Page 1

Libro de Erato 2012

1


de Khajuraho (India)

LIBRO DE ÉRATO 2012 El presente Libro de Érato 2012, dedicado a los Templos Hindúes de Khajuraho, ha sido expresamente editado para los asistentes a la Velada Poética Musical dedicada a Eros, acto lúdico literario organizado por la Institución Literaria Noches del Baratillo de Sevilla, con la colaboración del Círculo Mercantil e Industrial, a celebrar en las instalaciones de la sede central del C.M. I., en calle Sierpes 65 (Sevilla). El presente Libro de Érato 2011 contiene: ¾ Presentación del Presidente de Noches del Baratillo ¾ Prólogo del escritor Rafael de Cozar: Erotismo y Arte. ¾ Pórtico de Sara Moguer 2


¾ Ilustraciones inéditas de compañeros que compartieron viaje a La India en diciembre de 2011. ¾ Poemas eróticos, la mayor parte de ellos inspirados en Los Templos de Khajuraho. La Portada representa una de las múltiples imágenes que se pueden visualizar en las fachadas exteriores de los Templos de Khajuraho.. Maquetación de José Luis González Cáceres. La contraportada ha sido diseñada, como en ediciones anteriores, por Laura Jaramillo.

3


LIBRO DE ÉRATO 2012

VISTA PANORÁMICA DE UNA DE LAS ZONAS DE TEMPLOS EN KHAJURAHO

4


5


PRESENTACIÓN Y AGRADECIMIENTOS

Una edición más nos acercamos con la poesía, la música y la danza a Eros y todo lo que esta divinidad griega representa en el sentir humano. En esta edición, el acercamiento lo haremos a través de un legado hindú, los maravillosos Templos de Khajuraho, declarados Patrimonio de la Humanidad desde 1986, cuyo nombre proviene de la palabra Kajur, que en idioma hindi significa “`palmera datilera”. Khajuraho fue la capital religiosa de los Candella, una dinastía que gobernó esta parte de la India entre los siglos X y XI. Una edición más, el Círculo Mercantil e Industrial colabora en esta bella y respetuosa conjunción de artes que invocan la atracción entre géneros como origen de sensaciones y alegrías. La poesía vuelve a florecer como arte que dice a través de la palabra, el ritmo, la metáfora y la musicalidad.. La danza y la música tienen en este acto un especial protagonismo. Nuestra estancia en Sevilla nos invita a disfrutar de su baile más característico, las sevillanas. Laura y Quique, dos jóvenes bailarines, nos invitarán a recordar a Eros con su escenificada interpretación . La sintonía musical con los Templos Eróticos de Khajuraho nos lo ofrecerá Filippo Gallio con un instrumento evocador de aquella cultura: el sitar. La Ronda de Poetas será conducida, una vez más, por nuestros jóvenes poetas Saray Pavón y Alex Ruiz, participando poetas de Noches del Baratillo, del Grupo L’Almazara (Dos Hermanas), del Grupo Poemas, de Plata de Alcalá de Guadaira y poetas amigos de la Institución. Como en ediciones anteriores, para este evento elaboramos el titulado Libro de Érato, con aportaciones literarias y fotográficas relacionadas con el lema, Gracias a todos los que de una manera o de otra han participado en este evento bien mediante la aportación directa de conducción, prólogo, pórtico, música, baile, poemas o fotografías, como en ofrecernos su confianza con la asistencia al acto. José Luís González Cáceres. Presidente de la Institución Noches del Baratillo. 6


7


PRÓLOGO EROTISMO Y ARTE Sexualidad, sensualidad, erotismo en el arte y la literatura supone el enfoque estético de una de las dimensiones fundamentales del amor, tema de evidente trascendencia no sólo en la historia del arte, sino como motor de la perpetuación de la especie. Entre el amor sublimado, espiritual, y el amor carnal hay en la literatura una extensa gama que engloba desde los místicos a los autores eróticos de todos los tiempos. Muy difundido es el famoso libro hindú KamaSutra, pero desde aquella cultura hay otros muchos tratados que van desde el AnangaRanga, de Kalyana Malla (brahmán de Kalinga, en Bengala) el Katab(el libro secreto del amor árabe) de OmerHaleby, o El collar de la paloma, de IbnHazm, hasta la Leys de amor provenzales, síntesis del “amor cortés” medieval, que tiene su antecedente en poetas árabes, como el cordobés IbnZaidun, representante de la religión del amor sin recompensa. Entre el amor “ibahí” de carácter sensual, y el amor “udrí”, espiritual, ha habido, por tanto, un tratamiento continuado a lo largo de la historia. Grecia y Roma, base de la cultura occidental, expresaron también con plena libertad los temas amorosos, desde Safo a Teócrito o Bión de Esmirna, con los “idilios”, antecedentes de las “églogas”Latinas (Virgilio, Nemesiano). Desde la óptica cristiana, que supone un cambio radical en este ámbito, no es fácil entender la dimensión que ocupó el erotismo en el arte anterior, englobando desde la homosexualidad hasta la prostitución sagrada, ya presente en Babilonia, en los templos de Milita (nombre asirio de Afrodita). Todo ello no es sino producto del carácter edonistay vitalista de los pueblos mediterráneos. De hecho en la época de Homero la palabra amor designaba todos los placeres de la vida, incluido el comer, o el beber, aparte de que la escultura, las vasijas decorativas, cerámicas, amuletos y objetos como los “ólisbos” (consoladores), e incluso los libros de posturas sexuales, reflejan con claridad ese erotismo franco, desinhibido, de la cultura grecorromana. Lo que luego formará parte del conjunto de desviaciones y aberraciones sexuales hasta el presente, no es sino producto de una concepción moral restrictiva, excluyente. En este sentido lo que llamamos pornografía no es una dimensión cualitativa, de grado, de dureza, frente a lo que llamamos erotismo. La obra pornográfica se dirige a estimular el bajo vientre, mientras la obra erótica afecta al intelecto, verdadera cuna del sexo. De ahí que la diferencia, independientemente de lo explícito que sea el objeto, es que el erotismo pertenece al ámbito del arte. Rafael de Cózar 8


9


PÓRTICO

LOS TEMPLOS DE KHAJURAHO

Esta agrupación de templos, es punto culminante de la arquitectura y escultura indostaní de todos los tiempos; Dioses y diosas se citan en el templo para rendir culto al Amor Sagrado, convertir las piedras en un verdadero Santuario del amor. Numerosas yoguinis nos hablan con sus manos en mudras, sobre la devoción a Shiva y Visnhu, en un despliegue incondicional de desinhibido erotismo. El amor divino no ofrece resistencia alguna al disfrute de la sexualidad, pues el hombre y la mujer en su fusión, no pueden dejar de ser dioses mismos. Este alarde de placer está invitándonos a mirar la vida como una celebración: hermosas ninfas, cortejo de músicos, elefantes y otros animales fantásticos acompañan a las parejas amorosas que bailan el éxtasis tántrico de Shiva y Shakti; El cuerpo es la mayor creación de la existencia, la puerta donde se encuentra la Divinidad y la eroticidad es parte intrínseca de nuestra propia naturaleza espiritual. Donde la Tierra y el Cielo han logrado ser uno, queda explícitamente manifestado en los Templos de Khajuraho, ya declarado Patrimonio de la Humanidad.

Bajo el relieve de tu arquitectura está la copa del Amor; ¡Valga tu envergadura para sentirme como una flor!

Sara Moguer.

10


11


12


LIBRO DE ÉRATO 2012

POEMAS

13


Han aportado sus poemas: (Orden alfabético)

De Noches del Baratillo: Alex Ruiz con “Placenteología” Ángel Alberto Núñez con “Con treinta años menos… (cerca del templo)” Dorka Cervantes con “Prisionera de tu mirada” Concha Vilches con “Sueño inconsciente” Gregorio Ruiz con “Tus deliciosos pechos” José González Jaramillo con “El falo” José Luis Glez Cáceres con “La piedra y el beso”” Juan Martínez –Aborojuan con “Templos de Khajuraho” Juan Orozco con “Khajuraho” Lola Herrera con “El abrazo de Shiva” Manuela Domínguez con “Khajuraho, ciudad tranquila, un regalo…” Ramoni Conde Riquelme con “Templo de Khajuraho” Saray Pavón con “La curva del mundo” Sandra A. de Santocildes con “Khajuraho” Del Grupo L’Almazara (Dos Hermanas) Dosy Martínez con “Nocturno terciopelo” Enriqueta Aguilar con “Risas de piedra tras la maleza” Javier Chacon con “La traición” José Elias Guerra con “Una visita turística” Laura Puerto con “Templos de Khajuraho” Maritxé Abad con “El Templo del otro” Rafael Ortega con “¡Qué tienen tus ojos!” Rosa María Martos Guillén con “Templos de amor” Del Grupo Poemas de Plata (Alcalá de Guadaira) Ana Corral con “Manosi” Lucre Romeron con “Nosotros” Del mundo poético sevillano Adela G. Quesada N con “Te necesito” Epifanio Lupión con “Templos de Khajuraho” Luigi Maráez con “KHAJURAHO” Pilar Alcalá con “Piedras enamoradas” 14


PLACENTEOLOGÍA Los humanos erraban. Lo hacían poco y mal. Les habían regalado el kamasutra pero ni aún así... Y por amor bajaron a Khajuraho, a tornarse barro inmóvil con curvas y erguidas rectas perpetuas, a pleno cielo abierto, sin vergüenza, a mostrar en sus propios templos que las manos en la cintura de tal modo, las piernas combadas alrededor, los labios donde te imaginas, las miradas también gozando, lo natural como lo que es natural, el placer carnal que nos corresponde, las facetas que el amor puede perdón, debe mostrar. En fin, que el tacto también debe disfrutar. Para avergonzar la piel de pies a cabeza había otros dioses. Alex Ruiz

15


CON TREINTA AÑOS MENOS… (CERCA DEL TEMPLO) La tierra de las palmeras, Kajur, nos esperaba. Veintidós templos. Veintidós cantos a la vida. Este, Oeste y Sur, tú y yo al Norte Allí, cerca del Duladeo, a la sombra de un mango, susurré en tu oído: Si tuviera treinta años menos, ¿qué pasaría? Al igual que hoy, te lo daría todo. ¡Todo! Si tuvieras treinta años más, ¿qué pasaría? ¿Te entregarías al igual que hoy? No. No lo creo. Vivamos el doloroso presente. A nuestro amor lo ahoga sin remedio el tiempo, ese cruel enemigo de la ilusión. En mi descenso al averno de la impotencia la flor de tu juventud se mantendrá fragante en el jardín del deseo. ¡Oh, mi Señor, querré y no podré! Quizás, pronto te canses de esperar. Desearás recibir y no podré darte. ¡No soportaré el querer y no poder! Seguirán floreciendo cada luna llena rosas rojas en el cáliz de tu vientre, y yo… ¡Yo daré puñetazos en las paredes maldiciendo al tiempo! Ese cruel enemigo invisible que medimos, que tememos, pero contra el cual no podemos luchar. ¡Maldito mil veces! El ciceón y el sándalo serán mis camaradas. Consultaré brujas, magos y nigromantes; genios, santones y cabalistas. Nadie. Nadie podrá igualar mi vejez con tu juventud. Lo sé, claro que lo sé. ¡Dios mío! Sé que mis caricias y mis vanos intentos por ser quien antes fui, serán las impertinencias de un viejo que no acepta compartir con Cronos, ese cruel enemigo de la ilusión, el lecho donde reposas tú, mi joven rosa de Alejandría. Ángel Alberto Núñez

16


17


18


PRISIONERA DE TU MIRADA Déjame sentirte mío cuando las copas de los árboles comienzan a teñirse de sombras y mis deseos se inquietan buscando sosiego en la cuna de tus brazos. Déjame sentir tus besos como un bálsamo en la sedienta epidermis de mi cuerpo. Déjame oler tu aroma en mis sábanas para impregnarme de ti hasta la próxima vez que nos amemos. Déjame entrar en la profundidad del verde de tus ojos y allí reposar mis deseos en la pasional caricia de tu mirada. Déjame amanecer en tus brazos una mañana.

Dorka Cervantes 19


SUEÑO INCONSCIENTE Mi vientre se llena de precipicios al ver la piedra. Mis lágrimas nubladas jadean en otro lugar, en otra postura. Mi boca recuerda las almendras amargas que saboreé con mi lengua, cuando la figurita enjoyada toma vida y se afana en su labor. La maldigo, envidio su presente en mi pasado, cuando mis duros pezones rendían cualquier fortaleza. Y el tiempo se apodera del hoy volando hacia atrás. Cierro mis ojos, me abandono. Un último gemido interrumpe mi oleada de placer. Todo el mundo me mira. Y yo, embelesada, miro al templo de Vishnu. Concha Vilches 20


TUS DELICIOSOS PECHOS Tus pechos son hermosos y deseados ¿Quieres que te cuente por qué me gustan tanto tus pechos? Porque dentro de mi mente, en un sitio preferente, los tengo dibujados. Son como flores, que con el rocío se han casado y de noche la boda se ha consumado. Son apacibles y delicados como un beso deseado. Blancos y puros, como los campos en invierno después de haber nevado. Tiernos y dulces, como el fruto de mi huerto cuando han madurado. ¿Sabes ya por qué me gustan tus pechos? Porque al besarlos con la mirada, el deseo me ha cautivado. ¡Ay! Tus pechos bellos como mariposas en vuelo. Ellos te hacen mujer y a mi placer desbordado destapando el tarro de mis anhelos. Son rígidos y alzados como los lirios del campo, erguidos, buscando el cielo. Y yo para ver sus encantos siempre estoy al acecho. Algún día te seguiré contando por qué me gustan tanto tus pechos. Gregorio Ruiz Serrano 21


EL FALO Que raros somos los seres humanos. Medio mundo adora al falo y otro no lo hace, lo oculta como se fuera un objeto vano. Allá, en el otro hemisferio, es una joya tenerlo desarrollado. Aquí no se habla de ello porque, según dicen, es pecado. Si le preguntamos a aquellos, nos dirán que es el Dios de la fertilidad y que se enorgullecen en adorarlo; en cambio, no les preguntes a los de aquí, te dirán que no te entienden, que eres un desvergonzado. Yo he visto falos tallados en piedra y de mil formas representado y les digo la verdad, he tomado buena nota para saber utilizarlo. Y es que un buen falo o pene, ambas en puro castellano, es la palanca que mueve al mundo para lo bueno ó para lo malo. Y de tamaño no hablemos, hay lugares en que son algo sobredimensionados, pueden medir lo que se quiera: metro y medio o más largo, que para eso son sagrados. En otros lugares, cuidadito, no, no nos pasemos de un palmo o mejor, la hoja de parra en el espacio adecuado. Si le insinuamos a una hembra de cualquier lado, hay quien lo prefiere pequeñito y juguetón, otras por lo contrario te contestarán sin dudar “que esté bien dotado”, “lo queremos grande” -que ya nosotras lo enseñaremos a jugarCaballo grande, ande ó no ande” - eso nos dice el refrán-. En las tiendas de Sex-Shop, el falo es el rey universal ¡cuánto orden en el escaparate! ¡está puesto en un altar!¡qué bien cuidado!, Los hay de todos los tamaños, tan ordenados, tan parejos, que cualquiera, al contemplarlos, los mira y los remira y puede coger complejo. Pero tú, varón, por eso no te apures aunque yo no soy experto en estos reaños, me permito darte un consejo: “En los templos de los dioses los hay de todo tamaño, según sea el Dios y según sea el milagro, En el tema de los falos somos cada día más raros. Es mejor dejar a cada falo en su sitio y que cada cual se avíe con lo que tiene y lo de por bien empleado. Dejemos para el final un buen refrán: “El que buen falo tiene seguro va y seguro viene” 22


José González Jaramillo

23


24


25


LA PIEDRA Y EL BESO Reina del tiempo, príncipe del deseo. El beso, magnetismo de partida, labios que la dura piedra hace eternos en juego de pudores y sonrisas. Inmortalizaste en piedra tu poder Dios de la carne y del amor. La continuidad de la especie será eterna, nos dices en Khajuraho. ¡Oh Eros universal y planetario! Piedras que escenifican su silencio con besos que sugieren arrogancia. La paciencia pétrea se hace sexo y la fusión entre ambos dulce danza. Las piedras de Khajuraho se iluminan y se hacen diosas humanas del amor La pasión de los dioses las protegen y convierten en eterna la esperanza humana en buscar en el placer la calma. Dame ternura y te daré mi cuerpo. -habla al aire la piedra enfebrecida-. Sé luna para iluminar mi aliento. – poetiza el beso en el ardor que habita-. Pedagogía vital, abierta y libre, Lo natural enmarcado por la jungla Imágenes que inducen enseñanza Escenas de pasión que impulsan fuerza para disfrutar del sexo con belleza. Reina del tiempo, príncipe del deseo. El beso simboliza la esperanza arropado de abrazos y embelesos. La piedra se deja querer y calla. José Luis Glez Cáceres 26


TEMPLOS DEL KHAJURAHO Barro y fuego grabaron en la Historia vivos templos de carne a sol abierto; piedra y arte testigos de este acierto, testamento sexual en la memoria. Shivá y Párvati besan la victoria, son dioses del frutal placer liberto sembrado entre desnudos, fértil huerto que se entrega a la lid de la amatoria. Kamasutra de explícita hermosura los nudos del amor no son delitos, lo canta voluptuosa su escultura. Escenas de erotismos infinitos lanzando sordos gritos de locura lo elevan a sagrado con sus ritos. Aborojuan.

27


KHAJURAHO. Una era ébano, otra marfil, otra canela, y entregadas estaban al amor en su deseo, noche y día, agasajadas al bendito miembro de los hombres celestes con tulipanes y lirios. Llevaban el pelo adornado con perlas y joyas... y exquisito es el remansado gusto que, sin prisas precisa de suavidades bellas. Ellas han nacido para el placer pleno que no se extingue en unos minutos. Ellas y ellos han nacido para el goce perpetuo de la carne: “linga y yoni”. Para el Tantra yoga que perdura través de los siglos como norma sagrada. Ellos y ellas se aventajan en sus palacios sin escatimar en caricias y roces perpetuos, pues que graban en sus almas sus besos, sus ímpetus, sus ganas, sus vehemencias, como se elevan las aves por el cielo. Y además, se cogen a la yegua del corral, y en la cuadra se entregan a sus amores sin problemas de ningún tipo ni prejuicios estúpidos: ellos gozan sin complejos. En la forma del Loto se fecunda el placer sublime de los astros en los que se miran, los jóvenes “báquicos” de la milenaria ciudad de Khajuraho perpetrada de edad en edad, través de los siglos, como los hijos que nacen del regusto milenario de los hombres y mujeres que rigen aquellas zonas de Asia. Juan Orozco Ocaña. 28


EL ABRAZO DE SHIVÁ Porque tú, esposo mío, me llamas a tu encuentro, he dejado en los templos las imágenes que en mi nombre consagraron, y voy marchando hacia ti sobre elefantes de agua, que van mojando mis pies como si fuera el Ganges. Abrázame, pues, con la fuerza de un dios. He perfumado mi piel con un sari de pétalos de rosas, y llevo entre mis manos semillas de azafrán, de un color tan candente como el iris del fuego. Abrázame con un calor tan asfixiante como las lluvias del monzón en el verano, y deja que sus aguas arrastren la ferocidad de mi espada, y las cabezas de los gigantes que adornaban mi cuello. Sólo soy una mujer entre tus brazos, y bailaré para ti esculpida por el velo de la carne. Abrázame, abrázame esta noche que tiene luna de cardamomo, con la ebriedad de una casta invencible de ciclones. Pero qué será de mí cuando lleguen las pulseras de luz de la mañana, las antorchas frías de lo inevitable. Habré de regresar más allá del río y sus abluciones, a la devoción de mis fieles y a sus oraciones de jengibre, a mi corazón tallado en piedra por los siglos. Tan lejos de tu abrazo, esposo mío. Lola Herrera

29


30


31


KHAJURAHO, CIUDAD TRANQUILA, UN REGALO DE LA INDIA AL MUNDO Vishnú1, mi amor, no se está mal sentada en una flor de loto sobre tus rodillas, en esta ciudad tranquila flanqueada por palmeras, aunque nuestras sonrisas se hayan petrificado en bloques de arenisca y de granito para enseñar a los jóvenes las mil formas de hacer el amor. Nuestra esencia va más allá de las construcciones del tiempo Pero empiezo a estar cansada de esta muchedumbre de estatuas, con sus orgías de silencio, cansada, de este deseo capturado en la piedra, de esta eterna juventud, indefinible. Soy Laksmi2 hija del océano, nacida en el agua. Te amé cuando eras pez, jabalí, tortuga…3 Y te abracé, con violenta lascivia, con la misma valentía que se bebe un vino fuerte Quiero volver a verte resplandecer desde tu piel azul Volver donde tus manos sienten que me tocan y mi boca y mi piel te reconocen.. Y desnuda, con el rojo de la fruta en los labios y los cabellos cubriéndome los pechos, esperar junto a tu cuerpo de zafiro a que regresen los placeres. Vishnú, mi amor, sumérgete en la gruta del agua que esconde el mejor de los perfumes y tráeme un pez rojo entre las manos4. Es tuyo el universo, tuyo mi espíritu. Khajuraho será el regalo que daremos al mundo. Manuela Domínguez Principal dios hindú. Es el creador, preservador y el destructor del universo. Habitualmente se representa como un ser de forma humana, piel azul y su consorte Lakṣmī sentada sobre una de sus rodillas. 1

2

La consorte de Visnú, Diosa de la fortuna. La iconografía la representa como una bella y sonriente mujer de pelo negro y ondulado que le cubre la espalda. Sus hermosas vestiduras rojas y doradas representan actividad y prosperidad 3 Visnú no puede ser parte de su propia energía Por lo tanto él necesita que Laksmí esté siempre con él,. Por eso la diosa tiene que acompañar a Visnú en todas sus encarnaciones. 4 los hindús utilizan este término para referirse metafóricamente al miembro masculino.

32


TEMPLO DE KHAJURAH Los dioses del erotismo envuelven el aire. Mi cuerpo vestido de seda esmeralda, el tuyo desnudo entre vivas llamaradas, deseo que arda tu sosiego en mí, tus manos, tu labios, impaciente... Silencio, silencio, miradas y más miradas... una escasa luz, nubes que parpadean... las tímidas estrellas nos acompañan y adornan nuestras huellas entre espuma blanca tomando el beso furtivo… de sabor... a madrugada Ramoni Conde

33


LA CURVA DEL MUNDO

La curva del mundo son tus labios moderados, tus ojos, de la poesía sin viento, parte; tu nariz, el ingrediente secreto, sería ya, tus manos son las telarañas deshabitadas, tu espalda corresponde a ese camino indirecto del arte, la armonización de dos lenguajes, tu saliva es un corazón de tinta, palabra a palabra, aquella envoltura no carnal; tu piel tan sólo va cubriendo aquella desnudez, tu mirada es el efecto eco de los fragmentos. Tu vientre es mi piano fetiche donde el ombligo es el botón de apagado de historias de cuerpos, tus dientes son la pasión que no piensa en nada, que va de incisivo a pezón porque en tu boca o voz el verbo se hace carne.

Saray Pavón

34


KHAJURAHO Ya no queda nada en esta tierra oscura tu alma conoce el éxtasis que chorrea mi boca, la elevación de mi cadera recorriendo los manantiales de tu universo, hurgando con los dedos tu naturaleza, mirándote conforme recorro cada resquicio de tu amada piel, de nuestra amada piel. Tu lengua, mi pubis blanco, tu materia de piedra soñando mi vientre tu saliva caliente despertando-me. Entrego todo, penetro tus territorios más etéreos, gimo en el mármol de nuestros retratos pétreos, vibro y juego con nuestras oquedades, te lleno de mi orgasmo, culmina nuestro amor en este templo. Sandra Alonso de Santocildes S.

35


36


37


NOCTURNO TERCIOPELO Ven, acércate despacio, impaciéntame Sedúceme con la armonía de tu cuerpo Marca las líneas del placer con tu perfume Que esta noche, la pasión izó su vela, Y sopla el viento. Tu abrazo se detiene en mi cintura Acortando distancias, provocando deseos Mil sensaciones estallan en mi pecho Y de mis labios Un susurro entre los tuyos queda preso. Desabrochas los botones de mi blusa Y continúas Hasta alcanzar el último eslabón De negro encaje que ciñe mi espalda. Mi cuerpo tiembla al roce de tu mano Y te siento Como un viento travieso que se pierde Debajo de mi falda. No tengas prisa, Demórate el tiempo necesario En cada contraluz Que sobre mi cuerpo ha dibujado Esta tímida luna que juega al escondite Vistiendo de nocturno terciopelo El escenario. No te detengas, amor, Hoy quiero conquistar eternidades Vibrar al ritmo placentero de tu cuerpo Embriagarme de ti hasta caer rendida En caricias de piel, quejidos, veneno de fuego Cual alquimia de nocturno terciopelo. Dosy Martínez Hermida 38


RISAS DE PIEDRA TRAS LA MALEZA Son risas lo que escucho tras la maleza, mis pasos se aceleran, mí pecho tiembla tras el umbral, asombro de mis ojos son las escenas, palabras al oído cómplices de la magia terrena, los cuerpos en mil juegos van cincelando las piedras, mármoles que en el tiempo siguen hablando de pasiones, de amores, de lujurias, de querencias… Allí corretea Shivá en brazos de Párvati y queriendo ser poseída mí ardiente cuerpo, corre en pos y enloquecida me uno a ellos, en un interminable jugueteo y quisiera ser siempre piedra. Enriqueta Aguilar Torres

39


LA TRAICIÓN Cincelé tus detalles sobre el granito en mis noches y construí todo un templo al deseo envuelto entre la selva de mis sueños. ¿Cuanto tiempo llevabas encerrada en este bloque de piedra y yo buscándote? Me pregunto. Y como Pigmalión conseguí hacerte viva, sentir tu respiración en mi cara, notar el palpitar de tu pecho tras una tela de encajes blanca dibujando tu escote en el parque. Quizás todo comenzó con esa sonrisa tuya dedicada que regala un rosario de perlas cada vez que me miras. Apenas si el frío de aquella noche, que hacía tiritar hasta el tuétano en los huesos, pudo apaciguar un ápice el ardor en nuestros cuerpos. Cuando callaron las palabras solo se escucharon desde entonces gemidos y besos. Mientras tanto una bandada de prendas volaban arrugadas con rumbo incierto al oír cerrarse a mi espalda la puerta. ¡El pasillo demasiado corto se hizo tan largo! Tus ojos miraban desigual en sus tonos pero igual de hermosos los dos, resplandecientes en la penumbra de la sala, retándome a seguir besándolos hasta siempre cuando aterrizáramos definitivamente sobre la cama. Y fuimos derribando mitos, uno a uno, morales e inmorales, enredados entre los fantasmas de las sábanas. Conseguimos descifrar el secreto oculto en la ternura de los templos hindúes hasta convertir los relieves en carne 40


y devorarnos dejando señales dispersas por la piel y arañazos que negaran ante el espejo que todo fue un sueño mañana. Fuimos durante unas horas protagonistas de una traición a la vida diaria. Siempre recordaré el sabor dulce de tu boca y el olor salado de tus abrazos aquella noche. Siempre veré tus ojos como estrellas en el cielo oscuro de mi techo antes de dormirme (quien sabe, si para soñar de nuevo contigo). Javier Chacón.

41


UNA VISITA TURÍSTICA Tras un intenso viaje pleno de emociones fuertes, mira donde fui a caer, rodeado de jardines en un tibio atardecer: Los Templos de Khajuraho, que son cuna del placer... Allí entré con mi pareja, curioso, solo por ver... ¡Y vaya si ví...! ¡Caramba con el tibio atardecer! ¡Me he quedado alucinado de tanto ver y mas ver! Unos toman y otros dan, unos meten y otros sacan ¡Es lo mismo, que más da! ¡Aquí se trata de amar! Que no existe amor profano si se ama de verdad. Con el cuerpo, y con el alma, ser todo sensualidad... Boca abajo, o boca arriba, al derecho o al revés, por detrás o por delante cuatro o cinco, o siete, o tres. En grupos o emparejados, en el suelo, o en la pared, o en un lecho de mil flores regado con leche y miel.. Agachados o en cuclillas, con animal o sin él... Yeguas, cabras, elefantes y un hermoso chimpancé... Músicos y danzarinas, guerreros y hombres de paz, 42


diosas y hembras terrenales con un rostro angelical. ¡El placer es el que manda, no se piensa en nada mas, nada es malo, no hay tabúes ni nada que confesar! Unos besan, otros lamen, y acarician con ardor... los cuerpos se hacen sublimes al imperio del amor. ... la noche ya está presente y las estrellas invaden El templo de Kajuraho. En sus jardines se expanden perfumes de amor ardiente que nos dejan impregnados... Y..., paseando despacito, caminando hacia el hotel, << ...tonta ella, tonto él.>> nos fuimos acariciando recordando aquel vergel, avivados los sentidos por escenas de placer... En recepción solo un roce, En el ascensor, un beso, En el rellano un querer... Un abrazo ante la puerta Y tras ella un ... ¡Cómeme! ¿Dormimos? ¡Quién dijo miedo! Lanza en ristre nos lanzamos dispuestos a practicar lo aprendido en aquel templo... Mitología ancestral, tradiciones de la India, cuentos, leyendas... Y..., amar..., amar..., amar..., amar... 43


José Elías Guerra

44


45


46


TEMPLOS DE KHAJURAHO Ocultos en los siglos de los tiempos, la belleza hoy en día descubierta, nos transmiten la enseñanza ayer vivida de amor, de dicha, de sexo... La diosa Shivá se prodiga danzando suavemente sus deseos, conquistando a los hombres al mirarla, con elegancia...al mover todo su cuerpo. Dulzura en el alma se respira, cariño, ternura, besos, mil caricias sensuales se destapan...momentos bellos. Sueño con ser una diosa, la diosa de tus anhelos: te danzo, te miro y provoco, te toco... te quiero. El terciopelo de tus labios derrite todos mis sueños susurrando despacito lo que esconden tus secretos. Laura Puerto Martin

47


EL TEMPLO DEL OTRO Ven, acerca tu rostro... acaricia con él el mío con el derroche de ternura que sabes que conozco... Deja que los siglos contemplen lo grácil de tu figura, el exquisito movimiento de tu porte sinuoso, de tus voluptuosidades, la linea dorada que perfila las dulces caderas talladas en los templos eróticos. Después, estréchame más en tus brazos, funde en uno sólo el cuerpo que sin fronteras dispuesto permanece para ser tu gozo. Tu templo masculino visito, ensalzo, rozo, descubro en él, mil colores y posturas y sabores... En esa explosión de sentires sabiduría recibes, sabiduría percibo, la que nos hace crecer en el templo del otro. Maritxé Abad i Bueno

48


¿QUÉ TIENEN TUS OJOS? Yo no sé, lo que tienen hoy tus ojos te miro y no puedo resistirme, un sentir interior puro y sublime se apodera de mi alma y me sonrojo. Intuyo lo que expresas con tus ojos que captan mi sentir y no lo dicen presiento, necesitas tú decirme que te entregue ese amor que en mí alojo. Confidencia muy honda en su mirada sin poder resistir a sus encantos, con mis brazos y envuelto en puro llanto la abrazo con un ansia deseada. Con mis labios su cuerpo yo recorro apercibo que su alma se le abrasa y presiento ese fuego en mis entrañas que me invade y me quema poco a poco Fundidos en ternuras inefables abiertas y sensibles nuestras mentes una pasión sentida y deseable unieron nuestros cuerpos tiernamente. Henchido de placer y complaciente rendido a sus encantos, ¡sus antojos! que a mi vida la llena de aliciente, entrego lo mejor de mi ser, ¡lo más hondo! Entregas deseadas y conscientes en aquellas no hay nada censurable, con la marca del gozo en su semblante unimos nuestras almas para siempre. Rafael Ortega Bermejo

49


TEMPLOS DE AMOR ¡Oh! Sagrados templos perdidos Santuarios dormidos en el tiempo Cárceles de estatuas inertes Que marcan el sexo en su cuerpo. Emergen de verdes praderas Llenas de vida y de fuego “alzando sus torres al cielo” La carne adorna sus piedras Y la piedra se convierte en deseo. Incrustados en sus viejas fachadas Jardines de fantasías florecen El erotismo recorre sus muros Dándole vida al presente Templos de amor ¡hogar de los dioses! Imágenes sublimes, explosión de deseos Que desatan la pasión a mujeres y hombres Afrodisiacos relieves, figuras humanas que se estremecen Sugerentes posturas de amantes Que se entregan sin medidas al placer Escenas amorosas Que alteran y desatan los latidos Que perturban el deseo y la razón Transformando con locura los sentidos Eróticos ritos y leyendas Pegadas a tu piel como la hiedra ¡Ayí ! Templos de Amor sagrados ¡si pudieran hablar tus piedras!... Rosa María Martos Guillén

50


51


MANOS Siento cómo sedientas y audaces van apoderándose de cada centímetro de mi piel. Entre los frescos linos y las templadas gasas, de pie, ante él, mi cuerpo arde en deseos de ser lira a la que sus manos arranquen las más escandalosas notas de placer. Cuán salvajes y fuertes hiedras, trepan por el tronco de mi cuerpo; desde mis tobillos, hasta la nuca, y al llegar allí, empujan mi cabeza, obligándome a perderme en lo más profundo de su boca. Vuelven a bajar hasta mis hombros, y con delicadeza, despojan a éstos de la transparente y leve túnica que a penas me cubre, y a la que una suave ráfaga de brisa, termina por arrojar al suelo. Me empujan blandamente hasta una columna a la cual me atan delicadamente con un cordón de seda. Se acercan más y más, dibujando mi silueta sin rozarme, hacen crecer en mi el incontrolable deseo de ser poseída. Pero las manos y su dueño, hacen caso omiso a mis súplicas, Y dejando un largo beso en mis labios, desaparecen entre cortinas de moharé, dejándome sedienta y anhelante, para regresar cuando el sol se ocultaba entre las colinas. Ana Corral 52


NOSOTROS TODO asciende, Hasta un solar Hecho de piedra, granito Seco, a veces, Con semen. Todo asciende hasta y desde El deseo. Todo Es más, si es más Eterno. No quiere más Quien más ama:antes Y después. Al otro beso. ¡Hay, quien musita un beso, mientras tanto! ¡Hay, quien no dice más que “te quiero”! Y...Hay, un temblor a seda, que duerme A dos en un sueño. Y, hay, dos pronombres -TÚ Y YOcon un ayer y un hoy, y un futuro para tejerlos. Lucre Romero

53


TE NECESITO

Te necesito. Como los versos necesitan del poeta, La fiera necesita de la lucha Y el fuego de la leña. Te necesito. Como el cielo necesita a las estrellas, Los campos necesitan de la lluvia Y el sol de las tinieblas. Te necesito. A ti. Íntegro en mí, Como a la sangre que corre por mis venas. Igual que necesito Escribir para que lo sepas. Adela Gutiérrez Quesada

54


TEMPLOS DE KHAJURAHO ¡Templos de Khajuraho! ¡Templos del Amor, que fascináis! El erotismo emana de la piedra, De grabados milenarios, Y se proyecta al éter infinito. Vuestras torres se elevan hacia el cielo Fasciculadas, de arista curvilínea, Y los Dioses de la India, En simbólico descender por ellas Se funden con los humanos, Con divinidades femeninas o ninfas celestiales, Con figuras voladoras, con jóvenes alegres, Beldades y grifos, en grupos o en parejas, En complejas formas de pasión y sexo, en rituales, En actos de orgía y consumación concreta. ¡Oh! Escenas descarnadas ¡Qué vivencias en los frisos que adornan vuestros muros! Templos del Amor, que nos mostráis Junto a esas visiones plenas de erotismo Un fálico símbolo, un lingam gigantesco O mujeres ascetas, que escoltan a una diosa O un zoomórfico jabato, arenisca pulida, Cubierta de míticos grabados. ¡Templos del Amor! ¡Templos de Khajuraho! Se ha discutido siempre Sobre el trasfondo vital que inspira las escenas De esos bajorrelieves con carnales uniones ¿Místicas bodas celestiales? ¿Orgías de pasión desenfrenada? ¿Rituales para paliar el ansia humana? ¿Costumbres ancestrales de un pueblo con historia? ¡Cuánta duda, Cuánta incertidumbre!... Aunque, quizás, en el fondo Esa cruda plasmación del erotismo, En la perenne piedra, Sea una simple muestra Del esfuerzo humano 55


Por endulzar el existir,

Hundiéndose en el goce, en los placeres, En un vano intento De retrasar ese momento En que el alma, separada del cuerpo, Que inerte queda en la Tierra, Marcha a una eternidad ignota… Tal vez, a diluirse en lo Absoluto… Epifanio Lupión Cruz

56


KHAJURAHO CANTO I Cerrad los ojos, Inclinad vuestra cabeza, Shivá y Parvatí os contemplan, Es la hora del amor sagrado. Apretad los dientes, Morded vuestra impúdica lengua. La risa es una ofensa En las bocas de los tristes monos. Rogad al dios Que os halle gratos, Y dignidad otorgue A vuestro sexo impuro. CANTO II ¡Sea pues la orgía! ¡Penetrad el templo! Un semen petrificado Desciende sobre vuestras cabezas. Revelad al fin Vuestros ojos quedos. Un orgasmo milenario Os transforma en puros. Los dioses se debaten en posturas De inverosímil celo sin materia. La piedra os contempla Inmortalizando el rito.

57


CANTO III Los amantes succionan de su sexo El néctar de la juventud eterna. Ellos son la insigne copa El tiempo no cabe entre sus piernas. Bebed tan delicioso jugo En el sacro recipiente, El cuerpo es la casa del Dios Bendecida por el Eros. Mi falo es la piedra Que sostiene el mundo. Entre pétreos muslos Arde un volcán hierático. Luigi Maráez

58


No decía palabras, acercaba tan sólo un cuerpo interrogante, porque ignoraba que el deseo es una pregunta cuya respuesta no existe, una hoja cuya rama no existe, un mundo cuyo cielo no existe. (Luis Cernuda) PIEDRAS ENAMORADAS Como Shiva y Parvati las piedras enamoradas hacen el amor cien años seguidos dando lección de pasión quieta y callada. La arenisca seduce al granito y escriben un bello poema escultórico. Rezan en silencio con sus cuerpos en el deseo callado de la piedra, con bocas a las que los labios petrificados no permiten besar. Deseo escondido entre las piedras con rumor de pieles incendiadas. Pero he aquí el milagro del Amor: Ambos sois piedra, ¡mas piedra enamorada! Y por ello la savia del deseo se deslizará por la espalda de Shiva y lo llenará de vida. Y sus manos ya no de piedra, inmóviles, sino de seda y mirra, serán alondras en la cintura de Parvati. Y los labios de Shiva llenarán de amapolas los senos de Parvati. Los ojos serán risas desbocadas, y habrá néctar y ambrosía en sus bocas y las manos febriles concederán todos los goces,

59


brotarán lágrimas de ámbar… Y con la luna como testigo, la sensual mirada de Parvati insinuará a Shiva, que cometa locuras en su piel. Las sonrisas serán humedades de sándalo y jazmín… Y habrá estrellas salvajes en sus vientres. Las piernas de Parvati se perderán en el mar de Shiva y del roce de las piedras lloverán gotas doradas por otros cien años, cien siglos, por otras cien eternidades… La piedra deseada y deseante se hará carne viva entre sábanas, que si antes fueron de oscura rigidez, ahora son de tiernas claridades. Pilar Alcalá

60


61


62


63

Libro de Érato 2012  

En la Institución Literaria Noches del Baratillo venimos desde hace años homenajeando a Eros y su relación con el proceso humano. En esta ed...

Advertisement