Page 1

NICOTOBARES

es un catĂĄlogo visible de algunas cosas invisibles. al igual que el resto de los libros, no todo lo que se discute en este Ă­ndice es cierto.


Ă­ndice del Ă­ndice


Se denomina aire a la mezcla de gases que constituye la atm贸sfera terrestre, que permanecen alrededor del planeta Tierra por acci贸n de la fuerza de gravedad.

Algunos sostienen que el aire es esencial para la vida, mientras que otros depositan esta facultad en alguna persona amada, en el trabajo o la amistad. El aire, como el resto de los 铆tems que conforman este 铆ndice, es invisible.

#1


índice del índice

LA AUSENCIA

de aquello que uno anhela, el deseo mutilado, la fijación y también el olvido hacen que un hombre se vuelva invisible...


LA AUSENCIA

de aquello que uno anhela, el deseo mutilado, la fijaci贸n y tambi茅n el olvido hacen que un hombre se vuelva invisible...


al igual que la ausencia y el olvido nos hace invisibles; s贸lo que por un momento. Hasta que alguien decide encender la luz, que tambi茅n es invisible.


#5

EL ESPÍRITU DEL TIEMPO es descripto por los Hombres Sabios como un canalla que ha dedicado su existencia a convertirlo todo en polvo, primar por la soberanía de la ausencia y entorpecer todo tipo de operaciones o trámites que uno inicie en las oficinas de los entes estatales. El Espíritu modela y decide qué conductas, actitudes, paradigmas y modos de hablar son preferibles en determinado instante. El Espíritu del Tiempo nació al mismo tiempo que el hombre y también es invisible.


misteriosas del universo, que sostienen los discos planetarios, los astros, los soles y las lunas en su lugar. Sigilosos, penitentes, pero también fugaces. Ellas nos recuerdan que aunque el universo no se nos acomode, siempre hay algo que nos sostiene, aunque sólo sea ésto el frío abrazo de las fuerzas gravitaciones.


LOS LÍMITES geográficos son invisibles. Los límites del universo no sólo son invisibles, si no que también son inimaginables. Como es esperable, seguramente algún alma sensible se detendrá a construir visiones sobre aquello que reside más alla del universo. Los límites que las personas erigen frente a otras también son invisibles

#7


#8

LAS CONS TE LA CIO NES

imaginarias que nos unen a aquellos que queremos.


EL SIMURG es un pájaro inmortal que anida en las ramas del Árbol de la Ciencia. Flaubert lo describe como un pájaro de plumaje anaranjado y metálico, de cabecita humana, provisto de cuatro alas, de garras de buitre y de una inmensa cola de pavo real. Definitivamente un bicho espantoso. Cuentan las malas lenguas que el remoto rey de los pájaros deja caer en el centro de China una pluma espléndida; los pájaros deciden buscarlo, hartos de su presente anarquía. Saben que el nombre de su rey quiere decir “Treinta Pájaros”, saben que su alcázar está en el Kaf, la montaña o cordillera circular que rodea la tierra. Al principio, algunos pájaros se acobardan: el ruiseñor alega su amor por la rosa; el loro la belleza que es la razón de que viva enjaulado; la perdiz no puede prescindir de las sierras; ni la garza de los pantanos; ni la lechuza de las ruinas. Acometen al fin la desesperada aventura; superan siete valles o mares, el nombre del penúltimo es Vértigo, el último se llama Aniquilación. Muchos peregrinos desertan; otros mueren en la travesía. Treinta, purificados por sus trabajos, pisan la montaña del Simurg. Lo contemplan al fin: perciben que ellos son el Simurg y que el Simurg es cada uno de ellos y todos ellos. En definitiva, todos somos el Simurg, y él también es invisible.


índice aberrante de lo invisible  

catálogo de algunas cosas invisibles

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you