Page 1

Departamento de Tecnolog铆a de la Informaci贸n y la Comunicaci贸n. Granada College Atarfe - Granada

Mis Relatos Alumno: Antonio Guerrero Garrido Curso: 1潞 ESO Kandinsky Profesor: Juan Pedro Berenguel


Dedicatoria Le dedico este trabajo a mis padres porque siempre han estado ahĂ­ cuando le he preguntado alguna duda sobre algĂşn trabajo, y mi hermana que siempre me ayuda porque me quiere e intenta que lo haga muy bien. Y a mi profesor Juan Pedro que me ha enseĂąado a hacer todos los trabajos mostrados.


ÍNDICE ·Texto de Navidad: “De tristeza a alegría” ·Texto de Halloween: “Los falsos payasos” · Texto de Andalucía: “Flora y fauna de Andalucía” ·Texto de Investigación: “Las torres gemelas” ·Díptico: “Learn to skate” ·Tríptico: “Chocolate Gueysh” · Poema: “Haciendo Poesía” ·Periódico: “Sports' News” · Mapas conceptuales: “La historia del ordenador y licencia de software propietario” · Tablas: “Horario escolar 2014” · Texto colaborativo: “Un viaje imposible”


DE TRISTEZA A ALEGRÍA Guerrero Garrido, Nono 1º Kandinsky En una ciudad de Inglaterra que todos bien conocéis, llamada Londres o para los ingleses London, había un niño llamado Manuel que tenía un sueño desde pequeño: tener una casa encima de un árbol, pero sus padres no podían concederle ese deseo porque estaban pasando una situación difícil: su madre sufría cáncer de mama y su padre estaba dedicado por entero a la salud de su madre y además Manuel no los veía nunca porque estaban siempre en el hospital debido a la enfermedad. Era el 21 de diciembre y estaban apunto de darle las vacaciones de navidad, pero Manuel estaba triste porque estaba pasando un momento bastante complicado. La profesora siempre le decía que estuviese alegre porque la navidad estaba apunto de llegar, y eso era una buena noticia para todos, pero también seguía triste porque no podía cumplir su sueño. Manuel cada día se ponía a llorar por su familia y a pensar que qué podía hacer para que su madre se recuperase del cáncer y volviesen a ser felices como lo eran antes. Él siempre pensaba y pensaba, pero nunca encontraba solución y cada vez tenía menos ganas de vivir y estaba más deprimido. Todos los días iba al colegio deprimido y cabizbajo, sacaba muy malas notas, y en los recreos nunca quería estar con nadie y todos los profesores le preguntaban que qué le pasaba y él, se lo contaba uno a uno. El día 23 por la tarde, fue a dar un paseo con su abuela, que era la que lo cuidaba, y casualmente pasaron por una plaza en la que Papá Noel recogía las cartas que los niños le hacían. Manuel se alegró mucho pues pensó: “Aunque no haya hecho carta, puedo decirle cuáles son mis deseos”. Y sin pensárselo ni un momento más, fue a hablar con él: “Buenas tardes”- le dijo. “Necesitaría que me concediese un único deseo: que mi mamá se recupere de su enfermedad y podamos volver a ser felices como lo éramos antes, o al menos que esta navidad podamos estar juntos”. Papá Noel emocionado, le preguntó: “¿Y si se te concedieran dos deseos por haberte portado tan bien como te has portado este año, cual sería tu segundo deseo?”. “Pues mi segundo deseo, que lo llevo queriendo desde pequeño pero que es menos importante, sería tener una casa encima de un árbol para poder divertirme con mis amigos cuando vengan a jugar, pero creo que es imposible”- respondió Manuel. Papá Noel sonrió y le dijo: “En la vida nada es imposible si lo pides desde el corazón”. El niño volvió a su casa y se durmió pensando en las palabras que Papá Noel le dijo esa tarde. Al día siguiente que era 24 de diciembre... ¡SORPRESA! Su madre había salido del hospital bastante mejorada y la noche de nochebuena cenaba con ellos. Manuel estaba muy contento por lo de su madre. La mañana del 25 de diciembre, Manuel estaba exhausto porque iba a casa de su abuela a abrir los regalos que Papá Noel había traído, pero al salir de su casa... ¡que maravilla!, sus ojos no daban crédito a lo que veían. Era... ¡una casa encima del árbol! Y fue corriendo a subirse a ella. Cuando empezó el colegio ya no estaba solo, todo lo contrario, tenía muchísimos amigos y sacaba buenísimas notas. Pasado un mes, operaron a su madre del cáncer y salió genial, y por fin pudieron estar juntos sin ningún tipo de enfermedad por medio. Manuel finalmente, aprendió que en la vida hay que luchar hasta el final con optimismo y confianza, porque solo así se pueden conseguir los deseos que uno quiere.


LOS FALSOS PAYASOS Guerrero, Nono 1º Kandinsky En un descampado de Los Ángeles, Raúl, un estudiante español, estaba paseando por la calle cuando volvía del instituto, porque había quedado con sus amigos para celebrar la noche de Halloween; pero en ese mismo instante, dos payasos pasaron con un coche y le gritaron. Él pensó que vendrían del circo que había en el barrio, pero no, como era la noche de Halloween, esos dos muchachos eran dos presos que se habían escapado de la cárcel y, para que no los encontrasen, se pintaron la cara entera blanca, se pusieron una nariz roja y unas vestimentas muy disimuladas para no llamar mucho la atención. Cuando pasaron con el coche, pintaron en el suelo una cara feliz roja con un bote de pintura. Él se extraño, pero no le dio mucha importancia, pero los payasos volvieron y le empezaron a insultar y no le dejaban en paz; Raúl para defenderse le pegó un puñetazo a uno de ellos y salió corriendo. Cuando llegó a su casa, entró deprisa a su habitación pero estaba completamente desordenada y a causa de eso le costó mucho encontrar su traje de Halloween; finalmente lo encontró debajo de la cama en un cajón que tenía hasta polvo de tanto tiempo que no lo habría; era un traje de payaso con unos pantalones de cuadros negros y blancos, una camiseta bastante ancha y unos zapatos negros con un cuchillo clavado, salió de su habitación y preparó las cosas que le habían encargado para la fiesta con sus amigos (patatas, refrescos, chucherías, frutos secos...) y se despidió de sus padres sin hablar mucho con ellos, para evitar hablar sobre lo que le había ocurrido, porque se podía meter en un gran lío. Se fue caminando a la fiesta por una calle diferente a la de antes; era una calle estrecha, poco iluminada y era poco usual andar por ella y estaba llena de pájaros muertos, basura y todas las casas estaban abandonadas. Pero cuando iba caminado vio un coche pasar con un payaso en él, y al instante se dio cuenta que era el payaso de antes, pero que faltaba el otro y rápidamente se escondió detrás de una esquina para evitar que lo viese, y lo consiguió, pero justo detrás venía un coche supuestamente de la policía: era un coche negro con las puertas pintadas de blanco, la rueda trasera estaba pinchada y la las sirenas y luces colocadas sobre el techo, estaban fundidas; pero en realidad era el otro payaso con un coche que había robado, matando antes a un policía y atropellando a una niña pequeña. Raúl salió corriendo, pero los payasos lo descubrieron; aunque Raúl dobló la esquina y tuvo la suerte de encontrar un cubo de basura lo suficientemente grande para que él cupiese, pero lo malo fue que el contenedor estaba lleno de porquería: pescado, cáscaras de patata y en el fondo un líquido asqueroso que desprendía un olor insoportable; allí no se podía ni respirar pero no había otra alternativa si quería que no lo pillasen. Y lo logró, los payasos de marcharon sin haberlo encontrado por ningún lugar. Entonces, Raúl salió del contenedor y siguió su camino hacia la fiesta. Una vez en la fiesta y pensando que había despistado a los payasos, se relajó y disfrutó con algunos amigos que no veía desde hace años, con unos disfraces un tanto peculiares y muy bien hechos: uno de ellos iba disfrazado de zombie con la cara llena de cicatrices en la parte superior de la cara, los dientes verdes y ensangrentados; otro iba de vampiro con los ojos rojos, colmillos muy afilados y con sangre y algunos disfraces más. Estuvieron jugando a muchos juegos de terror, pero Raúl no jugó a uno de los juegos y se quedó sentado en la mesa de fuera del chalet la cual era vieja y bastante pequeña, junto a su amiga Felisa. Raúl fue un momento al baño de dentro y se escuchó un fuerte ruido parecido a un disparo; entonces Felisa se levantó, entró en la casa y fue corriendo por el pasillo para comprobar lo que había sucedido. Al llegar al cuarto de baño, se encontró la puerta medio abierta y con mucho miedo empezó a abrirla y vio horrorizada el cuerpo de Raúl tendido en el suelo y al lado, pintada, una cara feliz hecha con pintura roja.


FLORA Y FAUNA DE ANDALUCÍA Guerrero Garrido, Nono 1º Kandinsky FLORA La flora de Andalucía es de una variedad sorprendente, fiel reflejo de una tierra con numerosos contrastes. En las dehesas de elevación medio-altas y en las grandes extensiones de olivos hoy una perfecta mezcla de vegetación, ideal para la ganadería y para todo tipo de animales. En las sierras domina una vegetación llamada monte mediterráneo, conjunto de árboles y arbustos medianos y altos, como encinas, alcornoques, lentiscos, enebros, jaras, brezos... Así como plantas aromáticas (tomillo, romero, lavanda). En la sierra alta y en la costa existen numerosos tipos de pinos, aunque el pinsapo sólo se encuentra en los parques naturales de la Sierra de Grazalema, Sierra de las Nieves y Sierra Bermeja. En los valles de los ríos, los arroyos y alrededor de las lagunas crecen fresnos, sauces y chopos; en las zonas húmedas se alzan carrizos y cañas. En las ciudades, el naranjo amargo, el limonero y diversos tipos de plantas y flores adornan calles, parques y patios. También se pueden encontrar numerosos árboles autóctonos y tropicales, como cipreses, higueras, palmeras y jacarandas.

FAUNA La fauna que se halla en los recintos naturales protegidos de toda Andalucía es de una gran riqueza y variedad. Entre sus animales hay varias especies en peligro de extinción: la foca monje, el pato malvasía, el águila imperial, el lince ibérico o el meloncillo, todos ellos mamíferos predadores. En los bosques y las sierras habitan el jabalí, el gamo, la cabra montés, el muflón y un gran número de aves rapaces. En las zonas húmedas se refugian y anidan una gran variedad de pájaros y en ellas hacen su estación invernal las aves rapaces. El flamenco rosado se puede ver en Doñana y en las marismas del río Odiel (Huelva), pero sólo anida en la laguna Fuente de Piedra (provincia de Málaga). Lagartos, salamandras, serpientes no venenosas e incluso escorpiones, habitan en las zonas calientes y secas. Por el cielo de las ciudades andaluzas se pueden ver volar golondrinas, vencejos, cernícalos y algunas cigüeñas. En las dehesas se practica la ganadería del toro bravo y del cerdo ibérico. El caballo andaluz, famoso en el mundo ecuestre, es un cruce de razas entre: árabe, berberisca y nativa.

SIERRA NEVADA La región alpina de Sierra Nevada fue declarada parque nacional en 1999. La mayor parte de su superficie está situada en la provincia de Granada, sólo un 20% pertenece a Almería. Con los picos del Mulhacén (3.482m) y del Veleta (3.392m), posee las dos elevaciones más altas de la península española. La nieve y el hielo de los glaciares erosionaron la alta montaña, por ello la zona tiene escasa vegetación y sólo se ve la cabra montés. Por el contrario, las zonas medianas y altas disponen de una flora y una fauna muy variada. El 25% de las especies de todo el país se encuentran en este parque. Entre ellas más de 60 especies son exclusivas: la violeta de Sierra Nevada, la estrella de las nieves o la amapola de la sierra. Entre los pájaros, se hallan aves rapaces como: el águila real e imperial, el buitre negro y el halcón; y además varios tipos de herrerillos, pinzones y alondras. El zorro, el tejón, la comadreja y la jineta, habitan en las zonas con árboles y arbustos.


Torres Gemelas Guerrero Garrido, Nono 1º ESO Kandinsky

Los atentados del 11 de septiembre de 2001 (denominados comúnmente como 9/11 o, en España, con el indicativo 11-S). Fueron una serie de atentados terroristas suicidas cometidos aquel día en los Estados Unidos por miembros de la red yihadista Al-Qaeda mediante el secuestro de aviones en línea para ser impactados contra varios objetivos. Causaron la muerte a cerca de 3.000 personas, 6.000 personas heridas, la desaparición de 24 personas, resultando muertos los 19 terroristas, así como la destrucción del entorno del World Trade Center en Nueva York y graves daños en el Pentágono (centro de mando militar de Estados Unidos), en el estado de Virginia, siendo el episodio que precedería a la guerra de Afganistán y a la adopción por el gobierno estadounidense y sus aliados de la política denominada de Guerra contra el terrorismo. Los atentados fueron cometidos por diecinueve miembros de la red yihadista Al-Qaeda, divididos en cuatro grupos de secuestradores, cada uno de ellos con un terrorista piloto que se encargaría de pilotar el avión una vez ya reducida la tripulación de la cabina. Los aviones de los vuelos 11 de American Airlines y 175 de United Airlines fueron los primeros en ser secuestrados, siendo ambos estrellados contra las dos torres gemelas del World Trade Center, el primer avión derrumbó la torre Norte y el segundo, poco después, contra la torre Sur, provocando que ambos rascacielos se derrumbaran en las dos horas siguientes. El tercer avión secuestrado pertenecía al vuelo 77 de American Airlines y fue empleado para ser impactado contra una de las fachadas del Pentágono, en Virginia. El cuarto avión, perteneciente al vuelo de 93 de United Airlines, no alcanzó ningún objetivo al resultar estrellado en campo abierto, cerca de Shanksville, en Pensilvania, tras perder el control en cabina como consecuencia del enfrentamiento de los pasajeros y tripulantes con el comando terrorista. Tendría como eventual objetivo el Capitolio de los Estados Unidos, ubicado en la ciudad de Washington D.C. Los atentados, que fueron condenados inmediatamente como horrendos ataques terroristas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, se caracterizaron por el empleo de aviones comerciales como armamento, provocando una reacción de temor generalizado en todo el mundo y particularmente en los países occidentales, que alteró desde entonces las políticas internacionales de seguridad aérea.


Cuatro aviones de pasajeros fueron secuestrados en ruta hacia el estado de California desde el Aeropuerto Internacional de Boston, el Aeropuerto Internacional Washington-Dulles y el Aeropuerto Internacional Libertad de Newark. Los cuatro aviones tenían como destino el estado de California, los tres primeros aviones hacia Los Ángeles y el último avión a San Francisco, por lo que sus depósitos de combustible iban llenos con unos 91.000 litros (unos 65.455kg). Los dos primeros aviones impactaron contra las Torres Gemelas del World Trade Center, el tercero contra el Pentágono, en el Condado de Arlington, cerca de Washington DC, y el cuarto en campo abierto en Shanksville, Pensilvania. Algunos pasajeros y miembros de la tripulación de los aviones secuestrados pudieron llamar con sus teléfonos móviles, informando de que había varios secuestradores en cada avión. Un total de 9 fueron más tarde identificados por el FBI, cuatro en el vuelo United 93 y cinco en los otros tres vuelos. Según revelaron los testimonios desde los propios aviones, los secuestradores habían tomado el control de éstos usando simples navajas con las que mataron a azafatas de vuelo y al menos a un piloto o pasajero. Según las investigaciones de la Comisión del 11-S, se tiene también constancia de que fue usado algún tipo de spray para retener a los pasajeros en la cabina de primera clase. Asimismo, se amenazó con la presencia de una bomba en tres de los aviones; no fue así en el American Airlines 77. Según las conclusiones de esta comisión, se piensa que los avisos de bomba eran probablemente falsos. En el cuarto avión, la caja negra reveló que los pasajeros, después de enterarse de que el resto de aviones habían sido estrellados deliberadamente, trataron de retomar el control de los aparatos, a los que los secuestradores reaccionaron moviendo el avión en un fallido intento para someter a los pasajeros. De acuerdo con la grabación 9-1-1, uno de los pasajeros, Todd Beamer, pidió a la persona con quien hablaba por teléfono que rezara con él y al finalizar simplemente dijo “let's roll”. Poco después, el avión se estrelló en un campo cercano a Shanksville, en Pensilvania, a las 10.03. 11 am hora local.Existe un debate acerca del momento exacto en que el avión chocó contra el suelo, ya que los registros sísmicos registran el impacto a las 10.06 am. Posteriormente el líder de Al-Qaeda capturado, Khalid Shaikh Mohammed dijo que el vuelo 93 tenía como objetivo el Congreso de los Estados Unidos. A parte de las dos torres gemelas, cinco edificios del World Trade Center resultaron destruidos o seriamente dañados, entre ellos el edificio 7 del WTC y el hotel Marriott, cuatro estaciones del metro de Nueva York y la iglesia cristiana ortodoxa de San Nicolás. En cada aniversario, en la ciudad de Nueva York, se leen los nombres de las víctimas que fallecieron allí, con música fúnebre de fondo. El presidente de los Estados Unidos, por su parte, asiste a un servicio conmemorativo en el Pentágono.


HACIENDO POESÍA ¡Qué difícil es la poesía! me armo de mucha paciencia revuelvo entre mi conciencia y escalo la estantería en busca de poemas. Encuentro un libro de ciencia no me sirve para nada lo coloco con prudencia y la escribo imaginada: Granada Granada Granada de tu inmenso poderío solo queda mucho frío grande fuiste hace siglos grande eres para los granaínos.


Tablas


UN VIAJE IMPOSIBLE 1ºESO Kandinsky Era un día caluroso de verano, de esos que no paras de sudar por mucho que busques una buena sombra y un gran vaso de agua con hielo para aliviar la tremenda e insaciable sed veraniega. Los veranos de Madrid son así. El Sol no tiene piedad con sus pobres vecinos de la Tierra. Sentado en mi preciosa hamaca, contemplaba como unas mariposas revoloteaban sobre un macetero lleno de azucenas y jacintos. El tiempo pasaba muy despacio. En esta época del año, la capital de España es todo lo contrario a una gran urbe. No hay atascos, no hay prisas, no hay madrileños, sólo turistas con calcetines y sandalias, y un ejército de orientales con cámara en mano inmortalizando su paso por el Museo del Prado, el Retiro o la Fuente de la Cibeles. Con este panorama decidí coger mi coche y salir a dar una vuelta por la antes atestadas calles de la gran ciudad. Pronto anochecería. Animado por la velocidad y el puro placer de manejar el automóvil pensé que bueno sería continuar sin parar. Soñé despierto que tras un recodo de la M-40 aparecería una isla donde poder sentir la brisa del mar. El cielo se tornaba rojizo oscuro anunciando la llegada de la noche mientras continuaba con mi ensoñación volante en mano Con la mirada puesta en la lejanía, creí ver una gigantesca estela en el horizonte. Sin duda, aquella podía haber sido una de esas estrellas fugaces para no olvidar. Pero me conformé con la cola blanquecina que había dibujado. De súbito todo el cielo se iluminó y una perceptible explosión no anunciaba nada bueno. Di un volantazo y el coche se detuvo en un lateral de la carretera. Desconcertado, como cuando se nos despierta de un sueño profundo, salí de mi asiento y me planté en medio de la vía. Me preguntaba si estaba soñando o estaba ocurriendo en realidad. Cuando todavía no había salido de mi estupor, el suelo tembló y una gigantesca cortina de polvo se acercaba hacia mi posición. En ese momento no sabía lo que hacer, me quede paralizado por el miedo, las piernas no me respondían. Una fuerza indescriptible me alzó por los aires. Perdí la noción del tiempo mientras era arrastrado por la gigantesca nube. Pasaron minutos, quizás horas… no lo sé, pero al despertar nada volvería a ser como antes. Al recuperar la consciencia, mire a mi alrededor y estupefacto note que estaba en una dimensión paralela, en ese momento no sabía que hacer, el miedo me tenía aterrorizado y entonces a lo lejos vi como se asomaba el sol por el horizonte, en aquel momento llegué a pensar que podía estar muerto. Cuando pensé que este era mi fin. Giré la cabeza para olvidar lo que había visto, no sabía lo que me ocurría, de pronto ví como se me acercaba un hombre de un metro noventa, moreno, deseaba con todas mis fuerzas que no se dirigiera mí, que pasara de largo como si no estuviese allí. Pero al final vino hacia mí y me


preguntó que qué hacía ahí y cómo había llegado, yo le contesté no sabía lo que me había pasado pero el hombre no se lo creyó y gritó en un idioma desconocido para mí, algo que hizo que cuatro chicos vinieran a por mí, supuse que había dicho que me cogieran y me llevaran atado a alguna parte. Me ataron los pies y después las manos, me tumbaron en una especie de cama y los chicos cogieron la cama, que tenía varios palos, cada uno cogió uno y me levantaron. Llevaba una venda en los ojos, pero con tanto movimiento, se movió un poco y pude contemplar la naturaleza a mi alrededor. Para mí, el viaje se hizo eterno. Mientras que me llevaban a algún lugar desconocido, iba pensando en dónde podía estar. Pero no se me ocurría nada hasta que cuando se pararon, pude contemplar que estaba en un sitio desértico, ya que no había ningún animal ni planta y hacía un montón de calor, me imaginé que estaba en otro planeta. Devoraba todos los libros de ciencia-ficción que caían en mis manos, incluso los antiguos. También películas, y es raro, siempre he tenido la esperanza de que algo así me pasaría. Podía ver cómo todos me miraban, con una mirada de interés como cuando ves algo nuevo que nunca la habías visto. todos los hombres (si es que le les puede llamar así) eran muy parecidos a los humanos. Tenían unos enormes y escalofriantes ojos sin pupila, pero tenían un tono grisáceo, esto era lo que marcaba la diferencia entre los humanos y aquellos… Bichos… El resto de partes de su cuerpo era idéntico a las de los humanos. Cuando estaba pensando en mis cosas, se acercó alguien a mí. Sentí como me zarandeaban y al abrir los ojos vi a un guardia civil. Gritaba mi nombre, pero apenas podía escucharle. Tarde 6 meses en recuperarme del accidente de coche mientras intentaba dar sentido a la historia que había vivido de una forma tan intensa.


Antonio Guerrero Garrido 11 de junio de 2014

Antonio Guerrero Garrido  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you