Page 1

1


NO ES FICCIÓN ESCRITA EN VERSO ANTOLOGÍA POÉTICA

2


No es ficción escrita en verso. Caracas – Venezuela, 2018. Correo electrónico: noesficcionescritaenverso@gmail.com Diseño y diagramación: María Angélica Moreno y Astrid Salazar. Diseño de portada: María Angélica Moreno. Asesoría de diseño: Karen Moreno. Edición al cuidado de: María Angélica Moreno y Astrid Salazar.

3


PRESENTACIÓN

La presente obra es una recopilación de poemas destinados a la concienciación de la sociedad venezolana sobre la prevención del cáncer de mama. Básicamente, convoca al lector a un encuentro cara a cara con una de las enfermedades más temidas por la humanidad. El poemario cuenta con la participación de 10 escritores venezolanos quienes a través de sus textos, reflejan todos los procesos del cáncer. Dicho poemario está organizado en tres partes: la primera, que lleva por título “El Comienzo” donde se habla acerca de la etapa de diagnóstico y prevención. La segunda, titulada “Durante la enfermedad” donde se describe detalladamente el desarrollo de la misma. Y la tercera, titulada “El final” donde se exponen dos realidades distintas, por cuanto unos logran vencer el mal y otros, no corren con la misma suerte. No es ficción escrita en verso está dirigida a todo público. Hoy más que nunca es necesario advertir sobre el riesgo al que todos estamos expuestos, sin importar nuestro género. Teniendo en cuenta que el cáncer más que una enfermedad física, es una enfermedad espiritual.

III4


La mayoría de las enfermedades provienen de un dolor interno intenso, provienen del alma.

REYNALDO PÉREZ SÓ.

5


A todos los hĂŠroes que han vencido, a los que siguen luchando, y para quienes son eternos en nuestros corazones.

6


EL COMIENZO

1


El Comienzo esta noche se hace larga ante el zumbido de los golpes

la vida escapa huye salta

no es el mundo no es afuera es mi hogar el maldito espacio de carcinomas.

Astrid Salazar.

2


Suspiro con lentitud siento ahogarme. No sĂŠ si es por el MonĂłxido de Carbono [que de a poco nos envenena] o por el temor que invade mi cuerpo. Mis manos sudorosas tocan mi pecho desnudo. Entre movimientos circulares, trato de encontrar un enemigo silencioso. Desconozco su rostro, su esencia maligna. Dicen que no es muy amigable que las citas no se dan en un cafĂŠ, sino en hospitales repletos de almas agitadas. Suspiro con lentitud y entre el temblor de mis manos siento ahogarme.

Mary Moreno.

3


Esfera toca toca

Tu icono de la naturaleza circula al disco circúlalo en nombre de esa conciencia que te hace mujer caminas derecha te quitas el sostén y el show comienza. Esa esfera toca toca te convierte en cinta rosa mientras el dios de los miedos se muda a tu mente.

José Alberto Bordón.

4


Te manipulo mediáticamente Espera por él, Y cuando lo encuentres Sufre Porque él siempre partirá.

Cambia el final.

Jessica Martínez.

5


Mis cabellos zafados brillan

Ya no son del todo negros ni brillantes mis cabellos, pero de flores los lleno. En un descuido dichoso alguna flor queda en ellos. Flores silvestres, pequeĂąas, que nadie mira, y que entre mi pelo suelto se vuelven lindas. Amo este adorno simple, como de agua, como de nube, como de brisas que se visten de colores. Diadema de hojas fragantes de las mujeres sencillas. Ya no son del todo negros mis cabellos. Pero tienen flores, y brillan.

MarĂ­a CalcaĂąo.

6


DURANTE LA ENFERMEDAD

7


Cita médica {imprevista} el corazón pierde el ritmo de su latido silenciosamente veo una luz a lo lejos caras sonrientes quiebran los espejos de esta casa escucho maldiciones pan de cada día en este hospital gavera levanto la mirada y el corazón comienza un nuevo ritmo atada a tubos oxigenantes

Astrid Salazar.

8


Mis cabellos

quiero sanar la herida pero son tan débiles las curas que han llegado a quitarme muy lentamente mis cabellos.

nunca sabré de un buen apetito mi piel amarillenta está absorbida a los lamentos e hipocresías.

creí ser fuerte pero hoy la vida me utiliza

existiré entre cauterios sin saber de ti ni de nosotros.

Astrid Salazar.

9


Reflexiono

el silencio rompe con las puertas del templo el temor nubla el cielo desbordan lamentos que escaman mi útero

quién guía mis pasos sólo veo libertad en jaulas encerradas

en qué otro lugar puede habitar el cáncer sólo en casa.

Astrid Salazar.

10


¿Qué se hace con el cuerpo cuando el espejo no le contiene y los besos ya no son útiles para sanar? Se diseca árido como un espasmo colgado en el día que va menguando en un grito silencioso. ¿Qué hace una mujer sin gracia sin la seda recorriéndole en la piel sin el rosa en los labios con la palabra muerta? ¿Qué hace una mujer frente al espejo que no se reconoce? que va menguando junto a su propia fe cuando su cabello resbala sobre los hombros y se lleva al piso la voluntad cuando su sangre transita por un tubo plástico y revela frente a sus ojos la verdad.

Valerie Cardozo.

11


Cierro mis ojos soy invencible. Reposo sobre la cama de un hospital mientras escucho a las enfermeras caminar. La juventud se escapa de mi ser. Quisiera huir al patio de mi infancia abrazar a mamĂĄ escuchar esa melodĂ­a retumbando en su pecho desnudo que calma mis temores.

Mary Moreno.

12


Un cuerpo sufre, se expresa. Algo crece sin control de forma silenciosa. A veces tarde a veces a tiempo como ladrón despiadado de sonrisas y sueños. Tanto dolor pesa. Salir del cuerpo parece la única opción.

Zullym Bello.

13


Bombillo liso

Rayos fulminantes que pulverizan a Maléfica y recalientan tu cerebro. Solo quieres amor de los tuyos de los míos de los de ellos. Tu cabeza es un bombillo liso que brilla ante tanta química ante tantas miradas ante el sufrimiento de tu voz. Es esa voz que te dice: “Lucha por ti, por los tuyos por los míos”.

José Alberto Bordón.

14


Para algunos soy el karma para otros la ausencia de dios Yo sólo soy lo peor de ti que se multiplica a millones

Espero sentado paciente consumiendo cada parte sana haciéndola mía fumando un porro con la hierba seca que desprende tu cabeza no tengo prisa después de todo hiciste que el tiempo estuviese de mi lado.

Marcos Guzmán.

15


Aquí dentro tú y yo nos acompañamos compartimos un cuerpo que solía ser mío pero hoy tú tienes control. Aún estoy aquí. Respiro Vivo Te veo en todas partes. En mis malestares en mis kilos perdidos en mis mejorías fugaces. Te veo en mis alas rotas al reflejarme en el espejo, al ver lo poco que queda de mí. Espero un día ya no vernos tanto. Espero un día volver a ser yo.

Carolina Valor.

16


EL FINAL

17


Perdió la muerte sus buenos días

Tener que morirme en esta época con una muerte tan desacreditada. Antes llegaba ella con su paso natural y nos desvanecía… Cómo no fui de aquellos tiempos. Morir era simple: apagarse tranquilos, y reposar sin más ni más. Sin haberla ahuyentado con el corte de un seno, de una garganta… O con el tropel de alambre del electrocardiograma sobre el corazón vencido. Oyéndola roer su media presa ¡qué deseo loco de ir por fin con ella!

18


Y tocarme a mí ahora esta muerte sabihonda muerte de clínica y de laboratorio metida en cámara de oxígeno, entre penicilina y radioterapia. Irme con esta muerte tan antipática y con tantos siglos encima me da pena…

María Calcaño.

19


Metástasis

desde que estuve allí dentro desde el vientre mis ojos eran lágrimas en ese justo momento cuando no me esperaba Nadie todo hizo metástasis fue así ese día en ese justo momento.

Astrid Salazar.

20


Duele

aguanto aguanto desde este temblor de manos ya el lĂĄpiz no se sujeta a los dedos y caminar hasta la cama agota cansa el tĂŠ de malojillo es alivio para estas venas secas irradiadas de virus melancĂłlicos.

Astrid Salazar.

21


Adiós

ahora

sedada bajo la orfandad de un quirófano busco la salida del laberinto y el agua en este desierto

queda en mí un silencio eclesiástico no me salvaron del comer fibroso ya mis venas están sin voz y sólo sus gritos alejaban el miedo de su próxima visita

entre esta línea de dos tiempos quedo purgando mis penas huérfana y anónima ante la vida.

Astrid Salazar.

22


El silencio me rompe las venas tan fuerte. La furia pasó ya dejé de gritarme. En este lugar del mundo aún respiro aún Dios me escucha sin reclamos.

Valerie Cardozo.

23


¿Quién soy hoy, luego de la gloria? ¿Soy yo o una más fuerte? ¿Quién sería, si él no me hubiese enfrentado? ¿Quién sería sin las cicatrices de mi propia voluntad? Sin el transitar de mi infierno sin frecuentar tantas veces mis fantasmas.

Valerie Cardozo.

24


Hoy renací en esta tierra donde lo único que nos une es el cáncer escogiéndonos al azar. Acá todos terminamos con el espíritu inquebrantable con las cabezas como bombillos lisos brillando ante tanta química. Hoy renací y renacerás junto a mí, en esta tierra en el universo o en los brazos de mamá.

Mary Moreno.

25


La otra orilla se vislumbra. ¿El dolor es acaso la libertad deseada? Desprendo escamas de células cancerígenas mientras la noche me arropa. Sé que el final está cerca.

Gloria Dolande.

26


No basta con mirar mi cuerpo en el espejo. El alma duele se aflige pide perdón. En cualquier segundo, la línea entre vida y muerte se cortará. Dejo la eternidad de este cáncer que aún carcome cada célula en cada respiro que doy.

Gloria Dolande.

27


Leyenda

Tu poderoso adiós está frío. Tu adiós vuela en la sombra del cuerpo vuela a través de tu cama a través de tu pecho.

Eres leyenda. Mientras estoy parado ante ti como témpano de sangre témpano de fuerza témpano quebrado en mi suelo estás quebrando tu adiós.

José Alberto Bordón.

28


Laberinto

Amaneceres de sonrisa plena grata armonĂ­a en la existencia. Ilusiones y sueĂąos marcan el rumbo. De pronto, como ola arrolladora la oscuridad domina el insomnio se instala. Angustia. Lucha incansable, vencer continuar. La esperanza se viste de sonrisa solidaria. El laberinto seĂąala la luz una salida.

Dilcia J. Zamora.

29


Viva

Te has marchado pero no para siempre. Temo el horror de tu presencia Temo ver nuevamente el rostro inquietante de la muerte. Eres temor latente imborrable. Acรก sigo. No estaba lista para irme.

Carolina Valor.

30


Rapunzel

Una de las lecciones que aprendí de mi lucha contra el cáncer fue: ¡Qué maravillosa es la naturaleza! Simplemente la creación de Dios es perfecta. En mi estadía en la unidad de trasplante, podía pasar horas mirando el paisaje urbano que me ofrecía la ventana de mi habitación. Sin la menor duda, para mí era más placentero observar los colores del cielo, las montañas, la vida cotidiana de cada uno de los caraqueños desplazándose de un lugar a otro en vez de encender el televisor. Me imaginaba siendo una sola con el exterior, formando parte del aire, con el arcoíris, con una flor... La belleza natural la tenemos a simple vista y no la valoramos. Descubrí que esa sensación que me ofrecía la madre naturaleza me calmaba. Mientras mi mente hacía chistes para sacar algo positivo de todo lo que vivía con la enfermedad, me decía: “Soy como Rapunzel, pero calva y encerrada en una torre alta”.

Yrania Briceño.

31


ESCRIBE TU FINAL

32


AGRADECIMIENTOS

A todos los autores participantes por su trabajo. A la Licenciada Liyeira Ramírez por motivar la elaboración de este poemario. A Astrid Salazar, Aura Capanni y José Alberto Bordón por contribuir con la creación de esta idea. A Alba Linares por la creación del título que lleva este poemario. A Vanessa Acuña y Enyerly Cortés por su colaboración durante los inicios del proyecto. A las personas que padecen o han padecido de cáncer de mama por ser nuestro norte. A los lectores del poemario, por tomarse el tiempo de leer estas líneas.

33


Índice Presentación……………………………………………………………………………. III EL COMIENZO…………………………………………………………………………..1 El Comienzo……………………………………………………………………………….2 Suspiro con lentitud……………………………………………………………………...3 Esfera toca toca…………………………………………………………………………...4 Te manipulo mediáticamente…………………………………………………………..5 Mis cabellos zafados brillan…………………………………………………………….6 DURANTE LA ENFERMEDAD……………………………………………………….7 Cita médica {imprevista}……………………………………………………………......8 Mis cabellos………………………………………………………………………………..9 Reflexiono………………………………………………………………………………...10 Qué se hace con el cuerpo……………………………………………………………...11 Cierro mis ojos…………………………………………………………………………..12 Un cuerpo………………………………………………………………………………...13 Bombillo liso……………………………………………………………………………..14 Para algunos soy el karma…………………………………………………………….15 Aquí dentro………………………………………………………………………………16 EL FINAL………………………………………………………………………………..17 Perdió la muerte sus buenos días…………………………………………………….18 Metástasis………………………………………………………………………………..19 Duele………………………………………………………………………………………21 Adiós………………………………………………………………………………………22 El silencio me rompe las venas……………………………………………………….23 Quién soy hoy……………………………………………………………………………24 Hoy renací………………………………………………………………………………..25 La orilla se vislumbra…………………………………………………………………..26 No basta con mirar mi cuerpo…………………………………………………………27 Leyenda…………………………………………………………………………………..28 Laberinto…………………………………………………………………………………29 Viva……………………………………………………………………………………….30 Rapunzel………………………………………………………………………………….31 ESCRIBE TU FINAL…………………………………………………………………..32 AGRADECIMIENTOS…………………………………………………………………33 34


No es ficciรณn escrita en verso se terminรณ de elaborar en la ciudad de Caracas, durante el mes de octubre de 2018.

35


36

No es ficción escrita en verso  

Antología poética sobre el cáncer de mama.

No es ficción escrita en verso  

Antología poética sobre el cáncer de mama.

Advertisement