Page 1

FLAMENCO


FLAMENCO Sobre sus orígenes o influencias, solo podemos aventurarnos, pues carecemos de antiguas referencias escritas donde se mencione el flamenco como tal. El único dato conocido, por transmisión oral, es que se trata de un arte muy antiguo y que encuentra su cuna en Andalucía, en la rivera del Guadalquivir. En el flamenco encontramos influencias de culturas muy diversas. Esto no es una sorpresa cuando sabemos que por esta tierra pasaron las más diversas civilizaciones y culturas. Fenicios, griegos, cartaginenses, romanos, judíos, musulmanes, godos y gitanos se han ido durante siglos asentado en esta tierra, y con seguridad estas influencias han sido absorbidas en la música y en el baile de esta tierra. En escritos griegos encontramos el estilo melismático como característica típica del canto del sur de España, este estilo también lo tiene hoy el Flamenco. De la época romana, encontramos las reseñas de Marcial y Juvenal sobre las Puellae Gaditanae, jóvenes procedentes de Gades, la colonia que fundaron los fenicios en el territorio de la que hoy es Cádiz, ciudad que también tenía una cultura griega bastante asimilada. Estas bailarinas, que formaban compañía con músicos acompañantes, llegaron a ser muy apreciadas en los círculos de la aristocracia y alta burguesía romana, que las contrataban para sus fiestas privadas o para espectáculos públicos. El espectáculo que estas chicas ofrecían, según relatos de la época, se convirtió en el punto álgido de estas fiestas. Curioso es que en los relieves aparecen las Puellae Gaditanae con castañuelas, y con posiciones de pies y de brazos idénticas a las del flamenco actual. Quizás sea sólo una coincidencia o que este modo de bailar fuese común entonces a toda la cuenca del Mediterráneo. Hoy lo conocemos sólo en el Flamenco. Otras teorías apuntan que la Seguiriya, la Saeta y el Fandango encuentran su cuna en la liturgia semita. Estos son datos que hoy no podemos comprobar, sin embargo los parecidos son evidentes, como también lo oímos en otros palos, donde los acordes nos recuerdan a los alegres ritmos judíos.


Otra influencia, que por evidente no ha creado mucha polémica, es la que se remonta a la edad media, en la época de la España musulmana: La música Andalusí, resultante de la fusión de la musulmana procedente del norte de África, con la cristiana y judía, ya existentes en la península. Aquí la influencia mora vino de nuevo a enriquecer el estilo. La Granaina con su indiscutible origen moruno, o la Zambra, que es un vocablo que originalmente designaba las antiguas reuniones de músicos andalusíes, son claros exponentes de esta influencia. La influencia gitana la encontramos tanto en el baile como en la música. Algunos caracteres del baile son muy similares a los de las regiones asiáticas de las que proceden los gitanos. También los ritmos flamencos diferentes a los europeos tienen caracteres que hoy sólo encontramos en la música India. Y de este modo podríamos seguir aventurándonos a apuntar las variadas influencias u origines. Pero en cualquier caso, lo que es evidente, es que el flamenco durante su larga historia ha sido permeable a las más variadas influencias, y que es tan puro como mestizo. Haciendo un recorrido somero en lo que fuera la evolución del flamenco tal como lo conocemos hoy día, ya documentado y tratado profesionalmente, podemos comenzar por una época mucho más reciente: Entre 1765 y 1860. En esta época encontramos tres focos de importancia que crearían escuela: Cádiz, Jerez de la Frontera, y el barrio de Triana, en Sevilla. Es a partir de esta época cuando el baile flamenco, empieza a tener un sitio entre los bailes españoles que se desarrollan en las escuelas, representándose frecuentemente en patios, ventas y salones privados cuando se celebraban fiestas. En lo que se refiere a la guitarra, al principio no solía acompañar al cante, que normalmente se realizaba a palo seco, sin más acompañamiento que el toque de palmas. Algunos compositores, como Julián Arcas, comienzan a componer temas con sonidos flamencos que iniciarían una nueva era. Entre 1860 y 1910 se ingresa en una época más prolífica que se ha llegado a llamar La Edad de Oro del Flamenco. En esta época florecen los cafés cantantes, desarrollando el flamenco todas sus


facetas; la instrumental, la de cante y la de baile, hasta fijar definitivamente lo que pudiéramos considerar clasicismo de lo "jondo". El baile adquiere un esplendor sin precedentes, siendo éste el mayor atractivo para el público de estos cafés cantantes y se da un gran impulso a la guitarra, como complemento fundamental e indispensable para el cante y para el baile. Entre 1910 y 1955, el cante esta marcado por lo que ha llegado a llamarse la etapa de la Opera Flamenca donde mandan los cantes más ligeros como los fandangos y cantes de ida y vuelta (de influencia sudamericana, que trajeron los cantaores que habían sido emigrantes en Latinoamérica). Este camino nuevo que había tomado el flamenco no gusta a todo el mundo y en 1922 un grupo de intelectuales, como Falla y otros artistas de la Generación del 27 crean en Granada un Concurso, con la finalidad de buscar nuevos valores que cultiven el cante jondo auténtico. A partir de 1915, se produce un ciclo de baile teatral de excepcional calidad, llevando el baile español y flamenco por todos los escenarios del mundo. A partir de 1955 nos encontramos con un Renacimiento del Flamenco, siendo Antonio Mairena su figura principal, con ese rigor interpretativo y su afán investigador y de divulgación de la ortodoxia del cante. El baile en esta época se desarrolla en los tablaos, que son los herederos de los cafés cantantes anteriores, contando con verdaderas personalidades del baile, que alternan sus actuaciones no sólo en los tablaos, sino en teatros, festivales y otros muchos escenarios de diferente índole. Los guitarristas, acompañando al cante y al baile adquieren un mayor protagonismo, alcanzando este arte su madurez. El guitarrista es actualmente no sólo acompañamiento, sino solista. Paco de Lucía marca el inicio de una nueva etapa de esplendor sin precedentes, dando a la guitarra una dimensión universal. Junto a él habría que citar a otros que verdaderos virtuosos de este instrumento, como Manuel Cano, Victor Monge Serranito y Manolo Sanlucar. El flamenco sigue evolucionando para convertirse en universal. De un lado notamos nuevas tendencias de mestizaje con otros estilos musicales de la mano de algunos artistas. A este punto hay bastante polémica; entre los defensores de la conservación de la


ortodoxia flamenca, (como ya en su día lo hiciera Falla, y que sirvió para conservar tan valioso patrimonio), y otros más interesados en su evolución y su permeabilidad. De otro lado, importantes artistas han llevado el flamenco por los cinco continentes, llegando a una nueva era donde los medios de comunicación son testigos de su gracia, su fuerza y su duende. Por ello no podemos ya más afirmar que el Flamenco es una manifestación artística exclusivamente de Andalucía (como no podemos ya decir que el Jazz es una música exclusivamente de New Orleans), pudiendo hoy asistir en Andalucía a espectáculos del más auténtico purismo y clasicismo flamenco interpretados por una bailaora japonesa o un guitarrista italiano, ante el respeto de un gran público de entendidos, al mismo tiempo que los más grandes artistas andaluces llevan el flamenco a importantes escenarios en todo el mundo. Os presentamos los artistas más influyentes del flamenco.


ANTONIO MAIRENA

Antonio Mairena (Mairena del Alcor - Sevilla, 7 de septiembre de 1909 – Sevilla, 5 de septiembre de 1983), fue un cantaor de flamenco. Nació con el nombre de Antonio Cruz García en una familia gitana, asentada en Mairena del Alcor desde los tiempos de Carlos III. Su padre trabajaba en una herrería donde Antonio se inició en la profesión familiar desde muy pequeño. En aquella fragua, como ocurriera en su día con Silverio, comenzó a recibir la influencia de los cantes gitanos que escuchaba. Sus padres tuvieron cinco hijos más, de los cuales Francisco (Curro Mairena) y Manuel (Manuel Mairena) también fueron cantaores de relevancia. Según narración del propio Mairena, de su familia gitana solo cantaba su abuelo, Antonio Cruz Reyes, su padre era un buen aficionado al flamenco y su madre Aurora García Heredia, solamente bailaba en las fiestas familiares.


A principios de los años 1920, con motivo de la visita a Mairena del cantaor Faíco, Antonio cantó por primera vez en público, interpretando un tango de Pastora Imperio. A partir de ese momento, participó en varios concursos, entre los cuales destacan el primer premio que obtuvo en Alcalá de Guadaíra en 1924 y su actuación en el Kursaal Internacional de Sevilla en 1930. Su primer nombre artístico fue Niño Rafael. Su primer triunfo en Sevilla, donde fue en Semana Santa, para cantarle al Cristo de los gitanos, saliendo a hombros aquella madrugada. Posteriormente, Antonio realizó el servicio militar en África. Luego se instaló en Sevilla. Entre 1933 y 1936, el cantaor actuó en reuniones y fiestas privadas, principalmente en la zona de la Alameda de Hércules y alcanzando una fama acrecentada por su interpretación de las saetas durante la Semana Santa de 1933. En aquella época se lo conocía como "El Niño de Mairena". Carmen Amaya lo contrató para grabar en Barcelona la canción de su película María de la O. Tras el estallido de la Guerra Civil, Antonio Mairena residió en Sevilla y siguió trabajando como cantaor de flamenco. Tras el fin de la guerra, Antonio comenzó a grabar sus primeros discos y a colaborar con artistas de la talla de Pastora Imperio, Juanita Reina, Antonio El Bailarín o Luisillo. Antonio Mairena fue el que inició la andadura de Fernanda y Bernarda de Utrera llevándolas a los tablaos madrileños en 1957. Además de ser un cantaor de calidad excepcional, punto éste reconocido por la práctica totalidad del mundo flamenco, Antonio


Mairena fue un estudioso de este arte, de manera que recopilaba estilos y cantes que luego era capaz de reproducir en propia voz. Su sentido didáctico del Flamenco le hacía escuchar con frecuencia a todo tipo de artistas, de mayor y menor nivel. De este modo, el fondo estilístico de Antonio se basaba en una gran multitud de fuentes, antagónicas en ocasiones, que propiciaba una gran variedad de su repertorio. Gracias a su actividad investigadora, cantes antiguos que se encontraban abocados al olvido pudieron ser rescatados y compilados, adaptados a las corrientes estilísticas de su época.

A pesar de esta gran variedad de estilos, el mismo cantaor reconocía que su maestro en el cante fue Manuel Torre, auque también admiró y asimiló el estilo de Joaquín el de la Paula y de los hermanos Tomás y Pastorá Pavon.

De esta cantaora, por la que profesaba una gran admiración, llegó a recopilar sus cantes y estilos en el disco titulado Honores a la Niña de los Peines.


CAMARON DE LA ISLA

José Monge Cruz (San Fernando, 5 de diciembre de 1950 Badalona, 2 de julio de 1992), conocido artísticamente como Camarón de la Isla, o simplemente Camarón, fue un cantaor flamenco renovador del cante. José Monge Cruz nació en la localidad de San Fernando, en Cádiz (España), el 5 de diciembre de 1950, en la Calle Carmen, en el barrio conocido popularmente como "Las Callejuelas". Hijo de Juana Cruz Castro y Juan Luis Monge Núñez, fue el penúltimo de ocho hermanos de familia gitana. El apodo por el que es conocido le fue dado por un tío suyo, de nombre José, debido a su delgadez, pelo rubio y piel blanca, que en su opinión le hacían parecer un camarón. Por otro lado, la ciudad de San Fernando se halla ubicada en la Isla de León, por lo que es conocida como la Isla, topónimo que Camarón añadiría a la segunda parte de su apodo para formar su nombre artístico. De niño estudió en el Colegio del Liceo, sección beneficencia, hasta que dejó la escuela para ayudar a su padre, gran aficionado al cante flamenco, en la fragua donde trabajaba. La casa de los Monge era frecuentada por los grandes cantaores de la época de


toda Andalucía a su paso por San Fernando y allí el pequeño José comenzó a escuchar a artistas como Manolo Caracol o Antonio Mairena. Cuando su padre falleció a causa del asma, siendo aún muy joven, la familia pasó por apuros económicos, por lo que desde los siete años de edad Camarón comenzó a cantar en distintas tabernas y en la estación del tranvía de San Fernando. En 1958 comienza a cantar de forma esporádica en la Venta de Vargas de San Fernando. Lo hace por las tardes, ya que debido a su corta edad no se le permite asistir de noche. Allí lo escuchan por primera vez los grandes cantaores de la tierra.

En 1955 a la temprana edad de cinco años actuó por primera vez en una compañía que montaban una escuela llamada Los Hermanitos en San Fernando.

Con doce años gana el primer premio del Concurso Flamenco del Festival de Montilla (Córdoba). Empieza a extenderse su fama y se inicia como profesional en el mundo del cante en compañía de su mejor amigo de entonces, el cantaor Rancapino. Juntos frecuentan las ferias más importantes de Andalucía, demostrando su arte en las casetas en las que actúan. A partir de entonces canta junto a Dolores Vargas y la Singla, entre otros, y hace varias giras por Europa y América enrolado en la compañía de Juanito Valderrama. En 1966 gana el primer premio en el Festival del Cante Jondo de Mairena del Alcor y posteriormente se traslada a Madrid con Miguel de los Santos. En 1968 Camarón llega a ser fijo en el tablao de Torres Bermejas de Madrid, donde permanecería durante doce años acompañado a la guitarra por Paco Cepero. Su nombre comienza a ser cada vez más conocido y participa en la película Casa Flora, protagonizada por Lola Flores. En Torres Bermejas conoce al guitarrista Paco de Lucía, con el que grabaría nueve discos entre 1969 y 1977, dirigido por el padre del tocaor, Antonio Sánchez Pecino, en los que


también colabora el hermano de Paco, Ramón de Algeciras. Durante esos años se produce su evolución como cantaor, pasando de un estilo ortodoxo a otro más personal. Su primer disco, El Camarón de la Isla con la colaboración especial de Paco de Lucía, título que Sánchez Pecino repetiría durante los siguientes álbumes para preservar la carrera de su hijo como solista, supuso el principio de una revolución musical, y los tangos extremeños Detrás del tuyo se va incluidos en este disco fueron el primer éxito del dúo. En 1976 contrae matrimonio con Dolores Montoya, La Chispa, con la que tendría cuatro hijos. La boda se celebró en la localidad de La Línea de la Concepción, apadrinado por su hermano Manuel y la bailaora Manuela Carrasco. En 1979, bajo el nombre de Camarón, sin la referencia a su ciudad natal, publica La leyenda del tiempo, disco que supone una auténtica revolución en el mundo del flamenco al incluir sonoridades propias del mundo del jazz y el rock. En él hay varias adaptaciones de poemas de Federico García Lorca con música de Alameda, que fueron coproductores del álbum, además de Ricardo Pachón, Kiko Veneno y los hermanos Rafael y Raimundo Amador. A partir de este momento comienza su colaboración con el guitarrista Tomatito y se desvincula por un tiempo de Paco de Lucía. En 1986 es condenado a un año de prisión menor por un delito de imprudencia temeraria con resultado de muerte tras un accidente de circulación en el que fallecieron dos personas. El cantaor no ingresó en prisión por carecer de antecedentes penales. En mayo de 1987 actúa tres días seguidos en el Cirque d'Hiver de París con un éxito absoluto. En 1989 graba Soy gitano, el disco más vendido de la historia del flamenco, en el que colabora el guitarrista Vicente Amigo. De 1992 data el último disco publicado en vida de Camarón, Potro de rabia y miel, que contó con las guitarras de Paco de Lucía y Tomatito. La grabación de este disco tuvo que ser interrumpida debido al diagnóstico de un cáncer de pulmón, ocasionado por su grave adicción al tabaco, que, junto al consumo de drogas, acabaría con su vida unos meses después, tras viajar infructuosamente a Estados Unidos en busca de una posible cura. Su último concierto fue en el Colegio Mayor San Juan Evangelista de Madrid, la noche del 25 de enero de 1992.


El 2 de julio de 1992 falleció en Badalona (Barcelona) a la edad de 41 años, por un cáncer de pulmón, causando una gran conmoción social (reflejada en el lema "Camarón vive"). Fue enterrado en su localidad natal de San Fernando. Su féretro fue envuelto con la bandera gitana.

Su vida fue llevada al cine en 2005 por el director Jaime Chávarri en la película Camarón, protagonizada por el actor Óscar Jaenada y la actriz Verónica Sánchez. Actualmente se está construyendo el Museo de Camarón en las inmediaciones de la famosa Venta Vargas.


DIEGO EL CIGALA

Diego Ramón Jiménez Salazar (Madrid, 27 de diciembre de 1968), conocido como Diego «el Cigala», es un cantante (cantaor) flamenco. Es uno de los herederos más alabados de Camarón de la Isla, cuya voz guardaba un gran parecido con la de Diego. Creció en el barrio popular del Rastro, en Madrid. Sobrino del cantante flamenco Manuel Farina, a los 12 años ganó un concurso de flamenco y el primer premio del certamen al mejor cantaor de Getafe. En 1998 publica Undebel, su primer disco en solitario acompañado a las guitarras por David Amaya, Tomatito y Paquete. En el 2000, Javier Limón le produce Entre vareta y canasta, un disco que se publicó con el apoyo publicitario de artistas como El Gran Wyoming, Santiago Segura, Pablo Carbonell y Javier Krahe, entre otros, y en el que participaron a la guitarra Niño Josele y Vicente Amigo. El videoclip del álbum estaba realizado por Fernando Trueba. Un año más tarde aparece Corren tiempos de alegría, producido también por Javier Limón y con el Niño Josele a su lado, y con invitados


excepcionales como Bebo Valdés y Jerry González. El disco fue nominado como Mejor Disco de Flamenco en los Grammy Latinos. Su cuarto disco se graba durante un concierto en directo en el Teatro Real de Madrid, con el único acompañamiento de la guitarra de Niño Josele y también producido por Javier Limón.

En 2002, Fernando Trueba produce Lágrimas negras, disco que une a Diego «el Cigala» con Bebo Valdés al piano y que se publica en 2003. El éxito es internacional. Diego consigue en el 2004 un Grammy, tres Premios de la Música, un Premio Ondas, cinco Premios Amigo, tres Discos de Platino en España y uno en Argentina, México y Venezuela. The New York Times lo alaba como "Mejor disco del año" en el apartado de música latina y Bebo y Diego «el Cigala» llenan los mejores teatros del mundo: París, Nueva York, Londres, La Habana, Buenos Aires, Tokio, México D. F., Madrid, Barcelona... A finales de 2004 el disco había vendido más de 700.000 copias en todo el mundo. Tras esta obra vino Picasso en mis ojos, disco homenaje al artista malagueño. En junio de 2008 salió a la venta con el diario El País su álbum Dos lágrimas, que no estará en tiendas hasta septiembre. Se trata de una nueva incursión en las músicas del Caribe acompañado de grandes artistas como Yelsi Heredia, Rubalcaba, Jumitus o Tata Güines, que va camino de repetir el éxito de Lágrimas negras. En el verano de 2008 recibió en Santander el I Premio La Barraca 2007, a las Actividades Escénicas, concedido por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).


En el año 2010, prestó su voz al personaje de Toy Story 3, Buzz Lightyear durante varias secuencias de la versión en castellano, dándole aires andaluces y flamencos. En la versión original, en estas secuencias el protagonista habla un perfecto castellano doblado por Javier Fernández Peña.


ENRIQUE MORENTE

Enrique Morente Cotelo (Granada, 25 de diciembre de 1942 – Madrid, 13 de diciembre de 2010) fue un cantaor español, considerado como uno de los grandes renovadores del flamenco. Enrique Morente nació en Granada en el barrio del Albaicín en 1942. De pequeño ejerció como seise en la Catedral de Granada y comenzó a interesarse por el ambiente flamenco en las reuniones familiares y vecinales. Aprendió así las bases de este arte, especialmente de mano de Aurelio Sellés (Aurelio de Cádiz). Su afán de aprendizaje y autoafirmación le llevaron a Madrid cuando contaba 14 o 15 años de edad. Allí contactó con un grupo de jóvenes aficionados, universitarios en su mayoría, y junto a ellos acudía casi a diario a locales oscuros en donde aprendió el arte de mano de Pepe de la Matrona, cantaor octogenario que había tenido el honor de conocer a todos los grandes y de haber sido alumno del mismísimo don Antonio Chacón. El debut de Enrique tiene lugar en la peña flamenca Charlot. A esta actuación siguieron otras allá por el año 1964 en la Casa de Málaga o con la pareja de baile de José Luis Rodríguez y Pepita Sarracena


en diversas salas de fiesta, pero debemos considerar su salto a la profesionalidad cuando en ese mismo año es contratado por el Ballet de Marienma, con el que actúa en el Pabellón español de la Feria Mundial de Nueva York y en la embajada española en Washington. Después actuó en su primer festival flamenco, con el siguiente cartel: Enrique Morente con Juan Talega, Fernanda y Bernarda de Utrera, Gaspar de Utrera, Tomás Torre y Antonio Mairena. La presentación fue a cargo de Ricardo Molina y el evento tuvo lugar en el teatro de los Alcázares de los Reyes Cristianos. Al año siguiente fue contratado junto con Susana y José para realizar su primera gira europea por Gran Bretaña, Alemania, Holanda, Suiza y Bélgica; posteriormente viajó a Japón e Italia junto a Pepita Saracena y José Luis Rodríguez.

Su primer disco no se hizo esperar. En 1967 apareció con el título "Cante Flamenco", acompañado por Félix de Utrera, con la discográfica Hispavox. Esta grabación denotaba el gran conocimiento que Enrique poseía, tanto por su ejecución encomiable, denotaba el gran conocimiento que Enrique poseía.

En ese mismo año 1967 salió a la luz otro disco, también con la casa Hispavox, titulado Cantes Antiguos del Flamenco y en el que era acompañado por el Niño Ricardo, con una selección de cantes que denotaba un profundo conocimiento, que llamó sobre todo la atención por el corto periodo de tiempo con respecto al anterior trabajo, lo que hace suponer que no se trataba de un aprendizaje forzado para la ocasión en ninguno de los dos discos sino de la exposición honesta y estructurada de lo asimilado, de lo aprendido y de lo vivido.


Durante 1971 desarrolló en México con la guitarra de Parrilla de Jerez y la bailaora Ana Parrilla una serie de actuaciones en tablaos, teatros y centros culturales que culminó con su participación en el I Festival Internacional Cervantino de Guanajuato y su presentación en el auditorio de la Universidad de las Américas en 1972. Ese mismo año ofreció en Madrid un recital en compañía de María Vargas y Manolo Sanlúcar, recibiendo un homenaje. En compañía de éste último, realizó una serie de recitales en Nueva York: Lincoln Center, Spanish Institute, etc. En 1972 fue reconocido por la Cátedra de Flamencología y Estudios Folklóricos Andaluces de Jerez de la Frontera con el Premio Nacional de Cante y actuó en la sede parisina de la Unesco. En 1973 volvió a cantar en el Lincoln Center neoyorquino. En 1978 vendría la edición de sus discos Despegando, uno de los discos andalucistas más flamencos, y Homenaje a Don Antonio Chacón. Por éste último, en el que volvió al cante plenamente ortodoxo, pese a ser una época en la que ya se hallaba inmerso en su particular renovación del cante, obtuvo el I Premio Nacional otorgado al mejor disco de música folclórica que concedía el Ministerio de Cultura En el inicio de la década de los ochenta estaban de moda los “mano a mano” entre artistas y fueron varios los que realizó con Camarón. El primero de ellos tuvo lugar en el Frontón de Madrid. En 1981 estrenó en el Centro Musical Piaff de Granada su espectáculo Andalucía hoy que posteriormente presentó en diversas ciudades y en el teatro Olympia de París. En esa segunda mitad de la década de los setenta, Morente participó en el montaje de La Celestina junto al pianista Antonio Robledo y su mujer, la bailaora suiza Susana Audeoud. Poco después los tres dieron vida al ballet Obsesión, estrenado por el Ballet Nacional de Canadá. También junto a Antonio Robledo, Morente creó la Fantasía del cante Jondo para voz flamenca y Orquesta, estrenada en el Teatro Real de Madrid el 16 de mayo de 1986, con las guitarras de Juan Habichuela y Gerardo Núñez y la Orquesta Sinfónica de Madrid dirigida por Luis Izquierdo. Ya en estos años se editó un disco pirata en Holanda titulado Morente en vivo.


Una de sus experiencias artísticas más audaces y originales fue el estreno en Granada en 1988 del espectáculo El loco romántico basado en la obra cervantina Don Quijote de la Mancha. Esta experiencia resumía de alguna manera la trayectoria del maestro.

En 1990 fusionó su expresión musical con las célebres Voces Búlgaras "Angelite" en la puerta de la Catedral de Barcelona en una producción del Taller de Músicos de Barcelona. En 1991 vio la luz su "Misa Flamenca", que no tenía nada que ver con las anteriores experiencias flamencas relacionadas con la sacra ceremonia. Posteriormente y aprovechando la que sería la última visita a España de Sabicas, el viejo maestro de la guitarra ya octogenario y en estado crepuscular, pues moriría antes de que la obra saliera al mercado, grabó un disco totalmente conservador con el toque clásico del maestro navarro para el sello Ariola: "Nueva York/Granada, Morente-Sabicas". Con "Negra si tú supieras" grabó para Nuevos Medios en el 93, aunque enseguida tomó forma la idea de crear su propio sello discográfico, Discos Probeticos. En 1994 Morente fue el primer cantaor de flamenco que recibió el Premio Nacional de Música otorgado por el Ministerio de Cultura de España. En 1995 recibió la Medalla de oro de la "Cátedra de Flamencología" de Jerez de la Frontera y el premio "Compás del Cante" en Sevilla. En 1996, participó en el homenaje a Manuel de Falla en el Lincoln Center de Nueva York, junto a Tomatito, con el que realizaba una gira por toda la geografía española. En su disco titulado Omega colaboró con el grupo de rock granadino Lagartija Nick y numerosos artistas del flamenco, como Vicente Amigo, Tomatito o Cañizares, para adaptar poemas de


Federico García Lorca y temas del cantautor canadiense Leonard Cohen. Este disco ha sido todo un referente en la revolución del flamenco, y abrió sendas desconocidas hasta ese momento. Tal ha sido la repercusión de esta obra, que cada cierto tiempo Enrique y el grupo granadino volvieron a reencontrarse para presentar el espectáculo Omega en directo, como sucedió en el festival Primavera Sound 2008 celebrado en Barcelona, dentro de la nueva gira que se realizón ese mismo año, que les llevó hasta México a presentar su obra.

Asimismo ha acunado la carrera musical de su hija, Estrella Morente, que se ha consolidado como una de las mejores cantaoras que han surgido en los últimos años.

En el 2003 apareció su disco El pequeño reloj, con el que rompía el concepto que tradicionalmente se tiene de un disco flamenco, presentando una obra discográfica como una obra de arte completa, desarrollando el concepto del tiempo desde ópticas distintas como si de un libro de poemas se tratase, estructurando el orden de las letras y de las músicas. En su coqueteo con el tiempo, conjugaba lo tradicional, lo añejo y la tecnología. Mientras dejaba constancia de una época fundamental del flamenco, con cantes clásicos sobre toques clásicos (a la cual perteneció y ahora engrandece con su aportación constante), experimentó con nuevas y sorprendentes armonías que aún no han llegado al flamenco moderno. Participó en la canción "No soy como tú" del dúo Amaral en el disco Pájaros en la cabeza. En febrero del año 2006, el trabajo Morente sueña la Alhambra en su doble formato (disco y DVD) es reconocido por la crítica nacional con varias distinciones. Este mismo disco es considerado como el mejor disco de flamenco en los Premios Nacionales de la Música.


En 2007 colabora con la banda granadina Los Planetas en su disco La leyenda del espacio, inspirado en la tradición flamenca andaluza (simil del título con La leyenda del tiempo de Camarón). Se le puede escuchar en la canción que cierra el disco, "Tendrá que haber un camino", con estructura de cañas. En su último disco, editado en 2008, Pablo de Málaga, Morente descubre al Picasso poeta y pone voz a varios de los poemas escritos por el malagueño. La idea surge tras su presencia cantando en la inauguración del museo Picasso de Málaga. Este disco de nuevo supone una nueva vuelta de tuerca en su innovación continua del arte flamenco. Tras terminar este disco comienza a preparar otro titulado El barbero de Picasso, también en homenaje al pintor malagueño, que no llega a terminar por una enfermedad.

En 2009 graba su última colaboración publicada acompañando a la banda granaína 5 duros con el tema "eres parte de mi" dedicada a su tierra.

El 10 de diciembre de 2010 entra en coma por un infarto cerebral tras ser operado de cáncer de esófago en la Clínica de la Luz de Madrid. Murió el 13 de diciembre en el mismo hospital. La familia denuncia a los médicos por mala praxis. Desgraciadamente el mismo día del fallecimiento entraron en la casa que tiene en el barrio del Albaicín (Granada) robando varios televisores de alta definición y un coche aprovechando que toda su familia se encontraba en Madrid velando al cantaor. La capilla ardiente estuvo en la SGAE (Madrid), y en el Teatro Isabel la Católica, donde fueron a despedirle más de 5.000


granadinos. Su hija Estrella cantó delante del féretro una estrofa de "Habanera imposible" de Carlos Cano y el poema de Federico García Lorca "El llanto de la guitarra" Fue enterrado el 15 de diciembre en la intimidad en el cementerio granadino de san José, en las colinas de la Alhambra.


MANOLO CARACOL

Manolo Caracol fue el nombre artístico de Manuel Ortega Juárez, cantaor de flamenco, nacido el 9 de julio de 1909 en Sevilla y muerto en Madrid el 24 de febrero de 1973 en un accidente de tráfico en Aravaca, en la carretera de La Coruña. Era el tio del cantante Manzanita, fallecido en 2004. Proveniente de una larga estirpe flamenca, era tataranieto de "El Planeta", uno de los primeros cantaores de flamenco de los que se tiene noticia. Empezó a cantar desde muy joven, y en 1922 obtiene un premio en el Concurso de Cante Jondo de Granada, organizado entre otros por Manuel de Falla y Federico García Lorca. Tras ganarse la vida cantando en fiestas privadas, comienza su participación en espectáculos y películas, normalmente formando pareja artística con Lola Flores. Durante esta etapa adquirió una gran popularidad. En 1963 inaugura el tablao Los Canasteros, al que dedicaría el resto de su vida. Aunque era un cantaor bastante largo, entre sus palos más populares se encuentran el fandango y la zambra. Revolucionó el flamenco acompañando sus cantes de una orquesta o de un piano.


MIGUEL POVEDA

Miguel Ángel Poveda León, nacido en Barcelona (13 de febrero de 1973) y crecido en Badalona, empieza a cantar a los 15 años en el entorno de las peñas flamencas de Cataluña. En 1993, tras ganar cuatro premios: Premio Lámpara Minera (el más preciado del mundo flamenco), y tres premios más en las modalidades de La Soleá, La Cartagenera y La Malagueña en el entonces Festival Nacional del Cante de las Minas de La Unión (Murcia) inicia su carrera como profesional. Ha participado en los principales festivales de música nacionales e internacionales, cantando en auditorios como el Odeón de París, el Liceo de Barcelona, el Teatro Real de Madrid, el Carnegie Hall y el Lincoln Center de Nueva York, el Wiener Koncerthaus de Viena, el Teatro Colón de Buenos Aires, el Auditorium Parco della Musica de Roma, el Sadler’s Wells de Londres, el Maestranza de Sevilla…


Ha colaborado con artistas como Santiago Auserón, Enrique Morente, Joan Manuel Serrat, Israel Galván, Eva Yerbabuena, Matilde Coral, Giovanni Hidalgo, Martirio, Raphael, el guitarrista Tomatito, Antonio Carmona, Pasión Vega, Maria del Mar Bonet, Mariza, Pedro Guerra y muchos otros músicos e intérpretes.

Ha participado en diferentes películas con Bigas Luna (La teta y la luna), Carlos Saura (Fados y Flamenco, Flamenco), o el francés Nicolas Klotz (La question humaine) y con Pedro Almodóvar (B.S.O. Los abrazos rotos). Premio Nacional de Música en el 2007 y Premio Nacional de Cultura 2011 de Cataluña. Su octavo disco Coplas del querer, un CD doble galadornado con varios premios de la música y llegando a ser disco de platino.


NIÑA DE LA PUEBLA

Dolores Jiménez Alcántara (La Puebla de Cazalla, Sevilla, 28 de julio de 1908- Málaga, 14 de junio de 1999), conocida artísticamente como La Niña de La Puebla, fue una de las más grandes cantaoras de flamenco y de copla andaluza. Hija de un barbero aficionado al cante, Dolores Jiménez nació en La Puebla de Cazalla (Sevilla). Un colirio mal compuesto le hizo perder para siempre la vista a los tres días de nacer. Con ocho años comenzó a recibir enseñanza especial y musical. A los 20 años, acompañada de su guitarra, actuó en un festival en Morón de la Frontera (Sevilla). Su carrera se lanzó imparable. Pasó de la interpretación de estilos más ligeros, como las colombianas o los fandangos, a otros solemnes, como la seguiriya o la soleá. Según sus propias declaraciones decidió dedicarse al cante profesional cuando oyó cantar al Niño de Marchena. Estuvo casada con otro notable cantaor, Luquitas de Marchena (Lucas Soto Martín, n. en Linares, 1913-1965). De este matrimonio nacieron otros dos conocidos artistas del folklore andaluz: Adelfa Soto y Pepe Soto.


Su gran triunfo llegó antes de la Guerra Civil española (19361939), pero fue después cuando La Niña de la Puebla llevó a cabo una actividad artística casi frenética, en gira continua por toda España hasta la década de los setenta, representando cada año un espectáculo distinto:

Ópera flamenca (1947), Pasan las coplas (1947), El sentir de la copla (1950), Toros y cante (1951), Noche de coplas (1953), Así canta Andalucía (1954), Herencia de arte (1955), Noche Flamenca (1963), Fantasía Flamenca (1970)... A lo largo de toda su carrera profesional trabajó con figuras legendarias del arte flamenco: Manolo Sanlúcar, El Cojo de Huelva, Pepe Marchena, Manuel Vallejo, José Cepero, Juanito Valderrama, Niña de Antequera, Pepe Pinto, El Sevillano, Rafael Farina, El Carbonerillo, El Corruco de Algeciras, José Menese o Camarón de la Isla. En 1987, se retiró de las tablas tras actuar en la Cumbre Flamenca que se celebró en Madrid. Pero reapareció en los escenarios en 1995 y ya no los dejó hasta que la muerte le sorprendió cuatro años después. Su último espectáculo tuvo que terminarlo antes de tiempo por encontrarse mal. Una semana después de su fallecimiento iba a recibir la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes. Uno de sus hijos manifestó cuál era el mayor deseo de su madre: ser recordada por la colombiana Serranía del Brasil, que cantaba junto a su marido, el también cantaor Luquitas de Marchena. Siempre será recordada por el sabor popular que supo imprimir a todas sus interpretaciones, en especial en su versión de Los Campanilleros, más ligera y popular que la de Manuel Torre. La Niña de la Puebla destacó -aparte sus Campanilleros- en tonadillas, fandangos y malagueñas. Una cantaora de ritmo y compás, y en sus discos hay cantes por soleá, seguiriyas, malagueñas, villancicos, tarantas, granaínas, etc. Ha formado parte de las más


importantes compañías de espectáculos flamencos. Residió durante muchos años en Málaga, ciudad en la que murió a causa de una hemorragia cerebral el día 14 de junio de 1999.


NIÑA DE LOS PEINES

La Niña de los Peines (Sevilla, 10 de febrero de 1890 – Sevilla, 26 de noviembre de 1969) fue una cantaora flamenca considerada como una de las voces más importantes en la historia de este arte. Su auténtico nombre era Pastora María Pavón Cruz. Nació de un matrimonio gitano de tradición cantaora, su padre fue Francisco Pavón Cruz, conocido como "El Paiti", natural del Viso del Alcor, su madre fue Pastora Cruz natural de Arahal, y sus dos hermanos Tomás Pavón y Arturo Pavón, también cantaores. A los ocho años realizó su primera actuación pública, cuando fue contratada en una caseta de la Feria de Sevilla para sustituir a su hermano mayor. En 1901 debutó en Madrid, en el Café del Brillante, donde conoció a Ignacio Zuloaga que la convenció para actuar en Bilbao en el Café de las Columnas. A partir de entonces comenzó a conocérsela como La Niña de los Peines por unos tangos que interpretaba frecuentemente y que sin embargo jamás grabó en disco a pesar de las insistencias de las casas discográficas.


En junio de 1922 participó como miembro del jurado en el Concurso de Cante Jondo de Granada, en el que el gran Antonio Chacón ofició como presidente. Fue amiga de Manuel de Falla, Julio Romero de Torres, que la pintó en uno de sus lienzos y Federico García Lorca a quien conoció en casa de La Argentinita. Lorca la citó poéticamente en sus escritos. «Jugaba con su voz de sombra, con su voz de estaño fundido, con su voz cubierta de musgo». Viajó por toda la geografía española compartiendo escenario con los artistas flamencos más famosos del momento, entre ellos los cantaores Manolo Caracol, Pepe Marchena y Antonio Chacón, o los guitarristas Ramón Montoya y Melchor de Marchena entre otros muchos. Poseedora de una gran inteligencia natural a pesar de carecer de cualquier tipo de estudio, profetizó ya en 1934 el cambio en los gustos del público: «No me puedo quejar del público, pero veo que el cante va por mal camino. A la gente ahora no le gusta más que el cante malo». Tras el paréntesis de la guerra civil continuó su actividad con diversos espectáculos como Las calles de Cádiz de Concha Piquer o España y su cantaora que se estrenó en Sevilla con gran éxito. En 1961 se le rindió un homenaje nacional en Córdoba con la participación entre otros de Antonio Mairena y Juan Talega. En 1968 fue inaugurado un monumento en su honor, situado en la Alameda de Hércules (Sevilla), obra del escultor Antonio Illanes. Más tarde se realizó otro como reconocimiento de la ciudad de Arahal, localidad a la que estuvo vinculada por su madre.

Falleció en Sevilla el 26 denoviembre de 1969, poco después que su marido el también cantaor Pepe Pinto.


Destacó principalmente por sus seguiriyas, tangos, peteneras, bulerías y soleás, aunque realmente fue una cantaora muy completa que dominó todos los palos del flamenco y creó estilos nuevos como la bambera. Dentro de las distintas modalidades de soleás que interpretaba, es preciso destacar la de Mercé la Serneta, a quien había conocido en su juventud. La Junta de Andalucía ha declarado su voz bien de interés cultural. Entre 1910 y 1950 grabó 258 cantes en discos de pizarra que en 2004 se publicaron en forma de 13 discos compactos. La labor de recuperación fue posible gracias al Centro Andaluz de Flamenco, dependiente de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que tiene su sede en Jerez de la Frontera. En este trabajo participaron un grupo de 30 personas, entre ellas 12 investigadores, durante ocho meses.


PACO DE LUCIA

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras, Cádiz, 21 de diciembre de 1947), es un guitarrista flamenco español. Está considerado como uno de los mejores maestros de la guitarra. Ha recibido, entre otros muchos galardones, el Premio Nacional de Guitarra de Arte Flamenco, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (1992), la Distinción Honorífica de los Premios de la Música (2002), el Premio Príncipe de Asturias de las Artes (2004). Es Doctor Honoris Causa por la Universidad de Cádiz y por el Berklee College of Music, distinción concedida en mayo de 2010. Aunque casi toda su obra se desarrolla en el flamenco, ha grabado algunos trabajos en otros estilos, como la música clásica, la fusión de flamenco con el jazz y otros estilos musicales.


padre, Antonio influyeron mucho

Tanto su madre, Lucía Gomes "La Portuguesa", como su

Sánchez,

en su vocación. De su padre y de su hermano Ramón recibió las primeras clases de guitarra. Su padre hacía que Paco practicase muchas horas de guitarra diarias durante su niñez. El nombre "De Lucía" quedó ligado a él durante su niñez, ya que, como él mismo cuenta, en su barrio había muchos Pepes, Pacos, etc., y entonces se los identificaba por el nombre de la madre, por lo que él era conocido como "Paco, el de Lucía" en su barrio de Algeciras.

Es hermano de artistas flamencos: de Pepe de Lucía, cantaor profesional ya de niño, y del fallecido Ramón de Algeciras, guitarrista también profesional. Ambos han sido miembros de su banda. Durante muchos años le han acompañado en grabaciones y giras, han tenido ellos sus propias carreras en solitario y han trabajado con otros artistas. A finales de los años 60, conoce a Camarón de la Isla, con quien crea una mítica unión musical, fruto de la cual son los primeros discos de ambos. Se muestran como excelentes intérpretes del flamenco más ortodoxo. Grabaron diez discos entre 1968 y 1977. Después, juntos y por separado, fueron precursores de un flamenco más popular y mestizo entrando en el terreno del pop, el rock y el jazz. Paco de Lucía ha recibido principalmente la influencia de dos escuelas: la del Niño Ricardo, considerado como una de las figuras más destacadas de la guitarra flamenca y el precursor más directo de Paco de Lucía, y la de Sabicas, a quien se considera como el máximo influyente en el desarrollo y perfeccionamiento de la guitarra flamenca como instrumento de concierto (antes, la guitarra era un instrumento de acompañamiento al cantaor).


La contribución de Sabicas en el flamenco es doble: Por un lado, amplía la técnica de la guitarra flamenca (inventó, por ejemplo, la alzapúa en una cuerda y el rasgueo de tres dedos), y por otro destaca como un compositor de categoría, ya que sus obras se caracterizan no por unir falsetas —frases líricas que toca el guitarrista cuando el cantaor deja de cantar—, sino por crear una estructura melódica, rítmica y armónica perfectamente coherente de principio a fin, como en cualquier obra clásica, cosa que en el flamenco nunca se había hecho a excepción de algunas figuras coetáneas (Esteban de Sanlúcar, por ejemplo, en magníficas creaciones como "Mantilla de feria" o "Panaderos flamencos"). Pocas cosas cabe objetar al toque de Sabicas, que gozaba de una extraordinaria técnica con una amplia sonoridad —muchas veces tocaba en los escenarios sin micrófono— debida a su fuerte pulsación y a la enorme calidad de sus composiciones.

La mejor contribución de Paco de Lucía al flamenco es la de haber conseguido popularizarlo e internacionalizarlo, aunque ello haya supuesto muchas veces una merma de la pureza en el toque. Está considerado como un espléndido intérprete por su virtuosismo y su personalísimo estilo, que se puede definir como vigoroso y rítmico. Este estilo se manifiesta en la calidad de numerosas obras del artista. Entre ellas, "Entre dos aguas" (rumba), "La Barrosa" (alegrías), "Barrio la Viña", "Homenaje al Niño Ricardo" (soleá), "Almoraima" (bulerías), "Guajiras de Lucía" y "Río Ancho" (rumba).


Es meritorio además el esfuerzo que ha realizado este artista por dar a conocer el flamenco al público de fuera de España y el haberse atrevido a "darle otro aire" mezclándolo con otros estilos, que, aunque de estructuras melódicas y rítmicas diferentes, pueden congeniar bien con él. Paco de Lucía ha abierto el camino para este tipo de experimentaciones y fusiones del flamenco con diversas músicas, lo cual es sin duda encomiable. Otro aporte de Paco de Lucía al arte Flamenco contemporáneo ha sido la inclusión del cajón. Este instrumento de la música afroperuana es conocido por Paco de Lucía en Perú a fines de los años 70, de manos de Carlos "Caitro" Soto de la Colina, cajonero y compositor peruano. Paco de Lucía intuye y entiende, al conocer este instrumento peruano, que puede ser una solución a la permanente necesidad de percusión que requiere el flamenco, y lo añade, en complicidad con Rubem Dantas, a los elementos percusivos utilizados en su sexteto de entonces, convirtiéndose el cajón desde ese momento y con el paso del tiempo en un instrumento imprescindible del arte flamenco contemporáneo y,luego, de otras corrientes musicales internacionales.


PEPE PINTO

Pepe Pinto es el nombre artístico de José Torres Garzón (Sevilla, 1903- 6 de noviembre de1969), fue un cantaor de flamenco español, casado con la también cantaora La Niña de los Peines. Pepe Pinto fue un cantaor con amplio repertorio flamenco y de magníficas facultades vocales, compaginó su conocimiento e interpretación de los cantes básicos, con su personal fandango y sus canciones aflamencadas, intercalando además en algunas de sus creaciones recitados que se hicieron muy populares entre el público. Fue el autor de la mayoría de su repertorio. Cantaor payo, que contrajo matrimonio con Pastora Pavón (Niña de los Peines), en el barrio de la Macarena de Sevilla en el año 1931. La primera vez que cantó en público fue en el Café Novedades de su ciudad natal, hacia 1917, junto a otros dos jóvenes que luego serían también figuras del cante, El Carbonerillo y Pepe Marchena, de forma casual, pues estaban presentes en el espectáculo como espectadores, y lo hicieron a petición del auditorio.


Aunque, no se dedicó profesionalmente al flamenco hasta el año 1927, cuando realizó a continuación sus primeras grabaciones y también sus primeras giras con elencos artísticos,

contratándole La Niña de los Peines para un espectáculo que se presentó en el sevillano Teatro del Duque, en el que también participó la conocida pareja de baile Los Chavalillos Sevillanos, compuesta por Rosario y Antonio. Cuando contrajo matrimonio con la Niña de los Peines, al año siguiente recorrieron el territorio español encabezando un grupo de gran ópera flamenca, organizado por el empresario Vedrines; gira que se repitió en 1935, con la colaboración de Pepe Marchena, y en el siguiente, con otros artífices, entre ellos El Sevillano y Canalejas de Puerto Real.

A partir del año 1939, continuó sus giras artísticas por toda la geografía española con distintos conjuntos, interviniendo en 1940, en la función andaluza Las calles de Cádiz, protagonizada por la cancionista Concha Piquer. Murió en Sevilla el día 6 de noviembre de 1969, de hemorragia intestinal.


TOMATITO

Tomatito es el nombre artístico de José Fernández Torres, guitarrista flamenco nacido en Almería en 1958, en el barrio de Pescadería. Sobrino de José Fernández Castro "el Tomate" y nieto de Miguel Fernández Cortés "el Tomate", un habitual en las fiestas flamencas de principios de siglo. Debutó con sólo 10 años como guitarrista de acompañamiento en la Peña el Taranto de Almería, presentado por José Sorroche. Tomatito ha producido discos como solista y fue acompañante a la guitarra de Paco de Lucía. Tocó con Camarón de la Isla (a ambos los conoció ya en Málaga) durante los 18 últimos años de vida de éste. Junto con Camarón, tocó una guitarra Esteso Conde hermanos. A lo largo de su trayectoria, ha compartido escenario con los más grandes: Elvis Presley, Frank Sinatra, Elton John, Neneh Cherry, John McLaughlin, Irakere o Chick Corea. Ha grabado con el pianista Michel Camilo, y los guitarristas Elliot Fisk, Joan Bibiloni y Larry


Coryell. Ha colaborado con artistas tan dispares como Mecano, Carlos Cano y David Bisbal.

Participa con gran éxito de crítica y público en diversos festivales internacionales: los de Montreux, Nueva York y Basilea, el Festival Internacional de Música de Estambul (Turquía), el Festival Internacional de Guitarra de Lyon (Francia), el Julián Arcas de Almería (España), etc. Ha realizado varias giras por Japón, Suiza, Francia y Alemania.

Entre sus flamencos más admirados están Enrique Morente, José Mercé, Potito, El Cigala, Duquende, Carmen Linares o Remedios Amaya. Internacionalmente, confiesa haber bebido del jazz de Wes Montgomery, Pat Metheny, George Benson, Django Reinhardt, Miles Davis, Charlie Parker y Mingus y del blues y rock latino de Santana, Pablo y Luis Salinas, B.B. King, Chuck Berry y Eric Clapton. Recientemente ha colaboradorado con el cantante bachatero Romeo Santos en su tema Mi Santa.


VICENTE AMIGO

Vicente Amigo (Guadalcanal (Sevilla), 25 de marzo de 1967) es un guitarrista flamenco español. Vicente Amigo Girol nace en Guadalcanal (Sevilla) pero crece y vive en Córdoba, donde a los ocho años de edad le regalaron su primera guitarra española. Allí dio sus primeros pasos con los guitarristas locales “El Tomate” y “El Merengue”, pero fue al lado de Manolo Sanlúcar, con quién estudió y trabajó durante años, cuando su nombre empieza a sonar con carisma propio y Vicente comienza a tomar conciencia de lo que quiere hacer como músico, como flamenco: “Vi con claridad la fuerza expresiva que tiene la guitarra y me di cuenta de que el trabajo diario es lo que forja y pule”. En 1988 inicia su carrera en solitario, se presenta al Festival Nacional del Cante de las Minas de la Unión, obtiene el primer premio de guitarra. Poco después, gana el Concurso Internacional de Extremadura. Su consagración como primera figura de la


guitarra flamenca la obtiene en mayo de 1989 al ganar por unanimidad, el Premio Ramón Montoya, de guitarra de concierto en el XII Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba. De ahí todo es progresión y reconocimiento dentro y fuera del país, dentro y fuera del flamenco. Desde su primer disco “De Mi Corazón al Aire” en 1991 reconocido con los premios “Icaro” (Diario 16) y “El Ojo Crítico” (RNE) hasta los dos siguientes “Vivencias Imaginadas” 1995 y “Poeta” 1997, Los premios se han sucedido, así como las ofertas para compartir escenarios con músicos como John Mc Laughlin, David Bowie, Stanley Jordan, Al Di Meola, Keith Richards, Bob Dylan, Paco de Lucía, Camarón de la Isla, y un largo etc. En 1991 actuó en el estelar Festival Internacional “Leyendas de la Guitarra” en Sevilla, compartiendo escenario con Bob Dylan, Keith Richards, Paco de Lucia, Phil Manzanera, Joe Cocker, Jack Bruce y Richard Thompson y Robert Cray. Abierto a experimentar y profundizar en el conocimiento de otras músicas, ha compartido escenarios con Stanley Jordan, en el Carrefour de la Guitare de Martinica; con João Bosco, en Córdoba; con Wagner Tiso y Milton Nascimento en el Heineken Concerts de Rio de Janeiro de 1993 y en el Festival de Amiens, con John McLaughlin. En 1993 comparte escenario con Al Di Meola, Paco de Lucia y John Mclaughlin en la Plaza de Toros de Lisboa, en el memorable concierto "Mestres Da Guitarra". “Poeta” composición musical basada en la obra de Rafael Alberti, primeramente titulada “Concierto Flamenco para un Marinero en Tierra” y que, aunque estrenada en 1992 con la Orquesta Sinfónica de Cuba , dirigida por su titular Leo Brouwer, autor de la orquestación, no fue grabada hasta 1997. De esta composición el propio poeta comenta: “A través de mis textos, Vicente Amigo, este increíblemente joven compositor y guitarrista, cuya breve carrera está ya repleta de premios, ha sabido trasladar a la música todo el latido y temblor de mis versos”.


En octubre de 1995 publicó su segundo disco "Vivencias Imaginadas", que respondió con creces a las expectativas creadas por la crítica y el público. Destacan en este segundo trabajo un refinado tema "Querido Metheny" así como el cante de Duquende y la inclusión de la trompeta por primera vez como instrumento flamenco. En 1996, Vicente amigo participa en Omega, un álbum innovador del genial maestro cantante flamenco Enrique Morente.

En abril de 1997, sale al mercado su tercer CD, titulado "Poeta" "Concierto Flamenco para un Marinero en Tierra" con la Orquesta de Córdoba, bajo la dirección de Leo Brouwer. CD con el que Vicente Amigo obtiene los premios al Mejor Autor Flamenco y Mejor Compositor Flamenco, otorgados por la AIE y SGAE, en la 2ª edición de los Premios de la Música en 1997. En este mismo año, realiza la producción del disco de Remedios Amaya “Me Voy Contigo” siendo autor de todas las músicas. Este trabajo alcanza niveles de venta hasta entonces desconocidos en el flamenco. En 1998 sale al mercado el disco del cantaor José Mercé, “Del Amanecer”. Compuesto e interpretado a la guitarra por Vicente Amigo, cosecha éxitos sin precedente en el mundo flamenco. Por este álbum, en los Premios de la Música de ese mismo año, a Vicente le fue otorgado el premio al Mejor Autor Flamenco. En diciembre de este año (1998) El Ballet Nacional De España, estrenará su obra “Poeta”. Tal y como él mismo afirma: “Trato de buscar mi personalidad, resultado de tener algunas cosas muy claras y de dudar en otras. Pero hay que enfrentarse a ellas y arriesgar con naturalidad”. Vencedor absoluto de los más prestigiosos Festivales Internacionales de Música Flamenca y de Guitarra, Vicente Amigo ha realizado extensas giras por infinidad de países, tanto en


Europa: Francia, Italia, Portugal, Alemania, Holanda, Bélgica, Suiza, Dinamarca, como por el resto del mundo: Brasil, México, Cuba, Japón, USA; Turquía, Marruecos, Túnez… En octubre de 2000 salió a la venta disco “Ciudad de las Ideas” (BMG-Ariola), grabación que se perfila como uno de los discos más importantes en la música flamenca, además de reportarle el reconocimiento internacional al haber sido nominado a los Latin Grammy Awards en la categoría de. En 2005 sale al mercado “Un Momento en el Sonido”. Con este trabajo obtiene el premio al Mejor Disco Flamenco que otorga la publicación digital “Flamenco News”. Invitado por la S.E.E.I. forma parte de la Representación Artística Oficial de España en la Exposición Internacional de Aichi (Japón), realizando a continuación una gira por este país. En este año realiza diversos conciertos en, Rusia, Francia, Italia, Checoslovaquia, Yugoslavia, Portugal, gira en México, además de una intensa actividad en España.

2007 es un año de trabajo intenso, con conciertos en todo el mundo y excepcionalmente se presenta en Beijing, en el año de España en China, invitado por el Ministerio de Cultura de España y en New York en la presentación de la Conferencia Iberoamericana, en esta oportunidad propuesto por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España. Estrena en Rusia (Festival de Kaluga) su obra sinfónica “Poeta”, sigue concierto en Moscú y nuevamente Holanda, Francia y diversos países europeos.


[2008, continúa su actividad principalmente fuera de España y colabora en la grabación del musical “A” de Nacho Cano, y en el CD de Niña Pastori. A partir de julio se dedica fundamentalmente a la preparación de su nuevo CD (sale al mercado en mayo 2009) “Paseo de Gracia” en el cual colaboran algunos de los más importantes artistas del panorama musical actual tales como: Alejandro Sanz, Enrique y Estrella Morente, Niña Pastori así como sus colaboradores habituales: Tino di Geraldo, Paquito González, Antonio Ramos “Maca”, Alexis Lefêvre, ... Actualmente Vicente Amigo es considerado tanto en España como internacionalmente, uno de los más virtuosos y destacados intérpretes de su generación y un incansable investigador de las enormes posibilidades estéticas y sonoras de este género musical de raíz hispana pero de proyección universal.


flamenco  

genero musical