Issuu on Google+

1


La Candelaria.. E

l fascinante sector de “La Candelaria”, ubicado en la parte central de la ciudad de Bogotá, es uno de los principales atractivos turísticos tanto del sector como de Colombiaya que tiene grandes características arquitectónicas, cullturales y de atracción turística para personas locales y extranjeras. La mayor parte de sus construcciones que se conservan, forma parte del Patrimonio Histórico y han sido declaradas bienes de interés Histórico y Cultural. Concentra la mayor actividad Cultural con cerca de 500 Instituciones o Grupos Artísticos, Museos y Centros de Investigación o Formación, que se convierten en sus principales atractivos. El Barrio de la Candelaria como se conoce está conformado por construcciones de tipo Colonial y Republicano muchas de ellas conservan su estructura original. Su caracterí­stica principal es de uno a tres patios (segundo patio y traspatio) centrales o laterales y al rededor habitaciones y espacios donde se desarrollan las actividades familiares, se conservan también las que poseen zaguanes laterales que sirven de entrada y comunicación entre los espacios interiores. La Candelaria concentra también un importante número de actividades culturales, centros educativos y lugares

En las imágenes, se puede apreciar las diferentes vistas captadas desde los lugares mas representativos en el sector de “La Candelaria“, donde se puede captar una vista de sectores del centro de la ciudad como edificios, cúpulas de iglesias y fachadas coloniales de casas.

turísticos obligados al visitar Bogotá. En La Candelaria puede encontrar hoteles, excelentes restaurantes para degustar la gastronomía típica de la región, asistir a eventos culturales, admirar hermosas construcciones de la época colonial que conservan su arquitectura aún con el paso de los años y de las eventualidades de los acontecimientos que han tenido lugar en ellas. Desde la candelaria, al levantar la mirada puede apreciar el majestuoso cerro de Monserrate, símbolo por excelencia de la capital colombiana, vecino de la candelaria por el Oriente. En La candelaria se encuentran ubicadas construcciones de tipo religioso muy representativas por su valor histórico y arquitectónico como la Catedral Primada, la Capilla del Sagrario, la Iglesia de San Francisco, La Veracruz y la Tercera. Uno de los ejes principales de Bogotá, lleva el nombre del fundador de la ciudad: GONZALO JIMENEZ DE QUESADA, y nace precisamente en La Candelaria.

algunas de estas edificaciones han pasado a ser museos, restaureantes y cafes representativos del sector que es muy atractivo para personas extranjeras.

2

En las imágenes se puede caracterizar que los recorridos de las calles de este sector están empedradas originalmente en su mayoría, las demás han sido restauradas y adecuadas tanto las calles como las casas,tiamena, nos aurnulia ipionsu La vida cultural en La Candelaria es intensa: sus calles, plazas y plazoletas son el espacio en el que se desarrollan múltiples expresiones artísticas y de la tradición popular de Bohemios, Universitarios y gente del común que valora y aprecia el hecho de estar en la ciudad y poder disfrutar las maravillas que ofrece La Candelaria. Este sector capitalino ha sido fiel espectador del desarrollo histórico y político capitalino; y por ende cualquier turista que se de una vuelta por La Candelaria podrá ilustrarse fielmente de la historia de la ciudad ya que ha sido testigo de hechos tan importantes en la historia del país como El Grito de

Independencia hecho el 20 de julio de 1810. El turista se sentirá atraído por su variedad de monumentos, capillas, restaurantes; además de poder disfrutar del mejor café del mundo en tiendas especializadas. Esta propuesta turística y cultural incentiva la imaginación del caminante a través de la pregunta sobre lo que podría suceder si de repente en un paseo por La Candelaria salen a nuestro encuentro algunos personajes, incluso algunos héroes, reseñados en el historial de la ciudad.

3


“Tattoo’s“ corporales, un arte personalizado

Algo más de Bogotá.............. “La Plaza de Bolívar“ L

Hacerse un tatuaje implica ser pinchado muchísimas veces con una aguja, puede sentirse como recibir una serie de vacunas o ser picado varias veces por un avispón . Algunas personas describen la sensación de los tatuajes como un “hormigueo”. Depende de tu umbral de dolor, de la habilidad de la persona que maneja la máquina para tatuajes y de la parte del cuerpo en la que te realices el tatuaje . Además, recuerda que probablemente te salga un poco de sangre .

P

areciera que en la actualidad todos tienen un tatuaje. Lo que antes se consideraba propiedad de marineros, ciclistas y fugitivos es actualmente una decoración del cuerpo muy aceptada entre mucha gente. Y ya no se trata de tatuarse anclas, calaveras y buques de guerra. Con emblemas de escuelas, diseños celtas y hasta símbolos personalizados, la gente ha encontrado nuevas maneras de expresarse con sus tatuajes. La mayoría de los artistas que realizan tatuajes saben hasta qué profundidad llevar la aguja, pero si no se llega a la profundidad necesaria, el tatuaje parecerá borroso, mientras que si la profundidad es excesiva, puede haber sangrado y mucho dolor. Realizar un tatuaje puede llevar varias horas, dependiendo del tamaño y del diseño seleccionado. A algunas personas les encantan sus tatuajes y los conservan de por vida, mientras que otras pueden arrepentirse porque lo hicieron siguiendo un impulso y no pensaron lo suficiente antes de hacerse el tatuaje. Hacerse un tatuaje es un

gran tema, en especial porque están diseñados para ser permanentes. Si lo has pensado bien y decidiste que deseas un tatuaje, asegúrate de hacer un trabajo detectivesco para encontrar un taller profesional, seguro y limpio en tu zona. Además, recuerda que hacerte y mantener un tatuaje implica cierta responsabilidad: después de salir del taller de tatuajes, depende de ti que lo protejas y lo cuides para evitar infecciones y otras complicaciones. Si estás pensando en hacerte un tatuaje, tienes que recordar algo muy importante: debes hacértelo de manera segura. Si bien puede lucirse mucho mejor que una gran costra, un nuevo tatuaje también es una herida. Al igual que cualquier tajo, raspón, pinchazo, corte o perforación en tu piel, un tatuaje tiene riesgos de infectarse o provocar una enfermedad.

4

a Plaza de Bolívar es indudablemente el corazón de Bogotá , su punto histórico por excelencia. Ahora es difícil imaginarlo, pero sus primeros dueños fueron campesinos de la sabana, que lo utilizaron como una tierra de pastoreo de cerdos y caballos. Sus suelos han presenciado infinidad de protestas, huelgas, ceremonias fúnebres y las más importantes celebraciones patrias del país. Los acontecimientos dan muestra de ello: el 20 de julio de 1810, Día de la Independencia de Colombia; la protesta de un pueblo enfurecido el 9 de abril de 1948, por la muerte de su líder Jorge Eliécer Gaitán , que dio origen al “Bogotazo”; un tanque de guerra incursionando en el palacio de justicia a manos del grupo armado ilegal M-19 y hasta la clausura del evento teatral más grande del mundo, en el Festival Iberoamericano de Teatro que se celebra en la capital cada dos años, encabezado por Fanny Mickey. No sólo los hechos que enmarcan la historia de la La Plaza Mayor o Plaza de Bolívar hicieron que en el año 1994 fuera declarada Monumento Nacional sino por su construcción en todo el centro de la ciudad, que constituye en sí una obra arquitectónica digna de admirar. En definitiva, la

Plaza de Bolívar es considerada como un gran logro urbano y arquitectónico; la total coherencia de la composición, haciendo que el visitante experimente una sensación de serenidad y equilibrio. El gran espacio que alberga, engrandece los edificios que la rodean y hace que quien la atraviesa se sienta tan bien solo, como la multitud que la ocupa de vez en cuando.

El carácter de la plaza ha cambiado considerablemente desde sus comienzos, cuando estaba rodeada de casas coloniales y era sede de mercado donde los campesinos traían a vender sus productos.

5


Museo Militar

Tríbus urbanas en Bogotá

L

a apuesta del museo es interesante en tanto descubre en sus salas de exposición los avances cronológicos de accesorios, armas, medios de trasporte y prendas (uniformes) privativas de las Fuerzas Militares Colombianas como objetos de carácter museográfico, quitando importancia a su función bélica. Entre sus ejes temáticos se recuerdan capítulos importantes de la historia militar de la Nación, con gran presencia en el territorio nacional desde la conquista española. Es un museo histórico, donde a través de la labor de las Fuerzas Militares, de su armamento y elementos de dotación se enseña la independencia, la libertad, la formación de las diferentes Fuerzas Militares y la conservación de la democracia de nuestro país con la evolución de la bandera y escudo de la República de Colombia.El Museo Militar bajo la jurisdicción del Comando General de las Fuerzas Militares busca recopilar los artefactos bélicos usados, que comprenden desde lanzas llaneras hasta armas de fuego. Sin embargo en sus estantes no están comprendidas todas las armas que se utilizan en los conflictos actuales de Colombia. El Museo Militar de Bogotá está ubicado en el Centro Histórico de la Candelaria, en la calle 10 N°4 - 92. Como antecedente se conoce que el inmueble en donde se sitúa el Museo, fue casa (siglo xvii) del militar Antonio Ricaurte (1786-1814), quien se inmolo en un polvorín con 800 españoles para impedir que las tropas españolas ganaran una batalla que comprometería la independencia americana, murió muy joven y

defendió la causa de Simón Bolívar. Su nombre es recordado en la última estrofa del himno nacional de la República de Colombia. Fue inaugurado el 6 de agosto de 1982, durante el mandato presidencial de Julio Cesar Turbay Ayala y en el tiempo que Luís Carlos Camacho se desempeñaba como Ministro de Defensa, el inmueble durante su existencia ha servido a las fuerzas militares.

se presenta uno de las prendas de vestir pertenecientes a la Armada Nacional de Colombia, esta es utilizada mayormente en buques y barcos que custodian los mares y costas colombianas haciendo útil la tecnología avanzada de rastreo y vigilancia. fusíl automático, el cual es útil para combatir al enemigo en el interior de la selva, este dispositivo tiene que ser controlado por una persona en la parte inferior del arma, la cual apunta al objetivo a disparar .

6

us ríb os t l e s d ks“ y nte o n re tip os s “pu dife s. d r lo sica lare cia son ú u e r s ap esta ha m s pop e c u á sto ed pu ogot s esc y gu e o B s ell ias es en en tes o de eenc h n á r im bita a un us c las s ha Cad e a s En ana an“. ord c b ur stam en a t a s r i “ ev ys

7


Las Estatuas “Cobran vida”

La fabulosa Catedral Primada de Colombia L

a Catedral está conformada por una planta clásica basilical en forma de cruz latina que ocupa un área de 5300 metros cuadrados, con una nave central y dos laterales de la misma altura.7 Cuenta además con un altar mayor y 14 capillas: 7 en la nave sur, 6 en la nave norte y una frontal en la nave central,19 las cuales se complementan con el coro y dos sacristías. La linterna y cúpula se localizan en el cruce del transepto con el crucero,7 sostenido por cuatro pechinas y decorada en forma de media naranja, con color azul índigo y trece lenguas de fuego. La pintura interior de las naves

M

ás de una persona ha quedado impresionada al darse cuenta que la estatua que tienen en frente no es de “verdad verdad”, sino que se trata de hombres y mujeres, comunes y corrientes-, disfrazados de algún personaje literario, o simplemente, representando a alguien de la vida real que siempre quisieron personificar. Y es que resultan ser tan reales, que pueden durar horas sin moverse, y sin pestañear, ante las risas y bromas del público, que se detiene a observar el sorpren-dente espectáculo callejero. Por unos segundos, sólo unas monedas logran devolverles

y las capillas es blanca y sus bóvedas presentan florones en el centro. es una iglesia catedralicia de culto católico romano consagrada a la Inmaculada Concepción;1 es un edificio de estilo neoclásico localizado en la Plaza de Bolívar de Bogotá, capital del país. La catedral es sede de la Arquidiócesis de Bogotá, reconocida con el título honorífico de Primada de Colombia por el papa León XIII, a través del Decreto de la Congregación Consistorial del 7 de noviembre de 1902.

el aliento de vida y la expresión humana, pero rápidamente se sonríen, saludan y vuelven a su posición estática. Quienes más disfrutan de esta ha-zaña, son los niños, quienes no se cansan de pedirles a sus padres que les regalen más dinero, para vol-ver a ver sus movimientos. Este fenómeno cultural, en su mayoría, es protagonizado por jóvenes de escasos recursos, que encon-traron en esta labor, una forma muy original, de ganarse la vida. Por eso, desde tempranas horas del día, hasta altas horas de la madrugada se encuentran estas figu-ras en cualquier es-quina o rincón del Centro. Las estatuas vivientes, pueden ganarse “fácilmente” en un

día cualquiera –temporada baja-, entre $20.000 mil y $30 mil pesos, y en alta temporada, esta cifra puede aumentar en forma exorbitante, hasta sobrepasar los 300 mil de pesos. Sin duda, un arte, que merece una buena remuneración, pues requiere de mucho esfuerzo y dedicación.

8

Un representante mas en la ciudad de Bogota el cualsobrevive haciendo este peculiar trabajo.

La catedral fue diseñada por Domingo de Petrés y se construyó entre 1807 y 1823 en el mismo lugar donde anteriormente se levantaron otros tres templos que sucesivamente sirvieron de catedrales para la ciudad . Por su significado histórico, valor arquitectónico y cultural fue declarada Monumento Nacional por medio del decreto 1.584 del 11 de agosto de 1975.

9


“El trabajo de los metales”- Museo del Oro Bogotá

T

res metales, el oro, amarillo como el sol, la plata, luminosa como la luna, el cobre, rojizo como las puestas de sol, han atraído a los hombres desde hace mucho tiempo por su color, brillo y maleabilidad. En el pasado de nuestro territorio, los indígenas reconocieron todas estas características y con gran destreza aprendieron a transformar los metales en maravillosas piezas cargadas de significado. En la sala El trabajo de los metales se descubren los procesos de minería, beneficio y trabajo del metal que están detrás de todos y cada uno de los objetos de metal del Museo del Oro. El orfebre, pero también el minero, transformaron los materiales que les brindaba la naturaleza para crear estas obras de arte intemporal que los hacen dignos de admiración. También entre sus antiguas comunidades fueron considerados sabios y, en ocasiones, chamanes. La metalurgia fue inventada en épocas distintas en diversos lugares del planeta. En Anatolia, la China, la región de los Grandes Lagos de Norteamérica y en los Andes Centrales surgieron desarrollos metalúrgicos independientes y diversos. Algunos, como en Suramérica, se difundieron sobre amplios territorios. El arte de la orfebrería llegó desde el sur a Colombia hace 2.500 años. Los antiguos orfebres de este territorio continuaron la tradición de experimentar con el oro, el cobre y sus aleaciones, e inventaron o perfeccionaron diversas técnicas, como la fundición a la cera perdida o la soldadura por granulación. Incluso descubrieron cómo trabajar el platino, un metal que en Europa sólo pudo utilizarse en el siglo XVIII debido a sus altas temperaturas de fusión.Oro,cobre y,en menor proporción,platino y plata,fueron

los metales usados en épocas prehispánicas en el territorio colombiano. Gracias al intercambio de productos, muchos pueblos que no practicaban la minería podían adquirir los metales necesarios para su trabajo orfebre. Las zonas montañosas del país son las más ricas en oro, en tanto que en el territorio colombiano el platino existe en yacimientos aluviales del Chocó, Cauca y Nariño. El cobre se obtenía a partir de minerales como la malaquita, la azurita o la calcopirita, frecuentes en las capas geológicas de las cordilleras. Hay cobre nativo en la Serranía de Perijá, en Antioquia y en el sur del país. El metal se fundía en crisoles de arcilla, con carbón y fundentes que ayudaban a extraer las impurezas: quedaban lingotes redondos o tejuelos listos para trabajar. También en los crisoles se mezclaban metales para obtener aleaciones como la tumbaga, combinación de oro argentífero y cobre.

10

El Museo del Oro emprendió en los últimos años una transformación de sus exposiciones permanentes (que sin duda son su principal publicación) y de su accionar educativo y de atención al público. Rediseñó varias veces su presencia en Internet, publicó catálogos y materiales educativos. Cambió su estructura y recientemente renovó una parte importante de su personal, tras el retiro por pensión de quienes hicieron el Museo por muchos años. Todos estos cambios muy positivos se vieron reflejados en una pausa en la edición del Boletín. Este número retoma la edición para registrar, divulgar y compartir experiencias y nuevos planteamientos surgidos tras esa transformación, publicando una crónica de los procesos en el ámbito educativo y dos reportes antropológicos sobre multisensorialidad y nuevos públicos. El museo del Oro fomenta la investigación en arqueología y antropología de Colombia y es un canal de divulgación de la investigación científica que contextualiza y ayuda a entender, en sentido amplio, las piezas conservadas en las colecciones arqueológicas del Museo, y a las

personas, sociedades y culturas que las realizaron. En la sala El trabajo de los metales se descubren los procesos de minería, beneficio y trabajo del metal que están detrás de todos y cada uno de los objetos de metal del Museo del Oro. El orfebre, pero también el minero, transformaron

los materiales que les brindaba la naturaleza para crear estas obras de arte intemporal que los hacen dignos de admiración. También entre sus antiguas comunidades fueron considerados sabios y, en ocasiones, chamanes.

11


En la fotograf ía derecha se recuerda el tipo de uniforme utilizado por los soldados nacionales a mediados de 1880, tenía un estilo muy europeo recordando las raices que dejó la conquista española en Bogotá y en Colombia.

En la fotografía izquierda, se hace referencia al “Salón de Banderas“ ubicado al interior de las instalaciones del “Museo Militar“ y el cual conmemora los cambios a través del tiempo que ha tenido el escudo de la República de Colombia hasta la actualidad, además se expone el cambio de tipos de bandera (colores) que ha tenido la ciudad de Bogotá y al igual que Colomia.

12


RETICULA ASIMETRICA REVISTA