Issuu on Google+

Narra el nacimiento, educación y peripecias de Rama, príncipe hindú y séptima encarnación del dios Visnú. Tras ser desplazado como legítimo heredero del trono, Rama parte al exilio en compañía de su mujer, Sita, y de su hermano Kakshmana. Sita es raptada por el rey demonio Ravana. Con la ayuda del rey mono Hanuman y un ejército de animales, Rama consigue derrotar a Ravana y rescatar a su esposa. Después recupera su trono y gobierna con sabiduría. En la parte final se relata que Sita es acusada de cometer adulterio

durante su cautividad. Exiliada, a pesar de su inocencia, da a luz dos hijos gemelos de Rama, y recibe la protección del eremita Valmiki, supuesto autor del poema. Al cabo de muchos años, Rama y Sita se reúnen de nuevo.

De estas colecciones, ha de destacarse el Panchatantra, versionado en castellano en la Edad Media con el nombre de Libro de Calila e Dimna. El texto de la obra data del siglo IV a. C., pero los relatos incorporados fueron compuestos con anterioridad y transmitidos oralmente. Se trata de una colección de setenta relatos, principalmente fábulas, ordenados en torno a cinco temas: la separación de los amigos, la forma de entablar amistades, la batalla entre cuervos y búhos, la pérdida de lo que se ha ido adquiriendo y los actos realizados sin reflexionar. El hilo conductor de las historias es el propósito de educar a un joven príncipe sobre cómo obtener el éxito en la tierra. 8 7 INTRODUCCIÓN El chacal y el cocodrilo 8 Érase una vez un pequeño y astuto chacal que muy hambriento rondaba por la orilla del gran río en busca de algún pececillo o cangrejito con que alimentarse. Pero en el fondo del río vivía un enorme cocodrilo, que también estaba hambriento y que, escondido entre el barro y las cañas, espiaba al chacal en espera de que en cualquier momento diese un paso en falso y cayera al agua para comérselo. En varias ocasiones a punto estuvo el chacal de meterse en la boca del cocodrilo, pero valiéndose de su astucia logró salvarse del mortal peligro. Entonces, temeroso de ser engullido por el feroz cocodrilo, el chacal decidió irse a pescar a otro lugar del río, donde no estuviera bajo la constante amenaza del saurio. Pero este, muerto de hambre y loco de rabia al ver que se le escapaba tan rico bocado, determinó salir del río e ir en busca de la guarida del chacal para vengarse de él. Y esa fue su perdición, porque enterado


el astuto chacal de que el cocodrilo aguardaba en el interior de su madriguera para comérselo, encendió una enorme hoguera a la entrada hasta que el enemigo, impotente para franquear la barrera de llamas, quedó reducido a un montón de cenizas. El elemento propio da fuerza y confianza; salirse de él es un riesgo imprudente. VISHNU SARMA, Panchatantra. Biblioteca Digital Ciudad Seva.

Actividades 2 ¿Qué

elementos propios de la fábula se observan en el relato «El chacal y el cocodrilo»?


sarrera