Page 1

             

                                 

                                                           

Maestría en Administración y Consultoría                  


COMERCIO ELECTRÓNICO   2   “CLOUD  COMPUTING”  

                       

 

Martínez Carreño Nora [Matricula 20082666] Ragoitia Luna Marlene Esther [Matricula: 20062302] Ramírez Olvera José Luis [Matricula: 20052043] Profesor: Dr. Luis Rodrigo Valencia Pérez Universidad Marista de Querétaro Marte No. 2 Esq. Av. Universidad Col. Centro CP.7600 Querétaro, Qro. Tel. (442) 2145929 al 31


COMERCIO ELECTRÓNICO   3   “CLOUD  COMPUTING”  

 

 

ÍNDICE INTRODUCCIÓN.

4

DEFINICIÓN DE  LA  COMPUTACIÓN  EN  NUBE.  

5

CAMBIO DEL  UNIVERSO  INFORMÁTICO.  

6

ADOPCIÓN DEL  CLOUD  COMPUTING  EN  LA  EMPRESA.  

7

LA PROTECCIÓN  DE  DATOS  EN  LA  NUBE.  

8

CLOUD COMPUTING:  EL  DERECHO  Y  LA  POLÍTICA  SUBEN  A  LA  NUBE.  

8

LIBROS EN  LA  NUBE.  

10

CONCLUSIONES.

12

BIBLIOGRAFÍA.

14

                                     


COMERCIO ELECTRÓNICO   4   “CLOUD  COMPUTING”  

 

 

INTRODUCCIÓN. El concepto anglosajón cloud computing hace referencia a la conversión de los recursos físicos de la informática, como los procesadores o el almacenamiento de información, en recursos escalables, modificables y utilizables en la red Internet. En la “computación en la nube” se trata entonces, en una primera y superficial aproximación, de mover, de trasladar la información y la comunicación a la red, de forma aparentemente deslocalizada y desmaterializada. Se traslada la comunicación (textos, fotografías, vídeos…) o también de aplicaciones, de partes de aplicaciones o incluso un sistema operativo completo, de una organización o del ordenador personal individualizado, a una ubicación remota y externa (Ruiz del Olmo, 2010). La computación en la nube es “un modelo de tecnología que mueve los servicios de computación de un medio tradicional a Internet”. El Cloud es el futuro, pero hay que construirlo sobre bases sólidas que dispongan de la flexibilidad y escalabilidad que exigen hoy en día los negocios, por su constante evolución y, por supuesto, por la coyuntura económica mundial en la que nos encontramos. La Computación en Nube no sólo afecta el desarrollo tecnológico de la sociedad, sino que su influencia recae también sobre otros aspectos de la vida diaria de los individuos. Esta ‘fiebre’ por el “Cloud Computing” trae consigo, inevitablemente, la ansiedad de muchos fabricantes de software por tener sus soluciones en este modelo de forma inminente. El nuevo modelo informático puede compararse con el modelo económico actual y los problemas que se desprenden de un uso inocente y despreocupado.


COMERCIO ELECTRÓNICO   5   “CLOUD  COMPUTING”  

 

 

DEFINICIÓN DE LA COMPUTACIÓN EN NUBE. La   computación   en   nube   es   un   concepto   difícil   de   precisar,   abarca   una   gran   variedad   de   modelos   de   servicios   y   modelos   de   aplicación.   No   parece   existir   una   definición   establecida,   aunque   la   definición   del   NIST   parece   que   lleva   camino   de   convertirse   en   la   definición   de   facto:  «La  computación  en  nube  es  un  modelo  para  permitir  el  acceso  conveniente  por  red   bajo   demanda   a   un   conjunto   compartido   de   recursos   informáticos   configurables   (por   ejemplo,   redes,   servidores,   almacenamiento,   aplicaciones   y   servicios)   que   pueden   proporcionarse   y   servirse   rápidamente   con   un   esfuerzo   mínimo   de   gestión   o   interacción   por  parte  del  proveedor  del  servicio.»  (Meil & Grance, 2009).     Para  entender  su  concepto  y  alcance  es  útil  recurrir  a  la  siguiente  analogía:  Piénsese  en  la   computación  en  [la]  nube  como  un  servicio  público,  como  un  servicio  de  energía  eléctrica.   En   un   servicio   de   electricidad,   las   partes   involucradas   son   las   empresas   grandes,   proveedores   que   prestan   el   servicio   y   los   clientes   particulares   y   empresas   que   utilizan   y   pagan  por  el  servicio.  El  mismo  modelo  básico  existe  en  el  Cloud  Computing.  Las  compañías   de  tecnología  como  Google,  Microsoft  y  Amazon  son  proveedores  de  la  nube.  Los  usuarios   individuales   y   empresas   que   utilizan   los   servicios   de   los   proveedores   son   clientes   de   la   nube.      


COMERCIO ELECTRÓNICO   6   “CLOUD  COMPUTING”  

   

 

CAMBIO DEL UNIVERSO INFORMÁTICO. Estamos  viviendo  un  momento  similar  al  de  la  aparición  de  la  banca  internacional,  estamos   llevando   a   una   virtualización   extrema   la   información,   al   igual   que   sucedió   con   el   dinero   (la   moneda)  cuando  se  comenzó  a  hacer  uso  masivo  de  los  bancos.  Si  bien  la  internet  parece   ser   omnipresente,   y   de   alguna   forma   también   eterna,   estamos   haciendo   un   acto   de   fe   al   confiar  nuestra  información  personal  a  empresas  que,  aunque  en  el  momento  parecen  ser   fuertes  y  que  nunca  irán  a  quebrar,  pueden  en  algún  momento  desaparecer.     La  computación  en  nube  facilita  la  configuración  de  este  nuevo  sistema  de  ordenamiento  al   buscar   centralizar   la   información   que   antes   se   encontraba   dispersa   en   cada   uno   de   los   sistemas   de   cómputo   personales,   pero   el   inconveniente   es   que   la   pone   en   control   de   empresas  ajenas  a  nosotros.     Nuestro  dinero  se  ha  virtualizado,  con  lo  que  ya  no  es  necesario  andar  cargando  con  todos   nuestros  billetes  y  monedas  de  un  lado  a  otro,  y  además  lo  hemos  confiado  a  bancos  para   que   sean   ellos   los   encargados   de   administrarlo   y   mantenerlo   disponible   cuando   lo   necesitemos.   Lo   anterior,   vemos,   nos   da   también   una   buena   descripción   de   lo   que   es   la   computación   en   nube   si   cambiamos   dinero   por   información,   billetes   y   monedas   por   ordenadores  y  memorias  USB,  y  bancos  por  empresas  como  Google,  Microsoft,  Amazon,  etc.   Esta  comparación  nos  hace  un  poco  más  evidente  que  los  problemas  que  se  desprenden  de   la   computación   en   nube   no   son   muy   diferentes   de   los   que   se   presentan   en   el   sistema   financiero,  aunque  por  el  momento  esto  no  parezca  así  (Flantrmsky, 2012, p. 92).        


COMERCIO ELECTRÓNICO   7   “CLOUD  COMPUTING”  

 

 

ADOPCIÓN DEL CLOUD COMPUTING EN LA EMPRESA. En  esta  tendencia  conceptual  que  supone  Cloud  Computing  se  pueden  distinguir  tres  tipos   de   modelos   de   servicio,   que   constituyen,   en   realidad,   modelos   de   negocio   diferenciados   (Ryan & Loeffler, 2010).     (1)   Infraestructura   como   un   Servicio   (Infrastructure   as   a   Service,   IaaS),   o   entrega   de   infraestructuras   de   computación   o   datos   como   un   servicio;   (2)   Plataforma   como   un   Servicio  (Platform  as  a  Service,  PaaS),  o  entrega  de  una  plataforma  totalmente  preparada   para  el  desarrollo  y  despliegue  de  aplicaciones  y  (3)  Software  como  un  Servicio  (Software   as   a   Service,   SaaS),   o   entrega   de   software   en   línea,   como   un   servicio   para   ser   usado   bajo   demanda.   Estos   modelos   de   negocio   se   pueden   desplegar   (Ryan   y   Loeffler,   2010)   en   infraestructuras  de  distintos  tipos:  (1)  Nube  Privada  (Private  Cloud),  a  nivel  interno  de  una   sola  organización;  (2)  Nube  Comunitaria  (Community  Cloud),  en  la  que  participa  un  grupo   de   socios   comerciales   unidos   por   estrechos   lazos   y   que   comparten   recursos;   (3)   Nube   Pública   (Public   Cloud),   desplegada   por   proveedores   que   ofrecen   sus   servicios   a   la   comunidad   empresarial   y   (4)   Nube   Híbrida   (Hybrid   Cloud),   cuando   se   conjugan   los   modelos  públicos  y  privados.     Dada   la   novedad   del   fenómeno   de   Cloud   Computing   en   el   ámbito   de   las   TI,   las   investigaciones   sobre   su   adopción   aún   son   escasas   (Tuncay,   2010;   Arinze   y   Anandarajan,   2010;   Misra   y   Mondal,   2011;   Low   et   al.,   2011).   En   un   trabajo   con   un   enfoque   técnico,   Tuncay  (2010)  explora  el  uso  de  Cloud  Computing  en  el  ámbito  educativo,  ilustrándolo  con   resultados  procedentes  de  una  encuesta  cuyos  resultados  indican  como  Cloud  Computing   es  más  utilizado  en  los  ámbitos  económicos  y  empresariales.  Arinze  y  Anandarajan  (2010)   examinan   la   adopción   de   Cloud   Computing   en   varias   partes   del   mundo   y   analizan   cuestiones   como   la   privacidad,   seguridad   y   fiabilidad   y   el   potencial   de   Cloud   Computing   en   el   desarrollo   de   los   países.   Misra   y   Mondal   (2011)   analizan   las   características   que   las   empresas   deben   presentar   para   ser   idóneas   para   la   adopción   de   Cloud   Computing,   destacando:   (1)   tamaño   de   los   recursos   TI;   (2)   patrón   de   utilización   de   los   recursos;   (3)   grado  de  sensibilidad  de  los  datos  que  se  tratan  y  (4)  criticidad  del  trabajo  que  realiza  la   empresa.  Mediante  un  modelo  matemático  calculan  un  índice  que  permite  clasificar  a  una   empresa   como   idónea   para   adoptar   Cloud   Computing,   como   no   idónea   o   como   inciertamente  idónea  Low  et  al.  (2011),  utilizando  un  modelo  contingente  (Premkumar  et   al.,   1997),   analizan   los   factores   que   influyen   en   la   adopción   de   Cloud   Computing   en   las   empresas  de  alta-­‐tecnología  en  Taiwan  en  un  modelo  que  considera  ocho  factores:  ventajas   relativas,   complejidad,   compatibilidad,   apoyo   de   la   alta   dirección,   tamaño,   disponibilidad   de  tecnologías,  presión  competitiva  y  presión  de  los  socios  comerciales  .        


COMERCIO ELECTRÓNICO   8   “CLOUD  COMPUTING”  

   

 

LA PROTECCIÓN DE DATOS EN LA NUBE.

En el   mundo   compartido   de   la   nube,   tus   datos   están   más   expuestos   porque   circulan   por   redes   compartidas   y   se   guardan   en   dispositivos   de   almacenamiento   compartidos   con   los   datos   de   otros   clientes   de   la   nube.   Además,   la   ubicación   de   tus   datos   almacenados   puede   cambiar   en   base   a   muchos   factores   que   se   hallan   fuera   de   tu   control.   El   hecho   es   que   un   proveedor   de   servicios   en   la   nube   puede   trasladar,   y   trasladará,   tus   aplicaciones   virtuales   entre   anfitriones   físicos   y   tus   datos   de   un   entorno   de   almacenamiento  a  otro.       Es   posible   que   el   movimiento   de   datos   dé   lugar   a   problemas   puesto   que   pueden   quedar   restos  legibles  de  tus  datos  en  una  antigua  ubicación  de  almacenamiento.  Para  proteger  los   datos   que   viajan   por   redes   compartidas   y   son   almacenados   de   manera   compartida,   es   necesario   adoptar   un   enfoque   que   se   centre   más   en   los   datos.   Trata   de   emplear   un   componente  de  seguridad  que  te  permita  establecer  directivas  de  acceso  y  almacenamiento   de   datos   en   la   nube   (esto   también   puede   funcionar   en   tu   propio   centro   de   datos).   Asimismo,   sírvete   del   cifrado   para   garantizar   que   los   datos   no   puedan   ser   leídos   cuando   circulen  o  sean  almacenados  en  la  nube.  Este  sistema  te  permite  establecer  y  hacer  cumplir   directivas  para  la  protección  de  datos  mediante  un  servidor  de  directivas  que  te  pertenece   y   el   cual   controlas.   Se   trata   en   parte   de   utilizar   claves   para   cifrar   y   descifrar   datos,   con   derechos   definidos   de   acceso   a   las   claves   y   los   datos   de   acuerdo   con   las   directivas   de   tu   empresa.  (Reis, 2013, p. 22).    

CLOUD COMPUTING: el derecho y la política suben a la nube. En   el   año   2010   está   siendo   el   año   del   cloud   computing.   Así   lo   afirman   numerosos   analistas   y   especialistas   que   han   ido   viendo   cómo   se   expanden   aplicaciones   que,   en   lugar   de   ser   ejecutadas  en  el  ordenador  de  sobremesa  o  en  el  portátil,  son  hospedadas  en  un  servidor,  y   a   las   cuales   se   accede   mediante   un   navegador   cualquiera.   Esta   expansión   está   siendo   facilitada   por   la   masiva   adopción   de   ordenadores   ultra   portátiles   y   teléfonos   móviles   inteligentes,   así   como   por   la   creciente   realidad   del   teletrabajo   y   la   colaboración   en   red   entre   administraciones,   empresas   y   ciudadanos.   Como   afirma   Gartner,   «Los   servicios   de   cloud  computing  crecerán  un  16%  en  el  2010»  respecto  del  año  anterior.  Este  crecimiento   se  dará  principalmente  en  el  mercado  norteamericano  (60%)  y  europeo  (23,8%).  Ante  este   crecimiento,   las   principales   empresas   de   software   y   hardware   están   orientando   sus   estrategias  empresariales  en  ofrecer  nuevos  servicios,  plataformas  e  infraestructuras  en  la   nube,   en   lo   que   The   Economist   denominaba   ahora   hace   unos   meses   «La   batalla   en   las   nubes».  


COMERCIO ELECTRÓNICO   9   “CLOUD  COMPUTING”  

        El   cloud   computing   es   una   nueva   manera   de   prestar   servicios   tecnológicos   pero   no   constituye   una   nueva   tecnología.   Las   ventajas   del   cloud   computing   son   evidentes:   elasticidad,  adaptabilidad,  fiabilidad,  calidad,  agilidad,  disponibilidad,  reducción  de  costes,   mejora   continua,   pago   por   utilización   o   sostenibilidad.   Sin   embargo,   los   riesgos   también   han   sido   claramente   identificados.   Además   de   los   riesgos   propiamente   tecnológicos,   hay   que  tener  en  cuenta  riesgos  como  los  que  se  derivan  del  marco  regulatorio  y  de  la  ausencia   de   una   regulación   específica   de   esta   materia.   Son   numerosas   las   dudas   y   retos   en   la   interpretación  del  ordenamiento  jurídico  para  dar  respuesta  al  uso  del  cloud  computing  y   diferentes   los   desarrollos   normativos   necesarios   para   hacerle   frente.   Dudas,   retos   y   necesidades  fueron  el  objeto  de  atención  del  VI  Congreso  Internet,  Derecho  y  Política,  que   organizaron  los  Estudios  de  Derecho  y  Ciencia  Política  de  la  UOC  en  Barcelona  el  7  y  8  de   julio   del   2010.   El   monográfico   de   este   número   recoge   una   buena   muestra   de   los   resultados   obtenidos.  Desde  el  punto  de  vista  jurídico,  la  extensión  del  uso  del  cloud  computing  exige   tener   en   cuenta   diferentes   aspectos,   algunos   de   los   cuales   quedan   en   el   marco   de   las   relaciones  contractuales  que  se  establezcan  entre  las  partes,  y  otros  derivarán  tanto  de  la   legislación  vigente,  como  en  un  futuro  de  las  reformas  normativas  que  se  puedan  plantear   para  hacer  frente  a  los  nuevos  retos  que  se  deriven  del  cloud  computing.     La  extensión  del  cloud  computing  tiene  un  impacto  en  ámbitos  como  la  protección  de  datos   personales  (seguridad,  políticas,  regulación,  transferencia  o  confidencialidad),  la  propiedad   intelectual  y  la  responsabilidad  de  los  proveedores  de  servicios  intermediarios.     Por   otra   parte,   este   proceso   también   facilita   el   surgimiento   de   nuevas   formas   de   trabajo   con  las  consecuencias  que  este  hecho  tiene  desde  el  punto  de  vista  jurídico  pero  también   organizativo  e  incluso  psicológico.  Asimismo,  hay  que  ser  conscientes  de  que  la  extensión   del   cloud   computing   facilita   el   surgimiento   de   nuevas   formas   de   criminalidad   que   exigen   nuevos  instrumentos  regulatorios  y  técnicos  para  hacerles  frente.  Finalmente,  la  extensión   del  uso  de  la  red  también  tiene  una  manifestación  significativa  en  el  ámbito  público,  tanto   por  su  uso  entre  las  administraciones  públicas  como  mecanismo  para  canalizar  la  necesaria   cooperación  interadministrativa  para  el  desarrollo  de  la  administración  electrónica,  como   para   constituir   un   buen   mecanismo   para   canalizar   la   participación   administrativa   en   las   administraciones   públicas,   por   ejemplo,   a   través   de   las   redes   sociales.   Además   del   monográfico,   este   número   recoge   otros   artículos,   así   como   las   secciones   habituales   de   actividades  académicas  y  actualidad  jurídica.     Por   una   parte,   dos   artículos   de   las   profesoras   Inmaculada   Barral   e   Isabel   Viola   sobre   «La   mediación  y  el  arbitraje  de  consumo:  explorando  sistemas  de  ODR»  y  «La  confidencialidad   en  el  procedimiento  de  mediación»,  respectivamente.  Encontramos  en  estos  artículos  una   nueva   muestra   del   interés   y   la   importancia   que   ya   manifestamos   en   el   número   anterior   sobre  la  resolución  de  conflictos  en  línea.     Por  otra  parte,  el  artículo  de  Cristina  Cullell  sobre  «El  principio  de  neutralidad  tecnológica   y   de   servicios   en   la   UE:   la   liberalización   del   espacio   radioeléctrico».   Precisamente,   la  


COMERCIO ELECTRÓNICO   10   “CLOUD  COMPUTING”  

      neutralidad   en   la   red   está   siendo   una   cuestión   que   periódicamente   salta   a   la   luz   pública,   pero  que  en  los  últimos  meses  ha  ido  adquiriendo  mayor  impacto  mediático  y  social.  Desde   la  Unión  Europea  se  está  liderando  un  debate  sobre  la  apertura  de  Internet  y  la  neutralidad   de   la   red   en   Europa,   que   ya   ha   tenido   diferentes   episodios   en   los   que   confluyen   desde   la   libertad  de  expresión  hasta  la  libertad  de  empresa,  pasando  por  los  principios  propios  del   mercado  de  las  telecomunicaciones  además  de  los  límites  del  progreso  tecnológico.  Vista  la   importancia  de  este  tema  y  de  sus  implicaciones  jurídicas  y  políticas,  la  próxima  edición  del   Congreso  Internet,  Derecho  y  Política,  que  se  hará  en  Barcelona  los  días  11  y  12  de  julio  del   2011,   centrará   su   atención   sobre   esta   cuestión.   Recogeremos   en   próximos   números   de   la   revista  los  resultados  principales  que  se  alcancen.  

LIBROS EN LA NUBE. El  mercado  del  libro  electrónico  se  va  consolidando  aceleradamente.  Fenómeno  que  si  bien   aún  no  es  fácilmente  perceptible  en  nuestro  país,  sí  lo  es  en  el  contexto  global,  y  sobre  todo   en  las  sociedades  más  avanzadas  como  la  estadounidense  donde  las  ventas  de  dispositivos   y   de   libros   electrónicos   se   cuentan   por   millones   (Arévalo, Cordón García, & Gómez Díaz, 2011).       El   libro   electrónico   está   generando   un   enorme   revuelo   mediático   sobre   todo   en   cuanto   a   los   aspectos   relativos   a   modelos   de   negocio,   derechos   de   autor,   impacto   en   los   lectores   y   en   las   formas   de   lectura;   a   su   vez   también   esta   trayendo  algunas  propuestas  de  negocio   innovadoras   e   imaginativas,   de   las   cuales   una   de   las   más   significativas   se   encuentra   en   la   dinámica   de   lo   que   conocemos   como   Cloud   Computing.   De   alguna   manera   el   concepto   de   biblioteca   personal   en   la   nube   proporciona   una   nueva  alternativa  y  oportunidad  para  la   promoción   de   la   lectura   en   soporte   digital  ante  a  la  resistencia  al  cambio  que  muestran  algunos  usuarios  frente  a  la  lectura  en   formato   electrónico,   ya   que   añaden   múltiples   funcionalidades   nuevas   a   las   posibilidades   del   formato   impreso.   Entre   estas   el   almacenamiento   del   contenido   digital   en   la   nube   potencia  enormemente  la  capacidad  para  proporcionar  servicios  a  los  usuarios  finales  para   descubrir,   seleccionar   y   acceder   a   los   libros   que   necesitan   en   un   momento   determinado   desde  cualquier  dispositivo  que  tenga  capacidad  para  leer  un  archivo  digital  normalizado   (Armbrust, 2009).    


COMERCIO ELECTRÓNICO   11   “CLOUD  COMPUTING”  

      Una   de   las   propiedades   del   formato   digital   es   la   independencia   entre   texto   y   contenido   frente   a   la   integridad   subyacente   de   texto   y   soporte   propia   del   libro   impreso.   Esta   característica   proporciona   al   libro   una   naturaleza   multiformato   y   multidispositivo,   que   hace  posible  leer  en  cualquier  momento,  en  cualquier  lugar  y  desde  cualquier  dispositivo,   en   una   formula   «24/7»,   es   decir   un   servicio   accesible   24   horas   siete   días   a   la   semana;   lo   que  además  permite  sincronizar  la  lectura,  pudiendo  comenzar  a  leer  en  el  ordenador  del   trabajo,   continuar   en   «tiempos   muertos»,   en   el   Smartphone   mientras   se   desplaza   en   trasporte   público   al   domicilio,   y   posteriormente,   hacerlo   en   un   dispositivo   dedicado   conservando   todos   los   elementos   personales   como   notas,   y   puntos   de   lectura   (Telefónica, 2010).     Apple   ya   disponía   de   su   propio   servicio,   primero   denominado   iTools   en   2000,   posteriormente   MobileMe   en   2008   y   finalmente   iCloud   en   2011,   asociado   a   la   tienda   iTunes.     En  diciembre  de  2010  Google  entra  en  el  mercado  del  libro  electrónico  con  3  millones  de   títulos.   Junto   al   volumen   de   títulos   ofertados   la   característica   más   destacada   de   este   servicio  es  la  disponibilidad  para  almacenar  los  contenidos  en  la  nube,  facilitando  el  acceso   al   mismo   a   través   de   distintos   dispositivos.   Ello   da   lugar   a   un   tipo   de   lectura   flexible   y   sincronizada.     Un   par   de   meses   después   Amazon   Kindle   que   ya   proporcionaba   un   servicio   incipiente   de   libros   en   la   nube   crea   Kindle   Cloud   Reader.   Kindle,   en   el   momento   de   crear   la   cuenta,   permite   dar   de   alta   hasta   cinco   dispositivos   asociados   a   la   misma,   estos   pueden   ser   un   ordenador,   un   teléfono   móvil,   o   diferentes   dispositivos   lectores:   Este   sistema   tiene   dos   objetivos,   por   una   parte   que   un   libro   pueda   ser   leído   por   diferentes   miembros   de   una   familia   en   distintos   dispositivos,   y   por   otra   sincronizar   la   lectura   desde   distintos   dispositivos  conservando  los  elementos  personales.      

    Otros  servicio  cloud  para  la  lectura  en  la  red  o  en  línea  son  los  denominados  streaming,  que   compaginan  la  difusión  cultural  con  el  respeto  a  los  derechos  de  autor.  El  modelo  streaming   se  emplea  habitualmente  en  la  distribución  de  audio  o  vídeo  por  Internet,  y  se  refiere  a  una   corriente  continua  (sin  interrupción).  Este  tipo  de  tecnología  permite  que  se  almacene  en   un   búfer   lo   que   se   va   escuchando   o   viendo,   por   lo   que   si   se   pierde   la   conexión   se   puede   seguir   disfrutando   de   los   contenidos   que   previamente   se   han   almacenado;   o   se   puede   escuchar,   leer   o   ver   en   el   momento   que   se   desee.   Normalmente   este   tipo   de   lectura   se   basa  


COMERCIO ELECTRÓNICO   12   “CLOUD  COMPUTING”  

      en  un  modelo  freemium  (publicidad  +  suscripción);  es  decir,  lectura  gratuita  a  cambio  de  la   presencia  de  publicidad  contextual  no  intrusiva;  aunque  existe  la  posibilidad  de  contratar   una  suscripción  premiun  para  leer  sin  publicidad  (Arévalo, Cordón García, & Gómez Díaz, 2011, pp. 17-18).     La   nube   proporciona   a   los   lectores   un   marco   no   solo   para   la   difusión   y   sincronización   de   la   lectura  desde  distintos  dispositivos  móviles,  sino  que  también  ofrece  una  oportunidad  para   la   recomendación   y   el   descubrimiento   de   nuevos   títulos   de   interés   del   lector.   Las   herramientas  móviles  de  lectura  basadas  en  filtros  de  contenido  por  medio  de  algoritmos   sirven  para  descubrir  nuevos  libros;  tales  como  libros  relacionados  con  los  gustos  lectores   o  nuevos  libros  de  áreas  de  interés  del  usuario.    

CONCLUSIONES. A  nuestro  criterio  el  Cloud  Computing    se  convertirá  en  corto  plazo  en  un  estándar  o  una   nueva   tendencia   en   tecnología.   Muchos   fundamentan   este   criterio   en   la   importante   reducción  de  costos  en  licenciamiento  de  software  y  en  la  disminución  de  requerimientos   de   recursos   de   hardware   que   provocaría   la   utilización   del   concepto   “Nube”.   El   masivo   acceso   a   internet   ha   hecho   posible   que   muchos   se   encuentren   ya   trabajando   y   usando   aplicaciones  o  servicios  a  través  de  sitios  dispersos,  almacenando  nuestra  información  en   lugares  ajenos  a  nuestros  equipos  personales  y  que  pueden  ser  accedidos  desde  cualquier   lugar.     Creemos   que   tecnológicamente   existen   muchas   bondades   en   el   concepto   Cloud   Computing.   El   aprovechamiento   de   temas   como   la   virtualización   y   la   potencialidad   de   procesamiento   que   se   tiene   en   la   nube   son   factores   muy   atractivos.   La   tendencia   indica   que   a   nivel   de   usuarios  personales  este  tema  seguirá  siendo  explotado  y  evolucionará.    Sin  embargo  aún   existen   varias   barreras   las   cuales   pueden   ser   el   miedo,   la   incertidumbre   de   que   nuestra   información   este   flotando   por   las   redes,   esto   como   bien   mencionamos   anteriormente   se   basaría  en  una  cuestión  de  fe.  A  nivel  corporativo  es  prematuro  asegurar  lo  mismo,  ya  que   aún   existen   varias   barreras   por   sortear.   Es   evidente   que   la   reducción   de   ciertos   costos   pudiera  orientar  a  las  empresas  a  evaluar  esta  posibilidad;  sin  embargo,  hay  varios  factores   que   a   nuestro   criterio   todavía   limitan   la   masificación   de   esta   tendencia   dentro   de   las   organizaciones;  estas  pueden  ser  desde  la  limitación  de  las  redes,  ubicación  etc.     Alto  grado  de  desconfianza  de  los  usuarios  hacia  el  esquema,  sobre  todo  en  lo  que  respecta   a  manipulación  de  información  sensible.  A  pesar  de  que  existe  una  normativa  que  pretende   respaldar   el   servicio   a   través   de   certificaciones   que   validen   su   cumplimiento,   la   norma   todavía  no  está  suficientemente  difundida  ni  implementada.  Lo  que  al  final  de  cuentas  no   permite   despejar   los   temores   relacionados   a   la   confiabilidad   de   que   la   infraestructura   la   tenga  un  tercero.    


COMERCIO ELECTRÓNICO   13   “CLOUD  COMPUTING”  

      Concluimos  que  al  menos  en  el  corto  plazo  Cloud  Computing  se  va  a  quedar  en  el  ámbito   del  uso  personal  y  en  aplicaciones  consideradas  no  sensibles,  pues  los  riesgos  que  se  corren   a  nivel  corporativo  con  aplicaciones  y  seguridad  de  información  aún  son  altos.     Aunque   actualmente   ya   muchos   servicios   y   aplicaciones   funcionan   bajo   este   esquema,   existe  todavía  cierta  preocupación  en  cuanto  a  la  privacidad,  seguridad  y  propiedad  de  los   datos.   Por   otro   lado,   la   filosofía   del   software   libre   es   poder   ver   qué   hace   un   programa   y   cómo  lo  hace,  mientras  el  software  comercial  no  lo  permite,  ya  que  el  código  se  constituye   en   su   “receta   secreta”.   Trasladadando   esta   situación   al   tema   de   Cloud   Computing   encontramos  que  también  se  pueden  generar  dudas  en  cuanto  a  si  se  debe  o  no  confiar  en   los   creadores   de   determinada   aplicación   y   en   la   manipulación   correcta   y   segura   de   información  que  puede  ser  sensible.      La  falta  de  interoperabilidad  es  un  factor  de  alto  riesgo  cuando  hablamos  de  aplicaciones   distribuidas.   Este   riesgo   es   mayor   en   la   Nube   porque   al   momento   no   se   han   definido   ni   aceptado   estándares   universales   que   garanticen   esta   función   entre   los   diferentes   servicios.   Para   que   Cloud   Computing   funcione   es   necesario   asegurar   que   el   servicio   va   estar   disponible   todo   el   tiempo   o   siempre   que   se   necesite.   El   mecanismo   que   permitiría   concretar   esto   es   la   utilización   de   acuerdos   de   nivel   de   servicio.   Ello   nos   brindará   una   mayor  confiabilidad  y  esta  herramienta  tendrá  el  uso  y  el  éxito  esperado.                                          


COMERCIO ELECTRÓNICO   14   “CLOUD  COMPUTING”  

  Bibliografía.

 

Cavazos Arroyo,  J.,  &  Reyes  Guerrero,  S.  (2006).  Comercio  electrónico:  un  enfoque  de   modelos  de  negocio.  México:  CECSA.   Leenes,  R.  (2010).  ¿Quién  controla  la  nube?  IDP.  Revista  de  Internet,  Derecho  y  Política  (11),   2-­‐13.   Cerrillo,  A.  (2010).  Cloud  Computing:  el  derecho  y  la  política  suben  a  la  nube.  IDP.  Revistaa   de  Internet,  Derecho  y  Política  (11),  1-­‐2.   López  Jiménez,  D.  (2013).  La  "computación  en  la  nube"  o  "cloud  computing"  examinada   desde  el  ordenamiento  jurídico  español.  Revista  de  Derecho  (Valparaiso)  (XL),  689-­‐ 709.   Telefónica,  F.  (2010).  El  futuro  de  las  publicaciones  electrónicas.  Fundación  Telefónica.     Arévalo,  J.  A.,  Cordón  García,  J.  A.,  &  Gómez  Díaz,  R.  (2011).  Libros  en  la  nube:  movimientos   empresariales  en  torno  a  los  ebooks.  Ciencias  de  la  Información  ,  42  (3),  15-­‐21.   Armbrust,  M.  F.  (2009).  Above  the  clouds:  A  Berkeley  view  of  cloud  computing,  Technical   Report  EECS-­‐2009-­‐28.  Department,  University  of  California,  Berkeley.   Flantrmsky,  H.  (2012).  La  Computación  en  Nube  y  el  cambio  del  Universo  Informático.   Pensamiento  y  Cultura  ,  15  (1),  88-­‐93.   Fellenstein,  C.,  &  Wood,  R.  (2000).  E-­‐commerce:  explorando  negocios  y  sociedades  virtuales.   Buenos  Aires:  Prentice  Hall.   Maqueira-­‐Marín,  J.  M.,  &  Bruque-­‐Cámara,  S.  (2012).  Agentes  impulsores  de  la  adopción  de   Cloud  Computing  en  las  empresas.  ¿Quién  mueve  la  nube?  Universia  Business  Review   (35),  56-­‐77.   Martínez,  D.  (2010).  VI  Congreso  Internet,  Derecho  y  Política.  Cloud  Computing:  El  Derecho   y  la  Política  Suben  a  la  Nube.  IDP.  Revista  de  Internet,  Derecho  y  política  (11),  1-­‐34.   Meil,  P.,  &  Grance,  T.  (2009).  Definición  de  Cloud  Computing  del  NIST.  Versión  15,  10-­‐07-­‐09.   Gaithersburg,  MD:  National  Institute  of  Standards  and  Technology  (NIST).   Miralles,  R.  (2010).  Cloud  computing  y  protección  de  datos.  IDP.  Revista  de  Internet,   Derecho  y  Política  (11),  14-­‐23.   Ruiz  del  Olmo,  F.  J.  (2010).  CONOCIMIENTO  EN  LA  NUBE:  CARACTERÍSTICAS   SOCIOCOMUNICATIVAS  DEL  CLOUD  COMPUTING.  Razón  y  Palabra  (73).   Ryan,  W.,  &  Loeffler,  C.  (2010).  “Insights  into  Cloud  Computing”.  Intellectual  Property  &   Technology  Law  Journal  ,  22  (11),  22-­‐27.   Reis,  D.  (2013).  Seguridad  para  la  nube  y  la  virtualización.  New  Jersey:  TREND  MICRO.   Rengifo  García,  E.  (2013).  Computación  en  la  nube.  La  Propiedad  Inmaterial  (17),  223-­‐245.        

Cloud computing1  

El concepto anglosajón cloud computing hace referencia a la conversión de los recursos físicos de la informática, como los procesadores o el...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you