Page 1


USTED ES LIBRE DE: copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra BAJO LAS SIGUIENTES CONDICIONES: Reconocimiento

Debe reconocer los créditos de la obra de

la manera especificada por el autor o el licenciador (pero no de una manera que sugiera que tiene su apoyo o apoyan el uso que hace de su obra—. No comercial

No puede utilizar esta obra para fines

comerciales. Sin obras derivadas

No se puede alterar, transformar o

generar una obra derivada a partir de esta obra.

La Noche de las Letras l Barranquilla, Colombia Mayo 2.011


Edici贸n La Noche de las Letras https://sites.google.com/site/revistalanochedelasletras/ http://lanochedeletras.blogspot.com/

Dise帽o Saskia Lara Fl贸rez V铆ctor De La Hoz

Barranquilla, Colombia l Mayo 2011


La Noche de las Letras

...รndice

Pรกg. 5-6

Pรกg. 63-64

Pรกg. 87-88

Pรกg. 113-114


Empezar a hablar sobre nuevos espacios

…Página previa

artísticos que estimulen el crecimiento social y que nos brinden la credibilidad y la confianza para poder movernos libremente, es algo que se consolida con el tiempo, desarrollando día a día verdaderos estímulos para que la comunidad guste de participar. La Noche de las Letras se inició en el año 2.010 a partir de la necesidad que existía en la ciudad de Barranquilla, Colombia, de un espacio nuevo en el cual se conjugaran manifestaciones artísticas, como lo son la Literatura y la Poesía, las bases fundamentales del espacio consistían en la convocatoria masiva de escritores, poetas, y allegados al medio artístico a que se dieran la oportunidad de presentar sus trabajos inéditos en un nuevo espacio que les abría las puertas sin ningún ánimo de lucro. Lo que pudo resultar para llenar un espacio vacío en nuestra ciudad se convirtió en un proyecto macro, reconocido por más de 1950 miembros en la actualidad, con más de 3000 publicaciones en línea, con el reconocimiento de la comunidad literaria de habla Hispana. Era necesario, que un proyecto que comenzó de manera particular llegara a la generalidad, por supuesto, con la ayuda de herramientas tecnológicas con las que contamos hoy día, Hace 10 años hubiera sido imposible convocar a tantas personas en tan corto tiempo, y ahora les brindamos este novedoso Proyecto, La Revista de La Noche de las Letras, un verdadero espacio para publicar sus trabajos inéditos, donde el único precio es el de la Constancia y apoyo a nuestro trabajo. Poesía Libre, Microrrelatos, cuentos y ensayos, cuatro formas de escribir, una sola Pasión, la imaginación desbordada y la libre creatividad es lo que están a punto de presenciar. Los invitamos a deleitarse y volar por el infinito cielo de los Significados, este proyecto es de ustedes y para ustedes. Un fuerte Abrazo de Poesía para todos. Víctor De la Hoz Saskia Lara Flórez


Poesía Libre


Los Dolores del mundo Caen Jessica Piedras, M茅xico http://misspietre.blogspot.com/ Se humedecen, gota a gota, ellos se desahogan con las sombras, con el abismo real de la ciudad. Los dolores del mundo hablan, chillan junto al vagabundo rendido de cansancio, deprimido por sus dolores personales. Los dolores del mundo se desgarran la piel de dolor, de hartazgo, de insolaci贸n ante la lluvia de estrellas nebulosas. Se escaman la garganta llena de silencios aventurados de palabras amortiguadas en el desbordado camino amarillento.

6 7

6


Los Dolores del mundo Caen Jessica Piedras, México http://misspietre.blogspot.com/ Los dolores del mundo son camellos hambrientos en una sabana desolada, son hienas ridículas riéndose de nada frente al espejo, son de niebla pesada en carretera, son de turbulencia esperada en medio de nubes haciéndose daño, son de terciopelo verdoso como el pantano. Los dolores del mundo aúllan por las noches llorando la ausencia de una mariposa. Están llenos de heridas infectadas. Están llenos de hambre de más dolor. Son como perros hambrientos y rabiosos. Los dolores del mundo están cansados de morir sin ser amparados, son medusas en medio de la nada, son tortugas luchando por su vida en medio océano, son ballenas blancas, grandes y olvidadas, son caracoles infinitos, lentos presagios de la muerte atormentada, son ansiosos tigres devastados en plena ceiba, son sigilosas serpientes buscando su carnada,

8


Los Dolores del mundo Caen Jessica Piedras, México http://misspietre.blogspot.com/ son parte de los amores olvidados, son almas perdidas en medio del abismo, son dudas en un paracaídas volando hacia la nada, son sonrisas de media boca, hipócritas y lascivas, es una brisa llena de tristeza, son una ola de basura humana, son pájaros muertos en la boca de un gato hambriento, son una parvada de pájaros debilitados huyendo de la gente, son cascarones de hueso de caracol desterrados del mar, son algas muertas abandonadas por el oleaje del Caribe, son el humo de un cigarro moribundo, son como la musa desvanecida de un poeta olvidado, son como el viento lleno de raíces desgarradas, son como sueños enjaulados y maltrechos, son palabras encerradas por un ciego, son papeles quemándose en la hoguera de la culpa.

9


Los Dolores del mundo Caen Jessica Piedras, México http://misspietre.blogspot.com/ Los dolores del mundo son las horas perdidas por el llanto, son lágrimas derramadas y marcadas, son tatuajes en la cara en forma de círculos, son sueños preciados y esculpidos, son cuerdas de guitarra desgarradas y faltas de voz, son llagas en el cuerpo alumbradas por la luna, son imágenes de muerte en los ojos de una madre, son cicatrices que quitan el sueño. Los dolores del mundo son dolores que se sufren el último día del año, es la tristeza desparramada entre los hombres. Los dolores del mundo son legibles como garzas en manada, son avestruces devorando su comida en castilla, son fiordos deshelándose en la Patagonia, son poemas de Neruda dichos en silencio, son cucarachas organizándose para morir en invierno. Los dolores del mundo son codornices inventadas en las alas de una mariposa, son los tres países más pobres del mundo, son prostitutas desamparadas a media noche,

10


Los Dolores del mundo Caen Jessica Piedras, México http://misspietre.blogspot.com/ son niños angustiados por crecer y que la muerte no los salve, Son luces atravesando el cielo una noche de verano aun lado de la playa, son peces escupidos por el mar una primavera cualquiera, son sonrisas de nativos con dientes de pingüino, son flores silvestres en el fin del mundo, son corazones transparentes heridos por mentiras. Los dolores del mundo son de color oscuro como las fotos amarillentas olvidadas en una librería vieja, son como el continente viejo, frío y desolado, son lejanos pero parte de cada célula de cada uno de nosotros, son integrantes apartados por la nieve hecha polvo, son un ramo de flores muertas, es una caja de avestruces desolados, son errores que el futuro esconde, es un cigarrillo muriéndose encada bocanada, es una mirada carcomida por los años, es como el agua de río llena de manglares y animales escondidos.

11


Un Poeta Aixa Mendoza Figueredo ,Colombia http://aromasincelejo.blogspot.com/ Un poeta seduce mis versos, inventa tardes de invierno, atropella mis noches de quietud. quietud pasajera que desecha el dĂ­a, se acorta la distancia, se aproxima una tormenta visceral. Un poeta me retorna al paraĂ­so, nada hago para salvarme, en vano se esconden mis ojos, en vano el enredo de mi ser, padezco la sentencia del placer.

.

12


Un Poeta Aixa Mendoza Figueredo ,Colombia http://aromasincelejo.blogspot.com/

Un poeta que transita en otra orilla, serpentea entre piedras y acantilados, escarba el fondo de mis aromas, indaga la geografĂ­a de mis atajos, un poeta me trajina con su voz.

Un poeta seduce mis versos, desparpajado y sonriente, encantador inclemente, locuaz y oportuno, noche de febrero atiborrada de canciones.

13


ESPERANZA Freddy Berezejczuk, Argentina http://charlyelduro.blogspot.com/ Siempre hay esperanza de que vuelva lo querido Y esperar en tardes grises no es nada divertido Porque lo amado y lo que yo había pretendido Es que jamás te vayas de mi lado, amor mío. Tu perfume, tu aliento, tu risa como trino Despertaron en mí lo más profundo, lo escondido Aquellas ansias de amar con desenfreno y sin hastío Que jamás dejé aflorar, hasta haberte conocido La vida y sus vueltas como un puto torbellino Hizo girar tu vida y la mía siguió sin ti su camino Hubo otro corazón triste, solo y peregrino Que encontró al mío, divagando por la vida y tan vacío…

14


ESPERANZA Freddy Berezejczuk, Argentina http://charlyelduro.blogspot.com/ Que en tarde de domingo, me hizo un guiño distraído Como invitándome a que vivamos juntos, unidos Y así es que suspiro complacido Por creer en la fuerza del amor, y haber renacido Volviendo a ser yo, ese loco distraído Que ama fuerte, hasta el fondo y sin respiro En cambio tú, que tienes rápida la mente para el olvido Sigues sola, triste por la vida, con tu corazón sin latido. No siento pena por ti, solo recuerdo haberte querido Y debo entender que jugaste, dejando mi corazón dolido Alguien dijo que se pierden cosas en el camino Yo hoy solo sé que se transforman… Que hay otro comienzo, en esta tarde de domingo. Eras tú, soy yo, ambos fuimos Dos locos perdidos, jugando el juego prohibido. Char...libre, sin registro.

15


Una Sombra. Zhely Alceda , México http://www.poemas-del-alma.com/blog/usuario-52162 Vi pasar una sombra por la calle algo ausente, apurada entre la maleza de la cuidad. Cantaba con llanto un amor perdido, un amor encontrado, un amor sepultado y al final revivido. El sol alumbró por instantes su silueta y pude ver el listón de oro en su perfil y lágrimas de plata en su interior. Qué será aquello que vi pasar frente a las pupilas? Tal vez en algún momento tenía un nombre, unos labios la llamaron y esta acudió con su encanto, pero hoy…

16


Una Sombra. Zhely Alceda , México http://www.poemas-del-alma.com/blog/usuario-52162

hoy sólo gris va por la vida esperando encontrar color, una centella de alma o simplemente un simple borrón, justo ahí donde tenía su corazón. Las ventanas parecían ser egoístas al permitirle al aire liberar aquello único que lograba que se sintiera amada; aunque fueran lamentos y tristezas, sin ellas estaba vacía sin nada que ofrecer, sin nada que sentir. Pero las montañas habían dado un último suspiro antes de alcanzar la maravilla del paraíso, un arco-iris y la sombra seguía translúcida en el campo, perdida entre la creación de la alegría. Sin perder rumbo consiguió llegar a su destino y con la luna se perdió entre la noche, Las estrellas arrullaron su dolor y con ligereza colmaron su vaso sorbo a sorbo de comprensión. Salió el sol, tan brillante como el día de ayer, se tomó un respiro y vio delante del espejo lo único vivo. Dejó de ser sombra, dejó de caminar sin destino… sólo se entregó al amor de lo infinito.

17


.

Eva en una Tetera Adriana Barreto Melendrez, Colombia

Eva en una tetera, tan vieja tan gastada ¿tan raro? Ella que me contó que lo volvería hacer nunca entendió por qué Dios la castigó... La echó del maravilloso paraíso por morder… una simple manzana me dijo: ¿qué tal si hubiera mordido a Adán?.. a él le hubiera gustado pero no sé que hubiera hecho Dios conmigo

18


Eva en una Tetera Adriana Barreto Melendrez, Colombia

¡serían celos? él un ser tan solo, sin una dama que lo bese que lo abrace y lo quiera mucho, tal vez no fue buena idea hacerme compañera de Adán, tal vez quería que fuera su compañera, pero me hubiera hecho diosa y eso en futuras generaciones sería peligroso, así que me escondió en una tetera, en una olla, en una jarra, en un molinillo, en una plancha tal vez tiene miedo de admitir que me ama y no como a una hija, si no como a una mujer, o tal vez tiene pena porque algunas de mis hijas son ahora unas Simpáticas "Corrompidas"

19


Catarcis Leyla Torres, Nicaragua http://leyla-torres.blogspot.com/ Me he nutrido en los peldaĂąos de la vida y vivido segĂşn las virtudes y conciencias He disfrutado mis pasiones Ambivalencias... Invadida de amor y deseos crecen y se enfurecen en el fuego de la piel Soy la musa vertical que ahorra las miradas, Las palabras y los besos Escondidos en el tiempo.

20


Catarcis Leyla Torres, Nicaragua http://leyla-torres.blogspot.com/ Me atosigo de culpas y de miedos Tengo un torzón en la garganta que captura Abandonos, engaños y despedidas Es la puerta que enmudece las palabras La opresión del pecho Que sube como nudo en la garganta. Amo, para purificar mi esencia soñadora, Grito mis te quiero para que floten en el espacio eternamente, Confieso mis pecados de lujurias y de encantos Lloro mis angustias altisonantes Expulso las impurezas de mi piel que aspiran el amor que emana por mis poros purifico mi alma gritando mis “Te quieros” Dejo en mi vientre el germen de amor que me ha impregnado de vida. Me llaman loca, indecente y amante porque he expulsado demonios Por mi boca cuando escribo mis amores Y es entonces que lavo mi pecado Y mato mis dolores.

21


Catarcis Leyla Torres, Nicaragua http://leyla-torres.blogspot.com/

Bautizada cuatro elementos vitales Me vuelvo agua que fluye en el río de la vida Me vuelvo roca que esquiva los abates del destino. Me vuelvo fuego que explota en emociones Me vuelvo mar cuando lloro y me desnudan olas embravecidas Me vuelvo aire, cuando suspiro, cuando canto y recito estos versos en el viento! Me vuelvo mujer cuando amo, vibro y sueño! Me vuelvo espíritu cuando vuelo! Me vuelvo carne, Cuando me desnudo y olvido todo pensamiento! Es entonces que me vuelvo vida y armonía! Y disfruto del amor en todo tiempo!

22


La Mujer Gonzalo Tovar Olivera, Colombia 9 A単os Que seria de este mundo Si no existieran ellas Seria como el cielo Si no hubiera estrellas Si la quieres, no la maltrates Que tu sobredosis sea de cari単o y amor No le bajes su autoestima Mucho menos su pudor Prot辿gela Recuerda que ella es parte de ti De tu costilla la sacaron Para que te diera cari単o y amor

23


La Mujer Gonzalo Tovar Olivera, Colombia 9 A単os Si de dulzura se trata Hablemos de una mujer Cuando la sabemos tratar Encontramos en ella El mas tierno y bello ser Si el mundo entero se uniera Para proteger esta hermosa flor Yo seria el primero En cuidarla y darle amor.

22 24


PRIMERAS HORAS Diego Marino, Argentina http://unadecadapulpoficcion.blogspot.com/

Pensamientos deshojados en el aire; bustos erigidos a héroes caídos del otro lado de lo parco y vil, en una noche de fantasmas de ciudad; vegetales esperando el rocío. El amanecer acuesta la luna en una cuneta de húmedo algodón, mientras, benteveos ofrecen sus trinos a los durmientes de las vías aún heladas de tanta noche solitaria;

25


PRIMERAS HORAS Diego Marino, Argentina http://unadecadapulpoficcion.blogspot.com/ el sol, que vino frío, poco a poco se entibia en el azul del cielo. Se calienta la ciudad al día firme. Palacio de flores a la vuelta de la esquina de la vereda de la muerte Donde una bota impune, mata la más bella margarita.

26


Ilusi贸n Pete Lago http://bicefalepena.blogspot.com Pensamiento errante y sin destino el que cree que volver es retraso, sin darse cuenta que el peor fracaso es abocarse en el desatino. A la sombra de un camino, Camino sereno; meciendo mis pasos, Paso y me pierdo y colmo el vaso, que baso en tu mirada, y en tu ser, mi sino.

27


Ilusión Pete Lago http://bicefalepena.blogspot.com Deja que corra así por mis venas, la ponzoña oscura, a condición, que en su veneno se ahogue la pena. Aire, cuelga en tus velas la pasión, no alientes la cordura que encadena, (ajena, sorda y ciega), a la ilusión.

28


Espejos Israel Miranda, México http://www.myspace.com/egotecadebolsillo I

No me gustan los espejos, el último que tuve se lo llevó una mujer junto con todas sus promesas y todos los químicos que utilizaba para detener el tiempo, para enredarse con el reflejo de lo que nunca fue. No me gustan los espejos, especialmente los de las cantinas. Un momento estás haciendo recuento de las distintas botellas que te has bebido

y de pronto apareces del otro lado cada vez más viejo, destrozado.

29


Espejos Israel Miranda, México Te preguntas cómo has podido llegar hasta ahí, cómo has conseguido sobrevivir siempre defraudando, huyendo, engañando, robando a quien se deje esa vitalidad que sólo obtienes después de la sagrada ceremonia del alcohol. Te preguntas qué es lo que Ella ve en ti si no eres mas que un bulto de dolencias, huesos rotos, úlceras, sistema nervioso destrozado, encías sangrantes, arterias congestionadas, corazón a medio andar pero furioso, necio. EMBRAVECIDO. Es evidente que los espejos en las cantinas te ponen fatalista y absurdamente filosófico, te arruinan los tragos. Por eso los detesto. He reventado un par de ellos, lo que resulta contraproducente pues luego ya no te dejan entrar.

(Somos el reflejo de lo que fuimos, Es por eso que el olvido no existe.

30


Espejos Israel Miranda, México Es por eso que no podemos escapar de nosotros mismos o del desamor o del desencanto. Es por eso que mentimos.) II El sexo y las penas saben mejor con cerveza. Y así vamos, cerveceando, silbando el blues de las horas malditas, aullando el rock del constante abandono. Desatando la melodía de las mujeres destiladas con tequila y naranjada, de las amistades incineradas en bachitas de marihuana, del amor vuelto espejismo, silueta, apenas figuración de lo que era y, lamentablemente, ya no será. De la mujer al sexo y al alcohol, de la decepción al abandono y a la canción, de la canción al poema, así es nuestro andar desbaratado sobre la propia existencia. Pero aún nos queda la hermosa conciencia de que, después de todo, la cosa no ha ido tan mal. III No me gustan los espejos, te arruinan los tragos, el sexo, TODO. Por eso los detesto.

31


Agitar de Alas Patricia Cairo, Argentina

Soy ángel y emano de la luna, tras el cristal no busco encerrar mis pies, ellos descalzos caminan para agitar mis alas hacia el bien... Esta noche he conocido tu luz, la paz de tu mano en mi estatura, cual ave que en manantiales abre mis caudales en mis ríos! Reflejos del mar que a torbellinos no rechazo, pues amarte es mi permiso, con la sinrazón te espero, luz de luna, para que perfumes hoy mis orillas… Tras este ventanal que estalla, y llama se hace en mis latidos Procreando el sigiloso andar de mis pies que prosiguen tus huellas, encendidos !!

32


Fe Sergio Antonio Chiappe, Colombia Mi fe no se arrodilla en las iglesias, no la encierran portones ni la luz que se diluye detrĂĄs de los vitrales. Mi fe sufre de claustrofobia. Mi fe es rebelde, ruge en las olas insubordinadas que se escapan de noche, es gemela con el espĂ­ritu del aire y se descalza en la arena para sentarse a dibujar el tiempo.

33


Fe Sergio Antonio Chiappe, Colombia

Mi fe es el ayer donde habitaron los silencios y el ma単ana donde crecen los sue単os. Mi fe despierta conmigo en las ma単anas sus ojos grises me susurran, su piel me ancla a la penumbra nos abrazamos y seguimos viviendo.

34


Si te vas a Marchar Sergio Borao Llop, España http://www.aragonesasi.com/sergio/ te vas a marchar, toma mi mano y empújame al abrazo de la muerte, que este abismo de silencio no lo quiero, que este cúmulo de ausencias me envenena como un atroz licor que no perdona. Si te vas a marchar, ángel vencido, emigrante de mi cuerpo y de mis versos, no me dejes el eco de tus risas ni el rastro de tu piel entre mis dedos ni la instantánea de tu sombra en los zaguanes.

35


Si te vas a Marchar Sergio Borao Llop, España http://www.aragonesasi.com/sergio/

Si te vas a marchar, llévate los recuerdos; borra de mi cuaderno las palabras que llenaron las tardes de otro otoño. Si te vas a marchar, como un tiro en la sien del horizonte, para el latir del tiempo y acalla las mareas de la atlántica orilla que no olvida todas aquellas noches de música y almíbar. Si me vas a matar, entierra mi cadáver. No lo dejes pudriéndose en las fauces del tenebroso olvido y la resaca. Si te vas a marchar, ciega mis ojos: De nada han de servirme entre las sombras.

36


Con España no se puede soñar…” Laly Platónova, Rusia

Con España no se puede no Soñar: Con su Sol, Sonrisas, Playas, Mar, Con pinturas de Velázquez y Dalí, Con las obras que te llenan más en sí,

Con ¨El perro del hortelano¨ que creó el famoso Lope y llegó conquistar el mundo cultural,

37


Con España no se puede soñar…” Laly Platónova, Rusia

Con España no se puede no Soñar: Con sus plazas, bares, chistes al hablar, Con los toros, bailes, calles por andar, Con las voces de Carreras, Caballé, Con la música de Falla que toqué, Con su vino, tapas, cañas a probar, Con su don de Acoger y de Amar ¡Con España no se puede no soñar!

38


Hoy me gasté los dedos… Jose Alberto Fallas, Costa Rica Hoy me gasté los dedos, trataba de contar cuantas veces florecía tu sonrisa, de tu cuerpo de flor conté también las hojas marchitas, que aun en el tallo

39


Hoy me gasté los dedos… Jose Alberto Fallas, Costa Rica verde resisten. Y recordé que con esos viejos dedos es que sentía tus bruscos pétalos, ásperos y hermosos, al final, eras comestible. Suave, te arranqué con aquella gubia de escultor, te corté también, campo abierto y cesta de zarzamoras,

40

pero fuiste tú mi comida.


Madrugadas… Belén Amaris Ceja Ramírez, México Hoy, en estos momentos La tristeza me invade Me duele el alma y no encuentro más consuelo Que estas lagrimas certeras Que no son más que un ápice De lo que llegara. El dolor ausente Que se esconde detrás De una esperanza casi perdida Mi mente vaga por algún lugar Buscando respuesta a ese ¿Porque no me amaste? Mordiéndome los labios Para intentar poder seguir

41


Madrugadas… Belén Amaris Ceja Ramírez, México Con el diario cotidiano de tu ausencia Intentando...intentar Mi desquebrajada memoria Con pedazos de recuerdos... El corazón que me arde Y de vez en diario Suelta otro llanto más de niña desconsolada La memoria más bella y trágica de mi existir... Porque dicen que solo, se ama una vez. Echando al viento Palabras huecas de personas Que no vivieron mi amor, De aquellas a las que Les brotan palabras de aliento Que en realidad no sienten… Esperando...esperar Que broten mis alas perdidas Que se fueron en forma de pétalos De margaritas que deshoje... Mientras siempre esperaba una respuesta A ese ¿me quiere? ¿No me quiere? Pero vamos, es tonto Porque preguntarle a una flor Y creer obtener una respuesta.

42


Muerte en Ercole Il Caravaggio Sonia Contardi, Argentina

Tinieblas en los rostros pordioseros, una luz en el plano claroscuro, mala fortuna escrita en los luceros te dieron hambre y un camino duro. La pureza indomable de tu sombra esparce formas en el frĂ­o suelo y tu mano homicida todo nombra a la fiel prostituta y al cruel cielo,

43


Muerte en Ercole Il Caravaggio Sonia Contardi, Argentina porque en el ocre y rojo de tus lienzos heriste tu dolor y tu irascible espada saj贸 a todos los inciensos y fue tu joven cuerpo en una playa, ya muerto, la mejor de tus pinturas que salobre mar lleva donde vaya.

44


Palabritas sueltas del Francés Erika Madrid, Argentina http://erikacmadrid.blogspot.com/

Palabritas sueltas del francés Je t'aime, mon enfant la vida giro en una sola manzana la cuerda y el fuego el agua inagotable que se agotó Las idas y venidas la capital enferma y las marcas mías que no sabes borrar no vas a crecer después de mí Sería imposible no vas a crecer después de mí Sería imposible

45


Palabritas sueltas del Francés Erika Madrid, Argentina http://erikacmadrid.blogspot.com/

Palabritas sueltas del francés las torres de plástico con variantes en vidrio Mi cosa redonda fantástica mon enfant, mon enfant el presente, la cuerda y yo kit burns.

46


El Santo Laura Romero Tatis, Colombia

En tu brazo derecho la marca de Rimbaud y los poetas Malditos En tu brazo izquierdo la marca de todas las espinas del mundo Eres más sagrado que el viejo baúl de la tatarabuela viva de mi hijo. Todos te adoran al igual que yo porque naciste en mayo Quédate allí, Inmóvil sobre el altar de piedra, te ruego no hacer ningún milagro, yo sólo me quedaré aquí, también inmóvil, Mientras mis ojos te siguen velando por los siglos.

47


Día sin Luz Yadira Cruz Meléndez, México www.yadiracruz.wordpress.com Oscuro amanecer me persigue. La lluvia no cesa, el llanto sigue brotando. Rayos y relámpagos forran el cielo, afligen mi corazón. Sombrío atardecer cubre mi rostro. Sonrisas perdidas se desvanecen al viento.

48


Día sin Luz Yadira Cruz Meléndez, México www.yadiracruz.wordpress.com La sombra de la noche me arropa con su manto de hielo, lacera mis heridas, me quema la piel. La daga del dolor desgarra mis entrañas. Lóbrego vacío se arraiga en mi ser. Partida inesperada ensombrece mi vida y en la penumbra, entre tinieblas, me hace estremecer. El tiempo se eclipsa entre desolados caminos. Palabras negras atormentan mi espíritu. Se opaca la luz y yo… permanezco en soledad.

49


Amor Isabel Martin, Argentina Hay días como hoy, que no se bien quien soy… Hay noches... que se quien soy, pero no quiero saberlo.... Por que soy un fantasma que se disfraza de colores, solo para olvidar tu nombre... Tu nombre que me sabe a miel... Tus manos unidas a las mías, que proclaman nuestros cuerpos hambrientos ... Tu alma y mi alma.. que se unifican solo para brindar homenaje al amor... Amor???... quien sabría decirlo... Quizás solo sea un delirio mío.

50


Amor Isabel Martin, Argentina que enluta mi alma...y re quiebra mi corazón... Cuanto te ame??? Quien podría decirlo...A quien importaría... Solo mi ser conoce este amor... Amor sagrado, que ilumina mis días y enluta mis noches.... Mas no te alteres… aun si te amo, con mi mente desvariada, con mi corazón enfurecido... con mi dolor...que de tanto doler, se ha hecho mella en mi piel y ya no quiere apartarse de mi ser... Quien podrá negar o decir que esto es verdadero amor ....

51


REQUIEM PARA MI SILENCIO Gice Silva, México “Recuerdo cuando amaba el vuelo de los pájaros y mariposas…” Despójate cuerpo de una mentalidad insana, despójate de escaparates silenciosos, lánguidas torturas de manos entre mis senos, entre mis piernas; en cada cabello plateado que gobierna la cantidad de años que postran mi silueta, esqueletos de lunas. Despójate cuerpo, de un alma ennegrecida, por la osadía de mentirme; por el engaño, que me emputece al no sentirme libre.

52


REQUIEM PARA MI SILENCIO Gice Silva, México Despójate de cada sustancia envilecida, que ha recorrido cual torrente los hilos sangrantes que te manejan. Despójate cuerpo, del semen viejo que castro inquietante tu vagina, lacero la cavidad del útero, mutilando y llenando de llagas traslúcidas, tu inocente niña. Despójate del violatorio de palabras escupidas, en ese instante que mórbidamente caíste cual pajarillo, con las alas más rotas que la verdad que imperaba en unísono a el tiempo, un tiempo de cenizas, hecho polvo muerto. Despójate cuerpo, de ese cruel momento, en el que llorabas amargamente lamentando tu nacimiento. Despójate de la mujer, para sembrarte a la niña que olvidaste aquella noche en alguna callejuela. Abrígate mi niña. Abrígate con tus propios brazos, extiende y alarga tu silueta, y vuélvete ocaso, mañana o primavera. Llórate mi niña, llórate en compañía de las estrellas, deja que caigan hasta el piso los pequeños lutos que tu alma encierra.

53


Criatura Superficial Laura Campuzano Guerrero, Colombia Métete en mi tierra y fluye como el agua. Aprende a ser un habitante que toque con los pies descalzos el suelo hirviente que el sol castiga dulcemente. Abandona tu cobardía y emprende el camino de tus pueriles egoísmos, andá y descendé de la estratosfera de la barbarie a la que sometes sin piedad el amor.

54

Inicia el proceso de tu metamorfosis de cigarra, para que al fin cantes tangos de mi lenta y silenciosa muerte.


Criatura Superficial Laura Campuzano Guerrero, Colombia Mete al horno en llamas la masa de tus fronteras para que se incineren fugazmente y te sienta al fin cerca; casi dentro de mí y pueda verte en mí, verme en ti… en el silencio, en la inexistencia, en la ausencia presente. Al final de tan corto principio me resguardo inmovilizada en el reloj del espacio-tiempo, mimetizando como una flor de guayacán; tan amarilla para así enterrarme en el sol.

55


Noches Carlos Santamaría Cortés, Colombia Noches de sufrimiento De eterna agonía Cuando se torna de alegría Vuelve a su infinito dolor Todas las noches pienso en ella Como seria la vida Cuando llegue ese día En que nos unamos por amor Las noches pasan y sigo pensando en ella Hasta que un día Todo estalle a mi alrededor La Noche que llegue, en que estalle mi corazón Todos conocerán mi alegría.

56


Delirio Teresa Pizarnik, Colombia Camino encima de las sílabas que se desvían de mi pensamiento, Voy cruzando un sendero ya conocido hacia ti, cadáver… Esta tumba esta seca, no hay conexiones, empiezo sacando: Una lujuria árida, sueños quebradizos, palabras enceradas, Jirones de ideas, aquellas que rebosaban, que nacían y ahora yacen, ya marchitas… Necesito una oración maldita, Tal vez un aquelarre podrá levantarte, cadáver… ¡Mírate!, ojos tristes, sal de allí, ¡reconstrúyete!, no escapes más

57


Delirio Teresa Pizarnik, Colombia Ya se cual es tu forma, donde te escondes en mucílagos grises, Ese es tu mimetismo, pero es tarde, aunque te retuerzas y evites esto, ya estoy aquí… Esta vez no te pondré compasión, ni cordura, no dependerás, saldrás, danzaras al compás de la oscuridad, en tus huellas quedara inscrito tu legado… Y entre esa carne, sangre, huesos y cabello, se rendirá la tinta, Se aplastara la realidad, jugaran las mascaras a tu nombre, y en El silencio todas te escucharan… ¡Corre! Arrasa todo, quémalo todo, hirviente, devora y no gimas, bestia… Mira que son pocas las horas y cuando ya la luz toque tu pupila Vendrás dócil a esconderte, ¡tranquila… tranquila…! siempre tendrás Libertad… siempre iras a mi lado, te dejare hablar, Pero no olvides, que yo tengo lo que tu no… Pero no olvides, que a mi falta lo que a ti…

58


Volver a ser la Pequeña Ana Maritza de Schwarzl, Alemania Quisiera volver a ser la pequeña la niña mimada, la niña traviesa jugar con los niños de almas muy blancas tener dulces sueños sin pensar en nada, formar una marcha y darle la mano a todos los niños del mundo, hacerme de amigos, sin tener en cuenta las razas humanas, los roces sociales esas tradiciones malditas y caras que algunas veces inhiben a algunos mayores.

59


Ruinas Emilia Marcano Quijada, Venezuela La jauría de perros entro en la casa En silenciosa cacería, Feroces y sedientos de sangre La puerta carcomida abierta De par en par, Los invitaba al circo indiferente, al festín sanguinario de mis ruinas. No hay piedad en los perros de la noche devoran tus entrañas vivas todo se llevan, tus sueños presos prendidos de los dientes

60


Ruinas Emilia Marcano Quijada, Venezuela ...si hablas, te dan una bofetada y ríen grotescamente de la gran proeza. Desde la calle los curiosos observan disfrutando, esperando el momento corren los esqueletos y la policía cada quien toma su tajada las vísceras en el suelo, las paredes llenas de excremento las venas abiertas, de la desesperanza. Sola en las ruinas entre la ultima noche y mi tumba sin lápida, mi muerte se aproxima la jauría fijamente me contempla, de pronto...de la nada, del fondo del abismo suena la voz de mi padre, solo dice... ya déjenla! la calle fue poca para verlos irse de prisa. Todavía hoy, al recordar esa noche rememoro el ladrido de las fieras, sus dientes afilados y feroces la muerte susurrando mi nombre

61


Ruinas Emilia Marcano Quijada, Venezuela buscando llevarse mi cabeza. Pero oí tu voz padre, plantado entre la muerte y yo luchando por tu hija! Hoy ya todo pasó sanaron mis terribles heridas De las solitarias ruinas edifique mi templo, donde solo reina la paz y la alegría. La jauría jamás volvió los perros hace tiempo que murieron, y yo sigo viva.

62


Microrrelatos


Pรกg. 65

Patricia Nasello, Argentina

Nada Patricia Nasello Argentina


Patricia Nasello, Argentina

Quizá su ánimo se amargó de tal modo durante los años que luchó por el poder, que cuando por fin lo obtuvo no supo contentarse. Siempre obsesionado en apartar de sí antiguos oponentes desaparecidos tomó una nueva decisión: matar a cualquiera que pudiese mantener vivo el recuerdo de los que aún odiaba. El mundo era un territorio vacío cuando el decrépito hechicero abrió una puerta en el tiempo y, con las manos entrelazadas a sus espaldas, salió por ella como si nada hubiese sucedido.

Pág. 66

Luego de obtener la corona decidió celebrarse ordenando la muerte de sus enemigos. Tal vez derramar esa sangre lo haya enloquecido, insistía en afirmar que, según sabía por su dominio del arte de la hechicería, los espíritus de esos muertos lo perturbaban. Dictaminó entonces que evitaría tal perturbación haciendo arder en una gran hoguera pública los efectos personales de los ajusticiados. Parientes de los mismos, o vecinos en ausencia o falta de éstos, fueron obligados a alimentar las llamas con objetos que iban desde fotografías hasta bancos de escuela, desde fábricas con su maquinaría completa hasta esculturas.


Sandro Watts Barranquilla, Colombia Pág. 67

Un reloj pulsera caminaba por la avenida principal y una hoja de periódico de forma violenta le pegó en el talco, como suele suceder en las películas. Cuando apartó la hoja de papel de su cara de cristal, pudo leer un título en negrita sostenida: FUMAR TE QUITA SIETE MINUTOS DE VIDA. Botó la hoja con rabia. Sabía que le quedaba el almuerzo y quizás un poco del atardecer.


P谩g. 68

Sandro Watts Barranquilla, Colombia

Secuencia Cronol贸gica Sandro Watts Colombia


.

Pág. 69

Ana Martínez Blanco, España

Es media tarde en un pueblo junto al lago. En la pequeña tienda de Sebastiano, un turista rezagado entretiene la espera entre carísimas corbatas y pañuelos de seda. Tiene acento francés. A Sebastiano se le nubla la vista y se le acalora la frente. Suenan los motores del ferri y el extranjero marcha con andar precipitado. El trance ha pasado y el hombre cierra la tienda. De vuelta a casa, se contempla en el lago que guarda su secreto. Hace tiempo que otro extranjero le descubrió su sombra. Lo curioso es que nadie preguntó por él. Ni por los que vinieron después. Desde entonces Sebastiano malvive entre el deseo y la conciencia. Cuando el deseo le vence, marcha a descansar a la Riviera para volver atrapado entre negras pesadillas. Se sentiría más aliviado si alguien preguntara por ellos.


OLVIDADOS

Pág. 70

Ana Martínez Blanco, España

Ana Martínez Blanco España


EL TRÁNSITO

Pág. 71

María del Carmen Serrano, España

María del Carmen Serrano España.


Pág. 72

tro de Melita. Apenas se tenía en pie. Los coloridos azulejos con sajaduras esculpían diferentes rutas seguidas por su mirada, mientras la alcachofa de la ducha encañonaba deliberadamente hacia ella. Tras la lucubración de anoche en la que heroicamente aceptó la afrenta de su ausencia, se resguardó en un amargo licor sin pensar que desencadenaría una tesitura de embriaguez. Ese reflejo de su faz en el minúsculo espejo del dispensadero del baño no le era familiar. No veía esa carita tersa que retuvo en su memoria hasta hoy, y se sintió vieja, de cuerpo y alma. Algo en ella murió la noche anterior. La niña ya no estaba. Arraigada en su espíritu, se fue disipando con cada trago, como el rocío tras el crepúsculo.

María del Carmen Serrano, España

Las arrugas empezaban a aflorar en el ros-


Marina de la Fuente, España Pág. 73

Mi otra mitad me miró con gesto de desaprobación y disgusto. Ambas estábamos sentadas en extremos opuestos del bar, separadas por los cuerpos inertes de las buenas intenciones, que yacían ahora en el suelo del local. Desde la barra, indiferente y desganado mantuve su mirada acusadora y esbocé una sonrisa. No conseguiría hacerme sentir culpable. Me daba igual. Alcé mi copa. ‐ Por el fracaso‐dije Y bebí a su salud durante toda la noche.


Derrota Marina de la Fuente España

Pág. 74

Marina de la Fuente, España

http://nomevengasconhistorias.blogspot.com/


El Zepelín

Pág. 75

Marcos Vasconcellos, España

Marcos Vasconcellos España


Marcos Vasconcellos, España Pág. 76

Se abrieron las puertas de la sala de prensa. Entró el viento y el aire frío. Las cortinas de terciopelo rojo se retorcieron buscando los mejores adjetivos. La bandera institucional se abrió mostrando todo su esplendor. El actor que protagonizaba la entrevista se elevó por los aires dejando perplejo a periodistas y otros representados. ¡Miradme vuelo, miradme! – repetía una y otra vez mientras se iba hinchando más según recorría la sala. Y entonces volvió a hablar, con el mismo discurso de siempre, empalagando las palabras, como un enorme zepelín cargado de egocentrismo y carburante. Y salió de la sala sonriendo por el balcón. Y los periodistas corrieron a observarle. Y se elevó por encima del edificio. Y seguía hablando y hablando como siempre y como nunca, perdiéndose entre nubes con forma de ohs del gentío y algún disparo de una tímida cámara. ¡Miradme vuelo, miradme!


FantasĂ­a Oscura

PĂĄg. 77

Claudio Leonel Siadore, Argentina

Claudio Leonel Siadore Argentina


Pág. 78

Claudio Leonel Siadore, Argentina

D

— esnúdate, hijo. —Ya estoy desnudo, mamá. —Cúbrete los engranajes entonces, te hacen al tacto más artificial. —Imposible procesar mensaje: Te sugiero despertar, madre, tu sueño lúcido se está desvirtuando. —¡Eres lo que yo quiero que seas! No me creas tan ingenua. No estoy soñando ahora, te compré por internet y puedo devolverte. —Imposible procesar mensaje: Eso duele. —Te pondré las manos para que quites los ganchos de mi espalda, enciende la luz. —Imposible procesar mensaje: Has roto la fantasía, Roberto.


Pág. 79

Álvaro Sánchez Schwartz, Perú

Cuando al anochecer del sexto mes, Lorenzo Gomes vio su escultura de Venus terminada, no pudo sino decirle que a pesar de ser de piedra abandonara para siempre las sombras de su rigidez. Tan perfecta era la obra. De pronto la luna como silente testigo del deseo, contempló los labios fríos de la estatua musitar un melancólico “te amo” y bajo el frio iris de sus ojos se amaron ambos sin decir palabras. Más llegó la claridad del día incendiando con su cuerpo la mañana y en ella encontró ensombrecido a Lorenzo Gomes sollozante cerca a la pared. A su lado, la estatua se encontraba recostada, otra vez eterna piedra muerta ante su alma. Y en los ojos de ella Lorenzo Gomes sólo encontraba, olvido.


Indiferencia

Pág. 80

Álvaro Sánchez Schwartz, Perú

Álvaro Sánchez Schwartz Perú


Afortunada

Pรกg. 81

Sandra Montelpare, Argentina

Sandra Montelpare Argentina http:/ficcionariobreve.blogspot.com/


Sandra Montelpare, Argentina Pág. 82

Julietita subió el primer piso arrastrando su muñeca de trapo. En el segundo, resopló fastidiada. Nuevamente su madre se enojaría por su llegada tarde. Al llegar al tercero, besó a su novio apasionadamente. En el cuarto, apoyó las bolsas con las compras del día y alzó a su pequeña que hacía el enésimo berrinche. En el quinto, pensó que no estaría nada mal retomar la lectura de esa novela hoy que sus hijos no la visitaban. Antes de entrar a su departamento, apoyó el bastón y enfocó la cerradura con sus gafas torcidas. Menos mal que el ascensor estaba fuera de servicio.


Marcos Z贸caro, Argentina P谩g. 83

Luego de debatir sobre la conveniencia de hacer contacto con la civilizaci贸n descubierta recientemente en el sistema planetario vecino, Sopesando los pros y contras de interactuar con seres tan beligerantes, los extraterrestres decidieron no contactarnos.


Preservaci贸n

P谩g. 84

Marcos Z贸caro, Argentina

Marcos Z贸caro Argentina


Prefijos Víctor Lorenzo Cinca España

Pág. 85

Víctor Lorenzo Cinca, España

http://realidadesparalelos.blogspot.com/


Pág. 86

diccionario, pues todos lo consideraban una mala influencia. Ninguna palabra quería estar junto a él. A su lado, el culto se convertía en idiota, el dispuesto enfermaba, el discreto perdía la vergüenza, el completo acababa perdiendo piezas, el feliz se apenaba, el maduro se comportaba como un niño, el solvente se cargaba de deudas, el válido empezaba a cojear, el crédulo se veía asaltado por las dudas, el adaptado se sentía fuera de lugar... Incluso el cesto atentaba contra la moral. En definitiva: el mundo se convertía en algo sucio y asqueroso. Una noche se reunieron las palabras y decidieron expulsarlo del diccionario. Al principio el prefijo se resistió pero cuando le arrancaron el guión no tuvo más remedio que huir. Buscó asilo en un diccionario de inglés, donde ahora vive feliz y se siente útil siendo una preposición.

Víctor Lorenzo Cinca, España

El prefijo in- tenía muy mala fama en el


Cuentos


La Montaña de Roxi //Valentia Giraldo Hola. La noche huele a guayaba podrida, la luna sabe a azul celeste y yo metal soy Roxi. Se preguntarán que pasa conmigo. Porqué cuento mi historia. Quién soy. De donde vengo y hacia dónde voy. Ocupación: Banquero, pero no de bancos. alguien viene a Edad: 1.6060 días salvarnos de este mundo, diremos “yo dije Estado civil: casado, que creía en usted” tengo una linda es- y esa será nuestra salposa. vación. O bueno, eso es lo que creemos. Peso: 76 kilos, me gusta que tengan Partido político: no sé, de dónde agarrar. nos gusta ese pastrana Estatura: 1.82cm

Pensaran que soy un tipo común y corriente, Hijos: Elena y Javier. todo mundo pensó Dos muchachos sin eso, hasta yo. Un tipo cura, locos por vivir. con gustos raros, pero normal. Me gusta el Religión: decimos olor a metal, el sabor a que católicos, cris- pesadilla con cuchilla tianos, lo que sea, de afeitar, me gusta pero solo por si ver la expresión de

89

Niña obsesionada con los perros y con el olor a metal. Nunca tuvo la vocación de escritora, ni la tendrá. Día tras día descubre juegos mentales y le gusta contarlos al papel. Le encanta la literatura, más que todo oriental y latinoamericana. Disfruta de cosas pequeñas, medianas y grandes. Le gusta el color cian, y sueña con ir a Chile a jugar con su energía. Manejarla. Sentirla en sus manos. un hombre cuando ve a su futura esposa llegando al altar, la cara de idiota que pone y piensa, jueputa, que estoy haciendo.


La Montaña de Roxi //Valentia Giraldo Me gustan las muñecas de trapo y me siento identificado con los conejos. No sé, creo que en mi vida pasada fui uno de ellos, o tal vez, simplemente me gustan. Yo solía ser feliz, tenía una esposa hermosa, con aliento a león y con ojos de pesadilla. Con voz de jirafa y olor a melón. Alta como una nube, delgada como un cargador. Tierna como una gafilla y extraña como una gaita. No sé cuándo me casé, no sé por qué soy banquero, y mucho menos sé porque quise olvidar todo. De mi vida, tengo un gran recuerdo, una montaña azul con conejos politonales. El único lugar donde había aire fresco, el lugar donde podías decir; aquí puedo ser yo mismo, puedo respirar

el aire fresco, el aire virgen e iluminado, no ese olor a gasolina de ciudad, ese aire sexual y codicioso que pretendía robar el olor de tu vida y convertirlo en gasolina, gasolina, que sería de nosotros sin gasolina. Según los filósofos, poetas, y esas cosas, el amor es el motor de la vida. Pff pobres guevones, un motor no funciona sin gasolina. La gasolina lo es todo en este mundo, no somos nada sin gasolina. Somos simples arepas sin queso, somos simples pelos sin raíz. Somos simple basura sin caneca. Intente besarla, que bien se sentía, su piel era suave y sus ojos me hacían ver aquella montaña azul, aquella montaña en sus ojos que reflejaba los conejos politonales

90

respirando el aire virgen, aquellos conejos sin cerebro y tan felices, libres de gasolina. Libres de problemas. Su cabello olía a humo, a humo de cigarrillo mentolado, fumaba? No sé ni me importaba. Solo quería hacerla mía. En ese momento me preguntaba que se sentiría morir de sobredosis de café, de infartos menstruales, de exceso de pelo o de deseos sodomitas, no sé. Su respiración era profunda, a veces pensaba que sufría de asma, pobre mujer. Tener que vivir atada a una enfermedad, yo pude oler en su piel, que ya estaba muerta. Sentía el calor de su cuerpo, sentía su aliento en mi hígado,


La Montaña de Roxi //Valentia Giraldo sentía su habitad en mi esencia. Algunas veces me pregunté si aquella montaña azul con conejos perfectos existía. Si aquella montaña solo era para la gente con imaginación, el cual no era yo. Allá la comida era libre de grasas, el agua no era salada, el aire era puro, el viento era de girasoles y allá no existía el amor (simplemente perfecto). Algo tan perfecto podría existir? Estaba mirando para el cielo, quise encontrar mi montaña azul. Me concentre en mis profundos escritos dentro de mi cabeza, vi las 67 mujeres a quien había besado, vi todo el polvo consumido, el exceso de olores, de cabellos, de droga dentro de mi, vi todo el vodka succionado, vi su piel.

Vi su olorosa piel, su cautelosa piel, su carrasposa piel, vi su aliento, olí su voz. Sentí su pelo y probé su olor. Boom! Palomas. Había muchas palomas naranjas. Con sed de sangre, palomas con ganas de robarme lo que no logro la gasolina. Las malditas palomas que no dejaban que yo llegara a la montaña. Querían robarse mi tardía alma, mi insoportable verdad del ser. Tenía que idearme un plan. Sentía algo, sentía que este no iba a ser un fallido intento. Tarde horas, horas, pensando cómo no ser asesinado. Observaba mucho a las palomas naranjas, eran divertidas. De tanto pensar, descubrí que la única salida seria ser un conejo, así, pasaría desprevenido por el lado de las palomas, ya que no son cómplices, pero se respetan.

91

En ese momento por mi cabeza pasaba esa canción. Garota de ipanema, sentí un éxtasis en mi pelvis, sentí como la voz de caetano se impregnaba en mi cuello, “ay que cioisa mais linda mais beilla que grassa”, algo asi. No me sentía humano, me sentía libre. Vi como las palomas me miraban con ojos diferentes, ya no como su víctima. Empecé a caminar, descubrí que en realidad saltaba, no podía hablar, solo podía pensar. Sí. Mi sueño se había cumplido. Era un conejo. Esos pequeños ojos se sentían como mamoncillos, esos dientes como arroz de pollo, su cuerpo tan frágil y audaz.


La Montaña de Roxi //Valentia Giraldo Vi la montaña, cerca de mí. La sentí, sentí su aire virgen, ya sentía la libertad que sentiría cuando estuviera en la cima. El olor era indescriptible, algo como a almanaque de mujer desnuda con grandes tetas, que ricas tetas, tetas llenas de pequitas. Como ese olor a editorial tusquets, nada como eso... me sentía libre, lo estaba logrando y de repente… Toc toc, Roxi, soy Cameron, tu enfermera. Es hora de tu medicina.

92


Día de Pago// Rafael Pedroza Pompilio lleva su vida con la exactitud de los deberes del imperativo de la vida burguesa, ese espiral, siempre pasando por el mismo punto, en un espacio y tiempo similar que tiene un fin, y ese fin es la muerte.

secreciones feromonales vaginales, anales, de pocos añales, con cuerpo firme, cabello aún vivo, labios pintados con el rojo histérico perfecto que convoca al hombre para recibir todos los placeres del goce cuando se recibe exactamente nada, Un día en la cola de de una mujer como un banco, aguarda ella, que solamente para repetir la espe- da eso. Nada. ra del pago. Llegar al banco, tomar el Inicia el cálculo; Quevolante, hacer la fi- dan 27 personas por la, llenar el volante atender, hay 3 ventamientras la cola nillas abiertas. En 2 avanza, entregar hay una cajera, una papel y dar o recibir de las cuales es esta dinero, contar, y Lilith de las deudas y marcharse esperan- tasas interés y en la do ser exento de la otra el sujeto calvo voluntad de los de las gafas, que sahombres-moto. be que tiene su vida entregada Esta vez, en reem- al aburrimiento del plazo de la gorda servicio al cliente. flatulenta que siempre lo atiende, hab- Se toman en promeía un trozo de infier- dio de 3 transacciono. Mujer que des- nes regulares, 8.32 mipierta la lujuria por el nutos. azufre de sus La ecuación es sencil

93

Por deseo, psicoanalista en formación. Psicólogo por profesión, misántropo por convicción. Egoísta, infeliz, y terco. Edita la Revista Bacanal y lleva el Blog Ekos. http:kosilencioso.blogspot.com

-lla En 224.64 minutos estaría en la ventanilla de esa mujer que despierta su espíritu dionisiaco, muerto en su rutinario octavo año de matrimonio. Ahora “Pompi” le quiere coger las pompas a la ca-


Día de Pago// Rafael Pedroza y para lograr un primer acercamiento, anota su número de celular en el papel referente a su transacción.

Pompilio en la eternidad de su repetición, pues encontró un mensaje en el celular de su esposo un mensaje

Distraído por las conversaciones en la espera de la fila, una anciana es atendida antes que todos alterando el resultado del cálculo. Discutiendo sobre la incidencia de la guerra en Colombia y las variaciones del Nasdaq en Nueva Delhi llega a su destino, encontrándose con el sujeto calvo, frustrado entrega su papel, obtiene su dinero, lo cuenta y se marcha.

que decía: -Te espero en el cuarto 302, de “La Calera”, llevo todos mis juguetes, lleva los tuyos.

Contáctanos: Facebook Group: La Noche de las Letras

Javier. El del Banco-

Email Ese día Pompilio se dio cuenta, que por mucho que puedas lanochedelasletras@gmail.com llegar a ser o calcular cualquier día 2.011 puedes pasar como un simple marica.

Ya apoltronado en el sillón de sus aposentos su esposa, energúmena, con maletas en mano y niños empacados, se dispone a marcharse de su casa, abandonando a

94


El Reencuentro// Diana Beláustegui Hizo lo que debía hacer. Luego se dirigió tranquilamente hasta el baño, se acomodó el cabello y lavó los dientes. Recorrió la casa, mirando las habitaciones vacías, la pulcritud, sintiendo el eco de su soledad como hormigas bravas en los brazos. Le faltaba un poco el aire, le dolía el estómago, pero eran síntomas soportables.

Otro síntoma: taquicardia. Se asustó, no quería sufrir, sólo que llegara. -¿Cándida?- le gritaron desde afuera y se sobresaltó.

¿Quién la llamaba a Creyó que había lle- esa hora? ¿Su sobrina gado el momento y había sospechado sus se dirigió al come- intenciones? dor, donde se sentó a la mesa a esperar- ¿Su vecina se sintió inla. Llegaría en cual- segura al verla triste y quier momento. venía a verla? Por un segundo se sintió esTal vez golpearía a peranzada... su puerta o le treparía por tal vez alguien se había apiadado de las piernas surgiendo su soledad y venía a del piso como pulpo cerciorarse de que ardiente. estuviera bien.

95

Mi nombre es Diana Beláustegui, nací en la Argentina, Santiago del Estero un 10 de febrero de 1974. Trabajo en diseño publicitario. He publicado en varias antologías de cuentos de Buenos Aires y este año junto a un grupo de amigos, de un grupo literario, sacamos una antología en nuestra provincia. Tengo un blog de micros y otro de cuentos de textos de terror (con los que me siento identificada a la hora de escribir). www.elblogdeescarcha.blogspot.com

Se acercó y apoyando la oreja en la puerta preguntó quien era. -Cándida, soy tu prima Lucía.,


El Reencuentro// Diana Beláustegui -¡Lucía!- pensó, y se sentaron en el litrató de recordarla ving a recordar viejos tiempos, felices ¡hacía tantos años por el reencuentro. que no la veía! Un buen día se hab- ¿Qué hacía allí? ía marchado junto a ¿Por qué se había un hombre con des- ido? ¿Cuando había tino incierto y no la regresado? habían vuelto a ver. ¡Lucía estaba de re- ¿Por qué nunca, en greso! tantos años, había mandado un menAbrió con descon- saje, una carta, una fianza y la observó, muestra de vida? estaba un poco más envejecida que Las preguntas y sus aquella vez ¡ respuestas se conpero era su prima! fundían, enlazándose, rodando por el Se alegró al verla, se aire hasta ser un soabalanzó y la plo homogéneo. abrazó. Rieron juntas mientras lloraban Hablaban a la vez, también. Lucía le encantadas, tocánacariciaba el cabe- dose los rostros, olvillo y Cándida le to- dando que un munmaba las manos. do gris giraba des¡Habían consolado detrás de la puerta. sido tan unidas de jóvenes! Por un mo- En un determinado mento olvidó que momento se dio esperaba a alguien cuenta de que habmás y la hizo entrar, ía dejado de sentir los síntomas

96

E imaginó que aun estaba a tiempo, le pidió disculpas a Lucía y corrió al baño a vomitar. Lo intentó varias veces sin buenos resultados. Su prima golpeó la puerta. -Cándida ¿qué haces? Mujer, no te lastimas más, hay algo que creo que no estás entendiendo. La última frase fue un golpe al alma, le provocó un dolor agudo en el estómago. Abrió y la miró. -No te entiendo. -Pensé que al verme habías comp r e n d i d o , ¡Cándida!, y luego tus preguntas, ¡lo siento! nos confundimos. Yo pensé que sabías... y veo que no.


El Reencuentro// Diana Beláustegui La mirada de Cándida horror, devino a serenidad.

de

-Vamos, dame la mano- le pidió la recién llegada. -¿Debo llevar algo? -¡No prima! Sólo tu alma solitaria, tu dolor quedará aquí. -¿Por qué viniste a buscarme?

oscura, un humanoide escuálido, tan fosco como escabroso. Cándida sintió miedo y se aferró a Lucía. -No le temas- le aclaró, es lo desconocido, de ahora en más nos guiará, pero juntas será distinto- y aferrándose una a la otra, abrazaron al espectro y se sumergieron en la plétora de su pecho.

-¡Por que debía hacerlo! Fuiste muy importante en mi vida y cuando supe que llegarías pedí pasar a buscarte. Cándida miró el frasco vacío de pastillas tirado cerca del inodoro, lo levantó y lo acomodó sobre el lavamanos, pensando en la paz que sentía. -¿Cuando te moriste Lucía? -Cuando decidí irme con él. En el camino se arrepintió... eso ya no importa ¡está tan lejos! Dame la mano Cándida, ¡Cuéntame cosas lindas y yo te diré cuanto lo quise! Las dos bajaron las escaleras, casi al final había una imagen

97


Helena ó de la casa de verano//Adolfo Perez De la Torre Hoy día en compañía de Frida y Berenice. Helena continúa frecuentando en verano la vieja casa de campo en su cerrito lindo frente al mar que recibió como parte de la herencia que dejaron sus padres al fallecer. Aquella noche como de costumbre hasta hace unos años atrás cuando cumplió los dieciocho- Helena había quedado al cuidado de su tía y sus padres como siempre habían salido de viaje. Helena nunca había estado de acuerdo con que sus padres se la pasaran viajando y nunca tuvieran tiempo ni para escucharla hacer alarde de sus calificaciones de colegio. Pero esa noche habría de ser la de sus calificaciones de colegio.

Era el aniversario de sus padres y Elizabeth su madre había decidido festejar en un pequeño pero lujoso yate que semanas atrás en una subastas de remates para la caridad aparecía comprando. Helena ya había tomado su merienda de la noche y en su cuarto a escondidas de su tía a quien nunca le agradó la idea de aquellos hábitos de arrabal para unas señoritas de su clase pregúntenle a ella porqué- Helena se fumaba sus tabaquitos de chocolate, de esos que veía a papá armar y a mamá fumando.

98

Adolfo Miguel Pérez De la torre es un escritor adolescente que escribe para los adolescentes, creador de una prosa fresca, rica en figuras poéticas, que se interroga por el futuro de una adolescencia perdida en los malestares de la cultura.

Ellos siempre supieron cuanto me gusta el chocolate y nunca me dijeron nada. Lo que siempre repetía mamá era aquí el fumador es tu papá nosotras Rastafaris. Y reíamos juntos. Al parecer Gardel, Edith Piat, un buen vino chileno y su poca de coca resultaría una combinación


Helena ó de la casa de verano//Adolfo Pérez De la Torre tan inofensiva Suena el teléfono en la sala mientras Helenita toma su siesta. Los de la guardia costera como cosa rara aseguran no haber recibido ninguna señal de auxilio. Quizá perdieron el control de la nave ó solo cayeron ebrios al mar y en un intento mutuo por salvarse murieron ahogados. Como de cinta ¿no? Un viejo mirón que navegaba por ahí aseguró que desde que llegaron no paro de oírse música y sonidos de bailoteo. “No sé que habrá podido pasar si se veían tan felices.” Por la noche ya no puedo ver bien, estoy algo viejo ya. Y esto se pasó en technicolor.

Sin más, porque es algo que no vale la pena recordar. Cuando Helena se enteró del naufragio de sus padres se encerró y se drogó tanto en su habitación que no fue siquiera a una de las ceremonias que su tía había organizado en memoria de los difuntos. Berenice y Frida sus amigas. Mientras; esperaban sin dormir en el pasillo que conducía a su habitación. Hasta que en una mañana semanas siguientes cuando la luz empezaba a garabatear con las sombras a su alrededor en aquel pasillo. Helena dejó abrir la puerta de su habitación con aquella sonrisa suya y todas esas maneras rubias sobre aquella mañana. Soltó una gran carcajada y habrán de entenderla los más grandes estetas, al ver a

99

aquellas dos hermosas ojerosas y pálidas, deshabitadas de sí, esperándola salir arrojadas por ahí. Entonces música y cine, sus amigas, la vieron reír en aquellas maneras familiares y supieron que la vida continuaba. El viejo ejercicio de aprender a olvidar. Hoy como siempre no más es que esperemos algún viernes por la tarde ese ¡ring, ring, ring! de ellas Extendiéndonos sus invitaciones para olvidar o recordar perdidos bajo la eternidad de sus noches. Luna llena.


“Ucronia de La Civilización.”//Paola Klug Civilización igual a Domesticación. Allí por el 10000 A.C. Y todo empezó con una pareja de “salvajes”, quienes por medio de un sueño, que yo llamo intuición, y que otros llaman “profecía”, pudieron ver el futuro. Pues así como nosotros vemos el pasado mirando a las estrellas o lo sentimos por medio de los rayos del sol.

Miraron profundamente en los ojos de la civilización. Y solo descubrieron mentiras y vacíos. Huecos a medio llenar con nuevos conceptos y nuevos objetos. Notaron la fealdad de Ellos fueron capaces la sonrisa dada a de ver el monstruo cambio de dinero. de la civilización. Lo primero que vieron La frustración de los fue sus cuerpos cu- padres que exigían biertos de algo que la vida de sus hijos y se conocía como la sumisión de estos “moral”, avergonza- mismos ante sus pados de sí mismos, to- dres. Encontraron el dos llevaban ropas, miedo que un nuevo pero también lleva- “Dios” había regalaban mascaras. Na- do a la humanidad die era capaz de y todos temían por mostrar su verdade- todo La constante ro rostro. Observaron era el miedo a la a todos fingir, gustos, perdida, a extraviar placeres, odios, ren- toda la inutilidad y cores… pesadez

100

Paola Klug, nació en Veracruz, México. Es escritora y editora. Su primer cuento publicado fue “Cihuanahualli” – Hechicera en Náhuatlen el libro de Antología Mexicana “Brujas, Magos y Hechiceros”, ha escrito varias críticas sociales, poesías y ensayos, pero se especializa en cuentos indigenistas. Actualmente está trabajando en su primer libro de Mitología Mexicana y se encarga de la edición de la editorial Infraarte. que cargaban en sus hombros, tenían miedo a andar descalzos, a no tener que comer, a tomar del árbol la fruta que los podría alimentar, tenían miedo ,


“Ucronia de La Civilización.”//Paola Klug de ser libres. Habían aprendido a amar su esclavitud, y también amaban a quienes los esclavizaban, que bajo la mirada de aquel par, no eran más que esclavos también. Amaban lo que les inhibía, lo que los castraba, lo que les impedía volar. Cambiaron su capacidad de crear por televisiones, autos de lujo y un sueldo quincenal. Cambiaron aquello que los hacía sentir, pensar y cuestionar por lujos, comodidades y comida rápida. Olvidaron sus luchas, su rebeldía, su vitalidad viendo programas de concursos, novelas, noticieros y futbol. Si, la civilización había hecho andrajos de hombres.

Ellos habían olvidado su inclinación por la exhibición. Ahora, lo más cercano a eso era la exposición de maniquíes en las vidrieras de los centros comerciales, que mostraban la falta de respeto y amor propio en las mujeres actuales. Nadie sentía emoción por estar vivo, solo miedo por saber que morirían. Los hombres se habían hecho simétricos en esta “involución”. Todo era funcional, practico. Olvidaron la aventura y la necesidad de tener los pies llenos de lodo por miedo a las bacterias, por su nueva fobia a todo lo que representara vida, lo orgánico. No eran capaces de destruir para crear todo de la nada, simplemente cambiaban de nombre, de estado, de partido, de sistema. Pero todo era

101

lo mismo y los llevaba a lo mismo. Y su máscara les impedía verse a sí mismos de la forma mísera y patética en que los veían aquellos “salvajes”. Creían saber todo, hasta quienes eran ellos mismos. Eran apáticos, insensibles, inconscientes. Calmaban su dolor con antidepresivos y terapias. Pero jamás con el simple acto de Vivir. Tenían miles de libros, y miles de canciones, y leían y cantaban, pero nunca se dieron cuenta de la trampa. Cada palabra leída y cada palabra c a n t a d a “encapsulaba” una emoción, un sentimiento. Y ellos hablaban y hablaban


“Ucronia de La Civilización.”//Paola Klug y cada vez que lo hacían mutilaban todo en su interior, como mutilaban todo fuera de sí mismos. Y destruyeron las flores, los árboles, los ríos, los mares porque no soportaban la belleza que no se compra. Odiaban la luz que no fuera artificial, así como eran ellos.

dedo sobre sus bo- “Pues el silencio es cas, prolongando la posibilidad de con esto el mejor de cualquier cosa..” los silencios, la ausencia de palabras, y la despedida de los miedos.

En la “humanidad civilizada” surgió un resentimiento, una sed de venganza tremenda, pues al darse cuenta de su propio fracaso, quisieron culpar al mundo y a la vida. Y destruyeron todo a su alrededor, y destruyeron todo en sí mismos… Ambos despertaron bañados en sudor, sentados en la hierba verde y húmeda en un precioso amanecer se miraron a los ojos poniendo un

102


“A las Moscas hay que sacarlas del Mundo”// Matías Rano A las moscas, entre corchetes porque es una parte agregada por mi, igual que del mundo, pero del mundo no lo encierro con corchetes. Sigo: Como vemos desde siempre las personas rechazan a las moscas. Y: ¿Y no son las No responde. Estará cucarachas moscas pensando en otra cogigantes? sa. Es raro, pero apagó todas las luAprendí a hacer es- ces. to de unas revistas Mirá, le digo. Pongo que le dejaban a mi el cuaderno a la luz abuela un grupo de de la luna. Lee lo que Testigos de Jehová. escribí. Pienso y agrego: Está bueno, dice, ¿de donde lo sacaste? “De ahí el miedo a las cucarachas”. Lo Le digo que saqué la tacho. Me quedo cita de un libro antipensando. Casi vuel- guo, lo demás es revo a escribirlo, la silla flexión. Le pregunto si me está matando. le sirve de algo saberApago el ventilador lo, si cree que puede y después la luz. ayudarla. En la cocina, Veróni- Me dice que no sabe, ca lava un plato. ya lo veremos antes ¿Tanto por unas mi- de que termine la noguitas? che.

103

Matías Rano nació en la provincia de Buenos Aires en 1984, se dedica a la narrativa desde hace más de una década y es estudiante de Literatura. Dejo el cuaderno en la pieza y salgo al patio. Miro el tambor ¡como nos salva cuando falta el agua! Me siento en la mesa para alejarme del calor del piso. Ella sigue fregando, se que es una palabra vieja, pero es lo que hace. Hago una plegaria para que deje de limpiar y venga. La entiendo,


“A las Moscas hay que sacarlas del Mundo”// Matías Rano la casa es muy sucia. Enseguida se acumulan costras de grasa sobre la mesada, el piso se ve sucio apenas se seca, creo que está percudido. Con Verónica decimos que en esta casa vive una familia india que se levanta cuando trabajamos o dormimos. Una vez nos estábamos durmiendo y yo dije que el padre estaba preso. Y cuando la casa se ensucia demasiado, ella dice: se fugó papá indio. Mi plegaria es escuchada y ella se sienta en el banco, a distancia de masaje. ¿Qué nos pasa esta noche? Estamos poetas. Dios estornudó sobre un telón negro, dice. Un grillo canta. Digo: nunca puedo saber de donde viene.

Quiere escribirle algo al tambor. Se le ocurre reemplazar tambor por tonel o barril. Siempre le decimos tambor, él es Tambor, digo. Está bien, me gusta. Trata de decir que el tambor atrapó un trozo de cielo nocturno y que ella lo comprobó a la mañana cuando se fue a lavar la cara. Sugiero que sea una narración. Ella dice: Vamos a escribir todas las noches un poco, nos va a ayudar. Sobre nuestros trabajos, sobre estos momentos. ¿Puedo escribir de Le adjudico el canto mi cintura? Un amidel grillo A la estrella go de Verónica rompió la reposera. que titila Y ahora el respaldo ¿Lo dije así? está caído. Antes pregunta. de medianoche No me acuerdo. Tenés que pisar fuerte, dice ella, cuando se calla es que estás cerca. Me dice que ella adjudica el canto a la estrella que titila. ¿Por qué no traigo el cuaderno? Me lee el pensamiento y yo tengo ganas de decirle lo de la plegaria, pero no quiero demorarme. A medio camino se me da por pensar en la familia de indios, agarro el cuaderno y corro. Intentemos eso de la estrella, dice, vos que sabés. Escribo algo. Bien, bah no se, muy mecánico diría, dice. Como lo dijiste entonces.

104


“A las Moscas hay que sacarlas del Mundo”// Matías Rano estamos haciendo el amor en esa reposera. Tendría que tensar el abdomen pero me dejo caer, mi cabeza casi toca el piso.

Entonces ella emite dos grititos, pero esta vez no sale al patio a refregarse brazos y piernas y a no dejar que la toquen.

La tensión de la cintura se va y es el paraíso en esta posición. Levanto la cabeza y veo a Verónica sonreír con los ojos cerrados. Es todo. Al rato está sentada en el piso. Yo sigo en la posición y trato de justificarme cuando ella posa una mano abierta en mi pecho y dice que me entiende y que va a traerme coca. Al levantarse hace un movimiento nuevo con la pollera. Me oigo decir: ¿Por cuánto tiempo más?

105


El Pájaro y el Caminante// Marianela Olivera Era una mañana de verano. El cielo gris, repleto de nubarrones. El intenso calor aumentaba con las horas y parecía inmovilizar los pasos del viejo caminante. Apenas avanzaba, se arrastraba cual reptil por su camino. Miraba sin mirar, deslizaba casi sin querer sus ojos sobre el pastizal cuando sintió en los huesos y en la carne, una presencia que le llamaba. A un lado del pasaje halló un puñado de plumas sacudidas por la brisa, camufladas entre la escala de marrones verdosos de los pastos y las ramas. Descubrió latidos, descubrió tibieza y un débil aleteo. Respiraba entrecortado, el aire dolía. Permaneció allí .

mirando aquella escena, como un protagonista de horas cortadas, y contadas. Un caminante detenido. Congelado bajo el sol que achicharraba. Y …mil preguntas. ¿Qué se hace cuando un pájaro dormido va a dejar de despertarse?

Marianela Olivera Uruguay C.I. 2674 136-9 Fecha de nacimiento. 2303-1969 en Melo Ciudad actual Río Branco, Cerro Largo Enfermera y estudiante de Ciencias biológicas. Realizo tareas asistenciales en el área de la medicina y en el área docente. Escritora vocacional. No he realizado publicaciones más que en la red social de facebook, donde he adquirido un pequeño

¿Qué se hace con su canto, con sus Estaban vacías. Replumas hecha vien- visó en su mochila. Encontró su abrigo to? y lo extendió sobre el ave para prote¿Qué se hace con su vuelo abriendo gerlo del frío que nubes, cargando ni- invadía esos momentos. dos en pedazos? Observó sus manos. No era suficiente.

106


El Pájaro y el Caminante// Marianela Olivera Revisó su alma y encontró tristeza. ¿Pero cómo podría su tristeza salvar a alguien de la muerte? Una pócima, un milagro.

Y el caminante se sentó sobre la tierra del camino, abrigó entre sus manos el pequeño cuerpo casi frío hasta sentirlo a salvo del próximo latido.

Un sentimiento guardado para momentos como estos. Una chispa. Una escalera. El retazo de algún tiempo. Alguna cosa que le salve, le rescate del intenso aroma a flores. Las respuestas no llegaron. Pero si lo sorprendió el silencio. Oscuro. Callado. Profundo. El que antecede a una verdad que va a ser revelada. Escuchó de lejos. Percibió muy cerca. Sacudió su cuerpo, hasta ese entonces fuerte…la voz herida de aquel pájaro. -Nada de nada-dijo -No se hace nada.

107


GENERACIÓN EN OFF// Fabio Delgado M. “desperdicias y consumes las horas de un modo indecoroso vagando de aquí para allá por alguna parte de tu ciudad a la espera que alguien o algo te muestre el camino” (Time, PINK FLOYD). A mi generación, mis compañeros de universidad especialmente a Paula, Ximena y Andrea.

Mi nombre es Victoria, mis veinticuatro años me han servido para terminar una carrera que adoro pero que no me genera dinero, me gusta escuchar música todo el día como loca y si tuviese la posibilidad de ser una canción sería perfecto, de esas canciones de Portishead o de Fito. Siempre en las mañanas trato de levantarme un poco alegre ya que la fatalidad ha matado muchas de mis felicidades, a veces lo logro, a veces no, pero siempre lo intento. Hoy se que estamos en Junio de 2009 y me levanto dispuesta a verme al espejo, mi piel blanca y mis ojos verdes son lo primero que resaltan, mi mamá

Siempre ha dicho que se parecen a los ojos de mi abuelo, señor tosco y de mala reputación por lo que me cuentan, de una ira indefinible y muy respetado, salió de su casa a los quince años y desde ahí trabajó para construir un pequeño capital que ya no existe, solo en una finca a la que me gustaba ir cuando pequeña, donde aprendí los valores de la naturaleza y demás cosas, a caminar descalza por la hierba mientras

108

Fabio Andrés Delgado Micán. Poeta nacido en Soacha (Cundinamarca), licenciado en Ciencias Sociales de La Universidad La Gran Colombia. Ha realizado publicaciones de algunos de sus trabajos en las revistas españolas Poe+(mas) y letra de cambio. Fundador del grupo VOCES DE QUIMERA, ha realizado recitales en distintos espacios de la ciudad como lo son bibliotecas, universidades, casas de cultura, colegios, bares etc. Buscando emancipar la poesía con varias manifestaciones del arte. Su libro “la tragedia del escorpión” será publicado por la editorial el perro y la rana de Venezuela.


GENERACIÓN EN OFF// Fabio Delgado M. esperaba el almuerzo y donde me contaban historias de brujas de caldas, tiempo aquellos en que solo pensábamos en jugar y ya. No sé que ponerme hoy, problema tan verraco el de ser mujer y pensar en innovar todos los días, si pudiera ser hombre que no se toman la molestia en pensar que se tiene que poner, se preocupan solo por su aspecto cuando le están cayendo a una, eso sí, colonia, buena presentación y palabras de muchacho interesante, les gusta la cultura o la rumba, eso depende del perfil de nosotras, esa danza del cortejo me parece muy cómica, porque se vuelven repetitivos en todas las formulas que tienen para embelesar una mujer, pero bueno son un mal

necesario y siempre la viven cagando y creen que una no va a cambiar, que va a ser la misma que les aguanta todo, pero bueno desde hace tiempo no tengo a nadie, y me dedico al cine y al teatro sola, a veces me entra de esas tristezas y me voy para donde rosita a tomarme un tinto y hablar miércoles con el que pase, aunque eso a veces me aburre, quisiera contarle mis problemas a alguien pero la verdad si a los que se los cuento no le interesan ¿para qué lo hago?, tal vez los odio porque no sienten lo mismo que yo siento, aunque a veces los envidio “y es envidia de la mala” porque no tengo la paz que ellos tienen. A veces lo pienso como cuando éramos antes y no me disgustaba su olor a libro viejo al destiempo

109

en el que vivía a los pocos amigos que tenia, era más amigo de Fito Páez y Andrés Caicedo que de la gente de verdad, tenía muchos amigos irreales, se dedicaba a escribir como loco, y tenía la capacidad de burlarse de el mismo, era muy raro, de esas rarezas tropicales que solía ser y salía con palabras raras, no sé si era para que no se le entendiera o porque de verdad el guevon hablaba así, pero también tenía ese problema de la fatalidad, no existencialismo eso dejémoselo a Sartre ni de nihilismo eso al maldito machista del Nietzsche o el negativismo eso es culpa de Schopenhauer, el era


GENERACIÓN EN OFF// Fabio Delgado M. de esos que esperaba fatalidades, por todo !!!!!!!! Jueputa¡¡¡¡¡¡¡¡, eso sí que me sacaba de quicio, y como todos los hombres todo lo quería para ya, y hasta conservador me salió alguna que otra vez, ¿es que no entienden que una quiere vivir?, pero me hace falta. Yo miro a la gente de la facultad, y todos son tan tontos, miro a la gente del trabajo y todos son tan tontos, alguno que otro se rescata hasta que dice tontadas, y más cuando están borrachos, se convierte uno mágicamente en su amiga, en su confidente y en la que le soluciona los problemas, a veces en la novia de la noche y al otro día eres la misma, , la misma solitaria esperando alguna sensación de rescate, al estilo

Janis Joplin, cuando gritaba que se sentía sola y con mucha gente alrededor. Me he refugiado en la cerveza de alguna u otra manera y en bailar canciones que casi nunca bailo, y si miro a mi alrededor muchos son así apagados como yo, con los problemas en las costillas, con las ansias en las miradas y tratando de engañarse que son felices, yo no quiero engañarme pero quiero paz, quiero ser lo más honesta posible conmigo misma, quiero una canción chévere que me haga olvidarme de todo para que mañana me acuerde nuevamente de mis problemas, y mire el reloj y me diga me toca clase con cuarto y no me acuerdo de haber preparado clase, y el profe de al lado me mira con ansias

110

y yo le sonrió con una magia espesa mientras me resigno a la idiotez y lo saludo con algo de indiferencia maquillada, ¿Cuántos problemas tendrá?, ¿Qué le pasara?, ¿será que se siente muy solo?, pero me dirijo con mis libros a tratar de cambiar el mundo y generar ciudadanos según lo que me enseñaron en la universidad y reírme un poco pensando que las clases son una terapia para mi conciencia y mi alma, pero muy adentro de mi siento que soy una enfermedad que contagia de nostalgia los pobres niños, con mis compañeros y dábamos vueltas mientras nos fumábamos un cigarrillo y hablábamos de los problemas de todos era como


GENERACIÓN EN OFF// Fabio Delgado M. un recorrido por la ironía colectiva, a veces ellos me daban como esa frescura para poderme reír un poco pero la mayoría del tiempo me importaba un carajo lo que me decían, porque después nos sentábamos cada uno en sus pantallas y cuando salíamos discurríamos un poco con alcohol en las manos, ahhhhhhhhhhh tiempos aquellos en que me reía por todo, no era feliz, pero me reía. Hoy vi algunos amigos de esos que antes no veía los lleve donde rosita para que habláramos y en sus caras había desazón y cansancio, fumamos mucho y nos reíamos de nosotros mismos, pero en el fondo sabíamos que algo andaba mal, que alguna droga tiene el aire porque ya muchos de nosotros

nos sentimos desolados y mas que soy capaz de verlo, tal vez me he convertido en una mujer prejuiciosa ya que siempre se han hecho las cosas a mi manera, a mi gusto, , y a veces niego en aceptarlo, pero cuando conoces un desgraciado infeliz que te descontextualizas te vuelves mierda, o simplemente te vuelves mierda porque no tienes el que te descontextualiza, ¿a que le temo?, ¿a la soledad?, a pasar mis días viendo la televisión arreglando el tocador donde tengo el maquillaje y las hojas prestas a ser leídas, no lo sé, solo sé que esta generación no tiene inspiración y no se las que continúan como serán. Creo que es hora de dormir, es la una de la mañana y tengo que dar clase de algo, los muchachos me esperan, el colegio

111

me espera, mi compañero que me mira con deseo me espera, y seguiré siendo la misma marica normal que espera alguna señal o algún motivo para decir que no ando en la inmunda y reírme a carcajadas con esta generación en off que se suicida así misma, que provoca la hecatombe de los sentimientos. Mi nombre es Victoria aunque creo que al alba me cambiare el nombre, y me llamaré en el espejo compañía, para cuando alguno de mis pocos y viejos amigos de verdad vengan a saludarme se sientan motivados a quedarse.


(…)hace océanos de tiempo y deseo que deseo encontrarte, te vislumbro como luz clandestina y te borras al instante… FAUSTO. J. W. GOETHE


Ensayos


LA IMAGEN FIJA PUBLICITARIA Mg. Ángela María Díaz Martínez jeanlunas@hotmail.com “…La muerte no es ningún acontecimiento de la vida La muerte no se vive Si por eternidad se entiende no una duración temporal infinita, sino la intemporalidad; entonces vive eternamente quien vive en el presente. Nuestra vida es tan infinita como ilimitado nuestro campo visual” Wittgenstein

Estudiar el lenguaje visual remite a comprender el mundo a través de otras miradas de la realidad basada en la experiencia y en el contexto cultural de los pueblos; también invita desarrollar propuestas de lectura que refuerzan las destrezas cognitivas y creativas. En este sentido, Arnheim (1989:13), considera que “el lenguaje visual es un acto cognitivo que entreteje fenómenos sociales y culturales por medio de la percepción y el pensamiento”, es por esto que es relevante diferenciar los niveles básicos de competencia comunicativa para reconocer qué tan capaz es un individuo para interpretar un enunciado y poder servirse de él, propone Habermas (1873). Entonces, fenómenos comunicativos como la publicidad juegan un rol imprescindible en el mundo de hoy, mostrando un discurso visual en donde la imagen hace parte fundamental de su análisis. Es aquí en donde la imagen fija publicitaria se compone de conceptos plurisignificativos que no la hacen tan ingenua como discurso, sino que crea un intercambio de valores simbólicos motivados por la construcción de semejanzas,

116


reiteraciones, dobles sentidos, regida por operaciones convencionales, pero con una enorme carga insinuativa percibida por la cultura. La imagen fija publicitaria tiene el poder de insertar múltiples significados en la mente del interpretante. Así, entre la percepción y la significación no hay muros de separación, Zunzunegui (1998: 155) retoma a Eco diciendo que son dos fenómenos humanos inseparables en donde la experiencia, la autoconciencia, el pensamiento y el contexto están subyacentes en ellos. La publicidad ha pasado a ser una actividad omnipresente en los medios de comunicación, donde modela estereotipos culturales y uniforma las respuestas y conductas de las personas. En tal medida, la publicidad es lenguaje. El lenguaje publicitario, a través de sus imágenes sugestivas, moldea estereotipos y moldea conductas. Este tipo de lenguaje visual redunda en estrategias discursivas para acercarse más al imaginario colectivo de cierto tipo de comunidad. En este orden de ideas, la imagen fija publicitaria está presente en todos los campos y contextos socioculturales; ha incursionado notoriamente en estos últimos años como un producto de los mass-media y se ha introducido en cada uno de nuestros pensamientos. Inclusive solo basta con crear una necesidad, para ya tener en nuestras manos el producto, todo a partir de una imagen, un eslogan o un logotipo. El lenguaje está inmerso en estos procesos, los publicistas se han valido de la imagen fija para incursionar cada vez más en el constructo social de los individuos.

117


En este sentido, el lenguaje visual se apodera de los espacios más recónditos de nuestras realidades para subyacer en nuestra información cotidiana y experiencial a través de imágenes sugestivas de doble intencionalidad, todo en búsqueda de su objetivo: la venta de un producto. Entonces, ¿por qué es importante estudiar el lenguaje visual? El lenguaje visual fortalece la comprensión del mundo y desarrolla las capacidades cognitivas en un nivel interdisciplinar. Permite además, interpretar de manera crítica, identificar y predecir mecanismos de construcción y deconstrucción de las imágenes utilizando herramientas en el proceso de su lectura. Es por eso importante llegar a hacer teoría sobre este saber lingüístico que encierra de manera particular, el contexto social, cultural y cognitivo. Arnheim (1989: 13) considera entonces, que el lenguaje visual es un acto cognitivo que entreteje fenómenos sociales y culturales por medio de la percepción y el pensamiento. Fenómenos comunicativos como la publicitara, juegan un rol imprescindible mostrando un discurso visual, en donde la imagen hace parte fundamental de su análisis. Es importante fortalecer la lectura de imágenes, pues su esencia -en el proceso de compra- radica en distinguir lo observado y lo inferido.

118


Ángela María Díaz Martínez Nació en Bogotá. Licenciada en español y francés, Magister en Lingüística de la Universidad Pedagógica y Tecnológica Colombia de Tunja. Docente. Artículos en la revista “Cuadernos de Lingüística” de la misma universidad acerca de estudios de imagen, discurso y pedagogía. Actualmente reside en Tunja.

BIBLIOGRAFIA

ARNHEIM, R. (1989) .Thoughts on art education. California. BARTHES, R. (1990). La aventura semiótica. España: paídos comunicación. HABERMAS, J. (1973). Teoría y práctica. Boston: Beacom Press.

JOLY, M. (2003). La Imagen fija. España: Paídos.

ZUNZUNEGUI, S. (1998). Pensar la Imagen. Madrid: Ed. Cátedra.

119


“La continuidad implica necesariamente la alteración.” Ferdinand De Saussure


Ensayo sobre pensamiento y lenguaje. Maribel Lirio Barajas En mi experiencia educativa hay un punto del cual quiero hacer referencia en este escrito. Es la relación tantas veces divulgada entre pensamiento y lenguaje, y qué cada vez en la sociedad actual se margina cada vez más. Se suele hablar sin pensar. No pensamos los que decimos. Y muchas veces lo que hablamos carece de sentido por falta de reflexión, de meditación , de observación de lo que nos rodea. Es habitual en los medios de comunicación ver actuar a personas que no hablan sino chillan, creyendo de este modo que son más escuchadas y contagiando este mal hábito a cada vez más personas sin el espíritu crítico suficiente para poder valorar esa mala costumbre. Estamos perdiendo cada vez más el hábito de escuchar, el deleitarnos con las palabras de nuestro interlocutor. El ser humano se vuelve egocéntrico. Sólo importa lo que yo quiero decir. Me trae sin cuidado lo que tú digas. Vaciamos el depósito de nuestro pensamiento, pero no lo volvemos a llenar con aportaciones de otras personas; historias, emociones y pensamientos que nos pueden enriquecer personalmente de manera importante. El silencio en nuestra vida es algo de vital importancia. Hacer una pausa en nuestra vida para realizar actos tan “superfluos” como pueden ser mirar una nube, escuchar los pasos de nuestros pies en la tierra, sonreír porque el sol nos da en la cara, cantar aquella canción que nos eleva el alma…

122


Cada vez es más habitual escuchar a gente que no estructura bien las frases, ya que el caos que se deposita en su mente hace que su boca se convierta en un embudo de su cerebro. Qué más da lanzar al vacío palabras malsonantes, gramaticalmente incorrectas o léxico inexistente. ¿A qué me entiendes? Te responden. Quizás sí , te entiendo, pero no te comprendo. Cómo se puede comprender una tertulia de diez persones en la que hablan todas a la vez, en la que el tono de voz se va elevando progresivamente y que al finalizar esta te queda un vacío inmenso y la sensación de pérdida de tiempo total. Reflexionemos sobre la conducta que nos produce hablar de esta manera. Cada vez tendemos a ser más reactivos, en lugar de ser más proactivos. Tengo que defenderme de las palabras de mi interlocutor, tengo que ser más ávido que él, no quiero que me pase por encima. Mi opinión tiene más valor que la suya. Poco a poco nos vamos contaminando a nosotros mismos de un veneno que nos merma nuestro ser, nuestra inteligencia y nuestra integridad como ser humano. El proponernos escuchar como un hábito diario nos ayudaría a solucionar tantos conflictos internos. Y sobre todo atender a nuestro pensamiento, tantas veces lo olvidamos, que nos sentimos perdidos , no sabemos quienes somos, qué queremos de esta vida, a quien verdaderamente amamos. Y bastaría sentarse media hora, para averiguar tantas incógnitas. Sólo media hora para saber que a quien uno debe guardar respeto por encima de todo es a uno mismo, a valorar todas nuestras potencialidades y sobre todo a que nuestro pensamiento y lenguaje se conjuguen en una misma unidad. ¡Hagámoslo! Nuestra media hora sagrada al día. Nuestro momento para no perderse nunca más.

123


Maribel Lirio Soy maestra de primaria en Cerdanyola del Vallès una pequeña ciudad al norte de Barcelona (España) Me gusta mucho mi profesión. También me encanta leer, escribir, escuchar, estar en silencio y sonreir. Adoro mi profesión. Hoy por hoy es lo que más me gusta hacer , después de estar con mis niños. Y siempre he dicho que cuando me jubile seré escritora. Cuando haya tenido suficientes experiencias para poder compartir.

124


Breve semblanza y comentario de Edgard Allan Poe. E.R. Lamb Maestro y modelo de escritores, y ser humano atormentado. Alcohólico, brillante, libre en su pensamiento y preso de su genio, Edgar Poe nació el 19 de enero de 1809 en Boston para ser todo un icono cultural. Sus cuentos de terror son conocidos incluso por aquellos que no han leído sus obras, pues han inspirado a guionistas de televisión (historias para no dormir) y directores de cine como Tim Burton o Roger Corman. Influyó en autores como Lovecraft, Kafka, Dostoievski y Baudelaire. Edgar Poe quedó huérfano de niño, y fue acogido por John y Frances Allan. Recibió una buena educación gracias al patrimonio de sus padrastros, que emigraron a Inglaterra cuando Poe contaba seis años. Las imágenes de su educación en el Londres de la época se plasman en el relato William Wilson. Pronto regresaron a Richmond donde el adolescente Edgard Allan Poe comienza a enfrentarse abiertamente a su padre. Soportó un año de universidad sin suficiente aporte económico para pagar sus deudas de juego, hasta que escapó a Boston, donde comenzó su carrera de periodista. Trabajó también como camarero (1827) para dedicarse a la crítica literaria, que practicó de forma brillante. Contaba el joven Poe con 26 años cuando contrajo matrimonio con su prima Virginia Clemm, de 13 años. La estabilidad del matrimonio sirvió a Poe para emplear la literatura, y sólo la li-

teratura, como válvula de escape de sus inquietudes y tormentos interiores. Diferentes reveses personales le llevaron a la bancarrota, hasta la muerte en 1834 de su padrastro sin dejarle herencia alguna.

126


A pesar de ello, su talento como escritor permitían al autor iniciar cortas carreras en diferentes periódicos que, en ocasiones, se quedaban en la primera entrevista -a la que ni si quiera acudía- Virginia Clemm murió de tuberculosis dos años después de la publicación del El Cuervo en 1845 iniciando Poe, paralelamente, el camino de la fama y de su definitivo deterioro personal que culminó con su muerte el 7 de octubre de 1849, a los 40 años. No existe unanimidad sobre la causa del fallecimiento, pero entre las que recogen sus biógrafos, contamos el cólera, congestión cerebral, drogas, alcohol, rabia, suicidio y tuberculosis. Tras su muerte un personaje, que firmó como Ludwig una celebrada esquela en el New York Tribune, se aplicó a la tarea de destruir la reputación de Poe. Ludwig fue en realidad Rufus Wilmot Griswold, editor y crítico literario. Posteriormente escribió la primera biografía completa del autor, de gran difusión, donde falsificó cartas e inventó capítulos completos que exageraron sus peculiaridades. Se acepta hoy que Poe no fue drogadicto ni especialmente malvado, como declaró Griswold, pero el público se lanzó entusiasmado a leer la obra de un autor “diabólico”. El ambiente melancólico y oscuro de sus historias contribuyó a la leyenda. Obra. Lord Byron, Washington Irving, Walter Scott o Daniel Defoe son, entre otros, sus referencias; sin embargo la imaginación hirviente y personalidad arrebatada de Edgar Allan Poe le empujaban a escribir de forma breve e intensa. Sólo registró una novela en prosa “La narración de Arthur Gordon Pym”, marinera y cercana al surrealismo, que continuó Julio Verne en “La esfinge de los hielos”. Sin duda la obra más conocida de Poe son sus cuentos o relatos cortos, pero también destacó como escritor de artículos, cartas y poesías.

127


“El barril de amontillado”, “El pozo y el péndulo” y “La caída de la casa Usher” son algunos de los mejores cuentos de la historia. Poe fue, en justicia, un escritor profesional de talento excepcional. El terror gótico era moda en su época, casi obligatorio para un autor de su tiempo. En este punto la leyenda vela y se mezcla con los datos reales hasta conformar la visión romántica del Poe icono cultural que conocemos en la actualidad. En cuentos como “La verdad sobre el caso del señor Valdemar”, “El entierro prematuro” o “Conversación con una momia” muchos han querido ver reflejos de una personalidad necrofílica y sádica. Sus cartas, sin embargo, sí proyectan un intenso sentido de la culpa y castigo hacia sí mismo por diferentes motivos, casi siempre relacionados con el maltrato hacia los seres a los que quería. “William Wilson”, “El corazón delator”, “El gato negro” o “El demonio de la perversidad” son ejemplos de cuentos en los que un personaje es atormentado por la tristeza y la culpa. Muchas de sus obras se encuadran en un movimiento denominado romanticismo oscuro (imitado actualmente en obras de desigual calidad, pero muy celebradas por el público hasta convertirse en best-sellers), reacción al trascendentalismo de la época. Un autor especialmente recomendable, dentro de esta corriente, es Herman Melville. “Los crímenes de la calle Morgue”, “El escarabajo de oro”, El misterio de Marie Roget” o “La carta robada” inauguraron el género del relato de detectives. Arthur Conan Doyle se inspiró en el Auguste Dupin de Poe para su Sherlock Holmes. También se aplicó al emergente género de la cienciaficción, muy del gusto de la época, empleando elementos de seudociencias de moda como la frenología o la

128


fisiognomía. La burla y lo grotesco, mezclado con un agudo sentido de la ironía, aparecen en obras de título sugerente como “El timo considerado como una de las ciencias exactas”, “El rey Peste” o el compendio “Aventuras de lo grotesco y lo arabesco”. Su género preferido fue, sin embargo, la poesía. “El poema nunca debe proponerse la verdad como fin”. Por desgracia para los hispanohablantes, ello nos impide a la mayoría -los que humildemente sólo conocemos el idioma inglés como disciplina adquirida- apreciar el verdadero valor de una rima, calificada de sutil, matemática y musical. Sí podemos comprender la genialidad de los temas y, hasta cierto punto, la belleza de las ideas que trasmite. Destacan entre sus poemas “El cuervo” y “Annabel Lee”. En el ensayo “El principio poético” Poe expone su teoría literaria: “Un instinto inmortal, profundamente enraizado en el espíritu del hombre, es de este modo, dicho sin rodeos, un sentido de lo Bello. Esto es lo que administra para su deleite en las múltiples formas, sonidos y olores en los que existe. E igual que el lirio se refleja en el lago, o los ojos de Amarilis en el espejo, así la mera repetición oral o escrita de estas formas, sonidos, colores, olores y sentimientos, es una duplicada fuente de deleite.” Su visión del arte literario requeriría un análisis extenso y fuera de los propósitos de este breve artículo. Sin embargo sí resulta destacable que Poe considerase “arte” a aquellas obras que no tenía sentido obvio. Otorgaba un papel decisivo al lector, como caldo de cultivo en el que inyectar cada idea con intención calculada, conscientes de que el efecto depende del lienzo sobre el que el autor extiende sus pinceladas. El lienzo, convenientemente acondicionado, responderá de la forma que deseemos a nuestra técnica.

129


A este respecto, cabe preguntarse si su imagen pública, las biografías que le atribuían toda clase de defectos y su muerte en extrañas circunstancias no son sino artificios intencionados del autor y sus amigos (lo cual, de ser cierto, le agradeceremos siempre sus seguidores). El efecto de la leyenda sobre la interpretación de sus cuentos y poemas ha sido muy intenso. Desde los surrealistas hasta nuestros días, los lectores de Poe se divierten leyendo sus cuentos y poemas imaginando que sus palabras, ordenadas magistralmente para crear atmósferas góticas, oscuras y abigarradas, salen directamente de sus manos. Sus dedos atormentados, su mirada tintada de demencia, adicción y culpa nos hacen pensar que leemos en la verdad de un alma sugerentemente desgarrada, malvada y genial. Las imágenes fotográficas del autor revelan una imagen desaliñada que él mismo se encargó de cultivar. Como dijo el enigmático cuervo parlante, “nunca más” aparecerá otro Edgar Allan Poe, fruto de un tiempo que no volverá, y con un talento y personalidad únicos. Patrón y referencia del escritor triste, tenebroso e incomprendido. Su mirada en blanco y negro ha llegado a nuestros días como un fantasma irresistiblemente sugerente e imprescindible para todo aquel que quiera dedicarse a las letras. “Mi vida ha sido capricho, impulso, pasión, anhelo de la soledad, mofa de las cosas de este mundo; un honesto deseo de futuro.”

130


E.R. Lamb Nacido en Sevilla el 21 de septiembre de 1977. Licenciado en Medicina y Cirugía en 2001, ha ejercido desde entonces en diferentes campos de la medicina, como la geriatría, medicina de urgencias, bioquímica, Recientemente, Aficionado a la literatura, cursó dos años de la licenciatura de periodismo, mientras publicó diferentes obras cortas y artículos en revistas modestas de diversa temática. En este campo, es fundador del fanzine electrónico.

131


Todo lo que vemos o parecemos es solamente un sue単o dentro de un sue単o. Edgar Allan Poe.


La Noche de Las Letras 2.011

Revista Literaria y poetica La Noche de las Letras  

Revista Literaria y Poética en la cual podrás sumergirte en el infinito Universo de los Significados

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you