Page 1


n 2001, gracias a la insistencia de un grupo de jóvenes de Alcalá la Real, surgió la idea de formar una agrupación carnavalesca, que bajo el formato de comparsa, debutaría al año siguiente, en 2002, con el título de El limpiabotas en el Carnaval de Alcalá la Real. Desde entonces, ha encadenado una impecable participación, ininterrumpida desde 2004 en el concurso alcalaíno, obteniendo varios premios y logrando afianzar su estilo, aportando a su repertorio música propia y letras de profundo calado, que han sido la seña de identidad de la agrupación en los últimos años. En su historia han puesto sobre el escenario tipos tan espectaculares y vistosos como La Reconquista, Reconquista Mirando al Cielo, Cielo Veracruz o El tiempo en tus manos, manos sin olvidar la última, tal vez su propuesta más arriesgada, La orden de los Vivos, Vivos con la que participaron en la edición 2013 del concurso de agrupaciones de Alcalá la Real. En todas ellas se derrochó imaginación en cuanto a disfraces y decorados, en lo que supone la verdadera declaración de intenciones de esta agrupación, que no sólo busca elaborar un repertorio más o menos interesante, sino además dotarlo de sentido, de significado, y proponer un espectáculo global que aúna el teatro y la música, para conseguir piezas realmente aprovechables, y de las que el público siempre extrae consecuencias positivas. El grupo ha ido sufriendo cambios y se ha ido adaptando a los recursos que tiene, pero siempre mirando hacia el futuro y teniendo en cuenta su innegociable estilo de comparsa clásica. Desde 2010 la dirección musical corre a cargo de Miguel Ángel Álvarez Chamorro, rro que además es el autor de la música. En el apartado literario, Nono Vázquez y Tony Á. Chamorro coordinan los esfuerzos y la imaginación de sus compañeros para conseguir que la agrupación siempre tenga un capítulo de letras acorde con su importancia. En 2014 la apuesta se multiplica, y la agrupación ha probado suerte en otros concursos de las provincias de Jaén y Córdoba. Destaca su primera participación en el concurso de Jaén, y también su debut en la localidad cordobesa de Cabra, poseedora de un concurso de agrupaciones de alto nivel en el que el grupo intentará dejar el pabellón alto, y el nombre de Alcalá la Real en un lugar destacado. La localidad de Martos es el tercero de los carnavales, aparte del alcalaíno, que este año ha visitado la comparsa. Son, por lo tanto, nuevos tiempos, que están siendo acogidos con ilusión y mucha fe, así como con un deseo imparable de conseguir los objetivos marcados, que no son otros que sacar adelante el proyecto y mostrar el trabajo que desde Alcalá la Real se está ya haciendo desde hace años.

La Comparsa de Alcalá

E


L

a Tarabiya es una compañía itinerante medieval de actores. Es un grupo de titiriteros. Son nómadas. Su único techo es el cielo y su suelo son los caminos. En La Tarabiya se da cita el colorido de la alegría y también la melancolía del que no tiene hogar. Su propuesta es alegre, muy optimista, y pretende transmitir felicidad, pero a la vez canta a la soledad del viajero, al sinsabor de su oficio, a la tristeza del que no se puede permitir ni el amor. En su universo no hay lugar para la tristeza, pero aborda los temas con una terrible crudeza, utilizando la música para reivindicar y reivindicarse, para recordar que a un momento malo tiene que venir uno bueno, que levantarse tras la caída es la obligación del que se expone, que no sólo es llegar y que la meta es también el camino.

La Tarabiya

La propuesta de La Tarabiya en 2014 rompe con su predecesora, La orden de los Vivos, Vivos y maneja tiempos completamente diferentes, siendo a la vez incisiva pero con una visión totalmente distinta. El proyecto se fundamenta en la necesidad de ir dando una de cal y una de arena, y bajo esa filosofía se ha creado el personaje, cuya principal finalidad es agradar, aunque por dentro esté destrozado, rememorando la vida cruel de un artista cuya obligación es deberse, una vez más, a un público, esta vez diferente en cada pueblo. Sus letras hablan de la vida, abordan temas actuales, y en sus pasodobles hay crítica y lamento. La presentación, estribillo y popurrit son piezas muy al tipo, en las que La Tarabiya se da a conocer y se posiciona como una solución a la infelicidad.


e fundamenta en un vestuario de juglar medieval, totalmente fantástico, nada realista, y sobre el que cobran vida elementos muy visuales y coloridos. Se distribuye en tres colores básicos, azul, verde y naranja, sobre los que se disponen diferentes combinaciones que propician un enorme efecto visual, y una sensacional sensación de luminosidad. El disfraz consta de varias partes. Su base es un traje interior, sencillo, sobre el que a modo de retazos se va construyendo una coraza colorida, con casaca de bufón, polainas, pañuelo al cuello y botas con cordones de fantasía. En la cabeza, sin duda lo más llamativo, con un tocado espectacular, gorro de plumas y un maquillaje de nuevo efectista, que pretende ser máscara y mostrar la expresión siempre sonriente de un artista de la vida. El decorado se trata de un espléndido forillo artístico, realizado por la pintora local Isabel Padilla, en el que se representa una escena exterior, en la que supuestamente la compañía se encuentra realizando su espectáculo. Un tenderete y unas solapas laterales cierran el espacio para dar credibilidad al entorno. Se completa con numerosos elementos de apoyo, como cohetes, molinillos y marionetas, que cada uno de los miembros de la compañía porta a lo largo de todo el espectáculo, y que en determinados momentos también cobran vida y protagonismo.

El Tipo

S


L

as letras han sido obra de Nono Vázquez (presentación, pasodobles y estribillo) y Tony Álvarez (cuplés). El estribillo ha sido obra de ambos autores, que desde hace ya cuatro años recogen el reto de ponerle letra a la música del autor y director del grupo, Miguel Ángel Álvarez. Presentación: Hace su función. Presenta a la agrupación en el lugar al que llega. Su estructura es sencilla y previsible, pero va ofreciendo sorpresas a lo largo de sus versos. Quiere ser alegre, y quiere dar una idea clara de lo que es, por eso anuncia todo aquello que trae consigo en la primera parte. Como novedad, incorpora una presentación uno a uno de algunos de sus componentes, con su nombre real, para mostrar la cercanía de lo que pretende ser una comparsa amiga, como reza en el final de su actuación. La última parte de la presentación se convierte en una presentación a caminar con La Tarabiya, Tarabiya al menos a acompañar, a hacerse merecedor de lo que ellos entienden que es un regalo.

Las Coplas

Estribillo: Quiere expresar que La Tarabiya llega y hace que todo cambie, que hasta la sangre se calienta, y en un giro poético el autor expresa que desea sentir ese calor en las mejillas de la destinataria de este piropo sin nombre. El personaje sabe su oficio, pero renunciaría a él por amor, lo dejaría todo. Popurrit: Marca de la casa, es un popurrit de cuartetas muy largas, en las que el compositor ha recreado ritmos de diferente procedencia, algunos de los cuales recuerdan los cantos de trovadores de los siglos XV y XVI. Comienza con un bello alarde vocal, y en su interior el personaje cuenta las historias que le acaecen, lo que le gusta y lo que no. Destaca en la cuarteta V, a ritmo de pasodoble carnavalero (tres por cuatro), un bello piropo al pueblo, enmarcado en una comparativa con la ciudad que inspira tantas coplas, como es Cádiz. El final es, como viene siendo habitual, un preparatorio de la salida, y recuerda en parte a la presentación musicalmente hablando. Con él, La Tarabiya se despide con una sonrisa en los labios hasta la próxima.


Letras del Repertorio


omo lengua de tarabilla, como un incansable charlatán, va pasando de villa en villa mi relato de truhan.

Un pico de tarabilla, jubones y chismes por doquier. Diez verdades y una mentira y el recuerdo de una mujer. Sonreiré a su merced si me dais de comer. Con mis volteretas, mis marionetas, tu esclavo seré. En eso que quieres me convertiré. Si tú lo pides lo concederé. Del sueño jamás ya te querrás despertar; es todo un placer sensacional. Vengan y podrán oír los dulces sones de Miguel. La voz de Arenas ¡no se la podrán creer! La piel de un gigante se ha puesto Valentín. Debutan, a fé, Manu y David. Es Nono Vázquez de esta carpa su juglar,

y por detrás de Tony en comparsa verán: La Tarabiya comienza a actuar. Oíd, llegad, venid, despertad, huid de todas vuestras tristezas. Oíd, llegad, venid, observad, ¡observad!: el remedio está aquí. Mi copla es elixir de amores… Mi copla ahuyenta los temores… Mi copla tiene malabares, cien fuegos artificiales, y trae risas a millares. Mi copla viene uniendo a pueblos, abriendo puertas al sonar… Y si tú aún no te lo crees suelta todo lo que tienes, únete a la maravilla de una vez. Como un regalo llega La Tarabiya, Tarabiya como un regalo que habrás de regalar para lograr el beso de esa chiquilla, que hoy más que nunca quisieras enamorar. Como un regalo llega La Tarabiya, Tarabiya en su escenario hay un lugar para ti y no hace falta que subas a escondidas. La Tarabiya ha llegado a Alcalá… La Tarabiya ha llegado a Alcalá… ¡La La Tarabiya ha llegado ya! ¡La La Tarabiya ha llegado a este Carnaval!

Presentación

C


C

ada copla que yo escribo lleva la cara de mi niña; la que saca mi risa, la que me hace estar hoy vivo. Cada estrofa que le canto, me sabe a dulce néctar de azahar. ¡Qué bonita mi niña! De sol morena, blanca su alma, como cal.

A mi Niña (pasodoble)

Se trenza el pelo con suspiros de calés y bandoleros, y con el te quiero de un torero; Con el ¡ay! de un cantaor por bulerías. La envidia es de los que me la quieren mal, los miserables que la siguen a escondidas, los que con asco la critican al pasar, pero en sus ojillos, como en el cielo, se quisieran mirar. Mi niña tiene el sabor del azúcar y de la sal, color de tierra, calor de las vegas, frío de la nieve, fuerza del río que deja la sierra, buscando el mar, brillo de plata que la luna pinta en un olivar. Virgen de un Misterio, madre del pueblo, de Dios altar, pagana como noche de noviembre… Mi niña sufre, cambia, crece y quiere amar, y treinta abriles cumplió ya. Es el día de mi niña… mi niña, que se llama Andalucía…


i te encuentro por la calle tus ojos no me dirán nada. Otro tío que pasa,

en ti no repara nadie. La justicia de Estrasburgo, te dio de golpe tu libertad… Y ahora estás en tu casa, no tienes deudas, no debes nada ¡estás en paz! Pero las vidas que dejaste a la suerte de tus bombas no comprenden esta carambola: desde el cielo se preguntan que qué pasa. Y si esas almas hoy pudieran replicar con la justicia cruzarían cuatro palabras; sobre esos niños que no paran de llorar, y sobre los padres, que a una fría tumba no dejan de abrazar. Así que ten un poco de vergüenza, no esperes más: toma el camino, vuélvete a la cárcel… haz lo que debes. Tu penitencia, por todos tus males, has de guardar, y no me pidas que mire a la cara de un criminal. Yo creo en la justicia, la que nos mide a todos igual, y no en la que convive con la trampa. Y si con trampas, viviendo en la oscuridad construye la legalidad que no cuente conmigo… ¡no puede ser legal un asesino…!

A la Justicia (pasodoble)

S


H

oy por fin llegó el momento; comienzo aquí mi nueva vida. Hoy ya no soy la niña, detrás queda mi tormento.

A la Familia (pasodoble)

Dieciocho cumpleaños, toda la vida aquí para allá por culpa de un divorcio que sin remedio, separaría a mis papás. Aún recuerdo aquella tarde, aquel verano, en vacaciones, que sin más razón ni explicaciones dio preguntas que nadie respondería. ¿Por qué no puedo ir a dormir hoy con papá? ¿Por qué no va a la fiesta de la guardería? ¿Por qué mamá no deja nunca de llorar? ¿Y por qué del banco y del dinero no dejáis ya de hablar? ¿Por qué los titos no vienen a verme? No los vi más. ¿Por qué mi abuela se marchó llorando un día de enero? ¿Por qué en la casa ya no ha habido nunca felicidad? ¿Por qué dijisteis ya no nos queremos y nada más? No me queda llanto, lo he dado todo, quiero gritar que yo tenía derecho a una familia. Y que era fácil darse una oportunidad, vuestras disputas aparcar. Me disteis sólo pena, con una mala vida por quincenas.


ienes una recompensa, eres alcalde de tu pueblo. Es un gran reto nuevo, y lo afrontas a conciencia. No lo eches al olvido, en tu bastón hay todo un poder: el poder de lo nuestro, nuestro trabajo, nuestras grandezas, nuestra fe. Y si pudiera te daría más de cincuenta razones, para que nunca le decepciones pero hay una que es de ley y por derecho. Porque tú sabes que este pueblo es un valor, tiene virtudes, corazón, un pulso recto. Ya no le vale que le mientan, tiene honor, sabe lo que quiere, de dónde viene, siempre aspira a mejor. Y no le cuentes eso de que el otro sería peor, porque es difícil confiar en eso que representas. Será muy fácil si gobiernas siempre con la razón y no le dejas una brecha abierta de hondo dolor. Es lo más preciado, como tu pueblo no existen dos y siempre quedarás tras su gran sombra. Si como alcalde quieres nuestra bendición no lo utilices de colchón. Tu pueblo te lo pide, y cada alcalaíno te lo exige.

Al Gobernante (pasodoble)

T


S

ale de casa aún de noche, su cuerpo entiende de trabajo, no se entrega al relajo, de su esfuerzo hace derroche.

Al Trabajador (pasodoble)

Con sus manos crea la vida, sus ojos brillan igual que el sol. Y sus pies marcan paso; tiene cien nombres: es pujarero, agricultor. Él le regala cada salve a la Virgen de las Mercedes para que le ayude en sus deberes y las lluvias dejen su campo arropado. Se acuesta y piensa mañana será mejor, y con su tierra, como su hija, irá despacio. Se le verá como sonríe de ilusión cuando en sus entrañas broten los frutos de un futuro mejor. Será ese hombre que se sobreponga a todo el dolor que causan otros cuando no respetan lo más sagrado. Dirá que es malo descuidar la tierra que nos dio Dios, que algo se muere cuando en nuestro campo se hace un borrón. Ese hombre del campo se hace día a día con su sudor y la política no le interesa. Él sólo quiere que la tierra sea el motor, de los discursos renegó. Sea septiembre o enero, él es feliz porque es un cortijero.


ยกLa Tarabiya y po


or siempre Alcalรก!


ecitando, lo cantamos, malas lenguas van contando: lo que un día de concurso nos iba pasando…

¡Niño! recógelo to, que se marcha La Tarabiya. Tarabiya Vamos, los bártulos con tiento, os petardos y tos esos chismes al zurrón Hay que largarse de aquí corriendo, que el jurado está mu pendiente del reloj. ¡Pero deja a Juan Martín y a Paco Toro! El gigante y el cabezudo los pone el Ayuntamiento. Que ya es la hora de salir, otro grupo ya por aquí… No puede ser, nos faltan tres ¿dónde se habrán podío meter? ¡La La Tarabiya no se va completa! Nos faltan Nono, José Luis y Joselillo… Se habían caído los tres en el cajón de las marionetas…

ESTRIBILLO Cuando veas llegar La Tarabiya, Tarabiya que es la sangre que va y viene por las venas de tu ciudad, verás que el calor te irá subiendo hasta quemar. Yo quiero notarlo en tus mejillas… Y voy a derramar en tus oídos mi cantar; si tú me guiñas y me das el sí lo dejo todo por ti.

A los Perdidos (cuplé)

R


R

ecitando, lo cantamos, malas lenguas van contando: que la tele de hoy en día nos está trastornando.

¡Hay que ver con mi mujer! No se pierde ninguna serie. Le gustan todas las del mundo, sea Cuéntame, El mentalista o Isabel

A las Sseries (cuplé)

A mí me va a dar un jamacuco, no se acuesta antes de la una menos diez. ¡Esperándola en la cama yo me duermo! Y parezco a Curro Jiménez acostao con su trabuco. Estoy que voy a reventar, ya no tengo vida sexual… Desesperao ayer probé, de Aguila Roja me disfracé Le dije: ¡ven aquí, anda chochete! Me dijo: ¡espera, que estoy viendo Gran Reserva! Y yo terminé explotando entre las manos un par de cohetes.

ESTRIBILLO Cuando veas llegar La Tarabiya, Tarabiya que es la sangre que va y viene por las venas de tu ciudad, verás que el calor te irá subiendo hasta quemar. Yo quiero notarlo en tus mejillas… Y voy a derramar en tus oídos mi cantar; si tú me guiñas y me das el sí lo dejo todo por ti.


ecitando, lo cantamos, malas lenguas van contando: que la vida de hoy en día mucho está cambiando.

¡La niña se casa ya! Hoy celebran su despedida. Las amigas ahora es corriente que se junten para irse todas a comprar. Todo lo que apañan, indecente, son artículos pa poderse disfrazar. Se preparan, se maquillan y se peinan y culmina toda la obra un gran cipote en toa la frente. Llega la fiesta, no es normal, las casadas desparramás… La suegra con el calentón Infla condones para to Dios ¡Las solteronas miran al cubano! Y se retuercen como locas poseídas… cuando se cubre de nata todo el brazo de gitano.

ESTRIBILLO Cuando veas llegar La Tarabiya, Tarabiya que es la sangre que va y viene por las venas de tu ciudad, verás que el calor te irá subiendo hasta quemar. Yo quiero notarlo en tus mejillas… Y voy a derramar en tus oídos mi cantar; si tú me guiñas y me das el sí lo dejo todo por ti.

A las Despedidas (cuplé)

R


R

ecitando, lo cantamos, malas lenguas van contando: lo que ocurre en Telecinco, en Sálvame Diario.

La Esteban ya regresó. ¡Madre mía! Menudo cambio: se alejó para hacer terapia, porque el polígrafo petaba del alcohol.

A la Teleuisión (cuplé)

Mira lo que la muchacha cambia, ahora que no mezcla farlopa con jamón. Pa quitarse el mono se pega una ducha y le pega dos tragantás a la colonia Heno de Pravia. Es un programa cultural donde hablan la realidad, promocionando lo mejor y se respetan sin condición. Degustan platos de jamón serrano; para cortarlo ellos no tienen problema porque usan de jamonero los cuernos de la Mohedano.

ESTRIBILLO Cuando veas llegar La Tarabiya, Tarabiya que es la sangre que va y viene por las venas de tu ciudad, verás que el calor te irá subiendo hasta quemar. Yo quiero notarlo en tus mejillas… Y voy a derramar en tus oídos mi cantar; si tú me guiñas y me das el sí lo dejo todo por ti.


ecitando, lo cantamos, malas lenguas van contando: que la puñetera crisis mucho está durando…

La crisis la sufro yo desde que era muy chiquitito. Hasta el párroco en la pileta con un escupitajo a mí me bautizó. Cuando la vecina hacía galletas por el ojo de patio llegaba el olor, y del hambre que teníamos en mi casa nos comíamos hasta las fotos de los libros de recetas. Ahora me llega Master Chef, ya no sé lo que voy hacer: de mojar sopas con miajón tengo rayado el televisor. Los cocineros salen mu elegantes, pero hay algo que no cambia en esta vida: la mierda y mugre que hay en la cocina de un restaurante.

ESTRIBILLO Cuando veas llegar La Tarabiya, Tarabiya que es la sangre que va y viene por las venas de tu ciudad, verás que el calor te irá subiendo hasta quemar. Yo quiero notarlo en tus mejillas… Y voy a derramar en tus oídos mi cantar; si tú me guiñas y me das el sí lo dejo todo por ti.

A la Ccrisis (cuplé)

R


I

G

randes y chicos del lugar… ¡Aquí está La Tarabiya! Tarabiya Grandes y chicos del lugar… ¡Aquí está La Tarabiya! Tarabiya Y en el alma trae el calor de esta villa. Con su pena y con su amor se hará un cantar y en el alma trae el calor de esta villa. Con un guiño y a gozar sin más, con la meta de vivir en paz, para hacer mejor hombre de ti que haya un despertar… ¡nuevo! Eso es La Tarabiya. Tarabiya Los labios que te besan, los brazos que te abrazan, niña; la leña para tu hogar.

Popurrit

Eso es La Tarabiya y te ha salido a buscar, como la brisa en tu ventana, niña, que te quiere acariciar… ¡siempre! Eso es La Tarabiya, Tarabiya un canto que es por ti, unos sinceros buenos días; deseo que seas muy feliz. Eso es La Tarabiya. Tarabiya ¡Y ya llegó! Para pintarle una sonrisa a tu corazón.

II

H

e pasado media vida aquí y allá, sin más suelo que los caminos, nada más. Cuento miles de estrellas con la fe de que un día tu cara encontraré. Titiritero soy, no me merezco más. Desprecian mi canción y me quieren mal. Titiritero… ¿y qué? También seré feliz cuando tu cara, al fin, pueda contemplar.


S

iempre que amanece un nuevo pueblo y una nueva gente. Con La Tarabiya yo me remango,

comienzo a actuar. Sueño con hacer olvidar la desazón y la desesperación de un pueblo cansado que sólo tiene ganas de llorar en su decepción. Mientras sus señores viven la vida exprimiendo todo el sudor de gente currante, cansada y harta de tanto aguantar ¡ay! ¡Ay, no te rindas te pido por Dios! Si este pueblo vive unido jamás será vencido. Si luchamos todos juntos en una rebelión. Contra el Rey, contra la Corte que maneja los hilos. Recobremos toda nuestra ilusión. Si este pueblo vive unido jamás será vencido. Si juntamos nuestra rabia nadie nunca osará. Gobernantes, usureros, que huelen a podrido. Vuestro tiempo pronto se terminará.

Popurrit

III


IV

N

unca en la carreta solo caminé; mis manos siempre se apoyan en sus manos. Las que en una acera me dijeron: ven, tengo el acorde y la letra de la libertad. Es el que lucha por todas las causas perdidas, un bufón de tu sonrisa ladrón. El que llorará sin más porque tú rías por no llorar; el que nunca se callará. Se hace llamar Carnaval. Déjale, que sea el grito de tu pueblo. Cargará con fuerza si es por la Paz. Déjale, que te recuerde otra vez La dulce fragancia de la verdad.

Popurrit

Déjale, que te relate mil historias. Ya verás que tu dolor sanará. Déjale, su trabalenguas hoy te hará Cientos de castillos en el mar Deja que te pueda hoy cantar…


A

ti, que no te llaman tacita, ni el mar besas cada día cuando en él se acuesta el sol…

A ti, que te revuelves por dentro por tener el Mentidero cuando se pasa el calor. Quieres regalarme la Caleta cuando un tres por cuatro se hace oír, y poner bien alto una veleta que señale ese poniente: ella allí espera por ti. No llores, Alcalá de mis amores. Y mantén frescas las flores que tú pares, sin dolores, Ole y ole ¡con ole! Y en este teatro muero y sueño, en cada historia tuya ya viví. Los carnavales ya no tienen dueño; acoge todas mis coplas, como a un hijo, hazlo por mí. Porque yo te amo a ti…

Popurrit

V


VI

T

engo media vida que vivir Y soy feliz donde encuentro un amigo; La mitad del mundo por construir. Ahora te invito a que vengas conmigo. Recorreremos caminos, Y como yo, titiritero serás. No habrá jueves ni domingos… Todos los días, tendremos fiestas que son de guardar. Si quieres ya tienes hecho el equipaje. En tu bolsa llevas parte de tu ajuar. Las verdades y las mentiras de La Tarabiya. Que a otras ciudades, a otra gente le llevarán…

VII

E

s el milagro que trae La Tarabiya, Tarabiya la magia blanca que tiene el Carnaval. Guardar como oro el beso de esa

Popurrit

chiquilla Que hace dos días pudiste enamorar. Con sus cacharros marcha La Tarabiya, Tarabiya Y en los caminos su copla cantará. La humilde copla de una comparsa amiga: La Tarabiya y por siempre Alcalá… La Tarabiya y por siempre Alcalá… La Tarabiya se marcha ya. La Tarabiya, Tarabiya se entrega a su Carnaval.


La Tarabiya comparsa 2014 Miguel Ángel Álvarez

Música Dirección musical

Nono Vázquez

Letra Comunicación Redes sociales

Tony Álvarez Ana Padilla David Góngora Mari Carmen Gómez

Disfraz Atrezzo

Antonio Arenas Isabel Padilla

Decorado

José Antonio Rosales Josele Rosales

Intendencia

Frank Lozano

Webmaster

Antonio Domingo Vega

Tesorería

Antonio Collado

Coordinación

www.lacomparsadealcala.es


Miguel Ángel Álvarez: Álvarez director musical, tenor y coros. José Antonio Rosales: Rosales caja. Víctor Hinojosa: Hinojosa bombo. José Luis Hinojosa: Hinojosa guitarra y requinto. Frank Lozano: Lozano guitarra. Manuel Villén: Villén guitarra. Josele Rosales: Rosales tenor y coros. Valentín Yebra: Yebra segunda y coros. Alberto Vico: Vico tenor y coros. David Góngora: Góngora tenor Vale Ferreira: Ferreira tenor. Tony Álvarez: Álvarez tenor. Antonio Domingo Vega: Vega tenor y contralto. Antonio Collado: Collado tenor y octavilla. Antonio Jesús Ortega: Ortega tenor y octavilla. Antonio Arenas: Arenas tenor y contralto. Nono Vázquez: Vázquez tenor y coros.


La tarabiya  

Libreto de letras de la comparsa 2014 "La Tarabiya" - by La Comparsa de Alcalá la Real

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you