Page 1


ÓRBITA CEMENTERIO

poesía (14)


luces de gálibo pOEsíA 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14.

José Antonio llera El síndrome de Diógenes Iker biguri Agujeros y jardines Antonio gómez Cruce de caminos cristián gómez olivares Homenaje a Chester Kallman Nuria Ruiz de Viñaspre Tablas de carnicero sergio R. Franco El espanto, modo de empleo Ferran Fernández (ed.) puta poesía luis Arturo guichard Versión aérea isabel bono Algo de invierno Felipe Juaristi Aingeruaren angelua / El ángulo del ángel José María cumbreño Genealogías inmaculada sánchez Alarcón Cartografías imposibles Francisco cenamor Nada somos Nuria Ruiz de Viñaspre Órbita cementerio


NuRIA RuIz DE VIñAspRE ÓRBITA CEMENTERIO

lucesde:gálibo


© 2011, Nuria Ruiz de Viñaspre © 2011, Luces de Gálibo (Gorbs Edicions sL), Barcelona .......................... Diseño y dirección de la colección: Ferran Fernández Maquetación: zaranda & Jo .......................... isbn: 978-84-15117.......................... Depósito legal: ma--2011 Imprime: Imagraf Impreso en España / Printed in Spain .......................... Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra sólo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a Cedro (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra. .......................... Luces de Gálibo donará el 1 por ciento de los beneficios producidos por la venta de este libro a la ong Acción en Red.

:g www.lucesdegalibo.com


DEsGuACE EspACIAL


el bosque está enfermo. las aguas están enfermas. el aire está enfermo. la hierba está enferma. los peces ya no tienen ojos. los pájaros se hunden en el mar, pesados de plomo. las gentes están enfermas. no hay solución. hemos olvidado cómo podría haber sido. hemos olvidado cómo es. cuando todos están enfermos no hay ningún enfermo. el bosque no está enfermo. las aguas el aire la hierba los peces los pájaros nosotros los hombres ya no estamos enfermos. Claes Andersson

es demasiado tarde para ser pesimistas

vivimos en un sistema de bestialismo donde la miseria es una aguja que se clava eficaz en la órbita de los ojos mientras tanto los lobos que no somos seducen a la mitad del hombre que somos es demasiado tarde para ser pesimistas las ciudades arden en altura mientras incendiamos con explosivas manos la horizontalidad de los prados —nuestras futuras tumbas—

20


florecer ĂĄrbol anclado a tierra sangre azufre y tambiĂŠn barro es demasiado tarde para ser pesimistas los barcos estĂĄn naufragando y nos cercan como el tiburĂłn cerca el charco de sangre

21


141 grados

la temperatura corporal del planeta fuimos term贸metro calculador el contador que interpusimos entre la palabra velocidad y la velocidad con la que nos vivimos convivi茅ndonos abiertamente en el espacio

25


qué tangenciales son el dolor y su ausencia con su línea tienta la esfera de los ausentes cuerpos y lo ejecuta como si esa misma tangente tensara la curvatura del arco sumando más incógnitas a la matemática del doliente

29


TALLEREs DE テ度IDO


el óxido es un compuesto químico que contiene uno o varios átomos de oxígeno y el espacio está interceptado por miles de satélites llenos de partículas oxidadas


hilaré con óxido la fibra carcomida de mi herida la fiebre de mi llaga erosionada

devanaré el ovillo geográfico de una pieza de mi entraña separando tu hebra de mi hilo hasta que se agudice y decline el resto de mis ejes homérica tejeré un cinturón de asteroides que ciña mi latido a la química de tu espacio —sólida aleación la nuestra— y cuando me desenrosque lentamente saltaré de un huso a otro hasta que estalle detonada y tires mi masa atómica a la cuneta siendo ovillo hosco y enlutado de tu también oscura y lenta muerte

42


la civilización desemboca en la degradación de la especie Ch. Richet

prefiero dormir agrietada a la intemperie

que en una aquilatada fosa con un acero a cuestas prefiero la mosca-cebo en el sedal antes que el arañazo feroz de tus ojos en mi espalda —soledad maciza que abate como hielo rojo— prefiero el óxido de la metralla en vena al disparo anónimo en este asfalto prefiero tu madera carcomida a la armadura de mi cuerpo —tus astillas destruyendo las paredes de mi carne— prefiero esa carne mía putrefacta a mi venidera carne putrefacta prefiero los gatos fermentados las ballenas encalladas casi agrias los caballos malhablados con sus crines desbocadas prefiero los sin tierra y sin latido con su azufre suplicando cicatrices

43


prefiero la maraña que le sigue a tu indolente sexo siendo muralla enmarañada en mi cerebro oblicuo prefiero lo vil lo más indigno la miseria lo prefiero para no defraudar ni espíritu ni sexo ni latido y tener la certeza casi diaria de que el bienestar no existe

44


NO sOMOs MONsTRuOs


¿de dónde hemos venido, cuál es el extraño antepasado el agreste, inconsciente y lascivo animal que diferenciando un día el bien del mal hizo surgir en nosotros la angustia y el pudor del ángel? A. de Noailles de todos nosotros, quién será el primero, quién «nacidos muertos, no todos se matan» Anne Sexton


llevamos un fratricida en el brazo izquierdo

una bestia diestra al que le han arrancado el asta más siniestra un asexuado lobo cercado por la corriente del desafecto aquel mamífero sin granja y sin mástil al que anclarse que cercena impúdico su costado hermano en la misma patria

65


el coraz贸n transparente del caballo Clara Jan茅s

hoy he visto tu caballo negro h煤medo insultantemente joven

desnudo

p贸mulo salvaje lanzado hacia adelante aire desbocado galopante todo baba y todo agua y crin mojada todo viento oscuro viento todo noche y todo huella todo nuca todo nunca todo siempre todo tuyo todo eternamente tuyo todo hoy

al caballo MAS

72

y grupa y lomo


DECONsTRuCCIÓN DE ÓRBITAs


ÓRBITA GEOsíNCRONA mi corcel blanco se asomó al pozo de tu noche y con abrupto gesto lo precipitaste hacia las simas desde el brocal miré a la hondura y no vi ni el plateado trazo de sus lomos ni un leve movimiento de abrazo en la negra superficie Clara Janés

Estamos a punto de caer, amor. Estamos a un solo

paso de la sima. A uno solo. pero a un paso que no para-caídas, amor. sin coronas de marfil a las que asirnos. sin espuelas que nos frenen. Estamos a un paso del talud. sin amor ni sima ni barranco, amor. sin temblores oscilantes. Desbocados. sin resumen ni red en la garganta. sin sentencias de amor ni destellos. Con silencios consabidos. Ni siquiera somos sueño de panteras, amor. Ni tampoco dueños de los sueños. Ni siquiera carne alguna queda, ni sangre entre rendijas de esa carne de pantera. Estamos a tan solo una zancada del tornado, amor. A una ráfaga y tras esto su heredero precipicio. A un ridículo embate de viento, amor. Tan solos sin amor y sin aliento. En este giro de baldosas, amor. En este buque cósmico de cruzadas sin contrarios.

79


Y todo, amor, para terminar a bocanadas donde empezamos esta revolución. Licuados. Diluidos. Desleídos. En aquel nebuloso vértice en el que nos juntamos, amor. Cobertizo y coronilla de nuestro universo. Ahora monótono y frío territorio geofísico donde, si yo te suelto, amor, me dis-paras y, si tú me sueltas, si tú me sueltas, amor, te sujeto el vértigo el furor y la bala. porque matar cansa, amor, y además, mancha

80


íNDICE


DEsGuACE EspACIAL el origen del mundo es una estafa blindada (13) a dos mil kilómetros por encima de la tierra (14) nos navegan campo a través (16) desengañémonos (17) cuadrúpeda yegua a punto del desmayo (18) es demasiado tarde para ser pesimistas (20) la desazón carcome por inercia mi envejecida mente (22) en realidad sabemos (23) 141 grados (25) entonces contó hasta treinta satélites (26) que qué somos (27) qué tangenciales son el dolor y su ausencia (29) TALLEREs DE ÓxIDO hay mañanas... (35) no hay manera (38) mi corazón es un asteroide (40) hilaré con óxido la fibra carcomida de mi herida (42) prefiero dormir agrietada a la intemperie (43) los estribos de la tierra (45) los discursos se me han fugado de la cabeza al sexo (46) mis manos son dos útiles de labranza (47) quizá me haga candil que irradie (48) el glaucoma orbita mi ojo (49) a veces el animal que llevo dentro (50)


NO sOMOs MONsTRuOs animal que nunca hibernas (55) diurna renacentista (57) embestiré mi ira en el núcleo de tu vientre (59) monstruo ensordecedor (60) como el antílope destetado me repudiarás (61) sabemos que el caballo es una especie depredada (62) he visto orcas lloviendo de mi plato de ducha (63) llevamos un fratricida en el brazo izquierdo (65) una mancha de sangre rota (66) mañana fue la guerra (67) el planeta es una piedra erosionada (68) soltad aquella oveja contagiada (69) antiformas que rozasteis mi esfera (70) hoy he visto tu caballo (72) DECONsTRuCCIÓN DE ÓRBITAs planeta artefacto (75) zona orbital (76) órbita geoestacionaria (77) órbita operacional (78) órbita geosíncrona (79) órbita cementerio (81)

Extractos del libro Órbita cementerio de Nuria Ruiz de Viñaspre  

Extractos del libro Órbita cementerio, publicado por Luces de Gálibo 2011

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you