Issuu on Google+


Luis Cordero Chong Una vez conocido el sorteo de la Liga de Campeones de Concacaf para la competición 2015-2016, se vislumbra un panorama nebuloso para el representante de Nicaragua en esta edición. El Club Deportivo Walter Ferreti, representante de la ciudad de Managua, quedó ubicado en el grupo “E” junto con el Motagua de Honduras y con el actual campeón de este torneo, las Águilas del América, el siempre poderoso equipo de México que además será representante de Concacaf en el venidero Mundial de Clubes. Participación de Equipos Nicaragüenses Desde que Concacaf adoptó el nuevo formato de competencia de equipos de nuestra confederación, Nicaragua solo ha tenido el derecho de contar con un participante y esa distinción le ha tocado al Real Estelí FC, dominador casi absoluto de nuestra Liga. Es hasta ahora que la oportunidad le ha llegado a otro conjunto nacional, derecho ganado a base resultados positivos traducidos en puntos ganados y le corresponde al “rojinegro” de la capital, Walter Ferreti, al ganar el Torneo de Apertura 2014-2015 y lograr el mayor número de puntos

acumulados al sumar tanto Apertura como el Clausura a pesar de no alcanzar la final en éste último. Números del Real Estelí en Liga de Campeones El Real Estelí ha participado un total de cinco veces en estos torneos, comenzando en la temporada 2008-2009 cuando se enfrentó al Impact de Montreal de Canadá y terminó en la temporada 2014-2015 jugando contra el Deportivo Saprissa de Costa Rica en la capital de nuestros vecinos del Sur. En ese período el Real Estelí acumula un total de 16 partidos con siete equipos diferentes representativos de países como Canadá, México, Estados Unidos y resto de Centroamérica, no lograron ninguna victoria, empató en 5 ocasiones y perdió 11 veces. Anotó un total de 6 goles y su defensiva permitió 25 para una diferencia de goles de -19. La Misión del Walter Ferreti Además de realizar presentaciones decentes, el CD Walter Ferreti debe aspirar a convertirse en el primer equipo nacional en obtener una victoria en este formato de la Liga de Campeones de Concacaf. El reto no es fácil y para lograr este objetivo la dirigencia de “los Policías” deberá desempolvar la cartera y contratar al menos 3 extranjeros de muy buen nivel para las áreas que el Técnico Flavio Da Silva considere pertinente reforzar, además de garantizar al central Luis Fernando Copete que entendemos todavía pertenece al club rojinegro y que jugó en Costa Rica la temporada pasada. Los “chombos” no pueden darse el lujo de no reforzarse bien, pues el equipo que llegó a la semifinal del Torneo de Clausura 2014 –que aún no finaliza- y que fue eliminado por el Diriangén FC, no tendría las mínimas posibilidades de pararse con gallardía en la cancha frente a rivales más poderosos y de mucha historia como lo son Motagua y Águilas del América. El tiempo apremia, en el mes de agosto sonará el gorgorito de esta competencia para el CD Walter Ferreti y todavía no hay novedades que permitan soñar con un equipo capaz de superar lo conseguido por el tren del norte.

Deportivo Walter Ferreti afrontará el reto de medirse al MOTAGUA (Hon) y AMERICA (Mex).


De izquierda a derecha: Melvin Hernández, Jonathan Zapata, Víctor Parrales, Luis Peralta, Manuel Rosas, Frank Paz, Felix Rodriguez y Elvis Pinel.

Luis Sáenz Cordero Meses atrás, justo a inicios de año, me atreví a escribir “Walter Ferreti luce más fuerte” e incluso le vi la cara de tener los argumentos suficientes para saltar como favorito para pelearle –e incluso ganarle- el Clausura al siempre favorito REAL ESTELI. Cuatro meses más tarde nos damos cuenta de que los rojinegros –pese a ganarse el famoso boleto a Concachampion- no cumplieron las expectativas y al final de cuenta las manos vacías del Clausura terminaron evidenciando que no pudieron reemplazar la incidencia de Copete y Leguías y que se quedaron esperando la mejor versión de Cadena y otros jugadores que anduvieron por debajo de las expectativas. Un Real Estelí “herido” en su orgullo pero luchando hasta el final, el diriambino Tyrone Acevedo llevando el mando de un protagonista Municipal Jalapa y un cuestionado Roberto Chanampe dejando en el camino adversidades y rumores dentro y fuera de cancha al frente del glorioso Diriangen FC, fueron los mejores atractivos del cierre de fase regular en el que además los capitalinos Managua FC y Juventus FC volvieron a fracasar en su intento de dar un “salto más”. Así las semifinales parecían hechas a la medida para que las predicciones de la mayoría se cumplieran, pero el conjunto blanquinegro le pasó factura a los rojinegros de Nicaragua mientras que los fronterizos hicieron sudar más de la cuenta a los rojiblancos, cuya experiencia marcó diferencias. La final vuelve a vestirse de gala con los protagonistas soñados, los dos grandes del modesto futbol nacional se verán las caras a dos partidos para definir al Campeón del Clausura cuyo ganador tendría el beneficio adicional de pelear por el título absoluto contra el Walter Ferreti. Diriangen, que celebró hace un mes sus 98 años de historia, está tan motivado que su afición cree que su equipo ha

encontrado esos ingredientes que le faltaban para retar al Real Estelí, sin embargo los rojiblancos –principalmente en torneos cortos- siempre salen con la etiqueta de “favoritos” ante su acérrimo rival. ASI JUGARAN Primero se jugará el sábado 27 de junio en el Estadio Independencia donde los norteños son casi invencibles, luego cierran el domingo 5 de julio en el Estadio Municipal de Diriamba, escenario que desde ya se espera registre el mejor lleno de sus 23 años de historia para ver si esta vez los caciques son capaces de volver a levantar el trofeo de Campeón y que mejor escenario que ante el rival – deportivamente hablando- más odiado.

El Clásico Nacional vuelve a una final.

Más de 50 años de Experiencia BANCO LAFISE BANCENTRO ½ c. al Sur, Diriamba


Luis Sáenz Cordero En los últimos años hemos visto desfilar jugadores extranjeros que vienen con la etiqueta de marcadores de diferencias acompañados de salarios que hacen creer que vienen a darle mayor calidad y competencia a nuestra liga, sin embargo una gran mayoría pasa sin dejar huellas y termina emigrando sin dejar gratos recuerdos futbolísticos. Han transcurrido cinco años desde su primera llegada a la tierra de Rubén Darío allá en el año 2010 hasta el presente 2015, por ello el mexicano Jaime Romo Garza puede afirmar con amplio dominio que conoce las condiciones del futbol nicaragüense, pues como jugador activo ha militado tanto en la máxima categoría como en la Liga de Ascenso y en ambos escenarios ha dejado huellas de su talento y disciplina como jugador, sus virtudes como líder comprometido con los colores que ha defendido y sus cualidades como ser humano. El azteca que nació un 13 de junio de 1985, llegó en el 2010 procedente del equipo Halcones de La Mesilla de la Liga Nacional de Guatemala para jugar en Nicaragua al servicio –en una primera etapa- del desaparecido XILOTEPELT FC en la que fue tomado en cuenta por el estratega Abel Núñez, mexicano de paso fugaz por el equipo de la cabecera departamental de Carazo.

etapa me permitió encontrar una razón por la cual querer estar en Nicaragua mucho tiempo. Enamorarme de una persona de aquí es lo mejor que me ha dejado el futbol. Fue una linda etapa a pesar de todo”. SOBRE LA SEGUNDA DIVISION “Es un futbol donde es complicado jugar sobre todo para los ofensivos por el mal estado de la mayoría de las canchas. Pero pude darme cuenta que a pesar de la infraestructura encuentras jugadores de calidad! Que hay algunos que podrían estar en Primera División” señaló Romo quien espera que algún club le brinde la oportunidad de seguir jugando en Nicaragua.

Después del “xilo” regresa al Norte para jugar con el Club Social y Deportivo Sayaxché de Guatemala para posteriormente retornar al equipo Caraceño cuando éste atravesó una crisis dirigencial que terminó con el descenso del club. Pero el talento de Romo ya estaba comprobado, sus cualidades con el balón, visión de juego y ganas de trabajar, lo llevaron a seguir acá pero esta vez en la Segunda División pasando del Sur del país hasta el Norte para ponerse la casaca del FC Estelí con el que llegaron a la final pero la perdieron y no pudo aspirar al ascenso. Para el Clausura 2014-2015 reapareció con otro representativo de Jinotepe, el DEPORTIVO FOX VILLA, equipo con el que destacó haciendo 6 goles (13 anotó en total todo el club), la máxima cantidad de tantos de la organización que desde el Apertura estaba condenado al descenso por la mala estructuración del club en cuanto al tema “refuerzos” reflejado en los resultados. Romo fue junto al español Alex Piache refuerzo para el Clausura, donde los “zorros” mostraron mejor cara y sacaron sus mejores resultados. COMO FUE TU EXPERIENCIA CON EL FOX VILLA? “Pues, fue una grata experiencia a pesar del mal paso deportivo del equipo ya que llevaba de hace tiempo una amistad con el profesor Mario Aburto y su familia. En lo personal no me fue tan mal. Y en el aspecto emocional esta

Jaime Romo, marcó 6 goles en el Clausura, espera seguir jugando en Nicaragua


Letzira Sevilla Bolaños En el año 2005 para el Torneo Apertura el Cacique Diriangén anunció la contratación de un jugador argentino. Era menudito y de larga cabellera rubia, se crecía en la cancha y rápidamente se convirtió en un referente en la escuadra dirigida por Mauricio Cruz. Roberto Chanampe estaba muy joven y asegura que fue una experiencia muy buena jugar en ese Diriangén que venía de ser campeón y tenía jugadores de mucha experiencia. “Se complicaba encontrar un cupo en ese equipo que tenía muchos seleccionados nacionales. Jugué hasta 2007 luego estuve un semestre en El Salvador, volví en 2008 y luego en 2010. Primero jugaba como defensa y después de carrilero”, recuerda Chanampe. Una rotura de ligamento y menisco en su rodilla izquierda prácticamente acabaron con su carrera, pues pese a que volvió a la cancha no pudo ser el mismo nunca más por lo que optó por tomar cursos para entrenadores. Tras hacer esos estudios, cuando Carlos De Toro fue nombrado DT de los Caciques le propuso que ayudara con la

juvenil para que agarrara experiencia, estuvo con él y luego llegó Flavio Da Silva, a quien le sucedió Florencio Leiva, lo que significó que Chanampe volvía a la juvenil. Hoy su complexión sigue siendo la misma, no hay más cabellera larga y no está en el onceno Cacique porque simplemente es el técnico, un rol que afirma no imaginó que iba desempeñar. “Esto es una sorpresa de mi vida no creía que una edad tan temprana iba a llevar las riendas de un equipo como Diriangén, que ha tenido técnicos de experiencia y jerarquía, pero la oportunidad se dio y la estoy aprovechando. No pensé que me quedaría grande el papel, pero la responsabilidad es mucha y temía que el equipo y la directiva no confiaran en mí, sin embargo, los jugadores me han apoyado en todo momento y dejaron todo en la cancha”, señaló. Eliminar a Ferretti le dio una gran satisfacción, porque está consciente de que su team enfrenta condiciones difíciles frente al crecimiento de Estelí y Ferretti, en varios aspectos. “En el torneo tuvimos altibajos pero cuando tenés un equipo de jóvenes y jugadores que han pasado muchas peripecias podes salir de esas rachas negativas como las que tuvimos y que nos restaron credibilidad”, prosiguió. Continuó diciendo que hace muchos años no cierran en casa y que es algo lo que la gente valora. “Tenemos argumentos futbolísticos para enfrentar a Estelí después de la serie que tuve contra Ferreti y Estelí, digo que podemos ser campeones porque ninguno de ellos fue aplastante frente a nosotros”, apuntó.

Roberto Chanampe.

“Las bajas de Lucas (Martella) y Eulises Pavón son un tema complicado. Lucas ha sido un referente del equipo, se ha dedicado a luchar y trabajar, ha convertido muchos goles. Es una baja importante por lo que hoy representa en el once. Se siente un vacío enorme pero sus compañeros le hicieron saber que van a dejar todo en la cancha. Esta circunstancia la vemos como la oportunidad para que la gente capaz que está en el banco demuestre su temple”, concluyó.


Mario Mendieta Lacayo Difícil de creer que un equipo de tan fugaz existencia en el tiempo futbolero haya dejado una herencia tan grande y duradera en la historia del deporte nicaragüense. Santa Cecilia FC o simplemente “El Chila” que fue a como se conoció popularmente, fue fundado en 1956 por un grupo de entusiastas diriambinos que formaron el club para participar en una liga doméstica diriambina que se desarrollaba mientras se daba el receso del campeonato de primera división nacional. En este torneo se repartían entre los oncenos participantes de manera equitativa a los jugadores del decano Diriangén. Desde entonces el Santa Cecilia impone sus colores; el primer uniforme ya llevaba los colores rojo y amarillo pero si en forma de cuadrante, al lado izquierdo superior rojo, al derecho superior amarillo, al izquierdo inferior amarillo y al derecho inferior rojo. Cuando alcanza la primera división en 1960 se confeccionó lo que sería la legendaria playera a rayas verticales rojas y amarillas con calzoneta y medias blancas. En el citado torneo local el Santa Cecilia sale campeón animando dicho éxito a sus jugadores y directivos a Santa Cecilia FC 1962 tomar el reto de participar en el máximo circuito del futbol pinolero, buscando en primer lugar la seguridad del patrocinio en la persona del dueño de la fábrica de aguardiente Santa Cecilia (el mejor aguardiente que se ha fabricado en Nicaragua) que le daba el nombre al equipo. Para lograr convencer a Don José Rodríguez Blen, ciudadano de origen español y que había jugado para Diriangén en los años 30; se buscó al administrador de la fábrica, quien con el tiempo se convertiría en el referente de la institución y que irónicamente era mucho más aficionado al base ball que al balompié, Don Joaquín Rivas Jarquín, quien consigue el financiamiento y de inmediato conforma el primer gran equipo. El primer Santa Cecilia fue integrado entre otros por: Manuel “cuchubal” Flores, Armando Mendieta, Carlos

“capo” González, Douglas Pérez, Omar Jirón, Carlos “chale” Velásquez, Manuel Tamariz, Juan José “La Chúa” Quintanilla, Vladimir y Leonel Tapia, los hermanos Plinio, Dámaso y Roger Silva, Eddy “el ciego” Martínez, Joaquín Rivas y Emilio “camarón” Gutiérrez entre otros. La mayoría de ellos vinieron del Diriangén. También inician las contrataciones de los primeros importados donde destacan el “tico” Araya, “el pollo” Ruiz, Corso (que fue una decepción) y el argentino Omar Muracco que venía de establecer una marca de goles anotados en el futbol Salvadoreño. El debut de los “licoreros” en primera división no pudo ser mejor: Subcampeón nacional en 1960, solo superado por La Nica, club capitalino que se llevaría los máximos honores. Con esta experiencia se mejora para el siguiente torneo, comenzando en 1961 la hazaña de consagrarse como Campeón Nacional por cinco años consecutivos (1961-1965). En ese período de tiempo se reforzaron con los mejores elemento del fútbol nacional y extranjeros de primer nivel de Centroamérica, tales como: Miguel “Chocorrón” Buitrago, Hugo “La Bazuka” Huete, René “El Negrito” Rivas, Salvador “La Muda” Dubois, Carlos “Chito” Pérez, Eduardo “El Martillo” Gómez, Guillermo “El Cadete” Muñoz, Javier Sierra, Rudy Sovalbarro y Gerardo “La Yegua” Barrios, entre otros. Contaba Santa Cecilia con tan buen plantel y patrocinio que en 1962 la dirigencia del equipo decide hacer una gira por México donde se enfrenta a cuatros equipos de muy buen nivel de la segunda división azteca: El Poza Rica, Pachuca, Celaya y Tepic Nayarit. Una de las anécdotas relevantes de esta gira es que el extraordinario volante e ícono del Diriangén Pedro José “peche” Jirón se encontraba viviendo en Los Ángeles, California, y decidió visitar al equipo nicaragüense donde fue convencido de reforzar al “Chila” y de esta manera por única vez en su vida “peché” vistió la playera de su archirrival. Historia aparte es la exacerbada rivalidad local entre


Diriangén y Santa Cecilia que alcanzó ribetes extraordinarios ya que siendo de la misma ciudad hicieron valer el popular refrán de que “dos tigres no pueden vivir en la misma colina”, y son legendarias las pugnas tanto dentro del terreno de juego como en las graderías cada vez que se enfrentaban estos dos gigantes del futbol, de modo que hasta balazos se dieron en alguna ocasión… un verdadero Clásico Nacional. Para tener una idea de los niveles que alcanzó esta rivalidad, Santa Cecilia con tal de ganar a su enconado contendiente logró contratar para un único partido al centro delantero y estrella de la selección costarricense Guillermo Valenciano por una cantidad que en esos momentos era estratosférica: U$ 500.00 y para colmo Diriangén ganaba el encuentro cuando el cotejo tuvo que ser suspendido por una trifulca en la que salió agredido el árbitro, por lo que Valenciano ya no estuvo en la reprogramación del juego. Es el día de hoy y se considera que ni la actual rivalidad de los Caciques con el Real Estelí alcanza los decibeles de la pugna Santa CeciliaDiriangén que aun de manera silenciosa sigue vigente en la ciudad de Diriamba. En el año 1966 el Chila fue sub-campeón nacional y esto molestó al señor Rodríguez Blen que suspendió el patrocinio obligando al gran Santa Cecilia a desaparecer, y es hasta el año 1971 que un grupo diferente decide rescatar la franquicia volviendo al trono de la primera división por tres campeonatos consecutivos (1971-1973). En 1975 realiza su último torneo, desapareciendo por problemas con la liga

Santa Cecilia FC 1963

y por el declive en el financiamiento del equipo. En esta segunda etapa del club regresaron a jugar algunas figuras de la primera etapa como “El Negrito” Rivas, “La Yegua” Barrios y Salvador Dubois, quien también fungió como Técnico en el primer año y contrataron sangre nueva como los hondureños Pedro Colón y Tomás Máximo y a figuras nicas relevantes como: Mauricio “Mali” Rivas, Renaldy “Maramba” Centeno, Tulio “Cebolla” López, Bayardo “Carita” Barrera, Francisco Hernández, Mario “El Griego” Acevedo, Manuel “Ñel” Aguirre, Víctor “Mama Yoya” Granja y Manuel Arosteguí entre los más recordados de ese ciclo. En las dos épocas del Santa Cecilia el equipo compitió en los torneos de campeones de CONCACAF, logrando resultados decentes y consiguiendo algunas victorias como las realizadas ante Negocios Internacionales de El Salvador 3 x 1 en 1974 y aquella sonada en 1965 cuando le ganó al Olimpia de Honduras 2 goles a 1, anotando por los “Licoreros” Rudy “La Culebra” Sovalbarro y Gerardo “La Yegua” Barrios.

Santa Cecilia FC 1964

Esta es una breve síntesis del club nicaragüense de fútbol de primera división más eficiente en nuestra historia, ya que además de lograr 8 campeonatos nacionales en 11 participaciones, dejó una imagen de equipo poderoso que aún perdura a esta fecha. Es hasta el día de hoy cuando ha sido rescatado el nombre y los colores del club en la tercera división local de Diriamba. ¿Será que se repetirá la historia? ¿Veremos a un Santa Cecilia salir campeón en la liga local para que los patrocinadores emprendan la aventura de hace 55 años?, el padre tiempo nos lo dirá.


Luis Cordero Chong A pesar de nuestro modesto fútbol, cada vez que Nicaragua participa en eliminatorias para optar a la copa mundial se agitan las pasiones y se desempolvan los recuerdos. La crónica deportiva hace sus análisis y muestran las estadísticas de la azul y blanco en este tipo de eliminatorias, sin embargo algunas veces se hacen omisiones que conllevan a desterrar de la memoria momentos y figuras muy importantes en la historia. Son pocos los cronistas que plasman en sus narrativas que fue en 1971 cuando Nicaragua participa por primera vez en una eliminatoria para participar en una Copa del Mundo. Representante de Concacaf En aquellos tiempos participaban 16 equipos en la copa del mundo, y la Concacaf tenía asignado un cupo, el cual históricamente era ocupado por México. El formato de competencia contemplaba en esa época dos rondas preliminares y una liguilla final de seis equipos, y el equipo mejor clasificado al finalizar la misma obtenía el pase directo para disputar el Mundial. Al final, el representante de Concacaf en Alemania 74 fue la selección de Haití. Participación de Nicaragua A los pinoleros les tocó enfrentar en primera ronda -juegos de ida y vueltaa la selección de El Salvador, la única selección centroamericana que había participado a esa fecha en un mundial Hugo “Bazuka” Huete de fútbol (México 70). Evidentemente por su historia y por su calidad los favoritos eran los cuscatlecos y con un pronóstico de goles abrumador para nuestras redes. A pesar de que todavía quedaban buenos jugadores de finales de los años 60, en la alineaciones de los dos partidos de la azul y blanco se notaron ausencias significativas como las de Peché Jirón, Salvador Dubois, Miguel Buitrago, Mario Orellana, Gustavo Ocampo y Roger Mayorga, entre otros.

Finalmente, por una decisión dirigencial, la selección fue conformada por algunos jugadores de experiencia y muchos elementos jóvenes de gran potencial. El partido de Ida en Managua El primer juego se realizó en Managua el 9 de Septiembre de 1971 y contra pronósticos los nicas se pararon muy bien en la cancha, de tal forma que los guanacos no carburaban conforme sus planes. Fue hasta el min. 26 que el atacante Rafael Búcaro dispara de media distancia y abre el marcador a favor de los salvadoreños. Cuatro minutos más tarde en jugada iniciada por Hugo Huete junto con Chico “Mambo” Romero la esférica termina en los botines de Bayardo Barrera, quien en diagonal ingresa a los linderos del área chica y bate al portero visitante para empatar el partido a un gol. Antes de terminar el primer tiempo al min. 37 en una jugada individual Abraham Corea anota un espectacular gol poniendo nuevamente la pizarra a favor de los salvadoreños. Al 52 el mismo Búcaro anota de cabeza el tercer gol guanaco. En el min. 65 “Carita” Barrera es derribado en el área chica decretándose la pena máxima el cual lo cobró Manuel “Catarrito” Cuadra disparándole un misil inatajable al cancerbero visitante. El partido de ida finalizó 3 a 2 a favor de El Salvador. El Partido de Vuelta en El Salvador Teniendo como escenario el estadio Flor Blanca, nuestra selección jugó siete días después el partido de vuelta en el día de la independencia de Centroamérica. Nicaragua saltó al engramado sin complejos y le jugó de tú a tú a El Salvador, tan es así que el primer tiempo finalizó empatado a cero goles, destacándose en la defensa Acevedo, Centeno y Camacho. El atacante nica Manuel “Catarrito” Cuadra realizó un par de piques desequilibrantes que llamaron mucho la atención a la afición cuzcatleca. Al min. 67, Luis


Baltazar Ramírez, un novato de 18 años, definió el partido con un soberbio cabezazo que dejó inmóvil al portero nica Vargas. Este joven llegó a ser reconocido posteriormente como el “Pelé” Zapata y participó en el mundial de España 82 anotando el único gol de los cuzcatlecos en ese mundial. De tal forma que el partido quedó 1 a 0 a favor de los locales y Nicaragua quedaba eliminada de la eliminatoria en su primer intento clasificatorio para una copa del mundo. Integrantes de la selección Nica Los titulares nicas en esos partidos fueron el cancerbero Vargas, Acevedo, Francisco Camacho, Centeno, Hugo “La Bazuka” Huete, Fonseca, Gerardo “La Yegua” Barrios, Francisco “Chico Mambo” Romero, Manuel “La Bamba” Cuadra, René “El negrito” Rivas y Bayardo “Carita” Barrera. También jugaron como sustitutos López, Flores, Brenes, Beltrán. Fueron dirigidos por don Julio Rocha Ideáquez asistido por el prof. Leonel Quintanilla. A pesar de los mínimos recursos económicos asignados y de la poca promoción de estos partidos, esta selección de 1971 logró un par de marcadores decentes y permitió ingresar a nuestro fútbol a competir por aspirar a una copa del mundo. Ahora todos debemos reconocer y recordar que nuestra primera eliminatoria para un mundial fue realizada a inicios de los años setentas.


Foto: Cortesía REAL ESTELI.

Durante cuatro días estuvo de visita en Nicaragua el Director de la fundación Real Madrid para Latino América, Mateo Figueroa, el objetivo de su visita era conocer mas de cerca el trabajo que ha desarrollado la fundación española en nuestro país en alianza con el Real Estelí. La escuela socio deportiva del Real Madrid tiene ya cuatro años de funcionar en el Estadio Independencia donde mas de cuatrocientos niños de distintas edades practican la disciplina del futbol y aprenden valores. Figueroa se mostró muy interesado con las actividades que realizan los alumnos manifestando que “desde la Fundación Real Madrid tenemos que decir que nos alegra mucho continuar con nuestras actividades socio deportivas un año

más en esta escuela viendo cómo los alumnos crecen, también como personas, utilizando el fútbol como herramienta para la transmisión de los valores positivos del deporte”. El objetivo de las Escuelas Socio Deportivas es que promover en los niños, niñas y adolescentes el desarrollo integral, utilizando el fútbol como un instrumento de aprendizaje, disminuyendo así su situación de riesgo social. Todas las Escuelas trabajan de similar forma a través de la guía didáctica-deportiva: “Ellos juegan, nosotros Educamos” elaborada por la Fundación Real Madrid, que tiene como objetivo la adquisición de habilidades deportivas, promoción de valores y habilidades para la vida, trabajando en cinco bloques de contenidos, físico motriz, técnico táctico, reglamentario, social y educativo.


Luis Cordero Chong El aun no finalizado Torneo de Clausura 2014-2015 dejó como Campeón de goleo individual al atacante de origen colombiano Marlon “La Magia” Barrios, jugador del Real Madriz FC con el que anotó 14 dianas en ese torneo y acumuló un total de 30 goles tras haber perforado en 16 ocasiones las redes contrarias en el Apertura. Barrios es el último campeón absoluto de goleo de nuestra Primera División; el mérito del sudamericano se magnifica debido a que su equipo siempre estuvo en la parte baja de la tabla de posiciones en este último año, jugando un total de 36 partidos entre el Clausura y Apertura 2014-2015, apenas sacando los resultados necesarios para superar al Deportivo Fox Villa y Unan Managua y así alejarse del descenso y del famoso “repechaje” ante el subcampeón de la Liga de Ascenso.

hizo en 22 años de competencia con varios equipos, tales como el Diriangén, El Santa Cecili-a FC, El Flor de Caña y la UCA principalmente. “La Bamba” anotó un total de 742 goles de forma acumulada. Se considera el mayor y más feroz goleador en la historia de nuestro balompié. Goleadores de la Nueva Era (1990-2015) En los primeros años de los 90 los reflectores alumbraron a César Rostrán (Bautista) y Livio Bendaña (Diriangén), pero en el último lustro de ese período la pelea del liderato fue entre los caciques José María Bermúdez, Sergio Gago y Léster González. Inclusive los dos primeros rompieron record en el goleo individual nica en 1998 y 1999.

Para inicios de la década del 2000 resaltan nuevas figuras en la disputa por los lideratos de goleo, tales como Rudel Calero El Mejor Campeón de Goleo en (Real Estelí), Carlos Novoa una Temporada (Diriangén), Emilio Palacios El récord de goles para una (Diriangén), Miguel Ángel temporada en nuestra máxima Sánchez (Real Madriz), Alex categoría pertenece al atacante Mejía (San Marcos), Elmer Mejía del Flor de Caña FC. Oscar “Chiqui” (Real Estelí), Wilber Sánchez Calvo en la temporada de 1967 (W. Ferreti) Luis Valladares (Real Marlon Barrios, Campeon Goleador Temporada 2014-2015. cuando este delantero de origen Madriz) y Samuel Wilson (Real El colombiano resultó una inversión acertada para el Real tico anotó con los licoreros un total Estelí), entre otros. Elmer Mejía Madriz FC. de 44 goles en un torneo con la en el campeonato de 2007-2008 participación de 10 equipos y con sistema de competencia a anotó 33 goles, pero es el chinandegano Ricardo Vega quien 4 vueltas, es decir lo logró en 36 partidos. En ese año tuvo sobresale dentro de estos artilleros al fusilar a los arqueros una feroz competencia con Mario Orellana (UCA), Manuel “La contrarios en 36 oportunidades en el campeonato nacional Bamba” Cuadra (Flor de Caña) y Bayardo “Carita” Barrera de 2008-2009, imponiendo de esa manera un nuevo record (Excélsior). de goles en una temporada en la denominada nueva era de nuestro fútbol. El Máximo Ganador de Campeonatos de Goleo Corresponde a Manuel Cuadra Serrano, “La Bamba”, la Los Mata Redes del 2010-2015 distinción de conseguir en su carrera un total de 7 títulos En la primera mitad de la presente década se mantienen en individuales de campeón de goleo en Primera División. Lo la lucha por el liderato de dardos algunas figuras goleadoras


de la década anterior tales como Elmer Mejía, Rudel Calero y Samuel Wilson del Real Estelí, Ricardo Vega (en Ocotal y Juventus), Víctor Carrasco (Juventus, ya retirado), Raúl Leguías (Managua FC, ahora en Costa Rica), Miguel Ángel Sánchez (Real Madriz, retirado), y Darwin Ramírez (W. Ferreti y Juventus), entre otros, pero surgen nuevos elementos, algunos foráneos y otros de las juveniles de los equipos en competencia, tales como Andrés Giraldo (Chinandega FC), Norfran Lazo, Eulises Pavón (Diriangén), Marlon Barrios (Real Madriz), Carlos Chavarría (Real Estelí), Luis Galeano (Jalapa), Daniel Cadena (W. Ferreti), Emiro Gómez (Ocotal), Javier Dolmus (W. Ferreti) y Rodrigo Lucas Martella (Diriangén) entre los más sobresalientes El futuro inmediato En una etapa de madurez y consolidación personal se espera mucha competencia entre los nuevos referentes ofensivos de nuestro fútbol. Podríamos pensar no solo en los últimos cartuchos de tradicionales como Vega, Ramírez, Calero y Wilson, sino en la consolidación en las carreras de Luis Galeano, Eulises Pavón, Carlos Chavarría y Norfran Lazo, Javier Dolmus, Daniel Reyes, Bryan García, Erick Lazo o bien el inicio ascendente en las carreras de Adolfo Bermúdez, Luis Gutiérrez, Luis Coronel o Ariagner Smith o bien el retorno siempre a los primeros planos de Marlon Barrios, Emiro Gómez, Arlis Andino, Lucas Martella, Daniel Cadena o el despertar de Jonathan Donado siempre y cuando continúen en nuestra Liga de Primera División.

Carlos Chavarría llamado a consolidarse como goleador del futbol nicaraguense.



Notifutgol junio 2015