Page 36

36

Reportaje Sábado 29 de diciembre de 2012

EL EXILIO DEL MIEDO E

México, D. F

Agencias

Gabriela Aguilar sorprendió a los lectores con un reportaje que documentaba, por primera vez, algo que estaba en boca de muchos mexicanos y en especial de los chilangos, es decir, los residentes de la ciudad de México

www.diarionotisur.com.mx El acontecer del sur... al instante.

l exilio del miedo fue un retrato de lo que Gabriela llamó la diáspora mexicana, es decir, el creciente número de familias de clase media y alta que dejan el país huyendo de esa “aterradora guerra civil cotidiana en la que millones siguen perdiendo” ante la inseguridad y la delincuencia que se han disparado en los últimos años. La idea, explicó Gabriela, surgió precisamente porque era un tema que estaba en el aire pero no se había escrito nada al respecto. Se sabía de algunos artistas que decidieron mudarse a Estados Unidos después de ser víctimas de un secuestro o asalto, pero el reporteo sobre el tema se había limitado a notas sueltas. Además, Gabriela buscó la dimensión económica del tema y decidió investigar los efectos que podría tener la salida del país de los grandes empresarios y de sus capitales. Y descubrió un hecho “impresionante”: la mayoría de las personas con las que habló y que tienen los medios para hacerlo desean irse del país. Ese nuevo tipo de exilio mexicano, opina, es “un reflejo de la incapacidad del Estado para cumplir con una de sus principales obligaciones: dar seguridad a los ciudadanos”. El principal reto fue “ponerle nombre y rostro a los exiliados”, es decir, “contactar a los personajes, obtener un testimonio abierto y convencerlos de que dieran su nombre para darle validez a los testimonios”.

No fue fácil, ya que identificarlos podía ponerlos en la mira de los delincuentes. A fin de cuentas, y “tras un intenso cabildeo”, Gabriela logró que los entrevistados le permitieran utilizar sus nombres, en algunos casos recurriendo a sus segundos nombres de pila, y sin identificar a sus empresas o negocios. Eso sí, nada de fotos de los exiliados. Una vez que los editores de Milenio dieron luz verde a este acuerdo no fue difícil obtener testimonios, pues, ya que “todos conocen o saben de alguien que quiere mudarse a otra ciudad o a otro país”. Sin embargo, dado lo nuevo del tema, también fue necesario enriquecerlo con datos y con entrevistas a expertos en seguridad y representantes de las empresas de seguridad privada. Gabriela pensó que esas empresas tendrían información sobre el número de ejecutivos de alto nivel que han decidido emigrar en busca de la seguridad perdida, pero ante la cerrazón de algunas compañías optó por consultar a las firmas estadounidenses que prestan servicios de protección a empresarios en México. Algunas empresas de Miami aportaron datos sobre el número de secuestros que tienen registrados, el tipo de servicios de seguridad que ofrecen y los empresarios que están saliendo del país junto con sus familias. En México Gabriela habló con la principal empresa del ramo y con otras dedicadas a asesorar a las familias de personas secuestra-das. La primera aportó información sobre el porcentaje de empresarios textileros y de otros ramos de la manufac-

NotiSUR 29 de Diciembre 2012  
NotiSUR 29 de Diciembre 2012  
Advertisement