Issuu on Google+

M

Págiáns as Más Viaje s

EL CORAZÓN DE GRECIA UNA RUTA POR LOS ALPES ITALIANOS

ANTÁRTIDA SANTUARIO DE LA NATURALEZA

00202

Nº 202 - 4,95€ / PVP CANARIAS 5,10€

771575 547009

FASCINADOS POR LOS ICONOS DE AYER Y HOY

9

NUEVA YORK

LAS ISLAS DE LA EXUBERANCIA


El mejor entretenimiento a la altura de tu vuelo Cine, series, juegos... todo lo que necesitas para vivir una experiencia de vuelo Ăşnica estĂĄ al alcance de tu mano.

Iberia, un lugar donde disfrutar antes de llegar.

Clase turista en vuelos de largo radio en los nuevos aviones A330 y A340-600.


SUMARIO

NÚMERO 202 / Año XVIII

c LA ANTÁRTIDA. Pág. 124

ATENAS

AUTORES VÍCTOR ANDRESCO Director del Instituto Cervantes en Atenas, nos descubre sus barrios preferidos de la capital. IÑAKI GÓMEZ Autor de numerosas guías de viaje por Europa, entre las que se cuentan varias sobre Italia y los Alpes. EVA DÍAZ PÉREZ Autora de Sevilla, un retrato literario, Premio Málaga de Novela 2013 y finalista del Planeta 2008. JUANA SALABERT Escritora apasionada de Francia, nos guía en la visita a Chartres. La regla del oro es su última obra. JESÚS FERRERO Nueva York es una de las ciudades favoritas de este escritor. Aquí nos descubre sus rincones más queridos. DAVID DUSSTER Periodista de viajes y miembro del equipo directivo de La Vanguardia digital. Ha viajado varias veces a Filipinas. KRIS UBACH Coautora de un libro sobre viajes a lugares extremos y periodista, nos relata su viaje por la Antártida.

...................................................................................................

32

Pasear por la capital griega constituye un auténtico privilegio para quienes aman los mitos, el arte y la historia. LA ACRÓPOLIS, pág. 48

ALPES ITALIANOS

..................................................................

50

La ruta por el Valle de Aosta descubre una región de castillos y picos míticos como el Cervino y el Mont Blanc. P. N. GRAN PARADISO, pág. 62

SEVILLA

.................................................................................................

64

La monumental ciudad a orillas del Guadalquivir se ofrece al visitante como un exquisito hojaldre histórico. PASEOS CULTURALES, pág. 76

CHARTRES

78

FILIPINAS

86

..........................................................................................

Un recorrido artístico y simbólico por la catedral que consagró el estilo gótico, una de las más bellas y mejor conservadas de Francia y Europa. ...............................................................................................

Este archipiélago de 7.000 islas seduce con su mezcla de culturas y un paisaje de arrozales, volcanes y playas de coral. ISLA BOHOL, pág. 100

NUEVA YORK

102

ANTÁRTIDA

124

...............................................................................

Del puente de Brooklyn hasta Central Park, Manhattan siempre sorprende con nuevos museos y propuestas de ocio. EMPIRE STATE, pág. 122 ....................................................................................

Un gran viaje en barco desde Ushuaia al continente blanco, un santuario de vida animal y paisajes sublimes. HÉROES DEL POLO SUR, pág. 140

ENPORTADA: Puente de Brooklyn. Nueva York. Fotografía Michele Falzone / AWL Images.


SUMARIO

Director

Josan Ruiz

Dirección de Arte Jefa de Redacción Redacción Maquetista Tratamiento de Imagen Secretaria de Redacción Editora adjunta a la Redacción

Joan Carles Magrià Sandra Martín Asun Luján Joan Seguí Sergi Gual Sandra Domènech Guiomar Huguet

Director editorial de área

Víctor Lloret

REDACCIÓN

Av. Diagonal, 189. 08018 Barcelona (España) Tel. 934 157 374. E-mail: viajesng@rba.es Colaboradores externos

Nuria Puentes, Inma Martín, Aida Etxeberria (edición gráfica), Tenlladostudio (infografía), Blauset (cartografía) WEB

www.nationalgeographic.com.es Director Javier Flores

26

www.rbapublicidad.com Director General José Luis Puigdengolas Directora de Marketing Publicitario Gloria Pont Director de Servicios Comerciales Serafín González Directora Comercial Digital Teresa Zamora MADRID

EXPERIENCIAS

....................................................................................................................

Chocolaterías de Europa • La danza de las auroras • El rito del Kalachakra (India) • La selva de La Gomera (Canarias) • Riotinto (Huelva).

7

SALAMANCA

16

PANTICOSA

22

.........................................................................................................................

La ciudad universitaria despliega su valioso legado gótico y renacentista entre las orillas del río Tormes y la monumental plaza Mayor. ............................................................................................................................

En el corazón del Pirineo de Huesca, este municipio ofrece caminatas entre pueblos y lagos glaciares que culminan en un balneario centenario.

HAMBURGO

..........................................................................................................................

26

La ciudad alemana vive abierta a su puerto fluvial y a su pasión por la música.

LIBROS Y ARTE

..............................................................................................................

AYER Y HOY. Castillo de Neuschwanstein (Alemania)

............................

142 145

López de Hoyos, 141, 5˚ 28002 Madrid (España). Tel. 915 106 600. Fax: 915 194 813. Director Comercial Ignacio Rodríguez-Borlado Directora Revistas de Divulgación Mª Luz Mañas Subdirectora de Publicidad Begoña Llorente Subdirector de Publicidad Adrián Garcia de Manuel Coordinadora de Publicidad Yolanda Trigueros BARCELONA Y LEVANTE

Av. Diagonal, 189. 08018 Barcelona (España) Tel. 934 157 374. Fax: 932 380 730. Directora Comercial Mar Casals Directora Revistas de Divulgación Mónica Monge Directora de Publicidad Levante Paloma Campos Coordinadora de Publicidad Gemma Reyes

Licenciataria de National Geographic Partners, LLC. National Geographic Television Presidente RICARDO RODRIGO Consejero Delegado ENRIQUE IGLESIAS Directoras Generales ANA RODRIGO

y Mª CARMEN CORONAS Director General de Planificación y Control Ignacio López Directora Editorial Aurea Díaz Directora de Marketing Berta Castellet Directora Creativa Jordina Salvany Director de Circulación José Ortega Director de Producción Ricard Argilés

SUSCRIPCIONES

Para gestionar su suscripción, entre en nuestra página web: www.nationalgeographic.com.es ATENCIÓN AL LECTOR

www.nationalgeographic.com.es Aquí encontrarás todos los destinos de la revista. También en:

Teléfono: 902 392 392 E-mail: suscripciones-viajesng@rba.es Distribución. SGEL Impresión-Encuadernación:

Rotocayfo,s.l.(ImpresiaIbérica) Depósito legal: B-32738-99 Importador en Argentina: Brihet e Hijos, S. A. ISSN 1575-5479

8

Importador en México: C.I.R.S.A, S.A. de C.V. Distribuidor en México: Ibermex, S.A. de C.V.

Printed in Spain-Impreso en España. Edición 03/2017 Difusión controlada por

22

16

FE DE ERRORES. La autora del artículo de Oporto (Viajes NG 201) es Nuria Rivaya.

George W. Stone Editor in Chief Kimberly Connaghan Publisher & Vice President Andrea Leitch Digital Director Marianne Seregi Design Director Anne Farrar Director of Photography Jayne Wise Senior Editor Amy Alipio Features Editor Hannah Sheinberg Associate Editor Leigh V. Borghesani Deputy Art Director Sarah Polger Senior Photo Producer Copyright © 2016 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados. Viajes National Geographic declina toda responsabilidad sobre los materiales no solicitados.


Lindt Excellence, el chocolate negro por excelencia Un chocolate negro inigualable, con más de 600 aromas en una sola onza. Un sabor y una textura única que consiguen llevarnos al auténtico placer del chocolate negro más puro. Lindt Excellence ofrece todo el abanico de intensidades, desde un intenso y equilibrado 70% de cacao hasta el 99% de cacao en estado puro. Y para los paladares que buscan combinaciones sorprendentes, Lindt Excellence cuenta con una amplia gama de sabores exquisitos.

LAS 3 CLAVES DE LA EXCELENCIA: PASIÓN, DEDICACIÓN Y ESPÍRITU INNOVADOR Desde 1845, la pasión y creatividad de los Maestros Chocolateros Suizos de Lindt han elevado el chocolate a la categoría de arte, capaz de seducir a todos los sentidos por su excepcional textura, aroma y sabor. Expertos en seleccionar los cacaos más puros El origen del sabor incomparable del chocolate Lindt está en la cuidadosa selección de las habas de cacao de más alta calidad y más aromáticas, procedentes de Ghana, América Latina, Madagascar y las Islas Caribes.

Un tostado y molido exclusivo Tostar y moler las habas de cacao más selectas es esencial para transformar el cacao en las mejores creaciones de chocolate. Este arte ha sido perfeccionado por los Maestros Chocolateros Suizos de Lindt, usando procesos secretos y los estándares más altos de refinamiento.

La revolucionaria invención de Rodolphe Lindt En 1879, Rodolphe Lindt inventó el proceso del “conchaje”, que consiste en mezclar con esmero, agitar y airear el chocolate líquido caliente para crear esa textura cremosa y sedosa característica del chocolate Lindt.

Rigurosa selección de los mejores ingredientes Los Maestros Chocolateros Suizos de Lindt seleccionan cada ingrediente con el máximo cuidado, asegurándose que el lugar de procedencia sea de las mejores regiones de cultivo del mundo.

Un acabado perfecto, resultado de años de dedicación La textura y la belleza visual del chocolate Lindt son fruto de muchos años de dedicación y esmero. Lindt consigue una presentación impecable, donde el chocolate adquiere un brillo y un acabado perfecto, gracias al templado. El resultado: un corte exacto y perfecto.

Puedes comprar también en nuestra tienda online: www.lindt.es


EXPERIENCIAS

FOTOGRAFÍAS: GTRES; AGE FOTOSTOCK; ACI

Confitería Méert de Lille, Francia.

CHOCOLATERÍAS

UNA TRADICIÓN DELICIOSA

Hernán Cortés trajo del Nuevo Mundo a la corte española el tchocoatl que bebían los aztecas. Comenzaba así la historia del cacao en Europa. SUIZA. François Cailler fundó en 1819 una de las primeras fábricaschocolaterasdeEuropa –en Broc tiene su museo–. Le imitaron los emprendedores Suchard,Tobler,NestléyLindt. Aellossedebelaideadeañadir leche para reducir su amargor yhacerlomáspopular(1875);y aLindt,latécnicadelconchaje que lo airea para que se funda enlaboca.Lacostumbredeinvitaraunatazadechocolateen casa pasó a confiterías pioneras como Teuscher y Sprüngli, abiertasalrededorde1836.

BÉLGICA. Jean Neuhaus llegó a Bruselas en 1857 para abrir consucuñadounapanaderíafarmaciaenlasgaleríasRoyales SaintHumbert.Allíingeniaron ocultar el gusto amargo de las píldorasconcacao.PeroelmomentoclaveparalamarcaNeuhaus llegó en 1912 cuando su nieto pensó en recubrir frutos secosconchocolate,inventandoelpraliné.SuéxitofueseguidoporLeonidas(1913)yGodiva (1926), cuya tienda original delaGrandPlaceesiniciodela RutadelChocolatedeBruselas.

FRANCIA. Elaño1800abrióDe-

bauve&Gallais,lachocolatería másantiguadeParísquenació como botica. En 1849, el belga Méert, tras recorrer las plantacionesdecacaodelascolonias, fundóenLillesuhistóricaconfitería.En1953,elmaestrochocolateroBernanchon–alquele gustaba seleccionar personalmente las habas de cacao para susrecetassecretas–inauguró sufamosaMaisonChocolatier de Lyon. Visitar estos templos delazúcarpermitedisfrutardel savoirfairedesuspasteleros.

EL ARTE DEL CARTEL

Artistas de finales del siglo XIX diseñaron cromos y afiches anunciadores que elogiaban los méritos del chocolate.


EXPERIENCIAS


ESPECTÁCULO EN EL CIELO

LA DANZA DE LAS AURORAS

Contemplar una noche iluminada por una aurora polar es presenciar uno de los prodigios más espectaculares que ofrece el cosmos. ntre octubre y marzo, cuando las noches más se alargan, llega la mejor época para ver en el Hemisferio Norte la aurora boreal, un fenómeno lumínico que precisa un cielo sereno y despejado. Desde Alaska y Canadá hasta Groenlandia, Islandia, Escandinavia y Siberia, en torno a la franja del Círculo Polar Ártico se dan cada año decenas de noches con estos etéreos cortinajes verdes, naranjas, amarillos... Puede tratarse desde destellos fugaces a una danza de horas, pero cuando aparecen las «luces del norte» la gente interrumpe sus tareas y mira al cielo en profundo silencio.

El nombre de la aurora boreal viene de la diosa romana del amanecer y de boreas, norte en griego. En Europa cada vez más personas viajan en invierno para contemplarlas, hasta el punto de que en algunos países próximos al Ártico se han construido hoteles con miradores y cúpulas acristaladas. Levi en la Laponia finlandesa, Tromsø en Noruega, la Aurora Sky Station del P. N. Abisko sueco o la península Snaefellsnes en Islandia son destinos privilegiados. En el Hemisferio Sur las auroras se denominan australes y acontecen sobre todo entre marzo y septiembre. ]www.nationalgeographic.com.es

PAUL HARDY / GETTY IMAGES

E


EXPERIENCIAS

INDIA

LA PERFECTA ARMONÍA DEL KALACHAKRA

FOTOGRAFÍAS: DON FARBER; SHUTTERSTOCK

Del 3 al 14 de enero de 2017 se celebra en Bodhgaya un gran ritual del budismo tibetano.

El Dálai Lama deshace ritualmente el mandala de arena del Kalachakra.

B

odhgaya, el lugar de la India donde Buda alcanzó la iluminación, acoge templos de Sri Lanka, Nepal, Sikkim, Bután, Tíbet, Birmania, Tailandia, China y Japón. Y el Dálai Lama ha elegido ese enclave para celebrar el próximo Kalachakra, una ceremonia esencial del budismo tibetano. El ritual empieza solicitando permiso a los espíritus locales para utilizar su casa. Como son reacios, los monjes los calman realizando la Danza de la Tierra. A continuación una cuerda sumergida en agua con polvo de tiza permite trazar las líneas del mandala, proceso que lleva dos días. Trabajando sin pausa seis jornadas más y mediante el chakpu, un estilizado embudo,

los monjes rellenan con arena coloreada el intrincado dibujo. El centro del mandala muestra a la divinidad de Kalachakra unido a su consorte, encarnando la compasión y la sabiduría. Las múltiples cámaras del laberíntico palacio cuadrado son las sucesivas pruebas del camino a la liberación. Durante cuatro días, miles de personas desfilarán ante el mandala, sea para recibir sus bendiciones o realizar votos. Luego el Dálai Lama pedirá a las 722 deidades invitadas que retornen a sus moradas. Cepillará la arena hacia el centro y esta se pondrá en una vasija y se verterá en un río, a fin de que la perfecta paz del Kalachakra fluya hacia el mundo cotidiano. ]


EXPERIENCIAS

LA GOMERA

LA SELVA PRIMIGENIA DE CANARIAS Los senderos del Parque Nacional de Garajonay invitan a disfrutar del esplendor de la laurisilva.

FOTOGRAFÍAS: MICHAEL SCHLITTER; AWL IMAGES

H

ace 20 millones de años los bosques de laurisilva recubrían el sur de Europa. Las glaciaciones acabaron con ellos. Sin embargo sobrevivieron en las islas de la Macaronesia –Azores, Madeira, Canarias, Cabo Verde...–, gracias a la suavidad de sus temperaturas y a la humedad que aportan los alisios tras soplar sobre el océano Atlántico y encaramarse por las montañas expuestas a barlovento. Macaronesia significa en griego «islas afortunadas». Esa era la morada de los héroes difuntos en el confín occidental del mundo. El bosque más famoso de laurisilva está en La Gomera. Desde el caserío de El Cedro, una red de senderos permite adentrarse en un laberinto verde, con árboles cuyas hojas recuerdan a las del laurel y donde musgos, líquenes y enredaderas tejen una urdimbre mágica. La cumbre de Garajonay (1.487 m) preside el conjunto y da nombre al parque nacional que lo protege. ■www.lagomera.travel


EXPERIENCIAS

FANTASÍA CROMÁTICA

VIAJE A LAS ENTRAÑAS DE RIOTINTO

FOTOGRAFÍAS: JULIO SEGURA; GETTY IMAGES

Las aguas del río Tinto nos transportan desde Huelva a un universo desconocido.

D

esde hace miles de años, la intervención minera del hombre en la cuenca del río Tinto ha creado balsas de colorido sorprendente y ha laminado un paisaje antes tapizado por el bosque mediterráneo. El Parque Minero de Riotinto (1992) propone un paseo geológico y rescata la memoria de este lugar ya conocido por los romanos quienes, viendo su riqueza en cobre y hierro, excavaron las primeras minas. La explotación moderna comenzó en 1873 cuando empresas del Reino Unido obtuvieron la concesión; de su paso queda un poblado con viviendas, capilla anglicana y un club que hoy es la Casa 21, donde se recrea la vida de entonces.

Riotinto llegó a tener 17.000 operarios y 150 locomotoras que transportaban el cobre, la plata y el oro al puerto de Huelva; la útima funcionó hasta 1984. Todo ello se explica en el museo instalado en el hospital inglés, que exhibe desde artilugios romanos al lujoso vagón con el que Alfonso XIII recorrió las minas. Sin embargo, la mejor visita a Riotinto se realiza a cielo abierto, entrando en galerías, paseando en un tren minero (12 km) o buscando formas irreales entre los azafranes, bermellones y ocres de las aguas teñidas de hierro. Un paraje fantasioso (Faja Pirítica, segun los geólogos) donde la NASA ensayó sus expediciones a Marte. ]


NUEVO EDGE

Gama Ford Edge, consumo medio combinado de 5,8 a 5,9 l/100km. Emisiones de CO2 de 149 a 152 g/km.


ENTREVISTA A JAMAL SATLI IGLESIAS, PRESIDENTE Y FUNDADOR DEL GRUPO HOTELERO BLUEBAY

SOMOS CÓMPLICES DE la felicidad de las personas

La cercanía, los detalles y el optimismo son los pilares de la empresa BlueBay. Presente en más de 20 países, su buque insignia se encuentra en España.

A

pesar de su cargo, el trato que tiene con los trabajadores es amable y cercano; tanto que, nada más entrar a la recepción del Hotel Miguel Angel by BlueBay, saluda efusivamente al personal, del que conoce sus nombres. “El equipo es el alma que hace funcionar el negocio y ningún directivo es nada sin su ayuda, por lo que un trato humano y cercano es imprescindible”, asegura Jamal Satli. Charlamos con el presidente de BlueBlay sobre el sector hotelero y sobre el futuro de su compañía. En España el turismo es uno de los motores de la economía. ¿En qué situación cree que se encuentra el sector turístico nacional? En la actualidad está en en una fase de renovación, adaptándose a los nuevos canales online. Sin embar-

go, hay determinados elementos en los que todavía es necesario trabajar; como la incorporación de las últimas tecnologías de la información, el business intelligence, las herramientas de gestión avanzada o uso del big data, por ejemplo. Son tres asignaturas pendientes del sector turístico nacional, que se deben tener en cuenta en esta nueva era. ¿En qué se diferencia BlueBay Hotels de sus homónimas hoteleras? Nuestra misión es ser cómplices de la felicidad de las


personas. Trabajamos día a día para intentar que nuestros clientes y los miembros del equipo intercambien dicha felicidad. Queremos formar parte de los mejores recuerdos de nuestros huéspedes y por eso la esencia de nuestros hoteles se basa en unos valores: integridad, optimismo, orientación hacia las personas, proactividad y, sobre todo, compromiso. Compromiso con el medio ambiente, con nuestro entorno más cercano y con las personas. ¿Qué balance puede realizar de la trayectoria de BlueBay Hotels en el mercado? Gracias a procesos de fusión y/o adquisición de hoteles y resorts nos hemos posicionado como uno de los primeros grupos hoteleros españoles con presencia en mercados clave. Contamos con una cartera de más de 60 hoteles, incluyendo nuevos proyectos y aperturas, distribuidos en 30 destinos, como Oriente Medio y África, Europa, Latinoamérica o el Caribe. Ahora estamos en proceso de fusión con la cadena hotelera Le Royal Hotels & Resorts, reforzando así nuestros planes de expansión internacional y consolidando nuestra presencia donde ya estábamos establecidos.

Hace un año que el Hotel Miguel Angel está siendo gestidonado por BlueBay y en 2017 se planea una reforma integral. “Estamos seguros de que después del proceso de renovación- en él se invertirán 35 millones de euros e incluye la transformación total de los interiores y exteriores, la creación de nuevas instalaciones y la ampliación de la oferta gastronómica-, se convertirá en uno de los establecimientos de referencia de cinco estrellas de lujo de Madrid y de España”, explica Satli. Su magnífica situación, su majestuosidad, su jardín de 1.000 metros cuadrados, su Wellness y su oferta gastronómica, son los pilares de este establecimiento mítico.


CIUDAD MONUMENTO

Detrás del puente que cruza el río Tormes emergen las dos catedrales salmantinas: la Vieja (siglo XII) y la Nueva (XVI).

ESCAPADA URBANA

SALAMANCA PASO A PASO Entre el río Tormes y la plaza Mayor se despliega el bello legado gótico y renacentista de esta ciudad universitaria.

M  

onumental, culta y divertida. Así es la Salamanca, una de las ciudades más bellas de la Península. La historia en mayúsculas de la ciudad comienza el año 1218 cuando Alfonso IX de León crea su Universidad, la más antigua del mundo hispánico y una de las cuatro de la cultura occidental. Desde entonces Salamanca no ha hecho más que acrecentar su patrimonio artístico e intelectual. Un buen lugar para iniciar la visita es el puente Romano, construido en tiempos de Trajano y el acceso a

la ciudad hasta el siglo xix. En un extremo tiene la escultura El Toro del Puente, el verraco ibérico al que alude el anónimo autor del Lazarillo de Tormes (1554), el río que la cruza. Desde allí se contempla la ciudad con sus múltiples torres y cúpulas de estilos diversos, aunque mimetizadas por esa piedra arenisca que tan pronto adquiere tonos dorados como cobrizos, según sea el resplandor del sol. Los restos más antiguos se hallaron en el Cerro de San Vicente, hoy convertido en el Parque Arqueológico.

Pero lo que más llama la atención de Salamanca es su doble Catedral, que ahora se puede descubrir de una forma insólita gracias al proyecto Ieronimus. Este invita a recorrer sus torres medievales entre almenas, pináculos, górgolas y perspectivas desconocidas. Las vistas de altura permiten admirar el artesonado de la catedral Vieja románica desde la Sala del Alcaide o disfrutar de su cimborio desde el mirador del Patio Chico; luego, desde las alturas de la catedral Nueva, donde se mezclan el gótico, el plateresco y el barroco, asomarse a la balconada de la fachada y descubrir el grandioso casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad. En el centro dominan los edificios vinculados con la Universidad, como el cercano Colegio de Anaya, neoclásico. Pronto también se descubre la suntuosa fachada de las Escuelas Mayores, obra cumbre del plateresco, estilo del que Salamanca cuenta con excelentes ejemplos.


ARTE

El tesoro de la catedral El retablo que cubre el Altar Mayor es único en su género. Está considerada la serie de pintura medieval más notable y amplia que se conserva en España. Narra escenas de la vida de Jesús y de María, en 53 tablas de 1,04 m de alto por 0,76 m de ancho. El conjunto se remata con un fresco monumental que ilustra el Juicio Final, fechado en el siglo xv. ■www.salamanca.es


CONVENTO DE SAN ESTEBAN

La tradición afirma que Colón se alojó en él cuando fue a presentar a los geógrafos de la Universidad su proyecto de viaje hasta las Indias.

Casa de las Conchas.

Detalle del Cielo de Salamanca, mural en las Escuelas Menores. LA UNIVERSIDAD

Un centro de sabiduría La Universidad salmantina, fundada en 1218 por el rey de León Alfonso IX, es la más antigua de España y de las más veteranas de Europa. Uno de los rincones más bellos de Salamanca es la plazoleta que se abre frente a la fachada universitaria, decorada con la estatua de Fray Luis de León mirando hacia la entrada.

De la mano de Fray Luis de León, pero también de Miguel de Unamuno o de Francisco de Vitoria, se van explorando las aulas, así como otros edificios académicos contiguos. Es el caso de las Escuelas Menores donde no hay que perderse ese Cielo de Salamanca, el fresco que fue pintado en 1485 por Fernando Gallego en la Biblioteca. A pesar de los destrozos sufridos durante la ocupación francesa del siglo xix, en Salamanca todavía perviven numerosos colegios mayores y edificios históricos relacionados con la enseñanza. Destaca la Universidad Pontificia que incluye en su recinto la magnífica iglesia de la Clerecía, a cuya torre es recomendable subir para volver a descubrir Salamanca desde otro punto de referencia. Al bajar aparecen la

peatonal calle Libreros y muy cerca la Casa de la Conchas, un palacio convertido en biblioteca. Por la Cuesta de San Blas se llega al Colegio de Fonseca, cuya portada es otra maravilla del plateresco, pero donde tampoco hay que perderse el extraordinario claustro, considerado uno de los más logrados del Renacimiento de Castilla. Contrasta con el Palacio de Congresos, situado a poca distancia, una obra contemporánea del arquitecto Juan Navarro Baldeweg que, sin embargo, y gracias a esa piedra de Villamayor, se integra a la perfección en el conjunto histórico. En realidad, no es posible dar un paso por el centro salmantino sin encontrar algún tesoro, ya lo sea por su valor monumental o por su relación con algún personaje.


PLAZA MAYOR. El Ayunta-

miento, rematado por una espadaña, domina este espacio barroco diseñado por Alberto de Churriguera en 1729.

EL ALMA SALMANTINA

1 Huerto de Calixto y Melibea

En este jardín de estilo árabe recreó Fernando de Rojas la historia de los enamorados de su novela, escrita en 1502.

2 Convento de Dueñas. El solitario claustro de este recinto es una joya del plateresco. Fue edificado en 1419 sobre un palacio mudéjar.

e nt ice nV a S

Palacio de Monterrey

Pa se o

de

3 Casa Lis. Edificio modernista de 1905, alberga el singular Museo de Art Nouveau y Art Déco de Salamanca. Plaza Mayor

Universidad Pontificia

Casa de las Conchas

Museo de Salamanca Universidad Pas eo San Greg orio R

ÍO

TO

RM

ES

Catedral Vieja

Catedral Nueva

Gra nV

ia

Palacio de Congresos

2 0

Convento de las Dueñas

1 3 0 0

Casa Lis

Huerto de Calixto y Melibea

Ahí está el grandioso convento de San Esteban –fue un destacado centro de la contrarreforma religosa europea de los siglos xvi y xvii–, o el Palacio de Monterrey, cuyo plateresco sirvió de modelo a infinidad de edificios. Otros pueden parecer discretos, como el Convento de Santa Clara, aunque en su interior esconde magníficos artesonados y frescos medievales. En cambio, a la Casa de Santa Teresa o a la de Miguel de Unamuno se va para sentir el paso de sus moradores, lo mismo que al romántico Jardín de Calixto y Melibea, al que se acude para descansar y soñar paseando. Por último, los que busquen una Salamanca alternativa deben visitar la antigua cárcel, convertida

en el centro cultural Domus Artium, y la Plaza del Oeste, cerca de la estación de autobuses, un entorno que se ha transformado en un innovador museo de arte urbano, cuyo centro neurálgico es La Salchichería, un lugar imprescindible para tomarle el pulso a esta histórica ciudad que nunca deja de sorprender. Al final todos los caminos confluyen en la que posiblemente sea la Plaza Mayor barroca más sublime del país. A ella hay que acudir para reposar tras la visita en alguno de los cafés instalados bajo los soportales –como el clásico Novelty, abierto en 1905– para luego degustar la gastronomía local en uno de los mesones de esta plaza dominada por el Ayuntamiento, reconocible por su españada. ]Javier Mazorra

FOTOGRAFÍAS: GETTY IMAGES; AWL IMAGES; FOTOTECA 9X12; AGE FOTOSTOCK

RINCONES SECRETOS

Albergó el mercado y fue usada como coso taurino. Hoy, bajo sus pórticos, se alinean mesones y cafés. La plaza es Monumento Nacional.


PUBLIRREPORTAJE

BURGOS PARA DISFRUTAR

El cañón del Ebro

Descubre la naturaleza y la belleza del paisaje de la provincia de Burgos en esta ruta circular de senderismo que discurre por el fondo del Cañón del Ebro. a provincia de Burgos constituye uno de los territorios con más personalidad y belleza de la península, con paisajes muy heterogéneos, diversidad climática, ríos, cascadas, bosques, desfiladeros y valles sumergidos entre abruptas montañas, por lo que es un lugar ideal para practicar senderismo. La ruta de pequeño recorrido del cañón del Ebro es de gran belleza y calidad ecológica. Este tramo de cañones y páramos situado entre Quintanilla, Pesquera, Turzo y Orbaneja, en el discurrir del río Ebro, se enclava en el Parque Natural de las Hoces del Alto Hebro y Rudrón y el Complejo Kárstico de Orbaneja del Castillo, ruta de especial atracción para los amantes de la BTT. Sendero del Cañón del Ebro Iniciamos el recorrido desde Pesquera de Ebro. Cruzamos el puente medieval y ascenderemos hasta el monumental conjunto señorial de Cortiguera. Las vistas sobre el río son espectaculares. Nos desviamos del

L

camino principal por un ramal de la derecha hasta Velateja y la ermita del Siero. El río Ebro hasta Pesquera Dejamos Rudrón a la izquierda, divisamos la Ermita de Nuestra Señora del Ebro y cruzamos el río por una pasarela. El Ebro es ahora nuestro compañero de viaje hasta Pesquera.

El recorrido se interna por el fondo del espectacular cañón, atravesando los saltos de agua. Es un espacio privilegiado, dominado por robles y encinas.

Pesquera de Ebro

Orbaneja del Castillo


CIRCO DE PANTICOSA

EL CORAZÓN DEL PIRINEO

Las caminatas entre pueblos y lagos de montaña y la visita a su histórico balnerario son alicientes de este encantador lugar.

E  

n el norte del valle de Tena, junto a la confluencia de los ríos Caldarés y Bolática, se halla Panticosa, un enclave célebre por su estación de esquí y por el cercano balneario de aguas termales que ya eran conocidas en tiempos de los romanos. Visitar el pueblo y su entorno significa disfrutar de la naturaleza y la cultura de este rincón oscense, apreciando además su gastronomía y la belleza de sus aldeas pirenaicas. En las alturas, además, hay un mundo por descubrir, encabezado por el Monumento

Natural de los Glaciares Pirenaicos que incluye una parte del término de Panticosa, concretamente la zona de los Picos del Infierno (3.082 m), tres soberbias y afiladas crestas de granito que reinan sobre el valle. Panticosa (Pandicosa en aragonés) es una población de casi 800 habitantes, situada a 1.185 metros de altitud. El núcleo rural está formado por casas de piedra y tejados de pizarra que delatan su carácter montañés. Un pueblo encantador que reúne al menos tres monumentos interesantes.

En primer lugar, la iglesia gótica de Nuestra Señora de la Asunción (siglo xvi), que fue levantada sobre un templo románico anterior; está declarada Bien de Interés Cultural. A continuación, merece la pena acercarse también a la bonita y solitaria ermita de San Salvador, que corona una pequeña colina del extremo noroeste del pueblo. Por último, el Puente Viejo sobre el río Caldarés (en latín significa «aguas calientes»), situado en las afueras, que fue construido en 1556 con un arco central monumental.


ROZAR EL CIELO

TERMALISMO

Aunque para el visitante quizá sea suficiente estímulo pasear entre las rústicas callejuelas del pueblo y, si hay suerte, escuchar el «panticuto», la variedad de la fabla aragonesa que se habla en Panticosa. Este rincón de Huesca ha crecido en las últimas décadas gracias a los deportes de invierno y a sus hoteles, casas rurales y apartamentos. La moderna y acogedora estación de esquí alpino Panticosa-Los Lagos, ubicada junto al pueblo en las laderas de las Fobas, ha contribuido a esta transformación.

El entorno de Panticosa reúne hasta 9 cumbres de más de 3.000 metros de altitud, de gran atractivo para los escaladores expertos.

Aguas con fama milenaria

Esta zona pirenaica ha sido valorada desde hace siglos por las propiedades saludables de sus fuentes termales. Se sabe que ya las utilizaban los romanos, aunque la primera referencia documentada data de 1286, cuando se mencionan en un escrito de Pedro I de Aragón. El Balneario de Panticosa ha celebrado en 2016 su 730 aniversario oficial, a la vez que los 50 años desde su declaración como Conjunto de Interés Turístico Nacional. ■ www.panticosa.com

c RUTA CIRCULAR

En los ibones de Bachimaña nace un itinerario que asciende a los tres Picos del Infierno, el techo de Panticosa. e DORMIR ENTRE MONTAÑAS. Rafael Moneo

diseñó el hotel Continental –página izquierda–, uno de los dos alojamientos de 4 estrellas del Balneario de Panticosa. El otro es el Gran Hotel, de estilo montañés.


RUTAS BLANCAS El entorno de Panticosa permite disfrutar de múltiples actividades, desde esquí alpino, de travesía y de fondo, a paseos con raquetas o en trineo. PATRIMONIO

El barroco de Panticosa La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción es uno de los mejores ejemplos de este estilo artístico que se conserva en el valle del Tena. Construida en el siglo XVII, su interior es amplio y diáfano, acabado en una cabecera poligonal decorada con retablos barrocos. ■ www.panticosa.es

Si el esquí no es nuestra actividad favorita, existen en Panticosa atractivas opciones andariegas, como recorrer el camino de herradura que une Panticosa y Hoz de Jaca, siempre con vistas al embalse de Búbal y a las vertientes de la estación de esquí, con barrancos que vierten sus aguas al pantano. Los amantes del buen comer no pueden perderse la gastronomía de la comarca, cuya oferta en restauración es excelente. En otoño comienza la temporada de caza y la carne de jabalí, sarrio o corzo son la estrella de los fogones. Asimismo, la recogida de setas es una actividad que da paso a las populares Jornadas Micológicas de Panticosa. En invierno destacan los productos derivados del cerdo fruto de la matanza (longaniza, morcilla,

bispo o torteta). En primavera y verano es la trucha de los ríos pirenaicos la que aparece en los restaurantes en múltiples recetas. El término de Panticosa incluye dos núcleos más situados en las cercanías: Pueyo de Jaca y Balneario de Panticosa. El primero se localiza al sudoeste, donde concluye el valle del río Caldarés que aporta sus aguas al Gállego en el embalse de Búbal. El entorno que lo envuelve es magnífico, con agua fluyendo por doquier y bosques que la nieve cubre de blanco en invierno. Merecen una parada la iglesia de San Miguel (siglo xvi), las Casas del Valle (xvii) y el Palacio de la Viñaza (xix), y también el puente del Concellar, levantado en 1550 sobre el Caldarés, que servía de paso del histórico Camino Real.


Luz y agua se funden en las nuevas Termas de Tiberio.

La otra visita imprescindible es el Balneario de Panticosa. Se accede hasta él por una serpenteante carretera de 8 km que va regalando postales de alta montaña. Lugar donde se mezclan historia, cultura y naturaleza, el balneario se ubica a 1.639 metros, junto al ibón de los Baños y al pie de los circos lacustres de Bachimaña y Bramatuero, excavados por el hielo. Nos hallamos en el corazón del Pirineo, en contacto con la masa de granito que forma la médula de la cordillera. El centro termal disfruta de fuentes de aguas medicinales (sulfuradas, de mineralización débil y elevada alcalinidad), aconsejadas para curar catarros, tuberculosis y asma. Ya conocidas por los romanos, empezaron a explotarse con fines terapéuticos en el siglo xvii, aun-

que su fama llegó en el xix, cuando se construyeron los principales edificios y jardines del complejo termal. Hoy el circo de Panticosa posee dos modernos hoteles y un casino, desde los que se pueden visitar la iglesia de la Virgen del Carmen, las antiguas termas del Hígado y del Estómago, el refugio de montaña Casa de Piedra y la fuente de Tiberio. De ella brotan las aguas más calientes de Aragón, a 53 ºC. Con el invierno, el entorno del Balneario de Panticosa se cubre de nieve, los lagos se vuelven espejos blancos y puede practicarse el esquí de fondo por pistas señalizadas. En verano, en cambio, se tiene la posibilidad de seguir rutas sencillas a pie, en bicicleta o a caballo, muchas de las cuales comienzan junto a la Casa de Piedra.

Una excursión muy popular se dirige a los ibones inferiores y superiores de Bachimaña por las praderas de Bozuelo y el salto del Flaire (2 h); o bien la de Bachimaña inferior a los ibones de Bramatuero (2 h más); o la de los ibones Azules (1,5 h). Los montañeros expertos puedenascender hasta los Picos del Infierno, incluso en época invernal, siendo entonces necesario llevar piolet y crampones. Pero esa ya es otra aventura. ] Ferran Alexandri

FRANCIA

INFORMACIÓN:

Desde Huesca, 83 km al Panticosa sur, tomar la N-330 hasHuesca ta Sabiñánigo, y allí conZaragoza Lleida tinuar por la A-136, que siguerumboaFrancia.Un desvíoconducedePueyodeJacaaPanticosa. www.panticosa.es www.huescaturismo.es

FOTOGRAFÍAS: RESORT BALNEARIO DE PANTICOSA; DEPOSITPHOTOS

El idílico paraje del lago de los Baños, cuya superficie se hiela en invierno.


LA CAPITAL DEL ELBA

HAMBURGO SE REINVENTA

La segunda ciudad de Alemania vive abierta a su puerto fluvial y entregada a su pasión por la música y la vanguardia.

S  

on apenas dos millones de habitantes, pero se mueven en un área tan extensa como Nueva York. O sea, que sobra verde por doquier. Y agua: la quinta parte de su superficie está anegada por dos ríos, dos lagos, canales y el tercer puerto de Europa. El trajín de esta ciudad anfibia le viene de la época medieval, cuando fue estrella de la Liga Hanseática de comerciantes. Y se reforzó en el siglo xix, favoreciendo el auge cultural. Por desgracia, la última guerra mundial arrasó la mitad de sus edificios y casi por completo el puerto fluvial.

Paradójicamente, eso mismo ha servido para que Hamburgo se haya convertido en un laboratorio de arquitectura y vanguardia. Uno de los iconos de esa transformación es la Elbphilharmonie o Filarmónica del Elba, un edificio aéreo y transparente como una ola o burbuja, diseñado por los arquitectos suizos Herzog & DeMeuron y recién inaugurado en enero de 2017. Además de tres salas para la música, cuenta con un hotel, apartamentos y una terraza tan grande como la plaza del Ayuntamiento. Es el nuevo balcón y faro del barrio portuario.

Un puerto fluvial, por cierto, ya que el mar queda a 110 km. Así que es el río Elba, envalentonado con su afluente Alster, el que soporta el tráfico fluvial. Un trasiego que, entre finales del siglo xix e inicios del xx, hizo crecer, ladrillo a ladrillo, la Speicherstadt o «ciudad de las especias», un laberinto de canales, muelles y almacenes hoy declarado Patrimonio de la Humanidad. A ese barrio se fue añadiendo el de Kontorviertel, más metido en tierra, donde se alojaron las oficinas. En él se conservan edificios emblemáticos como la Casa Chile


RUTAS DE AGUA

RINCONES

(1922), obra capital del expresionismo alemán. Varios museos como el Marítimo o el de Aduanas compiten aquí con restaurantes y bares para atraer a los visitantes. Aguas arriba del Elba hubo otra miniciudad, Ballinstadt, con hangares donde se agrupaban los emigrantes que iban a partir hacia el Nuevo Mundo. A lo largo de los años, fueron más de cinco millones, y llevaron a América inventos como la hamburguesa, los Levi’s Strauss o el ketchup Heinz. Aquella odisea la recuerda un museo de reciente apertura que invita a la reflexión.

Los canales del Elba surcan el viejo barrio de Speicherstadt. Los paseos en barca zarpan del muelle de la lonja.

Una ciudad entre dos lagos La segunda ciudad más grande de Alemania y la que tiene el mayor puerto, siempre ha estado ligada al agua. Además de las orillas de su barrio portuario –hoy en plena transformación–, tiene dos lagos contiguos: Binnenalster y Aussenalster. El primero está rodeado por villas ajardinadas, y el segundo, por zonas verdes. El agua también flota en el aire, tan húmedo que la palabra schuddel – wetter (algo como «tiempo lluvioso») es una de las expresiones básicas de la ciudad. ■www.hamburg-tourism.de

c BARRIO HANSEÁTICO

Uno de los iconos de Hamburgo son los antiguos almacenes de ladrillo rojo y tejados de cobre del barrio de Speicherstadt, construidos en el siglo XIX. e AYUNTAMIENTO. Este

edificio neoclásico se eleva con su torre de 112 m en la antigua plaza del mercado. En su enorme interior de 647 salas destaca la Grosser Festsaal, decorada con episodios de la historia de la ciudad.


PARQUE JENISCH

LO MÁS NUEVO

FOTOGRAFÍAS: FOTOTECA 9X12; ACI; AGE FOTOSTOCK

Filarmónica del Elba Sobre un antiguo almacén se erige hoy la estructura de vidrio y metal de este innovador edificio, el último en incorporarse a la rehabilitación de la ciudad y un nuevo templo de la música en Hamburgo. Los conciertos inaugurales del 11 y 12 de enero de 2017 continuarán con un festival clásico de tres semanas. ■ www.elbphillarmonie.de

Este oasis de verdor rodeaba la villa de la familia que le da nombre en 1832. Hoy es un espacio abierto al público por el que es un placer pasear.

Al sur del Altsatdt o barrioantiguoseextiende una prolongación natural del viejo barrio portuario que acogerá otro proyecto colosal: Hafen City. Iniciado el año 2000, no se completará hasta 2025 o más, y hará crecer el plano urbano en un 40%. Arquitectos estrella como Richard Meier o Dietmar Feichtinger están creando un escenario casi utópico, al que los vecinos ya han empezado a dar vida paseando por plazas, paseos, muelles y espacios verdes. No sorprende que una ciudad enriquecida por el comercio volcara su potencial en la cultura, la arquitectura o la música. Grandes compositores como Bach, Mendelssohn, Mahler, Teleman y Brahms vivieron y trabajaron aquí. En la breve y coqueta Peterstrasse se pueden visitar las casas-museo de los dos últimos, y está previsto ha-

bilitar otras hasta formar una Komponistenmeile o «Milla de los Compositores». En Hamburgo también son muy populares los musicales. Desde hace décadas estos espectáculos brillan por sí solos en las noches locales. Hay una especie de rambla, la Spielbudenplatz, que concentra teatros como si fueran farolas: St. Pauli, Tivoli, Operettenhaus, así hasta la docena. En el arranque de esa calle, la Beatlesplatz recuerda con una escultura que el grupo británico empezó su carrera aquí, en antros cercanos que siguen abiertos como Indra, Keiserkeller, Stage Club.... Se reúnen en pleno «barrio rojo» de Hamburgo, St. Pauli, cuya célebre Reeperbahn, antes «calle del pecado», ha acabado perdiendo el aura maldita de otros tiempos para convertirse en otro reclamo de la ciudad para los visitantes.


SANTA CATALINA

Esta iglesia (s.XIII-XVII), con su emblemática torre, es uno de los pocos edificios del barrio antiguo que sobrevivieron al gran incendio de 1842.

El Museo Marítimo y arriba, el de Bellas Artes.

El tirón de Hamburgo entre los viajeros se debe también a sus museos de arte y edificios singulares. Destaca el Ayuntamiento neorrenacentista, arropado por las evocadoras Arkaden (pórticos), los cisnes del río Alster, las iglesias de St. Petri y St. Jakobi, y la espléndida Kunsthalle, con su fondo artístico repartido en tres edificios contiguos. Todo ello a un paso del Jungfernstieg, un muelleágora a orillas de sus dos lagos. Pero Hamburgo tiene un atractivo añadido: su envidiable calidad de vida. En esta rica ciudad (la que más multimillonarios reúne de Alemania) cunde el refinamiento y las tiendas exquisitas, llueven las ideas y no faltan las voces alternativas. O los acentos mestizos y enriquecedores, tal vez un eco de aquellos emigrantes que partieron en busca de una nueva vida. ]Carlos Pascual


El Partenón. Ahora solo puedes admirar la armonía de sus proporciones.

te muestra las

ARQUEOLOGÍA Una colección majestuosa para descubrir cómo era la vida en la Antigüedad Entra en el Coliseo durante unos juegos · Admira el esplendor de Petra cuando la habitaban los nabateos · Recorre las calles de Palmira en su época de mayor apogeo

Espectaculares ilustraciones 3D

National Geographic ha unido a los más prestigiosos arqueólogos junto a los mejores especialistas en ilustración tridimensional para proponerte un fascinante viaje al pasado.

Impresionantes fotografías Reconstrucciones con aspecto y colores originales.


Retrocediendo casi 25 siglos, podrás contemplar la inigualable belleza con la que lo construyeron.

ciudades del pasado tal como eran.

1ª entrega por solo

Reserva ya tu colección llamando al 902 44 34 24 o en www.arqueologiang.com

1,95€


ABHIJIT PATIL / AGE FOTOSTOCK

ATENAS Pasear por esta ciudad en cualquier época del año constituye un auténtico privilegio para quienes aman los mitos, la historia, la naturaleza y los placeres esenciales de la vida. VÍCTOR ANDRESCO, DIRECTOR DEL INSTITUTO CERVANTES DE ATENAS


LA CUNA DE LA DEMOCRACIA Desde el monte Licabeto se divisa el Partenรณn iluminado, la gran ciudad y, a lo lejos, la silueta de la isla Egina.


KOTSOVOLOS PANAGIOTIS / SHUTTERSTOCK

El Centro Cultural de la Fundación Niarchos incluye la Ópera Nacional de Atenas y la Biblioteca Nacional de Grecia.

A

tenas es el corazón de Grecia y el símbolo de la cultura, la filosofía, la democracia y la mayoría de valores de la civilización occidental. Desde el Partenón hasta el cabo Sunión y desde el Templo de Zeus hasta la isla de Égina, aquí se entrecruzan los aromas y sabores del Mediterráneo y las voces de Homero y de Antígona.

Precisamente porque Atenas es el emblema universal del mundo clásico y porque concentra una abrumadora cantidad de monumentos arqueológicos, entre los que destaca el recinto de la Acrópolis, quizá lo mejor sea comenzar por lo más reciente: el nuevo polo cultural diseñado por Renzo Piano para la Fundación Niarchos, donde la Ópera Nacional de Grecia y la Biblioteca Nacional vertebran un espacio único en el mundo. Desde el punto de vista constructivo, urbanístico y también funcional, la apuesta de Piano por un pulmón verde que una mar y ciudad, reinterpretando los conceptos de la arquitectura clásica, ha supuesto un revulsivo para la capital griega.

Desde el litoral hasta la Acrópolis la memoria de la democracia subraya el pasado de Atenas. Con su recuperación del concepto del ágora como lugar de encuentro, el arquitecto italiano hace dialogar a unos metros del Egeo el mito de la Odisea con la silueta de la Acrópolis recortada en el perfil de la ciudad.

Espacios exteriores e interiores combinan el goce de las artes (dos escenarios) con la serena alegría de convivir en la polis, entre plantas autóctonas, áreas para el descanso y una biblioteca con dos millones de volúmenes. La armonía visual del conjunto honra el nombre del barrio, Kalithea, literalmente «bellavista» o «vistahermosa».

La anterior sede de la Biblioteca Nacional, de 1832, continuará albergando algunas de sus funciones originales. Situada casi al lado de la plaza Syntagma, forma parte de la tríada de edificios neoclásicos –junto al antiguo Paraninfo de la Universidad y la Academia de Atenas– pensada por el danés Von Hansen a principios del siglo xix, cuando nace la moderna nación griega. Tiene un jardín privado con uno de los cafés más agradables de la ciudad. Apenas 300 metros separan este lugar de la plaza de Syntagma, centro geográfico de la capital. En homenaje a las constituciones inspiradas en el siglo de Pericles, hace 2.500 años, el centro vital de Atenas se llama Syntagma.


TEMPLO DE HEFESTÓN

JANE SWEENEY / AWL IMAGES

Del año 440 a.C., es el mejor conservado del ágora, centro de la vida social, religiosa y política de la Atenas Clásica.


FOTOTECA 9X12 GTRES

EL GRAN BAZAR ATENIENSE La atmósfera oriental que envuelve el Mercado Central y el dédalo de calles que lo rodean, en pleno casco antiguo de Atenas, cautivan de inmediato. Hasta 150 puestos de marisco y pescado fresco, 100 carnicerías y 80 que venden frutas y verduras se reparten el edificio del mercado, una construcción de 1875 con techo de vidrio y grandes arcos. Perderse en su interior y orientarse solo por las voces de los vendedores y los olores supone un reto de lo más estimulante. Una vez fuera, la sensación de hallarse en un bazar turco o egipcio se intensifica. En la calle Evripídou, las tiendas de especias, frutos secos, queso feta, aceitunas y ouzo seducen con sus cientos de variedades; y al girar la esquina, los orfebres llaman la atención del cliente con sus creaciones de cobre, plata y latón. La mejor manera de llegar a él es desde la plaza Omonia por la calle Athinas.

Ahí se encuentra el Parlamento, instalado en el antiguo Palacio Real, que fue residencia de los reyes griegos hasta 1935. El edificio muestra sus líneas clásicas ante la Tumba del Soldado Desconocido, custodiado noche y día por la guardia de evzones. Su gran escalera de mármol sirve hoy de punto de encuentro a los atenienses. Metro, autobuses, coches y peatones se reparten este espacio colorido al que asoman hoteles, ministerios y negocios tradicionales.


Adriano rodeó el ágora de columnas y porches para las mercancías. A la derecha se ve la mezquita de Fethiye, construida por los turcos en el siglo xv.

Los contiguos Jardines Nacionales combinan una belleza retro con una paz casi inexplicable a tan poca distancia de las grandes avenidas que articulan el tráfico. En las inmediaciones, el estadio Panathinaiko, popularmente llamado Kalimármaro por su deslumbrante mármol, las olímpicas columnas de Zeus y la puerta del emperador Adriano invitan a continuar, según la hora del día, hacia un costado o hacia otro. Rumbo oeste se sigue el paseo peatonal de Dionisio Areopagita.

En sentido contrario, se descubre la casi secreta arquitectura –rural y vanguardista– del barrio de Metz, el Primer Cementerio y las noches de jazz en el Half Note o de música rebética en los muchos locales que mantienen la tradición, entre marginal y nostálgica, de los griegos expulsados de Turquía en los años 1920. Los barrios de Plaka y Monastiraki, llenos de agradables tabernas y cafés con espectaculares vistas, resumen la historia de la Grecia clásica. El recinto de la Acrópolis, con el

ágora y el areópago, son la cumbre no solo de un terreno elevado que ilumina la cultura occidental desde hace 25 siglos sino el promontorio ideal para contemplar la vasta ciudad que Theo Angelópoulos (19352012) inmortalizó en el cine. Una entrada combinada permite acceder al recinto y a otros monumentos esenciales, como la Biblioteca de Adriano, el Templo de Zeus o el Museo de la Stoa, modélico ejemplo de la restauración arqueológica de mediados del siglo xx.

INU / SHUTTERSTOCK

LEGADO ROMANO Y TURCO. El emperador


En el ascenso hacia el Partenón se disfruta de la incomparable suma de arqueología, arte y cultura que son los teatros de Herodes Ático y de Dionisos, los propileos, el templo de Atenea Niké y el Erecteion, donde una reproducción de las Cariátides subraya, junto a un modesto olivo arbequino, la grandeza de esta cultura milenaria, inseparable de la tierra y el mar que la baña.

Las auténticas Cariátides esperan al viajero, recién restauradas, a solo 500 metros en el maravilloso Museo de la Acrópolis. Diseñado por Bernard Tschumi, expone una de las mejores colecciones de arte clásico del mundo y algo aún más valioso: la vista del Partenón enmarcado por unos ventanales diáfanos que protegen los frisos originales. Entre ellos hay espacios vacíos reservados a los que Thomas Bruce Elgin se llevó a Inglaterra entre 1801 y 1805 y que hoy se exhiben en el Museo Británico de Londres. Su devolución se ha convertido en uno de los caballos de batalla identitarios de la Grecia contemporánea desde que la gran actriz y ministra de cultura Melina Merkouri tomara la iniciativa en los años 80. La riqueza arqueológica de Atenas se derrama hacia el mar y deja en el distrito de Kiramerikos uno de sus momentos más luminosos. Paseando desde el barrio de Thisío por la calle peatonal Ermou nos desviamos hasta Psirí, una zona de casitas bajas ahora reconvertida para la diversión, el artisteo y la noche. Viejas ferreterías y talleres conviven con lofts de diseño, hubs de coworkers –en Atenas casi todo el mundo habla inglés– y bares a la última. El bullicio y la fiesta continúan en el barrio de Gazi. Esta antigua área de fábricas, desde gas y electricidad hasta el mítico chocolate Pavlidis,


La iglesia Pantanassa (siglo X) formaba parte del monasterio que da nombre al barrio situado entre la Acrรณpolis y el รกgora romana.

Cร‰SAR ASENSIO / AGE FOTOSTOCK

MONASTIRAKI


S-F / SHUTTERSTOCK

ODEÓN DE HERODES ÁTICO Fue construido por el cónsul romano en el siglo II d.C. al pie de la Acrópolis. Tenía muros revestidos de mármol, asientos para 5.000 espectadores, suelo de mosaicos y techo de madera.


EN ATENAS SE ENTRECRUZAN LOS AROMAS Y SABORES DEL MEDITERRÁNEO CON LAS POÉTICAS VOCES DE HOMERO Y ANTÍGONA.


PLAKA

ANASTASIOS71 / SHUTTERSTOCK

El camino hacia la Acrópolis discurre por calles encantadoras, con tabernas típicas, iglesias y edificios de la época otomana.

cuyo aroma impregna el aire, alberga ahora algunos de los mejores teatros, clubs, restaurantes, modernos museos como el nuevo Benaki y espacios polivalentes como Technópolis. La sala Gazarte, por ejemplo, programa espectáculos de fama mundial y en sus barras se deja ver toda figura nacional e internacional que se precie.

La pujante modernidad y el cosmopolitismo no debe distraernos de atractivos tradicionales como la calle Athinás y el viejo Mercado Central. Desde la madrugada hasta bien entrada la tarde es posible pulsar aquí la vida real de la ciudad con sus ofertas de carne y pescado fresco y, a su alrededor, los centenares de pequeños comercios donde comprar especias, embutidos de Asia Menor o cachivaches olvi-

dados ya en otros lugares. Entre las calles de Eurípides, Sócrates y Eolo se pueden pasar horas enteras de compras, asombros, cafés y copas. Y por supuesto souvlakis, imprescindible aportación de los griegos al arte de asar cualquier tipo de carne al carbón. El mapa de los aromas de Atenas alcanza una riqueza y una intensidad solo comparable a las leyendas de la tradición oriental. Según reza una broma el café es la base de la alimentación de los griegos; sería un pecado no disfrutar de sus infinitas variedades, incluido el griego (helenikó), que se prepara sin filtro en un cacillo de cobre o latón y que bajo ningún concepto debe ser llamado café turco, salvo que se quiera iniciar una larga y acalorada discusión sobre la paternidad del invento.

Otra de las sorpresas de Atenas es la portentosa cantidad de librerías –muchas de ellas internacionales– y la placentera forma en que se combinan con cafeterías, galerías y lugares de encuentro en los que conectarse gratuitamente a internet, estudiar o simplemente descansar de las largas caminatas. Porque la mezcla de estilos arquitectónicos es otro de los motivos por los que nunca se desaprovecha el tiempo en Atenas. Cada siglo parece haber dejado un testimonio en este gran milhojas donde se superponen las columnas de la Antigüedad y el experimentalismo del siglo xx con horrores de cemento, elegantes villas con jardín del xix, destellos de la innovadora arquitectura industrial y un ingenioso aprovechamiento de los accidentes del terreno.


Los barrios de Plaka y Monastiraki reúnen una gran actividad comercial. Son las zonas pobladas más antiguas de la ciudad.

KOTSOVOLOS PANAGIOTIS / SHUTTERSTOCK

AL PIE DEL MONTE DE LOS DIOSES


AGE FOTOSTOCK PETER EASTLAND / AGE FOTOSTOCK

Un tesoro dispuesto para ser admirado Atenasesunadelasciudadesmásgenerosasalahora decompartirsupatrimonioarqueológicoconelpúblico. No solo porque es posible contemplar templos en el mismolugardondefueronerigidoshacemásdedos mil años, sino porque posee los dos museos de arte clásicomásinteresantesdelplaneta–conpermisodel British Museum, que exhibe mármoles del Partenón reclamadosporGreciadesdehacedécadas–:elMuseo ArqueológicoNacionalyelMuseodelaAcrópolis. El Arqueológico Nacional (www.namuseum.gr) ocupaunedificiode1889,situadoalnortedelaplaza Omonia. Exhibe por orden cronológico objetos hallados en Grecia, desde vasijas neolíticas hasta figurillas de la cultura de las Cícladas, objetos de la Edad de Bronce, escultura helenística y piezas halladas en Micenas. Entre las obras más singulares destaca la MáquinadeAntikitera,unmecanismodiseñadopara cálculosastronómicoscuyofuncionamientoresolvió hace pocos años un equipo de expertos matemáticos. La otra joya del museo es la máscara funeraria deAgamenón,deoro,demediadosdelsigloXVIIa.C. El Museo de la Acrópolis (www.theacropolismu seum.gr), inauguradoen2008yconunagranvidriera orientada al Partenón, se ha convertido en una visita indispensable. Casi en la entrada, un suelo de vidrio muestra los restos de un sector de la ciudad antigua deAtenas.ConservanumerosasesculturaseimportantespiezasdelosedificiosdelaAcrópolis,comoson los Propileos, el templo de Atenea Niké, el Erecteion y el Partenón, además de la Sala de las Cariátides.


WITR / GETTY IMAGES

4 Barrio de Plaka. Corazón histórico de Atenas, está repleto de tabernas y tiendas.

Biblioteca de Adriano

8 Ctro. Cultural Niarchos. La gran novedad arquitectónica de Atenas. Incluye la Ópera y la Biblioteca Nacional.

ACRÓPOLIS 1 0

TA TAV AV VROS

6 Monte Licabeto (277 m). Ofrece la mejor vista de la ciudad. Se sube en funicular.

Partenón

Plaza Syntagma

Ermou

5 0 Parlamento

4 0

IPPODROMOS

PLAKA

2 0

Metz

Museo de la Acrópolis

Puertto del Pirreo o PALEO FALIRO

DAFNI

ALSOS

Cultural 8 0 Centro Niarchos

KOLONAKI

Museo Benaki

Ágora Romana

KALLITHEA

EL P PIR PI REO

Monte

6 0Licabeto

7 0

Si gg ro u

7 Mercado Central. Un bazar oriental en pleno Atenas.

3 0

EXARCHIA

PANGRATI

izelou u Ven herio Eleft

3 Barrio de Monastiraki. Alberga iglesias bizantinas, restos romanos y edificios de la época otomana.

Plaza Omonia

MONASTIRAKI

ROUF

Museo Arqueológico Nacional

OMONIA

Mercado Central

An dr ea

2 Museo de la Acrópolis. Expone las piezas más valiosas de la Acrópolis

5 Plaza Syntagma. Aquí se alza el antiguo Palacio Real, hoy Parlamento, y los Jardines Nacionales.

Pi re os

1 Acrópolis. Las ruinas del monte sagrado son una visita imprescindible.

Ki fis os

Atenas, la cuna de la civilización occidental

AMERIKIS Le of or os At hi no n

EGA GALEO

LLIOUPOLI ASIRMATOS

SOULI

1 km


CABO SUNIÓN El templo de Poseidón recuerda la importancia de este enclave para los antiguos griegos.

Un moderno teleférico sube desde el corazón del elegante barrio de Kolonaki al monte Licabeto, otra elevación perfecta para observar la vasta extensión de Atenas. En pocos minutos se alcanza la cima (277 m), desde donde se contempla el golfo Sarónico dominado por la silueta de la isla de Égina, capital del pistacho griego y sede del santuario de Afaya. Esta joya del estilo dórico fue, junto al Partenón y al templo de Poseidón, uno de los enclaves griegos de más relevancia en los siglos iv y v a.C. Viajar a Égina, tanto en los clási-

cos ferries con cubiertas a cielo abierto como en los rápidos flying dolphins, es una deliciosa aventura que nos adentra en el mundo insular y en la cultura de la navegación, inseparable de la vida griega.

Por carretera, la riviera ateniense serpentea hasta el cabo Sunión regalando inmejorables estampas del azul sobre playas salpicadas de buenas tabernas. Siempre frente a maravillosas vistas del horizonte, estos locales permiten degustar ricos pescados, verduras de temporada y frituras exquisitas.

Apenas una hora al sur de la ciudad de Atenas, el templo de Poseidón se alza con la misma elegante entereza con que vio al dios Egeo lanzarse al mar creyendo que su hijo Teseo había muerto en combate con el Minotauro. Y cada día aguarda la puesta de sol –para muchos la más bella del mundo– sobre sus columnas de mármol de Agrileza, en las que Lord Byron dejó su firma y donde hoy se miran y fotografían los enamorados y los que esperan que el dios de los mares cumpla los deseos que la vida, a veces, tarda en conceder. ]


VISITA GUIADA

LA SAGRADA ACRÓPOLIS

FOTOGRAFÍAS: AGE FOTOSTOCK; SHUTTERSTOCK

El magnífico testimonio de la época dorada de Grecia. Poseidón y Atenea se disputaron una vez el corazón de los atenienses y el nombre de su ciudad. En lo alto de la colina de la Acrópolis,eldiosdelmarclavósutridente mientras que la diosa de la sabiduría y la guerra plantó un olivo. El resto de divinidades declararon a Atenea ganadora del singular combate y los habitantes le dedicaron la mayoría de los templos. Mitología e Historia se entrecruzan a lo largo del recorrido por este recinto de templos que se eleva sobre los populosos barrios de la capital griega. Habitada ya en el Neolítico (4.000-3.000 a.C.), fortificada durante la época micénica y destruida por los persas, la Acrópolis ganó su monumentalidad de la mano de Pericles, gobernador de Atenas entre los años 461 y 429 a.C., quien la dotó de templos con estatuas debronceydemármol, pintadas o recubiertas de oro y piedras preciosas.

Acudir a la Acrópolis por aquel entonces equivalía a penetrar en el Olimpo, un templo de templos. El visitante quedaba maravilladodesdelamismaentrada,donde se erigían la estatua de nueve metros de Atenea Pronakos (Campeona) y el conjunto de los Propileos, un vestíbulo con cinco puertas, techo pintado con estrellas doradas, una pinacoteca y varios altares. AlsalirdelosPropileos,lavíaPanatenaica conducía al Partenón, el colosal edificio dórico terminado el año 438 a.C. que albergaba una estatua de doce metros de AteneaPartenos(Virgen).Enelsectornorte se erigía el Erecteion, allí donde Atenea y Poseidón se disputaron el nombre de la ciudad y la veneración de sus habitantes. Y mientras las oraciones se realizaban en lo más alto, los espectáculos tenían lugar en el teatro de Dionisos, en la ladera, un «templo» de las artes. ■odysseus.culture.gr

NO TE PIERDAS... Museo de la Acrópolis.

Exhibe esculturas y relieves originales. Ofrece una magnífica vista de la Acrópolis. Pórtico de Eumenes.

Conecta los teatros de Herodes Ático y de Dionisos. Puerta de Beulé. El primer

acceso del recinto (267 d.C.). Las Cariátides. Las esculturas originales estaban pintadas de colores brillantes. El Sátiro Sileno. Una de las

pocas estatuas que quedan en el Teatro de Dionisos. Peripátos. El sendero que rodeaba la Acrópolis.

Arqueología National Geographic

LAS CIUDADES DEL PASADO EN SU GENUINO ESPLENDOR En enero de 2017 Atenas y la Acrópolis inauguran la colección de libros Arqueología National Geographic, una mirada en profundidad a las ciudades de la Antigüedad tal como eran. El lector descubrirá las maravillas del pasado a través de descripciones de arqueólogos de prestigio, fotografías actuales e ilustraciones tridimensionales que muestran la apariencia y los colores originales. Las siguientes entregas están dedicadas a Pompeya, Petra, Luxor y Karnak, Roma imperial, Machu Picchu y Palmira.


MURALLA DE TEMÍSTOCLES. General y

TEATRO DE DIONISOS

(342-326 a.C.). Acogió obras de Esquilo, Sófocles y Eurípides. En la primera fila se conserva el trono del sacerdote del dios Dionisos.

político ateniense del siglo v a.C., mandó construir el muro alrededor de la Acrópolis para defenderla de los persas.

PARTENÓN. Erigido en solo 10 años (447-437 a.C.), es el mayor templo dórico realizado en Grecia. Fidias, el famoso escultor de la época, realizó sus relieves.

ERECTEION. Del año

406 a.C, estaba dedicado al culto de Atenea, Poseidón y el rey mítico Erecteo. El Pórtico de las Cariátides ocupa el flanco sur.

TEMPLO DE ATENEA NIKÉ. (426-421 a.C.).

Fue construido para albergar la estatua de la diosa de la Victoria cuando los atenienses vencieron a los persas.

PROPILEOS (437-432 a.C.). Con una nave central y columnatas a ambos lados, fue la monumental –y mucho tiempo única– entrada a la colina de la Acrópolis.

ODEÓN DE HERODES ÁTICO (161-174 d.C.).

De estructura romana y con capacidad para 5.000 espectadores. En verano celebra conciertos al aire libre.


LA FRONTERA BLANCA Italia, Francia y Suiza están separadas por una línea de crestas y cumbres colosales. Los picos más relevantes son el Mont Blanc, el Cervino y el Monte Rosa. En la imagen, la aguja Dent du Géant.


ALPES ITALIANOS RUTA POR ELVALLE DE AOSTA

JEAN-PIERRE CLATOT / GETTY IMAGES

IÑAKI GÓMEZ, PERIODISTA Y AUTOR DE LA GUÍA NORTE DE ITALIA


L

os picos más emblemáticos de los Alpes tienen en común superar los cuatro mil metros y estar ubicados en un único valle encajonado entre Francia, Suiza e Italia. Aosta es un paraíso montañoso con el carácter indómito que tienen los territorios de frontera. Este valle italiano exhibe una naturaleza superlativa en todas las épocas del año, pero en invierno, con la nieve cubriéndolo todo, es cuando manifiesta toda su grandeza. La mejor manera de descubrirlo es viajar de este a oeste siguiendo el eje que marca el curso del río Dora Baltea y tomar los desvíos hacia valles secundarios para alcanzar los Alpes más agrestes, allí donde se elevan picos míticos y donde fluyen lentamente algunos de los glaciares más notables de la cordillera. El valle de Aosta podría decirse que empieza en la localidad de Pont Saint Martin, donde finaliza la región italiana del Piamonte. En tiempos del Imperio romano, este pueblo fue una etapa esencial de la Vía Consular de las Galias, como prueba su puente y los restos de una calzada que en la cercana Donnas atraviesa un arco tallado en la roca. Desde Pont Saint Martin, la carretera que asciende por el valle de Gressoney permite llevar cabo la primera aproximación a los gigantes de roca y hielo de los Alpes italianos: el macizo S U I Z A

F R A N C I A

Ginebra

Milán

I T

Turín

Génova

L

I

A

Niza

Mar

A

Me

dit

r er

án

e

o

del Monte Rosa, cuya cumbre más alta es el Dufourspitze, que se alza a 4.634 m y constituye la segunda elevación de los Alpes tras el Mont Blanc (4.810 m).

El recorrido por el hermoso valle de Gressoney discurre entre bosques y pastizales cubiertos de nieve hasta llegar al pie de los glaciares que descienden del Monte Rosa. Las pequeñas aldeas de casas de madera y tejados de pizarra del valle destilan un aromático olor a fuego de leña que anima a detenerse, pasear por sus calles y descubrir castillos medievales, torres de iglesias románicas y hórreos de piedra que aquí llaman rascards. Gressoney atesora, además de paisajes, una curiosidad lingüística: el toitschu, un dialecto del alemán que constituye la segunda lengua más utilizada entre los habitantes de la zona. A pesar de hallarse dentro de territorio italiano, la mayoría de las toponimias del valle de Aosta son francesas y cualquier folleto turístico proclama que los valdostanos dominan al menos tres lenguas, el francés, el italiano y un primitivo francoprovenzal llamado valdôtain. El censo de castillos del valle es otro de los motivos de orgullo de Aosta, que reivindica tener la densidad más alta de fortalezas de Europa. Los romanos fueron los primeros en levantar un rastro de baluartes para proteger las fronteras del imperio. En la Edad Media


Más de 170 castillos se erigen sobre las peñas que flanquean el curso del río Dora Baltea. En la imagen, el de Saint Pierre.

STEFANO TORRIONE / FOTOTECA 9X12

FORTALEZAS MEDIEVALES


DAVIDE ERBETTA / FOTOTECA 9X12

el control del valle se convirtió en una prioridad estratégica para los señores feudales, que vieron en el cobro de peajes una oportunidad de enriquecerse con el tráfico de mercancías y viajeros entre el norte y el sur de la cordillera alpina. En esa época la calzada tallada por los romanos formaba parte de la Vía Francigena de peregrinación a Roma. Los frecuentes enfrentamientos entre las familias nobles cesaron hacia el siglo xiii, cuando los Challant de la casa de Saboya impusieron su poder en el valle y lo mantuvieron hasta bien entrado el siglo xx.

BREUIL-CERVINIA, LA ESTACIÓN AL PIE DEL MONTE CERVINO Entre los 1.524 m de Valtournenche y los 4.478 m del monte Cervino, el área de Breuil-Cervinia abarca uno de los rincones más bellos de los Alpes italianos. La conquista de esa cumbre se gestó simultáneamente desde Zermatt, al norte, y Breuil al sur. En 1865, Jean-Antoine Carrel, un pastor y guía de Valtournenche, alcanzó la cima solo dos días después que Whymper y abrió la vía de la arista del Leone, donde hoy se halla el refugio que lleva su nombre. Valtournenche apenas contaba con un par de hostales. La fundación en 1934 de la Società Cervino de guías y la inauguración en 1936 del primer teleférico dieron el impulso definitivo al turismo de montaña.

El valle de Aosta cuenta hoy con 172 castillos –el doble que localidades– en desigual estado de conservación, pero todos ellos encaramados sobre imponentes riscos. Los mejor conservados forman una línea de defensa entre Pont Saint Martin y Courmayeur, la población situada bajo el Mont Blanc. A 5 km de Pont Saint Martin, la fortaleza de Bard cumplía un papel defensivo crucial desde su emplazamiento sobre un risco a 106 m de altura. En 1034 fue descrito como inexpugnabile oppidum, condición que mantuvo hasta junio de 1800 tras rendirse a un irritado Napoleón después de que una reducida guarnición de austriacos retuviera varias semanas a sus tropas camino de Italia. A los pocos kilómetros aparecen a lado y lado de la carretera, como dos altivos centinelas, las fortalezas de Issogne y Verrès. Aunque las dos se pueden visitar, mi preferencia se decanta por el palacio renacentista de Issogne. La síntesis de ambos castillos se contempla en el de Fénis, una delicado conjunto gótico que también se ganó la fama de recinto inexpugnable.


Desde el lago Blu se divisa la fantástica pirámide de roca. Whymper la escaló en 1865 por la arista de la derecha. J.A. Carrel lo haría dos días después por la de la izquierda.

DAVIDE CARLO CENADELLI / FOTOTECA 9X12

CARA SUR DEL CERVINO


MARCO MONTICONE

VALLES DE CUENTO El pueblo de Antagnod, en el valle situado entre el de Gressoney y el de Cervinia, preserva la arquitectura tradicional de los Alpes.

La entrada al valle del Cervino también la marca una fortificación: la estructura monobloque del castillo de Ussel, que desde un escarpado promontorio domina la población de Châtillon. El Cervino (4.478 m), Matterhorn para los suizos, es el segundo del trío de picos míticos que aparecen en este viaje. Una ubicación aislada y una silueta piramidal de cuatro caras orientadas a los distintos puntos cardinales han contribuido a aumentar su

fama entre los escaladores y entre los buscadores de las panorámicas alpinas más impactantes.

En invierno es posible alcanzar la base del Cervino desde la estación de esquí Breuil-Cervinia, accesible por una zigzagueante carretera que conviene transitar con calma para disfrutar de un paisaje de montes nevados y valles esculpidos por glaciares, bajo el omnipresente sonido del agua.

La ciudad de Aosta presume de ser considerada la Roma de los Alpes, un título que se antoja excesivo pero que los aostanos defienden con entusiasmo afirmando que, después de Roma y Pompeya, su ciudad es la que posee más ruinas romanas. Augusta Pretoria fue fundada a la par que su tocaya Zaragoza (Caesaraugusta) en el año 25 a.C. y pronto se convirtió en un importante burgo gracias a su emplazamiento en el cruce de los


ENRICO ROMANZI

AOSTA, LA ROMA DE LOS ALPES La entrada a la ciudad de Augusta Pretoria, fundada el año 25 a.C., no podía ser más monumental: se cruzaba el puente sobre el río, se pasaba bajo el Arco de Augusto y finalmente se llegaba a la Puerta Pretoria, la única que se conserva de las cuatro originales. A partir de ahí, el viajero, mercader o soldado seguía el Decumano Maximo, la vía que atravesaba el núcleo de este a oeste y, si disponía de tiempo, se dirigía hacia el sector de los espectáculos, en el nordeste, donde se hallaban el Teatro y el Anfiteatro, ahora incluido dentro del convento de Santa Caterina.

caminos que comunicaban la capital del imperio con la Galia y Helvecia. La ciudad actual respira cierto aire provinciano, pero sus reducidas dimensiones contribuyen a que las piedras romanas y los edificios medievales destaquen todavía más. El paseo por Aosta tiene dos paradas ineludibles: la Puerta Pretoria, el antiguo acceso a la ciudad, que disponía de diferentes pasajes para carros y peatones según la clase social; y la abadía

medieval de Sant Orso, donde el arte románico y el gótico dialogan sobre frescos y arcos apuntados. La abadía rinde tributo al patrón del valle, cuya celebración tiene lugar el 31 de enero durante la Feria de Sant’Orso. Ese día la ciudad se transforma en un mercado tradicional en el que se intercambian productos y utensilios agrícolas de una forma bastante similar al comercio que los romanos practicaban en los pasos alpinos.

En Aosta domina el impulso de atravesar los Alpes en dirección a Suiza a través del Puerto del Gran San Bernardo. Pero es un proyecto imposible en esta época del año porque su altitud (2.473 m) lo expone a ventiscas y nevadas tan copiosas que solo permanece abierto de junio a septiembre. Una lástima porque este paso tiene mucha historia. El emperador Claudio ordenó construir una calzada que, siglos después, fue elegida por


DAVIDE ERBETTA / FOTOTECA 9X12

Napoleón Bonaparte para cruzar los Alpes con su ejército y emprender la conquista de Italia. El puerto debe su nombre al monje Bernard, que en tiempos medievales construyó una cabaña para socorrer a los viajeros en apuros. Este clérigo también se dedicaba a la cría de los perros San Bernardo que, como enseguida se encargan de desmitificar en los refugios de la zona, nunca han llevado colgado del cuello un barril con aguardiente.

EL FUNIVÍA DEL MONTBLANC Ascender hasta casi tocar el Mont Blanc en pocos minutos es posible desde 1939 gracias al teleférico que asciende desde Courmayeur hasta la Punta Helbronner. La historia de esta «vía aérea» empezó en 1908 cuando las familias Donzelli, Gilberti y Lora Totino se unieron en la construcción del primer remonte con cable del valle. Hoy en día este asombroso viaje al corazón del macizo empieza con el tramo entre Palud (1.325 m) y Le Pavillon (2.173 metros), donde se visita un jardín botánico alpino y una exposición de cristales del Mont Blanc. De ahí, otro teleférico alcanza la Punta Helbronner (3.462 m). Desde ese punto es posible sobrevolar el glaciar del Gigante y alcanzar la Aiguille du Midi, en Francia.

La ruta por la parte alta del valle de Aosta empieza frente a la elegante fortaleza de Sarre, instalada sobre un promontorio que domina un amplio panorama. El castillo fue erigido en 1710 sobre los cimientos de una casa fuerte del siglo xiii. Víctor Manuel II de Italia, de la dinastía de los Saboya, lo adquirió en el siglo xix para usarlo como pabellón de caza, pero él mismo y su sucesor lo ampliaron y enriquecieron con decoración de gusto dudoso, como se ve en el Salón de Trofeos, forrado literalmente con cornamentas de íbice. Esta cabra montesa se ha convertido en el símbolo del actual Parque Natural del Gran Paradiso, un enorme paraje de prados y bosques de pinos negros que se extiende en torno a otro cuatromil, el Gran Paradiso (4.061 m). Resulta curioso que una reserva denominada Paraíso fuera el lugar de paseo preferido de numerosos papas, entre ellos Juan Pablo II y Benedicto XVI. Las cartas de algunos restaurantes de Aosta ofrecen motzetta (una especie de cecina) y guisos de cabra, cuya carne siempre se ha comido en el valle. Me lo explican en un refugio próximo a Valnontey y debe de ser cierto, porque la autopsia realizada a Ötzi –el cazador momificado hace 5.300 años y


La Aguja Negra de Peuterey desde las pistas de Courmayeur, la estaciรณn italiana mรกs prรณxima al Mont Blanc.

CONOR HORSCROFT / AGE FOTOSTOCK

ESCENARIO PARA EL ESQUร


MONT BLANC El gigante de los Alpes (a la izquierda) muestra una de sus caras más agrestes desde la aldea de Petosan, cerca de la estación de La Thuile.

att C rv no (4.4

Valle de Aosta

3 0

1 Pont Saint Martin. Es la puerta de entrada a Aosta por el sudeste.

San Bernard 2.473 m 4.810 m

ourmayeur

2 0

in

-St Casti o

C âti on

4 0 de Fenis

z in pine i a

1 0

5 0

r nP r i 4.061 m

N

onco Canav

3 Cervinia. Es la estación de esquí más próxima al mítico Cervino. 4 Aosta. Posee diversos monumentos romanos en buen estado.

i d Uss l

Pa r u e Na c io n a

2 Gressoney. Este valle desciende desde el macizo del Monte Rosa.

5 Gran Paradiso. Esta montaña de 4.000 m da nombre a un magnífico parque nacional. 6 Courmayeur. Población y estación de esquí emplazada al pie del Monte Bianco o Mont Blanc.


DAVIDE CARLO CENADELLI / FOTOTECA 9X12

encontrado en un glaciar en 1991– demostraba que había comido carne de íbice en su última cena. En los refugios del Gran Paradiso también se puede disfrutar del queso fontina, el producto estrella del valle. Con él se prepara la fonduta o fondue, cuyo origen los valdostanos sitúan en estos valles y no en la vecina Suiza. Courmayeur se descubre como la capital del esquí en Aosta. Es, por tanto, una ciudad turística con abundantes tiendas sofisticadas, hoteles de lujo y ferraris, pero como cuna del alpinismo rinde

también un auténtico culto a la nieve y a la montaña. En 1850 nació la Sociedad de Guías Alpinos de Courmayeur, la segunda compañía más antigua de los Alpes. Casi dos siglos después, los guías de montaña profesionales son admirados como verdaderos héroes locales.

Desde Courmayeur se adivina el final del Valle de Aosta, cerrado de golpe por la rotundidad del Mont Blanc. El túnel de 11,6 km que desde 1965 perfora sus entrañas permite pasar a la vertiente francesa en poco rato. Sin embar-

go, prefiero sobrevolar la grandiosa montaña gracias a la red de teleféricos y funiculares que en seis tramos alcanzan la Aiguille du Midi, sobre la villa de Chamonix. La parada intermedia en la Punta Helbronner marca el fin de mi viaje invernal por el Valle de Aosta. A casi 3.500 metros de altitud, si el día es soleado apenas se sienten los diez grados bajo cero mientras se contempla cómo refulgen los glaciares, las nieves eternas del Mont Blanc, las cumbres del Monte Rosa y la inconfundible pirámide perfecta del Cervino. ]


UN 4.000 MÍTICO El macizo del Gran Paradiso, emblema del parque nacional, es uno de los grandes retos alpinísticos de Italia.

ALPES ITALIANOS

FOTOGRAFÍAS: FOTOTECA 9X12; AGE FOTOSTOCK

DESCUBRIR EL GRAN PARADISO

La cumbre del Gran Paradiso (4.061 m), a diferencia del Cervino y el Mont Blanc, es enteramente italiana, aunque por muy poco, como revela la toponimia francesa de los pueblos y valles que lo rodean. Víctor Manuel II, que cazaba en sus bosques y roquedos, declaró la zona Reserva Real de Caza en 1856; 60 años después, su hijo Víctor Manuel III cedió el territorio al Estado; y, finalmente, el 3 de diciembre de 1922, el pico y su entorno fueron declarados primer parque nacional de Italia. El atractivo que más distingue esta reserva de otros parques alpinos son los pueblos situados dentro de sus límites. Tradiciones como la trashumancia de altura, el uso de la lengua provenzalylasromeríashastasantuariosconvivendeformaarmoniosacon los deportes de alta montaña y la protección del íbice alpino, el emblema del parque. De los cinco valles que lo integran, presentamos los cuatro que ocupan más territorio protegido: Cogne, Soana, Orco y Valsavarenche.

VALLE DE COGNE El sector más conocido del parque regala hermosas vistas de los glaciares de su mítica cumbre, el Gran Paradiso.

1 Estación de esquí. Sede de la Marcha Gran Paradiso, una de las carreras de esquí nórdico más famosas de Europa. 2 Jardín Botánico Paradisia. Situado

en el municipio de Valnontey, abarca 10.000 m2 y reúne 1.000 especies. Fue fundado en 1955.

3 Refugio Vittorio Sella. Lleva el nombre del gran fotógrafo de montaña del siglo XIX. Subir hasta él es una de las excursiones más bellas del parque y permite observar íbices alpinos.

Marcha Gran Paradiso


VALLE SOANA

VALLE ORCO

VALSAVARENCHE

Estrecho, húmedo y poblado por una abundante vegetación formada por castaños, hayas y pinos laricio.

Reúne enclaves de interés alpinístico, naturalista, histórico y religioso.

Considerado el valle más salvaje del parque, al pie del Gran Paradiso.

1 Centro Visitantes de Noasca.

1 Ecomuseo del Rame (cobre). En

Dispone de un servicio de guías y de material explicativo sobre el parque.

1 Refugios Vittorio Emanuele y

Ronco Canavese. Cuenta con una forja (fucina) de 1675 y una muestra dedicada al antiguo oficio de magnin, que reparaba objetos de cobre.

2 Santuario de San Besso. Se sitúa

2 Casotto del Gran Piano. El pabellón de caza real es un edificio alargado de una planta que ahora sirve para tareas de vigilancia y observación.

Chabod. Son la base para emprender el ascenso a la cumbre del Gran Paradiso (4.061 m). Ofrecen vistas fantásticas de los glaciares.

2 Orvieille. El camino de caza real

conduce hasta la cabaña que el rey Víctor Manuel II tenía en esta parte del parque, cerca del lago Djouan.

a 2.019 m, se alcanza a pie tras dos horas de camino. El 10 de agosto tiene lugar una gran procesión.

3 Cesorolo Reale. El centro Homo et

3 Vallone de Lavina. Este valle de pinos laricio y cabañas de pastor es un famoso destino senderista.

4 Santuario de Prascondú. La muestra arquitectónica más bella del parque se halla en el valle de Ribordone.

nombre (aguas rojizas) a la composición ferruginosa de los manantiales que afloran en los alrededores.

Íbice alpino

Refugio Chabod

San Besso

Ibex repasa la relación entre el hombre y el animal emblema del parque.

3 Eaux Rousses. Esta aldea debe su


PLAZA DE ESPAÑA Un semicírculo con dos torres en los extremos y un canal enmarcan los edificios construidos para la Exposición Iberoamericana de 1929.


GONZALO AZUMENDI

SEVILLA UNA CIUDAD DONDE LA VIDA RESPIRA ARTE EVA DÍAZ, AUTORA DE SEVILLA, UN RETRATO LITERARIO


SYLVAIN SONNET / GETTY IMAGES

Jardín del Mercurio, Reales Alcázares.

P

uede un paseo urbano convertirse en un viaje por la Historia? En Sevilla, sí. Esta ciudad es como un gabinete para las artes del tiempo. Parece un hojaldre en el que se superponen distintos momentos del pasado que invitan a deambular entre ellos indistintamente, dejándose enamorar por sus cientos de matices.

Cuna de la civilización tartésica, puerto preferido de los fenicios, centro de la Bética romana, refugio visigodo, paraíso andalusí, puerto y puerta de las Indias, Babilonia barroca y así hasta convertirse en pintoresca postal romántica. Como decía Julián Marías, aquí «los siglos se nos escapan con no sé qué huidiza elegancia». Intentemos atrapar el alma de esta ciudad hermosamente esquiva en un paseo de tres días. Y después quizá nos quedemos a vivir para siempre...

Podríamos comenzar a degustar ese hojaldre histórico visitando los Reales Alcázares, máquina del tiempo en la que es posible asomarse a Isbilia, la Sevilla andalusí,

admirando los jardines poetizados por el rey Almutamid. Hay que dejarse llevar por ese mundo perdido pero que aquí parece conservado en ámbar, inalterado por el tiempo. Se oye el sonido de las fuentes, fascina la cúpula dorada en el Salón de Embajadores e hipnotizan los arcos polilobulados que se multiplican por salas y pasajes. En el Alcázar cada siglo esconde alguna sorpresa. Están el Patio de las Doncellas, el Cenador de la Alcoba o los Baños de María de Padilla. Aquí, Pedro El Cruel instaló su corte y Carlos V se casó con Isabel de Portugal. Navaggero, embajador de Venecia que acudió al enlace, dejó escrito que el patio de naranjos de estos jardines «es el sitio más apacible del mundo».

Al salir del Alcázar se admira la altura fabulosa de la Giralda, campanario de la Catedral que fue el alminar de la mezquita. En el siglo xvi se le añadió el campanario cristiano y también el Giraldillo, la veleta de bronce que Cervantes citaría en El Quijote como la famosa giganta de Sevilla, que «sin mudarse de un lugar, es la más movible y voltaria mujer del mundo». Desde esta altura la sombra de la torre se desmaya sobre el caserío blanco y la gran montaña hueca de la Catedral, como la definió el escritor francés Théophile Gautier en el siglo xix. Al lado se encuentra el Archivo de Indias. De estilo herreriano, se construyó para acoger a los mercaderes que se agolpaban en las


REALES ALCÁZARES

GONZALO AZUMENDI

Una cúpula decorada con mocárabes cubre el bello Salón de los Embajadores, dentro del Palacio Mudéjar.


gradas que rodean la Catedral y que pedían un lugar más adecuado para sus intercambios comerciales. Cuando Sevilla entra en decadencia y pierde el monopolio con América, la Casa Lonja de Mercaderes pasa a acoger el archivo de los papeles de ultramar. Merece la pena visitar este lugar que huele a caobas y a legajos donde se guardan las crónicas de Colón, Magallanes, Hernán Cortés o Pizarro.

En el hojaldre sevillano la capa dedicada al barroco se mantiene intacta en la Iglesia de la Caridad. Allí cuelgan los cuadros de Murillo y los Jeroglíficos de las Postrimerías pintados por Valdés Leal, con sus macabras figuras que advierten sobre la fugacidad de la vida. Este templo fue fundado por el caballero Miguel Mañara quien, tras haber llevado una vida disoluta y libertina, se convirtió en un hombre venerable. La leyenda dice que cambió de vida después de contemplar su propio entierro. Por eso muchos confundieron a este personaje con el mito de don Juan. La cercana plaza de toros alberga un pequeño museo que rescata el recuerdo de trajes de luces de tardes históricas, cabezas de morlacos míticos y entierros de diestros de la ciudad como el Espartero, Joselito el Gallo o Sánchez Mejías. La ciudad invita a dar un nuevo salto en el tiempo al llegar al puente de Triana. Desde aquí se evoca aquella Sevilla americana que convertía el Guadalquivir en un fabuloso paisaje de mástiles y de la que zarpó Magallanes para dar la vuelta al mundo. Al final del puente se erige el castillo de San Jorge, antigua sede de la Inquisición y donde ahora se recuerdan las torturas que ejercía el Santo Oficio.


ARTE MUDÉJAR

ANTONIO DÍAZ / AGE FOTOSTOCK

El Patio de las Doncellas de los Reales Alcázares, está rodeado por arcos lobulados sobre dobles columnas de mármol.


LA SEVILLA DEL SIGLO XXI Las Setas, del berlinés Jürgen Mayer, es una colosal estructura de madera con cinco niveles. En el superior, a 28,5 m, alberga un mirador.

En el antiguo arrabal castizo de Triana el aire lleva aromas de albures y jazmines, el sol se derrama por las calles añejas que se salvaron de la especulación y el río parece detenido en una postal costumbrista del siglo xix. Anochece y es hora de detenerse en la calle Betis para comer delicias de pescado frito, beber buen vino de la tierra y descansar de una primera jornada que ha sido un vertiginoso viaje en el tiempo. La segunda jornada podría empezar en la calle Dueñas, donde la ciudad sin tiempo permite asomarse a varias épocas. En el número 5 el palacio de Las Dueñas, la residen-

cia de los Alba, muestra desde hace poco la vida de la aristocracia a lo largo de quinientos años. Aquí murió en 2014 Cayetana de Alba, pero es sobre todo la Arcadia infantil de Antonio Machado. El poeta nació en 1875 en este palacio del que la familia Alba alquilaba algunas estancias. Aún podemos ver el limonero de su Autorretrato y ese mundo que evocó en su Cancionero Apócrifo: «Dadme una Sevilla vieja donde se dormía el tiempo, en palacios con jardines, bajo un azul de convento». Saboreando aún los versos de Machado visitamos un lugar más prosaico: el mercado de la calle Feria. Mientras se disfruta de las

especialidades de atún, se adivina el paisaje humano de ese mundo cervantino que en las Novelas Ejemplares sitúa aquí varias escenas.

El itinerario por la Sevilla mudéjar comienza frente al Palacio de los Marqueses de la Algaba, joya de la arquitectura civil del siglo xv. Con él se inicia el descubrimiento de la huella arquitectónica de aljimeces y algorfas, aleros, voladizos y alcaicerías. Impregnados de ese aire medieval conviene visitar algunas de las muchas iglesias mudéjares que se reparten por la ciudad, como las de Omnium Sanctorum, San Marcos y Santa Marina.


PIXELIN PICTURES JOSÉ MANUEL AZCONA

Calle del barrio de Santa Cruz, cerca de la plaza de Doña Elvira.


GONZALO AZUMENDI

Y así hasta toparnos con otra capa de la Sevilla barroca en la iglesia de San Luis de los Franceses, ajena a las rutas turísticas. Por ella se pasea como por una iglesia-teatro llena de espejos y trampantojos. El templo, construido en 1699 como noviciado jesuita, cuenta con altares llenos de reliquias y una espectacular cripta abierta al público. Salimos a tiempo de ver el atardecer en el Espacio Metropol Parasol, un lugar para la modernidad conocido como las Setas. Subiendo a su mirador se contempla una espectacular vista del curioso skyline sevillano, formado por un horizonte de espadañas, campanarios y azoteas. Cae el sol dejando una luz de bronces malvas. Es hora de encaminarse a la cercana Alameda, antiguo paseo de la aristocracia en los siglos xvi y xvii que con el tiempo se convirtió en lugar clandestino donde se reunían flamencos, poetas, pintores y una amplia galería de personajes extravagantes. Hoy está lleno de bares y restaurantes con aire bohemio y sigue siendo una zona de encuentro para los creadores locales.

UNA CATEDRAL FASCINANTE Cuando el califa Abu Yakub Yusuf ordenó reconstruir la mezquita de Adabbás a mediados del siglo XII, nada hacía pensar que el edificio se convertiría casi 300 años después en la mayor catedral cristiana del mundo, al menos en volumen. De la etapa almohade ha preservado el alminar, al que en el siglo XVI se le añadió un campanario y en el XVIII una veleta de bronce, el Giraldillo. Aparte de la Giralda, la catedral sevillana guarda más tesoros dentro que fuera: el retablo gótico de la Capilla Mayor, las pinturas de Zurbarán y Murillo en la Sacristía Mayor y la Sala Capitular, y la tumba de Cristóbal Colón. La visita al templo reserva para el final el delicioso Patio de los Naranjos, el antiguo patio de la mezquita.

La tercera jornada se inicia en el barrio de Santa Cruz, ese delicioso trozo de una Sevilla reinventada en los años 1920. Paseamos a placer, casi sin rumbo, a través de callejas laberínticas. La ciudad sin tiempo nos sorprende en la hermosa plaza de los Venerables con el Hospital e Iglesia del mismo nombre, donde hoy el Centro Velázquez expone cuadros del genio sevillano y otros lienzos que rescatan la ciudad del xvii. Para continuar devorando lienzos del pasado nos trasladamos al Museo de Bellas Artes, considerada la segunda pinacoteca de España después del Prado, y que se levanta sobre el


DOMINGO LEIVA NICOLAS / AGE FOTOSTOCK

LA GIRALDA El icono mรกs conocido de Sevilla, visto desde una de las puertas de acceso al recinto de los Reales Alcรกzares.


TORRE DEL ORO De 1190, formaba parte de la muralla sarracena y servía para controlar el tráfico de barcos por el Guadalquivir. Hoy es la sede del Museo Naval.

En 2017 se cumplen cuatro siglos del nacimiento de Murillo (16171682), el artista que fijó el imaginario amable de la Contrarreforma y retrató la atmósfera popular del Siglo de Oro con sus cuadros de temas profanos. El Año Murillo propone un programa que recreará la Sevilla barroca en las calles y en exposiciones en diversos espacios, entre los que destaca el Museo de Bellas Artes, la Catedral y el Centro Santa Clara. Además se han preparado rutas para descubrir las pinturas del artista que se hallan en distintos monumentos de la ciudad, como la iglesia de la Caridad, el Palacio Arzobispal o el monasterio de Santa María la Blanca. El inicio de esta ruta podría ser la plaza del Museo de Bellas Artes, junto a la estatua en bronce del pintor sevillano. ■ www.sevilla.org/murillo

AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

LAS DELICIAS ARTÍSTICAS DEL AÑO MURILLO


CSP_NEIRFY / AGE FOTOSTOCK

antiguo convento de la Merced. La luz blanca del antiguo monasterio matiza de forma hechizante los lienzos de Murillo, Velázquez, Valdés Leal, Zurbarán o Pacheco.

Esa misma luz de siglos pasados se percibe en otros edificios históricos de la ciudad. Como en el convento de Santa Clara, fundado en el siglo xvi sobre un antiguo palacio medieval y ahora transformado en un centro cultural. Todavía resiste la torre intramuros en la que, según la leyenda, se amaron el infante don Fadrique, hermano de Alfonso X, y su madrastra, Jua-

na de Ponthieu, la joven segunda esposa de Fernando III el Santo. En esta zona de prodigiosos conventos destaca el de Santa Paula, de clausura y en activo desde el siglo xv. Posee una colección de arte abierta al público, una portada de azulejos renacentistas de Niculoso Pisano y un hermoso claustro de dos pisos. Este monasterio recuerda la página que escribió Cernuda sobre los lugares que encierran el alma de la ciudad: muros blancos, esquilas viejas y tibias cocinas de repostería monjil para degustar dulces «como si mordiéramos los labios de un ángel».

Cruzamos el río para contemplar el atardecer en la isla de la Cartuja, sede de la Exposición Universal de 1992, y visitar el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, instalado en un antiguo monasterio que hoy exhibe performances y videoinstalaciones junto a antiguos altares. Aquí estuvo el convento cartujo y después la histórica fábrica de porcelanas Pickman. Cae la noche y el Guadalquivir más que río es un espejo en el que adivinamos el perfil de Sevilla, una ciudad hermosa, rendida a los paisajes del tiempo. Definitivamente aquí no existen los relojes. ]


ITINERARIOS

FOTOFRAFÍAS: GONZALO AZUMENDI; ACI; GETTY IMAGES PLANO: BLAUSET

El encanto de las calles, plazas y rincones de Sevilla cautiva al visitante y le permite descubrir la idiosincrasia de esta ciudad. El tamaño asequible de Sevilla es ideal para conocer sus barrios más genuinos a ritmo sosegado, callejeando a pie o en bicicleta (rutas de 30 minutos a 2 horas), algo más fácil desde que el Ayuntamiento puso en marcha el servicio de alquiler Sevici. Las zonas verdes, las apacibles orillas del Guadalquivir, los monumentos del centro, la vertiente más moderna de la urbe olaRutaMurillo–creadaparaelIVcentenario desunacimiento–,ofrecenuncóctelperfecto para descubrir el alma de esta acogedora ciudad. Sin olvidar, entre visita y visita, sentarse en uno de sus bares para reconfortar el cuerpo y el ánimo. ■www.visitasevilla.es

LQU

Museo de Bellas Artes.

2017, EL AÑO MURILLO

miento domina esta plaza pavimentada con mármol.

2 Catedral. El conjunto incluye el templo, la Giralda y el Patio de los Naranjos. 3 Archivo de Indias. Antigua lonja de estilo herreriano, es uno de los edificios más majestuosos de Sevilla.

de tema caritativo encargadas al pintor.

2 Catedral de Sevilla. Se puede admirar la Visión de san Antonio de Padua (1656). 3 Barrio de Santa Cruz. La Casa de Murillo, el Hospital de los Venerables y varias iglesias con cuadros suyos son imprescindibles. 4 Plaza de la Magdalena. Acogía la parroquia

donde fue bautizado el 1 de enero de 1618. Lo recuerda una placa conmemorativa.

4 Real Alcázar. Siglos de

5

Parque de la Vega de Triana

5 Museo de Bellas Artes. Contiene uno de

los mejores fondos de la obra de Murillo.

6 Convento de los Capuchinos. Junto a las murallas, reúne varias obras del pintor.

historia y arte afloran en sus estancias y jardines.

5 Universidad. Su recto-

ría ocupa la antigua Real Fábrica de Tabacos (XVIII).

6 Costurero de la Reina.

Con aspecto de castillo, aloja la Oficina de Turismo.

7 Palacio de Dueñas. La residencia de los Alba está repleta de obras de arte.

A-49

1 Hospital de la Caridad. Con varias obras

POR EL CENTRO MONUMENTAL 1 Plaza Nueva. El Ayunta-

ADA

RUTAS A PIE Y EN BICICLETA POR EL CENTRO

IVIR

SEVILLA MÁGICA

La Catedral.

250 m


la B arzo la Ave nida de

Parque del Alamillo

ISLA DE LA CARTUJA

Jim én ez Be ce rri l

MACARENA

Basílica de la Macarena

Av .C on ce jal Al be rto

Jardines del Guadalquivir

Jardines de La Cartuja Monasterio Centro de la Cartuja Andaluz de Arte Contemporáneo

Ca lle

Palacio Marqueses de la Algaba

Alameda de Hércules

6 6

Iglesia de Santa Marina Iglesia de San Marcos

Calle Ba ños

7

Plaza del Altozano

TRIANA

4

La Maestranza

Plaza Venerables

3 Archivo 3 de Indias 4 1 Torre 2 1 Reales del Oro o Alcázares lm e nT Sa de e t en Pu

ina nt ge Ar a c bli pú Re

Parque de María Luisa.

Pela yo

PARQUES Y JARDINES 1 El oasis de los Reales Alcázares. El recinto incluye espléndidos y amplios jardines con esculturas, estanques y fuentes.

3

SAN BERNARDO

5

Parque de La Buhaira

2 Parque de María Luisa. Sus glorietas están dedicadas a artistas como Bécquer. 3 La Buhaira. Vestigios de la época mudé-

jar brillan en este antiguo huerto de recreo.

de nte Pue medios e los R

Calle Virgen de Luján

4 Parque de los Príncipes. Se puede visitar

Plaza de España

6

2

Parque de María Luisa

Acuario

1

Carande

EL PORVENIR

LOS REMEDIOS

ón Calle Ram

ida en Av

SANTA Giraldillo CRUZ 3 Catedral Giralda 2 2

NERVIÓN

Av. Me nén dez

Puente de Isabel II 4 Castillo de San Jorge 5

a on m ar eC d ra te rre Ca

Le ón

Convento de Santa Paula

Plaza Nueva 1

Parque de los Príncipes

6

M uñ oz

Las Setas Palacio de Museo de de Sevilla las Dueñas Bellas Artes Iglesia de 5 Lebrija Casa de Iglesia del 4 Pilatos Salvador

rro del Cacho Puente

Av .d eL lan es

siguiendo una ruta botánica señalizada.

5 Vega de Triana. Parque abierto en 2012. 6 La Cartuja. Varios parques y jardines cu-

bren de verdor este barrio reurbanizado para la Exposición Universal de 1992.

A ORILLAS DEL GUADALQUIVIR 1 Acuario. En el muelle de

4 Puente de Isabel II. Obra

las Delicias, exhibe 400 especies acuáticas distintas.

del s. XIX, une el centro histórico y el barrio de Triana.

2 Torre del Oro. Esta atala-

5 Castillo de San Jorge. De

ya defensiva originaria del s. XIII aloja el Museo Naval.

3 Teatro de la Maestranza. Fue inaugurado para la Expo 92. Se sitúa junto a la popular plaza de toros, de igual nombre.

origen medieval, alberga el Museo de la Inquisición. Junto al mercado de Triana.

6 Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Expone

pintura y escultura de artistas andaluces. Puente de Isabel II.


PETER LANGER / GETTY IMAGES

En una capilla del deambulatorio norte se halla la muy venerada virgen de Notre-Dame de Pilier, una talla en nogal de 1507.

La plenitud del arte gรณtico

CHARTRES, EL REINO DE LA LUZ La catedral de Chartres, una de las mejor conservadas de Francia, supuso la consagraciรณn del arte gรณtico. Se alza sobre una cueva y un pozo donde los celtas ya veneraban a una deidad que daba a luz. JUANA SALABERT, ESCRITORA


NOTRE-DAME DE LA BELLE VERRIÈRE

CHRISTOPHE LEPETIT / GTRES

Este vitral de 1180, dedicado a la Virgen entronizada y considerado el más bello del mundo, se salvó del incendio de 1194 que destruyó la basílica.


DEAMBULATORIO

La girola está separada del coro por un muro con un conjunto de 40 grupos escultóricos que narran escenas de la vida de Jesús y de la Virgen.

R

ecientes restauraciones le han devuelto toda su luz y sus claras policromías a esta catedral gótica de inigualables vidrieras y torres dispares, visibles a gran distancia sobre la fértil llanura de la Beauce. «La maravillosa creación», en palabras de Stefan Zweig, lleva siglos fascinando a viajeros, peregrinos y artistas. Símbolo absoluto del arquitectónico «arte francés» surgido en el norte del país con inusitada pujanza, la catedral, erigida a partir de 1194 en apenas tres décadas de auténtica fiebre constructora y cuyas vidrieras y estatuaria reúnen a casi 10.000 personajes, encarna como ninguna otra la asombrosa revolución ojival del gótico. Ese ambicioso arte nuevo lanzado a la conquis-

ta de las alturas, llamado por vez primera gótico por el renacentista Vasari y empeñado en levantar sobre el corazón de las ciudades a la «Jerusalén Celeste» de sus anhelos. «La época gótica es sobre todo la de un amor caballeresco por la Virgen –señala Cristopher Brooke–, heredado de las Cortes de Amor de Eléonore de Aquitania y de Blanche de Castilla, madre del rey Saint-

Louis». Las armas de esta soberana pueden distinguirse en el rosetón norte, que ella y su hijo ofrendaron. Sin embargo, mucho antes de que el culto mariano se impusiera por doquier, la Virgen gozaba ya de gran devoción en una Chartres próspera que le dedicaba sus cuatro ferias anuales. Leyendas locales aludían además a una «Virgo paritura» («Virgen que alumbrará»), vene-


GETTY IMAGES

N C I A

de las cercanas canteras de Berchères. Su novedosa apuesta por la luz, en concordancia con san Agustín, quien escribió que «elevar el color en la iglesia equivale a rechazar las tinieblas en beneficio de Dios», convirtió en apenas veintiséis años a esta pétrea «Biblia de RE I N O los Pobres» de imáU NI DO genes multicoloa anch res en el corazón la M l de a n Ca vivo de la urbe. París De una urbe que la sentía Chartres suya hasta el punto de celebrar reuniones OCÉANO ATLÁNTICO

A

En el siglo xii la ciudad era famosa por su Escuela de eruditos capitaneada por Thierry y por ser un importante centro de peregrinación gracias al «Velo de la Virgen», donado en el año 876 por el rey Charles, nieto de Carlomagno. Al salvarse en 1194 dicha reliquia del fuego –junto con par-

tes de la fachada occidental, dos torres y algunas vidrieras, entre las que destaca Notre-Dame-de-la Belle-Verrière–, el entusiasmo fue tal que las obras del nuevo templo comenzaron de inmediato. Financiada por los gremios de comerciantes y artesanos y la realeza, la catedral que instauró los arbotantes mediante el uso de maquinaria de guerra a modo de grúas primitivas y a la que el poeta Paul Claudel tildó siglos después de «paraíso reencontrado», recibió donativos incluso de Ricardo Corazón de León. Se optó por una piedra calcárea de gran claridad proveniente

R

rada por druidas precristianos del siglo I, cuyo recuerdo honra la capilla dedicada a Nuestra Señora del Subsuelo en la gran cripta salvada, junto con su céltico pozo votivo, de las llamas que en 1194 devoraron casi toda la anterior basílica románica.

Este laberinto de 12,89 m de diámetro y trazado circular, encastrado en la nave principal, es el mejor conservado de los misteriosos dédalos catedralicios franceses. El camino hasta su centro recorre 261,5 metros y simboliza el sinuoso peregrinaje hacia la Gracia divina o hacia la Jerusalén celestial. Textos del medievo describen danzas litúrgicas pascuales en su interior, con el deán lanzándoles a sus canónigos una pelota amarilla como símbolo solar de la Resurrección. Si se proyecta la fachada sobre el pavimento, el Cristo del Fin de los Tiempos del rosetón se superpone en el centro del laberinto. Llamado «Camino de Jerusalén», puede recorrerse los viernes posteriores a la Semana Santa hasta Todos los Santos.

F

JOCHEN SCHLENKER / AGE FOTOSTOCK

EL CENTRO DEL LABERINTO


UN AZUL INIMITABLE

LA LUZ CELESTE AL ALCANCE DE TODOS

TPX / AGE FOTOSTOCK

Las paredes de Chartres son tabiques de luz, gemas resplandecientes. La fórmula secreta de su diáfano azul de cobalto jamás oxidado se la llevaron a la tumba los maestros vidrieros. Con el esplendor iconográfico de soberbios rosetones y más de 2.600 m2 de superficie vítrea, Chartres no tiene rival en materia lumínica. Sus 172 vitrales de altura vertiginosa llevan ocho siglos narrando en colores destellantes historias sacras y profanas que deben ser leídas de abajo arriba y de izquierda a derecha. Santos, profetas, soberanos o trabajadores de los gremios de las cofradías coprotagonizan esta rutilante armonía entre lo celestial y lo terreno. Tres de las ojivas alargadas sobrevivieron al incendio del siglo XII. Durante las dos guerras mundiales, las vidrieras fueron desmontadas y resguardadas de los bombardeos.

En el rosetón norte la Virgen con el niño sostiene el cetro de la flor de lis, mientras las palomas del Espíritu Santo descienden sobre ella.

La Anunciación del arcángel Gabriel a la Virgen María.


AGE FOTOSTOCK PATRICK FORGET / AGE FOTOSTOCK

AMOR A LA VIRGEN municipales en su interior y de que los mercaderes de vino tuviesen un espacio reservado en la cripta.

A diferencia de las abadías cistercienses, inmersas en un aislamiento aristocratizante, Chartres inauguró para la fe un nuevo y más entusiasta modo de estar en el mundo. Proust, que la reverenciaba y cuya memoria se conmemora en su casa-museo del cercano pueblo de Illiers –el Combray de su obra monumental–, escribió que «en su inmensidad, puede cobijar tanto al versado erudito como al creyente, al soñador como al arqueólogo». Exactamente eso es lo que hoy experimenta quien vislumbra sus dos torres principales: la del Sur, llamada Campanario Viejo, de 103 m de altura y dos niveles octogonales, y la del Norte o Nueva, de 115 m y remate más tardío. O quien se adentra hacia su nave de anchura impresionante, determinada por la cripta en que se apoya, a través del prodigioso Pórtico Real de esculturas coronadas de los reyes de Judea y audaz mezcla

En esculturas, bajorrelieves, vitrales y pinturas, la Virgen aparece representada 175 veces. Asunción. La subida al cielo de María en cuerpo y alma, obra de Charles-Antoine Bridan (1772), preside el altar mayor (arriba). Nuestra Señora del Subsuelo.

La Virgen negra que se venera en la cripta es una copia reciente de la talla del siglo XI quemada en la Revolución Francesa.

iconográfica con visiones proféticas del Apocalipsis y alegorías de las artes liberales. Al recorrer esta cósmica geometría de capillas radiantes, bóvedas de nervaduras vertiginosas y muros iridiscentes culminada en 1220, al peregrinar por su laberinto de diámetro casi idéntico al del rosetón oeste, al descubrir los motivos bíblicos, zodiacales y las escenas de vida cotidiana en su mar de vidrieras, el visitante atento intuye que de algún modo acomete una senda de iniciación. Sea o no creyente, como el convertido Joris Karl Huysmans, que en 1898 le dedicó su novela La catedral,


ZOONAR / AGE FOTOSTOCK

OTROS ALICIENTES EN CHARTRES Ciudad antigua. Con notables edi-

ficios, se extiende en torno a la catedral y los brazos del río Eure. Iglesia de Saint-Pierre. La iglesia

gótica de esta antigua abadía benedictina posee hermosos vitrales. Pasarela sobre el Eure. Próxima a la iglesia de San Andrés, ofrece bellas vistas del río y los huertos. Casa Picassiette. Edificio naif totalmente recubierto por los mosaicos de Raymond Isidore (1900-1964). Plla P Plaza Pla l z za a Drouai Drouai Dro ua aiise a se Ch ar le sP ég uy

que Parq Parq Ga on Gagno Gagn ndrré Gag Andr Andr And An

Museo de Bellas Artes Centro Jardines de l’Evêché del Vitral

Estación stt Rue Dsn ieè le

Igles esi es sia de San An ndrré és és

Iglesia de Santa Foy

RE EU RÍO

du Fa ub ou rg

Bu le va rd e

Ru e

Teatro del Seuil

Catedral Notre-Dame

Teatro Portail Sud

Ca sa

Puerta a Guillaume

va no

Pla P Pl la aza z des de d e ess E Epa Ep pa ars rs

Plaza des Halles

Iglesiia de Saint-P Pie Pie erre rre re

A la la Casa Casa Pic casssiet ie ettte e

EL PÓRTICO DEL «BELLO DIOS» La belleza del pórtico sur o delos Mártires no es menor que la del triple PórticoReal de la fachada. El centro exhibe un entrepaño con un Jesús bendicente al que los habitantes llaman cariñosamente «el Bello Dios de Chartres». En el tímpano, otro Cristo ejerce de juez y redentor en un Juicio Final donde San Miguel pesa las almas. Las Virtudes y los Vicios se erigen en los pilares. Los pórticos laterales muestran a mártires y santos,concuriosasescenasdehomenajeasanJorgeyaRoldán,héroe del cantar de gesta y modelo de conducta para la nobleza del siglo XIII.

o el poeta Charles Péguy, quien escribió su «Presentación de la Beauce a Notre-Dame-de Chartres» tras peregrinar en 1912 a pie desde París como rogativa por su hijo enfermo. Hoy son miles los que efectúan ese mismo peregrinaje, llamado «el camino de Péguy» en honor al escritor caído en la guerra del 14. Motivos religiosos o literarios aparte, más de un millón de visitantes anuales acuden a la catedral pintada por Corot, la más homogénea y acaso más bella de todas, cuya luz es la suprema de la exaltación. Porque no en vano Chartres, amén de importantísimo puntal histórico de Francia (allí se coronó rey en 1594 al anteriormente protestante Enrique IV, considerado el soberano más justo de la nación), es el auténtico faro gótico del mundo. ]


ROSA EN PIEDRA

JOSรˆ FUSTE RAGA / AGE FOTOSTOCK

El campanario sur (derecha), del siglo XII, responde a una alternancia de octรณgonos inscritos unos en otros que evocan la corola de una rosa.


FILIPINAS

Este archipiélago de 7.000 islas constituye un mundo en sí mismo que seduce con su mezcla de culturas y su paisaje exuberante, hecho de volcanes que se elevan entre arrozales y un mar de coral. DAVID DUSSTER, PERIODISTA DE VIAJES


UN EDÉN VERDE Y AZUL

PICHUGIN DMITRY / SHUTTERSTOCK

La riqueza natural de Filipinas se halla en las montañas y en el mar. Su litoral forma parte del Triángulo de Oro de la Biodiversidad Submarina junto a Indonesia y Malasia.


JANICEK LADISLAV / AGE FOTOSTOCK

La iglesia de Paoay (en el norte de la isla de Luzón) es un magnífico ejemplo del barroco español en Filipinas.

H

ay países que conquistan desde el principio. Son tan desbordantes que sacuden el sensor de emociones al poco de conocerlos. Y Filipinas, un entramado de islas alegres y fecundas, es uno de ellos, un rincón lejano de Asia sorprendente y vivaz, gentil y contradictorio, diverso y frondoso. Exuberante, en definitiva. El variado paisaje filipino da cobijo a volcanes de silueta perfecta como el Mayón, arrozales de belleza superlativa en las cordilleras centrales de Luzón y playas de postal en las Visayas y Palawan. Filipinas siempre guarda un tesoro escondido que justificará la siguiente visita. Dos razones muy subjetivas refuerzan la idea de que este archiCHINA

TAIWÁN

LAOS

Mar de Filipinas

FIILIPINAS

O

Manila

CAMBOYA

Mar de la China Meridional

FIC

TAILANDIA

O

C

ÉA

NO

PA

VIETNAM

M AL ASIA INDONESIA

piélago de 7.000 trozos de tierra es único: la gente es abierta, hospitalaria hasta el exceso, y amante de la diversión; y las frutas tropicales tienen un gusto asombroso. Sí, son percepciones muy personales, pero fáciles de comprobar.

Cualquier periplo por Filipinas suele comenzar por Manila, una de las grandes metrópolis de Asia con la misma obsesión de acero y cristal y centros comerciales que otros colosos urbanos como Bangkok, Singapur o Yakarta. Castigada por terremotos e invasiones, Manila está llena de ese talante filipino que es una mezcolanza de influencias dispersas, a menudo complementarias y a veces paradójicas.

Lamentaba el historiador filipino Renato Constantino que su país había tenido la desgracia de ser liberado hasta cuatro veces, por los españoles, los norteamericanos, los japoneses y, de nuevo, los estadounidenses. Y esa historia de dominación sin cesar ha dejado un legado singular en Asia. La población de Filipinas es proporcionalmente tan católica como la española, es un espejo de supervivencia y ostentosidad que ha interiorizado el american way of life como ningún otro país fuera de América, y es un crisol de etnias malayas y chinas que recuerdan su ubicación estratégica en el Pacífico. Así, no sorprende encontrar en Manila el Chinatown más antiguo


El patio interior de la iglesia de San Agustín, en el barrio de Intramuros, es uno de los pocos enclaves plácidos de la bulliciosa capital.

CHRISTIAN KOBER / AWL IMAGES

MANILA


del mundo –su origen se remonta al siglo xv– y un pedazo de posmodernidad de rascacielos digno de Wall Street alrededor de la avenida Ayala, la calle más lujosa del barrio selecto de Makati. Y también una catedral metropolitana conocida por su órgano y sus vidrieras que, a pesar de haber sido reconstruida hasta siete veces, habla del poderío de la iglesia católica en ese confín oriental. En Manila hasta el capitalismo es exagerado, como lo han sido muchos de sus gobernantes. Por ejemplo, Imelda Marcos, la esposa del dictador derrocado por la revolución democrática de los ochenta, cuya desmesura retratan los 800 pares de zapatos que hoy exhibe un museo de Marikina, una ciudad satélite de Manila.

El recinto amurallado de Intramuros, donde residían los nobles españoles durante la dominación colonial (1565-1898), y el vecino Fuerte Santiago, un remanso de paz ajardinado en una ciudad de caos circulatorio, constituyen lo más destacado del centro histórico de Manila, maltratado durante la Segunda Guerra Mundial. En Intramuros, muy cerca del santuario dedicado al líder anticolonialista José Rizal, se puede ver una estatua del rey español Carlos IV, pero resulta más agradable entrar en la iglesia de San Agustín –la más antigua del país, de 1607– y contemplar los frescos de sus bóvedas. Fernando de Magallanes, en su vuelta al mundo, se encontró con las Filipinas al final de su pionera travesía del Pacífico. Magallanes no vivió para contarlo, pues el jefe musulmán Lapu Lapu le asestó una herida mortal en Mactan, cerca de la isla de Cebú, en 1521.


UN PAISAJE DE ARROZALES

CSP_SMITHORE / AGE FOTOSTOCK

Las terrazas escalonadas tapizan el interior de la isla de Luzรณn. El cultivo del arroz tiene una gran relevancia en la cultura nativa.


VIGAN Las casas de estilo colonial y las iglesias barrocas de esta localidad fueron declaradas Patrimonio Mundial por la Unesco.

Aún así, España perseveraría hasta imponerse en el archipiélago, espoleada por la toma de posesión de las Molucas por los portugueses. En 1565 Miguel López de Legazpi lideró la expedición que subyugó a los caudillos locales e inauguró un periodo de 350 años de imperialismo español. El asedio de Baler, donde se forjó el mito de «los últimos de Filipinas» y que ha suscitado numerosos libros y películas, viene a ser la metáfora sangrienta del fin del control de las islas y también del imperio español, que en 1898 cedió Filipinas junto con Cuba a los Estados Unidos.

El archipiélago de Filipinas se divide, grosso modo, en tres grandes grupos de islas. En el norte, Luzón, inmensa y con Manila como referencia, junto a grupúsculos de islas turísticas como las Batanes. En el centro, las Visayas, un mundo acuático digno de explorar. Y al sur, Mindanao, una tierra de belleza extraordinaria que sigue en la lista de espera del turismo. Mindanao, escenario de grandes batallas en la Segunda Guerra Mundial que inspiraron películas, se está recuperando poco a poco de tres décadas de guerrilla musulmana, aunque surferos y hippies ya

han descubierto las bondades y las playas tropicales de Siargao. Antes de perderse por la vastedad de la isla de Luzón –en coche es muy aconsejable, pero las distancias obligarán a tomar el avión alguna vez– se puede dar una muy buena despedida a Manila viviendo esa pasión tan filipina por la música. Decenas de bandas tocan en directo cada día en bares y hoteles interpretando grandes éxitos internacionales con la ventaja que les da su dominio del inglés, la lengua en la que son educados como herencia de los años de colonia estadounidense. De hecho,


MARCUS DANIELSSON AGE FOTOSTOCK

ATAÚDES A LA VISTA La cultura indígena se conservó bastante bien en Sagada, un pueblo de la Cordillera Central en Luzón que permaneció al margen de la dominación española hasta 1882. Hoy es un destino frecuentado por la belleza de sus arrozales y los trekkings que atraviesan sus frondosas montañas. Pero ante todo por los ataúdes colgantes del Echo Valley, donde el eco retorna fielmente cualquier palabra. El ritual exige que la persona construya su propio féretro, que se fija en vida suya a la pared rocosa. El cuerpo se introducirá luego en posición fetal, tras haber sacrificado cierto número de animales que aprovechará la comunidad.


Reserva marina de la isla de Apo.

MAR DE JOLÓ

AGE FOTOSTOCK

Encajado entre Malasia y Filipinas, este mar interior atesora las playas y los fondos más valiosos del país.

AGE FOTOSTOCK

Filipinas tiene una gran población de tortugas marinas.

las bandas filipinas son contratadas por toda Asia en complejos turísticos y lugares de ocio similares. Y si queda alguna duda de que la música es una afición indiscutible, la profusión y el ruido de los karaokes, omnipresentes en todo el país, acabarán por disiparla.

La isla de Luzón, retorcida hasta dibujar una forma imposible con Manila en una posición muy céntrica, constituye un mundo en sí mismo. Hacia el norte, en dos horas, se llega a los pies del volcán

Pinatubo (1.486 m), ahora en calma pero que en 1991 provocó una de las erupciones más violentas del siglo xx. Hacia el sur, también en dos horas, se llega a la selva de las cataratas de Pansangjan, que sirvió de escenario para la famosa toma del río en la película Apocalipse Now (1979). Y al noroeste, de nuevo a dos horas de recorrido, se puede vivir al límite la religión cada Semana Santa, cuando algunos fanáticos católicos reviven el martirio de Cristo haciéndose clavar en la cruz.

Luzón es variada y dadivosa, como el resto del país. La naturaleza, la gente y las tradiciones tienen un punto de exageración en Filipinas. Los rodeos al más puro estilo cowboy americano –el más famoso es el de Masbate, en mayo– conviven con peleas de gallos, ilegales pero tremendamente populares. Costumbres tribales como los ataúdes que cuelgan de los riscos en Sagada contrastan con las decoraciones de buganvillas y conchas en los pueblitos marítimos de las Visayas. Sin olvidar los búfalos de agua, una de


PICHUGIN DMITRY / SHUTTERSTOCK

las estampas campesinas más comunes, cuya apacibilidad no se inmuta con el ruido y el colorido de los jeepney, unos pequeños autobuses repintados de forma estridente.

Pocas ciudades desprenden tanta nostalgia como Vigan, un hermoso conjunto colonial declarado Patrimonio de la Humanidad. Las calzadas adoquinadas rechistan todavía con el paso de las calesas, mientras las casonas coloniales de balcones y celosías atestiguan un pasado próspero

gracias al intenso comercio con China. La catedral de San Pablo también fue levantada como símbolo de riqueza de una región con plantaciones de tabaco y azúcar, además de otras concesiones de la corona española que acabaron creando una burguesía criolla. La seo de San Pablo y las iglesias de Santo Tomás en Vilanova de Miagao, de San Agustín en Paoay y de Nuestra Señora de la Asunción en Santa María, todas ellas en las regiones más norteñas de Luzón, son los mejores ejemplos del ba-

rroco español en Filipinas. La de Santa María, además, es fácilmente reconocible por sus rotundos contrafuertes, característicos de ese barroco llamado sísmico –para evitar desplomes–, argumento que también justificó la decisión de construir las iglesias con los campanarios separados de la nave central. Antes de llegar a Vigan, en la región central de Luzón, hay que detenerse en una de las maravillas naturales de Filipinas y del mundo: los arrozales de Bontoc y Banaue, verdaderos monumentos vivos,


anfiteatros de líneas imperfectas apuntalados por la pericia humana, que ha acabado esculpiendo las montañas a lo largo de los siglos. El húmedo velo que suele envolver esos templos del arroz se desvanece en las horas más cálidas y deja a la vista, escalón tras escalón, una catarata verde atascada en decenas de remansos: un escenario mágico en Banaue, tierra de los indios ifugao, en permanente lucha por preservar su milenaria cultura. Las mujeres que plantan y recogen ese cereal, siempre visibles en el paisaje diurno, recuerdan la dureza de un entorno que ha sido labrado con paciencia de generaciones.

Pasada Manila, la isla de Luzón da un giro radical y vira hacia el este en lugar de únicamente al sur. Su extremo oriental se confunde con el laberinto de islas y canales oceánicos de aguas abisales de las Visayas. En esa parte de Luzón se alza majestuoso el volcán Mayón, una meca para excursionistas si es que la intensa actividad volcánica lo permite. Las playas de esa región de Bicol son ideales para los deportes acuáticos y para el prodigioso espectáculo de bucear con especies únicas como el tiburón ballena, cerca de la costa de Donsol. Pese a que Cebu City es la ciudad más antigua de Filipinas y la capital de las Visayas, es más útil que turística ya que se ha convertido en el centro de conexiones aéreas para visitar esta parte del archipiélago. Tres islas (Boracay, Bohol y Pamalican), una gran riqueza submarina y un animal raro y curioso, el tarsier, el primate más pequeño del mundo, de apariencia asustadiza con unos ojos saltones tan inmensos que parece que vayan a desparramarse por su cara, son los reclamos poderosos de las Visayas.


MICHAEL FISCHER / AGE FOTOSTOCK

PALAWAN El enclave más célebre de esta isla alargada se llama El Nido. Un municipio con 45 islas e islotes, con playas solitarias a las que se llega solo en barca.


LEOKS / SHUTTERSTOCK

REFUGIO DE CORAL El último impulso al desarrollo turístico ha respetado las playas y los enclaves más paradisiacos del archipiélago, como los de la isla de Palawan.

Si existe un epítome de paraíso, sin duda es Boracay, una de esas islitas de ensueño que atraen a todo tipo de visitantes, desde los que quieren desconectar unos días a los que planean pasarse meses de vida frugal de playa y relax. Los arenales de Boracay, como en otras partes de Filipinas, presentan un blanco tan inmaculado que incluso parecen reflejar la luz, y el mar es tan translúcido como se ve solamente en los anuncios televisivos. Y aunque, ciertamente, en las aguas de Boracay pueden

apreciarse los estragos del cambio climático sobre el coral, realmente hay pocas playas tan oníricas. Bohol, una ínsula grande frente a Cebú, ha alcanzado fama mundial gracias a las Chocolate Hills. Estas colinas llegan a su esplendor ocre en verano, cuando realmente tienen el aspecto de protuberancias dulces que brotan como setas entre los campos de arroz. La isla Pamalican, en pleno mar de Joló, compite por derecho propio en la competición de paraíso de playa filipino, pero además se

ha convertido en una base óptima para salir a avistar ballenas, delfines y tortugas. A la reserva marina de la isla de Apo se la considera la otra joya natural de las Visayas, un entorno idílico que ha sido reconocido incluso por Greenpeace como un éxito de conservación.

El mar de Joló separa las Visayas de Palawan, una isla estrecha y alargada que parece un puente de tierra inacabado entre Borneo y Luzón. Palawan presume de poseer playas que no tienen nada que


tre

de

Lu

Laoag

DR

Es

o ch

ISLAS BAB UYAN

n zó

Vigan

E

C

ISLA DE LUZON

NO ÉA

ON

AL

o

1 0

ISLAS POLILLO ISLA CATANDUANES

Cataratas Ca P an n

go

R gó de Bic l

s

2.421 4 m

ISLA MINDORO

2 0

ISLAS CALAMIAN

ISLA SL IS BORACAY C CA L

4 0 ISLA

El Nido

ISLA PANAY

ISL MASBA SBA

A

S

V

Iloi

IS

A

lbayog ISLA SAMAR Y

A

ISLA LE LEYT

S

ISL S C CE

PAMALICAN

Bacolod d Puerto Pr Pu ISLA PALAWAN N

CO FI CÍ

MER

Baler

PA

IDI

Volc Pinatub ubo o 1.486

M

MAR D E CHI NA

O

R

B oc Bo

Ban ve

5 0

esa

Arrecife Rubbataha

MAR DE JOLÓ

C ty y

ISLA NEGROS

3 0

B tua

IISLA ISL SL L BOHOL

Reserva Marina Isla de Apo

Cagay

Dipolog g L gan Li g

ISLA DINAGA ISLA S SIARGAO

Butuan n

ISL LA MIND AO

Da o ARCHIPIÉ IPIÉLAGO ÉLAGO DE SULU SULU

I

envidiar a las de Boracay, pero su mayor atractivo reside en una naturaleza que se preserva aún sin domesticar. La diversidad resulta apabullante: pináculos kársticos entre aguas, el río subterráneo y los manglares de El Nido, y los arrecifes de Tubbataha –el mejor lugar del país para bucear–, con 600 especies de peces, 360 tipos de corales, 11 de tiburones, 13 de cetáceos y 100 de aves. Un final de viaje para quedar perdidamente enamorado de la exuberancia de las islas Filipinas. ]

MAR DE CÉL CÉLEBE EBES S

100 km

Disfrutar de las Filipinas Documentos: pasaporte. Llegar: los vuelos desde España suelen hacer una escala. Moverse: el archipiélago tiene una buena red de transportes aéreos, marítimos y terrestres. Moneda: peso filipino. Idiomas: filipino e inglés. Salud: se recomienda la vacuna de la hepatitis A y B, tétanos y fiebre tifoidea. Mejor época: de enero a mayo, antes de la época de lluvias.

1 Luzón. El viaje por esta isla suele tener 4 etapas: Manila, Vigan y el norte, los arrozales de Banaue y las playas de Bicol. 2 Boracay. White Beach destaca entre sus 30 playas de arena fina. 3 Bohol. Las Chocolate Hills son el contrapunto terrestre a sus playas y arrecifes de coral. 4 Pamalican. Un paraíso de playas en medio del mar de Joló. 5 Palawan. La región del Nido se lleva toda la fama de esta isla.


CHOCOLATE HILLS Más de mil montículos calizos cubiertos de hierba ocupan el centro de Bohol. En la época seca se tiñen de marrón.

FILIPINAS

FOTOGRAFÍAS: TURISMO DE FILIPINAS; SHUTTERSTOCK; GETTY IMAGES

LA ISLA DE BOHOL

EL PAISAJE ONÍRICO DE CHOCOLATE HILLS Estas colinas son uno de los tres monumentos geológicos nacionales. Se llega desde el pueblo de Carmen, a 58 km de Tagbilaran, la capital isleña.

1 Chocolate Hills Observation Deck.

UNA MARAVILLA NATURAL

Desde este mirador se disfruta de una vista de 360 grados.

Cuenta una leyenda que el gigante Arogo lloró por la pérdida de su amada con tanta desesperación que sus lágrimas anegaron la llanura, se solidificaron y crearon las onduladas Chocolate Hills. Esta extensión de 1.268 colinas de entre 40 y 120 metros de altura constituye una de las maravillas naturales de la isla Bohol, al sur de las Visayas centrales y a solo una hora y media de vuelo desde Manila. Después de recorrer las Filipinas del norte, dedicar unos días a esta isla –mejor una semana, o incluso más– puede ser uno de los mayores placeres del viaje gracias a su asombrosa diversidad. Bohol reúne paisajes muy distintos entre sí: llanuras y bosques donde habita el primate más pequeño del mundo, el tarsero; playas de arena blanca y fondos coralinos; la gran área fluvial de los ríos Loboc e Inabanga, con aldeas instaladas en las orillas y alargadas barcazas; y las famosas Chocolate Hills, tapizadas de hierba cuyo color varía del verde al dulce marrón que le ha dado nombre.

do de campos de arroz, cocoteros y bananeros. En enero celebra una gran fiesta, la Town Fiesta.

2 Carmen. El pueblo está rodea-

3 Tarsero o tarsio. Este primate de unos 15 cm habita en los bosques del Santuario de los Tarseros.


ISLAS DE PANGLAO Y CABILAO

SANTUARIOS DE CORAL PARA BUCEAR

Panglao (a 30 minutos de la capital) está conectada por un puente, pero a Cabilao hay que llegar en barca.

Bohol cuenta con algunas de las zonas submarinas más ricas en biodiversidad de Filipinas.

1 Playa de Alona (Panglao). Libre de

1 Isla Balicasag. Sus aguas profun-

resorts y restaurantes, es una de las más bonitas del país. Resulta ideal para contemplar la puesta de sol.

2 Cueva de Hinagdanan (Panglao).

Contiene una laguna donde es posible nadar. Se localiza cerca de la localidad de Dauis.

3 Isla Cabilao. Destacan las formaciones rocosas de su costa, sus fondos marinos y su riqueza en aves.

das alojan imponentes muros de coral. En diciembre y enero se ven tiburones martillo y ballena.

2 Pamilacan. Esta pequeña isla situada al este de la de Panglao es el hogar del pez Napoleón. 3 Barrera de Danajon. Este doble

arrecife, de 130 km, se sitúa al norte de la isla de Bohol, en el mar de Camotes. Contiene 211 tipos de coral.

EL RÍO LOBOC La rutas en barca permiten adentrarse en un paisaje distinto al resto de la isla.

1 Travesía fluvial. Las barcas zarpan

del muelle situado junto al puente Loay, en el pueblo de Loboc, y acaban frente a las Busay Falls, en Sevilla.

2 Tigbao Hanging Bridge. Un puente colgante de 25 m, con pasarela de bambú y barandillas de cuerda. 3 Cruz Daku. Un lugar de peregrinación en lo alto de un monte situado sobre el pueblo de Loboc.

4 Parque Nacional Rajah Sikatuna.

Cercano al río y a la localidad de Bilar. Perfecto para observar aves.


PUENTE Y MONUMENTO Inaugurado en 1883, el puente de Brooklyn fue el primero en cruzar el río East. Pasear por él se ha convertido en una experiencia imprescindible de todo viaje a Nueva York.

NUEVA YORK Del Downtown al Uptown, Manhattan seduce en todas las épocas. La vibrante ciudad de los rascacielos ha ampliado su oferta con nuevos iconos, más museos y actividades urbanas. JESÚS FERRERO, ESCRITOR


GERD FISCHER / AGE FOTOSTOCK


LA DAMA DE NY

CURTIS / SHUTTERSTOCK

El mirador instalado en la corona admite 500 personas al día. El museo instalado en el pedestal será renovado y ampliado durante los próximos dos años.


sA

v.

Harlem Harlem Har rrrio o

Co lum

bu

El

Upper West Side

Museo Guggenheim

N

Museo de Historia Natural

HU

NUEVA N U JERSEY

Edificio Dakota

MET Upper East Side

5th

Av .

Central Park

Carnegie Hall

MoMA

Ferry Circle Line

Rockefeller Center

Times Square

Catedral de San Patricio

MIDTOWN Grand Central Terminal

ER

Flatiron

Greenwich Village

East Village

Washington Square

EAST RI V

Chelsea

Museo Whitney

QUEEN NS

Av .

Madison Square

Puente de Queensboro o

ONU

Chrysler

Empire State 5th

The High Line

Roosevelt Island

DOWNTOWN Soho

Torre One World

Tribeca

Little Italy

Hou

sto

Chinatown

n St

Williamsburg Bridge

BROOKLYN

World Trade Memorial Wall Street Battery Park

Puente de Brooklyn

Puente de Manhattan 500 m

H

ace 450 millones de años Manhattan era una montaña como el Everest, pero las eras geológicas la redujeron a una roca en forma de esquife anclado entre masas líquidas. La tendencia a la elevación de Manhattan es una vocación muy antigua. La mejor forma de entender la naturaleza insular de la Gran Manzana, a ratos plácida, a ratos abismal, es recorriendo todo su perímetro en el ferry Circle Line, con salida y llegada en el muelle frente al Hudson de la calle 42. El Circle Line nos va a permitir disfrutar de las variadas orillas de Manhattan, de la Estatua de la Libertad, a la que se

acerca mucho, y de los puentes que se van ciñendo como corsés metálicos al cuerpo escurridizo de los tres ríos que cercan la isla hoy más famosa de la Tierra. Ver el puente de Brooklyn o el puente colgante de Williamsburg desde la superficie del río permite apreciar su verdadera corpulencia y su naturaleza de sueños surgidos del agua como


tótems metálicos donde perdieron la vida numerosos operarios. Tras esta travesía tan envolvente como hipnótica, estamos preparados para afrontar la experiencia de la Gran Manzana y sus tres dimensiones clásicas.

Downtown, la torre de Babel de Nueva York Al final de la novela El gran Gatsby (1925), Fitzgerald imagina a los primeros holandeses que llegaron a la isla y piensa que debieron de contener el aliento ante aquella boscosa tierra que estaba a la altura de su estupor. Lo más desconcertante es que, cuatro siglos y medio después, Manhattan sigue siendo proporcional a nuestra capacidad de asombro. Me ocurrió la primera vez que estuve en Nueva York. Acababa de bajar del taxi en pleno Downtown cuando, al contemplar aquel laberinto tan desmedidamente hermoso, comprendí por qué la escritora Rosa Chacel dijo en 1954 que al ver las luces de Broadway y el gentío de Wall Street podías entender que Nueva York era algo más que una película. Y es que cuando uno aborda por primera vez Manhattan, advierte que el cine nunca da la verdadera medida ni de sus dimensiones ni de su intensa pasión por la vida. Es necesario recorrer sus calles y dejarse envolver por sus luces para entender por qué Nueva York es una ciudad tan mítica. Si comparamos Manhattan con un barco de granito de innumerables mástiles buscando el cielo como torres de Babel resplandecientes, Downtown sería el mascarón de proa que mira desde uno de sus ángulos hacia la Estatua de la Libertad. El trazado irregular


JON ARNOD / AWL IMAGES

DOWNTOWN Los rascacielos del distrito financiero, en la punta sur de Manhattan, dibujan el perfil de Nueva York.


ANTONINO BARTUCCIO / FOTOTECA 9X12

de sus calles, más vivas que un laberinto lleno de lagartijas, nos indica que se trata de la zona más antigua de la ciudad, asentada ahora sobre aquella isla rural que Edgar Allan Poe conoció en 1884 y sobre la que proféticamente dijo: «Dentro de treinta años los acantilados serán muelles y habrán desnaturalizado la isla con sólidos bloques de ladrillo». Resulta evidente que no se equivocó.

ONE WORLD TRADE CENTER Un viaje de menos de 60 segundos separa al visitante de alcanzar la mayor altura de Nueva York y tener la ciudad a sus pies. El One World Observatory, de 541 m y 104 plantas, es el mirador más alto de Manhattan desde su inauguración en 2014. Esta torre de acero y vidrio –inicialmente conocida como Torre de la Libertad– forma parte del One Worl Trade Center, surgido tras la espectacular renovación de la zona destruida el 11 de septiembre de 2001. Cerca se halla el National September 11 Memorial & Museum, que consta de un memorial con dos cascadas y un museo en honor a las víctimas. La entrada cuesta alrededor de los 30 euros; también se puede subir de noche. ■ oneworldobservatory.com

Downtown es la zona más excitante de Manhattan y la más propicia para extraviarse y descubrir el milagro de la vida en cada esquina. Puedes contemplar desde el puente de Brooklyn horizontes tan reales como oníricos; puedes adentrarte en el Museo Nacional de la América Indígena y descubrir la prehistoria de la ciudad; puedes pasear por Wall Street y achicarte ante la arquitectura del poder, encajonada y aplastante; puedes detenerte ante el cristalino One World Trade Center y meditar ante el Bosque de Árboles y las dos piscinas que te hunden en una extraña melancolía; puedes perderte por las calles de Chinatown y almorzar en el Great NY Noodletown, que parece una modesta casa de comidas. El actor Paul Giamatti afirma que es el mejor restaurante chino de la ciudad, y tiene razón. En una ocasión me encontré allí con Alan Gilbert, el director de la Filarmónica de Nueva York, y entendí mejor por qué el Noodletown es un lugar donde la comida es como música para el paladar. También puedes acercarte a Little Italy y cenar el fin de semana en el Mulberry Street Bar, donde rodaron varios episodios de la serie televisiva Los Soprano, y pasar una noche gloriosa entre descendientes de italianos que versionan


Este invernadero de cristal y diez pisos de alto ofrece una agradable pausa en el paseo por el Downtown. Tiene un centro comercial y un muelle en el Hudson.

PHILIPPE RENAULT / GTRES

WINTER GARDEN


AGE FOTOSTOCK

El Oyster Bar de la Estación Central (1913) conserva el estilo de su arquitecto, el valenciano Rafael Guastavino.

a Frank Sinatra y bailan con mucha viveza, en fiestas rebosantes de alegre intimidad y de excelentes bebidas. O bien visitar las tiendas de SoHo; o adentrarte en los bares de Greenwich Village, donde inició su carrera el reciente premio nobel Bob Dylan y donde también sufrió los primeros reveses. Dicho de otra manera: en el Downtown la ciudad todavía guarda muchas de sus esencias. Una de ellas es sin duda Washington Square, lujoso y tranquilo bastión del momento histórico más glorioso de Nueva York. La misma época que celebrara el poeta Walt Whitman a mediados del siglo xix cuando hablaba de las innumerables calles repletas de gente mientras enrojecía la tarde y brillaban la vegetación de mástiles, de ladrillos, de hierro y de jóvenes alegres.

Midtown, el laberinto de los rascacielos míticos Entre Downtown y Midtown tenemos ahora una larga pasarela llena de fragancias vegetales, que une los dos territorios y parcialmente los atraviesa. Se trata de la High Line, que va desde la calle Gansevoort hasta la 34, asentada en el flanco elevado de la antigua línea de ferrocarril de la West Side. Un jardín lineal cada día más frondoso y concurrido, y que limita al Sur, casi en el límite de Downtown, con el remozado Museo Whitney de Arte Estadounidense. Este edificio de 2015, diseñado por el arquitecto Renzo Piano, exhibe 21.000 obras de 3.000 artistas de los siglos xx y xxi, entre los que se cuenta Edward Hopper.

Midtown es el territorio más fotografiado y filmado de la ciudad, y donde nos vamos a topar con algunos de sus rascacielos más venerados por nativos y foráneos. Es también la zona de Nueva York donde más se manifiesta su pretensión de ser la capital del mundo.

Si decidimos subir por la Quinta Avenida, nos encontraremos enseguida con el Flatiron, rascacielos de la escuela de Chicago que desde ciertos ángulos del jardín de Madison Square semeja la proa de un trasatlántico sobresaliendo entre los árboles. Es uno de los jardines que más frecuento y lo considero ideal para leer el periódico por las mañanas, entre ardillas que se acercan mendigando un cacahuete y gente sentada apaciblemente junto a estanques llenos de hojas.


Los grandes anuncios luminosos son la nota más característica de esta plaza, el corazón del bullicioso distrito de los Teatros.

JOSÈ FUSTE RAGA / AGE FOTOSTOCK

TIMES SQUARE


DOUG ARMAND / GETTY IMAGES

Hace unas semanas experimenté allí una súbita emoción. Todo era paz en el jardín cuando de pronto surgió un remolino de hojas y comenzó un violento chaparrón. Callejeando por Midtown son posibles esos sobresaltos. Ocho cuadras más allá de Madison Square se halla el Empire State. Es imprescindible subir a su terraza para apreciar la verdadera grandeza de Nueva York y sus cada vez más indefinidos límites, si bien para la generación de Fitzgerald el Empire supuso una desilusión, pues desde sus alturas se dieron cuenta de que Nueva York no era infinita.

ENAMORADOS DE 5TH AVENUE Nace en Greenwich y acaba en Harlem River, divide la ciudad en dos sectores, el East Side y el West Side, y reúne la mayor cantidad de edificios emblemáticos y tiendas famosas de Manhattan. La Quinta Avenida (5th Avenue) es una arteria repleta de alicientes de distintas épocas. Desde arquitectura del XIX y principios del xx (Flatiron, Chrysler, Rockefeller Center, Empire State), hasta parques (Washington Square, Briant y Central Park), museos (MoMA, Guggenheim y MET), iglesias (St Patrick, la Iglesia de Mármol) y tiendas de lujo como Tiffany’s, Armani, Bulgari o Cartier. ■ visit5thavenue.com

La exaltación y el arrobo que uno siente desde la cima del Empire se convierte enseguida en toda una experiencia de la vida y de la muerte. Podemos verla en todos sus flancos, con sus ríos cercándola y partiéndola; podemos apreciar incluso su aire apocalíptico, de «gran ramera sentada sobre las grandes aguas», como llamó san Juan a Babilonia. En los bajos del Empire se halla la cervecería artesanal Heartland Brewery, que suelo visitar por su excelencia y donde una distinguida dama de ochenta años toma todas las tardes un dry martini. La última vez que la vi me acerqué a ella, besé su mano y le dije que era para mí un honor saludar a la reina de Nueva York. Agradeció inmensamente mi cumplido y me deseó mucha suerte en la vida. Siguiendo por la Quinta Avenida hasta la calle 42 y el distrito de los teatros, nos vamos a encontrar a la derecha con la Gran Estación Central y el célebre rascacielos Chrysler, ambos muy frecuentados por el cine y convertidos en símbolos de Nueva York. Es recomendable pasear un rato por la Estación Central y sentir el aliento de sus rumorosas


DANIEL SCHOENEN / AGE FOTOSTOCK

EMPIRE STATE Casi 90 años después de su inauguración este edificio de 381 m continúa ejerciendo de icono de Manhattan.


CENTRAL PARK

TRACEY WHITEFOOT / ACI

La gran zona verde neoyorquina mide 4 km de largo y ocupa 150 manzanas. La fotografía ofrece una vista hacia el sur, con el Metropolitan Museum adentrándose por la izquierda.


CENTRAL PARK ES UNA INVENCIÓN GENIAL. RESULTA RECONFORTANTE QUE EL CORAZÓN DE ESTA URBE PÉTREA Y POPULOSA SEA VERDE.


EL PULMÓN DE NY Central Park invita a disfrutar de la naturaleza a muy corta distancia de las avenidas más trepidantes.

UN TOUR MUSICAL Y MULTIÉTNICO POR HARLEM Desde la calle 110, en el límite septentrional de Central Park, hasta la calle 168 se despliega el populoso distrito de Harlem. Se trata de una zona de calidad arquitectónica y nivel cultural opuestos a los exclusivos Upper East Side y Upper West Side, pero que está resurgiendo con fuerza en el panorama turístico de la ciudad. Nueva York le debe a Harlem buena parte de su historia. Aquí se instalaron los holandeses en el siglo XVII; en el siglo

XIX se llenó de casitas elegantes y en el XX se convirtió en el barrio de la población afroamericana. Hoy en día la variedad multiétnica es uno de sus mayores atractivos, especialmente en la gastronomía. En el Harlem español, más conocido como El Barrio, los restaurantes El Paso y La Isla ofrecen la mejor cocina mexicana y caribeña, respectivamente. En Harlem el jazz se convirtió en una clave fundamental para entender la

música del siglo XX, tanto la culta como la popular. El teatro Apollo (125th Street), definitivo en la historia del jazz, sigue ofreciendo un cartel con artistas internacionales, figuras veteranas y jóvenes promesas. Los tours de góspel muestran el otro gran aliciente musical y cultural de Harlem, mientras que, al norte, el Fort Tyron Park posee jardines y claustros medievales que crean la ilusión de hallarse en el corazón de Europa.

■ El centro cultural de referencia en Harlem: www.studiomuseum.org ■ Apollo Theater: www.apollotheater.org


ALAN COPSON / AWL IMAGES

oquedades, y es más recomendable aún entrar en el Oyster Bar para saborear ostras de excelente calidad a precios bastante razonables. A la izquierda de la Quinta aparece la plaza más tumultuosa de la ciudad: Times Square, donde el espectáculo está siempre asegurado. Se halla en el corazón del barrio de los teatros, que al anochecer se llena de palpitantes taxis mientras la gente se precipita hacia la diversión y la alegría, envolviéndote en su frenesí. Antes de Central Park, podemos detenernos en el Rockefeller Center y ante el fastuoso hotel Plaza, que en algún momento de su historia perteneció a Donald Trump y cuyo dueño actual está encarcelado por fraude fiscal.

Uptown, entre el glamur de la Quinta y Central Park

ACI

Hay que reconocer que Central Park es una invención genial. Ocupa realmente el centro de la ciudad, y resulta reconfortante que el corazón de una urbe tan pétrea y tan populosa sea enteramente verde, abierto a los cambios cromáticos que tienen las estaciones del año en América. Conviene perderse por su laberíntica sucesión de arboledas, lagos y estanques, como se pierde un personaje de Paul Auster en su novela El palacio de la luna (1989), sin guías y sin plano. Ubicados en Central Park como en el núcleo vegetal de una selva de cristal, podemos dirigirnos hacia la derecha y visitar el barrio de Upper East Side, donde la riqueza asoma por todas partes y los porteros llevan uniformes ostentosos. La zona que da a la Quinta Avenida es una oda a la plutocracia, con tiendas lujosas como la joyería Tiffany’s.


ACI

SHUTTERSTOCK


ACI

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: el neoclásico vestíbulo del Museo de Historia Natural, el balcón helicoidal del Guggenheim, diseñado por Frank Lloyd Wright, la galería de las esculturas europeas (ss. XVII-XX) del Metropolitan (MET) y Las señoritas de Aviñón de Picasso, en el MoMA.

ACI

CUATRO MUSEOS FUERA DE SERIE


Sin abandonar la Quinta se accede a la verdadera joya de la ciudad: el Metropolitan Museum, sin duda uno de los mejores del mundo, que se adentra en uno de los flancos de Central Park. Ya solo por el Metropolitan merece la pena visitar Nueva York. Es tan generoso en arte de todas las épocas que puede producir mareo. La última vez que estuve en él solo me dediqué a contemplar el arte egipcio y el griego. Asombrosamente, puedes visitarlo con tu perro y puedes hacer todas las fotografías que quieras.

Muy cerca se localiza el museo Guggenheim Solomon R., concebido en 1959 por Frank Lloyd Wright, mi arquitecto preferido y sobre cuyo trabajo el MoMa prepara una gran retrospectiva en 2017 con motivo de los 150 años de su nacimiento. El edificio del Guggenheim está formado por una sucesión de círculos que se van abriendo de forma ascendente, como una copa prodigiosa para albergar «las creaciones del espíritu», como pensaba Lloyd, y numerosos tesoros de la pintura impresionista y surrealista.

Si se tuerce hacia la izquierda del parque nos encontramos con el edificio Dakota, de tétrica historia. John Lennon fue tiroteado en 1980 frente a la entrada y allí se rodó La semilla del diablo. Entre sus residentes más conocidos destacan Lauren Bacall, el compositor Leonard Bernstein, el actor Boris Karloff y la sombría y melancólica escritora Carson McCullers. Toda una colección de diamantes para la eternidad que alguna vez se cobijaron en los amplios aposentos de este edificio de 1884.


MICHELE FALZONE / AWL IMAGES

EL PUENTE DE BROOKLYN Regala la panorámica más espectacular de Manhattan. En Brooklyn, la parada de metro más cercana es York Station.

El cercano Museo de Historia Natural ha sido también muy frecuentado por el cine. Allí el visitante se asombrará frente a algunos de los esqueletos de dinosaurio más grandes del mundo. ¿Y a quién le iba a extrañar? Nueva York tiene vocación planetaria y abundan los locales, galerías y comercios que se anuncian como «los más grandes del mundo». El Museo de Historia Natural se halla en pleno Upper West Side, el barrio flanqueado por el parque y el río Hudson. Me he perdido a menudo por sus calles, de edificios solemnes

y más bajos que los del Upper East Side, y siempre me ha sorprendido su tranquilidad y su ausencia de bares y tiendas. En pocos lugares de Manhattan me ha invadido esa sensación de apacible extrañeza.

Cuando cae la noche, el mejor lugar de la ciudad es el puente de Brooklyn. Allí disfrutaremos de una visión que supera todas las alucinaciones: un laberinto de luces palpitantes reflejándose en el agua y cerrando con un broche incandescente la travesía de Manhattan. ]

CUADERNO DE VIAJE Documentos: pasaporte y documento ESTA (https:// spanish.madrid.usembassy.gov/ es/visas/sin-visado.html). Transportes: la Metrocard resulta útil para utilizar el transporte público. Las tarjetas City Pass (es.citypass.com/ new-york) y New York Pass (www.newyorkpass.com) salen a cuenta para visitar museos y las principales atracciones. Más información: ■ nycgo.com/es


más famoso del mundo tardó 13 meses en levantarse, to oda una heroicidad para los miles de obrreros que participaron en el proyecto y de cuya labor ha quedado un impacta ante testimonio gráfico. Desde sus 381 m (más 62 de la antena) sigue siendo el rrey de Nueva York.

se iluminan con luces de d colores que rinden homenaje a personalidades, conmemoran una fecha destacada o representan a organizaciones.

De colores. Desde 1976 los últimos 30 pisos

Faros de la Libertad. Es s el nombre que recibieron los cuatro fo ocos que en 1956 se instalaron en la base e del edificio.

LUCES CON ME ENSAJE

de restauración, el hall recuperó el aspecto que tenía en 1930. La as obras devolvieron el esplendor al plaffón mural con el Empire State desprend diendo haces de luz, y a la decoración del techo, donde las estrellas y los planetas graba ados en oro son los engranajes de una c cadena de montaje.

Art déco. En 2009, después de 18 meses

EL VESTÍBULO O

Edificio de superlativos, de cifras, de fechas, el Empire State Building nació con vocación de deslumbrar y así ha continuado a lo largo de los años, desde su inauguración el 1 de mayo de 1931. Diseñado por William F. Lamb, que dibujó los planos en solo dos semanas, el rascacielos

El mítico rascacielos de la Quinta Avvenida.

EMPIRE STA BUILDING

VISITA GUIADA

El frenético ritmo de cuatro pisos y medio por semanaseconsiguiógracciasa que se prefabricarontodaslaspartesposib bles.Los datos sobre su composicióndanuna idea de la magnitud de la obra: unos 200 pilares de hormigón y acero sostienen el edificio; el armazón de60.000toneladas seconstruyóensolo 6meses;diezmillones deladrillosrevistenlas fachadas; tiene 6.514 ve entanas. El presidente de los Estados Unidos Herbert Clark Hoover inauguró el edificio el 1 d de mayo de 1931.

UNA CONSTRUCCIÓN É ICA

En 1799 la ciudad de Nu ueva York le vende una parceladeterrenoaJohnThompson para cultivo.En1827lafamiliaAsto orse queda el terreno y alolargodelsigloXIX erigen mansiones y después hoteles. En 1929sederrocaelhotelWaldorfAstoria,se fundalaEmpireState Inc. y, el 17 de marzo de 1930, empieza a construirseelEmpire State Building.

EL ORIGEN DE UN ICONO O

La cronología del Empire State está repleta de curiosidadesqueayudan acomprender también la historia de la ciudad de Nueva York.

DOS SIGLOS D DE HISTORIA


Horario. Está abierto todos los días del año, de 8 de la mañana a 2 de la madrugada, sin importar las condiciones climáticas. Los últimos ascensores suben

Acceso. Los visitantes del mirador deben ingresar por la Quinta Avenida, entre las calles 33 y 34. Las estaciones de metro más cercanas están en Herald Square y en la calle 33 con Park Avenue. Entradas. El mismo día en taquilla o con ante elación por internet. Los abon nos de visitas a museos permiten saltarse las largas colas de d espera. El mirador de la 102 requiere un recargo en el precio de la entrada. www.esbnyc.co om

a la 1.15 a.m. De jueves a sábado, hay música en vivo a partir de las 10 de la noche.

DATOS PRÁCTICOS PARA LA VISITA V

nización y reducel programa de modern ción de consumo energ gético del edificio, un proyecto iniciado en n 2009.

Sustainability. En el seg gundo piso, explica

Dare to Dream. Describe la historia, la ingeniería y la construc cción del edificio. de tomar el Se halla en el piso 80, antes a último ascensor hasta el mirador de la 86.

LAS EXPOSICIO ONES

Piso 102. Se alcanza en un ascensor que 6. La vista desde sube desde la planta 86 este mirador abarca ha asta 130 km.

del edificio. Se le añadió una torre para n 1950, se instaló amarrar zepelines y, en la antena de telecomunicaciones de 62 m. Los ascensores suben 305 3 m por minuto.

Piso 86. Inicialmente erra la última planta

LOS MIRADOR RES

En 1933 King Kong g elevó ó el Empire State a estrella del séptimo arte. A partir de entonces, el edificio ha aparecido enmásde250films. Desde las románticas Tú y yo (1957) o Algopararecordar(1993),has r ta Manhattan (1979) y Annie Halll (1978) de WoodyAllen,o lasaventuraasde Superman II (1980) y la futurissta Oblivion (2013).

UN REFERENTE CINEMA ATOGRÁFICO

•Durante la Gran Depresión de los años 30, losneoyorquinoslodeno ominaban Empty State Building (edificio vacío) porque solo el 25% de ban alquilados. los apartamentos estab •En1945,undíadenieblaa,un bombardero B-25 seestrellacontraelpiso79ymueren 14 personas. •En 1978 8 tiene lugar la p primera ESB Run-Up, la carreraque sube los 1.576 6escalones del edificio.

MOMENTOS CLAVE

FOTOFRAFÍAS: AWL IMAGES; AGE FOTOSTOCK; EMPIRE STATE REALTY TRUST


PINGÜINOS PAPÚA Son los más veloces nadando bajo el agua y construyen sus nidos con pequeñas piedras.


DAVID MERRON / AGE FOTOSTOCK

ANTÁRTIDA El continente blanco es un santuario de vida animal y ofrece paisajes de sublime belleza. Visitarlo en el verano austral partiendo en barco desde Ushuaia suele deparar vivencias inolvidables. KRIS UBACH, COAUTORA DE FOTOGRAFÍA DE AVENTURA Y EN CONDICIONES EXTREMAS


USHUAIA La ciudad más austral del mundo se halla 3.000 km al sur de Buenos Aires. Los barcos a la Antártida parten de su puerto.

E

sta es la historia de un viaje a un lugar donde los animales no temen al hombre, en el que el invierno es eterno crepúsculo y el verano, que empieza en diciembre, discurre con un sol que se demora en ocultarse. Llegamos a Ushuaia, la ciudad más austral del planeta, situada en la Tierra de Fuego argentina, después de un largo periplo de vuelos, escalas en aeropuertos y viajes por carretera, si bien también existe una conexión aérea directa con Buenos Aires. En el muelle de la localidad un cartel reza: «Ushuaia: Fin del Mundo», afirmación paradójica teniendo en cuenta que desde este

mismo lugar partirían en el pasado, y aún hoy, tantas expediciones rumbo Sur. Precisamente aquí, en este confín de la tierra, comienza el viaje del Fram, el buque noruego que será nuestro hogar durante los próximos doce días. Aunque disponemos de una hoja de ruta, el destino deberá improvisarse a diario, ya que serán las condiciones del hielo y del mar las que dirán

dónde podemos o no desembarcar. Sobre el papel, la intención es adentrarnos en las gélidas aguas del mar de Weddell y acercarse al extremo norte de la península Antártica para recalar en diversas islas y visitar algunas bases científicas.

Tras navegar en línea recta a través del canal de Beagle hasta el mítico cabo de Hornos, el Fram sale a mar abierto para afrontar sus siguientes 40 horas de travesía. 480 millas náuticas (unos 900 km) separan el extremo sur del continente americano de la Antártida a través de una de las encrucijadas


PINTAI SUCHACHAISRI / GETTY IMAGES

ARGENTINA

OCÉANO AT L Á N T I C O

CHILE

OCÉANO PA C Í F I C O tica

Sería otro navegante empujado por una tormenta, William Smith, el primero en hollar este archipiélago que resguarda la península Antártica del océano y que, como solía ocurrir, bautizaría en honor a sus orígenes británicos. En la Antártida no existen puertos de amarre, de modo que nuestro buque permanecerá relativamente alejado de la costa y toma-

remos tierra a bordo de pequeñas lanchas diseñadas especialmente para navegar por aguas polares. Ponemos el primer pie en tierras antárticas en Yankee Harbour, en la punta sudoeste de la isla de Greenwich, bajo la atenta mirada de una colonia de pingüinos papúa.

OCÉANO A N TÁ RT I CO

sula A ntár

perar. Las condiciones son favorables, por lo que el capitán y el equipo de exploración deciden tomar tierra en la isla de Greenwich, que pertenece a las Shetland del Sur.

Pe n í n

marinas más agitadas y peligrosas del planeta. El paso de Drake es un lugar de convergencia de tres océanos –Pacífico, Atlántico y Antártico–, temido por los navegantes desde su descubrimiento en el siglo xvi. A pesar de que el famoso corsario y sir británico Francis Drake lo navegó durante su travesía por el estrecho de Magallanes y el paso lleva su nombre, fue el español Francisco de Hoces quien, empujado hasta allí por una borrasca, lo cruzó por vez primera en 1525. Esta vez el paso de Drake nos da tregua y disfrutamos de una travesía más calmada de lo que cabía es-

A

N

T

Á

R

T

I

D

A


STEVE ALLEN / GETTY IMAGES

CANAL LEMAIRE Una nube lenticular se alza sobre las resguardadas aguas de este canal, un destino idรณneo para contemplar icebergs.


GETTY IMAGES

TRAVESÍA DEL CANAL DE BEAGLE El canal de Beagle, excavado por un poderoso glaciar, es una estrecha franja de mar, de unos 300 km de longitud, que discurre de este a oeste entre las islas que conforman el archipiélago de Tierra de Fuego. Este paso marítimo, hoy tan frecuentado por los barcos que parten de Ushuaia, toma su nombre del emblemático buque británico HMS Beagle, en el que viajaba el joven naturalista Charles Darwin. Al atravesar el canal en 1834 rumbo al océano Pacífico, Darwin anotó en su diario: «Muchos glaciares azul berilo, el más bello contraste con la nieve». La imagen muestra una colonia de cormoranes en el conjunto de islotes conocidos como Les Éclaireurs.

Más que asustar a los animales, nuestro aparatoso desembarco de las lanchas polares les suscita curiosidad. Y es que en la Antártida –protegida desde 1961 por el Tratado Antártico y por el Protocolo de Madrid, que consagran este continente como santuario natural– los animales no temen al hombre. Aunque no siempre fue así. En la isla de Greenwich, además de pingüinos nos topamos con focas de Weddell, el mamífero que vive más al sur del planeta. Llevan el nombre del comandante británico James Weddell, quien a principios del siglo xix hizo su fortuna en aguas antárticas gracias a la caza indiscriminada de esas focas, actividad que en pocos años

situaría a esta especie al borde de la extinción –se mataron alrededor de un millón de ejemplares.

La siguiente jornada de navegación viene con un cometido en la agenda: llevar suministros de fruta fresca y vegetales a la estación científica argentina Esperanza, situada en la latitud 63º S. Al hallarnos en un continente completamente despoblado de vida humana, la base Esperanza es lo más parecido a un hogar que puede deparar la fría y remota Antártida. En 1976 se instalaba aquí la primera capilla católica del continente blanco; en 1978 se oficiaba en ella la primera boda, y ese mismo año nacía el primer bebé. También


ESTRECHO ANTÁRTICO

ha habido funerales y, por supuesto, apoyo espiritual para quienes lo requiriesen. La base cuenta además con un centro médico con quirófano, escuela, oficina de correos, cancha de fútbol con césped artificial, un pequeño museo y la emisora de la LRA 36 –la Radio Nacional Arcángel San Gabriel–, que emite los programas de radio más australes del mundo. A diferencia de lo que sucede en otras bases situadas en territorio antártico, en Esperanza viven también los familiares de los científicos y del personal militar, lo que supone un total de 70 almas. Desde que en 1961 entrara en vigor el Tratado Antártico, la presencia militar solo se permite para funciones organizativas, logísticas y de apoyo. Aquí la paz es algo que se exige por ley; por este motivo la presencia de armas no está permitida en ningún lugar del vasto continente.

AGE FOTOSTOCK

Un día más navegando entre hielo nos acerca a otro enclave de belleza indescriptible, la isla Decepción, cuyo nombre es el perfecto antónimo al de nuestro destino anterior. Es esta una isla volcánica con forma de herradura, parte de cuya caldera se hundió en el mar, lo que dio lugar a un puerto natural muy bello y seguro cuando no hay amenaza sísmica. A pesar de su intensa actividad volcánica –varias erupciones a finales de la década de los 60 obligaron a desalojar la mayoría de estaciones científicas–, Decepción siempre fue objeto de deseo para las flotas balleneras de medio mundo, que hallarían en este remoto lugar su particular paraíso pesquero. Durante la temporada 1912-1913 operaban en la bahía 12 factorías flotantes, 27 barcos de pesca y una estación central en la que, según

El buque Corinthian surca las aguas del estrecho que separa la isla Joinville de la península Trinidad.


JASON ROW / AGE FOTOSTOCK

LOS GRANDES ANIMALES DE LA ANTÁRTIDA La Antártida es un lugar protegido por la International Whaling Commission (IWC), que prohíbe la caza de ballenas para uso comercial, así como por el Tratado Antártico y el Protocolo de Madrid, que consagran el continente y sus aguas como santuario natural. ■ Los pingüinos, de los que se han contabilizado seis especies, son los más abundantes. En la zona de la península Antártica abundan el pingüino adelaida

(Pygoscelis adeliae), el barbijo (Pygoscelis antarctica) y el papúa (Pygoscelis papua), aunque el más apreciado por los fotógrafos, y más difícil de ver, es su hermano de mayor envergadura: el pingüino emperador (Aptenodytes forsteri). ■ El albatros errante (Diomedea exulans), la mayor de las aves marinas, es otra especie emblemática. Este coloso puede alcanzar los tres metros de envergadura y un peso de hasta 12 kg.

■ Las ballenas se dividen en dos grupos.

Entre las dentadas destacan el cachalote (Physeter macrocephalus) y las más grupales y peligrosas orcas (Orcinus orca). Y entre las no dentadas, sobresale la ballena azul (Balaenoptera musculus), el mayor animal del planeta. ■ Las focas cuentan con seis especies. Destacan la foca leopardo (Hydrurga leptonyx), la de mayor tamaño, y las focas de Weddell (Leptonychotes weddellii).

◀ La foca cangrejera se alimenta exclusivamente de krill y lleva viviendo en la Antártida al menos 15 millones de años.


los registros, se procesaron más de 5.000 ballenas. Por fortuna esa actividad cesó en 1930 y hoy los enormes esqueletos de hierro de la factoría, enterrados en la arena de la playa pues Decepción permanece libre de hielos gracias al calor de la tierra, son solo un recuerdo de lo que nunca más deberá acontecer.

El clima en la Antártida es impredecible, por eso hay que estudiar bien las condiciones atmosféricas y del mar antes de poner rumbo hacia el siguiente enclave. Fuera de la bahía de Decepción el océano está salpicado de abundantes y voluminosos icebergs, y el capitán tiene que poner toda su pericia sobre el timón para moverse por sus aguas. Tras abortar nuestra intención de acercarnos a la isla Paulet –una gruesa capa de hielo cubre la superficie del mar frente a ella–, ponemos de nuevo rumbo sur para intentar cruzar el canal Lemaire. Las últimas luces de la tarde bañan esta estrecha franja de agua que separa la península Antártica de la isla Booth y las condiciones del hielo nos permiten surcar sus 11 km en las lanchas polares. Eso nos da la opción de contemplar de cerca la magnificencia de unos icebergs superlativos en tamaño y caprichosos en forma, y de casi tocar con la mano sus azuladas superficies. Todavía inmersos en nuestra ensoñación ponemos pie en la isla Petermann donde, como ya viene siendo habitual, nos espera un comité de bienvenida formado por varios cientos de pingüinos y algunos elefantes marinos. La isla fue descubierta en 1905 por una expedición alemana cuando las flotas balleneras de medio mundo se


Navegar entre estas catedrales de hielo requiere extrema cautela, pues una sĂşbita ruptura puede desencadenar olas de corto recorrido pero inusitada altura.

MARSEL VAN OOSTEL

ENTRE ICEBERGS


RALPH LEE HOPKINS / GETTY IMAGES


LA BALLENA YUBARTA SE ALIMENTA EN LA ANTÁRTIDA EN VERANO. LUEGO MIGRA AL TRÓPICO DONDE SE REPRODUCE EN AYUNAS.

ECOTURISMO A la ballena yubarta le gusta acercarse a las embarcaciones y nadar a su alrededor, La imagen fue tomada en la bahía Paraíso, un puerto natural para los grandes navíos.


COLOURIA MEDIA / ACI

BASE ESPERANZA Situada en el extremo de la península Antártica, a 1.150 km de Ushuaia, es el único asentamiento civil permanente dentro del continente blanco.

disputaban la pesca en estas aguas. Las favorables condiciones atmosféricas –apenas 8 ºC bajo cero– y la ausencia de viento animan a los miembros de la expedición a pernoctar aquí. Aprovechando el eterno crepúsculo que brinda la noche del verano antártico, levantamos un campamento en una zona suficientemente llana y al abrigo de los aludes. Estos son los últimos dominios vírgenes del planeta, un lugar donde el hielo y el viento imponen su mandato y donde hoy pasaremos la noche bajo las estrellas en la latitud 65º10’S, a menos de 150 km del Círculo Polar Antártico.

De nuevo a bordo del Fram, los días se suceden navegando entre paisajes de hielo infinito, cumbres coronadas de niebla, gemelas de los vecinos Andes–la más alta es el Macizo Vinson, con 4.892 metros– y colonias de pingüinos cuyo peculiar estilo de vida ha pasado a formar parte de la rutina diaria de los pasajeros. En nuestro retorno a Ushuaia recalamos en Neko Harbour, una bahía de la península Antártica protegida por las cercanas islas Rongé, Danco y Cuverville. En sus aguas desemboca el impresionante glaciar Deville. Los científicos llevan décadas estudiando

estos glaciares para comprender el comportamiento de la capa de hielo continental y el cambio climático. Por fortuna, en la Antártida, gracias al gran volumen de hielo, el impacto de los gases de efecto invernadero es menor que en el Ártico. A pesar de eso, debido a las temperaturas de los últimos veranos, el glaciar Deville se encuentra muy fraccionado y sufre desprendimientos constantes. Nuestra última incursión en la Antártida nos lleva hasta la modesta Base A, en Puerto Lockroy, junto a la que ondea la Union Jack. Puerto Lockroy nació en 1944 como


AGE FOTOSTOCK

Investigadora del British Antarctic Survey en la grieta de un glaciar.

VISADO PARA CIENTÍFICOS La Antártida es mayor que Europa y hace 200 millones de años estuvo unida a Sudamérica, África, la India y Australia, con las que comparte riquezas mineras, desde petróleo y hierro a diamantes. Siete países reivindican su soberanía sobre sectores específicos (Argentina, Chile, Australia, Nueva Zelanda, Francia, Noruega y Reino Unido), pero el Tratado Antártico prohíbe la explotación de las riquezas minerales y la presencia militar y solo permite las actividades de carácter científico. La Antártida es el continente con mayor altitud media, posee la atmósfera más seca y diáfana y sus hielos encierran un registro del clima en épocas pasadas. De ahí que a pesar del alto coste de las investigaciones, abunden los proyectos y los científicos sean quienes más tiempo pasen en el continente blanco, a menudo aislados durante el riguroso invierno.


base de la operación secreta «Tabarin», con la que el ejército británico pretendía reclamar este territorio disputado históricamente con Argentina. La base de Puerto Lockroy, en desuso desde 1962, fue declarada monumento histórico de la Antártida (y gestionado por la UK Antarctic Heritage Trust) a fin de evitar el cumplimiento del Protocolo de Protección Ambiental del Tratado Antártico, por el que las bases que no estén en uso deben ser desmanteladas completamente. Las dependencias de los oficiales, convertidas en museo, muestran lo crudas que debieron ser las condiciones de vida en este lugar hace medio siglo.

En la blanca inmensidad –la Antártida supera en extensión a Europa–, el hielo y el viento imponen su mandato y nos asalta la certeza de cuán frágil y pequeño es el ser humano ante una naturaleza implacable. Aquí la especie exótica somos nosotros y la belleza del entorno no admite adjetivos o nos deja sin palabras. Eso mismo hace que entre los viajeros la emoción resulte a menudo difícil de ocultar. ] CUADERNO DE VIAJE Llegar: El extremo sur de Argentina es, con diferencia, el enclave más próximo a la Antártida. Buenos Aires y Ushuaia tienen conexión aérea directa. Cruceros: Los 40 barcos amparados actualmente por la IAATO (International Association of Antarctica Tour Operators) aseguran que las actividades en la zona tengan un mínimo impacto sobre las especies y el entorno. Los cruceros duran de 9 a 15 días e incluyen el alojamiento y las comidas, así como los guías. Más información: ■ http://apps.iaato.org ■ http://www.turismoushuaia.com

BAHÍA DE SAN ANDRÉS Las colonias de pingüino rey en la isla de Georgia del Sur pueden superar los 100.000 ejemplares y se mantienen todo el año.


MARCO FAVERO / AGE FOTOSTOCK


00

El rey Haakon VII Mar

O

A N O A

N

O IC RT

L PA

ME

MESETA POLAR

R

M

N

POLO SUR

O

Macizo Vinson 4.897 m

T

TIERRA DE ELLSWORTH

A

Ñ

A

S

TIERRA DEL KÁISER GUILLERMO II

T

Po o a

R

DE

AS IC RT

Isla de Ross

WI

Á NT

LK

A

Plataforma de Hielo Ross

ES

S

Monte M t M Markham kh 4.351 m

Mar de Ross

TIERRA DE LA REINA MARY

N

Mar de Amundsen

Monte Kirkpatrick 4.528 m

900 E

A

TIERRA DE MARIE BYRD

TIERRA DE LA PRINCESA ISABEL

Dome Argus 4.030 m

RA

DE Monte Tyree 4.852 m

TIERRA DE D TSON MAC ROBERT

ER

RA

CA

Plataforma de Hielo Ronne

TI

TI

0S

TÁ R

80

AN

ER

900 W

TIER RRA EMP DE KE Valkyrie Dome 3.807 m

TI

Mar de Bellingshausen

TIERRA DE D ENDERBY

TIERRA DE COATS

o

LA

MA UD

tic

SU

EINA

Ár

PE

ÍN

o ar

Mar de Weddell

N

ul

l Po

T I E R RA D E L A R

Isla de Alejandro

É

írc TIERRA DE GRAHAM

C

TIERRA ADELIA TIERRA DE JORGE V

ANTÁRTIDA

LOS HÉROES DELPOLOSUR

TIERRA DE VICTORIA

1800

FOTOGRAFÍAS: AGE FOTOSTOCK; GETTY IMAGES

El descubrimiento del gran continente blanco En el siglo XIX solo algunos cazadores de focas o ballenas se aventuraban al sur del Cabo de Hornos. Las islas próximas a la península Artártica eran su campo de acción en verano y retrocedían antes de queelhieloatrapasesusnaves.En1893el biólogoJohnMurrayimpartióunaconferenciaenlaRoyalGeographicalSocietyde LondresafirmandoqueentornoalPoloSur existía un gran continente. Murray había participado en la expedición de la corbeta Challenger(1872-1876)y,aunquenopudo ver la Antártida, observó los icebergs con grandesrocasaladeriva,cuyaproporción crecía al acercarse al Círculo Polar. A partir de ese y otros detalles describió con acierto el clima seco de esa tierra debido aunanticiclónpermanenteypropusoenviar una misión científica lo antes posible.

La expedición Bélgica (1897-1899) y la deCarstenBorchgrevink(1899-1900), que avanzó por primera vez sobre la Antártida con un trineo de perros, confirmaron las teoríasdeMurrayyalentaronlagran expediciónquepreparabanlaRoyalSociety y la Royal Geographical Society, gracias al ardordesupresidenteClementsMarkham. Robert F. Scott fue elegido para liderarla. Los tres años que los miembros de la expediciónDiscovery(1901-1904)pasaron en laAntártidalespermitieronllegara850 km delPoloSurydescubrirlainfinitameseta de hieloynieve.Suéxitooscureceríaelde otras epopeyasdelamismaépoca,comolas de von DrygalskienlaTierradelKáiserGuillermo II, ladeNordenskjöoldenlaTierradeGraham, la de W.S. Bruce en el mar de Weddell o la deCharcotenlaIsladeAlejandro.

ISLA DE ROSS Guarda recuerdos de las exploraciones británicas. Cabaña de Scott: De ella partió Scott para su trágica marcha al Polo Sur. Cruz del Cabo Evans: En

memoria de Mackintosh y otros dos marinos de una nave de apoyo a Shackleton.


El Endurance poco antes de hundirse.

EL IRREDUCTIBLE SHACKLETON Ernest Shackleton fue enviado a casa en 1903 por Scott contra su voluntad, tras volver enfermo de escorbuto de la marcha en que, con su jefe y Wilson, alcanzaron los 82º 17’. Pero en 1908 este hombre entusiasta y de talla gigantesca retornó a la Antártida liderando la expedición Nimrod y decidido a pisar el Polo Sur. La ambición del subordinado, que además recurría a personal civil, irritó a Scott, quien le prohibió seguir el trayecto anterior. Su andadura resultaría épica.

En condiciones dramáticas –los caballos fueron sacrificados pronto y la comida se racionó–, cuatro hombres llegaron a 88º 23’, a solo 180 km del Polo. Otro grupo alcanzó el polo geomagnético y ascendió al volcán Erebus. La capacidad de Shackleton para motivar y unir al equipo, velando en todo momento por él, resultó crucial, algo que aún se haría más evidente en 1915 cuando, tras el naufragio del Endurance en el mar de Weddell, logró que los 28 tripulantes fuesen rescatados con vida nueve meses después.

LA TRAGEDIA DE SCOTT Robert Falcon Scott buscaba para el Imperio Británico «el honor de conquistar el Polo Sur», pero ignoraba que su expedición iba a ser una carrera... hasta recibió en Melbourne un telegrama de Amundsen. Alcanzó la meta el 17 de enero de 1912, cinco semanas después que el noruego. El viaje de retorno –1.300 km, ya sin trineos ni grupos de apoyo– resultó agotador. Dos meses después, los tres supervivientes del quinteto montaban su tienda de campaña a solo 19 km de un depósito de víveres. Morirían en los días siguientes, exhaustos bajo la ventisca.

El volcán Erebus durante los preparativos de la dramática expedición de Scott.

ROALD AMUNDSEN CONSIGUE LLEGAR AL POLO SUR EL 11 DE DICIEMBRE DE 1911

Helmer Hansen en el Polo Sur.

Desde muy joven Roald Amundsen se había preparado a fondo para triunfar en las exploraciones polares, así que cuando Peary afirmó haber alcanzado el Polo Norte y supo que Scott se dirigía al Polo Sur no perdió ni un segundo en ponerse en marcha. A bordo de un pequeño velero, Amundsen ya había sido pionero en atravesar el Paso del Noroeste entre 1903 y 1906. Esos tres inviernos en el Ártico le sirvieron para

adiestrarse en el manejo de los perros y aprender las técnicas de supervivencia esquimal –adoptaría hasta sus ropas–, que tan útiles le resultarían en la carrera del Polo Sur. Amundsen tuvo que acceder a la elevada meseta Antártica por una vía difícil, pero contar con perros le permitió ganar eficacia y preservar las energías del equipo para el regreso. Como en una especie de anticlímax de Scott, las operaciones de los noruegos fueron rápidas, fáciles, carentes de contratiempos.


Museo del Prado.

EXPOSICIONES

MADRID CONGREGA A LOS MAESTROS

LONDRES

ESPAÑA

PASEOS CON VIRGINIA WOOLF

EL CIELO COMO OBJETIVO

Un viaje literariopor la capital inglesadelamanode la escritoraVirginiaWoolf, con textos que tienen como protagonistalaciudad que tanto la deleitó. El Londres que fue refugio e inspiración de artistas de finales del siglo XIX e inicios del XX se asoma a las deliciosas páginas de esta novela, en la que además se descubre la narrativadeWoolf,desde sus relatosdeficción a los ensayos críticos.

Escritor de guías y artículos de viajes, Pepo Paz Saz ha recopilado en Los mejores destinos para observar los cielos en España, 50 enclaves especiales para disfrutar contemplando el cielo, ya sea diurno o nocturno. Observatorios astronómicos, ornitológicos, miradores, faros y acantilados..., lugares donde las puestas de sol, los astros, las aves y las estrellas se convierten en el objetivo del viaje.

Los museos reciben el 2017 con muestras dedicadas a los grandes de la historia del arte.

FOTOGRAFÍAS: AGE FOTOSTOCK

E

l Prado inaugura el año con dos citas excepcionales. Ribera, maestro del dibujo (hasta el 19 de febrero) repasa la obra completa de este artista, con 52 dibujos, 10 pinturas y 8 estampas, recopiladas del propio Prado y de museos de Sevilla, Haarlem y el British de Londres. Por su lado, Metapintura, un viaje a la idea del arte ofrece un concepto singular: la evolución desde la época en la que había artistas pero aún no existía el concepto de «historia del arte». Dividida en 15 etapas que relacionan pintores y su contexto, exhibe 137 piezas de maestros como Tiziano, Goya y Rubens (hastael19defebrero). Sorolla internacional, en la casa-museo del artista hasta marzo, recopila lienzospintadosdesdesus viajes iniciáticos a Europa hasta su consagración.

Por último, el ThyssenBornemisza invita a contemplar a otros maestros en Renoir íntimo (hasta el 22 de enero) y Desde el Renacimiento a las vanguardias, con cuadros de Durero, Rafael, da Vinci o Tiépolo (hasta el 28 de mayo).

EL SOROLLA MÁS VIAJERO Cosiendo la vela (1896) esunadelas66obras de la muestra más internacionaldeSorolla. Ensu museodeMadrid, hasta el 19 de marzo. ■ museosorolla.mcu.es

■ Paseos por

■ Cielos en España. Pepo Paz. Ed. Anaya Touring. 191 págs. 21,90 €

Londres. Virginia Woolf. La Línea del Horizonte. 160 págs. 20 €

HUNGRÍA

ESCAPADA A BUDAPEST La capital húngara es uno de los últimos destinos publicados en la colección de guías «Un gran fin de semana en...» de Salvat. Muy práctica y manejable, incluye lo esencial para descubrir la ciudad durante una corta escapada. Con plano desplegable incluido, ofrece capítulos con las visitas imprescindibles, lugares donde comer y comprar, así como zonas de ocio nocturno y calendario de eventos. ■ Gran fin

de Semana en Budapest. Follet JeanPhilippe. Editorial Salvat. 142 págs. 12,90 €

PARÍS

El infierno de Rodin La Puerta del Infierno esunaesculturalpuerta de bronce creada por Auguste Rodin entre 1880y1917.Aunqueiba adecorarelOrsay,acabó en el Museo Soumaya deMéxico.Con170esculturas y 60 dibujos, la exposición acerca esta obra a Europa. En el Museo Rodin parisino, hasta finales de febrero. ■ www. museerodin.fr


LIBROS Y ARTE

GEOGRAFÍA

ILUSTRADO

FOTOGRAFÍA

PAÍSES SIN ESTADO

CIUDADES PARA LOS NIÑOS

Esta singular obra recopila 50 estados del mundo con historia, aunque no reconocidos diplomáticamente. Nick Middleton, catedrático en Geografía por Oxford, reúne lugares que viven como inadvertidos en un mundo de fronteras cambiantes, algunos son «naciones en espera» y otros autodeclarados independientes. Un libro para quienes ven más allá de los mapas políticos.

Metrópolis es un libro infantil (de 8 a 12 años) que realiza un viaje visual por el mundo a través de las divertidas ilustraciones del canadiense Benoît Tardif. Aparecen 32 ciudades, con su arquitectura más emblemática, las atracciones turísticas, especialidades culinarias y curiosidades. Una forma entretenida de dar a conocer a los más pequeños las grandes urbes del planeta.

UN VIAJE EN IMÁGENES POR LA VIDA ANIMAL

■ Atlas de

los países que no existen. Nick Middleton. Ed. GeoPlaneta. 232 págs. 24,95 €

■ Metrópolis. Benoît Tardif. Editorial Coco Books. 70 págs. 16 €

África, una oda a la naturaleza en estado puro.

D

espués de más de 20 viajes al continente africano y miles de kilómetros recorridos, el fotógrafo Antonio Liébana condensa en este libro la esencia natural de uno de los bastiones de la fauna animal. La exuberancia de las sabanas africanas desborda las páginas de este libro, que apenas logra contener el carácter salvaje de sus protagonistas principales. ] Antonio Liébana, 179 págs. Editorial ESAB. 36€


RITMO GLOBAL EVENTOS, MARCAS Y PUBLICIDAD Innovadora maleta Bugaboo boxer

Premio Internacional Velux 2016

El modelo boxer llega al mercado de la mano de Bugaboo, la experimentada marca en equipaje de viajes. Se trata de un nuevo concepto de movilidad que incorpora diferentes módulos interconectados que se pueden reconfigurar, permitiendo almacenar el equipaje según las necesidades de cada viaje. Fusiona utilidad y confort en una sola maleta.

El Grupo Velux, líder en la creación de lugares habitables con luz natural y ventilación, reta a los estudiantes de arquitectura a demostrar sus conocimientos de la luz solar como fuente de vida y energía mediante el Premio Internacional Velux 2016. Ya han sido seleccionados los 10 mejores proyectos que experimentan e integran la luz diurna de forma creativa e innovadora en los espacios arquitectónicos. www.velux.es

www.bugaboo.es

SKIMP lanza un original cinturón para todas las ocasiones Los nuevos cinturones Skimp están hechos de plástico reciclado y biodegradable y no contienen ninguna pieza de met l Son S resistentes i t t en condicione di i es adversas y resultan muy tal. dad de los aeropuertos. Es útiles para los controles de segurid pieza cómoda, confortable una p y funcional diseñada para ser petuosa con el medio amresp nte. Está disponible en más bien 30 colores, transmitiendo de 3 una imagen atrevida y aventurera. www.skimpspain.com

Excursiones con PisaMontañas En PisaMontañas-Club de Senderismo disponen de un nuevo programa muy variado de rutas para esta temporada. Los clientes pueden escoger entre itinerarios para un solo día, de fin de semana o viajes completos para explorar los paisajes de todo el mundo. También organizan viajes a medida acompañados por guías profesionales. www.pisamontanas.com

Los mejores vinos de Avelino Vegas

La colección Presage de Seiko

Las bodegas segovianas Avelino Vegas han sido incluidas en la lista de las 100 mejores del mundo en el Ránking Mundial. A ello han contribuido los premios otorgados a dos de sus vinos: el Circe y el Fuentespina Selección. www.avelinovegas.com

La conocida firma de relojes Seiko lanza la nueva colección Presage, una línea de gran elegancia compuesta por 60 modelos diferentes. Estos modernos diseños incluyen un cristal de zafiro y ofrecen una resistencia al agua de 10 bares de presión. Dos de los nuevos relojes se presentan en un estuche especial que contiene una taza exclusiva de sake Kimen Hai y un texto que explica su historia. www.seiko.es


AYER Y HOY

NEUSCHWANSTEIN ALEMANIA

EL ÚLTIMO CASTILLO QUE MANDÓ CONSTRUIR LUIS II DE BAVIERA SE ALZA FLOTANDO SOBRE UN DESFILADERO. HOY FORMA PARTE DE LA RUTA FASCINANTE QUE RECORRE LOS GRANDES SUEÑOS ARQUITECTÓNICOS DE AQUEL REY ENAMORADO DEL ARTE.

1869

Luis II dibujaba de niño un roquedo cercano al palacio de su padre. Con 24 años, siendo ya rey, sobre él mandó elevar Neuschwanstein, su castillo más fantasioso y el que menos pudo disfrutar. Las obras iniciadas en 1869 duraron dos décadas, en las que a veces se trabajaba de noche con candiles. El interior se lo encargó a un escenógrafo teatral para que representara las óperas de Wagner, su protegido. En 1886 el rey dormía en sus aposentos cuando fue arrestado por su supuesta incapacidad mental. Al poco tiempo moría ahogado en un lago –pese a ser un gran nadador– sin ver completado su sueño. Más tarde, los nazis ocultaron en el castillo las obras de arte y el oro requisados a los judíos. Había orden de destruirlo en caso de derrota, pero Neuschwanstein sobrevivió.

AGE FOTOSTOCK

2017

El llamado «rey loco» tenía fama de excéntrico, pero los palacios que imaginó como refugios en los bosques, montañas y lagos de su amada Baviera forman hoy una de las rutas más atractivas de Alemania. Neuschwanstein se halla a 4 km de Füssen. Se aconseja acudir primero al mirador situado enfrente y apreciar su presencia casi irreal que remite a los cuentos de hadas (inspiró el castillo de la Bella durmiente). En su interior se tiene la impresión de caminar por un escenario, entre cortinajes, revestimientos de roble y frescos que aluden a mitos wagnerianos. Tras su aspecto medieval y romántico sorprende la innovadora equipación que tenía: agua corriente, calefacción, montacargas, timbres para el servicio.... Hoy es el monumento más fotografiado del país.


PRÓXIMO NÚMERO

VIENA El pasado imperial impregna el paseo por la

RÍO DE JANEIRO Carnaval es una de las me-

LA PALMA Los caminos que atraviesan el cora-

MARAVILLAS DEL PASADO Angkor,

SIENA Una mirada histórica y artística a la ciudad

BAJA CALIFORNIA Esta alargada península

capital austriaca, pero su vida cultural palpita también en tiendas de diseño, cafés modernistas y bares a la última.

zón de esta frondosa isla volcánica son el hilo conductor de este viaje por la denominada Isla Bonita de las Canarias.

medieval italiana, sede de una de las carreras de caballos más emocionantes y vistosas del mundo, el Palio.

jores épocas para descubrir esta ciudad brasileña, famosa por sus animadas playas y su Cristo del Corcovado.

Pompeya, Roma y Machu Picchu forman parte de la selección de los doce destinos arqueológicos extraordinarios.

mexicana es un enclave excepcional para observar ballenas. Hay otros alicientes: playas surferas y conventos franciscanos.

Y TAMBIÉN...

KERALA

El sur de la India embriaga con su riqueza de paisajes y gentes. Nuestro viaje discurre entre canales fluviales,plantacionesdetéyselvasdondehabitantigresyelefantes.

Los pueblos y playas del bello CABO DE GATA, la ruta del cómic en BRUSELAS y la riojana comarca de EZCARAY encabezan las escapadas a destinos cercanos. La sección EXPERIENCIAS propone rincones curiosos por su naturaleza o historia. Y como complemento indispensable, el apartado LIBROS Y ARTE.


El vino sólo se disfruta con moderación

Cada día, emprendes el mejor C de los viajes. viajes Es el viaje de tu vida, v vida rodeado de los tuyos y formado por todos los momentos que lo hacen único. Un gran viaje en el que cada uno es artífice de su propia aventura y en el que no importa lo que hayas vivido hasta hoy, porque lo mejor, está por llegar.

EL VIAJE COMIENZA AQUÍ www.bodegasramonbilbao.es


Vjsntnlggrphcnr2017