Page 1


∞ De pequeñas hablábamos por un reloj éramos las aventureras: dos niñas tan desorientadas como hoy con una pizca más de inocencia y el mismo hilo empático invisiblemente largo, ¿cuántas horas habremos compartido? El paso del tiempo es el enemigo número uno de la amistad. El número dos es la distancia, el vasto trozo de tierra que nos amenaza en este futuro post-universitario. Afortunadamente somos ecos indestructibles y magas evitando la soledad total. Te quiero y sabes que pasado mañana seguiré aquí, alimentando contigo nuestra piedra de la locura.

Amanecer Nocturno


(A mi abuela) Es triste verte engullida por el magnetismo del tiempo entre recuerdos de infancia y campo, igual que un gusano antes de ser devorado por un pájaro victorioso tras su primer vuelo.

Mi único vínculo de sangre los únicos ojos sabios que encontraron la bondad en mis actos. Ahora las fotografías cobran vida en el estante como en un delirio cualquiera o en el ensueño de un cuerpo a la deriva. Ahora, más que nunca, no hay palabra para el tiempo Sin embargo, mientras tolere la explosión de dolor en mi garganta, podré sortear como una acróbata tu caída -ataúd, precipicio con forma de guadañaperdiéndome en la agitación de mi memoria, sangre de tu sangre, dibujando contornos a tus abrazos en cierto escondite con el que sólo yo hablo. (El verso en cursiva pertenece al primer poemario de Anne Sexton: ‘Al manicomio y casi de vuelta’)

Amanecer Nocturno


Gestures


Es la invasi贸n del insecto virgen sobre la piel. Las alas crujientes y plegadas sobre su lomo. Busca sangre. Rascar谩 hasta la vena.

Bengala


Poema a cuatro manos

Cristales mecen mi tristeza sobre un desierto devastado como la superficie de una garganta o un estómago en duelo fracturado en mil heridas afónicas.

Fotógrafos recorren mi cuerpo sobre un silencio de siete años al amparo del verbo dentro mientras queda tendida la palabra hasta la pérdida de la afonía de la herida.

Llámalo limbo, monstruo ahogado o territorio expuesto a las esquirlas del frío, me cuesta creer que las palabras limiten este escozor en el pecho, este humo congelado: (todas) las heridas tienen un fondo infinito.

Amanecer Nocturno & Instánteo


POESPAM


La última posibilidad de arrojo libre de aquello que nos pese un poco. Su desamparo. Los suelos. Ahora mismo sacaría de dentro el peso de mi pellejo para fuera. Me estoy mirando en un caos de GRITOS, un submundo de emisoras comunitarias. tendrías que ver lo apagada que se ha vuelto mi cara y cuánto más me pierdo en el horizonte. Como me vuelvo más sombra cada día;;; medio cuerpo ansía, la otra mitad de cemento y mis brazos de caimán. Demasiado tiempo. y los que os rompéis bramando en las playas desiertas y remotas, gritando, bravas y bravos, un sueño... Mientras yo sólo me deshago.

Enseñadme. Ayúdame a cometer ese submundo. Le he plantado un clon mío a quién ha hecho falta. Hoy me miran con recelo sus secretos. Allí hace mucha intensidad. Demasiada intensidad. SSsshh. Si escuchas aún quedan olas. Escúchalas. Cómo piden realidades.

Instánteo


Instรกnteo


Tristeza como la mía

Dónde están las sobras de tu pecho herido Dónde el fuego que desprendíamos haz de luz sobre la edad necia Dónde el muchacho de la sonrisa intacta Dónde el incendio alucinado enjambre itinerante de tus pupilas Tristeza como otra cualquiera tristeza llamarada que se expande

Somos lechos de flores sin bulbo claridad humeante a veces callada a veces fosforescente tristeza como la mía tristeza aquí mi pecho encharcado mis heridas añejas mi llamarada al compás abstracto de tu geometría

Amanecer Nocturno


SECCIÓN PLANTAS Historia de una planta breve Una pequeña planta nació, fue cultivada con un agua mágica, agua que nadie sabe de donde llegó. Esta agua le dio vida y germinó antes de lo esperado; la planta prometía ser un hermoso árbol de dulces y jugosos frutos. Más, un día inesperado, antes de poder siquiera dar flores, el manantial que la alimentaba fue cortado ahora la planta desfallece y casi muere, aún le quedan gotas del agua mágica, pero languidece sin ese vital sustento; sus hojas se van secando con dolor, su frágil tallo se dobla ya, sus raíces se agotan de sed. Ahora, estando a punto de morir, y desgarrada de dolor, sin poder entender, se pregunta ¿por qué si podía retribuir vida a ese manantial que me alimentaba me ha sido negada su agua antes de poder dar fruto?

Maryocso


Las flores de plástico también se marchitan. No siempre su belleza es sinónimo de promesa. Algunas se agitan afuera de sus cuerpos que son a veces el fruto de la fragmentación que germina por dentro. Deshielo al exterior de la herida contenida en la semilla.

Fluido morado: escarcha del corazón. Pétalos suspendidos: heridas a punto de marchitar.

Los jarrones de plástico también se rompen e incluso los bordes solitarios del corazón, ya marchito, envejecen: diez noches de insomnio.

POESPAM, Instánteo & Amanecer Nocturno

FIN SECCIÓN PLANTAS


Como si estuviera durmiendico

Qué guapo lo han dejao, qué guapo Más cerca que el humo de un cigarro estás: El clan te invoca en gravedad. Tu memoria está escrita

-en sucio-

Qué guapo lo han dejao, qué guapo Bienvenido por fin el toque de queda: Atrás la gloria de estrellas ajenas. Vencido en lucha y vencedor

-en la tierra-


Padre de madre

Confirmo la decencia del trato de iguales; Con el murmullo del vacío, tras lo banal de sus poros marchitas el estar por la invasión de los parias; Taponas el goteo que descama la Ilíada Espacio presente presiona, predice el pretérito de tu ausencia. Tiempo de surcos; Oda la navaja que desafía a tu esmalte

L. Losa


coraz贸n pelaje intemperie para los deslenguados nieve desde sus bocas hasta el conf铆n sin mapa d贸nde el cobijo si exilio si olvido si latir barbudos como 煤nica esperanza

A.


Un sumirse insoportablemente en la luz con agujas del amanecer nocturno y expirar, apenas entumecida, apenas vuelta de una humilde posici贸n de enamorada de la nada, entonces las situaciones imposibles, el beso feroz en cada miembro, viento, tiempo, Prometeo enharinado sacudi茅ndose sus ratas. Miedo, agua gritada, miedo, hendida de miedo, entendida. Alejandra Pizarnik. Diarios (416-417)

Amanecer Nocturno (agradecimientos a A.)


Intento de cicatrizar el mundo Echo sal a las patatas, la sal no me cicatriza del mundo. ¡Qué más da! Me escuecen las heridas, y tú te caes encima de la leche sin calentar. La prefieres sin azúcar en medio de la nada, charlando con tu gemelo o tu fantasma vestido con unos pantalones manchados de ketchup, no piensas meterlos en una lavadora porque vas a salir con un cuchillo a la calle, porque necesitas comer con agresividad cabras depiladas como la noche. Ahora entiendo porque la sal quema, porque queman mis bragas y la leche no está caliente. El fantasma quiere ser justo conmigo. Tú sabes que debajo de él estás mejor callado, sin manos, cicatrizando el mundo, aunque sea por un momento, aunque sea demasiado tarde.

Patito Pelirrojo


Experiments

Le.chatnoir


I. Depura mi garganta el llanto y el grito. atraganta las ramas (brotan esporas, germen enredado que atrapa). II. Color rojo esgrime sangre, civilizaci贸n, restos, navaja. se cuela el suspiro agrietando el grito. GRITO. ramas. germen. sangre. garganta. navaja. Escupo, olas de silencio. Exculpo, silencios enredados. Escucho, silencios flagelados. Existo, lamento de silencio. Excuso, por la sangre colapsada. VIII. Gime, llora, brota. Civilizaci贸n llama a garganta. Impide el grito.

Inst谩nteo


Del fracaso de mis manos busco el mensaje oculto en las páginas de este exilio el desenlace de los tejidos de la huida el párpado que adormece la melancolía. sólo acaricio pájaros inmortales revoloteando sobre un mismo cuchillo con la temperatura desnuda del miedo. (El verso en cursiva pertenece a ‘La casa roja’ de Juan Carlos Mestre)

Amanecer Nocturno


Recorto mi amargura con tijeras idénticas antes del próximo invierno

Amanecer Nocturno & Instánteo


Amanecer Nocturno


SĂ­ndrome de Estocolmo desordenado

No todos los secuestros empiezan con violencia gritos ventanillas abiertas. No todos los secuestros empiezan con violencia algunos empiezan con un beso.

El sueĂąo de Gilgamesh


Lo que sueñan los gusanos

Dormí con una mariposa alguien preguntó qué hacían las polillas, antes de que los humanos pusiesen al aire ventanas de cristal ¿se lanzarían contra cabezas humanas como hace mi inquilina? alguien me explicó que alguien cree que intentan llegar al sol La mariposa es un gusano que soñó que era pájaro y amaneció con las alas extendidas sobre un suelo de madera tibia

El sueño de Gilgamesh


Relatos 0 y 1. Vendajes vintages para mujeres y hombres modernos 00. Estamos en un ascensor lateral-izante. El mundo se mueve rápido a través del absurdo mecanismo del transporte entre bloques, atravesando al ras del primer piso los edificios en dirección horizontal. No llegaremos lejos, ni cerca, pienso. Simplemente no llegaremos. Así fue, descarrilamiento perpetuado. Ahora volamos por los aires y nos contemplamos desde lo alto, imperturbables a pesar de los hechos que acaban de desencadenarse. Pero, claro, caigo en el hecho de que nuestros cuerpos siguen ahí abajo y que, probablemente, estén muertos. Los médicos de nuestro actual y moderno mundo, como no podría ser de otro modo, dieron con el perfecto remedio. Ahora llevo este extravagante vendaje vintage con cerebro al aire último grito en fármacos modernos de lo más con especial de trompa de elefante. Es un poco incómodo para caminar por la calle, me topo con los viandantes y les toco, sin querer, con mi enorme trompa de elefante. Pero es de goma espuma, lo han pensado todo. Con el tiempo será otro trasto más al cual aprenderé a sacar partido. Como al resto de trastos que me rodean, el multi conectador atómico, el ordenador inteligente cerebral, el tele transportador inter galáctico (...) Sí, es verdad que la gente me mira asqueada cuando ve mi cerebro al aire. Intento taparlo. Pero me parece ridículo. Me da igual si sienten asco.

01. Estamos en una elevadora lateral-izante. La realidad se desliza veloz a través de esta ridícula mecánica de la transportación entre fincas, atravesando al ras de la primera planta, las casas en dirección horizontal. No llegaremos lejos, ni cerca, pienso. Simplemente no llegaremos. Efectivamente, catástrofe saldada. Ahora volamos por la atmósfera y nos contemplamos desde la altura, imperturbables a pesar de las circunstancias que acaban de desencadenarse. Pero, claro, caigo en la cuenta de que nuestras corpulencias humanas siguen ahí abajo y que, probablemente, estén muertas. Las facultativas de nuestra actual y moderna sociedad, como no podría ser de otra forma, nos dieron la tecnócrata solución. Ahora llevo esta especie de venda vintage con sesera al aire -última tecnología en medicina moderna de lo más con especial de trompa de elefanta. Es una agonía caminar por la calle, me voy topando con la multitud y les toco, sin querer, con mi inmensa trompa de elefanta. Pero es de goma espuma, lo han pensado todo. Con la experiencia será una adversidad de la cual se podrá sacar ventaja como al resto de armatostes que me rodean, la multi conectadora atómica, la computadora inteligente cerebral, la teletransportación inter galáctica (…) Sí, es verdad que la gente me mira asqueada cuando ve mi sesada al aire. Intento taparla. Pero me parecen ridículas. Me da igual si sienten repugnancia. (de subvertir el masculino) Instánteo


Instรกnteo


Podría Puedo si quieres... hablarte de la tristeza, hago migas con ella. Si en cambio... prefieres que te hable de la alegría, lo haría; te diría... que soy alegre como ella. Podría describirte el traje de la soledad cuando todos callan. Podría transmitirte cómo suena el silencio cuando por mi lado pasa. Paseo bajo la melancolía sin que ello... empañe mi vista, siempre situada en el horizonte.

Maika


Si las miradas mataran Si las miradas mataran, habría muerto cada lechera que se me ha cruzado por la calle. Si los corazones sangraran hacia fuera, me vestiría todos los días de rojo para disimular la sangre coagulada por todo mi cuerpo. Si las distancias hablaran, se habría quedado sordo el mundo de oírme gritar, y yo muda, porque al gritarte para adentro me he vuelto a vestir de rojo de tal manera que ya no encajo en más colores que en los que van por dentro y de tanto color hacia afuera creo que se ha quedado dentro y sola la palabra.

Instánteo


Un deseo de última hora -¡Acelera! –exclamó poco antes de llegar al puente levadizo, mirando hacia atrás para caer en la cuenta de que ya nadie les perseguía. En ese momento la angustia se apoderó de él. El puente se abrió, tenían el tiempo justo para cruzarlo, y sin embargo no conseguía recordar por qué estaban huyendo, ni quién era esa joven que estaba a su lado conduciendo a toda velocidad. Por suerte, todo era un sueño, un mal sueño, una pesadilla que se resistía a terminar. Aquella mañana, al abrir los ojos en medio del río, el agua les llegaba por las rodillas.

El Pasajero


Sin alas –Como los ángeles al caer el Sol –respondió a la pregunta de cómo se encontraba. –¿Sin alas? –dije yo sin poder separar los ojos de sus heridas, haciendo evidente mi más completa ignorancia. –No, sin sueño. Ayer volví a verla, con la cabeza metida en un contenedor y la sangre aún fresca. Pero esta vez no pregunté. El tren que esperaba no la esperó y, como los ángeles al caer el sol, se había despojado de sus alas, arrancándolas de cuajo para tirarlas directamente a la basura.

El Pasajero


POESPAM


POESPAM


No No puedo No puedo escribir No puedo escribir nada No puedo escribir nada, No puedo escribir nada, me No puedo escribir nada, me asusta No puedo escribir nada, me asusta la No puedo escribir nada, me asusta la verdad No puedo escribir nada, me asusta la verdad. NO PUEDO ESCRIBIR NADA. ME ASUSTA LA VERDAD. NO PUEDO ESCRIBIR NADA. ME ASUSTA LA VERDAD. NO PUEDO ESCRIBIR NADA. ME ASUSTA LA VERDAD.

NO PUEDO ESCRIBIR NADA. ME ASUSTA LA VERDAD.

NO PUEDO ESCRIBIR NADA. ME ASUSTA LA VERDAD. NO PUEDO ESCRIBIR NADA ME ASUSTA LA VERDAD. NO.PUEDO ESCRIBIR.NADA ME ASUSTA. LA VERDAD.

Instรกnteo & Amanecer Nocturno


No puedo escribir nada me asusta la verdad. Franz Kafka

Vuelvo a lo que fui cuando la historia se reducía al espacio cobijado en la aventura. Avanzo hacia atrás observando el camino, lo siento despojado de lucidez, laberinto de raquíticos sonidos. No los oigo. ¿Quién me guía? Retrocedo al avanzar, sorda, cíclica, demente, demente sombras. De mente, acribillada, abrasada. Se mece en el balanceo muerte por vida dividido herida. Se mete en el oído interno que escucha explotar el gemido, longitudinal, prolongándose desde la garganta hasta el tiempo. Tampoco me guía. ¿Quién me guía? Como se refleja la llaga en los ojos de los muertos. Como sobresalto a melancolía cuando la rechazo pero siento el temblor en mis oídos del eco de su insistencia. Tiempos de existencialistas calladas, muertas de crisis, De querida a querida, muertas de tiempo, de conversaciones telepáticas, muestras de espanto, de herida a herida, muertes de bandos. de cuerpo a cuerpo, de ojo a ojo muerto. De espalda a espalda, con espadas clavadas con el cuchillo de la verdad una vez pronunciada. Me duele el pene que no tengo mientras el alma calla. No se atreve a pronunciarse. Se asusta a sí misma, me habla y me dice que no tema pero que está pensando en irse y no volver, que no me asuste, que estaré bien sin ella.

Instánteo


Alien


florece lenta la cornamenta en la que nos columpiamos Alien & Bengala


Padece de caballos golpeados en la enfermedad de los músculos y las hemorragias (Isla Correyero)

Hay algo hermoso en el refugio del padecimiento en la soledad permitida en sábanas blancas febriles en las ciudades que respiran agitadas por mis muslos -ciudades párpados azulescuando soy mujer avasallada y pálida y sigilosa cuando me entretengo preservando mis lunares: perfume pesaroso de días sometidos a letras borrosas bajo las ráfagas de la linterna y el olor añejo a biblioteca mientras se sobrevienen y enlazan noches oscuras aquí en mi cueva.

(Este poema está basado en recuerdos ya lejanos, pues hace más de tres años que no tengo fiebre y extraño sus efectos sedantes-delirantes)

Amanecer Nocturno


A Juarroz I. La noche tiembla, desprotegida, dueña de su vientre como un búho de las cavidades de su sombra, y siempre vertical penetra en un ciervo simétrico y se escabulle, rota por los gemidos de mi única ave nocturna. II. La precoz caricia, recibida en el día más temido profecía de aliento seco y siempre vertical, donde el contenido entre una y otra tos muda, escupa la palabra. III. ¿Desiste la noche? IV. Algún día encontraré un sentido, el que perdí al nacer, correrán los regueros de sangre prematura, inmaculada de dolor que eyaculará en tu nuca con un canto feroz a la piedra escondida en la otra mano, la que nunca usaste. V. Quizá renovamos el infinito y el día sigue a punto de nacer. Me lames la sangre, ojos de hierro, y arde el reverso de mi mano susurrando versos cálidos con la fragilidad del último pétalo rozado por el padre-invierno. Pero el adoramiento al dolor pero la ferocidad del desaliento VI. pero la vida asustando confundida a las niñas que decoran los huecos ¿dónde quedan? Amanecer Nocturno & Instánteo


Egoteista & Magnus


Un viejo triste


Cadáver exquisito 15 febrero

¿Cuándo comienza la soledad a enfermar? No sé, ¿cuándo? No, en serio… ¿cuándo? Pues mire usted, depende de a lo que se refiera, si a la soledad enferma o a la enfermedad por soledad, pues la soledad no es más que la canción que tapa los sonetos que me ladras, una esquina que se repite y un dolor, un número periódico indeciso, tan indeciso que no sabía dónde estaba, eternamente en una bruma brillante por su espuma.

Amanecer Nocturno, Dark Panda, Egoteista, & Instánteo


Autoría -Amanecer Nocturno: http://amanecernocturno19.blogspot.com.es/ -Bengala: http://cargocollective.com/henarbengale -Instánteo: http://elsuelodemonica.blogspot.com.es/ -POESPAM: http://poespam.wordpress.com/ -Maryocso -L. Losa -A.: http://embellecerloexhausto.blogspot.com.es/ -Patito Pelirrojo: http://persefonemaldita.blogspot.com.es/ -Le.chatnoir: http://dondevomitanlasmusas.blogspot.com.es/ -El sueño de Gilgamesh -Maika -El Pasajero: http://silospoetasfueranmenostontos.blogspot.com.es/ -Alien: http://patrisick.tumblr.com/ -Egoteista: http://egoteista.blogspot.com.es/ -Magnus -Un viejo triste -Dark Panda

Febrero de 2014.


Fanzine படங்கள். No eres consciente. Nº 2.  

Nos unen dos pulmones y un corazón,

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you