Page 1

Existen multitud de tipos de flores. La flor es la estructura reproductiva de las plantas fanerógamas y es especialmente compleja en las angiospermas, el grupo de plantas más abundante en la actualidad. En estas, la flor posee unas hojas modificadas que se denominan sépalos y pétalos (o tépalos si no se distinguen) y que rodean y protegen los órganos sexuales. Las flores de las angiospermas son vistosas y llamativas y sus hojas modificadas presentan una infinita diversidad de colores, tamaños, disposiciones y formas. Además, las flores suelen acompañar su vistosidad con fragancias más o menos intensas. Estas características atraen a los insectos polinizadores, pero no solo a ellos: también a los humanos, siempre fascinados por su gran belleza. En nuestra Floristería de Alcalá de Henares, Floristería Noe te mostramos estos tipos. Existen tantos tipos de flores que no es posible nombrarlos todos, aunque hay algunos que, evidentemente, poseen un mayor valor ornamental que otros, por su aspecto y por el simbolismo asociado. Estas flores son muy populares y se utilizan en ramos, coronas y arreglos de toda clase para expresar sentimientos y emociones mejor que las palabras. Algunas de estas flores son:


Rosas

Son las reinas de las flores ornamentales. De la familia de las rosáceas, el género Rosa incluye más de cien especies y miles de variedades distintas. Se trata de arbustos espinosos con flores voluminosas y muy aromáticas, por lo que también se emplean en perfumería y cosmética por sus aceites. Hay especies europeas, africanas y norteamericanas, pero la mayoría procede de Asia. Gracias a las hibridaciones y al esmerado cultivo de estas plantas, las rosas presentan tamaños, número de pétalos y colores muy variados. Su simbolismo depende mucho del color, por ejemplo: las rosas rojas se asocian con el amor y la pasión, las blancas indican pureza e inocencia y las de tonos rosas reflejan felicidad, ternura o simpatía.


Claveles:

La denominación científica es Dianthus caryophyllus y se trata de una planta herbácea perenne de la familia de las cariofiláceas. Es típica de la península ibérica y es la flor nacional española. Es heliófila, por lo que necesita mucho sol para desarrollarse con plenitud, así como suelos bien drenados, y puede alcanzar los sesenta centímetros de altura. Con los cuidados adecuados, puede florecer durante casi todo el año. La flor destaca por sus pétalos aserrados, su intenso aroma y su amplia variedad de colores. Los más típicos son blanco, rosado, fucsia, rojo, amarillo y bicolor (habitualmente blancos con los bordes de los pétalos coloreados, o al revés). El clavel es una flor muy romántica y mediterránea. Los claveles rojos transmiten pasión, mientras que otros colores reflejan sentimientos de amistad y aprecio.


Orquídeas:

La familia de las orquidáceas es la mayor de todas, ya que engloba unas veinticinco mil especies y unas sesenta mil variedades domésticas. Son flores exóticas y presentan morfologías y fragancias muy diversas. Destaca una característica común, y es su fuerte simetría bilateral. Su disposición básica es de tres sépalos externos que rodean a los pétalos internos. Las inflorescencias son muy variadas, generalmente en racimos con varias flores. Son plantas herbáceas y perennes, terrestres o epífitas. La mayoría de especies son de hábitat tropical y subtropical, aunque tienen una distribución muy amplia por todo el mundo.


Se cultivan por su belleza, salvo la Vanilla planifolia, de la que se extrae la vainilla, que tiene gran valor culinario. Las orquídeas ornamentales poseen variadas coloraciones, de leves a intensas, lisas, rayadas o moteadas. Estas flores se asocian con la fertilidad, la sensualidad y la seducción. También con la perfección.

Calas También llamadas lirios de agua. Se trata de un grupo concreto dentro de las aráceas, denominándose calas a la treintena de especies del género Zantedeschia, si bien son similares a la Calla palustris y a las del género Anthurium. Son plantas herbáceas perennes africanas. Destaca una especie sobre las demás: la Zantedeschia aethiopica, originaria de Sudáfrica, que es la más ampliamente cultivada. Su particularidad es la espata (una bráctea modificada), normalmente blanca, en forma de campana que rodea la inflorescencia vertical. Esta planta posee unas amplias hojas sagitadas y brillantes que, junto a las espatas, crean un conjunto muy atractivo y de gran elegancia.

Gerberas Son plantas de la familia de las asteráceas. El término “asterácea” deriva de “estrella” y hace referencia a que las flores se disponen en una inflorescencia central, llamada capítulo, rodeada de unas brácteas similares a pétalos que se disponen radialmente (como una estrella) a su alrededor y que forman así el denominado involucro. Girasoles y margaritas, por ejemplo, también pertenecen a esta familia. Las gerberas están naturalmente extendidas por África y Asia, pero también se encuentran en Sudamérica por introducción. Son plantas perennes con flores de aspecto sencillo, pero muy bellas, con colores muy vivos, como fucsia, naranja o rojo, a veces combinados. Con las gerberas pueden crearse composiciones muy frescas, alegres y juveniles.

Azaleas


Pertenecen al género Rhododendron, de la familia de las ericáceas. Fruto de su cultivo ornamental, existen más de diez mil variedades. Las flores destacan por ser acampanadas y de diversos tamaños, pudiendo ser bastante grandes o presentarse en inflorescencias esféricas o en racimos. Poseen colores variados, aunque las más populares son rosas, rojas o blancas. Las blancas suelen regalarse al inicio de las relaciones por simbolizar el amor incipiente, mientras que las rojas son típicas de los aniversarios, pues significan un amor duradero y sólido.

Girasoles El girasol, cuya denominación científica es Helianthus annuus, también es una asterácea, como la gerbera. Son plantas anuales (de ahí el nombre annuus) de gran porte en general, pudiendo alcanzar su tallo los tres metros. Sin embargo existen especies enanas que suelen usarse en jardinería o como flores de corte. Es originario de América. Se caracteriza por presentar heliotropismo, es decir, movimiento hacia el sol, y también es muy popular por su fruto, la pipa de girasol, que es muy sabrosa y nutritiva. Su aspecto muestra un involucro intensamente amarillo con entre veinte y cien brácteas lanceoladas, y un capítulo con flósculos más oscuros, anaranjados o rojizos. Como flor ornamental simboliza la alegría y la espontaneidad.

Tulipanes El tulipán o Tulipa (el nombre del género) pertenece a la familia de las liláceas. Es una planta herbácea bulbosa, de no más de sesenta centímetros de altura, que se caracteriza por presentar la forma que le da nombre cuando está cerrado. Existen unas ciento cincuenta especies e incontables híbridos y variedades de floricultura. En su mayoría, los cultivares derivan de la especie Tulipa gesneriana. Se encuentra en el sur de Europa, norte de África y suroeste asiático. Los otomanos lo cultivaban ya en el siglo XI, cultivo que fue


extendiéndose en Europa hasta llegar a ser una auténtica fiebre en Países Bajos, donde lo adoptaron como un símbolo nacional. Físicamente se caracterizan por poseer un tallo simple y recto, y un perigonio acampanado. Respecto al color, pueden ser monocromos o multicolores. Presentan un sinfín de coloraciones, algunas con significados especiales, por ejemplo: los amarillos son símbolo de amistad; los rojos, de amor; y los blancos, de pureza y paz.

Lilium: azucenas o lirios Son también liláceas. Se trata de plantas también bulbosas, de hoja caduca y con flores de gran tamaño muy fragantes, especialmente de noche. Poseen seis tépalos que pueden ser de muy variados colores. Son típicas del hemisferio norte, por lo que están muy extendidas en Europa, Asia y Norteamérica. Florecen en verano. Estas flores son de colores variados. Destacan el blanco, el rosa, el púrpura y el anaranjado, y pueden presentar motivos como punteados o manchas. Las blancas son símbolo de solemnidad y elegancia, por lo que suelen estar presentes en las composiciones decorativas de celebraciones importantes.

Hortensias La mayoría son arbustos de hoja caduca y son originarios del sudeste asiático y de Sudamérica. La hortensia pertenece al género Hydrangea, de la familia de las hidrangeáceas, y suele habitar en climas templados. Estos arbustos de grandes hojas de un verde intenso y hasta tres metros de altura florecen en primavera hasta el otoño. Las flores se agrupan en enormes inflorescencias esféricas al final del tallo. La flor en sí es bastante pequeña, pero es rodeada por un conjunto de brácteas coloreadas que originan una flor más grande. Estas pueden ser azules, rosas o blancas, en función de si el pH del suelo es más ácido o más básico.


La especie ornamental más cultivada es la Hydrangea macrophylla. Es muy abundante en jardines y zonas verdes de regiones húmedas, ya que requiere bastante agua. Las hortensias suelen regalarse a las mujeres maduras como símbolo de una feminidad que permanece en el tiempo.

Margaritas

De nuevo, otra asterácea. La margarita es una herbácea perenne europea. Existen alrededor de unas veinte mil especies distintas y de distintos géneros. Son similares a las gerberas, pero básicamente se diferencian en que tienen muchas menos brácteas en el involucro y un capítulo amarillo muy llamativo (en algunas especies es rojizo, incluso oscuro, como en el género Rudbeckia) y voluminoso. El involucro es típicamente blanco, aunque también puede ser amarillo, anaranjado o incluso rosa o púrpura, como en la Echinacea purpurea. Es una planta que se desarrolla bien en terrenos secos y que necesita bastante sol.


Se asocia con la inocencia, la naturalidad y la frescura y es muy habitual en los arreglos florales, a los que aporta esas características.

Astromelias El término científico del género es Alstroemeria, y también se denomina lirio de campo, lirio del Perú o lirio de los incas y es, como sus distintos nombres sugieren, una planta sudamericana, concretamente andina. Desarrolla tubérculos o rizomas y es perenne. Presenta algunas hojas lanceoladas en tallos rectos que finalizan con una umbela de entre tres y diez flores. Las flores son muy hermosas, con seis pétalos de coloraciones variadas. Es característico que algunos de ellos presenten un moteado oscuro muy vistoso sobre un color distinto al del resto de pétalos, aunque también hay astromelias monocolor en las que el moteado es más discreto. Pueden tener coloraciones muy diversas: blancas, rosas, rojas, amarillas, púrpuras o fucsias, también combinadas en la misma flor.

Crisantemos El crisantemo (género Chrysanthemum) es otra asterácea, originaria de Asia. Se trata de una herbácea perenne de tendencia arbustiva que alcanza el metro y medio de altura. Las flores ornamentales son más bonitas que las silvestres, hemisféricas y tupidas como pompones, con un involucro muy denso que tiende a cerrarse hacia el interior. La floración natural es en otoño, aunque puede ser manipulada para obtener flores todo el año. El cultivo del crisantemo es muy antiguo y se remonta a la China de hace tres mil quinientos años. Mucho tiempo después fue introducido en Japón, donde llegó a ser flor nacional. Entró en Europa en el siglo XVII. La simbología varía según el país. Por ejemplo, en China representa la sabiduría; en Japón es un símbolo imperial; en EE. UU. es una flor de alegría, y en España se asocia con el día de Todos los Santos, siendo costumbre llevar crisantemos a los difuntos en esta fecha.


Anthurium o anturio Como las calas, el género Anthurium pertenece a la familia de las aráceas. Es, además, el género más grande de dicha familia, ya que consta de más de seiscientas especies. Es una planta de las regiones tropical y subtropical de Centroamérica y Sudamérica. Es una planta muy atractiva por sus grandes, brillantes y gruesas hojas lanceoladas y su espata de colores que rodea al espádice, que es la inflorescencia en forma de espiga que se encuentra al final del tallo. Requiere humedad ambiental y una buena iluminación, pero sin sol directo. El sustrato debe estar siempre húmedo, pero no encharcado, y no le son beneficiosos ni un excesivo calor, ni las bajas temperaturas, ni las corrientes de aire. El espádice puede ser rojo, verde, púrpura, rosa, naranja, amarillo o blanco, y la espata también puede presentar colores similares, que pueden coincidir o no con el del espádice. El conjunto es muy vistoso.

Tipos de flores 15  
Tipos de flores 15  
Advertisement