Page 1

TRABAJO COLABORATIVO 3 DEL CURSO DIDACTICAS DIGITALES

VIVIAN YANETH ALVAREZ ALTAMIRANDA CAROLINA ACUÑA-SANTOS

JOSÉ MANUEL ALBA (Tutor)

GRUPO: 551040_10

DIDACTICAS DIGITALES UNAD MAYO 2013


INTRODUCCIÓN

De manera paulatina, desde hace un par de décadas se ha hecho evidente una transformación del que hacer educativo que se ha enfrentado con pasos tímidos a lo que hoy se percibe como un boom tecnológico ofertado y exigido en el mercado, y que además, se constituye como uno de los nuevos paradigmas en la educación: las TIC. En el presente escrito se hace un análisis de cómo las instituciones educativas se han mostrado tímidas ante el cambio tecnológico en la generación y transmisión de conocimiento, lo cual rezaga las múltiples oportunidades de desarrollo no solo teórico sino también práctico, evidenciando finalmente que la calidad educativa no se liga únicamente con las disposición de herramientas informáticas, sino que tiene que ver también con la administración, aprovechamiento y uso de las mismas. Dado que las TIC se convierten en la mejor herramienta para mediar en la Educación a Distancia este trabajo pretende reconocer y valorar la importancia de capacitación de los Tutores de Educación a Distancia más aún cuando se encuentra mediado por las TIC para lograr que ellos se encuentren a la orden del día con las exigencias de un mundo cada vez más globalizado garantizando un mejor desarrollo y por ende resultado en el proceso formativo de sus estudiantes teniendo la adecuada interacción para tal fin. Es importante tomar consciencia a este nivel para así ofrecer una educación de calidad.


CONTENIDO

LA DIDÁCTICA EN LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO Y LOS ENTORNOS VIRTUALES DE APRENDIZAJE

Actualmente, se considera que la educación de calidad no puede carecer del componente tecnológico. Tal afirmación se soporta en la evidente transformación social, política, económica en la cual tanto la información como el conocimiento son los bienes más preciados del momento, y las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) se constituyen como herramientas indispensables para poderlos obtener, filtrar, administrar, gestionar, divulgar, etc. Sumado a lo anterior, la educación ha dejado de considerarse como un producto del desarrollo para ahora ser vista como una fuente de generación del mismo cuyo impacto se extiende sobre la sociedad y sus entornos, y por esto, los nuevos retos que debe afrontar son desafiantes, puesto que ahora debe lograr que el conocimiento esté en constante expansión, renovación, y que este sea lo suficientemente útil tanto para el alumno como para la sociedad. En este punto, es donde encontramos que a diferencia de otras épocas de la humanidad, en el siglo XXI el sinónimo de desarrollo es el conocimiento, ese por el cual los padres llevan a sus hijos a la escuela quienes luego optan por una carrera universitaria o algún tipo sistema de educación superior. El conocimiento, esa palabra compleja que aún no parece encontrar un significado completo a razón de la magnificencia de lo que representa, ese cuyo absoluto pareciera no existir, o por lo menos, no estar al alcance del hombre y el cual es el poseedor de la sociedad actual, la sociedad del conocimiento. En una búsqueda de una conceptualización del término, se ha encontrado la siguiente definición: “El conocimiento es una mezcla fluida de experiencias, valores, información contextual y apreciaciones expertas que proporcionan un marco para su evaluación e incorporación de nuevas experiencias e información. Se origina y aplica en las mentes de los conocedores” (Valhondo Solano, 2010, pág. 50). De esta manera, queda claro que el conocimiento es más que simple información que viene y va, puesto que este requiere de todo un proceso complejo en donde hay cuestionamientos, comparaciones, conexiones, discusión, duda, enlaces, razonamientos y muchas más acciones por medio de las cuales va adquiriendo una dimensionalidad mucho más amplia. Los recursos didácticos digitales para el desarrollo de las diferentes mediaciones virtuales son fundamentales dada la influencia que ellos tienen en el proceso de formación de los estudiantes, dichos recursos se entienden como contenidos educativos que sirven para apoyar y complementar el proceso enseñanzaaprendizaje, a través de la tecnología, tales como: Internet, chat, skype, correos electrónicos, telefonía, entre otros.


En la actualidad se puede emplear la tecnología de la información y comunicación, de tres maneras, siendo la primera el objeto del aprendizaje, ya que el alumno se familiariza con la computadora o cualquier equipo tecnológico, donde debe de aprender a manipularlo; la segunda es como medio para aprender, que comúnmente es utilizada como una herramienta para la formación de la educación a distancia y no presencial; y por ultimo como apoyo al aprendizaje, ubicándola en el aula de manera cotidiana para desarrolla el nivel proactivo tanto del alumno como del docente. Así entonces, entendiendo que el papel de las instituciones educativas se ha transformado progresivamente, cabe entenderse que su papel no es simplemente el de transmitir información unidireccionalmente como erróneamente se sigue practicando en un gran porcentaje de ellas, sino la de promover espacios en donde la información pueda ser usada y trabajada de tal forma que se transforme en conocimiento. He aquí cómo el cambio del papel de la institución demanda un cambio de acción por parte del docente, quien se afronta desarmado y pequeño ante el gigante de la información, ese que siempre está disponible, el que todo lo sabe, todo lo facilita, aquel que dispone de todos los medios y herramientas necesarios para interactuar, preguntar, responder, cuestionar, discutir, enlazar, Internet. No equívocamente, Herbert Marshall McLuhan escribió en su artículo titulado La Educación en la Era de la Aldea Global que: Llegará el día –y tal vez ya sea una realidad– en que los niños aprenderán mucho más y con mayor rapidez en contacto con el mundo exterior que en el recinto de la escuela. “¿Por qué regresar a la escuela y detener mi educación?", se pregunta el joven que interrumpió prematuramente sus estudios. La pregunta es arrogante, pero da en el blanco: el medio urbano poderoso explota de energía y de una masa de informaciones diversas, insistentes, e irresistibles […] (McLuhan, 2000, pág. 324) Luego de un poco más de una década, esta afirmación parece tomar lugar en la actualidad estudiantil, puesto que la información que las escuelas, colegio e instituciones educativas en general ofrecen a sus alumnos a través de las mismas estrategias y didácticas ortodoxas cierran los espacios de tiempo que podrían resultar mucho más útiles en un aprendizaje mucho más dinámico, tecnológico y participativo. Si bien, aunque los docentes nos hemos preocupado por recurrir a estrategias didácticas que incorporan las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones al proceso de enseñanza, la verdad es que los contenidos curriculares parecen ser obsoletos e inútiles en relación a los contenidos libres que pueden encontrarse a través de la nube. De esta forma, puede encontrarse por ejemplo que luego de cursar toda la primaria y el bachillerato los jóvenes egresados no logran dominar un segundo idioma siquiera en un 60%, dato que parece inaudito luego de once


años de estar recibiendo clases de inglés, lo cual deja en entre dicho la calidad educativa del proceso que se desarrolla. En relación lo anterior, "acontece que el sistema de calidad en Colombia se encuentra centrado en el aseguramiento de la misma, y deja en segundo plano su conceptualización, su fundamentación epistemológica, su enfoque y su propósito" (Ardilla, 2011); de esta forma, el problema de la calidad de la educación radica, entre otros factores, en los contenidos que se imparten, puesto que parecen no ser pertinentes para la época actual la cual se ha transformado a pasos agigantados en todos los aspectos. Por lo tanto, de nada sirve llenar las escuelas de computadores, programas, sistemas informáticos y software de todo tipo, si los programas curriculares siguen de manera estricta los contenidos de hace 20 años o más. En la labor docente, las didácticas digitales que se diseñen y a las que se recurran deben permitir no solo el acceso a la información variada y actualizada, sino que también debe promover espacios de discusión, interacción, investigación y de aplicabilidad, de manera que el conocimiento que allí se construye sea útil y no quede rezagado guardado temporalmente en la memoria a corto plazo de los estudiantes. De manera poco acertada, las instituciones educativas de educación superior han aprovechado el uso de las TIC para lograr una importante fuente de ingresos que hace unas pocas décadas no era posible percibir, gracias a que ahora es posible diseñar y usar aulas virtuales, lo cual permite bajar los costos de matrícula de los alumnos lo que trae consigo una mayor captación de estudiantes. Igualmente, estas nuevas herramientas reducen los costos administrativos de las instituciones puesto que requiere de un menor espacio físico y se ahorran costos administrativos relacionados con su mantenimiento. Sin embargo, estos espacios virtuales se han reducido por parte del profesor, a dejar un sinnúmero textos digitales y referencias bibliográficas sugeridas para que el alumno lea y presente trabajos digitales en forma de mapas conceptuales, resúmenes, reseñas, ensayos, líneas de tiempo o análisis de diferentes tipos. Para emular la participación en clase se establece desde el principio de semestre un número mínimo de aportes en foros o espacios virtuales comunes, y con el fin de establecer una comunicación con el docente se disponen de correos electrónicos. Si, la educación virtual con sus estrategias didácticas ha permitido facilitar el acceso a la educación, pero, es esta parece reducirse a rutinas de lectura, elaboración de escritos y participación obligada en espacios obligatorios. "Se destaca en este punto, la mejora progresiva de las habilidades comunicativas de los alumnos, tanto en la dimensión sintáctica como en la semántica, ya que la elaboración del discurso escrito para fines académicos plantea una exigencia que no es asimilable a la estructura de los mensajes (...) tan comunes en la población estudiantil" (Perazzo, 2008). Aún con lo anterior, no se ha solucionado el problema de la calidad epistemológica, puesto que los contenidos quedan sumergidos en la


teoría académica y no encuentran espacios de aplicabilidad real, pues la disponibilidad de didácticas virtuales que lo permita parece ser escaza. Otro de los problemas que se suma a la nombrada situación, es que la alfabetización digital de los maestros se encuentra en desventaja en relación a los alumnos, encontrando que catedráticos con muchos años de experiencia en su quehacer docente se enfrentaron con las TIC de manera abrupta, puesto que el mayor acceso de información que se tiene actualmente no permite adoptar como un dogma de fe todo aquello que emite la voz del maestro. Así, siendo imposible competir en una carrera informativa contra reloj, el dicho quehacer ha pasado a servir como orientador y guía de contenidos, se diseñaron diferentes plataformas académicas para el manejo de los currículos académicos en donde el maestro pudiera dejar lecturas y delegar trabajos, pero, lamentablemente dicha alfabetización, para muchos maestros, quedó limitada al manejo de correos electrónicos, el compartir documentos digitales y dejar videos disponibles para la exposición de temas. En este momento, los alcances de la alfabetización en el manejo de las TIC supone mucho más que saber teclear, leer y compartir archivos, incluye la el diseño y generación de programas, gestión de contenidos, uso de aplicaciones, manejo operativo de herramientas tecnológicas avanzadas que facilitan y perfeccionan trabajos en distintas áreas, y la construcción de criterios que le permitan tanto al alumno como al maestro seleccionar las herramientas informáticas más pertinentes, efectivas y apropiadas según las situaciones en las que se encuentren. Tal parece que los textos pdf, txt, ptp y correos electrónicos se constituyeron como las herramientas de uso masivo en las comunidades educativas virtuales, pero aún el uso y manejo de formatos distintos de video, voz, animación, simulación, y de software avanzados ya existentes que se aplican en la cotidianidad del mundo laboral profesional, no aparecen en el currículo o itinerario educativo de las instituciones, aún tímidas en el abordaje de los mismos y arraigadas a lo común: lecturas, teorías y exámenes. Por ello es que la labor como docentes que nos espera es ser transformadores del conocimiento potencializando las didácticas digitales y manejándolas al beneficio de los estudiantes que llegarán a nosotros y a nuestro propio beneficio.


PROPUESTA PEDAGÓGICA

Esto se base según lo trabajado por el grupo y va especialmente dirigido a los Tutores de la UNAD como un “plan de mejoramiento” o propuesta para que sean cada vez más mejores y más preparados Tutores y ejerzan el acompañamiento asertivo y adecuado para con sus estudiantes, Objetivo General: Capacitar a los Tutores por medio de cursos, actualizaciones y demás factores que garanticen al máximo sus habilidades y competencias en las TIC para el buen cumplimiento de su rol como acompañantes en el proceso de Educación a Distancia mediada por las TIC

Objetivos Específicos:  Elegir al cuerpo docente más idóneo según sus estudios, conocimientos, trayectoria, experiencia, habilidades y competencias para ser Tutor de Educación a Distancia mediada por las TIC.  Facilitar actualizaciones y las diversas herramientas que necesite un Tutor de Educación a Distancia para estar a la orden del día y poder favorecer el proceso de sus alumnos como el guía y acompañante asertivo en su proceso de Educación a Distancia mediada por las TIC en cuanto a manejo y dominio de las mismas se refiere.  Invertir en congresos, charlas, espacios de debate en donde los Tutores puedan interactuar con otros tutores y así potencialicen sus conocimiento, capacidades y habilidades en pro de sus estudiantes.  Invertir en los mejores programas de software y hadware teniendo en cuenta que son Tutores a Distancia mediados por las TIC y deben contar con las herramientas de última tecnología para desempeñar de la mejor manera su función.

Descripción: El enfoque o línea que se manejaron en las ponencias que se debatieron en este trabajo estuvo direccionado hacia los docentes para potencializar sus capacidades como Tutores de Educación a Distancia mediada por las TIC en donde el conocimiento manejo, dominio, preparación y experiencia en todos los aspectos tecnológicos que convierte en el camino más indicado para que puedan llevar a cabo o desempeñar su rol asertivamente estando a la altura de sus estudiantes favoreciendo con ello su proceso formativo, ya que en ocasiones se ve que algunos Tutores no tienen la preparación y capacitación mínima para cubrir el requerimiento que hace una Educación a Distancia mediada por las TIC, no hay que ser experto en tecnología o programación pues de eso se encargan personas con ese perfil pero si se debe tener un dominio intermedio en el manejo de archivos, documentos en línea, envío de videos, dominio en ciertos programas que


facilitarán la comunicación Tutor – Estudiante y demás factores que la tecnología pone a disposición para este caso de mediación y que el tipo de Educación exige a la hora de estar mediado por las TIC como lo es el manejo adecuado de los foros, programas, tiempo y otros factores o aspectos relevantes para tal fin; ello sin duda será indispensable y tendrá un efecto positivo en el proceso formativo de los estudiantes pues aunque la Educación a Dsitancia maneja un Aprendizaje Autónomo donde el estudiante es responsable de su propio proceso cuando se cuenta con el acompañamiento asertivo y guía adecuado del Tutor capacitado y dispuesto el estudiante logra explorar de mejor manera sus habilidades y competencias para ser estudiante a Distancia, por ello en lo relacionado con las TIC la responsabilidad es bidireccional e inicialmente se debe garantizar la capacitación del Tutor para que el proceso tenga el resultado deseado con las mejores repercusiones tanto para el estudiante como para el Tutor mismo, en esta interacción asertiva mediada por las TIC ganan todos porque se posiciona una modalidad de Educación que con el pasar de los años será la que mande la parada gracias a este mundo cada vez más globalizado y moderno.


CONCLUSIÓN

Las TIC y las didácticas virtuales son apenas herramientas disponibles al servicio de la educación, sin embargo, su uso no significa que el conocimiento o la construcción del mismo sea algo implícito u obvio en el proceso de enseñanza aprendizaje, puesto que el aprovechamiento de las mismas dependen del uso que instituciones, alumnos y maestros hagan de las mismas. Infortunadamente, el manejo de la información que se lleva a cabo en el proceso educativo se ha limitado a recurrir de manera selectiva a contenidos de formatos comunes, desconociendo el valor y aplicabilidad de múltiples herramientas aplicables a campos diferentes del conocimiento. Las redes sociales y chat que permiten una comunicación sincrónica y asincrónica están a la orden del día, por ello hay que potencializar para “bien en la educación” dichas formas de comunicación. La existencia de las tecnologías no es sinónimo de simplismo o facilidad, por el contrario debe ser una manera que potencialice el conocimiento gracias a las herramientas que existen. Como docentes en formación tenemos desde ahora la responsabilidad y el compromiso de formarnos a nosotros mismos para luego hacerlo con nuestros estudiantes como personas responsables y conscientes, con buen nivel de análisis, argumentación y abstracción. Por lo general el aprendizaje a través de la tecnología de información y educación está diseñado para ser utilizado por computadoras, en algunas ocasiones con el uso del internet, donde se encuentra con los hipertextos que son una cantidad de información preseleccionada con datos puntuales basados en una rigidez conceptual, donde se pueden encontrar diversidades de temas que responde a los diseños didácticos, que por lo general está conformado por antecedentes sin que el alumno pueda descubrirlo por si solo debido a que el diseñador o autor del tema corta el deseo de investigar al publicar la concepción de la información. Sin embargo el docente debe de evitar que se limite el alumno al uso de la computadora y debe de crear otras posibilidades que basándose en una estrategia establecida por su profesionalismo. Se hace indispensable la correcta y adecuada capacitación y dominio de información conjuntamente con ciertas habilidades por parte del Tutor para ser garante de un asertivo proceso formativo para sus estudiantes más aún cuando dicho proceso se encuentra mediado por las TIC, hay que estar listos y prestos como Tutores para las exigencias que ello implica y para estar a la orden del día pues las competencias idóneas garantizarán el mejor resultado.


REFERENCIAS

Ardilla Rodrìguez, M. (2011). Calidad de la Educación en Colombia: ¿Problema de Compromiso Colectivo? Revista Educación y Desarrollo Social, 5 (2), 44-55. Capacho, J. (2011). Evaluación del aprendizaje en espacios virtuales – TIC. Editorial ECOE: Barranquilla. Hernández, E. R. (2013). Módulo del Curso Didácticas Digitales. Bogotá: UNAD. McLuhan, H. M. (2000). La Educación en la Era de la Aldea Global. En M. Gadotti, & 2 (Ed.), Historia de las Ideas Pedagógicas. España: Siglo XXI. Modulo del Curso de Aprendizaje Autónomo en la Educación a Distancia: UNAD. (No se pudo establecer el autor ni otro dato sobre el mismo) Perazzo, M. I. (2008). La Ruta de la Alfabetización Digital en la Educación Superior: Una Trama de Subjetividades Prácticas. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento, 5 (I), 1-10. Valhondo Solano, D. (2010). Gestión del conocimiento: Del mito a la realidad. Madrid: Ediciones Díaz de Santos. Vidal, E. (2006). Diferentes, iguales ¿juntos?: educación diferenciada. Argentina: Editorial Ariel.

Trabajo Colaborativo  

Trabajo Colaborativo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you