Issuu on Google+

POESรA Y MADRES

Nยบ 14 - Noviembre de 2012 - Argentina - Precio de tapa: $3

Revista mensual de la Asociaciรณn Madres de Plaza de Mayo ISSN: 1853-9785

RABINO DANIEL GOLMAN X HEBE

La mirada EN

los otros El humanismo de luchar por los demรกs.


editorial

sumario

“Reivindicarlos como revolucionarios fue lo más importante”

NOVIEM BRE 2012

Hebe de Bonafini Hace muchos años, 35 años, que empezamos a venir a esta Plaza y hemos pasado de todo, ustedes ya lo saben. Nos golpearon, nos llevaron, pero estamos acá por ellos, por nuestros hijos, ellos nos trajeron aquí, por ellos vinimos aquí. Para nosotras reivindicar a nuestros hijos como revolucionarios es lo más importante que hemos hecho. Socializar la maternidad y reivindicar la revolución nos parece que se los debemos a ellos. La palabra revolución es una palabra que tiene que ver con el amor, no hay que tenerle miedo a la palabra revolución. Es la palabra que más amor contiene. Cristina nos está mostrando que está haciendo la revolución. Todos los días hace un acto revolucionario, todos los días se compromete con el pueblo: gracias Cristina, estos 1800 jueves también son para vos. Estamos avanzando tanto, compañeros, estamos mejorando tanto, este país está tan lindo, y en parte se lo debemos a nuestros hijos: a ellos que dieron su vida por esta patria. Nosotras seguimos su camino, estamos orgullosas porque también hemos conseguido que a partir de nosotras se haga este puente maravilloso con

los jóvenes que ahora asumieron la responsabilidad de hacer la patria, esa patria que amamos, esa patria que es más allá de la bandera. La patria que amamos todos, esa patria que nos quisieron quitar pero que no pueden. Ese cartel que estrenamos hoy, que dice “hasta la victoria siempre, queridos hijos”, es así. Porque las Madres cuando nos vamos muriendo la cenizas están en esta Plaza, así que nunca vamos a dejar de estar. Compañeros, le debemos mucho a Néstor, mucho a Cristina, pero también nosotros tenemos que ser responsables de lo que queremos hacer.

Extracto del discurso tras la marcha de los jueves Nº 1800. Plaza de Mayo. 18 de octubre de 2012

En camino al 7-D Ley de Medios y Comunicación Popular

08

13 Leyes y literatura Cuando chocan los planetas El siglo XXI y el 1800 Los 1800 jueves de las Madres

14

A toda María Elena Poesía para grandes y chicos

16

Blog del pañuelo

19 Alvaro Linera en la Uni Madres Economía y DD. HH. a la boliviana

28

02 Daniel Goldman por Hebe

24

El Ecuador de Correa La revolución ciudadana se profundiza

Viaje a El Salvador De la poesía a la economía dolarizada POESÍA Y MADRES Esta vez, Ana Ajmátova

30

32

¡NI UN PASO ATRÁS!/ Asociación Madres de Plaza de Mayo AÑO 2 Nº 14/ NOVIEMBRE 2012/ REPÚBLICA ARGENTINA Editorial: Asociación Madres de Plaza de Mayo / ISSN: 1853-9785 /Propiedad Intelectual: Fundación Madres de Plaza de Mayo Director: Demetrio Iramain. Editora General: Lucía García Itzigsohn. Redacción: Claudio Alonso/ Paola Amor/ Daniel Ballester/ Sandra Conte/ Gustavo Díaz Fernández/ Roberto Famá Hernández/ Lucía García Itzigsohn/ Adrián González/ Demetrio Iramain /Carlos Juárez Aldazabal/ Damián Lamanna Guiñazú/ Roberto Persano/ Liliana Szwarcer. Asesora de Producción: Teresa Pacitti. Historieta: Jorge Meijide. Humor gráfico: Fabián Prol. Caricatura: Capi Anríquez. Ilustración: Esther Rodríguez Cabrales. Fotografía: Juan Vera. Retoque digital nota de tapa: Evangelina Pugni. Archivo fotográfico: Ignacio López Crespo y equipo de Digitalización. Diseño y diagramación: Leonardo Solari y Uriel Martínez/ Ilustraciones: Romina Degásperi. Impresión: G1S.A./ Domicilio: Hipólito Irigoyen 1584. CP 1089 Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel/ Fax: (0054 11) 4383 0377. Email: revista@madres.org. Facebook: Ni Un Paso Atrás. Twitter: @prensamadres


Daniel Goldman por Hebe

2 . Ni un paso atrรกs


Daniel Goldman por Hebe

"El poder como sustantivo es destructivo, cuando es verbo es potencialidad” Daniel Goldman es uno de los pocos rabinos críticos de la derechización de la comunidad judía. Hijo de sobrevivientes de la Shoá y destacado luchador por los derechos humanos, estudió derecho en la UBA, Educación en la Universidad Hebrea de Jerusalén y Talmud en el Hebrew Union College en Estados Unidos. Está casado con Norma y tienen dos hijas: Tali y Edna. Con Hebe reflexionan acerca de la humanidad frente al horror del genocidio y la política y la memoria como herramientas de futuro.

Edición: Lucía García Itzigsohn Fotografía: Juan Vera

Ni un paso atrás . 3


Daniel Goldman por Hebe Hebe de Bonafini: ¿Cómo es en la vida de un rabino bancarse tantas diferencias? Daniel Goldman: Pensar en las diferencias hace al enriquecimiento. No se puede pensar una sociedad sino es a través de las tensiones. No creo en la idea de las sociedades armónicas. Las sociedades armónicas, apacibles se parecen más a un cementerio que a un lugar de vida. Me parece que la polémica, la discusión, el debate son creativos. Desde ese lugar uno tiene que ser provocador. Y para provocadores te tenemos a vos… Además hay otra cosa, siempre se define a la palabra comunidad como “común unidad”. Hay un pensador italiano, Roberto Espósito - tiene nombre de tanguero - que dice que en realidad la palabra comunidad proviene de la palabra munus que quiere decir debate. O sea, un espacio donde hay debate, discusión, disidencia pero por sobre todo la concordancia de saber que hay disidencias, es una comunidad. H: Y un colectivo, ¿qué diferencia tiene con la comunidad? D: El colectivo tiene que ver con una cosa más abarcativa. Depende para qué momentos y para qué conviene determinada palabra. Las palabras no hablan, somos nosotros los que hablamos en virtud de las palabras, entonces a veces les damos un significado, a veces otro. Coincido con vos en que muchas veces hay que utilizar esta idea de colectivo, porque da una sensación en donde no hay límites. La comunidad, como cualquier institución, tiene límites. La creación de la institución per se es colocar límites: estos quedan afuera, estos quedan adentro. En cambio el colectivo es una cosa más amplia. H: ¿Cuál es tu trabajo diario? D: Me levanto y la llamo a mi querida secretaria, Debi, y le pregunto cómo sigue el día. La tarea tiene que ver con una entrega, yo te diría que es un estado. Estoy en estado de rabinato, que quiere decir acompañar a la gente que tiene dolor, participar con ellos en los momentos de alegría, poder casar a los hijos de la gente que está al lado mío. Además es fundamentalmente un trabajo de enseñar. El rabino a diferencia de un sacerdote, es un maestro y en este sentido implica tener una actitud docente. Una actitud de enseñanza y de aprendizaje

4 . Ni un paso atrás

porque uno cuando enseña aprende. H: ¿Cómo es eso de que es diferente al sacerdote? D: Soy exactamente igual a cualquier individuo en términos de lo que puedo hacer desde el punto de vista ritual y comunitario; cualquiera puede hacer lo que yo hago. Simplemente tengo un reconocimiento por parte de la comunidad de que soy su dirigente, su “líder espiritual”. Pero yo no puedo producir cosas que otros no producen. H: Sabía de tus posiciones, por eso decidí llamarte, pero me impresionó cuando te escuché hablar con tanta claridad respecto de la iglesia católica. Y con tanta dignidad que me pareció maravilloso. D: Vos conociste a mi maestro, Marshall Meyer, yo tengo fotos de los dos que me emocionan profundamente. H: Marshall Meyer fue un tipo que se jugó, que demostró también las diferencias. Me parece que a veces es necesario, porque el compromiso de los que dirigen determinadas iglesias muchas veces es en contra de los pueblos. D: Yo tengo muy buen diálogo con gente de la iglesia, por ejemplo con Eduardo De la Serna, que es un querido amigo. Pero en otro contexto, una vez me llamó alguien por el tema del matrimonio homosexual para decirme que una persona de la jerarquía de la iglesia estaba un poco incómoda. Y yo le dije “mirá, si opinásemos de todo exactamente igual, yo sería católico”. Estas son las diferencias, en estos temas como matrimonio homosexual, aborto, estamos en disidencia. A mí me gusta pensar en el Estado laico, aquel que respeta el sentido de minorías. Las minorías en general son bastante vulnerables. Esta no es una idea propia, se la escuché a un querido amigo tuyo y mío que es Raúl Zaffaroni. Tiene que ver con pensar en momentos de dignidad. Las sociedades dignas son aquellas que tratan con decencia a quienes participan en ellas. Porque a veces dignidad y decencia son sinónimos, y a veces se pueden usar de manera diferente como comunidad y colectivo. H: ¿Vos tenés un lugar de trabajo? ¿Vas a dónde te llaman? ¿Tenés un lugar para hacer las ceremonias?

D: Yo soy rabino de una comunidad, que es la mayor comunidad liberal de América Latina que se llama Bet-el y que fundó el rabino Marshall Meyer. Mirá la grandeza de Marshall, en la dictadura uno de los pocos lugares a los que concurrían las Madres los viernes a la noche, que es el momento en el que se hace el servicio religioso central, era la comunidad Bet-el, donde encontraban algún tipo de oasis, un espacio para poder respirar, saber algunas cosas de ciertas certezas y de lo que estaba pasando. Debajo del púlpito de la sinagoga hay una especie de buhardilla interna, ahí estaban los archivos de la APDH en 1978, 79. A mí me emociona mucho pensar que en el lugar donde yo muchas veces estoy predicando, estaban los archivos. Tiene una energía muy fuerte eso. H: No lo sabía. Era la única manera de preservarlo, guardarlo. En esa época no sabías qué hacer con esas cosas. ¿Cuánto hace que sos rabino? D: 27 años. Me ordené muy joven. Esas locuras de la adolescencia que uno hace. H: Son decisiones de vida, importantes. Todo lo que pasó en la dictadura, y lo que ocurrió en el nazismo, yo aprendí yendo a Israel esta cosa de no dejar de hablar nunca. D: Si hacemos referencia a la memoria, la memoria es uno de los lugares medulares de la tradición judía. Pero toda memoria se construye desde un presente. Si la memoria nos sirve como un modo de recuerdo nostálgico no es bueno. La memoria implica mirar hacia delante en función de cuál es la trayectoria que hemos tenido. En referencia a la dictadura estoy escribiendo un libro con un periodista que se va a llamar algo así como Esquema del horror, sobre lo padecido por el colectivo judío durante la dictadura. Hay una desproporción de judíos en relación a la cantidad de desaparecidos. Estamos hablando de aproximadamente 3000 judíos, cuando la población judía en Argentina no pasa el 0, 5%. Estamos hablando de un 13% de desaparecidos de origen judío. Nosotros sostenemos que hubo una política antisemita de Estado. H: ¿Vos creés que se lo llevaron por compromiso político o por ser judíos? D: Mirá, puede haber de las dos cosas, algunos sostienen que el compromiso políti-


Daniel Goldman por Hebe co a través de ciertas fuentes de la tradición judía, el activismo universitario, el activismo obrero. H: Porque yo me acuerdo que ya en el Colegio Nacional mis hijos tenían un montón de amigos militantes, comprometidos como ellos. Y a uno de ellos fue de los primeros que se llevaron, pero se lo llevaron por militante. Combinaba las dos cosas. D: Muchos sobrevivientes declararon que en los supuestos campos de concentración, los campos de exterminio –deberíamos llamarlos de ese modo–, la tortura que se le inflingía a un judío era mayor a cualquier tortura. Había cuadros de Hitler, se escuchaban discursos, cosas horribles. Ahora escribiendo este libro les pedí a algunos amigos míos que son jueces que me ayuden con algunos testimonios, las cosas que estoy leyendo son terribles, la realidad supera cualquier ficción.

“Tomar la causa de los derechos humanos como causa de Estado, me parece algo extraordinario. Lo acontecido con las AFJP, la Asignación Universal por Hijo son causas que a mí me conmueven.”

H: Yo creo que todavía falta mucho. No por seguir haciendo juicios, que pienso que en algún momento se tiene que terminar. Me parece importante, pero un país no se hace de juicios. Pero creo que todavía falta un montón que esta sociedad se dé cuenta de lo que pasó. D: Me parece que desde ese lugar hay que dar ciertas batallas. Hace un tiempo atrás, habrá sido en abril, escribí un artículo en Página 12 cuando empezó a haber ciertos ataques a los organismos de Derechos Humanos, en donde decía que tenemos que empezar a pensar en cerrar ciertas filas. Más allá de que uno no coincida con ciertas expresiones, hay momentos en que hay que cerrar filas porque el campo está fértil para que otros aparezcan y digan no fue así, no fue tan así. Ahí es cuando la memoria se va tergiversando desde un lugar y se transforma en cosa juzgada. H: ¿Ustedes pueden actuar en política siendo rabinos o no? Actúas porque tenés una posición política muy definida, pero ¿ser candidato podrías? D: Cada congregación se mueve independientemente y determina. El rabino es rabino de su congregación, y tiene un consejo de personas que como asociación discute cómo tienen que ser las cosas, cómo quieren que la congregación se vaya definiendo ideológicamente. Yo prefiero

Ni un paso atrás . 5


Daniel Goldman por Hebe dejarle el lugar a gente que se dedique a la administración política. Porque muchas veces el lugar del religioso es un lugar diferente y toma en cuenta ciertas magnitudes de acción, que el político no y al revés. H: Un rabino en su congregación, ¿incide políticamente? ¿Se manifiesta integrante de un partido? D: Yo me manifiesto a partir de causas. Tengo simpatías por ciertos espacios, no apoyo gobiernos, apoyo causas. Me parece que es un modo también legítimo de establecer ciertas luchas. H: Este gobierno tiene un proyecto nacional y popular, ¿eso lo considerás causa? Porque uno puede estar o no a favor de Cristina, pero el proyecto es interesante. D: Son causas, son causas. Todo aquello que tuvo que ver con este tema de colocar en visibilidad los derechos humanos. ¿Cuándo se hablaba en los 2000 de los derechos humanos? En general se puede entender como un elemento piantavotos. Y tomar la causa de los derechos humanos como causa de Estado, me parece algo extraordinario. Lo acontecido con las AFJP, la Asignación Universal por Hijo son causas que a mí me conmueven. Y lo bueno es que de ahí no se retorna. Empiezan a quedar como parte de la cultura de la nación. El tema del matrimonio igualitario, me parece que son cosas muy fuertes, y yo espero que haya otras batallas fuertes e intensas. El aborto es una de ellas. H: Sí, ese tema está esperando de una decisión política porque todavía no se han pronunciado los políticos kirchneristas. D: Pero ahí hay una trampa que hacen ciertos sectores que dicen que no estamos todavía maduros, como si alguien determinase qué es el nivel de madurez. Y la madurez se establece justamente a través del debate. H: ¿Vos cómo ves el tema del aborto? Esto que dicen que cuando está el feto creciendo, ya es una persona. De eso es de lo que se agarra la iglesia católica, ¿no? Que estamos matando. D: Yo estoy a favor de la decisión, que cada madre pueda elegir. H: La mujer. Si nosotros decimos madre, ya estamos condicionando.

6 . Ni un paso atrás

D: Sí, tenés razón, son deformaciones culturales que uno tiene. De que la mujer pueda decidir que es lo que quiere hacer con su cuerpo. Diría que los varones dejemos decidir a las mujeres qué es lo que quieren hacer. Porque hay ciertos aspectos de esta comprensión femenina que los varones no podemos entender. Lo que puedo decir conceptualmente es que estoy a favor, y que es una decisión de las mujeres. H: Vos fijate que todos los jueces que están decidiendo que no se hagan los abortos son hombres. Hay que ver cuál es el dolor más grande, si bancarse un hijo de la violación o abortar. D: Si bancarse un hijo no querido, en general. H: A mí me parece importante esto que vos decís, que los hombres dejen de opinar y que nos dejen decidir a las mujeres. Porque se hace una cuestión muy machista siempre, del poder del hombre sobre la mujer. Esta sociedad es muy machista, la iglesia católica es machista. No se si la iglesia de ustedes es machista también. D: Tiene ciertos atisbos machistas, sí. Hay algunas mujeres rabinas. Pero es un tema cultural sobre el que tenemos que seguir avanzando. Recién ahora se empieza a hablar de algunos rabinos que deciden asumir su lugar como gays y predicar desde este espacio. H: ¿Y la iglesia de ustedes los acepta? Porque hay que tener coraje si sabés que te van a rechazar. D: Hay algunos que sí y algunos que no. En los seminarios se dio un proceso interesante. Al principio no decían que eran gays y cuando ya eran rabinos lo decían, y ya está. Ahora por otro lado, esto implicaba algún tipo de ocultamiento de decir “no soy el que soy”. Y eso también produce un drama fuerte. Hay que saber aceptar a las personas como fueron creados y acorde a la cultura que van desarrollando. H: Y a lo que ellos deciden. Ese es un avance muy grande en la iglesia de ustedes. La iglesia católica reniega de todo y habrá quién sabe cuántos curas gays. D: En la iglesia protestante también existen corrientes que sostienen más o menos lo que nosotros decimos.

H: La iglesia católica es retrógrada. Por suerte hay curas como de la Serna o como era De Nevares que era otro Marshall Meyer. D: Gente comprometida y que establecía que los próximos escenarios son los que tenemos que debatir, no los escenarios pasados. Hay una imagen muy fuerte en el texto bíblico que es la de la esposa de Lot. La esposa de Lot cuando se va de su pueblo, que es Sodoma y Gomorra, en vez de mirar para adelante se queda mirando para atrás y se convierte en estatua de sal. Avanzar hacia el pasado te convierte en una estatua de sal.

“En el tema del aborto diría que los varones dejemos decidir a las mujeres qué es lo que quieren hacer. Porque hay ciertos aspectos que los varones no podemos entender.”


Daniel Goldman por Hebe H: ¿Estás en alguna comisión de la colectividad judía? D: Fui vicepresidente de la APDH, soy miembro de la Comisión Provincial por la Memoria. Y soy rabino de mi comunidad. H: ¿Qué es lo que más te gusta hacer? D: Muchas cosas, me gusta escribir, escribo, me gusta escuchar música. Me gusta mucho el rock. Soy rockero y me da lástima que se esté comercializando y perdiendo el espíritu de resistencia. Y en la tarea lo que más me gusta es acompañar a la gente de mi congregación. H: ¿Tocas algún instrumento? D: Toco el piano. Soy buen pianista. H: Entonces un día te vamos a llamar para el programa de radio que hacemos cada quince días. Al final hacemos un pequeño concierto, porque a mí me parece que la música te concentra, para que a la gente le quede lo que estuvimos hablando. D: La música tiene un lenguaje imposible de ser traducido en palabras. Toca una fibra del ser humano que le habla a un espacio del alma al que no se le puede hablar de otra manera. H: A mí me encanta verte y hablar con vos, porque tenés una manera de expresarte, que a pesar de que sos una persona combativa y trangresora, transmitís una paz impresionante. ¿Cómo se logra eso? Porque vos sos un tipo que decís cosas muy pesadas. D: Primero desdramatizando, me río mucho. Tengo un sentido de la celebración, no soy alegre. Y paralelamente, rezo y hago natación todos los días. La natación es una hora en donde no hablo con nadie, hablo conmigo, esto me ayuda mucho a apaciguarme. Y fundamentalmente también tiene que ver con la gente que te vas rodeando, que te vas acompañando. Y eso te transmite, brindas paz y recibís paz. Humildemente me reconozco como combativo. Pero sabes qué, el insulto es el principio del fascismo, esto lo decía Bertold Brecht. Es más, yo te diría que uno tiene que terminar combatiendo esa idea del poder. El poder se puede entender como sustantivo o como verbo. Cuando el poder es sustantivo siempre es negativo, es destructivo. Cuando el poder es verbo, yo puedo es

una potencialidad que le da a la persona, al grupo, al colectivo, un lugar prácticamente infinito de hasta dónde llegar con mis ideas, con mis utopías, con mis sueños. H: O sea que la rebeldía no es violencia. ¿Te gustan la calle, las movilizaciones, las protestas? D: Justamente el otro día me encontré con un joven, que es hoy es un académico de prestigio, que recordaba que me vino a buscar en el 2001 porque iban a hacer una movilización muy fuerte y estaban con miedo que los lleve la cana. Y yo fui, no me acuerdo de eso, porque participé en tantos lugares así.

“Me emociona mucho pensar que en el lugar donde yo muchas veces estoy predicando, estaban los archivos de la APDH. Tiene una energía muy fuerte eso.” H: Y para discutir, para juntarnos, y para un montón de cosas. D: Cuando los griegos toman el concepto de la polis, no es otra cosa que el espacio público, la plaza. Y esa plaza es lo que permite que las personas puedan discutir, de ahí viene la política. La política es la cosa que se hace en la plaza. La cosa que se va haciendo entre las personas.

de la tecnología es una cosa, pero correr detrás de la tecnología es otra. No uso twitter, ni facebook, hace poco aprendí a manejarme con los mails. Me dieron un teléfono celular hace un par de años. Pero mirá qué interesante, cómo surgió el tema del teléfono celular. Hace unos años atrás estaba reunido con Marshall Meyer –que ya falleció– y se había suicidado una persona de la congregación. Habíamos hecho un retiro con Marshall y recién nos enteramos al otro día que esta persona se había querido comunicar con nosotros. A partir de ahí dije, tengo que tener un celular. H: ¿Qué pasa cuando en una congregación alguien se suicida? D: El suicidio en la tradición judía es un insulto religioso. Es muy difícil de demostrar que alguien se haya suicidado. El suicidio en la tradición judía quiere decir que alguien en la absoluta sensación de que sus cabales están de la manera correcta ha determinado que la vida no tiene sentido. Es una actitud demasiado nihilista. Siempre la tradición judía estableció, de algún modo, elementos que establezcan que no se suicidó, que estaba loco, estaba chiflado, estaba en un momento de depresión, etc. Para decir “sabés qué, tuvo un apego a la vida”. Esto se decía en el siglo III o IV. Decían “le entró un espíritu de tontera”. Y para mí muchas veces es una frustración muy grande porque digo cómo no pude comprenderlo o cómo no pude tener un teléfono en ese momento. H: En la comunidad judía, ¿hay mujeres golpeadas?

H: Mirá lo que hicimos las Madres sin darnos cuenta. D: Y sí, obviamente. Ustedes caminaron la Plaza y dieron tantos pasos como de acá a Groenlandia. Y saqué el cálculo.

D: Sí, y hay una organización que se llama Paz en el Hogar. Mujeres golpeadas hay en todos los grupos religiosos y sectores sociales. Y esa organización asiste a las mujeres. El tema es me parece tener la voz suficiente y la escucha como para percibir qué es lo que está pasando.

H: Yo no sabía, mirá hasta dónde podríamos haber llegado. ¡Qué impresionante! ¿A vos te gustan las nuevas tecnologías? D: No, soy un desastre. No hay que negar los nuevos modos de comunicación, ni colocarse en contra de la tecnología. Ahora, cuando la tecnología se transforma en ideología, eso es peligroso. Ser conciente

H: ¿Qué les dirías a los jóvenes que en este momento están haciendo política? D: Martin Bubber decía que la juventud tiene algo positivo y algo negativo. Lo positivo es la fogosidad, la fuerza, el encanto, el espíritu de resistencia, las posibilidades de luchar, de soñar. Lo negativo es que se pasa. Les diría que sigan peleando.

Ni un paso atrás . 7


Las imágenes que ilustran esta nota corresponden al documental "La guerra por otros medios".

Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual

COMUNICACIÓN POPULAR:

Un proyecto emancipador Con el poder inexorable del pueblo, que le dio cuerpo a lo largo de foros y debates en cada punto del territorio nacional, la ley 26.522 da cuenta de la madurez que nuestra comunidad ha alcanzando en el tema comunicación. Por Sandra Conte

La contracara de esta madurez la constituyen aquellos grupos minoritarios que poco a poco (demasiado lentamente, podríamos agregar) van perdiendo privilegios. Del otro lado de la cuerda, infinitas y cada vez más activas, organizaciones populares abren el juego a la pluralidad en un ejercicio de diversidad que enorgullece a todo habitante del suelo argentino que se precie de democrático. Nos preguntamos ¿qué implica para estas organizaciones la efectiva aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual? La Cooperativa de Comunicadores Populares La Minka lleva adelante el proyecto de investigación-acción “Revista Comunicadores Populares de UNASUR”,

8 . Ni un paso atrás

que integra el Centro de Investigación en Comunicación Comunitaria, en el marco de la Secretaría de Investigación de la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo. El Centro de Investigaciones en Comunicación Comunitaria se propone construir un espacio de investigación, de trabajo, de debate y de lucha, recuperando la perspectiva de la comunicación popular para abordar los nudos problemáticos teóricos en su relación con las praxis políticas de organizaciones populares. El desafío de conformar el centro incorporando investigaciones de diferentes puntos del país, tiene como finalidad que aquellas permitan visibilizar los diversos abordajes y perspectivas que se ponen en juego con las particularidades de

cada región. Si partimos de la premisa de que comunicar es “poner en común” -en tanto tornar accesible para todos y todas- los modos de entender la realidad y coincidimos en que comunicar es producir sentidos, podemos advertir el rol privilegiado que (por su alcance y simultaneidad) detentan los medios masivos de comunicación en dicha construcción, determinada por las transformaciones económicas y

“Transformar implica “resignificar”, implica reformular relaciones de poder y esta tarea se lleva a cabo en la arena de disputa simbólica.”


Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual sociales experimentadas en nuestros países a partir de los procesos de industrialización y urbanización, tanto en los ciclos de auge como de decadencia del neoliberalismo. Pero no sólo los medios producen sentidos sobre la realidad, las prácticas comunitarias también producen “comunicación”. No hay dudas de que nuestro objetivo es transformador y para que esa transformación tenga lugar y cobre sentido, resulta imprescindible encarar procesos comunicacionales como estos, que reconocen y valoran el rol de los sectores populares, como artífices y verdaderos protagonistas de toda transformación pensable. ¿Qué características tienen estas miradas transformadoras? Básicamente, se trata de una mirada política. Transformar implica “resignificar”, implica reformular relaciones de poder y esta tarea se lleva a cabo en la arena de disputa simbólica. Para realizarla necesitamos de manera irreemplazable conocer desde nuestra perspectiva, es decir desde nuestras propias percepciones, en qué registro debería operar el mundo que queremos disfrutar, ni más ni menos que “una vida que valga la pena ser vivida”. Allí se ponen en juego tanto las experiencias y saberes previos, como las prácticas culturales, las acciones políticas, las ideologías, y toda la información disponible con las que podamos contar para generar nuevas categorías que nos permitan considerar nuestras particularidades pro-

pias como sujetos. ¿Qué particularidades? Quizás la más relevante sea la que señala la investigadora cordobesa María Cristina Mata, cuando apunta que las prácticas de comunicación popular siempre explicitan un proyecto de emancipación. ¿Por qué ahora? Obviamente porque una vez más la historia, en sintonía con la voluntad política de los representantes elegidos por voto mayoritario, lleva a

“Si comunicar es “poner en común” los modos de entender la realidad y producir sentidos, podemos advertir el rol privilegiado que detentan los medios masivos de comunicación en dicha construcción” los sujetos populares a ocupar lugares protagónicos. A la hora de expresar sus objetivos, los integrantes del proyecto manifiestan: “El objetivo fundamental de la Revista Comunicadores Populares de UNASUR, es concientizar en las diversas comunidades de la Patria Grande, que la herramienta principal para organizarse y construir poder en las bases es la comunicación y el diálogo popular. Dar batalla cultural. Cultura es todo lo que el hombre expresa. Por ello, queremos establecer un cruce entre el

escenario local/natural y la denominada “cultura mediática”. Visibilizar otras voces, combatir el discurso único/empresario/corporativo de los medios e intercambiar saberes y experiencias para el armado de una red conectada de trabajo; para la construcción del nuevo relato histórico pluricultural en líneas con los nuevos tiempos sociales y políticos que vive Latinoamérica. Contribuir al nuevo escenario comunicacional que nació en Argentina a partir de la Ley 26.522 y se extiende por los otros países de la Patria Grande, estimulando el diálogo social y el ejercicio político ciudadano en cada uno de nuestros territorios. Entre las numerosas actividades destacadas de la cooperativa se cuentan el trabajo en los Centros Culturales y Centros de Integración Comunitaria, en los que llevan a cabo los talleres de Comunicación Popular, la Gestión Cultural en la Cárcel de Villa las Rosas (en Salta capital), así como encuentros en radios comunitarias y universidad pública de Tarija-Bolivia. A través de los Programas Nacionales

Ni un paso atrás . 9


Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual Las Cooperativas de Comunicación Popular apoyamos el 7d porque empodera al pueblo y fortalece la democracia Siendo La Minka una cooperativa que a través de su trabajo toma las herramientas técnicas y tecnológicas para difundir la cultura popular y defender intereses populares, podemos decir que avizoramos el 7D como una fecha de socialización de los recursos de nuestro Estado. En La Minka entendemos la idea de que el Estado somos todos: los 40 millones, el territorio con sus recursos para abajo y para arriba, y las instituciones que lo organizan ordenando la demanda del Pueblo. Es por eso que al 7D lo consideramos un día clave de socialización de los recursos del territorio comunicacional. La lucha por la nueva ley de Servicios de Comunicación audiovisual (26.522) y los foros populares previos a su promulgación, nos hizo tomar conciencia de las cuatro injustas concentraciones de la glotonería corporativa mediática: * La tecnológica: unas pocas empresas controlan las nuevas tecnologías, y a través de ellas también producen contenidos. Al mismo tiempo sobre un mismo soporte se brindan varios servicios (telefonía, Internet, cable, radio y la revista desde una sola mirada) * La geográfica: la mayoría de los medios con mayor alcance están en Buenos Aires, y desde allí manejan repetidoras en el resto del país, desfavoreciendo a los medios pequeños y medianos de otras regiones de la Patria. * La pauta publicitaria: la publicidad es direccionada a unos pocos grandes medios que manejan “la torta”, y funcionan como voceros de sus anunciantes. ¿Quién se le para a una transnacional contaminante si ella auspicia en 270 medios de un solo dueño? * La propiedad: unas pocas empresas manejan muchos medios, como el grupo Clarín.

Si los medios -sean gráficos o audiovisuales- con estas concentraciones se presuponen “tutores de la verdad”, forman opinión y mueven voluntades en la masa receptora, deducimos que también apuntan a concentrar poder. Lo han demostrado pretendiendo marcar la agenda del Estado, comprando jueces y funcionarios, jugando con el pueblo a través de falsos consensos y cuando la situación o el tiempo histórico lo ameritan, con los militares, fomentan la coacción. Por eso se habló de ellos como 4º Poder. Hoy desde La Minka creemos en la consolidación del 5º Poder. Un poder que se visibiliza en los miles de pequeños medios comunitarios, en las millones de publicaciones de las redes sociales, en la cotidiana militancia de nuestra juventud y en la pérdida de potestad exclusiva de los “periodistas” de machacar diariamente nuestra realidad secuestrando el sentido. Ese 5º Poder es el Poder Popular. Hoy por ejemplo en Venezuela, un país que como el nuestro es parte de UNASUR, el quinto poder ya está institucionalizado y ha permitido desde el territorio dar la batalla cultural para torcer las maniobras conspirativas que atentan contra la democracia. Las cooperativas, los pueblos originarios y las organizaciones sociales que conforman el 33% que dicta la ley, son parte del poder popular que dará legitimidad y fortaleza a nuestros funcionarios e instituciones en la acción de hacer cumplir la Ley el próximo 7 de diciembre. Y como una vez se oyó en un clásico del cine: todo poder conlleva una enorme responsabilidad. Josefina Adrover Cooperativa de Comunicadores Populares La Minka Movimiento Octubres en Frente Nuevo Encuentro NOA

“Dar batalla cultural. Cultura es todo lo que el hombre expresa. Por ello, queremos establecer un cruce entre el escenario local/natural y la denominada ‘cultura mediática’” de Pro-huerta y Agricultura Familiar coordinan talleres y clases en gestión cultural y comunicación para visibilizar en la revista la evolución de los pequeños campesinos de la zona a partir de ejercer su derecho a la comunicación (Ley 26.522) a través de la radios comunitarias y del aporte que los talleres pudieron hacer en el territorio. También tienen entre sus propósitos aportar con concientización y difusión al “Plan Estratégico 2020”, que toma como recursos principales para la Nación el agua, los alimentos y la energía: “Alimentos como la quinoa, la tuna, la aloja, el chañar, el chuño, la sal andina… entre otros no son conocidos nacionalmente y mucho menos sus aportes a la salud humana, por ello nuestra Revista quiere contar con el espacio merecido a la cultura alimentaria”. Por otra parte han sido los responsables de la realización de dos Congresos de Comunicadores Populares en Homenaje a la Pachamama, realizados en Salta, Argentina en 2010 y

10 . Ni un paso atrás

2011, respectivamente. Tal como resumen los compañeros de La Minka, no se trata de otra cosa que de “encontrar respuestas colectivas a necesidades compartidas” y está claro que de esto, los monopolios saben bastante poco.


Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual

ó g e o l l r u a t y u f l E Por Paola Amor y Claudio Alonso*

Desde el punto de vista que se lo mire resulta asombroso. En ningún país del mundo un grupo mediático/económico está por encima de los tres poderes. O para ser más justos, cree estar por encima de ellos. El grupo Clarín se negó durante tres años a cumplir el artículo 161 de la nueva Ley de Medios. Y en una de sus últimas presentaciones judiciales, desconoció a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) como entidad de aplicación. El 7 de diciembre, 7D, no será un día más. La histo- Esta puja que viene de larga data se pronuncia duranria cambió desde que la sociedad argentina advirtió te la década del 90 donde “hubo un fuerte proceso de que un medio puede mentirle. Una sociedad que sacó concentración que, de alguna manera, terminó paganconclusiones y se permitió desconfiar. Que desmitificó do el conjunto de la sociedad argentina, a través de las aquello de que “si salió en el diario, será porque es ver- deudas que el poder económico -en particular Claríndad”. Esa es la gran batalla ganada, más allá de que la tomó para generar ese proceso de concentración. “Digo ley se aplique en su totalidad más temprano que tarde, esto porque si no, se sigue hablando como si en algún o más tarde que temprano: haber demostrado que un momento hubiese existido en serio esa tal inversión”, medio de comunicación, como todo sujeto tiene una explicó Lázaro aludiendo a la pesificación otorgada por intencionalidad, está escrito, producido y dirigido des- Eduardo Alberto Duhalde al grupo. de algún lugar. “Se suele presentar esto como una “El desafío tiene que ver El mes pasado se conoció la depelea superestructural entre el con que efectivamente signación de Martín Sabbatella al gobierno y un grupo económico, frente de la Autoridad Federal cuando en realidad se trata de un de Servicios en Comunicación problema que afecta al conjunto Audiovisual (AFSCA), lo que se de la sociedad. Es importante convirtió en una jugada de que se entienda que cuando y al mismo tiempo alto impacto político del Ejehay un esquema monopólico cutivo nacional. La designación vigente es muy difícil que las podamos promover un escenario de no fue casual: la espalda polítinuevas voces se encuentren en con los actores de subsistencia. Acá el desafío tiene ca del ex intendente de Morón le permite hacer frente a lo que se que ver con que efectivamente las la comunicación”afirma Luis viene en los próximos meses. Las corporaciones se avengan a cumplir Lázaro. embestidas contra su figura quedacon lo que la ley establece y al misron ridículas luego que desde el mismo monopolio hu- mo tiempo podamos promover un escenario de plurabieran resaltado su imagen como uno de los políticos lismo con los actores de la comunicación”, remarcó el más honestos de la Argentina. coordinador de Planificación estratégica del AFSCA. El Grupo Clarín utilizó todas las metodologías posibles para evitar que la ley se sancionara. “Por ¿Desinversión o adecuación? El periodista y coordinador de Planificación Estratégica aquel 2009 en los pasillos, los opositores que de la Autoridad Federal Servicios de Comunicación Au- se reunían entre bambalinas con los rediovisual, Luis Lázaro, aseguró que “la Ley de Medios presentantes de Clarín bregaban es un tema permanente y lo seguirá siendo. Un tema porque la ley no saliera, pero en el que no hay que hablar de desinversión sino de exigían que en el caso de que se hiciera efectiadecuación al cumplimiento de la ley”.

las corporaciones se avengan a cumplir con lo que la ley establece pluralismo

Ni un paso atrás . 11


Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual

Si el medio me puede mentir, eso quiere decir

que hay

una verdad en algún lado y es el

compromiso de los pueblos descubrirla.

va había que otorgarles por lo menos tres años para la adecuación”, recordó el diputado nacional, Carlos Raimundi quien además reflexionó “ellos no estaban pensando en ajustarse a la ley, sino en que Cristina perdiera las elecciones del 2011”. Por su parte, Jorge Deboli, actual Secretario de la Comisión Federal Asesora para la Promoción y Uso Sustentable de Pasta Celulosa y Papel para Diarios indicó que “con el avance de la nueva Ley de Medios los tiempos de Clarín se han modificado notoriamente, porque ellos tenían planificado llegar al 2013 con una elección similar al 2009 inventando conflictos, incentivándolos con el objetivo de generar las condiciones para ubicar a su propio candidato para las elecciones presidenciales del 2015”. Para Deboli “el tiempo del monopolio se acabó. Y a través de varias editoriales publicadas en este último tiempo han mostrado la hilacha y su desesperación por los tiempos que se vienen”.

7 D y después

¿Qué pasará entonces a partir del 8 D? Para Néstor Piccone, titular de la Federación de Cooperativas de Televisión la Ley de Medios es más que una ley que busca la desinversión de grupos concentrados: “tiene que integrar a los sectores que garanticen la multiplicidad de voces. Tiene que trabajar en la sostenibilidad de un nuevo sistema de medios”. Considerando además que las universidades, los pueblos originarios, los municipios tienen hoy por hoy la posibilidad de acceder a una frecuencia sin concurso “se abre todo un espectro con la nueva

12 . Ni un paso atrás

ley que no es solo desmonopolizar, sino también garantizar que haya más medios de comunicación”. Algo que llevará tiempo pero que según el miembro de la Coalición por una Comunicación Democrática “tiene que efectivizarse después del 7 de diciembre”. Carlos Raimundi sostuvo que lo que seguramente no pasará el 7 D es que “cada uno de los grupos empezando por Clarín ya se hayan desprendido de todas las licencias”. Lo que sí tiene que suceder “es que todos hayan presentado su plan de adecuación con plazos razonables y con las etapas que correspondan”. Para el legislador “hay que recuperar el tiempo perdido y llegar a que rápidamente se concreten todos esos planes de adecuación”. En ese sentido, Néstor Piccone subrayó que el monopolio “se demoró más de dos años en adecuarse a la ley. Una cosa insólita. De gente que se la pasa hablando del derecho a la libertad de prensa y de los derechos de la sociedad pero que no son capaces de respetar lo que democráticamente se ha votado y discutido”. El 7 de diciembre será una bisagra. Pero ya hay algo que es irreversible. Tuvieron que mostrarse tal cual son. Obligarlos a salir de la cueva fue un gran logro de la Ley de Medios. Mostrar sin tapujos lo impostado de su neutralidad hizo a la sociedad empezar a discutir la construcción de las noticias, porque ya no se espera que los medios digan cuáles deben ser nuestras opiniones. Si el medio me puede mentir, eso quiere decir que hay una verdad en algún lado y es el compromiso de los pueblos descubrirla.

*Conductores de Punto de Encuentro, programa que se emite de lunes a viernes de 13 a 15 horas por Fm Difusión 98.1 de Berisso.


LEYES Y LITERATURA

Bartleby y las formas jurídicas ¿Es lo mismo la huelga que evitar la resistencia y simplemente preferir no hacer lo que manda el patrón? Por Federico Arabia

El derecho está en todos lados. Lejos de ser patrimonio exclusivo de los códigos y los tecnicismos tribunalicios, el derecho forma parte de la filosofía, el arte, las letras. La literatura, entre otras formas de expresión, también “piensa” el derecho, indaga en las relaciones de poder, propone formas de Estado, proyecta ciudadanía y modelos de comportamiento. En el estilo de un autor hay formas de lo jurídico. Viñas decía que los escritores “gentlemen” de los 80 (1880), entre ellos Cambaceres, usaban las comillas como tomando las palabras “con la punta de los dedos”, es decir, con un sentido claramente “elitista”. A través del uso de las comillas se puede acceder al pensamiento jurídico como al analizar el articulado de una ley, la validez de la norma o algún otro hecho “más específicamente jurídico”. Seamos directos: el capitalismo dentro de las universidades, en éste caso la Facultad de Derecho, llevó a formar técnicos listos para ser manejados por Joystick desde algún bufett monopólico. Pero a pesar de la rigidez que muchos de éstos técnicos le autoadjudican, el derecho es un producto más bien inestable que forma parte del imaginario de una sociedad, difícilmente limitable a las fronteras del tecnicismo académico. La máxima alberdiana: “Saber leyes no es saber derecho”, resume acertadamente ésta posición. Herman Melville, escritor yanqui, fue un gran crítico del derecho. Creó a uno de los personajes más desconsoladores de la literatura: “Bartleby, el escribiente”. Bartleby es un empleado de oficina insoportablemente melancólico. Cada una de las peticiones que le hace el patrón, el personaje de Melville decide evadirlas contestando: “Preferiría no hacerlo”. Acaso una de las frases más precisas de la literatura. La declinación de responsabilidad que tiene el uso de la palabra “Preferiría” paraliza al destinatario. La duda sobre la existencia es contagiosa y el patrón (lector) empieza a angustiarse, a no saber qué hacer. A cada nuevo pedido, a cada solicitud, Bartleby, el escribiente de

una oficina cualquiera en Wall Street, repite sin cesar: “Preferira no hacerlo”. Y así se abre paso el cuento. En nuestra legislación existe el derecho a “Preferir no hacerlo”. Su equivalente jurídico es la figura de la “Retención de Tareas” o “Excepción de incumplimiento” (art. 510 y 1201 Código Civil). En criollo, la retención de tareas es el derecho que tiene el que presta un servicio, de retener ese servicio cuándo la otra parte incumple con sus obligaciones contractuales. Ésta figura es perfectamente aplicable a las relaciones laborales, por lo tanto, un trabajador que no está recibiendo las prestaciones del contrato de trabajo (deuda salarial, etc) tiene el derecho de “suspender” las prestaciones hasta tanto el empleador cumpla con lo suyo. La legislación le permite al trabajador “no hacerlo”. Por cierto, la suspensión de las tareas (o de la realidad, según Bartleby) no sólo es viable a través de la figura jurídica de la “retención de tareas” del Código Civil. Quizás la máxima expresión de la abstención laboral sea la huelga. La huelga, parafraseando a Cooke, es un “hecho maldito”, un vacío en el sistema. El derecho, a través de la huelga, legitima la abstención laboral aunque a diferencia de la retención de tareas ésta tiene un sentido colectivo. Su fin no es la concreción de un derecho individual sino de los de un conjunto de trabajadores. Lo interesante es que además de legitimar la suspensión de tareas legitima un daño, ya que las huelgas siempre provocan algún tipo de daño (ya sea en la producción, en las instalaciones). La retención de tareas y la huelga son importantes herramientas jurídicas en la concreción de derechos laborales. Bartleby es su antecedente filosófico y la denuncia literaria de un capitalismo proclive a generar condiciones laborales poco felices. Quedaría por analizar todos los “Preferiría no hacerlo” que dieron lugar al resto de la legislación laboral. “Preferiría no trabajar más de ocho horas”. “Preferiría no trabajar en condiciones insalubres”, “Preferiría no trabajar los días feriados.” En definitiva, “Preferiría no hacerlo” para todos y todas.

Ni un paso atrás . 13


Los 1800 jueves de las Madres

“Hasta la victoria siempre, queridos hijos” Por Demetrio Iramain Fotos: Evangelina Pugni

El jueves 18 de octubre, las Madres de Plaza de Mayo cumplieron 1800 marchas consecutivas en ese sitio emblemático de la historia argentina. 1800 marchas que no son rondas, que giran indefinidamente sobre un mismo punto, sino movilizaciones circulares, ocupaciones políticas de la Plaza de Mayo, que se dirigen hacia el sueño revolucionario de sus hijos e hijas. Desde Guatemala, el ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Eugenio Raúl Zaffaroni, avisó que la distancia le impedía estar físicamente en la Plaza, pero no en el sentimiento. También Martín Sabbatella notificó que sus urgencias al frente de la AFSCA le imposibilitaban asistir, pero no acompañar con el pensamiento. Quienes sí estuvieron fueron el abogado y periodista Pablo Llonto y el subsecretario de Derechos Humanos, Luis Alén, entre tantísimos otros y otras, que colmaron la Plaza y dieron un marco

14 . Ni un paso atrás

especial a la marcha número 1800. Tras la movilización y el discurso de Hebe, el festejo se trasladó hasta la puerta de la Universidad Popular, donde cientos de personas compartieron con ellas mates, bizcochitos y facturas. Tanta fue la cantidad de gente, que el tránsito de la calle Hipólito Yrigoyen tuvo que ser interrumpido. Compañeros de Córdoba, Rosario y hasta de Italia celebraron junto a las Madres. Además de los mates y las tortas fritas, se compartió una torta gigante con la leyenda "Hasta la victoria, siempre, queridos hijos". Luego hubo chacareras para prolongar la celebración.


Los 1800 jueves de las Madres

1800, una, e infinito Por Orlando Barone Son 1800 jueves en la Plaza de Mayo. No son lunes ni viernes ni domingo: son jueves. Y una sola es la lucha de Madres; y solo una es la

conciencia. Madre hay una sola; Madres de Plaza de Mayo también. Pero hoy los jueves suman 1800. La cuenta es provisoria, porque los jueves de las Madres son infinitos.

Pañuelos que enseñan a caminar Por Gustavo Cirelli * y trabajadores de Tiempo Argentino Tiempo Argentino nació para dar testimonio de este tiempo único, irrepetible y maravilloso que nos toca vivir. Cuando nacimos como diario lo hicimos abrazados por una convicción inalterable: estar junto a las Madres que son nuestro refugio en días difíciles, nuestro ejemplo a seguir

siempre. Marchar detrás de los Pañuelos nos ha enseñado a caminar. Y aquí estamos para honrar los 1800 jueves de nuestras queridas Madres en su Plaza, lo que nos obliga a redoblar nuestro compromiso con su historia y su lucha. Su ejemplo nos confirma cada día que el amor vence al odio. Gracias Madres * Director periodístico

Ni un paso atrás . 15


El reino del revés

Por Liliana Szwarcer Roberto Persano

En el país de María Elena

Su nombre se asocia de inmediato con el cancionero y la literatura para chicos, aunque su extensa obra poética y musical incluye textos literarios y un repertorio destinado al público adulto. La figura de esta creadora presenta aspectos sumamente contradictorios y su vida escapa a reduccionismos fáciles. Afortunadamente, María Elena Walsh inventó un lugar maravilloso en el que encaja sin dificultad. Es el Reino del Revés, donde “nada el pájaro y vuela el pez; un ladrón es vigilante y otro es juez” y donde “dos y dos son tres”. 16 . Ni un paso atrás


El reino del revés

Foto: Sara Facio

M

aría Elena Walsh cautivó a varias generaciones de argentinos (adultos de hoy y niños de siempre) que crecieron con su mágica obra. Quizá los rasgos más remarcables de esta artista genial sean su incesante enfrentamiento con los estereotipos socioculturales de su época, su continua rebeldía y la mirada entre irónica y tierna que quedó plasmada en sus poemas, cuentos, canciones y artículos periodísticos. En la casa natal de María Elena se respiraban aires de libertad muy diferentes de los que imponía la rígida educación de los años treinta y ese ambiente moldeó su personalidad. Ella misma diría más tarde: "En mi casa había un ambiente de clase media ilustrada. Gente con sensibilidad hacia el arte, la lectura, la música. Ese es un privilegio de cuna muy grande. Es como heredar una fortuna." El surgimiento del movimiento obrero organizado y el posterior ascenso al poder de Juan Domingo Perón coincidieron con el tiempo en que María Elena cursaba sus estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes. En ese medio cultural y social, la simpatía por el peronismo era casi inexistente. Walsh, como la mayor parte de la intelectualidad argentina, nunca pudo entender ni plegarse a los movimientos populares. En sus líderes percibió autoritarismo, fascismo o males aún peores. No obstante, su conservadurismo político no era compatible con su inconformismo social. Asfixiada por la represión social impuesta a toda sexualidad diferente - como la de ella, que siempre mantuvo en la intimidad - y por un clima político polarizado entre peronismo y antiperonismo, María Elena eligió autoexiliarse junto a la cantante Leda Valladares, su pareja en ese momento. Europa representaba todo lo que, en su visión, Argentina no les daba: libertad social e ideológica, un ambiente cultural y emocional estimulante y grandes posibilidades de desarrollo profesional. Mucho tiempo después, sin embargo, M. E. Walsh se permitió replantearse esas certezas: "Al ver los manejos de la Revolución Libertadora recapacité sobre todo lo que había sido la obra del pero-

nismo (…). Me di cuenta de lo que había representado para el pueblo, que es mucho". Quizá por eso sintió la necesidad de revalorizar a Evita, y lo hizo con el más hermoso poema que se haya compuesto en honor de ella: (…) Tener agallas, como vos tuviste/ fanática, leal, desenfrenada/ en el candor de la beneficencia/ pero la única que se dio el lujo/ de coronarse por los sumergidos./ Agallas para hacer de nuevo el mundo./ Tener agallas para gritar basta/ aunque nos amordacen con cañones. En París, más allá de ser pareja, María Elena y Leda Valladares iniciaron su sociedad artística. Investigaron las raíces folklóricas, incluyeron canciones andinas en su repertorio parisino y grabaron sus primeros discos con temas de Yupanqui y Dávalos. En 1956, derrocado el peronismo y aún bajo dictadura militar, ambas regresaron al país e iniciaron una larga gira por el noroeste, que les permitió descubrir y apreciar culturas que desconocían. Esa construcción de sus repertorios derivó finalmente en la separación musical del dúo. Leda reivindicaba el folklore puro como creación anónima, en tanto María Elena buscaba crear nuevas expresiones basadas en el folklore sin ceñirse exclusivamente a él y sumando temas sociales. Además, el dúo no logró captar la atención comercial de una Buenos Aires signada por un contexto machista y autoritario. Como la misma María Elena señaló, ellas rompían los estereotipos vigentes, que postulaban que "un verdadero conjunto folklórico debía estar compuesto por cuatro gauchos bien machazos".

Canciones para mirar Si bien el vínculo de María Elena con el público pequeño no estaba aún consolidado, la experiencia de escribir guiones para programas infantiles que le ofreció Herminia Avellaneda abrió un nuevo horizonte. Ella vislumbró la posibilidad de cambiar los códigos del espectáculo para chicos y no dudó en romper todos los cánones establecidos. Sus personajes (la inolvidable Doña Disparate y su ladero,

Ni un paso atrás . 17


Iconografía popular TIEMPO NO APURADO

Bambuco; Manuelita la tortuga, la Reina Batata, la Vaca de Humahuaca o Dailan Kifki, entre muchos otros) marcaron la música y la literatura infantiles. “Sólo me interesaba que los chicos se animaran a jugar con el lenguaje, a abordar la realidad de una manera creativa. Que gozaran de una estética de la música y de la letra. Los segundos y terceros sentidos vinieron después: es posible que a nivel inconsciente haya reflejado los problemas que se intuían en el país, pero no fue mi intención contrabandearlos en medio de la poesía”, señalaba la autora. Los títulos para chicos se intercalaron con producciones para adultos, como el espectáculo Juguemos en el mundo. Éste se transformó en un acontecimiento cultural que trascendió los escenarios e interactuó con la incipiente nueva canción popular argentina, representada por músicos como Mercedes Sosa, Armando Tejada Gómez, los Huanca Hua y el Cuarteto Zupay. Las canciones de María Elena Walsh aportaron una fusión de estilos y géneros provenientes de las más diversas fuentes

18 . Ni un paso atrás

musicales: el folklore y el tango, el jazz y el rock. Y en las letras aparecieron temas ausentes hasta entonces en el cancionero argentino, como la emigración (Zamba de Pepe), el peronismo (El 45), la pareja (Sábana y mantel) o las nuevas subclases sociales (Los ejecutivos). En 1979, María Elena sorprendió a todos al publicar en el suplemento cultural del diario Clarín un artículo titulado Desventuras en el país jardín de infantes. En él se expresaba enfáticamente en contra de los gobiernos dictatoriales, aunque sólo criticaba la censura imperante y no el accionar asesino de las fuerzas armadas. De nada le sirvió esa complacencia: la totalidad de su obra fue prohibida. Es que los militares consideraban potencialmente peligroso todo aquello que estimulara el pensamiento propio y la imaginación y, sin duda, las canciones de María Elena, burlonas e inconformistas, les resultaban sospechosas. Temas como Oración a la Justicia, Canción de cuna para un gobernante o Como la cigarra, compuestos años atrás y con un objetivo diferente, ya no podían

En el ECuNHi, el sábado 17 de noviembre, de 14 a18 hs., se realizará el 2° Festival de los chicos “María Elena Walsh”, con entrada libre y gratuita. Después de una hermosísima primera experiencia el año pasado, las Madres de Plaza de Mayo y el Ministerio de Educación invitan nuevamente a compartir una tarde de música en familia, para celebrar la vida y el arte en un festival que reunirá las mejores propuestas musicales para chicos y será conducido por Los Cazurros. Además de los espectáculos del escenario principal, se ofrecerán actividades con clowns, malabaristas, narradores, actores, músicos y profesores del programa “El ECuNHi hace escuela”. Y, como en anteriores encuentros, habrá muchos libros para disfrutar en el espacio Carpa. Una tarde para escuchar, cantar, bailar, leer, dibujar y pintar, para ver títeres, clowns y malabares: el Festival de los chicos en el ECuNHi invita a todos pasar un sábado diferente en familia, gratis, celebrando además el Día Universal de los Derechos del Niño. ¡Traigan sillas, reposeras o mantas, viandas y, sobre todo, muchas ganas de participar! Más info: www.nuestroshijos.org.ar

escucharse en su propia voz. Sin embargo, otros intérpretes se apropiaron de ellos y de este modo llegaron a convertirse en símbolos de la resistencia y la lucha por la democracia, asumiendo el carácter de himnos populares nacionales. María Elena Walsh fue una innovadora excepcional, de múltiples facetas, muchas de ellas contradictorias. Sin embargo, su obra refleja una enorme coherencia artística, de absoluto compromiso con la libertad creativa, la imaginación, lo lúdico, el genuino respeto por los chicos. Ya son tres las generaciones que se han formado con sus canciones y, pese al tiempo transcurrido, éstas no han perdido vigencia.


el blog del pañuelo Violencia en México

E

l 3 y 4 de mayo de 2012 se cumplieron 6 años de la cruenta represión en San Salvador Atenco y Texcoco (México). Más de 2.500 efectivos de las fuerzas de seguridad estatales, federales y municipales para reprimir a manifestantes que protestaban contra el desalojo de unas vendedoras del mercado municipal. 2 muertos, 219 detenidos/as, 46 mujeres agredidas sexualmente (de las cuales 27 sufrieron tortura sexual) y 5 extranjeros/as deportados/as ilegalmente a sus países de origen (España, Chile y Alemania); ese fue el saldo cuantitativo que dejó esta reciente manifestación del terrorismo de Estado en ese país. De las 27 mujeres sobrevivientes de tortura sexual, sólo 12 mantienen una denuncia pública contra el Estado mexicano. Por esto, en los últimos años, múltiples formas de denuncia se han generado contra los abusos en Atenco, entre ellos se destaca la muestra fotográfica “Mirada Sostenida”. “Yo estaba colaborando en la organización que lleva la denuncia jurídica del caso y decido mirar distinto este tema de la historia reciente de México, para abordarlo de manera independiente más desde el arte que desde un trabajo de militancia” explica su autora, la comunicadora y fotógrafa mexicana Liliana Zaragoza. Del 15 hasta el 19 de octubre la biblioteca popular Crisálida de Tucumán desarrolló un ciclo de charlas con la participación de Liliana Zaragoza. El ciclo contó con el apoyo de la CONSAVIG; la Red de Mujeres Solidarias; El Árbol de Galeano y la Red PAR.

ni condecoración de un día o un hecho en particular. Porque en las miradas de ellas, está la memoria de las luchas que sostenemos día a día las mujeres”. Estas imágenes, entre artísticas y militantes, contribuyen a la reparación de las sobrevivientes. Y lo hacen a través de la recuperación colectiva de la memoria. En la muestra fotográfica puede verse como cada una de las 12 mujeres eligió un lugar que durante el proceso de estos 6 años le ha sido significativo. Volver a él simboliza una reconciliación con su propia historia. El que parece rehuir la mirada es el Estado Mexicano. Las denuncias han caminado por diferentes instancias judiciales, incluida la Comisión Interamericana de Derechos Humanos donde actualmente se encuentra el proceso. “Resistir es sostener la mirada. Sostener la mirada es abrazar la memoria, tocar sin miedo y reescribir sobre las cicatrices capas de piel adentro. Rehabitar las pieles que somos. Intervenir la propia existencia para resignificar las miradas que nos habitan” explica Liliana Zaragoza, en la página web www.miradasostenida.net en la que puede verse toda la muestra fotográfica. La muestra estuvo recorriendo Argentina y visitará Uruguay. Sin embargo, aún no fue expuesta en México, ni está físicamente en ningún lugar de ese país. Sobre esto, Liliana nos dice “Las mujeres sobrevivientes de Atenco la esperan y en este recorrido por el sur, su apoyo se siente cercano”.

Sostener la mirada al orden patriarcal Por Gustavo Díaz Fernández*

La tortura sexual en Atenco, tiene un porque. Hilvana en la histórica misoginia y la discriminación hegemónica que cosifican el cuerpo de las mujeres y los grupos vulnerabilizados. Que violenta en función del sexo, del género, de la orientación sexual, como estrategia de sometimiento. El efecto ejemplificador aplicable a quienes transgreden la norma patriarcal. Radhika Coomaraswamy en el Informe de la Relatoría Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias señala que “La violencia sexual contra la mujer tiene por objeto enrostrar la victoria a los hombres del otro bando, que no han sabido proteger a sus mujeres. Es un mensaje de castración y mutilación del enemigo. Es una batalla entre hombres que se libra en los cuerpos de las mujeres”. Zaragoza define su propuesta como “transitar la mirada como parte del relato, para pronunciar, caminar la memoria, interviniéndola. Sin hacer remembranza

*Especialista en DDHH para Comunicadores Sociales / Delegado INADI Tucumán

Ni un paso atrás . 19


el blog del pañuelo LA POÉTICA DE ELIZABETH NEIRA

Como naranjas

abiertas abandonadas

al sol

Abyecta (2003) de Elizabeth Neira Calderón imprime una retórica del cuerpo. Un gesto rupturista contra los modelos de mujer burguesa y el fin de las rebeliones. Por Damián Lamanna Guiñazú Ilustraciones: Romina Degásperi

L

a soledad se refracta en el caos. “Aullido” (“Howl”) de Allen Ginsberg (1956) sigue siendo un poema en expansión. La sociedad capitalista norteamericana -su etapa más ociosa y próspera como germen del triunfo aliado y tensión con la disciplina soviética- es una ruta de derroches y excesos al compás del blues, el jazz y los primeros esbozos rockeros (Presley y su campaña pro ejército). El consumo, la incorporación al aparato productivo y el nacionalismo se han constituido como los horizontes permitidos. En este contexto, la literatura se vuelve lírica del latrocinio: una grieta sobre la moral como pasaje interminable hacia la corrosión de los sujetos, de la transparencia, del intento de comunidad burguesa. Como una cadena significante inconclusa que irrumpe llorando en la noche, aquel primer verso paradigmático “vi a las mentes más brillantes de mi generación” se (nos) impone como una dialéctica del desorden. De esta enumeración interminable nacerá una poética perdurable:

. Ni paso atrás 2020. Ni unun paso atrás

violenta, ruidosa, irónica, derrotada, colectiva. También emergerá una juventud y un modelo de resistencia. Las voces se multiplican para que algunos escuchen. Kilómetros al sur, entre la cordillera y el océano frío, los poemas que componen Abyecta (2003), primer poemario de la chilena Elizabeth Neira Calderón (Santiago de Chile, 1973) son naranjas abiertas y húmedas abandonadas al sol. Canillas abiertas para inundar los mandatos perdurables de esa misma sociedad-moral burguesa que –con ayuda de las dictaduras- siempre encuentra el modo de reciclarse. También, y sobre todo, son frag-

mentos que constituyen una retórica del cuerpo, sustancia que intenta volver (a construir) al origen para no marchitarse. Y si a esta altura, Neira se ha convertido en una referente ineludible de la poesía latinoamericana contemporánea -tanto a través de sus textos como de sus performances poéticas (varios pasos adelante de la declamación en su sentido más tradicional) y su difusión en redes sociales- con cinco reediciones en su haber (Argentina, Chile, Venezuela, Colombia), Abyecta confirma su estatura de texto imprescindible que reactualiza su identidad de manifiesto. Un manifiesto contra las


el blog del pañuelo clases medias y las sociedades enajenadas y una resignificación-denuncia corrosiva contra el lugar “decente” en el que se suele ubicar a la mujer. Chile: organización, herencia económica militar, gracia norteamericana, cálculo de costos, decencia y represión. La religión como faro en el desierto. En los versos de Neira, el cuerpo femenino se pliega sobre el linaje dieciochesco sadiano al tiempo que lo reformula. Como sostiene Diamela Eltit en el prólogo de la Edición de Milena Caserola (2008), si en los textos del Marqués la mujer se convertía en un objeto de sometimiento para el sádico, en Abyecta toma posesión de su cuerpo -después de arrancarlo de la interpelación y el lugar común de la moral- para volverlo instancia de enunciación: “Nosotras / divinas hasta la intoxicación / violadas hasta el cansancio / inspiramos poesía en bares asquerosos / Besamos en la boca / y le dimos de mamar, de nuestros pechos rabiosamente igualitarios / a toda la sociedad de los /

poetas-muertos-de-borrachos”. Así, el yo lírico se desnuda ante el placer y la tristeza irrebatible de los abandonos: la sociedad capitalista se lleva a los mejores, los integra, los transforma a sus reglas más nefastas. Se impone una moral plástica, ilusoria. Dos opciones para el artista: se integra o se muere. La sexualidad, entonces, es un vehículo de resistencia y origen. Resistencia contra el

Militante ejemplar (Elizabeth Neira – Abyecta) “La burguesía es la clase antipoética por excelencia” Hegel Nosotras bellas sirenas aullando en la noche fresca de nuestra juventud de oro tetas como la leche y mirada al borde del desmayo Amantes perfectas de kermesse de colegio de monja Sólo besos vigilados por las palmeras y las miradas de los papis Los manoseos vendrán después Pero entonces parecíamos confites recién hechos por la abuela humeando olores dulces en bandeja de plata el baile era nuestro y una horda de príncipes babosos mosqueaban alrededor El noviazgo largo como la mejor de las latas luego campanitas nupciales en nuestra ventana tañidas por los papis nosotras ahora, depiladas, encremadas con menjunjes carísimos y el sexo

encintado igual que el bizcocho de novios y tantos regalos al fin el refrigerador de cien puertas la vida en rosa catálogo y nosotras ahora rubias prolijamente corregidas militantes ejemplares del proyecto mayor Pero ¿En qué momento nos convertimos en estos animales estragados? que caminan a empellones por las calles premunidas de bolsas como cañones por los flancos feroces, económicas, gastronómicas cosméticas, maternas, carcelarias ¿Cómo llegamos a convertirnos en esta especie de reptiles horribles, que castran a sus machos y devoran a sus crías? Desde algunos años el olor a fracaso se perpetúa en las paredes color pastel de la casa en cada hebra de las cortinas en el tapiz de las sillas como un guiso mal hecho El fracaso partiendo las biografías para su mejor embalaje lo mismo que las sandías condenadas por su exuberancia a vivir cuadradas en las bodegas de los barcos japoneses

orden; retorno al cuerpo como lugar de reafirmación: Neira se sitúa en el intersticio entre los mandatos de la princesa/reina burguesa y el destino de una generación de luchadores que se burocratizo, rindió o entregó. En esa misma línea, en ese reclamo por un lugar desde donde hablar, lo abyecto deviene una ética y una estética. El cuerpo deformado, asqueroso es la huella de lo que el sistema expolia y abandona pero como valor positivo para corroer el sistema. Como en el poema de Ginsberg, se puede ser libre desde ese espacio de expulsión que ya no reclama ser parte sino que se condensa decidido a tomar las armas o a gritar las palabras necesarias. La contrapartida, firmar el certificado de subsistencia y meter la cabeza en la pecera, como en ese retrato de los noventa donde Thom York repetía con ojos desiguales al borde del ahogo: sin alarmas y sin sorpresas, sin alarmas y sin sorpresas. Silencio.

Como una carpa de circo nos derrumbamos con muy poca dignidad y con mucho estruendo Entonces vamos al carnicero y le pagamos una tonelada de dinero para que nos faene Un corte por aquí, otro para allá Y luego hablamos de eso o de cualquier otra cosa porque desde hace tiempo no hacemos más que sonar Nuestras lenguas sufren constantes espasmos y convulsiones no pueden estar quietas Sonamos fuerte como antes nuestros catres Vibramos el día entero juntando vocales y consonantes Agotado el espectro de sonidos humanos croamos, balamos, ladramos, piamos, gruñimos y compramos Compramos como condenadas a muerte También comemos y algunas todavía vomitan después Pero sobre todo vigilamos, controlamos, nos entrometemos, nos infiltramos, asfixiamos finalmente con manos impecables de manicure. Ni un paso atrás . 21 Ni un paso atrás . 21


el blog del pañuelo HAROLDO CONTI

Lo que llevó de ausencia Por Roberto Famá Hernández*

La obra teatral que recorre la vida y la literatura de Haroldo Conti sigue conmoviendo en el Teatro Delborde. Un último cuento escapó de los secuestradores y sobrevivió para dar fe de que quienes luchan nunca mueren.

S

on casi las 6 de la tarde de un domingo y camino por la calle Chile, pleno corazón de San Telmo, voy hasta el 630. Allí voy a reencontrarme, de alguna manera, con Haroldo Conti. Habrá de contarme su último cuento: “A la diestra” que se salvó por milagro del salvaje saqueo en su casa de Villa Crespo, la noche en que lo secuestraron. Ingreso a la sala y siento que estoy allí, en la casa de la calle Fitz Roy. Hay muebles volcados, libros rotos, papeles desparramados. Las bestias han estado allí, pero hay algo que no pudieron destruir: sobre la máquina de escribir de Haroldo hay colocada una hoja de papel. Es su último cuento. No es un escenario “a la italiana”. Los espectadores ocupamos sillas compartiendo el espacio escénico. Una guitarra en manos del maestro Antoliano Rojas nos prepara para ver como Haroldo Conti vuelve, está ahí, nos habla y al poco tiempo nos convida con mate y tortitas negras. La ceremonia teatral es intimista, es festiva y terrible a la vez. Nos emociona hasta las lágrimas y nos conmueve hasta la risa. Una hora después puedo entrevistar a Marcelo Bucossi, actor, es quien le da cuerpo, palabra y alma a Haroldo Conti. Sabemos que la idea de hacer esta obra es tuya y se la llevaste a Alfredo Martín, autor y director de esta propuesta, pero ¿cómo nació el proyecto?

22 . Ni un paso atrás

Surge en principio porque yo también soy de Chacabuco, como Haroldo y será porque uno se va poniendo más grande y tenía ganas de homenajear a mi propio pueblo, a mi infancia, a mi juventud y a ese gran escritor que fue Haroldo, que yo creo que no está suficientemente valorado como escritor en Argentina, sí en el exterior, ya que a pesar de su corta vida, ha tenido más reconocimientos afuera que aquí. Entonces me pareció que era revalorizarlo y volver un poco más a mis raíces. Vos das por tierra con el axioma que dice que “nadie es profeta en su tierra” porque triunfaste en tu Chacabuco natal. ¿Cómo fue esa experiencia? Fue muy emocionante porque, en principio, era reencontrarme con toda mi gente y volver al escenario en el que debuté a los 14 años, en el año 74, en el Teatro Italiano, que lo han remodelado y reciclado y que ha quedado bellísimo, con sus 250 localidades. Entonces, respetando la puesta que tenemos aquí en Buenos Aires, donde el público comparte el espacio escénico, lo que hizo el director fue colocar sillas sobre el escenario y en esas sillas estaban los afectos más cercanos de Haroldo. La prima Sú, de la que yo hablo en el espectáculo y de la que Haroldo se enamora en el cuento, estaba ahí a menos de un metro, cuando terminó la función se presentó. Una emoción muy grande. Además yo dediqué la función a los 30.000 desaparecidos, porque no hay que olvidarse de eso, que Haroldo


el blog del pañuelo es un desparecido más. Es maravilloso como vas pasando por emociones distintas, a veces encontradas, en pasajes de tiempos y lugares, en sólo segundos, ¿Cómo lograste este trabajo? Trabajamos mucho en los ensayos, en esta cosa del pasaje y sobre todo con el propósito de no caer en golpes bajos; el tema daba como para tener mucho cuidado en eso. Queríamos contar la historia de lo que fue aquella noche terrible, del secuestro de Haroldo, pero además el cuento “A la diestra” del cual partimos, tiene mucho humor, un humor muy especial que es el humor de Haroldo. Entonces había que trabajar mucho dosificando esos pasajes para que no fueran un sacudón para el espectador, sino lograr que el espectador me acompañara en este viaje. Si bien se habla de la muerte, se está celebrando la vida permanentemente. Sí, justamente,

es lo que tiene de maravilloso. Conti escribe este cuento poco tiempo antes de que lo secuestraran, cuando se entera de la muerte de su tía, Teresa Marini, y habiendo decidido quedarse en su casa hasta las últimas consecuencias, cuando la muerte andaba rondando tan cerca, y Haroldo lo escribe con mucho humor. El autor de las novelas “Sudeste”, “Alrededor de la jaula”, “En vida”, “Mascaró el cazador americano” y los cuentos “Todos los veranos”, “Con otra gente” y “La balada del álamo carolina” entre otros; era también integrante del área cultural y de informaciones del Partido Revolucionario de los Trabajadores. “A la diestra” parte de la noticia de su tía Teresa Marino. A partir de allí, Haroldo imagina una fiesta pueblerina en el cielo, que incluye asado y la presencia de amigos y familiares muertos. En vísperas de la muerte, el escritor, el revolucionario sueña la alegría de la celebración.

*Estudiante de Periodismo de Investigación de la UPMPM

DE PUÑO Y LETRA A la diestra Mi hermana Pocha, para quien el mundo termina en Morse o en todo caso en la laguna de Junín, ha vuelto del pueblo. Siempre que vuelve, y yo la pensaré mientras viva así, volviendo de Chacabuco, me trae las mismas noticias, los mismos saludos, dos kilos de galleta de campo de la panadería Delmenico, mejor dicho de Dobersán, antes fue de Delmenico y antes o después de Delmenico de Saner, cuando la vida era una torta negra de cinco centavos, algo tan dulce semejante, un trozo de queso de chancho y, cuando es el tiempo, algunos chorizos de potranca. Cada tanto me trae algún muertito. Y así, a través de mi hermana que va y viene sobre el viejo ferrocarril Pacífico, el pueblo se me va muriendo de a poco. Hoy ha muerto la tía Teresa. Sí, la tía Teresa Marino. Me he quedado con la mano sobre el teléfono, que acabo de dejar enrollado y dormido sobre la repisa como un gato negro, temblando en la penumbra del cuarto. A través de los ojos humedecidos, como a través del vidrio de la puerta cancel de la casa de la tía

en la calle Moreno, la veo caminar despacio en la luz amarilla del largo patio con piso de ladrillos, entre los canteros de calas y malvones, hacia la puerta, hacia mí que estoy detrás de la puerta y acabo de llegar en el expreso de las diez. Veo su cara de luna llena y sus cabellos ahora blancos, casi la misma tía de mi infancia, sólo que un poco encorvada, algo pasita, nada en sustancia que nos separe, apenas un leve polvo suspendido en el patio, esa veladura general que cubre las cosas del pueblo y al propio pueblo y que seguramente brota de mi corazón. Ese es el tiempo. Mi tiempo. La historia. Lo que llevo de ausencia. Entre la tía y yo está el vidrio de la cancel y veinte años de tristezas en esta ciudad de forasteros que nunca llegué a amar, que amé con rencor, más bien, unas pocas veces. Mi Buenos Aires querido, ya me tenes bien podrido. Esta ciudad que, con todo, tiene sus amantes, como mi amigo Albertito Szpunberg que me sopla para esta ocasión y esta pena:

Es abril y entramos al otoño si ahora me preguntaran por este otoño diría tan sólo que las hojas en buenos aires han comenzado lentamente a caer muy lentamente sin grandes novedades

Ni un paso atrás . 23


Conferencia del vicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera en el VI Encuentro de Economía y Derechos Humanos

"Las sociedades revolucionarias no les pueden temer al conflicto y al disenso” El cierre del VI Encuentro de Economía y Derechos Humanos, que se llevó a cabo entre el 4 y 6 de octubre, contó con la presencia del vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera que fue recibido en la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo por Hebe de Bonafini, su par argentino, Amado Boudou; la Directora del Centro de Estudios Económicos y Monitoreo de las Políticas Públicas (CEMoP) Felisa Miceli y el politólogo Atilio Borón. García Linera estuvo acompañado por la representación de su país en la Argentina, la embajadora en Buenos Aires, Leonor Arauco. Por Adrián Eduardo González* Ilustración: Capi Anríquez

Á

lvaro García Linera realizó un detallado análisis de la crisis social y política que produjo el modelo neoliberal en Bolivia y en todos los países de la región durante la aplicación del Consenso de Washington, tras lo cual definió como alternativos a los modelos económicos que surgieron con la llegada de gobiernos progresistas en casi toda América Latina. El vicepresidente boliviano destacó la importancia de los procesos en la región, a los que calificó de posneoliberales, que “no amarran a un modelo exclusivo”, dijo, sino a “búsquedas plurales con velocidades y densidades diferenciadas para desmontar la maquinaria neoliberal que acumuló expropiando lo público”. Enumeró algunos elementos que les son comunes: el fortalecimiento del Estado; la implementación de mecanismos de regulación económica en los precios de los alimentos y los combustibles, el control de cambios y capitales, de exportaciones, las nacionalizaciones de recursos naturales estratégicos; las reformas de los Bancos Centrales que no sólo deben cuidar el valor de la moneda sino direccionar el crédito hacia la producción y el empleo. Estas políticas, destinadas a potenciar a los estados se han traducido, en reconvertir la propiedad del Estado en propiedad pública. Para el matemático y sociólogo: “la clave es el reforzamiento de lo común, la participación directa de la gente en la toma de decisiones. Es imposible imaginar sin esto, que lo estatal devenga en público y sea rebasado, como queremos, por lo común. Cómo hacen el indígena, el transportista, el campesino, para intervenir en la decisión de qué se hace con el excedente, con la propiedad, con los minerales, con el agua. La sola propiedad estatal no es socialismo. Es una buena herramienta para centralizar, para controlar, para registrar”, explicó. En una primera etapa, en Bolivia “se contraponían dos proyectos de

24 . Ni un paso atrás


nos

La poesía: búsqueda generacional y de identidad economía, de Estado y

de sociedad. Como “Cómo en una estrategia hacen el indígena, de guerra de posiciones, había el transportista, dos bloques, el campesino, para hasta territorialmente intervenir en la decisión de divididos, qué se hace con el excedente, y dos proyectos de con la propiedad, con los sociedad. minerales, con el agua. La Eso se acaba después del sola propiedad estatal intento violento de golpe de Estano es socialismo.” do, del magnicidio

frustrado y de la derrota política y moral de los conserva- dores. Ahora las tensiones surgen no desde la oposición, sino desde el usufructo al interior del proyecto hegemónico, y en el ciclo de expansión más importante de Bolivia en los últimos 50 o 60 años. Hemos reducido la desocupación al 2% en un país golpeado y muy pobre”. Y destacó además que “de cada 10 bolivianos cinco eran extremadamente pobres, ahora son dos; vamos hacia la erradicación de la extrema pobreza. Se ha aumentado significativamente el índice salarial y se erradicó el analfabetismo. Entre el 70 y el 85% de las ganancias del producto de las explotaciones de las transnacionales son para el Estado, pues se implementó un régimen impositivo elevado que terminó siendo aceptado por estas corporaciones. Se incrementaron los impuestos a la inversión extranjera directa. Cerca del 50% de las exportaciones bolivianas están concentradas en el mercado latinoamericano. El 2.7% del PIB se transfiere a los sectores sociales más vulnerables vía inversión, bonos, subvenciones y seguros. La internalización de la riqueza está generando reducción de pobreza y gradual bienestar de la población. Son siempre cifras modestas, pero significativas para nosotros los bolivianos. En este marco el Estado debe velar para que el excedente tenga carácter universal y no corporativo”. El modelo económico y político impulsado por el gobierno de Evo Morales en el vecino país, fue capaz de generar un nuevo enfoque para resolver conflictos, aunque se demore algunos meses o haya paros y protestas. “Las sociedades revolucionarias no les pueden temer al conflicto y al disenso. Es más complicado y riesgoso, pero es la forma de mantener más viva la democracia”, señaló el vicepresidente boliviano. En otro pasaje de su intervención, que duró casi dos horas, se mostró convencido de que “si no hay capacidad de garantizar los derechos del pueblo, no hay soberanía”, y explicó cómo el Estado boliviano determinó el cumplimiento

sus metas sociales y económicas interviniendo en áreas claves de la producción del país, como hidrocarburos, energía eléctrica, minería y sectores importantes de su industria. “El sector privado se beneficia si el excedente generado en el país se internaliza. Puede ofrecer servicios, mejorar sus inversiones, acceder a contratos del Estado. Hay momentos en que se cruza el interés del empresario con el del trabajador. Y entre el empresario extranjero y el trabajador, el Estado opta por el trabajador. Cuando el conflicto se da entre el trabajador y el empresariado local, buscamos mecanismos de diálogo para distribuir áreas o conciliar entre los intereses de ambos”, expresó. El dirigente tomó como ejemplo el avance logrado en el sector minero. “Está el recurso y hay buenos precios. ¿Cómo se tomaba antes una decisión? Sin conflictos, porque no había mineros, no había cooperativistas, no había industriales. El Banco Mundial, la empresa, el presidente y seguramente la embajada norteamericana resolvían sin democracia la suerte del mineral, y no se beneficiaban ni Bolivia ni el empresario. Hoy los trabajadores quieren más ingresos y más asalariados. El Estado quiere que el excedente sea redistribuido entre todos. Los cooperativistas, artesanos de la minería, dicen que ni todo para los asalariados ni todo para el Estado por lo que hay que articular. En lenguaje plebeyo es paro, la marcha, la amenaza, la reconciliación. Y sale una solución más complicada, más conflictiva, más riesgosa, pero es el pueblo decidiendo sobre un recurso común.”

“Las sociedades revolucionarias no les pueden temer al conflicto y García Lineal disenso. Es más complicado ra calificó como excepy riesgoso, pero es la forma cional el momento actual de mantener más viva la por el que atrademocracia.” viesa el proceso

de construcción de integración latinoamericana. “En los últimos diez años el comercio interregional casi se duplicó. Bolivia, no sólo en gas, sino en productos manufacturados, vende a América Latina el 50% de sus exportaciones: madera, gas, soja. Cada uno de nuestros países ha tomado con mayor o menor radicalidad planes posneoliberales. No sólo hay gobiernos progresistas y revolucionarios como nunca en la historia. Sus medidas aminoran los efectos de la crisis sobre la región, que crecerá este año a una tasa de entre 3% y 5% mientras el mundo desarrollado llegará en el mejor de los casos el 1% o 2%. Tenemos Celac, Unasur, Alba, como iniciativas de construcción común”. * Periodista - Integrante del CEMoP - Centro de Estudios y Monitoreo de Políticas Públicas.

Ni un paso atrás . 25


Conferencia del vicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera en el VI Encuentro de Economía y Derechos Humanos

Linera Dixit Neoliberalismo “América Latina ha vivido hacia atrás al menos 20 años de regímenes neoliberales. ¿Qué significaba en el fondo el neoliberalismo? Fue un mecanismo de acumulación por desposesión. No es que generó riqueza, no fue una opción técnica que generó riqueza, que produjo mercancías. Ante todo, el neoliberalismo fue un mecanismo muy sofisticado para usurpar, para expropiar riqueza que ya estaba ahí, básicamente colectiva. En el caso de Bolivia, lo que hizo fue expropiar lo público estatal. Llegó y comenzó a apropiarse de empresas públicas. No generó nuevas fuerzas productivas diferentes sino una nueva manera de expropiar lo público.” “No se contentó con expropiar lo público estatal sino lo público no estatal: el conjunto de riquezas que no eran del Estado pero eran de carácter común, por ejemplo el agua potable en Bolivia. Le pertenece a las comunidades y es administrado colectivamente. El neoliberalismo se apropió en Bolivia de los ferrocarriles, de las mineras, de los recursos hidrocarburíferos y de los sistemas de agua y riego de la población. Hablamos del neoliberalismo como un sistema de privatización de lo público.” “El neoliberalismo generó la externalización del excedente económico. Llamamos excedente a la ganancia. Las ganancias que sacaban de nuestros países la exportaban. Esto dio lugar a una descapitalización de las sociedades latinoamericanas.”

Flexibilización laboral "Explotación laboral a través de la flexibilización: la contracción de los derechos laborales. Este mecanismo va a ser el eufemismo para significar el surgimiento de una nueva clase trabajadora desprotegida, carente de los beneficios de los recursos sociales".

Soberanía y Estado "A este esquema económico le va a acompañar el Consenso de Washington y el achicamiento del Estado para que las empresas dominen, y un sistema político corrupto, que va a intentar introducir la idea de que democracia es sólo elección de autoridades".

26 . Ni un paso atrás


nos

"Vamos a tener un proceso de debilitamiento del Estado, vamos a tener el cuento de que la globalización suprime los Estados. Es una mentira. Es que los Estados van abdicar y van a subordinar sus funciones a intereses privados". "Vamos a tener un proceso de pérdida de soberanía. Esta subordinación a poderes externos y a las reglas del mercado es el paso obligatorio a la modernización, según los neoliberales".

Minería y medio ambiente "Se ha puesto de moda la palabra extractivismo, la producción acelerada de materias primas. Es una simple etiqueta, no una descalificación seria porque toda economía, de una u otra manera, aún aquella basada en el intelecto, modifica la naturaleza. No hay economía que no modifique la naturaleza, que no extraiga algo. No vive del aire. Toda economía es por definición transformación de la naturaleza, aún la más orgánica ¿Cuál es la naturaleza del capitalismo? Generar ganancias. Si para eso hay que matar personas, lo hace. Si hay que contaminar ríos, lo hace, si hay que desparecer bosques, lo hace. Pero si da ganancia preservarlo, también lo hace".

"Están los que dicen estoy enfrentando al capitalismo porque estoy defendiendo el bosque, pero en ese mismo acto, una empresa en Noruega ha generado 200 millones de ganancias por exención impuestos". "Por supuesto que hay que defender el medio ambiente, pero sin caer en la trampa de convertirnos, los latinoamericanos, en los guardabosques de las empresas del norte". “Nos quieren pedir a nosotros, en seis años, lo que el capitalismo no ha sido capaz de construir en 500 años.”

Sistema financiero “Es necesario el control, con mayor o menor intensidad, de la banca, que ha sido uno de los sectores que más ha expropiado al Estado. Se han perdido millones de pesos para pagar la orgía bancaria. Lo que hemos hecho es crear mecanismos para inducir, a la buena o la mala, que el dinero se vaya para la parte productiva”.

“Si no tienes la capacidad de pagar a los trabajadores la soberanía es un saludo a la bandera y no un hecho concreto y material. Hemos encontrado en las nacionalizaciones la clave de la soberanía y de la independencia”.

Propiedad y Estado “En Bolivia nacionalizamos el gas y el petróleo y eso mágicamente convirtió al país en el que hoy tiene el mayor índice de reservas internacionales per cápita. Cuando llegamos nosotros, la inversión pública era de 600 millones de dólares. Este año 2012, fruto de estos procesos de nacionalización, ha saltado a 5.000 millones de dólares”. “El Estado tiene que dar un paso más allá en hacer de la propiedad estatal, propiedad pública: que la propiedad del Estado no esté bajo control de los administradores del Estado sino de la propia sociedad.” “En Bolivia hay empresas de petróleo y de gas. Antes de que llegara Evo eran dueñas de los recursos hidrocarburíferos. La nacionalización ha significado que el Estado se quede con entre el 70 y el 85 de la ganancia de estas explotaciones.”

Riqueza y redistribución “Ni Bolivia, ni Argentina, ni Ecuador, ni Venezuela han estatizado toda la economía sino las áreas donde se genera riqueza. El objetivo: la redistribución de la riqueza.” “Otra característica: la ampliación de derechos y la redistribución del excedente. Estamos creando un Estado social, garantista de los derechos. No hay derechos sin recursos. Hoy en Bolivia la definición de la riqueza del Estado está definida por el trabajador asalariado, los cooperativitas y las comunidades.” Ni un paso atrás . 27


Comenzó el proceso electoral en Ecuador

La Revolución Ciudadana continúa Como en Venezuela el 7 de octubre pasado, Ecuador también decidirá en febrero del año próximo su continuidad dentro del eje de países progresistas de la región. A través de un proceso electoral, el pueblo de ese país resolverá si profundiza o no la Revolución Ciudadana que encabeza el presidente Rafael Correa. Por Demetrio Iramain

28 . Ni un paso atrás


T

oda experiencia política es diferente, única, irrepetible, incluso de entre las que componen la novedosa alternativa latinoamericana, y que desde hace una década enfrentan en bloque los intereses de los grupos concentrados de las economías locales, aliados del imperialismo norteamericano. El capítulo Ecuador tiene sus particularidades. Si bien ese país elegirá nuevo presidente el 17 de febrero de 2013, el proceso arrancó en agosto, cuando el Consejo Nacional Electoral (CNE) inició una instancia de revisión total de firmas de afiliados a los partidos políticos, tras detectar entre las planillas de adhesión centenares de irregularidades. Es que tras la reforma constitucional del año 2008, la autoridad electoral ecuatoriana notificó a los partidos políticos que por mandato de la nueva carta magna todas las organizaciones políticas debían validarse nuevamente ante el Estado, y reunir tantos avales (o afiliados) como el 1,5 % del padrón electoral, si es que querían ser reconocidos como legales y presentarse a elecciones. Incluidos, claro, los partidos tradicionales, que habían tutelado la “democracia” durante las últimas décadas. Primer problema: las viejas estructuras políticas corrían severo riesgo de quedar fuera del sistema, y en el mejor de los casos dejar sentado ante los ojos de la ciudadanía su merma en la cantidad de adherentes, expresión a su vez de su creciente deslegitimación pública. ¿Cómo “resolvieron” el problema? Simple: boicoteando el sistema de partidos. Las autoridades electorales descubrieron hasta facturas por los servicios prestados por empresas de primer orden a los dirigentes de los partidos políticos, que compraron sus bases de datos, el registro con nombre, apellido y número de documento de los usuarios de esas empresas, para inscribirlos ilegalmente a sus organizaciones políticas, falsificando deliberadamente sus firmas. El resultado fue grosero: en un país cuyo padrón general habilita a votar a unos 11 millones de ciudadanos, resulta cuanto menos llamativo que el total de afiliados a las organizaciones políticas sea cercano a 11 millones. Sí. En Ecua-

Comenzó el proceso electoral en Ecuador

dor casi todos los ciudadanos se encontraban afiliados a algún partido. De ser cierto, ese país sería el más politizado del mundo, y no haría falta dictar la materia Educación Cívica en las escuelas. ¿Qué hizo el CNE, entonces? Convocó a expertos grafólogos y calígrafos de los países hermanos de América latina, para que auditen el proceso de verificación, certifiquen técnicamente las irregularidades, y validen o rechacen las afiliaciones cuyas firmas certificantes estaban falsificadas. Peritos de Colombia, Brasil, Perú, Venezuela y también de Argentina, enviados por la Corte Suprema de nuestro país, procedieron a examinar el total del padrón de afiliados, dejando absolutamente transparentado el registro de adherentes a los partidos, base del sistema democrático. Los partidos tradicionales protestaron. Les daba pereza volver a recorrer las

calles buscando el apoyo del pueblo. Y pánico no conseguirlo. Trataron de objetar al CNE, entonces. Otro problema: desde la reforma constitucional, la autoridad electoral es un Poder del Estado, autónomo e independiente de los demás. En Ecuador no hay tres Poderes, sino cinco: el Ejecutivo, el Legislativo, el Judicial, el de la Participación Ciudadana, y el Consejo Nacional Electoral. ¿Querían República? Ahí la tienen. Sus cargos no son vitalicios, sino renovables. La Revolución Ciudadana es, por sobre todas las cosas, una democracia transparente y ágil. Hija de la reforma constitucional de 2008, se presenta joven. Su garantía de continuidad está en su firme opción por el pueblo. Por escuchar atentamente su voz. Conversa asiduamente con él, porque de él viene. Y al pueblo vuelve con sus medidas revolucionarias y profundamente transformadoras.

La oposición, a la derecha Como en Venezuela, la superación del proceso de transformación que atraviesa Ecuador desde 2006 sólo podrá venir por derecha, en cuyo caso no sería una superación sino un retroceso histórico. Las múltiples expresiones de la oposición tienden a unirse y sintetizarse en una sola para potenciar su fuerza. Lo que representó Henrique Capriles en Venezuela, lo intentará repetir la derecha en Ecuador y también en la Argentina. El principal opositor a Rafael Correa es un megaempresario, dueño de un equipo de fútbol en Guayaquil, un banco y la

exportadora de bananas más grande del mundo, el magnate Alvaro Noboa. Como Magnetto, salvo que Noboa no manda a nadie a presentarse por él en las elecciones, sino que es él mismo quien encabeza las fórmulas electorales. Noboa llegó al extremo de ofrecerle la candidatura a vicepresidente a la líder del Movimiento indígena Pachacutik, la “izquierdista” Lourdes Tibán, en oposición a la Revolución Ciudadana. Cualquier parecido con la forzada simbiosis entre Hugo Moyano y Mauricio Macri es mucho más que simple coincidencia.

Ni un paso atrás . 29


Breve crónica sobre El Salvador y el lenguaje Por Carlos J. Aldazábal desde El Salvador

L

a tristeza de los trópicos se parece al discurso de la inseguridad. La derecha se limpia la boca con el tema, pero permanece indiferente a la falta de agua potable, problema eterno del país, funcional a las postales que muestran lavanderas en los ríos. Frente a la tumba de Monseñor Romero un hombre inventa milagros, y la promesa de santidad es una demanda incumplida porque el tercermundismo, como la revolución, aquí se ha vuelto un capítulo en un manual de historia. En una parada de autobús, la embajada norteamericana señala, desde la publicidad, que las visas no se obtienen por arte de magia. La galera del Tío Sam oculta a un marero como garantía del statu quo, justo cuando el FBI acaba de agregar la mara Salvatrucha a su lista de organizaciones delictivas. En algún Viaje al país de momento, la palabra Roque Dalton, “mara” (apócope de “marabunta”) era un de economía modo de definir al puedolarizada y un blo de El Salvador. Pero sueño americano las maras de hoy ya no son el pueblo, y en este que ya ni deja Salvador de economía dolaripegar un ojo. zada el sueño americano ha venido a reemplazar las esperanzas de emancipación y soberanía. Allí está Roque Dalton, memorizado por un estudiante de secundaria en su libro de lectura. Habla de la Patria y de la Justicia, mientras sus asesinos pasean por las calles de San Salvador sin Patria y sin Justicia, con la impunidad de los cobardes que atesoran la infamia. La escritora chilena Gabriela Mistral bautizó a este país “pulgarcito de América”. Y la definición, aparentemente peyorativa, no fue más que una constatación de la balcanización que sufrió Centroamérica gracias al Goliat del Norte, tan hábil para sembrar la división según sus conveniencias, que no valió Sandino ni Martí ni Bolívar.

Pero de todos modos aquí se sobrevive. El mar es generoso, igual que el maizal, origen del tamal y la pupusa (tortilla de maíz mezclada con frijoles, tal vez con chicharrón o queso fresco). Y en los pueblos pequeños el tiempo se ha dormido, celebrando la calma. Lejos de la ciudad y el imperio asesino. Lejos de la obviedad, la red de agua potable, los mareros que matan. ¿Y cómo traducir esos colores, esa forma de hablar, ese voceo? ¿Cómo no ser traidor desde el lenguaje a esta realidad que muta y vive? Lo mismo pasa acá, al sur del mundo. Toda representación lleva su límite. No es posible explicar ni el Aleph ni el origen, ni la marcha feroz ni las pancartas, sin saber que hay un borde que obtura lo visible, lo que no pudo ser, lo que sería. El mapa es territorio, y el que escribe lo sabe. Algunos se resignan. Así pasa sin más que pactan con lo obvio, dispuestos a inventar lo que quiere el turismo: gauchos, caceroleros cínicos. Condimento banal de la soja tanguera. ¿Cómo puede el lenguaje aprehender lo complejo? Diez años de un lugar, ¿cómo se dicen? Dos años de una ausencia, ¿cómo se explican? Brota la realidad convertida en un canto que ilumina una parte del país y su gente. Sin gigante Goliat, como en el Norte, o al menos sin su clara voluntad de rapiña. Tanta complejidad traducida a lenguaje, modos de selección que construyen posibles. No hay objetividad ni cuento chino. Se está donde se está. Se inventan contraseñas. Se crean esperanzas, y al final el lenguaje es la casa del mundo, espacio de pelea, arena del sentido. Allá en El Salvador, aquí en la esquina, hay relatos que empujan y que chocan, poemas de lugar, metáforas intrépidas, descripciones sensibles que explican quiénes somos. Como quiso Sandino, nuestros pueblos se nombran. Por el Sur ya empezamos. Centroamérica espera. La forma del decir es lo que importa.

Como quiso

Sandino

30 . Ni un paso atrás


Ni un paso atrรกs . 31


POESÍA POESÍA Y Y MADRES MADRES

La rusa que el tiempo no pudo borrar Por Daniel Ballester

A

na Ajmátova es una poeta nacida en Odessa el 23 de junio de 1889. Hija de una noble familia de origen tártaro, estudió latín, historia y literatura en Kiev y en San Petersburgo. Se casó con el escritor Nikolái Gumiliov en 1910 con quien viajó por Italia y Francia. Ana, lectora incansable, leía en sus lenguas originales a Baudelaire,

Dante, Horacio y Shakespeare. Durante muchos años fue silenciada por el régimen soviético. Sus poemas se prohibieron, fue acusada de traición y deportada. A su regreso a Leningrado, en 1944, produjo su obra más importante, "Requiem", publicada apenas en 1963. En 1965 fue nombrada Doctora Honoris Causa por la Universidad de Oxford.

La tierra natal No la llevamos en oscuros amuletos, Ni escribimos arrebatados suspiros sobre ella, No perturba nuestro amargo sueño, Ni nos parece el paraíso prometido. En nuestra alma no la convertimos En objeto que se compra o se vende. Por ella, enfermos, indigentes, errantes Ni siquiera la recordamos. Sí, para nosotros es tierra en los zapatos. Sí, para nosotros es piedra entre los dientes. Y molemos, arrancamos, aplastamos Esa tierra que con nada se mezcla. Pero en ella yacemos y somos ella, Y por eso, dichosos, la llamamos nuestra.

"El correr del tiempo", su última obra, es un balance de su trayectoria de 1910 a 1965. Murió en Moscú en 1966. Su poesía hace contacto con el mundo interior desde esa fina sensibilidad que perdura en la memoria después de leerse. Hay muy buenas traducciones al español de las cuales elegimos para compartir estas tres.

Estamos tan intoxicados uno del otro... Estamos tan intoxicados uno del otro Que de improviso podríamos naufragar, Este paraíso incomparable Podría convertirse en terrible afección. Todo se ha aproximado al crimen Dios nos ha de perdonar de la paciencia infinita pesar A Los caminos prohibidos se han cruzado. Llevamos el paraíso como una cadena bendita Miramos en él, como en un aljibe insondable, Más profundo que los libros admirables Que surgen de pronto y lo contienen todo.

Versión de María Teresa de León

Versión de María Fernanda Palacio

El poeta

Ilustración: Esther Rodríguez Cabrales de la serie Malditos retratos http://diariodeesther.blogspot.com.ar

Piensas que este trabajo, esta vida despreocupada Escuchar a la música algo y decirlo tuyo como si nada. Y el ajeno scherzo juguetón meterlo en versos mañosos Jurar que el pobre corazón gime en campos luminosos. Y escucharle al bosque alguna cosa y a los pinos taciturnos ver Mientras la cortina brumosa de niebla se alza por doquier. Tomo lejos o a mi vera, sin sentir culpa a mi turno Un poco de la vida artera y el resto al silencio nocturno.

Versión de Rafael Alberti 32 . Ni un paso atrás


adres”

M vilo a todo el tado que mantuvo en Es de lpe go el o frid su haber ces por los mili. Un año después de alcanzada hasta enton n ció iza an org 18 de agosto de 2003 la y popular , Comandante o por la movilización livariana de Venezuela Bo ca bli pú Re la continente, derrotad de sidente en el Auditorio ión Bolivariana, el Pre una clase magistral ta dic y , de se su tantes de la Revoluc en za de Mayo en aquel episodio a las Madres de Pla ada por las Madres str mo de d da Hugo Chávez, visita ari lid e la so talles todas las dad Popular. Agradec cano, y narra con de eri am rte no mo lis mayor de la Universi ria a al impe ra vez que un Jefe burguesía local aliad golpistas. Es la prime los r po do tra de prepotencia de la es cu estuvo se chner hace sólo llos dos días en que ntacruceño Néstor Kir sa El s. dre Ma alternativas de aque las Casa de tinoamericana, instalaciones de la tonizar la Unidad La sin a za pie em ís de Estado recorre las pa nuestro n Rafael Correa en sidente argentino, y después se sumaría os Añ o. añ e es tres meses que es Pre de enero plista uruguaya. El en Brasil, asumido en experiencia frenteam la y y, ua rag junto a Lula Da Silva Pa en Lugo en Bolivia, Fernando na. Ecuador, Evo Morales lidad posible y cerca rea a un e elv vu se de an Gr tria sueño de la Pa

El Comandante

Hugo Chávez en la

Universidad de las


¡Ni un paso atrás! Edición N° 14