Issuu on Google+

BENEMERITA Y CENTENARIA ESCUELA NORMAL DEL ESTADO DE DURANGO.

LICENCIATURA EN EDUCACION PRIMARIA.

Juego de lengua castellana para alumnos de primaria que les ayudará a fijar las normas básicas de ortografía. Este juego se centra en las palabras con "v" y "b", las reglas de escritura y las principales excepciones. Ayuda a ampliar y fijar vocabulario.


Según la Real Academia Española, la b es la segunda letra del abecedario español y se denomina be. La v es la vigesimotercera letra del abecedario español y se denomina uve. Las dos tienen un sonido similar por eso da lugar a cometer innumerables errores ortográficos.

No debemos olvidar que leer mucho es imprescindible para aprender a escribir bien, por eso, recordamos de nuevo lo importante que es para nuestros hijos que empiecen con el hábito de la lectura desde pequeños.


Arriba, abajo, subir y bajar siempre se escriben con b.

-

Escribir, y todos los verbos que acaben en bir, (percibir, concebir, sucumbir etc.), se escriben con b, menos los verbos, hervir, servir y vivir, que se escriben con v.

- Como sabemos, para escribir usamos las palabras, y las palabras son la unión de las sílabas, si las relacionamos entre sí, será más fácil recordar que las tres palabras (y sus derivados), escribir, palabra y sílaba se escriben con b.


Juego de lengua castellana para alumnos de primaria que les ayudará a fijar las normas básicas de ortografía. Este juego se centra en las palabras con "v" y "b", las reglas de escritura y las principales excepciones. Ayuda a ampliar y fijar vocabulario.


El niño debe reconocer en la escritura una forma de expresión. Por eso no se desconocen los saberes que el niño tiene, se le motiva para que complemente su expresión gráfica con escritura espontánea, donde incluye símbolos y seudo letras para llegar finalmente a la escritura del código alfabético. Esto deja ver claramente que lectura y escritura son procesos cognitivos, dinámicos, donde la creación juega un papel muy importante.


estas actividades les permiten descubrir el sentido de la lengua escrita y comprender que a través de ella pueden comunicarse, y lo que es aún mejor: expresarse. Estamos convencidas de que esta forma de trabajo le da un giro a lo tradicional y cambia la posterior relación que el niño tenga frente a los libros y el lenguaje. Esto posibilita que en un futuro sean mejores lectores y escritores.

Somos conscientes de que el proceso de aprendizaje, especialmente en los primeros años, deja en el niño una huella que perdura toda su vida. Por lo tanto, este proceso debe ser una experiencia agradable, llena de sentido y significado, donde no se generen angustias frente a las equivocaciones, sino que éstas sirvan para fortalecer el aprendizaje.


B y v