Issuu on Google+

JULIO 2013

DEUDA PÚBLICA VENEZOLANA

INGRESOS TRIBUTARIOS E INGRESOS NO TRIBUTARIOS

REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO NACIONAL


Editorial COMISIÓN DIRECTIVA PRESIDENTE Carlos Torres VICEPRESIDENTE Luis Landaeta SECRETARIA Diana León

STAFF DE COLABORADORES

Dianyelys Mohabir Johan Bastardo Lam Yee Padra María Ysabel Brito Marilyn Alexander Ronys Urbáez Yubelkis Rojas Yrinna Landaeta

Desde el mismo instante en que el hombre siente la necesidad de organizarse en sociedades, comienzan a surgir los problemas colectivos, los cuales el individuo por sí mismo no puede solventar, sino que necesita la ayuda de los demás, quienes son parte de esa organización. De esta manera comienza la Actividad Financiera del Estado, con Necesidades colectivas que deben ser solventadas por el Estado a través del Gobierno que lo representa y es así como comienza la búsqueda de los fondos necesarios para cubrir esos gastos. Visto de esta manera parece sencillo, una vez determinadas las necesidades y cuánto dinero se necesita para cubrirlas, aparece la figura del Presupuesto, pues bien, nacen las preguntas, ¿con cuáles recursos se cuenta?, aparte de los ingresos originados por estos recursos, ¿Cómo puede el ciudadano ayudar con el sostenimiento del aparato que es el Estado?, en este momento entran en juego los Tributos. Es así como de manera simple describimos lo que en la práctica se 2 vuelve todo un laberinto, pues el uso indebido del dinero público, inicialmente concebido con una finalidad específica, por medio de la corrupción, se destina a otra. Tristemente vemos las Finanzas Públicas Venezolana corrompidas por este flagelo, y como si fuera poco, el alto índice inflacionario no quiere soltarle la mano. Este primer número de la revista Finanza Global, busca profundizar el complicado mercado financiero venezolano, analizar los factores que lo hacen fluctuar y aportar posibles soluciones a la crisis que lo afecta.

EDICIÓN Niuska Cancines

Niuska Cancines


INGRESOS PÚBLICOS

Son los que provienen de la administración del patrimonio estatal o de tributos que son pagados por los particulares de manera rutinaria, además son aquellos que el Estado recibe en forma periódica, puede repetir su recaudación período tras período y su generación no agota la fuente de donde provienen ni compromete el patrimonio actual o futuro del Estado y sus entes, en las finanzas se dividen en criterios ordinarios y extraordinarios la regularidad o periodicidad de los ingresos, y las características de la fuente que los genera, donde cada uno tiene un rol importante en la forma de cancelarlos.

También tenemos de dominio público y dominio privado que conforman otros tipos de bienes como patrimonio del estado y son utilizados en forma gratuitas por una colectividad de lo que percibe el estado, ya que son el precio cobrado por las empresas públicas por los bienes y servicios que producen ganancias o obtención de actividades, ingresos recaudados al realizarse la venta total o parcial de alguna unidad empresarial privatizada y el monto obtenido por esa venta constituye un ingreso para el tesoro público. El control del sistema monetario genera algún tipo de ingreso al tesoro público en algunas actividades, como al colocar dinero en circulación o retirarlo de los bancos, compra y

venta de oro y la compra de moneda extranjera y el sistema monetario en bolívares automáticamente en la entrega divisas proporciona un margen de utilidad que ingresa al tesoro público y que no afectara las finanzas públicas del estado venezolano ya que el Banco Central De Venezuela no está autorizado a emitir dinero para destinarlo al financiamiento del gasto público. El crédito público es el compromiso por parte del acreedor al obtener los recursos a través del referido préstamo mediante su amortización y el pago de intereses en los cuales se traducen en el deseo del estado de recurrir al ahorro de terceros, y es el uso del crédito público mediante la emisión de bonos, creando al efecto una relación jurídica y económica de la capacidad que tiene el estado de generar confianza en el pago futuro del dinero recibido y los intereses asociados a cada operación. María Ysabel Brito

3


Ingresos de la actividad económica: Por más de diez (10) años el gobierno ha mantenido un férreo control del dólar para abaratar las importaciones y mantener los precios de una amplia gama de productos, pero esta medida no ha tenido el resultado esperado. En estos momentos en el País estamos atravesando por una crisis económica producto de la inflación, escasez de bienes y servicios, baja productividad, grave déficit fiscal, desinversión, incremento del gasto público, perdida en las empresas expropiadas, y subsidios costosos (gasolina y alimentos), es paradójico que con el precio del barril de petróleo por encima de 100 dólares tengamos este déficit fiscal, pero esto es ocasionado a las malas políticas financieras implementadas por el Ejecutivo. ¿Qué medidas debe considerar el Gobierno para incrementar el ingreso público? Reforma en materia tributaria, aumento del Impuesto al Valor Agregado (I.V.A.), una reforma del Impuesto Sobre la Renta (I.S.L.R.) que permita duplicar la contribución actual, implementar el Impuesto al Debito Bancario (I.D.B), o aumento de la gasolina, sin embargo cualquiera de estas medidas impopulares tienen un costo político, que habría que preguntarse ¿está dispuesto el gobierno a asumir el riesgo político que tendría la aplicación de cualquiera de estas medidas? Otra medida que puede tomar el Gobierno es la emisión de deuda, sin embargo no hay dólares que respalden dicha emisión. Vista la encrucijada en la que se encuentra el Ejecutivo para buscar una solución a la crisis económica actual, y que en el intento no ponga en riesgo el proyecto ideológico socialista, optaría entonces por la emisión de dinero inorgánico, que no es más del dinero que emiten las autoridades del Banco Central de Venezuela (B.C.V.) sin que exista un respaldo adecuado para el mismo. Los gobiernos acuden a veces a este expediente cuando se presentan déficits fiscales y no tienen posibilidades de recurrir a incrementos en los Impuestos. La consecuencia inmediata de emitir dinero inorgánico es que se produce inflación, es decir, se aumentan los precios. Eso siempre pasa cuando hay mucho dinero circulante, porque las personas al tener más dinero, tratan de adquirir más bienes y servicios y quienes los producen, al ver un aumento en la demanda, suben los precios. Normalmente no es común que se emita dinero inorgánico a menos que haya emergencias o que el banco central sea completamente irresponsable. Johan P. Bastardo R.

EMISIÓN MONETARIA, CAMBIO DE DIVISAS, CRÉDITO PÚBLICO. El 8 de febrero el Gobierno ajusto el tipo de cambio de 4,30 a 6,30 devaluando así nuestra moneda en 46.5%, también elimino el sistema de transacciones en moneda extranjera (SITME) ya que el mismo había nacido genéticamente perverso, según palabras del Ministro Jorge Giordani y anunciaron la creación del Sistema Complementario de Administración de Divisas (SICAD) el cual garantizará la transparencia en el proceso de asignación de divisas, y fomentará la lucha contra la especulación al permitir controles posteriores de 4 verificación de importaciones, pero ninguna de estas medidas económicas implementadas por el ejecutivo han tenido efectos positivos en nuestra economía.


INGRESOS TRIBUTARIOS E INGRESOS NO TRIBUTARIOS Los ingresos tributarios: son aquellos cancelados por el colectivo, personas naturales o jurídicas al ente gubernamental correspondiente, según sea el caso. Los tributos: son los montos asignados por conceptos como impuestos, tasas y contribuciones especiales, entre otras, que deben ser cancelados con una periodicidad acordada entre el ente gubernamental y el contribuyente. Los ingresos no tributarios son recaudados de igual forma por los entes gubernamentales pero no forman parte de los tributos. Estos se perciben por otras vías como el sector privado, créditos, sanciones y penalizaciones entre otras. Estos ingresos, que no están dispuestos o previstos de forma permanente como los procedentes de los tributos, igual forman parte del tesoro nacional y son utilizados según se requieran. Siendo que los ingresos no tributarios están conformados por aquellos bienes de dominio público y privado, los públicos son en su mayoría los que están dispuestos para la colectividad e incluso se convierten en servicios. Los privados son concretados específicamente para la generación de ingresos. Marylin Alexander.

Todos los ingresos en su totalidad forman el Tesoro Nacional, y es con el que desde el gobierno nacional hasta los regionales y locales pueden invertir en la administración pública y todo lo que esta abarca. Todos los ciudadanos al momento de cumplir con los deberes fiscales invierten dinero en la prestación de los servicios públicos y en la asignación de proyectos que deben ir enfocados a mejorar la calidad de vida, de acuerdo a planificación que hacen los empleados públicos que ejercen funciones de gerencia o directivos dentro del gobierno nacional y locales. Por su parte el sector empresarial, bien sea público o privado también son contribuyentes en sus diferentes áreas y asignaciones.

5


INGRESOS ORIGINARIOS: Son aquellos que provienen de la actividad que realiza el ente público, es decir propiedades del Estado que son explotados directamente por éste y que vende u ofrece libremente a la colectividad y que no obliga a nadie a obtenlos, estos a su vez generan unos ingresos que son administrados por el mismo Estado, en el caso venezolano se estaría refiriendo a ejemplos como: PDVSA, LAS HIDROELÉCTRICAS, CANTV, SIDERURGICAS, entre otras.

LOS DERIVADOS: son aquellos que el Estado recibe de los particulares, que no provienen de su patrimonio, es decir son los ingresos que generan empresas privadas a las que el Estado le da concesiones para la explotación de un bien o para la prestación de algún servicio los cuales de acuerdo a la legislación tributaria son obligados a pagar un impuesto o tributos para su funcionamiento dentro de la economía del Estado Lam Yee Padra.

6


Las cifras del Banco Central de Venezuela muestran que los niveles de deuda pública, al término del sexenio anterior, estaban por el orden de 30 millardos de dólares y en 6 años aumentó 240% para colocarse por encima de los 102 millardos de dólares.

El 20% de deuda pública externa es con China. Aunque en 2012 el precio de la cesta petrolera venezolana se mantuvo en el promedio cumbre de 103 dólares el barril, la deuda externa de la República continuó creciendo velozmente y registró un salto de 8% respecto a 2011 para ubicarse en 105 mil 779 millones de dólares, de acuerdo con las estadísticas del Banco Central.

CLASIFICACIÓN DE LA DE LA DEUDA PÚBLICA La deuda pública es el dinero que el Estado ha pedido prestado para financiar su gasto e inversión. LA DEUDA PÚBLICA SE CLASIFICA EN:

La deuda pública externa, se considera cuando un país debe dinero a otros países o a acreedores extranjeros, en una moneda extranjera. Se llama "externa" porque es una deuda que viene desde fuera, desde el exterior, de un país. Los préstamos pueden venir de un gobierno nacional, una institución financiera internacional como el FMI, Banco Mundial o de un banco privado. Por ejemplo, si Venezuela pide un préstamo al gobierno de China, entonces eso es una deuda externa para Venezuela. También, si Venezuela recibe un préstamo de un banco privado japonés, esa deuda también es externa. La deuda externa de un país es la suma de todo el dinero, más intereses, que ese país debe a acreedores en el extranjero. La deuda pública interna, deuda que contrae el Gobierno de un país. En ella normalmente se incluyen no sólo los préstamos tomados por el gobierno central sino también los que contraen organismos regionales o municipales, institutos autónomos y empresas del Estado, ya que los mismos quedan formalmente garantizados por el gobierno nacional. La deuda pública también se clasifica en deuda flotante y deuda consolidada. La deuda pública flotante es aquella que se contrae para ser cancelada en el corto plazo y por lo general se emite mediantes bonos y letras del tesoro, mientras la deuda pública consolidada es la contraída a mediano plazo o largo plazo y se concede un periodo más o menos largo para pagarla.

Ronys Urbaez.


DEUDA PÚBLICA VENEZOLANA La deuda no es más que el compromiso adquirido con un tercero, y cuando hablamos de DEUDA PUBLICA es la obligación que adquiere el Estado con otros países o con terceras personas, ya que son instrumentos financieros a largo plazo, la cual afronta mediante la emisión de títulos valores, con la finalidad de obtener recursos y a su vez enfrentar las obligaciones que posee.

“LEY ESPECIAL DE ENDEUDAMIENTO COMPLEMENTARIO PARA EL PERIODO 2013, la cual autoriza al ejecutivo a emitir deuda hasta por 76 millardos de bolívares .”

Es por esto hay que tomar en cuenta algunas variables macroeconómicas que inciden en la dinámica de la deuda, las cuales son: el mercado petrolero, la inflación, el crecimiento económico y variación de la moneda, en tal sentido el Estado ha venido realizando lanzamientos de bonos de la deuda pública con tres fines, bajar el dólar paralelo, drenar liquides monetaria y conseguir recursos financieros para reinvertir.

Como consecuencia se ha visto en la necesidad de emitir en diversas oportunidades título valores tales como lo son los Bonos Soberanos y los Petrobonos, estos últimos utilizados para cancelar la deuda que poseía con los educadores en materia de prestaciones sociales.

En este contexto es importante destacar la entrada en vigencia de la LEY ESPECIAL DE ENDEUDAMIENTO COMPLEMENTARIO PARA EL PERIODEO 2013, la cual autoriza al ejecutivo a emitir deuda hasta por 76 millardos de bolívares adicionales a los pautados en la LEY DE ENDEUDAMIENTO ANUAL, ya aprobada por la asamblea nacional.

Finalmente se puede decir que los recursos que se obtengan serán para cubrir gastos ordinarios como son el pago de pensiones y prestaciones sociales de los trabajadores, así como el financiamiento de la Misión Vivienda Venezuela y refinanciamiento de la deuda venezolana.

Autor: T.S.U Carlos A. Torres

8


DEUDA PUBLICA POR LAS NUBES A pesar de que el gobierno nos quiere hacer ver que todo es bonito en su gestión revolucionaria, la realidad es otra y muy distinta, el endeudamiento público venezolano va por las nubes, su incremento registra una velocidad acelerada, especialmente desde el año 2004, cuando el Fisco comenzó a recibir importantes ingresos por concepto de renta petrolera. Estas Cifras fueron suministradas por el Ministerio de Planificación y Finanzas revelan que al cierre del tercer trimestre de 2010, el endeudamiento público interno aumentó 1.046% en términos nominales en los últimos 10 años, al pasar de 7.242 millones de bolívares fuertes (US$1.684 millones) en 2000 a 83.046 millones de bolívares fuertes (US$19.314 millones) en 2010. Es decir que en diez años la deuda pública interna venezolana creció más de 1.000%. Las autoridades monetarias y financieras del actual Gobierno han utilizado el financiamiento interno para, en primer

lugar, suministrar divisas al sector importador que no ha tenido acceso a los dólares por parte de la Comisión de Administración de Divisas.

masivo y al financiamiento monetario con la toma de reservas del Banco Central de Venezuela.

En otros casos, los recursos han sido invertidos en proyectos de infraestructura o en planes sociales, y para contener la cotización del dólar en el mercado paralelo, tal y como lo han revelado algunos funcionarios.

Analistas de economía aseguran que actualmente el Gobierno cuenta con recursos extras disponibles en los diferentes fondos paralelos que ha creado a lo largo de estos 12 años, por lo que no se entiende la colocación excesiva de bonos de deuda.

El endeudamiento excesivo pareciera revelar que existe una alta restricción de flujo de caja, especialmente de PDVSA, y que los excedentes petroleros no son suficientes para cubrir el gasto público, a consecuencia principalmente de problemas en los niveles de exportación y de cobranza.

"Al no conocerse hacia dónde van dirigidos los recursos de los distintos mecanismos de financiamiento, y al colocarse las emisiones de deuda sin un plan o cronograma definido, diría que no existe una clara estrategia financiera, o lo que es peor, esta política de endeudamiento no parece formar parte de una sana estrategia de finanzas públicas", indicó un consultado que pidió no ser identificado.

Por lo tanto al no ser suficientes los ingresos petroleros, el gobierno recurre al endeudamiento

Autor: DIANA LEON

9


LA DEUDA PÚBLICA Y SU IMPACTO SOCIO ECONOMICO La deuda pública nace de la imposibilidad del Estado de sufragar sus gastos con los ingresos ordinarios, De esta manera, mientras mayor sea el déficit fiscal, mayores serán las necesidades de su financiamiento y más alto podría ser el endeudamiento. La deuda publica genera políticas económicas asesinas que enriquecen a una minoría y empobreciendo a la mayoría de los venezolanos; mientras que la deuda aumenta implacablemente al país continua explotando al pueblo para conseguir cubrir sus obligaciones. La deuda generalmente es utilizada como un medio que sirve para imponer políticas, lo que hace al país cada vez más dependiente. Esto tomando en cuenta que la deuda no es solo responsable de las políticas aplicadas, cuyo único fin es asegurar el pago de créditos de la deuda; si no que consecutivamente priva a nuestro país de recursos que normalmente deberían ser invertidos en el desarrollo de nuestra

economía a nivel nacional. El cálculo evidentemente desequilibrado y el gasto social ridículamente bajo, comparado con las sumas gastadas en el pago de las deudas. Generando inevitablemente incremento de pobreza, aumento de desigualdad y deterioro de condiciones de vida; y llevando a un punto de vista más real se olvidan de los derechos de todas las personas de tener un nivel de vida adecuada, incluyendo alimentación, vestido, vivienda adecuadas; a una mejora continua de las condiciones de existencia así como también el derecho de tener seguridad social, educación etc. Debido al pago de la deuda el pueblo se ve privado al derecho de escoger libremente su modo de desarrollo y también de la soberanía sobre su riqueza natural.

MOHABIR DIANYELYS C.I: 19.257.648

10


DEUDA PÚBLICA VENEZOLANA, ¿REALIDAD PREOCUPANTE?

L

a deuda publica venezolana viene

entrelazada principalmente del excesivo aumento del gasto público en la actualidad, por lo que el Estado recurre a la emisión de títulos valores para subsanar estos pasivos y poder contrarrestar el copulo de deudas del país, este representa una necesaria planificación y control muy importante ya que de esto depende la capacidad de endeudamiento que tenga el país con respecto al Producto Interno Bruto (PIB). Es importante mencionar que Venezuela, siendo uno de los países con mayor variación del presupuesto puesto al alto índice inflacionario, recurre a este medio para subsanar el gasto público incalculable debido a la variación económica. Esto lo podemos evidenciar además de los índices estadísticos que afirman que la deuda pública venezolana está en constante crecimiento, en el día a día, mediante los declives importantes de la economía recientemente, como por ejemplo la devaluación de la moneda realizada el pasado Febrero de este año 2013. Igualmente el estudio “La deuda pública 2013″, del Strategic Research Center de EAE Business School, que analiza la situación de la deuda pública en diversas partes del mundo, y realiza una previsión de los niveles que se proyectan para los próximos cinco años, entregó datos inesperados para

algunas economías, y positivos para otras, fundamentalmente de la región. De acuerdo con el estudio de la entidad, se demuestra que Japón, Estados Unidos, Canadá, India y Brasil son los países de fuera de la UE con mayor deuda pública, con cifras que están sobre el PIB del 237%, 107%, 88%, 68% y 64% respectivamente, Venezuela se encuentra situada en dicho estudio con un incremento del 10% respecto al PIB en 2012, con una proyección estimada futura del 80% sobre el PIB, acorde a este estudio. Pese a esto, vivimos realidades por parte del Gobierno que afirman que Venezuela está en una estabilidad económica sustentada con una bonanza petrolera comprobada, sin embargo, las recurrentes medidas de importación de alimentos y rubros sumado a la decadencia de la producción nacional, conllevaran a que el Estado busque las medidas y formas que equiparen el gasto publico venezolano, lo que llevaran inevitablemente a un aumento generalizado de la deuda publica venezolana.

Realizado por T.S.U. Luis Landaeta


REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO NACIONAL A TRAVÉS DEL GASTO PÚBLICO La verdadera y auténtica redistribución del ingreso Nacional se opera a través de los gastos públicos. El Estado recoge o retira de las economías particulares una cuota de sus . ingresos primarios para en seguida gastarla en atender las diversas necesidades públicas, cuya satisfacción asume el Estado y es en la orientación económica y social y en el empleo que el Estado le da al gasto publico donde cumple su labor de redistribución. Una parte del gasto público que atiende las necesidades absolutas del Estado (defensa de la soberanía y mantenimiento del orden jurídico interno) es prácticamente imposible de apreciar en cuanto al beneficio individual o por grupos que reporta y no es posible, sino extremando las ideas, concluir a qué grupo social o económico beneficia el gasto realizado. Hay quienes han sostenido que estos gastos benefician más a los sectores económicos más poderosos, por cuanto ellos les permiten seguir disfrutando de una vida con mas halagos que aquella de que disfrutan los sectores económicamente débiles, pero creo que esta afirmación carece de fundamento. Si quisiera verse una redistribución en este gasto, habría que buscarlo en el hecho de que servicios que reportan una utilidad común son, sin embargo, financiados por los sectores que resultaron más afectados con la modificación primaria del ingreso por el sistema impositivo.

El resto de los gastos públicos que no se destinan a satisfacer las necesidades absolutas puede ser empleado en obras de beneficio común; ejemplo: construcción de carreteras, edificios para los servicios públicos, construcción de puertos, entre otros, y deben ser analizados con un criterio muy similar al de los gastos para funciones absolutas. Finalmente, es en los gastos que atienden las necesidades relativas donde debe verse la verdadera redistribución del ingreso Nacional. El beneficio por individuos o por grupos económicos o sociales que estos gastos presentan, son determinables e incluso, a través de estadísticas exactas, podrían ser determinados casi con rigor matemático. Estos gastos se emplean en crear o en atender servicios destinados, precisamente, a los grupos que en la distribución primaria no alcanzaron a obtener una cuota de ingresos que les permitiera optar a los bienes que esos servicios proporcionan y que mediante el gasto redistributivo logran tenerlo a su disposición. Así, si el estado establece un servicio de salud pública que proporcione atención médica y remedios, este servicio vendrá a satisfacer la necesidad de asistencia médica del sector que de otra manera no la habría tenido a su alcance, o la habría en forma imperfecta. La instrucción gratuita significa también una redistribución del ingreso por cuanto proporciona beneficios a sectores económicos que, de otra manera, habría tenido vendado el acceso a la cultura y los ejemplos podrían multiplicarse.

Yubelkis Rojas


LA CRECIENTE DUEDA VENEZOLANA

L

a creciente deuda interna en la

cual se ha sumergido la economía venezolana, está impactando considerablemente el “bolsillo” de los venezolanos. La información del Ministerio de Finanzas evidencia que la estrategia se ha centrado en emitir papeles en el mercado interno, y por esa política, en tres años las obligaciones aumentaron 97,5%. Si bien gracias a la devaluación de febrero el saldo de la deuda interna tuvo una reducción de 18% con respecto a diciembre de 2012 (59,3 millardos de dólares), en las últimas semanas el despacho de las finanzas públicas ha acelerado las emisiones y ha colocado 65% de las operaciones previstas para este año, de manera que en los próximos meses el saldo seguirá aumentando.

En el estudio elaborado por Orlando Zamora, ex jefe de la Dirección de Análisis de Riesgo Cambiario del Banco Central de Venezuela, se destaca que la deuda contraída por los aportes en yuanes y dólares del Fondo Chino Binacional entre 2007 y 2012 sube a 32 millardos de dólares. A la cifra hay que añadirle otros 6 millardos de dólares por la participación y préstamos de la República asiática en la faja petrolífera del Orinoco. Según fuentes oficiales, la inyección de gasto del Gobierno, estimula la demanda en una economía donde la oferta ha caído en medio de controles de precios y baja de la inversión privada. El resultado, es que la inflación es alta y el dólar se torna muy barato estimulando un salto de las importaciones que, cuando se hace insoportable, obliga a devaluar.

T.S.U. Yrinna Landaeta

13


¿VENEZUELA EN QUIEBRA?

Aunque parezca inverosímil, es una realidad latente, el nivel de exportación el cual aporta a la nación el efectivo necesario para cubrir el sostenimiento del país, ha descendido en 33% desde el 2006 hasta la actualidad. Tomando en cuenta que Venezuela es un país monoexportador, siendo el petróleo la fuente generadora de divisas. A esto debemos anexar el hecho de que buena parte de las exportaciones no se contabilizan como líquidas debido a que son pagadas en especies o serán pagadas a largo plazo, ya que forman parte de las políticas financieras de financiamiento a países amigos. Tampoco podemos dejar pasar la demanda de consumo interno, que participa en la generación de electricidad del país. De acuerdo a cifras suministradas por la Organización de Países Exportadores de Petróleo, durante los primeros meses de este año, la producción venezolana de crudo se ha estancado, siendo esta de 2.7 millones de barriles por día, inclusive con un descenso de 0.14% con respecto al volumen del mes de diciembre 2012. Cabe preguntarnos, ¿Cuánto más seguirá el financiamiento de un modelo políticoeconómico de sobra demostrado que no funciona? El costo ha sido el desgaste de la economía, la deuda de la estatal PDVSA con los proveedores ha aumentado a 16.475 millones de dólares; lo que repercute en todo el entorno económico de la nación, pues no todas las

empresas tienen el soporte financiero como para poder aguantar la tardanza en los pagos, esto ha llevado a muchas a cerrar sus puertas o a no seguir prestando sus servicios a la misma. La deuda a los chinos, el vencimiento de Petrobonos sin liquidez para realizar los pagos, la compra de gasolina para revenderla a precios deficitarios, ni hablar de alza en precios de gasolina, pues tendría un impacto político negativo al gobierno; la deuda a empresas extranjeras expropiadas, misma que debe ser pagada a la brevedad; búsqueda de financiamiento con promesas de petróleo a futuro, el freno en las construcción del ferrocarril de los llanos por falta de pago a los chinos. Estas son algunas de las detonantes que nos dejan en el escenario de un debacle económico. Esta situación no era desconocida para el fallecido Ex presidente, quien hizo una maniobra retirando los fondos de reserva que se encontraban en países acreedores y llevados a Cuba. Es un record histórico de destrucción de la renta nacional lo que se ha hecho durante estos últimos 15 años, desperdicio de oportunidades que difícilmente vuelvan a darse. En lugar de invertir en el país, y aprovechar la bonanza para el fortalecimiento de la economía venezolana y el impulso de los sectores productivos de la nación; se mal utilizaron en regalías y búsqueda de apoyo político de otros países. Haciendo recordar al viejo refrán “claridad en la calle y oscuridad en la casa”. El gobierno con el desmantelamiento del aparato productivo debido a la hostilidad con la empresa privada, el peso de las obligaciones contraídas, el sostenimiento de economías extranjeras a costas de la venezolana y el enorme gasto público han llevado al país al punto de quiebra, pues ni el precio del petróleo a niveles históricamente altos, es capaz de cubrir el voraz apetito revolucionario. Niuska Licette Cancines


Finanza global