Issuu on Google+

http://www.buenvivir.org/trabajo/sentido_trabajo1.htm Encontrando sentido a su trabajo ¿Es realista esperar que el trabajo signifique más que sólo esperar el próximo pago? Toda persona con algo de vida interior y un espacio laboral rutinario quisiera que su trabajo fuese algo más que un tema de supervivencia económica. Pero se preguntan si acaso eso es posible. Tal vez en el caótico discurrir del mundo actual hemos perdido el contacto con lo que el trabajo ha sido diseñado para ser. Trabajo pasado y presente La historia puede contarnos mucho acerca de cómo el sentido del trabajo ha cambiado en el tiempo. También ofrece importantes pistas de cómo podemos volver a una experiencia de trabajo más auténtica y satisfactoria en el mercado laboral de hoy. Primero, el trabajo se ha secularizado. Hasta el siglo XVI, el trabajo siempre fue visto por la humanidad como una vocación divina, una actividad a través de la cual las personas expresaban su devoción a Dios. Pero gradualmente, el trabajo perdió ese sentido espiritual, para quedarse únicamente en el aspecto económico. Es interesante notar que muchos buscan hacer significativas transiciones en sus carreras no porque quieran tener más dinero o deseen ser promovidos, sino porque esperan encontrar una mayor satisfacción o sentido en su trabajo. El trabajo también se ha deshumanizado. Antes de la llegada de la Revolución Industrial, los trabajadores tenían un mayor sentido de control sobre su trabajo. Las industrias a gran escala crearon trabajos sin sentido, repetitivos y tediosos, en los cuales los trabajadores tenían poca o ninguna conexión con lo que se estaba produciendo. Hoy, mucha gente se siente explotada por su trabajo. Muchos también expresan la preocupación de que su trabajo no les está dando una oportunidad de expresarse. Se preguntan si será o no posible encontrar un trabajo que les permita desarrollar su potencial natural en lugar de un simple cumplimiento "maquinal". Y tercero, el trabajo se ha dividido. Cuando todavía éramos una sociedad primariamente agricultora, el trabajo estaba organizado alrededor de la familia. El trabajo no alejaba a las personas de sus familias y vecindarios, pero el movimiento manufacturero lo hizo. Los trabajadores actuales se preocupan porque sus trabajos los alejan de sus familias. Muchos buscan hacer cambios en su trabajo, motivados por un creciente deseo de tener un cambio de vida. Quieren encontrar un mejor balance entre trabajo, familia y comunidad. En los últimos 200 años, el sentido del trabajo cambió drásticamente. La historia nos cuenta que el trabajo abandonó su énfasis en la espiritualidad y la vocación para enfocarse en la economía y el estatus. También, el negocio del trabajo ha creado menores oportunidades para la expresión personal y dificultado que las personas desarrollen una forma de vida que incluya trabajo, familia y valores comunitarios. Hoy, los consejeros de carrera tienen cada vez más clientes que desean hacer cambios significativos para alcanzar


una mayor calidad de vida. El sentido, la expresión y la calidad de vida, por tanto, son prioridades para aquellos que enfrentan este tipo de decisiones en su vida. Y si esto es lo que la gente realmente quiere del trabajo, la siguiente pregunta es: ¿cómo lo consiguen? Aprendiendo a trabajar desde adentro Crear una buena experiencia laboral en un mercado caótico requiere más que simplemente pensar diferente sobre el trabajo. Requiere aprender a trabajar de forma distinta. Si la historia del trabajo nos enseña algo, es que hemos olvidado la importancia de trabajar desde adentro hacia afuera. El poder de la tecnología y de un mercado global ha creado una fuerza laboral que trabaja desde afuera hacia adentro. Nuestras carreras se han visto conducidas por el mercado, en lugar de serlo por la persona. Trabajar desde afuera nos causa estar más preocupados con ser lo que el mercado quiere en lugar de lo que realmente somos. También refleja una preocupación con encontrar seguridad al costo de la pérdida de sentido. Trabajar desde adentro, en cambio, tiene que ver con el desarrollo personal. Es buscar seguridad en quiénes somos y buscar sentido en hacer lo que es importante para nosotros. Aprender a trabajar desde adentro significa reconocer que se debe hacer un trabajo interno antes de poder responder efectivamente a las demandas que existen en el mercado. La meta de trabajo debería ser encontrar el mejor medio a través del cual poder dar lo mejor de uno mismo. Es cuando permitimos que el mercado determine quiénes somos cuando perdemos balance y perspectiva en nuestras vidas. Escribiendo su receta de significado El primer paso para aprender a trabajar de forma diferente es escribir su propia receta de significado. ¿Qué es lo que realmente le importa? ¿Qué le interesa más? Muchos de nosotros hemos estado operando en un modo supervivencia/seguridad por tanto tiempo que estamos fuera de contacto con nuestros propios valores. Descubrir lo que realmente cree sobre usted mismo/a y la vida en general es la base para diseñar un modelo para un nuevo tipo de experiencia laboral. Trate de hacer una lista de los diez logros más significativos de su vida. Para cada uno, haga una nota de por qué fue significativo. El objetivo de este ejercicio es hacerle pensar sobre lo que realmente le importa a usted. El trabajo significa distintas cosas para cada persona, y puede tomar tiempo identificar lo que consideramos esencial para alcanzar satisfacción. Otra parte de escribir su receta de significado es identificar lo que le hace a usted único/a. Todos tienen habilidades y cualidades que los hacen quienes son. Evalúe el feedback que ha recibido a lo largo de los años de trabajo. Y si no ha recibido ninguno, empiece a preguntar. Mantenerse conectados es el tercer ingrediente para encontrar el sentido perdido. El mercado nos dice que lo que sabemos es lo que cuenta. Eso puede ser cierto, pero se trata de las personas que nos importan y a quienes importamos lo que realmente cuenta. Necesitamos mantenernos conectados con las personas que realmente valen. El mercado


continuará promoviendo una mentalidad de "supervivencia del más apto", pero construir relaciones auténticas con la gente que creen en nosotros es crítico para comprender nuestro sentido en la vida. El último ingrediente para encontrar sentido a nuestro trabajo es combatir el miedo a fallar. Muchos de nosotros dudamos de hacer cambios por miedo a no poder lograr nuestros planes. Pero la única forma de descubrir lo que realmente queremos es haciendo algo con la mejor de nuestras habilidades. Intentándolo con esfuerzo, aprenderemos más. No intentándolo, por otro lado, no sabremos si estábamos o no en lo cierto, y la vida laboral continuará su insatisfactorio curso. La verdadera pregunta que usted tiene que hacerse no es: "¿puedo permitirme realizar un cambio?", sino "¿puedo permitirme no hacerlo?". Si pasa toda su vida "jugando a lo seguro", nunca descubrirá su verdadero potencial. Encontrar sentido a su trabajo no se trata de elegir la carrera correcta o de trabajar para la compañía adecuada. Así usted trabaje en su casa, en una carrera de tiempo completo fuera de casa, o ambas, mantener el balance en el mundo actual viene de comprender que las carreras nunca ofrecerán la seguridad que nos dará el sentido de vida personal. El trabajo es una parte del camino de la vida de auto-descubrimiento. Una vez que sabemos quiénes somos por dentro, podemos comenzar a construir una experiencia balanceada y satisfactoria por fuera.


Encontrando sentido al trabajo