiotez. A mí me parecen excusas para no esforzarse, para no salir de la mediocridad y ante todo, me parecen insultos a Dios, al Supremo Creador de todo cuanto existe. Autoestima y humildad


276 Es como si estuviéramos diciendo a Dios todo el tiempo: "te devuelvo tus regalos, tus dones y tus privilegios; aunque me los hayas dado gratis, por amor, pues mira, yo me rebelo ante Ti y no los quiero, no los acepto y por lo tanto no los reconozco y reniego de ellos; reniego de mi individualidad, de mi unicidad y además, este mundo que has hecho es un asco, lo has hecho fatal." Esa es la más grave falta de humildad que conozco, rayana en la soberbia y a la rebeldía contra Dios, y sin embargo es la que se nos ha enseñado e imbuido desde siempre. ¡Cuán lejos estamos del ejemplo de Jesús! Con esas enseñanzas grabadas a fuego en nuestras células, entenderás la falta de autoestima de mucha gente por la manipulación de la auténtica humildad y aceptación del Ser que se ha venido haciendo hasta hoy. Es la base para que la gente haya ido perdida por la vida, sin conocer su poder y mucho menos su misión. Es así cómo el hombre ha aprendido a preferir la oscuridad a la luz. "Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos. Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que nos asusta. Nos preguntamos: "quién soy yo para ser brillante, fantástico, inteligente, fabuloso? En realidad, ¿quién eres tú para no serlo? Eres Hijo de Dios. Tus papeles insignificantes no le sirven al mundo para nada. Reducirse para que los demás no sientan inseguridad hacia ti, no es ningún signo de inteligencia. Nacemos para manifestar la gloria de Dios, que se encuentra en nuestro interior. Y no somos sólo algunos; es todo el mundo. Al facilitar el brillo de nuestra propia luz, le permitimos la misma gloria a los demás" (Anónimo. Citado por Mandela)

Autoestima y humildad


277 Sólo desde la aceptación de tus cualidades y talentos puedes descubrir para qué te han sido concedidos. Son tus herramientas para cumplir tu misión. Cuando descubres y aceptas tu misión, te sientes a la vez agradecido y humilde. Agradecido, por haber sido elegido/a para cumplir una misión en esta vida y haber sido capaz de usar tu discernimiento para darte cuenta de ello. Humilde para sentirte como un simple e insignificante instrumento de la voluntad cósmica, entre tantísimos otros. Y esto también se lo explico a mis alumnos en todos mis cursos: aceptar ser el mejor y el más maravilloso Ser Humano implica el autocompromiso para demostrar que es cierto predicando con el ejemplo, y honrar a Dios en continuo agradecimiento por los dones recibidos. Acéptalo con alegre humildad. Cada Ser Humano es único e irrepetible. No existen dos seres humanos exactamente iguales. Somos obras de arte exclusivas. Y si es así, por algo será. ¡Celebra tus diferencias, como miembro único de la gran familia humana! Y da gracias a Dios por ello a cada instante de tu vida. No hay nadie superior a ti. Sólo tiene distinto grado de información. Comprender que estamos aquí para evolucionar porque hemos olvidado nuestra sabiduría y la hemos de redescubrir, y aceptar nuestra misión en la vida, es la mayor sensación de humildad bien entendida que un Ser Humano puede llegar a sentir. Simplemente: te dedicas a hacer lo que hay que hacer y a hacerlo lo mejor posible, con alegría y agradecimiento, autodisciplina y responsabilidad, con tu energía puesta en el objetivo final: evolucionar. Eso es todo. Esa es la auténtica humildad. Lo demás son falsas modestias e hipocresía, cara a la galería. Siempre he pensado que los modestos es que tienen razones para Autoestima y humildad


278 serlo. Pues allá ellos. Seguro que con ello consiguen algo a cambio. Diría Horacio: "Asume el orgullo que merecen tus méritos". No se trata de ser vanidoso, sino sincero, honesto e íntegro. No se trata tampoco de alardear de nuestras cualidades, sino de demostrarlas en nuestro comportamiento cotidiano ejemplar e impecable y aceptarlas como un regalo divino, honrando a Dios con ello y a nosotros mismos como dignos representantes suyos. Ese es el auténtico "camino del guerrero." "Pues si a otros aplaudimos, ¿por qué no hemos de alabarnos también a nosotros mismos?" Goethe (Diván de Oriente y Occidente)

"Si bien el orgullo se censura y proscribe, creo, sin embargo, que esta actitud proviene principalmente de quienes no tienen nada de qué enorgullecerse." "La virtud de la modestia es un gran invento para la canalla, ya que, según aquélla, cada uno debe hablar de sí mismo como si perteneciera a esta última, lo cual produce un extraordinario efecto nivelador del que podría deducirse que lo único que existe es la canalla." A. Schopenhauer - "Aforismos sobre el arte de saber vivir"

Cada Ser Humano recibe los dones y cualidades que precisa para desarrollar su misión. Viene a este mundo siendo perfecto para lo que tiene que aprender y/o enseñar. De sobra es conocida la frase "Dios sólo da nueces a quién las puede comer". Esa es una prueba más de que no venimos aquí de vacío ni de casualidad. De ahí la parábola de Jesús sobre los cinco talentos (que coinciden con nuestros cinco sentidos). Imagínate que te preguntase "... y tú, ¿que hiciste con los cinco talentos que se te dieron... ?" ¿Qué disparates responderías? ¿Algo así como "me avergoncé de ellos por lo que dirían los demás?" O "me dijeron que tenía que ser modesto y humilde y los escondí"? O quizás "como los demás se quejaban de mis talentos, los guardé y los fui olvidando..." ¿Recuerdas la metáfora de ser echado a las tinieblas, lo del llanto y crujir de dientes, etc.? Pues no creo que te cueste mucho imaginártelo, Autoestima y humildad


279 porque, desde luego, si no estás usando tus talentos, te lo debes estar pasando ya bastante mal, ya que el infierno o el cielo se los crea uno mismo con su actitud ante la vida, aquí y ahora. Volvamos a la humildad. Humildad bien entendida significa que nosotros no somos quiénes para rechazar los dones recibidos: humildad significa dar las gracias a Dios a cada instante por nuestra vida, por nuestro cuerpo, por nuestra inteligencia, por nuestras capacidades, por nuestras potencialidades y por la oportunidad de enviarnos aquí a ponerlas en práctica y devolverlas multiplicadas ciento por uno, mediante nuestro crecimiento y evolución, lo cual siempre será en nuestro propio beneficio. Esa es la misión para la cual todos estamos aquí: Dios nos ha creado a nosotros y nosotros re-creamos a Dios. Somos pues co-partícipes de Su Creación. Todo es UNO. Mucho hablar de catolicismo y cristianismo, y los que más hablan son los que menos han entendido el mensaje de Jesús. ¿No nos trató Jesús como a sus hermanos y hermanas? Luego, somos sus iguales. ¿Tu crees que cuando dices que "la perfección no existe" o "el mundo es imperfecto", honras a Dios con ello y te comportas con dignidad? ¿Cómo crees que se debe sentir? ¿Crees que Dios no sabe lo que se hace? ¿Acaso Dios no es Perfecto? ¿Crees que cuando dices "soy incapaz" o no reconoces tus cualidades, Dios está satisfecho? ¿Crees tú que a Dios le gusta oír cosas de sus hijos como "no sirvo para nada", "todo lo hago mal", "soy un desastre", "pobre de mi", "qué desgraciado/a soy", "no merezco ser feliz", "la vida es un sufrimiento" y otros dislates por el estilo? ¿Te imaginas a Dios pensando "pero qué mal me han salido estos tipos, qué mal lo he hecho"...? Deja ya de blasfemar, por favor. No creo que Dios haga ninguna chapuza. Intenta ponerte en Su lugar un instante: ¿te gusta a ti oír esas cosas de tus hijos o de las personas que quieres? Si no es así, entonces ¿para qué las dices y Autoestima y humildad


280 qué consigues con ello? ¿Ante quién intentas justificarte? Cada vez que dices cosas semejantes, te deshonras y denigras a ti mismo/a y al Universo del cual formas parte. ¿Conoces algún ser superior al Ser Humano en este planeta? ¿Entonces...? "En el nombre de Dios te ruego que cada vez que empieces a decir o comentar que estás enfermo, pobre o en condiciones adversas parecidas, al instante inviertas la condición fatal para tu progreso, y declares mentalmente, pero con toda la intensidad de tu "YO SOY", ya que Él es todo salud, opulencia, felicidad, paz y perfección. Deja de darles poder a condiciones exteriores, a personas, lugares y cosas. El "YO SOY" es el poder de reconocer la Perfección en cada uno y en todas partes. [...] Debes comprender que la primera expresión de cualquier ser individualizado, donde sea en el Universo, bien lo sea en pensamiento, sentimiento o palabra, es "YO SOY", reconociendo de este modo su Propia Victoriosa Divinidad." El Libro de Oro de Saint Germain

En todos los lenguajes occidentales (al menos en los que conozco), existen frases hechas contra la autoestima y el amor propio de la persona. En nuestro educastrado país se nos dice eso de "no tienes abuela"; en Francia, donde la autoestima no la conocen por muy chauvinistas que sean, ya que viven para la galería, pendientes del angustioso "qu'on dira-t-on", te preguntan ¿"t'a pas les chevilles qui gonflent?" que viene a ser lo equivalente. Cuándo a mí alguien me dice eso, siempre le contesto que mi autoestima no tiene nada que ver con mis abuelas ni con ningún otro pariente. Y dijo Jesús... "Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen..." Nadie está acostumbrado a dar ni recibir reconocimiento, ni halagos, ni felicitaciones, por muy sinceras que éstas sean. La mayoría de la gente se sientes incómodos, se ruborizan, no saben Autoestima y humildad


281 cómo aceptarlos, cómo responder, cómo devolver un elogio con gracia y elegancia. Parten de la base de que no los merecen: evidente resultado de la educastración judeo-cristiana. En uno de mis cursos de autoestima, tuve dos casos realmente penosos: una chica joven no podía aceptar que le dijeran que era maravillosa -y eso que era tan sólo un simple ejercicio- y se ponía muy nerviosa, hasta que estalló en sollozos, y al final comentó que si le decían que era tonta, boba, idiota y otros insultos, eso sí que podía aceptarlo porque era lo que siempre le habían dicho en su casa, pero no podía aceptar algo positivo porque estaba convencida de no merecerlo y no sabía cómo actuar o responder. Costó, pero conseguí que cambiara ese aprendizaje. ¡Qué bonito fue entonces verla llorar de alegría y satisfacción, y cómo le había cambiado el semblante y su fisiología! La otra persona, también una chica, algo mayor que la anterior, al iniciar el mismo ejercicio comenzó a palidecer y a sudar de forma alarmante. Tuvo incluso un ligero desvanecimiento. Resumen: no sólo le habían dicho en su casa que era tonta, fea, gorda, que nunca llegaría a nada, que no servía para nada (lo cual además era falso) y otras pruebas de amor familiar similares, sino que además se la había instruido a que si alguien le decía algo bonito o positivo era que la quería engañar, que querría algo a cambio, que no se fiara, que sólo tenía que hacer caso a lo que le decían en su casa, que eran los que de verdad la querían (¡!). Costó bastante más trabajo, pero, como siempre, al final conseguimos sustituir esas órdenes por otras más sanas y enriquecedoras, con el resultado habitual de cambiar las lágrimas de dolor y amargura por las de felicidad que da el amor propio. Siempre he pensado que esas familias tienen hijos e hijas para vengarse de lo que les hicieron a ellos de pequeños, ya que no pudieron vengarse de sus padres, y así se repiten los malos tratos -no sólo físicos, sino psíquicos, morales y espirituales- de Autoestima y humildad


282 generación en generación, con una excusa tan estúpida como "pues a mí también me educaron así...". El resultado está a nuestro alrededor. Otro tema social carente del más mínimo control. ¡Carne para los psiquiatras! Cuando te amas, te respetas y te dedicas a llevar a cabo tu misión, nada ni nadie puede interponerse entre tú y tu objetivo. Sobre todo porque tienes cosas más importantes que hacer. Todo está claro en tu mente. Nada ni nadie puede desviarte de tu camino. No te haces autosabotaje ni admites chantajes emocionales. Tu fuerza interior y tú sois una misma cosa. No necesitas nada más. No necesitas a nadie más. Porque has contactado con tu Dios interior. Con tu Esencia, con tu Ser. Entonces y sólo entonces, pase lo que pase, ocurra lo que ocurra, todo está bien. Entiendes que si es así, aunque no lo comprendas ahora, es por algo que escapa a tu conocimiento. Y así está bien. El Universo siempre es más sabio. Si es así, por algo será... y siempre, tenlo por seguro, será para tu bien último. "Una vieja leyenda hindú explica que hubo un tiempo en que todos los hombres eran dioses, pero abusaron tanto de su divinidad, que Brahma, el Señor de los dioses, decidió quitarles el poder divino y esconderlo en un lugar donde sería imposible encontrarlo. El gran problema fue encontrarle un escondite. Cuando los dioses menores fueron convocados a un consejo para solucionar el problema, propusieron esto: - Enterremos la divinidad del hombre en la tierra. Pero Brahma contestó: - No, esto no valdrá para nada, porque el hombre excavará y la encontrará. Entonces los dioses replicaron: - En este caso, tiremos la divinidad en lo más profundo del mar. Pero Brahma contestó de nuevo y dijo: - No, porque tarde o temprano el hombre explorará los fondos de todos los océanos y es cierto que un día la encontrará y la sacará de donde está. Entonces los dioses concluyeron: - No sabemos dónde esconderla, porque no existe ni en la tierra ni en el mar sitio donde el hombre no pueda llegar. Entonces Brahma dijo:

Autoestima y humildad


283 - Lo que vamos a hacer con la divinidad es esconderla en lo más profundo de él mismo, porque es el único sitio donde no pensará jamás en buscarla. Y desde entonces, el hombre ha dado la vuelta a la Tierra, ha escalado, ha excavado, ha explorado y se ha sumergido, buscando una cosa que siempre ha estado dentro de él."

Ahora, medita un momento y haz una lista de todas tus cualidades, capacidades y potencialidades. Una lista, cuanto más larga mejor, de todo cuanto sabes, de todo cuanto eres, de todo cuanto puedes llegar a ser. No de lo que tienes, porque eso te lo dejarás aquí cuando regreses a tu origen, sino de qué, quién y cómo eres tu... ese ser único, maravillo, perfecto e irrepetible. Y luego, con todo tu amor hacia ti mismo/a, agradece a Dios, al Universo o a tu Ser Superior todo lo recibido hasta ahora y todo lo que todavía te queda por recibir. Sea lo que sea, será para tu evolución y tu bien último. Acéptalo con honor, gratitud, orgullo y alegría. Porque todo ello te ha sido dado amorosamente para que puedas superar...

Autoestima y humildad


284 Lista de mis cualidades, capacidades y dones.

Autoestima y humildad


285

LAS PRUEBAS DE LA VIDA

Si leemos libros de Metafísica, o de ciencia Hermética, o tomamos contacto con el hinduismo o el budismo, o simplemente leemos a Krishnamurti, a los Maestros de Siddha Yoga (siddha significa perfección en sánscrito), o incluso a Louise Hay, por ponértelo realmente fácil, o nos introducimos en las Nueve Revelaciones, o conectamos con los extraterrestres a través de Los Manuscritos de Geenom, o vemos a Jesús de la mano de J. J. Benítez, por poner unos pocos ejemplos, sin olvidar el Kybalión, el Libro de Urantia, o Los Mensajeros del Alba y por no citar muchísimos más, los pobrecitos occidentales de esta parte de los Pirineos nos quedamos con la boca abierta de asombro ante tanta información que siempre se nos había ocultado, y no acabamos de creernos, entre otras muchas cosas, el resumen de que: "Todo lo que nos ocurre ya estaba escrito y lo aceptamos antes de venir a este mundo. Incluso elegimos a nuestros padres para nacer en el entorno adecuado y recibir los estímulos necesarios a nuestro aprendizaje, para lo cual nos reencarnamos en esta vida, dentro de una rueda de vidas donde en cada una hemos de limpiar el karma de las anteriores y así sucesivamente hasta ir cubriendo los distintos grados de la escala evolutiva y alcanzar nuestra evolución final (el Nirvana, o nivel de Dios)." "Toda acción engendra una fuerza de energía que vuelve a nosotros en igual cantidad e intensidad... lo que sembramos es lo que cosechamos. Y cuando optamos por realizar actos que llevan la felicidad y el éxito a los demás, el fruto de nuestro karma es la felicidad y el éxito. El karma es la afirmación eterna de la libertad humana... Nuestros pensamientos, nuestras palabras y nuestras obras son los hilos de la red con que nos envolvemos a nosotros mismos." Swami Vivekananda

Las pruebas de la vida


286 Bien, como siempre, podemos elegir creérnoslo o no creérnoslo. Siempre estaremos haciendo uso de nuestro libre albedrío. Pero el caso es que todo ello lo sabían los primeros cristianos, hasta que fue prohibiéndose su manifestación pública mediante persecuciones constantes (entonces eran considerados una secta). Más adelante fueron los sucesivos Concilios los que decidieron qué cosas debían saberse y qué cosas no. Siendo consciente de la manipulación que sistemáticamente han venido ejercitando los poderes fácticos (sobre todo la Iglesia, que, aunque muy tarde, ya ha pedido perdón...) en esta parte del globo y sobre todo en nuestro país, a mí me tienta más creérmelo que no. Porque cuando quieren que me crea lo del embarazo de la Virgen por obra del Espíritu Santo, lo del carro de Elías que desaparece en el cielo, lo del sol que se detiene en Jericó, la apertura del mar Rojo, las subidas a los cielos en cuerpo y alma y muchas otras cosas, como dogma de fe, ¿por qué no me voy a creer todo lo demás, si es mucho más lógico y fácil de comprender? "Otra cosa: no tenemos iglesia establecida, y nuestra religión pone el acento en la experiencia inmediata y deplora la creencia en dogmas inverificables y en las emociones que esa creencia inspira. De modo que estamos protegidos de las plagas del papismo por un lado y del reavivamiento trascendental; cultivamos sistemáticamente el escepticismo. Impedir que los niños se tomen las palabras demasiado en serio, enseñarles a analizar todo lo que oyen o leen: esto forma parte integral del programa escolar. Aldous Huxley - "La Isla"

Sea como sea, como en el ámbito del sistema de creencias estaríamos toda la vida discutiendo sin ponernos de acuerdo, lo cual no es mi objetivo ni creo que sea el tuyo, te lo resumiré de forma muy simple: las creencias son gratuitas, así que puedes elegir las que te plazca. Por el mismo precio, procura elegir creencias que te sean útiles, es decir, que te sientas a gusto con ellas cuando las creas, de forma que puedas ser congruente y mantenerlas. Ello también forma parte de la evolución: cambiar de Las pruebas de la vida


287 creencias. ¡Menos mal! ¿Te imaginas si todavía creyésemos que la Tierra es plana como se mantenía antiguamente? Las creencias se forman cuando no existe una evidencia sensorial. "Danos hoy nuestra fe de todos los días, más líbranos, querido Dios, de la creencia." Aldous Huxley

Ejemplo: si yo digo "creo en Dios" es porque así lo he decidido, no porque alguien me lo haya dicho. Pero sin embargo no lo he visto. Si lo hubiera visto, ya no sería una creencia: sería un hecho fehaciente, una evidencia sensorial. Como dice la frase: "si crees que Dios existe, existe. Si crees que Dios no existe, no existe". Ten en cuenta que las creencias tienden a cumplirse ("la profecía que se autocumple"), sobre todo porque en el ámbito de lenguaje, el verbo creer y el verbo crear se conjugan igual en la primera persona del presente de indicativo: yo creo. Así pues, lo que tú creas en tu mente será el mundo que estés creando. No entraré en más disquisiciones sobre este tema, porque por sí solo sería suficiente para ocupar varios libros. En mi caso es mucho más simple: con la lectura de muchos libros como los que he venido citando y mencionando (entre otros muchos más, por supuesto) además de mis viajes, estudios, cursos, congresos y todo cuanto me ayudó a mi propio despertar, empecé a comprender cosas que antes, mediante dogmas de fe, nadie me había podido explicar. Todo me sonaba más lógico y congruente, es decir, aceptable tanto en el ámbito intelectual como emocional y espiritual. Me parecía que todo comenzaba a tener sentido. Fue como si de pronto se evaporase el burqa mental con el que nuestra educastración nos había cubierto. Me resultaba mucho más cercana la vida de Jesús tal como me la mostraba J. J. Benítez en sus sucesivos Caballos de Troya, que como me la habían vendido los curas de pequeña. En Los Manuscritos de Geenom (Grupo Atzlan) entendí por primera vez qué significaba aquello de "el

Las pruebas de la vida


288 Verbo se hizo carne". En el libro "La Perfection du Monde" de René Egli, uno de los que más me han inspirado para escribir el mío, he encontrado más verdades, desde mi mapa del mundo, que en toda mi educastración inicial. Al igual que otros muchos escritores, estamos transmitiendo los mismos mensajes a la humanidad. Pero todo ello no son más que informaciones de distinto grado, distinto orden, distinta perspectiva. A mí me sirven. Tú puedes hacer con ellas lo que te parezca mejor. "Buscad y hallareis; preguntad y se os responderá; llamad y se os abrirá" Pero hay algo más. Cuando veo y pienso las cosas desde estas informaciones, algo dentro de mí me dice que son ciertas, que esto sí que vale. Mi espíritu se identifica con todo ello, todo toma sentido y cobra significado, encaja. Es como si lo hubiese escrito yo, como una confirmación que cae en mis manos a través de la cual el Universo me está diciendo que es por ahí, que no soy la única, que ese es el camino, que voy bien así... De la misma manera que, por mi misma, en mi adolescencia, intuía que me estaban tomando el pelo, que las cosas no podían ser así, lo que hizo que me alejase de la Iglesia, como institución, como entidad -aunque tengo grandes amigos sacerdotes y misioneros- cuando mi educación recibida había sido de escapulario, misa, confesión, procesión y mea culpas..., total para acabar como el rosario de la aurora. "Muchos son los llamados y pocos los elegidos..." Y fueron todos esos libros, experiencias personales, cursos, congresos, estudios, viajes e investigaciones en muchas áreas y materias los que me acercaron a nuestro querido Maestro Jesús en mi vida adulta. Porque a través de sus versiones actualizadas e incluso desmitificadas, le comprendí, le redescubrí, le vi asequible, Las pruebas de la vida


289 tomé contacto con otra forma de verle más acorde con mis propias ideas y desde entonces hice mío a Jesús vivo, lleno de energía y poder, como mi maestro, mi guía y mi amigo, alguien infinitamente más sabio e iluminado que todos nosotros y de quién me gustaría aprender, tener el privilegio de ser su discípula. Un ser en el más alto grado de evolución en el Universo, un Maestro Ascendido. No un Cristo crucificado, doliente y víctima de la estupidez humana, sino la viva expresión del amor, la fuerza, el poder y la sabiduría. Así le venero, le admiro y le respeto, mucho más allá que cualquier otra clase de amor que jamás haya podido sentir. Es una sensación de confianza, de haber llegado a buen puerto, a mi hogar real, de haber encontrado mi origen, mis raíces, mi auténtica identidad y mi patria genuina. Es la mejor compañía que se pueda desear. Con Él jamás estoy sola. Le pido que me guíe en mi misión en esta vida. Seguro que Él sabría llevarla a cabo mucho mejor que yo. Tan sólo me apoyo en la creencia de que "Todo lo que se recibe es para dar" . Yo no soy más que un simple, diminuto y humilde instrumento del Universo, preparado y bien engrasado, uno más entre tantísimos otros, que se ha dado cuenta de que ha venido aquí a reaprender y ascender en su escala evolutiva, y de paso ha aceptado echar una mano, dicho sea con mi más sana intención y conciencia de ello. Como diría J. J. Benítez, "soy una voluntaria". No tengo ningún mérito personal, ya que todo lo que he traído a esta vida me ha sido expresamente concedido y agradezco tanto mis dones como la oportunidad que se me ha ofrecido para usarlos, en beneficio propio y de los demás. Yo tan sólo he asumido mi misión con aceptación, honor y alegría, es decir, con humildad; procuraré hacerlo lo mejor que pueda con Su ayuda y con los recursos que me han sido otorgados a tal fin, y que intentaré devolver multiplicados, y ruego a Dios que me perdone si no sé hacerlo mejor. Que así sea.

Las pruebas de la vida


290 "El Maestro aparece cuando el alumno está preparado" Y me siento mucho más feliz así que antes, cada día más que el anterior, pero no con una sensación de felicidad puntual, pasajera, que es la que todos conocemos, sino de paz, serenidad y dicha interior, que es constante y perenne: esa es la fuerza espiritual. Si tus creencias te ayudan a ser más feliz, es que funcionan, son útiles. Quédatelas. Si no, cámbialas. Son exclusivamente tuyas. Ahora bien: ten en cuenta que el sistema de creencias es el motor que mueve al Ser Humano, y todas tienden a cumplirse. Cuidado con lo que crees porque eso es lo que estás creando. Lo que crees es lo que vives. Recuerda que sólo debes explicaciones de tus creencias, tus pensamientos y tu comportamiento a una persona: a ti mismo/a. Da igual que creas en la Biblia o no, en una u otra religión o en ninguna, eso es lo de menos. Lo importante es que tomes conciencia, despiertes, te des cuenta de todo cuanto hay a tu alrededor, de todo cuanto te falta por conocer, de cómo las informaciones ajenas han influido hasta hoy en tu programación, en tu vida, y que con tu inteligencia y tu libre albedrío cambies aquello que no te es útil por nuevas alternativas conscientes que te acerquen cada vez más a tu nivel óptimo de excelencia, a tu nivel espiritual, el máximo que puede alcanzar un Ser Humano durante el prodigio de la vida que le ha sido regalada para tal fin. "Si tu mano te ofende, córtatela". Pues si tus creencias te limitan, ¡cámbialas! Son gratis. Sólo debes rendir cuenta de tus pensamientos y de tus actos ante una persona: TÚ Independientemente de todo ello, la creencia de que todo lo que nos pasa lo hemos aceptado de antemano y es para nuestra Las pruebas de la vida


291 evolución y bien último, aunque en su momento no lo veamos así, es ante todo muy útil. Porque ante cualquier evento imprevisto que la vida te pone delante, en lugar de desesperarte y pensar "¿Por qué a mí? ¿Qué he hecho yo para merecer esto? ? y tirarte por el balcón, o algo parecido, puedes pensar: "Si las cosas son así, son por algo y para algo. ¿Qué aprendizaje se encierra en esta experiencia? ¿Para qué me sirve? ¿Qué he estado pensando y programando para conseguir este resultado? ¿Es quizás algo que tengo que aprender a superar?" Ello te ayudará a calmarte, es decir, a poder pensar en una solución en lugar de focalizarte sobre el problema. A ver, ¿qué hay que hacer? ¿Cómo voy a superar esta situación para mi aprendizaje y evolución? ¿Qué hay de positivo que no estoy viendo? Crisis = oportunidad de cambio y crecimiento. Sólo con ello ya es suficientemente útil. Si además añades la idea de que "el Universo cuida de mí y debe tener mejores planes que los míos, aunque ahora yo no lo sepa", todos esos pensamientos serán, a la postre, instrucciones a tu cerebro que, para obedecerlas, generará enzimas tranquilizantes y endomorfinas, en lugar de noradrenalina y reacciones negativas. Luego podrás pensar y ver las cosas con mayor lucidez. No está mal, ¿verdad? Y todo por el mismo precio... "Somos paquetes locales de conciencia dentro de un universo consciente. La palabra "conciencia" se refiere a algo más que la simple energía e información: se refiere a una energía y a una información que están vivas, en forma de pensamiento dentro de un universo pensante. Y el pensamiento tiene el poder de transformar". Dr. Deepak Chopra - Las Siete Leyes Espirituales del Éxito.

Aceptar que las cosas que nos ocurren en la vida (aunque inconscientemente las hayamos decretado), son las pruebas (materias, exámenes...) que tenemos que superar, con valentía y entereza para pasar al siguiente nivel de evolución, como si la vida fuese una carrera de obstáculos que vencer hasta llegar a la meta, Las pruebas de la vida


292 creo que es más práctico y útil que tirarse de los pelos, echarse por el balcón, gritar, matar a alguien, drogarse, deprimirse, enloquecer, fumar, emborracharse o enfermar. ¿A ti qué te parece? Pues elige, puedes pensar lo que quieras. Y sean ciertas o no esas creencias, lo mínimo que vas a conseguir es estar bien, adoptar mejores decisiones que si estás colérico o enfermo y por lo tanto tener mejores opciones y resultados y quedarte más satisfecho/a contigo mismo/a. Creo pues que vale la pena intentarlo. Ten presente que si no superas las pruebas que la vida te va presentando, te volverán a ocurrir las mismas cosas, una y otra vez, hasta que aprendas la lección que cada una conlleva. Para ello es preciso: a) Ver cada situación imprevista o problema como una prueba a superar, como una valla en una carrera de obstáculos, un reto, un nuevo listón. Recuerda que al final te espera el premio... b) Aceptarlas como un desafío, enfrentarse a ellas con recursos, decisión y valentía, sin dejarse caer ni derrumbar ante nada. c) Tener muy claro que tú eres siempre superior a todo cuanto pueda ocurrirte y que con tu mente puedes superar y sobreponerte a cualquier prueba, estando con ello más fuerte y preparado para las que tengan que venir y que no conoces todavía. d) Recordar que el premio será descubrir tu poder, tu grandeza, la satisfacción del deber cumplido, la conciencia de que eres tú quien va ganando la partida, con valor, con fuerza, con ánimo, con buena actitud y aprendiendo de cada experiencia. e) Y no olvidar el magnífico ejemplo que estarás dando a tu entorno y la espléndida huella que habrás dejado de tu paso por la vida, al mismo tiempo de saber que estás haciendo lo mejor que puedes con los recursos de que dispones, en tu camino hacia tu propia evolución.

Las pruebas de la vida


293 Por si te sirve, te regalo mi decreto favorito: Cada vez más lejos; cada vez más alto; cada vez mejor... Recuerdo una ocasión en que un hombre me llamó desde Madrid para hacerme una consulta. Estaba desesperado. Tenía poco más de 40 años, era Informático, estaba felizmente casado y con dos hijos maravillosos. Pero su angustia radicaba en que iba ya por la quinta vez que su empresa fracasaba. Había montado cinco empresas de informática a lo largo de su vida y todas habían fracasado por una u otra razón. Cuando no era el mercado, eran los socios o algún desastre ocurría. Mi respuesta fue rápida y simple: ¿Cuántas veces más necesitas que la vida te diga que no es por ahí, que tienes que dedicarte a otra cosa? ¿Cuántas veces más necesitas fracasar para darte cuenta de que ese no es tu camino? Se quedó de piedra. Me dio las gracias y dijo que, en el fondo, "algo" le decía lo mismo... Julia llevaba en la mano una bolsa repleta de medicinas, porque se sentía deprimida. Cuando le pregunté la causa de ello, me dio toda una serie de razones: su marido había muerto hacia dos años, tenía un pleito pendiente para recuperar cierta cantidad de dinero y tenía a su hija estudiando oposiciones, la cual había dejado de fumar y estaba satisfecha por ello, pero muy angustiada ante los exámenes. Le pregunté: ¿crees tú que todas esas medicinas resucitarán a tu marido, te devolverán el dinero o harán que tu hija apruebe las oposiciones? ¿Qué te impide gastarte ese mismo dinero en hacerle un regalo a tu hija por dejar de fumar y animarla a que siga estudiando, y dando gracias a Dios por tenerla y estar viva? ¿Crees que si tu marido te ve desde el cielo estará orgulloso de ti? ¿No te das cuenta de que todo son pruebas que tienes que superar, aunque ahora no sepas por qué? Le cambió la cara, se le llenaron los ojos de lágrimas, echó los hombros hacia atrás, respiró hondo, sonrió, me dio las gracias, echó las medicinas a la basura y se fue a su casa. Las pruebas de la vida


294 Mientras lamentas lo que no tienes, no disfrutas de lo que tienes. El Universo es muy sabio. Todo es perfecto y obedece a un orden perfecto. Es como un infinito "boomerang" que nos devuelve, más pronto o más tarde, lo mismo que hemos sembrado, sea por acción o sea por pensamiento. Es la Ley de Causa y Efecto. Nos avisa mediante los símbolos más inesperados: accidentes, fracasos, enfermedades, pero también con cosas buenas y positivas, sólo que entonces decimos que es la suerte. Fue famoso el caso de un hombre australiano que, tras superar un infarto, ganaba a la lotería dos veces consecutivas. Se sentía el hombre más feliz del mundo. Por algo sería. Algo habría hecho en esta vida o en anteriores vidas (según se cree) para merecer tales dones. Superar el infarto significa que aún no ha acabado su misión, que aún le quedan cosas para aprender aquí. Aunque algo de estrés debe haber llevado, porque ya ha recibido el primer aviso. El dinero puede ser un premio. Pero también un medio para conseguir un fin: hacer obras de caridad, crear una fundación, etc. Algo tendrá que hacer con ello. Espero que lo descubra, por su propio bien. Como siempre se ha dicho, "los caminos de Dios son inescrutables". "Somos seres espirituales venidos aquí para tener una experiencia humana" Yogi Bhajan

Permíteme regalarte la siguiente metáfora: yo creo que todos somos hijos de Dios Perfecto, ese ser, sea quien sea, que con un solo pensamiento de su Mente lo ha creado todo en el Universo y que por lo tanto todos formamos parte de esa perfección, porque Dios no puede hacer nada imperfecto. Sólo que hace que todo ocurra según un plan o proyecto universal que nosotros desconocemos. Como Dios nos ama profundamente como hijos suyos y quiere lo mejor para nosotros, es decir, que evolucionemos Las pruebas de la vida


295 y nos ganemos la libertad, los galones o medallas por así decirlo, nos envía a esta universidad llamada Tierra, como haría todo buen padre; o sea, enviarnos a estudiar a un buen colegio para que aprendamos a valernos por nosotros mismos y ganarnos el premio de volver a casa, a su lado, con el título o el diploma bajo el brazo, contentos y orgullosos, habiendo hecho producir los talentos que nos dio para este viaje. Venimos aquí entonces como perfectos dioses nivel 1, nivel 2, nivel 3, nivel 4, etc., cada uno según sus vidas y evolución anteriores, y se nos dan todos los recursos y todas las oportunidades de crecimiento que necesitamos para aprender y avanzar, equivalentes a los exámenes que tendríamos en la universidad para subir de nivel o pasar al curso siguiente. Disponemos del libre albedrío para elegir qué queremos estudiar, cuando y cómo, y si no lo hacemos, volveremos aquí una y otra vez hasta que aprendamos: ¡repetiremos curso! Así que ya sabes: hay que ganarse los galones. Todo requiere un esfuerzo y un precio a pagar; este es un colegio de pago. Y para que cuenten los puntos en tu haber, tienes que hacerlo con valentía, con coraje y espíritu firme, sin dejarte abatir, ni hundirte, ni autodestruirte, sino saliendo adelante con renovados bríos y la cabeza bien alta. No hay puntos si te deprimes, te hundes, vas de víctima, asumes una actitud derrotista de "pobre de mí" o desvías la atención de tu camino mediante drogas, tabaco, alcohol u otras maniobras externas de distracción de tu realidad y tu meta. El cielo hay que ganarlo y merecerlo. "Somos, Wojtyla, hijos de nuestras obras, sólo de nuestras obras, y no, nunca, en ningún caso, de eso que tus teólogos consideran gracia santificante. Ésta, cuando existe, es fruto exclusivo del mérito congruo, vale decir, del que se gana a pulso en la vida presente o en las anteriores con el sudor del alma, y no del antojo de un dios arbitrario que distribuye al descuido dones y luces entre sus criaturas como quien arroja alpiste a un jabardillo de jilgueros. [...] El Espíritu no sopla donde quiere, sino donde debe." F. Sánchez Dragó - "Carta de Jesús al Papa"

Las pruebas de la vida


296 Mi consejo es muy simple: prueba, déjate fluir, mecer por las olas de la vida. Ríndete sin oponer resistencia, a ver qué pasa. "Si lo que haces no funciona, haz cualquier otra cosa", decimos en PNL. Rendirse no significa resignación ni sumisión, sino aceptación, entendimiento, comprensión, apertura de mente, o sea, humildad o mansedumbre. No hemos venido aquí a luchar contra los elementos, sino a usar nuestra inteligencia para que trabajen a nuestro favor. Si las pruebas son dolorosas, son para superarlas. Si son positivas, es el premio que recibes. Todo es perfecto tal como está y es para tu bien último. "...Y los mansos poseerán la Tierra". Pensar así y darte cuenta de ello, aumentará tu nivel de conciencia y será el primer paso para incrementar tu infinito potencial.

Las pruebas de la vida


297

EL POTENCIAL HUMANO "El arte en la India y el Tíbet siempre ha tenido como meta hacernos recordar una realidad superior: nuestro propio potencial interior." Dr. Deepak Chopra - "El arte tibetano de la sanación"

Tal como cita René Egli en "La perfection du monde", -libro que me ha sido de gran ayuda e inspiración-, vamos a desglosar aquí tu potencial en tres factores fundamentales: energía, inteligencia e intuición. La suma de los tres será la fuerza que convertirá tu potencial en resultados. Factor 1º) La Energía.-La energía es el combustible natural que pone en marcha tu maquinaria para vivir. El Cosmos es energía en diferentes manifestaciones. Cuando una persona muere, su cuerpo, su corazón y su cerebro continúan estando allí. Pero algo ha desaparecido: la energía vital, la vida, el espíritu. Todo en el universo es energía, lo cual confirman nuestros expertos en física, sólo que se manifiesta en distintos órdenes o grados, que producen a su vez distintas ondas de vibración. Tú eres energía, un árbol es energía, un rayo es energía, la luz es energía, etc. Habrás escuchado también que en todo Ser Humano, independientemente de su sexo, existen dos tipos de energía con cualidades distintas cada una de ellas: la energía de tipo masculino (yang) y la energía de tipo femenino (yin). El equilibrio entre las dos energías aporta bienestar, salud y felicidad. Es por ello que, desde siempre, el hombre y la mujer tienden a unirse, aunque lo correcto es encontrar previamente ambas energías dentro de uno mismo/a, de modo que cuando se realice la unión, no sea desde la necesidad del otro, sino desde la plenitud con uno/a mismo/a. Esta es antigua filosofía china que, como siempre, llega a nuestro país con siglos de retraso, pero más vale tarde que nunca... El potencial humano


298 "Necesitas adquirir el hábito de gobernar tu energía. De otro modo, siéntate varias veces al día y sosiégate. Sosiega tu ser exterior. Esto permite suplirte de energía. Aprende a ordenarla y controlarla. Si quieres que tu energía esté quieta, mantente quieto. Si la necesitas activa, permanece activo. Debes enfrentarte a las cosas y elevarte por encima de ellas." El Libro de Oro de Saint Germain

Una empresa es un centro donde la Dirección gestiona la energía. Pero una energía malgastada, mal dirigida o mal gestionada, no da los resultados apetecidos, se agota o se revierte contra sus dueños a la larga. La energía sola no sirve para nada si no va unida al ... Factor 2º) La Inteligencia.- La inteligencia es lo que nos permite tomar buenas decisiones para utilizar nuestra energía adecuadamente, es decir, orientarla, canalizarla y guiarla mediante la focalización de nuestra atención e intención hacia la consecución de un objetivo elegido. Aquí no me refiero al coeficiente intelectual o inteligencia que nos enseñaron en la escuela. Me refiero a la inteligencia universal de la que el Ser Humano es el máximo exponente. Es la inteligencia más allá del intelecto. Tanto la energía universal como la inteligencia universal son ilimitadas. Todo es UNO. Luego si el Ser Humano forma parte de ese todo, nuestra energía y nuestra inteligencia también son ilimitadas. Que no sepamos como canalizarlas o emplearlas, no implica que no existan y estén a nuestro alcance. Recuerda que formamos parte de la Perfección Infinita del Universo. Luego tú eres parte de esa perfección ya manifestada. ¡Celébralo, agradécelo y demuéstralo! Veamos dónde nos ha llevado la inteligencia y la energía, que siempre han sido consideradas cualidades masculinas, y que, de hecho, tenemos tanto hombres como mujeres, aunque El potencial humano


299 históricamente han sido regentadas por los hombres: intelecto, análisis, fuerza, luchas por el poder, dominación sobre los/las demás. Es decir, gracias al desequilibrio de sus cualidades, (energía yang exclusivamente), tenemos más problemas en este planeta de los que podemos soportar. El caos global está a la vuelta de la esquina. Amparándose desde antaño en el uso de la fuerza bruta, (cuando no puede por sí sólo, se une en grupo con sus adláteres y forma una asociación, un club, una mafia...), es decir, con una mentalidad infantil y por lo tanto irresponsable, se dedica a jugar con cosas que pertenecen a la humanidad y que no tienen repuesto. El hombre es el mayor depredador del planeta y el menos inteligente, puesto que destruye su propio hábitat, talando y quemando bosques que son los que le proporcionan el oxígeno que necesita para vivir, contamina el aire que respira y el agua que bebe y no sólo asesina a otros seres vivos por mero placer o distracción, como si le pertenecieran, sino que mata a sus propios congéneres con una inconsciencia muy por debajo de cualquier animal, ya que estos sólo matan por necesidad o supervivencia. El hombre actúa como si todo el planeta y lo que hay en él le perteneciera, y estuviese ahí dispuesto para su único placer, uso y abuso. ¡Infeliz!: no sabe que es un mero transeúnte, un arrendatario como todos, y que el hecho de estar aquí sólo incluye un viaje anual gratis alrededor del sol. Todo lo demás debe respetarlo, cuidarlo y potenciarlo -aunque sea por mero agradecimiento al Propietario- en lugar de destruirlo miserablemente. No sabe que con ello se está destruyendo a sí mismo. "Como no sé que hacer, voy a organizar una guerra Santa"... (Si, ya se qué es incongruente llamar Santa a una guerra, pero es por el qué dirán... También el hombre ha dado a la guerra el calificativo El potencial humano


300 de "arte," así que no hay de qué extrañarse); "Vas a ver como mi bomba es más grande que la tuya." "En cuanto te descuides te ataco y te quito tu tierra, porque me gusta jugar a las guerras." "Seguro que tu no haces una explosión tan bonita como la mía, a qué no..." "Yo soy más guapo que nadie. A todos los que no sean como yo y piensen como yo, me los cargo, que para eso soy muy macho..."; "Hay que quemar todos los bosques. Avisadme cuando hayáis terminado y traedme el dinero de la madera." "¿Cómo que qué pasa con las tribus del Amazonas, y las tribus de Borneo y los bosques de Chile y de Tierra del Fuego? ¡A mí qué coño me importa! Que se jodan, como todo el mundo. Haberse ido a otro sitio..."; "Vámonos de safari, a ver si matamos unos cuantos tigres... ¿Cómo que ya no quedan? ¡Vaya hombre, qué lástima que se hayan acabado, con lo bien que nos lo pasábamos!. Tendré que hablar con mi colega el Gobernador, a ver qué ha hecho con mis tigres... En cuanto le haga una llamadita, verás cómo soluciona el problema, que para eso somos amiguetes"; "Ya sabes,... que tu mano derecha no sepa lo que hace la izquierda. Tú ya sabes lo que tienes que hacer, siempre que no trascienda. Por cierto, las comisiones en la cuenta de Suiza, como siempre." Y las Naciones Unidas mirando hacia otro lado, sin ningún poder ejecutivo que ponga en cintura a los megalómanos avariciosos y corruptos, o a fanáticos psicópatas ignorantes como los talibanes y similares. ¡Qué nivel tan bajo, qué mentes tan poco evolucionadas! ¡Cuán lejos están de su espiritualidad! Son simples enanos mentales, animales bípedos, muy parecidos a los seres humanos, pero muy lejos de serlo. ¡Si tan sólo pensaran que nada de todo lo que acumulen se lo van a llevar al otro mundo, y decidieran aportar algo positivo a la humanidad en su paso por la vida, ya que están aquí...! Han olvidado que son meros pasajeros y que nada de lo que hay aquí les pertenece, tan sólo lo tienen en usufructo, y no para destruirlo, sino para cuidarlo, respetarlo y devolverlo multiplicado ciento por uno. En la Tierra todos somos inquilinos de paso. "De hombres es engañarse, y de locos perseverar en el error." Napoleón Bonaparte

El potencial humano


301 Para más ejemplos, lee los periódicos o libros sobre Historia de la Humanidad. Dado que todos esos hombres han sido paridos y educados por mujeres y deben tener una mujer también a su lado (o detrás), no sé quiénes son más responsables en el fondo. Ellas les han educado y les han influido. Poco a poco los matriarcados han ido delegando su poder hasta perderlo y dejar el mundo en manos de mentes destructivas, poniendo en peligro el equilibrio del planeta. Ellos simplemente han estado jugando su papel ya que han encontrado siempre otros secuaces que les han apoyado y les han aplaudido porque ganaban algo a cambio. Tomemos nota entre todos para conseguir que cosas así no vuelvan a ocurrir. Aprendamos a elegir con quiénes nos relacionamos, a quiénes creemos y a quiénes votamos, si es que elegimos votar. Afortunadamente, poco a poco entre todos estamos haciendo que estas cosas cambien y el hombre realmente inteligente -que haberlos, haylos- está descubriendo también sus cualidades femeninas (energía yin), dándose cuenta que la fuerza y el ansia de poder ya no le son tan útiles como antes y tiene que ir cambiando sus estrategias y forma de verse a sí mismo y al mundo, (antes de que lo destruya por completo), tomando la responsabilidad de su influencia en el entorno, trabajando y conviviendo en igualdad y unidad, codo a codo con la mujer y desarrollando más su intuición y su creatividad. Todas son cualidades inherentes al Ser Humano, independientemente de cual sea su sexo. Sólo el equilibrio de energías es la fuente real del poder humano. Abriéndonos a la inteligencia universal y siendo conscientes de nuestras energías que forman parte de ese TODO cósmico, sólo nos hace falta incrementar el ...

El potencial humano


302 Factor 3º) La Intuición.- Siempre he escuchado decir la palabra "intuición" seguida del adjetivo "femenina". En efecto, es una de las cualidades de la energía yin, (corazón, sentimientos, intuición, creatividad, unidad), que tenemos tanto las mujeres como los hombres. La intuición es responsabilidad del hemisferio derecho de nuestro cerebro, la parte creativa, la parte de la síntesis, no del análisis. Esa intuición nos dice, si sabemos hacerle caso, que tenemos que buscar la unidad en lugar de la desigualdad, las cosas que nos asemejan en lugar de las que nos separan, ya que todos somos UNO en el Universo, el Cosmos. Y las semejanzas de base son: todos pertenecemos a la especie humana y todos somos Hijos de Dios, en un único género: el género humano. Esa es nuestra identidad real. Todo lo demás carece de importancia. La intuición es el factor que nos acerca a otra realidad. Esa intuición nos dice algo muy claro: sólo existe una forma correcta de vivir, y es AHORA, en este momento, en el PRESENTE. Sólo viviendo el momento presente desaparece el miedo y la inseguridad, es decir, los problemas. Ejemplo: ¿qué estás haciendo en este momento? Leyendo un libro, en un lugar, postura, posición determinados. ¿Cierto? Y en este momento tomas conciencia de que estás leyendo un libro, de que estás respirando y de que estás vivo/a. Pues eso es todo lo que hay. Y el Universo a tu alrededor. En este momento no puedes estar en el pasado, porque es imposible, ni puedes estar en el futuro, porque no existe. A ver, inténtalo... ¿A que no te has movido de tu asiento? Así que, concéntrate en lo que está ocurriendo ahora y hazte consciente: mira el libro, su color, su tamaño, siente su contacto, su olor, su textura y peso, y al mismo tiempo date cuenta de la temperatura de tus manos, comprueba si sientes otras sensaciones a medida que vas leyendo esto, como el contacto con el asiento (si estás

El potencial humano


303 sentado/a), cómo están tus pies, cómo es tu respiración, siente la temperatura ambiente; mira a tu alrededor un instante... y date cuenta de qué ves, qué sientes cuando lo ves, fíjate si percibes algún sonido, si hay música o voces... Todo esto está ocurriendo ahora. En este precioso instante de tu vida, único e irrepetible. Da gracias a Dios por este precioso instante. Vívelo con pasión, archívalo bien, porque... ... Ahora ya es otro instante. El otro ya ha pasado y no puedes volver a él. Podrás volver a leer lo mismo y hacer lo mismo, pero algo habrá cambiado. El presente siempre es AHORA. Y es tan importante que por eso se le llama "presente", es decir, un regalo, un obsequio, un privilegio. "Un día alguien preguntó a Buda: ''Maestro, ¿cómo puede ser que tus discípulos, que son tan pobres, que vemos siempre mendigando unos granos de arroz, cómo puede ser que estén tan alegres?'' Buda simplemente contestó: ''No echan de menos nada del pasado, no esperan nada del futuro, por eso están tan alegres." Citado por André Comte-Sponville - "La felicidad, desesperadamente"

Si tu mente se va al pasado, juzgando cosas que ocurrieron según tu interpretación de la realidad, no estás viviendo el presente, no estás aquí. Puedes sentir desazón o remordimientos por algo que no puedes solucionar, con lo que estás perdiendo este momento de tu vida. Si te pones a dudar sobre qué ocurrirá en el futuro, puedes angustiarte, sentir miedo, inseguridad, puesto que el futuro no se conoce ya que no ha sido creado todavía por ti. Pues otra pérdida de tiempo y de malos sentimientos innecesarios, cuando en el momento presente, sólo hay una realidad: en este momento estás leyendo un libro y estás vivo/a. Eso es todo lo que hay. Eso es la vida, aquí y ahora. Da gracias a Dios por ello y por ser capaz de darte cuenta. Disfrútalo y agradécelo,... porque podría ser el último y te lo habrías perdido. El potencial humano


304 Dicen los budistas Zen: "Cuando yo como, yo como. Cuando yo bebo, yo bebo. Cuando yo leo, yo leo,... etc." Es decir, están haciendo lo que están haciendo con todo su ser, aquí y ahora. Están presentes, viviendo en cuerpo y alma, con todo su ser y su mente en el mismo lugar: como los niños, aquí y ahora, al 100%. Había una mujer que siempre estaba mal; mal en su casa, mal fuera de su casa... Su psicóloga le aconsejó que se fuese una hora diariamente a pasear al parque. Pero resultó que cuando estaba paseando en el parque, pensaba en las cosas que tendría que estar haciendo en casa y se sentía culpable y muy mal. Así que regresaba a casa rápidamente y se ponía a hacer cosas. Pero se sentía peor aún, ya que en lugar de estar en el parque paseando, como le había ordenado la psicóloga, estaba en casa haciendo cosas, sintiéndose culpable pensando que tendría que estar en el parque. Y así sucesivamente. "El pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo." Proverbio árabe.

También es conocido el caso de muchas mujeres que cuando están haciendo el amor con su pareja, le preguntan: "... por cierto querido, ¿te has acordado de pasar a pagar el teléfono? O ...Al techo le hace falta una mano de pintura... O ¿qué te gustaría que te hiciera mañana para comer?" Seguro que lo que le gustaría al marido que le hiciera, sería AHORA, en este momento, y no mañana... En este caso, el marido también tendría que montárselo mejor para que a su mujer no le quedase tiempo de pensar en otras cosas... Pero estos temas serían objeto de otro libro, no de éste. El potencial humano


305 ¿Ves? Ahora ya es otro instante, otro momento, nuevecito, recién estrenado. Vívelo AHORA. Date cuenta al 100% de este momento, con todos tus sentidos abiertos, sintiendo cómo la vida está entrando por cada uno de ellos... Y toda esa vida, toda esa maravilla está ahí, es gratis, y ha sido creada con todo el amor de Dios para ti y para tu felicidad. ¿Qué te dice ahora tu intuición? Mira lo que ves... escucha lo que oyes... siente lo que sientes... Porque AHORA, tanto tú como yo, ya estamos viviendo OTRO momento. Esto es lo que significa dejarse fluir, confiar, soltar lastres y tensiones, cortar amarras, no preocuparse, sino ocuparse. Hacer lo que hay que hacer, con toda la conciencia puesta en el momento presente, aquí y ahora. Porque no hay otro momento más que el momento presente. Para ayudarte, acostúmbrate a pensar y hablar usando los verbos en tiempo Presente de Indicativo. "Por lo tanto, mis momentos más desgraciados fueron todos momentos de angustia y esperanza inseparables: estaba enfermo de futuro." André Comte-Sponville - "La felicidad, desesperadamente"

Si tus miedos te impiden vivir y aprovechar al máximo tu presente, tu aquí y ahora, ciertamente lo estás haciendo muy mal. Estás desperdiciando y malgastando el mayor de los regalos de Dios: el tiempo que te ha dado para vivir... y que en cualquier momento se te puede acabar. Luego ya será tarde para tomar esa decisión, para decir aquello que nunca te atreviste a decir, para hacer aquello que estabas posponiendo para más adelante, para otro momento... que quizá nunca llegará. Imagínate qué les ocurrió a los habitantes de San Francisco cinco minutos antes del famoso terremoto que destruyó la ciudad. Para muchos de ellos, esos fueron sus ULTIMOS cinco minutos El potencial humano


306 de vida. Y ¿qué estaban haciendo? ¿Soñando en el futuro? ¿Lamentándose del pasado? ¿Deprimiéndose? ¿O viviendo cada momento plenamente, como si fuese el último, y dando las gracias a Dios por estar vivos todavía? Pues ya ves... Aplícate el cuento. ¡Car pe diem! Sólo el Presente existe. El resto es fantasía. Y es precisamente con nuestra fantasía con lo que creamos nuestras expectativas. Y es con nuestras expectativas con las que nos creamos nuestros problemas...

El potencial humano


307

EXPECTATIVAS VERSUS REALIDAD "El que vive de esperanzas corre el riesgo de morirse de hambre." Benjamin Franklin

Y te pregunto: ¿qué ocurre cuando nuestras expectativas y la realidad no se ponen de acuerdo? Pues te advierto, por si no te habías percatado, que pocas veces la realidad es tan acomodaticia. No solamente nos hacemos nuestro mapa sobre la realidad, sino que además, queremos que nuestra fantasía de la realidad coincida con ésta última, y sino es así (pocas veces lo es), nos frustramos y decepcionamos, entrando en conflicto y generando un estado de malestar. No somos conscientes de que nuestras expectativas las generamos nosotros, y el mundo, la realidad, los hechos (y los demás) no se han enterado. Si fuese una competición, quedaríamos: Realidad : 1

=

Expectativas : 0

LA REALIDAD

MIS EXPECTATIVAS

Lo que ocurrió

Lo que a mí me gustaría

Los hechos

Lo que deseo o espero

Lo que hay

Lo que yo creo que es lógico

El mundo

Mi mapa del mundo

No se trata de que no tengamos ilusiones, sino de ser conscientes de sus posibilidades de éxito, con el fin de evitarnos situaciones de desilusión, decepción, frustración o depresión. Muchas veces, no queremos ver la realidad, no la aceptamos y seguimos confiando en que nuestras expectativas se cumplan, sean o no razonables, como si esperásemos que ocurriese un milagro. Expectativas versus realidad


308 Todo ello nos ayuda a estar mal continuamente, porque la realidad no suele coincidir con nuestras expectativas... y no es probable que lo haga. Es una de las maneras más útiles de complicarnos la vida. Podemos elegir, como siempre, mantener nuestras expectativas (y encender una vela a alguien, rezar, desesperarnos, consultar una vidente, etc.), pero además de poner la vela, vamos a intentar poner los pies en el suelo, ya que nuestro objetivo es estar bien. "Ley de las expectativas recíprocas: Las expectativas negativas darán resultados negativos. Las expectativas positivas darán resultados negativos." Una cosa es tener objetivos y metas. Otra muy distinta es tener expectativas. Crear expectativas es una de las formas más fáciles de autoflagelarnos, frustrarnos y decepcionarnos. Ejemplo: yo tengo el objetivo de escribir un libro. Paso a la acción y lo escribo. Expectativas: se venderán 500 semanalmente y luego haré una segunda edición... etc. ¿Te imaginas que ocurrirá si no se venden 500 semanalmente? ¿Qué hago, me pego un tiro, me pongo a llorar, echo la culpa a alguien, digo que el mundo es cruel, o que todo me pasa a mí, o que es un castigo divino...? ¿Y qué pasa si se venden más de 500 semanalmente? ¿Diría que no es posible, que deben estar equivocados, que hagan el favor de no vender tantos, que yo no lo tenía previsto...? Bueno, pues para no perder el tiempo en sandeces, me limito a mi objetivo: escribir un libro y publicarlo. Y ahí se acaba todo. El resto lo dejo en manos del Universo. Recuerda el cuento de la lechera: su objetivo era llegar al mercado y vender la leche. Sus expectativas se lo impidieron. Vive con la cabeza en el cielo, pero con los pies en el suelo. Expectativas versus realidad


309 ¿Qué ocurre si me creo expectativas? Pues que estoy asumiendo un gran riesgo, ya que tengo el 50% de probabilidades de que se cumplan y otro 50% de que no se cumplan, lo cual suele ser lo habitual. ¿Qué ocurre entonces? Que la realidad no coincide, una vez más, con mis expectativas de cómo debería de ser la realidad y entonces no la acepto. Me pongo furiosa, me frustro, me decepciono, me rebelo, me enfado, me desespero y todas esas cosas que me ayudan a estar mal. "¿Qué es la esperanza? Es un deseo que se refiere a lo que no tenemos (a una carencia), del que ignoramos si es o si será satisfecho, y cuya satisfacción no depende de nosotros; esperar es desear sin gozar, sin saber y sin poder." André Comte-Sponville - "La felicidad, desesperadamente"

¿Qué quiere decir la no-aceptación? Rechazar el momento presente. Porque en el momento presente, esto es lo que hay y no lo que tú quieres que haya. Querrías que el ahora fuese diferente a como en realidad es. Puede que estés comparando cómo fue en el pasado o imaginando cómo sería en el futuro, pero no cómo es ahora. Eso no lo aceptas, luego olvidas tu humildad, tu mansedumbre. Pues, querido lector o lectora, ESTO ES LO QUE HAY. Y no hay más, por mucho que te empeñes. Así que, como diría un amigo mío: o te aclimatas, o te aclimueres... ¿Y qué ocurre si rechazas el momento presente? Pues que no vives, no eres feliz, porque no estás haciendo lo que tenías que estar haciendo, es decir, tu energía está dispersa, no está focalizada donde debería de estar, que es aquí y ahora. Y no sólo eso, sino que muy a menudo, a tu cerebro se le fríen los circuitos porque visualmente está percibiendo y procesando unos estímulos concretos mientras al mismo tiempo está recibiendo contraindicaciones auditivas: "¡no puede ser, no es posible, esto no está ocurriendo, no puedo creer lo que estoy viendo, no es posible que esto me ocurra a mí!" Resultado: depresión o rabia. En Expectativas versus realidad


310 cualquier caso es tu cuerpo, concretamente tu hígado, tu estómago, tu vesícula, tu presión arterial y tu estado de ánimo quienes pagarán las consecuencias, o sea, tu salud. Para mayor abundamiento, toma nota de la definición de dos estados emocionales que solemos generar con facilidad: depresión y cólera, según los expertos. Depresión: "La realidad no coincide con mis expectativas de cómo debiera de ser la realidad, y pienso que no hay nada que yo pueda hacer al respecto". Cólera (o rabia): "La realidad no coincide con mis expectativas de cómo debiera de ser la realidad, pero pienso que hay algo que yo pueda hacer al respecto". En el libro "Lenguaje, enfermedad y pensamiento" de Francisco Hunneus, (Editorial Cuatro Vientos), hallarás una magistral exposición de este tema. Así que, ¡cuidado con tus expectativas, porque pueden jugarte una mala pasada! Cuando no vives con aceptación el momento presente, estás bloqueando tu energía, luego puedes enfermar, ya que creas resistencia y conflicto dentro de ti mismo/a. Ello frena el flujo de la vida, la realización de tus objetivos, la solución del problema. A mí también me costó mucho dejar de crearme expectativas. Recuerdo que, hace muchos años, cuando iba a asistir a una cita con mi pareja de entonces, me arreglaba y me ponía muy guapa, iba a la peluquería y, en fin, todas esas cosas que solemos hacer las mujeres. Hasta ahí no hay problema. Pero hete aquí que mientras tanto, pensaba: "...cuando yo llegue haré esto o aquello y él hará Expectativas versus realidad


311 esto otro o lo de más allá, y exclamará mudo de asombro ¡Oh!, ¡Ah!... y me dirá tal o cual frase y caerá rendido a mis pies..." y de camino al lugar iba dándole vueltas a todas las posibilidades, montándome mi propia película, recreándome ya en todo lo que vendría a continuación. ¡Qué bonito! ¡Qué bien me lo pasaba yo soñando despierta...! ¡Qué imágenes y qué ideas tan románticas y emocionantes! Y por fin llegaba yo, toda mona, al lugar donde él vivía, actuando tal y como yo había previsto. Y el interfecto en cuestión se quedaba mirándome con cara de paisaje y me decía: "¿Qué te ha pasado en la cabeza? ¿Para qué te has puesto esos trapos? Cámbiate que te vas a manchar". Y eso era todo. ¡Voilá! "Cuando hayas desaprendido a esperar, te enseñaré a querer" Séneca

Así que, ya sabes: o le das a la otra persona el manual de instrucciones para que se lo aprenda de memoria y tus expectativas no fallen (si es que se acuerda de leerlo y no se equivoca de papel), o ya conoces el resultado, ¿verdad? Pues así son las cosas. Y ten presente que al mundo no puedes darle manual de instrucciones... sobre todo porque no lo va a aceptar. Y, ¿qué pasaría si todos los demás te diesen a ti sus correspondientes manualillos para que te los aprendieses y actuases según el papel que cada uno te determinase? ¿Eres de las personas que viven para cumplir expectativas ajenas? Piénsalo... "No viváis para seguir satisfaciendo lo que esperan de vosotros esas gentes engañadas y engañosas con que nos relacionamos." Ralph W. Emerson - "Confía en ti mismo"

Recuerda que estás aquí para evolucionar y todo es un aprendizaje para tu bien último. Acéptalo como viene. Ello no significa conformismo, sino aceptación, aprendizaje. También puedes pensar que estás limpiando tu karma, que es una cosecha Expectativas versus realidad


312 de algo que tu sembraste, o que es tu forma de ver la situación, etc. Piensa lo que quieras, pero que te sirva para no sufrir. Y si crees en Dios o en algo o alguien superior a ti, puedes pedirle: ¡Señor, ayúdame a cr ecer y e volucionar a tra vés de la dicha, no a tra vés del dolor! Porque no quiero que pierdas de vista nuestro objetivo: despertar para retornar al Paraíso, y todo lo que te ayuda a estar mal te aleja de él. Así pues, para recordártelo una vez más, te daré una frase-guía para que la memorices, la escribas en sitios bien visibles y la repitas a partir de ahora mismo, varias veces al día: "¡Estar bien es lo correcto. Estar mal es anormal!"

"¡Estar bien es lo correcto. Estar mal es anormal!"

"¡Estar bien es lo correcto. Estar mal es anormal!" Puedo decírtelo más alto, pero no más claro. Así que ya puedes empezar a decirlo a todo el mundo a partir de ahora. Ya está bien eso de que "hemos venido a este mundo a padecer, la vida es una lucha, paciencia y resignación, la vida es trabajo y sufrimiento, sin sufrimiento no se puede vivir, la letra con sangre entra...", y demás patrañas por el estilo. ¡Cómo nos han tomado el pelo! Pero, ¿crees tú de verdad que si Dios existe es un ser sádico que quiere vernos sufrir? ¿A qué mente calenturienta se le habrá ocurrido la idea? Es realmente maquiavélico. Y si no existe y es una creación de la mente humana, como dije al principio, por el mismo precio yo elijo crearme un Dios que además de ser perfecto, es magnánimo, generoso, comprensivo, divertido, imprevisible, amoroso, omnipotente, omnisciente, eterno, eminentemente bueno, sabio, principio y fin del Universo, que me quiere mucho, me cuida y me protege y quiere que sea feliz, aunque me ha Expectativas versus realidad


313 mandado a esta escuela-paraíso para que evolucione, porque es por mi propio bien, como haría todo buen padre. Y yo soy hija Suya, hija de Su Infinita Imaginación, de Su Infinita Perfección y de Su Infinito Amor, de Su Creación Universal. ¡Ja, ahí es nada! Y tú también, tanto si quieres como si no. Esta es una herencia que nadie puede rechazar. Somos perfectos y esa es la realidad. Yo recuerdo a mi familia que, siempre que me quejaba de algo, o mis expectativas no se cumplían, me contestaban "¡más sufrió Jesucristo en la cruz!". Ante lo cual me quedaba sin respuesta. ¡Cualquiera supera esa comparación...! "... Pero incluso si algún día sonase un estallido de felicidad en todo el mundo, el pesimista virtuoso todavía distaría mucho de perder los ánimos. Siempre tiene la posibilidad de echar mano de la receta de Laing recriminando al consorte que se alegra inocentemente: "¿Cómo puede esto divertirte, cuando Cristo murió por ti en la cruz? ¿Acaso él estaba divirtiéndose?" El resto es un silencio perplejo." Paul Watzlawick - "El Arte de amargarse la vida"

Estamos aquí para ser felices, no para aprender a serlo; para vivir, no para esperar a vivir. Por ello, la tendencia innata del Ser Humano es acercarse al placer y alejarse del dolor, buscando un sentido positivo a la vida, aunque al final voy a creer que mucha gente sólo disfruta sufriendo. No sé qué pensarás tú, pero yo no admito que nada ni nadie me amargue la vida. ¡Que sufran ellos si quieren! Pero lejos y sin salpicar. Tú puedes elegir lo que quieras. Yo ya tengo mi cupo cubierto y elijo no admitir ni un ápice de dolor ni negatividad. Recuerda que la negatividad es como una bacteria que se multiplica a sí misma. Por eso cada vez hay más violencia, enfermedades y problemas en el mundo, porque la gente no hace más que cultivarla, removerla, hablar de ella y darle con ello energía y poder.

Expectativas versus realidad


314 Basta un simple cambio de actitud y, a otra cosa, mariposa. ¿Ves qué fácil? Bueno, para eso están los retos y la imaginación. Yo tengo mis propios filtros para percibir la realidad y vivir. Pon los tuyos. ¿Cuáles? Los que tú quieras. No tienes más que elegir. Todos cuestan lo mismo. "Pasa algo curioso en la vida: cuando uno se niega a aceptar nada que no sea lo mejor, muy a menudo lo consigue" W. Somerset Maugham

De sobra son conocidos los resultados fisiológicos de la somatización de nuestros estados mentales y emocionales: se llama enfermedad y muerte. Así que, además de la frase anterior, te recuerdo la que te he dado en la primera parte, para que la tengas bien presente a partir de ahora y por el resto de tu vida: "PROHIBIDO SUFRIR, BAJO PENA DE MUERTE" La atávica idea de la imperfección humana, del victimismo, de las justificaciones "antilibertad", ha creado una realidad distorsionada por la forma de pensar complaciente y tolerante en que se apoya la falacia de las debilidades humanas. El Ser Humano es sólo tan débil como él mismo cree que es. Yo creo que esa debilidad no es más que el producto lógico de su comodidad. Pero esa idea está tan profundamente arraigada en nuestra sociedad que, tanto psicólogos como psiquiatras o médicos, es decir, las personas que de una u otra forma tienen "licencia para matar" bien sea física o psíquicamente, parece que han estudiado cómo hace el Ser Humano para ser infeliz, y han basado todo el sistema en apoyar y mantener esas actitudes y que no salga de la mediocridad reinante. En lugar de cambiar de actitud y ayudar a los demás a crecer y descubrir su potencial, a que generen recursos, hacen todo lo contrario, porque si no se quedarían sin clientes, claro.

Expectativas versus realidad


315 Para apoyarse, han inventado etiquetas como "patología, congénito, endógeno, exógeno, somatización..." entre otras gracias, con lo cual, cuando sueltan un diagnóstico a la cara del paciente, así, sin anestesia ni nada, el pobre siente que el mundo se le cae encima. Que ya no hay remedio. Se queda sin elecciones, pero sólo si se lo cree. Si no se lo cree aún es posible que se cure o al menos que mejore. Y entonces el único consuelo que le queda, es el mismo de siempre, el único que ha aprendido: fijarse en el entorno. Y consolarse. ("mal de muchos... epidemia"). Como dije en la primera parte, las conversaciones, cuando no hablan de fútbol, (otra epidemia mental más o menos generalizada entre la mediocridad), suelen ser de esta índole: - "A mí me ha dicho el médico que tengo... no sé, es una cosa larguísima y muy rara, y me ha recetado tres pastillas, una roja, una azul y una blanca. - "¿Sólo tres? Pues no estás tan mal. ¡Uf, yo estoy mucho peor! Calla que ahora te cuento. A mí me ha dicho que tengo esto y aquello y además se me ha complicado con esto otro. Y me tengo que tomar cinco pastillas, sí, hijo, si, una de cada color. Así que ya ves, no te quejes, que eso no es nada, lo mío es mucho más grave. - "Vaya hombre, no exageres, que cuando a mí me da la neura esa, ni te cuento. Seguro que yo estoy mucho peor que tú, si lo sabré yo. Pero yo no tengo pastilla verde ni amarilla. Tendré que ir al médico a que me las recete porque si a ti te van bien... lo malo es que la blanca es para una cosa, la rojita es para otra, y la azul es para que las otras dos no me hagan daño. Me ha dicho que si el tratamiento no funciona, que vuelva dentro de quince días y me dará otro. - Igual que a mí, chico; oye ¿no iremos por casualidad al mismo médico? - No, porque yo voy al de tal sitio... que me han dicho que es Expectativas versus realidad


316 muy bueno porque te receta todo lo que le pides... - Bueno, pues ya nos veremos, ya me contarás... que te vaya bien. Ánimo y paciencia... que ya sabes que hemos venido a este mundo a padecer... - ¡Qué me vas a contar... cada uno con su cruz! - Y a ti lo mismo..." En una ocasión, participé en un programa de radio en el que una psicóloga daba toda clase de explicaciones razonadas para confirmar lo lógico que es que la gente esté mal. Debe pertenecer también a la Liga de la Antilibertad. Su opaco discurso incluía creencias de este estilo: "La persona necesita el reconocimiento del entorno, la protección del grupo, para sentirse segura. Cuando una persona está sola, sobre todo fuera de su país o de su pueblo, se siente mal, se deprime y enferma, como muchos casos de marroquíes que vienen a nuestro país." Y muchas otras cosas de este tenor. Por si a alguien se le había olvidado, aquí estaba esta señora recordando a la audiencia un montón de razones para estar mal, de modo que pudieran elegir con cual quedarse, no se les fueran a olvidar. ¡Qué caras le salen al país estas falaces creencias! No me extraña que los gobiernos gasten tanto presupuesto en la Seguridad Social. (Por cierto, que la doctora en cuestión era la viva imagen de la inseguridad y además fumaba con fruición, por lo que creo que era totalmente coherente con lo que decía.) Siempre me he preguntado por qué dan el título a profesionales que no son congruentes con la profesión que han elegido y a la que representan, porque en las profesiones de ayuda lo primordial es predicar con el ejemplo. Tendría que ser asignatura obligatoria en todas las carreras: Congruencia Personal. ¿Cómo puede ayudar una persona insegura y con miedos? ¿Es ella el ejemplo de lo que ha aprendido, enseña y predica? Se supone que el título que Expectativas versus realidad


317 representa significa "doctora en el conocimiento y control de la psique." ¡Pues si que estamos apañados! (Por cierto, yo he estado viviendo sola en otros lugares y países y me lo he pasado divinamente, sin buscar ningún reconocimiento, ni protección, ni cosas por el estilo... ¡Con todo lo que hay por hacer y aprender!) Si la persona necesita el reconocimiento del entorno y pertenecer al grupo, es porque se la ha educado así, a ser dependiente e insegura, minando su autoestima, su dignidad, su fuerza y su poder personal, a vivir para la galería, a buscar fuera de sí misma, a crearle un marco de referencia externo, necesario para convertirla en víctima manipulable y que pase a formar parte de la manada. Esa ponzoñosa urdimbre sociocultural ha tejido el perfil típico de la gente promedio: una fórmula magistral compuesta a partes iguales de ignorancia, miedo, envidia y cobardía, con un aderezo de dependencia y una buena dosis de victimismo y complejo de inferioridad. La mejor receta para perder el poder. Una persona segura de sí misma no necesita el reconocimiento de nadie, ni tampoco refugiarse en grupos de estériles mentales buscando el nauseabundo anonimato. Aunque agradezca un cumplido o un elogio por una labor bien hecha, no lo hace por eso, sino por la labor en sí misma, por su responsabilidad y autodisciplina. Hace lo que tiene que hacer y siempre procura mejorar porque tiene un sano afán de superación. No necesita protección del grupo porque se vale por sí misma. No va de víctima por la vida y no se autocompadece si algo va mal. Usa su poder personal, por lo que no forma parte de esa masa victimista y sufriente de "pobres de mí". Por si no lo sabías, una persona segura de sí misma apenas le cuesta dinero al país. No me explico entonces por qué todo el Expectativas versus realidad


318 mundo se empeña en mantener todo lo contrario, esa "tesis doctoral" de la limitación, imperfección y debilidad del Ser Humano. Como no sea, una vez más, para dar de comer al Sistema, amén de tener a la población controlada. Seguro que los que comulgan con esas ideas es porque obtienen algo a cambio. Si una persona se siente mal cuando está sola, es porque no sabe vivir hacia dentro, sino hacia fuera. No se quiere, no se valora, es por lo tanto insegura y siempre está buscando compañía o apoyos externos (tabaco o cualquier otra cosa). Pero eso no es real, es tan solo un aprendizaje. Por el mismo precio puede aprender a hacer todo lo contrario. Si no lo hace es porque realmente no se lo ha planteado, luego no está tan mal, o porque está muy cómoda así. Pues que no se queje. No tiene más que buscar en otra parte, en otros modelos, o simple y llanamente, decidirse a cambiar. Tomando el ejemplo de los marroquíes que he citado arriba, si se deprimen y enferman cuando están fuera de su país, es porque han venido a trabajar en condiciones precarias, sin muchas otras posibilidades de elección, incluso jugándose la vida en una patera, no conocen el idioma y no tienen la misma alimentación que en su país, por lo que en los primeros tiempos pasarán hambre hasta que se adapten a las nuevas costumbres y a su nueva situación. Y también, porque la mayor parte del dinero se la envían a sus familias que se han quedado en sus países de origen, donde todavía estaban peor, y con lo que les queda no tienen para muchos lujos. Si a eso unimos el estrés de la situación de ilegalidad en muchos casos y su escaso nivel cultural, es normal que se depriman porque estarán flojos, trabajando, con miedo e inseguridad. Conozco otros inmigrantes que han venido a estudiar en universidades y han obtenido sus doctorados con brillantez, porque tenían recursos para ello. Nunca se han deprimido.

Expectativas versus realidad


319 Por la misma regla de tres, ¿por qué no se deprimen ni enferman los Diplomáticos, a quienes en periodos de pocos años se les envía a vivir a países distintos? Pues muy simple: por su estilo de trabajo, por su alto nivel cultural, porque hablan varios idiomas, porque van acompañados de sus familias, por su salario, por su estatus social, por la importancia de su misión, por el recibimiento que se les hace, por la casa en que viven, porque comen muy bien.... Y ¿por qué no enferman los curas cuando se les cambia de parroquia? ¿Y por qué no enferman los viajeros, y los aventureros, y los descubridores? No enferma la gente cuya misión acapara toda su atención y energía, y sobre todo porque pueden elegir. ¿Crees que estas personas necesitan el reconocimiento y la protección del grupo? Eso más bien resulta molesto. Aprovecho estos comentarios para incluir otro punto de vista sobre el tema de la inmigración. (Yo no soy nada racista, así que me parece estupendo todo lo que se haga en ayuda al refugiado o al inmigrante y colaboro en ello personalmente). Pero por mor de la tolerancia, toleramos que todos los inmigrantes, de cualquier procedencia, ilegales por supuesto, es decir, grupos en los que se mezcla la escoria y la mafia internacional (los que vienen a estudiar sí que tienen documentos), tengan en nuestro país derecho a sanidad y reciban subsidios, como los grupos rumanos detenidos por dedicarse a la delincuencia organizada y que encima estaban cobrando un subsidio, o como los argelinos y sudamericanos organizados que roban en nuestras ciudades sin que la policía haga nada por evitarlo. Hay muchos grupos que vienen aquí única y exclusivamente a delinquir, porque si quisieran trabajar, desde luego que hay trabajo para todos. Todo eso habla muy bien en nuestro favor como país hospitalario y muy mal del control policial. Sí, repito, todo eso está muy bien y merece nuestro aplauso. A no ser que sea una grave injusticia social, como de hecho lo es, Expectativas versus realidad


320 porque hay muchos españoles, nacidos en esta piel de toro, que no tienen derecho a subsidio ni a sanidad, simplemente porque no cumplen este o aquel requisito, o edad, o años de cotización, y así un largo etcétera. Los gitanos, por ejemplo, acceden a las medicinas gratuitas al 100% (lo he visto personalmente en los ambulatorios), sin que nunca hayan cotizado -corríjaseme si me equivoco- mientras que los trabajadores solo tenemos derecho a un descuento, y muchas personas, todavía jóvenes, que se han quedado sin empleo, que no lo encuentran por la edad, que no pueden pagar como "autónomos" y que se les han acabado los años de paro y subsidio, no tienen derecho a nada, ni a cobrar nada, ni a medicinas gratuitas, ni a nada de nada. ¡Viva la justicia! Y en el mismo caso están muchos españoles que emigraron y que a su regreso tampoco tienen derecho a nada, teniendo que presentar un sin fin de papeles internacionales para que les atiendan en la Seguridad Social. A todos estos yo les aconsejo algo muy fácil y útil: que cambien de nacionalidad; que digan que son árabes o rumanos o de cualquier otra etnia, o que acaban de llegar en una patera, y sólo con eso ya tendrán derecho a un montón de cosas de nuestro país, cosas que los propios españoles no tenemos. Hay mucha gente necesitada de todo en nuestro país y ellos están primero. ¡Seriedad y respeto, Señorías, por favor! Dejémonos ya de quijotadas. El que seamos buenas personas no significa que se nos tome por imbéciles. "Dad al César lo que es del César..." El "sentimiento de pertenencia al grupo" se basa en la creencia de que el Ser Humano, además de imperfecto, débil y dependiente, es un ser gregario. Lógico: si pensamos que es débil, imperfecto y dependiente, cómo no vamos a pensar que es gregario... sobre todo por aquello de que "Dios los cría y ellos se juntan". Puede que lo sea porque se reproduce a sí mismo y cada vez somos más. Y a ver qué haces, no te vas a esconder. Entonces más te vale pensar que el hombre es un ser gregario y un ser social, porque como no Expectativas versus realidad


321 pienses así te lo vas a pasar fatal. Sobre todo un grupo es útil para que te ayuden a cazar el mamut, protegerse de otras tribus atacantes -es decir, de otros grupos gregarios y sociales distintos, a los que el tuyo no les cae bien- buscar una cueva, hacer fiestas, recolectar, etc. Todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes en la vida. "El énfasis del existencialismo sobre la soledad radical del individuo es para nosotros un útil recordatorio para que sigamos elaborando los conceptos de decisión, responsabilidad, elección, auto-creación, autonomía y de la identidad misma." "La persona auténtica no sólo se trasciende a sí misma de diversas maneras, sino que trasciende también su cultura. Resiste a la culturización por parte de la sociedad. Se libera cada vez más de su propia cultura y sociedad. Se hace un poco más miembro de su especie y un poco menos miembro de su grupo local." "Lejos de necesitar a los demás, las personas motivadas por el desarrollo pueden, en la práctica, verse estorbadas por ellos. He informado ya anteriormente de su especial preferencia por la intimidad, por el desasimiento y la reflexión." A. Maslow - "El hombre autorrealizado"

"Un hombre ingenioso, inmerso en la más absoluta de las soledades, tiene una magnífica diversión en sus propios pensamientos y fantasías. [...] Acabará por elegir la vida retirada, y si se trata de un espíritu superior, incluso la soledad absoluta. Pues cuanto más tiene uno en sí mismo, menos necesita del exterior y menos le importan los demás. Por eso, la eminencia de espíritu conduce a la insociabilidad. Por consiguiente, nos encontraremos, en general, con que cuanto más pobre y simple de espíritu es un hombre, más social será. " A. Schopenhauer - "Aforismos sobre el arte de saber vivir"

"Creo haberte dicho ya, hijo mío, y si no lo he hecho, lo hago ahora, que la salvación es siempre individual, nunca gregaria, y no digamos la iluminación..." F. Sánchez Dragó - "Carta de Jesús al Papa"

"No veo que el hombre sea fuerte y prevalezca, sino solamente cuando se desembaraza de todo auxilio ajeno y se mantiene solitario." Ralph W. Emerson - "Confía en ti mismo"

Expectativas versus realidad


322 Y no hay que olvidar que las grandes ideas, logros, descubrimientos, inventos, siempre los ha conseguido una mente trabajando en solitario, sin que nadie le moleste ni distraiga, pudiendo así focalizar toda su creatividad en bien de la humanidad. Ese sentido de pertenencia grupal es el que conforma la masa crítica, el que usan los políticos para manipular al personal que no es consciente de su propia identidad y se conforma con cualquier etiqueta o símbolo externo para sentir que es "alguien" y pertenecer a algo, sea lo que sea, ya que no se pertenecen a sí mismos. Pero la masa no elige, sólo obedece. Hasta en la manifestación más libertaria, siempre suele haber alguien arrimando el ascua a su sardina, salvo honrosas excepciones, claro está. El grupo o la masa también es una gran fuerza social, si es que alguien consigue que se pongan todos de acuerdo. ¡Ojalá que así fuera! Es asombroso cómo se influye negativamente en la población. Con motivo de la campaña para actualizar el censo en Andalucía, los carteles que vi en Sevilla decían textualmente: "Si no estás censado no eres nadie". Pero eso no es todo. También vi y escuché a un conocido edil catalán, en una entrevista que se le hacía en Tele5, contestar a la entrevistadora que "...bueno, si, la gente nace con algo, pero todo lo demás hay que dárselo". Yo no daba crédito a mis oídos y por la cara que puso la periodista, (con un gesto muy elocuente que calibré como de indignación y desprecio mal contenidos), supongo que ella tampoco. Insólito, pero cierto. Pues bien, señores míos: aclaremos las cosas de una vez por todas. Un Ser Humano siempre es alguien, esté o no censado. Es un ser vivo, perfecto, individual, único e irrepetible, hecho a imagen y semejanza de Dios aunque él no lo sepa. (Y esa es su mayor Expectativas versus realidad


323 desgracia: haberse olvidado de quién es en realidad). Existe y tiene una identidad propia, que nadie puede arrebatarle, con la que ha venido a este mundo, aunque él no la conozca. Y siempre la tendrá, viva donde viva. Me parece muy bien que haya que poner el censo al día, pero podrían hacerlo de una forma menos manipulativa. De paso, podrían aprovecharlo para saber quienes tienen conocimientos o formación por debajo de la media y obligarles a seguir un reciclaje gratuito, según dije al principio, como debería hacerse con todos y cada uno de los habitantes del país. En muy pocos años se notaría la diferencia en el estado de bienestar. Y en cuanto al otro señor, creo que sobran los comentarios. Pero a la vista de su nula evolución espiritual, le diré por si no lo sabe, que el Ser Humano ya viene aquí con todo lo que precisa para desarrollarse y cumplir su misión, luego no necesita que ningún politiquillo de tres al cuarto venga a darle nada. Y si hay que darle algo más, es una educación adecuada, respetuosa de su individualidad, libre y no coercitiva ni manipuladora, para que desarrolle todo su potencial divino y espiritual y crezca felizmente para alcanzar su plenitud, de forma útil y valiosa para sí mismo y para los demás. Y todo lo necesario para ello lo lleva dentro porque se lo ha dado Dios, no ningún político de turno. Lo único que hacen los políticos es quitarle su libertad y sustituirla por otras cosas vanas y superficiales que a ellos les interesan. Cualquier cosa con tal de tenerlos distraídos, conseguir votos y mantenerse en el poder. ¡Qué modo más vil de conseguirlo: vendiendo identidades cambiantes, externas, falsas, perecederas...! Y como la gente no tiene idea de que pueda ser de otra manera, pues así seguimos, cómodamente instalados en un entorno patético, cada vez más alejado de sí mismo. Mucha gente que conozco, no tiene ese sentimiento de pertenencia al grupo: un 10% de la humanidad. El perfil de esas personas sería una tendencia innata (metaprograma) de MR interno. Una mente analítica y creativa al mismo tiempo. Un Expectativas versus realidad


324 sentido de misión personal a realizar y una profunda satisfacción del deber cumplido, con cierto control sobre todo el proceso, y tendremos una persona segura de sí misma, feliz, satisfecha, responsable, que aporta cosas positivas a la sociedad además de sus impuestos, que no suele enfermar y que le cuesta muy poco al erario público. Una persona que tan sólo se pertenece a sí misma y al Universo. ¿Cuántas personas conoces? ¿Te imaginas que todas ellas fueran así? ¿Te sentirías a gusto, con amigos con quienes hablar y compartir, sin adicciones, libres y seguros de sí mismos, comprensivos y preparados para ayudarte si lo necesitas, sin compadecerte y sin manipularte, siempre desde la libertad y el respeto por los espacios mutuos? Eso si que sería un gran equipo. A ese grupo si que valdría la pena pertenecer. Y, ¿podrías imaginarte a una sociedad así? Yo sí, porque ¡es tan fácil! Sólo se trata de cambiar la educastración por una educación humanista, amplia y actualizada. El cerebro humano hará el resto. Pero ahí está el entorno cumpliendo a la perfección su cometido de lanzar mensajes negativos a destajo, día tras día, para apoyar la falta de preparación para vivir, la carencia de valores y vergüenza interna, como por ejemplo otra psicóloga-sexóloga diciendo por la televisión (A3) que las mujeres a partir de los 50 años tenemos muchas razones para estar tristes, entre ellas la menopausia, la falta de deseo sexual, (¿?) la depresión y no sé cuantas más que dijo en un minuto de tiempo, todo un récord. Otra información más para justificar la falta de recursos e imaginación del personal y sustentar la debilidad y las conductas autodestructivas. Pues la verdad, por más que busco, yo no encuentro ninguna razón para estar triste. (Y menos las que aduce tal "experta"...) Yo sólo encuentro motivos para estar alegre. Será que miro en otros sitios... o de forma distinta. Lo que les ocurre en realidad a ciertas mujeres es que quizás ya no se gustan, se aburren, están Expectativas versus realidad


325 cansadas de la vacuidad de su vida, no tienen nada que hacer porque sus hijos ya se han ido, quizás están separadas o viudas y no saben qué hacer con su tiempo; y, sobre todo, porque no tienen una identidad propia asumida ni una misión que cumplir. En vez de sentirse por fin liberadas para poder hacer lo que quieran, se dedican a dirigir su atención hacía sí mismas pero en negativo: a ver donde tengo una nueva arruguita, a ver donde me duele, a ver quien encuentro que me haga caso... Seguro que si quisiera también encontraría un montón de razones para estar triste, pero ¿para qué, qué conseguiría con ello además de estar mal? Deja el libro por un ratito. Ahora muévete un poco si puedes y respira profundamente. Piensa un momento y medita sobre todo lo que has leído. Puedes aprovechar y anotar tus pensamientos, sensaciones y reacciones. Y con todo lo que has leído, pensado, meditado y anotado hasta ahora, hazte la siguiente pregunta: ¿cuál es el significado de la vida?...

Expectativas versus realidad


326


327

EL SIGNIFICADO DE LA VIDA

Esta es la pregunta del millón. Recuerdo que hace tiempo, en un curso multitudinario al que asistí en Londres, se expuso esta pregunta y se anotaron todas las respuestas de los participantes en dos grandes paneles. Luego se sometieron a votación, y así tuvieron entretenido al personal varias horas. Cuando todo el mundo creía que se iba a desvelar la verdad que inquieta al hombre desde que vino a este mundo, la persona que dirigía el grupo se levantó y se fue, seguida de sus ayudantes, para asombro de la concurrencia. Al cabo de mucho rato regresaron. Todos parecían pensar "ahora nos desvelarán el gran misterio". El silencio era majestuoso. Y allí nadie decía nada. En un momento alguien alzó la mano e inquirió tímidamente: - "¿Por favor, cuándo nos va a dar la respuesta? - ¿Qué respuesta? - La respuesta al significado de la vida, la que han ido a decidir tras las votaciones. - No, no, no hemos ido a decidir nada; nos hemos ido al baño porque necesitábamos ir. - Pues entonces ¿qué es la vida? - ¡Ah!, eso... pues mire, aquí tiene usted dos paneles llenos de posibilidades. Todas son igual de falsas e igual de verdaderas y todas son gratuitas. Elija la que más le guste." Y se acabó el curso. (Todavía me estoy riendo de las caras que puso la gente...) Cuando estuve en la India descubrí que la vida para ellos era igual a sacrificio. Incluso lo vi grabado en una estatua erigida a algún héroe local en una plaza de Trivandrum. Esas son las que yo El significado de la vida


328 llamo en mis cursos las "Etiquetas de Vida". Imagínate: vida = sacrificio. Pues así les va a los pobres. Por cierto, qué gran incongruencia la de un país con una mayoría por debajo del índice de pobreza... y que tengan la bomba atómica. Conozco a un señor que siempre dice que "la vida es una lucha." Es decir, vida = lucha. En efecto, tiene la cara de estar luchando constantemente: tez enrojecida, abotargada, cejas juntas, cuellicorto, musculoso tirando a grueso, etc., etc. La imagen de un luchador. Ten en cuenta que tu cerebro siempre obedecerá tus instrucciones, dadas por tus pensamientos basados en tu sistema de creencias (programación) y éstas se reflejarán en tu vida y en tu cuerpo, que es en el que vives. Así que ten sumo cuidado con lo que piensas y con lo que pides, porque se cumplirá inexorablemente. "Pedid y se os dará" dijo Jesús... pues ya sabes a qué se refería. "La vida no tiene nombre propio y acepta el que tú quieras darle. Tal como tú la llames, ella te responderá" Inma Capo

Para mí, la vida es una aventura divertida. Para otros, la vida es un gran banquete (los que tienen esta etiqueta suelen estar gordos), para otros la vida es sufrimiento, para otros la vida es un asco y un aburrimiento y así les va. No tienes más que mirar las caras de la gente, los gestos, su ceño, el rictus de la boca, y te darás cuenta de cómo ven la vida. Luego presta atención a cómo hablan, qué predicados utilizan y tendrás una idea muy aproximada de sus mapas mentales. La Etiqueta de Vida es la información superior de la que penden el resto de instrucciones a tu inconsciente. Ella dirige y condiciona tu energía, tu atención, tu escala de valores, tus creencias, tu identidad, tu comportamiento, etc. Mi propio ejemplo, por si te sirve: Vida = Aventura divertida. El significado de la vida


329 Todo aquello que me proporciona una sensación de vivir la aventura de la vida positivamente, haciendo frente a los imprevistos, aprovechando las oportunidades que la vida me ofrece, disfrutando del proceso de vivir, es importante para mí. Ello hace que cada día me levante pensando "¿qué me pasará hoy?", lo cual es muy estimulante. Creo que las aventuras y riesgos me ponen a prueba. Creo que eso es bueno para mí. Ello me ha llevado a lugares y situaciones fascinantes y arriesgados. ¡Qué divertido! He estado en lugares a los que muy poca gente ha llegado y en situaciones límite.. y todas las he superado. ¡Qué felicidad! Por lo tanto, creo que soy una persona aventurera. Por ello, me atrevo a hacer cosas que mucha gente no se atreve a hacer: una persona aventurera no tiene miedo a nada (dejar un empleo fijo a los 48 años, viajar sola por países considerados 'peligrosos', hacer actividades de riesgo, etc.) Me encantan los imprevistos y me atrae lo desconocido, porque todo ello es nuevo, excitante y arriesgado, sinónimo de cambio y aventura. Mi comportamiento se ajusta a esa identidad, creencias y valores. Y me lo paso muy bien conmigo misma. Siempre estoy intentando aprender o descubrir algo nuevo, jamás me aburro aunque vivo sola desde hace muchísimos años y estoy muy satisfecha con mi vida. Nunca dejo de sorprenderme a mí misma. Y como Dios los cría y ellos se juntan, suelo atraer a este mismo tipo de gente, porque se sienten a gusto conmigo y yo me siento a gusto con ellos. Date cuenta de cuáles son tus etiquetas y con qué tipo de gente te relacionas. Verás cómo coincide. Cuando el entorno me ha criticado o ha dicho que mis actividades eran de locos, o que yo no era normal -el mejor de los halagos para mí- y cosas por el estilo (la gente se compara desde sus estrechos mapas de la realidad), una de mis respuestas favoritas es ésta (te la presto por si te es útil): "Que yo me atreva a hacer El significado de la vida


330 cosas que todos vosotros no os atrevéis a hacer, no significa que yo esté loca, sino que todos vosotros sois unos cobardes". ¡Bendita locura! "El sabio es sabio, no por menos locura, sino por más sabiduría" Alain (Emile Chartier)

Se hace el silencio absoluto. Se acaban los comentarios estúpidos. A mi no me importan las opiniones ajenas, pero de vez en cuando disfruto poniéndoles un espejito delante. "Ladran,... luego cabalgamos." En estos últimos párrafos he estado utilizando los Niveles Lógicos del Ser Humano, que explicaré más adelante. En la 3ª Parte haré un resumen de todo lo dicho hasta ahora y trabajaremos con datos más específicos, ¿de acuerdo? ¡Ánimo, que si has llegado hasta aquí lo estás haciendo muy bien! ¿Cómo están tus neuronas en este momento...? Piensa ahora cual es tu Etiqueta de Vida. Escríbela en una hoja, arriba en el centro (Vida = ¿?), y ve escribiendo debajo, por bloques, tus valores, tus creencias, tu comportamiento, y todo lo que se te ocurra para darte cuenta si tu etiqueta de vida coincide, es decir, se ajusta a cómo piensas y cómo vives. Te ayudará a ser más congruente.

El significado de la vida


331 Vida = .............................................................................................

Mis valores que la soportan:

Mis creencias que la soportan:

Mis comportamientos reales:

El significado de la vida


332


333

CONGRUENCIA E INCONGRUENCIA

Todo lo anterior es para que revises tu programación, te recicles y alcances tu congruencia interna. "Walk what you talk". ("Vive como predicas"). La congruencia interna es la base del poder personal: hacer lo que piensas y lo que dices, vivir de acuerdo a tus creencias y tus valores. Darte cuenta si están al día o tienes que actualizarlos. Vivir en congruencia contigo mismo/a es lo mejor que puedes hacer por ti. El carisma, fuerza y atractivo personal es el resultado de la congruencia, porque generas una energía muy poderosa. Tú eres el director o directora de tu orquesta interior y tienes que conseguir que todos los músicos estén de acuerdo en interpretar la melodía que tú elijas, es decir, trabajar a tu favor, no en tu contra. Si alguno no está de acuerdo ya te lo hará saber. Entonces te sentirás incongruente. La incongruencia interna es el detonante para generar malestar y enfermedad. Según tus puntos débiles, edad, tendencias, etc., te atacará por un lado o por otro. Una persona incongruente es como si estuviese partida por la mitad. Una parte quiere ir y la otra quiere quedarse. Una parte quiere hacer una cosa y la otra no quiere. Siempre has mantenido una cosa y acabas haciendo todo lo contrario. Luego, una parte generará enzimas estimulantes y la otra parte generará enzimas paralizantes. Por un lado crees una cosa, pero por otra tienes antiguas creencias contrarias. Aquí hablo de dos partes para resumir y ponértelo fácil. Pero todos estamos compuestos de infinidad de partes internas, cada una con un objetivo a conseguir (creencias, valores, deseos, experiencias, necesidades, etc.). Si no conseguimos armonizarlas y atender sus necesidades, entraremos en conflicto interno. Congruencia La “educastración”occidental e incongruencia


334 Si continúas así durante mucho tiempo, la parte que no estás atendiendo o que has dejado de lado actuará y te avisará por su cuenta: dolor de estómago, úlcera, cáncer, trombosis cerebral, etc. Antes también te habrá avisado de otra forma: esa voz interna que no queremos escuchar, esa parte de conciencia a la que no hacemos caso porque el ego no nos lo permite... Es su modo de avisarte: "No lo estás haciendo bien, así no, no era esto lo que tendrías que estar haciendo, te estás engañando a ti mismo/a, ¿no eras tú el que decía esto y aquello y ahora estás haciendo todo lo contrario, no sientes vergüenza...?" etc. Más te vale escuchar a tus partes internas y ponerlas a todas de acuerdo, porque te juegas la salud, la felicidad y la vida. La congruencia o coherencia interna es el alimento de tu fuerza y tu poder personal. Se trata de vivir de acuerdo a lo que se piensa y se predica, y eso se plasma en los menores detalles. En cierta ocasión, por ejemplo, mi asesora financiera adquirió algunas acciones de Tabacalera porque lo consideró apropiado. Yo me enteré por un documento oficial que recibí por correo. Inmediatamente le dije que las vendiera aunque perdiera dinero. No puedo ser accionista de una empresa que representa todo contra lo que lucho. Mi asesora tiene la orden de no invertir en ninguna compañía, por muy rentable que sea, que tenga que ver con tabaco, alcohol, drogas, madereras, armamento o cualquier actividad que atente contra el Ser Humano o el Planeta, directa o indirectamente. (Reconozco que se lo he puesto difícil...) Otro ejemplo: en numerosas ocasiones recibo ofertas de colaboración para mis cursos. Además de la preparación técnica y filosofía de vida, exijo que la persona no fume ni tenga ningún otro tipo de adicción o dependencia, lo cual ya es un buen filtro. Una de esas personas me dijo que ella podía fumar cuando acabase el trabajo, ya que no tenía que ver su vida profesional con su vida Congruencia e incongruencia


335 privada. Mi respuesta fue que no había diferencia entre una y otra, ya que no se trata de la actividad sino del principio que representa de integridad y congruencia, y eso no es algo que se hace o no se hace, eso es algo que se es o no se es. Jaime, un hombre todavía joven y en perfecto estado de salud, casado, con un hijo, que aparentaba ser muy feliz, se enfrentó de pronto a la petición de divorcio por parte de su esposa. ¡Cómo!, ¿Hacerle eso a él? No lo aceptó. Dijo que no, que antes tendría que pasar por encima de su cadáver. Las palabras textuales fueron "¡Que te lo has creído, tú no te vas a ir con ningún otro hombre, antes tendrás que pasar por encima de mi cadáver: no trago y no trago". Pensó que su mujer desistiría, y no quiso darle importancia, pero no fue así. A la semana no podía tragar ningún alimento; a los pocos días no podía tragar ningún líquido. Los médicos no entendían nada, como de costumbre. A los diez días se murió. Su mente, a través del cerebro, como siempre, dijo "a la orden, jefe". Todas sus partes habían recibido la orden congruentemente. "Cuando se reúne alrededor de la hoguera, conversa con sus compañeros y compañeras. Sabe que sus palabras quedan guardadas en la memoria del Universo, como un atestado de lo que piensa. Y el guerrero reflexiona: "¿Por qué hablaré tanto, si muchas veces no soy capaz de hacer todo lo que digo?" Y el corazón responde: "Cuando tú defiendes públicamente tus ideas, debes esforzarte por vivir de acuerdo con ellas." Y porque piensa que él es lo que habla, el guerrero acaba transformándose en lo que dice." Paulo Coelho - "Manual del Guerrero de la Luz"

Un gran amigo mío, Felipe, al que quiero y respeto muchísimo, era el ejemplo vivo de la congruencia: lo que decía él era palabra de rey; nunca fallaba en sus aseveraciones, vivía de acuerdo a sus principios y valores y los esgrimía a conciencia; era alguien en quien realmente todos sus amigos confiábamos porque sabíamos que era muy honesto y nunca te dejaría en la estacada. Y así era. Congruencia e incongruencia


336 Hacía lo que tenía que hacer, con pericia y humildad. Uno de los argumentos que solía predicar era que una relación de pareja era para multiplicar, no para dividir, que cuando una mujer aparecía en la vida de un hombre, era para dejar de hacer cosas en lugar de hacer más entre los dos, y que por lo tanto sólo se estaba muy bien y era así como vivía. Era tan congruente que cuando hablaba, su discurso sonaba inapelable, "ex cátedra". Había que escucharle criticar con fiera sinceridad a esos hombres y mujeres que, tras una reunión interesante o encuentro en grupo, por ejemplo, se levantaban para ir a ver la televisión, lavar los platos, cotillear y cosas así, mientras él era el único que se quedaba hablando con los eruditos invitados, sobre temas importantes (arqueología, historia, ciencia, expediciones, etc.), lo cual constituía su pasión y valoraba por encima de cualquier otra cosa. Pues hete aquí que un buen día, nos dejó a todos boquiabiertos con la sorpresa: como si fuese otra persona desconocida y no nuestro amigo de siempre, se casó con una mujer muy inferior a él en todos los órdenes, sobre todo culturalmente. Al parecer, comenzó a pensar que no estaría de más que alguien le cuidase o que estaba cansado de estar solo, que se hacía "mayor"... Todos pensamos que se había vendido por un plato de lentejas. El caso es que dejó de hacer sus grandes expediciones, comenzó a engordar y se acomodó a su nueva situación, con la mujer elegida: de las que se levanta a lavar los platos y se va a cotillear con las demás, mientras él sigue quedándose solo, como siempre, hablando de cosas interesantes con algún erudito de vez en cuando, porque a su alrededor tiene muy pocas personas con quien hablar. A los dos años le dio una embolia cerebral. El mejor remedio para no darse cuenta, no pensar, olvidar esa parte interior incriminatoria... ¡Ahora sí que tenía la excusa que necesitaba para justificarse ante sí mismo y dejar de sentirse incongruente! ¡Qué sabio es el inconsciente! Congruencia e incongruencia


337 Por supuesto que puedes y debes cambiar de creencias, siempre que sea para mejorar y evolucionar, pero han de estar todas alineadas. No puedes pensar por un lado que quieres una mujer a tu nivel y por otro que el hombre ha de ser superior a la mujer. No puedes pensar que la vida es una aventura y tener miedo a salir de casa. No puedes decir que eres fuerte cuando los miedos te corroen. No puedes alardear de independencia cuando no sabes vivir solo o sola. Todas las creencias quieren autocumplirse. Si existen creencias antagónicas, entrarás en conflicto interno: eso se llama autodestrucción. Es una bomba de relojería. Todas las creencias y valores deben estar focalizados al unísono, en una misma dirección, de modo que tu energía, mediante la atención y la intención, estén al 100% mirando hacia el mismo objetivo. "Si puedes controlar tu mente, tus sensaciones, tu cuerpo y tus voces internas, haciendo trabajar todo ello en una misma dirección, sólo tu imaginación limitará dónde quieres llegar." Richard Bandler

Ser congruente o no, depende de ti. Tú decides. Es tu vida.

Congruencia e incongruencia


338


339

PARTE 3

Nueva filosofía de vida "No te conformes con andar como un ave de corral cuando puedes volar como un águila imperial" José Mª Carrión

r


340


341

1. ¿Cuánto placer eres capaz de soportar? "De cuantos placeres pude disfrutar en la vida, no hallé ninguno más sublime y constante que el de la autorrealización consciente." Inma Capo

Cuando escuché a mi maestro Richard Bandler (co-fundador de la PNL) prometernos la frase que cambiaría nuestras vidas, no me esperaba tal reto: "¿Cuánto placer eres capaz de soportar?" Inmediatamente pensé ¡ojalá que a todos nos hubiesen educado así!, en lugar de imbuir nuestras desprotegidas mentes infantiles con miedos, sufrimientos, amenazas, machismos, culpabilidades y valles lacrimógenos. Pues por si nadie te lo había dicho en tu infancia, te lo digo yo ahora. Más vale tarde que nunca y, por si en todo lo que has leído aquí aún no te había quedado claro, te lo aclararé nuevamente:

¿Cuánto placer eres capaz de soportar?


342 Tú estás en este planeta para crecer y evolucionar como Ser Humano, a través de la felicidad y la salud, no a través del sufrimiento y la enfermedad. Recuerda que ya eres perfecto como eres, sobre todo a los ojos de Dios. A partir de ahí es tu responsabilidad crecer y evolucionar hacia nuevas cotas de perfección consciente. Evolucionar significa "dar de comer a tu espíritu" (o alma). El alimento del espíritu es la Sabiduría y el Amor. Tu meta o nivel de evolución será el que tú elijas con tu libre albedrío. La Sabiduría se adquiere mediante el conocimiento y la práctica del mismo. Todo el conocimiento positivo que adquieras en esta vida, irá ampliando tu mundo interior, poniéndote en contacto con tu Sabiduría intrínseca y potenciando tu energía. En ese proceso de crecimiento te vas preparando a ti mismo/a, lo cual es la mejor forma de amarte, respetarte y potenciar tu autoestima. Irás desarrollando tu intuición, base para conectar con la Sabiduría Universal (Inconsciente Colectivo, Sabiduría Cósmica o como quieras llamarlo). Estos serían los puntos básicos sobre los que ir asentando lo que Carl Rogers denominó "El Proceso de convertirse en Persona" . "Nunca es tarde para tener una infancia feliz" John Grinder (Co-autor de la PNL)

Y parodiando a este otro gran maestro, yo añado: "nunca es tarde para tener una educación adecuada". A lo largo de todo tu proceso de convertirte en persona, irás descubriendo día a día el inmenso placer que ello te aporta. Tu satisfacción personal se verá tan incrementada, que sentirás que al mundo le han quitado un

¿Cuánto placer eres capaz de soportar?


343 velo, una tela de araña que lo envolvía todo, haciéndolo opaco, gris, monótono. Todo tu entorno adquirirá más luz, más brillo, más color. Tus voces interiores comenzarán a decirte "¡lo estás haciendo muy bien!", "¡quién me lo iba a decir, pero si ser feliz es muy fácil!", y tu yo auténtico, tu yo Superior y perfecto, ese al que tan pocas veces escuchas porque el ego no te deja, empezará a decir alborozado y libre por fin: "¡yo puedo, yo puedo, YO PUEDO!" y verás que la vida es maravillosa, que vale la pena vivirla, que posees todos los recursos para ello, que hay mucho por aprender, por descubrir y que todo está a tu alrededor, como siempre ha estado, esperándote... sólo que tú no sabías verlo. Y entonces, sólo entonces, estarás empezando a quererte... Para ayudarte a que veas más claro el proceso de convertirse en persona, te voy a hablar ahora de algo muy importante en el Ser Humano: los Niveles Lógicos, que ya mencioné en la parte anterior.

¿Cuánto placer eres capaz de soportar?


344


345

LOS NIVELES LÓGICOS

Según Robert Dilts (NLP University, Santa Cruz, California), estos son los distintos niveles desde los cuales actúa consigo mismo y con los demás el Ser Humano. Todos interactúan unos con otros, según los distintos contextos de actuación. 7.

ESPIRITUALIDAD

¿Para quién más?

6.

MISION

¿Para qué?

5.

IDENTIDAD

¿Quién?

4.

VALORES/CREENCIAS

¿Por qué?

3.

CAPACIDADES

¿Cómo?

2.

COMPORTAMIENTO

¿Qué?

1.

ENTORNO

¿Dónde? ¿Cuándo?

Vamos a desarrollarlos brevemente para que comprendas cómo funcionamos. 1. ENTORNO : Todos nacemos en un entorno determinado, en el cual aprendemos nuestras limitaciones mediante la educastración adecuada. Este es el nivel básico, donde vivimos, donde nos desenvolvemos y actuamos. Cuando estamos en este nivel estamos sujetos a las presiones externas, hasta que nos liberamos de ellas en el proceso de nuestro crecimiento y desarrollo. Hay personas que nunca se liberan ya que permanecen víctimas del entorno por delegación de su poder en los demás. El Los Niveles Lógicos


346 entorno nos enseña cuáles son las cosas que podemos y no podemos hacer. Las preguntas que corresponden al pensamiento de este nivel son ¿Dónde y Cuándo? ¿Dónde vivo? ¿Cuándo hago esto o aquello? Aquí nos damos cuenta de que según lo que hagamos se nos premia o se nos castiga. Así pues, aprendemos a desarrollar un ... 2. COMPORTAMIENTO: Es lo que hago en el entorno, según voy aprendiendo por experiencia, por observación y por copia. Cuando aprendo a controlar mi comportamiento como se espera de mí en el entorno, se me dice que estoy bien educada. Si hago cosas que la gente califica como correctas o buenas, se me premia o felicita. Y si no, todo lo contrario. Quiero recordarte aquí que "la persona tiene comportamientos, pero no es sus comportamientos". Date cuenta que aún no hemos hablado para nada del nivel de identidad. Tú simplemente haces cosas, hablas el idioma que has aprendido, haces esto o aquello quizás porque te han enseñado a hacerlo o no conoces otros modos de manifestarte, pero eso no eres tú, eso es sólo lo que haces tú.. La pregunta para pensar a este nivel es ¿Qué? ¿Qué hago, qué debo, puedo o tengo que hacer? Aprovecho esta frase para sugerirte que empieces ya a cambiar tu lenguaje interno y en lugar de debo o tengo que, pienses: ¿Qué decido, qué elijo hacer, qué sería lo mejor que podría hacer? Así pues, a medida que voy creciendo, voy descubriendo y desarrollando mis ... 3. CAPACIDADES: Son mis habilidades para ir adaptándome a mi entorno, casa, colegio, etc. Descubro que soy capaz de hacer y aprender muchas cosas, que unas me son más fáciles y otras más difíciles, que unas me gustan más y otras menos. Si se me influye diciéndome "tú eres capaz de todo", cada vez desarrollo nuevas estrategias mentales que soportan mis capacidades. Cuantas más Los Niveles Lógicos


347 cosas sepas hacer, mejor para ti y para tu supervivencia. Si se me influye diciendo "no sirves para nada" o "tú nunca llegarás a hacer nada bien" y me lo creo, acabaré siendo una persona inútil e incapaz porque mis procesos de pensamiento generarán estrategias inútiles e ineficaces. La pregunta correspondiente a este nivel es ¿Cómo? ¿Cómo lo hago? ¿Cómo se hace? ¿Cómo puedo hacerlo mejor? Todo lo que te hayas creído, todo lo que hayas aprendido sobre ti mismo, sobre los demás, sobre las cosas, sobre el mundo, sobre la vida, habrá ido configurando tus ... 4. CREENCIAS Y VALORES: Este es el motor que mueve al Ser Humano. Lo que cree sobre sí mismo, sobre los demás, sobre las cosas, sobre el mundo, sobre la vida. Y lo que es importante para él, lo que valora en mayor o menor grado, por lo que lucha, por lo que se esfuerza, lo que defiende o por lo que trabaja o incluso daría su vida. Según cómo haya sido educada la persona, sus tendencias y su aceptación o rechazo a la información recibida, habrá configurado un sistema de creencias y una escala de valores útil o inútil, es decir, estimulante o limitante. La pregunta a este nivel es ¿Por qué? ¿Por qué hay que hacer esto o lo otro? ¿Por qué es importante? Por eso una respuesta a una pregunta por qué es siempre una justificación, ya que el yo se defiende protegiendo lo que considera más importante, es decir, sus creencias y sus valores, desde los cuales generará capacidades para desarrollar los comportamientos correspondientes en un entorno determinado. Si tus creencias son limitantes, tu comportamiento te estará limitando. Si tus creencias son estimulantes, tu comportamiento lo será igualmente. Ya que no se nos enseña en la escuela ni en casa, es en su mayoría de edad cuando toda persona debe hacerse cargo de sí misma y revisar su programación, poniendo al día sus creencias y Los Niveles Lógicos


348 sus valores para que sean congruentes con su momento presente, cuestionándose todas sus premisas y paradigmas conductuales. Esto es muy importante, ya que sobre este "motor" se asienta la... 5. IDENTIDAD: Por fin, aquí está, apoyada sobre todo lo anterior. Un conglomerado o constelación personal de creencias, valores, capacidades y comportamientos, dentro de un cuerpo que vive en un entorno dado. Es el reino del yo y del ego (aunque eso es sólo una pequeña parte de la persona). Es quien dirige y organiza las creencias soportadas por la escala de valores. La pregunta a este nivel es ¿Quién? ¿Quién soy yo? ¿Quién eres tú? ¿Quién es esa persona...? Buscamos identificación. Teniendo en cuenta que tu identidad es pues el resultado de todo lo anterior, más unos metaprogramas inconscientes o tendencias, te pregunto: ¿te gusta tu identidad? ¿te gustas tal como eres, tal como hablas, tal como te comportas, tal como te sientes, tal como piensas? Pues si no es así, cámbialo. Puede que vivas sólo/a o acompañado/a, que tengas o no tengas familia, que cambies de entorno a menudo, que seas nómada o sedentario/a, que tengas varias profesiones o ninguna, pero lo que te aseguro es que siempre estarás con una misma persona hasta el último día de tu vida: contigo mismo/a. Y más vale que te gustes y te quieras, porque si no, te lo vas a pasar realmente mal... "¿Qué es, en realidad, el hombre? Es el ser que siempre decide lo que es." Viktor E. Frankl

Pero si te pregunto ¿quién eres tú? quizás la respuesta te nazca espontáneamente: ¡soy yo!. Sin embargo, si te pregunto: ¿Cómo lo sabes específicamente? ¿Cómo sabes ser tú, siendo consciente de qué parte de ti actúa en cada momento? ¿Sabes cómo se ha configurado tu identidad? ¿Conoces por qué eres como eres y actúas como actúas? ¿Conoces tus estrategias de pensamiento y tus pautas emocionales? ¿Sabes de dónde proceden tu carácter, tus reacciones y, en suma, los resultados que obtienes en tu vida?,… quizás tu respuesta no sea tan evidente. Entonces,… Los Niveles Lógicos


349 ¿Cómo sabes que tú eres tú, sino tienes control sobre el proceso de ser tú? Esa búsqueda innata de identificación ha estado siempre mal dirigida e incluso utilizada por los políticos y otras fuerzas sociales. Los sociólogos y psicólogos siempre han definido a cosas externas al individuo como "señas de identidad". Se ha dirigido a la persona hacia fuera, hacia el entorno, en lugar de hacia dentro. Esa mala costumbre ha hecho que nos identifiquemos con nuestro entorno en lugar de con nuestro espíritu. Y decimos cosas como "soy español, soy catalán, soy vasco, soy argentino", y también "soy maestro, soy carpintero, soy estudiante, soy médico", de la misma forma que decimos "soy honesto, soy buena persona, soy trabajador, soy viuda, soy católica o soy madre". El verbo SER en nuestro idioma identifica a la persona que lo pronuncia con el adjetivo que diga a continuación. Del mismo modo decimos "soy idiota, soy incapaz, soy guapa, soy genial, soy tonta o soy inferior". Fijémonos pues qué identidad estamos desarrollando a partir de identificarnos con el verbo ser y cualquier otro adjetivo detrás. Porque lo que pensemos sobre nosotros mismos pasará a nuestro sistema de creencias y actuaremos en consecuencia. En los primeros ejemplos, estamos asumiendo nuestra identidad por el lugar de nacimiento. Muy bien, no hay ningún problema... hasta que venga un político con ansias de poder y diga por la radio, la televisión y la prensa que todos los que hayan nacido en tal sitio o a partir de tal línea son unos indeseables, personas non gratas, enemigos y hay que acabar con ellos... o que nuestras fronteras estaban un poco más hacia allá hace mil siglos y por lo tanto esos miserables nos han arrebatado un palmo de nuestro territorio... y que los que están a esta parte se llaman patriotas y los que quedaron en la otra parte se llaman enemigos. Y ya tenemos otra guerra montada. Los Niveles Lógicos


350 Cuando Dios creó la Tierra, no le puso fronteras, ni marcó territorios, ni dio escrituras de propiedad a nadie. ¡Qué pronto olvida el hombre las cosas que no le interesan! La preocupación me hace dar vueltas en la cama y el desasosiego no me deja dormir por las noches cuando pienso: ¿qué ocurrirá si llega el día en que La Almunia de Doña Godina se declare independiente? ¿Necesitaremos pasaporte? ... "La Tierra está abajo y el cielo arriba, y para un hombre enérgico, la patria está en cualquier parte." Tycho Brahe (1546-1601)

¿Qué identidad tienen pues las personas que nacen en un avión, en un barco internacional, en una frontera, en una embajada o simplemente por cualquier causa adquieren doble nacionalidad? ¿No tienen identidad? ¿Tienen dos o más identidades? ¿Qué pasa con las personas que, casualmente, nacen en un país y en su infancia se trasladan a vivir a otro, donde vivirán, aprenderán, estudiarán...? ¿Qué pasa cuando se cambian las fronteras de sitio por causa de una guerra, política, acuerdos, etc.? ¿Se cambia también la identidad de los habitantes? ¿O no será simplemente que ello no define para nada la identidad humana? Pero a falta de otra identidad individual consciente y asumida, cualquier cosa sirve. Piénsalo. Hayas nacido donde hayas nacido, vivas donde decidas vivir, tú siempre serás tú, única y exclusivamente eso. Tu poder de adaptación al medio hará el resto. Y el medio es tan sólo una variable y además constantemente cambiante y ajeno a tu control. Se nos ha encasquetado una identidad política y burocrática, que no tiene nada que ver con nuestra verdadera identidad humana y divina. Cuán fácilmente se ha enseñado a la masa a que confunda nacionalidad con identidad. Me pregunto qué les pasaría a todos aquellos colombianos que, de la noche a la mañana, dejaron de serlo para pasar a ser panameños. ¿Perderían su identidad? ¿Se les dieron cursillos de adiestramiento para saber cómo tenían que ser a partir de entonces? ¿Quizás se hicieron todos más altos y más rubios? Los Niveles Lógicos


351 No haré mayor hincapié en los limitantes, ridículos, arcaicos e involucionistas nacionalismos. Dejo ese regalo a los filósofos, cuya opinión sobre este tema comparto plenamente: "Sin embargo, la especie más baja de orgullo es la vanidad nacional. En efecto, ésta denota en quien la sufre la carencia de cualidades individuales de las que pudiera sentirse orgulloso, puesto que de ser así no recurriría a aferrarse a otras que tiene que compartir con millones de individuos. [...] Cualquier tarugo miserable que no tiene nada en el mundo de lo que pueda sentirse orgulloso, se aferra al último recurso: vanagloriarse de la nación a la que casualmente pertenece; aquí se siente a sus anchas, y se muestra tan agradecido que está dispuesto a defender con uñas y dientes todos los errores y necedades de su nación, que también son los suyos." A. Schopenhauer - "Aforismos sobre el arte de saber vivir"

"La idea de patria es una noción vergonzosamente teológica, tanto más destructiva cuanto más imperiosamente monoteísta sea la deidad que la anima." Fernando Savater - "Contra las patrias"

"He visto nacer y expandirse ante mis propios ojos [...] la peor de todas las pestes: el nacionalismo, que envenena la flor de nuestra cultura europea." Stefan Zweig - "El mundo de ayer", 1941

"Las anteojeras del nacionalismo achatan definitivamente la sesera, cuando no conducen a algo más grave." (Artículo sobre los Judíos) Rosa Montero (El País)

Me permito resumir ahora una "carta al Director" aparecida en un prestigioso diario nacional: "Llegará el día en el que los nacionalismos desaparezcan, afortunadamente. Este sentimiento es el colmo del egocentrismo y la prueba de la inferioridad manifiesta que busca el apoyo de una supuesta superioridad colectiva, para acallar su propia inferioridad. En mi condición de vasco, no puedo creer que deba ser nacionalista y menos por decreto. Yo soy como todo el mundo, un ser humano y nada más... y nada menos." (A.C.I., Francia.)

Los Niveles Lógicos


352 Sigamos con más ejemplos. Otro grupo de personas define su identidad por el idioma que habla. Por esa regla de tres, todos los latinoamericanos serían españoles. Y un catalán asume su lengua como seña de identidad; y un gallego habla de otra forma por el hecho de haber nacido un poco más al oeste; y un vasco habla otro idioma porque hasta allí no llegaron los romanos; y ¿qué pasa entonces con los políglotas? ¿No tienen identidad o tienen tantas identidades como idiomas hablan? ¿Y cuál es la identidad de los que hablan Esperanto? ¡Hay que ver qué poco viaja la gente...! Luego, queda demostrado que el idioma o idiomas que hablas son sólo cosas que haces, no cosas que eres. Simplemente, siempre eres y serás tú, haciendo distintas cosas. Cuando yo hablo español, francés o inglés, ¿crees que acaso cambio de identidad? Pues no, tan solo uso distinto tipo de lenguaje para comunicarme en un entorno determinado. Eso es todo. Ya ves pues que el lenguaje y la nacionalidad pueden estar en los niveles Entorno, Comportamiento, Capacidades o incluso Valores, si para ti es importante, pero nunca podrá subir al nivel de Identidad. Eso es algo mucho más profundo, sublime y que nunca puede provenir del entorno. Esa grave falta de distinción de conceptos y criterios, es la que han venido utilizando los políticos para crear diferencias, sembrar confusión, separatismos y mayor incomprensión entre los pueblos, manejando ladinamente, una vez más, la ignorancia del personal sobre sí mismo aplicando la ley universal de "divide y vencerás", dándoles símbolos externos en los que apoyarse, que no son más que etiquetas excluyentes, a falta de otra cosa mejor. Y he aquí la fatídica Torre de Babel en la que vivimos inmersos: la incomprensión, la incomunicación, los problemas, las diferencias, las guerras. Porque te recuerdo que lo que ocurrió en aquella Torre bíblica, no fue un premio, fue un castigo de Dios. No lo olvides. Recuerdo aquella carta que se publicó en la prensa, escrita en "andalú" con mucha gracia, salero, y sentido del humor, como respuesta a una misiva enviada en catalán a una empresa de Los Niveles Lógicos


353 Andalucía y que causó la hilaridad general, sobre todo por lo esperpéntico de la situación. Semejantes dislates sólo pueden ser respondidos desde el humor, el cual, afortunadamente, también forma parte de nuestra idiosincrasia. Fue sencillamente genial. También asumimos nuestra profesión como identidad, y decimos "soy médico, soy profesor, soy abogada", cuando en realidad son cosas que sabemos (capacidades) o cosas que hacemos, es decir, una profesión que ejercemos o un trabajo que realizamos (comportamiento). Pero como siempre se nos ha educado para tener una profesión, una carrera o un trabajo, porque sino no somos nadie -la "titulitis" es una enfermedad endémica en nuestro país- pues lo asumimos como "ser" en lugar de decir "trabajo como...." o bien "ejerzo de...", que es lo correcto. Tu identidad no depende de tus padres, de cómo te educaron, de dónde o cómo has nacido, de dónde vivas, del idioma que hables o de cuál sea tu genética, o de tu carrera profesional, si es que tienes alguna, y mucho menos de tu entorno, aunque puedes seguir creyendo todo eso si te interesa. Así pues, reflexiona y piensa: ¿quién soy yo en realidad? ¿Cómo puedo definirme auténtica y libremente? Tú eres, nada más y nada menos, un ser autónomo, independiente, libre y consciente, hecho a imagen y semejanza de Dios. Naciste de la vida de este pequeño planeta en el que viste la luz, y tus raíces -por usar esta manida metáfora botánica-, están en el Universo. Formas parte de ello y no puedes evitarlo. Esas y no otras son tus auténticas raíces, tu origen y patria, tu identidad primigenia y genuina. La identidad única de Hijo de Dios perfecto, nacido libre, con todos los sentidos y dones necesarios para evolucionar y cumplir tu misión en esta vida. Lo demás son variables, circunstancias, detalles, datos para el pasaporte, pero sin mayor relevancia, los cuales puedes cambiar cuando te plazca. Los Niveles Lógicos


354 Puedes elegir creer que tienes raíces y que éstas se sitúan en un pequeño lugar, ni siquiera posible de identificar en el mapamundi a escala normal, como imposible es tratar de identificar un árbol, aunque éste sea genealógico. Pero recuerda esto: los árboles tienen raíces; por eso no pueden volar. Cuando alguien me pregunta por mi nacionalidad, yo siempre respondo que soy terrícola. Y ahí se acaba cualquier disquisición sobre la geografía planetaria y sus manipulaciones políticas. Así pues, mis señas de identidad son: Identidad : Hija de Dios (o del Universo, si lo prefieres). Categoría : Ser Humano Nacionalidad : Terrícola Género : Persona ¿Qué cualidades, capacidades, comportamientos, creencias y valores quieres añadir sobre tu verdadera identidad? Ésta depende única y exclusivamente de ti y es tu total responsabilidad, no de los demás. ¿Qué identidad desearías tener? ¿Cuál sería tu Estado Deseado ideal? ¿Quién eres y quién quieres llegar a ser en realidad? Piénsalo y hazte a ti mismo/a. Porque sólo cuando tomes conciencia de tu verdadera identidad, tu perfección innata, tu grandeza divina y unicidad, descubrirás tu ... 6. MISION: Es lo que tú quieres hacer en esta vida. El propósito para el cual vives. La razón primordial por la cual estás aquí. Hay muchas misiones distintas y pueden ser compatibles, simultáneas o sucesivas. No todo el mundo conoce o descubre su misión, tan solo una minoría; la mayoría se limita a hacer lo que los demás le dicen que tiene que hacer, sin cuestionarse la pregunta de este nivel: ¿Para qué? ¿Para qué, con qué propósito, con qué fin, para conseguir qué cosa? Piensa en algo que desees hacer y hazte esas preguntas. Si eres capaz de responderte a ti mismo/a de forma Los Niveles Lógicos


355 congruente, sigue adelante: esa es tu misión. Hay otras formas de descubrir la misión, que también se trabajan en PNL, ya que es la única ciencia con técnicas precisas, científicas e inmediatas para optimizar el uso del cerebro y el desarrollo del Ser Humano, de forma práctica y útil para sí mismo. A lo largo de tu vida puedes ir cambiando tus diferentes misiones, y lo deseable sería que todas las hicieses desde el punto de vista del nivel siguiente, el más elevado: 7. ESPIRITUALIDAD: En la famosa pirámide de las necesidades, de Abraham Maslow, son muy pocos los que llegan a la cúspide, la Autorrealización, es decir, realizarse a sí mismo. Después, por arriba, sólo está la Espiritualidad, lo cual no quiere decir misticismo ni religión. Quiere decir tener en cuenta y ser consciente de cómo te relacionas contigo mismo/a, con los demás y con el Universo. Este es el nivel de más alta vibración. Es saber qué tienes que hacer en cada momento porque has llegado hasta aquí a través de un intenso trabajo personal en todos los niveles anteriores. Es encontrarte a tu propio Ser, tu Espíritu, tu Dios interior, tu fuerza, tu poder, tu autoconfianza, tu seguridad y tu autoestima porque has conectado con tus propias raíces, las que están dentro de ti y con las que ya viniste al nacer. Para ello has tenido que liberarte de todas tus limitaciones socio-culturales. Es el nivel para pensar en grande y ver la vida en su justa dimensión. Puedes pensar que tus raíces están en un pueblo, en una provincia, en un país, o que te las ha dado un político cualquiera. Si es así, estás pensando y vibrando desde un nivel muy bajo, el nivel Entorno. Tus buscadas raíces, como todo lo demás, están dentro de ti, conectadas directamente con el Universo, del cual todos formamos parte. Ese es el origen de tu espíritu, tu verdadera patria. Eso es lo que las religiones (del verbo religgare, volver a ligarse, volver al origen), han pretendido ofrecer al Ser Humano, pero lo han hecho sin pasar antes por todos los niveles lógicos, sin Los Niveles Lógicos


356 preparar a la persona, sino saltando directamente al nivel espiritual para ofrecer paz y felicidad a un precio asequible. Mas eso es tan sólo una huída hacia adelante y no da resultado, porque todos los niveles lógicos que soportan la estructura psicológica de la persona, no han sido trabajados ni desarrollados, por lo que la persona sigue siendo débil y manipulable, lo cual aprovechan perfectamente los políticos, las religiones y las sectas. Desde que el Ser Humano viene a este planeta, quiere volver inconscientemente a su origen, al Universo, a Dios, y por eso va buscando incansablemente una referencia, una raíz, un igual, pero el resultado de que no es por ahí está a la vista: la sociedad en que vivimos. Una persona en contacto con su espíritu, no tiene miedo a nada, nunca se siente sola, está sana, sabe lo que tiene que hacer, es fuerte, tiene una misión que cumplir y la lleva a cabo en beneficio de la humanidad. Piensa en cuantas personas conoces que cumplan estas características. Seguro que hay muchas más de las que crees. Donde quiera que estés, en cualquier parte del planeta, hables el idioma que hables, hagas lo que hagas, siempre seguirás siendo tú y tu espíritu estará contigo. Lo demás es meramente circunstancial. Sólo te perteneces a ti mismo/a y a Dios. Y tú eres un Universo perfecto en miniatura; ese es tu grupo, tu equipo de trabajo. Hay muchísima gente pensando así a tu alrededor. ¡Búscalos! Cuando descubres eso, todo lo demás sobra. ¡Ahí tienes todo tu poder! No necesitas nada más. Sólo dar, compartir e intercambiar. Pero no por necesidad, sino por amor a la humanidad, por agradecimiento a la Vida, por devolver algo de lo mucho que has recibido. Eso es ser espiritual. Pero el trabajo espiritual, como ya he dicho, no es una huída hacia delante o un escape para no enfrentarse a una realidad que no queremos ver. Al menos no es una búsqueda nociva o Los Niveles Lógicos


357 autodestructiva como las que ofrece el entorno, pero al espíritu no hay que buscarle como un sustituto de algo que no nos gusta. Hay que llegar a él desde la conciencia, el crecimiento, el poder personal y la fortaleza interior. Hay que iniciar el camino espiritual con decisión, voluntad, fuerza y pasión, porque es el más difícil de todos los caminos. Es el camino hacia el interior de uno mismo. He visto muchas personas impartiendo ciertas técnicas, con la mejor intención, y con su noción de "ser espiritual" manifestada en su comportamiento verbal y no verbal: voz tenue, lenguaje melifluo, aspecto débil, tez pálida, como si se fueran a morir. Eso no es ser espiritual. Eso es ser flojo, débil, tímido o miedoso. El ser espiritual es fuerte, ya que si no lo es no puede ayudar a los demás, porque el entorno lo absorbe, 'se lo come'. Decimos en PNL que ser espiritual es trabajar o dedicarse a los demás. Recuerda la fuerza interior y la gran congruencia personal de la Madre Teresa o de Gandhi, por no mencionar otros seres espirituales. ¿Y recuerdas a Jesús con qué fortaleza interior se enfrentó a su entorno y aceptó su misión? Si no hubiesen sido fuertes no hubiesen sido capaces de mantenerse firmes en su propósito de vida y conseguir lo que consiguieron. Lo demás son "poses" más o menos estereotipadas. Reconocer y conectar con tu verdadero origen es un sentimiento profundo de alegría, de haber encontrado el camino para avanzar hacia el infinito, hacia la iluminación. Cuando lo descubres y lo sientes dentro de ti, todos los niveles más bajos se conmueven y armonizan: ves clara tu misión; adaptas tu identidad individual para llevarla a cabo; limpias y actualizas tus creencias; tu escala de valores casi podría cotizar en bolsa; tus capacidades se desarrollan cada día más y tu comportamiento es acorde con todo ello, congruente, porque no te importa el entorno lo más mínimo y al mismo tiempo estás muy a gusto en cualquier lugar, sea el que sea, porque tu espíritu dirige tu vida en lugar del antiguo ego, y el cambio es tan abismal que necesitaría otro libro para poder Los Niveles Lógicos


358 explicártelo. La pregunta a este nivel es ¿Para quién más? Y también ¿Quién me da el poder? Son dos tipos de preguntas a hacerte según dirijas tu espiritualidad hacia los demás o hacia ti mismo/a. Una persona evolucionada, que vive desde su misión y nivel espiritual, jamás se siente sola, porque se siente unida verticalmente a su origen divino, universal y cósmico. ¿Puede haber un grupo, unas raíces o una patria mejor? Por ello es la viva imagen de la fuerza y congruencia interior. Así que, a partir de ahora, cuando quieras buscar referencias, respuestas, consejo, modelo o protección, tienes dos lugares donde buscar: ¡mira hacia arriba primero, mira hacia adentro después! En mi continua búsqueda personal, por distintos países y continentes, he encontrado personas de todo tipo y características, aportando sus conocimientos lo mejor que pueden, lo cual es muy loable. He encontrado auténticos maestros y he encontrado auténticos charlatanes, pero lo que más he encontrado han sido entrenadores o instructores, es decir, personas que han aprendido esta o aquella técnica o conocimiento, y lo utilizan como un modus vivendi. Hasta ahí no hay nada malo en ello. Pero si lo que buscas es un verdadero Maestro o Maestra, fíjate en varias cosas: 1º) Observa y averigua si la persona vive de acuerdo a lo que predica, es decir, es congruente. 2º) Date cuenta si tiene alguna limitación, dependencia o vicio (si fuma, se droga o bebe, por ejemplo). 3º) Date cuenta si imparte conocimientos y técnicas o sabiduría. 4º) Observa si habla desde la teoría o desde la práctica. 5º) Fíjate en si enseña o transmite. 6º) Infórmate o pregúntale sobre cual es su misión. 7º) Siente su energía, su fuerza y su poder personal. 8º) Decide si es un buen modelo a seguir para ti.

Los Niveles Lógicos


359 Si algo de esto no te suena, no te llega o no lo sientes congruente, es que estás ante un entrenador, no ante un Maestro. Un entrenador es el que ha hecho de sus conocimientos su profesión. Un Maestro es el que ha hecho de su sabiduría su vida. Un entrenador enseña lo que sabe. Un Maestro transmite lo que es. Según lo que andes buscando, te servirá lo uno o lo otro. Un Maestro "es" la esencia de lo que enseña. Vive lo que predica porque lo ha incorporado a su nivel de identidad. Es un ser espiritual, luego trabaja para los demás, dando lo mejor de sí mismo. No tiene ninguna dependencia y da un ejemplo vivo de lo que transmite con su sola presencia, energía y discurso, porque su finalidad es mostrar que todo es posible, que si él lo ha hecho tú también puedes hacerlo porque conoce el camino, y el camino no se conoce si antes no se ha recorrido paso a paso, trabajando sobre sí mismo, superando todas las pruebas y agradeciéndolas, y viviendo con dignidad y plenitud interior. "Un hombre no debe decirme que se ha paseado entre los ángeles; la prueba de que lo ha hecho es que su elocuencia me convierta en uno de ellos." Ralph W. Emerson - "Confía en ti mismo"

Nunca podrá ayudarte a cambiar quien no cree que las personas cambien y quien no ha cambiado primero. No podrá ayudarte a que dejes de fumar alguien que fuma. No podrá ayudarte a recuperar tu autoestima una persona que no la tenga y la manifieste. Pero, insisto, todo dependerá de lo que andes buscando. Las personas que creen saber ya mucho, todo, que nadie puede enseñarles nada, que "nadie puede conmigo", es decir, las víctimas de su propio ego, esas buscan entrenadores que les confirmen que, efectivamente, están muy bien así y están en posesión de la verdad. Esas personas no soportan la presencia de una Maestra o un Los Niveles Lógicos


360 Maestro, porque su sola energía les pone nerviosos y a la defensiva, ya que se sienten atacados en lo más profundo de las murallas tras las que viven agazapados protegiendo su vulnerabilidad. Buscan entrenadores que les digan lo que quieren oír. Los buenos Maestros, al igual que los buenos discípulos, son difíciles de encontrar, pero no imposible. Voy a incluir aquí una bonita historia sufí, cuyo protagonista es el famoso Maestro Nasrudin: "Nasrudin fijó la conferencia para las dos de la tarde y fue un éxito: se vendieron íntegramente los mil asientos y quedaron más de seiscientas personas fuera, esperando. A las dos en punto entró un subordinado de Nasrudin e informó que por motivos de fuerza mayor la conferencia se atrasaría. Algunos se levantaron indignados, pidieron que se les devolviera el importe de la entrada y se fueron. Pero aun así permaneció mucha gente dentro y fuera de la sala. Cuando el reloj señaló las cuatro de la tarde, el maestro sufí no había aparecido y la gente fue lentamente abandonando el local y recobrando el dinero de su entrada; al fin y al cabo el horario de trabajo estaba terminando y era la hora de regresar a casa. Cuando dieron las seis, los mil setecientos asistentes iniciales se habían reducido a menos de un centenar. En ese momento Nasrudin entró. Parecía completamente borracho y empezó a decir tonterías de mal gusto a una bonita joven que estaba sentada en la primera fila. Pasada la sorpresa, los asistentes empezaron a indignarse: ¡cómo, después de hacerse esperar cuatro horas enteras, ese hombre se comportaba de tal manera! Entonces se oyeron algunos murmullos de desaprobación. Pero el maestro sufí no les dio ninguna importancia, sino que continuó a voz en cuello, alabando el atractivo de la chica y convidándola a viajar con él a Francia. Luego de proferir algunas palabrotas en contra de las personas que protestaban, Nasrudin intentó levantarse y cayó pesadamente al suelo. Indignadas, las personas asistentes decidieron marcharse, diciendo que todo aquello no pasaba de ser puro charlatanismo y que irían a los periódicos a denunciar aquel espectáculo degradante. Y así el grupo de ofendidos dejó el recinto. Nueve personas continuaron

Los Niveles Lógicos


361 en la sala. Nasrudin se levantó; estaba sobrio, sus ojos irradiaban luz, y había en torno a él un aura de respetabilidad y sabiduría. ''Vosotros, los que os habéis quedado, sois los que me tenéis que oír dijo-. Habéis pasado por las dos pruebas más duras en el camino espiritual: la paciencia para esperar el momento adecuado y el coraje de no decepcionaros con lo que habéis encontrado. A vosotros os enseñaré.'' Y Nasrudin compartió con ellos algunas de las técnicas sufíes." (Citado por Paulo Coelho - "Veronika decide morir")

Como ya es sabido, muchos son los llamados y pocos los elegidos. Y tú, querido lector, querida lectora, ¿qué crees que puedes llegar a ser? ¿Qué desearías ser? ¿Cuál sería tu Estado Deseado ideal? ¿Cuánto placer serías capaz de soportar si tuvieses la identidad adecuada para ello? Piénsalo... Pero piénsalo rápido, porque mientras tú estás pensando, ya hay muchas personas que están actuando, viviendo, disfrutando de la vida, sanas y felices. ¿Y tú? ¿Cómo lo llevas...? Pues sea como sea, es tu decisión, tu libre albedrío (si, ya se que te lo he dicho muchas veces, pero asumo el riesgo de ser pesada con la intención de que tomes conciencia de tu soberanía y tu libertad interior). Así pues, detente en tu lectura y piensa por un momento: · · · ·

¿Quién soy y quién quiero ser en el futuro? ¿Cómo quiero vivir? ¿Para qué estoy aquí? Y, ya que estoy aquí, ¿qué puedo hacer con mi vida que sea bueno para mí y para la humanidad y que sea además divertido?

Los Niveles Lógicos


362 Sí, tiene que ser divertido porque sino no te gustará hacerlo. Para ello y para salir airoso de este teatro ambulante en el que todos venimos actuando, es más que necesaria una buena dosis de...

Los Niveles Lógicos


363

SENTIDO DEL HUMOR "El humor y la sabiduría son las grandes esperanzas de nuestra cultura." Konrad Z. Lorenz

L a base para desarrollar el sentido del humor: reírse de sí mismo/a. Innato o aprendido, este es uno de nuestros sentidos más útiles para vivir. Pero para desarrollarlo es necesario que revises tu "etiqueta de vida". ¿Qué has puesto en tu hoja sobre tu etiqueta de vida? ¿Algo como: "La vida es algo muy serio", "La vida es una lucha constante", "La vida es sacrificio", "La vida es un caos", "La vida es una cruz", "La vida es un asco", o símbolos por este estilo...? Pues atente a los resultados, porque tendrás lo que piensas. Nos han engañado como a estúpidos diciéndonos que la vida es algo muy serio, que hay que ser serio, que hay que tomarse las cosas en serio... ¡Que horror y que aburrimiento! Y nuestro niño interior protestando todo el tiempo... ¡Vengan las cosas como vengan, tómatelas como te convengan! Veamos qué pasa si producimos ciertos cambios. Medita por un momento las siguientes frases, repítelas interiormente hasta que encuentres la que más te atraiga y date cuenta si se produce algún cambio en tus sensaciones o pensamientos. "La vida es un privilegio", "La vida es un regalo divino", "La vida es una aventura divertida",

El sentido del humor


364 "La vida es un milagro", "La vida es un gran circo", "La vida es magia en acción", "La vida es un prodigio de la naturaleza", "La vida es un gran teatro en el que todos somos actores principales" ... y ahora pon alguna otra etiqueta estimulante de tu propia cosecha. Recuerda: por el mismo precio, puedes poner cualquier etiqueta, positiva o negativa, pero el resultado no será el mismo, te lo garantizo. ¿Qué te parece ésta?: "La vida es una gran carcajada cósmica" (ja, ja, ja...) El sentido del humor es un "reencuadre" mental, una forma de ver la vida, las personas, las situaciones, con un "ojo crítico constructivo", lo cual hará que tu cerebro vaya a buscar conexiones neuronales no habituales. Los chistes nos hacen gracia porque el resultado final no es el lógico, el que nuestra razón (hemisferio izquierdo) hubiese podido prever. La imaginación, la creatividad, la espontaneidad, el atrevimiento, la gracia son cualidades de nuestro hemisferio derecho. "Un día sin una sonrisa es un día perdido" Charlie Chaplin

No hay persona más sana mentalmente que aquella que es capaz de reírse de sí misma. El psiquiatra Gordon W. Allport escribiría: "El neurótico que aprende a reírse de sí mismo puede estar en el camino de gobernarse a sí mismo, tal vez de curarse." Para ello es necesario desarrollar la capacidad humana de desprenderse de uno mismo, salirse de sí mismo y verse desde afuera. Y si lo hacemos y no nos reímos, es porque estamos mirando hacia otro lado... El sentido del humor


365 Te regalo este chiste de psiquiatras, de los muchos que pululan por Internet: "Una grabación en el servicio automatizado de respuesta instalado en una clínica psiquiátrica: "Gracias por llamar a esta clínica, su más sana compañía en los momentos de mayor locura". - Si usted es obsesivo-compulsivo, presione repetidamente el 1. - Si usted es co-dependiente, pídale a alguien que presione el 2. - Si usted es paranoico, nosotros sabemos quien es usted, sabemos lo que hace, y sabemos lo que quiere. Espere en la línea mientras rastreamos su llamada. - Si usted tiene múltiples personalidades, presione el 3, 4, 5, y 6. - Si usted esquizofrénico, escuche cuidadosamente, y una voz en su interior le dirá que número pulsar. - Si usted es depresivo, no importa cual número marque, nadie le va a contestar. - Si usted sufre de amnesia, presione el 8 y diga en voz alta su nombre, dirección, teléfono, cédula, fecha de nacimiento, estado civil, DNI y el apellido de soltera de su abuela. - Si usted sufre de estrés postraumático, presione lentamente la tecla # hasta que alguien se apiade de usted. - Si usted sufre de indecisión, deje su mensaje después de escuchar el tono...o antes del tono..o después del tono...o durante el tono. En todo caso, espere el tono. - Si sufre de pérdida de memoria a corto plazo, presione el 9. - Si sufre de pérdida de memoria a corto plazo, presione el 9 - Si sufre de pérdida de memoria a corto plazo, presione el 9 - Si sufre de pérdida de memoria a corto plazo, presione el 9 - Si tiene la autoestima baja, por favor, cuelgue. Todos nuestros operadores están ocupados atendiendo a personas más importantes."

Ahora haz una pequeña pausa para reírte, respirar profundamente y continuar leyendo. La pregunta que llama a tu hemisferio derecho, a tu creatividad, en cualquier momento, situación o ámbito de tu vida, es esta:

El sentido del humor


366 "¿Cómo puedo hacerlo mejor?" Para desarrollar el sentido del humor, el ingenio, o formas diferentes de ver el mundo que nos hagan sentirnos mejor, hay que ser muy creativo. Una persona creativa suele ser muy ocurrente y estar llena de recursos imprevistos para dar respuestas distintas e inesperadas ante cualquier situación. Ten en cuenta que la situación no va a cambiar, pero sí tu forma de verla y en consecuencia tus sentimientos respecto a la misma. Lo que antes veías como un problema puedes llegar a verlo como un reto o una oportunidad de crecimiento. Si lo ves así te sentirás mejor y entonces podrás ver soluciones y aspectos que antes no habías visto. El sentido del humor es, además de sinónimo de inteligencia, un elemento clave para sobrevivir día a día, sobre todo teniendo que digerir los continuos impactos de ...

El sentido del humor


367

LA PUBLICIDAD NEGATIVA

La creatividad y un poderoso sentido del humor son además imprescindibles para hacer frente a la negatividad que nos invade. No hay más que abrir un periódico o conectar la televisión para que nos bombardeen con desastres, catástrofes, guerras, asesinatos, violencia, miserias y dramas familiares, como si en el mundo jamás ocurriese nada bueno, positivo, agradable o divertido. ¡Con lo bien que se está leyendo un buen libro! Hace ya mucho tiempo tomé la siguiente decisión: no admito que entre en mi hogar nada ni nadie que sea negativo. No quiero que ese tipo de energía entre en mi mundo. No quiero noticias destructivas. No quiero que me repitan siempre las mismas historias de violencia, de involución humanas o de "culturas" retrógradas. ¿Y a ti, te gusta todo lo que ves a tu alrededor? ¿Te divierte ver a toda esa gente que sale en la televisión sin apenas saber hablar y alardeando además de haber hecho esta o aquella fechoría? ¿Cómo puede permitirse que esas imágenes de gentuza ignorante y degenerada entren en los hogares a través de la pequeña pantalla, para que cualquier niño pueda verlo? ¿Te gustan todos esos ejemplos de la ignorancia y la incultura de nuestro país? Yo no quiero enterarme de lo mal que está todo, porque ya lo sé. Todo ello lo único que me produce es vergüenza ajena. También tengo presente boicotear las marcas que utilizan la teoría de la antilibertad para promocionar sus productos, con lemas del estilo de "soy un desastre, soy un trapito, no necesito ser perfecta, tengo miedo, me va a doler la cabeza", entre otras lindezas, porque no quiero apoyar para nada esa visión limitante y nefasta del Ser Humano. Nunca me contarán entre sus clientes. ¿Te imaginas que todos hiciésemos lo mismo? A lo mejor se La publicidad negativa


368 planteaban cambiar su publicidad... y su influencia perniciosa, sobre todo porque los niños copian, aprenden y repiten todo lo que ven y lo que oyen. ¿Te imaginas una ciudad donde las autoridades pensantes decidieran usar positivamente su poder, prohibiendo toda publicidad sobre vicios, y que los anuncios en la televisión fueran enfocados siempre en positivo, y que sólo salieran en pantalla personas cultas, sanas, alegres y maravillosas en lugar de tanto life show de gente amargada y por lo general, de escaso o nulo nivel cultural, pavoroso ejemplo para los niños? Un alumno mío comentó en uno de mis cursos lo difícil que era zafarse de la negatividad, dado que el entorno y los medios de comunicación te la estaban poniendo por delante continuamente, sin tregua, de una u otra forma. Le pregunté si estaba dispuesto a hacer algo al respecto; en efecto, lo estaba porque pertenecía a diferentes ONG's y era un activista comprometido y solidario. Le hice ver entonces que ya estaba haciendo lo mejor que podía y aportando su granito de arena para hacer que muchas cosas cambiasen. Luego, ya podía apagar la televisión y dejar de leer los periódicos. Pero es difícil que una sola persona consiga un gran cambio de forma rápida y evidente, a no ser que seas un Gandhi o un gran Maestro iluminado. Quizás tu solo no puedas cambiar el mundo, pero sí puedes aportar tu fuerza y tu energía, predicar con el ejemplo, decir NO a todo aquello que influya negativamente en tu vida, hacer boicot a los intereses creados, no comprar productos cuyo uso o publicidad denigren al Ser Humano, apoyar a la infancia desatendida, ser ecologista, rechazar todo aquello que signifique aceptar una identidad falsa y superficial, no dejarte manipular y hacerte responsable al mismo tiempo de tu influencia en el entorno. La publicidad negativa


369 "Muchos pocos hacen un mucho" Reflexiona por un momento. ¿Qué estás aportando tú a la sociedad? ¿Cuál es la influencia que ejerces en tu entorno con tus palabras y tus comportamientos? ¿Eres consciente del ejemplo que emites, sobre todo si hay niños a tu alrededor? La sociedad somos todos, no sólo los demás. Recuerda que tú también eres un "demás" para los otros. ¿Has visto la película "La fuerza de uno"? Pues te la recomiendo. Como siempre, elijas hacer o no hacer, quejarte o actuar, pensar u obedecer, siempre estarás haciendo uso de tu libre albedrío. Puedes elegir seguir como hasta ahora o cambiar para mejorar. Puedes elegir seguir invirtiendo tu tiempo y tu dinero viendo cosas que no te aportan nada, como el fútbol o la telebasura, o bien leer un buen libro. Puedes elegir seguir conformándote, o hacer algo distinto para crecer. Lo que hagas o no hagas, configurará tu destino. Nuestra vida es el resultado de nuestras decisiones. Pero siempre recogerás lo mismo que hayas sembrado. Es sólo cuestión de tiempo. Elige a qué cosas quieres prestar tu atención y con qué propósito. "Si sigues haciendo lo mismo que has hecho hasta hoy, llegarás a dónde YA has llegado" Imagínate por un momento que los bárbaros retrógrados de la ETA, los "homo animalis", cometen un atentado. Nadie dice nada. Nadie se entera. La policía actúa secretamente y el Gobierno da la orden de que, a partir de ahora, se prohíbe hablar de esos indeseables, y toda actuación policial se hace en la sombra, pasa a ser confidencial. Y pasa el tiempo. Y hagan lo que hagan, ocurra lo que ocurra, ni una sola noticia salta al papel ni a la pantalla. Ni una sola, por pequeña que sea. Ni aquí ni en Francia ni en ninguna otra La publicidad negativa


370 parte. Como si se los hubiese tragado la tierra. Ellos siguen haciendo de las suyas, pero no consiguen el eco social, la propaganda, la publicidad. Nadie vuelve a hablar de esos asesinos descerebrados e involucionistas. Y pasa un mes, dos, seis, un año.... Y ni una sola noticia en ningún medio de comunicación. Ni la más mínima publicidad gratuita. Los medios de comunicación, que más bien parecen carroñeros en busca de desgracias, no tienen más remedio entonces que dedicarse a otra cosa: a ver dónde nunca ha ocurrido nada malo y sacarlo a la luz para solaz y ejemplo de todos; a buscar y dar a conocer los pequeños héroes y heroínas cotidianos, a programas culturales, a la ecología, a programas educativos y ejemplares, sobre todo para los niños, a luchar en defensa de los derechos humanos, a enseñar al que no sabe, a mostrar personas ejemplares para la sociedad, etc. Y pasa el tiempo. Y nadie vuelve a hablar de la ETA porque está prohibido o porque todo el mundo se ha puesto de acuerdo. Y además nadie quiere hablar de cosas negativas, o con personas negativas ni sobre personas negativas, porque ahora son más felices, se están desacostumbrando a tanto dolor y tanta miseria humanoide. ¿Y qué crees que ocurriría al cabo de poco tiempo? La gente se olvidaría de ellos por falta de eco, de publicidad. Como cualquier otro producto caducado. Y cuando fuesen a pedir algo, a chantajear vilmente a los ciudadanos, la gente les habría olvidado, no serían famosos y nadie les haría caso, se reirían de ellos, pasarían a la historia. Y no conseguirían dinero... y se acabaría el festín, el vivir sin trabajar, el asesinato impune, el fascismo encubierto. Esto es sólo un ejemplo, una metáfora o quizás una utopía. Pero las utopías forman parte de los sueños y todo lo que se ha La publicidad negativa


371 conseguido en la historia de la humanidad ha sido porque antes alguien lo soñó. Quiera Dios que mi sueño se convierta en realidad. ¿Cuáles son tus sueños? Parece que nuestros sueños los hemos puesto en manos ajenas: los políticos. Pues así nos va. Un refrán popular dice que "cada país tiene el Gobierno que se merece"...

La publicidad negativa


372


373

LA POLÍTICA "La política es el arte de procurar que la gente no se preocupe de lo que le atañe" Paul Valèry

No es este un tema que me interese demasiado, ya que mis tendencias individualistas me impulsan a ser apolítica, pero es uno de los factores sociales que más nos afecta, entre todos los que estamos revisando y cuestionando. Si puedo aportar alguna idea de lo que sería para mí el Estado Perfecto, opto por la siguiente: "En estos planetas no existen fronteras, ni países, ni naciones. Sus habitantes se constituyen en una sola comunidad, con los mismos derechos y deberes para todos, aunque se respetan las distintas peculiaridades que pudieran darse en las diferentes latitudes del planeta. Carecen asimismo de instituciones políticas, religiosas, económicas o de otro tipo que puedan mediatizar los sentimientos y pensamientos humanos. Únicamente cuentan con instituciones de tipo científico y técnico que se encargan de canalizar los diferentes trabajos y proyectos que se realizan en beneficio de la totalidad de la sociedad, es decir, no llevan adelante ningún proyecto que pueda perjudicar a alguien, aunque se trate de una pequeña minoría. Tampoco disponen de ejército, ni cuerpos policiales, sólo cuentan con pequeños equipos preventivos de seguridad. [...] Como digo, no existen organizaciones políticas. Estas sociedades están regidas por aquellas personas, normalmente ancianos, que son considerados más sabios. Se hacen ayudar por colaboradores con gran capacidad de gestión, que se encargan de poner en marcha las decisiones que se toman y de establecer los controles oportunos. En realidad, todo gira alrededor de una especie de supersocialismo, donde prima única y exclusivamente el bien común. [...] Los que son elegidos para gobernantes, son sometidos a controles constantes por parte de la gente, que ha dispuesto tecnológicamente, que no pueda ponerse en marcha ningún proceso que no favorezca por igual a todos, dándose así condiciones óptimas de vida, puesto que, entre otras cosas, todos desarrollan el trabajo para el que están mejor preparados." Grupo Atzlan -"Los Manuscritos de Geenom II"

La política


374 Esta es para mí la idea de sociedad evolucionada, pero para eso hace falta una mentalidad evolucionada y eso lo produce únicamente tener una conciencia evolucionada, sinónimo de espiritualidad. Un país no lo forman sus árboles, sus montañas, sus valles o sus ríos, ni sus ciudades. Imagínate todo eso... desierto, sin una sola persona que lo habitase. ¿Sería un país? No. Sería un territorio. Un país lo forma su gente y lo hace con su mentalidad y esa se desarrolla desde la más tierna infancia y con una educación humanística, evolutiva y lo más amplia posible. Pero no tenemos más que mirar a nuestro alrededor... y tomar conciencia de qué educación hemos recibido, qué educación estamos dando, qué ejemplo estamos transmitiendo y cómo serán las generaciones futuras que ya estamos formando. Los políticos, esa cáfila de personajillos eventuales, ansiosos de poder, a quienes el pueblo vota desde la más supina ignorancia, siguen usando la vieja estrategia de "divide y vencerás" y los ciudadanos de a pié creen todo lo que se les dice porque así han sido amaestrados desde siempre, porque no tienen una idea clara de su auténtica identidad y poder personal, y también porque tampoco hay una excesiva oferta donde elegir. Si unos son malos los otros son peores. "En el país de los ciegos, un tuerto es el rey". Y también porque están muy cómodos así, delegando su poder en estos o en aquellos, da lo mismo. Es cosa sabida que a los políticos siempre les ha interesado mantener al pueblo ignorante, controlado y distraído en cosas que dirijan su energía hacia lo que les interesa a los gobernantes de turno y le aleje de lo que verdaderamente importa, porque los gobiernos no sobreviven cuando la gente es consciente, está preparada, tiene criterio propio y conoce su verdadera identidad. La política


375 Por ello, desde la noche de los tiempos los poderes fácticos han ejercido una auténtica conspiración para robarle a cada uno su pensamiento y poder individual. Al sistema le interesa que todos sean lo mismo (educación igualitaria), piensen lo mismo, crean lo mismo, consuman lo mismo y aparenten lo mismo, porque en la uniformidad del rebaño hay control, mientras que la individualidad es imposible de predecir. Para sobrevivir, los gobiernos necesitan adiestrar a un populacho al que puedan controlar y catalogar, para lo cual recurrirán a todas las estrategias más o menos maquiavélicas que se les pueda ocurrir con tal de conseguir sus propósitos: ostentar el poder y aguantar en él todo el tiempo que puedan. Ahora bien, recuerda que los políticos cobran sus increíbles salarios de por vida pagados con los impuestos de todos los que trabajamos, así que están a nuestro servicio o deberían estarlo, por lo que hay que vigilarles muy de cerca para ver si cumplen lo que prometen en sus costosas campañas electorales y consiguen alguna vez representar dignamente los intereses del pueblo, que para eso están ahí. El pueblo no debería temer a los gobernantes, sino que los gobernantes deberían temer al pueblo. Bien, esto es lo que hay y que hemos hecho entre todos. Personalmente, no me siento representada por ninguna ideología política entre la oferta de nuestro país. Pero si alguien crea el "Partido Universalista de la Comunidad Terrícola", desde la igualdad de derechos y deberes, la evolución, la comunicación, el respeto y el amor, entonces votaré e incluso puede que me adhiera a un grupo por primera vez en mi vida. Si mientras tanto se eligen a los más sabios del país, -tras ardua búsqueda estilo Diógenes-, y se forma el "Partido Mundial de la La política


376 Sabiduría Activa", también podrán contar conmigo y con todos los que piensan igual, que cada vez somos más. No hay más que buscarlos y darse a conocer. Con todo lo leído hasta aquí, puedes empezar a anotar frases que podrían comenzar con: "A partir de ahora, ...." como ideas iniciales para tus futuros planes de acción. Porque entre todos tenemos que hacer que las cosas cambien. Y te necesitamos a ti para ello... Tras leer todo esto, quizás hayas tenido reacciones a favor, en contra o variadas. Perfecto. Ese es mi objetivo. Simplemente, imagínate si estos sueños se convirtiesen en realidad... ¿Qué estás tú dispuesto/a a hacer para que tus sueños se cumplan? Porque esa es la base para generar cambios, cambios que ayuden a mejorar...

La política


377

LA EDUCACIÓN DE LA NUEVA GENERACIÓN

Si algo ha quedado evidenciado hasta aquí, es cómo NO hay que educar a los niños, nuestras generaciones herederas. Hemos de ser capaces de aunar el amor con el respeto, la responsabilidad con la disciplina y la generación de recursos propios, proponiéndoles continuos retos y desafíos que pongan a prueba sus capacidades, desde una aceptación total de su individualidad, para crear personas fuertes, responsables, independientes y preparadas para hacerse cargo del uso de su libertad en sociedad. Eso sólo se conseguirá si les enseñamos a pensar por sí mismos y a tomar sus propias decisiones haciéndose cargo de los resultados que obtengan. Ellos, como todo el mundo, también han venido aquí a reaprender y evolucionar. Educar correctamente significa trabajar e invertir "a priori", para no necesitar desfacer entuertos invirtiendo "a posteriori" en servicios sociales diversos, que no son más que parches de urgencia para intentar paliar los síntomas de la decadencia social, pero no las causas y el origen de ésta. Una vez más, se intentan disimular los síntomas en lugar de atacar la causa. Educar no significa en absoluto proteger, ni absorber, ni poseer, ni dominar, sino cuidar, guiar, orientar, ayudar y predicar con el ejemplo, sin interponerse en el camino, individualidad y carácter de nuestros retoños. Las madres excesivamente protectoras no dejan crecer a sus hijos. Los padres que les dan todo lo que les piden sus hijos sin que éstos se lo hayan ganado o merecido, para sentirse bien consigo mismos o darles lo que ellos no tuvieron, están criando unos inútiles que nunca sabrán salir adelante en situaciones imprevistas o en la vida, porque nunca tuvieron la necesidad de pensar por sí mismos, despabilarse, La educación de la nueva generación


378 decidir, usar su imaginación y sacar recursos, ponerse a prueba para desarrollar sus capacidades. Se les ha dado todo hecho. No tienen más que pedir. Ello no desarrolla el potencial interno, los valores y la creencia de "yo puedo, soy capaz, valgo, luego merezco". El resultado está ahí, en las discotecas, en los bares, en los hospitales, en los sanatorios de desintoxicación, en las estadísticas de muertos de fin de semana por ingesta de drogas múltiples, en las cárceles, en los cementerios y, sobre todo, en las inercias profesionales y administrativas. Lamentable y dramático. Si todos fuésemos conscientes de la siguiente premisa, la sociedad que tenemos sería hoy algo muy distinto: "No hay más que una educación, y es el ejemplo" Gustav Mahler

Creo que ha quedado suficientemente claro a lo largo de todo el libro y ratificado ahora una vez más: somos el espejo en el que se mira la sociedad futura. ¿Crees que les gusta lo que ven? Cada ser adulto está emitiendo constantemente hacia el entorno una información, tanto verbal como no verbal, de la cual generalmente no es consciente. Sin embargo, los niños y adolescentes, esos cerebros nuevos y maravillosos, recién llegados, totalmente permeables e indefensos, perfectamente preparados para captar la información constante del entorno que les permita sobrevivir, adaptarse, aprender y desarrollarse, están absorbiendo como una esponja cada palabra, cada gesto, cada estímulo, cada sensación, cada sonido, cada imagen... y con todo ello, para bien o para mal, configurarán su propio mundo. Y actuarán de acuerdo a esa configuración o programación recibida. Pregunto: ¿hay alguien que controle o filtre esas informaciones, esos estímulos...? La respuesta es NO.

La educación de la nueva generación


379 Cada padre y madre, con preparación o sin ella en la mayoría de los casos -lo cual tampoco hay nadie que controle-, se aventura más o menos conscientemente en la tarea de multiplicarse y poblar el planeta, según los ejemplos que a su vez hayan recibido de su entorno y sea cual sea su nivel o desnivel cultural. Y ahí están los millones de niños abandonados que malviven en la calle en muchos países, los niños maltratados, los bebés asesinados por sus padres, (mientras que las leyes de adopción son un piélago de dificultades para conseguir cómo NO adoptar un niño, amén del dinero que, no sé por qué, le cuestan a los futuros padres, cuando los niños son gratis y hay tantos por el mundo hambrientos y carentes de todo: hecha la necesidad, hecha la mafia), las maternidades irresponsables y todos los que mueren de hambre por falta de preparación, información, ayuda o responsabilidad, amén de otros estados carenciales básicos. ¿Para qué traen al mundo niños que no quieren o a quienes no pueden alimentar o educar adecuadamente? ¿Por qué ir a socorrer o lamentarse después y no prevenirlo y controlarlo antes? ¿Qué culpa tienen esas almas inocentes de la desidia o desinterés social y de la nula preparación de sus progenitores? Si se controlan las plagas, las epidemias, las enfermedades, el tráfico, los impuestos y otros muchos temas económicos, es decir, superficiales, ¿por qué nadie controla este Apocalipsis infanticida? Se ve que eso no interesa controlarlo. Solamente se controlan las cosas materiales, temporales, pero las realmente importantes, las que verdaderamente atañen a la vida y a la humanidad, nadie se atreve a controlarlas, a poner coto a los inadmisibles desmanes de toda índole que los adultos cometen continuamente contra almas indefensas, seres humanos perfectos, pero vulnerables. Seguro que alguien se beneficia de la situación, o no existiría. Pero desde luego no son los niños. Ellos sólo son las víctimas de la pésima educación y nula preparación de los adultos. La educación de la nueva generación


380 Para intentar paliar tal desacato social, ya desde antaño se crea la figura del Maestro o Preceptor, Tutor o Profesor, es decir, alguien que, según ciertos criterios socialmente aceptados, y con más conocimientos que sabiduría, se prepara para asumir tan inefable y ardua labor: educar a un Ser Humano. Lamentablemente, dada la educastración nacional, la profesión de maestro está hoy día muy mal considerada y peor pagada. Los resultados ahí están. Pero el tema es tan amplio, que debe especializarse: profesor de Lengua, Literatura, Matemáticas, Geografía e historia, Ciencias, etc. Y las distintas áreas del saber humano van sembrándose, con mayor o menor éxito, en los cerebros de los alumnos. En efecto, las cosechas no siempre dan el fruto apetecido, culpándose generalmente al sufrido "suelo" y nunca al "sembrador". Siguiendo con esta metáfora, preguntaríamos a los maestros: ¿han abonado y preparado debidamente el terreno? O dicho de otro modo, ¿estaban personalmente preparados para comunicar la información? ¿Son conscientes de su influencia? ¿Saben reconocer la forma en que cada alumno recibe y procesa la información? ¿Dan a cada alumno lo que necesita según sus características individuales? ¿Qué creencias y valores están transmitiendo junto con su asignatura? ¿Cómo están ayudando a crecer y evolucionar a esa joven persona? ¿Es el ejemplo que dan digno de ser modelado? Y si les preguntamos a la mayoría de los padres, es para echarse a temblar. Pero hay algo más importante: ¿dónde están los Maestros que enseñen a vivir? ¿Cuál es la asignatura que enseña a amar, respetar, compartir, comunicarse, ser responsable e independiente, saber elegir una pareja o simplemente, usar el libre albedrío? Se supone que esa parte fundamental de la educación recae en las familias, la mayoría de las cuales no son precisamente modelos ejemplares y La educación de la nueva generación


381 tampoco se preocupan normalmente por mejorar, aprender o reciclarse; por el contrario, siguen repitiendo los obsoletos patrones aprendidos de generaciones anteriores o copian de la mediocridad del entorno, por lo que el resultado es siempre el mismo: problemas, infelicidad, enfermedad, delincuencia, adicciones, dependencias, cuando no suicidios y asesinatos. Y todo ello bien sembrado, a fondo, en las capas más vulnerables del individuo: en su infancia. Podemos, cómodamente, pensar que todo podría ser aún peor, o podemos por el mismo precio, pensar que cada uno de nosotros puede hacer algo para que esto cambie. En ambos casos, son los centros de enseñanza -ya que no existen escuelas para ser padres, que deberían ser obligatoriasquienes están mejor preparados para decidir e influir en que estos cambios que en el fondo toda la sociedad apetece, se lleven a cabo poco a poco, integrándose dentro de un nuevo paradigma de enseñanza, educación y sociedad. La sociedad la formamos entre todos, y cada uno de nosotros, a su nivel, puede aportar su nueva semilla para que en nuestro futuro germinen unos frutos de los que todos podamos sentirnos orgullosos y llenos de la mejor de las satisfacciones: la del deber cumplido, pasando el testigo a nuestros descendientes con el valor añadido de nuestro máximo nivel de excelencia y evolución. Y para mayor abundamiento sobre este tema, añadamos algunas palabras de Sai Baba sobre la Educación para la Transformación: "La educación debe liberar al hombre de las trabas de la cobardía, la mezquindad, la codicia, el odio, la mente estrecha, y de los límites del yo y de lo mío. La educación se ha ampliado y propagado en esta era. Escuelas y colegios, universidades e institutos se han multiplicado en

La educación de la nueva generación


382 todas partes. A pesar de esto, no hay Paz, ni sentido de hermandad, ni flujo de Amor visible entre la gente, ni siquiera entre los productos de estos proveedores de educación. El sistema educativo actual no reconoce ni alienta los valores espirituales o morales. En consecuencia, la comunidad estudiantil se ha degenerado en un elemento socialmente peligroso. Los estudiantes no prestan la más mínima atención al bienestar de la sociedad, y niegan su deber para con los demás. No comprenden sus obligaciones sociales. A menos que el deseo de servir sea serio y se cultive la habilidad para servir, serán una carga para la comunidad, comportándose como parásitos y explotadores. Las personas que se educan en estas instituciones, con el tiempo ocupan puestos de autoridad e influencia. ¿Cómo puede, entonces, mejorar la situación del mundo?"

Tengamos en cuenta que los niños aprenden lo que viven. Veamos cómo lo hacen: "Si un niño vive con tolerancia aprenderá a ser paciente. Si un niño vive con aliento, aprenderá a tener confianza. Si un niño vive criticado, aprenderá a condenar. Si un niño vive en un ambiente hostil, aprenderá a pelear. Si un niño vive ridiculizado, aprenderá a ser tímido. Si un niño vive avergonzado, aprenderá a sentirse culpable. Si un niño vive estimulado, aprenderá a apreciar. Si un niño vive con honradez, aprenderá a ser justo. Si un niño vive con seguridad, aprenderá a tener fe. Si un niño vive con aprobación, aprenderá a valorarse. Si un niño vive con cariño y amistad, aprenderá a encontrar el amor en el mundo." D. Nolte

La educación de la nueva generación


383 Y ahora, después de todo lo que has leído y habiendo llegado hasta aquí, es el momento de preguntarte:

La educación de la nueva generación


384


385

¿CÓMO QUIERES QUE SEA TU VIDA?

Si quieres que tu vida siga como hasta ahora, no tienes que hacer nada. Si quieres que cambie algo, tendrás que hacer algo. ¡Uf, hacer algo... ya volvemos a lo de cambiar...! Pues sí, en efecto. Pero antes de continuar, piensa por un momento: ¿Qué ocurrirá si hago algo? ¿Qué ocurrirá si no hago nada? ¿Qué me costará, perderé o ganaré con todo ello? Puedes decidir hacer o no hacer algo, lo que tú quieras. Dijo Voltaire "Nous laisserons ce monde-ci aussi sot et aussi méchant que nous l'avons trouvé en y arrivant." Es decir, "dejaremos este mundo tan tonto y tan malvado como lo encontramos al llegar." Mas yo me resisto con denuedo a que esta sentencia se cumpla y, como suele decirse, "un grano no hace granero, pero ayuda al compañero." ¡Ojalá que grano a grano dejemos este mundo algo mejor de lo que lo encontramos al llegar, que para eso hemos venido! ¡Vamos, echa tú también una mano! Tú eres muy importante para la humanidad, sino, no estarías aquí. Unamos nuestros esfuerzos al de Cyril Joad: "Casi todos nosotros nos hemos visto impulsados, aun cuando el impulso haya sido breve, a intervenir en la solución de los problemas de la sociedad, y casi todos nosotros sabemos muy bien que nuestra tarea es dejar un mundo algo mejor de como lo encontramos". Bien, suponiendo que ahora tienes más clara tu "Etiqueta de vida", o al menos una idea vaga de cómo quieres vivir o de cómo no quieres seguir viviendo, (algo cercano a lo que podría ser tu Estado Deseado ideal), te voy a ayudar, con una serie de preguntas ¿Cómo quieres que sea tu vida?


386 para que tomes notas, bien en esta hoja o en un papel aparte, de modo que te sirva para resumir lo que tengas en tu mente en este momento, además de lo que hayas ido sintiendo, pensando y anotando hasta ahora. (Por cierto, te felicito sinceramente por haber llegado hasta aquí.) ¡Preparados para cambiar!: ¿Qué/cuánto me costará cambiar? ¿Qué me estoy perdiendo y me perderé en la vida sino hago el cambio? ¿Qué me cuesta mental, emocional, física, espiritual y financieramente? ¿Cuanto más feliz sería yo ahora si ya hubiese hecho el cambio? Si cambio, ¿cómo me sentiré conmigo mismo/a? Si no cambio, ¿cómo me sentiré conmigo mismo/a? ¿Qué más podría conseguir si realmente efectuara ese cambio hoy mismo? ¿Qué me impide hacerlo YA? Puedes aplicar estas preguntas ante cualquier idea que tengas sobre ti mismo/a y sobre tus planes de acción cara al futuro. Porque, el cómo sea tu vida a partir de ahora y siempre, depende exclusivamente de una persona: de TI. Pregúntate ahora: ¿Qué voy a hacer el resto de mi vida? ¿Voy a decidir ser la persona predecible y programada para agradar a los demás hasta el punto de que ni siquiera me ame a mi mismo? ¿Vas a seguir trabajando siempre en el mismo trabajo? ¿ Vas a seguir con tus mismos amigos, pareja, entorno? ¿Vas a viajar, conocer y aprender nuevas cosas, gentes, lugares? ¿Vas a seguir usando drogas, sintiendo lástima de ti mismo, adoptando el papel de víctima? ¿Vas a hacer que otras personas de tu entorno se sientan mal y culpables por tu existencia? ¿Vas a decidir ser un ejemplo a seguir para los demás? ¿Vas a traer más hijos al planeta? ¿Vas a ¿Cómo quieres que sea tu vida?


387 retirarte al Himalaya a meditar? ¿Vas a planificar tus objetivos y preparar planes de acción? ¿Vas a seguir preguntando a los demás qué es lo que tienes que hacer... y hacerlo?... Piénsalo, porque todo lo que pienses y creas, será tu realidad, tu vida, tu propia vida. Tú puedes ser una nota armoniosa y afinada en nuestra infinita sinfonía cósmica. El resultado será la perfecta vibración que llegará a ti y sentirás en tu vida. O puedes ser lo contrario, de ti depende. Tu capacidad de cambiar está en este momento, es latente, es siempre, es ahora. Recuerda: el cerebro no distingue la fantasía de la realidad, así que, por el mismo precio, ¿cuándo vas a decidirte a descubrirte y ser tú mismo para hacer realidad tus sueños? Empieza por anotar qué es la vida para ti, cómo, dónde y con quién quieres vivir, cómo quieres que sea tu familia, en el supuesto que desees tener una, qué cosas quieres aprender, cual sería tu misión en esta vida, qué caminos u objetivos te ayudarán a alcanzarla, cómo quieres que sea la sociedad en que vivirás, qué quieres aportar a la misma, cómo quieres que sea el ejemplo que emitas en tu entorno y cual será la huella de tu paso por el planeta. Para ello, ayúdate haciendo un primer resumen bajo la pregunta que ya te he hecho antes: ¿Cuáles son tus sueños? Recuerda: todo lo que ha conseguido la humanidad es porque primero alguien lo soñó. Son los grandes soñadores los que mueven el mundo y no los tecnócratas. Imagina qué hubiera ocurrido si no hubiese existido Julio Verne, Leonardo da Vinci y tantos otros genios visionarios. Pues del mismo modo entre todos podemos alcanzar nuestro sueño, si ponemos nuestra energía en ello. ¿Cómo quieres que sea tu vida?


388 Revisa tus sueños de nuevo, anótalos, mira si todos tus planes, anhelos, deseos, ilusiones y proyectos coinciden y son congruentes, haz una lista por prioridades, mira qué recursos tienes o necesitarás para pasar a la acción y ¡actúa! En tu vida sólo debes aceptar un papel: el de protagonista. No permitas que tus ideas, sueños e ilusiones se pierdan en la nada. Transfórmalos en energía. Nadie más que tú puede hacerlo. Y ahora te propongo...

¿Cómo quieres que sea tu vida?


389

2. Propuesta: el Nuevo Amor El amor es la llave de oro que abre la puerta del Paraíso, pero muy pocos saben realmente lo que significa el Amor. Apostaría a que cuando has leído la palabra Amor te han venido a la mente los rostros, los recuerdos o los nombres de tus padres, tus hijos, tu pareja, tus amantes, la persona de la que estás ahora enamorado o enamorada... Pues no es nada de eso, como ya hemos ido viendo en capítulos anteriores. Esas son tan solo sensaciones y emociones que nosotros mismos creamos, etiquetamos y proyectamos y que, por ende, aparecen y desaparecen, provocándonos a su paso todo tipo de sentimientos y experiencias. El Amor es otra cosa, algo mucho más perfecto y sublime. Pero no es aquí el momento de sumergirnos en el proceloso océano de las especulaciones amorosas. Hagamos un repaso de todo lo que has leído hasta llegar aquí, porque el amor siempre ha estado entre líneas. Pero habrás Propuesta: el Nuevo Amor


390 percibido que se trata de otra clase de amor: el amor hacia el Universo, hacia uno mismo y luego hacia los demás, pero no desde la compasión ni el proteccionismo, sino desde la libertad, la aceptación y el agradecimiento: desde el Poder Personal. Desde la libertad , para permitir a los demás que se valgan por sí mismos, para ayudarles a crecer, para que no te necesiten ni tú a ellos, dándoles la oportunidad de que descubran su propia valía y para ello tu propio ejemplo será la mejor enseñanza, el de tu propia libertad e independencia. Desde la aceptación , porque ahora has aprendido a aceptar todos tus dones, cualidades y méritos, así como todas las pruebas que has venido aquí a superar, generando el noble sentimiento de mansedumbre, es decir, de humildad bien entendida, de comprensión de quién eres y para qué estás aquí formando parte del flujo de la vida. Y desde el agradecimiento , porque sabes ahora que todo ello te ha sido dado especialmente a ti para que te superes a ti mismo/a y aprendas lo que necesitas aprender para tu propia evolución, y que todo ello es para tu bien último, que es la forma que tiene Dios de manifestarte su Amor. Todo ello será lo que te proporcionará la alegría de vivir conscientemente. Volvamos a usar nuevamente los Niveles Lógicos de paso que los recordamos: 7. Espiritualidad. ¿Recuerdas el primer mandamiento: "Amar a Dios sobre todas las cosas"? Pues es ante todo muy práctico, porque además del hecho intrínseco de amar a tu Dios, el que tu elijas, esta forma de amor espiritual te ayuda a estar bien contigo mismo, sentirte plenamente preparado/a para amar en los demás niveles. Tanto si crees en Dios como si no, te aconsejo que creas Propuesta: el Nuevo Amor


391 siempre en algo o alguien superior a ti, ese alguien que ha creado todo cuanto existe y que cuando tú llegaste ya estaba hecho. ¿Por qué? Muy sencillo: pensar así, te impulsa a subir al más alto nivel de pensamiento, el espiritual. Puedes pensar en Dios, en el Universo, en tu Alma Superior, en un Ángel, en el Cosmos, o lo que quieras, pero es el nivel que te ayudará a pensar en grande, a subir, a ver las cosas desde los ojos de Dios, es decir, con perspectiva, con amplitud de miras, sin estrechez mental. Y cuando lo sientas dentro de ti, con esa sensación sublime de paz y poder, en conexión hacia arriba, aprenderás a reconocer, aceptar y amar lo mejor de ti mismo/a. Ese es el Amor puro y profundo que te ayudará a ser feliz, a ver las cosas claras, a ser humildemente fuerte, poderoso, como el ser único y exclusivo que eres. Esa es la más elevada sensación de amor y dicha que jamás habrás sentido antes. Es la plenitud. En PNL decimos además que trabajar desde el nivel espiritual, es hacer cosas para los demás, para la humanidad. Las preguntas de este nivel son: ¿para quién más? y ¿quién me da el poder? Y desde esa plenitud, desde tu poder y grandeza interior es cuando podrás sentir además... 6. Misión. Amor hacia el Universo. Recuerda que la pregunta de este nivel era ¿para qué? Puedes encontrar muchas respuestas, quizás las mismas que ya hayas dado ante mis preguntas anteriores. Por ejemplo, para ayudar a que la gente sea más feliz, o esté más sana, o sea más libre, o conseguir una mejor educación para tus hijos. Seguro que puedes encontrar más de un propósito para dar todo ese amor que vas a ir descubriendo dentro de ti, parejo a la mayor comprensión que irás desarrollando. Pero este amor ha de ser sincero, no esperando reconocimiento del entorno, sino tan solo por lo que significa tu misión para ti. Trabajar y vivir desde el nivel 'misión' te proporcionará una fuerza imparable y una congruencia a prueba de entorno. Cuando tu misión y tu visión de Propuesta: el Nuevo Amor


392 ella estén perfectamente claras y alineadas, nada ni nadie podrá interponerse en tu camino para alcanzarla. Recuerda que misión no significa necesariamente algo mesiánico, ni mucho menos convertirte en víctima de la misma, sino simplemente que tu misión sea tu faro y tu guía para que tu vida esté plena de sentido, el que tú quieras. 5. Identidad. ¿Recuerdas también "Ama al prójimo como a ti mismo"? Recuerdas igualmente la pregunta ¿quién soy yo? Pues ya sabes: tú mismo eres lo primero que tienes que amar y respetar. Cuando lo hayas aprendido sabrás cómo hacerlo con los demás. Un ejemplo es "no hagas a los demás lo que no quieras para ti", pero como hay mucho masoquista por ahí, no sé yo si vale... Ahora que ya conoces tu verdadera identidad, sin influencias externas ni ajenas a ti mismo/a, amarte te será mucho más fácil. Podrás reconocer además fácilmente cuando la gente te quiere de verdad o sólo quiere manipularte, utilizarte o conseguir algo de ti. Siempre puedes elegir decir sí o decir no. Quererte y respetarte a ti mismo/a es honrar a Dios, agradecer todos los infinitos dones recibidos y hacer el mejor uso de ellos. Eres un Ser Humano revestido de grandeza divina y perfección innata. Nadie más en el mundo es como tú. Si te amas a ti mismo/a no permitirás que te hagan daño, porque sabrás elegir y darte cuenta a tiempo. Y si alguien te hace daño a pesar tuyo, también sabrás comprender y perdonar desde tu grandeza interior. Recuerda que todo es para tu aprendizaje y tu bien último. "Ser divino es ser consciente." 4. Creencias y Valores. Cuanto más elevados sean tus valores, mejor te sentirás interiormente. Amar todo aquello que es importante para ti y todo aquello en lo crees te será muy fácil, puesto que tú mismo/a lo estarás eligiendo, pero a su vez serás capaz de aceptar y respetar las creencias y valores de los demás, sin intentar hacerles cambiar. Recuerda que no se puede enseñar a quien no quiere aprender. Ten presente que sólo puedes influir de Propuesta: el Nuevo Amor


393 forma no manipulativa, es decir, con tu propio ejemplo. El amor se basa en el respeto. El resultado es relaciones 'ganador-ganador.' Pero recuerda también que no es lo mismo pensar en pequeño que pensar en grande. No es lo mismo pensar en un amigo que pensar en Dios. No es lo mismo pensar en tu espíritu que en el fútbol. No es lo mismo pensar en tu pueblo que en el Universo. Pruébalo, siéntelo y decide conscientemente. 3. Capacidades. Como cada vez te amarás más a ti mismo/a, irás descubriendo y desarrollando nuevas habilidades y capacidades para ir cumpliendo tus respectivas misiones y objetivos. Amar, reconocer y agradecer tus capacidades, habilidades, virtudes y cualidades es potenciarlas, dar reconocimiento a esa parte o partes tuyas que te están ayudando a crecer y que poco a poco irán constituyendo tu perfección, sustituyendo por nuevas alternativas y cualidades las antiguas limitaciones o defectos que hayas podido aprender o desarrollar. Piensa cuales son tus mejores capacidades o qué otras te gustaría descubrir y potenciar, porque recuerda: "todo lo que se recibe es para dar." Piensa entonces qué capacidades necesitas tener y que quizás ahora ya hayas descubierto para llevar a cabo tu misión. 2. Comportamiento. Todo lo que hagas lo harás por amor y desde el amor, por lo cual tu comportamiento cambiará. Tu fisiología, tu postura y movimientos serán los de una persona fuerte, segura, completa, dulce y amorosa, porque lo uno no está reñido con lo otro (recuerda cómo era Jesús...). Tus palabras o tus silencios no serán ya de defensa o ataque, sino de comunicación, comprensión y respeto. Todo ello te ayudará a ser capaz de dar las respuestas adecuadas ante el entorno, en cualquier situación, desde tu alegría y serenidad interior. Tus comportamientos han de llevarte a estar siempre bien contigo mismo/a en cualquier situación, pase lo que pase. Ese es el resultado final del camino de crecimiento que estás iniciando ahora o que quizá ya hayas iniciado. Propuesta: el Nuevo Amor


394 1. Entorno. Y tu entorno empezará a notarlo y a decirte "has cambiado mucho, ya no te enfadas como antes" o "no pareces el mismo o la misma, estás mucho mejor..." y tu respuesta será tan solo una sonrisa. Ese será el feedback de que lo estás haciendo bien. Y tu seguirás mirando hacia adentro, siguiendo tu intuición, tu espíritu, tratando a los demás con amor y respeto, pero sin dejarte manipular ni influir como antes, y sin aceptar abusos ni chantajes emocionales: ya no necesitarás someterte ni ser victima. Al mismo tiempo, amarás todo lo que te rodea, el perfecto paraíso en que habitas, el sol, la luz, las nubes, el cielo, las estrellas, el mar, las flores, los árboles, los animales, todo aquello que te ayudará a ser feliz y que quizás te había pasado desapercibido, y sobre todo dando gracias a Dios continuamente por todo cuanto has recibido y te queda aún por recibir. Y quizás, al cabo de un tiempo, alguien de tu entorno se acerque con admiración y respeto y te diga: "has cambiado tanto... enséñame, dame de eso que tú tienes ahora y que antes no tenías..." Y ese será tu premio. Sólo por ello habrá valido la pena el esfuerzo. Y ¿cómo te sentirás cuando todo ello se lo transmitas a alguien más? "Pedro Pablo Gaviota era aún bastante joven , pero ya sabía que no había pájaro peor tratado por una Bandada, o con tanta injusticia. [...] -No seas tan duro con ellos, Pedro Gaviota. Al expulsarte, las otras gaviotas solamente se han hecho daño a sí mismas, y un día se darán cuenta de ello; y un día verán lo que tú ves. Perdónales y ayúdales a comprender. [...] El caos reinó por un momento dentro del joven pájaro. -Pedro Pablo Gaviota, ¿quieres volar? -¡SI, QUIERO VOLAR! -Pedro Pablo Gaviota, ¿tanto quieres volar que perdonarás a la Bandada, y aprenderás, y volverás a ella un día y trabajarás para ayudarles a comprender? [...] -Sí, quiero -dijo suavemente. -Entonces, Pedro -le dijo aquella criatura resplandeciente, y la voz fue muy tierna-, empecemos con el Vuelo Horizontal..." Richard Bach - "Juan Salvador Gaviota"

Propuesta: el Nuevo Amor


395 Tal vez, llegados a este punto, creas que mi vida ha sido de color de rosa, o que he vivido en un mundo aparte. Interpreto que quizás pienses, como otra mucha gente, algo así: "seguro que ella no tiene problemas; si le hubiera pasado lo que a mí; es muy fácil decirlo, pero ¿y hacerlo?; si ella estuviese en mi lugar, con los problemas que tengo, ya veríamos lo que haría; si a ella le hubieran hecho lo que a mí, ya veríamos cómo actuaba; muy bonito todo, pero me gustaría verla en mis zapatos..."; o cosas por el estilo, ¿cierto o no? (Te habla la voz de la experiencia...) Quizás quieras ya acabar y pasar a la última parte de esta obra... Ven conmigo, ya falta poco para que caiga el telón...

Propuesta: el Nuevo Amor


396


397

PARTE 4

Mi historia personal Epílogo: Una nueva Raza "Existe una pauta que marca la diferencia en el carácter de las personas: están los que deciden usar sus justificaciones para estar mal, y están los que eligen no hacerlo" Inma Capo

r


398


399

Mi historia personal "La esencia de la grandeza radica en la capacidad de optar por la propia realización personal en circunstancias en que otras personas optan por la locura" Dr. Wayne W. Dyer

Aquel sábado de Noviembre de 1974 me dio un vuelco el corazón. Mi intuición me puso en estado de alerta, como tantas otras veces. Y como tantas otras veces no le hice caso. En esta ocasión además no podía hacerle caso. Estaba obligada a entregar a mis dos hijos, Gabriel y Alejandro, de 4 y 6 años de edad, a su padre, obedeciendo al régimen de visitas judicialmente decretado a raíz de nuestra separación, -de las de curia, donde la mujer tenía que demostrar que era inocente de todo-, en la que obtuve su tutela y patria potestad. "-Dadle un beso a vuestra madre...y decidle adiós..."

Mi historia personal


400 Algo dentro de mí sabía que ese sería el último beso. Les vi marchar a regañadientes, como otras veces, sus preciosas caritas volviéndose hacia mí, como si intuyesen algo también. Jamás les volví a ver.

Mi historia personal


401

¡SOBREVIVIRÉ!

No

voy a entrar en detalles sentimentalistas, porque por mucho que mi habilidad literaria fuese capaz de describir lo que una madre puede llegar a sentir ante tal villanía, nunca llegaría a rozar mínimamente la realidad. Si repentinamente amanecieras ciego, o viendo que todo se derrumba a tu alrededor, o que te amputan brutalmente los brazos o las piernas, aún así eso no sería nada comparado con el sentimiento de incredulidad, asombro, impotencia, desesperación, aturdimiento, dolor y rabia que surge por cada poro de tu cuerpo, mientras se te nubla de vista, el corazón quiere estallar en el pecho y la cabeza se paraliza. Todo a la vez y a la máxima intensidad que un ser humano puede sentir. Es sorprendente la capacidad de la persona para superar cualquier situación, por dolorosa que ésta sea. Siempre que consiga controlar su mente, por supuesto. Esta era la ocasión que la vida me brindaba para ponerme a prueba. Nunca mejor. De mí dependía dar el salto hacia un lado u otro de la invisible y delgada línea que separa la razón de la locura, la vida de la muerte. Y una vez más surgieron mis recursos, mi espíritu, mi Dios interior a ayudarme. Todas mis partes internas se prepararon al unísono, con una fuerza imparable, para trabajar a mi favor: presentar batalla ante la vida. Un ¡NO! rotundo, categórico y diáfano surgió no sé de donde, supongo que de mi espíritu. Una vez superados los primeros momentos de shock e incertidumbre y tras haber interpuesto inmediatamente las denuncias pertinentes, mi mente comenzó de nuevo a trabajar, y lo hacía a una velocidad de vértigo. Todos los hechos pasados, todas Mi historia personal


402 mis referencias y aprendizajes, todo lo que había vivido hasta mis 29 años de tiempo en este planeta, desfilaban ante mí agolpándose, como intentando ayudarme, hacerme ver que este era un episodio más que había que superar. Y todo ello me iba generando una sensación tan fuerte de cólera y rabia que sentía como si fuese a explotar de un momento a otro. Hubiese podido matar perfectamente al malhechor... si hubiese sabido donde estaba. Para bien suyo, jamás logré dar con su paradero. Había que tomar una decisión y rápido. Podía elegir entre llorar, crearme una depresión -la excusa era perfecta-, suicidarme, fumar, drogarme, emborracharme, prostituirme, dejar el trabajo, hundirme, autocompadecerme y no se cuantas cosas más, provinentes sobre todo del entorno, que no esperaba otra cosa; incluso llegaron a sugerirme que ingresara en un convento. Pero también podía elegir todo lo contrario. Y eso es lo que hice. ¿Cómo? Muy fácil. Parecía como si toda mi vida me hubiese estado preparando para ello. Una de mis preguntas autónomas "salvavidas" ha sido siempre: ¿qué hay que hacer?. Y en esta ocasión tampoco me falló. La respuesta apareció ante mi clara y contundente. A pesar de que mi sistema nervioso estaba a punto de estallar, apretando los puños y los dientes fuertemente, decreté con firmeza: "¡Veamos quien puede más, si la vida o yo. Nada ni nadie va a poder conmigo! Si esto ha ocurrido es por algo y para algo. Bien, pues ya que es así voy a aprovecharlo para hacer de mí una persona de la cual, si mis hijos algún día aparecen, puedan sentirse orgullosos y pueda ayudarles si me necesitan." Y con ese motivador decreto, sin derramar una sola lágrima, eché los hombros hacia atrás, y salí de nuevo al mundo, a mi trabajo, a mi entorno, con la cabeza tan alta y con tanta fuerza y Mi historia personal


403 energía que nunca di a nadie la oportunidad de compadecerme, de decirme "pobrecita." Es en estas ocasiones cuando te das cuenta de quienes son tus verdaderos amigos y familiares. De los primeros, uno tan solo estuvo a mi lado para echarme una mano en lo que pudiera. De los segundos, ninguno. Durante los años siguientes busqué a mis hijos de todas las formas que estaban a mi alcance y en cuantos lugares se me ocurrió que podrían haber ido, pero era como si se los hubiera tragado la tierra. Hice tantas gestiones infructuosas, -todo lo que mi imaginación y posibilidades dieron de sí-, que el expediente que tengo guardado pesa varios kilos. Había que seguir adelante, siempre adelante. Continué mi vida sin saber si estarían vivos o muertos. Pero aún así, no dejé ni una sola noche, en todos los años de vacío y ausencia, de visualizarles y enviarles mi energía para que estuvieran bien, pidiendo a Dios que se ocupase de ellos dondequiera que estuviesen. "Dios mío, cuida de mis hijos y haz de ellos unos hombres de provecho." Toda esa energía interior la volqué en mi trabajo, en mis estudios, en mis nuevos aprendizajes, en mis viajes y en mis nuevas experiencias, sin perder jamás la esperanza de que mis hijos debían estar vivos, en alguna parte del planeta. Algún día regresarían, algún día me buscarían, algún día... Al mismo tiempo seguí con mis pesquisas, tanto personales como legales, no encontrando más que ineficacia, excusas y un trato machista totalmente discriminatorio que incrementaba cada vez más mi profunda sensación de impotencia, pensando que si eso mismo me hubiera ocurrido en un país civilizado, o si yo hubiese sido una persona importante, las cosas no hubiesen sucedido de la misma manera. Mi historia personal


404 Así fueron transcurriendo los años. Estudiar y aprender, descubrir y experimentar, crecer y evolucionar. Esas fueron mis mayores motivaciones. El tiempo, inexorable, implacable, hizo el resto. Fui llenando mi mente de informaciones que pudieran aportarme una nueva luz sobre mi vida y mi futuro. Dejé mi huella en muchos lugares del planeta y descubrí, una vez más, mi gran capacidad de ponerme a prueba a mí misma. Sin saberlo, el Universo me iba preparando una nueva identidad para una nueva misión. "Cambia tú y cambiará tu entorno", ¿recuerdas?. Y así fue. Tras los procesos habituales de crítica feroz, envidia, admiración y respeto (en ese orden) que manifiesta el entorno hacia las personas que se atreven a marcar una diferencia, el feedback de mis allegados de entonces también comenzó a cambiar. Al principio fueron las típicas frases de "cómo has cambiado, has mejorado mucho, no eres la misma de antes..."; luego fueron las frecuentes peticiones de consejo, el ayudar a solucionar problemas, el aportar siempre nuevas ideas, pero sobre todo fue mi cambio de actitud el que hizo que aquella fuerza interior se fuese canalizando hacia fuera, hacia los demás. A lo largo de mi periplo en solitario a través del tiempo, había sido capaz de sustituir mi rabia por paciencia y comprensión, mi rebeldía por aceptación y mansedumbre. Al cabo de un tiempo, en ese proceso de crecimiento personal, llegué a ser capaz de perdonar. Me costó un gran esfuerzo, pero lo conseguí. Y todo empezó a cambiar todavía más desde ese momento. Un buen día, unas compañeras de mi trabajo me dijeron que querían que les hablase. Ante mi asombro, querían que les hablase a un grupo de gente que quería conocerme. Al parecer, mis consejos y ejemplo les habían sido de mucha utilidad, y había otras Mi historia personal


405 personas que también necesitaban ayuda y deseaban un consejo, una palabra diferente. Eso no me lo esperaba. Todo lo que había estudiado y aprendido a lo largo del tiempo, era para mí, para mi propio desarrollo, pero nunca pensé en transmitirlo a los demás. No me consideraba preparada para tamaña responsabilidad. Dudaba, pensaba, reflexionaba. ¿Por qué yo, Señor, si no estoy preparada? Mi voz interior respondió una vez más: "si es así, por algo será. Acéptalo, como siempre." No tuve más opción que comprometerme y dar una fecha. Se acercaba a la sazón el mes de Mayo. Puse la fecha cercana al 23, el cumpleaños de mi hijo mayor. Esas semanas apenas pude dormir, pensando por donde empezaría y por dónde acabaría. Cuando lo tenía claro, pensaba que habría que poner algo en medio. Sí ¿pero qué? Hasta que por fin el guión quedó hecho, revisado por enésima vez y listo en una bonita carpeta azul. ¡Al fin de semana siguiente iba a dar mi primer cursillo! Iba a sacar hacia fuera todo lo que había ido guardando hacia dentro: lo mejor de mí misma. Sería una prueba más. Pero no sería la última. El día anterior al cursillo sonó el teléfono. Una voz masculina desconocida preguntaba por mí. Con palabras indecisas, sin saber muy bien cómo hablarme, me dijo: - Señora, aquí es la Jefatura de Policía. ¿Tendría Vd. inconveniente en venir a hablar conmigo? - ¿Qué ha ocurrido, alguna desgracia? - ...no exactamente, no se preocupe, pero no me gustaría decírselo por teléfono, si no le importa. - Pero bueno, ¿no puede decirme de qué se trata? - Sí, ... pero preferiría decírselo personalmente porque es algo muy importante. Acordamos que iría inmediatamente. Mi historia personal


406 No hizo falta que me dijera nada más. Lo sabía, estaba segura. Nuevamente sentí aquel inconfundible vuelco en el corazón, esa intuición que siempre me avisa, pero que ya había aprendido a reconocer. Colgué el teléfono para llamar de inmediato a mi mejor amigo, ese ángel tutelar que Dios nos pone en la ventana cuando nos cierra una puerta y que tanto me había ayudado en los peores momentos. - ¿Estás sentado? -dije con voz entrecortada por la emoción. - Sí, ¿qué pasa?, no me asustes... - Mis hijos han aparecido. - ¡¿Quéee... cómo lo sabes? ¿Estás segura? No te vayas a hacer ilusiones... - Lo sé, estoy segura. Son ellos. No me equivoco. No me puedo equivocar. Y no me equivocaba. Con gran emoción y precaución, temiendo por mi reacción y más nervioso que yo, el Inspector de Policía me mostró una fotocopia de una carta, escrita con letra para mí desconocida: provenía del Consulado de Caracas, en Venezuela: mi hijo pequeño buscaba a su madre. Quería saber si estaba viva. Habían transcurrido dieciocho largos años.

Mi historia personal


407

EL PREMIO

Sí, yo había presentado una denuncia por la desaparición de mis hijos (secuestro y sustracción de menores). No, nunca tuve ninguna noticia en todos estos años. No, no me había casado ni tenido más hijos. Si, por supuesto que sí quería dar mi dirección.. ¡Cómo no, si siempre les había estado esperando...! ¡Qué aventura tan maravillosa y divertida es la vida! Ahora ya podía llorar, porque ahora eran lágrimas de dicha, de emoción, de felicidad, de poder compartir la buena noticia con mis amigos y amigas más queridos. Y qué causalidad que aparecieran justo cuando yo había aceptado ayudar a los demás y no antes... Di aquel primer "cursillo" con mucha ilusión -la carpeta azul con el guión, tan detenidamente preparado, no apareció por ninguna parte, así que tuve que improvisar, lo que he seguido haciendo desde entonces-, y al finalizarlo pude darles la grata noticia a aquellos entrañables amigos, gracias a los cuales mi vida profesional cambiaría más pronto de lo que hubiera imaginado. Mi vida personal iba dar la vuelta completamente. Al cabo de un tiempo recibí la primera carta de mi hijo pequeño, aquel desconocido que me escribía, al que vi por última vez cuando tenía cuatro años de edad y sus rizos adornaban su siempre sonriente y traviesa carita. Ahora me enviaba unas fotografías, en las que aparecían varios chicos jóvenes. Con una flecha había señalado: "este es tu hijo" en cada una de ellas. La carta de varias hojas venía emborronada por sus lágrimas. Yo miraba y remiraba las fotografías, buscando rasgos familiares en aquel rostro joven desconocido, pero que mostraba un "algo" que me resultaba cercano, y leía y releía la carta, sin saber cómo reaccionar, qué tenía que sentir, qué emoción era la adecuada. ¿Podía creérmelo, no sería otro engaño más? Pero no, no lo era. Mi historia personal


408 Al cabo de cierto tiempo recibí otra carta, no menos larga que la anterior. Esta vez era de mi hijo mayor, quien no acababa de dar crédito al hallazgo que su hermano le había comunicado, ya que ambos vivían en Venezuela, pero en ciudades distintas. No sabía por donde empezar, qué decirme. Me contaba "¿sabes mamá?, tengo novia..." ¿Cómo podía tener novia aquel precioso y bonísimo niño de seis añitos, de rizos rubios que yo cortaba mientras se estaba tan quietecito...? ¿Qué había pasado? Simplemente: había pasado el tiempo. Tendría que actualizar mis imágenes internas, pero ¿cómo tender un puente entre mis recuerdos de dos niños y los nuevos rostros adultos de ahora?. Si hacía dieciocho años superé su desaparición, ahora tenía que ser capaz de superar su aparición. En mi recuerdo sólo estaban las imágenes que conocía, las de aquellos niños a quienes no había visto crecer. Mis hijos, esos desconocidos. ¿Cómo serían, qué carácter tendrían? ¿cómo se les habría educado? ¿cuáles serían sus costumbres? ¿acaso fumarían o cosas peores...? ¿qué tendría que hacer yo ahora? ¿cuál sería mi misión? ¿qué pensarían o esperarían de mí? ¿cómo se hacía eso de ser madre de unos chicos mayores? Bien, si había hecho frente a todo lo anterior, esto no iba a ser menos: aceptar en mi ordenada vida a dos jóvenes desconocidos. Pero eran mis hijos y estaban vivos. Y eso era lo más importante. Por fin llegó el día de conocernos. Mientras tanto, la noticia había corrido de boca en boca, llegando a la prensa y la televisión. Tras una ardua organización, todo estaba preparado. Y vi aparecer a dos muchachos que, tímidamente, con la cabeza agachada, se acercaban lentamente hacia mí. Corrí hacia ellos, hacia mis hijos y les abracé. Nos abrazamos, reímos, lloramos, nos miramos y remiramos, me cantaron una canción que habían estado ensayando para mí, empezamos a hablar, a reconocer nuestros rasgos, a ver quien se parecía más a quien y a hablar. Sobre todo a hablar. ¡Teníamos tantos años de atraso! Mi historia personal


409 Poco a poco me fueron contando todo cuanto recordaban, todo lo que habían vivido desde aquel aciago día, en el que, según recordaba al mayor, lloraban porque los habían metido en un avión y una azafata les daba juguetes, pero ellos no querían ir allí porque tenían miedo y no les gustaba la mujer con la que su padre les llevaba. Y me mostraron las cicatrices que llevaban en diversas partes del cuerpo, producidas por los malos tratos a los que aquella descerebrada mujer les había sometido, entre otras cosas, en los años en que permanecieron con ella, hasta que tuvieron edad de escaparse. Entonces, cada uno se fue a una ciudad para estudiar en una universidad distinta. Siempre habían estado juntos, como uña y carne, el mayor cuidando del pequeño, y éste siguiendo a su hermanito a todas partes. Una vez allá, desde el principio los había mantenido separados para que no pudiesen estar juntos y tramar algo contra ella. A medida que hablaban y hablaban, yo me iba hundiendo en la silla cada vez más. La historia era aterradora. A pesar de todo ello, de los malos tratos, de la carencia de comida y alimento adecuado, del mal ambiente en que habían crecido, ambos se habían hecho a sí mismos. Habían sabido desarrollar todos los recursos necesarios para salir adelante solos. Habían superado todas las pruebas. Eran supervivientes, como yo, su madre. Tanto uno como otro, habían elegido estudiar, trabajando en cualquier cosa para poder sobrevivir y asistir a la universidad. Tuvieron que luchar muy duro para salir adelante solos, sin ayuda de nadie. Nadie les pagó sus estudios ni les dio dinero para nada, tuvieron que trabajar y mantenerse vivos por sí mismos. A pesar de lo cual, y de vivir en condiciones por debajo del índice de pobreza, mi hijo mayor, Gabriel, hizo toda su carrera con menciones honoríficas y con un semestre menos de tiempo, ya que Mi historia personal


410 estudiaba en verano asignaturas del curso siguiente, pidiendo libros prestados, mientras vendía perritos calientes y dormía en la playa, entre muchos otros trabajos que tuvo que hacer para salir adelante por sí solo. Fue el número uno de su promoción. Ser el número uno siempre ha sido y sigue siendo su mayor motivación. El menor, Alejandro, estudiaba 3º de Ingeniero Agrónomo y había trabajado pintando, como jardinero, chofer, camarero, cantando y amenizando fiestas con su innata habilidad artística que había desarrollado, y era querido por todos; por dondequiera que hubiese estado había dejado amigos que lloraron cuando se despidió para venir a España. Al poco tiempo tenía aquí tantos amigos como había dejado allí. Estaba orgulloso de todo lo que sabía hacer, de no necesitar a nadie, de valerse por sí mismo, de haber dicho que sí a la vida, de no tener miedo a nada. Ninguno de los dos fumaba, ni bebía, y sabían lo que era pasar hambre. Siempre habían huido del ambiente de drogas que allí reinaba por doquier. Nunca habían perdido el tiempo con el fútbol ni otras tonterías. En su lugar, sabían música, idiomas y se sentían capaces de hacer cualquier cosa en la vida. Habían sabido mantenerse impecables, a pesar de todo lo que habían sufrido y luchado. Y lo mejor de todo: su grandeza y bondad innata, su fortaleza interior, su espíritu. No guardaban rencor en su corazón, sino tan solo una profunda pena, por todo lo que les habían hecho pasar sin necesidad, todo lo que se habían perdido durante su infancia y su juventud y a lo que tenían derecho. ¡Cuanta bondad, comprensión y ternura guardaban en su corazón! La ventaja de haberse educado a sí mismos es que nadie les dijo qué es lo que no podían hacer, luego no tienen limitaciones adquiridas. Si los hubiese educado yo, no lo hubiera hecho tan bien. Si alguna vez soñé cómo podían haber sido mis hijos, me había quedado corta. Eran el mejor regalo que Dios podía Mi historia personal


411 haberme hecho. Todo lo pasado anteriormente se compensaba con creces. Si ellos estaban orgullosos de haber encontrado una madre como yo, yo estaba más que satisfecha y orgullosa de haber traído al mundo dos almas puras, perfectas y evolucionadas, como las de mis dos hijos, Gabriel y Alejandro. Mi premio. El Universo siempre tiene para nosotros mejores planes que los nuestros, aunque no lo sepamos entender ni ver porque no los conocemos. A mayor prueba superada, mayor es el premio que se recibe. Porque todo es para nuestro bien último. Cada minuto del día estoy dando gracias a Dios por mi vida y por haber criado y cuidado por mí a mis hijos, Sus hijos. ¿Quién podría haberlo hecho mejor? Que Dios les bendiga y les siga protegiendo. Ya lo ha estado haciendo durante dieciocho años.

Mi historia personal


412


413

EPÍLOGO

LA NUEVA RAZA

Tras un lógico proceso de adaptación, viajes a Venezuela para conocer a los amigos que allá quedaban, papeleos, periodistas, televisión, entrevistas y reestructuración de nuestras respectivas vidas, todo fue volviendo poco a poco a adquirir tintes de normalidad. Mis hijos encontraron trabajo, siguieron estudiando y adaptándose a las distintas costumbres y clima de este país, donde habían nacido, pero donde todo era nuevo para ellos. Los dos han seguido mis cursos de crecimiento personal, en los que hemos limpiado y puesto en orden cualquier cabo suelto que hubiese podido quedar sin atar de su vida anterior. Resultado de todo ello:

Epílogo: una Nueva Raza


414 Ambos han elegido parejas a su mismo nivel, quienes tampoco fuman ni tienen ningún tipo de dependencia. Estudian continuamente, trabajan en equipo, codo con codo, y si me siento muy orgullosa de mis hijos, no lo estoy menos de mis estupendas nueras, a las cuales tampoco nunca les falta el trabajo. ¡Qué felicidad da verles juntos! Mi hijo mayor, Gabriel, ha vuelto a ser el primero de su promoción en un Master del Instituto de Empresa, obteniendo esta vez la calificación Cum Lauden. Ha elegido él la empresa en donde quería trabajar y el propio Instituto de Empresa le ha ofrecido ser Profesor de su acreditado elenco. Mi hijo menor, Alejandro, estudió teatro, habiendo quedado el primero en las pruebas de acceso, tras haber aprendido igualmente a pilotar un avión, electrónica, informática, da cursos de fotolectura y le sabe mal rechazar tantas ofertas de trabajo como recibe, tras haber dejado su propia empresa de informática que él mismo montó, una vez más sin ayuda de nadie y en un país donde tuvo que empezar desde cero. Hoy en día ya ha finalizado su carrera con éxito, siendo Director de Teatro y Dramaturgia. Con estos ejemplos, volvamos ahora a todo lo expuesto en las partes anteriores. La fuerza interior siempre vence cuando se decide hacer uso de ella. Ese es nuestro Dios interior, el que el hombre ha olvidado, como dijo Alejandro Magno. Por si te es de utilidad, te diré que durante esos dieciocho años, jamás me tomé ni una simple aspirina, ni me dio por beber, ni fumar, ni drogarme, ni quejarme, ni ir de víctima, ni tener las socorridas depresiones, ni nada por el estilo. Ni mis hijos tampoco. Y por cierto, garantizo que ninguno de nosotros nos hemos creado traumas, síndromes o complejos de ningún tipo. Tenemos todas las justificaciones, excusas y pretextos para ello, pero hay Epílogo: una Nueva Raza


415 quienes eligen usarlas y hay quienes no. A las pruebas me remito, y tanto mis hijos como yo somos ejemplos vivos de todo cuanto ha quedado expuesto en este libro desde el principio. Y seguro que hay casos mucho más dramáticos y ejemplarizantes que el nuestro, por supuesto. Como dijo Pericles, "la mayor gloria se gana superando los más grandes peligros." Quizás esa haya sido nuestra misión. "Grandes maravillas existen, pero ninguna comparada al hombre en sí mismo." En efecto, nada es superior al Ser Humano, siempre que ese Ser Humano así lo elija creer. Lo demás son paparruchadas, historias de convento más o menos tristes, y ganas de ir sembrando negatividad a diestro y siniestro, cuyo resultado es esta enfermiza, contaminada y absurda sociedad en la que vivimos. ¡Ya está bien, señoras y señores, ya está bien! Tú, querido lector, querida lectora, a quien agradezco la paciencia de haber llegado hasta aquí, ¿tú qué crees, qué eliges creer? ¿Qué decides? ¿Vas a seguir buscando excusas y justificaciones para estar mal o vas a poner en marcha tus recursos para estar bien? Pues ya ves: no hay excusas que valgan. Un Ser Humano es siempre superior a cuanto le suceda en la vida. Porque lo importante no es lo que te pasa, sino lo que tú haces con lo que te pasa. Ha quedado demostrado, una vez más, que es nuestro pensamiento acerca de las cosas lo que genera nuestros estímulos o nuestras limitaciones, nuestra fortaleza o nuestra debilidad. Y todo, como siempre, por el mismo precio. El Ser es el dueño de la mente, de sus pensamientos. Son los pensamientos los que generan las instrucciones para vivir, las Epílogo: una Nueva Raza


416 órdenes que segregan la bioquímica que pasa del cerebro al cuerpo, y de ahí a tu comportamiento, tus sensaciones, tus emociones, tu vida. También ha quedado demostrado que la debilidad e imperfección humanas, la Teoría de la Antilibertad, no son más que manipulativas falacias sociales, y no es válida para todos aquellos que usamos nuestro poder personal para hacernos cargo de nosotros mismos. Y afortunadamente cada vez somos más. ¿Te apuntas al grupo? Somos las semillas de la Nueva Raza, la raza del Ser Humano fuerte, poderoso, potente, libre e independiente, en incesante búsqueda por recuperar y manifestar su perfección interior, esa perfección innata que, junto con su libre albedrío, configuran su grandeza y su auténtica identidad: la que le ha otorgado Dios por el simple y maravilloso hecho de ser hijo Suyo, haya nacido donde haya nacido. ¡No permitas que nadie te arrebate ese privilegio! ¡Mantén tu luz siempre viva y huye de aquellos que pretendan apagarla! "-Chiang... -dijo, un poco nervioso. La vieja gaviota le miró tiernamente. -¿Sí, hijo mío? En lugar de perder fuerza con la edad, el Mayor la había aumentado; podía volar más y mejor que cualquiera gaviota de la Bandada, y había aprendido habilidades que las otras sólo empezaban a conocer. -Chiang, este mundo no es el verdadero cielo, ¿verdad? El Mayor sonrió a la luz de la Luna. -Veo que sigues aprendiendo, Juan -dijo. -Bueno, ¿qué pasará ahora? ¿Adónde iremos? ¿Es que no hay un lugar que sea como el cielo? -No, Juan, no hay tal lugar. El cielo no es un lugar, ni un tiempo. El cielo consiste en ser perfecto." Richard Bach - "Juan Salvador Gaviota"

Epílogo: una Nueva Raza


417 Querido lector, querida lectora, ha sido un placer para mí haber recorrido juntos este trayecto, que ha sido escrito con sinceridad y la mejor intención, pensando únicamente en ti. Si tu mente ha sabido captar todo el mensaje que se encierra tras las palabras o entre líneas, quizás te veas a ti mismo/a con otros ojos, desde otra altura. Deseo sinceramente que así sea. Por tu bien, por el bien de todos, por el bien de la humanidad. ¡Sé el mejor ejemplo de la grandeza divina, comprometiéndote contigo mismo/a a alcanzar tu máximo nivel de excelencia personal y manifestarlo en todos los ámbitos de tu vida! Esa es tu misión, la misión de todo Ser Humano Perfecto y la única forma de retornar al Paraíso que siempre ha estado ahí esperándote: dentro de ti. Vuelve a recordar, a releer ahora: ¿Cuáles son tus sueños...? y conviértelos en realidad. "No te preocupes si construiste castillos en el aire, porque es ahí donde debían estar. ¡Ponles ahora los cimientos!"

Inma Capo Panadés La Tierra, Año 2001 de la Era de Acuario. 6ª edición revisada, Año 2007.

Epílogo: una Nueva Raza


418


419 Inma Capo es Directora del International Institute of Neurolinguistic Programming, que fundó hace muchos años como una de las pioneras de la Programación Neurolingüística en España, impartiendo sus enseñanzas tanto a empresas como a toda persona interesada en su desarrollo y evolución personal, de forma práctica y efectiva. Ha creado su propio método de Poder neurológico (™). Su misión, que subyace en sus enseñanzas, es ayudar al despertar de la conciencia personal, como paso previo para recuperar la grandeza interior, la identidad divina, la autoestima y poder del individuo, para formar una raza fuerte y preparada, base creadora de una nueva sociedad en la cual todos queramos vivir. Puedes visitar su página web, donde encontrarás su curriculum, artículos, experiencias de sus alumnos y más detalles sobre sus actividades profesionales que se organizan e imparten en distintos países del mundo. Si deseas recibir información gratuita, o solicitar ejemplares del libro, puedes hacerlo a:

Inma Capo Formación Integrada para el Desarrollo Humano Apartado 292 - 46080 Valencia -España www.instituto-pnl.com Email: pnl@instituto-pnl.com

Retorno al Paraíso, el Despertar  

¿Podrías decir con absoluta sinceridad que te sientes lleno por dentro, a rebosar, día tras día, con esa alegría y energía sin límites que e...

Retorno al Paraíso, el Despertar  

¿Podrías decir con absoluta sinceridad que te sientes lleno por dentro, a rebosar, día tras día, con esa alegría y energía sin límites que e...

Advertisement