Page 4

Página 4

Por Jorge Méndez

El poder de las buenas acciones ¿Qué es la felicidad? Podríamos calificar de felicidad “natural” la que se obtiene en la juventud antes que el desengaño haya dilatado el alma; o la

felicidad por la salud que hace agradable la comida; o la

felicidad del éxito, cuando el corazón es amado. La felicidad “espiritual” es la serenidad del ánimo en medio de los cambios de la vida, como una montaña siempre en pie, cuando la tempestad la cubre. F.J. Sheen. La felicidad para que sea verdadera debe ser compartida. Es aquí donde la cosa se complica, pues regularmente vamos en busca de la felicidad individual; somos seres preocupados por la autocomplacencia, determinamos lo bueno para nosotros mismos, olvidando que para poder disfrutar de la felicidad plena se requiere de más de una persona.

¿Qué ingredientes necesito para ser feliz? Escuchar Comprender Sonreír Mantenerme Alegre Hacerme amar Buscar la Paz y no la Guerra. No se debe confundir la felicidad con un goce pasajero. La felicidad es permanente ya que facilita las acciones más difíciles; bien dicen que un corazón alegre y feliz encuentra el yugo fácil y la carga ligera. Es fácil confundir un momento agradable con la felicidad. Cierto que es parte de ella, sin embargo, la felicidad es completa y permanente.

Ayuda a levantarse ante la adversidad y nos da enseñanza de los errores para

convertirlos en oportunidades para vivir plenamente felices.

Y tú ¿Cómo vives tu felicidad?

Comparte con nosotros tu experiencia, recuerda que cada experiencia personal es un gran aprendizaje para todos los demás. Escribe a los correos:

mendezhernandezjl@hotmail.com danelia.arias@sorteotec.itesm.mx

NotitecS190.4  
NotitecS190.4