Issuu on Google+

tenido acceso a la escuela y la tasa de alfabetización de adultos en los países en desarrollo se ha incrementado notablemente. El caso de África subsahariana es clarificador. Pese a registrar aún cifras bastante bajas, es una de las regiones en las que se ha notado una importante mejoría: entre 1999 y 2008 el número de matriculaciones pasó del 58% al 76%.

FOTOS: GETTY IMAGES

Otro de los grandes problemas a los que se enfrenta la Universalización de la Educación es el abandono de la escuela. Por eso es tan importante que las iniciativas de concienciación llevadas a cabo por las ONG y los organismos gubernamentales hayan logrado que el número de niños que no finalizan sus estudios decreciera de 106 millones, en 1999, a 69 en 2008 (de los que 31 millones están en África Subsahariana), según el Informe 2010 de los Objetivos del Milenio, publicado por la ONU. YO DONA ha puesto nombre y apellidos a la ayuda a los países en vías de desarrollo. Es el caso de Raquel Mason, una madrileña que decidió crear en Calcuta la ONG Aksy, para promover en aquel país la educación y la lucha por una mayor calidad de vida. O el de la organización Bangladesí ASD (Assistance for Slum Dwellers) que fundó, en noviembre de 2006, los Happy Homes en Dhaka, Bangladesh, por cuyas calles vagan más de 300.000 niños despojados de sus derechos básicos. ASD puso en marcha un hogar seguro para niñas (las más desprotegidas) donde, entre otras cosas, tuvieran el acceso a la educación. Hoy, 575 pequeñas han vivido en los Happy Homes y más de 25.000 se han beneficiado de sus programas educativos y sanitarios. Además, YO DONA ha dado voz a las campañas y acciones que durante el año han querido remover conciencias dentro de nuestras fronteras. En mayo, en una entrevista concedida a la revista, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, señalaba orgulloso que actualmente el 60% de los alumnos universitarios son mujeres y hacía un llamamiento al conjunto de los ciudadanos porque «los problemas de la formación no sólo se resuelven en el ámbito escolar sino que es toda la sociedad quien educa: el cine, la televisión, los padres...». En junio, FETE-UGT, en colaboración con el (por entonces en activo) Ministerio de Igualdad y el Instituto de la Mujer, apostó por promover el respeto entre géneros a través de la campaña Educando en Igualdad: «La idea es llegar al alumnado con materiales didácticos y una web de apoyo para que pongan en práctica en la escuela recursos con la finalidad de que la igualdad sea real», comentaba entonces Luz Martínez, secretaria de Políticas Sociales de FETE-UGT. En septiembre, se hizo público que la campaña 1 Gol por la Educación había reunido 15 millones de firmas para que la comunidad internacional pueda construir escuelas en las áreas pobres del globo, exigiendo, además, mayor compromiso de los países donantes. Desde Unicef, Mª del Carmen Sáez hace un balance positivo: «Está aumentando tanto el acceso como la escolarización y finalización de los estudios, especialmente de las niñas. La educación de las mujeres genera un doble beneficio porque favorece que puedan cuidar mejor de sí mismas, de sus hijos y que vean la importancia de alfabetizarles». _ por Natalia G. Hermosín


DN296_2ENE - DONA 164 - INFO - pag 81