Page 88

Televisión

E

l Festival de la Canción lleva ya 59 años en la vida de los europeos. 59 años de luces y sombras, de altibajos y de artistas más o menos brillantes del viejo continente. 59 en los que, a través de la canción ligera y melódica, se ha convertido en un auténtico retrato de la sociedad y la situación de Europa. A pesar de estar a punto de convertirse en un acontecimiento sexagenario, parece que a Eurovisión le han cundido mucho estos en antena. Las inocentes minifalderas en blanco y negro que llenaron las pantallas y los guateques con marionetas, lalalás y muñequitas han quedado relegadas al archivo de las televisiones públicas de Europa y abocadas a ser rescatadas esporádicamente en programas-recordatorio. Europa ya no lleva vestidos de florecitas ni canta a la vida, al amor y a la felicidad. Y la celebración del pasado 10 de abril en Dinamarca fue la prueba final.

Todo lo que

El que para muchos aún se alzaba como escaparate y bandera de las costumbres más conservadoras y carcas de Europa exhibió en escenario del B&W Hallerne Arena su lado más rebelde, provocador, indie y actual. Dinamarca devolvió a Eurovisión la frescura de sus mejores años y presentó un espectáculo original y divertido donde los estilos de música más variopintos que envuelven la geografía europea se fusionaron de la manera más natural que podían. Sin duda, una de las ediciones con más diversidad de estilos y estéticas – a pesar de que la balada ha vuelto a ser la reina – y también una de las más políticas.

Por Teresa Vivó Gascón

No es extraño que las relaciones diplomáticas y los debates oficiales lleguen hasta la médula espinal del festival de la canción. Ni extraño ni tampoco infrecuente. Pero el de

Eurovisión quiso ser 2014 pasará a la historia como uno de los más políticos de la historia. Cabía esperar que el conflicto entre Rusia y Ucrania sobrepasase las fronteras y llegase a la competición musical. Y más cuando las protestas de Sochi ante la precariedad de los derechos de la comunidad gay en Rusia aún estaban en la mente de gran parte de los europeos. Sea como fuere, el espectacular escenario del B&W Hallerne estremecía entre gritos y abucheos cada vez que el país ex soviético aparecía en escena. Las rubísimas gemelas Tolmachevy, representantes de Rusia, aguantaron el tipo al

NOEmeLIA la revista junio nº 10  

Nº Junio NOEmeLIA la revista, revista de moda, arte y actualidad. En portada Judith Mascó, modelo y presentadora. Especial modelos de los 90...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you