Issuu on Google+

Religi贸n

1


Introducción

Todo hombre debe tener una religión en especial una que apele a la mente intelectual. Un hombre que falla en respetar los principios religiosos se convierte en un peligro para la sociedad. Aunque no hay duda de que los científicos y psicólogos han ampliado nuestro horizonte intelectual, ellos no han sido capaces de comunicarnos nuestro propósito en la vida, algo que una religión apropiada puede hacer. El hombre debe elegir una religión racional y significativa según su convicción, sin depender de meras creencias, tradiciones, costumbres y teorías. Nadie tiene el derecho de forzarlo a aceptar ninguna religión. Nadie debe explotar la pobreza, el analfabetismo o despertar sentimientos y emociones humanas que inducen a aceptar una religión. La religión debería ser una elección libre. El hombre debe ser libre de elegir su propia religión de acuerdo a su gusto y a su capacidad intelectual. Seguir una religión a ciegas, sin ninguna comprensión; privaría a la religión de su valor espiritual, y al seguidor de su dignidad humana. Los seres humanos tienen la inteligencia y el sentido común para diferenciar entre lo que es correcto y lo incorrecto. Ellos pueden adaptarse según las circunstancias. Por lo tanto, deben elegir la religión que sea adecuada a ellos, y que cumpla con su inteligencia humana. Deben estar debidamente guiados en este sentido y luego darles libremente la oportunidad de decidir, sin coacción alguna.

2


El Camino Medio

Nos introduce a la religión, como un sistema práctico de educación para la cultura mental que fuera revelada al mundo una veintena de siglos atrás; por un maestro completamente iluminado y compasivo. Esta religión también es conocida como "El Camino Medio, es una manera correcta de vida, un sistema ético-filosófico, y una religión de la libertad y la razón." A saber, nos enseña a hacer tres cosas principales: "Mantenerse alejado de las malas acciones, hacer el bien y purificar la mente." Este es un mensaje simple, práctico y significativo, sin embargo, las personas experimentan dificultades a la hora de la puesta en práctica debido a la debilidad inherente al ser humano. La conducta moral del hombre juega un papel muy importante en esta religión. Su gran maestro dijo una vez: "Mi doctrina no es para venir a creer, tan solo por venir, ver y practicar." Anima a la gente a estudiar las enseñanzas totalmente y por lo tanto les permite usar su propio juicio para decidir si deben aceptar las enseñanzas o no. A nadie se le pide que venga a abrazar esta religión, sin tener una comprensión de sus enseñanzas. Ritos y rituales superfluos no tienen un valor real o de importancia religiosa. No hay espacio para creencias y prácticas supersticiosas o doctrinas secretas en esta religión. Todo está abierto a la elección de los seguidores, quienes tienen la libertad de investigar las enseñanzas y formular preguntas cuando lo deseen a fin de aclarar sus dudas. Según el fundador de esta religión, no hay que creer nada sólo porque un gran sabio lo ha incluido, o porque es tradicionalmente aceptado por muchos, uno debe usar el sentido común y la inteligencia y aceptar sólo si vale la pena hacerlo. Esta religión enseña el Noble Óctuple Sendero, que consiste en el Recto Entendimiento, Recto Pensamiento, Recto Lenguaje, Recta Acción, Medios de Vida Correcto, Recto esfuerzo, Atención Correcta y Concentración Correcta. Este único camino medio nos conduce a una vida noble y pacífica. El camino del medio no es un camino metafísico, ni un camino ritual, ni el dogmatismo ni el escepticismo, ni la autocomplacencia ni la auto-mortificación, ni permanencia, ni nihilismo, ni pesimismo, ni optimismo, es un Sendero a la Iluminación, un medio de liberación del sufrimiento. Esta religión no está de acuerdo en que los seres humanos sufren hoy en día a causa de los pecados cometidos por sus antepasados, por el contrario cada persona lleva sus méritos o deméritos de forma individual. El hombre mismo es el único responsable de su propio dolor o dicha. El que sigue el camino medio de la moderación ha de encontrar la verdadera paz y felicidad, y ha de ser capaz de llevar una vida respetable, sin ser un esclavo de los sentidos; con lo cual contribuye a la paz y la armonía del mundo. 3


Sembrar Para Cosechar

Esta religión satisface las aspiraciones más profundas y nobles del hombre y sin embargo es capaz de soportar el estrés y la tensión de la vida cotidiana del hombre, ayudándolo en su contacto con sus semejantes, además de darle un propósito en la vida. No infunde el miedo en la gente. "El Bien engendra el bien y el Mal engendra el mal". "Cada acción tiene su reacción." Estas son leyes universales y esta religión está totalmente de acuerdo a estas leyes, por lo tanto la persona "cosecha lo que siembra." los malos actos son perpetrados por las personas debido a su codicia, ira e ignorancia; tales debilidades sólo pueden ser superadas a través de la auto-realización. El placer y el dolor que la gente experimenta en este mundo no se deben a influencias externas, pero si debido a sus acciones buenas y malas. A pensamientos, palabras y acciones que ellos mismos han cometido, por esta misma razón; esta religión dice: ' Somos el resultado de lo que nosotros éramos, y seremos el resultado de lo que somos. " De acuerdo con esta enseñanza, la causa y el efecto juegan un papel fundamental e importante en nuestras vidas. En un círculo de causa y efecto, una primera causa revelada se convierte en el efecto latente (recompensa) y el efecto manifiesto (retribución) a su vez se convierte en la causa intrínseca.

4


Un Gran Maestro

El fundador de esta insuperable religión, no es un mito, sino un gran Maestro que vivió en este mundo. Nunca trató de presentarse como un ser sobrenatural, sino como un ser humano que se había dado cuenta de la verdad absoluta, es decir, el secreto de la vida y la verdadera causa del sufrimiento y la felicidad. Hoy en día este Maestro; no sólo es honrado por sus cientos de millones de seguidores y devotos, sino también por cada hombre culto e intelectual en todo el mundo. Este noble hombre, el Libertador, el reformador social, demócrata e inspirador, falleció a la edad de ochenta años dejando tras de sí una noble filosofía para ser utilizada por la humanidad, como un medio para la extinción del sufrimiento humano, la miseria, la tensión, el miedo y la preocupación. Esta filosofía permite obtener la felicidad en esta vida y más allá de esta, conllevando a la liberación final de todo sufrimiento humano. Este Gran Maestro consoló a los afligidos por medio de sus palabras de consuelo. Él ayudó a los pobres y desatendidos. Ennoblece la vida de los ilusos y purifica la vida corrompida de los criminales. Alentó a los débiles, unió a los divididos, ilustró al ignorante, aclaró al místico, elevo al siervo y dignifico al noble. Ricos y pobres, santos y criminales lo amaron por igual. Reyes justos y despóticos, príncipes famosos y oscuros y nobles, millonarios generosos y mezquinos, sabios arrogantes y humildes, indigentes, pobres, oprimidos carroñeros, asesinos malvados, cortesanas despreciadas. Todos se beneficiaron de sus palabras, sabiduría y compasión; conduciéndolos a una vida pacífica y noble. Su noble ejemplo fue una fuente de inspiración para todos. Su semblante sereno y tranquilo era de hecho una visión tranquilizadora a los ojos de los hombres en sufrimiento. Su mensaje de paz y tolerancia fue bien recibido por todos con indescriptible alegría y es de beneficio eterno a todos los que tuvimos la fortuna de escuchar y practicar sus enseñanzas. Él mismo con su férrea voluntad, sabiduría profunda, su amor universal, compasión ilimitada, servicio desinteresado, la renuncia histórica, la pureza perfecta, la personalidad magnética, los métodos pacíficos y ejemplares empleados para introducir sus enseñanzas y su éxito final en este sentido; todos estos factores han inspirado a una quinta parte de la población del mundo de hoy, a aclamar a este Maestro y a honrarlo como su Maestro religioso supremo. Este noble Maestro sacrificó a sus placeres mundanos por el bien de la humanidad, que sufre al buscar la Verdad, con el fin de mostrarle el camino de la liberación del sufrimiento. Él visitó a los pobres, mientras que los reyes y los ministros le visitaron a él. Durante cuarenta y cinco años después de manifestar su iluminación, él dedico su vida para iluminar a los seres humanos en el error.

5


Este gran Maestro no temió a ninguno, ni tampoco él inculcó el miedo a alguien. Este es uno de los principios que deberían ser cultivados en este mundo desgarrado por nuestras guerras, donde lo más preciado “la vida” es sacrificada en el altar de la fuerza bruta y donde los armamentos están permanentemente creando miedo, tensión y odio. Él era el científico perfecto en el campo de la vida. Fue el psicólogo perfecto, que fue capaz de analizar la verdadera naturaleza de la mente. Hasta el punto de que su enseñanza es aclamada como la única religión científica. Para los grandes filósofos y pensadores imparciales, él es el Maestro que comprende las condiciones mundanas en su perspectiva apropiada; para los moralistas, él tiene el más alto código de disciplina y él les simboliza la perfección. "Él era el modelo perfecto de todas las virtudes que él predicó." Para los racionalistas es el más liberal, Maestro de mentalidad religiosa que discernió los vejados problemas humanos. Para los librepensadores, él es un maestro religioso que animó a la gente a pensar libremente, sin depender de los dogmas religiosos. Para los agnósticos, él es el hombre más amable, comprensivo y sabio. Fue sin duda el más convincente de todos los Maestros religiosos. Él nunca utilizo la coacción o el miedo, como una forma o medio de ganar conversos. Él introdujo una forma religiosa de vida para las personas religiosas e incluso para aquellas sin el accesorio de una etiqueta religiosa. Él era el humilde servidor de la humanidad, sin inmutarse por la alabanza o la culpa, y sin inmutarse siquiera por la enfermedad más aguda.

6


Paz, Felicidad y Salvación

Este Gran Maestro ha revelado el camino a la paz, la felicidad y la salvación. Su manera de enseñar es liberal, racional, científica y comprensible; encaminada hacia a la iluminación. Hoy en día el mensaje de paz de este gran Maestro universal es más importante que nunca, especialmente en un momento en que los seres humanos se intoxican con la ira, la codicia, los celos, el orgullo y el deseo de dominar el mundo. Este Maestro nació en este mundo para disipar las tinieblas de la ignorancia y para salvar al mundo de sus males. En todo el mundo muchas personas viven sin creer o practicar alguna forma de religión. Sin embargo, si aquellas dedicaran un poco de su tiempo en practicar, estudiar y comprender lo que este Gran Maestro ha enseñado, fácilmente podrían aclarar sus dudas, si las hubiere, y convencerse por ellos mismos; de que esta es la religión que mejor puede contribuir a la felicidad del hombre. Su enseñanza no obstante, si uno cree en él o no; tiene repercusión en todo el mundo. Su mensaje fue dado al mundo sin violencia, ni una sola gota de sangre alguna vez fue derramada jamás en su nombre. Este es un récord notable en la historia del mundo que puede ser impreso en letras de oro. Esta enseñanza ilumina el camino por el cual la humanidad puede cruzar de un mundo de insatisfacción, a un nuevo mundo de luz, amor, paz, felicidad y bienestar. Los veinticinco siglos de enseñanza de este gran Maestro, son bastante fuertes para afrontar cualquier desafío sin marcha atrás o tener necesidad de dar nuevas interpretaciones a sus doctrinas originales. Esta enseñanza puede ser aceptada sin temor a ser contradicha por los logros y descubrimientos científicos modernos. La enseñanza considera la rectitud del ser como uno de los requisitos previos necesarios para la consecución de la salvación. El otro requisito es la sabiduría. La rectitud y la sabiduría también pueden ser comparadas a los ojos y los pies de un hombre. La rectitud es como un vehículo que lleva al hombre a la puerta de la Salvación, pero la llave que abre la puerta es la sabiduría. La verdadera sabiduría no es simplemente creer lo que nos dicen, sino experimentar y entender la verdad y la realidad por nosotros mismos. La sabiduría requiere una mente abierta, objetiva, ausente de fanatismo. El camino budista requiere valor, paciencia, flexibilidad e inteligencia. La sabiduría se desarrolla con la compasión o practica del Bodhisattva “Practica para uno y para los demás”, este el tesoro más preciado de todos, que yace en nuestro corazón y es el que finalmente conduce a la Iluminación a la persona de Fe pura y sincera."

7


Auténtica Felicidad

Los seguidores de esta religión no se consideran como los únicos elegidos que podrán obtener la oportunidad de lograr la Budeidad. Ellos creen que el hombre crea su propio infierno o tierra pura de Buda de acuerdo a su camino de vida y que los sufrimientos del infierno o la realización de la Budeidad puede ser experimentada en esta vida terrenal, en vez de en la vida del más allá, como es comúnmente aceptado. Este Maestro religioso nunca trató de introducir su enseñanza al atemorizar a la gente a través del fuego del infierno o tentándolos con la vida eterna divina, antes bien revelando la verdad. De acuerdo con estas enseñanzas, cualquier persona puede disfrutar del estado de Buda; siempre y cuando asuma el compromiso consigo mismo de esforzarse en llevar un correcto camino de vida. Una tierra pacifica y pura, no está reservada para ser monopolizada por ninguna secta o comunidad religiosa. Debe estar abierta a todo aquel que se conduce en un noble y justo proceder en la vida. La tolerancia, la paciencia y la comprensión son virtudes dignas, todas aquellas; confirmadas por los seguidores de esta religión. La bondad, la compasión y la simpatía hacia los demás no son limitadas exclusivamente a los seres humanos estas se extienden a todos los seres vivos, ya que la destrucción de la vida, ya sea humana o animal, es cruel e injusta, y está en contra de las enseñanzas de esta religión. Esta religión también promueve en sus seguidores el respeto a los seres sintientes y al medioambiente a fin de llevar una vida armoniosa.

8


Camino de Vida

Esta religión es clara, razonable y da respuestas completas a todos los aspectos y circunstancias relevantes de nuestra vida. Proporciona una base sólida para guiar a la humanidad hacia una mejor, positiva y armoniosa calidad de vida. Esta religión no divide a la humanidad en grupos, los "salvados" y los condenados, sino como una religión civilizada y de comprensión, nos enseña como domesticar lo salvaje y refinar lo domesticado. Los seguidores de esta religión no se complacen en la oración de intercesión o de petición. Ellos creen en la importancia del propio esfuerzo y en la eficacia de la acción que lleva a la conquista de uno mismo, autocontrol, auto-purificación, el alivio y la iluminación. El ejercicio correcto de la Ley de causa y efecto en nuestra vida diaria, sirve como un tónico para el corazón y la mente; impactando benéficamente en la persona e influenciando positivamente en su entorno.

9


El Hombre Puede Moldear Su Vida

Esta religión afirma que la mente es la fuerza todopoderosa, creadora y destructora del hombre, y arquitecta de su propio destino. Por lo tanto, el hombre ha de ser capaz de realizar cualquier cosa, si sólo él logra desarrollar y hace uso de su mente correctamente. De hecho esta religión ha sido un faro admirable para guiar a la humanidad hacia la paz, la libertad y la felicidad eterna. Es cierto que el mundo de hoy es acribillado con malentendidos raciales, políticos, religiosos, comunales e ideológicos. Para solucionar estos problemas complejos, la gente debe ejercer el espíritu de benevolencia y tolerancia del uno hacia el otro, y ello puede ser cultivado con la orientación de esta religión que inculca la cooperación ética-moral para el bien común. El hombre debe darse cuenta que para alcanzar la verdadera felicidad y el bienestar de la humanidad el desarrollo espiritual es más importante que el logro del desarrollo material. Él también debe practicar la verdad, el servicio, la caridad y el amor; y de este modo transformar a este mundo en un mejor lugar para vivir y finalmente en una tierra pacifica y pura.

10


Objetividad

Este Maestro declaró a través de su iluminación, que: • La mayor virtud es aquella ganada en la cultivación del amor universal; • La suprema felicidad es la felicidad derivada de la tranquilidad mental; • La verdad absoluta es la verdad adquirida a través de la comprensión de las causas del sufrimiento humano; • La religión más alta es la religión, que enseña la moralidad del desarrollo intelectual y la purificación mental; • La mayor filosofía es la filosofía que introduce un modo de vivir práctico que puede ser seguido sin depender de teorías y meras creencias. Esta religión no obstruye a nadie la lectura y el aprendizaje de las enseñanzas de otras religiones, y no permite ningún lugar para el fanatismo. Un fanático no se permite ser guiado por la razón o incluso por el principio científico de la observación y el análisis. Por lo tanto, el seguidor de esta religión es un hombre libre con una mente abierta y no está subordinado a nadie para su desarrollo espiritual. Si les interesa conocer un poco más de la disciplina religiosa o el código ético moral y el entrenamiento mental de esta religión, usted habrá de remover cualquier anterior malentendido que haya tenido sobre esta religión. Uno no debe juzgar el valor de una religión con tan sólo observar ciertas prácticas llevadas a cabo por algunos seguidores equivocados, en su lugar uno debe intentar siempre, entender las enseñanzas fundamentales de aquella religión.

11


Crédito a la Inteligencia del Hombre

En vez de colocar al hombre y su destino bajo el control arbitrario de un factor externo, haciendo de él un subordinado a un poder supremo, esta religión elevo el estatus de la humanidad y concedió al hombre todo el crédito debido a su inteligencia. Le enseñó a cómo cultivar su potencial humano. Esta religión nos enseña a prestar un servicio desinteresado a los demás. Los seguidores de esta religión se abstienen del mal, no por temor a las represalias de algún ser invisible; pero si debido a la constatación de que el mal provoca sufrimiento a los seres sintientes. Su motivación de hacer el bien en beneficio de los demás, no es para complacer a ningún ser supremo en espera de una recompensa, pero si debido a los sentimientos de compasión de liberarlos del sufrimiento. Aquí, en esta religión se puede encontrar un modo de perfeccionar la bondad y la sabiduría sin la ayuda de ningún poder externo. Cualquiera puede alcanzar la más alta sabiduría y compasión a través de la praxis del Bodhisattva. Usted puede alcanzar la redención sin la ayuda de un redentor. Usted puede obtener la salvación en esta vida en el ejercicio prudente de sus propias facultades, sin esperar a que ello ocurra en la vida del más allá. La religión ha de enseñar al hombre, que aquella está para su servicio y no para servirse de él. El hombre ha de cultivar una religión para su mejora y liberación. Nunca el ejercicio espiritual, habrá de significar que el hombre ha de ser un esclavo de religión alguna.

12


Será esto Factible?

• Sin las ataduras formadas en la mente, podrá ser la vida soportable? • Sin convicción en la inmortalidad, podrá el hombre ser moral? • Sin ayuda de un agente externo, podrá el hombre avanzar hacia la rectitud? • Sin ritos y rituales, podrá el hombre llevar una vida religiosa? •Sin fe y creencias emocionales, podrá el hombre practicar una religión? • Sin atravesar por ciertas penitencias religiosas, podrá el hombre alcanzar su emancipación? • Sin crear el miedo en la mente, podrá el hombre seguir ciertos principios religiosos? • Sin el uso de la fuerza y la amenaza a los demás, se podrá introducir una religión propiamente dicha? • Sin creencias supersticiosas e ideas dogmáticas, en nombre de la religión será posible convencer al pueblo a llevar una vida religiosa? • Puede un hombre inspirar y valorar una religión sin el misticismo, el ocultismo y el oficio de algún líder religioso? "Sí", dijo el fundador de esta religión; estos fines podían ser alcanzados por el servicio, por la pureza, la disciplina y la sabiduría. La realización de la ley de causa-efecto según lo explicado en esta religión aclara y ayuda a resolver los problemas de los sufrimientos humanos, el misterio del destino y la predestinación, y sobre todo la desigualdad de la humanidad. La comprensión de esta ley brinda aliento, esperanza, independencia e ímpetu moral.

13


Religión Moderna

Esta no es una teoría o una religión, tan solo para creer en ella, pero sí; un modo de vivir noble y práctico. Esta es una de las religiones más pretéritas en la historia del hombre, que brindo cultura y mejora a la humanidad, sin embargo es moderna en cada aspecto. Esta aconseja al hombre a no hacerse un esclavo de ningún poder externo, más bien a que cultive el propio potencial oculto de sí mismo y el uso del esfuerzo propio e inteligencia para resolver los problemas. Tiene todas las cualidades requeridas de una religión racional que cabe en el mundo presente y futuro. Es racional, progresiva y flexible. Es benéfica para todo aquel que la estudia y comprende el valor de esta religión para el mundo moderno. Es reconocida por ser más científica que la ciencia y más progresista que todos los elementos progresistas en el campo espiritual. Es el medio más eficaz para ser utilizado en el mantenimiento de la paz mundial, armonía y compresión entre las personas.

14


Sin Distinción

Esta es la religión que, por primera vez en la historia mundial, se rebeló contra el degradante sistema de castas y enseñó la igualdad del género humano sin distinción alguna, brindo igualdad de oportunidades para que todos despunten en todos los ámbitos de la vida. Esta fue también la religión que primero vez ofreció libertad a las mujeres, alentándolas a estudiar y practicar una religión que concede equidad social. El Gran Maestro declaro que las puertas del éxito y la prosperidad estaban abiertas a todos, en todas las condiciones de vida, ya sea alta o baja, santo o criminal; a todo aquel que se esforzara en buscar y aspirar a la iluminación. Él no forzó a sus seguidores a ser esclavos a él o a sus enseñanzas, pero si les concedió una total libertad de pensamiento y de investigación de modo que ellos pudieran obtener confianza en sí mismos. Esta religión estructura al ser vivo en mente y materia, las cuales se hallan en un estado de cambio constante, no permaneciendo iguales durante dos momentos consecutivos. Mente y materia surgen y perecen en continuos ciclos. Por lo tanto nada permanecerá permanentemente en este mundo o en otra parte en el universo. Debido a que todo lo que existe en cualquier ámbito del universo no es más que una combinación de elementos y energías, es absolutamente natural que estas cosas algún día se desintegren y las formaciones desaparezcan totalmente. Esta religión también nos enseña que cada elemento o factor existente está sujeto a cambios y conflictos debido a las condiciones mundanas o leyes universales. Los principios observados por esta religión no son mandamientos. Siguiendo los principios de abstenerse de matar, robar, conducta sexual lasciva, mentir e ingerir tóxicos, aquellos seguidores podrán purificarse y capacitar a otros a vivir en paz.

15


Mi Intención

Mi intención con la publicación de esta serie de artículos no es el de convertir a otros a mi fe, antes bien dilucidar sobre como buscar la paz y la felicidad, y practicar nuestras propias convicciones religiosas sin subyugarnos a una fe ciega. Animo a cada persona a practicar correctamente su propia religión, si en aquella encuentran verdad, paz, felicidad, sabiduría y salvación. Mi intención es que las personas lleven una vida religiosa respetable sin que ello connote un abuso a su dignidad humana. Como discípulo a este ‘Gran Maestro’, aclaro que esta religión puede ser la respuesta a muchos de sus problemas religiosos, espirituales y humanos, ella puede vivificar a su pensamiento sobre asuntos religiosos y filosóficos; ella también puede ayudarle a entender el modo de vivir y la herencia cultural de Asia. Usted podrá encontrar guía espiritual en esta religión para las necesidades de un mundo moderno. Esta religión brinda al mundo un nuevo espíritu, una nueva esperanza, un nuevo camino, la verdad revelada tanto en el pasado, presente y futuro. La gran religión que he citado a lo largo de esta serie es el "Budismo" y su fundador imperecedero "El Buda Shakyamuni". Independientemente de cuál pueda ser su propósito, le invito a tomar un acercamiento a esta religión y a los ideales del fundador. Los que la practicamos con el cuerpo, la boca y el corazón, estaremos listos a ayudarle en su búsqueda de la verdad. Mientras tanto, sea imparcial, evite los prejuicios religiosos, y persista en su búsqueda de hallar la Verdad Última.

Por: Yō kō, Novicio, Nichiren Shu; Del Templo Hokkekyo. (Fin)

16


La religión del futuro será una religión cósmica. Deberá trascender la idea de un Dios que existe como persona y evitar el dogma y la teología. Abarcando tanto lo natural como lo espiritual, deberá fundarse en un sentido religioso nacido de la experiencia de todas las cosas, naturales y espirituales, consideradas un conjunto con sentido. El Budismo corresponde a esta descripción. Si existe una religión que podría estar en concordancia con los imperativos de la ciencia moderna, esa religión es el Budismo. El Budismo tiene las características de lo que cabría esperar para una religión cósmica del futuro: trasciende un Dios personal, evita los dogmas y la teología; abarca tanto lo natural como lo espiritual y se basa en un sentido religioso que surge de la experiencia de todas las cosas, naturales y espirituales, como una unidad significativa.

Albert Einstein, “The Human Side”.

http://www.nichirensangha.info/

Namu Myōhō Renge Kyō 17


Religión