Page 5

Análisis Político

Un tema que no debe pasar desapercibido son las acciones de las Fuerzas Armadas en el VRAEM, que durante las acciones de combate contra los rezagos de SL afectaron a poblaciones civiles, en una clara muestra de que aún persisten prácticas atentatorias hacia los derechos humanos. Los casos que trascendieron fueron el bombardeo realizado a Sanabamba en Huanta, en el mes de abril donde resultó gravemente herida la pobladora Asunción Gavilán, así como la muerte de la niña Zoraida Caso en un confuso operativo militar en Ranrapata en la selva de Junín. Lo lamentable es que hasta el momento no hay responsables sobre estos hechos. Por otro lado, SL sufrió un duro golpe con la deserción de cuatro de sus integrantes por supuestos maltratos cometidos. Asimismo, se registró la muerte del supuesto camarada “William” a manos de la policía en las alturas de LLochegua, en uno de los pocos operativos exitosos de las fuerzas del orden en el VRAEM.

Justicia y Reparación

“Un tema que no debe pasar desapercibido son las acciones de las Fuerzas Armadas en el VRAEM, que durante las acciones de combate contra los rezagos de SL afectaron a poblaciones civiles”

El 2012, la atención a los afectados por la violencia política no fue prioridad en la agendas de los tres niveles de gobierno. La respuesta de las organizaciones de afectados y desplazados se tradujo en marchas –de poca contundencia– con el objetivo de solicitar la modificatoria del D.S. 051-2011-PCM, e incrementar el monto de las reparaciones económicas individuales a por los menos 36 mil nuevos soles. Igualmente subsiste la lentitud para judicializar casos de violaciones de derechos humanos, como el de la masacre de Putis que tuvo que esperar veintisiete años para la apertura del juicio oral a cuatro implicados. Sin embargo, un hecho importante en materia de justicia fueron las audiencias orales del caso Los Cabitos en la ciudad de Ayacucho; y el testimonio dado por el mayor (r) EP Telmo Hurtado en el proceso penal por la masacre de Accomarca que se viene ventilando en Lima, en el que no sólo ha aceptado parte de su responsabilidad, sino que ha señalado la de sus jefes superiores. Mirando el 2014 El contexto descrito, nos deja en claro que aún persisten diversos asuntos pendientes en nuestra región, que deberán ser parte de la agenda del año 2013. A esto hay que añadir el ambiente electoral que seguirá dando de qué hablar, teniendo en cuenta que el actual presidente regional Wilfredo Oscorima irá a la reelección y que ya se pueden ver algunos candidatos fijos como el ex general Edwin Donayre y Carlos Alvíar.

Los y las afectadas por la violencia política de Ayacucho demanda atención al gobierno.

1 El presupuesto modificado señala para el Gobierno Regional 379 millones aproximadamente de los que se ha ejecutado el 59%. Y 765 millones aproximadamente entre municipios distritales y provinciales habiéndose ejecutado el 43% de los recursos. (Fuente: SIAF – Consulta amigable) 2 Mediante resolución Nº 0319-2012-GRA/PRES. 3 Willaqniki. Informe de Diferencias, Controversias y Conflictos Sociales. Nro. 01. Diciembre 2012, PCM.

Opinión

5

Entre líneas Percy Rivas Ocejo

“Todo vale”

C

ulmina el segundo año de la gestión de Wilfredo Oscorima al frente del gobierno regional, que aunque comenzó con una minoría partidaria al interior del Consejo Regional de Ayacucho, en poco tiempo, logró consolidar una mayoría.

En el transcurso de este año se vivió uno de los momentos más duros que le ha tocado vivir a la gestión Oscorima, sintetizado en la frase expresada por él mismo cuando rompió en llanto diciendo: “Me han clavado un puñal en la espalda”, reconociendo así las discrepancias con su vicepresidente. Esta frase simbolizó la debilidad interna y el rompimiento con sus más cercanos colaboradores que lo llevó a quitarles su confianza al vicepresidente y a sus principales funcionarios. En la última Audiencia Pública de Rendición de Cuentas, realizada el 14 de diciembre, el presidente buscando consolidar sus éxitos de gestión expuso sus logros y avances. Pero cabe preguntarse, ¿qué logros puede exhibir si dispone de un gobierno inestable, con poca planificación y permanentes conflictos internos? Por ello presentar como propios proyectos de las gestiones anteriores o de los gobiernos locales, como lo manifestaron los mismos alcaldes que acudieron a la audiencia, es una muestra de debilidad. La preocupación de Oscorima está ligada a su deseo de buscar la reelección en el 2014 para lo que ha decidido construir su propio movimiento político. Y, siguiendo con su estilo particular de ganar adeptos a cambio de regalos, continúa apadrinando cuanto evento se le presente en frente. “Todo vale”, parece ser la frase que marcará el año 2013 en la búsqueda de consolidar la imagen presidencial regional rumbo a la reelección, en vez de enfrentar realmente los problemas más álgidos de la región, que estarán subordinados a los intereses y aspiraciones personales de Wilfredo Oscorima.

Retablo - Revista de Análisis Político Regional

Retablo N° 49-50  

Revista sobre actualidad política y social de Ayacucho

Advertisement