Page 1

D I O S EN LA POESÍA


DIOS EN LA POESÍA Libreto editado expresamente para el Recital Poético dedicado a reflexionar sobre el concepto cósmico de Dios, en acto organizado por la Institución Literaria Noches del Baratillo de Sevilla en la iglesia desacralizada de San Luís de los Franceses (Sevilla). 25 de abril de 2008 Textos aportados por personalidades del ámbito socio cultural sevillano y poetas de Noches del Baratillo. La composición de la portada es de Enrique Sánchez Rodríguez El resto de imágenes han sido aportadas por: Mª Dolores García Suárez Mariano Solís Camba Enrique Sánchez Rodríguez Maquetación de José Luís González Cáceres Acto literario conducido por Antonio Muñoz Maestre

2


DIOS EN LA POESÍA

3


Imagen anterior: “Etereo” Dibujo realizado por Enrique Sánchez Rodríguez

4


Este recital nació de los deseos que los miembros de Noches del Baratillo tenemos de crecer, de marcar caminos usando principalmente el lenguaje poético como elemento de reflexión. Con la celebración de este recital nos hemos propuesto reflexionar sobre el concepto universal, cósmico de Dios, sin limitarlo a una confesión religiosa concreta. Dios como sentimiento o necesidad humana desde el origen de los tiempos. Para complementar esta reflexión hemos invitado a personalidades del ámbito socio cultural sevillano que han escuchado nuestra llamada y nos han dejado interesantes procesos reflexivos. Este libreto contiene pues los textos elaborados por los participantes en dicho recital, tanto poemas de miembros de la Institución Noches del Baratillo como amigos y colaboradores que han sintonizado con el proyecto. Muchas gracias a todos. No queriendo ofender a creencia religiosa alguna, ¿Qué mejor lugar para celebrarlo que una iglesia desacralizada? La que fue capilla del noviciado jesuita, construida en el primer tercio del XVIII bajo la advocación de San Luís de los Franceses y hoy espacio cultural, ha sido el lugar elegido. En sus paredes residen la belleza artística barroca y la oración. Tras este recital se instalarán la poesía y la reflexión. Muchas gracias a la Exma Diputación de Sevilla y concretamente a Fernando Medina y Rocío Macareno. Hemos considerado que la música emanada por el violín es una de las que más sintonizan con la espiritualidad humana. Muchas gracias a Riu Rodríguez y a sus padres. El cante flamenco como elemento reflexivo. Cantos por soleá y por malagueña, ejecutados por miembros de La Peña Flamenca La Fragua, nos impregnarán de sentimientos ancestrales. Muchas gracias a Isabel Lebrero, su presidenta y a Manuel Manuel. Especial agradecimiento a Arte Sacro por la difusión de este acto en su página Web y especialmente a Francisco Aparicio por el prólogo y su inestimable colaboración. Las imágenes elaboradas por nuestro compañero Enrique Sánchez Rodríguez y simultaneadas con las intervenciones literarias nos permitirán dejar volar la imaginación. En Sevilla, a 25 de abril de 2008 José Luís González Cáceres. Presidente de la Institución Literaria Noches del Baratillo.

5


6


Prólogo

El Dios de la Desambiguación A veces pienso que el ser humano no es más que una máquina de deshacer ambigüedades y, sin dudarlo, la mayor ambigüedad a la que se ha enfrentado el Hombre nos la ofrece el Ser Supremo que llamamos Dios. Desde pequeños ya nos embarcamos en la tarea de ir destejiendo interpretaciones varias, convirtiéndonos en seres inciertos, confusos, dudosos y todo esto sin salir de la definición que da la RAE de la palabra "ambiguo". Sin adentrarnos en profundidades patológicas nacidas de lo aprendido a lo largo y ancho de nuestra larga y a la vez efímera vida (de nuevo la ambigüedad), Dios se nos ha presentado como algo y a la vez alguien (un sentimiento, un amor, una duda, un ser, el Padre, una mentira, la gran verdad...) Pero Dios sobre todo es dualidad: ¿quién no le ha dado gracias cuando ha tenido un sentimiento de amor hacia otra persona? ¿Quién no le ha reprochado cuando se ha visto arropado por la soledad intensa (e inmen-sa) que nos rodea al sentirnos no correspondidos en el amor? Paradójicamente la frase "a solas con Dios" de nuevo nos lleva a un paralelismo sentimental y contradictorio. Si estas acompañado por Dios, ¿cómo puedes al mismo tiempo estar solo? Quizás la poesía sea el camino más corto para llegar no sólo ya a conocernos, sino igualmente a conocer a ese Dios que utilizamos como amigo invisible, pañuelo de lágrimas, como primavera (o frío invierno) en nuestro corazón, según nos interese. Siempre nos quedará la duda, aunque no exterioricemos todo lo que nuestro cerebro produce en forma de peticiones oníricas relativas al más allá, pero en este mundo de ambigüedades, el ser humano es, sin dudarlo, el dios de la desambiguación, dedicado exclusivamente durante todos los años de nuestra vida a resolver ambigüedades. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que mostrar a Dios en la forma más bella y sentimental posible, como es la poesía? Francisco Santiago. Fundador y director de la web Artesacro.org

7


8


DIOS EN LA POESÍA

CONDUCTOR DEL ENCUENTRO ANTONIO MUÑOZ MAESTRE

9


Queridos amigos, poetas y buscadores del concepto absoluto: Hoy, la palabra y la idea van a descansar allí donde desde el principio consciente de los tiempos han bullido inquietas. Desde el primer atardecer que contempló el hombre, detrás de la primera sonrisa de un hijo nuevo, o bien oculto tras el primer asesinato de la muerte, apareció la pregunta clave de nuestra propia naturaleza. Revelación, deducción o intuición, todas llevan a la afirmación, la negación, o la duda. Hoy queremos que todas las respuestas posibles se viertan en un cáliz, da igual que sea de oro o de barro. Pero en el interior de ese grial, las palabras van a estar mezcladas con ese acto de creación que convierte al hombre en reflejo de la divinidad. Para encontrar la salida, o al menos la entrada, de nuestro dédalo de preguntas y respuestas, contamos hoy con la presencia de diferentes personalidades de nuestra ciudad que nos han honrado con su presencia y su palabra. Todos ellos merecerían una presentación con todo detalle, pero desgraciadamente nuestro tiempo es limitado y la participación muy numerosa, por lo que únicamente podemos identificarlos. Hoy tenemos la suerte de contar con los textos de …

10


NUESTROS INVITADOS

Andrés Nadal Antonio Cáceres Salazar Emilio Carrillo Benito Emilio Durán Vázquez Francisco Vélez Nieto Horacio Solís Iglesias Nicolás Salas Lola Crespo Rodríguez Luciniano Rodríguez Barranquero Manuel Velázquez Clavijo Mariano Solís Camba Miguel Cruz Giráldez Rafael de Cozar Salvador Luzón Cuesta

11


INSTRUCCIONES PARA CONVERTIRSE EN DIOS Siéntese en un lugar tranquilo, donde no haya luz ni oscuridad, ni tiempo, ni espacio. Coja un poco de voluntad y mucha ilusión para crear los cielos; píntelos de color azul. Cree la tierra y decórela con tonos marrones, ocres y verdes. Separe las aguas de la tierra para que los niños puedan mezclarlas a su gusto cuando jueguen con el barro. En el mar no ponga sal, porque los hombres lo llenarán de lágrimas. Con la luz y el tiempo cree amaneceres maravillosos y dulces atardeceres para que paseen los enamorados. Procure crear hermosa a la mujer. Los hombres pecarán igual, pero disfrutarán más. Cuando vaya a crear al hombre usted tendrá que decidir si le da la libertad, o si le deja sin ella. Si no se la da, se sentirá como cuando le regalan un rompecabezas ya montado. No hay problemas, pero no es tan divertido. Estas instrucciones son para dioses de primera, así que desde aquí le recomendamos que, si de verdad ha decidido convertirse en Dios, vaya a fondo y no se quede a medias. Es posible que no quiera darles piernas para que no se alejen mucho de usted, pero quedan feos. Mejor deles unos pies, enséñeles a caminar, y deje que lo hagan solos. Póngales en la cabeza un cerebro para que piensen y en el pecho un corazón para que sientan. Si no lo hace, dejarán de parecerse a usted. Con este método, usted no se aburrirá nunca y ellos tampoco. Acompase sus latidos al corazón del hombre. Recójalo con amor y colóquelo con cuidado en el cuenco de su mano. Tendrá que hacerlo muchas veces, porque el hombre tiene tendencia a tirarse. Mírele fijamente a los ojos. En sus pupilas podrá ver el reflejo del último hombre. Son los extremos del tiempo entre los cuales verá la Historia. Ta vez sienta usted un escalofrío, pero sobrepóngase. Ellos habrán dejado de creer en usted, pero usted siga creyendo en ellos. No les diga su nombre para que no se enzarcen en peleas de infantes. Son capaces de utilizar armas de demonios y hasta de inventar la guerra, una fábrica de desconsuelo. Si les da las instrucciones muy claras, se pelearán entre ellos. Si no se las da claras, también. Cuando ya les haya dado todo, deles también a su hijo. Puede ser que lo maten, pero siga mirándoles a todos con la misma ilusión que al principio. Descanse durante el séptimo día aunque usted no esté cansado. Sus criaturas se lo agradecerán. Si las cosas no funcionan, no se preocupe: ser dios es un trabajo duro, mal pagado y difícil, por eso hay tan pocos. Dedíquese a ser criatura. Andrés Nadal. Director de la Escuela Andaluza de Escritores

12


Hay en el alba un canto que comienza, un perdón silencioso, universal. Despiértate y acude a la esperanza. Antonio Cáceres Salázar. Director de la Fundación CajaSol. Poeta.

13


REALIDAD SUBYACENTE DE NATURALEZA MENTAL El nombre es lo de menos. Energía, Fuerza, Unidad; ¿quién es Dios?. Identidad Universal, Todo; ¿qué es Dios?. ¡Qué más da como le llamemos!. Las religiones, sin excepción, describen una realidad substancial. Y la ciencia, la física cuántica de manera especial, ya percibe lo oculto bajo la primera visión. Una presencia fija y subyacente que para muchos seres, de ayer y hoy, hombres y mujeres, es per se evidente. Como enseña “El Kybalión”, más allá del Cosmos, del Tiempo y del Espacio, de cuanto se mueve y cambia, rápido o despacio, se halla la Verdad Fundamental de la creación. ¿De qué está hecha tal realidad substancial?. Tan sencillo como complicado, tan cercano como alejado, pues su naturaleza es mental. El Todo es Mente. Mental es el origen de cuanto existe: del infinito y multidimensional Omniverso es la entidad innata; y de todos los cuerpos, objetos y seres, la esencia no nata. Mente infinita y eterna que todo sostiene y donde todo persiste. Ella siempre existió y es el Principio Único, el Alfa y Omega de lo creado. Principio y Fin de lo que haya, sea o no manifestado. El Padre del que todo brota y, por su Amor, se hace rico. Se desenvuelve en permanente expansión a través del Pensamiento, su Hijo. Por él se desdobla y proyecta en un quehacer prolijo para reconstituirse de nuevo sin que su sustancia tenga alteración. Y el Pensamiento genera vibración que se plasma en lo material y estético, al principio fue el Verbo nos recuerda Juan en su precepto, dando como resultado un Universo armonioso y perfecto regido por los principios herméticos. Un “Kosmos” pleno en el ayer y en el mañana, donde la vida fluye en lo visible y en lo invisible 14


y la muerte es un imposible, un fantasma, sólo eso, de la imaginación humana. Principio Único, Pensamiento y Vibración: Sagrada Trinidad. Padre, Hijo y Espíritu Santo. Los Tres son el Ser Uno, que hace de sacro manto. El Amor pleno de Vida es su única identidad. En Él desemboca nuestra ilusión de individualidad, pues Ser Uno somos todos y cada cual, tras la cadena de vidas que constituye nuestra existencia frugal, dominada por la ficción tridimensional y la falsa dualidad. El ser humano no es el resultado de lo que hizo Dios en el sexto día de la creación, no es consecuencia de una divina y creativa acción, sino Él mismo, la expresión de un estado de Dios. No hay trasgresión ni condena, sino de Dios manifestación. No somos fruto de ningún error o Caída, sino el estado natural en el que queda establecida la alianza de amor que precede a nuestra encarnación. Tal pacto supone una voluntaria vinculación al ínferos para que también en la materia Dios establezca su inmanencia; es un acto al servicio de su permanente presencia. Somos Dios extendido sobre sí mismo y sin dejar de ser lo primero. Todo vive en el Ser Uno; Todo es Él. Por si mismo protagoniza con entusiasmo y emoción, la vida y muerte del más humilde gorrión. Porque, en todos sus términos, cada pájaro, hoja y ente es Él. La felicidad es su razón de ser, ella es sus manos y sus pies. Y Felicidad se llama el océano en el que somos gotas. Así que el único pecado, si el pecado existiese y alguna vez lo notas, sería no reconocerse feliz cuando se es. Emilio Carrillo Benito. Escritor. Catedrático. Delegado de Urbanismo del Ayto de Sevilla.

15


NINGUNO PODRÁ CONOCER…

Ninguno podrá conocer a Dios si antes no se conoce. Porque Él está en nuestro fondo, oculto por los escombros de los pensamientos y afanes. Si limpias el pozo negro de tu yo profundo allí lo encontrarás. No intentes encontrarlo en los altares ni en los laboratorios, sino en el rincón más escondido de ti mismo, allí donde palpita tu rojo corazón. (El soberbio andamiaje de los dioses) Emilio Durán Vázquez. Licenciado en Derecho. Creador de espacios literarios. Escritor. Poeta

16


EL SI Y EL NO DE POBRES Y RICOS Para calmar la conciencia ante dios Si los ricos optaran por ser pobres de dinero y los pobres aceptaran el papel de ser ricos tan pajolero mundo podría alborotarse al ser más los pobres ricos, que los ricos pobres. Tal vez por eso, los ricos, se oponen a ser pobres y los pobres se apañan con suspiros y el rosario de plegarias gratuitas. Por eso siempre habrá ricos y pobres bancos de piedra y bancos de mármol. Un pobre a todas horas en cada esquina y un rico que vigila las monedas que recauda. De manera que cada uno aguanta como puede y a rezar todos que seguro algo se consigue. Los ricos calmarán su oscura conciencia, los pobres esperarán la llegada divina, mientras los obispos sudan sus verdades emanando extraño olor y escasa gloria. Francisco Vélez Nieto. Escritor. Poeta. Presidente de la Feria del Libro de Sevilla

17


CONCEPTO DE DIOS ¿Quién es Dios? ¿Qué concepto tengo yo de Dios? Dios es Misterio. La Creación es el primer libro de la revelación de Dios. Dios está por encima de nuestros esquemas mentales, pero esto no quiere decir que sea un Dios lejano; porque su trascendencia es cercanía. Es un Dios personal con el que yo puedo dialogar, vivenciar. Es Verdad. Es Coherencia. Es Vida. ¿Por qué late en el corazón del hombre el deseo de Dios? El hombre está en una búsqueda continua del misterio de la vida, de la trascendencia, en definitiva, el hombre busca a Dios. Somos el Sí de Dios. Tenemos que acudir a Jesús de Nazaret que afirmó: “Dios es espíritu y los que lo adoran han de adorarlo en espíritu y en verdad” Jn. 4,24. Jesús de Nazaret habló, padeció, actuó... desde una experiencia de Dios a quien llamó: Padre. Jesús de Nazaret es Camino, Verdad y Vida. Es el Dios que voy descubriendo en mí y en los demás. Ante los acontecimientos que no encontramos respuesta humana, nos preguntamos: ¿Dónde está Dios? Tal vez hacemos silencio pero no escuchamos. Y un discurso acerca de Dios que tiene origen en el silencio y no conduce de nuevo al silencio, desconoce por completo el encuentro. Tratamos así de justificar nuestra falta de compromiso e ignorancia; como que El tuviera la culpa. “Dios me ama” leíamos en un póster con la imagen de un niño. Esta íntima y vital relación con Dios otorga al hombre su dignidad fundamental. No podemos ignorar que el origen tanto de la crisis de Dios, como de la crisis del hombre está, en buena medida, en el concepto mediocre y distorsionado de concebir al hombre en representación de Dios. Si el hombre no cree en el hombre, tampoco cree en Dios. Creer es confiar. La confianza nace del amor y nos exige amar. El amor es expansivo. Y es que Dios es Misterio y el hombre... también. Horacio Solís Iglesias. Sacerdote paulino. Creador de Onda San Pablo Radio

18


Tomen nota todos los católicos, todos los cristianos, todos los seres humanos vinculados a cualquier religión: Dios no tiene dueño; Dios es de toda la Humanidad. Hay que defender a la Humanidad de quienes se creen dueños de Dios y tiranizan a las sociedades en todos los Continentes. Hay que defender a la Humanidad de algunas organizaciones eclesiásticas oficiales y de las sectas seudorreligiosas que han secuestrado a Dios y lo han convertido en propiedad privada, abusando de la buena fe, o aprovechándose de la incultura o del miedo reverencial de las gentes sencillas. Ningún ser humano tiene que pedirle permiso a nadie para creer en Dios, para tener fe, para hacer el bien al prójimo, para organizarse en comunidades con objetivos espirituales y de prácticas religiosas según las normas de cada Iglesia. Nadie está obligado por estas causas a depender administrativamente de las Iglesias. Nicolás Salas. Periodista. Escritor. Historiador.

19


20


“Dios Sol” Fotografía cedida por Mariano Solís Camba

21


...DUERME el hacedor de historias... DUERME el hacedor de historias y, con él, reposa lo creado. La luna queda en suspenso, las estrellas penden de un hilo, el aire se hace denso; titilan los ruidos. La luz pide permiso para iluminar el cuadro y, como no lo halla, se queda en blanco colgada -medio inertede la nada. Sellada. FALTA el aliento que impulsa la mano que brota del nervio. Y cuando éste llega, el hacedor de historias tiene los dedos mojados de barro. Trae máscaras de fieras, y sutiles tierras y piedras adobadas en recónditas cuevas, bañadas por lagos de mil memorias. ENTONCES... ES LA HORA: La luna se tiñe de malva, el aire destila sal y agua, la luz ¡por fin! se desparrama. Y los jirones de lo creado toman cuerpo y retoñan infinitas barcas, en donde navegan poderosas hiedras que embarcan a mil musarañas. Y la curiosidad teje de plata lo que antes el sueño adormilaba. Lola Crespo Rodríguez. Poeta. Revista literaria Enredos y Madejas. 22


EN TORNO A LA DIVINIDAD. Es habitual que un marxista hable de dialéctica. Porque la dialéctica describe el movimiento fundamentalmente humano entre lo que es y lo que debe ser. Esta tensión entre dos extremos necesarios dibuja las diferentes trayectorias que lo humano traza desde que es mera posibilidad hasta donde alcanza a llegar a ser en acto. Lo humano es lo inacabado, y su perspectiva parece infinita. ¿Hasta dónde puede llegar a conocer?, ¿hasta dónde puede llegar su evolución?... Pero es la certeza de no poder llegar a abrazar la realidad entera la que crea la sensación de precariedad propia, y de infinitud del mundo. Así, lo sublime surge como conciencia de la propia limitación y la tremenda distancia que nos separa de un horizonte del que nunca se va a poder declarar propietario. Y de este modo, el propietario será otro, no humano, sino superior. Llamamos divinidad a lo que imaginamos que es dueño de ese horizonte, que está más allá de nuestros límites, lo sublime que encoge el alma por su grandeza. Luciniano Rodríguez Barranquero. Filosofo. Director del Distrito Casco Antiguo

23


Amigos de Noches del Baratillo, desde el 24 estoy en Madrid, en un congreso. La verdad es que tengo un final de mes de infarto, así como las dos primeras semanas de mayo, con la Feria del Libro. De todos modos no hubiera podido colaborar, pues como nací en Marruecos, soy mitad del Coram (por lo de las cuatro mujeres), más un tercio hinduista (estuve ligado a una línea del hinduismo) y otro tercio ateo, o sea, un auténtico pecador, un descreído, con algo de protestante, pues protesto por todo. En realidad, aunque voy a Madrid, incluso la esencialidad del ateismo, que estudié en mi juventud, no implicaría estar fuera del tema divino. De hecho, como alguien señaló, poca gente se ha ocupado más del tema de Dios que el ateo Jean Paul Sartre, quien se llevó toda su vida intentando demostrar que Dios no existe, lo que indica que el tema le preocupó siempre. Yo creo que se ha salvado, posiblemente con más motivo que los que han pasado del tema siempre. Rafael de Cozar. Profesor titular de Literatura Española de la Facultad de Filología de la Universidad de Sevilla, escritor, crítico y poeta.

24


HABLEMOS DE DIOS El Dios en que quien yo creo no vive en palacios ni en lujosas mansiones. No se viste de púrpura y arminio ni predica lo que no hace ni está lejos de los humanos amenazando con discursos vacíos, anticuados, ambiguos.... El Dios en quien yo creo está en la selva africana en los campos de refugiados en los bosques sudamericanos. Se encarna en los inmigrantes en los que limosnean en los semáforos teñidos de negro color buscando trabajo para subsistir. Pasa frío en largos trayectos y en las gélidas playas de unas costas sin nombre vagan errantes caminando. Miran de soslayo con sus brazos caídos y miradas penetrantes Esperan la esperanza, buscan un nuevo horizonte en el dilatado paisaje desconocido de un lejano país que no conocen. Miran, cantan, sueñan.... ¡Tal vez mañana sea otro día! Y aparezca un nuevo amanecer Manuel Velázquez Clavijo. Catedrático de Psicología. Creador del Aula de la Experiencia de la U.S. Escritor. Poeta. 25


EL PESO DE DIOS ¡ Qué difícil, Señor, qué cuesta arriba se me hace nadar contra corriente!... Tu nudo aprieta, mi sufrir silente En el alma impidiéndome que viva… Todo tu peso, Dios, en el que estriba Mi existir, es vacío permanente: ¿Dónde tu voz y tu mirar clemente en este mundo al que el dolor cautiva? Más bien sé que tu amor me ha redimido, Que me buscas a mí –tan pobre barroAunque no halle señales de tus huellas. Y que estar a mi lado has elegido, Para crecerme en esta fe que amarro Con tantas dudas que te creo por ellas. Miguel Cruz Giráldez Profesor de Literatura Española en la Universidad de Sevilla

26


27


“Dios de la filosofía cristiana” Esquema aportado por Mariano Solís Camba

28


DIOS

UNOS…

Pavoridos por el trueno y el relámpago; Extasiados por una puesta de sol; Empequeñecidos ante la grandeza de la montaña; Perdidos en la inmensidad del mar; Miedosos en la oscuridad de la noche; SINTIERON A DIOS OTROS...

Plantaron, recogieron la cosecha; Vieron crecer a sus hijos; Encontraron el amor; Gozaron el sentido a la vida; Y DIERON GRACIAS A DIOS (Hay) QUIEN…

Padeció la enfermedad; Convivió con la pobreza; Sufrió la incomprensión; Sintió la soledad; Y ENCONTRÓ REFUGIO EN DIOS (Hay) QUIEN…

Ha sentido la fugacidad de la vida y el tiempo; Ha visto de cerca la muerte: Sufre con el dolor propio y ajeno; Y TUVO TEMOR A DIOS (Hay) QUIENES……..

Fueron adoctrinados Vivieron la tradición

Y CREYERON EN DIOS

PERO… QUIENES…

Pretendieron encontrar respuestas y explicaciones… SE ENFRENTARON AL PROBLEMA DE DIOS

...Y…

ANTE EL MISTERIO…

Si la luz es un botón que se aprieta; Si la montaña y el mar se sobrevuelan; Si el agua es un grifo que se abre; Si la vida es un diseño; Si el mundo es una realidad virtual; Si la enfermedad es un mal que se cura; Si la seguridad es el poder y el dinero; ¿DÓNDE ESTÁ DIOS?

Mariano Solís. Catedrático de filosofía

29


Breves reflexiones sobre la idea de Dios. El catecismo del padre Ripalda, con el que se inició en la religión a generaciones enteras de españoles durante muchos años, podría resumirse así: “Dios es un ser infinitamente bueno, infinitamente sabio, infinitamente justo y todopoderoso, al que nadie creó porque existió desde siempre, principio y fin de todas las cosas, que primero creó el Mundo y después al Hombre a su imagen y semejanza”. Esta definición puede ser tan verdadera o falsa como otra cualquiera porque nadie, ni mucho menos el padre Ripalda, ha conocido jamás a Dios. Pero la cuestión es que el hombre, casi desde sus orígenes, rechazó la idea de su desaparición total después de la muerte. Así, intuyó o tuvo la necesidad de creer en un ser superior, único o plural, que para el caso es lo mismo, que le garantizara una inmortalidad que a sí mismo no podía darse, llegando en la evolución de las ideas a un Dios puramente antropomórfico. Con lo cual puede decirse que fue el hombre el que hizo a Dios a su imagen y semejanza, y no al contrario, y sin que ello, hasta este punto, sea argumento a favor o en contra de su existencia. Cuestión distinta es si el hombre acertó o no en su diseño de Dios: con muchas probabilidades que no. Pues el problema es que Dios, si existe, ha guardado siempre un silencio absoluto y jamás se ha manifestado en la tierra, por lo que no es posible saber cómo es. Ni siquiera el aparente testimonio de Jesucristo parece del todo válido, pues ni él mismo llegó a manifestar claramente que fuera Dios, sino, sencilla y a la vez tan ambigua como enigmáticamente, “Hijo del Hombre”. ¿Qué y quién es, pues, Dios? Salvador Luzón Cuesta. Doctor en medicina. Escritor. Pintor.

30


31


32


“Dios en la poesía” Dibujo de Dolores García Suárez

33


DIOS EN LA POESÍA

POEMAS DE MIEMBROS DE NOCHES DEL BARATILLO

34


Antes incluso de comenzar a mezclar el concepto de Dios con la belleza de la poesía, la reflexión surge como soporte. Porque siempre, por debajo del poema, habita la idea que da origen al mismo. Donde exista una palabra, el fondo será superior a la forma. Por tanto, dejemos que las ideas se expresen sin ataduras cabalgando en las palabras de nuestros invitados y poetas. Solo advertir, queridos amigos y compañeros del verbo, que las posturas que se viertan hoy serán de muy variada índole, y todas ellas resultarán igualmente aceptables. Desde la afirmación absoluta de Dios, la vivencia mística, la reflexión filosófica, la duda existencial y la negación total de su concepto, todo entrará, dentro de un marco de tolerancia, a formar parte del ramillete que adorna nuestra condición de seres humanos. Luego, la Poesía revestirá de sobrenaturalidad a todas aquellas ideas que tomaron la divinidad como sustento. Dios seguirá siendo duda o certeza, realidad o ausencia, pero, esos sentimientos desnudos irán revestidos con el ropaje de la belleza. Hoy, cuando salgamos de este recinto, lo habremos revestido de sacralidad. Una sacralidad infundida para algunos de nosotros por la realidad a la que hablamos como Dios y derivada para otros de la propia esencia del hombre.

35


POETAS PARTICIPANTES DE NOCHES DEL BARATILLO

Angel Núñez Moreno Antonio Osuna Ramírez Carlos Hermoso Asquerino Carmen García Carrasco Carmen Mesa García Dolores Galera Eduardo Richard García Inmaculada Delgado Isidoro Carrasco Aguilar José González Jaramillo José Luís González Cáceres Maria Teresa Jiménez Sanz Manuel Domínguez Senra Mila Díaz Gálvez Pepita Oliva Noriega

36


REFLEXIONES SOBRE EL COSMOS, MIENTRAS PASEO POR EL DESIERTO. Camino por el desierto, me rodea la sequedad de la nada; el calor y el conticinio calan mis huesos. La arena, siempre voluptuosa, se estremece al contacto del vientre lujurioso de los saurios. Me detengo a reflexionar en sudoroso ensueño: Todo comenzó en el Caos. Finalizó con el Orden cuando los genes empecinados por ser, porfiaron y lucharon hasta mantenerse para siempre. Las moléculas se escondieron tras un núcleo. Corrían las mitocondrias y gritaban los lisosomas. En aquella vorágine, el Ángel Negro surgió desafiante. Ejércitos de satánicos aminoácidos pasearon triunfantes por el joven citoplasma. Luego, sin carbono propio, numerosas partículas siguieron sus leviatánicos pasos... Sigo caminando por el desierto, mientras oigo al viento, azul tuareg cantarín, silbar una melancólica canción que habla de los arcanos, de los vacíos habitados. Las moscas sienten en sus alas el calor abrasador. Los escorpiones juguetean entre las rocas. Me detengo a reflexionar en sudoroso ensueño: Recitó la glucosa su madrigal, acudiendo presto el oxigeno al oír su amada. Cayó un fulminante rayo de luz sobre el sexo acéfalo. El embrión no tuvo vientre formador. Después…después todo se hizo una canción que los poetas ¡los pobres! llaman vida. La luz…la luz los calentaba. La luz…la luz los unía. ¿Cuándo, cómo, dónde y por qué, ocurrió todo esto? Sucedió cuando el Tiempo no existía. En la infinidad del Infinito, por Génesis y Ordenación. En una enorme esfera que llamamos Universo, al filo de una dimensión que une lo Absurdo con lo Imposible. Por orden de alguien…de algo que sigue sin nombre, ¡a pesar de sus muchos apelativos!... Ángel Alberto Núñez Moreno 37


DIOS Dios existe desde el principio de los siglos, aunque nadie de este mundo lo haya visto nunca jamás. Dios tiene capacidad para crear y para destruir. A Dios no se le debe cuestionar. Dios no es patrimonio de ninguna religión que hayan inventado hombres o mujeres. El Dios creador no es propiedad de nadie. Nos hizo libres, y nos puso una conciencia capaz de discernir el bien del mal. ¿Por qué las personas se exhiben cuando hacen algo bueno y se ocultan cuando cometen maldad? Si un día el sol se apagara y la luna se fundiera; si todo quedara en penumbras y no brillaran las estrellas; Si el mar dejara su lecho y no girara la tierra…, pensaríamos que Dios nos castigaba de veras. Yo sueño con ver a Dios cuando el mundo me lleve, pues desde niño lo adoro y está dentro de mi alma. Por permitirme nacer, tengo que darle las gracias. Por ayudarme a vivir con amor y con templanza le debo fiel sumisión y le buscaré sin pausa. ¡Dios existe! No lo dudemos. Sin Dios no existe nada Antonio Osuna Ramírez

38


UNA SÓLA PALABRA Ha cesado la tormenta de las pesadillas. Se ha abierto un claro en la imaginación y ha escampado la lluvia que nos sobrecogía el discurso y la palabra. He falsificado la firma de Dios, y he reescrito los Diez Mandamientos sobre las tablas de la imaginación Los he dejado sólo en uno y consta de una sola palabra: A M O R Dios lo ha leído, y ha puesto la huella de su pulgar sobre el barro fresco, mientras sonreía… Carlos Hermoso Asquerino

39


PIES DE BARRO Se derrumbó mi ídolo, si, me habían creado un ídolo que se llamaba dios, pero ya no existe. Lo idolatré cuando me contaron que él separó la luz de las tinieblas y nos dio el sol para alumbrarnos de día la luna y las estrellas para deslumbrarnos de noche, que había creado las aves, los animales, los peces y hasta nos creó a nosotros a su imagen y semejanza. que su bondad no tenía límites y siempre nos protegía. Pero un día el sol me contó que existen lugares en los que no brillaba. él no está en los basureros donde los niños buscan comida, allí las estrellas son agujeros negros. En una de mis conversaciones la luna me dijo con tristeza, que no encuentra el camino para alumbrar las callejas donde venden a niñas, con edad de jugar, para placer de algunos. También las estrellas me han dicho que no pueden reflejarse en los ojos de las mujeres tapadas con un velo de miseria. He visto lugares donde las flores y los animales ya no tienen vida. las bombas incendiarias se la han quitado ¿dónde está tu bondad? ¿por qué tantos inocentes sufren? ¿por qué descargas tu ira sobre ellos? Me he quedado sin ídolo creo, que tenía los pies de barro. Carmen García Carrasco

40


LAS DUDAS DEL ALMA

Primero fue Dios luego hombre. Dios y hombre que en el postrer suspiro de los tiempos dicen ha de volver Algunos, en sus creencia, sostienen y anatemizan, otros se dicen ateos y lo niegan y reniegan ¿Quién lo sabe? ¿Quién lo prueba? ¿Será mejor no creer? ¿Será mejor esa espera? Eternas preguntas que atenazan y atribulan, dudas que sirven para engordar las arcas de quienes saben y procuran La espera se hace larga o a lo mejor es muy corta, Mi balanza no se Inclina, aunque sí quiero creer que tenemos un destino. universal y perpetuo Carmen Mesa García

41


42


“Árbol de la vida” Iglesia de San Baudelio. Dibujo de Enrique Sánchez Rodríguez

43


BÚSQUEDA ¡Señor mío y Dios mío! Te busco en el alborozo del viento Y en la luz del amanecer, Pero a veces no te encuentro. Y sigo buscándote Por las regiones creadas, Y tú te escondes entre nubes blancas, Pero tu sol y tus estrellas No podrán esconderte de mi ansia. A veces te siento muy cerca, Señor, Me lo susurra el aroma de tu amor, Ese amor que penetra mis entrañas Y me hace sentir gozo y dolor. Esa fugar teofanía pasa rauda Pero sigo sintiendo tu presencia, En las alfombras floridas de los valles, Y en el suave perfume De una humilde violeta. En el éxtasis de tu contemplación Siento el gozo de encontrarte. Cuando tu vengas, Señor, te conoceré Por el deleite de tu corazón. El ansia de mi llamada Te hará llegar hasta mí En tu nube de oro. Y tú llegas, Señor, dándote todo. Yo también quisiera entregarme, Pero está vacío mi tesoro, Espero Señor que tu harás Que mis horas rebosen riquezas de amor. Dolores Galera

44


Mi Dios en mi vida:

Todo sucede porque el ser humano, piensa y actúa; cuando esta sano, seguro que es todo positivo, cuando algo actúa en nuestro organismo, se altera por completo y todo lo vemos negro; muy, muy negro. Entonces nuestras culpas necesitamos liberarlas, contra algo, sólo nos acordamos del trueno cuando llueve, lagrimas derramadas en solitario, buscando resolverlo, si se puede. Mi alcoholismo, era culpa de todo cuanto a mi me rodeaba. Nunca admitiría mi culpa, pues el adicto se hace adicto por consumo; y ninguno es culpable de convertirse en un enfermo. Contacte con los grupos de Alcohólicos Anónimos, y admití mi enfermedad para curarme, y descubrí de pronto en mis terapias, y las de las Asociaciones de Autoayuda: la razón que salvó mi vida y como salvarme. Descubrí a mi Dios, lo asimilé y lo asumí. *Dios es en mi humilde opinión, un Poder Superior a nosotros mismos que nos hace actuar con conciencia y con realidad hacia los demás y hacia nosotros mismos.* *Dios es una entelequia que nos enseña a vivir para los demás.* *Dios es un ser justo que nos ofrece; si lo deseamos poder vivir, una vida mejor.* Pero lo más importante: *Dios no es propiedad privada de ningún grupo humano, ni de ninguna religión.* Abrir la puerta por la mañana, salir al campo, ver la hierba… crece con el abono, con la lluvia, con el sol. Abonar nuestra vida, cultivarla: aprender, trabajar, vivir… Abonar nuestro cuerpo, nuestra alma, nuestro espíritu. Vivir la vida, con humildad, con fe y amor, eso es tener a Dios. Un Dios justo y generoso, que me ayuda, que marca mi camino. Todo depende de mí: Gracias a Dios. Eduardo Richart García 45


Dios No sé en qué momento del camino perdí aquella fe inquebrantable que unía lo humano y lo divino como algo para mí incuestionable. De alguna forma te palpaba fuiste faro alto en mi camino fuerza que ayudaba a levantarme cuando las adversidades aparecían en mi destino. Quizás, hubo un punto de ruptura del cual, tal vez me sienta responsable, atormentada busco un pegamento que pueda unir las dos mitades. Tengo la certeza de que existes puedo contemplarte en la distancia soplo de vida en el infinito aire que refresca la esperanza. Incluso puedo sentirte a mi lado, y en los otros… Más cuando necesito tu mirada la razón y el egoísmo te difuminan, la vanidad y el orgullo te empañan… tan solo queda el infinito y aquel recuerdo preñado de añoranza. Lucho por Ti, quizás no suficiente rezo, implorando no perderte hoy no me planteo grandes gestas me conformo tan solo con “saberte”. Inmaculada Delgado Méndez

46


CÓMO VEO A DIOS ¿Qué cómo veo al Dios en el que creo? Sé que es el ser que no puede ser, lo que hace que sea intemporal y eterno, dando a todo origen con su querer. Todo cuanto existe, en Él se mantiene, en Él vivimos, nos movemos, somos, con esa existencia que de Él nos viene y de la que participamos todos. En Él, toda la energía y poder, toda la ciencia y la sabiduría, toda la hermosura que puede haber, en Él todo es luz, vida y alegría. Al hombre, como a su imagen creó, dándole de sus mismas facultades, con amor incondicional le amó, creó a seres con otras potestades. Él se encuentra en el viento y en el mar, Él se encuentra en el bello firmamento, Él se encuentra en el amor del hogar, Él se encuentra en todos los elementos. Con su designio todo cumplirá y todo servirá para su gloria; al fin, toda lengua le alabará como creador y señor de la historia. No pienso que sea una fuerza cósmica. Es ser incorruptible, una persona, inefable y escapa a nuestra lógica, que me ama, me provee y me perdona. En verdad, de Dios hablan los poetas, poetas a los que Él mismo inspira, porque Dios es Palabra, aunque sin letras, y toda su obra, la mejor poesía. Isidoro Carrasco Aguilar 47


RAYO DE LUZ QUE COMPITE Rayo de luz que compite Con el ruidoso tronar de la tecnología, Resplandor y sonido que me trasmite El llegar glorioso de un nuevo día Cielo azul, flor atrevida, Ventana luminosa, llena de vida Mis manos acarician y aclaran mis retinas Es tan bello lo que veo, que su contemplación fascina Quien será el obrador, que esta obra culmina Para mi solo hay uno, mi Dios que junto a mi camina Por eso cada amanecer mi alma en ti confía Y de todo corazón, gracias, por darme un nuevo día José González Jaramillo

48


DIOS

Inalcanzable como lo inmenso. Inmenso como la nada. Imaginable como los sueños. Necesario como el agua. Sin lugar, sin tiempo, sin nombre, sin límites, sin cara, sin posibilidad de error, sin posibilidad de nada. Es dolor y es sentimiento. Es amor y es esperanza. Inalcanzable como lo inmenso. Inmenso como la nada. Imaginable como los sueños. Necesario como el agua. Enhebrada la fe con el misterio, el humano necesita coser su propia estancia para ser, cuanto menos, consecuente Pero hay tanta dimensión, tanta distancia, tanta desproporción entre esencia y vida entre espíritu y sustancia… Inalcanzable como lo inmenso. Inmenso como la nada. Imaginable como los sueños. Necesario como el agua. Sentimiento. Emoción. Intimidad. Diseñador absoluto de la materia. Estructuralmente lejano Fin consolable de las ideas Humanamente cercano. Inalcanzable como lo inmenso. Inmenso como la nada. Imaginable como los sueños. Necesario como el agua. José Luís González Cáceres 49


A Dios nadie le ha visto jamás. Juan 1; 18 Nadie te ha visto nunca. El hombre sucumbe a su oscuridad. ¿Somos algo para aspirar a ver tu rostro? No más que portadores de miserias, de miedos, de soledades. No existen estrellas en nuestra frente Ni estigmas remotos en nuestras manos. Cerramos el círculo, y limitamos el infinito: etéreo y eterno. Miramos, y no vemos, los mundos que nos envuelven. Y creamos un Dios Del barro de nuestra pobreza A nuestra medida Para implorarle y para abandonarle Según las circunstancias de nuestra vida Pero, dime ¿Quién eres? ¿Por qué turbas mi reposo? ¿Por qué me interpelas mientras camino? Condúceme hacia tu conocimiento Aunque mi pequeñez se pierda En las razones de mi existencia. María Teresa Jiménez Sanz

50


DIME, DIOS... (POR AMOR) Veo la faz de Dios sobre las cosas. Sobre la piedra inerte, el sol, el viento... A Dios lo veo todas las mañanas en el rocío y en la luz del día; incluso en el silencio de la nada. Mas he pensado a veces que si derritiese el sol su gran masa de fuego, todo se quedaría en pura noche. Y Dios, entonces, sería oscuridad, y el mundo un bosque inmenso de tinieblas. ¿O acaso nuestros ojos lo verían como la luz que nunca antes vieron? Dios es alma infinita; no como el hombre, limitado siempre. Esa es la diferencia. Y quizá por eso hago horribles preguntas capciosas. Mas sobre todo y todas las cosas, el prodigio de Dios crece al haberse hecho a sí mismo Dios. Aquí me tienes, esperando tu voz en la visible luz de tu grandeza. Sé que eres piedra, pero una piedra nunca me acerca al gozo del abrazo. No, no quiero ese sonido mineral de siglos sino tu respirar y el verso de tu boca. Manuel Senra

51


INVISIBLE ELECCION Todos te saben sin verte, los ojos del hombre dibujan Tu contorno de secreto compartido, elección inevitable con sombra alargada hacia un lugar de nadie. habitado por sueños y esperanzas. Eres Tú el esclavo universal del todopoderoso hombre que en su libertad te crea y te ata para si y su dolor, para si y su esperanza y apagar amarguras de árbol seco porque tu eres el agua que le falta y callas sus voces que dentro hacen vigilia. Juez y parte de la humana vida, razón de la locura de aquellos que te exigen paraíso, de aquellos que esperan tu regreso en carne humana, compartida y abrazada, sintiendo los pies desnudos, anclados, en el suelo nuestro de cada día. Mila Díaz Gálvez

52


PLEGARIA He vivido en perpetua noche ciegos mis ojos a la luz de tu mirada, y olvidé la razón de tu bondad infinita. De Ti mi Diós me alejé un triste día por los caminos vagando sola y errante. Te culpé de todos mis pesares sin saber que era mi destino. Volví a Ti igual que un caminante, a tus plantas me arrojé arrepentida, te recé sin rezarte y el alma mia se quedó prendada en tus pupilas, tus brazos invisibles me abrazaron sentí el aroma de tu aliento y mi corazón volvió a ser humano. Pepita Oliva Noriega

53


Ahora, después de hablar en nombre de todos los compañeros del verso y la idea, quisiera que me permitierais sacar al exterior mi propia vivencia. Si un día de la niñez, Dios fue certeza, si un día de la adolescencia Dios fue miedo a la muerte, si un día de la juventud Dios fue el amor no encontrado, hoy, cuando el ser adulto se ha desprendido de todo el bagaje que dejó de ser necesario para convertirse en pesada carga, hoy, repito, la vida ha dado las suficientes vueltas como para llegar a entender que Dios me habla, me ha estado hablando desde siempre desde mi propia naturaleza. Y ahora te hablo a ti, Señor de la duda, Señor de la certeza. Padre del llanto por una muerte inesperada, Padre del gozo en el nacimiento de un niño nuevo. Dios de las casualidades inexplicables, Dios de los silencios crueles. Creador de las preguntas, inspirador de las respuestas que podemos aceptar. Dios de Agustín, Tomas, Juan o Teresa. Dios de Unamuno, Bergman, Alberti o Buñuel. A todos ellos hablaste, con palabras o sin ellas. Y todos ellos nos enseñaron ese infinito poliedro que hace un arco iris de nuestras vidas. A ti estos últimos versos, desde la humildad y la grandeza de ese ser que siempre dijiste que es tu imagen y semejanza: Pregunto envuelto en niebla. Me contesta La conciencia inicial del ser humano. El pensamiento se derrama en vano Y mi memoria muerta me detesta. Hago eterno el suspiro que me resta, Tan solo el existir tiende su mano Y mezclo lo sagrado y lo profano En el cáliz que vierte la respuesta. Ya puedo contemplarte, porque pienso. También soy creador. Hablo contigo. Mis obras y mi mente son tu incienso, Porque puedo elegir cizaña o trigo, Porque al amar mi llanto es indefenso Ya puedo hablarte como Dios y Amigo. Antonio Muñoz Maestre

54


55


56


Dios en la poesía  

La tarde del 25 de abril de 2008 fue una tarde histórica para la Institución Literaria Noches del Baratillo. En la iglesia desacralizada de...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you