Noir, Revista Cultural. Número 8, Septiembre 2015

Page 64

CAIA KOOPMAN: Pintando un mundo mejor

Deborah P. Gómez

L

a sociedad ha cambiado a un ritmo vertiginoso en las últimas décadas y el arte se ha visto obligado a adaptarse para poder sobrevivir. Visitar una galería de arte se ha convertido en un descubrimiento para todos los sentidos; los tradicionales bodegones y los retratos de reyes y aristócratas se han sustituido por mujeres medio desnudas montadas en dragones, guerreros, vampiros, hadas y demás criaturas mitológicas. En un entorno así, ¿es posible hacer arte partiendo de la escena skate y el punk más alternativo? ¿Concienciar a la sociedad sobre la necesidad de proteger el medio ambiente usando muñecas de enormes ojos tristes con la piel tatuada? Sí, es posible, y la ilustradora Caia Koopman lo ha demostrado.