Page 1

Presentación Desmenuzar la inercia. Triturar mi apatía. Pulverizar tu desidia. Moler su desgano. Criticar nuestros hábitos. Analizar vuestras perezas. Estallar sus indiferencias. Mi. Tu. Su. Nuestros. Vuestras. Sus. Pero a no confundirse. La inercia, la apatía, la desidia, el desgano, los hábitos, las perezas, las indiferencias no están anudadas solamente por la pasividad, no sólo hay allí un temor envuelto. También hay comodidad, placer, gozo… Pero tampoco es este un llamamiento a la actividad. Porque esta bien pueden ser igual de repetitiva, de mecánica, de insensible… Lo que tenés ante tus ojos es el boletín del Nodo - Colectivo de co-organización militante. Presentémonos brevemente. Por un lado, compartimos con la llamada izquierda partidaria su ideario anticapitalista, pero nos distanciamos de su forma organizativa vertical y jerárquica. Por otro lado, compartimos con el llamado autonomismo su tendencia a la autonomía y a la autogestión, pero nos distanciamos de su falta de interés en trabajar los problemas de la centralización organizativa, la militancia sindical y la política estatal. En otras palabras, podemos cifrar nuestro hacer y pensar como el intento de producir política en una perspectiva de autonomía de clase. En el Nodo la preocupación acerca de los vínculos que aspiramos trazar entre la intervención activista cotidiana de cada integrante (o grupo de ellxs) y el espacio más amplio que nos reúne forma parte central –e, incluso, originaria– de la naturaleza del espacio. Lo que nos congregó a comienzos de nuestro recorrido compartido fue coordinar un conjunto de experiencias militantes que varixs veníamos llevando delante de manera –en grados diversos– fragmentada. Un puñado de nosotrxs nos habíamos iniciado en la praxis anticapitalista entre mediados de los ochentas y comienzos de los noventas, y otro puñado (más nutrido) de compañerxs, comenzamos a militar post 2001. Nuestras trayectorias activistas estaban atravesadas por un profundo descontento con las formas-contenidos que revestía la izquierda partidaria tradicional. Proliferaban las palabras autonomía, horizontalidad y democratización. Sospechábamos de todo intento organizativo que pudiese dar lugar a la jerarquía, y muchxs de nosotrxs establecíamos una sinonimia entre centralización y heteronomía. Posterior-

mente, fuimos ensayando formas de coorganizarnos con otros ingredientes además del consabido intercambio de información de nuestras participaciones particulares: debatimos largamente acerca de cómo encarar un proceso de centralización política que no necesariamente condujera a la enajenación de nuestras voluntades, acordamos en la necesidad de plantearnos una serie de “principios” políticos que explicitaran aquellos lugares comunes (en el buen sentido) que nos permitían el accionar conjunto, y lentamente nos atrevimos a opinar y discutir las experiencias de otrxs compañerxs sin que ello implicara “bajar línea” o “decidir como orga cómo la/el compañerx tiene que intervenir” en “sus” espacios. Se iba fortaleciendo la perspectiva de emprender acciones militantes en cuanto Nodo . Con esta publicación buscamos darle un cuerpo único a nuestras posiciones, reflexiones, (auto)críticas, etc. sobre la coyuntura y los problemas que atraviesan nuestros espacios de activación política y generar insumos para el debate. Hasta ahora esas producciones habían tomado forma a través de los boletines “Gremiales” y de “Problemas educativas”, de declaraciones coyunturales, entre otras. En este marco, pues, deben leerse los artículos que siguen. Varixs de nosotrxs militamos cotidianamente en los espacios que inspiran los siguientes apuntes; varixs de nosotrxs no participamos en ellos, o lo hicimos en el pasado y no actualmente. Independientemente de lo anterior, y en nuestro afán por practicar una política alejada de todo externalismo –en tanto y en cuanto nos sabemos parte del proletariado y no luminarias ajenas al barro histórico– entendemos que las armas de la crítica han de ser empuñadas si queremos acercarnos a la autonomía de clase que deseamos construir. Es este el segundo paso de una serie de materiales periódicos en los que intentaremos elaborar una intervención que no se reduzca ni al minuto a minuto de la coyuntura ni a una teorización abstracta de la estructura de la sociedad. Dicho de otro modo, un intento de atravesar el denso cogollo en el que el segundero de la coyuntura ata y desata el ritmo menos instantáneo y de largo aliento de la sociedad como un todo. Menuda tarea. Allá vamos…

CONTACTO www.nodocoorganizacion.com.ar // FB Nodo Nodo // nodocoorganizacion@gmail.com


Coyuntura Un par de palabras sobre la coyuntura La economía crece y luego se desploma. Llega la crisis, la recesión y vuelve a nacer de sus propias cenizas. Son los períodos vitales de la economía capitalista. A veces van de la mano de los ciclos de la política estatal, acompañan las elecciones y coinciden con los cambios de gobierno. Otras veces, no. Por eso, a no confundirse. Porque los ciclos de la sociedad capitalista son desobedientes, no escuchan ni se dejan ordenar por las políticas económicas de nadie. Si no fuese así, ¿cómo es que hay estancamiento desde el 2011, cómo es que Ella no lo evitó? ¿cómo es que los primeros signos de reactivación tras la crisis del 2001 no se dieron con Él sino que aparecieron en la breve era de Duhalde? ¿cómo es que ahora la gobernadora de Santa Cruz también ajusta, ofreció un aumento salarial del 3% y reprime? ¿cómo es que no sólo Macri y sus secuaces son lxs malxs de la película? No es un problema de política económica, es un problema de economía política, de cómo funciona la reproducción de la vida en el capitalismo. Por eso nosotrxs no nos enojamos con lxs representantes de turno y nos concentramos en cómo criticar y afirmar otro tipo de relaciones sociales en donde estemos. Claro está que el estancamiento tiene sus peculiaridades desde que “Cambiemos” asumió el poder del Estado en diciembre de 2015. A pesar de lxs que muchxs han llamado “gradualismo”, la inflación no cesa, las inversiones no llueven, los despidos y las suspensiones continúan, los tarifazos terminan imponiéndose… No es más ni menos que asegurar las condiciones para que lxs capitalistas hagan lo que los hace ser tales, o sea, invertir para que lxs trabajadorxs les demos lo que nada les cuesta: su ganancia. En este contexto se nutren las diversas luchas, movilizaciones, paros, etc. Y allí nos encontramos: participando de las asambleas, parando, marchando, discutiendo, reflexionando con nuestrxs

compañerxs en el trabajo, en la universidad, en los barrios. Intentando darle un cauce colectivo a nuestros problemas cotidianos. Un ensayo de hacer las cosas de otra manera. Parece fácil, “sentido común” y hasta obvio. Pero no es así. No es a lo que tienden las dinámicas sindicales en general, por mencionar algo que hoy es cotidiano. Y, lo sabemos, es lo que rápidamente se pasará por alto y se olvidará cuando después de mitad de año nos convoquen a ejercer la democracia representativa del Estado capitalista. El conflicto docente es protagónico dada su relevancia para el conjunto de lxs trabajadorxs. Hace varios años que, al ser la primera, se torna una paritaria “testigo”, un faro a partir del cual se van a ordenar el resto. Y como hemos dicho, el macrismo tiene la tarea compleja de asegurar condiciones para que lxs capitalistas inviertan, exploten y se hagan de su ganancia. Para esa faena, reducir los salarios es clave. Si lxs docentes hubiesen logrado un aumento de acuerdo a sus exigencias, se abría la puerta para el resto de la clase trabajadora. De ahí la denso de esta pelea. Pero el macrismo no esta solo en esta batalla contra el Trabajo. La burocracia de la CGT , a regañadientes, fue empujada a llamar a un paro general y a dejar por un momento su rol de garante de la llamada gobernabilidad. Posición privilegiada que lo acoda de los dos lados del mostrador al igual que a varios movimientos sociales que firmaron la emergencia social. Macri gato, sí. Pero a convertir nuestra lucha en las calles en la más grande de todas las batallas: las elecciones de la democracia burguesa que nos supieron imponer y que tanto nos gusta. ¿Intentar, al menos intentar un esbozo de otro tipo de vínculos, otra forma de organizarse y de hacer las cosas? Por favor… La economía capitalista no arranca, no crece y eso no sólo se nota en las peleas que abrieron el año sino también


Coyuntura en el plan del oficialismo para encarar las elecciones que coparán la segunda mitad. El “filósofo” oficialista, Alejandro Rozitchner, hace un tiempo había establecido cínicamente los tres valores fundamentales del PRO: positividad, cercanía y futuro. Por eso el pensamiento crítico es un disvalor que nos sume en la sospecha constante frente a la realidad, en la queja parásita que no hace ni deja hacer. De lo que se trata es de estimular la creatividad, el entusiasmo, las ganas de hacer. La “revolución de la alegría”. Pero toda esa retórica parece haber pasado a segundo plano. La luz principal está –nuevamente- en la polarización, en “la brecha”. ¿A qué se debe este cambio de convicciones de “Cambiemos”? En agosto se vienen las PASO y en octubre las elecciones legislativas. Faltan unos meses, pero las urnas ya han empezado a tomar la escena de la realpolitik.Y cuando se trata del mercado electoral, se mueren los principios, las ideologías se matan y sólo se trata de captar la demanda, de mejorar la oferta. Falta, pero ese juego en el que se dirime en quiénes delegamos nuestras decisiones, ya nos está afectando. Puntualmente, podemos señalar como ejemplos las recientes represiones al final de la marcha del 8M, en la Panamericana durante el paro general del 6 de abril y en el Congreso a lxs docentes cuando intentaron instalar la “escuela itinerante”. Si bien tenemos que decir que la represión no es una originalidad del macrismo (para no irnos tan lejos en la convivencia pacífica entre la democracia representativa y el Capital, recordemos, por ejemplo, a Lear, Donelley, Kraft, el proyecto X, la ley antiterrorista…), señalemos que ahora hay parte de esa demanda electoral que se “contenta” con la dinámica coercitiva. El oficialismo goza de consenso para la represión. No para ejercerla constante y

abiertamente, pero sí para acallar a lxs que “no lo dejan gobernar”. Ese fue el espíritu de la marcha del 1A. Por algo de eso nos parece que es un error político decir que “Macri es la dictadura” o que “Macri es fascismo” cuando ha llegado donde está por el voto de la ciudadanía, por el voto popular. Hay irresponsabilidad política en hacer esa identificación por el mero hecho de agitar los ánimos y embotar el pensamiento crítico (ese que no le gusta al hijo del León). Si lo que se quiere decir es que hay políticas que está llevando adelante el oficialismo que son de la misma cosecha de liberalismo fanático que las que impulsó la última dictadura militar, mejor señalar la continuidad de ésta con la democracia capitalista y chau. Pero para ver, decir, sentir y pensar eso hay que luchar contra el capitalismo y no para que retorne el peronismo-kirchnerismo al poder. Dos estrategias disímiles. Por eso no dudamos en dos cosas: en la unidad en acción con nuestros compañerxs en el trabajo, en la universidad, etc. y en exponer sin medias tintas nuestro matiz.Y más ahora que nos van acorralando nuevamente con “la brecha que separa a lxs argentinxs”. Porque la polarización que vuelve a tomar los discursos más que en los gestos y palabras de lxs representantes políticxs, está en el electorado, en lxs ciudadanos, en el pueblo, en la clase… El oficialismo contra el kirchnerismo. Está de regreso el binarismo que pretendió agotar todas las posibilidades de lo real en el ballotage del 2015. Insoportable binariedad capitalista. Por eso ya se vuelven a escuchar todas las palabras que muestran la política atravesada de punta a punta por las pasiones que someten lo que podemos hacer hoy a la promesa de un futuro que recuperará el pasado perdido o que lo enterrará para siempre. Vamos a volver se esperanEl dinero no tiene amo


Coyuntura zan unxs. O nostrxs o vuelve Ella se atemorizan otrxs. De ambos lados, la misma vanagloria dicotómica: ellxs o nosotrxs. Y el mano a mano se agita tanto que una tercera posición es muy difícil en lo electoral (querrán ocupar ese sitio Massa y lxs suyxs, pero también el FIT y algunos otros partidos de la izquierda y el campo popular) y casi imposible en lo real. El peso notorio de las elecciones es muestra de la restauración capitalista que siguió a la crisis del 2001, índice de su victoria. Pero si bien nos parece que identificar al macrismo con el fascismo o la dictadura militar entorpece al momento de hacer un análisis concreto de la situación concreta, señalemos algo que nos parece relevante. Estamos pensando en ese placer, ese gozo que hay de esa parte de la ciudadanía, pueblo, clase, etc. que acuerda con la represión, que espera que un paro, un piquete o cualquier otra forma de expresar una pelea, sea silenciada. Ese que enturbia mi manera de ser, que sea eliminado. Ese deseo de purga de lo diferente a mí, atraviesa lo social con una virulencia, a veces latente, a veces manifiesta, que se esconde en cada rincón de nuestra cotidianidad. Microfascismos. Se llevan a pleno con el capitalismo. Mientras no toquen el plusvalor, todo bien… Advirtiendo ese aspecto de la coyuntura, esa hebra que recorre cada centímetro de la realidad, mencionamos lo que viene sucediendo con notoria fuerza pública en relación a las peleas del movimiento de mujeres y que se expresó, entre otras muchas cosas, en el paro del 8 de marzo. El movimiento de mujeres ha sabido exponer al patriarcado en todas sus facetas, desde el rol del trabajo re-productivo que históricamente se carga en el cuerpo de las mujeres para que la sociedad capitalista sea tal, hasta la violencia hacia una mujer porque es mujer, cuestión que se nutre en cómo somos criadxs día a día en la invisible horma micromachista. Detrás de la exposición pública de hoy se condensa el hacer, el sentir y el pensar de miles de activistas feministas de las últimas décadas. La capacidad y

la legitimidad que se ha construido para poner en cuestión esa amplitud de aristas que atraviesa y hacen al patriarcado no ha sido fácil. No se ha derribado al patriarcado, eso está claro. Pero el movimiento ha dado un paso. Sin dudas.


Sindical Apuntes sobre el conflicto docente -Los resultados de la consulta que realizó el gremio dieron como resultado la finalización del paro al menos por un tiempo. La consulta estuvo diseñada para que triunfara la opción de no parar. Tenía 6 opciones, las primeras 4 eran modalidades de paro y las últimas dos, “alternativas” al paro. Al dividir en 4 el paro se garantizó que ganaran las otras opciones.  De todos modos, es claro que los docentes ya estaban volviendo a las aulas y esto fue el “puente de plata” del conflicto. -Hoy no existen otros sindicatos que tengan la capacidad de movilización del docente (moviliza solo lo mismo que toda la CGT junta), consulte con sus afiliados (incluso asambleas) y permita presentar listas opositoras (esto sucede en otros gremios pero no en la mayoría). -Las siguientes son notas sobre distintos momentos del conflicto, relatos de experiencias, postales elaboradas al calor de sus vaivenes: Cortocircuitos en la cadena de mando.  Se sabe que las escuelas, la administración, los sindicatos son instituciones de impronta jerárquica. Un efecto interesante, no buscado, del conflicto fue una suerte de colapso en las cadenas de mando que rigen estas jerarquías. POSTAL Nº 1 El cortocircuito más reciente es el ocurrido en los departamentos administrativos que entre otras tareas tienen que hacer los descuentos.  Los trabajadores de la oficina de contralor de Tigre informaron a través de un comunicado que se habían negado

a cargar los descuentos por estar en desacuerdo con el criterio de descuentos masivos a los docentes hayan parado o no. A partir de la negativa de los trabajadores, se cargaron los descuentos desde La Plata, sede de la Dirección General de Escuelas. Sin embargo, esta insubordinación es resultado de otra.  La mayor parte de los directivos de las escuelas sólo informaban porcentajes del paro y se negaron a informar los nombres de los docentes que habían parado.   Como resultado de esto, hay una buena cantidad de docentes que no hicieron paro y recibieron fuertes descuentos. A su vez, muchos de los huelguistas tuvieron descuentos mínimos y hasta recibieron el premio de 1000 pesos que Vidal otorgó a los que no pararon. Esto pasó en muchos otros distritos. Pese a los aprietes recibidos, muchos directivos pararon y fueron solidarios con los requerimientos de los sindicatos acerca de las cifras del ausentismo docente por la huelga. Cuando los directivos se “ponían la gorra” era frecuente que los preceptores facilitasen las planillas de asistencia.  En general, no hubo tensiones entre los  que paraban y los que no; estos últimos muchas veces concurrían a las asambleas y a las marchas fuera de horario de trabajo.

Sin techo ni ley

POSTAL Nº 2 En las cadenas de mando de los sindicatos pasaron cosas similares. El SUTEBA está mayoritariamente dirigido por Nuevo Encuentro (Sabatella) y su lista de referencia es la Celeste que,


Sindical muchos coinciden, quedó seriamente averiada. En algunos distritos que dirigen (San Isidro, Vicente López, San Fernando) sus afiliados se largaron a un paro por tiempo indeterminado más allá de las directivas de Baradel. Llegó a tal punto la división que en las últimas jornadas la directiva provincial dio “libertad de acción a los distritos para que lleven adelante las medidas que crean convenientes”.  En los hechos se decretaba la huelga al final del día luego de que, a través de las cadenas de whatsapp, esto ya era un hecho.  Es decir que las líneas de adhesión al paro no respetaban los colores gremiales. La directiva de Baradel decía por lo bajo que no podían decretar abiertamente paro “porque si no les dictaban la conciliación” o “porque si no, no se sienta la gobernación a negociar”. Pero hubo escuelas “celestes” totalmente paradas y escuelas “multicolores” con una adhesión floja. Lo único que tuvo cierta coherencia  es la negativa celeste a convocar periódicamente a asambleas y que cuando lo hacía era “sólo para afiliados”. Como resultado de la rigidez en los territorios celestes, se produjeron autoconvocatorias que organizaban sus paros contando con la cobertura gremial que se “dispensaba” al final del día. Además, muchos afiliados de un distrito se mudaban al distrito multicolor para participar de las asambleas periódicas que allí se realizaban.   Autoorganización. Al igual que en la gran huelga del 2001, florecieron iniciativas por fuera de las conducciones gremiales.  La diferencia fue que en los lugares con dirección de izquierda estas iniciativas estuvieron contenidas en las asambleas.  Algunas iniciativas fueron la asamblea con padres y estudiantes en la puerta de la escuela  o la convocatoria  a los estudiantes a concurrir a las escuelas o profesorados para asistir a talleres donde se discutía la situación económica en los hogares y el conflicto docente. 

POSTAL Nº 3 En algunas escuelas se implementó esto de asistir sin firmar y cambiar el contenido de la clase pero ocurrió a modo de iniciativa individual. Me pasó de llegar a la escuela, comentar al directivo este tipo de iniciativa, y que este me informara que esto mismo hacían otros profesores desconocidos para mí.  Sin embargo, que se generalizaran estas iniciativas no fue posible porque esto choca contra una limitación particular: los docentes, en general, no saben relacionarse con los estudiantes como iguales, no se pueden bajar de la tarima.  Entonces, si vuelven a la escuela “es para dar clase”. En este sentido, tomar la clase cambiando los contenidos no fue una opción salvo para los activistas que exceden la formación sindical más estrecha.  POSTAL Nº 4 En la asamblea del profesorado que se realizó como inicio del ciclo lectivo, éramos 100 personas entre docentes y estudiantes. Se charló sobre cómo se estaba percibiendo el paro en las vidas cotidianas de todxs y qué se podía hacer desde el instituto. Había bastante adhesión pero también mucho cuestionamiento al vaciamiento de las aulas. Se planteó la necesidad de construir otro discurso desde las aulas dado que tanto el gobierno como los medios de comunicación apostaban a vaciar la educación pública y a demonizar a lxs docentes. Desde el instituto se planteó hacer clases públicas toda la semana y hubo acuerdo con eso. Lxs estudiantes quedaron en plantearlo en los cursos cuyos docentes no lo plantearan. Se pensó en otra asamblea para la semana que viene...

POSTAL Nº 5 En el Instituto no está parando prácticamente nadie. Tomé por modalidad convocar a los estudiantes pero no doy clase y orienté el contenido hacia el tema del paro. Es como estoy haciendo paro activo. Una vez evacuadas las


Sindical informaciones periodísticas, encaramos con preguntas hacia problemas menos coyunturales. Nos preguntamos ¿Qué es el trabajo? ¿Por qué hay gente con más dinero que otra? Ahí distinguimos entre trabajo, que es una actividad que hacemos permanentemente, y empleo, que es la ocasión en que trabajamos para otro y recibimos dinero. Esto deriva en la pregunta acerca del origen del dinero y por qué hay quienes tienen más y quienes tienen menos. Acerca de esto en ambos cursos, la primera respuesta es “que algunos son más inteligentes”, “tienen más estudios” o “les viene de herencia”. Tomamos las posibles definiciones y tratamos de sacar alguna consecuencia sobre la estructura social. Por ejemplo, se propone que el dominio está basado en la inteligencia. Rápidamente esto se rechaza en base a numerosos casos donde esto no es así. Se puso interesante cuando alguien explicó que la ganancia se la llevaba el empresario a partir de “un abuso consentido”, o sea que a conciencia aceptamos que se queden con parte de lo que producimos “pero no podemos hacer nada porque tenemos que vivir”. Al fondo, un par dijeron que esto era “la plusvalía”. Ahí cerramos volviendo al tema de la huelga docente y su relación con todo esto. POSTAL Nº 6 Enviamos convocatoria de asamblea en el profesorado y nos juntamos alrededor de 30 docentes. Algo inédito, desde hace mucho tiempo que no pasa. Incluso la convocatoria que hicimos en el contexto del paro docente del 2014 sólo tuvo un par de adhesiones por mail. Una de las primeras cuestiones en las que estuvimos de acuerdo fue ampliar la convocatoria a lxs estudiantes. Y también en la necesidad de constituir un espacio colectivo para encontrarnos y decidir la modalidad de acción

ante las medidas de fuerza y organizar las cuestiones académicas (mesas de exámenes, curso inicial, inicio de clases). POSTAL Nº 7 El primer día de clases comentamos que estábamos de paro, que nos veníamos reuniendo en asamblea y que la propuesta era hacer un taller sobre el conflicto usando como disparadores los materiales seleccionados. Nos distribuimos en grupos de 7/10 personas, con la misma pauta de trabajo y materiales varios. En el plenario en general hubo mucha afinidad en pensar el conflicto como algo que excede lo salarial, que pone en juego derechos laborales y de protesta, que el gobierno quiere disciplinar. Ahí algunxs reforzamos lo de paritaria testigo. También se visibilizó lo pedagógico vinculado a las condiciones de trabajo, pero sobre todo en el tema infraestructura (falta de edificios propios, calefacción, ventiladores, etc.) y la TrabJajo ocasional de una esclava sobrecarga cuando se tienen dos cargos y tarea extra en las casas.

POSTAL Nº 8: Hay docentes que se están adhiriendo al paro, la mayoría no, y algunxs si bien van a la asamblea, después firman y toman la mesa de examen: pesa el miedo a los descuentos y la estima por la normalidad de la vida académica antes que por la intervención política.


Sindical POSTAL Nº 9 Venimos realizando reuniones con los estudiantes que son convocados a venir para tomar contacto con los profesores con el tema de la huelga. 4 o 5 profesores dan clase sobre un total de 34 aprox. Se pidió por comunicado que asistan los padres pero no vienen. En general vienen unos 20 estudiantes sobre un total que desconocemos porque son muy pocos los que tienen clases. Trabajamos en una ronda con preguntas disparadoras tipo “¿Qué escuchan en sus casas sobre el paro?, ¿Qué harían ustedes en nuestro caso?” Tratamos de explicar el carácter particular de una paritaria que va a fijar el salario de la mayor parte de los trabajadores y no sólo de los docentes. POSTAL Nº 10 Nos sentamos en ronda con los estudiantes y nos presentamos porque la mitad de los asistentes eran nuevos en la escuela. Les explicamos algunos de los motivos del paro y que en general los docentes que estábamos ahí estábamos de acuerdo en que la escuela vacía no era una buena manera de ganar en esta huelga. Dijimos que la idea era enterarnos qué pensaban ellos y sus padres del paro. Lo que dijeron muchos que habían escuchado en la casa era que “era al pedo el paro” porque “por cómo están las cosas, no nos iban a dar nada”. Claramente se percibe fuerte al gobierno y el tema de no tener clases genera bronca. Les preguntamos qué harían ellos si estuviesen afectados en su salario y los que hablaron respondieron “hacer huelga” y “tomar el lugar de trabajo”. Ahí intervine explicando que de algún modo estábamos tomando la escuela porque no estábamos dando clase y nos reuníamos para pensar qué hacer con la huelga. Otro docente enfatizó que esta lucha iba a fijar el salario de los demás trabajadores y que eso los afectaba también a ellos. Caso especial: privadas. Un elemento novedoso en este conflicto tuvo lugar en las escuelas privadas. Varixs docentes relataron que desde el

asesinato de Fuentealba no se paraba en sus escuelas. La necesidad de mantener la clientela produce la preocupación de los dueños de las mismas que, dependiendo de sus niveles de progresismo, pueden mostrarse más o menos afines a la crítica al gobierno, pero nunca superar el límite que implicaría una adhesión a un paro: los consumidores se quejarían del servicio y hasta podrían querer ir en busca de la competencia.

POSTAL Nº 11 En la escuela, hubo acuerdo entre los docentes sobre la necesidad de parar. Sin canales de decisión aceitados, nuevas cadenas de mails y grupos de whatsapp surgieron al calor de los días de paro para resolver, sobre la marcha, la forma de adherir a las medidas convocadas por los gremios. Se acordó, primero, un paro activo que harían quienes quisieran, que consistiría simplemente en hablar con los estudiantes sobre la situación de coyuntura. Los resultados fueron experiencias diversas, algunas de mucha frustración, por la poca atención e interés que los estudiantes mostraron ante la voluntad de los docentes de conversar estas cuestiones. La semana siguiente, ante nueva convocatoria a parar, se resolvió que la modalidad previa ya no era suficiente. Que quedaba chica en relación a la magnitud del conflicto. Y hubo una adhesión considerable a parar el miércoles e ir a la marcha. La Dirección de la escuela, que frente a la primera modalidad se había mostrado conforme, reaccionó con menos contemplaciones frente a esta nueva decisión del colectivo docente. Si hasta ese momento, los discursos parecían convergentes y la misma había expresado su preocupación frente a la coyuntura, dando su visto bueno a la sensibilidad social de los profesores y compromiso con los temas candentes de la realidad social, ahora se distanciaba de los mismos y señalaba que, a pesar de acordar con el reclamo, invocaba al buen tino de los trabajadores de la institución y les imploraba que no “vaciaran la escuela”, cerraban las comunicaciones diciendo “apelamos a la reflexión” luego de solicitar que


Sindical concurrieran a las clases. La decisión se sostuvo, con muchas idas y vueltas, cambios de posturas, y una mezcla de miedo, sorpresa y combativismo rondando entre los mensajes que entraban y salían. El saldo fue una docente despedida sin que mediaran explicaciones, pero sí un mail que consultaba los motivos de su ausencia el día del paro –y su respuesta diciendo que había adherido- y un grupo relativamente numeroso de nuevos afiliados a SADOP así como una convocatoria a la totalidad de los docentes de la escuela a una reunión presencial por fuera del horario escolar para ir cimentando una organización más aceitada. POSTAL Nº 12 En la escuela –primaria-, el derrotero fue menos antipático en el vínculo con la dirección de la escuela pero tuvo bastantes puntos en común. Una serie de asambleas. La adhesión al paro más dialogada con la directora, el acuerdo de adherir sólo media jornada-y garantizar la presencia de docentes en la escuela a la mañana- y la ida de conjunto a la marcha. Varias jornadas de reflexión con los alumnos, notas vía cuaderno de comunicaciones a las familias. Esto produjo algunas quejas por parte de estas últimas. Pero como siempre se garantizó la presencia de los docentes en la escuela –por consejo de la dirección que lo sugería para proteger a los docentes del eventual castigo que impondría de otro modo la dueña de la escuela- la misma dirección salió a defender la decisión docente frente al reclamo de las familias. En este caso, entonces, el saldo organizativo fue tan sólo un nuevo grupo de whatsapp. Un triunfo de la democracia (representativa) En líneas generales, hubo un tono asambleario que puso en tensión la democracia representativa sobre la que están sentados los burócratas sindicales. Sin embargo, el respeto a la democracia  representativa fue un límite que no se pudo superar. 

POSTAL Nº 13 Semana tras semanas nuestra apuesta fue convocarnos para pensar, debatir y decidir qué hacer. Llevamos adelante talleres y encuentros, fuimos protagonistas de la lucha en nuestro espacio de trabajo junto a estudiantes y docentes de diferentes tradiciones políticas. Y esas tareas conjuntas, ese intercambio colectivo, quizás sea la mejor expresión de lo que podemos construir de manera horizontal y dinámica en el espacio de una asamblea. Así como en la docencia los métodos no son meras técnicas ni la didáctica un instrumento neutral, en la política gremial las propuestas no son meras consignas sino formas de consolidar o promover cierto tipo de vínculos. El qué enseñar y el cómo son instancias articulables e inseparables de la formación docente. Algo similar juzgamos que sucedió con ciertas metodologías de la política sindical docente con paros “decididos” la noche anterior, o la consulta que recibimos impulsada por el Frente Gremial de la provincia de Buenos Aires: una encuesta con seis ítems a responder de forma individual por cada docente. Método que a algunos nos pareció problemático, porque en vez de promover el debate y la reflexión entre los implicados en el conflicto, tendió a “resolver” en forma individual un problema colectivo.


Sindical Ciencia y Técnica del conflicto en Conicet: un proyecto en curso Planteamiento del problema Quien es becarix de investigación del Conicet, o de cualquier otro organismo que financie la ciencia y la técnica (CyT), suele estar acostumbradx a tener que dar, cuando se presenta en cualquier instancia de sociabilidad mínima (cumpleaños, casamientos, bar, boliche, viaje en ascensor, etc.) más explicaciones de las habituales para contar de qué trabaja.Y, después, tiene que atravesar, usualmente, silencios incómodos: o no se llega a entender lo que unx investiga o se lo simplifica en la explicación de tal manera que se termina diciendo que unx investiga algo que, en verdad, no investiga. No obstante, en los últimos meses resultó más sencillo atravesar estas situaciones: un conflicto en Conicet llegó a los medios de comunicación. Y ocupaba muchas páginas y minutos… Móviles, entrevistas, notas, vivos, invitadxs en estudios… La toma del Ministerio de Ciencia,Tecnología e Innovación Productiva en reclamo por la incorporación de lxs aproximadamente 500 postulantes a carrera de investigador/a científicx de la convocatoria anual que habían sido recomendados por las Comisiones Evaluadoras, pero rechazadxs por el Directorio, llegó, incluso, a medios internacionales. Una buena: mantener una conversación fuera del círculo estrecho se hizo más sencillo.Y cuando las buenas son muy malas… Antecedentes

Precarizados (JCP), de relativo alcance nacional, que sumó a este reclamo, entre otros, el de ser reconocidxs como trabajadorxs en tanto “investigadores en formación” que reciben un salario, con sus respectivos derechos laborales, y no como “estudiantes” que reciben un estipendio. Este nucleamiento gremial tomó como principios organizativos la horizontalidad y el funcionamiento asambleario2 y continúa en actividad hasta la actualidad, junto con otras agrupaciones de becarixs, de menor alcance, con otros principios organizativos y orientaciones políticas. Luego de doce años de aquel conflicto, el monto de la beca doctoral en abril de 2017, para la Ciudad de Buenos Aires, es de $15.817,70 y se encuentra un 14,4% por encima de una canasta básica, estimada en $13.821,473. Pero no solo se produjo un aumento considerable del poder adquisitivo de la beca, sino que también se incrementó notablemente el número de becarixs que ingresaron al Conicet año a año: si en 2005 se estimaba en 7000 el número de becarixs en todo el país y en todas las instituciones de financiamiento, en 2017 hay 11017 sólo en Conicet4. Es decir, hay aproximadamente un 60% más de becarixs en 2017, y sólo tomando Conicet, que el total de becarixs del sistema científico en 2005. Por su parte, Conicet contaba en 2007 con 5599 becarixs5, lo que significa prácticamente que, con los actuales 11017, se duplicó el número en una década.

Estado de la cuestión El último conflicto de magnitud en torno de Conicet data de 2005, De 2011 a 2015, el ingreso a becas doctorales cuando lxs becarixs de investigación aumentó a un promedio del 10,8% anual, y pasó de se organizaron para reclamar por 1204 a 1796 becarixs doctorales. Por su parte, en la recomposición del monto de la el mismo período, las posdoctorales aumentaron, beca, que en ese entonces era de en promedio, anualmente, un 14,9%: de 782 a 1240. $900 y que alcanzaba para cubrir 2  https://jovenescientificosprecarizados.wordpress.com/ aproximadamente media canasta 1 about/ El derecho a la pereza familiar . En el proceso de este 3 conflicto se originó la organización Jóvenes Científicos  http://www.ambito.com/873431-la-canasta-basica-aumento-34-en https://www.pagina12.com.ar/diario/ciencia/19-93811-2007-10-31. html 1

la-ciudad 4  http://www.conicet.gov.ar/becarios/?graficoid=53684 5  http://www.conicet.gov.ar/becarios/?graficoid=53686


Sindical Por último, los ingresos a carrera de investigador/a se incrementaron de 637 a 899, a un promedio del 9% anual. Estas tendencias se vieron abruptamente interrumpidas con los resultados de 2016: las becas doctorales otorgadas bajaron un 29,6% (de 1796 a 1265), las posdoctorales un 19,8% (de 1240 a 995) y los ingresos a carrera, un lapidario 49,4 % (899 a 455)6. El ingreso a carrera implica el pasaje de la situación de becarix, con toda la precarización que esto implica, a una similar a la de un trabajador/a estatal en relación de dependencia en planta permanente. De lxs aspirantes que no ingresaron, aproximadamente 500 habían recibido una doble recomendación de las Comisiones Evaluadoras, pese a lo cual el Directorio de Conicet decidió no incorporarlxs. Si bien esta práctica del Directorio es habitual, dado que no son públicos los cortes de puntaje (ni, previamente, los criterios de incorporación7), este hecho sumado a todos los ingredientes anteriores, fue suficiente para que el conflicto estallara. Considerando que en 2016 fue la primera Convocatoria de Conicet bajo el gobierno de Macri, las lecturas de estos datos tendieron a explicarse por la decisión política de una tendencia de derecha refractaria al desarrollo de la ciencia, la técnica y la educación en la Argentina, en la tradición que se remonta a Onganía y Cavallo. Pero, ¿cómo explicar la continuidad de Barañao como Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva entre las gestiones Kirchner y Macri? Las organizaciones gremiales convocaron, entre otras manifestaciones, a un “panquecazo” frente al Ministerio y una de sus principales consignas consiste en el pedido de renuncia del ministro.

investigador/a tenga de sus presupuestos. Prácticamente lo mismo puede decirse de cualquier persona: todxs nos damos algún tipo de explicación respecto de por qué las cosas son como son (y si está bien o no que así sean…). En este sentido, respecto de nuestro “objeto de investigación” (que es ni más ni menos que nosotrxs mismxs…), es posible creer que el crecimiento del número de becas y de ingreso a carrera en Conicet de los últimos años se debió a la voluntad política de un gobierno y que su abrupta caída tiene como causa el triunfo electoral de otro gobierno que decidió ir en camino contrario. Y de hecho, predominantemente esto es lo que se cree… Las ideologías parecen gobernar el mundo de los objetos (y sujetos…) y pueden hacer, con la mediación de la política, lo que quieran con ellos8. Y no se trata aquí de simplificar, sino sólo de señalar que es posible advertir cómo la política no es autónoma por completo y se basta a sí misma, sino que se encuentra condicionada por el juego económico, es decir, en el momento que nos toca vivir, por los ciclos y necesidades del capital. Y las inflexiones de la política científica en Argentina no son la excepción. No se trata, entonces, de “pintar de rosa” las figuras de Barañao o de Macri, sino de verlas en lo que, fundamentalmente, son: “personificaciones de categorías económicas, portadores de determinadas relaciones e intereses de clase”9. El problema fundamental, entonces, no es Macri o Barañao, independientemente del “triunfo” que pueda parecer que un funcionario renuncie por presión gremial, ni la solución

Marco teórico e hipótesis generales

8

Toda investigación presupone una teoría social, independientemente del grado de “conciencia” que el  Ver http://www.conicet.gov.ar/becarios/?graficoid=53712 y http:// www.conicet.gov.ar/recursos-humanos/?graficoid=53649 7  “¿Cuántos papers son necesarios para entrar a carrera?”, suele ser la pregunta que se hace todx becarix, y que, en gran medida, orienta su trabajo… 6

 Al menos, así se presentan las cosas, eso es lo que parece predominantemente en la actualidad entre quienes tenemos inquietudes políticas. Pero también están quienes creen (creemos) que “toda ciencia sería superflua si la forma de manifestación y la esencia de las cosas coincidiesen directamente” (Karl Marx, El capital, Tomo III, Capítulo 45, “La fórmula trinitaria”, Siglo XXI, trad. de León Mames, p. 1041). Se puede pensar, entonces, que la dimensión político-ideológica determina la economía a su antojo, o se puede pensar que… la cosa es más compleja 9  Karl Marx, El capital, Tomo I, “Prólogo a la primera edición”, p. 8 (Siglo XXI, trad. de Pedro Scaron)


Sindical es que vuelva alguien (o algunxs). Si una (improbable) renuncia de Barañao ocurriera, poco cambiaría si quien lo reemplazara fuera elegido de la misma manera que Barañao y para hacer lo mismo que Barañao… Lo relativamente irrelevante del nombre propio queda en evidencia en el hecho de que fue el mismo Lino quien estuvo al frente del Ministerio durante la expansión de Conicet y ahora lo está en el ajuste… El problema, una vez más, son las relaciones sociales que personifican determinado sujetos, más que los sujetos mismos. Hipótesis específicas ¿Cómo explicar entonces, estas continuidades de nombres propios y estas diferencias en las políticas científicas? La economía argentina se mueve al ritmo de la economía capitalista mundial y sus necesidades y, dentro de ella, va definiendo sus propios ritmos de expansión y ajuste según las inflexiones de la acumulación y la tasa de ganancia internacional. El ciclo kirchnerista coincidió con el momento expansivo del ciclo del capital, luego de la crisis de 2001. La gran desocupación y la devaluación bajaron el precio de la fuerza de trabajo, al tiempo en que, junto con los altos precios internacionales de la soja, entre otros factores, permitieron la reactivación económica. El momento expansivo del ciclo económico puso a disposición del aparato político un presupuesto creciente que le permitió al gobierno de turno “agrandar el Estado” en función de las necesidades de acumulación del capital, que requieren, entre otras cosas, de innovación científica, técnica y tecnológica para desarrollar la productividad10,  “Darle a la producción un carácter científico es, por ende, la tendencia del capital, y se reduce al trabajo a mero momento de este proceso. Así como ocurre en la transformación del valor en capital, en un análisis más preciso del capital se aprecia que éste por un lado presupone un desarrollo determinado de las fuerzas productivas, históricamente dado, -y entre estas fuerzas productivas también la ciencia- y por otro lado lo impulsa hacia adelante.” Marx, Karl, Elementos fundamentales para la crítica de la economía política (Grundrisse), Vol. 2, trad. Pedro 10

ampliar la tasa de ganancia y aumentar la competitividad internacional de la economía local. Junto con dar respuestas a las necesidades de acumulación del capital, la ampliación del financiamiento en ciencia y técnica tiene otros efectos: votos son votos, cualquiera sea su origen, y la formación (o captación) de “cuadros” para el Estado o el partido siempre es una necesidad para la acumulación, pero esta vez… política. Ya durante los últimos años del gobierno de Cristina Fernández la economía empezó a mostrar signos de estancamiento y recesión: el crecimiento de la productividad, entre otros factores, no acompañó el aumento de los salarios. Producir en la Argentina se volvió caro para el capital. Se agotó la expansión a partir de la capacidad ociosa instalada y de una relativa mano de obra barata. La “racionalización” en términos capitalistas necesita reacomodar, entonces, todo el aparato estatal y productivo. Los organismos de CyT no son la excepción… En este caso en particular, se advierte un doble movimiento. Por un lado, la reducción cuantitativa de lxs becarixs e investigadorxs, acorde a un presupuesto reducido por derivas de la economía nacional y a las necesidades reales de incorporación de trabajadorxs calificadxs (y de su generación de innovaciones) al aparato productivo. Por otro, la reorientación interna de las líneas de investigación acorde a las necesidades prioritarias del capital: crece en número y en peso relativo la cantidad de becas destinadas a “temas estratégicos”, definidos por Conicet, respecto de aquellas de “temas libres”. Los “temas estratégicos” se caracterizan por el desarrollo de aplicaciones directas de ciencia Scaron, México, Siglo XXI, p. 221.


Sindical y tecnología al sistema productivo y se clasifican en cinco sectores, cuyos títulos son suficientemente elocuentes al respecto: agroindustria, energía e industria, salud, ambiente y desarrollo sustentable, desarrollo y tecnología social11. Es decir, los temas “estratégicos” son estratégicos… para el capital. Por su parte, prácticamente estos temas no contemplan ninguno de los considerados desarrollos “básicos”, que van, por dar algunos ejemplos, de la biología molecular a casi el conjunto de las ciencias sociales y humanidades… Es, entonces, bajo este proceso de ajuste presupuestario, reducción de investigadorxs y reorientación de la planificación de las investigaciones que se desata el conflicto en Conicet de diciembre de 2016. Mal que nos pese, la participación política relativamente masiva de lxs trabajadorxs de CyT, muestra predominantemente un carácter individual y defensivo (la lucha por mantener y/o mejorar el puesto laboral y las condiciones de trabajo) como ocurre, en general, en toda la clase trabajadora. Carácter absolutamente necesario de la lucha pero absolutamente insuficiente, si de lo que se trata es de

 Para ver el listado completo de temas por sector para la convocatoria a becas 2016, consultar: http://convocatorias.conicet.gov.ar/wpcontent/uploads/sites/3/Temas-Estrat%C3%A9gicos-Becas-16.pdf 11

resolver las causas del problema. Lxs trabajadorxs de CyT, entonces, tampoco en esto somos “excepcionales”… Planteamiento de (¿nuevos?) problemas Para quienes elaboramos una “teoría social” que encuentra en las relaciones sociales capitalistas el fundamento de las problemáticas sociales, no sólo se trata de “producir ciencia crítica”, “ciencia para el pueblo”, sino también de tratar de generar nuevas maneras de relacionarnos entre nosotrxs, aquí y ahora, que no reproduzcan las desigualdades del sistema, tanto en la producción de conocimiento como en la organización gremial y política. Es decir, se trata no sólo de hacer crítica desde el contenido de las investigaciones, sino también desde las formas en que nos vinculamos para investigar y en que nos organizamos políticamente. Al mismo tiempo, no se trata, desde nuestra perspectiva, de intervenir políticamente para “dirigir el conflicto”, “hacer oír nuestra voz” y/o “sumar compañerxs a la orga”, y así instrumentalizar las instancias gremiales para la auto-contrucción política, o de participar nada más de estos espacios en momentos de crisis y conflicto, en donde está en juego nuestro puesto de trabajo, sino que entendemos la construcción política como un trabajo tanto de corto como de mediano y largo plazo para la producción colectiva de conocimientos y prácticas frente a problemas colectivos. Eso creemos, eso intentamos y, claro, en general, nos sale menos de lo que nos gustaría… Lo que parece seguro es que si, como clase, hacemos siempre lo mismo, difícilmente obtengamos, como dicen que decía un viejo científico, resultados distintos que los actuales…


Educación La sana costumbre

Acerca de un revival autonomista en Filosofía y Letras En ocasión de la última represión policial, contra docentes que intentaron poner en pie una escuela itinerante, el diario Clarín se refirió al conflicto omitiendo cuidadosamente la palabra docente, se hablo de gremialistas, grupos minúsculos o activistas. En suma no se podía decir que le habían pegado a un docente en gran medida porque la sombra del asesinato de Fuentealba se proyecta con fuerza en estos días de agitación en las escuelas. Mucho se ha hablado en relación a esta represión y en general hubo coincidencias en señalar que los docentes intentaban ser “creativos”, probando una medida que “no afecte a los chicos”. En esta ocasión el fantasma que sobrevolaba el Congreso era el de la década menemista y en particular el de la “Carpa Blanca” que hoy es recordada como una medida popular y creativa cuando se trato lisa y llanamente del levantamiento de una huelga por parte de las direcciones sindicales de la época.

Hay que decir que aquello de que “con la democracia se come, se cura y se educa” tampoco parecía especialmente vigente en los últimos años del menemismo y la toma de decisión asamblearia que tuvo su estreno en el sur petrolero tuvo un “efecto derrame” en algunas facultades. Los 90 fueron escenario de una serie de derrotas de los trabajadores que intentaron en vano enfrentar el proceso de privatizaciones. El menemismo se hizo dueño del terreno produciendo un retroceso palpable de los sectores sindicalizados y una suerte de desinterés en la política que impregno fuertemente el período.

Sin embargo, en la Universidad se vivía una activa resistencia al intento de privatizar la educación superior y por algunos años, las facultades fueron un “invernadero” donde continuamente se generaban nuevas camadas de activistas, muchos de los cuales integrarían mas adelante la plana mayor de la segunda generación de movimientos de desocupados. Es en este activismo universitario que Quienes presentan la Carpa como una gran medida de prende la moda piquetera de la democracia directa. lucha ignoran alevosamente que el año anterior se había Se generan entre Filosofía y Letras y Ciencias Sociales producido la irrupción piquetera en Cutral Co que sería numerosas agrupaciones que ponían en el centro de el inicio de un ciclo cuyo punto culminante fueron las sus preocupaciones la critica a la representación y movilizaciones del 2001 que como sabemos provocaron la autoorganización. Revocables, Ontológicamente la caída del gobierno de De la Rúa. Los pasamontañas, Revocables, Sociales Autoorganizados y Autogestión son el humo de los neumáticos y la autodefensa excitan un nombres emblemáticos en este sentido. La recuperación imaginario activista que se completa con la huida de un de lecturas y experiencias autogestivas de la rica historia de presidente en helicóptero. Sin embargo, nos interesa las organizaciones de trabajadores fue una tarea obligada destacar otros aspectos del fenómeno. Los piqueteros en aquel momento. deliberaban en asamblea al costado de la ruta y cuando eran interpelados por algún personal policial que buscaba Este modo de entender la política conoció expresiones al líder de la protesta, contestaban que “los responsables más masivas en los años posteriores al 2001. Se empezó somos todos”. a hablar de asambleas populares, movimientos de desocupados y empresas recuperadas y era perceptible Luego de 15 años de hegemonía de la democracia que funcionaban en modo asamblea. Lo que sigue ya es representativa como modo dominante de gestión del capital historia más conocida, el kirchnerismo puso la casa en aparecía en los cortes de ruta un ejercicio de democracia orden, relegitimo la gestión del capital atando la política directa que no es contemplado en la Constitución. Aquello al estado y revalorizo la representación basada en los de que “no se delibera ni gobierna sino a través de los liderazgos. En las universidades se dio un crecimiento de representantes” enfrentaba un pequeño desafío luego de la izquierda partidaria que es totalmente afín a esas ideas un reinado indiscutido. aunque las ponga a funcionar en un sentido distinto al del


Educación peronismo.

Y reflexionan al respecto de su triunfo en un documento titulado Que dejaron las elecciones. Reflexiones desde la Hoy en la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) sin embargo, práctica. Allí destacan que: asistimos a un pequeño renacer de grupos de activistas que se enrolan en la crítica a la representación. O al menos ”Apostamos a una construcción transparente y algo de esto se nos evoca cuando leemos frases de este horizontal, que apunte a la acción masiva y directa tenor: “Entendemos que la Universidad tiene una forma de los estudiantes en los asuntos que nos involucran. En el espacio que conformamos tanto las discusiones de organización política de producción de conocimiento como decisiones que tomamos son el resultado del que es estatal, capitalista, basada en la representación y trabajo de quienes intervenimos en él, posicionándonos en la jerarquización del poder-claustros/saber-cátedra”. Y con independencia de toda gestión y todo gobierno. En todo esto en una declaración titulada Por una construcción ese sentido, reafirmamos que Revocables no responde más horizontal en Antropo. Ahora sabemos se trata una que a sí mismo: ninguna organización política externa (sea agrupación activista que toma no ingenuamente el nombre un partido o una cátedra) nos impone sus posiciones. Para Revocables de Antropo y Arqueo y que se postulo a nosotrxs, el resultado electoral expresa el acuerdo y apoyo las elecciones de Junta de Carrera que es el organismo de de una parte de los estudiantes de la carrera a una forma distinta de construir y hacer política, que posibilita y busca gobierno de Antropología. la participación desde las bases. No representa un triunfo Continuando una tradición de la Facultad de Filosofía y en sí mismo sino un desafío que se nos presenta por igual a quienes venimos impulsando la experiencia como a los Letras que se hizo mas intermitente durante los gobiernos que le dieron su apoyo. La potencialidad de Revocables kirchneristas pero que persistió subterráneamente aun radica en su constitución como una experiencia real eclipsada por los partidos de izquierda. Los Revocables de democratización de las instancias de gobierno prometen en ese mismo documento que van a: “impulsar de nuestra carrera.” un espacio abierto, horizontal y colectivo en el que las decisiones se tomen por consenso; que estas decisiones Como antes dijimos, algunas facultades con su experiencia constituyan el mandato de base que el consejero llevará continua de activismo se constituyen en laboratorios donde a la junta, lo cual implica que todo lo que el consejero se ensayan alternativas proponga o vote debe haber sido discutido y resuelto en el políticas que luego tienen estreno masivo en las calles espacio de base; que lxs candidatos asumen con la renuncia como ocurrió en los años firmada quedando entonces su revocabilidad sujeta a la posteriores al 2001. No decisión de la asamblea o plenario en cualquier momento; sabemos si este será el que los cargos sean rotativos como crítica en acto a la derrotero de Revocables acumulación de poder por parte de unos pocos dentro de pero no podemos menos estructuras antidemocráticas, con el fin de socializar entre que celebrar este renovado intento de volver a pensar varixs la experiencia concreta de intervención” en clave de autonomía la organización de la lucha Lo cierto es que se presentaron a elecciones y obtuvieron el anticapitalista. respaldo de la mayoría de los estudiantes de Antropología.


Géneros Intervenciones preciadas

Comisión de género y feminismo del Nodo

Declararnos antipatriarcales Declararnos antipatriarcales. Así comenzó nuestra reunión del Nodo esa tarde. ¿Qué significa para cada unx de lxs que participamos de una organización política declararnos antipatriarcales? ¿Es cuestión de agregarlo a la declaración de principios y listo? Tras una ronda de voces, decidimos que, antes que declamar cualquier principio, era menester trabajarlo como organización. Así fue. En 2016 nos atravesó el clima de época que imperaba en estos pagos. Una compañera hizo una pregunta que muchxs dirán que es fácil de resolver: ¿por qué en nuestros manifiestos no planteamos que somos antipatriarcales?, ¿podríamos afirmar que quienes habitamos este espacio no construimos relaciones patriarcales? Dado que estamos atravesadxs por una sociedad capitalista-patriarcal nos propusimos, previo a proclamar ideas lindas, revisar nuestras propias prácticas, tanto dentro como fuera del espacio, en un intento por comenzar a resquebrajar la separación entre vida privada y vida pública... Y por ahí arrancamos a trabajarlo como organización. Este proceso nos llevó a realizar una serie de actividades, entre ellas la lectura de un fragmento de Testo Yonqui,1 donde Preciado relata su primera relación sexual con Virginie Despentes. En el presente artículo se 1

El libro se puede descargar en: https://antropologiadeoutraforma.files.wordpress.com/2013/04/preciado-testo-yonqui.pdf

recogen caprichosamente ciertas reflexiones que surgieron en esa ocasión. Nuestro interés consiste en compartir algunas de las preguntas que se plantearon, para las cuales no tenemos respuesta (al menos todavía). ¿Por qué leer el relato de una relación sexual? Problematizar nuestras representaciones y sensaciones desde lo que cada unx se imaginaba a partir de dicho relato fue la tarea en la que nos encaminamos para abordar la temática de lo que rápidamente llamamos sexualidad. Previamente al encuentro, hicimos circular dos textos: Placer y Peligro, de Carol Vance, y De vuelta al mito del orgasmo vaginal, de Jane Gerhard. Luego, tras la lectura en voz alta del fragmento de Preciado, cada unx debía escribir en un papel, brevemente, las sensaciones que el texto le había suscitado. Mezclamos estas intervenciones para despersonalizar las escuchas. Cada unx leyó lo que escribió otrx compañerx, sin saber de quién era la intervención. Lo que escribimos, lo que dijimos... Sensaciones, ganas de coger. Prejuicio, está mal excitarme con una relación sexual no heteronormada ¿Mandato machista heteropatriarcal? ¿Relaciones de opresión sexo genéricas? ✦✦✦ X: (...) Me hizo recordar bastante las discusiones que tuvimos en el taller de géneros hace unos años, el cruce entre Federici y Butler, me parece que ahí se iluminaban ambas en algún punto, y eso enriquece la discusión. Nosotrxs veníamos tratando la cuestión del deseo, la sexualidad por el lado más de la servidumbre voluntaria, por así decir, y acá tiene


Géneros una especificidad, no sé si propia pero que a mí me invita a seguir escarbando, preguntándome. Como primera sensación, tanto el texto como esto iluminan esa parte del problema que, por lo menos a mí, como venía habituadx a formularlo, no me entraba.

por lo menos para mí. Me bajonea un poco, me genera una pintura muy cruda del grado de autonomía que tenemos (…) en un momento en que, bueno, no es que el bocho no juega pero unx lo pone en juego de una manera muy íntima, tratando de caer en esa dicotomía total puntualmente... A mí me llamaba eso la atención cuando leía los textos, la cantidad ✦✦✦ de esfuerzo y de trabajo científico, pseudo científico, apuntado a hacer una descripción de qué es lo normal: De vuelta al X1: (...) al final de Placer y peligro, que hablaba de si lo mito del orgasmo vaginal enumera un montón de autores, personal es político y vamos a trabajar como que la sexualidad de expertos que tratan de dirimir si el orgasmo clitoridiano es es política, bueno, ¿será que entonces todxs lxs que tengamos bueno o no es bueno para las mujeres (…) Por decirlo de algún la misma ideología política tenemos que coger de la misma modo, un montón de gente sin clítoris tratando de decidir si manera, tenemos que tener los mismos gustos? Ironizaba un aquellas sensaciones de cierta parte del cuerpo son válidas o poco eso, todxs pensamos lo mismo y después en la acción... no son válidas. Me genera una sensación de mucho encierro.Yo Hablaba de no imponer un modo de sexualidad, ahí se nos siento que esto que erotiza en esa relación (…) de sometido juegan otras formas de pensar que se alejan un poco de cómo sometedor/sometedora, siento que eso está muy digitado, no pensamos la política muchas veces. Esto de “la autonomía me hace ruido que esa descripción se repite o no se repite de clase es el modo de emancipación”, y entonces unx actúa, porque piense que es políticamente todxs actuamos de acuerdo a esa idea común que tenemos, incorrecto. Digo: ¿en qué plano se pero ¿qué pasa con eso en la sexualidad? Es política porque puede manejar el imaginario de está construida culturalmente, porque se juegan relaciones de qué es lo que me erotiza o no, que poder ahí adentro también y qué sé yo... ¿Qué significa después no puedo salir de ese lugar (no declarar que eso sea político?, ¿hay un modo de?, ¿o no? Por necesariamente porque considere ejemplo, la cuestión de la posesión, algo que a mí me choca que es políticamente incorrecto o bastante, estamos políticamente en contra de la posesión y malo)? después en la sexualidad se juega de otra manera. Incoherencia, desagrado, aprehensión, erotización, interés en la posibilidad ✦✦✦ de los cuerpos más allá de lo material. Mi sentido común me dice que el poder, el sometimiento “esclavo” “puta” etc., etc., no X3: (...) me había llamado la atención son deseables en una relación sexual entre pares, sin embargo que, en el caso de que pudiera haber existen y son parte de esta forma de relación entre personas. abstracción de trazos gruesos de ¿De qué modo y por qué nos preocupan? lo que implican los sentimientos, el abuso, el poder, supongamos que ✦✦✦ podemos abstraer, pregunto: ¿nuestro planteo es autonomía absoluta X2: No es sólo juego de roles. Cómo se construye eso que respecto de estas determinaciones? nos erotiza, va a otro nivel, unx se puede poner en un juego (…) Eliminadas las determinaciones de roles (…) de los juego más teatrales -elementos externos, perversas, no deseadas, como las disfraces, escenificaciones-, y eso tiene mucha intervención en queramos llamar, es posible y hasta la racionalidad, si se quiere, de un pensamiento. Después, lo es deseable defender esa autonomía que te erotiza, lo que te calienta, lo que te hace sentir algo en el (…) quizás en la pregunta está cuerpo tiene una conjunción de planos mucho más profundos, implícita la idea en cuanto no puedo


Géneros ser totalmente autónomx, en mí no hay total autonomía, entran algunas cosas que puedo hacer y no puedo hacer, que puedo sufrir (…) ✦✦✦ X4: (...) a mí me suena a algo que está bueno, que hace Preciado en este ejercicio de escritura, que justamente, en algún punto, autonomiza, no sé si ésa es la palabra, esa parte del deseo: hay algo con lo que puede jugar, y no hay un vis-à-vis entre pretender, en el marco de una relación sexual, que tu pareja sea una puta porque le clavás el dildo, no necesariamente significa que estás reforzando la dominación heteropatriarcal (...) No hay un correlato tan claro entre determinada posición de lo que serían las relaciones más estructurales que imperan en determinada sociedad y determinado momento y el deseo sexual que pueda tener, deseo sexual, llamémoslo así, en el momento del acto sexual. Me parece que lo que está marcando, o lo que está mostrando –o yo quiero leer ahí– es que hay una suerte de ruptura entre un dominio y el otro. ✦✦✦ X3: Yo simplemente quería sumar a lo que decía X4 de que no somos más que relaciones sociales, no somos únicamente relaciones sociales, me parece que ese elemento es crítico (...) No se puede eliminar lo biológico por el miedo a caer en un reduccionismo biológico, no se puede eliminar esa emergencia social (…) Tendemos a hacer el reduccionismo al revés, como que todo es cultura, todo es político y no todo es cultura, no todo es político teórica y prácticamente, y creo que a veces eso puede terminar en la creencia de autonomías absolutas, y no hay más que autonomías relativas. Entonces, las relaciones sociales objetivadas y las determinaciones biológicas objetivadas, que no pesan por igual y no son transformables por igual… ✦✦✦ En un primer momento, imaginé una escena de prostitución (….) ¿Por qué? ¿Por qué si hay alguien a quien llaman “puta”, o porque hay unx transexual involucradx lo asocio automáticamente a ese tipo de escenas?

Sensaciones en principio confusión por momento. ¿Son dos mujeres? ¿Por qué este pacto? En otra zonas, sorpresa. Prejuicio roles “masculino” y “femenino” ---> “la puta”. Relación con el texto, diversidad de formas de vivir el placer y la sexualidad por las mujeres. Reconozco el temor, la vergüenza previa, el prejuicio de la palabra puta y que implique parámetros, lugares o posiciones. Interesante la sexualidad más allá o más acá de la genitalidad. La posibilidad no vista al principio. ✦✦✦ X5: Yo había entendido el texto de la misma manera: no entendí que ella domine a la puta, de última era un juego de roles que se iba homologando; si por ahí había dominación, y lo pondría entre comillas, sería de las dos, pero no me pareció que hubiera una dominación absoluta de una por tener el dildo. ✦✦✦ X: (…) O la idea de resignificar un montón de palabras, bueno, eso el feminismo lo viene haciendo hace un montón, resignificar un montón de palabras que se usan despectivamente como para apropiarse y darle otro sentido. Pero justamente acá en la escena no le da otro sentido, está reforzado en ese sentido estereotipado, me parece que eso es interesante que se da en las sexualidad también, o cómo se juegan ciertas ideas políticas ahí también, que lo vemos en la violencia, lo vemos en cosas súper claras y que todxs estamos en contra, qué horror y bla, pero después hay un montón de otros matices que se nos ponen en juego otras cosas… ✦✦✦ X3: (...) me parece que por lo menos vale la pena hacer el ejercicio de pensar por qué nos erotiza determinado tipo de prácticas, por qué la cuestión de la dominación nos puede erotizar, calentar o lo que se nos ocurra. Me parece que vale la pena, porque si pensamos la sexualidad como una cuestión bastante más amplia, (...) me permite repensar la práctica sexual


Géneros y aparte me permite pensar un poco cómo nos relacionamos entre nosotros y nosotras, y lo digo consciente de que en una asamblea o en una reunión grupal se juega que las mujeres cis heterosexuales hablen y se comporten de una determinada manera y los varones cis hablen, gesticulen, se expresen de determinada manera y ese prejuicio, eso que se espera a priori, genera placer. Digo, a mí me genera placer, puede ser un poco tajante (…) me pasó durante muchísimo tiempo: me generaba placer escuchar a un varón cis de manual hablando y gesticulando en una asamblea, mientras yo pensaba “¡qué bien que lo dice, qué bueno que lo pueda expresar así!”, y de la misma manera me gustaba, me erotizaba, en algún punto, que las mujeres en una asamblea se expresaran de determinada manera y vieran una veta que el varón políticamente formado no podía explotar. Son relaciones que se dan que, en algún punto, expresan algún tipo de dominación, que vienen seteadas por todo lo social, el capital, el heteropatriarcado y lo que queramos, y que, de alguna manera, eso también se manifiesta en las relaciones sexuales. No digo que deconstruir todo a tal punto que nada… Te calienta lo que te calienta, y cogés con lo que calienta, pero me parece que en un principio está bueno deconstruir eso, digo, yo me lo pregunto, y esto como una cuestión que me pasa a mí. Me encantaría que me calienten los chabones y acostarme con chabones y no tener el prejuicio; yo no sé hasta qué punto a mí no me calientan los chabones porque es algo que no me pasa o porque está impuesto desde afuera. Para mí es un ejercicio interesante, me parece que toda esa carga está en las relaciones sexuales y está en las relaciones en general.

✦✦✦ X2: Cómo se construye eso, es la pregunta que me interesa a mí. Por ejemplo, cuando esa cuestión de dominación está pactada de una manera no coercitiva pero que es, de alguna forma, por una práctica cultural. Pensaba en algunas de las personas que vienen a atenderse en el consultorio en el cual trabajo: cuando preguntábamos a las mujeres si sus maridos eran violentos con ellas y la respuesta era “mi marido me pega lo normal”. Había algo de ese pacto, de esa mujer para con su pareja, donde existía esta violencia física ejercida por el varón, ella tenía que cumplir con una serie de funciones equis y una de ellas era que existía la prerrogativa o la posibilidad del marido de expresar su descontento frente a algo que ella hacía golpeándola. Y eso era un pacto porque “es mi marido”, “pero yo hice esto”. ¿Cómo se generan esos pactos?, ¿qué hay detrás de que acordemos en un pacto, como acuerdan Despentes y Preciado, que acordemos eso, esto nos va a erotizar, esto va a estar bueno? No estoy haciendo un juicio de valor de si esto está bueno o está malo, yo puedo tener estos pactos con mi pareja sexual y decir “hoy va a pasar por acá”, ni siquiera hace falta que lo explicitemos… Abriendo preguntas (des)preciadas

El pensamiento crítico acerca de los vínculos entre sexo, sexualidad, política y militancia, si bien hunde sus raíces en las formulaciones pioneras de socialistas utópicxs y de anarquistas “primitivxs”, ha sido fuertemente denostado en el seno de las izquierdas hegemónicas. Las ideas y prácticas ✦✦✦ feministas han atacado las relaciones que se establecen en el imperante sistema de dominación entre las esferas X6: (...) yo creo que este texto comienza con algo muy claro, doméstica/privada y política/pública, oxigenando estos comienza hablando de un pacto y me parece que, en la medida debates normalmente despreciados y secundarizados en la en que hay un pacto, hay un juego donde todo es permitido, escena militante. por más que sean latigazos, sangre, hasta balazos (…) El punto es que haya algo consensuado y definido entre ambxs (…) Como no podía ser de otra manera, en un contexto Si unx hubiera agarrado a otrx sin su consentimiento, yo creo marcado por la apertura de “nuevas” problematizaciones que cambiaría todo el cariz del relato, incluso aunque hagan en nuestro espacio de militancia, vamos a clausurar este cosas más livianas o más habituales (...) Me parece que lo artículo planteando algunas de las preguntas que hicieron políticamente correcto es que hay un consentimiento de ambas acto de aparición a través de este pequeño ejercicio de partes: en la medida que todxs entiendan el juego, me parece lectura y debate. que todo es posible, y no veo absolutamente nada de malo.


Géneros ¿Es posible y deseable tender hacia una autonomía relativa en el plano de la sexualidad? ¿Qué relación existe entre un modo de ver el mundo y nuestras prácticas deseantes sexoafectivas? ¿Cómo saber cuándo estamos reproduciendo el heteropatriarcado en los deseos? ¿Por qué deseamos / nos erotiza la sumisión en las relaciones sexuales? ¿Qué sucede cuando habitamos la dominación? ¿Son roles aceptables puesto que son consentidos, acordados? ¿Es necesario

que haya cambio de roles para que no se cristalice una relación de dominación? Y más allá del común acuerdo, ¿cómo se llega al pacto sexual? ¿Por qué se construye? ¿Podemos sostener la idea de pacto sexual al tiempo que cuestionamos la noción de pacto social en otros planos? ¿Qué continuidades y discontinuidades son pensables entre las esferas de la sexualidad, el deseo, el género y el poder?


Géneros Primer Contrato Sexual

Por Paul Preciado

Nuestro primer contrato es explícito: ella es la puta, yo soy el transexual. Me lleva a un hotel de Pigalle. No es ni de día ni de noche. Una tarde translúcida de invierno. Al entrar en la habitación, me paga para que sea su esclavo esa noche, enciende la televisión como para que haya testigos de lo que está a punto de ocurrir. Sin dar tiempo para más, me dice: «Mañana te irás antes de que yo me haya despertado». Deja su bolso sobre la silla, se desnuda. Se echa sobre la cama, estira los brazos, dibuja eses con su cuerpo. La miro sin saber si debo o no quitarme también la ropa. No me quito nada. Me acuesta junto a ella. Es sábado, la Star Academy francesa va a deshacerse hoy de otra de sus víctimas. Ella comenta las oportunidades de los participantes como si estuviera vestida: prefiere al candidato más viejo de todos, con sus gafas de cristales anaranjados, es el más rock, apuesta. Yo observo cada detalle de la habitación. La miro de reojo. Bajo los haces cambiantes de luz de la televisión, veo la forma de las aureolas de sus pechos, una alergia o un eczema sobre el plexo solar, el resto de su piel muy blanca, el pelo del pubis corto y ligeramente rubio. Imagino después mis propias aureolas bajo el jersey, mi pubis completamente afeitado, un corte de hoja de afeitar en la parte derecha, la alquimia de la testosterona en mi sangre, me imagino sin polla y con polla alternativamente, los dos cuerpos se suceden como en un juego de balancín. Pero sé que cuando me desnude ella solamente verá uno de esos cuerpos. Esa reducción de mi cuerpo a imagen fija me asusta. Guardo la ropa unos minutos todavía para disfrutar de la doble posibilidad. Si me quito la ropa ella no sabrá si tengo o no una erección. Para mí esa erección es una evidencia, tanto en el cuerpo sin polla como en el cuerpo con polla.

Pero, de repente, ella se inclina sobre mí, me maneja las piernas, no me toca la pelvis, sube hacia la cintura sin detenerse en el pecho. Saco la lengua. Ella busca esa lengua

con su boca. Cuando los labios se acercan hasta tocarse, la lengua se afila como una flecha. Su boca se folla mi lengua subiendo y bajando rápidamente. Ella ha encontrado mi erección. A veces un mechón de su pelo rubio entra en esa mecánica. Ella lo retira delicadamente con la mano, aprovechando para besarme la punta de la lengua al subir la cabeza. Cambia de ritmo. Cuando mi lengua sale de su boca, sujeta ese músculo haciendo un anillo con su mano. Sus uñas son impecablemente rojas. Sus gestos son precisos, classe. Los cuerpos giran juntos, las pelvis se acercan magnéticamente, los sexos al mismo tiempo unidos y separados por el tejido del pantalón, después soy yo el que me follo su boca con la lengua. Una y otra vez hasta que la saliva cae en chorros sobre su pecho. Los cuerpos giran de nuevo y se levantan ligeramente. Sigo con la boca ese circuito de saliva y bajo hasta su sexo. Ella gime como una puta: «Cherie, cheri». Chupo su sexo mientras le digo, tirando de su cabeza hacia atrás: «Mañana me iré cuando yo quiera, zorra». La luz violácea de la televisión inunda la habitación. Digo eso, pero en realidad tengo miedo de ella. Miedo de que ella me eche a la calle en medio de la noche. Miedo de que se levante y se ponga a gritarme. Miedo de que arranque los enchufes de la habitación con las uñas. Entre tanto, ella ha estirado los dos brazos y se agarra al cabezal acolchado de la cama. Está lista para correrse. Me levanto dejándola así, como a un animal descuartizado. Pienso en irme en ese momento para aumentar mi cuota de masculinidad. Pero en lugar de irme, me coloco un arnés con un dildo 22 por 4. Vuelvo sobre ella para follarla. Y lo hago. Así pasa un tiempo indeterminado, ni largo ni corto, hasta que los dos nos corremos, primero yo, luego mi puta. Ella se duerme después. Muevo sus brazos totalmente desarmados. Me levanto y voy al baño a lavar mi dildo. Lo saco del arnés y lo enjabono. La espuma chorrea entre mis manos. Lo aclaro con agua y lo adhiero por la ventosa a los baldosines, dejándolo como un órgano erecto que crece en la pared y sale al encuentro de un posible visitante. Lo guardaré cuando esté totalmente seco. Vuelvo a la habitación. Ella duerme, no ha cambiado de posición, sus párpados se agitan, pero su rostro está inerte. Acaban de expulsar a un adolescente rubio de la Star Academy y la


Géneros mitad del público grita desconsolada. Me acuesto a su lado. No puedo dormir. Deseo que amanezca para poder irme. Pero inesperadamente me duermo: en sueños sé que yo soy su puta. Cuando me despierto la mañana siguiente ella ya no está. Arranco el dildo de la pared del baño, me visto y abandono el hotel.


Activaciones Varixs de nosotrxs, integrantes del Colectivo de coorganización militante (Nodo), participamos en las actividades que aparecen a continuación. La razón por la cual dichas actividades comparten un mismo volante no depende sólo de que similares cuerpos compartan diferentes espacios, sino principalmente de un conjunto de principios políticos comunes que las sustentan y permiten su articulación. Estos principios son la horizontalidad en la toma de decisiones y la autonomía de los colectivos. Horizontalidad significa que nadie tiene prerrogativas especiales en cuanto a la decisión sobre el devenir de cada grupo. Autonomía, a su vez, supone que no existe una instancia exterior a cada colectivo que pueda imponerles un derrotero.Todos estos espacios son públicos, autogestivos, gratuitos y de convocatoria permanente. Talleres de autoformación El Kapital, de Karl Marx www.talleresdelecturadeelcapital.blogspot.com

Historia de a sexualidad III capitalismoyesquizofrenia@gmail.com

Kant- Hegel grupokanthegel@gmail.com

Géneros y sexualidades tallerdegenerosysexualidades@gmail.com

Fundamentos del pensamiento contemporáneo fpcontemporaneo@gmail.com

Espacios curriculares colectivos Epsitemología y Métodos de investigación social www.epistemologia.com.ar

Obra de Deleuze: El anti-edipo / Mil Mesetas tlodeleuze.blogspot.com Polética pol-etica.blogspot.com Conjugando Saberes conjugando.saberes@gmail.com Metafísica y política metafisicaypolitica@gmail.com Seminario Colectivo Audio-visual: «Mujer & Trabajo». seminariocolectivoaudiovisual@gmail.com Seminario Colectivo: De la mercancía al capital. marxtedi2016@gmail.com

Publicaciones Dialéktica: Revista de Filosofía y Teoría Social www.revistadialektica.com.ar FB Dialéktica Dialéktica dialektica@gmail.com Eskalera Caracol: Revista de reflexión e intervención sociológica eskaleracaracol@gmail.com www.eskaleracaracol.blogspot.com FB Eskalera Caracol Amartillazos Revista de filosofía, estética y política revistaamartillazos@gmail.com https://revistaamartillazos.wordpress.com/

Para contactarse con el colectivo pueden ingresar a : www.nodocoorganizacion.com.ar FB Nodo Nodo nodocoorganizacion@gmail.com

Boletin N°2_ Otoño Invierno 2017  

Lo que tenés ante tus ojos es el boletín del Nodo - Colectivo de co-organización militante. Con esta publicación buscamos darle un cuerpo ún...

Boletin N°2_ Otoño Invierno 2017  

Lo que tenés ante tus ojos es el boletín del Nodo - Colectivo de co-organización militante. Con esta publicación buscamos darle un cuerpo ún...

Advertisement