Issuu on Google+

Revista

Primaveral Febrero de 2012- Aテアo I Ediciテウn N: I

Bellezas de Falcテウn

SILVERIO UN BURRO CO N SUEテ前S


Editorial Comenzamos nuestra primera edición llenos de emoción, ya que comienza un nuevo ciclo, una nueva forma de animar y entretener a nuestros lectores, y que de mejor manera que con algo diferente que es lo que en nuestra revista denominada primaveral les ofrecemos. Para nadie es un secreto que Venezuela y en esta oportunidad Falcón es un estado que posee diversidad de bellezas naturales, pues en este caso nos enfocamos en un cuento, dejando ver lo maravilloso de los pueblos y uno de los parques mas importante de Venezuela el cual son los médanos, dejándolo evidente en un sueño de nuestro hoy protagonista, “El Burrito Silverio”. Viajar por Falcón es una experiencia gratificante, llena de contraste y de gente amable que hacen sentir al de afuera como en su casa. Finalmente nos queda decirles que disfruten de lo que en esta revista les brindamos y estaremos llevando cada edición a ustedes, nuestros queridos y respetados lectores, mensualmente. Director (es), diseño. Aguilar Wilfredo Colina Edelveis García María Morales Sujeidy Mosquera Cristina


Contenido Prologo Pรกg. 3

Presentaciรณn del cuento El burro Silverio Pรกg. 5 a la 17

Moraleja Pรกg. 18


Prologo Los cuentos narrativos se conoce por medio de los conocimientos previos como un medio o tipo de narración que puede ser real.., o ficticio, aunque en mucha de la ocasiones en las que se recurre a cualquier obra literaria, se puede apreciar que no todas poseen una sola característica en particular si no que además, se encuentran en muchas de estas interacciones las dos combinadas con una doble intención que ha sido enmarcada por el autor al que pertenece la obra, sin embargo no solo existen estas únicas formas para atrapar a dichos lectores, también existen otros factores que inciden para facilitar el objetivo, por ejemplo:

el tipo del lenguaje, la sensibilidad, el

simbolismo y otros recursos pueden suministrar al lector información acerca del autor para conocer las intenciones emanadas por el mismo, cabe destacar que tal es el caso de “Silverio”, un burro al que su condición de ser animal no le impidió perseguir un sueño, una aventura, se puede apreciar por medios de sus actos impulsivos que para el, no existía la palabra rendirse, no importaron los recursos, su condición de animal, no importo el tiempo, no importaron los obstáculos si no el querer, el poder con todas las adversidades posibles que puedan presentarse, es una combinación perfecta que ha llevado a los integrantes de este trabajo, a conocer cual es la postura de muchos ante los obstáculos, a veces las personas se rinden antes estas dificultades pero mientras ellos se rinden otros siguen luchando, se hacen


mas fuertes y terminan logrando su objetivo ya que gracias a la existencia han acabado con el agotamiento principal precursor de nuestros fracasos, Silverio protagonista de dicha obra literaria, minuciosamente nos enseña la importancia de la tenacidad, de continuar aun cuando ya todo parezca perdido y ser capaces de resistir donde ya otros han renunciado, la perseverancia implica “ rebotar del fracaso y de intentar una y otra vez hasta que se obtenga el éxito, implica que tenemos que ser capaces de caernos siete veces y levantarnos ocho, si un animal fue capaz de hacerlo porque no nosotros que poseemos muchos mas recursos que nos permiten lograr nuestros objetivo….?? Quizás porque no conocemos la importancia de la perseverancia, y he aquí un cuento narrativo que nos inspira y nos motiva a seguir luchando por lo que queremos…


Un sueño hecho realidad “el burrito Silverio” Había una vez un burrito llamado Silverio que vivía en el pueblo de urumaco. Silverio solía pasear todos los días desde muy temprano por la sabana que rodeaba el pueblo.

6


En sus continuos paseos encontraba siempre los mismo animalitos y conversaba con ellos de los quehaceres diarios que realizaba ordenados por su dueĂąo, Silverio miraba a su alrededor y siempre veĂ­a lo mismo y por tanto aburrimiento se cansaba.

7


De regreso a su casa escucho unas voces a lo lejos, se fue acercando poco a poco muy sigilosamente para no ser visto. Escucho una conversación de unos jóvenes que estaban acampando a la orilla del rio de “chalo” en esa localidad, Silverio poniendo mucha atención a todo lo que hablaban estos jóvenes sobre una ciudad llamada coro, de todas las bellezas que habían en ella, de sus calles de sus casas, de la cantidad de carros que circulaban en la ciudad, de la gente que día a día salía de sus casas a caminar por sus alrededores en ocasiones a disfrutar de sus propios recursos qu que e sirven de turismo en la misma, entonces el burrito Silverio sintió la curiosidad de conocer a la ciudad de coro.

8


Al día siguiente se levanto muy temprano y decidió realizar su aventura, emprendió su viaje, pero al momento de comenzar a caminar y caminar no se imaginaba que fuese tan lejos, llegando a la población de cabecera se sintió un poco cansado.

9


Silverio era observado por una señora que noto su cansancio. Acercándose a él, le ofreció agua. Silverio que estaba muy cansado y sediento agradeció desde lo mas profundo de su ser el gesto de la señora.

10


El burrito Silverio continúo su caminata y se consigue en ella con un zorrillo que le pregunta ¿burrito hacia donde te diriges? El burrito Silverio le contesta “v “voy oy a conocer a la ciudad de coro donde brilla el sol naciente.”

11


Contestando esto el burrito Silverio continua su camino llegando a la poblaciĂłn de sabaneta y sintiĂŠndose

Sediento y hambriento observa con alegrĂ­a un rio con hierva a su alrededor del cual toma y come.

Luego de sentirse lleno o mejor dicho satisfecho y con menos cansancio sigue su camino. 12


Aproximadamente en el sector san Agustín, observa gran cantidad de casas juntas y comento para si mismo con mucha alegría y entusiasmo.

¡Estoy en el país de las mujeres ¡ los habitantes de la localidad lo observaban con mucha curiosidad como que si notaran la alegría en su rostro y a la vez se preguntaban ¿Qué hará ese burrito por acá?!

13


Silverio haciendo caso omiso continuo su camino y llegando a la ciudad de coro, observaba con admiración todo lo que había escuchado de la conversación de aquellos jóvenes. Pero el burrito sentía una curiosidad mucho mayor y decidió seguir adelante, la mayor impresión que se lleva el burrito es cuando llega a los médanos de coro, en donde observaba con asombro la cantidad de tierra que allí se encontraba y la belleza que esto para el era increíble…

14


El burrito Silverio sintiéndose muy cansado decidió echarse y comenzó a extrañar a su dueño quien no lo desatendía y a sus amigos con los cuales siempre compartía, y a la sabana en la cual comía y solía pasear todos los días.

15


Entonces decidió regresar pero el pobre burrito no tenia la suficiente fuerza ni voluntad para recorrer de nuevo el largo camino y le pedía a dios que lo ayudara porque se sentía solo y desprotegido en la ciudad. Para la sorpresa de Silverio, pasa un conocido de su amo en un camión lo ve y se detiene y es allí donde sin muchas ordenanzas Silverio toma la cola.

16


El buen hombre lo conduce hasta la poblaci贸n de cabecera, y el burrito se baja para continuar su camino de regreso hacia urumaco.

17


Al fin llego Silverio a urumaco sentía una gran emoción, relinchaba de alegría de estar de estar de nuevo en su sabana, de pronto se acerco un conejo y le pregunta. ¿De donde vienes burrito?_ ¿Porque estas tan contento relinchando de emoción? El burrito Silverio le contesta con alegría y sonriente, vengo de realizar mis sueño pero me siento aun mas contento porque al fin llegue a mi tierra querida para volver a estar con ustedes mis buenos amigos que tanto los extrañaba.

18


Moraleja:: jamĂĄs dejes de perseguir tus sueĂąos, ten siempre en cuenta que todo tiene un sacrificio como el que hizo Silverio, pero a la final bien vale la pena para que aprendes a valorar las cosas y no las pierdas en un momento por causa del desanimo o por no haber tomado el riesgo de desafiar al futuro, recuerda que el que no se arriesga no gana en la vida vida.

19


revista primaveral