Issuu on Google+

1

ÍNDICE

ANATOMÍA DEL TRACTO GENITAL INFERIOR Vagina Cuello uterino o cérvix Vulva FLORA BACTERIANA Introducción Localización Flora vaginal INFECCIONES DEL TRACTO GENITAL INFERIOR Vaginosis Bacteriana Etiología Manifestaciones clínicas Diagnóstico Factores predisponentes Complicaciones Tratamiento CANDIDIASIS VAGINAL Hongos Candidiasis vaginal Factores de riesgo Síntomas Diagnóstico Tratamiento TRICOMONIASIS Síntomas y diagnóstico COMPOSICIÓN DE CLINFOL DUO® CLINFOL DUO®, EL TRATAMIENTO EMPÍRICO BIVALENTE CLINFOL DUO®, FÓRMULA IDEAL EN CANDIDIÁSIS VULVOVAGINAL (CVV) ALTERNANTE Y RECURRENTE CLINFOL DUO®, POSOLOGÍA

2

ANATOMÍA DEL TRACTO GENITAL INFERIOR Vagina La vagina es un órgano cilíndrico muscular con un epitelio estratificado sin queratina en su superficie (mucosa) de aprox. 3 cm de diámetro y unos 8 cm de longitud, cuyo eje central es perpendicular u oblicuo desde atrás hacia delante y desde arriba hacia abajo con respecto al eje cervical. Cumple tres funciones: a) órgano de la copulación o coito b) reservorio al semen y drenaje del flujo menstrual. b) vía natural de pasaje a través del cual, el feto sale del vientre materno (canal de parto) La vagina está comunicada con el exterior a través del introito (límite entre los genitales internos y externos), y por lo tanto posee una flora bacteriana normal, dominada por el bacilo de Döderlein o lactobacilo, cuyo equilibrio defiende al tracto genital del ascenso de gérmenes patógenos desde el exterior o perineo. Forma parte del denominado Tracto Genital Inferior (T.G.I.)-(cuello cevical, vagina y vulva). La inflamación de la vagina se conoce como vaginitis. Figura 1

Cuello uterino o cérvix El cuello uterino es la porción anatómica inferior del aparato reproductor femenino, sus límites son el orificio cervical externo (OCE) al orificio cervical interno (OCI). Tiene una parte en contacto con la cavidad vaginal, llamado exocérvix de epitelio estratificado no queratinizado, y una parte interna, conducto cervical interno o endocérvix. Este sector posee un

3

epitelio cilíndrico simple ciliado que tapiza a las glándulas que desembocan en las criptas con gran actividad secretoria (tapón mucoso).

Las funciones del cérvix serían: 1) La puerta de entrada de los espermatozoides al tracto superior. En este caso, y teniendo en cuenta al proceso de fecundación, formaría una unidad funcional con la vagina (reservorio o lago seminal). 2) Protección del espermatozoide del ambiente hostil de la vagina. 3) Nutrición del espermatozoide (capacitación). 4) Moco estrogénico, filante y receptivo, durante el período fértil (permite el pasaje espermático); moco progestacional, celular y espeso, que impide el pasaje de los espermatozoides y su salida de las criptas. 5) Depósito transitorio de los espermatozoides en sus criptas, previo a la liberación lenta de los mismos (capacitación).

4

Las características de los epitelios junto a la secreción del cuello uterino y la vagina, dependen del estímulo de las hormonas sexuales (estrógenos y progesterona). Esta estimulación hormonal produce dos efectos importantes: 1) Provocar la migración de epitelios o metaplasia, desde el endocérvix al exocérvix (durante la edad fértil). 2) Modificación del moco cervical (favorable: cristalino y filante durante la fase peri-ovulatoria; desfavorable: opaco, espeso, con alta celularidad, durante la fase progestacional.

La inflamación de las glándulas de endocévix y la metaplasia glandular del exocérvix se denomina cervicitis. Es la fuente principal de secreción del flujo genital normal y anormal o patológico

Vulva Parte de los genitales externos femeninos que comprende los labios (pliegues de piel a la entrada a la vagina), el clítoris y el introito (orificio) vaginal

5

FLORA BACTERIANA Introducción Vivimos inmersos en un mundo de bacterias. Se encuentran por todos lados y nosotros no somos la excepción. A las pocas horas después del nacimiento somos colonizados por bacterias que vivirán con nosotros durante toda la vida. El cuerpo humano normalmente alberga cientos de especies bacterianas y un número más pequeño de virus y hongos. La mayoría de ellos son comensales (flora normal), ya que viven con nosotros sin causar daño. Su número, así como la variedad de especies, cambia permanentemente. El término "flora" se debe a que la gran mayoría de los microorganismos aislados de nuestro cuerpo son bacterias y éstas eran clasificadas dentro del reino vegetal. El dilema del microbiólogo clínico es decidir cuál de los microorganismos aislados de una muestra clínica son causantes de la enfermedad. Para el clínico, por otra parte, el conocimiento de los microorganismos de la flora normal es indispensable en la interpretación de los hallazgos de los exámenes microbiológicos. Localización Los microorganismos se encuentran en aquellas partes del cuerpo expuestas al medio ambiente o que comunican con él, como la piel, nariz, boca, intestino y tracto urogenital. Las bacterias y los hongos residen y proliferan activamente en estos sitios. Las otras partes del cuerpo humano, como el resto del tracto respiratorio y del tracto digestivo, la vejiga y el útero, tienen microorganismos en menor número y sólo están de paso. El hallazgo de microorganismos patógenos en estos sitios es altamente sugerente de enfermedad, pero solo la abundancia de los mismos y la reacción inflamatoria, la confirmaría. Hablamos de flora normal para referirnos a aquellos microorganismos que habitualmente encontramos sobre la superficie o en el interior del cuerpo de las personas sanas. La flora normal se adquiere con rapidez durante y poco después del nacimiento, y cambia de constitución en forma permanente a lo largo de la vida. La flora habitual juega un importante papel tanto en la salud como en la enfermedad. Algunas fabrican nutrientes para el cuerpo, por ejemplo las bacterias coliformes (Escherichia coli, por ej.) del intestino producen vitamina K y otras bacterias aportan otros nutrientes. Las bacterias de la flora normal también mantienen a "raya" a otros microorganismos nocivos, ya que de no ser así, seríamos invadidos por microbios que causarían daño a nuestro cuerpo. También se sabe que la flora normal estimula el desarrollo del sistema inmune del cuerpo y que puede ayudar a proteger de otras infecciones. Sin embargo sabemos que algunas de estas bacterias con las que convivimos diariamente pueden representar un riesgo para nuestra salud, principalmente en las siguientes situaciones:  Cuando crecen de forma anormalmente alta.  Cuando existen bacterias en un sitio que no les corresponde.  Cuando existen bacterias en un sitio normalmente estéril. Como podemos suponer el cuerpo es un delicado ecosistema en donde viven “simbióticamente”* un gran número de bacterias, y el huésped humano mantiene una relación en donde estas bacterias representan un riesgo potencial cuando este equilibrio se rompe, ya sea por alteración del ecosistema bacteriano o por factores del huésped que favorezcan la disminución de la inmunidad (defensas) y que permitan que las bacterias normales invadan y ataquen a su huésped.

6

El número y el tipo de bacterias puede ser modificado por factores como la temperatura, la humedad y la presencia de determinados nutrientes o de sustancias inhibitorias. Cuando se altera este equilibrio pueden presentarse infecciones. *(Simbiosis: asociación de individuos animales o vegetales de diferentes especies, para sacar provecho de la vida en común) FLORA VAGINAL El bacilo de Döderlein es el principal componente de la flora vaginal cuya función mas importante es mantener el pH apropiado de la vagina (de 3,5, a 4,5) gracias a la fermentación del glucógeno (moléculas de glucosa) en ac. Láctico.

BACTERIAS

Staphylococcus epidermidis Staphylococcus aureus

Vagina + +

Streptococcus mitis Streptococcus faecalis Streptococcus pyogenes

+

Neisseriae

+

Neisseria meningitidis B. Coliformes (E. coli) Proteus mirabilis Bacteroides

+

+ +

+ +

Lactobacilos Corinebacterias

+/++ +

Micoplasmas

+

++ = Más frecuente + = Común +/- = Irregular

7

La flora normal del TRACTO GENITAL INFERIOR -TGI- se mantiene en equilibrio gracias a la acción del Lactobacilo o Bacilo de Döderlein. Existen diferentes familias o cepas de este bacilo (L. Acidophilus, spp., crispatus, etc.). Sólo aquel que cumpla con los requisitos necesarios para convertirse en “árbitro” del equilibrio en el TGI, será útil en este ecosistema vaginal (evitará la alteración en la relación de los diferentes microorganismos aerobios y anaerobios, y por lo tanto, la infección genital). Los requisitos son tres:  Deben producir agua oxigenada (peróxido de hidrógeno -H2O2-)  Poseer cilios en su periferia (la adhesividad al epitelio vaginal es fundamental)  Debe ser un gran productor de ácido láctico. Para que el microclima vaginal no predisponga al desequilibrio bacteriano el mismo debe ser ácido ( pH 3.5 a 4.5) No debemos olvidar también los factores predisponentes que pueden disminuir con la flora de Döderlein.

La cantidad y el tipo de secreción o flujo normal varía entre las mujeres, el momento del ciclo menstrual y la etapa de la vida. Esto se debe a la acción de las hormonas durante el período fértil, el embarazo y la menopausia. En este último caso, después de la menopausia, disminuye el nivel de estrógenos, las células que recubren la vagina sufren un proceso degenerativo, hay una propensión a la atrofia, y la secreción vaginal se reduce. Suele ocurrir también que la flora vaginal protectora desaparece y la vagina puede ser colonizada por hongos (candidiasis) o por bacterias anaerobias (vaginosis).Por lo tanto, puede manifestarse un flujo patológico.

8

INFECCIONES DEL TRACTO GENITAL INFERIOR

VAGINOSIS BACTERIANA

Fueron Gerdner y Dukes a mediados de la década de los 50 quienes denominaron Haemophilus vaginalis al microorganismo implicado en la vaginitis inespecifica llamada actualmente vaginosis bacteriana y que no pertenecía a ningún grupo taxonómico estudiado hasta entonces. Pero no fue sino hasta 1980, que se denomino al microorganismo como Gardnerella, nombrado así en honor del doctor Gardner. Se trata de un cocobacilo que para su crecimiento no precisa de ciertos factores y se tiñe de granpositivo.

La Vaginosis Bacteriana (VB) es una de las infecciones más frecuentes de la mujer en edad reproductiva. Se trata de un proceso patológico que afecta a la vagina, que característicamente no cursa con inflamación ni lesiones. Por sus manifestaciones clínicas y bacteriológicas se considera un síndrome que resulta de alteraciones de la flora bacteriana aerobia y anaerobia, lo cual se traduce en cambios físicos-químicos de la secreciones vaginales. A través del tiempo, esta patología ha recibido diferentes nombres (debido a que su origen fue atribuido a diferentes agentes como haemophilus):

 

Vaginitis inespecífica Vaginitis por:

  

Vaginosis inespecífica Vaginosis por anaerobios Vaginosis Bacteriana

Haemophilus Corynebacterium Gardnerella

Además, un nuevo grupo de bacterias de la especie Mobiluncus spp se asoció al cuadro clínico de la VB. Su denominación actual surgió en el Simposio internacional realizado en Estocolmo, en enero de 1984. En dicha ocasión el consenso de expertos recomendó para esta patología el nombre de VAGINOSIS BACTERIANA, debido a sus características clínicas y microbiológicas.

La VB es una de las causas más frecuentes de consulta en las mujeres con vida sexual activa. Este síndrome también se reconoce en mujeres sin antecedentes de actividad sexual y es frecuente en mujeres embarazadas. Esta patología puede considerarse de prevalencia mundial. ETIOLOGÍA La etiología de esta enfermedad no se debe a un solo germen causal como la Gardnerella vaginalis. Existe evidencia de la participación de otros microorganismos como: Peptostreptococcus, Bacteroides, Mobiluncus y recientemente, Mycoplasma hominis. Aparentemente, el origen de la VB es la consecuencia de una alteración en el equilibrio o relación de organismos anaerobios–aerobios normalmente presentes en la vagina. En la mujer sin VB, el número total de anaerobios es dos a cinco veces el número de aerobios, mientras que en las mujeres con el síndrome clínico, la relación se invierte de 100 a 1000, predominando aerobios Gram negativos. Sin embargo, se da un incremento tanto de aerobios como de anaerobios, además de una disminución importante de lactobacilos. 9

ECOSISTEMA VAGINAL NORMAL

ECOSISTEMA VAGINAL EN VAGINOSIS BACTERIANA

 Lactobacilos predominantes

 Pocos lactobacilos que producen peróxido de hidrógeno

 Relación anaerobios: aerobios de 2:1 5:1

 Relación anaerobios:aerobios de 100:1 1000:1

 Gardnerella vaginalis presente en 5 - 60 %

 Gardnerella vaginalis virtualmente siempre presente

 Mobiluncus presente en < 5 %

 Mobiluncus presente en 50 - 70 %

 Mycoplasma hominis presente en 1,5 30 % de las mujeres sexualmente activas

 Mycoplasma hominis presente en 60- 75 %

MANIFESTACIONES CLÍNICAS 

Las mujeres presentan síntomas (flujo, mal olor) vulvovaginales, sin signos de inflamación acompañantes.

El exudado vaginal (flujo) es relativamente abundante, homogéneo, no viscoso, blanquecino, adherente y maloliente. Las pacientes con vaginosis bacteriana tienen secreciones vaginales blanquecinas o gris-blancas, que pueden extenderse desde el vestíbulo vulvar hasta el perineo. En el examen con espéculo, la secreción clásica aparece como si un vaso de leche se hubiera vaciado en la vagina.

En ocasiones discreto prurito e irritación vaginal.

Flujo con olor a pescado. Si se mezcla el exudado con KOH al 10% se produce un típico olor a pescado, debido a la volatilización de las aminas aromáticas y al pH alcalino.

DIAGNÓSTICO El diagnóstico de vaginosis bacteriana se basa en criterios clínicos y en el estudio microscópico del flujo, con tinción de gram. El aislamiento en cultivo de Gardnerella vaginalis no siempre es indicativo de infección. Actualmente, los criterios clínicos que definen este síndrome están bien establecidos:

10

-Criterios de Amsel y Cols.  Cuando por lo menos tres de los siguientes cuatro criterios están presentes:  Flujo lechoso homogénea  pH > 4,5 (el pH es más elevado de lo normal, conforme se incrementa, la Gardnerella se multiplica produciendo un succinato que favorece la proliferación de anaerobios adicionales).  Prueba de “olor ” o de amina (Hidróxido de potasio) positiva  Presencia de células guía (el examen microscópico pone de manifiesto la presencia de células epiteliales completamente cubiertas por cocobacilos -gardnerellas-)que desdibujan los márgenes celulares)

a)

b) c) d) e)

El pH vaginal puede determinarse fácilmente, con precisión y de forma económica con papel indicador de pH. Para determinar con precisión el pH vaginal y las características microscópicas, las muestras de secreción vaginal deben tomarse de las paredes de la vagina, no del endocervix. La adición de una solución de hidróxido de potasio (KOH) al 10 % a las secreciones vaginales de una paciente con vaginosis bacteriana provoca un olor desagradable a pescado. Una prueba de amina positiva y la presencia de células guías permiten un diagnóstico preciso de la vaginosis bacteriana sin afectar la sensibilidad. La prueba de la amina por si sola indica vaginosis bacteriana con precisión en el 94 % de las pacientes. Tinción de Gram de las bacterias fijadas en las células epiteliales vaginales para formar células guías en las secreciones de una paciente con vaginosis bacteriana.

FACTORES PREDISPONENTES Actualmente, los mecanismos patogénicos de la vaginosis bacteriana son imprecisos. Sin embargo, los factores que alteran el pH vaginal pueden influenciar la evolución de la enfermedad. Por ejemplo, el pH del semen es mucho más elevado que el de la vagina, por consiguiente, los eyaculados depositados durante las relaciones sexuales pueden alterar el pH de la vagina. Las bacterias patogénicas depositadas durante las relaciones sexuales pueden también tener cierta influencia. Varios factores pueden afectar en forma negativa el ecosistema vaginal propiciando el medio adecuado para el desarrollo de la vaginosis:     

Relaciones sexuales. Cambios hormonales durante el ciclo menstrual, el embarazo y la menopausia. Duchas vaginales. El uso de antibióticos y/o la presencia de otras infecciones. Inmunodepresión.

11

COMPLICACIONES Aunque inicialmente se pensó que la vaginosis bacteriana era un proceso banal, investigaciones recientes han demostrado su asociación con infecciones del tracto genital superior y sus complicaciones: enfermedad pélvica inflamatoria, endometritis tras cesárea o posthisterectomía. Se ha demostrado su relación en complicaciones del embarazo y parto: corioamnionitis, amnionitis, rotura prematura de membranas, parto prematuro, recién nacido con bajo peso, endometritis posterior al parto. También se ha asociado a infecciones urinarias, abscesos vaginales y bacteriemias casi exclusivamente en mujeres con procesos obstétricos o ginecológicos. Así mismo, han sido descriptas infecciones neonatales por su paso a través del canal del parto. TRATAMIENTO Los fármacos orales más efectivos para la vaginosis bacteriana son la clindamicina y el metronidazol. La clindamicina oral presenta un riesgo superior a la vía vaginal, por la posibilidad de favorecer el crecimiento del Clostridium difficile, una bacteria intestinal anaerobia que lleva a un cuadro clínico conocido como “colitis pseudomembranosa”. El Metronidazol oral, tiene buena actividad antianaerobia y una relativa acción frente a Gardnerella. Se administran 500 mg/12 horas por 7 días consiguiendo un 80-90% de curaciones. Esta contraindicado el consumo de alcohol y su administración durante el embarazo. Esta última característica obliga a inscribir en el prospecto la posibilidad de alteraciones en el feto cuando se indica el metronidazol, tanto por vía oral como vaginal. El tratamiento tópico con metronidazol y la clindamicina han resultado tan efectivos como el tratamiento oral. Sin embargo el tratamiento con clindamicina óvulos por sus características y vehículo (CLINFOL®), constituye el tratamiento de elección.

12

CANDIDIASIS VAGINAL HONGOS Los hongos se dividen en unicelulares o levaduras y hongos filamentosos. Los hongos se reproducen mediante la formación de esporas. Las levaduras son células redondas u ovales reproduciéndose por gemación (división asimétrica). Los hongos filamentosos están formados por estructuras tubulares denominada hifas las cuales crecen en ramificación y extensión longitudinal. La Candida albicans es una levadura grampositiva alargada semejante a hifas (seudohifas).

CANDIDIASIS VAGINAL La candidiasis vaginal o vaginitis micótica, se define como una infección vaginal, cuyo organismo responsable es el hongo candida albicans. Según algunos autores, constituye la segunda causa más común de infección vaginal y representa la variedad que causa hasta el 80 % de las infecciones consideradas oportunistas.

Existen más de 200 especies de candida. El estudio de la candida albicans se fundamenta dada su patogenicidad para el hombre. Muchas infecciones son causadas por esta levadura, incluyendo desde luego las infecciones vaginales, las cuales constituyen el objetivo de esteesapartado. Fotografía microscópica que muestra la candida albicas, la cual una

levadura (hongo) que puede causar enfermedades leves, pero puede causar enfermedades peligrosas sobre todo en individuos inmuno comprometidos La vaginitis candidiásica posee múltiples sinónimos: candidiasis vaginal; vaginitis moniliásica; infección de la vagina por levaduras; micosis vaginal; etc. La Candida albicans es un organismo muy común. Normalmente, se encuentra en pequeñas cantidades en la vagina, en la mucosa bucal, en el tracto digestivo y en la piel sin ocasionar ningún tipo de enfermedad en particular. Los síntomas aparecen cuando el balance entre los microorganismos que normalmente habitan en la vagina se pierde y la población de Candida albicans aumenta en relación con la de los otros microorganismos. Esto sucede cuando el medio ambiente vaginal se altera por alguna causa

13

presentando condiciones favorables que permiten su desarrollo. De allí su denominación “oportunista”. Un medio ambiente que dificulte la supervivencia de otros microorganismos puede igualmente ocasionar un desequilibrio que conlleve a la infección por levaduras. FACTORES DE RIESGO Se consideran factores predisponentes:        

Embarazo Diabetes mellitus Inmunodeficiencias Anovulatarios orales Obesidad Antibioticoterapia Corticoterapia Hábitos higiénicos deficientes a)

b)

c)

La infección por cándida se puede presentar después de un tratamiento con antibióticos, dado que éstos cambian el equilibrio entre los organismos que cohabitan en la vagina, cambiando el medio e inhibiendo el crecimiento de las bacterias protectoras que normalmente tienen un efecto antimicótico. Esta infección es común en mujeres que toman anticonceptivos orales que contienen estrógenos y en mujeres embarazadas. Al aumentar los niveles estrogénicos en el organismo, aumenta el nivel hormonal ocasionando cambios en el ambiente que lo hacen propicio para el crecimiento del hongo. Este tipo de infección se asocia además con otras enfermedades como la diabetes, o con problemas que afectan al sistema inmune (como el virus del VIH, o pacientes que han recibido quimioterapia).

La candidiasis vaginal no se considera una enfermedad de transmisión sexual, sin embargo, del 12 al 15% de los hombres que tienen contacto sexual con una persona infectada desarrollan síntomas como prurito y erupción en el pene. La ropa interior sintética y los pantalones demasiado apretados; una reacción a los ingredientes químicos, que se encuentran en jabones y detergentes; todos pueden producir candidiasis vaginal. SINTOMAS      

Flujo vaginal anormal, espeso, blanco (como leche cortada). Prurito vaginal y vulvar. La vagina y la vulva están inflamadas, lo que produce enrojecimiento y dolor. Enrojecimiento en la piel de la vulva. Escozor al orinar Dispaurenia.

14

DIAGNÓSTICO La candidiasis vaginal generalmente se diagnostica por la apariencia y los síntomas. En ocasiones y debido a que los síntomas son similares a la tricomoniasis, el médico debe confirmar el diagnóstico raspando parte del área afectada para que sea examinada al microscopio. Es frecuente la infección mixta con bacterias. 

pH vaginal comúnmente es normal o incluso menor a 4.5.

Examen en fresco: Se efectúa tomando una muestra de exudado de las paredes vaginales y cérvix; se homogeneiza en solución salina para observación directa en microscopio de luz con objetivo seco fuerte para identificar las levaduras y a veces los seudomicelios. Más de 4 levaduras por campo y cuadro clínico característico son pruebas confirmatorias, así como cultivo positivo para Cándida albicans.

TRATAMIENTO La infección por cándida responde bien a la administración de imidazoles. Los tratamientos tópicos (que actúan solamente en el área en la cual son aplicados) son la primera opción para infecciones vaginales causadas por la levadura (cándida). a) b) c)

La mayoría de los tratamientos tópicos se aplican una o dos veces diarias durante tres días, o bien una vez al día durante siete días. Los tratamientos más prolongados entre siete y catorce días. Generalmente los tratamientos tópicos no tienen efectos secundarios, pero en un número reducido de mujeres pueden producir ardor vaginal, picazón o erupciones cutáneas. Si el tratamiento tópico no funciona o si se presentan brotes recurrentes con frecuencia, es posible que se requieran medicamentos sistémicos.

15

TRICOMONIASIS Otra infección vaginal menos común es la tricomoniasis, de la cual solo destacaremos algunos conceptos dado que no es indicación de nuestro producto. La trichomona vaginalis es un protozoario anaerobio de transmisión sexual. SINTOMAS Y DIAGNOSTICO Vulva inflamada y edematosa La secreción vaginal presenta un pH superior a 4.7 La secreción presenta olor a amina con el KOH al 10% Las tricomonas móviles se demuestran en la preparación húmeda con solución salina La preparación húmeda contiene muchos leucocitos

    

El protozoario no reside en la vagina y cuando la infecta se puede diseminar a la uretra, vejiga y glándulas de Skene, razón por la cual se hace necesario el tratamiento sistémico. El metronidazol es un tratamiento efectivo (con los inconvenientes que han sido comentados). El régimen de preferencia es de 2 g. Se recomienda el tratamiento simultáneo de la pareja sexual masculina. El siguiente cuadro resume las características de las infecciones vaginales descriptas. Secreción Vaginal

Características

Normal

Bacteriana

Candidiasis

Tricomoniasis

Tipo de Secreción

Flocular

Homogénea

Flocular

pH

< 4,5

> 4,5

< 4,5

>4,5

Olor de amina

Ausente

Presente

Ausente

Presente/Ausente

Células guía

Ausentes

Presentes

Ausentes

Tricomonádidos

Ausentes

Ausentes

Ausentes

Lactobacilos > a otras bacterias

Si

No

Si

Homogénea espumosa

Presentes Presentes Si/No

16

CLINFOL DUO ® CLINDAMICINA 100MG / KETOCONAZOL 400MG Cápsulas Blandas COMPOSICIÓN DE CLINFOL DUO® La asociación de clindamicina 100mg y ketoconazol 400mg representa una alternativa absolutamente innovadora en el tratamiento empírico de las vaginitis con o sin flujo vaginal. El término empírico es utilizado para calificar a aquellas terapéuticas que le brindan a los especialistas mejores resultados con mínima tecnología diagnóstica. Solamente un interrogatorio bien dirigido posibilita al profesional identificar si está frente a una infección vaginal por gran número de bacterias o por cándida. La clindamicina 100mg de aplicación tópica es el tratamiento de elección para la Vaginosis Bacteriana. Es ya conocida la gran aceptación de CLINFOL DUO ® en estos casos por la excelente tolerancia y cómoda aplicación. Su comercialización puso en evidencia un aspecto inherente a la elite de antibióticos de amplio espectro, la micosis oportunista. Si bien la tasa de curación de la VB era óptima, en varias oportunidades los médicos recibían consultas a corto y mediano plazo por síntomas compatibles con vaginitis candidiásica. La solución para estos casos era sumar a la prescripción de CLIONFOL®, un antimicótico...”por las dudas”. Los imidazoles son conocidos por su efectividad en el tratamiento de las candidiasis vaginales y sistémicas. El antimicótico más prescripto en las últimas décadas ha sido el ketoconazol. Su administración oral en dosis de 400mg permitía el tratamiento de exitoso tanto de micosis vaginal como sistémica. Uno de los temores cuando se indicaba el ketoconazol oral era el efecto hepático adverso que podía conducir en casos infrecuentes, a la insuficiencia de órgano. Los años venideros permitieron el desarrollo de nuevas moléculas imidazólicas similar o menor eficacia pero más “tranquilizadoras” para los médicos y con la posibilidad de su aplicación vaginal. Ahora la mujer con vaginitis recurrente y alternante tiene la solución en un solo producto, XXX®. En la innovadora cápsula blanda, los dos principios activos mas efectivos y de primera elección en casi el 80-90% de las infecciones del tracto genital inferior: clindamicina 100mg y ketoconazol 400mg. CLINFOL DUO ® EL TRATAMIENTO EMPÍRICO BIVALENTE Este producto único en el mercado nacional, contiene dos antibióticos (bivalente). Tiene los dos “ingredientes” para combatir la mayoría de los casos que presentan flujo y otros síntomas genitales asociados con la vaginitis; pero carece de componentes innecesarios (corticoides, anestésicos, antibióticos de espectro dirigido, sustancias de dudosa efectividad -centella asiática, por ej.-. ; que pueden interferir con la respuesta terapéutica o la remisión de los síntomas. No hay más que pensar en el conocido efecto inmunodepresor local que ejercen los corticoides suministrados como “antiinflamatorios”, que predisponen el crecimiento de levaduras oportunistas. CLINFOL DUO® FÓRMULA IDEAL EN CANDIDIÁSIS VULVOVAGINAL (CVV) ALTERNANTE Y RECURRENTE La mayoría de los casos de CVV ocurren en mujeres perfectamente sanas y casi cualquier mujer premenopáusica puede desarrollar CVV. Se estima que entre el 70 y el 75% de las mujeres adultas sanas tienen el menos un episodio de CVV durante su vida reproductiva, y la mitad de las mujeres universitarias habrán tenido un episodio de CVV diagnosticado por el médico para los 25 años.

17

Los síntomas aparecen cuando el equilibrio entre los microorganismos que normalmente habitan en la vagina se pierde y la población de C.albicans aumenta hasta convertirse en una infección del TGI. La combinación de clindamicina y ketoconazol CLINFOL DUO® permite combatir la candidiasis y reestablecer el equilibrio bacteriano perdido, responsable de la infección micótica. También es cierto que la infección por cándida se puede presentar después de un tratamiento con antibióticos. Los antibióticos, en particular los de amplio espectro, cambian el equilibrio normal entre los organismos que habitan la vagina; esta situación conduce a un incremento del 10-30% en la colonización vaginal por cándida. En estos casos CLINFOL DUO® evita la Candidiasis Alternante, en los casos de tratamiento de Vaginosis Bacteriana. La Candidiasis VulvoVaginal es común en mujeres que toman anticonceptivos orales. El aumento del nivel hormonal ocasiona cambios en el ambiente vaginal que lo hacen perfecto para el crecimiento y la nutrición de la cándida. Posiblemente existan otros mecanismos, como el incremento de la adherencia de las levaduras, también por el incremento estrogénico. En estos casos la indicación de CLINFOL DUO ® es la candidiasis que, dada las condiciones sistémicas puede permanecer o producir recaídas. El tratamiento de 400mg de ketoconazol durante 7 días es un esquema que asegura la eliminación completa de las levaduras y previene la colonización por gérmenes anaerobios (asociación con clindamicina) CLINFOL DUO® POSOLOGÍA La aplicación de CLINFOL DUO® es cómoda y sin complicaciones higiénicas ni contacto con los principos activos. Tampoco son necesarios aplicadores, detalle importante a tener en cuenta frente a la importante y dolorosa reacción inflamatoria de la candidiasis. Permite tratar simultáneamente el desequilibrio bacteriano y erradicar a la flora candidiásica. Este doble efecto antibiótico resuelve la recuperación de la flora normal de Lactobacilos antes que se presente una molesta micosis oportunista. Su dosis consiste en una aplicación diaria preferentemente nocturna, de la cápsula blanda vaginal durante 7 días. El tratamiento semanal permite alcanzar niveles terapéuticos locales y sostenidos de ketoconazol, que garanticen la erradicación de la cándida albicans.

El presente material ha sido revisado y autorizada su reproducción por la Dirección Médica y la Gerencia de Entrenamiento de Representaciones Nolver C.A. Uso exclusivo para Capacitación de su Fuerza de Ventas.

18


Clinfol_Duo