Page 1

Examen Final de Sociedad de la Comunicación mueroporunrolex.blogspot.com

Periodismo 3A: Conde, Jonathan González, María Agustina Moreno, Matías Rattenbach, Alejandro Toranzo, Nicolás


Una vez realizado el blog y con post subidos decidimos encarar el primer paso del trabajo. Luego de releer cada artículo en profundidad, realizamos un listado de conceptos relacionados. Así, creamos la matriz inicial, un cuadro de doble entrada en el que se contrastan las entradas con los conceptos. De esta manera, pudimos observar cuales se repetían a lo largo de los post y cuales no. A partir de allí, nos dimos cuenta que podíamos agrupar en categorías más generales a conceptos de carácter más particular. En primer lugar, establecimos tres categorías porque creemos que el reloj, el tema de nuestro blog, se vincula con las mismas. Las tres categorías generales seleccionadas fueron: Sociedad de consumo, Tiempo y Tecnología. En cada una de ellas incluimos los conceptos obtenidos del blog y que tienen algún tipo de relación entre ellos. Es decir, detectamos que algunos términos como marketing, status, publicidad, entre otros, se relacionaban entre sí bajo el concepto de Sociedad de Consumo. Mientras que otros, como huso horario o percepción del tiempo estaban englobados en la categoría Tiempo. Por último, agrupamos reloj y otros artefactos que tienden a reemplazar al reloj bajo la categoría Tecnología. Para organizarnos mejor en esta etapa del trabajo decidimos crear una segunda matriz orientativa, agrupando los conceptos más relevantes y relacionados de la primera matriz. El siguiente paso, fue comenzar a escribir este documento para justificar la elección de los términos. El primer concepto a definir es la sociedad de consumo. Esta fomenta constantemente la necesidad de comprar por el solo hecho de comprar sin que el bien o el servicio comprado sean necesarios para la supervivencia del hombre. Es por eso que el placer se obtiene en la compra y no en el objeto comprado. Herbet Marcuse, perteneciente al pensamiento marxista contemporáneo, fue el crítico de esta sociedad. El autor sostenía que “el aparato productivo que crea cada vez más productos se mantiene gracias a la necesidad creada del consumo. Los bienes impuestos adquieren una nueva función social: valorar lo humano del hombre a través de ellos”. Para los pensadores marxistas, en este tipo de sociedad el hombre pierde su libertad debido a que es esclavo del consumo; este no puede dejar de consumir, su existencia se basa en eso. Theodor Adorno, representante de la primera generación de la escuela de Francfort, era un filósofo marxista, sociólogo y musicólogo alemán. En “La investigación de la comunicación de masas”, de Mauro Wolf, Adorno sostiene que: “El hombre está en manos de una sociedad que le manipula a su antojo, el consumidor no es soberano, como la industria cultural desearía hacer creer, no es sujeto sino su objeto”. El objetivo en esta sociedad es vender y consumir, para ello es necesario un plan estratégico de marketing y una gran publicidad, que están estrechamente relacionados. Según el material de cátedra de la licenciada en Marketing Laura Vaillard, “el marketing es un proceso de análisis, investigación, planeamiento, control, difusión y acción de todas actividades empresariales relacionadas entre sí. Es un proceso destinado a satisfacer necesidades y deseos de segmento de consumidores elegidos para obtener una utilidad o beneficio”. El marketing sin duda vende y junto con la publicidad impulsa una gran importancia a la marca. Luego de la revolución industrial, y principalmente en los años 20, la marca comienza a tener un gran auge y la gente empezó a consumir bienes debido a la marca o firma del producto. Las personas compran productos que tienen una función simbólica y son portadores de status.

2


Así, las marcas comenzaron a ser sinónimo de prestigio, poder, imagen. Es por ello que existen varios canales de publicidad para ubicar al producto en la sociedad. Un claro ejemplo de esto es la película de James Bond donde marcas de relojes muy conocidas como Omega y Rolex utilizan a este personaje como modelo que denota status, glamour, elegancia y como vehículo para posicionar el producto. Además, la marca es sinónimo de pertenencia, de no ser menos; es decir, conformar una identidad en base a la posesión de bienes materiales estereotipados. “El mercado de masas impone estandarización y organización: los gustos del público y sus necesidades imponen estereotipos…”, afirma Mauro Wolf en “La investigación de la comunicación de masas”. El sentimiento de pertenencia hace que la persona se sienta dentro o fuera de una sociedad en base a la posesión o no de un bien material. La sociedad de consumo genera necesidades banales en las personas y además, remplaza las necesidades particulares por necesidades sociales. “En esta sociedad, el aparato productivo tiende a hacerse totalitario en el grado que determina no sólo las ocupaciones, aptitudes y actitudes socialmente necesarias, sino también las necesidades y aspiraciones individuales”, según Marcuse. Gabriela Villar, profesora de Nuevas Tecnologías elaboró un paper en el cual analiza el texto “Post-scriptum sobre las sociedades de control”, de Gilles Deleuze. La autora asegura que “en la sociedad de consumo las personas no necesitan ser encerradas para ser vigiladas, ni sus cuerpos adiestrados para la producción. El cuerpo debe ser conformado en emisor de señales que permitan una mejor organización de la oferta y a su vez el cuerpo debe ser conformado en un cuerpo adiestrado para el consumo. En cambio, en las sociedades de control el cuerpo pasa a ser emisor de datos, de señales, de información”. Es decir, esta sociedad genera una oferta que adiestra a la demanda. “La influencia de la industria cultural, en todas sus manifestaciones, lleva a alterar la misma individualidad del usuario, este es como el prisionero que cede a la tortura y acaba por confesar cualquier cosa”, sostiene Mauro Wolf en “La investigación de la comunicación de masas”. La segunda categoría seleccionada es Tiempo. El tiempo se define, según Wikipedia, como “la magnitud física que mide la duración de las cosas sujetas a cambio esto es, el período que transcurre entre el estado del sistema cuando éste aparentaba un estado X y el instante en el que X registra una variación perceptible para un observador”. Para la mecánica clásica, el tiempo es una magnitud absoluta. Es decir, que fijando un acontecimiento especifico, todos los observadores dividirán el resto de los eventos en pasados, presentes y futuros. Por lo tanto, es una distinción válida para todos los observadores. En cambio, para la mecánica relativista, la medida del transcurso tiempo depende del sistema de referencia donde esté situado el observador y de su estado de movimiento, es decir, diferentes observadores miden diferentes tiempos transcurridos entre dos eventos causalmente conectados.

3


Para Miguel Angel Ortiz, ingeniero por el ITESM y candidato a doctor en Administración por la Universidad Anáhuac México Sur, “la percepción del tiempo es distinta dependiendo del contexto cultural”. Por ejemplo, realizaron diferentes estudios en los que los Bancos de Japón eran los que daban la hora más exacta, con un promedio de 30 segundos de diferencia, mientras que en Indonesia los relojes tenían un promedio de 30 minutos de diferencia. Además, el tiempo es percibido de maneras diferentes en situaciones diferentes. A esto se lo llama Tiempo subjetivo. El tiempo subjetivo se refiere a la estimación objetiva sin las "claves" externas del reloj. En ciertas condiciones, el tiempo pasa más rápidamente que en otras. ¿Por qué? Según Fríase, un estudioso, porque la situación de esperar, y la expectativa en general, enfoca la atención en el paso del tiempo y esto aumenta la duración. Por otra parte, cuando la atención se aparta del paso del tiempo, y se dirige a un evento determinado, una fiesta, un concierto, la experiencia de la duración parece más corta. Asimismo, el tiempo tiene repercusión en la vida cotidiana del hombre y cumple una función activa en la organización de las actividades de las personas. Para organizar las horas dentro de la vida cotidiana se establecieron los husos horarios. Los husos horarios son cada una de las veinticuatro áreas en que se divide la Tierra y que siguen la misma definición de tiempo cronométrico. Todos los husos horarios se definen en relación al Tiempo Universal Coordinado que es la zona horaria de referencia respecto a la cual se calculan todas las otras zonas del mundo. Es habitual cambiar el huso horario en un país si es que tiene más de uno. Esto repercute no solo en los hábitos de las personas, sino en la salud. Por ejemplo, el cambio de horario impuesto por el Gobierno Nacional para ahorrar energía generó polémica en varias provincias de la Argentina, que argumentaron que la modificación implicaba problemas físicos y psicológicos para sus habitantes. Daniel Cardinali, investigador del Conicet, explica que “estaremos privados de la luz solar en el horario de la mañana, lo que es desencadenante de una forma especial de depresión (como sucede en los países escandinavos). Algunos tienen somnolencia o falta de energía. Se está reduciendo el horario de descanso en una sociedad que, ya de por sí, está privada de sueño." La tercer y última categoría la denominamos Tecnologías. Esta abarca todos los nuevos artefactos que tienden a remplazar al reloj y llevarlo a su desaparición. Entendemos por tecnología aquello que resuelve lo que está previsto en su función; es decir, resuelve un problema singular y particular. La tecnología incluye artefactos y procedimientos y se requiere de diversos saberes. Según la cátedra de Martín Parselis, el hombre tiene aptitud técnica, es decir, toma decisiones voluntarias relacionadas con la técnica. Hay un fin que lo motiva al hombre a hacer las cosas de determinada manera. El hombre produce objetos técnicos y estéticos que son artificiales y que comparten un espacio y un tiempo. Estos objetos artificiales modifican, para bien o para mal, el medio ambiente y contribuyen a crear una cultura. Los descubrimientos e invenciones del hombre le dan el verdadero peso a la técnica y a la tecnología.

4


Hoy en día, las personas utilizan distintos artefactos que pueden ser usados para mirar la hora en reemplazo del reloj. Entre los que podemos mencionar, se destacan: GPS, computadoras, notebooks, celulares y palms. Por supuesto que indicar la hora no es la función principal que tienen estos artefactos, pero otorgan ese servicio y el hombre los utiliza permanentemente. Al realizar la investigación para producir el proyecto multimedia pudimos comprobar que la mayoría de la gente joven opta por ver la hora en el celular. Además, el reloj ha ido evolucionando desde su aparición y distintas funciones se incorporaron, haciéndolo cada vez más completo y funcional. Por ejemplo, existen relojes con alarma, GPS, agenda, medición del ritmo cardiaco, calculadora, brújula, etcétera. En definitiva, la tecnología ofrece distintos artefactos que permiten medir el tiempo. Finalmente, llegamos a la última parte del proceso y creamos la segunda matriz. Ubicamos las tres categorías seleccionadas, sociedad de consumo, tiempo y tecnología, y nos dedicamos a producir los nuevos contenidos del blog Muero por un Rolex ya sea utilizando una de las categorías o relacionándolas entre sí. El post Sociedad de Consumo relaciona las categorías sociedad de consumo y tiempo. Creemos que ambos conceptos están estrechamente conectados en la vida del hombre. El tiempo en la sociedad de consumo se agota y pasa a ser un bien más, el cual está sometido a la oferta y la demanda. Por ejemplo, los medios de comunicación compiten por nuestro tiempo, aquel espacio del día en que nosotros lo ocupamos en consumir determinado canal de televisión, sitio de noticias o emisora de radio. El tiempo y el consumo están estrechamente vinculados ya que las personas utilizan sus momentos de ocio para gastar dinero en bienes materiales. Luego decidimos cruzar las categorías de Tiempo y Tecnología. Aquí analizamos los cambios en la precisión de reloj, que ha ido mejorando gracias a la tecnología, y también analizamos que el reloj esta siendo reemplazado por otros artefactos. La relación entre Sociedad de Consumo y Tecnología la establecimos a partir de que la tecnología produce objetos en los que el servicio que otorga queda relegado a una función secundaria, y lo que importa es su función simbólica. Es decir, el objeto se convierte en una herramienta portadora de status y prestigio. Así, creamos un artículo para el blog que vincula aspectos que se desprenden de estas dos categorías. Hoy en día, el mercado ofrece una variedad de bienes que tienen una efectividad similar en el servicio que otorgan pero la diferencia de su valor es abismal debido a características externas. “Lo que se ofrece como completamente nuevo no es más que la representación en formas siempre distintas y algo siempre idéntico; el cambio enmascara un esqueleto en el que es tan poco lo que cambia como en el mismo concepto de beneficio”, afirma Theodor Adorno “La investigación de la comunicación de masas”, de Mauro Wolf. Así, se poseen determinados bienes por el hecho de pertenecer a una determinada clase social.

5


Luego vinculamos las categorías sociedad de consumo y tiempo. Para esto nos enfocamos en el lugar que ocupan los instrumentos de medición del tiempo en la programación de las actividades cotidianas. Con el paso del tiempo el reloj se ha vuelto más preciso lo cual tiene un efecto directo sobre la salud de las personas. Según la psicóloga Paula Mussini, la exigencia de puntualidad y la necesidad de llegar a tiempo afectan al hombre ya que impactan en su organismo y le generan estrés. Esto lo pudimos vincular con uno de los posts antiguos de nuestro blog que trataba sobre el efecto del cambio horario reciente en nuestro país y su estrecha relación con la percepción del tiempo. Por esa razón decidimos no dejarlo como borrador. Además, decidimos dejar tanto el video realizado como proyecto multimedial y el mapa conceptual realizado para la cátedra, ya que ambos contenidos junto al documento pdf y los nuevos articulos elaborados mantienen un mismo hilo conductor y formaron parte del camino que nos llevo a nuestro blog sobre el reloj: mueroporunrolex.blogspot.com.

Jonathan Conde Agustina González Matías Moreno Alejandro Rattenbach Nicolás Toranzo

6

Sociedad de la Comunicacion  

La relacion entre el tiempo, la sociedad de consumo y la tecnologia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you