Page 1


2


DESDE EL PAÍS SIN APLAUS

3


DESDE EL PAÍS SIN APLAUSOS Abdiel Espinoza González, Compilador y editor, 2016

©Nos y otros Poesía Vancouver, British Columbia, Canadá, 2016 Imagen de portada: ©Abdiel Espinoza Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores ©Abdiel Espinoza González ©Aarón Daniel Ruiz González ©Alejandra Ortiz Chacón ©Samuel Rodríguez Tapia 4


5


Presentación

La mayoría de los textos reunidos aparecieron en diferentes medios en Internet. Fueron reunidos aquí con el nombre Desde el país sin aplausos, porque cada uno rescata la experiencia de habitar México, sus realidades complejas, sus problemas, dolores y esperanzas. Aquí reunimos diferentes voces y estilos. Algunos versos son denuncia y protesta, que cuestionan el ejercicio del poder. Otros son preguntas encarnadas y expresadas desde la experiencia de habitar este país y con su gente. En la primera parte Abdiel presenta una serie de poemas directos y de clara protesta contra el abuso del poder como ecos de las voces de los antiguos profetas israelitas. Aarón Daniel nos comparte en sus textos la indignación que producen las acciones de los poderosos sobre la población y la certeza de Dios-con-nosotros. En los textos de Alejandra somos invitados a unirnos a sus oraciones,

6


experiencia profunda del dolor por el mundo quebrado y esperanza férrea por la culminación de la obra salvadora de Dios en la historia. Terminamos con tres bellos textos de Samuel donde somos invitados a encarnarnos en nuestra realidad y desde ahí comprometernos a reflexionar y hallar nuevas dimensiones que expresen la realidad del amor de Dios por este mundo. Son múltiples voces que buscan articular la tensión entre el estar en el mundo sin ser del mundo. Todos encarnan el don de hablar con verdad, compromiso y sensibilidad. Todos sueñan otros horizontes de esperanza, justicia, vida y paz. Lo hacen porque escriben desde Otra realidad, una ya presente que crece como una semilla de mostaza.

7


8


Donde serena la noche Requiem por Ayotzinapa

I

Su agonía nos despertó todos estamos iguales en Iguala amordazados llenos de miedo y rabia mirándonos como extraños al borde del abismo a donde violentamente nos empujan nos maldicen y cubren de vituperio ¿Y nuestros cuerpos?

¿Quién los encontrará? subiendo la colina para nosotros no hay madrugada aliento de muerte sonríen lo disfrutan centellas de injusticia pronostican tormenta compañeros en el suelo muertos amartillado está el poder que escupe fuego y no hay suficientemente agua en nuestras lágrimas para detenerlo.

9


II Recibe Señor de Iguala nuestras almas y arrebátanos de sus manos Ten misericordia de nosotros Jesús bendito sálvanos de sus manos desciende con nosotros a la fosa mal cavada a donde seremos arrojados Ten misericordia de nosotros Jesús bendito sálvanos de sus manos ¿A dónde llevan a los jóvenes? ¿A dónde se los llevaron? Dios golpeado subió conmigo en la camioneta donde nos amontonaron Ten misericordia de nosotros Jesús bendito sálvanos de sus manos al bajar en Pueblo Viejo entre la noche y el tiempo le perdí la vista allá nos entregaron allá nos mandaron asesinar. cayó él primero de brazos abiertos con una bala entre sus sueños No temo descender Si allí está él primero.

10


III “¡Vivos se los llevaron Vivos los queremos!” ojalá resuenen las voces en las esquinas de sus alcobas pierdan el sueño olvidándose de la sonrisa grosera obscena temiéndole a las paredes donde pululan las sombras ojalá encuentren penumbra donde serena la noche

IV Recibe Señor a tus hijos de Ayotzinapa y concédeles tu reino quienes les harán falta aún están asustados sus madres condúceles con tiernos cuidados

esperanza a

consuela a

recíbeles Señor y dales el descanso de los inocentes la justicia aquí negada ábreles sus bocas cerradas para que lloren su martirio otórgales la paz arrebatada por las fieras del cerro 11


mientras hacían camino a Pueblo Viejo tú que estuviste con ellos y sentiste la misma vergüenza hazles saber que al menos a ti sí te importan.

V Sembrados están los cerros de Iguala, las praderas desde Saltillo hasta Guadalajara y en las sierras ¿Cuántos hay? y en las selvas ¿Cuántos quedan sin encontrar? semillas regadas por las noches con sangre aquí ya no están se los llevaron a florecer al monte. VI ¡Cayó! ¡Por fin cayó la orgullosa bestia! la que emborracho al país con el vino de su codicia mordió el polvo en Chilpancingo y su eco resonó en Michoacán Los Pinos Oaxaca Chiapas Durango Tamaulipas 12


y Guanajuato lloren a la bestia sus amantes a quienes ella alimentaba. lloren porque se le han secado sus senos y la copa de su mano se ha vaciado lloren porque su dinero fácil se agotó lamenten su falta de impunidad sollocen por la desaparición de su licencia para matar lloren los malditos a la bestia que desciende abandonen inútiles esfuerzos de sostenerla con escándalos, mentiras y telenovelas VII Recorren los túneles sin respeto luciendo sus placas en el pecho vigilando las sombras sembrándoles delitos ebrios de poder los municipales

intocables jinetes del

diablo ríen satisfechos 13


la radio suena suena suena “no vale nada la vida nuestras vidas para ellos no vale nada comienza siempre llorando y así llorando se acaba por eso en este “mundo” la vida no vale nada bonito León Guanajuato con Cervantino y muchachada ahí le quitan la vida y se reparten el alma allá en su León Guanajuato para ellos la vida no vale nada…”

14


Semillas No quiero vivir contando asesinatos no acepto esta maquinaria de muerte revestida de instituciones y enmascarada con hipocresía y mentira rechazo esta ley de oferta y demanda por la cual algunos se vuelven millonarios todas las defunciones son también mi muerte prematura todos días a plena calle en medio de un asalto por las tardes en la acera camino a casa o en las noches cuando caen sobre los vivos los que ya están por dentro muertos. En cada llama extinguida la oscuridad recrudece no se iluminará el mundo con el fuego de metralla no dormirá por siempre tranquilo el asesino yo sobrevivo a cada muerte a mí no me pueden matar sus armas su miedo no doblegará mi espíritu ni ayer, no hoy ni mañana jamás la muerte vencerá a la vida la prueba y la veracidad es cuestión de tiempo.

15


Un político honesto Para Hilario Ramírez En mi país yo sólo conozco a un político honesto habría permanecido oculto de no ser por la honestidad de la televisión y el Internet ¿Qué nos importa a nosotros si robo mucho o poquito? Lo importante es que dijo la verdad y se le aplaude de pie con ovación y agradecimiento Bravo señor político estábamos tan acostumbrados a que nos mientan que para sus declaraciones no estuvimos preparados. Ojalá todos fueran como usted Claridosos para decirnos a la cara sus mañas. Así tendríamos menos que investigar en los tribunales ciegos y aletargados y les escucharíamos meticulosamente mejor a ustedes. Así asistiríamos a sus pomposas fiestas de cumpleaños Sin remordimientos a llenarnos los estómagos de comida y cerveza que con gusto tragamos en honor a su honestidad. Sépase usted destinatario de toda nuestra profunda admiración, algunas mentadas de madre y una que otra envidia oculta 16


detrás de la crítica. ¿Qué importa si robo poquito o mucho? Tenga una lluvia de carcajadas y aplausos, llénese usted la barriga de satisfacción. Dese sus buenas satisfacciones Baile, sí baile. Es usted toda una celebridad báilele con gusto. Ameniza la banda El Recodo. Súbanle la niña al señor alcalde y usted buen señor, súbale la falda cuantas veces se le antoje. Hoy todos le celebramos su honestidad ¿Para qué nos preocupamos? si sus dudosos amigos pagarán las cuentas porque usted lo vale. Sólo usted nos habla con descaro la puritita verdad que tanto nos irrita. Aproveche y siga bailando usted no es ladrón. No señor. Es un mártir de la honestidad, aplausos para usted. Baile y goce.

17


Yo quiero ser Cuando sea grande quiero ser policía para llenarme los bolsillos con sobresueldos de las “mordidas” y algunas otras corrupciones que una placa en el pecho me permitirá cobrar una placa en el pecho me dará el respeto que la vida me negó por otras vías no tendré porque temer se acabarán las leyes para mí y otras tantas restricciones. Cuando sea grande quiero ser granadero, usar la fuerza legalmente golpear manifestantes, estudiantes o maestros. Seré el orden al caos, un perro desatado para matar, una bestia indomable que no ve ni escucha, no siente, ni da un paso atrás. Un animal que caza y come, toma lo deseado, toca, rasga, manosea y abusa. Cuando sea grande quiero ser soldado, portar las armas en el hombro dejando a otros mi tarea de pensar. Concentrarme en obedecer y soñar en ser el más disciplinado y leal. 18


Granjeándome la aceptación del Mayor Estoy dispuesto a dar la vida. Cuando sea un hijo de la patria podré por ella vestirme de sangre, sintiéndome a la vez orgulloso y limpio. Seré un hombre de instituciones, de orden y paz. Mis enemigos serán todos aquellos blasfemos de la bandera y de sus encarnaciones sexenales. De Tlatelolco y Tlatlaya yo sólo recuerdo esqueletos No hay recuerdo que el dinero no limpie.

Cuando sea grande quiero ser periodista y contar a la sociedad la verdad de quien mejor llene mis cheques en blanco. Deseo aparecer todas las noches en televisión en horario estelar, sonreír. Leer el script, gesticular con profesionalismo mentir con descaro mientras digo una verdad, entrevistar a famosos, convertirme en la opinión pública. Cuando sea grande no me importa ser policía granadero, soldado o periodista, sólo quiero joderle la vida a alguien. 19


Dar fuerte el primer golpe No esperar las reacciones, negarlo todo, sobrevivir cazar y no ser cazado.

20


Oraciones Si pedimos paz ellos nos dan guerra. Alzamos la voz por verdad y responden mentiras. Les pedimos explicaciones pero callan. Hasta cuando guardarás también tú silencio, sólo e escuchan los azotes de nuestros capataces, la carcajada entre los festines y la música con la que se alegran a costa de nosotros. Libéranos buen Dios de todos ellos hemos sufrido suficiente en sus manos ya no queda un recodo de carne a nuestras espaldas donde no haya golpeado su ira. Acuérdate de nosotros Dios libertador nos llamamos México y morimos. Nos matan nos están matando. Ven Señor libéranos de la opresión. Todos tus males nos son merecidos. ¿Hasta cuándo nos verás con misericordia? No tardes, ven buen Señor. Extingue las sonrisas de quienes nos oprimen ciérrales la matriz a sus mujeres doblégales su orgullo hazles tragar sus ambiciones hasta reventar preséntalos desnudos ante ti págales todas sus afrentas justamente. 21


Haznos ver tu liberación un Éxodo nuevo tórnanos también tu pueblo

22


Invocaciones Un día el otoño rasguñará el blindaje de sus camionetas ¿Con qué protegerás tu cobardía? La verdad golpeará sonoramente musculo y hueso junto con todas tus mentiras y verdades históricas. Ojalá se cayeran todos tus suntuosos aviones y con ellos tú y toda tu vanidad. Quítanos la pena de encontrarte sonriendo impune en el futuro muriéndote ahora mismo en señal de patriotismo. Alegra a este pueblo renunciando líbrate del fuero y todas sus prerrogativas recibe nuestros aplausos cargados de sincero desprecio. Tal vez tu peinado sea inmutable pero no tú estancia en Los Pinos a ti no te juzgará la historia no hasta terminar contigo el presente. Tú promotor de reformas estratégicas eres deformador estratégico ojalá ni el espejo se acuerde de ti. Tus huesos molidos 23


serán tiza con la cual se describirán en las paredes de las calles tus verdades asesinas. Cuéntenme la historia de ese hombre pequeño hambriento de fotos en portadas de revistas alquiladas fascinado por los aplauso como actor de telenovela y de estupidez rampante. Ya le dijeron que perdió la victoria le avisaron que perdió y su mote será la de necio represor homicida por los siglos de los siglos. ¿Dejarás gobernar en paz al traidor de la nación que disfruta banquetes a costa de millares? ¿Le permitirás dormir en paz todas las noches sin remordimientos mientras tantos velan hambrientos o permanecen en los trabajos mal pagados que tanto presume? Extiende tu mano y derriba su orgullo tú quien está sentado en su trono riéndote de los malvados y de sus infantiles pretensiones. Confúndelos con locura y demencia déjales comer el vómito de sus palabras aléjalos del descanso 24


no escuches sus oraciones. Olvídalos como moneda de poco valor estrella sus hijos sobre la peña líbranos de sus vástagos con toda su punitiva herencia. Sécale la carne sobre sus huesos arruina sus planes como hasta ahora impídele ver la verdad arrásale la sonrisa Rómpeles los dientes haz que jamás se les olviden los nombres de Atento Tlatlaya Ayotzinapa Y Oaxaca Amén

25


Dios en la calle Dios anda la ciudad pero no visita las iglesias no lo juzgo lo alcancé a ver de paso ayer caminaba normal como todo transeúnte sonreía a los niños detenía su paso y les hablaba sin ego sin lástima sin “selfie” sin protagonismos con amor.

26


Dios en la PGR Dios destrozado acudió a la procuraduría de justicia a solicitar ayuda del cuerpo policiaco ante la desaparecieron a su unigénito Hijo por una peligrosa banda de sacerdotes y pastores. El juez turnó su expediente le pidió esperar e informar cualquier novedad Los sicarios le extorsiona telefónicamente pidiéndole entregar su trono a cambio del muchacho. Dios está desesperado pero sabe mejor que nadie vivir con dolor y esperanza. No teme a la muerte no se cansa de esperar un milagro entiende perfectamente el poder de la resurrección.

27


28


El muro Hoy me desperté muy triste, Al ver que mis queridos vecinos, Quieren hacer algo que oculte, El mal olor y el dolor de muertos. Sí, vecinos, hay muertos en mi casa, También malos comportamientos y robos, Hay violaciones y mucha tristeza, Ya estamos acostumbrados, de todos modos. No entiendo por qué, tú, siendo más rico, viejo, y organizado, no quieres ayudarme, prefieres ignorarme, tenaz, ocultarme, olvidarme es lo que prefieres. Ojalá recordaras que tú también estás sucio, tú también te dueles; Si quisieras, podrías cambiar para bien; Ves en mí el destino que más temes. ¡Hazte responsable tú primero! De la sangre que derrama tu policía, De tus guerras que generan tanto dinero, Antes de criticar y rechazar la tierra mía.

29


Aunque muramos ¡Ay, amigo, mira como nos disparan! ¡Mira cómo nos golpean y nos pisan! ¡Fíjate cómo nos mienten y nos roban! ¡Fíjate cómo abusan de nosotros, y nos matan! Amigo, así tus manos agujeraron así te pisotearon y te golpearon justo así te robaron y te mintieron justo así abusaron de ti, y te mataron ¡Ay, amigo, tú sí nos entiendes! ¡Danos justicia, esa que sólo tú tienes! ¡Vénganos con gran fuerza, tú ya no temes! ¡Fortalécenos, y haremos eso que tú haces! Amigo, aquí estás, con nosotros qquí, entre golpes, pisotones, y disparos se mentiras y robos viven estos monstruos pero sigues aquí, con nosotros, aunque muramos.

30


Prohibido el paso, sólo personal autorizado Te miramos a través del cristal del cristal de la televisión. Te escuchamos a través del rumor del rumor de la radio. Te leemos a través de la tinta de la tinta en el periódico. Pero, ¿quién te conoce, madre patria? Te conoce mi hermanita, que no puede pagar sus libros. Te conoce mi mamita, que no le alcanza el dinero en el mercado. Te conoce mi abuelito, que con su pensión, no puede vivir. ¿Ves, acaso, tu situación, tierra nuestra? ¿Hasta cuándo soportarás a los que te lastiman? ¿Hasta dónde permitirás que te exploten? 31


¿Hasta qué punto aguantarás la muerte de tu pueblo? ¡Alza la cabeza! Tu pueblo despierta.

32


La ciudad Mientras iba por la avenida Constitución, oyendo una canción del Gran Silencio, nada podía pensar, más que en los cerros; tantos son y tan altos, ¡nos rodean! entre los montes y la sierra te fundaron, recios hombres y mujeres tercas que, resistieron el duro clima y terreno, esperando hacer un futuro mejor para sus hijos.. y nosotros, ¿qué estamos haciendo?

33


34


Mujeres Señor, ¿Por qué no nos quieren si tú nos creaste a tu imagen? Señor, ¿Por qué nos matan? ¿Por qué nos violan? ¿Por qué se intimidan ante nuestra fortaleza e inteligencia? ¿Por qué nos ven como objetos serviles y para su placer? Ellos están ciegos, ¿verdad? No saben que si nos matan y aplastan ellos mismos se están destruyendo, ¡díselos Señor! Dios, tú que las acompañas hasta su último respiro y su clamor por ti, también eres quien las recibe en tu Reino, donde ellas, las pequeñitas, las estudiantes y las obreras ya no sufrirán acoso, donde serán valoradas, donde no habrán más lagrimas por ser mujer. Tu Reino está lleno de ellas, mártires de los primeros siglos, lideresas según corazón, que saben bien que el seguirte es en la casa y en la calle. 35


Señor, si tú nos liberaste con tu amor y lo hiciste frente a los religiosos y poderosos, ¿por qué nos ven hacia abajo? Si tú nos diste voz y perdón, ¿por qué en el templo se empeñan por callarnos? Señor, ¿por qué matan a tantas en Tijuana y Juárez? ¿Por qué aprisionan a tantas en Tapachula, en vidas que no son suyas, que les roban su dignidad? ¿Por qué tantas lloran en silencio en nuestro país, víctimas de poderosos y sin jueces justos a quien acudir? Pero habrá justicia, aquél día habrá justicia, y los machos, poderosos y religiosos que no las valoraron se darán cuenta, se avergonzarán, y si no se arrepienten, pagarán. Espero tu día, Señor. Mientras tanto no callo y escribo por muchas. Tú nos escuchas y tú nos respondes.

36


Te he visto, Señor… Te he visto, Señor, entrando en las iglesias, en esos espacios grandes y pequeños que tantas veces reducen tu Nombre, para desafiarlos a pensar que ser Iglesia en este mundo tuyo significa pensar en el otro, en el que sí se verá muy afectado ante los cambios políticos, en aquellos para quienes luchar por la justicia social es una cuestión de vida y dignidad. Tú has puesto a muchos en incomodidad, al hacerlos "ensuciarse" las manos con lo político, a denunciar los actos de corrupción, de manipulación e injusticia sistémica. Has sido tan incómodo, porque al invitarlos a ver y denunciar, les has hecho verse y llorar. También tu Iglesia usamos y abusamos del poder. Te he visto Señor entre aquellos que luchan por la vida, en los que a través de diversos movimientos de unos pocos (o muchos) organizados reclaman por las cosas que no están bien. Algunos son estudiantes que no quieren ser manipulados; otras, mujeres que quieren ser escuchadas; otros, homosexuales que quieren ser respetados; unos que levantan su voz por los niños que quieren ser considerados y unos más por el pobre, el desvalido o por la creación que también sufre ante la corrupción del pecado. No todos tienen su teología correcta, no todos son rectos, pero en cada uno de ellos te puedo ver, puedo reconocer inquietudes de un mundo que no quiere aceptar que este es nuestro destino final; que sin saberlo clama por tu redención. En ellos también 37


está impresa tu imagen. ¡Inquieta a tu Iglesia para verte allí, para vivirte aquí! Te he visto en mi país, y en sus fronteras. Te reconocí en aquel migrante que camina el desierto por amor a los suyos; en ese extranjero también habitas tú. Te puedo ver en el gesto de amor del que entrega comida al que vive en la calle, y del que aprende a escuchar a aquellos que nadie ve. Te veo de pronto, yendo a la maquila, despertando de madrugada, suspirando en el camión, pensando en los hijos; en esa mujer que se esfuerza. Te veo también, metido en las altas esferas políticas y entre los que trafican la droga, aún allí te haces presente. Y los que ostentan el poder te buscan en silencio, también a ellos les susurras tu perdón. Te vi cayendo junto al hombre baleado por niños delincuentes que crecieron sin hogar. Les tuviste compasión a esos que acabaron con la vida, y a la familia que se quedó sin padre. Te ofreciste como Padre para ambos. No te entiendo del todo, pero te veo en cada momento. Lucho por reconocerte en cada esquina, en ver tu imagen en todo rostro. Te quiero reconocer viendo tu cuerpo, reconocer tus movimientos, tus brazos extendidos y tus manos abiertas. Tus pies puestos para correr, para anunciar. Anhelo ver a tu cuerpo en movimiento, intercediendo, defendiendo al indefenso, llorando con el sufrido y gozando tus bendiciones. 38


Quiero ver tu boca hablando esperanza y anunciando juicio, diciendo la verdad. Te he visto en diversos lugares, te haces visible en América Latina... Mi ruego: que uses mi cuerpo Señor, mi vida, mis fuerzas y todo lo que soy... que yo camine, como caminaste tú, que siempre te reconozca Señor, para que no haya la tentación de erigir a otros señores.

39


…de cómo huelen esas manos Sube al camión y antes de ver su rostro, olí sus manos. A cloro, agua, sustancias de limpieza, a querer llegar a casa, a anhelar el descanso y a dibujar una sonrisa en la cara del niño que le espera con ansia. Algo me evoca ese olor, representa más que un aroma impregnado en las manos de una mujer trabajadora, es cómo el recuerdo de la lucha por una mejor vida, por la superación. El olor de la dignidad humana que no se compra, ni vende, ni se devalúa por ofrecer tus manos a trabajar para otros. Porque serán esas mismas manos que alimentaran a los tuyos. El olor de la lucha, porque nunca será la pólvora la que nos reivindique como humanos: creo que podrán servir mejor las palabras, pero aún más el corazón, el trabajo, el amor, la humildad, la resistencia... las palabras que acompañan, 40


uniĂŠndose a la esperanza.

41


42


Granada Mi pensamiento es granada deja que el viento o unas manos nobles lo desgranen para que sea alimento semilla o kamikaze.

43


¿Cómo es la creación de un país? ¿Cómo es la creación de un país? ¿Es por la palabra, por el tiempo, por el azar? ¿Dónde se funda? ¿Bajo qué excusa? ¿En nombre de qué? ¿En el corazón de quién nace? Si la pintura concentra el paisaje y mi hija la vida ¿Qué concentra un país? ¿Qué comportan sus fronteras? Lo pregunto por este país Lo pregunto por los que piensan que no importa Lo pregunto porque los desaparecidos, los indigentes y los migrantes se lo preguntan en la oscuridad y por mí mismo porque nadie nos lo dice y porque escucho sus noticias lamentables pero veo que no tiene la menor idea de hacia dónde se dirige el pobre.

44


Se abren nuevas dimensiones del Evangelio Cuando contemplamos una pintura de Diego Rivera ("Fondos congelados") junto al Salmo 40. O cuando comparamos la obra completa de Miguel Ángel, con la obra completa de las Escrituras. Se abren nuevas dimensiones, cuando dejamos de ver a la Palabra de Dios como objeto y la comenzamos a ver como persona, que habla, que se enciende, que calla, que piensa y que actúa. Se abren nuevas dimensiones, cuando la invitamos a una cátedra de antropología y al final le preguntamos qué piensa sobre las ideas que se discutieron en la sala; o cuando asistimos a un diálogo donde, representantes de comunidades indígenas de Colombia, dicen que la guerra no ha terminado. Que ellos votan por el "Sí al acuerdo de Paz", porque en sus pueblos están matando a sus hijos, a sus primos y a sus padres; o si la invitáramos a ver una de esas películas que cimbran las convicciones que creíamos más fuertes en la humanidad; o si le preguntáramos que opina de la nueva publicidad de PEMEX en las estaciones del tren ligero. Se abren nuevas dimensiones, cuando la invitamos a pensar con nosotros, a conversar con nosotros, a mirar con nosotros, a caminar con nosotros, a VIVIR con nosotros.

45


46


Epílogo ¿Por qué ya no aplauden? 9 de noviembre de 2014 Aristegui Noticias publicó el reportaje especial La casa blanca de Enrique Peña Nieto. La investigación daba a conocer que el Presidente poseía una casa con valor de 86 millones de pesos, en Lomas de Chapultepec, una de las zonas exclusivas de la Ciudad de México. El inmueble le pertenece a la empresa Ingeniería Inmobiliaria del Centro, de Grupo Higa, quien se ha visto enormemente favorecida con licitaciones para la construcción de obras por Peña, desde que éste era Gobernador del Estado de México. 10 de noviembre de 2014 Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia, explicó que la propiedad pertenecía a Angélica Rivera, esposa del Presidente. Además detalló que la mansión fue comprada con recursos propios de la ex actriz y ahora primera dama. 26 de noviembre de 2014 Se da a conocer que Enrique Peña Nieto usa otra casa propiedad del Grupo Higa. 11 de diciembre de 2014 Se reveló que el Luis Videgaray, entonces Secretario de Hacienda, también compró una casa al Grupo Higa. 3 de febrero de 2015 Enrique Peña Nieto presentó medidas para combatir la corrupción en la administración pública federal. Entre ellas nombró a Virgilio Andrade como Secretario de la Función Pública y le encomendó la tarea de investigar si hubo conflicto de intereses en compra de casas por parte de Angélica Rivera, Luis Videgaray y el propio Presidente. Al finalizar la rueda de prensa, el Presidente agradeció al auditorio lleno de reporteros, que sin sobresaltos continuó sus labores. Peña Nieto, acostumbrado a los aplausos de acarreados, se encontró confundido por el silencio y antes de retirarse del pódium alcanzó a decir: ya sé que no aplauden… 47


48

Desde el país nos y otros  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you