Issuu on Google+

De todos los fotógrafos que he visto uno de los que más me ha gustado ha sido Emilio  Morantti. Yo conocí su obra en una exposición que hizo hace unos años en el Museo de Arte de  Murcia, si no recuerdo mal. Su trabajo mostraba 15 mujeres con el rostro desfigurado por 

ataques con ácido en Pakistán, la expo se llamaba «Violencia de género en Pakistán», que en  mayo de 2009 recibió el premio FotoPres 2009 otorgado por la por La Obra Social La Caixa.. Es un fotógrafo español que a mi me recuerda un poco a Robert Capa por su popular frase: “Si  tus fotos no son lo suficientemente buenas es porque no te has acercado lo suficiente”. A  Morantti no le da ningún miedo acercarse. Esto le llevó a ser secuestrado en 2006 en la ciudad  de Gaza, el 12 de agosto de 2009 sufrió un atentado mientras viajaba con fuerzas militares  estadounidenses por Kandahar (Afganistán) . A consecuencia de la explosión se le amputó un  pie. Pero esté o no cerca sus fotografías son muy directas y sutiles a la vez y esto hace que  muestre la esencia de la persona o la situación qué fotografía. Ha ganado muchos premios  entre ellos el de fotoperiodista del año por el Pictures of the Year International (POYI). Este  premio lo organiza la prestigiosa escuela de periodismo de la universidad de Missouri, una de  las más antiguas del mundo y fue elegido el ganador de entre más de 40.000.


Ha sido seleccionado como el fotoperiodista del año de 2010 por la Asociación Nacional de  Fotógrafos de Prensa. Una fotografía suya de la huelga del 29 de marzo de 2012 en Barcelona  ha sido galardonada con el tercer premio de la categoría de hechos contemporáneos en el  World Press Photo. Consiguió el  Premio Ortega y Gasset de Periodismo Gráfico en 2013.


Me gusta su fotografía porque nos muestra imágenes más allá de la noticia, para contarnos las  cosas qué le pasan a la gente, esa qué después de la noticia todos olvidamos o ni miramos.

En cuanto a su tecnica es fántastico, utiliza siempre o casi siempre luz natural y busca la  imagen típica de voyeur, sin qué lo vea quien a quien esta fotografiando, es una fotografía muy  de calle de superviviente.

 

 


También me ha gustado mucho la composición de sus fotos, el como las mira, como las ve  para captar lo que quiere al final.

Me gusta también que no siempre estén rectas que la tome en diagonal y se publican!


Creo también qué todas ellas buscan una reivindicación, una crítica, un grito, a ver si alguien les  escucha y esta muy bien mostrado, además de unir también un hilo de esperanza. 

Me ha inspirado también como utiliza el color, y hasta para historias muy trágicas lo capta  siempre en su cantidad adecuada, dándole así aún más énfasis a la fotografía.



Influencias fotoperiodismo